Anda di halaman 1dari 3

SELECCIÓN DE MATERIALES

INFORMME
Néstor Jamil Mora Rendón
Facultad de Ingeniería en Mecánica y Ciencias de la Producción (FIMCP)
Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL)
Guayaquil – Ecuador
nesjamor@espol.edu.ec

CORROSIÓN

RESUMEN

El presente informe tiene como objeto la organización y comprensión del material


brindado en clases el día de la práctica de corrosión galvánica, donde se analizaron
diferentes materiales como acero, aluminio, magnesio y cobre los cuales sumergidos en
un medio electrolítico se observaba que cuando se conectaban a un voltímetro, estos nos
arrojaban diferentes valores en mili voltios. Re realizaron tres experimentos en donde se
colocaron estos metales en diferentes medios electrolíticos como son el agua con sal y
un limón común, para analizar su potencial eléctrico, el cual con la serie galvánica se
pudo predecir no con exactitud, debido a la falta de tiempo, pero con una gran
aproximación el valor de estos.

OBJETIVOS

El objetivo de la práctica de laboratorio que se propone es estudiar el proceso de


Corrosión que tiene lugar en diferentes metales o aleaciones parcialmente sumergidos
En una disolución durante un período de tiempo.

INTRODUCCIÓN

La corrosión galvánica es un proceso electroquímico en el que un metal se corroe al


estar en contacto directo con un tipo diferente de metal (más noble) y ambos metales se
encuentran inmersos en un electrolito o medio húmedo. Por el contrario, una reacción
galvánica se aprovecha en baterías y pilas para generar una corriente eléctrica de cierto
voltaje. Un ejemplo común es la pila de carbono-zinc donde el zinc se corroe
preferentemente para producir una corriente. La batería de limón es otro ejemplo
sencillo de cómo los metales diferentes reaccionan para producir una corriente eléctrica.

Cuando dos o más diferentes tipos de metal entran en contacto en presencia de un


electrolito, se forma una celda galvánica porque metales diferentes tienen diferentes
potenciales de electrodo o de reducción. El electrolito suministra el medio que hace
posible la migración de iones por lo cual los iones metálicos en disolución pueden
moverse desde el ánodo al cátodo. Esto lleva a la corrosión del metal anódico (el que
tienen menor potencial de reducción) más rápidamente que de otro modo; a la vez, la
corrosión del metal catódico (el que tiene mayor potencial de reducción) se retrasa hasta
el punto de detenerse. La presencia de electrolitos y un camino conductor entre los dos
metales puede causar una corrosión en un metal que, de forma aislada, no se habría
oxidado.
Los metales (incluidas las aleaciones) pueden ser ordenados en una serie galvánica que
representa el potencial que desarrollan en un electrolito dado frente a un electrodo
patrón de referencia. La posición relativa de los dos metales en esta serie da una buena
indicación de qué metal de la pareja es más probable que sufra corrosión con mayor
rapidez. Sin embargo, otros factores como la aireación y el caudal de agua pueden
influir considerablemente en el proceso.

Serie galvánica.
Esta figura presenta los materiales más comunes en la escala de la serie galvánica, faltan
muchas de las aleaciones pero con esta, fue suficiente el análisis en el laboratorio.

METODOLOGÍA

En la práctica se tenían los metales cobre, magnesio y acero los cuales fueron colocados
en un medio electrolítico para observar su reacción mediante un puente voltaico, que en
este caso es nuestro voltímetro, el cual nos da la lectura del potencial entre los dos
metales a los cuales analizamos en dos electrolitos, el limón y agua con sal.
Primero, con un clavo de acero y un cable de cobre fueron incrustados en el limón el
cual funciona como un medio electrolítico por lo que se generara una corrosión
galvánica en uno de estos materiales, esto se aprecia gracias a la diferencia de potencial
mostrada en el voltímetro.
Segundo, se llenó un vaso con agua y se le añadió sal para que sea un medio
electrolítico más fuerte, se colocaron los metales, una plaquita de acero y una plaquita
de cobre para así tomar sus valores en el voltímetro, lijando la parte en donde se
colocara los conectores del voltímetro para mejorar su contacto.
Tercero, en el mismo vaso de agua se colocó el cobre pero esta vez con el magnesio
para observar su potencial eléctrico, para de última parte predecir el potencial cuando se
coloca el cobre, acero y magnesio juntos mediante la serie galvánica.
ANALISIS DE RESULTADOS

En el primer experimento con el cobre, el clavo se acero y el limón como medio


electrolítico nos dio un resultado en el voltímetro de -450mV esto se debe a que el borne
positivo del voltímetro siempre se lo conecta al ánodo que es de donde se desprenden
los electrones viajando hacia el cátodo.
En el segundo experimento donde tenemos el cobre, el acero y el agua de sal como
medio electrolítico el valor medido en el voltímetro nos dio -215mV el cual nos sirve de
referencia para calcular el valor del potencial del cobre, acero-magnesio.
En el tercer experimento con el cobre, magnesio y el agua de sal como medio
electrolítico se pudo observar en el voltímetro una lectura de -1365mV el cual junto con
el valor obtenido en la segunda parte se puede predecir el potencial del cobre con el
acero-magnesio, que sería -1150mV de acuerdo a la serie galvánica. Este valor no se
comprobó por la falta de tiempo.
Cabe recalcar que se coloca el magnesio con el acero porque este es un metal menos
noble el cual va a evitar la rápida corrosión en el acero, este procedimiento se usa en la
industria para evitar el deterioro por corrosión de muchas estructuras.

CONCLUSIONES

 La corrosión es un evento inevitable en la vida por lo que no se puede evitar


pero existen muchos métodos para retrasar su proceso, uno de ellos es el que se
realizó en la práctica denominado protección catódica.
 En la práctica se descubrió que el potencial entre dos metales va a depender de
en qué medio electrolítico se encuentre.

RECOMENDACIONES

Recomendaciones para la protección de metales en medios electrolíticos.


 Una manera es aislar eléctricamente los dos metales entre sí.
 Otra forma es mantener a los metales secos y / o protegidos de los compuestos
iónicos (sales, ácidos, bases).
 Revestir los dos materiales y, si no es posible cubrir ambos, el revestimiento se
aplicará al más noble, el material con mayor potencial de reducción.
 También es posible elegir dos metales que tengan potenciales similares.
 Las técnicas de galvanoplastia o recubrimiento electrolítico con otro metal
(chapado) también puede ser una solución.
 La protección catódica mediante ánodos de sacrificio: Se conecta el metal que
queremos proteger con una barra de otro metal más activo, que se oxidará
preferentemente, protegiendo al primer metal.