Anda di halaman 1dari 16

COMENTARIOS

Infecciones del tracto urinario: epidemiología,


mecanismos de opciones y tratamiento de infecciones

Ana L. Flores-Mireles *, Jennifer N. Walker *, Michael J. Caparon y Scott Hultgren

Resumen | infecciones del tracto urinario (ITU) son un grave problema de salud pública y son causadas por una variedad de patógenos,

pero con mayor frecuencia por Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Proteus mirabilis, Enterococcus faecalis y Staphylococcus

saprophyticus. las tasas de recurrencia alta y creciente resistencia a los antibióticos entre los patógenos urinarios amenazan con aumentar

en gran medida la carga económica de estas infecciones. En esta revisión, se discute cómo los estudios de ciencia básica se elucidar los

detalles moleculares de la interferencia que se produce en la interfase huésped-patógeno, así como las consecuencias de estas

interacciones para la fisiopatología de las infecciones urinarias. También describe los esfuerzos actuales para traducir este conocimiento

en nuevos tratamientos clínicos para infecciones del tracto urinario.

infecciones del tracto urinario (ITU) son algunas de las infecciones bacterianas más dispositivos 8,9. En los Estados Unidos, el 70-80% de las infecciones urinarias
pielonefritis
Una infección de riñón caracterizada por comunes, que afecta a 150 millones de perso- ples cada año en todo el mundo 1. En complicadas son atribuibles a catéteres permanentes 10, cuenta- ing de 1 millón de
síntomas de cistitis con fiebre adicional, 2007, sólo en los Estados Unidos, había un estimado de 10,5 millones de visitas al casos por año 4. Infecciones del tracto urinario asociada al catéter (ITUAC) se asocia
dolor en el costado, la ternura
consultorio para los síntomas de infección del tracto urinario (que constituyen el con una mayor morbilidad y mortalidad, y son colectivamente la causa más común
costovertebral-ángulo, náuseas y
0,9% de todas las visitas ambulatorias) y 2-3 millones de visitas al servicio de de infecciones del torrente sanguíneo secundarias. Los factores de riesgo para
vómitos.
urgencias 2-4. desarrollar una infección urinaria incluyen cateterización prolongada, el sexo

En la actualidad, los costes sociales de estas infecciones, INCLUYENDO costos del femenino, la edad avanzada y la diabetes 11.
Cistitis cuidado de la salud y el tiempo perdido de trabajo, son de aproximadamente US $
Una infección de la vejiga con síntomas
3,5 mil millones por año en los Estados Unidos solamente. Las infecciones urinarias Infecciones del tracto urinario son causadas por bacterias positivas
que la acompañan de disuria (dolor al
son una causa importante de morbilidad en los bebés varones, hombres mayores y Gram-negativos y Gram, así como por ciertos hongos ( HIGO. 1). El agente
orinar), dolor (particularmente
suprapúbica), frecuencia urinaria, urgencia mujeres de todas las edades. secuelas graves incluyen recidivas frecuentes, pielonefritis causal más común tanto para las IU no complicadas y complicadas es
urinaria y hematuria (sangre en la orina). con sepsis, daño renal en niños pequeños, parto prematuro y complicaciones uropatogénica Escherichia coli ( UPEC). Para los agentes implicados en las
causadas por el uso microbiana contra frecuente, tales como resistencia a los infecciones urinarias sin complicaciones, UPEC es seguido en la prevalencia
antibióticos de alto nivel y Clostridium difficile colitis. por Klebsiella pneumoniae, saprophyticus Staphylococcus, Enterococcus
faecalis, el grupo B Streptococcus ( GBS), Proteus mirabilis, Pseudomonas
aeruginosa, Staphylococcus aureus y
Clínicamente, las infecciones urinarias se clasifican como sencillo o
complicado. Infecciones del tracto urinario sin complicaciones normalmente Candida spp. 3,6,12,13 ( HIGO. 1). Para las infecciones urinarias complicadas, el orden
afecta Los individuos que son por lo demás sanos y no tienen anomalías del de prevalencia para agentes causantes, siguiendo UPEC como más común, es
Departamento de Microbiología Molecular y
tracto urinario turales o neurológicos tructuras 5,6; estas infecciones se diferencian Enterococcus  spp., K. pneumoniae, Candida  spp., S. aureus, P. mirabilis, P.
el Centro de Investigación de Enfermedades
Infecciosas de la Mujer, Facultad de en IU bajas ( cistitis) aeruginosa y GBS 9,14-16 ( HIGO. 1).
Medicina, Universidad de Washington Box y las infecciones urinarias superior (pielonefritis) 5,7. Varios factores de riesgo están
8230, 660 Sur Avenida Euclides, St. Louis, asociados con la cistitis, incluyendo el sexo femenino, una infección urinaria antes, Los pacientes que sufren de una IU sintomática son comúnmente
Missouri 63110 a 1.093, EE.UU..
la actividad sexual, infección vaginal, la diabetes, la obesidad y la susceptibilidad tratados con antibióticos; estos tratamientos pueden dar lugar a la
genética 3,7. Infecciones del tracto urinario complicadas se definen como infecciones alteración a largo plazo de la biota micro- normal de la vagina y el tracto
* Estos autores contribuyeron del tracto urinario asociada con factores que compro- mise el tracto urinario o la gastrointestinal y en el desarrollo de microorganismos resistentes a
igualmente a este trabajo. defensa del huésped, incluyendo la obstrucción urinaria, retención urinaria causada múltiples fármacos 17.
Correspondencia a SJH e-mail:
por enfermedad neurológica, la inmunosupresión, insuficiencia renal, plantación La disponibilidad de nichos que ya no se llena por la microbiota alterada puede

trans- renal, el embarazo y la presencia de DBO extranjera IES tales como cálculos, aumentar el riesgo de colonización por patógenos urinarios resistentes a múltiples
hultgren@wusm.wustl.edu
doi: 10.1038 / nrmicro3432 Publicado en línea el
catéteres permanentes o de otro tipo de drenaje fármacos. Es importante destacar que la 'era dorada' de los antibióticos está

8 de abril de el año 2015 disminuyendo, y la necesidad

Nature Reviews | MICROBIOLOGÍA Volumen 13 | De mayo de 2015 | 269

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados


COMENTARIOS

IU no complicada IU complicada

3% 2% 1% 1%

1%

2% 2% 3%
7%
2%
5%
UPEC

6% K. pneumoniae
S. saprophyticus

6% Enterococcus spp. GBS 11%

P. mirabilis
P. aeruginosa 8% sesenta y cinco%

S. aureus
75%
Candida spp.

Factores de riesgo Factores de riesgo


• Genero femenino • catéteres permanentes
• La edad avanzada • inmunosupresión
• edad más temprana • anomalías del tracto urinario
• exposición a los antibióticos

Figura 1 | Epidemiología de las infecciones del tracto urinario. Infecciones del tracto urinario (ITU) son causadas por una amplia gama de patógenos, incluyendo bacterias
Nature Reviews | Microbiología
Gram-negativas y Gram-positivas, así como hongos. Infecciones del tracto urinario sin complicaciones suele afectar a las mujeres, niños y pacientes de edad avanzada que son
por lo demás sanos. ITU complicados son por lo general asociada con catéteres permanentes, anomalías del tracto urinario, la inmunosupresión o exposición a los antibióticos. El
agente causal más común tanto para las IU no complicadas y complicadas es uropatogénica Escherichia coli ( UPEC). Para infecciones del tracto urinario sin complicaciones, otros
agentes causales son (en orden de prevalencia) Klebsiella pneumoniae, saprophyticus Staphylococcus, Enterococcus faecalis,

el grupo B Streptococcus ( GBS), Proteus mirabilis, Pseudomonas aeruginosa, Staphylococcus aureus y Candida  spp. Para complicado UTIs, los otros agentes
causales son (en orden de prevalencia) Enterococcus  spp., K. pneumoniae, Candida  spp.,
S. aureus, P. mirabilis, P. aeruginosa y el SGB.

para los tratamientos diseñados racionalmente y alternativas tanto, es cada la vejiga, las consecuencias de interacciones huésped-patógeno complejos
vez mayor. Estudios recientes han utilizado la secuenciación de ARN para en última instancia, determinar si uropatógenos tienen éxito en la
analizar directamente uropatógenos de la orina de las mujeres que colonización o eliminados.
experimentan IU sintomáticas. Estos estudios, junto con la ciencia básica y la adhesinas bacterianas Múltiples reconocen los receptores en el epitelio
mejora de los modelos ani- mal, han sido cruciales en lo que nos permite de la vejiga (también conocido como el Lium uroepithe-) y median la
Deben conocerse los detalles moleculares de cómo se adhieren colonización ( TABLA 1). Uropatógenos tales como UPEC sobreviven al invadir
uropatógenos, colonizar y adaptarse al entorno de la vejiga nutricionalmente el epitelio de la vejiga, produciendo toxinas y proteasas para liberar entos
limitada; evadir la vigilancia inmune; y persistir y difundir en el tracto urinario. nutrición de las células huésped, y la síntesis de sideróforos para obtener
Por lo tanto, estos estudios han revelado factores de virulencia clave que hierro ( HIGO. 2; TABLA 1). Al multiplicar y exceso procedente de vigilancia
pueden ser geted Tar para prevenir y contrarrestar los mecanismos inmune del huésped, los uropatógenos pueden ascender posteriormente a
patogénicos que son importantes en las infecciones urinarias 7,17,18. En esta los riñones, de nuevo a través de la fijación adhesinas o pili para colonizar el
revisión, se discuten los mecanismos moleculares de la patogénesis durante epitelio renal y luego producir toxinas que dañan los tejidos ( HIGO. 2; TABLA 1).
vejiga e infección de riñón, comparando y contrastando los factores de
virulencia utilizados por los principales uropatógenos UPEC, K. pneumoniae, P.
mirabilis, En consecuencia, los uropatógenos son capaces de cruzar la barrera
epitelial tubular para acceder al torrente sanguíneo, iniciando la bacteriemia.

E. faecalis y P. aeruginosa. Además, se discuten los tratamientos actuales Los uropatógenos causantes de infecciones del tracto urinario sin

antibióticos, resistencia a antibióticos, meca- nismos nuevas terapias de complicaciones, incluyendo la UPEC, K. pneumoniae y S. saprophyticus,

combinación y futuro tera- intervenciones de tics que utilizan vacunas y tienen la capacidad de unirse directamente al epitelio de la vejiga, que se
moléculas pequeñas para apuntar factores de virulencia. compone de las células paraguas (también conocidas como células de faceta
superficiales), células intermedias y células basales 19 ( TABLA 1). UPEC y K.
pneumoniae unirse a uroplaquinas, que son los principales componentes
La adherencia y la colonización proteicos de la membrana apical de células paraguas 19 y que forman una matriz
La adherencia es un evento clave de iniciar cada paso en UTI cristalina proteger el tejido de la vejiga de mamífero de los agentes
patogénesis. A UTI comienza típicamente con la contaminación perjudiciales en la orina 20. Además de uroplaquinas, α 3 β 1 integrinas, que se
periuretral por un uropatógeno que residen en el intestino, seguido por expresan en la superficie de células uroepiteliales, también pueden servir como
la colonización de la uretra y la posterior migración del patógeno a la receptores para UPEC 21. Por el contrario, se inician las infecciones urinarias
vejiga, un evento que requiere apéndices tales como flagelos y pili ( HIGO. complicadas
2). En

270 | De mayo de 2015 | VOLUMEN 13 www.nature.com/reviews/micro

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados


COMENTARIOS

un Aorta abdominal

Vena cava inferior

Arteria
renal 11 bacteriemia

Anfitrión daño tisular


10 por toxinas
bacterianas
Vena
renal
La colonización de los
9
riñones

Riñón

Uréter

8 Ascensión a los riñones

El daño epitelial por


7 toxinas bacterianas y
proteasas
Vejiga
segundo
6 formación de película Bio

la multiplicación bacteriana y la
Bio fi lm 5 subversión del sistema inmunológico

4 La infiltración de neutrófilos
neutrófilos

fibrinógeno

La colonización y la En respuesta inflamatoria en la


invasión de la vejiga, vejiga y fi acumulación
3
mediada por pili y fibrinógeno en el catéter
Uretra
adhesinas

bacterias
Catéter
uropatogénicas
urinario
La colonización de la uretra y la
2
migración a la vejiga

La contaminación de la zona
1 periuretral con un patógeno urinario
en el intestino

Figura 2 | Patogénesis de las infecciones del tracto urinario. a |  infecciones del tracto urinario no complicadas (UTI) comienzan cuando
Nature uropatógenos
Reviews que residen en el
| Microbiología
intestino contaminan la zona periuretral (paso 1) y son capaces de colonizar la uretra. migración subsiguiente a la vejiga (paso 2) y la expresión de pili y adhesinas resultados
en la colonización e invasión de las células paraguas superficiales (paso 3). Anfitrión respuestas inflamatorias, incluyendo la infiltración de neutrófilos (paso 4), comienza a
desaparecer, las bacterias extracelulares. Algunas bacterias evadir el sistema inmune, ya sea a través de la invasión de células huésped o a través de cambios morfológicos
que dan como resultado resistencia a los neutrófilos, y estas bacterias se someten a la multiplicación (paso 5) y la formación de biofilm (paso 6). Estas bacterias producen
toxinas y proteasas que inducen daño de la célula huésped (etapa 7), la liberación de nutrientes esenciales que promueven la supervivencia bacteriana y la ascensión a los
riñones (paso 8). Kidney colonización (paso 9) resulta en la producción de toxina bacteriana y el daño tisular host (paso 10). Si no se trata, las infecciones urinarias en última
instancia puede progresar a bacteriemia si el patógeno cruza la barrera epitelial tubular en los riñones (paso 11). segundo  | Uropatógenos que causan infecciones del tracto
urinario complicadas siguen los mismos pasos iniciales que las descritas para las infecciones no complicadas, incluyendo la colonización periuretral (etapa 1), la progresión a
la uretra y la migración a la vejiga (paso 2). Sin embargo, a fin de que los agentes patógenos que causan la infección, la vejiga debe ser comprometida. La causa más común
de una vejiga comprometida es el cateterismo. Debido a la fuerte respuesta inmune inducida por la cateterización (paso 3), el fibrinógeno se acumula en el catéter,
proporcionando un ambiente ideal para la fijación de uropatógenos que expresan proteínas de unión a fibrinógeno. La infección induce neutrófilos infiltración (paso 4), pero
después de su unión inicial a los catéteres recubiertas con fibrinógeno, las bacterias se multiplican (paso 5), formar biopelículas (paso 6), promover el daño epitelial (paso 7) y
se puede sembrar la infección de los riñones (pasos 8 y 9), donde la producción de toxina induce daño en el tejido (paso 10). Si no se trata, uropatógenos que causa
complicado UTIs también puede progresar a bacteriemia por el cruce de la barrera de células epiteliales tubulares (paso 11).

Nature Reviews | MICROBIOLOGÍA Volumen 13 | De mayo de 2015 | 271

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados


COMENTARIOS

Tabla 1 | Los factores de virulencia utilizados por los principales uropatógenos

uropatógeno Factores virulentos refs

Adherencia Toxina evasión inmune Hierro adquisición Otro

UPEC • pili F1C • HIyA • HIyA • aerobactina • Antigen43 6,33,63,93,


• P pili • CnF1 • antígenos capsulares • enterobactina • Los flagelos 96141142
• S pili • CnF1 • Salmochelin
• Pili de tipo 1 • Yersiniabactin • Yersiniabactin
• adhesinas Dr

Klebsiella   • Pili de tipo 1 DAKOTA DEL NORTE Cápsula • aerobactina DAKOTA DEL NORTE 49-51,143,144
pneumoniae • Pili de tipo 3 • enterobactina

Proteo   mirabilis • MR / P pili • Hemolisinas • Cápsula • Proteobactin • Los flagelos 6,53,97,145


• NAF (HPMA y HlyA) • zapa • Yersiniabactin- • La ureasa
• PMF relacionados
• adhesina AIPA • pta
• adhesina Taap

Pseudomonas   • ADN extracelular DAKOTA DEL NORTE • Cápsula • pyochelin La detección de quórum 81,86,137,
aeruginosa • Exopolisacáridos • elastasa • pioverdina 146147
(alginato, PEL y PSL) • ExoS
• fosfolipasa
• ramnolıpidos

Staphylococcus • adhesina Aas Aas DAKOTA DEL NORTE DAKOTA DEL NORTE La ureasa 84148149
saprophyticus • adhesina SDRI
• adhesina uaf

Enterococcus • pili ebp DAKOTA DEL NORTE epa DAKOTA DEL NORTE • Un sortase 54,55,61
faecalis • adhesina Ace • SigV
• adhesina esp • MsrA y MsrB

Enterococcus • pili ebp DAKOTA DEL NORTE DAKOTA DEL NORTE DAKOTA DEL NORTE DAKOTA DEL NORTE 54
faecium • adhesina esp
AIPA, la adherencia y la invasión mediada por la Proteo Autotransporter; CnF1, citotóxico factor de necrosante 1; Ebp, endocarditis y biofilm-asociado; EPA, antígeno polisacárido enterococos; Esp, proteína
de superficie de enterococos; ExoS, exoenzima S; F1C pili, tipo 1-como grupo inmunológica C pili; HIyA, α- hemolisina; HpmA, hemolisina; MR / P, manosa-resistente Proteo- me gusta; Msr, metionina sulfóxido
reductasa; NAF, no aglutinantes fimbria; ND, no determinado; PMF,
P. mirabilis- como fimbria; P pili, pili pielonefritis asociada; pta, Proteo aglutinina tóxico; Taap, trimérica Autotransporter autoagglutinin de Proteo; UPEC, uropatogénica Escherichia coli.

cuando las bacterias se unen a un catéter urinario, un cálculo renal o una plegamiento y estabilización. El plex com- chaperona-subunidad es entonces
piedra de la vejiga, o cuando están retenidos en el tracto urinario por una dirigido a la proteína de ensamblaje marcar el comienzo de la membrana
obstrucción física. Algunos patógenos (por ejemplo, UPEC) pueden causar externa, donde el ujier entiates selectivamente diferencias chaperona de
tanto IU no complicadas y complicadas. Sin embargo, otros como P. subunidades complejos y cataliza el conjunto ordenado de pili en la superficie
mirabilis, celular a través de un mecanismo denominado por donantes el intercambio de
P. aeruginosa y Enterococcus  spp. predominantemente causar complicado cadenas. Durante el intercambio de cadenas por donantes, el plegado final de
UTIs ( HIGO. 2). Posteriormente, estos uropatógenos a menudo forman una subunidad se produce como el β-strand donado de la chaperona se
biopelículas que son responsables de la colonización y persistencia 22,23 ( CAJA sustituye por una extensión amino-terminal en la siguiente subunidad entrante 32. Es
1). importante destacar que, la comprensión de los principios más básicos de la
biología molecular - como cómo un tein pro- pliega en dominios que sirven como
Chaperona ujier pili vía. Muchos uropatógenos ini- ciar un usando pili módulos de montaje para la construcción de grandes estructuras
UTI que median la adhesión a alojar y las superficies ambientales, supramoleculares, y cómo una máquina macromolecular de membrana externa
facilitan la invasión en los tejidos del huésped y promover interacciones (el ujier) ensambla estas estructuras de subunidades individuales , que se
interbacterial para formar biopelículas 24-27. Por ejemplo, numerosas entregan como complejos chaperona de subunidades y luego transportado de
bacterias patógenas Gram-negativas - incluyendo E. coli, Klebsiella  spp., una manera regulada a través de una membrana lógico bio- - ha conducido al
desarrollo de compuestos de virulencia anti- que bloquean el ensamblaje del
Proteo  spp., Pseudomonas  spp., Haemophilus   spp., pilus CUP o función y que resultan en la desregulación de los factores de
Salmonela  spp. y Yersinia  spp. 16,27-29 - expresar una familia grande, altamentevirulencia. Estos compuestos tienen el potencial de actividad de amplio espectro
conservada de fibras adhesivas llamada vía chaperona-ujier (CUP) pili 25,26. CUPcontra numerosas bacterias Gram-negativas (ver abajo).
pili se ensamblan por el ery machin- molecular chaperone-ujier 24,25 y se
componen de subunidades de pilina con pliegues similares a
inmunoglobulina incompleta que carecen de la típica séptimo β-strand
carboxi-terminal 30,31. Brevemente, en un pro- ceso denominado
complementación donador de hebra, una chaperona periplásmica dedicado
'dona' una β-strand para completar el pliegue de la inmunoglobulina de las uropatógena Escherichia coli. Treinta y ocho operones CUP pilus
subunidades, formando un complejo con cada subunidad y garantizar su distintas han sido identificados en E. coli
adecuada genomas, y una única cepa de UPEC puede codificar más de 12 pili CUP
diferente 25. Sin embargo, la distribución de

272 | De mayo de 2015 | VOLUMEN 13 www.nature.com/reviews/micro

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados


COMENTARIOS

Recuadro 1 | Las biopelículas y la plasticidad morfológica

Uropatógenos utilizan diferentes mecanismos para la supervivencia en respuesta a las tensiones en la vejiga, tales como el hambre y las respuestas inmunes. Mediante la
formación de biopelículas y sometidos a cambios morfológicos, uropatógenos pueden persistir y causar infecciones recurrentes 40129130.

La formación de biopelículas

Extracelular de ADN (Edna), exopolisacáridos llamados extracelular sustancias poliméricas, pili, flagelos y otras fibras adhesivas crear un andamio para formar una comunidad
bacteriana multicelular que está protegido de las respuestas inmunes, agentes antimicrobianos y otras tensiones 40. El recalcitrancia antimicrobiana de los uropatógenos aumenta
en la maduración de biopelículas, ya que el biofilm proporciona una barrera física a la entrada antibiótico. Por lo tanto, la comprensión de la formación de biopelículas de
especies específicas y mecanismos de dispersión es crucial para el desarrollo de nuevas terapias que previenen la colonización, tales como inhibidores de biopelículas,
moléculas y moléculas anti-adhesivas que inducen la dispersión bacteriana. uropatógena Escherichia coli ( UPEC) forma comunidades biofilm como intracelulares bacterianos
(IBC) que protegen a sus miembros de neutrófilos, antibióticos y otros tipos de estrés 38 ( HIGO. 3). Tipo 1 pili, antígeno 43 y de la superficie adhesiva fibras llamadas curli inducir la
formación de biofilm por mediación de las interacciones interbacterial y fijación a las superficies. La transcripción de antígeno 43 se regula por el regulador de estrés oxidativo
(OxyR; también conocida como genes peróxido de hidrógeno inducibles activador) 131, mientras que el tipo 1 de pilus y de fibra de curli genes están regulados por la polimixina
resistente proteína B (PrmB; también conocido como BASS) en la detección de hierro 3, que conduce a la fosforilación de la proteína de polimixina-resistente A (PMRA; también
conocido como BASR) y el regulador de la detección de quórum B (qseB) 131. la formación de biopelículas UPEC en catéteres depende del tipo 1 pili 35.

Proteus mirabilis produce ureasa, que hidroliza la urea en dióxido de carbono y amoníaco. Esto aumenta el pH de la orina y genera cristales de calcio y de
magnesio y amonio fosfato precipitados, que se incorporan en cápsulas de polisacáridos, formando biopelículas cristalinas en el catéter ( HIGO. 4). El regulador de
fosfotransferasa de comportamiento enjambre (ABSc) regula al alza la expresión de polisacárido, reprime enjambre 23 y aumenta la formación de biopelículas. La
manosa-resistente Proteo- como (/ P MR) pili íntimamente asociar con las capas de cristal, la promoción de la formación de biopelículas. La limitación de oxígeno en
el biofilm activa la expresión de MR / P pili mediante la inducción de la MRPI recombinasa para reorientar el promotor de los genes de pilus. Del mismo modo, la
expresión del regulador de operón fimbrial MrpJ conduce a disminución de la motilidad, la promoción de la formación de biopelículas 53.132.

Pseudomonas aeruginosa tiene la capacidad de formar biopelículas sobre catéteres y tejido de la vejiga dañada 82 través de varios mecanismos, incluyendo
autoinductores de percepción de quórum que se unen al reguladores transcripcionales LasR (que regula la elastasa (LasB) expresión) y RhlR (que regula la síntesis
de ramnolípidos). La detección de quórum induce la producción de EDNA, ramnolípidos, lectinas, elastasas y toxinas. Los ramnolípidos anfifílicos permitir la
formación de microcolonias cambiando la hidrofobicidad de la P. aeruginosa superficie 133. la maduración de biopelículas es promovido por adhesinas de lectina, que
son importantes para las interacciones célula-célula bacterianas 134. La producción de alginatos y sustancias poliméricas extracelulares se activa cuando cíclico
di-GMP se une a los reguladores transcripcionales biosíntesis de alginato 44 (Alg44) y pellicle regulador de la formación de D (PELD) 135. ARN pequeños del
regulador de metabolitos secundarios ( rsm) familia, tales como rsmZ y rsmY, regular la producción de exopolisacáridos por la reducción de la disponibilidad de RsmA,
que es el represor de la transcripción de los genes de exopolisacáridos que codifica 81136137.

Los cambios morfológicos


Uropatógenos también adoptan cambios morfológicos, tales como filamentación, para eludir el sistema inmune del huésped 130.138.
Durante la maduración IBC, la expresión del supresor de lon ( Sula) inhibe la polimerización FtsZ en una subpoblación de UPEC, el bloqueo de la formación del anillo tabicación
y la división celular 138. Cuando las células bacterianas filamentosas resultantes surgen de las células epiteliales, que son resistentes a la destrucción por los neutrófilos y otras
células pueden colonizar uroepithelial ingenuos y volver a entrar en el ciclo IBC 129138 ( HIGO. 3). Alternativamente, durante la colonización por P. mirabilis, las bacterias adoptan una
morfología filamentosa como resultado de las actividades de los sensores de flagelos en contacto con un catéter urinario. Contacto crea un cambio de torsión en la membrana
externa, y esto es detectado por regulador positivo del operón maestro flagelar (Umo) proteínas, que inducen la expresión de flagelos para producir las células altamente
flagelados que se requieren para un enjambre durante una UTI 6,23,53,139 ( HIGO. 4).

operones CUP no es uniforme a través de diferentes lates iso- UPEC; algunos como los de la familia Rac, para causar ment rearrange- actina y la
operones se encuentran de forma ubicua en UPEC, mientras que otros están internalización de UPEC por un mecanismo zippering que consiste en un
presentes en sólo un puñado de cepas. La multitud de CUP pili codificada por sheathe membrana plasmática que envuelve a la bacteria 36 ( HIGO. 3). Invasión
UPEC se inclinan con diferentes adhesinas, algunos de los que son conocidos permite UPEC para subvertir ciertas defensas del huésped y convertirse
para mediar tropismos distintas en los uri- inferior y superior nary tracto recalcitrantes a los tratamientos con antibióticos. Sin embargo, un
mediante el reconocimiento de receptores con especificidad estereoquímica, en mecanismo de defensa innata expulsión defiende epitelio de la vejiga de la
particular en la vejiga o el riñón epitelio 33. UPEC invasión; este mecanismo de expulsión depende de la expresión de
Toll-like receptor 4 (TLR4) por las células uroepiteliales. El lipopolisacárido
Tipo 1 pili y pili pielonefritis asociada (P) son la mejor caracterizada (LPS) mediada por la activación de TLR4 estimula la adenilil ciclasa 3 (AC3)
pili CUP. Pili de tipo 1 son esen- cial para la colonización, la invasión y la para producir AMP cíclico, que induce la exocitosis de vesicular UPEC en la
persistencia de la UPEC en la vejiga del ratón 34 ( HIGO. 3). Pili de tipo 1 se membrana plasmática apical de las células paraguas 37 ( HIGO. 3). Es
inclinan con la adhesina FimH 7, que reconoce plaquinas uro- manosilado y importante destacar que, al escapar en el citoplasma (a través de un
α 1 β 3 integrinas con dad específica- estereoquímica 21,35 para iniciar la mecanismo desconocido), UPEC puede subvertir la vía de expulsión y
colonización e invasión en células paraguas 7,21. Tipo 1 de unión a estas rápidamente multiplicar, formando transitoria bacteriana intracelular
células pili desencadena una cascada de transducción de señal que biofilm-como
activa Rho GTPasas, tales

Nature Reviews | MICROBIOLOGÍA Volumen 13 | De mayo de 2015 | 273

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados


COMENTARIOS

un
Exfoliación

neutrófilos Riñón

UPEC
IBC

BCAM captación de hierro


Pilus de tipo 1 actina
LPS Fe HIyA
CnF1 Fe Fe Fe
TLR4
UPEC filamento Invasión

E UX ffl
uroplakin ING ffl
AC3 Actina α3 β1
Rho membrana ru
integrina
células paraguas

acampar
GTPasas
la supervivencia de la UPEC IBC exfoliación
apoptosis o la
RAC
inflamación, la
la expulsión de El daño tisular La
la UPEC las vías de supervivencia

QIR
Las células de transición

bras

Actina fi

segundo
Figura 3 | factores de virulencia de uropatogénica Escherichia coli
que contribuyen a infecciones del tracto urinario. a |  En la vejiga, uropatogénica Escherichia
coli ( UPEC) la expresión de pili de tipo 1 es esencial para la colonización, la invasión y la
persistencia. El tipo 1 pilus adhesina, FimH, se une uroplaquinas manosilado e integrinas que pilus
cubren la superficie de las células paraguas. Uroplakin unión por FimH induce el
TLR4
reordenamiento de actina y la internalización de bacterias a través de mecanismos Globosidos P
desconocidos. FimH- α 3 β 1 interacciones integrina inducen reordenamiento de actina través de la pIgR
activación de las GTPasas de la familia Rho (tales como proteínas rac), lo que resulta en la
epitelio renal

invasión bacteriana. Dentro de la célula huésped, UPEC puede subvertir las defensas del
huésped y resistir el tratamiento con antibióticos. Sin embargo, lipopolisacárido (LPS) liberado
por UPEC es detectada por Toll-like receptor 4 (TLR4), que induce la producción de AMP expresión pIgR

cíclico (AMPc) a través de la adenilato ciclasa de activación 3 (AC3), lo que resulta en la


plasmáticas de la lámina propia
exocitosis de vesicular UPEC través de la membrana plasmática apical. UPEC subvierte este IgA
mecanismo de defensa innata de escape a la

Las células

citoplasma, donde entonces se multiplica para formar comunidades bacterianas intracelulares (IBC). La maduración de los RIG provocaNature
la dispersión de bacterias
Reviews y permite la
| Microbiología
invasión de otras células huésped, que permite la UPEC para volver a entrar en el ciclo de IBC. Alternativamente, UPEC puede establecer reservorios intracelulares quiescentes
(QIRs) en las células de transición subyacentes. QIRs consisten en 4-10 bacterias no replicativas dentro de los compartimentos de membrana encajonadas en F-actina y pueden
permanecer viables durante meses. Además, la UPEC sobrevive dentro del entorno de la vejiga duras mediante la secreción de varios factores que son importantes para la
adquisición de nutrientes. la toxina α- hemolisina (HlyA) promueve la lisis de la célula huésped a través de la formación de poros, facilitando la liberación de hierro y la adquisición de
nutrientes. Los sideróforos expresadas por UPEC permiten la bacteria para secuestrar hierro y por lo tanto promover la supervivencia durante una infección del tracto urinario (ITU).
HlyA también desencadena exfoliación epitelial para promover la propagación de UPEC a otros anfitriones después de la expulsión de la orina o para exponer las capas más
profundas de la uroepitelio para QIRs. Citotóxica factor de necrosante 1 (CnF1) también es importante para la remodelación de la célula huésped y funciones mediante la unión a la
molécula de receptor de adhesión de células basales (BCAM) en células huésped para inducir la activación constitutiva de la Rho GTPasas RAC1, RhoA y de control de la división
celular 42 (CDC42) , resultando en reordenamientos del citoesqueleto de actina y ruffling membrana. La activación de RAC1 también induce las vías célula huésped anti-apoptóticas y
pro-supervivencia, prevención de la apoptosis de las células epiteliales colonizados y permitiendo que la población UPEC se expanda. La supervivencia extracelular de UPEC también
requiere la evasión del sistema inmune innato por la adopción de una morfología filamentosa, que hace que la bacteria más resistente a la eliminación de neutrófilos de su forma
bacilar. segundo  | UPEC la colonización de los riñones depende de la expresión de pili pielonefritis asociada (P), que se unen glicolípidos globósido contienen recubren el tejido renal.
La adhesina P pilus, PapG, también interactúa con TLR4, la reducción de la expresión del receptor de inmunoglobulina polimérica (pIgR). Esto resulta en el transporte deterioro de
inmunoglobulina A (IgA) a través del epitelio, modulando de esta manera la respuesta inmune de anticuerpos secretora local y la prevención de UPEC opsonización y el aclaramiento.

comunidades (IBC) 38,39 ( CAJA 1; HIGO. 3). Después de su ración maduración, las se ha observado en varios fondos de ratón y también en células
bacterias se dispersan desde el IBC para invadir otras células, donde se uroepiteliales exfoliadas en la orina de pacientes con infecciones del tracto
repite el ciclo de IBC 38-40. formación IBC es un mecanismo común para UPEC urinario aguda, pero no en las células en la orina de los controles sanos 41,42. El
aislados clínicos y proceso de invasión y

274 | De mayo de 2015 | VOLUMEN 13 www.nature.com/reviews/micro

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados


COMENTARIOS

formación IBC proporciona UPEC con la capacidad de sobrevivir estrictas Proteus mirabilis. Después de la unión inicial, Bilis P. Mira- produce
cuellos de botella en el tracto urinario, incluyendo la expulsión TLR4 manosa-resistente Proteo- como (/ P MR) pili, que son CUP pili que
mediada, exfoliación de células paraguas, ascensión a los riñones, la facilitan la formación de biopelículas y la colonización de la vejiga y los

micción y la inflama- ción 7,43. UPEC también establece reservorios riñones, y son cruciales para la formación de biopelículas asociada al

intracelulares quiescentes (QIRs) en células de transición subyacentes,


catéter 6,16,23,53

dentro de los compartimentos de membrana enredado en F-actina (Caja 1; Fig. 4). Otros pili CUP codificada por P. mirabilis
incluir P. mirabilis- como fimbrias (PMF), que son importantes para la
(FIG. 3). En contraste con el RIG metabólicamente activo, QIRs contienen vejiga y la colonización del riñón 53, y no aglutinantes fimbrias (NAF),
típicamente 4-10 bacterias no replicantes que pueden permanecer viables que son capaces de adherirse a las células uroepiteliales in vitro 53. sin
durante meses y puede ser re-activados para servir como semillas que inician embargo, el en vivo todavía no se han establecido funciones
una IU recurrente 7. Se ha propuesto que durante el recambio uroepitelial, en el mecanicistas de FPC, NAF y sus receptores.
que las células inmaduras subyacentes diferencian terminalmente en células
paraguas, la redistribución de actina y per- HAPS otras señales asociadas Además de CUP pili, P. mirabilis codifica dos autotransporters,
podría desencadenar UPEC avivamiento de QIRs, la liberación de las TAAP (trimérico autotransporter autoagglutinin de Proteo) y AIPA
bacterias de nuevo en el lumen de la vejiga 44. (adherencia y la invasión mediados por el Proteo autotransporter), que
son importantes para la vejiga y la infección de riñón, respectivamente 53.
AIPA puede adherirse a la vejiga humana y líneas celulares de riñón in
A diferencia de los manosa vinculante adhesina FimH de pili de tipo 1, la vitro pero sólo se requiere para la infección ney kid- (y no por infección
adhesina de pili P, PapG, se une globosidos glicolípidos ING contención que están de la vejiga) en ratones. A la inversa, TAAP se requiere para la
presentes en los riñones humanos 33
infección de la vejiga por
(FIG. 3). Además, PapG modula el anticuerpo secretory- respuesta inmune
local mediante la interacción con TLR4 para reducir receptor de P. mirabilis en ratones. Es importante destacar que ambos ERS autotransport-
inmunoglobulina polimérica expresión (pIgR), por lo tanto alterar la unen a las proteínas de la matriz extracelular in vitro: AIPA se une
inmunoglobulina A de transporte a través de la lámina propia y células preferentemente a colágeno I, y TAAP a la laminina, que podría proporcionar una
epiteliales al lumen de riñón 45 ( HIGO. 3). Mediante la inhibición de la explicación para sus diferentes tropismos tisulares.
inmunoglobulina A de transporte en el espacio urinario, UPEC evade un
mecanismo de protección anfitrión clave, lo que permite el establecimiento de
la infección ascendente 45,46. Enterococos. Los enterococos codificar varios adhesión fac- tores,
incluyendo el Ace adhesina de colágeno, proteína de la superficie
Es importante destacar que la respuesta innata del huésped inicial a la UPEC la enterococos (Esp), polisacárido enterococcal anti- gen (EPA), y una
colonización e invasión no sólo dicta el resultado de la infección original, sino que endocarditis y biofilm asociada pili (EBP) 54 ( TABLA 1). De éstos, Ebp pili
también es crucial para determinismo susceptibilidad del huésped a infecciones contribuyen a ITUAC 54-56 y son necesarios para la persistencia durante la
posteriores ING 39. Un aumento de la susceptibilidad a infecciones urinarias infección 55,56. Los estudios clínicos han demostrado que el estrés
recurrentes no puede producirse debido a una respuesta del huésped a la infección mecánicamente cal inducida por cateterización urinaria produce cambios
deficiente UPEC, como es comúnmente aceptada, sino más bien como un resultado histológicos y inmunológicos en la vejiga, lo que resulta en una respuesta
de una respuesta toria dependientes de los linfocitos innata inflama- sin inflamatoria robusto, ción exfolia-, edema, y ​lesiones de la mucosa de la
restricciones a la infección aguda, lo que lleva a la lesión aguda grave a el uroepitelio y los riñones 57,58. Es importante destacar que, un modelo de ratón
uroepitelio de la mucosa y la potenciación de infecciones posteriores 39. de ITUAC parece recapitular estos cambios inmunológicos que son
inducidos por la cateterización urinaria, exhibiendo cath- inflamación
eter-inducida, severo edad DAÑO uroepitelial, exfoliación y la aparición de
edema de la pared de la vejiga, que se agrava por el aumento de tiempo
Klebsiella pneumoniae. De manera similar a la UPEC, K. pneu- moniae utiliza de cateterización 59.
pili de tipo 1 para la formación de biopelículas y der colonización blad- 47 ( TABLA
1). Curiosamente, aunque el
K. pneumoniae adhesina FimH es altamente homóloga a la UPEC FimH, Los catéteres urinarios proporcionar una superficie para E. faecalis de archivo

tienen diferentes especificidades de unión 48. adjunto y la formación de biopelículas, que promueve E. faecalis

K. pneumoniae la formación de biopelículas mediada por FimH es inhibida persistencia en la vejiga y la difusión a los riñones 55 ( HIGO. 4). Sin
por la manosa heptilo, a diferencia de la inhibición mediada por manosa de embargo, E. faecalis es incapaz de unirse a material del catéter in vitro y
metilo de UPEC FimH. Además, es incapaz de crecer en la orina 60. Esta aparente paradoja se resolvió
K. pneumoniae FimH tiene una adhesión más débil a la der blad- de UPEC mediante el hallazgo de que la cateterización urinaria induce la
FimH, resultando en significativamente bajo liberación de fibrinógeno en la vejiga, como parte de la respuesta
K. pneumoniae Los títulos en la vejiga del ratón y menos RIG que se observan inflamatoria; este fibrinógeno se acumula posteriormente en la vejiga y

para UPEC. A pesar de las propiedades adhesivas relativamente pobres de K. se deposita sobre el catéter implantado 60

pneumoniae FimH en el tracto uri- nario, sigue siendo un factor de virulencia


importante para (Figuras 2,4). Después de la deposición de fibrinógeno, el pilus adhesina Ebp -
K. pneumoniae durante la colonización, la formación de biopelículas y persistencia, EBPA, que contiene un dominio de unión a fibrinógeno-N-terminal - media
globosidos tanto en las infecciones urinarias y ITUAC 48-50. En adición, K. pneumoniae codifica catéter la colonización y la formación de biopelículas durante ITUAC
Glicosilceramidas contiene acetilados
numerosas otras pili CUP, incluyendo el tipo 3 pili, que también juegan un papel causada por E. faecalis 60,61 ( HIGO. 4). Además, E. faecalis puede utilizar
amino azúcares y hexosas sencillas.
importante en la colonización, la formación de biopelículas y la persistencia durante fibrinógeno para el crecimiento, la mejora de la formación de biopelículas en
Estas moléculas se encuentran en los
riñones. las infecciones urinarias y en la formación de biopelículas durante ITUAC 35,51,52. el catéter 60 ( HIGO. 4). Esta resolución de la paradoja tiene

Nature Reviews | MICROBIOLOGÍA Volumen 13 | De mayo de 2015 | 275

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados


COMENTARIOS

un neutrófilos

ureasa urea
P. mirabilis
CO 2 y aumento del pH y la
amoníaco formación de cristales Cristalina bio fi lm

La

Daño al
filamentation tejido
Catéter
la colonización uroepithelium
HpmA Exfoliación
pta Punción

MR / P pilus Fe
La inflamación, la
Actina despolimerización presión
células paraguas

apoptosis o la Fuga
Fe
exfoliación osmótica
Fe Fe Fe Fe

captación de hierro
Daño al tejido
Las células de transición

segundo
producción de
E. faecalis proteasa

Fuente de comida

Bio fi lm
deposición de fibrinógeno pilus ebp

la acumulación de fibrinógeno
liberación de
fibrinógeno

In fl AmMed uroepithelium
Las células de transición células paraguas

Figura 4 | Los mecanismos de patogénesis durante las infecciones del tracto urinario asociada al catéter. un  | infecciones asociadas al catéter del tracto urinario
Nature
(Cautis) mediadas por Proteo   mirabilis dependerá de la expresión de manosa-resistente Proteo- como (MR / P) pili para la unión Reviews
inicial, y para |laMicrobiología
formación de biopelículas
en el catéter y en la vejiga. producción de ureasa posterior induce la formación de cristales de calcio y precipitados de fosfato de magnesio y amonio en la orina a través
de la hidrólisis de la urea en dióxido de carbono y amoníaco, lo que resulta en un alto pH. La producción de sustancias poliméricas extracelulares por bacterias unidas al
catéter atrapa estos cristales, lo que permite la formación de un biofilm cristalina, que protege a la comunidad del sistema inmune del huésped y de los antibióticos.
Además, estas estructuras impiden el drenaje de orina adecuada, dando como resultado el reflujo y la promoción de la progresión a pielonefritis, septicemia y shock.
Finalmente, la producción de las toxinas hemolisina bacteriana (HPMA) y Proteo aglutinina tóxico (PTA) es importante para la destrucción del tejido y diseminación
bacteriana a los riñones. HpmA induce la formación de poros por insertarse en la membrana celular y la desestabilización de la célula huésped, provocando daños en los
tejidos, la exfoliación y la liberación de nutrientes. Pta perfora la membrana celular del huésped, provocando fugas citosol y que resulta en estrés osmótico y
despolimerización de filamentos de actina, comprometiendo así la integridad estructural de la célula. La liberación de nutrientes a través de estas toxinas también
permite que las bacterias se limpian de hierro usando sideróforos. segundo  |  Enterococcus   faecalis

patogénesis durante ITUAC depende de la implantación del catéter, lo que resulta en la inflamación de la vejiga y provoca la liberación de fibrinógeno, la deposición
sobre el catéter, y la acumulación. E. faecalis se aprovecha de la presencia de fibrinógeno y la utiliza como una fuente de alimento a través de la producción de
proteasas. E. faecalis también se une fibrinógeno a través de la pilus una endocarditis y biofilm-asociado (EBP), permitiendo la formación de biopelículas que protegen a
las bacterias contra el sistema inmune.

276 | De mayo de 2015 | VOLUMEN 13 www.nature.com/reviews/micro

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados


COMENTARIOS

ha recapitulado in vitro por la demostración de que función de RAC1, interfiriendo con lamellopodium for- mación y la inducción de
E. faecalis se une a los catéteres recubiertas con fibrinógeno y crece en la membrana formación de la colmena. La actividad de ADP-ribosyltransfease
orina suplementado con fibrinógeno 60. de ExoS se dirige a las proteínas Rho de la familia (proteínas Ras y rala),
que afecta a la adherencia celular y la morfología 76. La elastasa induce la
Otros factores de virulencia destrucción de tejidos a través de su actividad de proteasa, releas- ing
El entorno de la vejiga está limitado en nutrientes; Por lo tanto, con el fin de nutrientes (incluyendo el hierro) para el crecimiento bacteriano continuo 77. Fosfolipasa
sobrevivir y crecer dentro del tracto urinario, uropatógenos producen proteasas C es un α-toxina que hidroliza fosfatidilcolina de la membrana de la célula
y toxinas que dañan el tejido huésped para liberar nutrientes, mientras que huésped, lo que compromete la integridad celular y que resulta en daño a
también proporciona un nicho para la invasión y diseminación bacteriana ( TABLA los órganos 78-80. La expresión de todos estos factores de virulencia se regula
1). por el sistema de detección de quórum 81.

Las proteasas y toxinas. UPEC segrega altas concentraciones de


α-hemolisina (HlyA), que oligomeriza y se integra en los microdominios La detección de quórum se activa a alta densidad celular por la
ricos en colesterol en la membrana de la célula huésped en un Ca + acumulación de moléculas pequeñas llamadas AutoIn productores.
-dependiente 62,63. Cuando se alcanza un nivel umbral de autoinductores, se unen a
Esto resulta en la formación de poros en las células paraguas y promueve su lisis, lo transcripcional proteínas activadoras y activar la expresión de factores de
que facilita el hierro y la adquisición de nutrientes por las bacterias ( HIGO. 3). HIyA virulencia 81,82 ( CAJA 1).
también provoca la exfoliación, dejando al descubierto las capas más profundas de

la uroepithelium para la colonización bacteriana y promover la propagación a otras La ureasa. La ureasa es codificada por varios uropatógenos,
máquinas después de la expulsión de células en la orina 62-65 ( HIGO. 3). incluyendo P. mirabilis 53,83, S. saprophyticus 84, K. pneu- moniae 85 y P.
aureginosa 86, y es importante para la colonización y persistencia
Además, HlyA es altamente expresado en RIG, lo que sugiere que es durante P. mirabilis y
importante durante esta fase de la infección 39,63,66. S. saprophyticus infecciones del tracto urinario 83,84 ( HIGO. 4; TABLA 1). Esta
UPEC también secreta factor de necrotizante citotóxico 1 (CnF1), que enzima cataliza la hidrólisis de la urea en dióxido de carbono y amoníaco 87, resultante
afecta a la remodelación de la actina en la célula huésped a través de tres en el pH de la orina elevada y la pro- ducción de cristales de calcio (apatita) y
pequeñas GTPasas RHO: RAC1, RhoA y la división celular de control 42 ammoprecipitates de fosfato de magnesio y amonio (estruvita) en la orina y
(CDC42) 67,68. CnF1 entra en la célula huésped en vesículas endocíticas, en catéteres 53 ( HIGO. 4). Es importante destacar que la acumulación de
mediante la unión a la molécula de adhesión de células basales tor recep- amoníaco se convierte en tóxico para las células Lial uroepithe-, inducir daño
(BCAM; también conocido como LU) 69, y después activa constitutivamente Rho tisular directa 88. los P. mirabilis
GTPasas a través de la desaminación de un residuo de glutamina; esto hace
que los reordenamientos del citoesqueleto de actina y la membrana fling ruf-, lo ureasa, una de las mejor estudiadas ureasas implicados en las infecciones
que lleva a mayores niveles de zación internali- bacteriana 67,70. Además, la urinarias, es una de Ni 2 + - metaloenzima dependiente que es esencial para la
activación de RAC1-GTP induce las vías anti-apoptóticas y pro-supervivencia colonización de la vejiga y los riñones y promueve la formación de cálculos 23,53,87.
de la célula huésped (a través de la interacción de la fosfoinosítido 3-quinasa los P. mirabilis ureasa es inducida por urea y se expresa constitutivamente
(PI3K), AKT (también conocida como PKB) y factor nuclear kappa B (NF-kB )); durante el crecimiento en la orina 89. Este ureasa es altamente activo, hidro-
esto evita la apoptosis de la uroepithelium colonizados, facilitando así la urea lisis varias veces más rápido que los producidos por otras especies, tales
supervivencia de la UPEC y proteger el nicho 67,71 ( HIGO. 3). como Providencia stuartii, Providencia rettgeri, Proteus vulgaris y Morganella
morganii 90. El alto nivel de actividad de la P. mirabilis enzima induce la
formación de cristales rápida, y estos cristales quedan atrapados dentro de los
polisacáridos producidos por las células rial bactericidas adjuntos, formando
P. mirabilis producir dos toxinas, hemolisina (HPMA) y Proteo aglutinina biopelículas cristalino sobre catéteres 23,89,91.
tóxico (PTA), que están implicados en el daño tisular y la difusión a los
riñones, Ating initi- pielonefritis aguda 16,72. HpmA es un dependiente de
citolisina formadora de poros Ca + que desestabiliza la célula huésped Los biofilms cristalinas proporcionan P. mirabilis con pro- tección del
mediante la inserción en sí en la membrana celular y provocando un flujo de
sistema inmune del huésped y antibióticos 88

salida de Na + dieciséis ( HIGO. 4). Por el contrario, el citotóxico de la proteasa (Caja 1; Fig. 4). Estas estructuras también bloquean la orina del dren de edad a
asociada a la superficie de pesetas es funcional sólo en un pH alcalino, tal partir de los uréteres, potencialmente resultando en reflujo y la promoción de la
como la inducida por la actividad de P. mirabilis progresión a pielonefritis, septicemia y shock 53.

ureasa 73. En el modo de acción propuesto, Pta perfora la membrana


celular del huésped, provocando fugas del citosol, el estrés osmótico y la captación de hierro. El entorno de la vejiga está limitado en hierro. Por lo
despolimerización de filamentos de actina; por lo tanto la integridad tanto, para ser capaz de crecer en la orina humana, uropatho- gens utilizan
estructural de la célula se com- prometió, resultando en la vejiga y los sistemas de sideróforos para el hierro (Fe 3+) scaveng- ing; estos sistemas se
riñones 53,73 componen de la maquinaria de montaje de sideróforos, un sideróforo
(Fig. 4). Pta también induce la interacción célula-célula bacteriana a través de responsable de bind- hierro ing y un receptor de membrana que internaliza el
autoagregación 53,73. hierro unido a la sideróforo 92 ( TABLA 1).
Lamellopodium P. aeruginosa produce elastasas, exoenzima S (ExoS) y
Una proyección del citoesqueleto de actina en la
hemolítica fosfolipasa C, todos los cuales han sido implicados en UPEC produce varios sideróforos 93, de los cuales dos
superficie de una célula. En algunos casos, estas
la iniciación UTI y diseminación, y la posterior pielonefritis 74,75 ( TABLA- aerobactina y yersiniabactin - son esenciales en el tracto urinario 93 ( HIGO.
protuberancias de actina-powered son un factor

clave en la motilidad celular.


1). La actividad GTPasa de ExoS regula a la baja de macrófagos 3). Aerobactina es altamente expresado, esta- ble a pH bajo y muestra niveles
más altos de hierro de unión

Nature Reviews | MICROBIOLOGÍA Volumen 13 | De mayo de 2015 | 277

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados


COMENTARIOS

que enterobactin 94,95. Yersiniabactin es importante en la formación de la película resistencia a múltiples fármacos también es común entre cocos
bio- en la orina y tiene un papel protector contra la muerte intracelular por el entero-, ya que son naturalmente resistentes a la trimetoprima,
estrés de cobre, ya que secuestra cobre derivada del huésped 96. clindamicina, cefalosporinas y penicilinas 15101102.
Recientemente, Enterococcus  spp. han desarrollado resistencia de alto nivel a
sistemas de sideróforos Numerosos hierro de barrido son los glicopéptidos, incluyendo la vancomicina, que se considera que es una de las
utilizados por otros uropatógenos: K. pneumoniae pro- duce últimas líneas de defensa contra los organismos resistentes a múltiples
enterobactin y aerobactina 85; P. mirabilis utiliza proteobactin y fármacos. Específicamente, cocos entero desarrollado resistencia a los
relacionados yersiniabactin- 97; y P. aer- uginosa produce pyochelin y glicopéptidos a través de la expre- sión de vancomicina y teicoplanina A de tipo
pioverdina 86 ( TABLA 1). resistencia ( camioneta) genes que codifican las proteínas de unión a penicilina
sistemas de sideróforos son objetivos potenciales importantes para el desarrollo (PBP) vanA, VanB, Vand, Vane, Vang y VanL 101,102.
de vacunas 98 y para el diseño de pequeñas moléculas que interfieren con su
función. El mecanismo de resistencia para VanA, la PBP más común expresado por
enterococos, es reemplazar el precursor de la pared celular d-alanina-d
Tratamiento de las infecciones del tracto urinario alanina con D-alanina-d-lactosa, la reducción efectiva de la afinidad de unión
Infecciones urinarias suponen obligaciones económicas y de salud de la vancomicina 104.
pública considerable y afecta sustancialmente a la calidad de vida La tendencia preocupante hacia una alta prevalencia de uropatógenos
de los individuos afectados 17. Actualmente, los antibióticos - como multi-resistentes a los fármacos ha estimulado el desarrollo de medidas de control
el trimetoprim-sulfametoxazol, ciprofloxacina y cillin ampi- - son los alternativas y opciones de tratamiento.
que más se recomienda para las infecciones urinarias tera-
peutics 4. Sin embargo, las crecientes tasas de resistencia a los Las terapias de combinación. Nuevos agentes antimicrobianos que son
antibióticos y las altas tasas de recurrencia amenazan a mejorar resistentes a la inactivación por ESBL están bajo desa- rrollo para uso en
en gran medida la carga que estas infecciones comunes dan a la combinación con las nuevas clases de inhibidores de β-lactamasa, que se
sociedad. Idealmente, las terapias alternativas serán esta- cado dirigen ambos betalactamasas y K. pneumoniae Carbapenemasas (KPC) 105-107.
que va a ser recalcitrantes a la aparición de resistencia. Muchos Estas terapias combinadas han demostrado ser eficaces
enfoques prometedores están siendo desa- desa- gracias al
aprovechamiento de lo que hemos aprendido acerca de la biología in vitro contra los miembros resistentes al carbapenem de la familia
básica de la IU patogénesis de dirigirse específicamente a las vías Enterobacteriaceae. Además, los ensayos clínicos que implican complicado
de virulencia. Estas terapias antivirulence deberían teóricamente UTIs revelaron que ceftazidima, una cefalosporina de tercera generación que
nos permitirá neutralizar con eficacia, o 'desarmar', la capacidad es activo contra los organismos Gram-positivos y Gram-negativas, es tiva
de infección del tracto urinario patógenos para causar la effec- contra ESBL- y bacterias Gram-negativas carbapenemasa productoras
enfermedad, sin alterar la microbiota comensal intestinal de, cuando se combina con la β- lactamasa inhibidor avibactam 105. Futuros
estudios son necesarios para probar la eficacia de ceftazidima-avibactam
contra ESBL-, KPC- y AmpC productoras de patógenos Gram-negativos
durante la infección, ya que la combinación de fármacos tiene la poten-
ciales para ser eficaz contra una amplia gama de Enterobacteriaceae
A continuación, se discuten los retos actuales que han surgido a partir de la resistente cephalosporin- miembros de la familia. inhibidores Aunque estas
aparición de cepas rial bactericidas resistentes a múltiples fármacos y poner de combinaciones antibiótico-inhibidor son prometedores, el desarrollo de
relieve los avances que se están realizando hacia el desarrollo de terapias para resistencia a la betalactamasa no está bien caracterizado 105. Por otra parte, la
las infecciones urinarias antivirulence. También se discute cómo la comprensión eficacia de terapias específicas antibiótico-inhibidor es dependiente de los
de la evolución de los mecanismos de resistencia bacteriana y su propagación patrones de resistencia antimicrobiana codificadas por cada gen patológico,
está proporcionando nuevos enfoques para la modificación y mejora de las como la expresión de ciertas combinaciones de ESBL y carbapenemasas
opciones terapéuticas actuales. puede proporcionar resistencia a un tratamiento antibiótico-inhibidor 105-107. Por
ejemplo, la combinación de BAL30072-BAL29880-ácido clavulánico (dos
antibióticos β-lactámicos y un inhibidor de la β-lactamasa) es eficaz frente a
resistencia a múltiples fármacos. Infecciones del tracto urinario son cada vez más muchos miembros de la familia Enterobacteriaceae carbapenem-resistente,
difíciles de tratar debido a la aparición generalizada de una serie de mecanismos de pero K. pneumoniae cepas que las enzimas normalmente pro- duce KPCS y
resistencia a antibióticos 3,4,15,99-102 ( ver SHV (otro tipo de ESBL), o AmpC son resistentes 106. Por lo tanto, es crucial
La información suplementaria S1  (mesa)). De particular preocupación son saber qué mecanismos contra biótico están disponibles a un patógeno
miembros de la familia Enterobacteriaceae, incluyendo E. coli y K. urinario específica con el fin de determinar un tratamiento eficaz.
pneumoniae, que tienen ambos plásmidos que codifican adquiridos de
espectro extendido beta-lactamasas (BLEE). Estos plásmidos se propagan
rápidamente resistencia a cefalosporinas de tercera generación, así como
otros antibióticos 15,99-103 ( Recuadro 2). Otros miembros de la familia
Enterobacteriaceae producen La clase C betalactamasas (enzimas AmpC)
que son activos contra cefamicina además de cefalosporinas de tercera
generación, y también son resistentes a inhibidores de ß-lactamasa 99-102. La Las vacunas dirigidas a la adhesión bacteriana. A medida que la adhesión
expre- sión de enzimas AmpC también se asocia con la resistencia a penem tiene un papel clave en casi todos los pasos de la IU patogénesis, una estrategia
carbamatos en K. pneumoniae cepas que carecen de una proteína de atractiva para el desarrollo de terapias antivirulence, incluidas las vacunas, ha
membrana externa de 42 kDa 15,99-102 ( Recuadro 2). sido para apuntar pili CUP. Como regla general, la vacunación con pili conjunto
ha sido ineficaz para generar una respuesta de anticuerpos que pueden

278 | De mayo de 2015 | VOLUMEN 13 www.nature.com/reviews/micro

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados


COMENTARIOS

respuesta, que funciona a través de la señalización de TLR4 través de la


Recuadro 2 | Resistencia antibiótica
vía MYD88 112. Un ensayo clínico Fase I comenzó en enero de 2014 para
uropatogénicas organismos resistentes a múltiples fármacos están convirtiendo en una amenaza para la salud pública en expansión, evaluar la eficacia de una vacuna FimC-FimH usando un análogo sintético
como miembros de la familia Enterobacteriaceae adquieren cada vez de espectro extendido
de monofosforil lípido A como adyuvante.
β- lactamasas (ESBL), tales como cefotaximasas (CTX-Ms) y oxacillinases (Oxas), AmpC de tipo β- lactamasas
y carbapenemasas.
Además de las adhesinas UPEC, adhesinas de
BLEE P. mirabilis y E. faecalis también se han utilizado como objetivos cine VCA 60,113. En
originarios de Klebsiella pneumoniae y Escherichia coli, ESBL son ahora prevalecen en toda la familia
un modelo de ratón de infección del tracto urinario, la vacunación con la P.
Enterobacteriaceae, como el uso frecuente de cefalosporinas en el entorno nosocomial y el transporte de genes
mirabilis MR adhesina / P pilus, Mrph, cargas bacterianas reducidos en
de ESBL que codifica en elementos transferibles juntos crean un entorno ideal para la selección de resistencia a
comparación con los de los controles no vacunados, similar a los resultados
los antibióticos 99.102.
observados con UPEC en los ensayos de vacunas FimH 110,113. Por otra parte, una
ESBL son codificada por plásmidos o cromosómicamente codificada β- lactamasas con amplia actividad contra las
penicilinas y cefalosporinas. Ellos funcionan dividiendo el enlace amida de la β- anillo de lactama, inactivando por lo tanto estrategia de vacuna que sea eficaz contra E. faecalis ITUAC está siendo

β- lactámicos 102. Inquietantemente, ESBL se codifican en plásmidos que típicamente llevan otros genes de resistencia que desarrollado sobre la base de la vacunación con la adhesina pilus Ebp, EBPA.
proporcionan actividad contra aminoglicósidos, sulfonamidas y quinolonas, haciendo que las bacterias que adquieren Esta estrategia indujo altos títulos de anti- cuerpo y redujo las cargas bacterianas
estos plásmidos resistentes a múltiples fármacos 101,102. en un modelo de ratón de ITUAC 60. En conclusión, Cines VCA a base de adhesina
representan un área prometedora para el desarrollo de terapias contra patógenos
CTX-Ms urinarios. Por lo tanto, La comprensión de las bases moleculares de las
Los plásmidos que codifican el BLEE CTX-Ms forman un nuevo phylum plásmido que es filogenéticamente interacciones huésped-patógeno es fundamental para las estrategias de
distinto del de otras codificada por plásmidos β- lactamasas. CTX-Ms son activos contra estrechez, de amplio y desarrollo de vacunas.
penicilinas de amplio espectro, cefalosporinas clásicas y de espectro extendido, y monobactamas 99102103. Cabe
destacar, que también confieren resistencia a cefotaxima alto nivel 99.103. CTX-EM son los más prevalentes

β- lactamasas en aislamientos asociadas a la comunidad y normalmente están codificados en plásmidos con otros genes de
Las vacunas dirigidas a toxinas bacterianas y proteasas. La UPEC toxina
resistencia 102. CTX-Ms hidrolizar eficazmente el β- anillo de lactama a través de un ataque nucleofílico de un carbono del anillo
formadora de poros HlyA también ha recibido aten- ción como un objetivo
carbonilo por una serina conservadas en el β- lactamasa, lo que resulta en un producto de anillo abierto que es inactivo 140.
potencial de la vacuna y se evaluó en un modelo de ratón de la pielonefritis para
evaluar la protección contra el daño renal 114,115. La vacunación con HlyA redujo la
Oxas
Oxas son ESBL que típicamente son codificadas por plásmidos y median la resistencia a la ampicilina, incidencia de cicatrización renal en comparación con los controles; sin embargo,

cefalotina, oxacilina y cloxacilina por hidrolizar el β- anillos lactámicos 99.103. no protege contra la UPEC la colonización de los riñones 115. Además, en un

Además, Oxas se caracterizan por su capacidad para resistir la β- lactamasa inhibidor de clavulanato 103. Hasta la modelo de ratón de infección del tracto urinario, la vacunación con la P. mirabilis hemolisina,
fecha, se han Oxas demostrado que se expresa sólo en Pseudomonas aeruginosa 99.103. HpmA, no proporcionó protección contra La colonización bacteriana 116. Sin
embargo, la vacunación con Pta, una proteasa alcalina con efectos tóxicos hacia

enzimas AmpC las células epiteliales, dis- jugó resultados prometedores en un modelo de ratón
Las enzimas AmpC cromosómicamente codificadas penicilinas hidrolizan, cefalosporinas de tercera de infección del tracto urinario, TECCIÓN pro- contra UTI superior, aunque las
generación y de espectro extendido, y cefamicinas, y son resistentes a cargas bacterianas en la vejiga no se vio afectado 116. Así, aunque lisinas hemo y
β- inhibidores de betalactamasa, incluyendo clavulanato 99.102. expresión AmpC se induce en respuesta a β- lactámicos, proteasas pueden proporcionar objetivos eficaces cine VCA para la prevención
cefamicina y la exposición de cefalosporina.
de infecciones del tracto urinario superior, se necesitan estu- dios adicionales
carbapenemasas para determinar la eficacia de estas enzimas como dianas para vacunas.
Carbapenemasas son ESBL que confieren la capacidad para inactivar carbapenems, además de las penicilinas y las
cefalosporinas de espectro extendido 99101102. Los dos carbapenemasas clínicamente más relevantes, K. pneumoniae ( serina)
carbapenemase (KPC) y metalo- Nueva Delhi β- lactamasa (NDM-1), se originó en K. pneumoniae y se extendió
rápidamente en toda la familia Enterobacteriaceae, la creación de carbapenem-resistentes Enterobacteriaceae (CRE) 15,99,101,102.
La amplia actividad de carbapenemasas confiere resistencia contra una amplia gama de espectro extendido β- lactámicos,
especialmente carbapenem.
Las vacunas de orientación sideróforos. TEMS de adquisición de hierro sis-
han demostrado una gran promesa como objetivos para el desarrollo de
vacunas debido a uropatógenos requieren una fuente de hierro durante la
proteger contra las infecciones urinarias. Sin embargo, las vacunas basadas colonización y persistencia. Además, los sistemas de adquisición de
en adhesina han demostrado ser eficaces en el bloqueo de interacciones sideróforos y hemo han demostrado ser upregulated durante la infección
huésped-patógeno, evitando así la creación de enferme- dad 108-112. Los experimental, así como en la orina de mujeres con una infección del tracto
experimentos que usan modelos de ratón y de mono cynomolgus de las IU urinario 86,94,97,98. Estos parámetros provocaron el desarrollo de vacunas basado
determinaron que la inmunización con complejos de chaperona-adhesina en férrico receptor captación yersiniabactin (FyuA), proteína de adquisición de
protegidas contra infecciones urinarias PapD-PapG o FimC-FimH 108-112. La hemo (HMA), el transporte captación de hierro aerobactina receptor (iutA) y el
eficacia de la vacuna FimC-FimH se demostró que era debido, en gran parte, elemento de hierro-sensible receptor sideróforo A (IREA) 98. La vacunación con
a los anticuerpos que bloquean la función de FimH en la colonización de la ratones tegido FyuA y Hma pro- contra pielonefritis 98117, mientras que La
vejiga 110. Además, no parecían los anticuerpos anti-FimH para alterar la E. coli vacunación con iutA y IREA reducida colonización de la vejiga en ratones, lo
que confirma la importancia de estas proteínas durante la infección 98.117. Curiosamente,
la protección específica de tejido diferencial visto con estas cuatro proteínas
nicho en la microbiota intestinal 109. Las modificaciones de este cine VCA sugiere que estos sistemas tienen diferentes roles o perfiles de expresión en
están actualmente en desarrollo, con el objetivo de inducir una mayor diferentes nichos, incluyendo la vejiga o los riñones.
estimulación inmune 108.112. Por ejemplo, un enfoque ha sido el de fusionar
FimH a la flagelina FliC el fin de inducir un inflamatoria aguda más
sustancial

Nature Reviews | MICROBIOLOGÍA Volumen 13 | De mayo de 2015 | 279

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados


COMENTARIOS

Vacunaciones con otros sistemas de sideróforos en modelos de ratón de Pilicides fueron desarrollados originalmente para inhibir
infección del tracto urinario, incluyendo los receptores de hierro Fita y Chua 98, no específicamente el montaje de UPEC tipo 1 pili. Tienen un andamio
fueron protectora contra la infección y se correlacionaron, en gran medida, con 2-piridona 28,30,31,120 y la función de la orientación y de interferir con las
menores respuestas humorales específicas de antígeno durante UTI experimental. interacciones cruciales chaperona-ujier selectivamente. Otros estudios se
Estos estu- dios sugieren que las vacunas eficaces basados ​en sideróforos fun- han llevado a cabo para investigar su amplio espectro de actividad frente a
ción, en parte, mediante la prevención de la absorción de sideróforo cognado, como otros pili CUP 122. Un análisis reciente de 35 Escherichia  spp. genomas y
es el caso con FyuA, Hma, iutA y IREA 98117, haciendo de esta una interesante área de 132 plásmidos identificaron un total de 458 operones CUP, lo que
desarrollo terapéutico contra las infecciones urinarias. representa 38 tipos de pilus CUP distintas sobre la base de la filogenia
ujier 25. Un único Escherichia sp. genoma puede tener tantas como 16, CUP
intacta distinta oper- ons 25, lo que sugiere que compuestos que apuntan a
Las moléculas pequeñas de orientación ureasa. Varios de ureasa ITORS inhib- pili CUP mediante la interrupción de su ensamblaje potencialmente
se han desarrollado como fármacos potenciales para el tratamiento de la IU, con presentan una actividad de amplio espectro. Por ejemplo, se encontró
resultados variables 89. Muchos de los primeros inhibidores fueron activos contra EC240 pilicide para interrumpir varios pili asociada a la virulencia,
ureasas de varias especies bacterianas dife- rentes, incluyendo Helicobacter incluyendo el tipo 1 pili, P pili y S pili, así como la motilidad flagelar 122. El
pylori, efecto de la EC240 en el transcriptoma y proteoma del aislado cistitis E.
P. mirabilis y S. saprophyticus, y muchos de estos inhibidores mostraron una coli  UTI89 reveló que los genes más downregulated después de un
gran promesa, ya que tenían baja de carácter definitivo y las concentraciones crecimiento en la presencia de EC240 fueron los genes de pilus de tipo 1.
inhibitorias. El mejor inhibidor de la ureasa carac- humanizada, ácido Tipo de expresión 1 pilus se controla por inversión del tipo 1 fim- briae
acetohidroxámico (AHA), incluso tenía cierto éxito en el tratamiento de elemento promotor ( FIM), que puede oscilar entre la fase ON y OFF
infecciones del tracto urinario causadas por organismos productores de ureasa; eliminar orientaciones. EC240 indujo la FIM eliminar OFF orientación y el
este inhibidor de obras de prevención de la alcalinización de la orina y fue aumento de la expresión de los reguladores transcripcionales S-fimbrial
aprobado por la FDA en 1983 ( ÁRBITRO. 89). Sin embargo, muchos de estos proteína reguladora interruptor (SFAB) y proteína reguladora P pilus
inhibidores tuvieron efectos secundarios graves relacionados con la toxicidad. PAPB, que han sido mostrados para promover una FIM
Por ejemplo, AHA dio lugar a teratogenicidad, así como psiconeurológico y músculo-tegumentario
efectos. Estudios posteriores demostraron que los derivados de AHA también
tenían propiedades inhibidoras considerables, pero de nuevo, estos
compuestos tenían propiedades mutagénicas que les terapéutica indeseables
hicieron 89. Otro grupo de inhibidores de la ure- ASE, las fosforamiditas, exhibió eliminar OFF orientación 122. Por lo tanto, la potencia de EC240 pilicide es en gran
una potente actividad contra P. mirabilis ureasa y fueron eficaces en un modelo parte debido a su capacidad de inducir una fase OFF orientación del promotor
de ratón de infección. Sin embargo, esta clase de com- puestos muestra una pilus de tipo 1, en lugar de cualquier interferencia con las interacciones de
baja estabilidad en el bajo pH del jugo gástrico, haciéndolos poco prácticos 89. benzimidazoles
chaperona-ujier. El trabajo adicional reveló que otros pilicides también inhiben la
Finalmente, los compuestos de Clic heterocy- denominan han recibido mucha producción de Dr pili, otro tipo de UPEC pili CUP que son conocidos por ser
atención debido a que funcionan como inhibidores de la bomba de protones importantes en la pielonefritis en ratones y seres humanos 30,33. Además, pilicides
que irreversiblemente inactivan sistemas ATPasa 118. han demostrado que alteran CUP biogénesis de pilus en K. pneumoniae y
también en Haemophilus influenzae ( un hallazgo que tiene implicaciones impor-
tantes para la otitis media) 24,29. Por lo tanto, pilicides representan una clase
interesante de moléculas antivirulence con el potencial para dirigirse a un
amplio espectro de gens patológico que utilizan pili CUP en la unión y el
Estos compuestos son actualmente el tratamiento estándar para las úlceras establecimiento de la infección. Los estudios futuros utilizando modelos de ratón
pépticas y la enfermedad de reflujo gastroesofágico 89. de las infecciones urinarias y ITUAC para investigar el papel de CUP pili en las
Benzimidazoles interactúan con el gástrico potas- hidrógeno ATPasa infecciones bacterianas Gram-negativas, así como el cacia y positiva en la
sium, inactivando de ese modo ellos y limitar eficazmente la enfermedad 118. biodisponibilidad de pilicides como agentes terapéuticos, se desentrañar el
Curiosamente, benzimidazoles también se unen a la metallocentre potencial de esta clase de moléculas.
ureasa, bloqueando el sitio activo de la enzima a través de impedimento
estérico 89.
Bencimidazoles también tienen una actividad bactericida contra
H. pylori, y esto no está mediada por la inhibición de la ureasa, lo que indica que Manósidos, que son análogos del receptor de FimH, se han desarrollado
estos compuestos tienen un efecto tericidal BAC- más general 89.119. Se han dado para unirse FimH con alta afinidad y el bloque de FimH unión a tors recep-
grandes pasos para identi- ficar y caracterizar inhibidores de la ureasa, pero se manosilado 35,121,123-125. Manósidos son antagonistas potentes FimH que ofrecen una
necesita más trabajo para llevar estos tratamientos potenciales para el mercado. oportunidad terapéutica prometedora para el tratamiento y prevención de las
teratogenicidad
La capacidad de un compuesto para infecciones urinarias mediante la interrupción de las principales interacciones
provocar malformación fetal. huésped-patógeno 123-125. Los estudios en els ratón mo- han demostrado el
Las moléculas pequeñas dirigidas a la adhesión bacteriana. Nuestra de potencial de manósidos como nuevas estrategias terapéuticas contra infecciones
Músculo-tegumentario
cola comprensión de ensamblaje del pilus y pilus-receptor ha abierto la del tracto urinario: manósidos son biodisponibles por vía oral; que son potentes y
Se refiere a la interacción entre los
puerta al desarrollo de dos clases de compuestos sintéticos pequeños, de acción rápida agentes terapéuticos en el tratamiento y prevención UTIs; que
sistemas muscular y integumentarias. El
sistema muscular está compuesto por los racionalmente diseñados para inhibir pili: manósidos, que inhiben la función fun- ción mediante la prevención de la colonización e invasión de la vejiga; que
músculos esqueléticos, lisos y cardíacos, de pilus; y pilicides, que inhiben el ensamblaje del pilus. Orientación función son eficaces contra UPEC resistente a múltiples fármacos; que potencian la
mientras que la piel, cabello, uñas y otras
pilus CUP o montaje tiene TiAl poten- terapéutico, como debe bloquear eficacia de antibióticos; y son eficaces contra las infecciones urinarias
estructuras especializadas forman el
UPEC la colonización, la invasión y la formación de biopelículas, evitando establecido y ITUAC 35121124125.
sistema tegumentario.
así la enfermedad 30,31,120,121.

280 | De mayo de 2015 | VOLUMEN 13 www.nature.com/reviews/micro

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados


COMENTARIOS

Curiosamente, la adhesina FimH experimenta un cambio estructural la investigación que puede identificar los mecanismos esenciales de viru-
sustancial durante el tránsito a través del poro ujier, de tal manera que el lencia y proporcionar evidencia para guiar el desarrollo de tratamientos
dominio de lectina de unión a receptor se dobla aproximadamente 37 ° con profilácticos UTI y que están optimizados contra patógenos urinarios y que
respecto al dominio de pilina. Por lo tanto, FimH adopta una conformación no alteran la microflora normal. La identificación de determinantes de
alargada antes de transporte a través del poro ujier 32126, mientras que el virulencia - específicamente, aquellas que son esenciales para la unión
dominio de lectina balancea más cerca del dominio de pilina después de inicial, incluyendo adhesinas, y para el establecimiento posterior de la
puerto trans- 32. Las dos formas del dominio de lectina tienen implicaciones enfermedad, incluyendo sideróforos y ureasa - ha permitido el desarrollo de
impor- tantes para la unión y la patogénesis: la conformación alargada se terapias dirigidas que neutralizan eficazmente ria bactericidas patógena y
une manosa con afinidad una significativamente más alta que la forma prevenir la enfermedad en modelos animales. Al dirigirse a las etapas
compacta 126. Residuos que controlan estas transiciones conformacionales han iniciales de la infección - ya sea a través de compuestos químicos, tales
demostrado estar bajo la selección positiva, y, posteriormente, se han como manósidos y pilicides, o por vacunar a ala fascinación con adhesinas
identificado los alelos pathoadaptive de FimH 126-128. o receptores de sideróforos - estas terapias tienen por objeto prevenir
uropatógenos de obtener un punto de apoyo en el tracto urinario.

Por lo tanto, ahora entendemos cómo proteína-proteína interacciones y la


unión del ligando puede regular un equilibrio mational confor- dinámico en
el dominio de unión al receptor de FimH, y esto se revela descubrir A pesar de los grandes avances se han hecho en el desa- rrollo de
inesperadas en UTI patogénesis y potenciar manósido Desa- ment. Esta nuevas estrategias que podrían ser de un día de valor en el tratamiento y la
desintegración de la dinámica de cómo gobierna allostery CUP prevención de las infecciones urinarias, se necesita más trabajo. Aunque la
ensamblaje del pilus y la función está proporcionando información valiosa vacuna es FimH en la Fase I de ensayos clínicos, muchas de las otras
acerca de ensamblaje de proteínas macromoleculares y la virulencia de terapias potenciales, incluyendo manósidos, pilicides y vacunas contra
los patógenos Gram-negativos y está generando nuevas formas de pensar sideróforos, toxinas y pili, se encuentran todavía en las etapas preclínicas
sobre el desarrollo de fármacos. de desarrollo y se han probado sólo en modelos ani- mal . Es importante
destacar que el impacto de estas estrategias sobre la microbiota endógena
debe ser considerado. Por ejemplo, aunque no se espera que estas terapias
antivirulence a afectar en gran medida la microbiota (como miembros de la
panorama familia Enterobacteriaceae representan sólo una pequeña parte de la flora
Las infecciones urinarias son algunas de las infecciones bacterianas más ciones intestinal), sólo la vacuna FimH hasta el momento ha demostrado tener
comunes, lo que resulta en mil millones de dólares en costos de salud al año 1. Tanto ningún efecto sobre la composición normal de la microbiota intestinal 109.
los numerosos uropatógenos, que codifican una amplia gama de factores de

virulencia, y la propagación de la resistencia a los antimicrobianos amenazan la

única opción de tratamiento eficaz disponible - antibióticos 15,17. Por otra parte, las

altas tasas de infecciones urinarias recurrentes indican que los antibióticos no son Por último, un esfuerzo sustancial se debe poner en la creación de futuros

un tratamiento efectivo para todas las infecciones urinarias. intensos estudios han ensayos clínicos, los cuales serán esenciales para la traducción de estas nuevas

sentado las bases para la realización de la traducción terapias antivirulence en nuevos tratamientos que reducen el sufrimiento asociado

con infecciones del tracto urinario.

1. Stamm, W. E. & Norrby, S. R. infecciones de las vías urinarias: panorama y 10. Lo, E. et al. Las estrategias para prevenir asociada al catéter 17. Kostakioti, M., Hultgren, S. J. & Hadjifrangiskou, M.
desafíos de las enfermedades. J. Infect. Dis. 183 infecciones del tracto urinario en los hospitales de agudos: actualización 2014. Infectar. modelo molecular de uropathogenic Escherichia coli
(Suppl. 1), S1-S4 (2001). Hosp de control. Epidemiol. 35, virulencia proporciona pistas hacia el desarrollo de terapias
2. Schappert, S. M. & Rechtsteiner, E. A. ambulatorios estimaciones de 464-479 (2014). anti-virulencia. Virulencia 3, 592-594 (2012).
consumo de atención médica para el año 2007. Stat Vital Health. 13, 1-38 11. Chenoweth, C. E., Gould, C. V. & San, S. Diagnosis,
(2011). gestión, y la prevención de infecciones del tracto urinario asociada al 18. Subashchandranose, S. et al. inducción-Host específica de
3. Foxman, B. síndromes de infección del tracto urinario Ocurrencia, catéter. Infectar. Dis. Clin. North Am. 28, Escherichia coli genes de fitness durante la infección del tracto urinario humano. Proc.
recurrencia, bacteriología, factores de riesgo, y la carga de enfermedad. Infectar. 105-119 (2014). Natl Acad. Sci. Estados Unidos
Dis. Clin. North Am. 28, 1-13 (2014). 12. Kline, K. A., Schwartz, D. J., Lewis, W. G., 111, 18327 hasta 18332 (2014).
Hultgren, S. J. & Lewis, A. activación L. inmune y la supresión por el 19. Khandelwal, P., Abraham, S. N. & Apodaca, G. celular
En este trabajo se presenta la información más reciente sobre las grupo B Estreptococo en un modelo murino de infección del tracto la biología y la fisiología del epitelio de la vejiga. A.m.
UTI y su impacto socioeconómico. urinario. Infectar. Immun. 79, J. Physiol. Renal Physiol. 297, F1477-F1501 (2009).
4. Foxman, B. La epidemiología de la infección del tracto urinario. Naturaleza 3588-3595 (2011). 20. Lee, G. uroplaquinas en el tracto urinario inferior. En t.
Rev. Urol. 7, 653-660 (2010). 13. Ronald, A. La etiología de la infección del tracto urinario: Neurourol. J. 15, 4-12 (2011).
5. Hooton, del tracto urinario no complicada T. M. patógenos tradicionales y emergentes. A.m. J. Med. 113 21. Eto, D. S., Jones, T. A., Sundsbak, J. L. &
infección. New Engl. J. Med. 366, 1028-1037 (2012). (Suppl. 1A), 14S-19S (2002). Mulvey, mediada por integrina M. A. invasión de la célula huésped por tipo
14. Fisher, J. F., Kavanagh, K., Sobel, J. D., 1 piliated-uropathogenic Escherichia coli. PLoS Pathog. 3, E100 (2007).
6. Nielubowicz, G. R. & Mobley, H. L. huésped-patógeno Kauffman, C. A. & Newman, C. A. Candida infección del tracto
interacciones en infección del tracto urinario. Naturaleza Rev. Urol. 7, 430-441 urinario: patogénesis. Clin. Infectar. Dis. 52 22. Niveditha, S., Pramodhini, S., Umadevi, S., Kumar, S.
(2010). (Suppl. 6), S437-S451 (2011). Y Stephen, S. El aislamiento y la formación de biopelículas de
Esta revisión compara las estrategias utilizadas por dos importantes 15. Chen, Y. H., Ko, W. C. & Hsueh, P. R. Emerging uropatógenos en los pacientes con infecciones del tracto urinario
patógenos urinarios,  E. coli y P. mirabilis, problemas de resistencia y perspectivas futuras de la farmacoterapia catéter asociado (ITU). J. Clin. Diagn. Res. 6, 1478-1482 (2012).
la respuesta del huésped a cada agente patógeno y los tratamientos y las terapias para las infecciones urinarias complicadas. Expert Opin.
actuales para prevenir las infecciones urinarias. Pharmacother. 14, 587-596 (2013). 23. Jacobsen, S. M. & Shirtliff, M. E. Proteus mirabilis
7. Hannan, T. J. et al. puestos de control huésped-patógeno y biofilms e infecciones del tracto urinario asociada al
cuellos de botella de población en uropathogenic persistente y Este documento pone de relieve la resistencia emergente entre los patógenos catéter. Virulencia 2, 460-465 (2011).
intracelular Escherichia coli Infección de vejiga. bacterianos, los problemas que enfrentamos en la lucha contra estas bacterias Este documento describe brevemente los pasos de P. mirabilis
FEMS Microbiol. Rdo. 36, 616-648 (2012). resistentes y agentes efectivos potenciales para el tratamiento de infecciones del formación cristalina-biofilm durante ITUAC.
8. Lichtenberger, P. & Hooton, infecciones del tracto urinario complicadas tracto urinario causadas por patógenos resistentes a múltiples fármacos. 24. Kline, K. A., Dodson, K. W., Caparon, M. G. &
T. M.. Curr. Infectar. Dis. Reps. 10, 499-504 (2008). Hultgren, S. J. una historia de dos pili: el montaje y la función de pili en las
dieciséis. Jacobsen, S. M., Stickler, D. J., Mobley, H. L. & bacterias. Trends Microbiol. 18, 224-232 (2010).
9. Levison, M. E. & Kaye, D. Tratamiento de las infecciones del tracto Shirtliff, M. E. complicadas infecciones del tracto urinario asociadas
urinario complicadas con un énfasis en uropatógenos gramnegativos a catéter debido a Escherichia coli y 25. Wurpel, D. J., Beatson, S. A., Totsika, M., Petty, N. K.
resistentes a las drogas. Curr. Infectar. Dis. Reps. 15, 109-115 (2013). Proteus mirabilis. Clin. Microbiol. Rdo. 21, 26-59 (2008). Y Schembri, fimbrias M. A. chaperona ujier de
Escherichia coli. Más uno 8, e52835 (2013).

Nature Reviews | MICROBIOLOGÍA Volumen 13 | De mayo de 2015 | 281

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados


COMENTARIOS

26. Waksman, G. & Hultgren, biología S. J. estructural de 44. Blango, M. G., Ott, E. M., Erman, A., Veranic, P. & 63. Nagamatsu, K. et al. La desregulación de la Escherichia coli
la vía de chaperón-ujier de la biogénesis de pilus. Mulvey, M. A. Forced resurgimiento y focalización de uropathogenic α- expresión hemolisina altera el curso de la infección aguda del tracto
Naturaleza Rev. Microbiol. 7, 765-774 (2009). intracelular Escherichia coli embalses. urinario y persistente. Proc. Natl Acad. Sci. Estados Unidos 112, E871-E880
Esta revisión presenta la más actual, la comprensión en Más uno 9, e93327 (2014). (2015).
profundidad de cómo pili se ensamblan a través de la vía de 45. Rice, J. C. et al. pielonefritica Escherichia coli 64. Mulvey, M. A. et al. La inducción y la evasión de acogida
chaperón-ujier. que expresa fimbrias P disminuir la respuesta inmune del riñón de ratón. Mermelada. defensas por tipo 1 piliated-uropathogenic Escherichia coli. Ciencia 282,
27. Vallet, I., Olson, J. W., Lory, S., Lazdunski, A. & Soc. Nephrol. dieciséis, 1494-1497 (1998).
Filloux, A. la chaperona / vías ujier de 3583-3591 (2005). sesenta y cinco. Justicia, S. S. & Hunstad, D. A. UPEC hemolisina: más
Pseudomonas aeruginosa: identificación de grupos de genes fimbriales ( vaso) y 46. Ashkar, A. A., Mossman, K. L., Coombes, B. K., no sólo para hacer agujeros. Anfitrión celular Microbio 11, 4-5 (2012).
su participación en la formación de biopelículas. Proc. Natl Acad. Sci. Gyles, C. L. & Mackenzie, R. FimH adhesina de fimbrias tipo 1 es un
Estados Unidos 98, 6911-6916 (2001). potente inductor de respuestas antimicrobianas innatas que requiere 66. Hannan, T. J. et al. Leux tRNA-dependiente y
TLR4 y el tipo 1 de señalización de interferón. PLoS Pathog. 4, e1000233 - mecanismos independientes de Escherichia coli
28. Chorell, E. et al. Mapping pilicide anti-virulencia (2008). patogénesis en la cistitis aguda. Mol. Microbiol. 67,
efectuar en Escherichia coli, un estudio exhaustivo 47. Gerlach, G. F., Clegg, S. y Allen, B. L. Identificación 116-128 (2008).
estructura-actividad. Bioorg. Medicina. Chem. 20, 3128-3142 (2012). y caracterización de los genes que codifican las de tipo 3 y tipo 1 67. Garcia, T. A., Ventura, C. L., Smith, M. A.,
adhesinas fimbriales de Klebsiella pneumoniae. J. Bacteriol. 171, 1262-1270 Merrell, D. S. & O'Brien, A. D. citotóxica necrotizante factor de 1 y
29. Thanassi, D. G., Saulino, E. T. & Hultgren, S. J. The (1989). hemolisina de uropathogenic
chaperón / ujier vía: una rama terminal principal de la vía secretora 48. Stahlhut, S. G. et al. Comparativo estructura-función Escherichia coli provocar diferentes respuestas del huésped en la
general. Curr. Opin. Microbiol. análisis de adhesinas FimH específicas de manosa de vejiga murino. Infectar. Immun. 81, 99-109 (2013).
1, 223-231 (1998). Klebsiella pneumoniae y Escherichia coli.
30. Viernes, R. et al. Pilicides inhiben la chaperona FGL / J. Bacteriol. 191, 6592-6601 (2009). 68. Landraud, L. et al. E. coli CnF1 toxina: un dos-en-uno
Usher biogénesis asistida de la polyadhesin fimbrial Dr. partir 49. Rosen, D. A. et al. variaciones moleculares en Klebsiella sistema para la invasión de la célula huésped. En t. J. Med. Microbiol.

uropatogénica Escherichia coli. BMC Microbiology. 13, 131 (2013). pneumoniae y Escherichia coli FimH afectar la función y la 293, 513-518 (2004).
patogénesis en el tracto urinario. Infectar. Immun. 69. Piteau, M. et al. Lu / BCAM glicoproteína adhesión es una
Este documento proporciona una breve descripción de dos vías conjunto 76, 3346-3356 (2008). receptor para Escherichia coli factor de citotóxico necrosante 1
de copa de pilus similares y muestra que los compuestos antivirulence 50. Rosen, D. A. et al. Utilización de un intracelular (CnF1). PLoS Pathog. 10, e1003884 (2014).
(pilicides) que fueron diseñados originalmente para dirigirse vía comunidad bacteriana en Klebsiella pneumoniae infección del
específicamente a una vía tienen amplio espectro de actividad contra las tracto urinario y los efectos de FimK sobre el tipo 1 de expresión pilus. 70. Doye, A. et al. CnF1 explota la ubiquitina-proteasoma
dos vías de pilus Cup en  E. coli. Infectar. Immun. 76, maquinaria para restringir la activación de Rho GTPasa para la invasión de la
3337-3345 (2008). célula huésped bacteriana. Celda 111, 553-564 (2002).
31. Dang, H. T. et al. Síntesis y evaluación biológica 51. Murphy, C. N., Mortensen, M. S., Krogfelt, K. A. &
de derivados de 2-amino-3-acil-tetrahidrobenzotiofeno; agentes Clegg, S. Papel de Klebsiella pneumoniae tipo 1 y tipo 3 fimbrias en la 71. Miraglia, A. G. et al. factor de necrotizante citotóxico 1
antibacterianos con actividad de antivirulencia. Org. Biomol. colonización de tubos de silicona implantados en las vejigas de ratones evita la apoptosis a través de la Akt / I κ B quinasa: papel del factor
Chem. 12, 1942-1956 (2014). como un modelo de infecciones del tracto urinario al catéter asociado. Infectar. nuclear κ B y Bcl-2. Mol. Biol. Celda 18,
Immun. 81, 2735-2744 (2007).
32. Geibel, S., Procko, E., Hultgren, S. J., Baker, D. & 3009-3017 (2013). 72. Cestari, S. E. et al. Detección molecular de HpmA y
Waksman, G. Estructural y base energética del transporte de proteínas 52. Struve, C., Bojer, M. & Krogfelt, K. A. Caracterización HIyA hemolisina de uropatogénica Proteus mirabilis. Curr.
folded- por el ujier FimD. Naturaleza 496, de Klebsiella pneumoniae fimbrias tipo 1 mediante la detección de la variación Microbiol. 67, 703-707 (2013).
243-246 (2013). de fase durante la colonización e infección y el impacto sobre la virulencia. Infectar. 73. Alamuri, P. & Mobley, H. L. Una novela autotransporter de
33. Wright, K. J. & Hultgren, S. J. fibras adhesivas y Immun. 76, uropatogénica Proteus mirabilis es tanto una citotoxina y un
uropathogenesis: adhesinas bacterianas en el tracto urinario. Futuro 4055-4065 (2008). aglutinina. Mol. Microbiol. 68, 997-1017 (2008).
Microbiol. 1, 75-87 (2006). 53. Armbruster, C. E. & Mobley, H. L. mitología Fusión
34. Hadjifrangiskou, M. et al. mutagénesis de transposones y morfología: el estilo de vida multifacética de Proteus mirabilis. 74. Mittal, R., Khandwaha, R. K., Gupta, V., Mittal, P. K. &
identifica uropatogénica Escherichia coli factores biopelícula. J. Naturaleza Rev. Microbiol. 10, 743-754 (2012). Harjai, caracteres K. fenotípicas de aislamientos urinarios de
Bacteriol. 194, 6195-6205 (2012). 54. Arias, C. A. & Murray, B. E. El aumento de la Pseudomonas aeruginosa y su asociación con la colonización renal
35. Guiton, P. S. et al. Combinatoria de molécula pequeña Enterococcus: más allá de la resistencia a la vancomicina. Naturaleza Rev. ratón. Indian J. Med. Res. 123,
terapia impide uropathogenic Escherichia coli Microbiol. 10, 266-278 (2012). 67-72 (2006).
asociada al catéter infecciones del tracto urinario en ratones. Esta es una revisión completa de la epidemiología, patogénesis y el 75. Mittal, R. Sharma, S., Chhibber, S. & Harjai, K. Hierro
Antimicrob. Agentes Chemother. 56, 4738-4745 (2012). mecanismo de resistencia a los antimicrobianos de Enterococcus  spp. dicta la virulencia de Pseudomonas aeruginosa en las infecciones del
Esta revisión también describe cómo Enterococcus  spp. se están tracto urinario. J. Biomed. Sci. 15, 731-741 (2008).
36. Martínez, J. J. & Hultgren, S. J. Requisito de Rho convirtiendo en un problema nosocomial desafiante.
GTPasas de la familia en la invasión de tipo 1 76. Rocha, C. L., Coburn, J., Rucks, E. A. y Olson, J. C.
piliated-uropatogénica Escherichia coli. Celda. Microbiol. 4, 55. Guiton, P. S., Hung, C. S., Hancock, L. E., caracterización de Pseudomonas aeruginosa
19-28 (2002). Caparon, M. G. & Hultgren, la formación de biopelículas S. J. Enterococcal y la exoenzima S como una enzima bifuncional en macrófagos
37. Song, J. et al. expulsión TLR4 mediada de bacterias virulencia en un modelo murino optimizado de infecciones del tracto urinario J774A.1. Infectar. Immun. 71, 5296-5305 (2003).
a partir de células epiteliales de la vejiga infectados. Proc. Natl Acad. Sci. Estados asociada del cuerpo en el extranjero.
Unidos 106, 14966 a 14971 (2009). Infectar. Immun. 78, 4166-4175 (2010). 77. Cathcart, G. R. et al. inhibidores novedosos de las
38. Anderson, G. G. et al. biopelículas bacterianas intracelulares 56. Nielsen, H. V. et al. La adhesión del metal de iones dependiente Pseudomonas aeruginosa factor de virulencia LasB: un enfoque
como vainas en infecciones del tracto urinario. Ciencia 301, motivo del sitio de la Enterococcus faecalis EBPA pilina media la función terapéutico potencial para la atenuación de mecanismos de virulencia de
105-107 (2003). pilus en infección del tracto urinario asociada al catéter. mBio 3, e00177-12 la infección por Pseudomonas.
Este es el primer documento para describir el ciclo intracelular de un (2012). Antimicrob. Agentes Chemother. 55, 2670-2678 (2011).
patógeno urinario y su importancia para la persistencia. 57. Goble, N. M., Clarke, T. & Hammonds, J. C.
Los cambios histológicos en la vejiga urinaria secundaria a la 78. Meyers, D. J. et al. En vivo y in vitro toxicidad de
39. Hannan, T. J., Mysorekar, I. U., Hung, C. S., Isaacson- cateterización uretral. Br. J. Urol. 63, 354-357 (1989). fosfolipasa C de Pseudomonas aeruginosa. Toxicon 30, 161-169
Schmid, M. L. & Hultgren, S. J. primeros respuestas (1992).
inflamatorias graves a uropatógena E. coli 58. Glahn, B. E. Influencia de las condiciones de drenaje en 79. Wargo, M. J. et al. fosfolipasa C hemolítica
predisponer a la infección del tracto urinario crónica y recurrente. PLoS daño de la vejiga de la mucosa por catéteres permanentes. I. Estudio de inhibición protege la función pulmonar durante Pseudomonas aeruginosa infección.
Pathog. 6, e1001042 (2010). la presión. Scand. J. Urol. Nephrol. 22, 87-92 (1988). A.m. J. Respir. Crit. Care Med.
40. Kostakioti, M., Hadjifrangiskou, M. & Hultgren, S. J. 184, 345-354 (2011).
Los biofilms bacterianos: desarrollo, la dispersión y las estrategias 59. Guiton, P. S., Hannan, T. J., Ford, B., Caparon, M. G. & 80. Berka, R. M. & Vasil, M. L. fosfolipasa C (calor
terapéuticas en los albores de la era postantibiótico. Cold Spring Harb. Hultgren, S. J. Enterococcus faecalis supera la inflamación mediada hemolisina lábil) de Pseudomonas aeruginosa:
Perspect. Medicina. 3, a010306 (2013). cuerpo-extranjeras para establecer infecciones del tracto urinario. Infectar. la purificación y la caracterización preliminar.
Immun. 81, 329-339 (2013). J. Bacteriol. 152, 239-245 (1982).
Esta opinión se detalla la importancia de la formación de biopelículas 81. Senturk, S., Ulusoy, S., Bosgelmez-Tinaz, G. &
para la supervivencia y la persistencia de diferentes patógenos y la 60. Flores-Mireles, A. L., Pinkner, J. S., Caparon, M. G. & Yagci, A. Quorum de detección y la virulencia de
amenaza que representa en la práctica clínica. Además, se analiza nuevas Hultgren, los anticuerpos de vacuna S. J. EBPA bloquear la unión de Enterococcus Pseudomonas aeruginosa durante las infecciones del tracto
estrategias alternativas para la prevención de la formación de faecalis al fibrinógeno para prevenir la infección de la vejiga asociada al urinario. J. Infect. Prog. Ctries 6, 501-507 (2012).
biopelículas. catéter en ratones. Sci. Trad. Medicina. 6, 254ra127 (2014).
82. Mittal, R., Aggarwal, S., Sharma, S., Chhibber, S. &
41. Rosen, D. A., Hooton, T. M., Stamm, W. E., Este es el primer estudio para diseccionar el mecanismo de Harjai, infecciones del tracto urinario causadas por K.
Humphrey, P. A. & Hultgren, S. J. Detección de comunidades E. faecalis infección durante un ITUAC; este trabajo condujo al desarrollo Pseudomonas aeruginosa: una mini revisión. J. Infect. Publ.
bacterianas intracelulares en infección del tracto urinario humano. PLoS de una vacuna que previene la infección en un modelo de ratón de una Salud 2, 101-111 (2009).
Med. 4, E329 (2007). infección urinaria. 83. Li, X. et al. La visualización de Proteus mirabilis dentro
42. Robino, L. et al. bacterias intracelulares en el 61. Nielsen, H. V. et al. residuos de pilina y sortase crítico la matriz de cálculos en la vejiga de ureasa inducida durante la infección del
patogénesis de Escherichia coli infección del tracto urinario en los niños. para la biogénesis de pilus una endocarditis y biofilm asociada en Enterococcus tracto urinario experimental. Infectar. Immun.
Clin. Infectar. Dis. 59, E158-E164 (2014). faecalis. J. Bacteriol. 195, 70, 389-394 (2002).
43. Schwartz, D. J., Chen, S. L., Hultgren, S. J. & 4484-4495 (2013). 84. Gatermann, S., John, J. & Marre, R. Estafilococo
Seed, dinámica P. C. de población y distribución nicho de uropathogenic Escherichia
62. Dhakal, B. K. & Mulvey, M. A. La UPEC formador de poros saprophyticus ureasa: caracterización y contribución a
coli durante la infección aguda del tracto urinario y crónica. Infectar. toxina α- hemolisina desencadena la proteólisis de las proteínas del huésped para uropathogenicity en infección del tracto urinario sin obstáculos de
Immun. 79, romper la adhesión celular, inflamatoria, y las vías de supervivencia. Anfitrión celular las ratas. Infectar. Immun. 57,
4250-4259 (2011). Microbio 11, 58-69 (2012). 110-116 (1989).

282 | De mayo de 2015 | VOLUMEN 13 www.nature.com/reviews/micro

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados


COMENTARIOS

85. Podschun, R. & Ullmann, U. Klebsiella spp. como 107. Mushtaq, S., Woodford, N., Esperanza, R., Adkin, R. & a in vitro y en vivo evaluación. J. Med. Chem. 53,
patógenos nosocomiales: epidemiología, taxonomía, métodos de Livermore, D. M. Actividad de BAL30072 solo o combinado con β- lactamasa 8627-8641 (2010).
caracterización y los factores de patogenicidad. Clin. Microbiol. Rdo. 11, inhibidores o con meropenem contra Enterobacteriaceae 125. Totsika, M. et al. Un inhibidor de FimH impide aguda
589-603 (1998). carbapenem-resistente y no fermentadores. J. Antimicrob. Chemother. 68, infección de la vejiga y trata cistitis crónica causada por
86. Visca, P. et al. determinantes de virulencia en Pseudomonas 1601-1608 (2013). uropathogenic multirresistente Escherichia coli
aeruginosa cepas de infecciones del tracto urinario. ST131. J. Infect. Dis. 208, 921-928 (2013).
Epidemiol. Infectar. 108, 323-336 (1992). 108. Asadi Karam, M. R., Oloomi, M., Mahdavi, M., 126. Schwartz, D. J. et al. Positivamente seleccionado residuos FimH
87. Griffith, D. P., Musher, D. M. & Itin, C. ureasa. los Habibi, M. & Bouzari, S. La vacunación con FimH recombinante fusionado mejorar la virulencia durante la infección del tracto urinario mediante la alteración de FimH

causa primaria de cálculos urinarios de infección inducida. con flagelina mejora la inmunidad celular y humoral contra la infección del conformación. Proc. Natl Acad. Sci. Estados Unidos

Invertir. Urol. 13, 346-350 (1976). tracto urinario en ratones. Vacuna 31, 1210-1216 (2013). 110, Desde 15.530 hasta 15.537 (2013).

88. Coker, C., Poore, C. A., Li, X. y Mobley, H. L. Este estudio identifica el papel de los residuos FimH clave en la
patogénesis de Proteus mirabilis infección del tracto urinario. Los 109. Langermann, S. et al. La vacunación con FimH adhesina conformación de la proteína y la virulencia.
microbios Infect. 2, 1497-1505 (2000). protege macacos de la colonización e infección por uropatogénica Escherichia
127. Sokurenko, E. V., chesnokova, V., Doyle, R. J. &
89. Kosikowska, P. & Berlicki, inhibidores de la ureasa L. coli. J. Infect. Dis. 181, 774-778 (2000). Hasty, D. L. Diversidad de la Escherichia coli escriba 1 lectina fimbrial.
fármacos potenciales para las infecciones del tracto gástrico y urinarios: una revisión unión diferencial a manósidos y células uroepiteliales. J. Biol. Chem. 272,
de patentes. Expert Opin. El r. Palmadita. 21, 945-957 (2011). 110. Langermann, S. et al. Prevención de la mucosa 17880-17886 (1997).
Escherichia coli infección por la vacunación sistémica a base de
90. Jones, B. D. & Mobley, H. L. genéticos y bioquímicos FimH-adhesina. Ciencia 276, 607-611 (1997). 128. Weissman, S. J. et al. estabilidad diferencial y
diversidad de ureasas de Proteo, Providencia, y efectos trade-off de mutaciones en el pathoadaptive
Morganella especies aisladas de infección del tracto urinario. Infectar. Este estudio pivotal muestra que el bloqueo de la interacción entre la adhesina Escherichia coli adhesina FimH. Infectar. Immun. 75,
Immun. 55, 2198-2203 (1987). bacteriana y el receptor anfitrión a través de la vacunación puede prevenir 3548-3555 (2007).
91. Stickler, D. J. complicaciones clínicas de orina infecciones del tracto urinario en ratones. 129. Justicia, S. S., Hunstad, D. A., Cegelski, L. &
catéteres causadas por biopelículas cristalinas: algo que hay que Hultgren, S. J. morfológica plasticidad como estrategia de supervivencia
hacer. J. Intern. Medicina. 276, 120-129 (2014). 111. Roberts, J. A. et al. Las respuestas de anticuerpos y bacteriana. Naturaleza Rev. Microbiol. 6, 162-168 (2008).
protección de pielonefritis después de la vacunación con purificada Escherichia
92. Caza, M. & Kronstad, J. W. Shared y distinta coli proteína PapDG. J. Urol. 130. Horvath, D. J. Jr et al. plasticidad morfológica
mecanismos de adquisición de hierro por bacterias y hongos patógenos de los 171, 1682-1685 (2004). promueve la resistencia a la matanza de los fagocitos de uropatogénica Escherichia
seres humanos. Frente. Celda. Infectar. Microbiol. 3, 112. Savar, N. S. et al. in silico y en vivo estudios de coli. Los microbios Infect. 13,
80 (2013). formas truncadas de la flagelina (FliC) de enteroagregativa 426-437 (2011).
93. Garcia, E. C., Brumbaugh, A. R. & Mobley, H. L. Escherichia coli fusionado a FimH de uropathogenic 131. Danese, P. N., Pratt, L. A., Dove, S. L. & Kolter, R. El
La redundancia y la especificidad de Escherichia coli sistemas de adquisición Escherichia coli como un candidato a vacuna contra las infecciones del proteína de membrana externa, antígeno de 43, media las interacciones de célula a
de hierro durante la infección del tracto urinario. tracto urinario. J. Biotechnol. 175, 31-37 (2014). célula dentro de Escherichia coli biopelículas.
Infectar. Immun. 79, 1225-1235 (2011). Mol. Microbiol. 37, 424-432 (2000).
94. Watts, R. E. et al. Contribución de los sistemas de sideróforos 113. Li, X. et al. El uso de la fusión de traslación de la Mrph 132. Lane, M. C., Li, X., Pearson, M. M., Simms, A. N. &
para el crecimiento y la colonización del tracto urinario de bacteriuria dominio de unión a adhesina fimbrial con el dominio de la toxina del cólera Mobley, H. L. condiciones de oxígeno limitante de enriquecer las células
asintomática Escherichia coli. Infectar. Immun. 80, 333-344 (2012). A2, se coexpresan con la subunidad B de la toxina del cólera, como una fimbriado de uropathogenic Proteus mirabilis y
vacuna intranasal para prevenir la infección del tracto urinario experimental Escherichia coli. J. Bacteriol. 191, 1382-1392 (2009).
95. Valdebenito, M., Crumbliss, A. L., Winkelmann, G. & por Proteus mirabilis. Infectar. Immun. 72, 7306-7310 (2004).
Hantke, K. Los factores ambientales influyen en la producción de 133. Yu, H. et al. Elastasa de LasB Pseudomonas
enterobactin, salmochelin, aerobactina, y en yersiniabactin Escherichia 114. Sivick, K. E. & Mobley, H. L. guerra llevando a cabo contra aeruginosa promueve la formación de biopelículas en parte a través de la
coli cepa Nissle uropatogénica Escherichia coli: recuperar el tracto urinario. Infectar. regulación-ramnolípido mediada. Poder. J. Microbiol.
1917. En t. J. Med. Microbiol. 296, 513-520 (2006). Immun. 78, 568-585 (2010). 60, 227-235 (2014).
134. Diggle, S. P. et al. La lectina galactophilic, Leca,
96. Chaturvedi, K. S., Hung, C. S., Crowley, J. R., 115. O'Hanley, P., Lalonde, G. & Ji, G. alfa-hemolisina contribuye al desarrollo del biofilm en Pseudomonas aeruginosa.
Stapleton, A. E. & Henderson, J. P. El sideróforo yersiniabactin contribuye a la patogenicidad de piliated digalactósido vinculante Escherichia Reinar. Microbiol. 8, 1095-1104 (2006).
une cobre para proteger patógenos durante la infección. Naturaleza coli en el riñón: eficacia de una α- vacuna hemolisina en la prevención 135. Fazli, M. et al. La regulación de la formación de biopelículas en
Chem. Biol. 8, 731-736 (2012). de lesión renal en el modelo de ratón BALB / c de pielonefritis. Pseudomonas y Burkholderia especies. Reinar. Microbiol. dieciséis,
1961-1981 (2014).
97. Himpsl, S. D. et al. Proteobactin y una yersiniabactin- Infectar. Immun. 59, 1153-1161 (1991). 136. Wagner, V. E., Li, L. L., Isabella, V. M. & Iglewski, B. H.
sideróforo relacionada mediar en la adquisición de hierro 116. Alamuri, P., Eaton, K. A., Himpsl, S. D., Smith, S. N. Análisis de la jerarquía de la regulación de detección de quórum en Pseudomonas
Proteus mirabilis. Mol. Microbiol. 78, 138-157 (2010). Y Mobley, H. L. La vacunación con proteus aglutinina tóxico, una aeruginosa. Anal. Bioanal. Chem.
citotoxina hemolisina-independiente en vivo, 387, 469-479 (2007).
98. Brumbaugh, A. R., Smith, S. N. y Mobley, H. L. protege contra Proteus mirabilis infección del tracto urinario. Infectar. 137. Kumar, R., Chhibber, S. & Harjai, K. percepción de quórum
La inmunización con el receptor yersiniabactin, FyuA, protege contra la Immun. 77, 632-641 (2009). es necesario para la virulencia de Pseudomonas aeruginosa durante la
pielonefritis en un modelo murino de infección del tracto urinario. Infectar. 117. Alteri, C. J., Hagan, E. C., Sivick, K. E., Smith, S. N. infección del tracto urinario. Kidney Int.
Immun. 81, 3309-3316 (2013). Y Mobley, H. L. de la mucosa de la inmunización con antígenos del 76, 286-292 (2009).
receptor de hierro protege contra la infección del tracto urinario. PLoS 138. Justicia, S. S., Hunstad, D. A., Seed, P. C. &
Esta investigación utiliza datos de las pantallas de genómica, Pathog. 5, e1000586 (2009). Hultgren, S. J. filamentación por Escherichia coli
proteómica y metabólicos para identificar dianas de vacunas en E. coli.,  todos 118. Nagaya, H., Satoh, H., Kubo, K. & Maki, Y. Posible subvierte defensas innatas durante la infección del tracto urinario. Proc.
los cuales están involucrados en la adquisición de hierro. La vacunación mecanismo para la inhibición de gástrica (H + + K +) trifosfatasa de Natl Acad. Sci. Estados Unidos 103,
con varios receptores de hierro durante UTIs experimental en ratones adenosina por el inhibidor de la bomba de protones AG-1749. J. Desde 19.884 hasta 19.889 (2006).

reveló que estos factores fueron un blanco eficaz para el desarrollo de Pharmacol. Exp. El r. 248, 139. Morgenstein, R. M. & Más bien, P. N. Papel de la Umo
vacunas. 799-805 (1989). proteínas y la phosphorelay Rcs en la motilidad enjambre de la de
119. Sjostrom, J. E., Kuhler, T. & Larsson, H. Bases para la tipo salvaje y un O-antígeno ( Waal)
99. Paterson, D. L. La resistencia en bacterias Gram-negativas: actividad antibacteriana selectiva in vitro de inhibidores de la bomba de mutante de Proteus mirabilis. J. Bacteriol. 194,
Enterobacterias. A.m. J. Infect. Controlar 34, protones contra Helicobacter spp. Antimicrob. Agentes Chemother. 41, 1797-1801 669-676 (2012).
S20-S28 (2006). (1997). 140. Walther-Rasmussen, J. & Hoiby, N. cefotaximasas
100. Garau, J. Otros antimicrobianos de interés en la era de la 120. Pinkner, J. S. et al. Diseñado racionalmente pequeña (CTX-M-ASES), una familia en expansión de espectro extended- β-
de espectro extendido β- lactamasas: fosfomicina, nitrofurantoína y compuestos inhiben la biogénesis de pilus en bacterias uropatógenos. Proc. lactamasas. Poder. J. Microbiol. 50,
tigeciclina. Clin. Microbiol. Infectar. Natl Acad. Sci. Estados Unidos 103, 137-165 (2004).
14, 198-202 (2008). 17897 a 17902 (2006). 141. Schwan, W. R. Los flagelos permiten uropatogénica
101. Pendleton, J. N., Gorman, S. P. & Gilmore, B. F. Clinical 121. Cusumano, C. K. et al. Tratamiento y prevención Escherichia coli ascensión a los riñones murinos. En t.
relevancia de los patógenos Eskape. Rev. experto anti Infect. El r. 11, de infección del tracto urinario con inhibidores de FimH activos por vía J. Med. Microbiol. 298, 441-447 (2008).
297-308 (2013). oral. Sci. Trad. Medicina. 3, 109ra115 (2011). 142. Ulett, G. C. et al. Análisis funcional de antígeno 43 en
102. Gupta, K. & Bhadelia, Gestión N. del tracto urinario uropatogénica Escherichia coli revela un papel en la persistencia a largo
infecciones de organismos resistentes a múltiples fármacos. Infectar. Dis. Este trabajo clave utiliza compuestos diseñados para evitar que el E. coli escriba plazo en el tracto urinario. Infectar. Immun.
Clin. North Am. 28, 49-59 (2014). 1 adhesina pilus de unión al receptor de acogida y demuestra que estos 75, 3233-3244 (2007).
103. Bradford, P. A. espectro extendido β- lactamasas en el compuestos son eficaces en la prevención de infecciones del tracto urinario 143. Tarkkanen, A. M. et al. Fimbriación, encapsulación,
siglo 21: la caracterización, la epidemiología y la detección de en ratones. y sistemas de hierro de barrido de de Klebsiella cepas asociadas con
esta amenaza importante resistencia. Clin. Microbiol. Rdo. 14, 933-951 infección del tracto urinario humano. Infectar. Immun. 60, 1187-1192
(2001). 122. Greene, S. E. et al. Pilicide EC240 interrumpe la virulencia (1992).
104. Courvalin, P. resistencia a la vancomicina en bacterias Gram-positivas circuitos en uropatogénica E. coli. mBio 5, e02038 (2014). 144. Podschun, R., Sievers, D., Fischer, A. & Ullmann, U.
cocos. Clin. Infectar. Dis. 42 ( Supl. 1), S25-S34 (2006). Los serotipos, hemaglutininas, la síntesis de sideróforos, y suero
105. Zhanel, G. G. et al. La ceftazidima-avibactam: a novel Este es el primer documento para describir el papel de pilicide resistencia de i Klebsiella solates provocando infecciones del tracto urinario
cefalosporina / β- combinación inhibidor de lactamasa. en la regulación de la transcripción y traducción de la UPEC. humanos. J. Infect. Dis. 168, 1415-1421 (1993).
drogas 73, 159-177 (2013).
106. Livermore, D. M. & Mushtaq, S. Actividad de biapenem 123. Abgottspon, D. et al. Desarrollo de una agregación 145. Dumanski, A. J., Hedelin, H., Edin-Liljegren, A.,
(RPX2003) combinado con el boronato β- lactamasa inhibidor ensayo para seleccionar antagonistas FimH. J. Microbiol. Beauchemin, D. & McLean, capacidad R. J. único de la
RPX7009 contra Enterobacteriaceae carbapenem-resistente. J. métodos 82, 249-255 (2010). Proteus mirabilis cápsula para mejorar el crecimiento mineral en los cálculos
Antimicrob. Chemother. 68, 124. Klein, T. et al. FimH antagonistas para el tratamiento oral urinarios infecciosa. Infectar. Immun. 62,
1825-1831 (2013). de infecciones del tracto urinario: desde el diseño y la síntesis de 2998-3003 (1994).

Nature Reviews | MICROBIOLOGÍA Volumen 13 | De mayo de 2015 | 283

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados


COMENTARIOS

146. Cole, S. J., Records, A. R., Orr, M. W., Linden, S. B. & Expresiones de gratitud
Lee, V. T. asociada al catéter infección del tracto urinario por Los autores disculpas a los investigadores cuyo trabajo no pudieron ser incluidos
Pseudomonas aeruginosa está mediada por biofilms en esta revisión debido a las limitaciones de espacio. Que gracias a los miembros
exopolisacárido-independientes. Infectar. Immun. 82, 2048-2058 de SJH de laboratorios y de MGC, especial- mente K. W. Dodson, por sus
(2014). sugerencias y comentarios. Este trabajo fue apoyado por la subvención a
147. Gupta, P., Gupta, R. K. & Harjai, K. virulencia múltiple 1F32DK104516-01
factores regulados por la percepción de quórum pueden ayudar en el ALF-M. y el R01-DK051406, R01-AI108749-01 y subvenciones
establecimiento y la colonización del tracto urinario por P50-DK0645400 del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades
Pseudomonas aeruginosa durante la infección del tracto urinario Infecciosas (NIAID) y el Instituto Nacional de la Diabetes de Estados Unidos y
experimental. Indian J. Med. Microbiol. 31, Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK).
29-33 (2013).
148. Infierno, W., Meyer, H. G. W. y Gatermann, S. G. Clonación
de aas, un gen que codifica una Staphylococcus saprophyticus proteína declaración de intereses en competencia
de superficie con propiedades adhesivas y autolíticos. Mol. Los autores declaran no tener conflictos de intereses.
Microbiol. 29, 871-881 (1998).

149. Kline, K. A. et al. Caracterización de una nueva murino INFORMACIÓN SUPLEMENTARIA


modelo de Staphylococcus saprophyticus infección del tracto urinario Ver artículo en línea: S1 (mesa)
revela roles para Ssp y SDRI en la virulencia.
Todos los enlaces están activos en el PDF en línea
Infectar. Immun. 78, 1943-1951 (2010).

284 | De mayo de 2015 | VOLUMEN 13 www.nature.com/reviews/micro

© 2015 Macmillan Publishers Limited. Todos los derechos reservados