Anda di halaman 1dari 4

Caracas, 04 de enero de

2019

CARTA
PÚBLICA

EVALUACIÓN DE GESTIÓN AÑO


2018

Ciudadano:
Jorge
Arreaza
Canciller Su
despacho.-

Nos permitimos escribir estas líneas que, esperamos y estamos seguros le llegarán para
su conocimiento y demás fines, para darle nuestra opinión sobre los resultados de su
gestión en el cargo como Ministro del Poder Popular de Relaciones Exteriores, mismo que
como Canciller, usted y su equipo de trabajo se han dedicado en resaltar sus grandes
logros, pero como Ministro le informamos que ha fracasado ante sus trabajadores. Como
Canciller podrá decir que viajo por el mundo, luchando por la Revolución Bolivariana, se
reunió con Sindicatos, con gremios, con altas personalidades y con Gobiernos, resaltando
que Venezuela era blanco de una "GUERRA ECONÓMICA", de una "CONSPIRACIÓN
MUNDIAL CONTRA LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA", de un constante "asedio a la
soberanía nacional"; destacando las grandes alianzas con sus socios Latino América y del
Caribe, del Medio Oriente, de Asia, de África y algunos de Europa, viajes estos que,
costaron muchísimo dinero a la nación y que si tomamos en cuenta los objetivos del Plan
de la Patria, podemos decir que hizo su trabajo como Canciller de la Revolución mas no
de nuestra Patria que día a día, nosotros los ciudadanos de a pies, vemos como se ha
venido deteriorando la economía, el poder adquisitivo de los ciudadanos, la salud, las
empresas básicas, transporte público, en fin la calidad de vida de la sociedad en sí... Pero
ahora bien, vamos con lo que nos compete como Organización Sindical, representantes
de todos los trabajadores Activos, Jubilados y Pensionados del Ministerio del Poder
Popular para Relaciones Exteriores, con respecto a sus acciones como Ministro. A su
llegada al ministerio, usted manifestó que se debía profesionalizar la Cancillería, de que
debía honrarse todos los compromisos con los trabajadores, pero como todo, eso quedó
en palabras. La Cancillería en un año ha sufrido uno de los peores retrocesos histórico, y
no solo a nivel de personal sino de infraestructura, condiciones de trabajo, maltrato hacia
la clase trabajadora, entre otros. En un año renunciaron más de 360 personas
decepcionados porque no encontraron en la cancillería el progreso necesario para cubrir
sus necesidades básicas por el deterioro de las condiciones laborales y a finales de año
2018 su gestión, a través de la directora de Recursos Humanos María Carolina
Rodríguez, cerró con broche de platino con una aleación de criptonita al ensañarse con
una acción de despidos masivos en contra de más de 100 trabajadores, echándolos a la
calle (FUERON BOTADOS) sin causa justificada, avalados por el Director de Servicios
Administrativo Jose Arcia, al mantener una actitud de silencio cómplice de este acto, en
conjunto con el Director de Servicios Generales Christian Galindez y el Coordinador
Wander Azuaje, ya que gran parte de ese personal pertenece a la dirección que él
preside, que cabe señalar que en varias oportunidades fueron obligados a asistir a
marchas, concentraciones y amenazados que si no votaban en los últimos procesos
electorales serian despedidos, trasgrediendo un derecho fundamental consagrado en la
Constitución, como lo es el derecho al trabajo, sin tomar en cuenta la inamovilidad laboral,
el estamento laboral vigente, sus evaluaciones, mujeres embarazadas, madres con hijos
en condiciones especiales, padres con hijos menores de edad, en fin no les importo ni si
quiera la calidad humana. Trabajadores estos que fueron BOTADOS por el simple hecho
de haber participado en una ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA convocada por
el Sindicato, amparados en la CRBV, LOTTT, LOPCYMAT y Contrato Colectivo de
Trabajo, solo por el simple hecho de exigir condiciones de trabajo y reivindicaciones
salariales, que recurrentemente vienen siendo incumplidas por la entidad de trabajo sin
dar una respuesta oportuna, a parte del maltrato de Directores y Coordinadores de los
cuales venían siendo víctimas estos trabajadores y que, fueron notificados en su debido
momento haciendo caso omiso a las respectivas denuncias. El personal del servicio
exterior fue vilmente maltratado durante el año 2018 con la deuda y el retraso en el pago
de la nómina por más de seis meses y de los propios gastos de funcionamiento, lo que
conllevó a retrasos en la cancelación de alquileres y de servicio hasta de las propias
sedes oficiales (recuerde que es difícil hacer entender al mundo, como un país tan rico en
petróleo, derivados y otros minerales, no tenga como cumplir con sus compromisos
financieros). Igualmente les fueron conculcados varios beneficios, tales como: Bono
vacacional, Un mes de Bono navideño, entre otros..., y lo único que se les ha dicho a
estos trabajadores del Servicio Exterior es “que si no les gusta que
renuncie”. Sin embargo no vamos a extendernos en la crítica situación que están
atravesando estos compañeros y de nuestras sedes por la inexperiencia y la falta de
profesionalismo de quienes hoy ejercen los altos cargos afuera... Esto podría ser un tema
de debate y discusión en otro momento, si usted se lo permite a los verdaderos
DIPLOMÁTICOS de carrera conocedores de la materia. En esta oportunidad, nosotros
preferimos tratar es el tema de funcionarios y trabajadores en el servicio interno tanto
activos, jubilados y pensionados, que hemos visto retroceder los logros que se habían
alcanzado por Convención Colectiva, Actas convenios y otros mecanismos de ley que nos
han permitido mejorar las condiciones socio-económicas de los trabajadores, y que Usted,
o no le dicen realmente lo que sucede o definitivamente no le interesa. En este mismo
orden de ideas, nosotros los trabajadores de la Cancillería en el servicio interno, durante
su gestión año 2018 hasta la presente fecha, nos encontramos en un estado de
vulnerabilidad con respecto al tema de la salud. Hoy en día tenemos una póliza de HCM
que no cubre las necesidades básicas, ni si quiera para cubrir gastos de exámenes de
laboratorio y mucho menos para cubrir gastos funerarios, ni hablar de los gastos por
maternidad. La misma suerte podrían estar corriendo los trabajadores del Servicio
Exterior, ya que de acuerdo a información oficial EL MINISTERIO adeuda a la empresa
aseguradora en casi su totalidad el costo de la póliza adquirida durante el año 2018. Su
equipo de trabajo fracturó en los últimos meses todo lo que se venía logrando para el
bienestar y buen desempeño de las actividades del Ministerio. Los trabajadores hemos
observado cómo se nos humilla con una caja del CLAP, obligándolos a compartir un
combo Hallaquero y obligándolos a pagar Bs.S. 1000 para trasladarse al centro de acopio
ubicado en Tazón, además de la irregularidad de depositar en una cuenta personal
(Elizabeth Travieso) con la finalidad de adquirir estos productos, mientras que se gastan
fortunas en despedidas a Embajadores, se alimentan no solo a Directores Generales, sino
a su comitiva; mientras que al resto del personal se les recuerda que cobran cesta tickets,
que no alcanzan ni para comprar una empanada. No hay incentivos, ni operativos como
en otros Ministerios para obtener productos subsidiados, en vez de esto se nos han
reducido los beneficios. Asimismo, mientras nos quitaron el beneficio de prima de
transporte, se nos niega el beneficio de la cláusula de Transporte Interurbano ganado a
través de Convención Colectiva, se exige a los trabajadores el cumplimiento del horario a
pesar de la degradante situación del transporte público, pero quien lo exige no recuerda
que a él o ella lo busca un carro oficial que lo trae y lleva a la hora que le da la gana. Se
exige una vestimenta acorde, pero no se honra las cláusulas correspondientes a Trajes y
Calzado y ni hablar de Uniformes e implementos de trabajo para que el personal obrero
ejecute sus funciones eficientemente. No basto con quitarles el derecho de disfrute
recreacional del Plan Vacacional y Campamento de nuestros hijos, sino que también les
robaron las navidades al no realizar la fiesta infantil de fin de año y el pago
correspondiente a juguetes, todo esto con la excusa de la mal llamada guerra económica.
En reunión sostenida con su asistente Jorge Álvarez nos manifestó que nosotros los
trabajadores debíamos hacerles entender a nuestros hijos el por qué este año no íbamos
a tener navidades, ¡..Que caradurismo la de este señor..!. Se nos invita frecuentemente a
recordar que debemos hacer sacrificios, pero lo irónico es que te lo pidan quienes, cada
vez que viajan, reciben viáticos o bolsas de viaje en divisas, que al cambio oficial le
aseguramos que ayudaría a pagar las deudas pendientes con el personal. El Ministerio en
sí es el fiel reflejo del país, no funcionan los ascensores, los microondas, no hay agua, no
hay material de oficina, no hay tóner, la mayoría del mobiliario está en desuso, no hay
productos de limpieza y se exige cumplir con el trabajo y las actividades cotidianas, ¡que
descaro!. Debería estar súper agradecido de que con todas las fallas hacía el personal, no
le hemos dejado mal parado... Pero insólito es ver que, cuando ya por falta de respuesta,
salgamos a solicitar nuestros derechos laborales, se nos critique y se nos tilde de
"guarimberos", y se nos amenace con lo que por derecho nos corresponde y se pretenda
culpar de la mala gestión interna al Sindicato y a quienes nos acompañan o se solidaricen
con nuestra lucha. Señor Ministro, quienes hoy ejercen cargos directivos de importancia
en su gestión, no han sido ni serán capaces de resolver los temas planteados, y que de
seguir así, las evaluaciones futuras lo dejarían a Usted como el peor de los Ministros que
haya pasado por la Cancillería. Este Sindicato reitera una vez más el compromiso
inquebrantable que tenemos con los trabajadores. No somos de derecha ni de izquierda,
sino que estamos comprometidos con la defensa de los trabajadores de la Cancillería, y
más aun con la defensa de los trabajadores de Venezuela, Atentamente,
SUNOFUTRAJUP-
MPPRE