Anda di halaman 1dari 3

Claro que lo entiendo. Incluso un niño de cuatro años podría entenderlo.

¡Que me
traigan un niño de cuatro años!.

Conozco a centenares de maridos que volverían felices al hogar si no hubiera una


esposa que les esperara. Quiten a las esposas del matrimonio y no habrá ningún
divorcio.

Creo en mí antes que en Dios, pero el problema es que me lleva ventaja porque hay un
libro que habla de él y “Playboy” aun no quiere editar un desnudo mío…

Cuando muera quiero que me incineren y que el diez por ciento de mis cenizas sean
vertidas sobre mi representante.

Debo confesar que nací a una edad muy temprana.

Detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Detrás de ella está su esposa.

Disculpen si les llamo caballeros, pero todavía no les conozco bien (Dicho antes de
comenzar un discurso).

Durante mis años formativos en el colchón, me entregué a profundas cavilaciones sobre


el problema del insomnio. Al comprender que pronto no quedarían ovejas que contar
para todos, intento el experimento de contar porciones de oveja en lugar del animal
entero.

El matrimonio es la principal causa del divorcio.

El matrimonio es una gran institución. Por supuesto, si te gusta vivir en una institución.

Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota, pero no se deje usted engañar, es
realmente un idiota.

En las fiestas no te sientes jamás; puede sentarse a tu lado alguien que no te guste.

Es una tontería mirar debajo de la cama. Si tu mujer tiene una visita, lo más probable es
que la esconda en el armario. Conozco a un hombre que se encontró con tanta gente en
el armario que tuvo que divorciarse únicamente para conseguir donde colgar la ropa.

Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros.

Fuera del perro, el libro es el mejor amigo del hombre. Dentro del perro, quizá esté muy
oscuro para leer.

Hace tiempo conviví casi dos años con una mujer hasta descubrir que sus gustos eran
exactamente como los míos: los dos estábamos locos por las chicas.

Hay muchas cosas en la vida más importantes que el dinero. ¡Pero cuestan tanto!.

He disfrutado mucho con esta obra de teatro, especialmente en el descanso.


He pasado la mejor noche de mi vida, pero no ha sido esta.

Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: Un pequeño yate, una pequeña
mansión, una pequeña fortuna.

Hoy no tengo tiempo para almorzar. Tráigame directamente la cuenta (Al camarero de
un restaurante).

Humphrey Bogart vino la otra noche a casa y acabó completamente borracho, algo por
otra parte, bastante normal en él. Cuando va cocido es un pelmazo, pero la verdad es
que no mejora mucho cuando está sobrio.

Humor es posiblemente una palabra; la uso constantemente y estoy loco por ella. Algún
día averiguaré su significado.

Jamás aceptaría pertenecer a un club que admitiera como miembro a alguien como yo
(En una ocasión Groucho trató de apuntarse a cierto club con su verdadero nombre,
Julius Henry Marx. Después de negarse el club a admitirlo, cuando supieron de quien se
trataba, e intentaron enmendar su error, esta fue la respuesta de Groucho).

La humanidad, partiendo de la nada y con su sólo esfuerzo, ha llegado a alcanzar las


más altas cotas de miseria.

La justicia militar es a la justicia lo que la música militar es a la música.

La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y


aplicar después los remedios equivocados.

Lo malo del amor es que muchos lo confunden con la gastritis y, cuando se han curado
de la indisposición, se encuentran con que se han casado.

-¿Me deja su chaqueta, señor Marx? -Sí, que la tengan lista para el jueves. (En el
guardarropa)

No es la política la que crea extraños compañeros de cama, sino el matrimonio.

¿No es usted la señorita Smith, hija del banquero multimillonario Smith? ¿No? Perdone,
por un momento pensé que me había enamorado de usted.

No estoy seguro de como me convertí en comediante o actor cómico. Tal vez no lo sea.

En cualquier caso me he ganado la vida muy bien durante una serie de años
haciéndome pasar por uno de ellos.

No piense mal de mí, señorita. Mi interés por usted es puramente sexual.

No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo.

No reírse de nada es de tontos, reírse de todo es de estúpidos.


Nunca olvido una cara, pero en su caso estaré encantado de hacer una excepción.

Nunca voy a ver películas donde el pecho del héroe es mayor que el de la heroína.

O él ha muerto o se ha parado mi reloj.

Pienso que todo el mundo debería creer en algo. Yo creo que voy a seguir bebiendo.

¿Por qué debería preocuparme por la posteridad? ¿Qué ha hecho la posteridad por mí?.

-¿Qué haría si pudiera volver a vivir toda su vida? -Probar más posiciones.

Recuerde, señor, que estamos luchando por el honor de esta mujer, probablemente
mucho más de lo que ella nunca hizo por sí misma.

¿Servicio de habitaciones? Mándenme una habitación mayor.

Sólo hay una forma de saber si un hombre es honesto: preguntárselo. Si responde sí, ya
sabemos que es un corrupto.

Sólo lo barato no resulta caro.

Soy tan viejo que recuerdo a Doris Day antes de que fuera virgen.

Supongo que había que inventar las camas de agua. Ofrecen la posibilidad de beber algo
a media noche sin peligro de pisar al gato.

Todo lo que soy se lo debo a mi bisabuelo, el viejo Cyrus Tecumseh Flywheel. Si aún
viviera, el mundo entero hablaría de él… ¿Que por qué? Porque si estuviera vivo tendría
140 años.

Una cita a ciegas puede convertirse en un cerdo con sombrero y un bolso de mujer.

Una mañana me desperté y maté a un elefante en pijama. Me pregunto cómo pudo


ponerse mi pijama.

Citadme diciendo que me han citado mal.