Anda di halaman 1dari 730

Asesinos del vaticano

Asesinos del vaticano


Asesinos del vaticano

Asesinos del Vaticano:


"Herido en la casa de mis amigos"
La historia diabólica de

La sociedad de jesus

InCLUYE:

Sus segundos Treinta Años (1914 - 1945),


Su guerra fría (1945 - 1989),
Y es
Asesinato de los Primeros Norteamericanos
Presidente católico romano,
Caballero de colón
John Fitzgerald Kennedy (1963)

Por
Eric Jon Phelps
Separatista de la Libertad Norteamerica Blanca
Dispensacional, quinta monarquía, bautista calvinista del séptimo día
Asesinos del vaticano

Asesinos del Vaticano:


"Herido en la casa de mis amigos"

Eric Jon Phelps

Copyright © 2001

Segunda Edición: CD / PDF marzo 2004

Todos los derechos reservados. Se concede permiso a cualquiera para que cite De VATICAN
ASSASSINS: "Wounded In The House Of My Friends", solo en pequeñas porciones, para uso no
comercial, siempre que no haya un cambio de contenido, y se otorgue el crédito completo al autor,
Editor, incluida la información de contacto. Para citar porciones más grandes para uso comercial, el
permiso del editor debe ser otorgado por adelantado. La reproducción de este libro PDF, en parte
o en su totalidad, por medios electrónicos o por cualquier otro medio está estrictamente
prohibida. El uso de VATICAN ASSASSINS: "Herido en la casa de mis amigos" por parte de la
industria cinematográfica, televisiva o teatral, o cualquier otro medio, está estrictamente
prohibido, a menos que el editor otorgue un permiso previo a través de un contrato escrito.

Categoría: Biblia / Historia / No ficción / New (Dark) Age

Segunda impresión: junio de 2004

Diseño de portada por Norey Latona, Jr.

Correo electrónico: norey@tminet.com

ISBN: 0-9704999-2-2

Publicado por:

Eric Jon Phelps

CORREOS. Caja 306

Newmanstown, PA 17073

www.vaticanassassins.org

eric@vaticanassassins.org
Asesinos del vaticano

Francis Cardinal Spellman, 1946-1967 #1


Arzobispo de Nueva York, 1939-1967.

Alias "Cardenal de la guerra;"

Formado por la Orden de los Jesuitas en la Universidad de Fordham en la ciudad de Nueva York;

y en el Colegio Americano de la Orden en Roma;

Jefe de las ramas americanas de los Caballeros de Colón,

la Soberana Orden Militar de Malta,

Francmasonería de rito escocés islámico,

y masonería de rito escocés del grado 33;

"Vicario militar" de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos;

El cerebro detrás del asesinato del presidente John F. Kennedy

La historia del cardenal Spellman, Robert I. Gannon, S.J., (Garden City, Nueva York: Doubleday &
Company, Inc., 1962).
Asesinos del vaticano

El presidente John F. Kennedy y Jackie Kennedy, 1962 # 2

Aquí tenemos al presidente que abandona la iglesia de San Francisco Javier de la Orden de los
Jesuitas en Hyannis después de asistir a misa. El director ejecutivo pasaba el fin de semana en la
casa de verano familiar en el cercano puerto de Hyannis. En el extremo derecho está el Agente del
Servicio Secreto Roy Kellerman, quien sería elegido para ser el coordinador del Equipo de
Asesinatos del Servicio Secreto mientras realizaba su "Acción Ejecutiva" en Dallas el 22 de
noviembre de 1963. El Presidente, un Caballero de Colón y su hijo Uno de los Caballeros de Malta
más poderosos del cardeal Francis Spellman, Joseph P. Kennedy, fue educado en la Universidad de
Harvard, con su fuerte presencia jesuita, mientras que Jackie dio a luz a JFK, Jr., en el Hospital
Universitario de Georgetown. Ayudado por la mafia, la Orden había instalado su primer católico
irlandés en el alto cargo de la Presidencia estadounidense. Pero John Kennedy activó el Poder
Temporal del César Papal de Roma al negarse a hacer cumplir la afirmación del Papa de gobernar a
todos los gobiernos del mundo. Kennedy buscó romper el poder de la Agencia Central de
Inteligencia del Papa Negro; atacó el Banco de la Reserva Federal de la Orden al imprimir "Notas de
los Estados Unidos" en lugar de "Notas de la Reserva Federal"; trató de poner fin a la Guerra del
Cardenal Spellman en Vietnam; e intentó advertir al pueblo estadounidense de una conspiración
dentro de la Rama Ejecutiva del Gobierno controlada por CFR "para esclavizar a cada hombre,
mujer y niño". Por esta razón, la Orden de los Jesuitas fríamente llevó a cabo su "crimen del siglo".

Boston Registro American, lunes 16 de julio de 1962, pág. 26


Asesinos del vaticano

Caballero de Malta, Alexander M. Haig, Jr. # 3

Según el video de Arte y entretenimiento de 1989, Los hombres que mataron a Kennedy: el
encubrimiento, el teniente coronel Alexander Haig contribuyó al encubrimiento, el gran
encubrimiento de los jesuitas, del asesinato de Kennedy. Por su obediencia, más tarde fue
ascendido al rango de General y posteriormente nombrado comandante de las fuerzas de la OTAN
en Europa. Como resultado de su continua obediencia al Papa Negro, al César Papal y al Arzobispo
de Nueva York, Haig fue nombrado para el alto cargo de Secretario de Estado durante la
presidencia del masón, Ronald Reagan, en 1981. Con el respaldo del senador de Kentucky John
Sherman Cooper, que había sido miembro francmasón y de la Comisión Warren del presidente
Lyndon Johnson, supervisado por el también francmasón y el juez en jefe Earl Warren, vemos a
Alexander Haig respondiendo preguntas durante sus audiencias de confirmación. A su derecha se
encuentra el miembro del CFR Joseph A. Califano, Jr..; a su izquierda se sienta su esposa, Pat Haig;
e inmediatamente detrás de él se sienta a su hermano menor, clérigo, Francis R. Haig, S.J. - ¡El
jesuita!
Asesinos del vaticano

Advertencia: Realismo, Reagan y Política Exterior, Alexander M. Haig, Jr., (Nueva York: Macmillan
Publishing Company, 1984)

Red de Asesinos en 1963 # 4

Norteamericanos caballeros de Malta del Cardenal Spellman

Leyenda de imágenes en la página opuesta

1: Francis Cardinal Spellman


Asesinos del vaticano

Arzobispo de Nueva York, K. de Columbus Anterior Comisionado de Energía Atómica Subdirector


Asistente, FBI "Vicario militar", director de las Fuerzas Armadas de los EE. UU., CIA ayuda a
encubrir la Comisión Warren consejero, American Branch, Caballeros de Malta Caballero de Malta
Caballero de Malta

2: Jean-Baptiste Janssens: Superiora General de la Sociedad de Jesús. El papa negro.

3: Thomas K. Gorman: Obispo de Dallas. Caballero de Malta.

4: Clare Boothe Luce: CIA. Embajadora en Italia. Dama de Malta.

5: John F. Kennedy: Caballero de Colón, Hijo de embajador Joseph P. Kennedy oficial de OSS/CIA
del Cardenal Spellman.

6: Henry R. Luce: Coadjutor jesuita de la CIA, oficial de la CIA llevado por el magnate de los medios
TIME, LIFE, suprimió al dueño de la película Zapruder, miembro de Calaberas y Huesos, CFR y
caballero de Malta.
7: John A. McCone: Comisionado de la energía atómica, director de la CIA, caballero de Malta.

8: James Jesus Angleton: Miembro de contrainteligencia, caballero de Malta.

9: J. Peter Grace: Cabeza de la industria internacional norteamericana, CIA, caballero de Malta.

10: William J. Casey: Futuro director de CIA, caballero de Malta.

11: Clay L. Shaw: Industrial internacional, agente de contacto de CIA, caballero de Malta.

12: William F. Buckley, Jr.: consejero jesuita, oficial de CIA, anfitrión de línea de fuego, miembro de
CFR, calaberas y huesos, caballero de Malta.

13: Cartha D. DeLoach: asistente del director del FBI, auxiliar encubridor de la comisión Warren.

14: Candidatos presidenciales: Kennedy y Nixon con Spellman, el caballero de colón Alfred Smith
en la cena memorable del Waldorf astoria hotel. Ciudad de Nueva York, 1960.
15: Lee A. Iaocca: director de la división Dearborn de la Ford motor company, caballero de Malta.

16: El gran sello jesuita: diseñado por Loyola suma aritmética de 666 en las 36 puntas, potencial
marca de la bestia.

Caballero de Colón; Hijo de embajador, industrial internacional diseñado por Ignatius Loyola

Oficial de OSS / CIA Joseph P. Kennedy, agente de contrato, CIA 666, suma aritmética de 36 puntos

La clave de Spellman Caballero de Malta Caballero de Malta Potencial "Marca de la bestia"

17: Cruz de Malta de ocho puntas: de los pasados caballeros hospitalarios mediavales durante las
cruzadas papales. Simbolo nacional del estado de la nación soberana de la orden militar de Malta
sede: roma, Italia.
Asesinos del vaticano
Asesinos del vaticano

La Red de Asesinos Francis Cardinal Spellman, 1963 # 5


Asesinos del vaticano

Máximas absolutistas papales de los jesuitas.


1. Hay una sola Autoridad Suprema en el mundo, y esa es el Papa.
2. Dios ha entregado al Papa el Poder y la Regla del Cielo y la Tierra, por lo tanto, debemos serle
obedientes con pena de condenación.
3. Todos los derechos y el poder están alojados en su pecho.
4. No se puede hacer una ley para obligar a los cristianos, sino por la Autoridad del Papa, ya que en
la antigüedad los israelitas no recibieron más que Moisés
5. El Evangelio no sería el Evangelio si el Papa no lo hubiera aprobado.
6. El Papa puede quitar el derecho de cualquier hombre y dárselo a otro.
7. El Papa puede hacer cualquier cosa, por encima de lo correcto, contra todo derecho y sin todo
derecho.
8. Si Cristo ordena una cosa, y el Papa otra cosa, el Papa debe ser obedecido más que Jesucristo.
9. Las cartas decretorias del Papa deben ser recibidas y estimadas como auténticas como la Palabra
de Dios o las Sagradas Escrituras.
10. Es un sacrilegio cuestionar las acciones del Papa, y maldito por Dios quien viola las censuras del
Papa.
11. Si el Papa afirma que, es negro y nuestros Ojos juzgan que es blanco, entonces también
debemos declarar, que es negro, sobre el dolor de nuestras almas.
12. El Papa tiene la única ley y el Poder de todo el Mundo tanto en Temporales como en
Espirituales, y por lo tanto puede destituir a los Emperadores y Reyes, y puede disponer de sus
Dominios como él considere conveniente.
13. Si el Papa depone a un Rey y le da su Reino a otro, y la gente no lo recibe, el Papa puede traerlo
por la fuerza de las armas, porque es el Juez de todos y en lugar de Dios en la Tierra.
14. No creer que el Papa puede deponer a los Reyes lo puede hacer condenado por herejía.
15. Cristo no había hecho sabiamente si no hubiera dejado el poder del Papa para deponer a los
Reyes.
16. Si un rey es un hereje o favorece la herejía, puede ser depuesto.
17. Si el Papa declara que un Rey es un hereje, no tiene derecho a su Reino, y el Papa puede
deponerlo.
18. El Papa puede dar a la gente la libertad de elegir o tomar nuevos Maestros; por este medio,
mantienen a todos los reyes y príncipes en su obediencia y sumisión al Papa.
19. Todos los protestantes son herejes, y por lo tanto deben ser asesinados.
Asesinos del vaticano

20. Es mejor y más seguro hacer alianza y amistad con los turcos, los infieles o los judíos, que con
los protestantes heréticos, porque pueden llevarnos a cometer los errores de sus novedades. {1}

Una carta privada al lector

Querido buscador de la verdad,

Al ser exhortado por mis amigos constructivamente críticos a explicar las razones por las
que escribí Vatican Assassins: "Heridos en la casa de mis amigos", escribí lo siguiente para ustedes,
mis compatriotas estadounidenses y amigos extranjeros.

Emprendí este proyecto, la culminación de casi veinte años de investigación y escritura,


después de haber sido dañado emocionalmente por tres grandes injusticias. El primero fue el
ataque deliberado y engañoso a la versión autorizada King James de la Biblia en inglés,
especialmente su texto griego subyacente, siendo el fundamento de la Reforma protestante, la era
moderna y la civilización occidental, incluidos los derechos de libertad de conciencia, libertad de
conciencia. Discurso y libertad de prensa. El segundo fue el asesinato de un hombre a quien
siempre se me enseñó a amar y respetar como el salvador de nuestra Unión de Estados, el
presidente Abraham Lincoln. El tercero ocurrió cuando estaba en el cuarto grado de la Escuela
Pública. Con vívidos recuerdos, recuerdo el asesinato del presidente John F. Kennedy, mi maestra
llorona, la señorita Beals a quien amaba, y mi maestro de la guitarra, Dan Boyd, quien, al
enterarme de la muerte de Jack Bath en Vietnam, Me despedí temprano de mi lección y lloré
amargamente. Jack no solo era un compañero de estudios, sino que también era mi profesor de
natación en el YMCA local. Con la guitarra en la mano, recuerdo estar parado afuera en el frío, el
viento del área de la Bahía de San Francisco ese día esperando a que mi madre me recogiera en su
auto mientras pensaba para mis adentros: "Algún día encontraré la verdad, porque Lyndon
Johnson parece un mentiroso”. Las siguientes páginas describen lo que descubrí a lo largo de los
años.

Esta segunda edición es un poco más completa y mucho más precisa. Sin embargo, no se
han cambiado conclusiones. Una gran cantidad de críticos, tanto amistosos como hostiles, han
contribuido a hacer de su supremacía sobre la Primera, por lo cual les agradezco humildemente a
todos. Como mi Padre Celestial envió a un brillante ex musulmán para que me ayudara a
desarrollar ciertos puntos clave en la Primera Edición, aun así, envió a un ex-jesuita más humilde y
refinado para que me ayude como mi editor final de la Segunda, ahora vincula a la espantosa
implosión del World Trade Center a los asesinos del presidente Kennedy.

Que el Hijo de Dios resucitado y todopoderoso los bendiga al leer este libro, que, al
intentar vivir sus conclusiones, me ha costado vivir una vida normal, incluida la crianza de mis hijos
y el respeto de mi padre. Su mensaje se entrega con humildad con la esperanza de que cumplas
con tu deber donde Dios te ha colocado.

Sinceramente en la fe,
Asesinos del vaticano

Hermano Eric Jon Phelps

Cubierta de polvo y cotizaciones

¿Cómo haría el general jesuita de Satanás convertir al Papa en el monarca universal


teocrático del mundo como se predijo en las Escrituras de la verdad? Debe erigir un dictador
militar absoluto leal a Roma en todas las naciones. Pero, ¿cómo podría lograrse esto sin una
poderosa resistencia de las naciones protestantes, ortodoxas e islámicas "herejes y paganas", así
como la resistencia de las naciones católicas romanas "liberales"? Primero obtendría el control de
los gobiernos protestantes más poderosos del mundo y las casas bancarias a través de la Orden de
los Caballeros Templarios, revivida por los jesuitas y adorada por Baal, conocida hoy como Shriner
Freemasonry. Esto sucedió en Inglaterra en 1800 y en América en 1900.

Con los jesuitas expulsados de casi todos los países de Europa durante el siglo XIX, los
agentes bancarios del General financiarían ambos lados de su Segunda Guerra de los Treinta Años
(1914-1945). Tres importantes beneficios para la Orden serían la instalación del Gran Inquisidor
Católico Romano de Rusia, Joseph Stalin, la restauración del Poder Temporal del Papa a través del
Católico Benito Mussolini y la disolución del Imperio Otomano Turco, los Muftis de las naciones
islámicas resultantes también están controlados a través de la masonería Shriner. Habiendo
asesinado en masa a los judíos de Europa y a los luteranos protestantes de Alemania con el asesor
católico romano Adolf Hitler, asesorado por Bormann, los jesuitas promoverían el engaño de la
Guerra Nuclear Aerotransportada creando un falso enemigo para el pueblo estadounidense, ya
que FDR secretamente le daría a Stalin el dispositivo nuclear en 1943.

El engaño de la guerra nuclear daría a luz al engaño de la guerra fría (1945-1989),


justificando astutamente la política exterior de Washington, dictada por los jesuitas que controlan
el Consejo de Relaciones Exteriores, de no resistencia a la agresión china y soviética. Este gran
engaño permitiría al general jesuita instalar dictadores en todo el mundo que serían secretamente
o abiertamente leales al Papa. Lo lograría utilizando su Comunidad de Inteligencia Internacional, la
KGB en el Este y la CIA en el Oeste, controlando su Red Global de Terroristas para justificar aún más
el régimen marcial fascista. El General lo financiaría todo con el crédito de su Banco de la Reserva
Federal y luego cargaría con la deuda a los estadounidenses "herejes y liberales". Durante cuarenta
y cinco años, ninguna nación interferiría seriamente con la Guerra Fría del Papa. En el momento de
su supuesta finalización en 1989 (lo que permitiría que el Complejo Industrial Militar Americano
del Vaticano otorgara alta tecnología a China Roja), el General Jesuita alcanzaría sus objetivos,
incluida la reactivación del "Sacro Imperio Romano" del Papa centrado en la Alemania reunida. El
Imperio de Roma fue destruido por la Gran y gloriosa Reforma Protestante del Señor.

Una de las mayores victorias para el General sería la toma de Jerusalén por parte de sus
sionistas judíos masónicos que despreciaban la Torá en 1967, allanando el camino para la
reconstrucción del Templo de Salomón, ¡para el "infalible" Papá César!
Asesinos del vaticano

Con cada nación ahora subordinada al Poder Temporal del Papa, el "Sacro Imperio Romano
Americano" ahora debe ser destruido; Porque es el refugio del mundo para los "herejes y liberales"
condenados por los jesuitas y su malvado Concilio de Trento. Así como el Papa intentó derrocar a
los protestantes de Inglaterra con la Armada española, los jesuitas están tratando de destruir a los
pueblos de América del Norte con una triple invasión chino-soviética-musulmana. Para entonces,
muchos de los judíos de la nación habrán sido destruidos por un dictador fascista estadounidense,
ya que los campos de concentración ya están en su lugar. Los sobrevivientes judíos habrán sido
llevados de regreso al Israel sionista para enfrentar su aniquilación final para ser intentados por el
Papa resucitado: el Anticristo.

Entonces, ¿por qué fue asesinado el presidente Kennedy? Al seguir el ejemplo del papa pro-
comunista Juan XXIII y su Concilio Vaticano II, trató de poner fin a la Guerra Fría, incluida la Guerra
de Vietnam. También intentó terminar el reinado de la CIA. Pero cuando el Papa Juan XXIII "murió"
y fue reemplazado por un guerrero frío, el Papa Pablo VI, el presidente Kennedy "murió" y fue
reemplazado por otro guerrero frío, el presidente Lyndon Johnson. A través de estos actos de
desafiar el Poder Temporal del Papa, el Presidente se convirtió en "un usurpador y un tirano" de
acuerdo con la Ley Canónica del Vaticano. Dado que "no es un asesinato matar a un tirano", John F.
Kennedy fue asesinado por la Comunidad de Inteligencia Internacional del General de los Jesuitas
supervisado a nivel nacional por "el Papa estadounidense", el Cardenal Francis Spellman. Luego,
junto con los cardenales Cooke y O'Connor, lo cubrieron. El Arzobispo actual, Edward Cardenal
Egan, continuará este gran encubrimiento de los jesuitas, ya que inició la actual Cruzada Papal de
Estados Unidos contra los pueblos islámicos de Medio Oriente y Asia Central a través del ataque y
demolición del World Trade Center y el Pentágono llevado a cabo. por sus leales soldados dentro
de la Agencia Central de Inteligencia, que incluyen al católico romano, formado por jesuitas, al
director de CFR / CIA y al Caballero de Malta, George J. Tenet, y a las dinastías familiares de alto
nivel Bush (Casa de Estuardo) y Bin Laden unidos a través de The Carlyle Group, su CEO es otro
miembro de la CIA / CFR y el Caballero de Malta, Frank C. Carlucci. Este, otro acto más de audaz
alta traición, resultará en el asesinato masivo de millones de musulmanes, la destrucción de la
Meca, la Medina y las mezquitas de Jerusalén, incluida la Cúpula de la Roca y la Mezquita de Al
Aqsa. Esto incitará con éxito tanto a los fanáticos neo-islámicos extranjeros (wahabíes) como a los
nacionales (NOI) para invadir y destruir a los pueblos blancos "heréticos y liberales" apóstatas y
judíos de la América posterior a la Reforma, ¡para deleite del Papa Negro!

Asesinos del Vaticano: "Heridos en la casa de mis amigos"

Esta obra revela la Gran Conspiración Mundial Jesuita; deja al descubierto a los verdaderos
asesinos del presidente Kennedy; expone el subsiguiente gran encubrimiento jesuita; advierte
sobre el peligro y la inminente invasión que enfrenta esta nación; e informa al pueblo
estadounidense sobre qué medidas tomar, ¡si nos atrevemos! El autor reconoce debidamente al
periódico The Spectrum por tener el valor de romper esta historia cuando nadie más lo haría.

Teléfono: 877-280-2866, dirección web: www.TheSpectrumNews.org


Asesinos del vaticano

"El misterio de la iniquidad"


"Que nadie te engañe por ningún medio:

porque ese día [de Cristo] no vendrá,

excepto que hay una caída primero,

y que el hombre de pecado sea revelado, el hijo de perdición;

Quien se opone y se exalta a sí mismo.

sobre todo lo que se llama dios, o que se adora;

para que como Dios se siente en el templo de Dios,

mostrándose que él es Dios ...

Porque el misterio de la iniquidad ya funciona:

solo el que ahora deja, dejará,

hasta que lo saquen del camino.

Y entonces será revelado ese Malvado,

a quien el Señor consumirá con el espíritu de su boca,

y destruirá con el resplandor de su venida:

Incluso él, cuya venida es después de la obra de Satanás.

Con todo poder y señales y maravillas mentirosas.

Y con toda falsedad de injusticia.

en los que perecen; porque no recibieron el amor de la verdad,

para que sean salvos ".

- II Tesalonicenses 2: 3-10

Y oí, pero no entendí: entonces dije yo,

Oh mi Señor, ¿cuál será el fin de estas cosas?

Y él dijo: Anda, Daniel.

porque las palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin.

Muchos serán purificados, y serán blancos, y serán probados;

mas los impíos obrarán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá;

mas los sabios entenderán.

- Daniel 12: 8-10


Asesinos del vaticano

“Esta descripción de Babilonia la gran ramera, sentada sobre la Bestia de siete cuernos de siete
cabezas [Revelación 17], aunque puede tener una referencia definitiva a una situación aún por
aparecer, se ajusta exactamente a la Roma papal. Nada más en la historia del mundo encaja. El
deseo de poder mundano comenzó a manifestarse en la Iglesia, a gran escala, en el siglo IV, cuando
el Imperio Romano cesó sus persecuciones e hizo del cristianismo su religión estatal. El espíritu de
la Roma imperial pasó a la Iglesia. La Iglesia se desarrolló gradualmente en el patrón del Imperio
que había conquistado. Roma cayó. Pero Roma volvió a la vida, como una potencia mundial, en el
nombre de la Iglesia. Los Papas de Roma fueron los herederos y sucesores de los Césares de Roma.
El Vaticano es donde estaba el Palacio de los Césares. Los Papas han reclamado toda la autoridad
que reclamaron los Césares, y más. El palacio papal [de César], a lo largo de los siglos, ha estado
entre los más lujosos de todo el mundo. Los papas han vivido en Pompa y Esplendor sin igual por
los reyes terrenales. En ningún lugar de la tierra hay un espectáculo más ostentoso y de
magnificencia que en la coronación de un Papa. . . . Los Horrores de la Inquisición, ordenados y
mantenidos por los Papas, durante un período de 500 años, en los que millones sin número fueron
Torturados y Quemados, constituyen el CUADRO MÁS BRUTAL, BÁSICO Y DEPÓSITO de toda la
historia. . . La ciudad de Roma, primero pagana, luego papal, ha sido el poder dominante del
mundo durante dos mil años, 200 a. C. a A.D. 1800.. . . La respuesta de Roma a la secesión
luterana: la INQUISICIÓN bajo la dirección de los JESUITS, una orden fundada por Ignatius Loyola,
un español sobre el principio de OBEDIENCIA Absoluta e Incondicional al Papa, que tiene por
objeto la recuperación del territorio perdido para protestantes y mahometanos. , y la conquista de
todo el mundo pagano para la Iglesia Católica Romana. Su objetivo supremo, la Destrucción de la
Herejía, es decir, pensar algo diferente de lo que el Papa dijo que piensa [o pensamiento]; por cuya
realización Cualquier cosa era justificable; Engaño, inmoralidad, vicio, incluso asesinato. Su lema,
"Para la mayor gloria de Dios". . . En Francia, fueron responsables de la Masacre de San Bartolomé,
la Persecución de los hugonotes, la Revocación del Edicto de Tolerancia de Nantes y la Revolución
Francesa. . . . Ellos lideraron en la Masacre de Multitudes Incontables. Con estos métodos,
detuvieron la Reforma en el sur de Europa y virtualmente salvaron al papado de la ruina. . . . No es
agradable escribir estas cosas. Es inconcebible que cualquier organización eclesiástica, en su manía
por el poder, pueda haber distorsionado, profanado y corrompido, por su propia exaltación, la
bella y santa religión de Jesús ". {2} [énfasis añadido]

Henry H. Halley, 1927

Ministro bautista americano

Manual de la Biblia de Halley

“Es evidente que los papas no pueden ser atados ni liberados por ningún poder terrenal, ni
siquiera por el del apóstol [Pedro], si él regresa sobre la tierra; dado que Constantino el Grande ha
reconocido que los pontífices ocupaban el lugar de Dios en la tierra, la divinidad no podía ser
Asesinos del vaticano

juzgada por ningún hombre vivo. Somos, pues, infalibles y cualesquiera que sean nuestros actos,
no somos responsables de ellos sino de nosotros mismos. . .

Solo nosotros [los papas] tenemos el poder de atar y desatar, absolver a Nero y condenarle, y los
cristianos no pueden, bajo la pena de excomunión, ejecutar otro juicio que el nuestro, que solo es
infalible. . .

Un rey no debe temer a mandar masacres, cuando estos retendrán a sus súbditos en obediencia, o
harán que se sometan a la fe de Cristo; y Dios lo recompensará en este mundo, y en la vida eterna,
por estos asesinatos. . . Te ordenamos, en nombre de la religión, invadir sus estados, quemar sus
ciudades y masacrar a su gente ". {3} [énfasis añadido]

Papa Nicolás I, 860

Carta a la

Rey de bulgaria

"Ahora, os lo ruego, oh santísimos padres y príncipes, porque todo el mundo puede entender y
saber que si son capaces de atar y desatar en el cielo, pueden en la tierra dar y quitar imperios,
reinos, Principados, marquesados, ducados, condados y las posesiones de todos los hombres, de
acuerdo con los desiertos de cada uno. . . Si, entonces, juzgas las cosas espirituales, ¿qué no se
debe creer de tu poder sobre las cosas mundanas? Y si juzgáis a los ángeles que gobiernan sobre
todos los orgullosos príncipes, ¿qué no podéis hacer con sus esclavos? ”{4} [Énfasis añadido]

Papa Gregorio VII, 1073

Conocido como "Hildebrand"

Toro de la excomunión

contra el rey Enrique IV

Paparquía y nacionalidad

“El hecho es que muy pocos protestantes se han dado cuenta de cuán enteramente Roma es una
iglesia política, y que ella siempre hace de su avance político su primer objetivo. . . Ahora Roma es
perfectamente consistente en su demanda por el control del gobierno civil. Si su enseñanza fuera
cierta, que no hay salvación fuera de la Iglesia, está obligada a obligar a todos a pertenecer a la
Asesinos del vaticano

Iglesia, incluso si tiene que recurrir al poder civil para ayudarla a imponer la sumisión. Este poder
que ella ha invocado y utilizado alguna vez. "{5} [énfasis añadido]

M. F. Cusack, 1896

Monja convertida de Kenmare

El papa negro

“Ahora, en el período de la Reforma, encontramos la antigua noción de una paparquía universal


incorporada en el orden de los jesuitas: 'quienes reclamaban para la Iglesia una supremacía
ilimitada sobre el Estado, e hicieron la existencia de un gobierno y la lealtad Pagado a ella, para
depender de la aplicación de su poder a los intereses de la Iglesia Católica '.

El jesuitismo es el despotismo de la intolerancia. La Reforma había asaltado la unidad católica; El


jesuitismo resistiría la Reforma al intensificar esa unidad a través de la subordinación de todas las
personas, partidos e intereses a la cabeza de la Iglesia. El protestantismo en Alemania había
luchado por la libertad espiritual; El jesuitismo había insistido en la aniquilación de la voluntad
propia y su absorción en la voluntad de un superior, que debería ser venerado, no por su sabiduría
o bondad, sino como el representante oficial de Dios. El protestantismo había revivido la razón
como juez en asuntos de fe; El jesuitismo hizo de la diversidad de creencias un pecado, y impondría
el dogma por autoridad. El protestantismo hizo mucho de conciencia como criterio de deber; El
jesuitismo hizo de la religión un poder [político], cuyo triunfo era el fin que siempre se tenía a la
vista, y que debe garantizarse por todos y cada uno de los medios, incluso mediante el sacrificio de
la conciencia misma. "{6} [énfasis añadido]

G. R. Badenoch, 1875

Teólogo inglés citando a Leopold

La historia de los papas de von Ranke

“Paparquía y nacionalidad”

“Deseamos que se entienda claramente que el terreno que ocupamos es puramente político. No
discutimos los dogmas religiosos de la Iglesia Católica Romana, ni interferimos con su fe o
adoración. Pero reconocemos en el Sacerdocio Católico Romano y en la Hermandad Jesuita, dos
organizaciones políticas distintas, unidas en el propósito y que usan la religión como una máscara
Asesinos del vaticano

para el propósito político, como siempre lo han hecho en todas las edades y países. A estos
debemos y nos opondremos. No podemos hacer lo contrario. Todavía no hemos terminado con
ellos. Lo que hemos dicho en este pequeño volumen, es solo una leve insinuación de lo que viene.
Si la vida se salva, nos volverán a escuchar. "{7} [énfasis añadido]

J. Wayne Laurens, 1855

Historiador americano y patriota

La crisis: O, los enemigos de

América desenmascarada

“Queridos hermanos [los seis Asistentes del General Jesuita], nuestras armas tienen un carácter
muy diferente al de los Césares de todas las edades; y no nos será difícil maniobrar para hacernos
amos de todos los poderes ya debilitados. No debemos temer a la falta de soldados, solo
apliquémonos para reclutarlos de todos los rangos y de todas las naciones, y entrenándolos en un
servicio puntual. Pero tengamos, al mismo tiempo, vigilantes, para que nadie sospeche de nuestros
diseños. . .

Sabes bien que nuestro objetivo es el imperio del mundo ". {8}

[Énfasis añadido]

Aloysius Fortis, 1824

20th jesuita general, 1820-1829,

Hablado en consejo secreto

a sus asistentes incluyendo:

Johannes Roothaan, 1824

21st jesuita general, 1829-1853,

“El Reconstructor de los Jesuitas”

Conferencia secreta en Chieri

La conspiración jesuita:

El plan secreto de la orden “El gobierno de la Compañía de Jesús es puramente monárquico, y el


General es su rey absoluto e incontrolable. . . Ignacio estaba, sobre todo, ansioso por frenar el
espíritu de sus discípulos. A sus ojos, no podían ser lo suficientemente humildes y sumisos. El
jesuita debería valorarse a sí mismo, individualmente, como nada, la Sociedad como todo ...
Asesinos del vaticano

Y así, absolutamente es esta regla de obediencia sumisa impuesta, que el jesuita, para obedecer a
su General, no debe escatimar en desobedecer a Dios. Las advertencias de conciencia deben ser
suprimidas como debilidades culpables; los temores del castigo eterno desterraron los
pensamientos como fantasías supersticiosas; y los crímenes más atroces, cuando se cometen por
orden del General, deben considerarse como la promoción de la gloria y la alabanza de Dios ". {9}
[énfasis añadido]

G. B. Nicolini de Roma, 1854

Patriota italiana protestante

Exiliado a inglaterra

Historia de los jesuitas.

"En un país gobernado por un déspota que era amistoso con ellos [los jesuitas], mantenían" el
derecho divino de los reyes para gobernar el mal ". En otro, el Soberano que se oponía a ellos,
alentaban a la gente a levantar En su contra, el estándar de la revuelta, e incluso afirmó que si el
asesino envainara su cuchillo en su pecho, no se expondría a ningún castigo al presentarse ante el
tribunal de Cristo.

'Estas doctrinas tienden a destruir la ley natural, esa regla de modales que Dios mismo ha impreso
en los corazones de los hombres y, en consecuencia, para romper todos los vínculos de la sociedad
civil mediante la autorización de falsedad, perjurio, la impureza más culpable, y en una palabra
cada pasión y cada crimen de debilidad humana; para borrar todos los sentimientos de la
humanidad favoreciendo el homicidio y el parricidio; y aniquilar la autoridad de los Soberanos en
el Estado ". {10} [énfasis añadido]

Parlamento de París, 1762

Expulsión de los jesuitas.

La Contrarreforma en Europa

“En estos últimos días, Dios nos habló por su hijo Ignacio, a quien designó Heredero de todas las
cosas, por quien también hizo el mundo. . . [Esto es una corrupción de un pasaje de la Sagrada
Escritura que se encuentra en la carta a los hebreos que se refiere a Jesús el Mesías:
Asesinos del vaticano

"Dios, que en diversos momentos y de maneras diversas.

habló en el pasado a los padres por los profetas,

¿Nos ha hablado en estos últimos días por su Hijo,

a quien ha nombrado heredero de todas las cosas,

por quien también hizo los mundos;

Hebreos 1: 1, 2]

Nuestro Padre General, como todos sabemos, gobierna la misma Roma y el Popedom; Hacemos la
guerra a nuestro gusto entre un Príncipe y otro, entre un Príncipe y sus súbditos, usurpamos el
dominio sobre ciudades y países, sin temer el descubrimiento de nuestras acciones; dado que
nuestro comercio es principalmente con grandes hombres, conocemos todos los secretos públicos
y podemos, de manera singular, enviar [matar] a herejes y enemigos de la corte romana ". {11}

[Énfasis añadido]

F. Doza, 1667

Jesuita español

Los jesuitas ardientes

“Sí, dame oro, mucho oro; y luego, con los jefes capaces y los recursos que manda la iglesia, me
comprometeré no solo a dominar el mundo entero, sino a reconstruirlo por completo [lo que la
Compañía de Jesús, al llevar a cabo su malvado Concilio de Trento, realizó milagrosamente con sus
muchas depresiones económicas lideradas por los masones, sus numerosos actos relacionados con
el oro, las inquisiciones médicas y las guerras genocidas del siglo veinte y las reconstrucciones
socialistas-comunistas, todas ellas financiadas por el Sistema Bancario de Reserva Federal con sede
en la Orden de los Estados Unidos, el mayor y el banco más poderoso del mundo]. . . ”{12} [énfasis
añadido]

Asistente del general jesuita, 1824.

Conferencia secreta en Chieri

La conspiración jesuita:

El plan secreto de la orden

“Los primeros triunfos del pasado de la Reforma, Roma convocó nuevas fuerzas, con la esperanza
de lograr su destrucción. En este momento se creó el orden de los jesuitas, el más cruel,
inescrupuloso y poderoso de todos los campeones del papado. Cortados de los lazos terrenales y
de los intereses humanos, muertos ante las afirmaciones de afecto natural, razón y conciencia
totalmente silenciados, no conocían ninguna regla, ninguna vinculación, sino la de su orden, y
Asesinos del vaticano

ningún deber más que extender su poder. . . No había ningún crimen demasiado grande para que
ellos cometieran, ningún engaño demasiado bajo para que ellos lo practicaran, ningún disfraz
demasiado difícil de asumir para ellos. Prometiendo perpetuamente la pobreza y la humildad, su
objetivo estudiado era asegurar la riqueza y el poder, dedicarse al derrocamiento del
protestantismo y al restablecimiento de la supremacía papal. Al aparecer como miembros de su
orden, llevaban un atuendo de santidad. . . Pero bajo este exterior irreprochable a menudo se
ocultaban los propósitos más criminales y mortales. Fue un principio fundamental de la orden que
el fin justifica los medios. Según este código, la mentira, el robo, el perjurio, el asesinato, no solo
eran perdonables, sino también encomiables, cuando servían a los intereses de la iglesia. Bajo
diversos disfraces, los jesuitas se abrieron camino en oficinas de estado, ascendiendo para ser
consejeros de reyes, y configurando la política de las naciones. Se convirtieron en sirvientes para
actuar como espías sobre sus amos. . . Los jesuitas se extendieron rápidamente por Europa, y
dondequiera que iban, siguió un renacimiento del papado. Para darles mayor poder, se emitió una
bula restableciendo la inquisición. . . y las atrocidades demasiado terribles para soportar la luz del
día se repitieron en sus mazmorras secretas. Tales fueron los medios que Roma había invocado
para apagar la luz de la Reforma, para retirar de la Biblia a los hombres, y para restaurar la
ignorancia y la superstición de la Edad Oscura ". {13} [énfasis añadido]

Ellen G. White, 1888

Fundadora de la iglesia

Adventista del séptimo día.

La gran controversia

He convocado al tribunal de la opinión pública sólo a un pequeño número de jesuitas; aún quedan
TRES CIENTOS miembros formidables que no he desvelado, pero que desvelaré en el futuro. . . .
Fueron poderosos; porque tal era la voluntad de los reyes. Asesinaron príncipes, y perturbaron
imperios. . . Que los jesuitas fueron los perturbadores de los reinos, los opresores de las naciones,
los amos del mundo, lo admito libremente ". {14} [énfasis añadido]

Marcel de la Roche Arnauld, 1827

Sacerdote católico romano francés,

Los jesuitas modernos

“Al tratar con las instituciones religiosas, no debo pasar por alto ese orden celebrado que, desde
los primeros años de su existencia, asumió la estatura de un coloso y empleó toda la fuerza de un
gigante; ese orden que pereció sin haber sentido decadencia: que no siguió el curso común de los
demás, ni en su fundamento, en su desarrollo ni en su caída; ese orden del cual se dice verdadera y
correctamente, que no tenía ni infancia ni vejez. Está claro que hablo de la Compañía de Jesús, los
jesuitas. . . . Es imposible recordar las instituciones religiosas, la historia religiosa, política y literaria
Asesinos del vaticano

de Europa durante los últimos tres siglos sin encontrar a los jesuitas a cada paso: no podemos
viajar a los países más distantes, atravesar mares desconocidos, visitar el La mayoría de las tierras
remotas, o penetrar en los desiertos más espantosos, sin encontrar bajo nuestros pies algunos
monumentos de los jesuitas. . . Cuando estudiamos la historia de los jesuitas, esta circunstancia
tan extraordinaria es evidente. . . no hay un orden religioso que haya sido objeto de una
animosidad tan aguda. . . Desde su reaparición [en 1814], los hombres han fijado constantemente
sus ojos en ellos; tiemblan para que no puedan reanudar su antiguo poder [su poder universal
ejercido antes de su supresión y extinción papal en 1773]; Los hombres no desprecian a los
jesuitas, sino que los temen. . . Se ve inmediatamente que el que ataca no se cree opuesto a
adversarios insignificantes. . . está claro que se toma el asunto en serio, y no lo considera como una
simple broma. . . le oímos decir a sí mismo,

"Todo lo que afecta a los jesuitas es extremadamente grave; no hay juego con estos hombres, ni
respeto, ni indulgencia, ni moderación de ningún tipo; siempre es necesario tratarlos con rigor,
dureza y detestación; con ellos, la menor negligencia puede llegar a ser fatal "." {15} [énfasis
añadido]

Jaime Balmes, 1851

Sacerdote y filósofo español

Protestantismo y catolicidad

“Aunque la Orden de los jesuitas, al igual que todas las Órdenes de la Iglesia Romana, al principio
estaba sujeta nominalmente a la autoridad del Papa, aseguraron, mediante un escrito de octubre
de 1836, que el Papa [Gregorio XVI] se resignaba virtualmente a sí mismo y la iglesia a su control;
en consecuencia, siendo más fácil para ellos manejar a un hombre que una multitud de obispos
independientes, fue su política tener la infalibilidad alojada en un hombre, siendo ese hombre el
Papa ”. {16} [énfasis añadido]

John McDonald, 1894

Pastor reformado escocés

Romanismo analizado

“Los jesuitas dirigen todos los asuntos y dan forma a todos los principios de la iglesia papal en los
Estados Unidos. Estos son hechos alarmantes. Aunque los conocemos desde hace mucho tiempo,
nos sorprende la contemplación de aquellos males que se acercan, que esta nueva prueba nos trae
tan claramente ante nuestras mentes. Sí, lo repetimos; La nación no puede evitar las calamidades
más terribles, de esta sociedad fatal y corrupta, a menos que se puedan tomar medidas rápidas y
vigorosas para liberarla de la inminente maldición.
Asesinos del vaticano

La Compañía de Jesús es el enemigo del hombre. Toda la raza humana debe unirse para su
derrocamiento. La tierra y el cielo deben regocijarse juntos sobre su tumba. - Porque no hay
alternativa entre su extirpación total, y la corrupción absoluta y la degradación de la humanidad.
"{17} [énfasis añadido]

Robert J. Breckinridge, 1841

Pastor presbiteriano americano

El papismo en el siglo XIX. Siglo,

en los Estados Unidos

“Sí, es justo, es necesario tener en cuenta que, aunque haya hombres dispuestos a dar sus riquezas
y sus vidas para la liberación de la iglesia (esta palabra, la iglesia, ¡tiene una influencia mágica
sobre sus mentes! Sin embargo, nada sería más peligroso que explicar con demasiada claridad lo
que es la iglesia y lo que tendría. . .

Su débil visión no pudo soportar todo el resplandor de la poderosa realidad que se oculta bajo
tantos pliegues del velo religioso. En el momento en que descubrieron el elemento político en el
que sus brazos se hundirían impotentes, su ansia de celo desaparecería, y estos combatientes
atléticos, tan apresurados a servirnos, de repente volverían sus armas contra nosotros ". {18}
[énfasis añadido]

Asistente del general jesuita, 1824.

Conferencia secreta en Chieri

La conspiración jesuita.

El plan secreto de la orden

“Fue un dicho entre [protestantes] [ingleses] [durante los reinados del rey Jaime I, Oliver Cromwell
y el rey Carlos II] que 'los jesuitas no temen ni al peligro ni a la muerte; tan a menudo como los
colguemos, otros están listos para tener éxito "’ "{19} [énfasis añadido]

Autor conocido como “B. N. ", 1879

Historiador jesuita revisionista inglés

Los jesuitas:

Su fundación e historia

“La orden de los jesuitas, como hemos visto, fue restaurada a su antigua gloria y capacidad
diabólica para hacer travesuras en 1814. Había dos razones para su avivamiento; La causa que se
hunde en el despotismo civil: el declive del papado y la tiranía espiritual. Estas herramientas del
Papa y de los legítimos están ahora en pleno funcionamiento en Europa. Pero su celo e
Asesinos del vaticano

imprudencia, como todos ven, están causando que la opinión pública y el genio de la libertad se
enfrenten a ellos. Culpan, y no sin razón, a nuestra república, como la causa principal de toda esta
emoción en Europa contra ellos. Y, mientras esta nación grande y libre se encuentre en la marea
del experimento más exitoso de AUTOGOBERNAMIENTO, saben que la gente de Europa no
soportará mucho más los tronos de tiranos y los sistemas de mala administración, ideados. por los
sacerdotes y hombres de guerra, en la Edad Media. . . Por eso todos los tiranos de Europa nos
odian; y buscan nuestra ruina con la perseverancia inamovible.

Y bueno, los Metterniches y los Schlegels saben que el popado es solo esa arma fatal, y que los
Jesuitas son solo los conspiradores de sangre fría que trabajarán para salvarlos, en nuestra caída, si
el cielo permite que los humanos los alcancen. . "{20} [Énfasis añadido]

William C. Brownlee, 1836

Pastor reformado americano

Papismo. Un enemigo de lo civil y

Libertad religiosa; y

Peligroso para nuestra republica

“Esta sociedad es, además, un motor político. . . Dedicados al pasado, son los enemigos del futuro;
tanto, que, si fuera posible, incluso evitarían que el tiempo avanzara. . . No son ciudadanos de
ningún país. Son solo jesuitas. Tienen una sola familia, una fortuna y un fin; y todos estos están
incluidos en la palabra comunidad. . . para trabajar, en definitiva, por un único objeto, que no es el
triunfo de la religión, sino el triunfo de la Compañía de Jesús, y el establecimiento de su dominio
sobre el mundo ". {21} [énfasis añadido]

M. Charles Sauvestre, 1863

Historiador y escritor francés

Un vistazo a la gran sociedad secreta

“Mientras que el romanismo está descendiendo en el Viejo Mundo, e incluso en algunas partes
del Nuevo, está aumentando en los Estados Unidos. . . El viejo Papa ve que su poder está
disminuyendo en Europa, y anhela establecer su trono tambaleante sobre una base más firme en
Asesinos del vaticano

los Estados Unidos. La prensa y el sacerdocio romanos ya comienzan a jactarse de que este país
pronto será de ellos [1871]. El padre [Isaac] Hecker ha predicho que tal evento se llevará a cabo
dentro de los próximos treinta años [1901]. Puede ser más audaz y más optimista que algunos de
sus colegas, pero todos esperan el momento en que esta república esté completamente bajo su
control. . .

"Éxito en sus ataques a este país, y puede devolver al mundo a la oscuridad de la Edad Media".
{22}

[Énfasis añadido]

Jesse S. Gilbert, 1872

Predicador Metodista Americano

El misterio de la iniquidad;

el romanismo, no el cristianismo.

“Dentro de veinte años este país gobernará el mundo. Los reyes y emperadores [imponiendo la
tiranía de la "Santa Alianza" del César Papal] pasarán pronto, y la democracia de los Estados Unidos
ocupará su lugar. . .

Cuando los Estados Unidos gobiernen el mundo, la Iglesia Católica gobernará el mundo ”. {23}
[énfasis añadido]

Arzobispo Quigley, 1903

El Chicago Tribune

El romanismo: una amenaza para la nación.

"El secreto de los jesuitas es que Loyola, su fundador [que buscó desde el principio hacer de
Jerusalén la capital de su Orden], y sus amigos adoptaron El príncipe de Maquiavelo, un libro en el
que la política está completamente divorciada de la moral, como su libro de texto... Todo lo jesuita,
incluido el fascismo, es inevitablemente maquiavélico ". {24}

Andrew Sinclair, 1965

Ministro protestante británico

La gran conspiración del silencio

“He encontrado que es absolutamente necesario retratar el carácter de los jesuitas, pero para
quién, en mi opinión, habría poco que preocuparnos. Esta sociedad no tiene nada en común con
Asesinos del vaticano

las ideas o principios estadounidenses. . . Ha tenido una historia diferente a la de cualquier otra
sociedad en el mundo. . .

Su sociedad es tan unida y compacta que sus filas no pueden romperse. Son iguales en todas
partes, movidos por un impulso común, bajo el dictado de su general en Roma. Son los enemigos
mortales de la libertad civil y religiosa. Nada que se interponga en su camino puede volverse tan
sagrado como para escapar de su venganza. . .

Creen que las condiciones de la humanidad durante la Edad Media [la Edad Oscura del Papa],
tambaleándose bajo el peso de la opresión feudal, eran preferibles al progreso y la iluminación
modernos; Esa felicidad humana sería promovida por el retorno a ese período. . .

Los miembros de esta sociedad son numerosos y poderosos en los Estados Unidos. . . No tienen ni
país, ni hogares, ni familias, ni amistades más allá de los límites de su orden, ninguno de los afectos
del corazón que dan encanto y vida a las relaciones sociales, siendo obligados a abandonar todo
esto y adaptarse para acatar la obediencia a su en general, cuyas órdenes, ya sean correctas o
incorrectas, buenas o malas, se han comprometido solemnemente a ejecutar, sin la menor
consideración de las consecuencias.

Debido a esto, un sentido tanto del deber como de la seguridad exige que la historia y el carácter
de este adversario hábil y poderoso, ajeno al nacimiento, el crecimiento y el sentimiento, se
entiendan; como también las causas que han llevado a la expulsión de los jesuitas de todos los
países de Europa, el odio público que ha descansado sobre ellos durante muchos años, su
prolongada perturbación de la paz de las naciones y la supresión final y abolición de su sociedad.
Por uno de los mejores y más ilustrados de los papas ". {25} [énfasis añadido]

Juez Richard W. Thompson, 1894

Masón católico romano

Amigo personal del Shriner Albert Pike

Ex secretario de la marina estadounidense, 1877-1881

Las huellas de los jesuitas

"CARTA AL PAPA PIUS X, No. 1.


Asesinos del vaticano

Tema: Intriga papal, usurpación y vandalismo episcopal, ilustrado por el caso de "El
Reverendísimo" Juan Bautista Purcell, arzobispo de Cincinnati, Ohio, EE.UU.

'Su Santidad:'

"Me siento libre de dirigirme directamente a usted, no porque reconozca la sujeción en la medida
más pequeña a su autoridad, ya sea en lo espiritual o lo temporal, sino porque le cobro: JEFE DE
SALVAVIDAS BLANCAS, ALTO SACERDOTE DE INTRIGA, siendo el La fuente de los males en todo el
mundo, el ardor de la paz de la humanidad, religiosa y social; el enemigo implacable de los tres
principios básicos de la vida y la libertad de los Estados Unidos: libertad de conciencia, libertad de
expresión, libertad de prensa. Desde Estados Unidos, usted obtiene una gran parte de los ingresos
utilizados por su sistema [obtenidos del Banco de la Reserva Federal] para esclavizar a la
humanidad ".

Los estadounidenses que no se inclinan ante los ídolos del papado pueden preguntar: ¿Son
nuestros presidentes y vicepresidentes, nuestros oficiales de gabinete y los jueces de la Corte
Suprema, nuestros senadores y representantes colocados en el cargo para desempeñar el papel
tan servil y tan mal servil para ¿Los propósitos más malos de Roma? . . . Roma, que odia un
gobierno libre y popular como el de Estados Unidos, está lista para unirse con Japon o cualquier
otra agencia: pagana [Arabia Saudita], atea [Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas], o
profesamente cristiana [Gran Bretaña] - para destruir nuestra Nación ". {26} [énfasis añadido]

Jeremiah J. Crowley, 1913

Uno de nuestros heroes

Americano ex sacerdote irlandés

El Papa, jefe de los Esclavistas Blancos,

Sumo sacerdote de la intriga

"Es deber de todos los protestantes votar en las elecciones parlamentarias para nadie que apoye la
apostasía romana, porque en realidad todo el sistema romano no está gobernado por el Papa, el
infalible, sino por el conocido ahora como el Papa Negro. El general de los jesuitas. {27}

[Énfasis añadido]

F. A. C. Lillingston, 1900?

Ministro protestante ingles

Los jesuitas: ¿qué son?

¿Quienes son? Que tienen ellos

¿Hecho? ¿Qué están haciendo?


Asesinos del vaticano

“Mi confesor era un francés y también era el secretario del Padre Asistente de Francia. . . y
mirándome como alguien en quien confiar, a menudo me utilizaba para copiar cartas. . . Sin
embargo, todo esto no me habría hecho conocer el jesuitismo, que es un misterio impenetrable
para noventa y nueve de cada cien jesuitas. . .

La máxima fundamental del jesuitismo se expone en los ejercicios de San Ignacio: "todos los
medios son buenos, siempre que conduzcan al final". . . puedes elegir el engaño, que ya no se
llama engaño, sino arte sagrado. . . Ponga en práctica estos principios, que se presentan bajo el
aspecto de piedad y engañan a los simples, y verán que justifican el regicidio, las mentiras, las
calumnias y las conspiraciones. . .

En cuanto a los jesuitas, el mundo es su reino, y las diferentes naciones son solo provincias de ese
reino del Padre General. . . Por eso los jesuitas están protegidos por soberanos y gobernadores. Un
soberano que no es su amigo, tarde o temprano experimentará su venganza. . . crean vergüenza
[fiasco en la Bahía de Cochinos] y aflicción [crisis de los misiles cubanos] para quien gobierna [el
presidente Kennedy], derrocan a los ministros contra su voluntad [Nixon], presentan a sus
seguidores en el Parlamento [Ted Kennedy y Arlen Specter], paralizan la libertad [Ley de poderes
de guerra de emergencia de 1950 y la Ley de control de armas de 1968], y detienen el progreso [La
Administración de Drogas y Alimentos]. No contentos con esto, estimulan la reacción de todas las
maneras posibles, para que el país pueda sufrir, según ellos, el bendito despotismo [fascismo
republicano "de nueva derecha" implementado por uno de los hijos de la dinastía nazofascista de
Bush. que actualmente gobierna la Decimocuarta Enmienda de América bajo el Argus, el Ojo que
todo lo ve del Papa Juan Pablo II (el Ojo del Papa que todo lo ve egipcio se puede ver en el vitral de
la entrada de San Pedro el Apóstol Católico Romano) Iglesia ubicada en 94 Somerset Street en New
Brunswick, New Jersey) - presidente George W. Bush].

Así actúan prácticamente en todas partes; El dominio es el fin al que apuntan; Los medios para
llegar a ella son diferentes; Por lo tanto, en un país donde hay jesuitas, deben gobernar o el país
debe ir a la ruina [Europa de 1914-1945]. . . y de esta manera, ya sea bajo un nombre u otro, son
ellos quienes gobiernan el mundo. . . "{28}

[Énfasis añadido]

Luigi Desanctis, 1852

Censor oficial de la Inquisición.

Pastor protestante reformado

Papera, puseyismo y jesuitismo


Asesinos del vaticano

“Con el propósito de intentar crear una brecha entre el régimen zarista y Royal Dutch Co., se
realizó la publicación en ruso, y una amplia distribución, bajo el nombre de un Capitán Linus, un
documento falsificado conocido como Protocolos de Sión. El documento fue una traducción
falsificada de las enseñanzas alemanas del jesuita Adam Weishaupt, escrito por él como
instrucciones para los miembros de confianza de su organización comunista, la Orden de los
Illuminati.

El éxito de Weishaupt en obligar al Vaticano a restablecer la Orden Jesuita abolida, a través de la


reactivación del Comunismo Nazareno original de la Iglesia en la forma del Comunismo actual,
llevó al control de la conspiración por parte de la Compañía de Jesús. Indudablemente, este es el
significado de la admonición a la Orden de los Jesuitas por parte del Papa Pablo VI en el momento
de su asamblea en mayo de 1965, para elegir a su nuevo General, el Padre. Pedro arrupe

La situación explica por qué, dondequiera que estalla un movimiento totalitario, ya sea comunista
o nazi, se puede encontrar a un jesuita en el papel de "asesor" o líder; en Cuba, el padre de Castro.
Armando Llorente y en Argentina los neonazis están liderados por el p. Menvieille. ”{29}

[Énfasis añadido]

Emanuel M. Josephson, 1968

Medico e historiador americano

La conspiración de reserva “federal”

y Rockefeller

“La verdad es que el papa católico romano es el verdadero internacionalista. . . Y cada católico
romano que coloca a la Santa Sede en primer lugar en su lealtad, es él mismo un internacionalista.
Es el católico romano [jesuita] y no el judío el que más sueña con un superestado con su maestro
más adorado al mando”. {30} [énfasis añadido]

Louis S. Bauman, 1939

Predicador Bautista Americano

El tiempo de los problemas de Jacob:

Una respuesta a la pregunta de

Una pequeña niña judía:

"¿Qué hace que la gente nos odie tanto?


Asesinos del vaticano

Pero ¿qué es un jesuita? La Sociedad sigue siendo la Esau del mundo clerical romano. Todavía
busca principalmente a los ricos y poderosos; Es el archienemigo del progreso y el liberalismo en la
teología católica. . . se embarca en una intriga política, incluso en la destrucción de formas
estatales, siempre que su interés lo requiera; es odiado por una gran proporción de clérigos y
laicos católicos en todos los países”. {31} [Énfasis añadido]

Albert Close, 1936


Historiador protestante inglés
Argumentos jesuitas contra Inglaterra
De la reina Isabel [I]
al rey Jorge V
"El nombramiento del nuncio (embajador) del papa en Washington [como resultado de la alta
traición del presidente Ronald Reagan al reconocer formalmente al Estado Soberano de la Ciudad
del Vaticano en 1984, cincuenta años después de que Gran Bretaña hiciera lo mismo en 1934, con
el caballero de Malta William Wilson quien fue el primer embajador legal en el Vaticano desde que
Estados Unidos cortó todas las relaciones en 1867 como resultado de la mano negra jesuita en el
Asesinato de Lincoln] podría compararse con la instalación de un general extranjero, obedeciendo
las órdenes del jefe de un Estado extraterrestre agresivo. De su buena voluntad u hostilidad
depende la tranquilidad, la cooperación y el buen comportamiento general de al menos un tercio
de la población estadounidense. Así, una palabra del nuncio puede alterar la disposición, actitud e
incluso la opinión política de millones de católicos. El nuncio también se convertirá en el árbitro
entre los dos principales partidos políticos de América. Tanto los partidos republicanos como los
demócratas a partir de ahora deben estar extremadamente atentos a la reacción del nuncio papal.
El cortejo político se hará en la nunciatura papal en Washington, el centro político de la Iglesia
Católica en los Estados Unidos.

Políticamente, ella se asoma cada vez más grande en la Casa Blanca. Ella es una potencia en el
Senado, una fuerza en el Pentágono, una agente secreta invisible en la F.B.I., y la fuerza motriz más
sutilmente intangible de la rueda dentro de la rueda de los Estados Unidos: la Agencia Central de
Inteligencia. "{32} Énfasis añadido]

Avro manhattan, 1986


Protestante "Caballero de Malta"
Historiador ingles
El Vaticano Moscovita
Alianza de Washington
Asesinos del vaticano

"El distrito electoral del Vaticano de 980 millones de seguidores es al menos tres veces el número
de ciudadanos en cualquier democracia occidental y solo es superado por la población de China.
Aún más importante, estos 980 millones de personas están dispersas en todo el mundo, muchas
de ellas ocupando altos cargos políticos, militares y comerciales en países no católicos. Además, el
papa tiene miles de agentes secretos en todo el mundo. Incluyen a los jesuitas, los Caballeros de
Colón, los Caballeros de Malta, el Opus Dei [fundado en 1928 por un sacerdote italiano controlado
por los jesuitas recientemente canonizado por el Papa Juan Pablo II, Josemaría Escrivá, su
membresía en Estados Unidos, incluidos los jueces del Tribunal Supremo Clarence Thomas y
Antonin Scalia ( cuyo hijo Paul Scalia es un sacerdote católico), el ex director del FBI Louis J. Freeh
(cuya contraparte inglesa fue Stella Rimington, la directora general del MI5) quien en 1999 admitió
públicamente que se habían desplegado muchas bombas nucleares de bajo nivel para la
detonación en todo EE. UU., y su subordinado, Robert Philip Hanssen {33} (el James Jesus Angleton
del FBI del Papa Negro), quien, hablando ruso con fluidez, fue el espía más grande de los Estados
Unidos y fue condenado por traición al dar secretos de inteligencia al Papa Negro de la KGB. en la
preparación de los soviéticos para nuestra próxima invasión norteamericana], y otros. El Servicio
de Inteligencia del Vaticano y sus recursos de campo son insuperables”. {34} [énfasis añadido]

Dave Hunt, 1994

Historiador bautista estadounidense

Una mujer monta la bestia

"A principios de enero [1952], hubo un anuncio en Washington de que la Casa Blanca se había
retirado [Caballero de Malta, según el artículo de Francoise Hervet de 1986," La Orden Soberana y
Militar de Malta "]. General [Mark W.] La nominación de Clark en la solicitud del general, pero
[Shriner Freemason] El Sr. [presidente] Truman insistió en que todavía quería un embajador en el
Vaticano. En el momento, había quinientos ministros del evangelio en su puerta que protestaban
diciendo que 'él había clavado una espada en el corazón de la América protestante'. Reunidos en el
Salón de la Constitución por el Consejo Americano de Iglesias Cristianas, aplaudieron los siguientes
comentarios. :

"El comunismo es un enemigo, todos estamos en contra de él, pero también tenemos otro
enemigo, más viejo, más astuto. Es el catolicismo romano y su apuesta por el poder mundial.

En Estados Unidos este es Spellmanismo "." {35}

Jesuita Robert I. Gannon, 1962

Presidente de la Universidad de Fordham

La historia del cardenal Spellman


Asesinos del vaticano

Página web

La siguiente es una copia de la página web introduciendo

Asesinos del Vaticano:


"Herido en la casa de mis amigos"

que se puede encontrar en

www.vaticanassassins.org

"El papado es un gobierno"

"Al ver a esta corporación [el Imperio Teocrático Vaticano del Papa] como un gobierno, el aspecto
de las cosas no es menos impresionante. El jefe de la corporación es un gobernante tanto espiritual
como temporal. Él dice ser el monarca de todos los monarcas. Su senado de cardenales y electores
son príncipes. Sus obispos también son señores en su diócesis, pero siguen siendo sus vasallos,
atados a él por un juramento feudal. A él también están atados los gobernantes de los jesuitas y de
las diversas órdenes de monjes y monjas, que son un soldado que todo lo impregna, juró hacer su
voluntad. A los obispos también se les somete a los sacerdotes seculares, y a ellos se les somete al
pueblo. Por lo tanto, todo el sistema es un gobierno compacto y omnipresente, cuya regla es la
obediencia absoluta al poder central y sus agentes en la subordinación regular. Es un inmenso
ejército bajo disciplina militar. . . El Papa, los cardenales, los patriarcas, los metropolitanos, los
obispos, los sacerdotes, los diáconos están organizados en un vasto sistema, extendiéndose por
todo el mundo y apuntando a la conquista universal. En ella se encuentran las diversas órdenes de
monjes, monjas, jesuitas, atados a él por juramentos y jurados para extender su dominio. . . Él [el
Papa] es el dios en funciones de este mundo. Su palabra es ley: la Biblia no es nada. El sistema es
en teoría y práctica una aniquilación de Dios y la Biblia, y una entronización del papa o la
corporación papal en lugar de Dios. . . para reinar como el único dios en la tierra ". {36} [énfasis
añadido]

Edward beecher, 1855

Historiador estadounidense protestante

La conspiración papal expuesta


Asesinos del vaticano

Asesinos del Vaticano:


"Heridos en la casa de mis amigos"

Después de cuarenta años de represión gubernamental (1963 - 2003) exponiendo el asesinato del
presidente del Caballero de Colón, John F. Kennedy,

por la mano sangrienta de

La Compañía de Jesús,

(La orden de obsidiana y la guardia pretoriana romana de César romana) por orden de su jesuita
general que es "el papa negro", al mando de su más obediente sirviente, el "infalible" Papa Pablo
VI que es "el papa blanco", que controla a los soviéticos, La KGB y la Cuba comunista de Fidel
Castro, entrenada por los jesuitas, a través de los Ramales de los Caballeros de Malta, británicos,
rusos y estadounidenses, mientras estaban al mando de su sirviente más obediente entrenado por
los jesuitas:

El arzobispo de Nueva York y el "Gran Protector" de los Caballeros de Malta

“consejero espiritual” de los Caballeros de Colón

Francis Cardenal Spellman,

Dirigiendo al Elenco de Traidores Americanos Organizados, Siendo el Alto Mando de los Caballeros
de Malta, la Francmasonería Shriner Islámica, los Caballeros de Colón, la Mafia y por lo tanto,

El Consejo de Relaciones Exteriores de Nueva York

Controlando el Imperio Americano de la Decimocuarta Enmienda del "Santo Romano", incluyendo:

Comandante en jefe, presidente Lyndon Baines Johnson, Gobierno Federal y War Machine, Sistema
de Bancos de la Reserva Federal, Complejo Industrial Militar, Medios de Comunicación Nacional
"Lucepress", Oficina Federal de Investigaciones, Agencia Central de Inteligencia,

Agencia de Seguridad Nacional, Servicio Secreto, presidente del Tribunal Supremo, Earl Warren, de
la Corte Suprema, con su Comisión Warren, Consejo del presidente, Consejo de la Cámara de
Representantes, Comité de Asesinatos, y Guerra de Vietnam.

por

Eric Jon Phelps

Separatista blanco Americano Freeman Dispensacional, Quinta Monarquía, Bautista Calvinista del
Séptimo Día
Asesinos del vaticano

Asesinos del Vaticano - Propósito

El propósito de la exposición del siglo XX es probar que el asesinato del presidente John F.
Kennedy, ordenado por el Superior Jesuita General Jean-Baptiste Janssens y ejecutado por el Papa
Pablo VI, fue llevado a cabo por el "Papa estadounidense", el Cardenal Francis Spellman. Spellman,
siendo el Arzobispo de Nueva York, era "el Vicario Militar de los Estados Unidos" y, por lo tanto,
usó a sus soldados más obedientes, ciertos Caballeros de Malta, Shriner Masones, Caballeros de
Colón y capos de la Mafia, para cumplir sus órdenes desde Roma.

La única razón del asesinato del presidente fue su interferencia con el propósito de la
Decimocuarta Enmienda del Imperio Americano de los jesuitas creado en 1868. Ese propósito fue
restaurar y mantener el poder (político) temporal de la creación jesuita de 1870 en todo el mundo:
el "infalible" Papa. Al resistir al Poder Temporal del Papa, amenazó el monopolio del Banco de la
Reserva Federal de los jesuitas al promulgar la Orden Ejecutiva 11110 (4 de junio de 1963),
inyectando en la economía casi cinco mil millones de dólares (4,7) en Notas de los Estados Unidos
sin intereses, solo para ser recordado el día después de su entierro.

El presidente también intentó romper el principal brazo de inteligencia internacional de los


jesuitas del Vaticano, la malvada Agencia Central de Inteligencia, "en mil pedazos". En 1963, la CIA
estaba ocupada por muchos de los antiguos guerreros de Hitler, los SS nazis controlados por los
jesuitas. “Guerreros fríos”. Según el gran francés Edmond Paris en su Historia secreta de los
jesuitas, fue un sacerdote Bernhardt Stempfle, controlado por los jesuitas, quien escribió Mein
Kampf de Hitler. Este hecho es confirmado aún más por uno de los fundadores del Partido Nazi, el
católico romano Otto Strasser, en su libro revelador, Hitler y yo. Fue el católico romano Hitler quien
dijo que el católico romano Himmler había modelado a las SS según la orden jesuita.,

"Puedo ver a Himmler como nuestro Ignacio de Loyola".

Y, por último, el temido SD, el Servicio de Seguridad Central de las SS (después del cual la
CIA estadounidense sería modelado con la ayuda del general nazi repatriado, Reinhard Gehlen),
también fue supervisado por Himmler. El padre de Himmler, Gebhard Himmler, siendo coadjutor
temporal jesuita y maestro de la familia real católica romana Wittelsbach de Baviera, fue el
culpable de que su hijo metódico se convirtiera en el inquisidor más sangriento en la historia de la
Compañía de Jesús. Himmler también ordenó a Martin Bormann. Para la Orden, el ascenso de
Bormann patrocinó el poder a través de Xavier Schwarz, su Tesorero del Partido del Reich y
también un hermano Caballero de Malta a Franz von Papen. (El católico romano Martin Bormann
(cuyo hijo mayor, Adolf Martin Bormann, se convirtió en sacerdote jesuita en el Congo) escapó del
búnker de Hitler en Berlín a América del Sur (con el disfraz de jesuita según los Documentos del
Vaticano de Nino Lo Bello) a través del Papa Vatican Ratlines y se convirtió en un hermano laico de
la Orden Redentorista de los Jesuitas, creado como resultado de la supresión de la Orden en 1773,
bajo el nombre de Hermano Augustin von Lange.
Asesinos del vaticano

Encubiertos fuera de Europa a través de las líneas de ratas del Vaticano, estos asesinos escaparon
de su castigo legítimo como criminales de guerra que, durante la Cruzada Jesuita en Europa y
Rusia, mataron a millones de personas ortodoxas y judías rusas de conformidad con el malvado
Consejo de Trento de los jesuitas, que, Después de condenar la libertad de conciencia y la libertad
de prensa, concluyó con estas palabras:

Malditos sean todos los herejes. ¡¡MALDITO!! ¡¡MALDITO!!"

Finalmente, el presidente Kennedy comenzó a terminar con el engaño del Vaticano conocido como
"la Guerra Fría", la CIA estadounidense y la KGB rusa que habían trabajado juntos en secreto desde
la Segunda Guerra Mundial. También comenzó a terminar con la Inquisición jesuita en Vietnam, ya
que su futuro punto culminante sería "Operación Phoenix", el asesinato en masa de la CIA de
60,000 vietnamitas, "a sangre fría", según su director, William E. Colby. ¡El Presidente que
interfiere con el Santo Oficio de la Inquisición de Roma no puede ser tolerado! Millones de
budistas "infieles" serían exterminados, el Comercio Internacional de Drogas del Papa explotaría, el
patriotismo y la libertad estadounidenses serían destruidos aún más y Vietnam se reuniría bajo Ho
Chi Minh, otro dictador militar comunista leal al Papa, como Stalin, como presidente Mao, como
Castro, como George HW Bush y su hijo. Con el pretexto de "luchar contra el comunismo sin Dios",
el cardenal Spellman defendió el conflicto más desastroso de Estados Unidos conocido como "La
guerra de Spelly", supervisado por el general de Spelly, el católico romano y el miembro del CFR,
William C. Westmoreland. (Recuerde, según el coronel L. Fletcher Prouty en su JFK, el movimiento
forzado de más de 600,000 católicos romanos en buques de transporte de la Marina de los EE. UU.
Desde Vietnam del Norte a Vietnam del Sur fue “una de las causas fundamentales de la Guerra de
Vietnam”. El secretario católico de la Armada responsable de implementar la agitación de los
jesuitas fue el Caballero Supremo de los Caballeros de Colón, Francis P. Matthews. El Maestro del
Caballero Mateo fue el "Vicario Militar" de los Estados Unidos, Francis Cardinal Spellman. Más
tarde, Spellman realizó varias visitas a la guerra. ¡Frente a las tropas estadounidenses que llaman
"los soldados de Cristo", luchando por la Cruzada del Papa contra el "Comunismo judío sin Dios"!)
El resultado fue 58,000 muertos, 130,000 suicidios de posguerra y una deuda de 220 mil millones
de dólares con el Banco de la Reserva Federal de los jesuitas. Todos estos actos del presidente
Kennedy fueron afirmaciones adecuadas de la soberanía nacional y, por lo tanto, infringieron el
poder temporal del Papa. Como el "infalible" Vicario de Cristo y, por ende, "el monarca universal
teocrático del mundo", el Papa, a través del poder religioso, político y financiero de la Orden de los
Jesuitas, pretendía, en todo momento, gobernar a todas las naciones a través de sus leales reyes y
dictadores del reconstruido Templo de Salomón en Jerusalén. Porque cuando el Papa es coronado
durante su coronación, estas palabras entre otras (habiéndonos enseñado nunca en las Escuelas
Públicas) se hablan:

"Toma la diadema adornada con la triple corona,

y sabed que eres padre de príncipes y reyes,


Asesinos del vaticano

Y el arte de gobernar del mundo ".

Tomás de Aquino, el "Doctor Angélico" de Roma, escribió en su Summa Theologica en 1272:

"El Papa, por derecho divino,

tiene poder espiritual y temporal,

como Rey Supremo del Mundo. . . "{38}

Lucius Ferraris escribió en su Bibliotheca Prompta (1763), que ha sido adoptada como un estándar
de la ley católica romana, como sigue:

"Debido a la excelencia de su dignidad suprema, se lo llama Obispo de los Obispos, Ordinario de


los Ordinarios, Obispo universal de la Iglesia, Obispo o Diocesano del mundo, Monarca divino,
Emperador supremo y Rey de reyes". {39}

El sacerdote y editor católico romano, David S. Phelan, parafrasea esas palabras cuando escribió en
el Western Watchman, el 27 de junio de 1913:

“Porque, si el gobierno de los Estados Unidos estuviera en guerra con la Iglesia, diríamos
mañana: Al infierno con el gobierno de los Estados Unidos; y si la iglesia y todos los
gobiernos del mundo estuvieran en guerra, diríamos: - Al infierno con todos los gobiernos
del mundo. . .. ¿Por qué el Papa tiene un poder tan tremendo? Por qué el papa es el
gobernante del mundo. Todos los emperadores, todos los reyes, todos los príncipes, todos
los presidentes del mundo son como estos monaguillos míos ". {40}
Por lo tanto, por desafiar al Poder Temporal del Papa, al intentar frustrar el gran plan de Roma
contra los pueblos del mundo, John F. Kennedy, el primer presidente católico romano de Estados
Unidos, fue brutalmente asesinado en Dallas, Texas, el 22 de noviembre de 1963, por los soldados.
de Francis Cardinal Spellman dentro del FBI, la CIA (y Mossad), el Servicio Secreto, la Inteligencia
Militar y la Mafia.

El 11 de septiembre de 2001, esta misma Red de Inteligencia, supervisada por el Arzobispo Edward
Cardenal Egan de Nueva York, bajo la supervisión del General Jesuita Peter-Hans Kolvenbach, atacó
y destruyó las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York y destruyó parcialmente el
Pentágono en Washington. , DC. Estos actos de alta traición contra el pueblo estadounidense han
justificado nuestra actual Cruzada contra el Islam, llamada "la guerra contra el terrorismo", y
respaldada por los sionistas judíos masónicos del Papa en detrimento del amado pueblo
racialmente judío en Israel. Esta "guerra contra el terrorismo" excluye a terroristas formados por
jesuitas y asesinos en masa notorios como Fidel Castro de Cuba comunista y Gerry Adams del
Ejército Republicano Irlandés de Irlanda. ¿Por qué?
Asesinos del vaticano

Asesinos del Vaticano - Egan


El poder del arzobispo de Nueva York no ha disminuido sino que ha crecido. Hoy en día, el hombre
que ejerce el poder del cardenal Spellman de "The Powerhouse" en Nueva York, la catedral de San
Patricio (frente a Rockefeller Center), continúa reprimiendo la verdad sobre el asesinato del
presidente Kennedy en virtud de su juramento. como cardenal, es el conspirador de arco, traidor a
sus compatriotas estadounidenses y maestro del infame, agitador entrenado por los jesuitas,
francmasón de alto nivel y miembro del CFR, ex presidente Bill Clinton, y ahora maestro del
miembro de Skull and Bones que, en su iniciación como todos los Huesos, "besó el dedo del Papa",
el presidente George W. Bush (cuyo padre, George HW Bush, también es un Bonesman, un Shriner,
un ex Director del CFR y la CIA, así como un participante en el asesinato de Kennedy),

Edward Cardinal Egan # 6

"Arzobispo de la Capital del Mundo"

cuyo maestro es

Papa Juan Pablo II # 7

"Gobernador del mundo"


Asesinos del vaticano

cuyo maestro es

Peter-Hans Kolvenbach, 1929 - Presente # 8

Vigésimo Noveno Superior General de los Jesuitas, 1983 - Presente

Habla con fluidez 8 idiomas después de haber pasado 17 años en el Medio Oriente

Soberano sobre el Papa

Superior jesuita general Peter-Hans Kolvenbach, 2000 # 9

Esta foto, tomada de la edición del 14 de octubre de 2000 de Reading Eagle, es del jesuita general,
Peter-Hans Kolvenbach, en el Jesuit Center en Wernersville, Pensilvania.

Recordando que él es el maestro del papa Juan Pablo II, el arzobispo Edward Cardenal Egan de
Nueva York y el presidente "electo" George W. Bush (de la familia de criminales pro nazi de Bush
que desciende de la Casa de Estuardo de Inglaterra), así como los mezquinos dictadores militares
de la Rusia comunista y China, haríamos bien en meditar sobre las palabras de Napoleón
registradas en sus Memorias, el emperador había sido traicionado en manos de sus captores por
Asesinos del vaticano

sus maestros jesuitas, mientras estaba preso en la isla de Santa Elena en la mitad del Océano
Atlántico Sur:

“Los jesuitas son una organización militar, no una orden religiosa. Su jefe es un general de un
ejército, no el mero padre abad de un monasterio. Y el objetivo de esta organización es el PODER.
El poder en su ejercicio más despótico. Poder absoluto, poder universal, poder para controlar el
mundo por la voluntad de un solo hombre. . .

El general de los jesuitas insiste en ser maestro, soberano, sobre el soberano. Dondequiera que los
jesuitas sean admitidos, serán maestros, lo que costará. . . Todo acto, todo crimen, por atroz que
sea, es un trabajo meritorio, si se comete por el interés de la Sociedad de los Jesuitas, o por orden
del general”. {41}

El Cardenal Egan, un firme partidario del "infalible" Poder Temporal del Papa y el malvado Concilio
de Trento del General Jesuita, continuará el gran encubrimiento de los Jesuitas, incluso como sus
predecesores, los Cardenales Spellman, Cooke y O’Connor. Este poder se ejerce a través del
Consejo de Relaciones Exteriores de Nueva York, ya que ambos ex candidatos presidenciales,
Albert Gore y George W. Bush, están bajo su control. Ambos candidatos también estuvieron
presentes (junto con el ex presidente Bill Clinton y su esposa Hillary) durante el funeral del
cardenal O’Connor supervisado por los Caballeros de Malta en la Catedral de San Patricio.

George W. Bush, Bill y Hillary Clinton, Al Gore, 1999 # 10

El presidente y la señora Clinton estaban flanqueados por los candidatos presidenciales George W.
Bush (izquierda) y Al Gore, ninguno de los cuales eran católicos romanos, en la misa funeraria de su
jefe político, John Cardinal O'Connor.

De este poder jesuita sobre los estadistas a través del Papa y su Jerarquía, M. F. Cusack escribió en
su obra maestra de 1896, El Papa Negro, en la página 106:
Asesinos del vaticano

“Es aquí donde se hace sentir el tremendo poder de la Iglesia. Es a través de esta "dirección"
[jesuita] que los estadistas están obligados a actuar, no en beneficio del país al que pertenecen,
sino en

beneficio de la Iglesia, que los controla. Es aquí donde se discuten y deciden asuntos de la
naturaleza más secreta [como en la Cruzada contra el islam, el ataque a Afganistán que comenzó
en el aniversario de la batalla naval de Lepanto cuando la Armada de los Caballeros de Malta del
Papa destruyó la Armada de Turcos otomanos islámicos el 7 de octubre de 1571]. Es aquí que las
alianzas. . . se arreglan, y se acuerdan tratados políticos”. {42}

Afortunadamente, la Orden Jesuita, que controla el arzobispo con su Red de Asesinos Vaticanos,
será llevada ante la justicia por el asesinato a sangre fría del presidente Kennedy y por continuar
con el gran encubrimiento Jesuita de su muerte. Esto incluye el asesinato más reciente de John F.
Kennedy, Jr. junto con su bella esposa, Carolyn Bessette y su hermana, Lauren. La justicia solo se
hará cuando la presencia jesuita haya sido purgada del Departamento de Justicia que controla el
FBI, el Santo Oficio de la Inquisición de Roma dentro del Imperio Americano.

¿Y por qué fue asesinado JFK, Jr., junto con sus pasajeros inocentes? Según Tom Kuncl en el
número del 31 de agosto de 1999 del National Examiner, JFK, Jr. (habiendo prometido en su revista
George (octubre de 1998, volumen 3, número 10, página 136) que, si fuera elegido presidente,
aboliría la ley federal Sistema de Reserva y advirtió que el problema extranjero más apremiante de
Estados Unidos era una "peligrosa Rusia nuclear armada que es económicamente inestable")

". . . recientemente lanzó una investigación total, para encontrar al verdadero asesino de su
padre. . .

[Porque Juan había dicho en sus propias palabras:]

"Quiero saber quién mató a mi padre. Quiero que no haya absolutamente ninguna duda ". {43}

G. B. Nicolini, en su Historia de los jesuitas publicada en 1854, nos da más luz, declarando en la
página 269:

". . . una de las características más destacadas del jesuitismo es [nunca] perdonar una lesión y
perseguir a los descendientes más remotos por los delitos que hayan recibido de sus antepasados
". {44}

Por lo tanto, la siguiente tabla contenida en Asesinos del Vaticano: "Heridos en la casa de mis
amigos" se entrega humildemente en nombre de las familias Kennedy y Bessette. Deben conocer
el mismo poder jesuita salvaje que mató al presidente Kennedy, asesinó sin piedad a sus tres seres
queridos en el apogeo de sus jóvenes vidas. Lo mismo se ha hecho con la princesa Diana; pues, los
Asesinos del vaticano

jesuitas nunca permitirían que la descendencia musulmana de su unión con un príncipe árabe
fuera heredera del trono británico.

Ese trono solo puede ser ocupado por un monarca leal al "infalible" Papa de Roma de los jesuitas,
una lealtad que no ha sido interrumpida desde el malvado y tiránico rey Jorge III, cuyo primer
ministro fue el jesuita lord Shelburne, hasta la actual reina Isabel. II. Por unirse con Dodi Fayed, el
"perro musulmán" o "wog musulmán", como lo llamarían los nobles ingleses, la princesa Diana fue
enterrada fuera de la vista pública en el parque Althrop en Northamptonshire, en una pequeña isla
en medio de un estanque, donde ¡Sólo perros de mascotas habían sido enterrados previamente!

Mientras examina el gráfico, querido lector, visualice en su mente los rostros del presidente
Kennedy, la princesa Diana, John F. Kennedy, Jr., Carolyn y Lauren Bessette. Entonces, que tu
corazón se fortalezca para cumplir con tu deber de exponer a los Caballeros Papales criminales que
manejan esa gran Espada del General Jesuita, la Comunidad Internacional de Inteligencia del
Vaticano.

". . . cuyos puntos están en todas partes y cuya empuñadura está en Roma”. {45}

Queridos compañeros soldados en Cristo, habiendo nacido de nuevo por la voluntad de Dios,
recuerden las Palabras de Dios habladas por el Espíritu de Dios a través de los grandes Reyes
Hebreos de Israel, David y Salomón:

“Jehová es mi luz y mi salvación;

¿A quien temeré?
El SEÑOR es la fortaleza de mi vida;
¿De quién tendré miedo?
- Salmo 27: 1
"Los malvados huyen cuando ningún hombre los persigue.
Pero los justos son audaces como un león.
- Proverbios 28: 1
"El temor del hombre trae una trampa:
mas el que confíe en Jehová será salvo.
- Proverbios 29:25
Asesinos del vaticano

Asesinos del Vaticano - Cuadro # 11


El sistema mundial en 1963
satanás
". . . el dios de este mundo . . "II Corintios 4: 4
Jean-Baptiste Janssens
General Jesuita
Giovanni Battista Montini"
Infalible "Papa Paul VI
Francis" Cardinal "Spellman
Arzobispo de Nueva York y Caballero de Columbus"
Vicario Militar "americano
J. Peter Grace, jefe del CFR,
Rama Americana de el jefe
de los Caballeros de Malta,
WR Grace & Co.,
Patrocinado por la "Operación Paperclip",
Complejo Industrial Militar
John A. McCone
Caballero de malta
Complejo Industrial Militar,
Director Agencia Central de Inteligencia

Reinhard Gehlen EE. UU. Desarrolla a la CIA James Jesus Angleton


Entrena al MOSSAD de caballero de Malta
Caballero de Malta Israel.
General, inteligencia nazi Oficial de la OSSen Roma.
traiciona al ejército alemán Agente de NKVD / KGB
General, el ejército de lo
Asesinos del vaticano

jefe de contrainteligencia Kim Philby "Cambridge Spy Ring" de


de La CIA culpó a Castro y Jesuit Maly CIA / KGB
Oswald Caballero de Malta SIS Philby / Oswald
británico Miembro del
Falsos testigos

Reinhard Gehlen James Jesus Angleton Kim Philby


caballero de Malta
Caballero de Malta Caballero de Malta SIS
General, inteligencia nazi Oficial de la OSSen Roma. británico Miembro del
traiciona al ejército alemán Agente de NKVD / KGB "Cambridge Spy Ring" de
General, el ejército de lo jefe de contrainteligencia Jesuit Maly CIA / KGB
EE. UU. Desarrolla a la CIA de La CIA culpó a Castro y Philby / Oswald Falsos
Entrena al MOSSAD de Oswald testigos
Israel.

William F Bucley jr. Culpó a Oswald y a Castro.

Caballero de Malta Clay L. Shaw Kim Philby


caballero de Malta
Oficial CFR/CIA Caballero de Malta SIS
Oficial de la CIA. británico Miembro del
Miembro de calaberas y
"Cambridge Spy Ring" de
huesos Director int. De comercijefe
Jesuit Maly CIA / KGB
de contrainteligencia de La
Editor de revista Nal. CIA culpó a Castro y Oswald Philby / Oswald Falsos
testigos

William F. Buckley, Jr. Caballero de Malta CFR / Oficial de la CIA Editor "Skull & Bones" Miembro,
National Review Clamed Castro Blamed Oswald Henry R. Luce Knight de Malta CFR / Oficial de la
CIA "Skull & Bones" MemberEditor, Time / Life Blamed Castro culpó a Oswald

Clay L. Shaw Caballero de Malta Director de la CIA, Intl. Comercio Martes de Nueva Orleans
Probado por Jim Garrison, 1969 Lee Harvey Oswald ONI, CIA, FBI Falso desertor de Rusia Conexión
KGB / CIA "Soy sólo un loco" Asesinado por el mafioso Jack Ruby, encarcelado, asesinado; Comisión
Asesinos del vaticano

Warren Gerald Ford, Congresista y Shriner Freemason; Cartha D. DeLoach, FBIKnight of Malta;
DeLoach ayuda a Ford en

El gran jesuita

Cubrir

1963 hasta el presente

E. Howard Hunt

Asesinos del Vaticano

44

William F. Buckley, Jr. Henry R. Luce

E. Howard Hunt El asesino de la CIA demostró estar en Dallas, Texas, el 22 de noviembre de 1963
en el Tribunal del Distrito Federal de Miami en Hunt v. Liberty Lobby, 1985 Documentado en la
plausible negación de Mark Lane, 1991 Charles W. Colson Protestante pro jesuita en la portada de
G. Gordon Liddy Fordham Ayudas entrenadas por los jesuitas en el encubrimiento

Asesinato del presidente John F. Kennedy

Caballero de Colón "Rebelde" ante el Papa, al intentar destruir a la CIA del general jesuita y acabar
con la "Guerra de Spelly" en Vietnam, y por lo tanto fue un "tirano notorio" cuyo asesinato fue
legal, según el jesuita Francisco Suárez en su Defensio Fidei Catholicae.
Asesinos del vaticano

El tío de Marina Oswald, el coronel de la KGB Vasili Khritinin, la tía Lubov Axelnova, el agente de la
CIA Lee Harvey Oswald y su esposa Marina Oswald, Minsk, URSS, 1962 # 12

Esta foto evidencia la colaboración mutua entre el KGB soviético del Papa Negro y la CIA
estadounidense en la preparación de Oswald para que sea su sangriento cordero de sacrificio.
Life, "El completo diario ruso de Oswald", (Chicago: Time Inc., 10 de julio de 1964) pág. 26.
Asesinos del Vaticano – Spellman
"El Papa Negro"

Superior general jesuita Jean-Baptiste Janssens # 13

Esta foto, tomada de The Saturday Evening Post, el 17 de enero de 1959, es de

"El Papa Negro", quien, en 1963, reinó sobre su Orden Jesuita, la Sociedad Secreta más poderosa
del mundo, y dio la orden de asesinar

al presidente, Caballero de Colón, John F. Kennedy.

El Vigésimo Séptimo Superior General de

La Compañía de Jesús de 1946 a 1964;

EL PODER

habiendo gobernado los Papas Pío XII (el Papa de Hitler), Juan XXIII (el Papa de Khrushchev) y Pablo
VI (el Papa de Johnson), incluidas sus jerarquías; al mando de los Maestros de las Sociedades
Secretas internacionales, entre ellas: La Soberana Orden Militar de Malta, la Francmasonería
Asesinos del vaticano

Shriner de Rito Escocés, La Orden de los Illuminati, Los Caballeros de Colón, Los Caballeros del Ku
Klux Klan, B'nai B'rith (el ADL), el Club de Roma, La Nación del Islam y su ejército privado llamado
"El Fruto del Islam", la Comisión de la Mafia y el Opus Dei junto con una gran cantidad de
Hermandades menores.

Los asesinos y traidores en el asesinato y encubrimiento del presidente John F. Kennedy

Esta foto, tomada de Swanberg, 1972, muestra cinco de los asesinos más importantes. En el
centro del escenario en el salón de baile Waldorf durante el cuadragésimo aniversario de Time en
1963, solo unos meses antes del "crimen del siglo", vemos de izquierda a derecha:

Henry R. Luce - Caballero de Malta; Miembro del Consejo de Relaciones Exteriores; Editor, Time /
Life, cuya oficina estaba en el Rockefeller Center al otro lado de la calle de la catedral de San
Patricio del cardenal Spellman; compró la famosa "Película Zapruder" tomada por un agente
contractual judío de la CIA y Francmasón de grado 32, Abraham Zapruder, por 150,000 billetes de
la Reserva Federal dos días después del asesinato, y publicó el montaje de Oswald sosteniendo un
rifle en la portada de la revista Life (21 de febrero de 1964).

Dean Rusk - Secretario de Estado del presidente Kennedy y "Brutus" a su "César"; Miembro del
Consejo de Relaciones Exteriores; Asesor del Consejo de Seguridad Nacional.

J. Peter Grace - (incorrectamente identificado por Swanberg como Secretario del Tesoro C. Douglas
Dillon) Jefe de la Rama Americana de los Caballeros de Malta; Miembro del Consejo de Relaciones
Exteriores; a cargo de al menos diez Caballeros de Malta involucrados en el asesinato y
encubrimiento, incluido Frank Shakespeare de CBS (con el miembro del CFR Walter Cronkite),
Francis X. Stankard del Chase Manhattan Bank del CFR (con otro hermano miembro del CFR, John J.
McCloy en la Comisión Warren), Lee Iacocca de Ford Motor Company (con Carl Renas, jefe de
Asesinos del vaticano

seguridad de la División Dearborn para llevar la limusina presidencial de Washington DC a un


concesionario de Ford en Cincinnati con el fin de eliminar toda evidencia de disparos múltiples) y
John A. McCone, Director de la Agencia Central de Inteligencia, quien entregó personalmente el
Memorando de Seguridad Nacional 273 para la firma del Presidente Johnson, revirtiendo así la
decisión del Presidente Kennedy de reducir la "Guerra de Spelly" en Vietnam.

Clare Boothe Luce - Dama de Malta; Miembro del Consejo de Relaciones Exteriores; ex embajador
en Italia bajo el presidente Eisenhower (Comandante aliado que dirigió la Cruzada de Roma en
Europa durante la Segunda Guerra de los Treinta Años de los Jesuitas (1914-1945) que incluyó la
traición y el asesinato de los héroes, el General estadounidense Patton y el General ruso Vlasov,
como ambos buscado derrocar al Gran Inquisidor de los jesuitas, Joseph Stalin); Thomas "Tip"
ayudó a Thomas O'Neill, Papal Knight y presidente de la Cámara de Representantes, junto con
Robert Blakey para obstaculizar el Comité de Asesinatos de 1976. Blakey, por un trabajo bien
hecho, fue empleado como profesor de derecho en Rome's Universidad de Notre Dame en
Indiana. El presidente de la universidad que empleó a Blakey fue otro de los favoritos de los
jesuitas, miembro del CFR y agitador de los derechos civiles, que centralizó aún más el poder en
Washington, DC con su Ley de Derechos Civiles de 1964, el sacerdote Theodore M. Hesburgh,
C.S.C.

Francis Cardinal Spellman: formado por jesuitas en la Universidad de Fordham en Nueva York y en
el American College de Roma; La diócesis más rica y poderosa del arzobispo de Roma; El "Vicario
Militar" del Imperio Americano que controla a los Caballeros de Malta, la Masonería Shriner, los
Caballeros de Colón y la Comisión de la Mafia; el Rey interino de la Decimocuarta Enmienda del
Papa "Santo Romano" del Imperio Americano (que gobierna desde su palacio en la ciudad del
"Estado Imperio", junto con sus "Caballeros Malteses de la Mesa Redonda" papales) supervisados
por los Jesuitas Profesos (Jesuitas en Extremo) Juramento del Cuarto Voto) en la Universidad de
Fordham, que incluye ahora al “Cardenal” Avery Dulles, sobrino de Allen Dulles, ex Secretario,
Vicepresidente y Presidente del Consejo de Relaciones Exteriores del Cardenal (1933-1950), ex
Director de CFR / CIA hasta despedido por el presidente Kennedy y miembro de la engañosa
Comisión Warren. Una vez más, el notorio tío del jesuita no era otro que The Gentleman Spy, el
presbiteriano protestante de Roma y el francmasón Shriner, Allen Dulles. Por lo tanto, Spellman
controlaba el Consejo de Relaciones Exteriores, el FBI, la CIA, la Inteligencia Militar (incluida la
Oficina de Inteligencia Naval) y el Servicio Secreto; El poder y el cerebro detrás del asesinato del
presidente Kennedy y su posterior encubrimiento, continuado por los cardenales Cooke y
O’Connor. El actual arzobispo, el cardenal Egan, continuará el gran encubrimiento de los jesuitas,
como lo demuestra su juramento como cardenal, su primera y principal lealtad no es con el pueblo
de la República Constitucional de estos Estados Unidos, sino con su maestro en el Vaticano, su "Rey
de reyes y Señor de señores", el dios "infalible" del general jesuita Kolvenbach que se sienta en la
silla de San Pedro, ¡el Papa Juan Pablo II! Porque él tiene el oficio papal del diablo del odio a los
judíos y el blasfemo séptimo romano César que aún no ha llegado y, cuando se encuentre en
manos de Satanás al levantarse de entre los muertos, será el octavo romano César con un nuevo
nombre: la bestia (Apocalipsis 17 : 10, 11).
Asesinos del vaticano

Ahora vete a alquilar la película JFK, editada por el director.


¡Y mira las piezas mientras caen juntas!

Asesinos del Vaticano – Remedio

Leah Rabin y el Papa Juan Pablo II, 1995 # 15

Esta foto, tomada de la edición del 13 de noviembre de 2000 de Pittsburgh Tribune Review,
muestra a la fallecida Leah Rabin en 1995, después de su "audiencia privada" en el Vaticano, con el
mayor cómplice del asesinato a sangre fría de su marido, el "infalible" papa Juan Pablo II. El
Mossad, un brazo de la Comunidad Internacional de Inteligencia de los jesuitas, llevó a cabo el
asesinato, ya que el masón desobediente y el Primer Ministro Yitzak Rabin se opusieron a la
política de Roma para el Israel sionista. Porque los jesuitas nunca permitirán que una porción de la
Ciudad Vieja de Jerusalén sea entregada a los musulmanes, especialmente a los palestinos
controlados por Roma a través de Arafat. Sí, “el brazo de la Iglesia es largo”.

Para terminar, Asesinos del Vaticano: "Heridos en la casa de mis amigos", pide el arrepentimiento
nacional para todos los estadounidenses, un regreso a la Biblia protestante y las máximas de la
verdadera fe en el Cristo de la Reforma inglesa y la expulsión de la Orden de los Jesuitas de suelo
americano.

Nosotros, los protestantes y bautistas estadounidenses, que hemos heredado la forma de gobierno
protestante más grande en la historia del mundo, nuestra bendita Constitución presbiteriana y la
Declaración de Derechos Bautistas, no seremos utilizados más para entronizar a los dictadores
militares fascistas-comunistas de todo el mundo para restaurar y mantener El Poder Temporal del
jesuita "infalible" César papal.

Si nosotros, el pueblo estadounidense, no llevamos a los verdaderos asesinos del presidente


Kennedy y su hijo ante la justicia, si no retiramos nuestros poderes federales soberanos usurpados
por el General Jesuita en nombre del Papa "infalible", si no hacemos disolver el Consejo de
Asesinos del vaticano

Relaciones Exteriores a través del cual el General Jesuita gobierna Nueva York, Washington, DC, el
Imperio Americano y, por lo tanto, el mundo entero (mientras emplean engañosamente a ciertos
notables judíos y gentiles masónicos como hombres de frente), si no expulsamos al Ejército de El
Papa, esos odiosos Hijos de Loyola, entonces nuestra nación está verdaderamente perdida. Para
entonces, los jesuitas utilizarán a los mismos pueblos que nuestro gobierno oprimió (habiendo
armado y financiado a tiranos despiadados para someterlos al “poder temporal del Papa
infalible”),

para invadir nuestra tierra, ¡destruir nuestro pueblo y nos lo merecemos! Los pueblos de los que
hablamos son los rusos que sufrieron bajo Stalin, los rumanos que sufrieron bajo Nicolae
Ceaucescu, los búlgaros que sufrieron bajo Todor Zhivkov, los húngaros que sufrieron bajo Janos
Kadar, los japoneses que sufrieron bajo Tojo, los chinos que sufrieron bajo Mao Tse-tung, los
vietnamitas que sufrieron bajo Ngo Dinh Diem, los camboyanos que sufrieron bajo Pol Pot, los
alemanes que sufrieron bajo Hitler y luego Stalin, los alemanes orientales que sufrieron bajo Erich
Honecker, los españoles que sufrieron bajo Francisco Franco, los italianos. quienes sufrieron bajo
Benito Mussolini, los yugoslavos, especialmente los serbios, quienes sufrieron bajo Josef Tito (y
bajo bombarderos estadounidenses), los argentinos que sufrieron bajo Juan Perón, los
portugueses que sufrieron bajo Antonio Salazar, los mexicanos que sufrieron bajo Miguel De la
Madrid. , los chilenos que sufrieron bajo Augusto Pinochet, los haitianos que sufrieron bajo Jean-
Bertrand Aristide, los panameños que sufrieron bajo Manuel Noriega, los sudafricanos que
sufrieron bajo Nelson Mandela, los iraquíes que sufrieron bajo Saddam Hussein y los cubanos que
continúan sufriendo bajo Fidel Castro, solo por nombrar algunos.

Para los jesuitas, al restaurar y mantener el Poder Temporal del César Papal "infalible", han
derramado la sangre y gastado el tesoro de esta otrora gran Nación Protestante durante todo el
siglo XX. Y al hacerlo, Roma, en la que se encuentra El Estado Soberano de la Ciudad del Vaticano,
ha cumplido estas palabras concernientes a sí misma:

". . . La gran ramera que se sienta sobre muchas aguas. . .

Ornada en púrpura y escarlata. . . es esa gran ciudad,

que reina sobre los reyes de la tierra. . .

y en ella fue encontrada la sangre de los profetas,

y de los santos, y de todos los que fueron muertos en la tierra ".

- Apocalipsis 17: 1, 4, 18; 18:24

Nosotros, el pueblo estadounidense traicionado, podemos esperar una crisis nacional creada que
resulte en una ilegalidad generalizada, similar a los disturbios negros de 1968 luego del Asesinato
del Rey. (Posiblemente el liderazgo masónico, musulmán negro, sujeto a los arzobispos de Nueva
York y Chicago, encenderá disturbios urbanos en todo el país con su ejército privado, "El Fruto del
Islam". Su principal objetivo será la capital, Washington, DC, el ochenta por ciento de su población
Asesinos del vaticano

se agitaba con facilidad con los negros, la mayoría de los cuales habían sido enseñados desde su
juventud a odiar a todas las personas blancas y especialmente a los judíos. (Recuerde, Jesse
Jackson, miembro del “Reverend” del CFR Negro, el agitador profesional de los jesuitas que
funciona como masónico “¡Yassir Arafat de América” nunca había pastoreado una Iglesia, hace
años como un camarero que escupía la comida de la gente blanca a la que serviría!) Esta ciudad
violenta, que ha prohibido increíblemente todas las armas, tiene el “honor” de ser “la capital
mundial del asesinato ". Más importante aún, es la sede de la presencia jesuita más poderosa del
Imperio: la fortaleza militar de la Universidad de Georgetown. (Sabemos que Washington es su
objetivo como el de

Las principales revoluciones europeas y asiáticas de los jesuitas comenzaron en las ciudades
capitales, algunas de ellas son París (1789, 1848), Moscú (1917), Berlín (1933) y Pekín (1912, 1949).

La anarquía resultante dará como resultado un dictador militar fascista controlado por los jesuitas
y de derecha (como George W. Bush, cuyo padre, el presidente, George HW Bush, es un Caballero
de Malta (según el difunto William Cooper), un narcotraficante). y fue un participe en el asesinato
de Kennedy, y cuyo tío, Prescott S. Bush, Jr., es un Caballero de Malta y cuyo abuelo Prescott S.
Bush, Sr., fue uno de los miembros fundadores originales del Consejo General de los Jesuitas en
Relaciones con el extranjero. El presidente Bush también está respaldado por la predilecta de los
Caballeros de Malta, Evangélica Pat Robertson, de CBN, quien fue amigo del difunto J. Peter Grace,
y cuyo anterior asesor y amigo personal es otro Caballero de Malta y ex senador de Alabama.
Jeremiah Denton, quien escribió cuando el infierno estaba en sesión). Habrá redadas masivas,
torturas y asesinatos de judíos estadounidenses en campos de concentración (como en la
Alemania nazi de los jesuitas). (Con nombre en código "Rex 84", los campos fueron establecidos
por Ronald Reagan y su director de la CIA, el Caballero de Malta, William J. Casey). Habrá una
guerra en el extranjero (como la "Guerra de Spelly" en el sudeste asiático), invasión, ocupación y la
persecución de los protestantes y bautistas estadounidenses por parte de ejércitos extranjeros
bajo el mando de dictadores controlados por los jesuitas (como el Gran Inquisidor - Joseph Stalin).
El ejército que actualmente está preparado para encabezar esta invasión masiva del Imperio
Americano es el de los chinos rojos en particular.

Este será el golpe final para la libertad individual, la soberanía nacional y la Reforma protestante.
Será la victoria más grande para la Contrarreforma del General de los jesuitas, restaurando el
"Sacro Imperio Romano" del Papa, fundado en una Alemania reunida y reconstruida, y devolviendo
el mundo a la Edad Media. Para entonces, sucederá con el último intento de Satanás de destruir al
pueblo racialmente judío del Señor Jesucristo, utilizando a los sionistas masónicos de Rothschild,
controlados por el Mossad de Roma, para reasentarlos en Israel con el propósito de reconstruir el
Templo de Salomón, para el general jesuita “infalible” césar papal.

". . . que tenía la herida de una espada, y vivió. . . "

- Apocalipsis 13:14

se convertirá
Asesinos del vaticano

". . . ese hombre de pecado. . . ”

- II Tesalonicenses 2: 3

Quien, poseído por el mismo diablo, será llamado.

". . . la bestia . . . ”

- Apocalipsis 13: 4

La bestia gobernará a todas las naciones desde el templo reconstruido de Salomón en Jerusalén
para

". . . cuarenta y dos meses . . ”

- Apocalipsis 11: 2; 13: 5

". . . La abominación de la desolación. . . ”

- Daniel 9:27

- Mateo 24:15.

". . . se exaltará a sí mismo y se exaltará a sí mismo por encima de todo dios. . . ”

-Daniel 11:36

". . . para que como Dios se siente en el templo de Dios,

mostrándose que él es Dios. . . ”

- II Tesalonicenses 2: 4

". . . Él hablará grandes palabras contra el Altísimo. . . ”

- Daniel 7:25

". . . también se levantará contra el príncipe de los príncipes. . . ”

- Daniel 8:25

". . . hasta que venga silo. . . ”

- Génesis 49:10

". . . En llamas de fuego vengándose de aquellos que no conocen a Dios. . . ”

- II Tesalonicenses 1: 8

". . . de su boca sale una espada afilada,


Asesinos del vaticano

para que con él golpee a las naciones. . . ”

- Apocalipsis 19:15

". . . El león de la tribu de judía. . . deberá . . . rugir . . ”

- Apocalipsis 5: 5

- Isaías 42:13

". . . llenará los lugares con los cadáveres; Herirá las cabezas sobre muchos países. . . ”

- Salmo 110: 6.

". . . Sus pies estarán en aquel día sobre el Monte de los Olivos. . . ”

- Zacarías 14: 4.

“Y le fue dado dominio, gloria y reino. . . ”

- Daniel 7:14

". . . y el Señor Dios le dará el trono de su padre David. . . ”

- Lucas 1:32

". . . y su dominio será desde el mar hasta el mar, y desde el río [Éufrates] hasta los confines de la
tierra ".

- Zacarías 9:10

". . . Del aumento de su gobierno y de la paz no habrá fin. . . ”

- Isaías 9: 7.

“Y juzgará entre mucha gente, y reprenderá a las naciones fuertes desde lejos;

y. . . El reino vendrá a la hija de Jerusalén. . . ”

- Miqueas 4: 3, 8

". . . porque de Sión saldrá la ley, y la palabra de Jehová de Jerusalén. . . ”

- Isaías 2: 3.

“En sus días se salvará Judá, e Israel habitará seguro. . . ”

- Jeremías 23: 6

“En aquel tiempo llamarán a Jerusalén el trono de Jehová; y todas las naciones serán reunidas en
ella. . . ”
Asesinos del vaticano

- Jeremías 3:17

". . . todos los reyes caerán delante de él; todas las naciones le servirán. . . ”

- Salmo 72:11

“Que ante el nombre de Jesús se doble toda rodilla. . . Y que cada lengua

Debería confesar que Jesucristo es el Señor, para la gloria de Dios Padre ".

- Filipenses 2:10, 11.

“Porque el Padre no juzga a ningún hombre, sino que todo el juicio lo ha dado al Hijo.

Que todos los hombres honren al Hijo como honran al Padre.

El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.

- Juan 5:22, 23.

Para los semitas, israelitas, hebreos / judíos.

(pro-Torá / anti-Talmud) resucitado, reinando y regresando Hijo de Dios, Hijo del hombre, Hijo de
Adán, Hijo de Abraham, hijo de Isaí, hijo de David, Jesús de Nazaret, el rey de los judíos,

no el gentil blanco, el sumo sacerdote rey, el César papal de Roma

actualmente pisando Jerusalén a través de sus sionistas judíos masónicos que,

a través del ministro de Relaciones Exteriores israelí entrenado por los jesuitas, Shimon Peres

traspasó formalmente la Ciudad Vieja de Jerusalén en 1993 al Papa Juan Pablo II

(El Papa también firmó un acuerdo con el líder de la OLP, Yassir Arafat, en 2000

que Jerusalén, el sesenta por ciento de sus tierras es actualmente propiedad del papado,

debe ser una ciudad internacional bajo protección de los Estados Unidos),

cuyos sucesores papales, de acuerdo con el derecho canónico y guiados

Por el general jesuita, continuará persiguiendo, afligiendo y asesinando.

El pueblo amado y racialmente hebreo / judío de Jehová,

"Hasta que se cumplan los tiempos de los gentiles"


Asesinos del vaticano

- Lucas 21:24.

es el único

“REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.”

- Apocalipsis 19:16

¡A menos que nos arrepintamos, nuestro tiempo es corto y nuestra destrucción, como nación
protestante que disfruta de las libertades bautista-calvinistas, está al alcance de la mano!

Vatican Assassins - Libro

Asesinos del Vaticano: "Heridos en la casa de mis amigos"

Veritech es una confianza de investigación que cree en la Biblia dedicada a la propagación de la


verdad en cada ciencia y servicio del hombre. Es apoyado por las oraciones, regalos y préstamos de
aquellos que creen en la Biblia inglesa de la Biblia.

Gran y gloriosa reforma protestante

- La versión autorizada de King James de 1611 -

habiendo sido fielmente traducidos por los cuarenta y siete hombres sabios y piadosos de

El texto masorético hebreo y el Textus Receptus griego,

para ser la autoridad final de la fe y la práctica, y creer que los Estados Unidos deben ser
gobernados por estadounidenses leales a la Constitución y la Declaración de Derechos tal como
fue originalmente

Por nuestros redactores blancos, calvinistas, protestantes y bautistas.

correo electrónico: eric@vaticanassassins.org

http://www.vaticanassassins.org

Para más información sobre el poder maligno de la Compañía de Jesús,

Puede ver el sitio web del difunto ex jesuita y uno de nuestros héroes,

Alberto Romero Rivera

www.albertoaic.com; www.americanholocaust.50megs.com.

Otros sitios web de interés son:

abovetopsecret.com acts2.com/thebibletruth almartin.com


nzbeacan.org pacinst.com/index.htm parascope.com/articles/09
Asesinos del vaticano

97/skullbones.htm copvcia.com jesus-messiah.com


reformation.org tetrahedron.org
av1611.org
williamcooper.com
project.nventure.com deepblacklies.co.uk
rense.com JimMarrs.com
cloakanddagger.ca
warrencommission.com thesilentinvasion.com
proparanoid.com/priorkno
wledge.htm freemasonwatch.freepress- john-loftus.com trance-
freespeech.com formation.co
whatreallyhappened.com
Prefacio

Cuando el Presidente Shriner Freemason, Harry Truman, promulgó la infame Ley de Poderes de
Guerra de Emergencia de 1950, creó el aparato de Seguridad Nacional con el que los jesuitas
dirigían la Guerra Fría, entronizando a los dictadores militares comunistas y fascistas de todo el
mundo, siendo leales a los Papa y sometiéndose a su poder temporal. Estos dictadores luego
implementaron agencias de policía secretas y vastos sistemas penitenciarios, torturando y
matando a millones de "herejes" y "liberales" dentro de sus fronteras de conformidad con el
Juramento Jesuita y el Concilio de Trento.

En un futuro cercano, el dictador militar entrenado por los jesuitas utilizará el aparato de
Seguridad Nacional de Washington para aplastar a la gente del Imperio Americano, Roma ha usado
a nuestros hijos y el servicio durante más de cien años. Esta victoria final sobre la Reforma
protestante del Señor, será el punto culminante de la búsqueda de los jesuitas de someter a todas
las naciones al Poder Temporal del Papa en un estado fascista mundial de policía militar,
mantenido por la Comunidad de Inteligencia Internacional de los jesuitas: el Santo Oficio. de la
Inquisición: moler a los "liberales" y "herejes" de todas las naciones al polvo.

Para justificar la construcción de todas las prisiones necesarias para operar la Inquisición
estadounidense a gran escala, la industria del entretenimiento de Roma en Hollywood, el actual
"Teatro Jesuita" fundado originalmente por el jesuita Athanasius Kircher (1602-1680), que realiza
Dramas Jesuitas subversivos, y operado por los Caballeros de Malta junto con los judíos sionistas
masónicos del Papa, está promoviendo la violencia y la inmoralidad. (Es muy interesante observar
que según el autor John D. McCallum en su Historia de Dan Lyons, SJ, el magnate de Hollywood
James Warner Bellah fue educado por los jesuitas de la Universidad de Georgetown y, por haber
escrito diecinueve novelas, más de cien Las películas y cuyos cuentos aparecieron en más de cien
números del antiguo Saturday Evening Post, recibieron la Medalla de Honor de Georgetown a
principios de la década de 1970. Además, Paul Blatty, autor y promotor de la malvada y satánica
película titulada "El exorcista, "También se graduó en Georgetown. Los jesuitas también educaron
al inglés Alfred Hitchcock, otro maestro del terror de Hollywood que lanzó Psycho y The Birds entre
otros espantosos thrillers. También es muy revelador que los proyectores cinematográficos de
Hollywood tienen una rueda dentada especialmente nombrada que alimenta el película en la
unidad. El nombre de esa rueda dentada se llama "la rueda dentada de los Caballeros de Malta".)
Esto creará más anarquía, más crimen que justifica más leyes, más La policía, más leyes sobre
armas de fuego que llevan a la confiscación de armas y, desde que el Papa de Roma rechazó la
Biblia, el César papal, se opone a la pena capital, a más prisiones, que actualmente sirven como
escuelas de gladiadores.

De hecho, es un plan brillante, llevado a cabo por "hombres audaces y malos", y son,

La Compañía de Jesús - Los Jesuitas.

Dedicatoria
Las siguientes páginas están dedicadas a todos aquellos que han sufrido, directa o
indirectamente, los diseños de la Compañía de Jesús, apodados por el gran Juan Calvino como los
jesuitas.

Por lo tanto, la dedicatoria se extiende a toda la población del mundo, los blancos, los
celtas-anglosajones, los protestantes y los bautistas de la persuasión calvinista en particular.
Porque fueron los calvinistas quienes resistieron con éxito las conspiraciones de la Orden de los
Jesuitas, ese ejército militar conocido como "La Compañía", y dieron al mundo la libertad política y
religiosa. Para estos hombres, tanto la "Espada del Espíritu", la Palabra de Dios, como la "Espada
de la Defensa Justa", el arma. Y fueron estos bautistas-calvinistas quienes aseguraron en el pueblo
estadounidense el derecho a usar "La Espada del Espíritu" con la Primera palabra, y el derecho a
usar "La Espada de la Defensa Justa" con la Segunda Lengua. Que nunca olvidemos su gran fe,
pureza y coraje. Esta dedicación también se extiende al papa católico romano Clemente XIV, a los
soberanos católicos romanos ya los pueblos católicos romanos de Europa que, sin temor,
reprimieron y expulsaron a la Orden de los jesuitas de las fronteras a lo largo de los siglos XVIII y
XIX .

Además, el autor, como un hombre de raza blanca y dispensario estadounidense,


dispensario, quinta monarquía, bautista-calvinista del séptimo día, dedica las siguientes páginas a
los cuatro sacerdotes católicos romanos de la historia de su tierra natal.

I. El primero es Charles Chiniquy, un canadiense francés y "el Martín Lutero de América",


quien, aunque fue engañado para unirse a la Logia Masónica después de su conversión a Cristo
(creer que el Arte Masónico de Satanás era el enemigo de la Orden Jesuita de Satanás), Expuso
audazmente a jesuitas como los asesinos del presidente Lincoln durante la década de 1880.
También se ha dicho que no se controlaban, los jesuitas gobernaron este país desde la Casa Blanca
(Bill Clinton / George W. Bush) hasta la mansión de cada gobernador (Tom Ridge, de Pennsylvania,
ahora Jefe de la Orden de la Administración Nacional de Seguridad Nacional, incluido FEMA).) en la
Unión - como lo hacen hoy día!

II. El segundo es Jeremías J. Crowley, un irlandés que, a inicio del siglo veinte, fue un guía
sobre la conspiración de los jesuitas para destruir el baluarte de las libertades populares de los
Estados Unidos, el Sistema de Escuelas Públicas, promoviendo la búsqueda de "hacer" que estados
unidos sea predominantemente católico ". "Autor del Papa: jefe de los Esclavistas Blancos,
Sacerdote Sumo de la Intriga, Crowley también advirtió sobre el poder de los jesuitas en
Washington, DC y su plan para usar el poder político y militar en pro del Poder Temporal del Papa
de Roma y extender su influencia alrededor del mundo. Esto significa que durante la Segunda
Guerra de los Treinta Años (1914-1945) las escuelas públicas fueron destruidas por las decisiones
que la Corte Suprema dictada por el Juez, que fue un archivista en el asesinato del presidente
Kennedy, Earl Warren.

III. El tercero es Emmett McLoughlin, otro irlandés, quien expuso a la jerarquía romana como
responsable del crimen excesivo entre los pueblos católicos romanos, al prohibir que el sistema de
escuelas públicas enseñe sobre la Inquisición y por llevar a cabo el asesinato de Abraham Lincoln.
IV. El cuarto es Alberto Rivera, un ex jesuita y español que dejó la Orden después de 27 años,
quien, aunque acusado de prácticas financieras cuestionables, expuso a los jesuitas como asesinos
del presidente Kennedy y advirtió en 1982 sobre el plan de Roma para llevar al país Estados Unidos
a un acuerdo de tratado con "el Estado Soberano de la Ciudad del Vaticano", llamado Concordato.
{46} (la Alemania de Hitler, la Italia de Mussolini y la España de Franco tenían concordatos con el
Papa, mientras que los dictadores fascistas eran antiprotestantes, antijudíos y pro musulmanes). La
idea de que la América protestante entrara en un concordato con Roma y por lo tanto convertirse
en anti-judío y pro-musulmán, esclavizándonos aún más al César papal, sería legalmente imposible
si el presidente Ronald Reagan, el mejor traidor masónico de Estados Unidos y peón "conservador"
del Arzobispo de Nueva York John Cardinal O'Connor, reconociera formalmente el Estado soberano
de la Ciudad del Vaticano como nación soberana en 1984, cincuenta años después de que Gran
Bretaña hiciera lo mismo en 1934. ¡George Orwell, aquí vamos!

En agudo contraste con estos valientes sacerdotes católicos que abandonaron el sistema con
disgusto, las iglesias protestantes, ortodoxas y bautistas apóstatas están profundamente dormidas
disfrutando de los privilegios de "ser" y "hacer" otorgados por sus cartas corporativas. Los judíos
también están profundamente dormidos, ya que los jesuitas siempre han sido sus grandes
perseguidores desde el resurgimiento de la Inquisición romana en 1542 hasta el final del Tercer
Reich en 1945. Como resultado de la cobardía, la complacencia y el compromiso, los protestantes,
ortodoxos, Bautistas y judíos se enfrentan a la aniquilación de una dictadura fascista-militar venida
por la derecha, utilizando en secreto grupos de odio violentos, fuertemente armados y racistas,
como el Ku Klux Klan (supremacistas blancos) y la Nación del Islam (supremacistas negros) para
justificar la implementación de Órdenes ejecutivas y ley marcial. Con el General Jesuita en control
de la Francmasonería Shriner Islámica, los Caballeros de Malta, el Opus Dei (defendiendo
actualmente la Unión Europea del Papa y declarado como una secta religiosa peligrosa por una
comisión parlamentaria belga en 1997), el Club de Roma (actualmente encabezado por el príncipe
masónico / islámico El Hassan bin Talal de Jordania, designado para el puesto en 2000 con la
bendición del Rey Juan Carlos de España (Caballero de Malta), los Caballeros de Colón, los
Illuminati de Rothschild y la Mafia, no tiene más que dar la El orden y su Milicia inaugurarán la
agitación, el asesinato, la anarquía y el absolutismo fascista, dejando a América empapada en
sangre y ocupada por ejércitos extranjeros cuyos comandantes estarán bajo el control de los
jesuitas.

Los estadounidenses ignorantes y traicionados no estaríamos en este peligro hoy frente a las
ramificaciones de las crisis nacionales creadas en Roma, si los predicadores protestantes y
bautistas respondieran a los gritos de advertencia de nuestros cuatro héroes: Charles Chiniquy,
Jeremiah J. Crowley, Emmett McLoughlin y Alberto Rivera - y el presidente Kennedy nunca habría
sido asesinado el 22 de noviembre de 1963.
Charles Chiniquy, 1886 # 16

Jeremiah J. Crowley, 1912 # 17

Cincuenta años en la Iglesia de Roma, Charles Chiniquy, (Grand Rapids, Michigan: Baker Book
House, 1968; publicado originalmente en 1886).

El romanismo: una amenaza para la nación, Jeremiah J. Crowley, (Aurora, Misuri: The Menace
Publishing Co., 1912).
(Emmett McLoughlin, 1954 #18

Alberto Romero Rivera, 1985 #19


Esta es la razón por la cual, en última instancia, en el pasado, en el futuro, envenenado de acuerdo
con su esposa, Nury Rivera.

Padre de la gente, Emmett McLoughlin, (Boston: The Becan Press, 1963).

Doble cruz: Alberto, segunda parte, Alberto Rivera y Jack Chick, (Chino California: Chick
Publications, 1981).

Dedicación personal
Además, este volumen está dedicado a ciertos amigos bautistas, menonitas y amish, arminianos en
la doctrina, que me brindaron la ayuda financiera, así como el amor y el afecto para proporcionar
mi comida, preparar mis viandas, lavar mi ropa, planchar mis camisas, limpiar mi hogar, y así
convertirse en mi familia extendida mientras, durante tres años, durante las últimas horas de la
medianoche de soledad literaria, el Hijo resucitado de Dios rompió mi corazón al recordar lo que
me había enseñado durante los últimos veinte años. Gracias, amigos míos, por animarme cuando
casi quemé todos mis libros en el campo de los agricultores y quise renunciar con ira y disgusto
debido a la apatía y la cobardía de mis propios hermanos bautistas y calvinistas. Porque,

"Me había desmayado, a menos que hubiera creído ver la

bondad de Jehová en la tierra de los vivos ".

- Salmo 27:13

Finalmente, yo, Eric Jon Phelps, dedico con afecto el trabajo de mi vida contenido en este
documento a la mujer más tierna que jamás haya honrado mi vida, Danita Dee Layser. Ella ha sido
una editora entusiasta, agregando credibilidad a mi posición como defensor de los grandes
creyentes en la Biblia reformados y bautistas-calvinistas durante los últimos cuatrocientos años.
Además, sabiendo muy bien el peligro que corre por apoyarme abiertamente, ella, con humilde
coraje, me suplicó que la incluyera en mi dedicación. Contra mi buen juicio, lo hago ahora,
sabiendo que su Mesías honrará su acto de fe incluso cuando Él honró el acto de fe de la reina
Ester cuando salvó a la Raza Judía Semítica, de una aniquilación conspirativa, de la mano de
Artajerxes, su esposo y El rey del imperio medo-persa. Como el Salvador resucitado seguramente
puede protegerla, definitivamente lo necesitará. Danita, te amo y te respeto. Su ayuda fue muy
apreciada sin la cual este libro no existiría.

Y cuando, en la providencia del Hijo de Dios, ese gran día surja cuando, en la voluntad del Señor,
los calvinistas, del norte y del sur, una vez más, como Puritan Freemen, tomemos nuestras Espadas
de defensa justa al intentar por fe preservando lo que queda de la civilización protestante de los
Estados Unidos, humildemente les pido a los creyentes menonitas y amish de la Biblia que nos
ayuden en su forma de crianza como usted me ayudó durante la redacción de este trabajo. Para los
mismos hombres que saquearon y asesinaron a su pueblo menonita ruso durante la Revolución
Bolchevique y la brutal Guerra Civil, que duró cinco largos años y cobró casi dos millones de vidas,
son los mismos hombres que ahora gobiernan el Imperio Americano y están listos para
exterminarlos "de la faz de toda la tierra ”. Estos hombres son comúnmente llamados jesuitas,
oficialmente conocidos como la Compañía de Jesús, en la actualidad:

Asesinos del Vaticano

Reflexiones
"Porque el Papa tiene lugar en la tierra,

no simplemente de un hombre sino del único Dios verdadero”. {47}


Papa Inocencio III, 1215

Anticristo de la Edad Oscura

Cuarto consejo de Letrán

“Cualquiera de las dos espadas está en el poder de la iglesia, es decir, lo espiritual y lo material. La
primera debe ser usado por la iglesia. Una en la mano del sacerdote, la otra en la mano de los
reyes y soldados, pero por voluntad y placer del sacerdote. Es correcto que la espada temporal y la
autoridad estén sujetas al poder espiritual. El Romano Pontífice [el Papa] juzga a todos los
hombres, pero nadie lo juzga. Declaramos, afirmamos, definimos y decimos que estar sujeto al
Romano Pontífice es para toda criatura humana, en su totalidad, necesaria para la salvación. . . Lo
que se hablaba de cristo. . . "Tú has sometido todas las cosas bajo sus pies", bien puede parecer
verificado en mí. Tengo la autoridad del Rey de reyes. Soy todo en todo y sobre todo, para que Dios
mismo y yo, el Vicario de Dios, tengamos un solo consistorio, y puedo hacer casi todo lo que Dios
puede hacer. Por lo tanto, ¿qué puedes hacer de mí, su Dios? ”{48} [énfasis añadido]

Papa Bonifacio VIII, 1302

Toro papal: Unam Sanctam

"Nosotros [los Papas] tenemos en esta tierra el lugar de Dios Todopoderoso". {49}

Papa leon XIII, 1894

Carta Encíclica, 20 de junio de 1894.

"Rechazo al Papa como enemigo de Cristo y anticristo,

con toda su falsa doctrina ". {50}

Thomas Cranmer, 1556

Arzobispo anglicano de Canterbury

"El Papa debe amonestar a los reyes y castigarlos con la muerte". {51}

Antonio Santarelli, 1626

Jesuita italiano del papa

“Por razón, el Papa es la cabeza, y los Reyes no son más que brazos o manos del mismo Cuerpo;
por lo tanto, si no cumplen con su deber cuidando de preservar el Cuerpo, la Cabeza como Señor y
Maestro pueden ser cortarlos”. {52}
Múltiples colaboradores jesuitas, 1685

Advertencia al rey Carlos II de Inglaterra

El catecismo de los jesuitas.

“Mi opinión es que, si se destruyen las libertades de este país, los Estados Unidos de América, será
por la sutileza de los sacerdotes jesuitas católicos romanos, porque son los enemigos más astutos y
peligrosos de la libertad civil y religiosa. Han instigado la mayoría de las guerras de Europa”. {53}

General Lafayette, 1799 Ayudante a washington

El romanismo: una amenaza para la nación.

“Mi historia de los jesuitas está dividida en cuatro volúmenes, impresos en Ámsterdam en 1761. La
Obra es anónima; porque, como supongo, el autor tenía miedo, como todos los monarcas de
Europa tenían en ese momento, del asesinato jesuítico. "{54}

John Adams a

Thomas Jefferson

4 de noviembre de 1816

Una investigación sobre el asesinato

de Abraham Lincoln

“Es deber de todos los cristianos rezar contra el Anticristo. Y en cuanto a lo que es el Anticristo,
ningún hombre sano debería plantear una pregunta. Si no es papería en la Iglesia de Roma, no hay
nada en el mundo que pueda llamarse con ese nombre. . . el papado es contrario al evangelio de
Cristo y es el anticristo y debemos orar en contra de este”. {55}

Charles Haddon Spurgeon, 1873

El príncipe de los predicadores de Inglaterra

Citado por Ian Paisley

Protesta del Papa en el Parlamento

“Leamos las historias de todas las conspiraciones que se han formado en el mundo. Considere las
cualidades, que son necesarias para el éxito en empresas tan peligrosas, en los jefes, que se
atreven a asumirlas; Los peligros que tienen que afrontar; los tesoros que deben gastar; Los
dolores, los cuidados, deben tomar para cautivar las mentes de las personas, y para excitarlos, y los
manantiales que deben poner en movimiento, tanto públicos como ocultos, para efectuar su
progreso. Considere cómo estas conspiraciones peligrosas se han formado o han fallado. No
encontrará uno, el principal de los cuales, después de años de cuidado, ha podido organizar sus
fuerzas con tan poco peligro, con tan grandes ventajas, como un General de los jesuitas puede
mandar dentro de las veinticuatro horas. "{56 } [Énfasis añadido]

M. Louis Rene De Caraduc, 1762


Estadista parlamentario francés

Informe sobre las Constituciones de los jesuitas.

“Es cierto que, a pesar de todos sus esfuerzos, . . . ellos [los jesuitas] no han podido lograr su gran
objetivo, el de fundar un Reino romano universal; . . . Sin embargo, son ellos quienes, con toda su
habilidad, todo su celo y su sabiduría mundana, han sostenido [el Poder Temporal de] el papado
secular contra toda influencia hostil ". {57} [énfasis añadido]

René Fulop-Miller, 1930

Historiador jesuita francés

El poder y el secreto de los jesuitas.

“Porque solo por la guerra victoriosa, ellos [los jesuitas] sostienen que los hombres y las naciones
pueden someterse a la idea jerárquica de un orden mundial de estados, razas e individuos. . .
Desde su cúspide, esta pirámide de estados debe ser totalmente gobernada por la institución
teocrática de la Iglesia Católica, con el Papa de Roma como el Vicario de Jesucristo [el anticristo] y
el único portavoz de Dios Todopoderoso ". {58} [ Énfasis añadido]

Leo H. Lehmann, 1942

Ex sacerdote irlandés

Detrás de los dictadores

"Creo en una América

donde la separación de iglesia y estado es absoluta ". {59}

John F. Kennedy, 1961

35º presidente de los Estados Unidos

John Cardinal O'Connor

"Más tarde en la noche, después de un par de tragos más, la conversación se dirigió al


extraordinario poder ejercido por el Vaticano". {60}

Mark Lane, 1991

Jurista estadounidense

Negación plausible

"Su pontificado [el Papa comunista Juan Pablo II] ha sido clasificado como" un enigma envuelto en
un misterio ". . . "{61}

Avro manhattan, 1985

“protestante” Caballero de Malta

Historiador ingles El dólar y el Vaticano


Guarnición a Ferrie: "¿Entonces quién mató al presidente?"

Ferrie a Garrison: "Es un misterio envuelto en un enigma dentro de un enigma". {62}

Coadjutor jesuita Oliver Stone, 1992

Dramaturgo americano JFK, Director's Cut, Video

El simpático director de JFK, Oliver Stone, emplea la música de Wolfgang Amadeus Mozart. ¿Por
qué no la de los protestantes Bach o Mendelssohn? Debido a que Mozart, cuyo padre era el
director de música del arzobispo de Salzburgo, era un francmasón católico, que había compuesto
La flauta mágica para "El arte". También compuso una ópera en latín como un interludio para la
tragedia, Clementia Croesi. Se realizó en el Colegio de los Jesuitas en Salzburgo, Austria. Querido
buscador de la verdad, Mozart fue una de las herramientas más fieles de los jesuitas y, por lo tanto,
el compositor más adecuado para el director de JFK, de la Corte de Jesuitas, el coadjutor jesuita
Oliver Stone.

Eric Jon Phelps, 2003

Patriota americano y autor de

Asesinos del Vaticano

“Operé detrás de las sombras en el asesinato de John F. Kennedy a través de la Parroquia del
Espíritu Santo en Houston, Texas. En esa parroquia, el asesinato de John F. Kennedy, presidente de
los Estados Unidos ya estaba programado ". {63} [énfasis añadido]

Alberto Rivera, 1982

Español ex jesuita

La nueva inquisición

“La América que todos conocíamos y amábamos ha sido tomada por una fuerza alienígena. . . Esta
fuerza alienígena se llama Sociedad de Jesuitas (Sociedad de Jesús), la Gestapo del Vaticano.
Prohibidos en todos los países católicos de Europa, incluidos Japón y China, incluso fueron
prohibidos por el mismo Papa [Clemente XIV] en 1773. Aprovechando nuestra libertad de religión,
acudieron a los Estados Unidos y tomaron el Pentágono. Los Estados Unidos no han enfrentado
ninguna amenaza militar desde la Guerra Civil. La milicia de los Estados Unidos es el ciudadano
armado, el vigilante en el muro de la libertad, no el ejército permanente dirigido por sacerdotes
jesuitas. . . 'America . . . [se ha] convertido en [la] dictadora del mundo. La mayoría de nuestros
valientes políticos en Washington, DC, están aterrorizados de estos hombres con vestidos largos.
Tienen miedo de terminar como el presidente Kennedy ". {64} [énfasis añadido]

www.reformation.org

Actualizado el 4 de mayo de 2000

La Familia Kilkenny

Pax americana igual


¡¡Pax Romana!!

“Si no contiendes con todo tu corazón contra el gobierno impío del papa, no puedes ser salvo.
Quienquiera que se deleite en la religión y el culto de la papería [satánica] se perderá eternamente
en el mundo venidero. . . Mientras viva, denunciaré a mis hermanos la llaga y la plaga de Babilonia,
por temor a que muchos de los que están con nosotros retrocedan como el resto al pozo sin fondo
". {65} [énfasis añadido]

Martín Lutero, 1520

"Y uno le dirá:

¿Qué son estas heridas en tus manos?

Entonces él responderá,

Aquellos con los que fui herido en casa de mis amigos ".

Jesus el mesias

- Zacarías 13: 6 -

La biblia inglesa de

reforma protestante

La versión autorizada de King James de 1611

La Palabra de Dios probada para los pueblos de habla inglesa

Introducción
Durante la Edad Media, de 476 a 1648 (desde la caída del Imperio Romano hasta los
calvinistas que ganaron la Guerra de los Treinta Años), el Papa fue el mayor déspota del mundo.
Con sus dos poderes usurpados, Espiritual y Temporal, gobernó el mundo civilizado con "una mano
de hierro en un guante de terciopelo". Tanto las masas como sus reyes adoraban a este hombre
que afirmaba ser "el Vicario de Cristo", al mando de una Sistema internacional de robo, tortura y
asesinato llamado "El Santo Oficio de la Inquisición".

Este "Vicario de Cristo" organizó grandes "guerras santas" llamadas "Cruzadas". El


propósito principal de estas malvadas y asesinas "Cruzadas" fue sacar a los musulmanes
deJerusalén, lo que permitiria a los constructores de las catedrales paganas de Roma reconstruir el
Templo del Rey Salomón. Este ha sido el objetivo secreto de Roma durante siglos, ya que los Papas
han deseado la adoración mundial mientras gobiernan desde Jerusalén. Pero las Cruzadas no
lograron asegurar Jerusalén para el Papa. Lograron asesinar a cientos de miles de "herejes"
conocidos como judíos, musulmanes y ortodoxos. El saqueo de Constantinopla y la carnicería
dentro de la Cúpula de la Roca son solo dos ejemplos del fanatismo papal.

Dios el Padre, sin embargo, había decretado el fin de esta era de fanatismo religioso,
aflicción y pobreza. En 1517, el 31 de octubre (en el día corrupto de Halloween), un valiente monje
alemán, Martín Lutero, comenzó la gran y gloriosa Reforma Protestante. ¡Finalmente puso la Biblia
en manos de los alemanes en su propio idioma! La gente podía leer la Palabra de Dios por sí
misma, sin necesidad de que los sacerdotes "la interpretaran". William Tyndale, el padre de la
versión autorizada en inglés, hizo lo mismo, habilitado por ese gran invento: el mundo que sacude
con la imprenta.

El sistema político absolutista de Roma llamado "el Sacro Imperio Romano" se estaba
desmoronando. Todas las naciones del norte de Europa abandonaron el Imperio y asumieron la
soberanía nacional, negándose a pagar el impuesto a Roma llamado "Peniques de Pedro".

Con la libertad religiosa también llegó la libertad política llamada "liberalismo". El hombre
común comenzó a disfrutar de los derechos de propiedad privada y la libertad de obtener
ganancias en detrimento de los monopolios de Roma. El sistema de libre empresa nació, el
resultado directo fue la creación de la clase media protestante y la riqueza privada. Los pueblos
blancos de la clase media, que disfrutan de la libertad de prensa, la libertad de expresión y la
libertad de conciencia, se destacaron en todas las artes y ciencias que crean invención tras
invención. Los ingleses y los holandeses se convirtieron en cargadores mundiales, mientras que los
suizos se convirtieron en los grandes relojeros. Los protestantes blancos y los bautistas del Nuevo
Mundo eran conocidos como "los estadounidenses inventivos". Los beneficios de la Reforma
Protestante eran muchos, y cualquier buen hombre buscaría preservar esa Reforma.

Junto con sus libertades y libertades acompañantes. Porque fue la Reforma y la victoria
protestante que puso fin a la Guerra de los Treinta Años de los Jesuitas en Europa (después de
1618 a 1648 durante la cual uno de cada tres alemanes pereció miserablemente) lo que sacó al
mundo de la Edad Oscura de Roma a la Era Moderna Protestante...

Que se nos recuerde,

". . . donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad ".

- II Corintios 3:17.

El diablo no permitiría que la Reforma protestante no prosperara. Por lo tanto, levantó a


Ignacio de Loyola, quien fundó la Compañía de Jesús, comúnmente llamada "Orden Jesuita". El
propósito de la Orden era destruir la Reforma, con sus libertades populares (libertad de expresión,
libertad de conciencia, libertad de prensa, arma, propiedad, etc.) y devolver el mundo a la Edad
Oscura (durante la cual era ilegal poseer una ballesta) restableciendo el "Sacro Imperio Romano".
El Papa debía recibir la adoración universal, gobernando desde el templo reconstruido de Salomón
en Jerusalén. Esto significa que cuando se permita que su plan tenga éxito, habrá un futuro
"infalible" Papa que será "ese hombre de pecado" (II Tesalonicenses 2: 3-12), "anticristo" (I Juan
2:18), " la bestia ”(Apocalipsis 13: 4-18),“ rey del rostro feroz ”(Daniel 8:23); también llamado por el
Señor Jesucristo "la abominación desoladora" (Mateo 24:15 al referirse a Daniel 9:27; 12:11), que
gobierna el mundo desde Jerusalén.

Es bajo esta lámpara que veremos la luz y entenderemos el flujo de la historia durante los
últimos cinco siglos. La dialéctica de los calvinistas y la Reforma contra los jesuitas y su
Contrarreforma nos permite comprender el fenómeno notable llamado "el asesinato de Kennedy".
Recordando que “la verdad está en los detalles”, pocos hombres, después de haber
examinado los eventos que rodearon esta “acción ejecutiva” (como lo llamó la Agencia Central de
Inteligencia (CIA)), no han observado el gran poder, que evidentemente está involucrado;
manteniendo el encubrimiento. Actualmente, todos los procesos legales han sido bloqueados y los
cobardes en el Congreso temen plantear el problema. Se requiere un poderoso aparato de
inteligencia, profundamente arraigado en el gobierno, para llevar a cabo un asesinato con sus
muchas conexiones internacionales necesarias y luego ejecutar y mantener el encubrimiento que
tuvo lugar aquí. A la luz de la historia, en realidad solo hay un candidato para una organización
capaz de controlar los grupos y las fuerzas involucradas en el asesinato de Kennedy. Visto desde los
hechos y las asociaciones de su poder, tanto históricamente como en la actualidad, solo puede ser
la Milicia del Papa,

La Compañía de Jesús.

Al hacer un caso acumulativo, lea cada capítulo en orden. No "salte a la parte buena" ya que la
conclusión parecerá increíble sin el primer plano adecuado. Sea paciente y comprenderá el flujo de
la historia que llega a Dallas, Texas, el 22 de noviembre de 1963. Si no es estadounidense,
comprenderá por qué su país está en su curso actual, ya que también está controlado por el
General Jesuita a través de su selección. Jesuitas, Caballeros de Malta, Masones Shriner, Caballeros
de Colón y la Casa Judía de Rothschild, sajista y cabalística de los Illuminati.

Mi propósito, querido buscador de la verdad, es darte una comprensión simple de un vasto


sistema de engaño, esclavitud y asesinato. Ese sistema, el romanismo religioso y político, llamado
falsamente "cristianismo", hizo que incluso el apóstol Juan se preguntara

". . . Con gran admiración ".

- Apocalipsis 17: 6

Si, después de leer este volumen, eliges resistir la maldad espiritual que controla a los hombres
que gobiernan el sistema mundial del Diablo, necesitarás EL PODER de Dios. Ese PODER es una
persona de la Divinidad conocida como el Espíritu Santo. Él vendrá y vivirá dentro de ti cuando
nazcas de nuevo por la voluntad de Dios, mientras lees Su Palabra, La versión King James
autorizada de 1611. Jesús el Cristo dijo:

"No te maravilles de lo que te dije, debes nacer de nuevo".

- Juan 3: 7

¿Por qué?

“Como está escrito: No hay justo, ni aun uno. . .

no hay quien haga el bien, no, no uno. . . Por cuanto todos pecaron,
y se quedan cortos de la gloria de Dios. . . Porque la paga del pecado es muerte;

- Romanos 3:10, 12, 23; 6:23

¿Qué debemos hacer?

“Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo. . .

Tampoco hay salvación en ningún otro, porque no hay otro nombre.

Bajo el cielo dado a los hombres, en que podamos ser salvos ".

- Hechos 16:31; 4:12

¿Creer qué? El Mesías de Israel, es el Señor Jesucristo,

". . . murió por nuestros pecados según las Escrituras;

Y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día según las Escrituras:

- I Corintios 15: 3, 4.

¿Y por qué? Porque,

"Dios. . . Ahora ordena a todos los hombres en todas partes que se arrepientan.

Porque ha señalado un día, en el cual juzgará.

el mundo en justicia por aquel hombre a quien ha ordenado;

de lo cual ha dado seguridad a todos los hombres,

en eso lo levantó de los muertos.

- Hechos 17:30, 31.

Al creer en esta gran noticia, le recibes: "Pero todos los que le recibieron,

A ellos les dio el poder de ser hijos de Dios.

incluso a los que creen en su nombre:

- Juan 1:12

Como hijo de Dios, ahora tienes EL PODER y, habiendo sido limpiado de tus pecados con el derecho
de acercarse a Dios Padre, su Santa Palabra declara:

"Vengamos, pues, audazmente al trono de la gracia,


para que obtengamos misericordia,

y encontrar la gracia para ayudar en tiempos de necesidad ".

- Hebreos 4:16

En esta hora y tiempo tan tardíos de necesidad debemos,

“Someteos, pues, a Dios.

Resistid al diablo, y huirá de vosotros."

- Santiago 4: 7

Se nos anima a resistir.

". . . a la sangre, luchando contra el pecado ".

- Hebreos 12: 4.

Al hacerlo, Jesús el Mesías, nuestro gran Sumo Sacerdote Celestial e Hijo de Dios, nos da la
confianza de que

". . . todo lo que pidáis en mi nombre, eso haré,

para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

Si pides algo en mi nombre, lo haré.

- Juan 14:13, 14

Querido hijo de Dios y hermano en Cristo, pide a nuestro Padre en el nombre de Jesús que te
ayude

". . . no tener compañerismo

con las obras infructuosas de la oscuridad,

sino más bien reprobarlos. . .

Pero todas las cosas que son reprobadas.

se hacen manifiestos por la luz:

porque todo lo que hace manifiesto es luz.

Por tanto, no seas imprudente,

Pero entendiendo cuál es la voluntad del Señor ".

- Efesios 5:11, 13, 17

Y al hacerlo, resistirá el poder del Diablo y su General Jesuita conocido como el Papa Negro, él
controla la Compañía de Jesús, el Papado y su Jerarquía del Vaticano, la Orden Soberana Militar de
Malta, la Masonería Islámica Shriner, el Opus Dei Los Caballeros de Colón, los Illuminati de
Rothschild, la Comunidad Internacional de Inteligencia del César Papal y la Mafia. Nuestros
antepasados lo hicieron y nosotros también debemos hacerlo. Como siervo del Señor Jesús,
pregúntele audazmente a su Padre qué puede hacer para resistir donde está. Él te mostrará Que el
Hijo de Dios esté con ustedes y nos reuniremos en la Eternidad en el tribunal de Cristo.

El autor

Tabla de contenido

PÁGINA DE TÍTULO, DERECHOS DE AUTOR, ASESINOS Y MÁXIMOS ……………………………………………. ..3


CUBIERTA DE POLVO Y CITAS…………………………………………. .……. ……………………………………………….... 12
PÁGINA WEB…… ……………………………………….....………………………………………………………………………….… 32
PRÓLOGO…………………………………………………… ……………………………………………………………………. ……. ..55
DEDICACIÓN ……………………………………………………………………………………………………………………. ……… .56
DEDICACIÓN PERSONAL ……………………………………………………. …………………………………………………… ..60
REFLEXIONES …………………………………………………………………. ………………………………………………………. ..61
INTRODUCCIÓN …………………………………………………………………. ……………………………………………….…… 66
TABLA DE CONTENIDOS ………………………………………………………………………………………………………. …… 71
BLOQUE I - (1540 - 1773) ………. …………………………………………………………………………………………………..83
CAPÍTULO 1 ……………………………………………………………………………………………………………………………….. 84
Los jesuitas - 1540
Su Propósito y Juramento
Instrucciones secretas de los jesuitas.
El jesuita general y el absolutismo.
CAPÍTULO 2 …………………………………………………………………………………………………………………………… ...108
Los jesuitas - 1572
Masacre de San Bartolomé
Asesinato del almirante Gaspard de Coligny
CAPÍTULO 3 ………………………………………………………………………… …………………………………………………...112
Los jesuitas - 1568 - 1648.
Invasión de los Países Bajos
Asesinato de Guillermo I de Orange
CAPÍTULO 4 ………………………………………………………………………… …………………………………………………...118
Los jesuitas - 1588
Intento de invasión de Inglaterra
Intento de asesinato de la reina Isabel I
"William Shakespeare"
CAPÍTULO 5 ………………………………………………………………………… …………………………………………………...130
Los jesuitas - 1605
La trama de la pólvora
Intento de asesinato del rey james i
y todo el Parlamento británico reunido
CAPÍTULO 6 ……………………………………………………………………….……………………………………………........… 134
Los jesuitas - 1589; 1610
Asesinato del rey Enrique III, rey de Francia
El Edicto de Nantes
Asesinato del rey Enrique IV, rey de Francia

CAPÍTULO 7 …………………………………………………………………………………………………………………………… ...138


Los jesuitas - 1618 - 1648
La guerra de los treinta años
PAUSA I ……………………………………………………………………………………………………………………………………. 144
Los jesuitas - 1540 - 1773
Ascendencia y poder jesuita
CAPÍTULO 8 .. ……………………………………………………………………….………………………………………………….. 146
Los jesuitas - 1614 - 1945
Expulsado de japon
Asesinato del emperador Komei
El emperador Hirohito y Shogun Tojo, “la espada de la iglesia”
CAPÍTULO 9 ……………………………………………………………………. …………………………………………………….. ..154
Los jesuitas - 1641
La masacre irlandesa
CAPÍTULO 10…. ………………………………………………………………………………………………………………………… 160
Los jesuitas - 1642 - 1658
La revolucion puritana
Oliver Cromwell
Señor Protector de la Mancomunidad Británica
Defensor de la Fe Protestante
Asesinato de Oliver Cromwell
CAPÍTULO 11. …………………………………………………………………………………………………………………………… 168
Los jesuitas - 1685
Revocación del Edicto de Nantes
Protestantes asesinados y expulsados de Francia
CAPÍTULO 12… .. …………………………………………………………………………………………………………………….. ..176
Los jesuitas - 1600 - 1750
Reducciones comunistas en paraguay
CAPÍTULO 13…. ………………………………………………………………………………………………………………………… 190
Los jesuitas - 1688 - 1717
La gloriosa revolución inglesa de 1688 que terminó con la dinastía Stuart
Renacimiento de la masonería oculta, "el imperio invisible"
El mormonismo, los indios sioux y los jesuitas.
CAPÍTULO 14…. ………………………………………………………………………. ……………………………………………..…200
Los jesuitas - 1750 - 1773
Asesinato del Papa Clemente XIII
Suprimido por los reyes católicos de Europa y el Papa.
Asesinato del papa Clemente XIV y del papa Juan Pablo I
PAUSA II …… .. …………………………………………………………… ……………………………………………………………..215
Los jesuitas - 1773 - 1814
Poder jesuita durante la supresión y extinción de la sociedad
Del papa Clemente XIV al papa Pío VII

BLOQUE II - (1773 - 1814) …………………………………………….… ………………………………………………………..219

CAPÍTULO 15. …………………………………………………………………………………………………………………………… 220


Los jesuitas - 1773
Protegido por Federico II "el grande" de Prusia y
Catalina II "la grande" de Rusia
CAPÍTULO 16. ………………………………………………………………………… …………………………………………………224
Los jesuitas - 1773 - 1776
Aliados con la casa judía de Rothschild
Creando los Illuminati bávaros
CAPÍTULO 17 ……………………………………………………………………….…………………………………………………… 228
Los jesuitas - 1775 - 1815
Aliado con el rey Jorge III contra la revolución calvinista de América
La revolución tiene éxito, Constitución establecida, Washington como presidente
Asesinato de George Washington
La guerra de 1812: Andrew Jackson mantiene la libertad protestante de América
CAPÍTULO 18…. ………………………………………………………………………………………………………………………… 244
Los jesuitas - 1789 - 1815
El imperio del mal contraataca:
La Revolución Francesa
Las guerras napoleónicas
Asesinato de Napoleón Bonaparte I
CAPÍTULO 19. …………………………………………………………………………………………………………………………… 252
Los jesuitas - 1801 - 1814
Alianza con los caballeros de malta
Pío VII de Napoleón restaura la orden jesuita
PAUSA III… .. …………………………………………………………………………………………………………………………….. 268
Los jesuitas - 1814 - 1914
El poder jesuita de la santa alianza
al inicio de la segunda guerra de los treinta años
BLOQUE III - (1814 - 1914) ……………………………………………. ………… ……………………………………………...271

CAPÍTULO 20… .. …………………………………………………………………………………………………………………….. ..272


Los jesuitas - 1815
El congreso de viena
La santa alianza
Príncipe metternich
CAPÍTULO 21…. ………………………………………………………………………………………………………………………… 278
Los jesuitas - 1822 - 1825
El Tratado Secreto de Verona
La Doctrina Monroe
Los planes secretos en Chieri
CAPÍTULO 22…. ………………………………………………………………………………………………………………………… 286
Los jesuitas - 1820 - 1848
Expulsado de Rusia "para siempre" por Tzar Alexander I
Asesinato de zar alexander i
Usando la Inglaterra protestante para restaurar las monarcas y
Resistir la libertad popular
CAPÍTULO 23. …………………………………………………………………………………………………………………………… 292
Los jesuitas - 1844
Eugene Sue y su obra maestra: el judío errante
CAPÍTULO 24. …………………………………………………………………………………………………………………………… 298
Los jesuitas - 1848 - 1852.
Comunismo y masonería
La segunda revolucion francesa
Napoleon III
CAPÍTULO 25 ……………………………………………………………………….… …………………………………………………312
Los jesuitas - 1815 - 1860
La gran conspiración de los jesuitas.
Con su "Santa Alianza" en contra
La República Federal Protestante de los Estados Unidos.
CAPÍTULO 26…. ………………………………………………………………………………………………………………………… 320
Los jesuitas - 1861 - 1865.
La guerra civil americana"
Asesinato del héroe más grande de México, Benito Pablo Juárez
CAPÍTULO 27. …………………………………………………………………………………………………………………………… 338
Los jesuitas - 1868 - 1872.
Golpe de Estado de los Estados Unidos
De una república calvinista a un imperio jesuita
La Decimocuarta Enmienda
Los casos del matadero
CAPÍTULO 28. …………………………………………………………………………………………………………………………… 350
Los jesuitas - 1865.
Asesinato del presidente Abraham Lincoln
El jesuitismo y la masonería trabajan juntos
CAPÍTULO 29. …………………………………………………………………………………………………………………………… 364
Los jesuitas - 1856 - 1871
La guerra de crimea
La guerra alemana - austriaca
La guerra franco - prusiana
Intento de asesinato del príncipe Otto von Bismarck
La revolucion italiana
Encíclica quanta cura con su plan de estudios de errores (1864)
El Papa Pío IX pierde el poder temporal (1870)
Vaticano I (1870)
Tabla de contenidos 75

CAPÍTULO 30 ……………………………………………………………………….…………………………………………………… 372


Los jesuitas - 1872 - 1901.
Expulsado de Alemania, Francia y toda Europa.
Asesinato del Primer Ministro francés Leon Gambetta
La triple alianza
CAPÍTULO 31…. ………………………………………………………………………………………………………………………… 382
Los jesuitas - 1872 - 1901.
Refugio en los más grandes imperios protestantes del mundo:
Gran Bretaña y la Decimocuarta Enmienda de América
Asesinato del presidente estadounidense William McKinley
CAPÍTULO 32. …………………………………………………………………………………………………………………………… 392
Los jesuitas - 1882 - 1917
Asesinato de zar Alejandro II
Intento de asesinato del Papa León XIII
Fomentan la “cuestión judía”, la agitación y los pogromos antijudíos.
Enciende la revolución bolchevique
Coadjutor jesuita Rasputin destruye la dinastía Romanoff
Purga y gobierna la iglesia ortodoxa
Crea el Cheka / NKVD / KGB / SVR
CAPÍTULO 33…. ………………………………………………………………………………………………………………………… 416
Los jesuitas - 1880 - 1913.
Haciendo América Dominantemente Católica
El hijo del general Sherman - el jesuita
La mafia italiana
Los caballeros de colón
CAPÍTULO 34. …………………………………………………………………………………………………………………………… 432
Los jesuitas - 1908
Recolectores de inteligencia históricamente
Creación de la Oficina Federal de Investigación
Opus Dei FBI / MI5 Louis J. Freeh, Director
El FBI / KGB de Opus Dei, Robert Philip Hanssen, "Contrainteligencia"
CAPÍTULO 35. …………………………………………………………………………………………………………………………… 444
Los jesuitas - 1912
Hundiendo el Deathic Titanic
CAPÍTULO 36 …………………………………………………………………………………………………………………………… .458
Los jesuitas - 1913
El sistema bancario de la Reserva Federal
El Impuesto a la Renta Graduado
El Servicio de Rentas Internas
Asesinato del congresista Louis T. McFadden
PAUSA IV .. …………………………………………………………………………………………………………………………… ... 468
Los jesuitas - 1914 - 2000
Poder jesuita - Absolutismo universal
Asesinos del Vaticano

BLOQUE IV - (1914 - 2000) ………………………………………………………………………………………………………. .473

CAPÍTULO 37…. ………………………………………………………………………………………………………………………… 474


Los jesuitas - 1914 - 1945.
El imperio del mal contraataca de nuevo:
La segunda guerra de los treinta años
CAPÍTULO 38. …………………………………………………………………………………………………………………………… 524
Los jesuitas - 1945 - 1989.
Destruyendo el imperio británico protestante
Creando la Guerra Fría
El engaño de la guerra nuclear aerotransportada
Las líneas del Vaticano
Creando Israel Sionista
Creando China comunista:
Inquisición en el lejano oriente
La CIA y la KGB:
Armas de la comunidad de inteligencia internacional del Vaticano
Restaurando el "bendito despotismo" de la Edad Media
CAPÍTULO 39. …………………………………………………………………………………………………………………………… 552
Los jesuitas - 1945 - 1975.
Vietnam: otra guerra de treinta años:
Una cruzada contra los budistas
Ngo Dinh Diem:
Dictador católico fascista leal al cardenal Spellman y la CIA
Ho Chi Minh:
Dictador católico comunista leal al papa Juan XXIII y la KGB
Estableciendo el comercio de drogas
CAPÍTULO 40. …………………………………………………………………………………………………………………………… 564
Los jesuitas - 1959 - 1962.
La comunidad de inteligencia internacional del general jesuita
Fidel Castro:
Masón entrenado por los jesuitas, dictador militar comunista-fascista
Fieles a Roma y los Caballeros de Malta.
Traición jesuita de:
El presidente de Caballero de Colón, John F. Kennedy
Patriotas cubanos católicos romanos
Agentes de bajo nivel de la CIA a través de
McGeorge Bundy y el cardenal Spellman
Consejo de Relaciones Exteriores
CAPÍTULO 41 ……………………………………………………………………………………………………………………… …… 576
Los jesuitas - 1963.
Vaticano II
El Papa Juan XXIII busca acabar con la guerra fría
Reemplazado por el guerrero frío papa Pablo VI
Tabla de contenidos 77

CAPÍTULO 42…. ………………………………………………………………………………………………………………………….580


Los jesuitas - 1963.
Red de Asesinos:
Caballero de Colón, Francis Cardinal Spellman
Los caballeros de malta
Masonería islámica Shriner
La mafia
"El malvado judío de Spelly", el masón Shriner
CAPÍTULO 43………………………………………………………………………………………………………………………………590
Los jesuitas - 1960 - 1963.
El presidente Kennedy resiste a sus amos, los jesuitas
Busca terminar la guerra de Vietnam y la guerra fría
Intentos de destruir a la CIA - el brazo de inteligencia del Vaticano
CAPÍTULO 44….…………………………………………………………………………………………………………………………..596
Los jesuitas - 1963.
Asesinato del presidente John F. Kennedy
La supervisión de Francis Cardinal Spellman sobre:
La rama estadounidense de la comunidad internacional de inteligencia
La rama americana de los caballeros de malta
American Shriner y la masonería de grado 33
Los caballeros americanos de colón
La mafia americana
CAPÍTULO 45………………………………………………………………………………………………………………………………614
Los jesuitas - 1963.
El FBI, el Servicio Secreto y el Jesuita.
CAPÍTULO 46………………………………………………………………………………………………………………………………618
Los jesuitas - 1964 - 2000
El gran encubrimiento jesuita:
Caballero de Colón, Francis Cardinal Spellman, Arzobispo de Nueva York
Caballero de Malta J. Peter Grace y sus caballeros americanos de Malta
El caballero de Malta Henry R. Luce y su "lucepress" estadounidense
El jesuita John Courtney Murray
Shriner Freemason Earl Warren y su Comisión Warren
Shriner Freemason Allen Dulles y su Agencia Central de Inteligencia
Shriner masón David Rockefeller y su
Consejo de Relaciones Exteriores
El Caballero de Malta William F. Buckley y su "National Review"
Shriner Freemason J. Edgar Hoover y su
Oficina Federal de Investigaciones
El caballero papal Thomas "Tip" O’Neill y su
Comité Selecto de la Casa sobre Asesinatos
Dame de Malta Clare Boothe Luce
Asesinato de testigos
Oliver Stone, coadjutor temporal jesuita y JFK, Director Cut
Asesinos del Vaticano

CAPÍTULO 47 ……………………………………………………………………………………………………………………………..634
Los jesuitas - 1979
Caballero de Malta Lee Iacocca
Préstamo del Congreso a Chrysler
Reembolso por la obediencia en el asesinato de Kennedy
CAPÍTULO 48…………………………………………………………………………………………………………………………….. 642
Los jesuitas - 1964 - 2000
Controlando la Decimocuarta Enmienda
Imperio americano de Lyndon Johnson a George W. Bush
Juegos y diversiones; "Diversión y juegos"
CAPÍTULO 49………………………………………………………………………………………………………………………………662
Los jesuitas - 1900 - 2000
Medica jesuita: guerra biológica y genocidio
Las asociaciones americanas de medicina y odontología
La Administración de Alimentos y Medicamentos
El Santo Oficio de la Inquisición de Roma bajo otros nombres
CAPÍTULO 50….…………………………………………………………………………………………………………………………..674
Los jesuitas - Más allá del 2000
El comunismo económico y el fascismo político en el imperio americano.
Creando furia internacional contra los judíos
Creando antiamericanismo internacional
Depresión, anarquía, guerra racial, ley marcial, guerra extranjera e invasión
Destrucción de los "herejes" protestantes, bautistas y judíos.
así como los católicos romanos "liberales" en virtud de:
La conspiración jesuita. El Plan Secreto de la Orden,
Los Protocolos de los Sabios Sabios de Sión,
El juramento jesuita y el concilio de trento
“El cuarto de los judíos”
CONCLUSIÓN ……………………………………………………………………………………………………………………………..684
Llamada al arrepentimiento nacional
Resistencia piadosa a la tiranía
La Iglesia y la Espada del Espíritu.
El gobierno y la espada de la defensa justa
La expulsión de la orden jesuita
Oración de fe
APÉNDICE I..……………………………………………………………………………………………………………………………….700
Abreviaturas
APÉNDICE II ……………………………………………………………………………………………………………………………….702
Escrituras
APÉNDICE III ………………………………………………………………………………………………………………………………704
Fuentes
APÉNDICE IV ………………………………………………………………………......................................................... 730
Índice de documentos suprimidos en contra de los jesuitas en CD-ROM; Trece libros

Fin
Asesinos del Vaticano
G. Gordon Battle Liddy y J. Edgar Hoover, 1960 # 20

Esta foto ilustra el hecho de que el director del FBI J. Edgar Hoover reclutó en gran medida a sus
agentes de las Universidades Jesuitas de Georgetown, Fordham y Marquette, así como de las
Universidades Mormonas controladas por Shriner fransmasón G. Gordon Liddy, un católico
irlandés-italiano cuyo tío, Ray Abbaticchio, fue uno de los agentes más notorios del FBI de Hoover,
recibió su educación de los jesuitas en Fordham, de los cuales dijo en su libro: La autobiografía de
G. Gordon. Liddy

“Por mucho que admiré a los benedictinos alemanes, admiré más a los jesuitas. . . La Compañía de
Jesús era algo especial; La tropa de choque de la iglesia católica. Una organización tan efectiva era
eso. . . Heinrich Himmler lo usó como modelo para su propio cuerpo de Ubermenschen
[Supermen], Schutzstaffel [SS, conocido como "la Orden de la Cabeza de la Muerte", considerado
por el arzobispo Grober de Freiburg como la más respetable de las organizaciones del Partido Nazi.
], cuyos miembros cuidadosamente elegidos hicieron un juramento especial de lealtad al Führer
como el rango más alto de jesuitas [profesos del cuarto voto] hicen al Papa. . . Estos hombres
[Jesuitas profesos en la Universidad de Fordham.

El club] corrió el mundo, y era obvio que lo disfrutaron”. {66} [énfasis añadido]

Familiarizados con ciertos conspiradores involucrados en la muerte del presidente Kennedy, siendo
los caballeros papales Cartha DeLoach del FBI y E. Howard Hunt de la CIA, Liddy era un asesino
altamente entrenado y mentalmente disciplinado que había alardeado formalmente: "Podría
matar como quisiera, como una máquina.” Este hombre fue utilizado por el Consejo de Relaciones
Exteriores de la Orden para llevar a cabo el fallido robo de Watergate. Todas las partes involucradas
fueron capturadas y llegaron a un acuerdo para proporcionar evidencia de la vergüenza del
presidente Nixon, todas excepto los cubanos y G. Gordon Liddy. Para los jesuitas que pretendían
destituir del cargo, al Comandante en Jefe de su Decimocuarta Enmienda del Imperio Americano
como resultado de su desobediencia a su Consejo de Relaciones Exteriores. Comenzó con
Watergate, y tras su traición por el Secretario de Estado y el Caballero de Malta, Alexander Haig
(Garganta Profunda) (cuyo hermano menor, Francis R. Haig, es un jesuita {67}), finalmente culminó
en la Resolución de la Cámara para su destitución presentada por un jesuita y actual profesor de
derecho de la Universidad de Georgetown, el asaltante de armas socialista-comunista y contra la
pena de muerte, el congresista Robert F. Drinan, el malvado "Rodin el jesuita" de la obra maestra
del siglo XIX de Eugene Sue, ¡el judío errante!

Valorando la lealtad al presidente durante la vida, Liddy permaneció resueltamente en silencio. Por
esta desobediencia al negarse a traicionar a Nixon, el juez federal más pervertido de la Orden, el
"Máximo" John Sirica, condenó a nuestro amigo a veinte años de prisión, que luego fue
conmutado a ocho por el trilateralista y criado de la sociedad Masonica, David Rockefeller. “El
incapaz y debil”, rechazador de la Biblia, Jimmy Carter, anticipando la orden de matar a E. Howard
Hunt en la prisión, Liddy preparó su plan para envenenarlo. ¡Pero la orden nunca llegó! Hunt había
sido un jugador clave en el asesinato de Kennedy y no debía ser tocado. Pero en la providencia del
Hijo de Dios resucitado, Hunt viviría, solo para sufrir la vergüenza y la desgracia de estar presente,
mientras que Mark Lane, el abogado defensor judío odiado por Hunt y su maestro, William F.
Buckley, Jr. Lane había derrotado en un caso civil anterior, establecido ante un jurado en audiencia
pública que Hunt, en calidad de agente de la Agencia Central de Inteligencia, había estado en
Dallas el día en que Kennedy fue asesinado. (Además, el masónico Yitzak Rabin del Mossad israelí
también había estado en Dallas ese día, según su difunta esposa, Leah Rabin). Al igual que el Papa
Pío VII y Pío IX, la Compañía de Jesús castigó y, a la vez, salvó la vida de G. Gordon Liddy.
Atreviéndose a resistir el PODER de su General, Pedro Arrupe, el Papa Negro.

"Si Dios me ordenara a través de las voces de mis superiores que murieran, padre, madre, hijos,
hermanos y hermanas, lo haría con un ojo tan sin lágrimas y un corazón tan tranquilo como si
estuviera sentado a la mesa. Banquete del cordero pascual.

Afirmación de un jesuita” {68}


“IHS”
El Sello de la Compañía de Jesús # 21
Creado por el primer general jesuita, Ignacio Loyola, dondequiera que se exhibe abiertamente este
Sello, la Orden de los Jesuitas está bajo control, incluyendo a todas las Iglesias Protestantes
afiliadas al malvado Consejo Nacional y al Consejo Mundial de Iglesias que están bajo la influencia
oculta del Alto Papa Negro. Nivel, Shriner de Masonería. Estas iniciales son las abreviaturas de los
nombres de los dioses de la trinidad egipcia pagana, que son Isis (la diosa madre y "Reina del
cielo"), Horus (el niño deificado) y Seb (el padre de los dioses). La portada de Asesinos del
Vaticano: "Heridos en la casa de mis amigos" incluye las 36 puntas de una estrella que, cuando se
agregan aritméticamente, ¡suman 666! ¿Podría este sello ser "la marca de la bestia"?

Las Constituciones de la Compañía de Jesús, George E. Ganss, S.J., (St. Louis, Missouri: El Instituto
de la Compañía de Jesús, 1970).
Ignacio de Loyola, 1491 - 1556 # 22
Fundador y "Padre" General de la Compañía de Jesús, 1540 - 1556.
Este gentil blanco muy siniestro, Ignacio de la Casa Vasca de Loyola, nació en la riqueza y el poder
de una noble dinastía española y más tarde se convirtió en un paje en la corte real del rey
Fernando II de Aragón (1479-1516) y la reina Isabel. habiendo expulsado formalmente a la Raza
Judía de España en 1492. Como gran sirviente de Satanás al comenzar la Contrarreforma, Loyola,
miembro de los "Alumbrados" españoles ocultistas y luciferinos, se propuso restaurar la Edad
Oscura al hacer su creación del Papa "infalible" , aquí llamado "el César papal", siendo supervisado
y sostenido continuamente por su Orden diabólica, para ser el Monarca Universal del Mundo que
gobierna a todas las naciones desde el templo hebreo reconstruido del Rey Salomón en el Monte
Moriah en Jerusalén.

Los jesuitas: su historia completa, Theodor Griesinger, (Londres: W. H. Allen & Co., 1903).

BLOQUE I - (1540 - 1773)


Los jesuitas,
En la búsqueda de destruir la reforma protestante y
Restaura la Edad Oscura con el Papa ejercitando su
El poder temporal como el monarca universal del mundo,
Fueron autores de las Veinticinco sesiones del Concilio de Trento (1545-1563) y se establecieron
como los confesores y asesores de los monarcas de Europa, promoviendo despotismos
monárquicos absolutos a través de los cuales iniciaron grandes guerras, tales como:

• La revolución holandesa 1568 - 1648,

• La Guerra de los Treinta Años 1618 - 1648,

• La revolución puritana 1644 - 1653,

Mientras oprimía y debilitaba a los Pueblos de las Naciones y la Raza Hebrea / Judía Semítica con el
"Santo Oficio de la Inquisición", con la ayuda de los Caballeros de Malta, y más tarde, la
Francmasonería de Rito Escocés, de 1540 a 1773.

“Los católicos romanos no solo tienen el derecho, sino que tienen el deber de matar a los herejes
[evidencia] que la mencionada ley fue una de las promulgadas [expuestas] por “santo Tomás
[Aquino en su Summa Theologica, II-II, P. 11 , A. 3, 4] como una de las leyes actuales e inmutables
de la Iglesia de Roma:

". . . ellos [los herejes] merecen no solo ser separados de la Iglesia por excomunión, sino también
ser separados del mundo por la muerte. . .. Hay muchas más razones para que los herejes, tan
pronto como sean condenados por herejía, no solo sean excomulgados, sino incluso condenados a
muerte. . .. después de la primera y segunda amonestación, . . . si él [el hereje] todavía es terco. . .
[la Iglesia] . . . al excomulgarlo y separarlo de la Iglesia, lo entrega al tribunal secular para que sea
exterminado así del mundo por la muerte ".

Todo hereje y protestante es condenado a muerte, y todo juramento de lealtad a un gobierno que
es protestante o hereje es abrogado por el [Cuarto] Concilio de Letrán, celebrado en 1215 [por el
demonio Papa Inocencio III]”. {1}

Capítulo 1
Los jesuitas - 1540
Su Propósito y Juramento

Instrucciones secretas de los jesuitas.


El jesuita general y el absolutismo.
Español seria
de noble nacimiento,
Quien con su orden
Inflamaría la tierra
al grito de su general.
a cada hombre,
"Restaurar la edad
de Hildebrand!
Las dos espadas del Papa.
fueron a través de éste,
Desatado por Satanás
contra el Hijo de Dios.
Cúal es su nombre
para que sepamos,
Quien rompio nuestros corazones
con guerras de aflicción?
Ah, vamos a susurrar
en tu oído,
Ese temido nombre
de antaño.
“Ignatius Loyola”
¿Has escuchado antes?
¡No olvides!
¡Cada vez más!
El autor
Los jesuitas – 1540

"La nobleza y la población deben, por todos los métodos, ser persuadidos a creer que la Sociedad
fue instituida por la dirección particular de la divina providencia, según las profecías del abad
Jachim, que de esta manera la iglesia, aunque deprimida por los intentos de los herejes, puede ser
elevada nuevamente a su brillo primitivo ". {1}

Ignacio de Loyola, 1540

Fundador, 1er general jesuita, 1540-1556.

Instrucciones secretas de los jesuitas.

". . . porque las instituciones liberales y la libertad civil y religiosa no tienen enemigos más grandes
que esa astuta fraternidad; Si bien es igualmente cierto que, aunque los jesuitas son temidos y
detestados, hay pocos que conocen a fondo su historia memorable, y todas esas artes con las que
los padres se han ganado una celebridad vergonzosa. . . Su país es Roma; su soberano el papa; Sus
leyes los mandamientos de su general. . . Los jesuitas, por su vocación, por la esencia misma de su
institución, están obligados a buscar, por todos los medios, correctos o incorrectos, la destrucción
del protestantismo. Esta es la condición de su existencia, el deber que deben cumplir o dejar de ser
jesuitas ". {2}

G. B. Nicolini de Roma, 1854

Patriota italiano protestante

Exiliado a Inglaterra

Historia de los jesuitas.

"¡Juro erigir el trono y el altar sobre los huesos de los infames liberales, y exterminarlos uno por
uno, sin ser movidos por los clamores de los niños, ancianas y ancianos!" {3}

Gian Cardenal Albani, 1590

Coadjutor jesuita

Martin Luther. . . era un apóstata perdido, un ladrón, una cerda sucia y una bestia sin sentido, el
compañero de la bendición del diablo ". {4}

Jesuita Conrad Mejor, 1610

Jesuitas alemanes

Los jesuitas – 1540

"El término" jesuita "se ha convertido en sinónimo de términos como engaño, traición, infiltración,
intriga, subversión ... muchos jesuitas organizados han sido descritos con justicia como traidores,
engañadores, que seducen a muchos al servicio de la lealtad nacional del Romano Pontífice…

'Los perversos, los astutos, los atrevidos y todos los miembros similares de esta secta variopinta,
con su general y la hueste de sus espías arrastrándose como ranas, y volando como las langostas
de Egipto por toda la tierra, fueron completamente iniciados en los secretos de sus 'instrucciones',
y actuaron de acuerdo con ellas todos los días, de ahí las horribles obras de sus pasos de
contaminación y sangre ''. {5}

Jonas E. C. Shepherd, 1987

Secretario general,
Liga protestante canadiense,

[Shepherd investigó y confirmó que Alberto Rivera era de hecho un ex jesuita]

La parcela de Babington

“El General es el verdadero Papa de la Compañía de Jesús, y el plan de este instituto es destruir
toda autoridad y todo gobierno, habiendo concentrado todo en su sociedad.

Esta ambiciosa Compañía es una nación, un poder aparte que germina en los lomos de todos los
demás, cambiando su sustancia y superando sus ruinas”. {6}

Riquet, 1762

Miembro del Parlamento francés

“En los círculos católicos romanos es bien sabido que el Papa Negro es el término usado para el
General de los jesuitas. Como el Papa siempre está vestido de blanco, y el General de negro, el
contraste es obvio. Pero aquellos romanistas que no aman mucho a los jesuitas, y su número no es
limitado, usan el término para indicar que el Papa Negro gobierna al Papa Blanco. . . incluso
cuando el primero está obligado a hacer, al menos, una demostración de sumisión al segundo ". {7}

M. F. Cusack, 1896

Monja convertida de Kenmare

El Papa Negro El Jesu es – 1540

Los jesuitas 1540

“'El poder del General será tan ilimitado que, si lo considera necesario para el honor de Dios,
incluso podrá enviar de regreso, o en otras direcciones, a los que han venido directamente de los
Papas'”. {8}

Ignacio de Loyola, 1540

Fundador, 1er general jesuita, 1540-1556.

Constituciones

“Pero no solo está prohibida toda comunicación amistosa para el jesuita, sino que también está
sometido a espionaje constante. Nunca se le permite caminar solo, ya sea dentro o fuera de la
casa, siempre estará acompañado por dos de sus hermanos: "Excepto con la Orden del General
para la mayor gloria de Dios [el Papa], y el beneficio de la sociedad '. . .

Por lo tanto, nadie, excepto el General, puede ejercer el derecho de pronunciar un solo
pensamiento u opinión original. Es casi imposible concebir el poder, especialmente en épocas
anteriores, de que un General tenga a su disposición absoluta tal cantidad de inteligencias,
voluntades y energías ". {9}
Promover,

". . . el mérito de enmarcar la Constitución que debía regirla pertenece únicamente a Ignacio
mismo. Él solo entre todos ellos era capaz de tal concepción. Solo él podría haber ideado un
esquema por el cual un ser racional libre se convierte en un mero autómata: actuar, hablar, incluso
pensar, de acuerdo con la voluntad expresada de otro. No hay registro en la historia de ningún
hombre, sea rey, emperador o papa, que ejerza un poder tan absoluto e irresponsable sobre sus
semejantes como lo hace el General de los jesuitas sobre sus discípulos. . .

Por lo tanto, el General, al conocer la vida pasada y presente, los pensamientos, los deseos de cada
uno de los miembros de la Sociedad, es fácil de entender cómo está habilitado para seleccionar
siempre a la persona más adecuada para cada servicio especial ". {10}

G. B. Nicolini de Roma, 1854

Patriota italiana protestante

Exiliado a inglaterra

Historia de los jesuitas

Los jesuitas – 1540

“El general está a la cabeza de esta milicia negra y muda, que piensa, quiere, actúa, obedece, el
instrumento pasivo de sus diseños. Toda su vida debe tener un solo objetivo: el avance de la Orden
a la que están vinculados”. {11}

Jeremiah J. Crowley, 1912

Ex sacerdote irlandés

El romanismo: amenaza para la nación.

"Mire, señor, desde esta cámara gobernar no solo a París, sino a China, no solo a China, sino a todo
el mundo, sin que nadie sepa cómo lo hago". {12}

Michaelangelo Tamburini

XIV general jesuita, 1706-1730

“Más tarde, desarrollaré lo que seguramente se convertirá en una hipótesis controvertida: que el
Papa Negro gobierna por nombramiento divino y para el bien último de la humanidad. . . . Me
complace honrar como el padre fundador menos conocido de la república estadounidense [general
jesuita] Lorenzo Ricci [quien fue]. . . En la guerra [en 1773 extendiéndose a 1815]. . . todos
[incluyendo el papado, su jerarquía y la inquisición dominicana]; los monarcas católicos de Europa
y el Imperio británico protestante] ". {13} [énfasis añadido]

Frederick Tupper Saussy, 2001


Coadjutor temporal jesuita

"Patriota" e "historiador" estadounidense

cuyo primo es un jesuita

Gobernantes del mal

El propósito de la Compañía de Jesús, fundada por Ignatius Loyola en 1534 y establecida


formalmente por el Papa Pablo III el 27 de septiembre de 1540 con una bula papal titulada
Regimini militantis Ecclesiae (R [O] ME), es destruir todo vestigio del la Gran y gloriosa reforma
protestante iniciada por Martín Lutero en 1517. Los jesuitas llaman a esto "la Contrarreforma".

Al tratar de destruir la Reforma protestante, los jesuitas profesos, después de quince años de
educación y treinta y un años en la Orden, se han comprometido con un Juramento conocido como
el Cuarto Voto. Sin embargo, muchos jesuitas no son profesos y, por lo tanto, nunca han sido
completamente iniciados en los males de "la Compañía". El honesto Juan de Palafox, obispo de Los
Ángeles, México, en una carta al Papa Inocencio X escrita en 1647, escribe:

Los Jesuitas – 1540


“'Pero solo los jesuitas, se cubren intencionalmente en una oscuridad, donde los laicos tienen
prohibido penetrar, y el velo ni siquiera se levanta a muchos de los miembros. Hay entre ellos un
gran número de personas que han tomado simplemente tres votos, pero no el cuarto, y que, en
consecuencia, no lo son en absoluto o, en todo caso, no están debidamente instruidos con
respecto a los verdaderos principios, instituciones y libertades del orden; este secreto, por otro
lado, se confía, como lo conoce Su Santidad, a solo un pequeño número, y lo que es especialmente
importante solo lo saben los Superiores y el General ". {14} [énfasis añadido]

Pero del Cuarto Voto, tomado por no más del dos por ciento de los jesuitas, leemos las palabras de
la obra maestra de M. F. Cusack, El Papa Negro, escrita en 1896:

“Al jesuita no se le permite tomar sus votos completos y finales [Juramento Extremo del Cuarto
Voto] hasta que haya cumplido los cuarenta y cinco años. Como consecuencia, hay pocos
miembros profesos de la Orden. . . Treinta y un años habrán pasado en la Orden antes de que se
tomen los votos finales, de modo que un jesuita que no haya ingresado al noviciado a una edad
muy temprana, podría ser mucho mayor que los años especificados antes de poder tomar los votos
finales. Mientras tanto, él es simplemente el servil esclavo del General, quien puede despedirlo a
voluntad o retenerlo por placer. Debe convertirse en un cadáver en manos de su superior. . . " {15}

Una parte del Juramento publicado en 1845 dice:

Yo, ____________, ahora en la presencia de Dios Todopoderoso. . . y para usted, mi padre


fantasmal, declaro desde mi corazón, sin reservas mentales, que el Papa Gregorio [XVI] es el
Vicario General de Cristo, y es el verdadero y único líder de la iglesia universal en toda la tierra. . .
tiene el poder de deponer reyes, príncipes, estados, comunidades y gobiernos heréticos, todos
ellos ilegales, sin su confirmación sagrada, y que pueden ser destruidos con seguridad;
Renuncio y niego cualquier lealtad debida a cualquier rey, príncipe o estado herético, llamado
protestante, u obediencia a cualquiera de sus magistrados u oficiales inferiores. Además, declaro
que la doctrina de la Iglesia de Inglaterra, de los calvinistas, hugonotes y otros protestantes, es
condenable, y aquellos condenados si no abandonarán la misma. Además, declaro, que ayudaré,
asistiré y asesoraré a todos o cualquiera de los agentes de Su Santidad en cualquier lugar donde
sea que esté; y hacer todo lo posible por extirpar la doctrina herética de los protestantes, y
destruir

Los jesuitas 1540

todos sus pretendidos poderes, legales o no. Prometo y declaro aún más, que a pesar de que estoy
dispuesto a asumir cualquier religión herética, por la propagación del interés de la iglesia madre,
mantener en secreto y en privado todos los consejos de sus agentes, según me confían, y no
divulgar, directamente o indirectamente, por palabra, escritura o circunstancia alguna; pero para
ejecutar todo lo que se proponga, se le dará a cargo o se me descubrirá a usted, mi padre
fantasmal, o cualquiera de este convento. Todo lo que yo, ___________, juro por la Santísima
Trinidad y el Santísimo Sacramento, que ahora voy a recibir, a realizar por mi parte para guardar
inviolablemente; y llamo a toda la hueste celestial y gloriosa del cielo, para que sea testigo de mis
verdaderas intenciones de guardar este mi juramento. En testimonio de esto. . . {dieciséis}

El juramento completo publicado en 1883 dice:

CEREMONIA DE INDUCCION Y

EXTREMA JURAMENTO DE LOS JESUITAS

[Cuando un jesuita de rango menor debe ser elevado al mando, es conducido a la Capilla del
Convento de la Orden, donde solo hay otros tres presentes, el principal o el Superior de pie frente
al altar. A cada lado hay un monje, uno de los cuales sostiene una pancarta de color amarillo y
blanco, que son los colores papales, y el otro una pancarta negra con una daga y una cruz roja
sobre una calavera y huesos cruzados, con la palabra INRI, y debajo de ellos. Las palabras IUSTUM
NECARE REGES IMPIOS. El significado de los cuales es: es solo exterminar o aniquilar a los reyes,
gobiernos o gobernantes impíos o heréticos. Sobre el piso hay una cruz roja sobre la cual se
arrodilla el postulante o candidato. El Superior le entrega un pequeño crucifijo negro, que toma en
su mano izquierda y presiona su corazón, y el Superior al mismo tiempo le presenta una daga, que
sujeta por la hoja y sujeta el punto contra su corazón, el Superior aún lo sujeta por la empuñadura
y, por lo tanto, se dirige al postulante.]

SUPERIOR.

Hasta ahora, hijo mío, se te ha enseñado a actuar como disimulador: entre los católicos romanos
para ser católico romano, y para ser un espía incluso entre tus propios hermanos; No creer a
ningún hombre, no confiar en ningún hombre. Entre los reformadores, ser un reformador; entre
los hugonotes ser un hugonote, entre los calvinistas, ser un calvinista, entre protestantes, en lo
general

Los Jesuitas – 1540

para ser protestante; y obteniendo su confianza para buscar incluso predicar desde sus púlpitos y
denunciar con toda la vehemencia en su naturaleza a nuestra Santa Religión y al Papa; e incluso
descender tan bajo como para convertirse en judío entre los judíos, para que puedas reunir toda la
información en beneficio de tu Orden como un fiel soldado del Papa.

Se les ha enseñado a plantar insidiosamente las semillas de los celos y el odio entre comunidades,
provincias y estados que estaban en paz, e incitarlos a acciones de sangre, involucrándolos en una
guerra entre sí, y crear revoluciones y guerras civiles en países que eran independientes y
prósperos, cultivaban las artes y las ciencias y disfrutaban de las bendiciones de la paz. Tomar
partido con los combatientes y actuar en secreto en concierto con su hermano jesuita, que podría
estar comprometido en el otro lado, pero se opone abiertamente a aquello con lo que podría estar
conectado; solo que la Iglesia podría ganar al final, en las condiciones establecidas en los tratados
de paz y que el fin justifica los medios.

Se le ha enseñado su deber como espía, de recopilar todas las estadísticas, hechos e información
en su poder de todas las fuentes; para congraciarse con la confianza del círculo familiar de
protestantes y herejes de cada clase y carácter, así como la del comerciante, el banquero, el
abogado, entre las escuelas y universidades, en los parlamentos y las legislaturas, y en el poder
judicial y Consejos de estado, y para "ser todo para todos los hombres", por el bien del Papa, cuyos
siervos somos para la muerte.

Ha recibido todas sus instrucciones hasta ahora como novicio, neófito, y ha servido como
coadjutor, confesor y sacerdote, pero aún no se le ha dado todo lo necesario para comandar en el
Ejército de Loyola al servicio del Papa. . Debe cumplir el tiempo adecuado como instrumento y
verdugo, según lo indiquen sus superiores [como el asesinato de Cornelius Jansen (1585-1638), el
obispo de Ypres, Holanda, y el padre del jansenismo, que era el enemigo católico romano más
decidido de la Jesuitas y murieron de una enfermedad repentina, la copa de veneno, el 6 de mayo
de 1638 a la temprana edad de cincuenta y tres años, ya que nadie puede mandar aquí que no
haya consagrado sus labores con la sangre del hereje; para “sin el derramamiento de sangre,
ningún hombre puede ser salvo”. Por lo tanto, para adaptarse a su trabajo y asegurar su propia
salvación, además de su antiguo juramento de obediencia a su Orden y su lealtad al Papa, repita
después de mí:

Los jesuitas 1540

JURAMENTO EXTREMO DE LOS JESUITAS.

Yo, M____ N_____, Ahora, en presencia de Dios Todopoderoso, la Santísima Virgen María, el beato
Miguel Arcángel, el bendito San Juan Bautista, los santos Apóstoles San Pedro y San Pablo y todos
los santos y sagrados anfitriones del cielo, y para ti, mi padre fantasmal, el Superior General de la
Compañía de Jesús, fundado por San Ignacio de Loyola, en el Pontificado de Pablo Tercero [Pablo
III], y hasta el presente, hazlo por el útero de la Virgen, la matriz de Dios y la vara de Jesucristo,
declaro y juro, que su santidad, el Papa, es el Vice-regente de Cristo y es la verdadera y única
Cabeza de la Iglesia Católica o Universal en toda la tierra; y que en virtud de las llaves de atar y
desatar, dada a su Santidad por mi Salvador, Jesucristo, tiene poder para derrotar a los reyes,
príncipes, estados, comunidades y gobiernos heréticos, todos ilegales sin su confirmación sagrada
y que pueden ser destruido con seguridad. Por lo tanto, al máximo de mi poder, defenderé y
cuidaré esta doctrina y el derecho y la costumbre de Su Santidad contra todos los usurpadores de
la autoridad herética o protestante, especialmente la Iglesia Luterana de Alemania, Holanda,
Dinamarca, Suecia y Noruega, y la autoridad ahora simulada y las iglesias de Inglaterra y Escocia, y
las ramas de la misma ahora establecidas en Irlanda y en el Continente de América y en otros
lugares; y todos los partidarios en cuanto a ser usurpados y heréticos, oponiéndose a la sagrada
Madre Iglesia de Roma. Ahora renuncio y niego cualquier lealtad debida a cualquier rey, príncipe o
estado herético llamado protestantes o Liberales u obediencia a cualquiera de sus leyes,
magistrados u oficiales.

Además, declaro que las doctrinas de las iglesias de Inglaterra y Escocia, de los calvinistas,
hugonotes y otros del nombre protestantes o liberales son condenables, y ellos mismos
condenados y sentenciados si no abandonarán sus cultos.

Además, declaro que ayudaré, asistiré y asesoraré a todos o cualquiera de los agentes de Su
Santidad en cualquier lugar donde sea que esté, en Suiza, Alemania, Holanda, Dinamarca, Suecia,
Noruega, Inglaterra, Irlanda o América, o en cualquier otro reino o territorio al que acudiré, y haré
todo lo posible para extirpar las doctrinas heréticas protestantes o liberales y destruir todos sus
poderes pretendidos, reales o no.
Prometo y declaro, además, que, a pesar de que estoy prescindido, asumo cualquier religión
herética, para la propagación del interés de la Madre Iglesia, para mantener en secreto y en
privado a todos los emisarios de sus agentes.

Los Jesuitas – 1540

Asesorar de vez en cuando, según me confíen, y no divulgar, directa o indirectamente, por palabra,
escritura o circunstancia alguna; para ejecutar todo lo que se me proponga, se me diera cargo o se
me confiara, a usted, mi padre fantasmal, o a cualquiera de este sagrado convento.

Prometo y declaro, además, que no tendré ninguna opinión o voluntad propia, ni ninguna reserva
mental alguna, incluso como muerto o cadáver (perinde ac cadáver), pero obedeceré sin vacilar
cada una de las órdenes que pueda recibir de mis superiores en la Milicia del Papa y de Jesucristo.

Que iré a cualquier parte del mundo a donde quiera que me envíen, a las regiones congeladas del
Norte, a las arenas ardientes del desierto de África, a las selvas de la India, a los centros de
civilización de Europa, o a Los lugares salvajes de los bárbaros salvajes de América, sin murmurar ni
repeler, y seré sumiso en todo lo que me sea comunicado.

Además, prometo y declaro que, cuando la oportunidad se presente, haré y libraré una guerra
implacable, en secreto o abiertamente, contra todos los herejes, protestantes y liberales, como se
me pide, extirparlos y exterminarlos de la faz de toda la tierra. ; y que no escatimaré edad, sexo o
condición; y que colgaré, quemaré, desperdiciaré, herviré, desollaré, estrangularé y enterraré con
vida a estos infames herejes, arrancaré los estómagos y el vientre de sus mujeres y aplastaré las
cabezas de sus bebés contra las paredes, para aniquilar para siempre su execrable carrera. Que
cuando no se pueda hacer lo mismo abiertamente, usaré secretamente la copa envenenada, el
cordón estrangulador, el acero del poniard o la bala de plomo, independientemente del honor, el
rango, la dignidad o la autoridad de la persona o personas, cualquiera que sea su condición en la
vida, ya sea pública o privada, como yo, en cualquier momento, se me puede pedir que haga
cualquier agente del Papa o Superior de la Hermandad de la Santa Fe, de la Compañía de Jesús.

En confirmación de lo cual, dedico mi vida, mi alma y todos mis poderes corporales, y con esta
daga que ahora recibo, suscribiré mi nombre escrito en mi propia sangre, en su testimonio; y en
caso de que demuestre ser falso o débil en mi determinación, que mis hermanos y mis
compañeros soldados de la Milicia del Papa me corten las manos y los pies, y mi garganta de oreja
a oreja, mi vientre se abra y el azufre me queme, con todo ¡El castigo que se puede infligir sobre mí
en la tierra y mi alma ser torturada por demonios en un infierno eterno para siempre!
Los jesuitas 1540

Todo lo cual yo, M_____ N_____, juro por la Santísima Trinidad y el Santísimo Sacramento, que
ahora voy a recibir, a realizar y de mi parte a mantener inviolablemente; y así llamo a todas las
huestes celestiales y gloriosas del cielo para que sean testigos de estas mis verdaderas intenciones
de cumplir este juramento.

Como testimonio de esto, tomo este Santísimo y bendito Sacramento de la Eucaristía, y presencio
lo mismo, con mi nombre escrito con la punta de esta daga sumergida en mi propia sangre y
sellada frente a este santo convento.

[Recibe la hostia del Superior y escribe su nombre con la punta de su daga sumergida en su propia
sangre tomada de encima del corazón.]

SUPERIOR.

Ahora te pondrás de pie y te instruiré en el Catecismo necesario para darte a conocer a cualquier
miembro de la Compañía de Jesús que pertenezca a este rango.

En primer lugar, usted, como hermano jesuita, con el otro hará mutuamente el signo ordinario de
la cruz como lo haría cualquier católico romano común; luego uno cruza sus muñecas, las palmas
de sus manos abiertas, la otra en respuesta cruza sus pies, una sobre la otra; los primeros puntos
con el dedo índice de la mano derecha hacia el centro de la palma de la mano izquierda, el otro
con el dedo índice de la mano izquierda apunta al centro de la palma de la mano derecha; el
primero y luego con su mano derecha hace un círculo alrededor de su cabeza, tocándolo; el otro
con el dedo índice de su mano izquierda toca el lado izquierdo de su cuerpo justo debajo de su
corazón; el primero, luego con la mano derecha, lo atraviesa a través de la garganta de la otra, y el
segundo con la mano derecha hace el movimiento de cortar con una daga por el estómago y el
abdomen de la primera. El primero entonces dice Iustum; y las otras respuestas de Necare; El
primero entonces dice Reges. Las otras respuestas impios. (El significado del cual ya se ha
explicado). El primero presentará un pequeño trozo de papel doblado de una manera peculiar,
cuatro veces, que el otro cortará longitudinalmente y al abrir el nombre JESU se encontrará escrito
en la cabeza y Brazos de una cruz tres veces. Luego darás y recibirás con él las siguientes preguntas
y respuestas.

Los Jesuitas – 1540


Pregunta. ¿De dónde vienes?
Respuesta. De las curvas del Jordán, del Calvario, del Santo Sepulcro y, por último, de Roma.
Pregunta. ¿Qué guardas y por qué peleas?
Respuesta. La santa fe.
Pregunta. ¿A quién sirves?
Respuesta. El Santo Padre en Roma, el Papa y la Iglesia Católica Romana Universal en todo el
mundo.
Pregunta. ¿Quién te ordena?
Respuesta. El Sucesor de San Ignacio de Loyola, el fundador de la Compañía de Jesús o los
Soldados de Jesucristo.
Pregunta. ¿Quién te recibió?
Respuesta. Un hombre venerable de pelo blanco.
Preguntas. ¿Cómo?
Respuesta. Con una daga desnuda, me arrodillo sobre la cruz bajo las banderas del Papa y de
nuestra Orden sagrada.
Pregunta. ¿Hiciste un juramento?
Respuesta- Lo hice, para destruir a los herejes y sus gobiernos y gobernantes, y para no reparar en
edad, sexo ni condición. Ser como un cadáver sin ninguna opinión o voluntad propia, pero
obedecer implícitamente a mis superiores en todas las cosas sin dudar ni murmurar.
Pregunta. ¿Harías eso?
Respuesta. Lo haré.
Pregunta. ¿Como viajas?
Respuesta En la barca de Pedro el pescador.
Pregunta. ¿A dónde viajas?
Respuesta A los cuatro cuartos del globo.
Pregunta. ¿Con qué propósito?
Respuesta Obedecer las órdenes de mi General y Superiores y ejecutar la voluntad del Papa y
cumplir fielmente las condiciones de mi juramento.
Pregunta. Ve, pues, a todo el mundo y toma posesión de todas las tierras en nombre del Papa. El
que no lo acepte como el Vicario de Jesús y su Vice-regente en la tierra, sea maldito y
exterminado. {17} [énfasis añadido]

(Este mismo Juramento idéntico se puede encontrar en la Roma subterránea por Carlos Didier,
traducido del francés y publicado en Nueva York en 1843. También se puede encontrar en la
Biblioteca del Congreso, Número de tarjeta de catálogo, 66-43354).
Los jesuitas 1540

Una parte del Juramento publicado en 1894 dice:


“Ahora renuncio y niego mi lealtad como es debido a cualquier Rey, Príncipe o Estado herético,
llamado protestante, o liberales, u obediencia a cualquiera de sus leyes o magistrados u oficiales.

Además, declaro que la doctrina de las iglesias de Inglaterra y Escocia, de los calvinistas, los
hugonotes y otros de los protestantes o liberales, es condenable, y ellos mismos serán condenados
si no renuncian a lo mismo.

Además, declaro que ayudaré, asistiré y asesoraré a todos o cualquiera de los agentes de Su
Santidad, en cualquier lugar donde me encuentre, en Suiza, Alemania, Holanda, Dinamarca, Suecia,
Noruega, Inglaterra, Irlanda o América, o en cualquier otro reino o territorio al que acudiré, y haré
todo lo posible para extirpar las doctrinas hereditarias o protestantes heréticas, y destruir todos
sus poderes pretendidos, legales o de otro tipo ". {18}

Una parte del Juramento entró en el Registro del Congreso según lo tomado por el Cuarto Grado
de los Caballeros de Colón, publicado el 15 de febrero de 1913 y dice:

". . . Que me proporcione armas y municiones para estar preparado cuando pase la palabra, o se
me pida que defienda a la iglesia como un individuo o con la milicia del Papa. . .

Como testimonio de esto, tomo esta sagrada Eucaristía y presencio lo mismo con mi nombre
escrito con la punta de esta daga bañada en mi propia sangre [¿No suena esto como el juramento
de la mafia llamado 'Omerta'?] Y sellado en el Frente a este santo sacramento. . .

Además declaro que lo haré. . . hacer todo lo posible para extirpar las doctrinas heréticas
protestantes o liberales y destruir todos sus poderes pretendidos, legales o de otro tipo. . .
Prometo y declaro aún más que, cuando se presente la oportunidad, haré y libraré una guerra
implacable, en secreto o abiertamente, contra todos los herejes, protestantes, liberales y masones,
como se me pide que haga para extirparlos y exterminarlos de la faz de Toda la tierra, y que no
escatimaré ni la edad, ni el sexo, ni la condición. . . Y que colgaré, quemaré, desperdiciaré, herviré,
desollaré, estrangularé, enterraré con vida a estos infames herejes, abriré los estómagos y el útero
de sus mujeres y aplastaré las cabezas de sus bebés contra las paredes para aniquilar su execrable
raza. . .

Los jesuitas 1540


Que cuando no se pueda hacer lo mismo abiertamente, usaré secretamente la copa de veneno, el
cordón de estrangulación, el acero del poniard o la bala de plomo, sin importar el honor, el rango,
la dignidad o la autoridad de la persona o personas que sean. su condición en la vida, ya sea
pública o privada, como yo, en cualquier momento, puedo ser dirigido por un agente del Papa o
superior de la hermandad de la santa fe de la Compañía de Jesús [¿No suena esto como el
Juramento Jesuita?

En caso de que demuestre ser falso o débil en mi determinación, que mis hermanos y las milicias
del Papa me corten las manos y los pies, me corten la garganta de oreja a oreja, que mi vientre se
abra y que el azufre se queme con todo el castigo que pueda. infligido sobre mí en la tierra y mi
alma será atormentada por demonios en el infierno eterno para siempre [¿No suena esto como un
juramento masónico?]. Que al votar siempre votaré por un Caballero de Colón en lugar de un
protestante, especialmente un Masón. . . "[El ex Gobernador del Estado de California fue Gray
Davis, un Caballero de Colón de Cuarto Grado, que continúa desarmando aún más a los ciudadanos
de ese Estado en preparación para la próxima invasión masiva china de la Costa Oeste después de
la nueva" Espada de la Iglesia”, primero conquista Taiwán, Japón, Corea del Sur, toda la Cuenca del
Pacífico y luego Hawai. Esta campaña naval china aparentemente será impulsada por el petróleo
de Unocal de la cuenca del Caspio debido a que actualmente se está librando la guerra de la Orden
de los Jesuitas en Afganistán.] "{19}

(Querido buscador de la verdad, los jesuitas no solo escribieron el Juramento de los Caballeros de
Colón, sino que también, como veremos más adelante, escribieron los Juramentos de la
Francmasonería de Rito Escocés más de cien años antes de la creación de su nueva Orden de la
Caballeros de Colón. En 1879, Edmond Ronayne, otro héroe que cree en la Biblia, romanista
convertido y antiguo maestro de Keystone Lodge en Chicago, ofrece algunas de las pautas de su
Manual masónico - Manual de francmasonería: Evidencia de casi todos los juramentos idénticos
con los supuestos enemigos de la francmasonería y jesuitas jóvenes, "los Caballeros de Colón":

“Cuando un hermano revela alguno de nuestros grandes secretos; cuando, por ejemplo, dice algo
sobre Boaz, Tubalcain, Jachin o ese horrible Mah-hah-bone ('el nombre del gran dios masónico'), o
incluso, cuando un ministro ora en el nombre de Cristo en cualquiera de nuestras asambleas,
siempre debe estar preparado, si se le pide, cortar su garganta de oreja a oreja, sacar su lengua por
las raíces y enterrar su cuerpo en el fondo de algún lago o estanque. Por supuesto, todo esto debe
hacerse en secreto, como sucedió en el caso de ese hombre notorio [el Capitán William] Morgan
[que fue asesinado por la Hermandad por publicar Ilustraciones de Masonería,

Los jesuitas 1540


también conocida como Exposición de la Francmasonería, en 1827, que revela los primeros tres
grados de Masonería, incluidos todos los signos y agarres que funcionan en la habitación de la
logia que sigue el modelo del Templo de Salomón], ya que tanto la ley como la civilización se
oponen a tales crímenes bárbaros, entonces, sabes que debes cumplir con tu obligación, y
mientras hayas jurado hacerlo, siendo muy estricto y obediente en el asunto, estarás libre del
pecado ". {20} [énfasis añadido])

Una parte del Juramento publicada en 1981 por uno de nuestros héroes Alberto Rivera, ex
Jesuita profeso bajo este Juramento Extremo dice:
CEREMONIA DE INDUCCION Y
EXTREMA JURAMENTO DE LOS JESUITAS

(Dado a un jesuita de rango menor cuando debe ser elevado a una posición de mando).

Habla Superior:

“Hasta ahora, hijo mío, se te ha enseñado a actuar como disimulador entre los católicos romanos
para ser católico y espía incluso entre tus propios hermanos: no creer en nadie, no confiar en
nadie. Entre los reformadores, ser reformador; entre los hugonotes (protestantes franceses) para
ser hugonotes: entre los calvinistas, para ser calvinistas: entre los protestantes (los que protestan y
no están de acuerdo con la institución católica romana), generalmente para ser protestante: y
obtener su confianza para buscar incluso predicar desde sus púlpitos y denunciar con toda la
vehemencia (emoción violenta) en su naturaleza nuestra Santa Religión y el Papa; e incluso
descender tan bajo como para convertirse en judío entre los judíos, para que pueda reunir toda la
información en beneficio de su orden como un fiel soldado del Papa.

Se les ha enseñado a plantar insidiosamente las semillas de los celos y el odio entre los estados
que estaban en paz, e incitarlos a actos de sangre, involucrarlos en la guerra entre sí, y crear
revoluciones y guerras civiles en comunidades, provincias y países que eran independientes y
prósperos, cultivaban las artes y las ciencias y disfrutaban de las bendiciones de la paz;

Los jesuitas-1540
Tomar partido con los combatientes y actuar en secreto en concierto con su hermano jesuita que
podría estar comprometido en el otro lado, pero se opone abiertamente a aquello con lo que
podría estar conectado;

Solo que la iglesia podría ganar al final en las condiciones fijadas en los tratados de paz, y que los
fines justifican los medios.

Se le ha enseñado su deber como espía, de recopilar todas las estadísticas, hechos e información
que tenga a su alcance de todas las fuentes: congraciarse con la confianza del círculo familiar de
protestantes y herejes de cada clase y carácter, así como con el de El comerciante, el banquero, el
abogado, entre las escuelas y universidades, en los parlamentos y las legislaturas, y en los poderes
judiciales y consejos de Estado, y para "ser todo para todos", por el bien del Papa, cuyos servidores
estamos para muerte.

Ha recibido todas sus instrucciones hasta ahora como novicio (uno que no tiene entrenamiento),
un neófito (un sacerdote recién ordenado), y ha servido como coadjutor (trabajó como ayudante),
confesor y sacerdote, pero aún no ha sido Investido en todo lo necesario para comandar en el
ejército de Loyola y al servicio del Papa.

Debe cumplir el tiempo apropiado como el instrumento y el verdugo según lo indicado por sus
superiores; porque nadie puede mandar aquí a quien no haya consagrado (hecho secreto o santo)
sus labores con la sangre del hereje; porque 'sin el derramamiento de sangre ningún hombre
puede ser salvo'.

Por lo tanto, para adaptarse a su trabajo y asegurar su propia salvación, además de su antiguo
Juramento de obediencia a su orden y lealtad al Papa, repita después de mí:

'Yo____________, ahora, en presencia de Dios Todopoderoso, la bendita Virgen María, el beato


Miguel Arcángel, el bendito San Juan Bautista, los Santos Apóstoles, San Pedro y San Pablo y todos
los santos y sagrados anfitriones de el cielo . .

Además, prometo y declaro que, cuando se presente la oportunidad, haré y libraré una guerra
implacable, en secreto y abiertamente, contra todos los herejes, protestantes y liberales, como se
me indica. Que cuando no se pueda hacer lo mismo abiertamente, usaré secretamente la copa
envenenada, el cordón de estrangulación, el acero del poniard (una daga) o la bala de plomo,
independientemente del honor, el rango, la dignidad o la autoridad de la persona.

Los jesuitas 1540

o personas, cualquiera que sea su condición en la vida, ya sea pública o privada, como yo, en
cualquier momento, puedo ser dirigido por un agente del Papa o superior de la fraternidad de la
santa fe, de la Compañía de Jesús. "{21}
Note que los jesuitas han tomado este juramento de destruir "doctrinas protestantes o liberales"
mientras libran una "guerra implacable" contra "protestantes y liberales".

El término "protestante", tal como lo entienden los jesuitas, incluye a todos los creyentes en el
Señor Jesucristo que rechazan tanto el Poder Espiritual como el Poder Temporal del Papa de Roma,
mientras que creen y enseñan las doctrinas bíblicas proclamadas durante la Reforma Protestante,
defendidas por Martin Luther, John Calvin y John Knox ("Calvin con la espada de la defensa justa")
en particular. Los protestantes son "herejes" y deben ser "exterminados de la faz de toda la tierra".

El término "liberal", tal como lo entienden los jesuitas, incluye a todos los católicos que coinciden
con los protestantes al rechazar el poder temporal del Papa de Roma. Los liberales creen y enseñan
que los gobiernos son mejores cuando sirven a la gente y cuando sus poderes están expresamente
limitados por las Constituciones escritas. Los liberales, al igual que los calvinistas protestantes y
bautistas, creen además que, si los gobiernos se convierten en tiranías absolutas, tienen el derecho
y el deber de retirar formalmente su lealtad y resistir a esas tiranías con fuerza armada, llamada
por John Knox "la Espada de la Defensa Justa". Es por esta razón que las dictaduras militares
fascistas-comunistas del Papa Negro prohíben la posesión de armas por parte de los pueblos que
gobiernan. Es por esta razón que "La Conferencia Jesuita" dentro de los Estados Unidos busca
abolir la posesión de armas de fuego a través de sus agentes dentro de su Consejo de Relaciones
Exteriores, destruyendo así la Segunda Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos - ese
documento "hereje" creado por los "protestantes condenados" y los liberales ".

Además del Juramento, los jesuitas tienen una guía titulada Secreta Monita. Solo se ha divulgado al
mundo unas cuantas veces, a partir de principios de 1600 (publicado abiertamente en Cracovia,
Polonia en 1612) y se extendió hasta finales de 1800:

". . . pero se ha hecho que desaparezca, al igual que la mayoría de los otros libros en contra de los
jesuitas ". {22}

Debido a la magnitud de su contenido en relación con nuestro tema, Secreta Monita o Secret
Instructions of the Jesuits {23} se ha incorporado en su totalidad, en forma de un CD adjunto
dentro de la portada de este volumen, que se volvió a publicar en 1857. Las Instrucciones Secretas
no son falsas, ya que recordamos una parte de la famosa carta de Juan de Palafox, Obispo de Los
Ángeles, México (por la cual la Orden y la resistencia continuada lo persiguieron implacablemente
hasta que se vio obligado a huir a Europa por su vida), al papa Inocencio X del 8 de enero de 1647:

Los jesuitas – 1540

". . . ¿Qué otra religión tiene una constitución secreta, privilegios ocultos y leyes ocultas propias?
¿Y qué otro orden tiene todas esas cosas relacionadas con su gobierno involucradas en tanto
misterio? Hay sospecha en el misterio. Las reglas de todas las demás órdenes están abiertas a
todos; . . . PERO LOS SUPERIORES DE LOS JESUITAS NO SE RIGEN POR LAS REGLAS DE LA IGLESIA,
QUE SE DAN A CONOCER A TODOS, SINO POR ALGUNAS REGLAS SECRETAS QUE SÓLO SON
CONOCIDAS POR ESOS SUPERIORES.” {24}

Edwin A. Sherman nos anima a:

“Léalos todos, sin omitir nada, y luego diga si estos preceptos son una letra muerta. Habiendo
dejado de cuidar a la viuda, de capturar las herencias, de robar a los niños de sus familias, de
intrigar a los grandes, de influir en la política de las naciones, de trabajar hasta el fin con un solo
objeto, es decir ... engrandecimiento de la 'Compañía de Jesús' y el establecimiento de su dominio
en la tierra. ”{25} [énfasis añadido]

G. B. Nicolini agrega:

"Ahora, examina bien estas instrucciones, y encontrarás que el verdadero jesuita debe ser astuto,
insinuante, engañoso, y al mismo tiempo percibirás el alcance de la inmoralidad jesuita y la
ingeniosa manera en que, en nombre de los más sagrado de todas las cosas: la religión, ellos
cometen las ofensas más atroces”. {26}

Querido buscador de la verdad, después de revisar su CD que contiene las Instrucciones secretas
de los jesuitas, observe la última página donde se le permite al jesuita cometer alta traición, el
mayor de los crímenes dignos de ejecución pública, contra un gobierno católico no romano que
tiene Jurado para destruir.

Los jesuitas, al resistir las enseñanzas bíblicas de los reformadores, guiaron al Concilio de Trento de
1545 a 1563. Las veinticinco sesiones de ese Concilio condenaron todas las "doctrinas de la gracia"
que sostenían los reformadores, y maldecían a todos los pueblos que mantenían esas creencias. La
Cuarta Sesión condenó la libertad de conciencia, la libertad de expresión y la libertad de prensa.
Leemos y nos maravillamos:

“La Cuarta Sesión ... fue una de las sesiones más importantes del consejo. En esta sesión, se
aprobó un decreto que colocó la tradición en una igualdad con las Escrituras; declaró que los libros
de los Apócrifos formaban parte de la palabra de Dios; elevó la traducción latina de las escrituras
llamadas

Los jesuitas 1540

Vulgata, a una autoridad superior a la de los inspirados originales hebreos y griegos, y exigieron
severas leyes penales contra la libertad de prensa. . . Se prohibió el derecho de juicio privado al
leer las Escrituras, se castigó su ejercicio y se prohibió autoritativamente la libertad de prensa”.
{27}

La Cuarta Regla de la Congregación del Índice de Libros Prohibidos promulgada por la Cuarta
Sesión del Concilio de Trento y aprobada por el Papa Pío IV en una bula, emitida el 24 de marzo de
1564 con respecto a la Biblia dice:
“En la medida en que se manifiesta en la experiencia, que si la Santa Biblia, traducida a la lengua
vulgar, se permite indiscriminadamente a todos, la temeridad de los hombres hará que surja más
mal que bien. . . Pero si alguien tiene la presunción de leerlo o poseerlo sin tal permiso por escrito,
no recibirá la absolución hasta que haya entregado por primera vez dicha Biblia a lo ordinario. . .
Pero los habituales no deben leer ni comprar dichas Biblias sin una licencia especial de sus
superiores. "{28} [énfasis añadido]

El concilio concluyó con el grito,

¡Malditos sean todos los herejes! ¡¡Maldito!! ¡Maldito!” {29}

Este malvado y malvado Concilio de Trento, la columna vertebral de la Contrarreforma, encarnaría


las máximas religiosas y políticas que la Orden de los Jesuitas y su Papa "infalible" seguirían
durante el resto del milenio. Trento se convertiría en la política exterior de las naciones bajo el
control de los jesuitas, extendiendo aún más el Poder Temporal del Papa. La nación cuya política
exterior ha sido el Concilio de Trento durante los últimos cien años es la Decimocuarta Enmienda
de América, ya que financió la Segunda Guerra de los Treinta Años, incluida la Revolución
bolchevique, que introdujo el baño de sangre del comunismo en el siglo XX. Bajo el absolutismo
del comunismo, la Biblia es un libro prohibido, ¡de acuerdo con el Concilio de Trento! El presidente
William Jefferson Clinton, esa herramienta del Papa entrenada por los jesuitas, continuó las
políticas de Trento con el bombardeo masivo del antiguo enemigo de Roma, la Serbia ortodoxa, a
fines de los años noventa.

El general jesuita es un "absolutista". Hoy lo llamaríamos un "dictador militar fascista". Su poder


absoluto e ilimitado es supremo, ¡incluso sobre el Papa! Leemos:

"El general usualmente ha defendido al Papa como lo hizo un poderoso gran feudatorio de la Edad
Media hacia un débil señor titular supremo. Y la astuta población romana ha mostrado

Los jesuitas 1540

durante mucho tiempo su reconocimiento de este hecho al diseñar a estos dos grandes personajes
como el "Papa Blanco" y el "Papa Negro". En verdad, la sociedad nunca ha obedecido al Papa
desde el principio, siempre que su voluntad y la suya sean contrarias entre sí”. {30} [énfasis
añadido]

El General de los jesuitas, con la intención de establecer una Paparquía Universal que controle a las
personas y los príncipes a través de la "educación [adoctrinamiento] y la diplomacia", es sin duda
el hombre más poderoso del mundo. Él es el Soberano de la Compañía de Jesús y sus Provinciales
son los amos de los Cardenales del Papa, que a su vez son los amos políticos visibles o invisibles en
cada gobierno de cada nación. Los Cardenales siempre promueven o imponen alguna forma de
absolutismo sobre los pueblos, ya sea monarquialismo, socialismo, nazismo, comunismo, fascismo
o sionismo. Del poder del General sobre la Compañía de Jesús, también llamada "la Compañía",
leemos de la pluma de un ex-jesuita, Andrew Steinmetz, en 1848:

“El General posee los secretos de cada miembro, un punto de apoyo terrible para la palanca de
influencia. Él conoce el carácter, las inclinaciones de cada miembro; él conoce estos hechos, o
puede que los conozca, porque los tiene por escrito. Se familiariza con las conciencias de todos los
que deben obedecerle, en particular de los provinciales y otros, a quienes ha confiado funciones
de gran importancia. Debe tener, como cada Superior, un conocimiento completo de sus materias;
sus inclinaciones, sus sentimientos, sus defectos, los pecados a los que han estado o están más
inclinados o impulsados. . .

Cada año, se registra una lista de las casas y los miembros de la Sociedad, los nombres, talentos,
virtudes, fallas de todos. Fue tal lista, sin duda, la que sugirió a un General de la Sociedad esa
orgullosa exclamación cuando, habiendo aludido exultantemente a sus filósofos, matemáticos,
oradores, etc., lloró. . . "Y tenemos hombres para el martirio, si son requeridos".

En efecto, desde esta pequeña lista de cualidades mentales y corporales, puede calcular su poder y
dirigir sus planes, adaptar sus comandos y asegurar el éxito de sus funciones delegadas. . .

El simple jesuita no debe poseer ni tener, ni oficio, ni crédito, ni riqueza, ni voluntad, ni


sentimientos: la autoridad concentrada pertenece al general. Sus mandatos, sus deseos, son la ley:
su poder fluye de sus manos como de su fuente, sobre las cabezas que elige: se extiende hasta
donde le plazca; se detiene cuando él quiere. . .

Los jesuitas 1540

Sus calificaciones, según las Constituciones, deben ser una gran piedad y el espíritu de oración:
debe ser ejemplar en todas las virtudes; calma en su comportamiento, circunspecto en palabras.
Magnanimidad y fortaleza son los atributos más esenciales. Él debe tener intelecto y juicio
extraordinarios; prudencia, en lugar de aprender; Vigilancia, solicitud en sus deberes: su salud y
apariencia externa deben ser satisfactorias. Él debe ser de mediana edad; y se debe tener en
cuenta las recomendaciones de la nobleza, o la riqueza y los honores que puede haber disfrutado
en el mundo “. {31}

Es esta gema pulida de un caballero, la obra maestra de Satanás que, con el consejo de sus
asistentes, ejerce EL PODER en la tierra del general que supervisa a los novicios observamos:
El novicio jesuita. . . Que algún día los reyes y príncipes se arrodillen a sus pies y tengan el poder de
dirigir los destinos de las naciones. Puede regular la política y enmarcar las leyes incluso para las
naciones que no son de su propia fe, a través de los miembros de su Iglesia que ahora tienen lugar
en los consejos de las naciones protestantes. Si el proceso de "hacer un jesuita" es duro para la
carne y la sangre, se le recuerda que aspira a pertenecer al único cuerpo de hombres en el mundo
que puede jactarse de una dominación casi universal, que manipulan una espada con la
empuñadura en la mano de su general en Roma y que apunta en todas direcciones. . . La
obediencia es el único propósito de todo este entrenamiento: desenmascarar, no pensar,
obediencia irracional {}32

De la autoridad del general sobre los jesuitas leemos:

"Es cierto que el jesuita tiene a su general a quien da la obediencia de un esclavo, pero el jesuita
cree que su general es como Dios, por lo que si la voz muerta de Dios, por así decirlo, en las
Escrituras, parece estar en conflicto con la voz viva de Dios que viene a través del General, la
autoridad de la voz viva debe prevalecer ". {}33

Porque los jesuitas son

". . . una falange. . . unidos a su General en jefe por la cadena de sumisión completa - obediencia
inmediata, entusiasta, ciega - y dispersa, sin división, sobre la faz de la tierra ... En esta poderosa
familia todos se suscribieron a los mismos artículos de fe, cualquiera que sea su poder serán la
tendencia de sus particulares inculcaciones. Esa fue su uniformidad: - mientras se respete la teoría,
se permitirá la práctica: si se deja sin tocar lo anterior, lo último, en gran medida, puede no
disturbarse.

Los jesuitas 1540

El romano, el griego, el portugués, el brasileño; el irlandés, el ruso; El español y el francés. el belga


y el inglés - todos trabajaron como un solo hombre, los gustos e inclinaciones individuales se
fusionaron en el objeto general de la apetencia: eran una multitud en acción, pero en la voluntad
una sola alma desnuda ". {34} [énfasis añadido]

Querido buscador de la verdad, el gran dramaturgo francés, Alexandre Dumas, el hijo mulato de
uno de los mayores generales de Napoleón y amigo del anti-jesuita Eugene Sue, el rey Louis
Philippe (1830-1848) y el gran anti-jesuita de Italia y de bajo nivel Masónico, Giuseppe Garibaldi:
retrató con precisión al General Jesuita en El Conde de Montecristo. Del conde, rico, bien nacido,
culto y vengativo de sus enemigos a través de una extensa red de inteligencia, escribe en 1845:

"Este diablo como compañero. . . Dije que en ese momento él crearía una sensación aquí, y mido
su efecto con un termómetro infalible. Mi madre lo ha notado, y, por lo tanto, forzosamente, debe
ser notable "." {35}

¡De hecho, lo es! Al mando de esta familia de traidores que juraba lealtad solo al Papa de Roma, el
General es un monarca absoluto sobre la Orden. Y cuando la Orden ha conquistado una nación, el
gobierno instalado siempre es de hecho absolutista. Es decir, los poderes del jefe ejecutivo no
tienen limitaciones absolutas. En una carta al rey de Nápoles de un Provincial jesuita escrita en
1854 leemos:

"MAJESTAD REAL SAGRADA -

[Nosotros] . . . Siempre han inculcado el respeto. . . para . . . monarquía absoluta. Esto lo hemos
hecho, no solo por convicción, sino también porque los médicos de la compañía, que son Francisco
Suárez, el cardenal Bellarmín y muchos otros teólogos y publicistas de la misma, han enseñado
públicamente que la monarquía absoluta es la mejor forma de gobierno. Esto lo hemos hecho,
porque la economía interna de la empresa es monárquica y, por lo tanto, estamos por la máxima y
por la educación dedicada a la monarquía absoluta. . . Majestad. La monarquía absoluta es la
mejor de los gobiernos. . .

En tanto, los que firmamos esto son una garantía total de su devoción por todas las pruebas de la
monarquía absoluta. [Énfasis añadido]

Giusepe maria paladini

Provincial de la Compañía de Jesús

21 de noviembre de 1854. ”{36}

Los jesuitas 1540

Querido buscador de la verdad, ¿valora la libertad de conciencia, la libertad de decir lo que cree y
la libertad de imprimir la Biblia en su propio idioma? Estas son libertades defendidas por la
Reforma protestante, garantizada por la Declaración de Derechos de la Constitución de los Estados
Unidos, condenada por el Consejo de Trento de los jesuitas y destruida por formas de gobierno
absolutistas mantenidas por el poder del general jesuita.

La señorita Cusack, la brillante y renombrada monja católica convertida de finales del siglo XIX que
había advertido a los ingleses del complot de los jesuitas (que ya había tenido éxito en 1800) para
apoderarse del Imperio Británico, concluye correctamente:

". . . así se estableció una Institución que, como veremos a partir de evidencias indiscutibles, ha
hecho más que cualquier otra orden llamada religiosa de arruinar la paz de las familias, controlar el
progreso humano y esclavizar las almas de los hombres, y, sin embargo, todo esto se hizo en
nombre de la religión ". {37}

Tras examinar el propósito, los juramentos y las doctrinas diabólicas de la Compañía de Jesús, nos
detenemos a reflexionar sobre las palabras moribundas de Ignacio de Loyola, el fundador de la
Orden y, por lo tanto, el padre de la Contrarreforma:

“He hecho mucho bien a la Iglesia de Roma: he visto muchas provincias de nuestros hombres,
muchas universidades, casas, residencias y riquezas que pertenecen a nuestra Sociedad; pero
todas estas cosas me abandonan ahora, ¡y no sé a dónde acudir! 'Finalmente, expiró en un ataque
de temblor, y su rostro se volvió negro, según un testigo ocular, el jesuita Turrianus ". {38}

En contraste, las últimas palabras de Martín Lutero, el padre de la Reforma que trae libertad de
conciencia, libertad de expresión y libertad de prensa con la Biblia alemana y su noble defensor,
Federico III, Elector de Sajonia, fueron:

"¡Oh, mi Padre, Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de todo consuelo, te agradezco por
haberme revelado a Tu Hijo bien amado, en quien creo, a quien he predicado y reconocido, amado
y celebrado, y a quien El papa y los impíos persiguen! Te encomiendo a ti mi alma. Jesucristo, mi
Señor, estoy renunciando a este cuerpo terrenal, me voy de esta vida, pero sé que voy a morar
eternamente contigo ". {39}

Querido buscador de la verdad, ¿cuales últimas palabras repetirás en tus últimos momentos de
fuerza decreciente al comenzar tu viaje al Cielo o al Infierno?

Los jesuitas 1540


El Consejo General de Jesuita de Trento, 1545 - 1563 # 23

Siendo la columna vertebral de la Contrarreforma, el Concilio de Trento fue dominado por Diego
Laynez, un judío por raza y destinado a ser el Segundo General Jesuita (1558-1565), durante el cual
las Doctrinas Bíblicas de los Reformadores que se extendieron por Europa fueron Absolutamente
condenadas, incluyendo la libertad de conciencia, la libertad de expresión y la libertad de prensa.
¡Los creyentes en la Biblia protestante y calvinista de la Gran y Gloriosa Reforma del Señor fueron
declarados “malditos” por sus creencias ciento veinticinco veces y, por lo tanto, han sido
perseguidos y asesinados en masa por millones! En los siglos siguientes, este malvado Concilio de
Trento sería, en última instancia, la política exterior de todas las naciones e imperios que caen bajo
la dominación de la Compañía de Jesús, más conocida como la sociedad de Jesús. Algunos de esos
imperios serían el Imperio español bajo Felipe II; el Imperio británico bajo el rey Jorge III hasta el
presente; el Imperio Vaticano bajo el papa Pío VII hasta el presente; el imperio francés bajo
Napoleón III; el Imperio Americano bajo el presidente Theodore "Rex" Roosevelt hasta el presente;
el imperio ruso bajo Lenin hasta el presente; el Tercer Reich nazi bajo Adolf Hitler; y el Imperio
Terrorista Internacional Musulmán bajo el mandato de Osama bin Laden.

El poder y el secreto de los jesuitas, René Fulop-Miller, (Nueva York: Garden City Publishing Co.,
1930) pp. 416, 417.

Los jesuitas 1540

Capitulo 2
Los jesuitas - 1572
Masacre de San Bartolomé
Asesinato del almirante Gaspard de Coligny

“El Papa puede matar con una sola palabra; por haber recibido el derecho de hacer pastos
para las ovejas, ¿no ha recibido el derecho de cortar las gargantas de los lobos?” {1}

Emmanuel Sa, 1596


Jesuita portugués
“Un hombre que ha sido excomulgado por el Papa puede ser asesinado en cualquier lugar,
como enseñan Escobar y Deaux, porque el Papa tiene una jurisdicción indirecta sobre el
mundo entero, incluso en cosas temporales. . . como prueba Suárez contra el rey de
Inglaterra ". {2}

Jesuita busembaum, 1757


Teologia moral
“Los asesinos de San Bartolomé, los inquisidores y los jesuitas son monstruos producidos
por imaginaciones malignas; Son los aliados naturales del espíritu de las tinieblas y de la
muerte. . . [Es muy revelador recordar que el asesinato político en masa de la Orden,
llamado "La Noche de los Cuchillos Largos", que fue llevado a cabo por las SS controladas
por los jesuitas de Hitler en 1934, cuyo asesinato resultó en la purga del más famoso
homosexual, Ernst Roehm. (quien había despreciado el Concordato de Hitler e insultó al
Papado), junto con su principal Nazi SA (Sturmableitung) "Camisetas marrones", también
fue mencionado por el mismo Adolf Hitler como "La masacre del día de San Bartolomé".]]
{3} [énfasis añadido]

Edwin A. Sherman, 1883


Masano americano shriner
Amigo de nuestro héroe,
Charles Chiniquy
El Cuerpo de Ingenieros del Infierno

Los jesuitas – 1572

"Es bajo la inspiración de esas leyes diabólicas de Roma, que 75,000 protestantes fueron
masacrados, la noche y después de San Bartolomé". {4}

Charles Chiniquy, 1886

Ex sacerdote franco-canadiense

Cincuenta años en la Iglesia de Roma

En Francia, los protestantes, llamados "hugonotes", estaban ganando riqueza y poder político. El
almirante Gaspard de Coligny era su líder. Los jesuitas, con esa loba, Catherine de Medici, reina
regente de Francia, conspiraron para destruirlos. El 24 de agosto de 1572 comenzó el frenesí
asesino. El almirante Coligny valientemente resistió a sus asesinos, pero fue en vano. Fue
asesinado y su cabeza fue enviada como un trofeo al cardenal de Lorena que había sido educado, o
más bien lavado por el cerebro, por los jesuitas en Flandes. Setenta y cinco mil protestantes fueron
asesinados a sangre fría. Roma celebró, acuñóó una moneda en conmemoración de la "gran
victoria" y cantó su "Te Deums". De este horrible genocidio que leemos de la católica romana R. W.
Thompson:

"No hay un lector inteligente de la historia francesa que no esté familiarizado con los
pasos dados por esta pérfida reina regente [Catherine de Medici] después de la
admisión de los jesuitas en París, para provocar la terrible Masacre de San Bartolomé,
un evento tan estrechamente aliados con otros, de los cuales ellos eran los autores
indudables, que uno debe cerrar los ojos para no ver las evidencias que apuntan a su
agencia en esa transacción infame. Necesitaban un trabajo tan sangriento para darles
el dominio de Francia; aunque desde entonces han sido más de una vez expulsados en
desgracia del territorio francés, han regresado una y otra vez para atormentar a su
gente, que aún se sigue dando cuenta, bajo su [Tercera] República, de la incesante
labor que realizan para el derrocamiento completo de cada forma de gobierno
popular ". {5}
Querido buscador de la verdad, ¿ve cómo un Cardenal que trabaja en conjunto con los jesuitas
puede participar en el asesinato de un líder político?

Como veremos, en 1963, un cardenal que trabajaba en conjunto con los jesuitas estuvo
involucrado en el asesinato de un líder político estadounidense. El Cardenal fue Francis Spellman,
que tenía un salón especial (Sala número tres) en el Noviciado Jesuita de San Isaac Jogues en
Wernersville, Pensilvania. El líder político fue nuestro presidente John Fitzgerald Kennedy (JFK),
herido en la casa de sus amigos.

Los jesuitas 1572

Masacre de San Bartolomé, 24 de agosto de 1572 # 24


Francis Borgia, el 3er general jesuita (1565-1572), que había estado en consejo secreto con los
monarcas de Francia, estableció el plan para este asesinato en masa de los justos calvinistas
protestantes franceses, incluido su gran líder, el almirante Gaspard de Coligny. El Papa Pío V,
anteriormente "Hermano Miguel", el Inquisidor, exhortó a la Reina Regente Catherine de Medici y
a su hijo, el Rey Carlos IX, ". . . castigar a los herejes con toda severidad, y así, con justicia, vengar
no solo sus propios errores, sino también los de Dios Todopoderoso; perseguir y destruir los
remanentes del enemigo, y destruir por completo no solo las raíces de un mal tan grande, y que
había reunido mucha fuerza, sino también las mismas fibras de las raíces. . . Bajo ninguna
circunstancia, y sin consideración alguna, los enemigos de Dios deben ser salvados ”. Esto se hizo
en obediencia al malvado Concilio de Trento de la Orden, que hasta el día de hoy es afirmado por
el Concilio Vaticano II, sin haber sido repudiado ni renunciado por el Papa Negro o el César papal.

Historia universal de Ridpath, John Clark Ridpath, (Nueva York: Merrill & Baker, 1901) vol. XIII, p.
253.

La Contrarreforma en Europa, Arthur Robert Pennington, (Londres: Elliot Stock, 1899) p. 162.

Los jesuitas 1572

El cardenal de Lorena, 1572 # 25


Recibiendo al jefe del almirante Gaspard de Coligny
Los hugonotes habían salido victoriosos en tres guerras civiles contra su monarca de Francia, Carlos
IX, gobernado por su reina madre, Catalina de Medici. Habían obtenido la libertad religiosa con la
paz de San Germán y Coligny buscó ayudar a los Países Bajos en su revuelta calvinista contra
España. Bajo la mirada del Papa Negro, se colocó una trampa para atraer a todos los protestantes a
una boda real en París. Después de la fiesta, temprano por la mañana, con cruces blancas en sus
sombreros, los asesinos primero asesinaron al gran Almirante Coligny en su habitación. Después de
la masacre salvaje y macabra de 75,000 hugonotes protestantes, los Medicis enviaron su cabeza
como trofeo al Cardenal de Lorena entrenado por los jesuitas en la imagen de arriba.

Historia universal de Ridpath, John Clark Ridpath, (Nueva York: Merrill & Baker, 1901) vol. XIII, p.
255.

Los jesuitas 1572


Capítulo 3
Los jesuitas - 1568 - 1648.

Invasión de los Países Bajos


Asesinato de Guillermo I de Orange

"Los poderes seculares de todos los rangos y grados deben ser advertidos, inducidos y, si es
necesario, obligados por la censura eclesiástica, a jurar que se esforzarán al máximo en la defensa
de la fe y extirpar a todos los herejes denunciados por la iglesia., quienes fueren encontrados en
sus territorios.” {1}

Papa Inocencio III, 1215

Anticristo de la Edad Oscura

Cuarto consejo de Letrán

". . . El objetivo principal de todos nuestros esfuerzos debería ser procurar la confianza y el favor de
los príncipes y los hombres en lugares de distinción, a fin de que nadie se atreva a ofrecernos
oposición, si no, por el contrario, que todos deben estar sujetos. a nosotros ". {2}

Ignacio de Loyola, 1545

Fundador, 1er general jesuita, 1540-1556.

Instrucciones secretas de los jesuitas.

". . . William the Taciturn [the Silent] fue asesinado a tiros por otro jesuita asesino, llamado Girard
[Gerard], por haber roto el yugo [el poder temporal] del Papa. La Iglesia de Roma es
absolutamente igual a la de hoy; ella cree y enseña hoy, como entonces, que tiene el derecho y
que es su deber castigar con la muerte a cualquier hereje que se interponga en su camino como un
obstáculo para sus diseños”. {3}

Charles Chiniquy, 1886

Ex sacerdote franco-canadiense

Uno de nuestros heroes

Cincuenta años en la Iglesia de Roma


Los jesuitas - 1568 - 1648.

"La Biblia nos dice ['Pilato escribió un título y lo puso en la cruz.


Y la escritura '] las palabras puestas en la cruz de Cristo en la crucifixión dijeron:
"JESÚS DE NAZARET EL REY DE LOS JUDÍOS".
- Juan 19:19

Pero en el crucifijo católico romano, se lee:

I. N. R. I.
El diccionario [de la universidad] de Webster dice I. N. R. I. significa:

IESUS NAZARENUS REX IUDAEORUM

Pero en el juramento extremo de los jesuitas, tiene un significado especial.

I. N. R. I. significa:

IUSTUM NECARE REGES IMPIOS


Traducido al español I. N. R. I. I. significa ...

'Es solo exterminar o aniquilar a los impíos o heréticos

reyes, gobiernos o gobernantes ".

La crucifixión de Jesús trae perdón y vida, pero el crucifijo es un símbolo jesuita para la venganza y
la muerte ". {4} [énfasis añadido]

Alberto Rivera, 1981

Español ex jesuita

Doble cruz

los jesuitas - 1568 – 1648


Holanda también llamada "Los Países Bajos" comenzó a abrazar las doctrinas bíblicas de la gracia
enseñadas por los reformadores, especialmente Juan Calvino. Miles de holandeses estaban
recibiendo a Cristo mientras se predicaba el evangelio en campos abiertos. El resultado fue que
Roma comenzó a perder su poder político. Para detener este movimiento del Hijo de Dios
resucitado, el Diablo y sus jesuitas hicieron que Felipe II volviera a promulgar el Edicto de 1550,
que decía en parte:

“Nadie imprimirá, escribirá, copiará, guardará, ocultará, venderá, comprará o cederá en iglesias,
calles u otros lugares, ningún libro o escrito hecho por Martín Lutero, Juan Calvino u otros herejes
reprobados por la Santa Iglesia. . . Ni en su casa celebran reuniones ilegales. . . Además,
prohibimos a todos los laicos conversar o discutir sobre las Sagradas Escrituras, de manera abierta
o secreta, o leer, enseñar o exponer las Escrituras. . . o predicar en secreto o abiertamente. . . en el
dolor. . . Ser castigado de la siguiente manera. Que tales deben ser ejecutados, a saber: los
hombres con la espada y las mujeres para ser enterradas vivas, si no persisten en sus errores; si
persisten en ellos, entonces serán ejecutados con fuego; todas sus propiedades en ambos casos
fueron confiscadas a la corona ". {5}

Para hacer cumplir esta "travesura enmarcada por una ley", Felipe envió diez mil tropas españolas
lideradas por el duque de Alva. El duque estableció un tribunal malvado llamado "el Consejo de la
Sangre". Miles perecieron para deleite del cardenal Granvelle y Titelmann, el inquisidor. De este
tiempo horrible leemos:

“En la segunda mitad del siglo XVI, los ejércitos españoles ocuparon Holanda y Flandes, y el
resplandor de los autos de la Inquisición iluminó las plazas del mercado de las ciudades grandes y
pequeñas. Después de una larga vigilia de oración, el hombre silencioso con los ojos crueles en el
Escorial [Felipe II de Madrid, España] había decretado el exterminio de la nueva religión en los
Países Bajos. En menos de una década, pereció por su voluntad en las cámaras de tortura, en la
horca y en las hogueras, doscientos cincuenta mil hombres y mujeres de la raza holandesa. Nobles
y burgueses, viejos y jóvenes, ricos y pobres, todos fueron arrastrados de sus hogares, con
frecuencia en denuncia secreta, para enfrentar al Gran Inquisidor, el monje Titelmann, y sus
ayudantes, que no tenían piedad. ”{6}

Pero los protestantes holandeses no serían conquistados. Tenían un gran líder. Su nombre era
Guillermo I de Orange, de apellido "el silencioso". Se había criado en la corte de Carlos V, el "Sacro
Emperador Romano", y era apto para llevar a un pueblo a la libertad política. Él emprendió la
guerra desde el mar al mando de los soldados más valientes de la época. John Lothrop Motley, uno
de los mayores historiadores de la Reforma que ha escrito The Dutch Republic y The United
Netherlands, escribe:

Los jesuitas - 1568 - 1648.


"Marcados, pirateados, e incluso mutilados, en los incesantes conflictos en los que habían pasado
sus vidas; vistiendo crescentes en sus gorras, con la inscripción, “Más bien turco que pop”, famoso
en todo el mundo, tanto por su ferocidad como por su habilidad náutica; La aparición de estos
"mendigos del mar" más salvajes y a la vez excéntricos y tremendos. Se sabía que nunca daban ni
tomaban cuartas partes, ya que solo iban a combate mortal, y habían jurado no escatimar ni noble
ni simple, ni rey, kaiser ni papa, si caían en su poder ". {7} [Énfasis adicional]

Los Sea Beggars siempre se enfrentaban a su enemigo español y si percibían que la batalla se había
perdido, se reunirían, comerían la Cena del Señor y dispararían la revista, lanzándose a sí mismos y
al enemigo en la eternidad.

Este Guillermo I de Orange se convirtió en el Padre de la libertad religiosa y muy querido de su


pueblo. No obligó a los anabaptistas a ir a la guerra, ya que no eran resistentes. Además, le dio a
los judíos europeos libertad religiosa, tanto que emigraron a Ámsterdam, llamándola "la Nueva
Jerusalén" (Rembrandt pintó algunos de sus retratos más grandes utilizando a los judíos de
Ámsterdam para ilustrar los personajes bíblicos). Su hijo, el príncipe Mauricio, el mejor soldado de
la época. Mauricio contribuyó a la victoria final en 1648 después de ochenta años de guerra con el
Imperio español bajo el mando de los jesuitas y sus herramientas, Felipe II y su hijo, Felipe III.

Obviamente, los jesuitas odiaban a Guillermo de Orange. Secuestraron a su hijo mayor, que luego
fue criado como católico romano, el padre desconsolado para no volver a verlo nunca más.
Después de varios intentos de asesinar a William, finalmente tuvieron éxito en un triste día en
1584. Su herramienta fue Balthazar Gerard cumpliendo una vez más el juramento de los jesuitas.
Disparando al padre de la República Holandesa tres veces con una pistola, Gerard intentó escapar,
pero fue capturado y luego ejecutado brutalmente. Mientras el veneno de las rondas corría por sus
venas, las últimas palabras de William fueron:

"Oh Dios mío, ten piedad de esta gente pobre". {8}

Al igual que Coligny, Guillermo I de Orange, el padre de la libertad religiosa y la libertad política,
murió a manos de un asesino jesuita que cumple una vez más el sangriento juramento de la
Compañía:

"Voy a . . . Hacer y librar una guerra implacable. . . Contra todos los herejes. . . Exterminarlos de la
faz de toda la tierra. . . Que cuando lo mismo no pueda hacerse abiertamente, lo usaré en
secreto. . . La bala de plomo. . .”{9} [énfasis añadido]

¿Podría ser que los presidentes estadounidenses también hayan sido asesinados por asesinos
jesuitas?

Los jesuitas - 1568 - 1648.


Guillermo I "el silencioso", Príncipe de Orange, 1533 - 1584 # 26
Padre de la República Holandesa, 1579 - 1584.
Este blanco, protestante reformado, creyente en la Biblia, el hombre de Dios es el Padre de toda
libertad religiosa y política que permanece en el mundo de hoy. Liderando a sus intrépidos
soldados, William relevó a la ciudad de Leyden sitiada durante cuatro meses por el brutal ejército
español. Rotos y hambrientos, sus seres queridos entraron en su Iglesia, y mientras cantaban un
himno de acción de gracias al Señor, todos se derrumbaron y lloraron como niños. El príncipe
continuó rompiendo el poder temporal del Papa sobre los Países Bajos. Protegió a los anabaptistas
y menonitas que se negaron a tomar la Espada de la Defensa Justa contra los ejércitos de Felipe II,
y dio refugio a los judíos perseguidos de Europa. Pero fue asesinado por un sicario enviado por los
jesuitas, Balthazar Gerard, en obediencia al juramento jesuita sangriento.

Historia universal de Ridpath, John Clark Ridpath, (Nueva York: Merrill & Baker, 1901) vol. XIII, p.
310.

Este blanco, protestante reformado, creyente en la Biblia, el hombre de Dios es el Padre de toda
libertad

Los jesuitas - 1568 - 1648.


La Inquisición en Holanda # 27
El gran terror del siglo XVI.
Detenido por la noche, torturado bajo tierra y tras la confesión, el acusado fue entregado al "brazo
secular" para que lo quemaran. A lo largo de los siglos, sesenta y ocho millones de personas
perecieron en medio de este horror, según uno de nuestros héroes, el fallecido ex jesuita, Alberto
Rivera. Para engañar a las naciones, fue abolido formalmente en 1834, pero continuó en secreto, y
luego abiertamente, bajo otros nombres. En el siglo XX, los jesuitas llevaron a cabo su Inquisición
bajo los nombres de Nazismo, Fascismo, Comunismo y ahora Terrorismo islámico con sus
Inquisidores, Adolf Hitler, Francisco Franco, Joseph Stalin y ahora Osama bin Laden. Hoy en día, el
Papa Negro ordena su Santo Oficio de la Inquisición, que en 1965 pasó a llamarse "La Sagrada
Congregación para la Doctrina de la Fe", a través de su Comunidad Internacional de Inteligencia
encabezada por la Soberana Orden Militar de Malta.

Historia universal de Ridpath, John Clark Ridpath, (Nueva York: Merrill & Baker, 1901) vol. XIII, p.
297.

Los jesuitas - 1568 - 1648.


Capítulo 4
Los jesuitas – 1588
Intento de invasión de Inglaterra
Intento de asesinato de la reina Isabel I
"William Shakespeare"
Mis cartas dicen ciento siete galeras,
Y la mía, ciento cuarenta.
"Y el mío, doscientos.
Pero a pesar de que no saltan en una cuenta
justa,
Como en estos casos, donde el objetivo reporta,
"Tis con diferencia - sin embargo, todos
confirman
Una flota turca, y teniendo en cuenta a Chipre ".
{1}

Edward de vere, 1590

17mo conde de oxford

alias "William Shakespeare"

Othello, Acto I, Escena III

"El tirano [el que no hace cumplir el gobierno del Papa] es ilegítimo; y cualquier hombre,
cualquiera que sea el pueblo, tiene derecho a matarlo ". {2}

Emmanuel Sa, 1596

Jesuita portugués

“Los jesuitas existen en todos los países protestantes. . . bajo otros nombres. . . Tomemos
Inglaterra, por ejemplo, allí no existen legalmente [desde 1829]; sin embargo, no han abandonado
ese país y les aseguro que son más numerosos en Inglaterra que en Italia. . . Hay jesuitas en el
Parlamento, entre el clero anglicano, entre los obispos, y quizás también en círculos aún más altos
[asesores de la reina Victoria]. . . "{3}

Luigi Desanctis, 1852

Censor oficial de la Inquisición.

Papismo, puseyismo y jesuitismo.

Los jesuitas – 1588


“A pesar de los océanos y los desiertos, del hambre y la pestilencia, de los espías y las leyes
penales, de las mazmorras y las estanterías, de las menudencias y de los cuarteles, los jesuitas se
encontraban bajo todos los disfraces y en todos los países; Eruditos, médicos, mercaderes, al
servicio de los hombres. . . para conspirar contra los tronos y las vidas de los reyes apóstatas, para
difundir rumores malvados, para levantar tumultos, para encender guerras civiles, para armar la
mano del asesino. . . el derecho de los gobernantes a pervertir a la gente [como se describe en El
Príncipe del Católico Romano Niccolo Machiavelli], el derecho de cada uno de las personas a
hundir su cuchillo en el corazón de un mal gobernante, fue inculcado por el mismo hombre, de
acuerdo con él Se dirigió al tema de Felipe o al tema de Elizabeth. . . "{4}

Lord Macaulay, 1848


Historiador ingles
Ensayos
“Mientras que el progreso de la política papal, impulsado durante mucho tiempo por los
constantes consejos de sucesivos pontífices, echó raíces más profundas, y fue extenso en algunos
lugares con dificultad, en otros nunca extirpados. Para esto podríamos llamar a presenciar las
intrigas negras de los jesuitas. . . Este plan de poder pontificio fue tan profundamente establecido,
y tan infatigablemente perseguido por la política incansable de la corte de Roma a través de una
larga sucesión de edades. . . fue pulido y mejorado por los esfuerzos unidos de un cuerpo de
hombres que absorbieron todo el aprendizaje de Europa durante siglos juntos; fue ejecutado de
manera firme y resuelta por las personas mejor calificadas para establecer la tiranía y el
despotismo, fijadas con un entusiasmo intolerante,. . . "desconectados de sus compañeros y
totalmente indiferentes a lo que le pueda ocurrir a esa posteridad con la que no tenían una
relación entrañable: sin embargo, se desvaneció en la nada cuando los ojos de la gente estaban un
poco iluminados, y se pusieron enérgicamente para oponerse". {5} [énfasis añadido]

Sir William Blackstone, 1770


El jurista más grande de Inglaterra
Comentarios sobre el
Leyes de inglaterra

Solo hay una Autoridad Suprema en el mundo, y esa es el Papa. . . .


El Papa puede hacer cualquier cosa por encima de todo Derecho, contra todo Derecho, y sin todo
Derecho. . . porque él es el Juez de todos y en lugar de [Dios] en la Tierra ”. {6}

Múltiples autoridades jesuitas, 1685


Advertencia al rey Carlos II
El catecismo de los jesuitas.

Los jesuitas 1588

"No había ningún disfraz que [los jesuitas] no pudieran asumir y, por lo tanto, no había ningún
lugar en el que no pudieran penetrar. Podrían entrar sin ser vistos en el armario del monarca, o el
gabinete del estadista. Podrían sentarse sin ser vistos en la convocatoria o en la Asamblea General,
y mezclarse de forma insospechada en las deliberaciones y debates. No había lengua que no
pudieran hablar, y ningún credo que no pudieran profesar, y por lo tanto no había personas entre
las que no pudieran quedarse, y ninguna iglesia a cuya membresía no pudieran ingresar y cuyas
funciones no podrían cumplir. Podrían execrar al Papa con los luteranos y jurar la Liga Solemne con
el convertido”. {7}

J. A. Wylie, 1878
Historiador ingles
Historia del protestantismo.
La Reforma estaba prosperando en Inglaterra. La reina Isabel I, "cada centímetro, una reina", que
hablaba seis idiomas mejor que el suyo, permitió que las doctrinas reformadas de la Biblia se
predicaran abiertamente. Desde su reino, primero desterró la Orden en 1579. Por supuesto, los
jesuitas la odiaban, la llamaban bastarda, le negaban el derecho al trono e intentaron asesinarla
varias veces. El complot de Ridolfi (1571), el de Throgmarton (1583) y el de Babington (1586),
aunque fracasaron, fueron instigados por los soldados del general jesuita en un intento por reducir
a Inglaterra al gobierno político y terrenal del Papa, al Poder del "Vicario de Cristo".

Mientras tanto, los jesuitas tenían el control de España. Felipe II fue el rey a través del cual
intentaron destruir la Reforma tanto en los Países Bajos como en Inglaterra. (Felipe II disfrutó de la
ejecución de su prima Doña Isabel, quien, ante un tribunal de Inquisición simulado, profesó a
Cristo como su Señor y Salvador). Por lo tanto, con el poder militar de Felipe, los jesuitas tramaron
la "extirpación" de los protestantes de Inglaterra y la Reina con un gran golpe Invadirían con miles
de soldados españoles transportados por una gran variedad de barcos, la invencible Armada
española, cuya construcción fue financiada por el César papal de Roma con dos millones de
coronas. Partiendo en 1588, asegurados de la supremacía naval y la victoria final, los jesuitas
instaron a sus treinta mil atacantes a bordo de 128 barcos a la herejía de Inglaterra. Pero el Hijo
resucitado de Dios eligió intervenir. Después de cinco días desesperados de batalla naval con las
flotas de Howard y Drake sin comida ni municiones, leemos:

"Una poderosa tormenta - una tormenta que, para usar la expresión enfática de Strada, 'sacudió el
cielo y la tierra' - finalmente decidió el combate y liberó a Inglaterra de la más mínima aprehensión
y nuevo ataque de los dispersos barcos de la armada. Pero los vientos y las olas lucharon
poderosamente por Inglaterra, y aunque algunos de nuestros barcos se perdieron

Los jesuitas – 1588


El tiempo se perdió, muchos de los barcos más importantes de España [63] se lanzaron a las costas
de Irlanda y Escocia [37 perecieron sin dejar rastro], mientras que sus tripulaciones perecieron
miserablemente [20,000]. "{8}

De hecho, el noble y verdadero autor inglés de Othello escribió alegremente:


“¡Noticias chicos! nuestras guerras estan hechas
La tempestad desesperada ha golpeado tanto a los turcos.
Que se detenga su designación: una noble nave de Venecia.
Ha visto una grave angustia y sufrimiento.
En la mayor parte de su flota. "{9}
El capitán Thomas Fenner, al mando de la nave de la reina, Nonpareil, declaró:

"EL PODEROSO DIOS DE ISRAEL ESTIRÓ

SU PODEROSO DEDO CONTRA ELLOS ". {10}

Con la victoria de Inglaterra de la mano del Uno "que incluso los vientos y el mar obedecen", los
planes profundamente establecidos del Obispo John Fisher, perfeccionados por los jesuitas, para
destruir a los "herejes" de Inglaterra desde 1533 fueron frustrados. Elizabeth y los ingleses
agradecieron a Dios por una liberación tan poderosa en respuesta a sus oraciones.

Estimado buscador de la verdad, ¿los jesuitas intentarán invadir los Estados Unidos con una flota
extranjera? ¿Es simplemente una coincidencia que Rusia tenga la flota marina más grande del
mundo? ¿Podría ser posible que Rusia proporcione la flota a millones de chinos?? (y posiblemente
japoneses) para invadir Estados Unidos. ¿Por qué el presidente? Clinton consiguió la Base Naval de
Estados Unidos en Long Beach, California, una China Roja cuyo Servicio Secreto ha sido dirigido por
la compañía a través de Inglaterra ¿durante los próximos días? ¿Por qué es la chatarra de acero del
nuevo WTC demolido de York se envía a China, el Director de Estrategia del Ministerio de Defensa,
el coronel Xu Junping, quien recientemente desertó a los EE. UU., ¿Ha declarado que sus agentes?
¿Han traído armas nucleares y biológicas durante los últimos cinco años?

El intento de asesinato de la reina Isabel I


"Pues, esa es la dama; todo el mundo la desea;
De los cuatro rincones de la tierra vienen,
Para este santuario, este santo que respira mortal: …
Como un arroyo, para ver su estampa ". {11}
Edward de vere, 1590
17mo conde de oxford
El mercader de Venecia, Acto II, Escena VI

Los jesuitas 1588

"Es imposible leer la historia isabelina, excepto en el contexto de un ejército de jesuitas, maestros
del engaño, la traición, la mentira, la infiltración, la subversión, el asesinato, la insurrección, la
guerra civil y la coacción, la conspiración por el bien del papado y la derrota. de todos los enemigos
del Papa en cualquier parte del mundo ". {12}
J. E. C. Shepherd, 1987
Historiador canadiense
La parcela de Babington

Los jesuitas, a cada paso, buscaban desacreditar a la reina Isabel ante los ojos de sus súbditos
ingleses. Afirmaron que "la mujer culpable de Inglaterra" no tenía derecho ni título al trono porque
era hija de la segunda esposa del rey católico romano Enrique VIII, Ana Bolena. Al afirmar que el
segundo matrimonio de Henry era el adulterio, los jesuitas llamaron a Elizabeth "la reina bastarda".
Para agregar insulto a la lesión, los jesuitas se mudaron con el Papa Pío V para excomulgarla con su
bula papal más infame, Regnans in Excelsis (25 de febrero de 1570). Condenado formalmente por
el dinastico "Vicario de Cristo" del diablo, ciertos señores ingleses católicos romanos podrían estar
convencidos de que matar a Elizabeth no sería un asesinato sino un acto virtuoso.
Por lo tanto, los jesuitas planearon el derrocamiento de Isabel - muchas veces. Intentaron hacer a
María, reina de Escocia, la reina de Inglaterra. Pero la conspiración fracasó y la traicionera María
perdió su vida. La conspiración para poner a un monarca católico romano controlado por los
jesuitas en el trono de Inglaterra se frustró, esta vez. Fue juzgada y decapitada el 8 de febrero de
1587, por orden del Parlamento.
Otros atentarían contra la vida de la reina. William Parry, Anthony Babington, Roberto Ridolfi, así
como los jesuitas Edmund Campion y Robert Parsons fueron algunos de los muchos posibles
asesinos. Todos ellos también fallaron y pagaron con sus vidas. El Hijo de Dios resucitado estaba
protegiendo a Elizabeth no por su pureza personal sino por las oraciones de sus súbditos y su
política benévola hacia los reformadores ingleses.
La historia probaría que el reinado de Isabel fue el nacimiento de la libertad religiosa, la clase
media y, por lo tanto, el poderoso Imperio británico protestante. De la gran prosperidad de su
reino, un ex jesuita escribe:
“Los resultados del protestantismo fueron gloriosamente promovidos y ampliados por Elizabeth,
en la vasta mejora de la agricultura, el comercio interno y el comercio exterior. La tiranía de Felipe
arruinó los Países Bajos: Elizabeth recibió y toleró a los fugitivos. Nuevos fabricantes, de varios
tipos, avanzaron enérgicamente la marcha hacia adelante de la nación para la supremacía entre los
más

Los jesuitas - 1588

ricos de la tierra. El Royal Exchange de Londres, construido por uno de sus súbditos, se convirtió en
el centro del comercio que se extendía por Europa, y hasta los territorios de Marruecos, Guinea y
Turquía. Su marinero, Willoughby, realmente descubrió el Arcángel, y estableció una empresa
comercial rusa. Frobisher, Davis, Raleigh, Drake y Cavendish, son nombres de gran renombre: -
estos hombres fueron los descubridores del mundo de Elizabeth, que circunnavegaron sin costo
para la nación, porque tuvieron que abrirse camino en los mares papales de El déspota español - y
trajo a casa equivalentes sólidos, así como contribuciones a 'la difusión del conocimiento'. Algunos
los llaman piratas - pero, si lo eran, robaron a un ladrón - el Rey de España [Felipe II] - ese pirata
mayorista entre los indios ". {13}

El sucesor de Elizabeth, el rey Jaime I, hijo de la decapitada reina de Escocia, María de Escocia,
desterró de los jesuitas, culpó acertadamente al complot de la pólvora de 1605 a "jesuitas y
papistas", y se convirtió en el fundador del Imperio británico protestante. También autorizaría la
traducción de la Biblia protestante en inglés (por la cual su buen nombre sería difamado, difamado
y calumniado continuamente), destinado a ser llevado a los confines de la tierra para crear la
civilización occidental, al tiempo que promueve la Gran Comisión dada por Jesús. el Mesías,

“Y Jesús, acercándose, les habló diciendo: Se ha dado todo poder.


a mí en el cielo y en la tierra. Vete, pues, y enseña a todos.
las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo,
y del Espíritu Santo: enseñándoles a observar todas las cosas.
todo lo que te he mandado: y he aquí que estoy contigo todo el tiempo,
Hasta el fin del mundo. Amén."
-Mateo 28: 18-30
-
.
Una de las tramas más importantes para intentar asesinar a la reina Isabel fracasó
estrepitosamente, después de haber sido expuesto por el lord Gran Chamberlain de Inglaterra,
Edward de Vere, el decimoséptimo conde de Oxford. En su revelación de la trama Campion-
Parsons del general jesuita leemos:
“Durante los últimos años de la década de 1570, el Oxford de alma entera no fue sospechoso, ya
que aumentó su intimidad con sus primos católicos y su círculo de amigos intelectuales.
Finalmente . . . En diciembre de 1580 le confiaban imprudentemente sus planes para derrocar a
Elizabeth y colocar a Mary Queen of Scots en el trono de Inglaterra. Para su horror, Oxford acudió
de inmediato a la Reina, el soberano a quien, como caballero feudal, había jurado lealtad eterna ".
{14}

Los jesuitas – 1588

Por lo tanto,

“Desde este momento, los jesuitas que se aventuraron en Inglaterra fueron perseguidos, asediados
y ejecutados sin remordimientos (125 en el momento de la muerte de la reina Isabel en 1603); y la
ley que imponía multas a los católicos por no asistir a los servicios protestantes, que había
permanecido como letra muerta desde que recibió el consentimiento real al comienzo del reinado
de Isabel, fue resucitada y puesta en ejecución rigurosa. . . Este cambio de política se atribuye con
frecuencia a la conocida misión a Inglaterra de los jesuitas, Campion y Parsons. Pero aterrizaron en
Inglaterra desde abril de 1580; y no fue hasta después de la divulgación de Lord Oxford en
diciembre y la proclamación en enero que Campion fue detenido y condenado a muerte. Estas
fechas dejan claro que debe haber sido la dramática entrevista de Lord Oxford la que indujo a la
Reina a dar su primer paso contra sus súbditos católicos. . . " {15}
¿Quién fue este Edward de Vere, el mayor cortesano de la reina Isabel y el mayor enemigo de los
jesuitas, después de haber frustrado los planes del Papa para derrocar al monarca más grande de
Inglaterra? No era otro que el que hoy conocemos como "William Shakespeare".
". . . se ha vuelto imposible volver a dudar en proclamar a Edward de Vere, decimoséptimo conde
de Oxford, como el verdadero autor de las obras de 'Shakespeare' ”. {16}
¿Y por qué la verdadera autoría de las obras de "Shakespeare" sería suprimida hasta hoy? Debido a
que este caballero inglés protestante, bíblico y honorable, enemigo del Provincial jesuita Henry
Garnett y el mejor espadachín del reino, usó su pluma, más poderosa que su espada, para frustrar
los diseños de los jesuitas cuando intentaban destruir la Reforma. , forjado por el Espíritu de Dios,
y para restaurar el poder temporal del Papa sobre Gran Bretaña. Con su herramienta, William Cecil,
quien exhibió abiertamente cuentas de oración mientras era un consejero católico durante el
reinado de la reina María I de Inglaterra ("Bloody Mary"), quien siempre intentó complacer a los
jesuitas de Felipe II, quien aconsejó a Isabel que se casara con el católico archiduque Carlos de
Austria (conocido también como Carlos de Estiria, que es hijo del Sacro Emperador Romano,
Fernando I) en lugar de Leicester protestante y que contrató al jesuita Henry Garnett para difundir
un desagradable rumor sobre Edward de Vere: los Hijos de Loyola ladrones del "El Caballero Rojo"
de sus ochenta y seis estados. También le robaron su derecho al trono y, a través de Cecil y el
masónico Francis Bacon, destruyeron la memoria de su gran nombre, y continuaron perpetuando
la mentira que escribieron algunos comerciantes de granos analfabetos e incultos de Stratford-on-
Avon. Las obras maestras del hombre al que el Imperio británico ha valorado como "la
personalidad más importante del último milenio".

Los jesuitas – 1588

La historia probaría que el reinado de Elizabeth fue el nacimiento del poderoso Imperio Británico
Protestante. El primer siglo de Inglaterra como nación protestante produjo al mayor erudito griego
del mundo y padre de la Biblia protestante en inglés, William Tyndale (John Wickliffe había
traducido previamente la Vulgata latina de Roma); su más grande poeta e historiador abstracto,
Edward de Vere, (alias "Shakespeare"); su más grande científico y matemático, Isaac Newton; y su
mayor marino y comandante naval en la derrota de la Armada española, Francis Drake. Su sucesor,
el rey Jaime I, también expulsaría a los jesuitas de su reino y autorizaría la traducción de la Biblia
en inglés destinada a ser tomada por los siervos misioneros del Hijo resucitado de Dios, mientras
predicaban el Evangelio de la Gracia de Dios, para Los confines de la tierra. ¡Y por estas razones, los
jesuitas contrarreformistas que han luchado perpetuamente han asesinado a su personaje,
llamándolo "homosexual" y "hereje confirmado", en lugar de reconocerlo como el gran Salomón
inglés que en verdad era! Además, esos malvados Hijos de Loyola atacaron la credibilidad de ese
clásico literario concluyendo al afirmar que el pagano masónico Francis Bacon agregó su toque
final a la obra. Esta es una mentira descarada, ¡ya que los cuarenta y siete hombres sabios y
piadosos, que han dedicado sus vidas a uno de los mejores momentos de la historia de la
verdadera Iglesia del Señor Jesucristo, nunca hubieran dedicado SU TRABAJO A SU ILUSO SUEÑO si
hubieran sabido que al infiel Francis Bacon se le permitió alterar una sola letra de su obra maestra
épica y tortuosa!

Más importante para nosotros, los estadounidenses, el Hijo de Dios resucitado usaría la versión
autorizada de King James de 1611 como la base de la República Federal de los Estados Unidos,
calvinista. El "Santo Experimento" de George Washington en forma de república protestante
duraría desde la ratificación de la Constitución en 1789 hasta la ratificación forzada de la
Decimocuarta Enmienda en 1868. Mientras tanto, Estados Unidos sería el albergue y refugio para
los protestantes, bautistas y judíos de Europa. habiendo sido perseguidos sin piedad por los
jesuitas de Roma durante más de doscientos años.

Todas estas bendiciones pueden atribuirse a la "reina bastarda" de Inglaterra, Isabel I, a quien el
Hijo resucitado de Dios protegió mientras ella alentaba la Reforma y rechazaba furiosamente ser
conquistada por los jesuitas. Que nunca la olvidemos en toda su grandeza y el inmenso poder
jesuita al que se opuso con todas sus fuerzas.

El querido buscador de la verdad, G. B. Nicolini, al hacer que nuestra lección sea relevante para
hoy, concluye acertadamente:

“Si [los jesuitas] odiaban a Inglaterra y a la reina Isabel en el siglo XVI, no tenían menos odio a
Inglaterra y a la reina Victoria en el siglo XIX. Deje que se presente una oportunidad, y los verá
nuevamente encabezando la rebelión, y predicando el asesinato como el más meritorio de todas
las acciones. Tampoco permanecen inactivos mientras esperan la oportunidad. Su genio malvado
está constantemente presente y activo. ”{17} [énfasis añadido]

Los jesuitas – 1588

Los jesuitas # 28

María Reina de los escoceses rey Felipe II

Escocia españa
Reina Elizabeth I
Inglaterra
Papa Pío V traidores
ingleses
Roma
Reina regente catarina de medici
Francia entrenada por los jesuitas

Esta tabla muestra a los jesuitas y su poderoso poder satánico dirigido contra la reina Isabel I, a
quienes apodaron "la bastarda" y "esa Jezabel del Norte". Los malvados hijos de Loyola intentaron
destruirla, junto con la grandiosa y gloriosa Reforma Protestante que trajo acerca de la intrépida
predicación del evangelio del Señor Jesucristo. En el vano intento de restaurar el Poder Temporal
del César Papal sobre Inglaterra, llamado por los calvinistas puritanos "tiranía anticristiana", el Hijo
de Dios resucitado intervino poderosamente para responder a las oraciones de los Nobles y los
plebeyos mientras se resistían a la Compañía de Loyola y sus Muchas herramientas con todos sus
corazones circuncidados. ¡Que los creyentes bíblicos de la civilización occidental apóstata hagamos
lo mismo hoy para que nosotros también podamos ser liberados del estado fascista de la Orden, de
la policía de OHS y de nuestra próxima invasión chino-soviética-musulmana!

Los jesuitas – 1588

Elizabeth I, 1533 - 1603 # 29


Reina protestante de Inglaterra, 1558 – 1603
Una mujer con el intelecto de cien reyes ordinarios, que hablaba siete idiomas y alentaba la
Reforma protestante, Isabel expulsó audazmente a la Compañía de Jesús de Inglaterra en 1579,
1581, 1586 y en 1602, el año antes de su muerte. Consciente de los complots y las agitaciones de
la Orden entre los católicos, la Reina ordenó la ejecución inmediata de cualquier jesuita
encontrado dentro de sus fronteras. Decretada "hereje" y excomulgada por el Papa Pío V, los
jesuitas trataron de asesinarla muchas veces. Pero el Hijo de Dios resucitado le perdonó la vida
utilizando a sus fieles cortesanos, el mejor ser Edward de Vere, su amado Earl y Lord Great
Chamberlain. Milagrosamente, Elizabeth gobernó durante más de cuarenta años con la ayuda de
su consejero puritano, Francis Walsingham, y sentó las bases de la Biblia inglesa protestante del
Señor y del Imperio británico protestante. Esta estrella de Inglaterra, Dorothy y Charlton Ogburn,
(Nueva York: Coward-McCann, Inc., 1952)

Los jesuitas 1588

Edward de Vere, 1550 - 1604 # 30


"William Shakespeare"
Decimoséptimo conde de Oxford, Lord Gran Chamberlain de la reina Isabel. Un miembro de "los
Veres luchadores" desde la batalla de Hastings en 1066, y que lleva el nombre del joven rey
protestante Eduardo VI al haber sido envenenado por los jesuitas, nuestro héroe, "nacido de
grandes riquezas, honor y poder", era conocido como " El Caballero Rojo.” Como el mejor jinete y
espadachín del reino, este gran y leal hombre de honor expuso uno de los complots de la Orden
para asesinar a su Reina. En venganza, los jesuitas utilizaron a William Cecil para robar sus
propiedades terrestres y "herir" su nombre, en lo sucesivo para ser conocido como "William
Shakespeare". Este verdadero autor de las obras de teatro y de los sonetos, siendo el primer
ministro de Inglaterra, Earl en la Casa de Lords, fue votado por el Imperio Británico en el año 2000
como "la personalidad más importante del último milenio". Habiendo acuñado 5000 palabras para
el idioma inglés, la prosa de De Vere fue la base de la Biblia King James. El hombre del
Renacimiento de Inglaterra, Dorothy y Carlton Ogburn, (Nueva York: Coward-McCann Inc., 1955).

Los jesuitas – 1588

El retrato de Ashbourne de "Shakespeare", 1580s # 31


Este retrato de Edward de Vere a la edad de cuarenta y siete años fue colgado en la escuela de
Ashbourne, un asiento de los Trenthams, la tercera esposa de Oxford. Fue finalmente adquirida
por la Biblioteca Folger de Washington y se cuelga allí hoy. Las alteraciones fueron reveladas por la
fotografía de rayos X e infrarrojos ejecutada por Charles Wisner Barrell quien, a principios de la
década de 1950, publicó sus hallazgos en The Scientific American. Algunos de ellos eran: la falda de
encaje del cortesano había sido pintada para asemejarse al simple cuello de un plebeyo; la cresta
de jabalí del anillo de sello en el pulgar había sido oscurecida; el escudo de armas de Trentham en
la esquina superior izquierda había sido pintado y la fecha había cambiado; las iniciales "C.K." de
Cornelius Ketel, el famoso artista, habían sido pintadas; La línea del cabello se movió hacia atrás
para que se vea calvo. Al igual que el "Jesucristo" no bíblico del jesuitismo, el Retrato de
Ashbourne de "William Shakespeare" es solo otro fraude piadoso y literario. Esta estrella de
Inglaterra, Dorothy y Charlton Ogburn, (Nueva York: Coward-McCann Inc., 1952).

Los jesuitas 1588


Capítulo 5

Los jesuitas - 1605


La trama de la pólvora
Intento de asesinato del rey james i
y todo el Parlamento británico reunido

"La traición era propiedad de los jesuitas. . . ya que pusieron un pie en esta tierra allí nunca
pasaron cuatro años sin una traición muy maliciosa y perniciosa que tiende a la subversión de todo
el Estado ". {1}

Sir Edward Coke, 1606


Juez jefe ingles
Juicio de la Provincial inglesa
El jesuita Henry Garnett

"Con el continuo intento de estos desgraciados [jesuitas] contra las libertades de Inglaterra y las
vidas de Elizabeth y James I, para todos los lectores ingleses son familiares: los nombres de
Crichton, Garnett, Parry, Cullen, Gerard y Tesmond, sucesivamente comprometidos en el diseño de
asesinar a la reina protestante, o en el intento de destruir a nuestro Salomón inglés y todo su
parlamento, perpetuarán para siempre su aborrecimiento en Inglaterra. . . "{2}

William Howitt, 1833


Historiador ingles
Una historia popular del sacerdocio

“El poder de la iglesia ejercido sobre los soberanos. . . está en manos del derecho divino y quien se
resiste se rebela contra el Rey de reyes y el Señor de señores [el Papa]”. {3}

Orestes A. Brownson, 1851


Periodista jesuita estadounidense secreto
Reseña trimestral de Brownson

Los jesuitas – 1605


“La iglesia católica tiene el derecho y el deber de matar a los herejes porque es mediante la espada
y el fuego que la herejía puede ser extirpada. . . porque el bien supremo de la Iglesia es la unidad
de la fe, y esto no se puede preservar a menos que los herejes sean condenados a muerte ". {4}

Marianus de Luce, 1901


Profesor jesuita de derecho canónico
Universidad Gregoriana de Roma
Institutos de publico
Ley eclesiástica
Elogiado por el Papa León XIII

En 1603, la reina Isabel murió al expulsar a los jesuitas de su reino "para siempre". Jacobo I se
convirtió en rey; él también desterró a los jesuitas y le ordenó a un verdugo que quemara
públicamente las doctrinas del jesuita Francisco Suárez - ¡Defensio Fidei Catholicae encontrada en
su Ópera Omnia! Así que Inglaterra planteó un problema para el general jesuita. El rey era
protestante ("un hereje confirmado" en palabras del Rey Felipe III de España), la Cámara de los
Comunes estaba llena de protestantes y la gente ya no prestaba atención a los decretos del Papa.
Por eso los jesuitas decidieron
". . . aniquilar al rey, con toda su familia, junto con todos los jefes del protestantismo en Inglaterra
de un solo golpe”. {5}
¿Cómo? Al volar el Rey y el Parlamento reunido con treinta y seis barriles de pólvora. La trama casi
tuvo éxito, pero una carta alertó al rey sobre el plan. Cuando el sheriff entró en la gran bodega
debajo del Parlamento, descubrió al conspirador, Guy Fawkes, un soldado al servicio del rey Felipe
III de España, con
". . . Un trozo de yesca, tres cerillas, una daga y una pistola. . . botado y espoleado, como un
hombre que estaba preparado para hacer un viaje a caballo ". {6}
De hecho, lo era. Resistiéndose violentamente al arresto, Fawkes fue juzgado y ejecutado por ser
una herramienta fanática del Provincial jesuita de Inglaterra, Henry Garnett. Condenado por alta
traición por obedecer el juramento de los jesuitas, Garnett también fue ejecutado públicamente en
1606.

Hasta el día de hoy, cada 5 de noviembre, los protestantes ingleses, especialmente los de Lewes y
Sussex que queman anualmente la efigie del Papa, celebran el "Día de Guy Fawkes", mientras que
el Provincial de Jesuitas en Stonyhurst controla al arzobispo de Westminster, quien a su vez
gobierna el país. el Instituto Real de Asuntos Internacionales (RIIA), la versión británica del Consejo
Americano de Relaciones Exteriores (CFR), también controlada por el Arzobispo de Nueva York.
¡Los imperios de Gran Bretaña y Estados Unidos están en manos de la Sociedad de Jesús de
Satanás!

Los demonios – 1605


Rey James I, 1556 - 1625 # 32
Rey protestante de Inglaterra, 1603-1625.
Uno de los reyes más grandes de Inglaterra, a pesar de ser el hijo de la Reina de Escocia, María I,
controlada por los jesuitas, James I, al igual que su predecesora, la Reina Isabel I, expulsó a la
Orden de Inglaterra en 1604. Considerado por su pueblo como "nuestro rey Salomón inglés" y por
el rey Felipe III de los jesuitas como un "hereje confirmado", se puso del lado de los reformadores
protestantes y autorizó la traducción de la Biblia para todas las personas de habla inglesa, con su
nombre más excelente y bíblico. ¡Debido a su expulsión de la Orden de Inglaterra y su quema
pública de sus doctrinas regicidas, los Hijos de Loyola trataron de volarlo con la Conspiración de la
Pólvora y más tarde, después de su muerte, ¡difundieron la malvada mentira de que era un
sodomita practicante!
Historia universal de Ridpath, John Clark Ridpath, (Nueva York: Merrill & Baker, 1901) vol. XIV, p.
377.

Los demonios – 1605


Henry Garnett, 1606 # 33
Provincial jesuita de la provincia inglesa.
Este infame traidor y asesino inglés conspiró muchas veces para asesinar a la reina Isabel I en
obediencia a su juramento jesuita. Uno de los intentos fue expuesto por el protestante Edward de
Vere, alias "William Shakespeare", por el cual perdió sus ochenta y seis fincas terrestres con el
jesuita William Cecil. El juez Lord Coke, presidente de Garnett, fue ejecutado en 1606 por su
participación en la conspiración de la pólvora junto con otros siete jesuitas. Sus últimas palabras
fueron: “¡Oh Dios! Destruye a esta pérfida nación, extirpa de la tierra a los que viven en ella, hasta
el fin de que podamos rendir con alegría a Jesucristo [el Papa] las alabanzas que se le deben a él [el
Papa] ".
La historia de los jesuitas en Inglaterra 1580-1773, Ethelred L. Taunton, (Londres: Methuen & Co.,
1901) pp. 374, 375.
The Engineer Corps of Hell: O Rome's Sappers and Miners, compilado y traducido por Edwin A.
Sherman, (San Francisco, California: Suscripción privada, 1883) p. 83.

Los demonios – 1605


Capítulo 6
Los jesuitas - 1589; 1610
Asesinato del rey Enrique III, rey de Francia
El Edicto de Nantes
Asesinato del rey Enrique IV, rey de Francia

“De este modo, los hombres profanos, que buscan, bajo el pretexto de la Iglesia, introducir una
tiranía desenfrenada, no se preocupan por los absurdos que se enredan entre sí y con los demás,
siempre que extorsionen al simple reconocimiento de este, a saber: que no hay nada que la Iglesia
no pueda hacer”. {1}

Juan Calvino, 1536


Reformador protestante francés
Institutos de la religión cristiana.

“Ni Enrique III ni Enrique IV, ni el Elector de Sajonia [Federico III], ni la Reina Isabel, son verdaderos
reyes. Ese [Jacques] Clemente ha hecho una acción heroica al matar a Enrique III. . . es una acción
meritoria para con Dios matar a un rey hereje”. {2}

Jean guignard, 1589


Jesuita francés

“¿No podemos encontrar uno que tome las armas contra la feroz bestia [Enrique IV]? . . . ¿No
somos un Papa que empleará un hacha en la salvación de Francia? Cálmate, joven jesuita, si
fallamos con el hacha papal, tenemos la daga de Ravaillac ". {3}

Carlos Scribanus, 1610


Jesuita español

Los demonios - 1589; 1610

Capítulo 6

"Entre 1555 y 1931 [1921], la Compañía de Jesús fue expulsada de al menos 83 países, ciudades,
estados y ciudades, por participar en intrigas políticas y tramas subversivas contra el bienestar del
estado, según los registros de un sacerdote jesuita de renombre. [El jesuita Thomas J. Campbell,
Los jesuitas, 1534 - 1921]. . . prácticamente todos los casos de expulsión fueron por intriga política,
infiltración política, subversión política e incitación a la insurrección política ". {4} [énfasis añadido]

J. E. C. Shepherd, 1987
Historiador canadiense
La parcela de Babington

En 1589, el rey Enrique III de Francia fue apuñalado hasta la muerte por el asesino jesuita Jacques
Clement, dando terminó con la dinastía de la Casa de Valois. Para glorificar este asesinato traidor,
el jesuita Guignard fue ejecutado públicamente en la horca. El trono pasó a un protestante,
Enrique de Navarra, también conocido como el rey Enrique IV. Con el ascenso de Enrique IV
comenzó la dinastía borbónica que duraría casi tres siglos. En su apogeo anti-jesuita, amenazaría
con la guerra al Papado si se negara a abolir la Compañía de Jesús a finales del siglo XVIII y en su
profundidad pro-jesuita terminaría en desgracia, derrocada por una indignada Francia, en 1830.
Enrique no fue aceptado plenamente como rey hasta que renunció al protestantismo, ya que los
jesuitas habían conspirado para dar la corona a una católica romana española, Clara Isabella. La
renuncia cobarde y vergonzosa de Enrique se realizó en 1593.

Enrique IV demostró ser el mejor rey de Francia desde Carlomagno. Buscó mejorar la difícil
situación de los campesinos creados por la Edad Oscura provocada por Roma. Fomentó las artes y
las industrias, mientras que los fabricantes surgieron en todo el reino. Francia comenzó a florecer
mientras su tesorería aumentaba. Sin embargo, el acto más importante de Enrique IV fue la
expedición del Edicto de Nantes en 1598. Este decreto garantizaba la libertad de culto y la igualdad
de derechos para los hugonotes protestantes. ¡Los jesuitas estaban furiosos! Si se permitiera la
libertad religiosa, Francia podría convertirse en una nación protestante. ¡Oh horrores! Aunque
católico romano, la buena voluntad del rey hacia los protestantes trajo sobre él las ciento
veinticinco maldiciones del Concilio de Trento de los jesuitas. ¡Claramente Enrique IV debe morir!

Los jesuitas ahora deben cumplir su sangriento juramento como lo hicieron con el almirante
Coligny y Enrique III. El rey entendió claramente su peligro. Chiniquy escribe citando las Memorias
de Sully:

"Enrique IV, rey de Francia, después de haber sido herido por un asesino enviado por los jesuitas,
dijo:" Me siento obligado a hacer una de estas dos cosas: recordar a los jesuitas, liberarlos de la
infamia y la desgracia con la que están cubiertos, o para expulsarlos de una manera totalmente

Los demonioss - 1589; 1610


absoluta, y evitar que se acerquen a mi persona o a mi reino. Pero entonces, los conduciremos a la
desesperación y a la resolución de atentar contra mi vida nuevamente, lo que me la volvería tan
desdichado, estando siempre bajo el temor de ser asesinado o envenenado. Porque estas personas
tienen correspondencia en todas partes, y son muy hábiles para poner las mentes de los hombres
a lo que deseen, por lo que creo que sería mejor que ya estuviera muerto "." {5}
Un triste día en 1610, los jesuitas, esos maestros del asesinato, mataron al gran rey de Francia,
Enrique IV. Mientras regresaba de una visita con Sully (quien luego describió toda esta tragedia en
sus Memorias), el carruaje del rey se detuvo en medio de la calle, al igual que la limusina del
presidente Kennedy casi se detuvo en el medio de la calle en Dallas. Al instante, François Ravaillac,
el asesino de los jesuitas, saltó al volante y apuñaló a su sorprendida víctima en el corazón. Cuando
lo arrestaron, todavía estaba agarrando su cuchillo ensangrentado.

“Con la buena naturaleza que lo caracterizaba, él finalmente consintió en permitirles [a los


jesuitas] regresar. Fue en vano que Sully, su ministro, le representó que ninguna bondad podría
ablandar a tales enemigos; los recordó, y cayó víctima de sus instigaciones, siendo apuñalado por
Ravaillac, el 14 de mayo de 1610. "{6}

El Edicto de Nantes mantendría la libertad religiosa en Francia durante ochenta y siete años. En
1685, los jesuitas harían que se revocara a través de su sirviente y hermano jesuitas más
obedientes, el rey Luis XIV, quien

". . . Vio a su reino empobrecido, su comercio desapareció, su nombre fue profanado en todo el
mundo, y quedó en su magnífico palacio en Versalles muriendo [de una enfermedad venérea]. Él
es completamente miserable. La gente lo maldice, y arroja piedras y barro a su ataúd”. {7}

Y el protestantismo, incluida la Biblia, sería ilegalizado durante más de cien años, y el papado
jesuita controlado por Satanás mantendría el control absoluto sobre todas las instituciones civiles
de Francia. (¿No suena esto como la Rusia comunista, China y Cuba?)

Querido buscador de la verdad, ¿entiendes cómo los jesuitas asesinarán incluso a los gobernantes
católicos si se atreven a resistir las políticas de Roma? ¿Se resistió el presidente Kennedy a los
jesuitas al tratar de dividir a la CIA "en mil pedazos" y terminar la guerra de Vietnam? ¿Fue esto
una amenaza para el "infalible" Poder Temporal del Papa?

De hecho, los jesuitas, al intentar introducir una tiranía desenfrenada, creen que no hay nada que
su Iglesia no pueda hacer.

Los demonios - 1589; 1610


Asesinato de Enrique IV, 1553-1610 # 34
Rey de Francia, 1589 - 1610.
El calvinista Enrique de Navarra, siendo el primero de los reyes de Borbón, ascendió al trono
francés como "Rey Enrique IV" después de que la Orden, utilizando al monje dominicano Jacques
Clemente, había asesinado al Rey Enrique III con "el acero del Poard". El juramento jesuita. La
sentencia de muerte de Enrique III fue por aliarse abiertamente con su primo "hereje", Enrique de
Navarra. El Hijo de Dios resucitado usó a Enrique IV para llevar la libertad religiosa a Francia con su
promulgación del maravilloso Edicto de Nantes que indignó al Papa Negro de Satanás. Como líder
de los calvinistas protestantes franceses, llamados "hugonotes", buscó alianzas militares con otros
príncipes protestantes contra las conspiraciones políticas de Roma. Incluso planeaba acudir en
ayuda de los protestantes holandeses que luchaban en su guerra con España. Después de varios
intentos, los jesuitas finalmente lo asesinaron a quemarropa con una de sus herramientas fanáticas
e implacables, Francois Ravaillac, en el cumplimiento de su juramento sangriento y el asesino
Concilio de Trento.
Historia universal de Ridpath, John Clark Ridpath, (Nueva York: Merrill & Baker, 1901) vol. XIII, p.
267.

Los demonioss - 1589; 1610

Capítulo 7
Los jesuitas - 1618 - 1648
La guerra de los treinta años

“¿Para qué objeto nos hemos dado dinero, soldados, sables y cañones, pero para usarlos contra el
enemigo? ¿Por qué dudamos, entonces, en comenzar a erradicar y erradicar la herejía, la raíz y la
rama, y especialmente esta abominación calvinista? Mátalos, luego, a los sabuesos, derríbalos y
arrójalos al suelo, dales el golpe final, quema sus casas sobre sus cabezas y abrúmalos con todo lo
de la peor descripción que se puede inventar, para que los odiosos la cría finalmente puede
desaparecer de la faz de la tierra ". {1} [énfasis añadido]

Tanner, Windeck, Eberman, 1610


Jesuitas alemanes predicando
La guerra de los treinta años

“Es cierto que los jesuitas, a través del favor del emperador, que no puede ser sobreestimado, han
alcanzado un poder abrumador. . . Tienen la ventaja en todo, incluso sobre el ministro de estado
más prominente, y dominan sobre ellos, si no cumplen su voluntad. . . Su influencia siempre ha
sido considerable, pero ha alcanzado su cenit desde que el padre Lamormaini ha sido el confesor
del emperador ”. {2}

Nuncio papal alemán a


Cardenal Barberini, 1626

"Los jesuitas [siendo 'hacedores de travesuras" como el Papa Clemente XIV declaró más tarde en
su Supresión y Extinción de la Compañía de Jesús en 1773]. . . se sumergieron hasta tal punto en
los asuntos mundanos, que su historia pertenece a la historia general. . . . Vertieron grandes
tesoros de oro a las manos de Tilly y Wallenstein para que pudieran herir los cuerpos de los herejes
[protestantes luteranos alemanes]. . . ”{3} [énfasis añadido
E. Boyd Barrett, 1927
Irlandés ex jesuita
El enigma jesuita

Los jesuitas - 1618 – 1648

". . . una desoladora guerra de treinta años que, desde el interior de Bohemia hasta la boca de Scheldt, y
desde las orillas del Po hasta las costas del Báltico, devastó países enteros, destruyó cosechas y redujo
pueblos y aldeas a cenizas; que abrió una tumba para muchos miles de combatientes, y durante
medio siglo sofocó las relucientes chispas de la civilización en Alemania, y devolvió las mejores
maneras del país a su prístina barbarie y su desenfreno.” {4}

Frederick Schiller, 1790


Dramaturgo y poeta alemanes
Historia de la Guerra de los Treinta Años.

“En toda Alemania, los jesuitas difundieron la desolación y la miseria siempre que la causa de la
verdad y la libertad fue superada por la fuerza material superior del despotismo y el fanatismo.
"Fueron los auxiliares más capaces de [el emperador] Fernando II [y el rey Felipe IV de España] en
la destrucción de los protestantes; estaban en el gabinete imperial, en sus ejércitos, entre los
sectarios derrotados, e incluso se atrevieron a penetrar en el campamento de los luteranos (como
espías, sin duda). Los jesuitas formaron el [general Barclay] Tilly [el carnicero del protestante
Magdeburg y el vencedor de cien batallas], [el general Albert de] Wallenstein [quien
personalmente odiaba a los jesuitas por los cuales fue asesinado en última instancia], y [el general
Ottavio] Piccolomini, los tres campeones [generales militares] de la causa católica en la Guerra de
los Treinta Años.

"Ellos (los jesuitas) acompañaron a los ejércitos en su marcha, los siguieron al campo de
batalla; . . . predicaron el exterminio de los protestantes [de acuerdo con el Concilio de Trento que
pronunció 125 maldiciones a todos los herejes], y dijeron que ningún trabajo era tan meritorio a
los ojos de Dios como para matar a esos malditos herejes. No calmaron, sino que más bien
entusiasmaron, las feroces pasiones de sus alumnos, los generales y, sobre todo, de Tilly, sobre
quienes tenían una influencia muy grande. . . .

Lucharon aquí, como en otros lugares, no por su fe o su Iglesia, sino por su ídolo, la Orden. . . . La
mayor parte de las propiedades de las cuales los protestantes se despojaron iniquitadamente fue
para enriquecer a los codiciosos e insaciables discípulos de Loyola ". {5} [énfasis añadido]

G. B. Nicolini de Roma, 1854


Patriota italiana protestante
Exiliado a inglaterra
Historia de los jesuitas

Los jesuitas - 1618 – 1648

"[Los jesuitas]. . . el objetivo y objeto era que la guerra. . . Debería, en verdad, convertirse en una
guerra de aniquilación. Además, ¿era posible que permitieran que se concluyera la paz con países
cuyos gobiernos rebeldes habían dictado una ley que dictaminaba que ningún jesuita debería
atreverse a mostrar su rostro, bajo pena de muerte, dentro de sus límites? Esto, de hecho, había
hecho Bohemia, como también Hungría, Moravia, Silesia, con la Alta y Baja Austria; y no solo
habían actuado así; pero, al mismo tiempo, había revelado públicamente al mundo todas las
peculiaridades y hechos nefarios de la Orden de Jesús, de tal manera que amargaban los
sentimientos de los jesuitas en el más alto grado. . . toda la espantosa responsabilidad de esta
terrible guerra de treinta años debe recaer en el Emperador Fernando II, y en sus maestros,
gobernantes y amigos íntimos,

los Hijos de Loyola”. {6}


Theodor Griesinger, 1873
Historiador aleman
Los jesuitas

Este capítulo tan horrible de la historia fue iniciado por los protestantes usando sus Espadas de
defensa justa como resultado de años de persecución jesuita a través del Sacro Emperador
Romano, Fernando II. De esta persecución Ridpath escribe:
“Las iglesias reformadas fueron cerradas o demolidas, los libros de himnos y las Biblias de las
personas incautadas y quemadas, y se promulgó un decreto de destierro contra todos los que no
regresarían a la Santa Iglesia”. {7}

Por lo tanto, el 23 de mayo de 1618, comenzó la primera Guerra de los Treinta Años. Por un
decreto especial, Bohemia expulsó a los jesuitas declarando:

"Nosotros, señores, caballeros, diputados de Praga, Kuttenberg y otros estados, juntos


reconocemos en qué gran peligro ha estado este reino de Bohemia desde la introducción de la
hipócrita secta de los jesuitas. Además, hemos encontrado en la verdad que los causantes de todo
este mal son los jesuitas mencionados anteriormente, que se ocupan de idear la forma en que
pueden fortalecer a la Sede romana, y poner a todos los reinos y tierras bajo su fuerza y poder,
quienes ante esto emplean los medios más ilícitos, inflaman a los gobernantes unos contra otros,
causan rebelión e inestabilidad entre los estados de los países, especialmente los que son de
diferentes religiones, los superiores contra los subordinados, los subordinados contra los
superiores. . . Ahora, por lo tanto, como son de esta manera la causa del mal estado que ha caído
sobre el reino, merecían justamente no ser tolerados más en dicho reino. . .”{8} [énfasis añadido]

jesuitas - 1618 – 1648

Silesia, Moravia y Hungría se sumaron a la revuelta. Pero los jesuitas se convirtieron en maestros
de Alemania a través de su agente y herramienta, el emperador Fernando II (1619-1637), quien era
como barro en manos de su confesor-asesor, el jesuita Martín Becan y más tarde, el jesuita William
Lamormaini.

". . . allí comenzó un sistema regular de persecución protestante: ocurrieron más sangrientas
crueles, crueles y horribles de lo que pueden concebirse, y según las pruebas proporcionadas por
los propios jesuitas, el autor de todo esto fue su distinguido hermano, William Lamormain
[Lamormaini]. . . "{9}

Una de las mayores atrocidades militares.

". . . Consistió en esto, que los croatas [como los Ustashi dos siglos más tarde durante la Segunda
Guerra Mundial]. . . fueron empleados, con espadas desenvainadas, para cazar a la gente,
obligándolos a asistir a la misa con perros y látigos y arrojando los reacios a las jaulas en las que no
podían sentarse, acostarse, ni siquiera ponerse de pie, mientras se les obligaba a testificar, al
mismo tiempo, la violencia más horrible [violación forzada] aplicada a sus esposas e hijas pobres,
hasta que los esposos y padres juraron de rodillas renunciar a la herejía ". {10}

Los Hijos de Loyola, siempre fieles a su juramento sangriento, utilizaron al Emperador Fernando II
con su Liga Católica para oponerse a la Unión Protestante y matar a más de diez millones de
personas. Ridpath nos dice:
“Se ha estimado que este soberano [católico] benigno entró en el mundo de los espíritus con la
sangre de diez millones de personas en su alma. . . En toda la historia de la raza alemana, ningún
otro soberano contribuyó tanto en gran medida a los males de la gente ". {11} [énfasis añadido]

Gustavo Adolfo el Grande, conocido como el "León del Norte", el "Rey de las Nieves" de Suecia y el
invencible héroe militar de la Guerra de los Treinta Años se mantendrá como uno de los ocho
generales más grandes de la historia del mundo. (Alejandro Magno, Aníbal, Julio César, Gustavo
Adolfo, Turenne, Príncipe Eugenio, Federico II el Grande y Napoleón I), según Napoleón Bonaparte.
Sin saber que su amada hija, Christiana, se convertiría al romanismo por un jesuita portugués,
Antonio Macedo, y por lo tanto renunció al trono luterano de Suecia, este furioso, orante y
simplemente atestado sirviente luterano del resucitado Hijo de Dios manifestó:

"Hay tres L que me gustaría ver colgadas: el jesuita Lamormaine [Lamormaini], el jesuita Laymann y
el jesuita Laurentius Forer". {12}
[Énfasis añadido]

Los jesuitas - 1618 – 1648

A medida que esta "guerra santa" llegó a su fin, Ridpath continúa:

"Era evidente que se acercaba el fin: el proyecto demente y sangriento, concebido en el seno del
jesuitismo y trasplantado al cerebro del [emperador] Fernando II, para aplastar en la tierra la causa
por la cual Huss había muerto y Lutero había vivido, ahora estaba condenado a una completa y
eterna decepción ". {13}

De hecho, el final fue una gran decepción para los jesuitas, pero difícilmente perdurable. El Tratado
de Westfalia, concluido en 1648, aseguró la libertad religiosa y promovió la Reforma. Al mismo
tiempo, la República holandesa protestante logró su libertad de la España controlada por los
jesuitas. Los jesuitas no habían logrado destruir la reforma protestante de Yahvé al intentar
devolver a Europa a la Edad Media. No lograron esclavizar a las naciones más grandes de Europa
ante el Poder Temporal del Papa. Porque en 1648 el mundo entró en lo que los historiadores
llaman "la era moderna".

Querido lector, ¿entiendes por qué los protestantes que creen en la Biblia a través del brazo del
gobierno se vieron obligados a usar armas para resistir el poder político y tiránico bajo el control de
los jesuitas? ¿Podría ser que los jesuitas, utilizando al senador Kennedy, al senador Specter y al
presidente Clinton para privarnos a los estadounidenses de nuestro derecho a portar armas,
también hayan penetrado en la Asociación Nacional del Rifle con una de sus herramientas, John M.
Snyder, un ex seminarista jesuita que es miembro de la Orden del Papa de San Miguel Arcángel y
actualmente dirige el esfuerzo para hacer “San Gabriel de la Madre Dolorosa, ¿el santo patrón de
los dueños de armas? A la luz de la Conferencia Jesuita que busca prohibir todas las armas de
fuego de propiedad privada, ¡¡¡CUÁN RIDÍCULOS PUEDEN SER !!!!!
¿Podría ser que los jesuitas hayan usado a su graduado de la Universidad de Georgetown, el
presidente William “Bill” J. Clinton, para privar a los estadounidenses de su derecho a poseer y
portar armas amparados por la Segunda Enmienda? ¿Podría ser que Adolf Hitler, llevado al poder
por el presidente del Partido del Centro, el jesuita Ludwig Kaas, otorgándole la cancillería por el
Papal Chamberlain y el caballero de Malta Franz von Papen, y asesorado por el general jesuita
controlado por las SS Martin Bormann, fue el ¿El segundo emperador Fernando II, librando la
guerra de los treinta años contra los judíos y los protestantes de Europa, también ha privado al
pueblo alemán de su derecho a poseer y portar armas? Recuerde, nuestra propia Ley de control de
armas de 1968 se basa en la legislación de control de armas de Hitler de 1935, tal como fue
devuelta de Alemania por Thomas Dodd, un fiscal de Nuremberg y más tarde, un senador de
Connecticut. ¿Estaban ambos hermanos católicos romanos, los senadores Thomas y Christopher
Dodd, conectados con los jesuitas a través del Consejo de Relaciones Exteriores, controlado por el
Arzobispo de Nueva York, Francis Cardinal Spellman?

Los jesuitas - 1618 – 1648

Muerte de Gustavo Adolfo en Lutzen, 1594-1632 # 35


Rey protestante de Suecia, 1611 - 1632
Conocido como "el Rey de las Nieves" y "el León del Norte", este gran luterano fue el héroe de la
Guerra de los Treinta Años traída a Europa por los Hijos de Loyola. De rodillas, al entrar en esta
última batalla, oró: "¡Oh, Señor Jesucristo, ¡bendice nuestras armas y la batalla de este día por la
gloria de tu Santo Nombre!". Aquí, él se está muriendo, dando su última medida completa para el
protestante. la libertad declarando a sus asesinos: "Soy el rey de Suecia, y así sello con mi sangre la
religión y las libertades de Alemania". La vida modesta y noble de nuestro héroe promovió la
Reforma que llevó a la "Era Moderna" con el Tratado de Westfalia en 1648.
La Contrarreforma en Europa, Arthur R. Pennington, (Londres: Elliot Stock, 1899) pp. 263, 273.
Historia universal de Ridpath, John Clark Ridpath, (Nueva York: Merrill & Baker, 1901) vol. XIII, p.
335.

Los jesuitas - 1618 – 1648

Pausa I

Los jesuitas - 1540 - 1773


Ascendencia y poder jesuita

Querido buscador de la verdad, a la luz de los siete capítulos anteriores, debemos hacer una pausa
y reflexionar sobre el poder de la Orden de los Jesuitas. El historiador John Clark Ridpath escribe:
“La Compañía de Jesús fue reconocida a partir de entonces como la principal fuerza de oposición
del protestantismo. La Orden llegó a ser dominante en la determinación de los planes y la política
de la Iglesia romana. La hermandad creció y floreció. Plantó sus primeras semillas en Francia, Italia
y España, y luego en todas las tierras civilizadas. El éxito de la Orden fue fenomenal. Se convirtió en
un poder en el mundo. Envió a sus representantes a todos los confines del mundo. Sus solitarios
apóstoles fueron vistos a la sombra de los tronos de Europa. Buscaron, por todos los medios
conocidos por el ingenio humano, establecer y confirmar la trama tambaleante de Roma y socavar
el auge creciente del protestantismo. Penetraban hasta el Indo y el Ganges. Atravesaron los
desiertos de Thibet y dijeron: "Aquí estoy", en las calles de Pekín. Miraron hacia las minas de plata
del Perú y se arrodillaron en oración en la orilla del lago Superior. Para conocer todos los secretos,
comprender todos los diseños, penetrar en todas las intrigas, prevalecer en todos los consejos,
elevarse por encima de toda diplomacia y dominar a la raza humana, tal era su propósito y
ambición. Extienden sobre la sociedad humana en cada parte de la tierra habitable, las
enredaderas silenciosas de su trama cada vez mayor para retomar el mundo para la Iglesia, y para
someter y conquistar y extinguir el último remanente de la oposición a su dominio de costa a orilla,
desde los ríos hasta los confines de la tierra ". {1} [énfasis añadido]

Habiendo ganado el control de los líderes políticos de una nación, la Orden impuso su poder sobre
la gente con su "Santa" Oficina de la Inquisición. Leemos:
“Los jesuitas lo consideran entre las glorias de su orden, que Loyola apoyó, mediante un memorial
especial para el Papa [Pablo III (1534-1549)], una petición para. . . reviviendo el infame tribunal de
la Inquisición [romana] [con una bula papal el 1 de abril de 1542]. . . Este terrible tribunal, en
manos de la implacable e inmeseridorde Caraffa [Gian Pietro Cardinal Caraffa o Carafa, más tarde
el Papa Pablo IV (1559-1565)], extendió la desolación y la consternación en toda Italia, desde su
inicio. . . la muerte asumió un nuevo y más terrible aspecto.

Y el que tiene que ver con el invento de nuevos instrumentos de tortura para dislocar las
extremidades de las víctimas con los dolores más extremos e insoportables sería recompensado.
En toda Italia, y en varias partes de Europa, se podría haber visto, mientras ascendían las llamas
infernales de la hoguera, la sonrisa siniestra y diabólica de los jesuitas, que apuntaban al aumento
de su orden, bajo la sombra de todo esto. - ¡Dando poder! "{2}

Querido buscador de la verdad, la "Santa" Oficina de la Orden de la Inquisición, para mantener


todo su poder de dominio sobre el pueblo, fue llevada a la Rusia de Stalin y a la Alemania de Hitler
bajo el disfraz de ideologías políticas: ¡el comunismo y el nazismo! Bajo el pretexto de la ideología
médica, alopática basada en las drogas, la Orden extendió su Inquisición a la Decimocuarta
Enmienda del Imperio Americano de Theodore "Rex" Roosevelt con la Administración de Alimentos
y Drogas (FDA) que controla a su agente, la Asociación Médica Americana (Asesino) Asesora
(AMA). ). Del poder de Roma sobre América a fines del siglo XIX, Thomas Edward Watson, el gran
senador estadounidense de Georgia conocido como "el sabio de Hickory Hill", declaró:

“Hoy el sacerdote romano es el hombre más insolente y arrogante de América. Las leyes no lo
tocarán. Los políticos hacen su voluntad. La prensa le tiene miedo. Su poderosa mano controla al
congreso y al presidente. . . . [Los sacerdotes] han establecido la Inquisición aquí: . . . están en liga
secreta con los jefes de ambos partidos políticos antiguos: han encadenado a la prensa; y los
políticos cobardes les tienen un miedo mortal. ¡Le han prometido a su papa que Estados Unidos
será suyo en los próximos años! . . .Pero el papá quemaría herejes ahora mismo, si pudiera. . .. ¡La
jerarquía católica romana! El grupo más maldito de sociedades secretas interconectadas que se
reunieron en la oscuridad y prestaron juramentos infernales a un pacto de codicia, lujuria y crimen,
con el fin sórdido de captar un poder incontrolable, una riqueza ilimitada y un suministro
ininterrumpido en la mayor parte de mujeres agradables. Estas sociedades secretas [la Compañía
de Jesús, los Caballeros de Malta, los Caballeros de Colón, la Francmasonería Shriner, etc.] que
constituyen la verdadera maquinaria de la Iglesia Católica Romana, tienen el mismo tipo de religión
que Satanás tendría. . . si él fuera a tomar forma humana en la tierra”. {3}

Como veremos, el poder de los jesuitas es ahora universal. Al mando de todos los gobiernos de la
Tierra, la Compañía de Jesús mata a los líderes políticos si se oponen a sus políticas, incluso si esos
líderes son católicos romanos, como el presidente John F. Kennedy. Fomentan guerras para
satisfacer sus propósitos en el cumplimiento del Concilio de Trento, como la Guerra de Vietnam y
la actual Cruzada Papal dirigida por Estados Unidos contra los pueblos musulmanes de Irak,
Afganistán y, en última instancia, Arabia Saudita.

Los jesuitas - 1540 – 1773

Capítulo 8

Los jesuitas - 1614 - 1945

Expulsados de japon
Asesinato del emperador Komei
El emperador Hirohito y Shogun Tojo, “la espada de la iglesia”

“Roma ahora incita a Japón a anexarse a México, se apodera de Filipinas, Hawai y Alaska, para
borrar a los Estados Unidos de América del mapa de las grandes potencias del mundo. Mientras
nuestros presidentes asisten a misa, los emisarios japoneses y otros emisarios extranjeros en
Estados Unidos están ocupados robando planes del Departamento de la Marina y estudiando cada
punto débil de nuestra armada nacional, para informar al respecto de manera inmediata y
completa a los gobiernos hostiles. . . ¿Será que el ejército de Estados Unidos, papalizado y
extranjero, está tan debilitado e inmaculado por el control románico como para hacer que sea una
presa fácil para el pérfido Japón?
” [¿No es así como Roma está usando China, cuya Armada, según la BBC, está practicando en este
mismo momento (enero de 2002) en el estrecho de Formosa para la invasión de la costa oeste de
América del Norte?] {1}

Jeremiah J. Crowley, 1913


Uno de nuestros héroes,
Americano ex sacerdote irlandés
El Papa, jefe de los Esclavistas Blancos,
Sumo sacerdote de la intriga

"El siguiente paso en el Gran Plan del Vaticano es hacer la guerra entre este país y Japón después
de que este último país haya sido dominado por los jesuitas. . . El político católico romano, james
phelan. . . Enviado al Senado de los Estados Unidos en 1913. . . Ha sido un motor principal en la
agitación anti-Japón. . . "{2}

Burke McCarty, 1924


Mujer estadounidense ex-romanista
La verdad suprimida sobre el
Asesinato de Abraham Lincoln
Recordando el propósito de la Orden de los jesuitas, se propuso conquistar el Lejano Oriente,
particularmente Japón, y con esa victoria, el Imperio chino. Primero vinieron los sacerdotes, y
luego vinieron los soldados extranjeros. Al intentar capturar a Japón con la llegada de Franciso
Javier en 1549, los jesuitas convirtieron a muchos de los señores japoneses llamados "daimyo". Los
jesuitas los incitaron a destruir cientos de templos budistas y matar a los sacerdotes. Pero sucedió
que el Hijo resucitado de Dios enviaría a un capitán marino protestante a la corte del shogun del
Emperador. Después de haber salvado a William Adams de ser crucificado por los jesuitas, el
shogun Iyeyasu realizó muchas entrevistas con el marinero. Allí se enteró de la sangrienta historia
de la Orden, incluido el exterminio de las razas antillanas y la Inquisición en España. Como
resultado, el inglés se ganó un favor extraordinario y se convirtió un Samurai. El shogun se propuso
resistir la agenda política del Papa de la Jerarquía Católica Romana guiada por los jesuitas y su
malvado Concilio de Trento. Leemos:

“Desde el comienzo de su reinado, Iyeyasu había estado organizando y unificando su imperio y


estableciendo su poder para hacer frente a los conspiradores extranjeros. En 1606 emitió un edicto
que prohibía más trabajos de misión y proclamaba que aquellos que habían adoptado el
cristianismo debían abandonarlo. Por cristianismo se refería a lo que Voltaire entendía por "el
infame", el intrigante sistema de Roma que tenía como objetivo derrocar al gobierno nativo y la
dominación sectaria del país ". {3}

Con este entendimiento, para 1639 los shoguns Tokugawa, Iyeyasu (1603-1616), Hidetada (1616-
1623) e Iyemitsu (1623-1651), expulsaron con éxito a los jesuitas con sus minions, el español y el
portugués, permitiendo solo al protestante holandés ¡Para comerciar con el Imperio hasta 1854!
Con la Orden expulsada por primera vez en 1587 y nuevamente en 1597 por Daimyo Hideyoshi
(por la cual pagó con su vida en 1598), en 1614 Iyeyasu emitió un edicto en nombre de su hijo,
Hidetada, que finalmente expulsó a la Compañía y prohibió tanto a protestantes como a El
“cristianismo” católico. En 1622 muchos jesuitas fueron justamente condenados a muerte
(“martirizados”) por alta traición, y en 1624 el español católico romano fue desterrado por uno de
los edictos de Iyemitsu. ¿Y por qué?

"Los cristianos [jesuitas], según el presunto decreto, se esforzaban por" difundir un código
pernicioso, exterminar a la verdadera religión [el budismo], derrocar al gobierno y hacerse dueños
de todo el imperio ". {4 } [Énfasis añadido]

¿Y con qué fin?


"Estos [jesuitas] tenían por objeto nada menos que la conquista de China, y los padres jesuitas
apreciaron la esperanza de ganar en poco tiempo entrar en Pekín en el tren del gobernante
japonés". {5} [énfasis añadido]

Los jesuitas - 1614 - 1945

(Querido buscador de la verdad, esto es precisamente lo que sucedió desde 1865 hasta 1989. Los
jesuitas, que controlaban el ejército japonés a través del emperador Meiji y su nieto Hirohito,
terminaron la Dinastía Manchu en 1911 y, durante la Segunda Guerra Mundial, violaron y
masacraron al pueblo chino asesinándolo en masa, como se describe en The Rape of Nanking,
hasta 1945. Luego, en 1949, la Orden, utilizando sus imperios británico, estadounidense y ruso,
instaló a su gran inquisidor chino, Mao Tse-tung. El nombre de "comunismo" asesinó a cincuenta
millones de su propio pueblo. El general jesuita, después de haber ganado la Guerra Fría, se
convirtió en el maestro absoluto del Lejano Oriente y emergió con una nueva y poderosa "espada
de la Iglesia" en sus manos: el enorme ¡Ejército chino! Este ejército absorberá un día Japón, Corea,
Taiwán, Malasia y una Australia desarmada, después de haber recibido tecnología y finanzas del
Imperio Americano de la Decimocuarta "Santa Romana" Enmienda del papa César.

Pero la Compañía de Jesús nunca cede ninguna parte de su poder sin luchar, ya que, según las
palabras del ex presidente de la Cámara de Representantes y uno de los asesinos de Kennedy, Tip
O'Neill, "el poder nunca se otorga, solo se toma". En 1637, se resistió a los edictos del shogun por
la fuerza al levantar un ejército
o e incitar a una rebelión. Este ejército de treinta mil católicos japoneses romanos declaró una
guerra religiosa y se rebeló abiertamente contra el Emperador. Se apoderó de un castillo
abandonado en la costa de Shimabara y esperó a la flota española. La flota habría reforzado a los
jesuitas y su ejército. Pero las fuerzas del shogun, junto con la flota protestante holandesa,
frustraron el objetivo de la Orden al destruir la fortaleza junto con los rebeldes.

“Con el aplastamiento de esta rebelión cayeron las esperanzas de los jesuitas de establecerse en
Japón. Su religión, dice Lafcadio Hearn, había traído a Japón nada más que el mal: desórdenes,
persecuciones, revueltas, problemas políticos y guerra. Incluso aquellas virtudes de las personas
que habían evolucionado a un costo indecible para la protección y conservación de la sociedad (su
abnegación, su fe, su lealtad, su constancia y su valor) fueron desviadas, distorsionadas y
transformadas en fuerzas mediante este credo negro. Por la destrucción de esa sociedad. Si se
hubiera logrado esa destrucción y se hubiera fundado un nuevo imperio católico sobre las ruinas,
las fuerzas de ese imperio se habrían utilizado para extender más la tiranía sacerdotal, la
propagación de la Inquisición, la guerra perpetua de los jesuitas contra la libertad de La conciencia
y el progreso humano. . . Visto desde cualquier otro punto de vista que no sea el prejuicio religioso,
y simplemente juzgado por sus resultados, el esfuerzo de los jesuitas por cristianizar a Japón debe
considerarse como un crimen de lesa humanidad, una labor de devastación, una calamidad
comparable únicamente, en razón de la miseria y la destrucción. que se forjó: a un terremoto, a
una marea, a una erupción volcánica ". {6} [énfasis añadido]

Los jesuitas - 1614 – 1945


(Querido buscador de la verdad, como veremos más adelante, esto es exactamente lo que los
jesuitas hicieron a nuestra República Federal establecida por nuestro gran George Washington.
Ellos fundaron un nuevo Imperio Americano "Sacro Romano" en las ruinas de nuestra nación
devastada por la Guerra. Entre los años (1861-1865). Los jesuitas luego usaron su nuevo Imperio
Americano para someter a todas las naciones al Poder Temporal de su "infalible" Papa. Al hacerlo,
el General Jesuita usó a su Comunidad Internacional de Inteligencia, el Santo Oficio de la
Inquisición. - y así llevó a cabo su guerra contra la libertad de conciencia, la libertad de expresión y
el progreso humano de conformidad con el malvado Concilio de Trento. El resultado de esta
agitación fue que en 1639 el shogun Iyemitsu, habiendo expulsado previamente a los jesuitas y los
españoles, ahora desterró al portugués católico romano ya todos los extranjeros de Japón para
siempre. El Edicto de Expulsión dice: "Para el futuro, no permita que, mientras el sol ilumine el
mundo, se supone que navegará a Japón, ni siquiera en calidad de embajadores, y esta declaración
nunca debe revocarse, bajo pena de muerte". {7}
Como resultado de estos edictos, a los jesuitas se les prohibiría el ingreso a Japón por más de
doscientos cincuenta años, lo que permitiría que el arte, la prosperidad y la paz llegaran a la nación
bajo los shoguns de Tokugawa. ¡Poco sabían el Emperador y el shogun que tanto sus dinastías
como su nación pagarían caro por esto! Siempre conspirando y volviendo para siempre, en 1854, la
Orden usó los cañoneros estadounidenses del comodoro Matthew C. Perry para abrir el comercio
con Japón. Al tomar venganza de su antiguo enemigo, la Compañía (readmitida formalmente en
1865), utilizando extranjeros, incitó una revolución en 1868. El shogun Keiki fue calificado de
"tirano" (por negarse a someterse al Poder Temporal del Papa, de conformidad con Las doctrinas
del mal del jesuita Francisco Suárez) y se vio obligado a renunciar, terminando con el shogunato
Tokugawa de quince generaciones.

Con el shogun fuera del camino, la Compañía de Jesús restauró el culto al emperador y el poder
centralizado (estilo jesuita) en Tokio. En 1868, utilizando a los agentes del embajador británico
Thomas Glover de la reina Victoria, la Orden asesinó al emperador Komei a la temprana edad de
solo treinta y seis años. ¿Y por qué? ¡El emperador Komei se negó absolutamente a abrir a Japón a
los extranjeros "cristianos" traidores, controlados por los jesuitas, que estaban en ese momento en
el proceso de causar una revolución! (¡Gracias a Toichi por estos hechos!) Es verdad que después
de haber asesinado a otro enemigo en obediencia a sus leyes perversas, los Hijos de Loyola
pusieron al joven Emperador Meiji en el trono. Inexperto e intimidado por el asesinato de su
padre, se convirtió en una de las herramientas más dispuestas por los asesores de la Orden
durante más de cuarenta años, desde 1868 hasta 1912. En 1873 se levantó la "Prohibición del
cristianismo", que permitió que todas las sectas "cristianas" volvieran de manera formal a Japón. ,
que incluía no solo a los jesuitas sino a los verdaderos creyentes en la Biblia, misioneros del
Evangelio del Señor Jesucristo que salvaron a muchos japoneses en la década de 1880. En 1874, el
budismo, el antiguo enemigo de la Compañía, estaba legalmente privado de sus derechos, el
Emperador ya no protegía ni preveía la religión del estado anterior.

Los jesuitas - 1614 – 1945


(Años más tarde, durante la Guerra Fría del Papa, la Orden lanzaría una Inquisición masiva contra
los pacíficos budistas y su Dalai Lama (exiliado en 1959 y actualmente amigo íntimo de los jesuitas
en la Universidad de Georgetown en Washington, DC) por atreverse a desafiar EL PODER del "Papa
Negro". Utilizando dictadores jesuitas y sedientos de sangre como el presidente Mao de China, el
presidente Diem de Vietnam y Pol Pot de Camboya, la Hermandad asesinaría a millones de
budistas en obediencia a su sangriento Juramento Jesuita y al Concilio de Trento, que actualmente
es la política exterior de los Estados Unidos, Rusia y China dictada por el Consejo de Relaciones
Exteriores y la Comisión Trilateral de la Orden en Nueva York).

Con este nuevo poder absoluto en su lugar, la Orden usaría su "Espada japonesa de la Iglesia" hasta
1945. Utilizó el ejército del Emperador para hacer la guerra a dos de sus viejos enemigos, China
(1895) y Rusia (1905). Porque el emperador manchú en Pekín había expulsado a los jesuitas en
1716 y nuevamente en 1775 como resultado de la Supresión papal de la Orden en 1773, mientras
que el Romanov zar Alexandro I en Moscú había hecho lo mismo en 1820. En 1941 había llegado el
momento de la recuperación. Personas japonesa, Bajo la supervisión del "Papa Negro" (el general
jesuita Ledochowski en Roma), los Hijos de Loyola en Tokio (trabajando en conjunto con sus
hermanos jesuitas en Washington, DC) crearían una guerra entre los Estados Unidos y Japón. Con
el pleno conocimiento del presidente Roosevelt, Shriner Freemason, Pearl Harbor sería
bombardeada por la flota japonesa de Tojo creando una furia en todo Estados Unidos. (¡De no
haber sido por el traidor controlado por los jesuitas, el almirante Nagumo, cancelado su tercera ola
de ataque, todas las instalaciones de almacenamiento y reserva de combustible que antes
pertenecían al Caballero Papal de Malta y al jugador clave en el Escándalo de la Cúpula de la
Tetera, Edward L. Doheny habría sido destruido, obligando a la Armada de Estados Unidos a librar
una guerra de largo alcance desde la costa de California!) El Congreso sería engañado para declarar
la guerra, por última vez. Este engaño provocó que muchos japoneses estadounidenses fueran
enviados vergonzosamente a los campos de concentración del medio oeste, una creación de Earl
Warren de la Comisión Warren. El emperador Hirohito perdió su monarquía absoluta, Japón con su
antigua cultura fue destruido y el pueblo japonés sufrió la vergüenza y la humillación de una
derrota nacional. Luego, los jesuitas incorporaron a Japón, como Hawai, en su Imperio Americano
de la Decimocuarta Enmienda del "Santo Romano" y crearon una colonia socialista-comercial,
totalmente dependiente de Washington, DC para su protección y prosperidad. Querido buscador
de la verdad, soy y siempre seré un estadounidense. Mi corazón se rompe por la generación de
soldados estadounidenses de mi patria que sufrió la crueldad de la tortura japonesa y las marchas
de la muerte. Los baños de sangre de Iwo Jima, Guadalcanal, Tarawa y la recuperación de Filipinas
dieron a los infantes de marina de los Estados Unidos una fama que nunca perderán y un
sufrimiento que nunca olvidarán. Si solo supieran que estaban luchando no por la libertad de los
Estados Unidos bajo nuestra Constitución protestante, sino por la venganza del General Jesuita y su
perverso Consejo de Trento, "para la mayor gloria de dios"
¡El dios que se sienta en la silla de San Pedro!

Los jesuitas - 1614 – 1945


La ejecución justa de los traidores jesuitas en Japón, 1622 # 36

Matteo Ricci conquistando a China por el Papa, 1605 # 37


El poder y el secreto de los jesuitas, René Fulop-Miller, pp. 240, 241.
La fundación de los jesuitas 1540, Michael Foss, (Nueva York: Weybright y Talley, sin fecha) pp. 216,
217.

Los jesuitas - 1614 – 1945


Albert B. Fall y Caballero de Malta Edward L. Doheny, 1926 # 38
El escándalo de Teapot Dome de la década de 1920 (que lleva el nombre de una ciudad en
Wyoming) involucró a Albert Fall, el secretario de Interior del presidente Warren G. Harding (dando
"la copa de veneno") y el magnate del petróleo católico irlandés Edward Doheny, quien estaba
lejos. Más rico que John D. Rockefeller. La segunda esposa de Doheny, Estelle, fue una condesa
papal y Dame de Malta que financió {a construcción de una de las Iglesias de la Orden en Los
Ángeles. Este malvado y calculador hombre sobornó a su viejo amigo, Albert Fall, para arrendar
tierras petroleras de la Marina en Elk Hills, California, que le ofrecieron 100 millones de dólares en
oro. Doheny luego construyó tanques de almacenamiento de combustible de la Armada en Pearl
Harbor en nombre de "Seguridad Nacional" para la protección contra una invasión "mongol" de la
costa oeste, el Papa Negro que se prepara para librar una guerra futura contra Japón. Fall fue
declarado culpable de recibir un soborno de Doheny, pero después de cuatro batallas en la corte,
el Caballero Papal Edward Doheny fue declarado inocente de dar el mismo soborno siniestro por el
cual Fall había sido enviado a prisión por recibir soborno. Ahora, la Compañía de Jesús podría
incitar un ataque japonés utilizando tanto a FDR como a Hirohito para librar una guerra contra los
japoneses anti-jesuitas.
Real Lace: Irish Rich, Stephen Birmingham, (Nueva York: Harper & Row Publishers, 1973).

Los jesuitas - 1614 – 1945


El vicealmirante japonés Chuichi Nagumo, 1941 # 39
Coadjutor temporal jesuita al mando de la fuerza de ataque de portaaviones
Habiendo sido exhortado por el Emperador Hirohito y el Almirante Isoroku Yamamoto (educado en
la Universidad de Harvard, 1919-1921) de la Orden, que "el destino del Imperio japonés dependerá
del tema de esta batalla", este traidor descarado se negó a ordenar una tercer Ola de ataque en
Pearl Harbor, evitando objetivos esenciales, como la reparación de barcos y las instalaciones de
almacenamiento de combustible. Los tanques de combustible sobre tierra del puerto, construidos
por el Caballero de Malta Edward L. Doheny en preparación para la Guerra del Pacífico, se llenaron
a su capacidad con 4.5 millones de barriles de petróleo y permanecieron intactos. Según el
almirante Husband E. Kimmel, si los tanques de petróleo hubieran sido destruidos, la Flota del
Pacífico se habría visto obligada a librar una guerra de cuatro mil millas desde la lejana costa de
California, ya que no había combustible disponible en ningún otro lugar del Pacífico. La Batalla de
Midway nunca habría tenido lugar durante la cual Japón perdió la mitad de su flota. Dado que el
propósito del ataque del Papa Negro a Pearl Harbor era simplemente incitar a la Decimocuarta
Enmienda de Estados Unidos al declarar la guerra a Japón, el Alto Mando japonés bajo el control
de los jesuitas nunca tuvo la intención de atacar a Nagumo para destruir la base. Como resultado
se selló "el destino del Imperio japonés".
Pearl Harbor, Susan Wels, (Hong Kong: Time / Life & Tehabi Books, 2001) p. 194.

Los jesuitas - 1614 – 1945


Capítulo 9
Los jesuitas - 1641
La masacre irlandesa
“Los buenos consejeros de grandes estadistas, que los parlamentos de ambos reinos tomarían de
la majestad del rey, son una facción de papistas perjuros, prelados, jesuitas, asesinos irlandeses,
Stratford y apóstatas; subvertidores de todas las leyes, divinas, humanas, de Dios, de la iglesia y del
estado”. {1}

Samuel Rutherford, 1644


Predicador presbiteriano inglés
Lex Rex: La Ley y el Príncipe
"Irlanda es la nación más dominada por sacerdotes y gobernada por los jesuitas en la faz de la
tierra". {2}

Hector Macpherson, 1914


Historiador ingles
Los jesuitas en la historia.
"Todo jesuita es un monje exteriormente, un demonio interior y, en conjunto, una serpiente". {3}

Ian Paisley, 1968


Predicador presbiteriano irlandés
Miembro de la Cámara de los Comunes
Los jesuitas
Mientras los jesuitas estaban ocupados con la Guerra de los Treinta Años y suprimiendo la
búsqueda de libertad de los protestantes en la República holandesa, planearon la aniquilación de
los protestantes en Irlanda. Leemos:

“El gran diseño fue que una insurrección general debería tener lugar al mismo tiempo en todo el
reino y que todos los protestantes, sin excepción, deberían ser asesinados. El día fijado para esta
horrible masacre fue el 23 de octubre de 1641, la fiesta de Ignacio de Loyola, fundador de los
jesuitas; y los principales conspiradores en las partes principales del reino hicieron los preparativos
necesarios para el conflicto previsto. ”{4}

Los Jesuitas – 1641

Habiendo ideado el plan para asesinar a todos los protestantes de Irlanda en el día de la fiesta de
Ignacio de Loyola, los jesuitas indujeron a los engañados católicos irlandeses a llevar a cabo el plan.
"Los irlandeses, sacerdotes y frailes, instigaron a los irlandeses a ejecutar los planes infernales,
quienes, cuando se acordó el día para la ejecución del complot, recomendaron a sus oyentes la
diligencia en el gran diseño que, dijeron, tendería grandemente a la prosperidad del reino y al
avance de la causa católica. Ellos declararon en todas partes a la gente común que los protestantes
eran herejes, y que no deberían sufrir por vivir más entre ellos, agregando que no era más pecado
matar a un inglés que matar a un perro, y que el alivio o la protección fue un crimen de la
naturaleza más imperdonable ". {5}

Cuando comenzó la extirpación, los jesuitas, fieles a su forma, llevaron a cabo su sangriento
juramento una vez más. Recuerde, ellos siempre usan a otras personas u organizaciones para hacer
su trabajo sucio para hacer cumplir el Concilio de Trento. Leemos de nuevo:

“Es imposible concebir el placer que estos monstruos tomaron al ejercer tal crueldad; y para
aumentar la miseria de los que cayeron en sus manos, cuando los mataron dirían: '¡Tu alma al
diablo!' Uno de estos malhechores entraría en una casa con las manos envueltas en sangre, y se
jactaría de que era así. Sangre inglesa, y que su espada había pinchado las pieles blancas de los
protestantes hasta la empuñadura. Más de treinta protestantes, hombres, mujeres y niños, en el
condado de Tipperary, cayeron en manos de los papistas, quienes, después de desnudarlos, los
asesinaron con piedras, mazos, espadas y otros instrumentos. . .. Otros fueron colgados en molinos
de viento, y antes de estar medio muertos, los bárbaros los cortaron en pedazos con sus espadas.
A algunos, hombres, mujeres y niños, les cortaron y piratearon varias partes de sus cuerpos
[genitales] y los dejaron revolcándose en su sangre para perecer donde cayeron. . .. Se practicaron
barbaridades similares en los desgraciados protestantes en casi todas las partes del reino; y
cuando se hizo una estimación del número de víctmas sacrificados para satisfacer la crueldad
diabólica de los papistas, ascendió a 150,000 ". {6}

Continuando con un pasaje de La vida de Oliver Cromwell, de J. T. Headley, leemos con horror de la
Rebelión irlandesa de Sir J. Temple tal como la dio Merle d’Aubigne:

“Desde la terrible masacre de 1641, se había llevado a cabo una guerra perpetua entre los
protestantes y los católicos. Esto, Charles [Charles I, cuyos descendientes incluyen a la Dinastía
Bush de los Estados Unidos que hizo su fortuna familiar por meduio de la banca a través del Tercer
Reich del Papa Negro según John Loftus, un ex fiscal de Justicia

Los jesuitas – 1641

La Unidad de Crímenes del departamento de Guerra Nazi y el autor de Unholy Trinity], mientras
estaban vivos, habían fomentado arrojando el peso de su influencia al lado de los católicos.
[Durante seis años, Carlos I de Inglaterra y Luis XIV de Francia tuvieron el mismo confesor jesuita,
Pere La Chaise]. . . "Los católicos quemaron las casas de los protestantes, los sacaron desnudos en
medio del invierno y los condujeron como manadas de cerdos ante ellos. Si se avergonzaban de su
desnudez y deseaban refugiarse del rigor de una temporada severa y notable, estos infelices
desgraciados se refugiaron en un granero y se escondieron bajo la paja, los rebeldes al instante los
incendiaron y los quemaron vivos. En otras ocasiones, fueron atados sin ropa, para ser ahogados
en los ríos; y si, en el camino no se movian lo suficientemente rápido, se les instaba a avanzar en el
punto de la emboscada. Cuando llegaron al río, o al mar, se precipitaron en él en bandas de varios
cientos.

. . Si estos pobres desgraciados subían a la superficie del agua, los hombres estaban estacionados a
lo largo de la orilla, para hundirlos de nuevo con las culatas de sus mosquetes, o para dispararles, y
matarlos. Los esposos fueron cortados en pedazos en presencia de sus esposas; las esposas y las
vírgenes sufrieron abusos a la vista de sus familiares más cercanas; y los bebés de siete u ocho
años fueron colgados ante los ojos de sus padres. No, los irlandeses incluso llegaron tan lejos,
como para enseñar a sus propios hijos a desnudar y matar a los niños de los ingleses, y arrojar sus
cerebros contra las piedras. Una gran cantidad de protestantes fueron enterrados vivos, hasta
setenta en una trinchera. Un sacerdote irlandés, llamado MacOdeghan, capturó a cuarenta o
cincuenta protestantes y los persuadió de que abandonaran su religión, con una promesa de no
asesinarlos. Después de su abjuración, les preguntó si creían que Jesucristo estaba presente
físicamente en la hostia, y que el papa era el jefe de la iglesia. Y, al responder afirmativamente,
dijo: "Ahora, pues, ustedes son de muy buena fe", y por temor a recaer en herejía, córtese todas
las gargantas "." {7} [énfasis añadido]

¿Y por qué todo este derramamiento de sangre innecesario? Porque fue predicado audazmente
por los jesuitas. Leemos las descaradas palabras de Jesuit Conor O’Mahony, profesor de Teología
Moral en Évora, Portugal, hablado en 1645:

“Mi querido irlandés, continúa y perfecciona el trabajo de tu libertad y defensa, que tan felizmente
has comenzado; y mata a todos los herejes, y a todos los que los ayuden y defiendan. Usted tiene
en un lapso de cuatro o cinco años, es decir, entre los años 1641 y 1645, en el que escribo esto,
mataron a 150,000 herejes, como lo reconocen sus enemigos. Tampoco lo niego. Y por mi parte,
como realmente creo que has matado a más de ellos, así lo haría Dios que los habrías matado a
todos, cosa que debes hacer, o expulsarlos a todos de Irlanda, para que nuestra Tierra Santa no
esté plagada. más tiempo con tal un. . . generación de gente bárbara, ignorante y sin ley”. {8}

Los Jesuitas – 1641


(Querido buscador de la verdad, doscientos años después, los Hijos Satánicos de Loyola que
controlan a la Reina de Inglaterra instigarían la Segunda Masacre de Irlanda. Llamada
engañosamente, "La hambruna irlandesa de la papa de 1845 a 1850", escribe nuestro ex editor
jesuita: "Durante este período de cinco años, con la reina Victoria sentada en el trono británico (La
carnicera real de Irlanda, cuyo masónica scotland yard nunca atrapó a Walter Richard Sickert, el
notorio "Jack el Destripador"), y con la asistencia cercana de sus asesores jesuitas - cargueros
cargados de trigo, avena, cebada, huevos, carne de res y cerdo irlandeses salían de los puertos
irlandeses que se dirigían a otros países, a razón de OCHO CARGADORES POR DÍA, mientras que
casi un millón de mis antepasados irlandeses morían de hambre. [En la década de 1930, la
Compañía causaría la Masacre de ucranianos ortodoxos de Stalin, la llamada "Hambre en Ucrania",
que ordenó a Stalin guardar toda la comida mientras millones de personas murieron.] Además de
producir otra cosecha del Vaticano, el cuerpo protestante irlandés - el consiguiente aumento de la
emigración irlandesa proporcionó a los jesuitas un flujo creciente de católicos irlandeses a los
Estados Unidos, para ayudar a construir dentro de esa nación protestante una quinta columna
papal ciegamente obediente, como un instrumento para destruir el autogobierno constitucional
estadounidense. Funcionó. [En la década de 1960, los jesuitas provocaron la emigración masiva
forzada de los católicos de Vietnam del Norte a Vietnam del Sur utilizando Ho Chi Minh para
difundir el rumor de que sus comunistas iban a matar a todos los católicos en Vietnam del Norte.
La Marina de los Estados Unidos, controlada por Francis Matthews del cardenal Spellman,
proporcionó los buques para ese movimiento.] "{9})

Desde 1641 hasta 1649, ocho largos años, los jesuitas continuaron estos asesinatos en Irlanda. Fue
por esta razón que Oliver Cromwell, el Defensor de la fe protestante, aterrizó en Irlanda y exigió
que el país se rindiera. Al negarse, Cromwell dió un ejemplo al católico Drogheda de los jesuitas al
romper su muro y destruir a casi todos los seres vivos: hombres, mujeres y niños. (Lo mismo se
hizo más tarde a Wexford, quien también había matado a protestantes). Esto nunca habría
ocurrido si los jesuitas no hubieran instigado el asesinato en masa de los protestantes a partir de la
Masacre irlandesa de 1641, habiendo adoctrinado a los católicos irlandeses para que odiaran y
mataran.

¡protestantes ingleses e irlandeses - hombres, mujeres y niños! Headley escribe:

"El propio Cromwell no intenta disfrazarse, y por escrito al gobierno a causa de ello, dice, después
de hablar de llevar a cabo los atrincheramientos:" Habiendo entrado, los rechazamos, habiendo
pasado el día antes de convocar a la ciudad. Creo que pusimos a la espada el número total de los
acusados [más de 2000]. No creo que una cifra mayor de treinta escaparan con sus vida. Los que lo
hicieron están bajo custodia segura de los barbadoes. . . Deseo que todos los hombres honestos
den la gloria de esto solo a Dios, a quien, de hecho, pertenece la alabanza de esta misericordia [a
los protestantes irlandeses] ". . . Su

Los jesuitas – 1641


Edecán, Hugh Peters, lo vio de la misma manera, y se dirigió a la iglesia principal, donde ofreció
solemnemente gracias a Dios por la masacre de sus enemigos. El parlamento también decretó que
un día de acción de gracias debería ser guardado en honor de esta gran misericordia. El destino de
Drogheda golpeó a los irlandeses con temor. El día de la venganza había llegado; y las atrocidades
que habían practicado sobre los indefensos protestantes ahora serían visitadas sobre sus propias
cabezas. Cromwell: resolvió llevar a la guerra irlandesa [instigada por los jesuitas] a una pronta
terminación, luego de esta victoria. . .”{10} [énfasis añadido]

¿Por qué hoy, los protestantes irlandeses de Irlanda del Norte no quieren perder la protección del
Ejército británico y ser entregados a los jesuitas Sein Fein y al Ejército Republicano de Irlanda (IRA)?
¿No es sorprendente saber que tanto el Sein Fein como el IRA, ayudados por ciertos Caballeros de
Colón estadounidenses, trabajan con la Inteligencia Civil Rusa (KGB) como lo reveló el agente de la
KGB, Vasili Mitrokhin, en La Espada y el Escudo? ¿Podría ser que los jesuitas también controlan la
KGB?
De la penetración y el control de la inteligencia por parte de los jesuitas, así como del destino final
de la Orden, el doctor George Brown, obispo de la Iglesia de Cristo en Dublín, Irlanda, predicó
sagazmente un sermón en 1551, una parte de la cual declara:

"Pero hay una nueva fraternidad de origen oscuro que se llaman a sí mismos jesuitas, que
engañará a muchos, que son mucho más que los escribas y fariseos". Entre los judíos se esforzarán
por abolir la verdad y estarán muy cerca de hacerlo. Para estos fines se convertirán en varias
formas [cambiaformas espirituales]; con los Heathen un Heathenista, con los Ateos un Ateo, con
los Judios un Judío [nos preguntamos cuántos rabinos talmúdicos y sionistas masónicos, como el
fallecido Sionista de Nueva York conocido como "el Papa judío", el rabino Stephen S. Wise, son
jesuitas secretos que controlan el gobierno sionista en Israel a través del Partido Laborista con el
fin de asegurar a Jerusalén para el César papal en Roma], con los Reformadores un reformista
[como Billy "Bully" Graham, descrito con tanta precisión en la reciente publicación, Billy Graham y
Sus amigos, escritos por Cathy Burns], a propósito de conocer sus intenciones, sus mentes, sus
corazones y sus inclinaciones, y, por lo tanto, llevarlos al fin a ser como el tonto que "dijo en su
corazón que no había Dios". repartidos por todo el mundo, 'serán admitidos en los consejos de los
príncipes, y ellos nunca serán más sabios', encantados por ellos, sí, haciendo que sus príncipes
revelen sus corazones y los secretos que contienen, y sin embargo no lo perciban; lo que sucederá
si caemos de la ley de Dios, descuidando el cumplimiento de la ley de Dios y guiñando un ojo ante
sus pecados. Sin embargo, en el final. . . se volverán odiados para todas las naciones; para que al
final sean peor que los judíos, que no tengan lugar de descanso en la tierra; y entonces un judío
tendrá más favor que un jesuita ". {11} [énfasis añadido]

El Jesu es – 1641

Sabiendo que la Compañía de Jesús nunca cambiará, ¿podría ser que los jesuitas hayan planeado
destruir a los protestantes y bautistas del Imperio Americano? ¿Si es así, cómo?
La Primera Masacre Irlandesa, 1642 # 40
La masacre de Irlanda fue incitada por los jesuitas el 23 de octubre de 1641, el día de la fiesta de
Ignacio de Loyola, y duró hasta que Oliver Cromwell aterrizó en Drogheda en 1649 para ponerle
fin. El propósito de esta conspiración era dar muerte a todos los protestantes en Irlanda. Esta
escena muestra a cuarenta mil protestantes lectures de la Biblia que fueron sacrificados por los
papistas o romanistas salvajes y sedientos de sangre que los Hijos de Loyola lavaron el cerebro para
creer que los protestantes eran "herejes" y no tenían derecho a vivir. Llamados engañosamente
como "cristianos" por sus sacerdotes, cuya lealtad era al César papal en Roma, se limitaron a
imponer las maldiciones pronunciadas por el Concilio de Trento del Papa Negro, siendo una
reafirmación del Cuarto Concilio Lateranense del Papa Inocencio III de 1215.
Smokescreens, Jack Chick, (California: Chick Publications, 1983) p. dieciséis.

Los jesuitas – 1641


Capítulo 10
Los jesuitas - 1642 - 1658

La revolucion puritana
Oliver Cromwell

Señor Protector de la Mancomunidad Británica


Defensor de la Fe Protestante
Asesinato de Oliver Cromwell

Cuando Dios quiere perforar a un hombre,


Y emociona a un hombre,
Y la habilidad de un hombre,
Cuando Dios quiere moldear a un hombre,
Para jugar la parte más noble;
Cuando anhela con todo su corazón.
Para crear un hombre tan grande y atrevido.
Que todo el mundo se sorprenda.
¡Observa sus métodos, observa sus caminos!
Cómo perfecciona implacablemente
¡A quien Él elige de manera real!
Cómo lo martilla y lo hiere,
Y con poderosos golpes conversos.
En las formas de prueba de arcilla que
Solo Dios entiende;
Mientras su corazón torturado llora
¡Y él levanta manos suplicantes!
Cómo se dobla pero nunca se rompe.
Cuando su bien se compromete;
Cómo usa a quien escoge,
Y con cada propósito lo fusiona.
Por cada acto lo induce.
Para probar su esplendor ...
Dios sabe de qué se trata. {1}
V. Raymond Edman, 1982
Presidente de wheaton college
Las disciplinas de la vida.

Los jesuitas - 1642 – 1658

Estamos a punto de familiarizarnos con uno de los capítulos más grandes de la historia
humana. Su héroe fue el hombre libre puritano y el bautista-calvinista independiente.

Oliver Cromwell.

Los jesuitas, sin embargo, han calumniado a nuestros héroes más grandes que lo califican de "el
Usurpador", así como "un monstruo, un tirano y un hipócrita", y han hecho todo lo posible para
destruir su memoria de la historia inglesa. Por lo tanto, repasaremos su asombrosa vida enfrentada
a la tiranía romana.

En 1625 murió el rey Jaime I y su hijo Carlos I llegó al trono. Pero Charles, a diferencia de su
padre, se convirtió en una herramienta de los jesuitas a través de la dirección del cruel y
despiadado arzobispo anglicano William Laud. Violó la Carta Magna y trató de gobernar como un
Monarca absoluto. Sobre todo, reprimió el derecho a la libertad de conciencia al perseguir a los
puritanos que predicaban el plan bíblico de salvación. Miles se fueron a América y Cromwell casi
también abandonó Inglaterra. Pero el Padre del Señor Jesucristo había decretado que Cromwell
debía permanecer y liberar a los protestantes perseguidos de los designios de los jesuitas.

Con el rey Luis XIII de Francia (1610-1643) matando a los hugonotes franceses, arruinando
su ciudad calvinista de La Rochelle junto con el hundimiento de la flota de hugonotes a través de la
Royal Navy británica en préstamo a Francia en 1625, la división entre Carlos I y El Parlamento
puritano finalmente surgió en 1642. Ambos se prepararon para la guerra. Cromwell, después de
ser derrotado en su primera batalla por la caballería de Rupert, declaró que levantaría una
caballería
"‘. de hombres que traerán algo de conciencia a lo que hacen, y les prometo que no serán
golpeados ". . . De este modo, le rodeó un cuerpo de hombres que desdeñaban la ociosidad y el
placer; y sometiéndose alegremente a su rígida disciplina, soportó privaciones y labores sin
murmullos, no, con orgullo entusiasta, porque a menudo su galante líder dormía a su lado en la
tierra fría y compartía todas sus dificultades. Luchando bajo la protección especial del cielo, y para
Dios y la religión, se apresuraron a asistirr como a un banquete y abrazar la muerte con éxtasis. . . y
este cuerpo de mil caballeros nunca fue golpeado ". {2}
[Énfasis añadido]

Porque él dijo:

"Unos pocos hombres honestos son mejores que los muchos". {3}

La caballería puritana de Cromwell llegó a ser conocida como la "Ironsides". Derrotaron por
completo a los mejores jinetes de Rupert en Marston Moor. A partir de ese momento, Cromwell

Los jesuitas - 1642 – 1658


era considerado invencible y disfrutaba de la confianza y el amor de sus soldados. Cromwell triunfó
sobre los jesuitas con y sus aliadoss, Carlos I y los realistas. Las batallas de Nasby, Marston Moor,
Dunbar, Worcester y la toma de Drogheda fueron todas coronadas de éxito, ya que Cromwell
luchaba por la libertad de conciencia, tan odiada por los jesuitas y su Concilio de Trento, mientras
Charles I luchaba por la Monarquía absoluta y supremacía papal. Con el Parlamento ejecutando al
rey por alta traición, Cromwell pasó a ser "el Señor Protector de la Mancomunidad Británica y
Defensor de la Fe Protestante". Más tarde disolvió el Parlamento egoísta y expulsó a los jesuitas del
reino, lo que dio lugar a muchas conspiraciones contra su vida. En 1654 se descubrió un complot y
los jesuitas serían asesinos, Gerard y Vowel, fueron ejecutados rápidamente.

Por lo tanto:

“Ciento sesenta valientes seleccionados de sus diferentes regimientos de caballería, divididos en


ocho compañías, se convirtieron en su guardaespaldas; Diez de los cuales siempre estaban de
guardia sobre su persona. Sobre estos podía confiar; ya que inquebrantable y audaz debe ser el
hombre, y rápido el cuchillo del asesino, que podría llegar hasta él ". {4}
Claramente, Cromwell no sería otro almirante Coligny, Guillermo I de Orange o Enrique IV. Aunque
los jesuitas fracasaron en sus muchos intentos de asesinar a The Defender, lograron envenenar
cruelmente a su amada hija, Elizabeth. Leemos del doloroso sufrimiento del corazón desesperado
de su padre:

". . . Lady Claypole [Elizabeth Cromwell], su hija favorita, se enfermó con una enfermedad fatal y
muy dolorosa. Su padre, El Protector, acudió pronto y corriendo a Hampton Court, él tomó su lugar
junto a su cama, abrumado por el dolor. Sus convulsiones y sus gritos de angustia le desgarraron
las cuerdas del corazón y sacudieron esa naturaleza fuerte y afectuosa hasta sus cimientos. Su
reino, su poder, la Commonwealth, fueron todos olvidados; y durante catorce días se inclinó sobre
su amada hija. . .” {5} [énfasis añadido]

El Protector continuó sentando las bases de las posesiones británicas en las Indias Occidentales y
provocó el florecimiento de la predicación del evangelio mientras defendía la libertad de
conciencia condenada por el Consejo de Trento de los jesuitas.

"Hasta el momento sus pensamientos llegaron más allá de su era, que deseaba e intentó
seriamente [pero no lo logró] extender los derechos de ciudadanía a los judíos marginados y
perseguidos. [Cromwell, el Protector de Inglaterra y el Defensor de la fe protestante, sin embargo,
readmitió a los judíos a Inglaterra en 1655 a petición formal de Manasseh ben Israel] ". {6}

Los jesuitas - 1642 – 1658

Además, les dio a las colonias americanas un sabor de verdadera libertad y protegió a los
protestantes de Francia. De la protección por parte Cromwell de los Valdenses leemos:

“En junio de este año llegaron las noticias de las persecuciones en el valle del Piamonte.
Seis regimientos católicos, tres de los cuales eran irlandeses, fueron designados para
expulsar a los valdenses de sus hogares a mediados del invierno. Las crueldades, la
barbarie inhumana, que marcó el proceso contra los protestantes pobres, son bien
conocidas. "Las aldeas fueron quemadas hasta el suelo; los hombres fueron cortados en
pedazos: los cerebros de los niños salieron disparados contra las rocas, y las mujeres
empaladas desnudas; ciento cincuenta mujeres fueron decapitadas, y sus cabezas se
usaron en un juego de cuencos. Cuando la noticia de las atrocidades llegó a Cromwell,
irrumpió en lágrimas: eran los santos de Dios que así sufrían, y toda su compasión se
despertó dentro de él. Ese día (3 de enero de 1655) debía firmar el tratado con Francia,
que durante mucho tiempo se había contempladoj; pero inmediatamente se negó,
declarando que las negociaciones no deberían continuar hasta que el rey [Luis XIV, cuyo
confesor jesuita más tarde le hiciera revocar el Edicto de Nantes] y el cardenal Mazarin, el
primer ministro, se comprometieran a ayudarlo a salvar a los Valdenses Protestantes. . .
Se designó un día de ayuno y humillación, y se ordenó una colecta en todas las iglesias.
La contribución ascendió a más de 37,000 libras, lo que demuestra cuán profundamente
protestante fue agitada la persecución de los cristianos piamonteses. Se dice que
Cromwell, en un arrebato de pasión, respondió a algunos obstáculos que se mencionaron
como que interferían con sus planes, que "navegaría sus barcos por los Alpes, pero que
detendría la persecución". . . Guerra con Francia, no, con el mundo entero, si es
necesario, él emprendería, pero esta persecución de los hijos de Dios debería cesar. El rey
de Francia finalmente cedió, y se envió la noticia de que el duque de Saboya había
otorgado una amnistía a los Valdenses, y había restablecido sus antiguos derechos.
Mazarino, quien, de hecho, gobernaba Francia, lo había aconsejado, porque temía
terriblemente a Cromwell. Se dice que siempre se puso pálido cuando escuchó su
nombre mencionado. Oliver fue el campeón del protestantismo en todo el mundo, y
deseaba que se entendiera así: lo defendería dondequiera que su brazo pudiera
alcanzar. . . También se esforzó por dejarle entender al Papa, que sabía que él estaba en
el fondo de la persecución antinatural, y que, si no tenía cuidado, vería sus barcos en el
puerto de Civita Vecchia, y escucharía el trueno de su cañón. Alrededor del Vaticano. [Fue
por esta razón que la furia calculadora del General Jesuita alcanzaría a nuestro héroe a
través del médico personal del Protector. El doctor George Bate, mientras confesaba en
su lecho de muerte su serie de envenenamientos por mercurio de nuestro querido
ejemplo de piedad y patriotismo inglés ferviente, fue la Serpiente que "extirpó al infame
hereje", Oliver Cromwell. {7}]

Los jesuitas - 1642 – 1658

En todos sus tratados, hizo de los derechos de los protestantes un artículo indispensable.
Insistió en que a los comerciantes ingleses en Portugal se les debería permitir adorar a
Dios a su manera, y obligó a Francia a respetar las vidas de los hugonotes. Estos últimos
lo llamaron "su única esperanza al lado de Dios". . .

Por lo tanto, el terror de su nombre se convirtió en un escudo para los cristianos


perseguidos, y siempre fue recordado por ellos en sus devociones matutinas y
vespertinas”. {8} [énfasis añadido]

Por último, el Defensor no toleraría un ataque de la Inquisición española de los jesuitas contra
ningún inglés.

“A tal gigantesca estatura de poder alcanzó esta triste institución, que nadie estaba a
salvo de sus colmillos. . . Llorente da varios casos de mercaderes ingleses, que fueron
atacados por ella en desafío a la ley de las naciones. En una ocasión, Oliver Cromwell
tuvo que interceder por un cónsul inglés, al que habían llegado a sus guaridas. El rey
respondió que no tenía poder sobre la inquisición. "Entonces", agregó Cromwell, en un
segundo mensaje, "si no tienes poder sobre la inquisición, declararé la guerra contra
ella". . . Cromwell. . . guerra amenazada en la inquisición - y la amenaza se escuchó a las
profundidades más bajas de sus guaridas infernales ". {9} [énfasis añadido]

El ascenso de Cromwell, el Defensor de la Fe Protestante no fue una coincidencia. Fue la


respuesta a las oraciones de la reina Isabel. Leemos su petición al Señor antes de su batalla con la
Armada española:
“Haz que tus enemigos sepan que has recibido a Inglaterra, que sobre todo por el bien de
tu benigno evangelio, para tu propia protección. Pon un muro al respecto, oh Señor, y
defiéndelo cada vez más poderosamente. Que sea un consuelo para los afligidos, una
ayuda para los oprimidos y una defensa para tu iglesia y tu gente, perseguidos en el
extranjero. . .” {10} [énfasis añadido]

Sí, la solicitud de la Reina fue fuertemente respondida en la persona de un granjero sin


trabas y un plebeyo puritano:

"Sin conocimiento del arte de la guerra, pero mucho de sí mismo, de los hombres y de la
Biblia, este corpulento escudero inglés se había decidido con ningún espíritu apresurado
o feroz para sacar la espada contra su rey y aventurar su vida por lo que creyó con todo
su corazón y alma como la causa de 'la libertad y la verdad en Cristo’”. {11}

Los jesuitas - 1642 – 1658

Este honesto hombre de Dios,

". . . por medio de la fe, reinos sometidos, justicia forjada,


Promesas obtenidas. . . escapó del filo de la espada,
De la debilidad se hicieron fuertes, encerados valientes en la lucha,
Volvieron a huir los ejércitos de los alienígenas.
- Hebreos 11:33, 34.
Para, Oliver Cromwell

". . . había arriesgado su vida en guerra abierta contra el poder soberano de Inglaterra, y su vida
mil veces en el campo de batalla; que había puesto su pie en el cuello de un rey; rompió el
parlamento en el punto débil y lo disolvió con su palabra imperial; asumió audazmente todo el
poder que el título de rey podía conferir; puso su mano sobre los mismos jefes que lo rodeaban en
Naseby, Marston Moor, Dunbar y Worcester, y dividió a sus tropas en casi todas las ciudades de
Inglaterra; - este hombre . . . había realizado los actos más audaces jamás planeados por el
intelecto humano o ejercidos por un brazo humano. . . "{12}

¿Y como asi?

"En una ocasión, mientras observaba algunas estatuas de hombres famosos, se volvió hacia un
amigo y le dijo:

"Haz que me arrodille, porque así llegué a la gloria". {13}

Además, mientras el Señor parece hacer Sus obras más grandes respondiendo a las oraciones
persistentes de las mujeres justas que confían en Él, exponiendo lastimosamente e impotentes sus
corazones ante el Único "que reúne el viento en Sus puños", Israel ha conocido a sus mayores
liberadores…. José, Sansón, Samuel y el Mesías Jesús, quien regresará, no son más que unos pocos.
Fiel a su forma, el más grande de los gentiles Liberadores de la Iglesia que lee la Biblia del Señor
durante esta "dispensación de gracia", encontramos a Oliver Cromwell profundamente conmovido
por su madre orante. Mientras ella yacía moribunda, él a su lado, vemos al Gran Cacique de
Inglaterra, al Campeón más grande de la Reforma y al Padre del Imperio Británico despedazado
cuando pronuncia sus últimas palabras:

"El Señor hace resplandecer su rostro sobre ti", dijo ella; Y te consuela en todas tus adversidades; y
te permite hacer grandes cosas para la Gloria del Dios Altísimo, y ser un alivio para su pueblo. Mi
querido hijo, les dejo mi corazón contigo ¡Buenas noches!”

los jesuitas - 1642 - 1658.

Y cerrando los ojos, suspiró su espíritu al Dios que lo dio. Cromwell miró un momento sus
pálidas facciones y luego estalló en un torrente de lágrimas. ¿Qué imagen tiene él, el
Lord-Protector de Inglaterra, el héroe de tantos campos de batalla, el hombre decidido,
con voluntad de hierro, presente, ¿llorando junto a su anciana madre? ”{14} [énfasis
añadido]

Este hombre bueno y grande, el actor más difamado en el escenario de la historia moderna,
coronó su éxito con la mayor victoria de la Reforma sobre las puertas del infierno. ¡El Protector
expulsó audazmente a los jesuitas de su reino y los que se atrevieron a quedarse los persiguió
como los traidores que eran! ¡Alabado sea el Señor!

“Pero mientras se hacía que los enemigos de la paz y el orden en casa sintieran el poder
invencible de su gobierno, fue en sus relaciones con los estados extranjeros que el genio
dominante de Oliver se mostró de manera más visible. Ningún monarca ha sostenido
tanto ante los ojos de Europa la majestuosidad del poder británico. El gran objetivo de su
política exterior era unir a los estados protestantes, con Gran Bretaña a la cabeza, en una
liga defensiva contra Popery [y los jesuitas], entonces como ahora [1903] el enemigo de
la libertad civil y religiosa ". {15} [Énfasis añadido]

(Doscientos años después, la Alemania de Lutero sería bendecida con un defensor similar del
protestantismo y el héroe responsable de la expulsión de los jesuitas del Segundo Imperio Alemán.
Él sería el "Canciller de Hierro", Otto von Bismarck, conocido por su lucha política. ¡Con Roma
llamada "Kulturkampf", se libró de 1872 a 1887, lo que finalmente perdió! Si este héroe alemán
hubiera perseguido a la raza judía dentro del Imperio de acuerdo con los supuestos escritos
antijudíos de Lutero, imputado falsamente a nuestro gran Reformador por los jesuitas y
popularizado por el socialista fabiano de la Orden, Will Durant, con sus historias revisionistas (no
habría habido necesidad de Hitler y el Partido Nazi).
Los jesuitas habían sido atrapados en su propia trampa. El intento de convertir al rey Carlos
Estuardo en un monarca católico romano absoluto provocó la Revolución Puritana, produciendo el
mayor archienemigo del jesuitismo hasta la fecha. No pudieron asesinar abiertamente al Lord
Protector ni frustrar su política exterior, que se desató ante el Concilio de Trento. ¡Imagina la rabia
del general jesuita!
Pero la Orden "nunca abandona ni olvida"; por lo tanto, esperó pacientemente la muerte de
Cromwell después de que fue envenenado por su médico, restauró los Stuarts en 1660 e hizo a la
Escocia protestante "aullar" durante veintiocho años, matando al rey Carlos II en más de 17,000
Covenanters. Tanto Carlos II como el jesuita Santiago II convirtieron sus tribunales en casas de
prostitución, como el Palacio Vaticano del César Papal y la Casa Blanca de Bill Clinton, y hundieron
a Inglaterra en el vicio y la corrupción.

Los jesuitas - 1642 – 1658

Aunque los jesuitas desenterraron el cuerpo de Cromwell, lo arrastraron por las calles de Londres,
le cortaron la cabeza y lo colocaron en un chapitel de la Abadía de Westminster, nunca pudieron
deshacer su defensa del protestantismo que llevó al establecimiento del antagonista más grande
de Roma, el más poderoso. intrépidos y resueltos de enemigos espirituales y políticos, el Imperio
británico protestante, cuyos misioneros llevarán el evangelio del Señor Jesucristo a los confines de
la tierra.

Oliver Cromwell, 1599 - 1658 # 41


Señor-Protector de la Comunidad de Inglaterra, Irlanda y Escocia
Defensor de la Fe Protestante, 1653-1658.
Como Elizabeth I nació para sostener la Reforma, Cromwell y sus Puritanos Bautistas
Independientes estaban predestinados a salvarla de la conspiración doméstica, la invasión
extranjera y la supremacía papal supervisada por la Orden Jesuita, utilizando sus herramientas sin
remordimientos, Charles I, el Arzobispo Laud y Charles II . Porque el Hijo de Dios resucitado usó su
Protector de la fe bíblica para inspirar la Revolución Puritana de los Estados Unidos dirigida por
nuestro héroe, George Washington.
La vida de Oliver Cromwell, J. T. Headley, (Nueva York: Baker and Scribner, 1848).

Los jesuitas - 1642 – 1658


Capítulo 11

Los jesuitas - 1685


Revocación del Edicto de Nantes
Protestantes asesinados y expulsados de Francia

“Ningún hombre tiene derecho a elegir su religión. El catolicismo es el más intolerante de


los credos. Es la intolerancia misma. Podríamos sostener racionalmente que dos y dos no
forman cuatro como la teoría de la libertad religiosa. Su impiedad solo es igualada por su
absurdo ". {1}

John Hughes, 1864


Arzobispo de Nueva York
Defensor vigoroso del papa
Poder temporal

En 1598, el rey Enrique IV emitió el Edicto de Nantes otorgando libertad religiosa a los protestantes
de Francia. Este acto enfureció a los jesuitas al oponerse a su Concilio de Trento. Como hemos
descubierto en un capítulo anterior, el rey pagó por esto con su vida; fue apuñalado en el pecho
por un asesino controlado por los jesuitas, Francois Ravaillac. Decididos a implementar su política
exterior, el malvado Concilio de Trento, los jesuitas procuraron abolir el Edicto de Nantes. El
resultado sería la purga de Francia de sus protestantes "herejes". Su herramienta para esta
desgarradora injusticia fue el inmoral "Rey del Sol", Luis XIV, cuya creencia en la salvación por las
obras de Roma lo llevó a asesinar a inocentes: estaba cautivo a los pies de su confesor.

Para comprender la causa de la Revocación del Edicto de Nantes, debemos revisar la famosa carta
interceptada escrita por el confesor jesuita del rey, Pere La Chaise, al sacerdote Peters, el confesor
jesuita del corrupto rey de Inglaterra Jacobo II, quien murió en el palacio de su primo, el rey Luis
XIV. Leemos sus palabras calculadas con sorprendente incredulidad, ya que reflejan la frialdad
calculadora del Concilio de Trento llevado a cabo por este, otro Hijo de Loyola sin corazón:

“Me costó muchas amenazas y promesas, antes de que pudiera llevarlo a cabo hasta el
momento, nuestro Rey lleva mucho tiempo y está muy poco dispuesto. Pero por fin lo
puse en cintura, porque se había acostado con su nuera, por lo que de ninguna manera le
daría la absolución, hasta que me dio un documento de su propia mano y sello, para
sacrificar todos Los herejes en un día. Ahora tan pronto como obtuve mi anhelada
comisión,

Los Jesuitas – 1685


designé el día en que esto debería hacerse; y, mientras tanto, preparé algunos miles de cartas para
enviarlas a todas partes de Francia en la noche posterior. . . Y muchas veces desde que, cuando
obtuve su confesión, sacudí el infierno de sus oídos y lo hice suspirar, temiendo y temblando, antes
de que le diera la absolución. No, más que eso, lo he hecho rogar para que se arrodille antes de
consentir en absolverlo ". {2} [énfasis añadido]

Hislop, al describir la psicología de control utilizada por los jesuitas, continúa:

“En el confesionario, cuando tienen como sacar partida, hacen que los pecados y las
transgresiones tengan un buen cargo; y luego, cuando tengan a un hombre de influencia, poder o
riqueza con el que lidiar, no le darán la menor esperanza hasta que compense con sumas redondas
de dinero, o la fundación de una abadía, o algún otro objeto sobre el que se haya fijado su corazón,
ser echado en la otra escala. En la famosa carta de Pere La Chaise, el confesor de Luis XIV de
Francia, explicando el método que adoptó para obtener el consentimiento de ese monarca
licencioso para la revocación del Edicto de Nantes, mediante el cual se infligieron tales crueldades.
Sus inocentes súbditos hugonotes, vemos cómo el miedo a las escalas de San Miguel operó para
lograr el resultado deseado: "muchas veces desde entonces", dice el consumado jesuita,
refiriéndose a un pecado atroz del cual el rey había sido culpable ', muchas veces desde que,
cuando lo tuve en la confesión, sacudí las orejas y lo hice suspirar, temiendo y temblando, antes de
que le diera la absolución. Con esto vi que todavía tenía una inclinación hacia mí y estaba
dispuesto a estar bajo mi control; Así que le puse la base de la acción ante él contando toda la
historia y lo malvada que fue, y que no se le podía perdonar hasta que hubiera hecho una buena
acción para equilibrar esa situación y expiar el crimen. Con lo cual al fin me preguntó qué debía
hacer. Le dije que debía erradicar a todos los herejes de su reino. "Esta fue la" buena acción "que
se lanzó a la escala de San Miguel Arcángel, para" equilibrar "su crimen. El rey, malvado como
estaba, dolorido contra su voluntad, consintió; la "buena acción" fue lanzada contra los "herejes"
fueron extirpados; y el rey fue absuelto ". {3} [énfasis añadido]

Así, el Edicto fue revocado, los hugonotes perdieron su libertad religiosa y la protección de la ley
francesa.

“Veamos en qué consiste la Revocación del Edicto de Nantes. La demolición de todos los templos
protestantes restantes en toda Francia, y toda la proscripción de la religión protestante; la
prohibicion de incluso el culto privado bajo pena de confiscación de cuerpo y propiedad, el

Los jesuitas– 1685


destierro de todos los pastores protestantes de Francia en el lapso de quince días; el cierre de
todas las escuelas protestantes; la prohibición de los padres de instruir a sus hijos en la fe
protestante; el mandamiento judicial sobre ellos, bajo una pena de quinientas libras en cada caso,
para que sus hijos sean bautizados por el párroco y criados en la religión católica romana, la
confiscación de los enseres y bienes de todos los refugiados protestantes que no regresaron a
Francia dentro de cuatro meses; el castigo en los calabozos de por vida a todos los hombres, y el
encarcelamiento de por vida a todas las mujeres, detectado en el acto de intentar escapar de
Francia ". {4}

Luego, los fanáticos jesuitas con sus soldados franceses, llamados "Dragonnade", cumplieron una
vez más el sangriento juramento jesuita y el Concilio de Trento, derramando sangre inocente por
toda Francia. De la sanguinaria Dragonnade leemos:

"Los dragones entraron a las casas con espadas desenfundadas y gritaron 'matar, matar o
convertirse en católicos'. Las escenas de indignación brutal, que ocurrieron durante estas
Dragonnades, no se pueden describir. Estos soldados estaban entre los hombres más ásperos,
desalmados y crueles. Ataron a sus víctimas con cuerdas, soplando humo de tabaco en sus narices
y bocas, y practicando con ellas otras cien crueldades sin nombre. . . Estos infames demoledores se
complacieron en maltratar a las mujeres. Las golpeaban con látigos; las golpearon en la cara con
bastones para desfigurarlas; Las arrastraron por sus cabellos en el barro y sobre las piedras. . .
Grande fue el regocijo de los jesuitas por la revocación del Edicto de Nantes”. {5}

Chiniquy, un canadiense francés y uno de nuestros héroes, concluye:

"Fue para obedecer esas leyes sangrientas que Luis XIV revocó el Edicto de Nantes, causó la
muerte de medio millón de hombres, mujeres y niños, que perecieron en todas las carreteras de
Francia, y causó que el doble de ese número muriera en la tierra". del exilio, donde habían
encontrado un refugio ". {6}[Énfasis añadido]

Ridpath está de acuerdo:

“Las regiones donde predominaba la población de los hugonotes se redujeron a una desolación, y
se estima que Francia, por su terrible barbaridad hacia su propia gente, perdió la mitad de un
millón de sus habitantes más industriales. . . [¿No suena esto como las Purgas de la herramienta de
la CIA entrenada por los jesuitas Joseph Stalin y Mao Tse-tung?]” {7} [énfasis añadido]

Los Jesuitas-1685
¡El resultado de la Revocación del Edicto de Nantes trajo más de cien años de supresión jesuita de
la fe protestante en Francia! (Muchos hugonotes vendrían a América y se instalarían en la Carolina
inglesa, Carolina del Norte y Carolina del Sur. Uno de nuestros Padres Fundadores era un
descendiente de estos calvinistas franceses perseguidos. ¡Colaborador de The Federalist Papers y
nuestro primer presidente del Tribunal Supremo, fue el erudito y el gran John Jay!) Pero, al igual
que en la Rusia y la China comunistas de los jesuitas, las Iglesias protestantes y bautistas que creían
en la Biblia continuaron ocultas hasta que el general jesuita utilizó su Revolución Francesa para
castigar al desobediente Papa y a los Reyes Católicos Romanos de Europa por abolir su Sociedad de
jesus “Aunque el protestantismo parecía haber sido completamente eliminado en Francia durante
el siglo que siguió a la Revocación del Edicto de Nantes, aunque sus ministros fueron desterrados,
sus iglesias y escuelas fueron suprimidas; y se colocó completamente fuera del alcance de la ley;
sin embargo, continuó teniendo una existencia actuada, para los protestantes, después de la
Revocación, constituían una especie de iglesia subterránea, organizada regularmente, aunque sus
reuniones se realizaban de noche en los bosques, en cuevas entre las colinas o en lugares
insospechados incluso en el corazón de grandes pueblos y ciudades, en todas partes de Francia ".
(8

Querido buscador de la verdad, ¿cuál es la diferencia entre Francia bajo la Revocación y Rusia y
China bajo el comunismo en su tratamiento de los creyentes bíblicos protestantes y bautistas?
¡Ninguna! Porque, como veremos, sus amos son los mismos: ¡esos Hijos de Loyola viles,
despiadados y asesinos!

Querido buscador de la verdad, ¿ve por qué los padres fundadores de los Estados Unidos, los
patriotas virginianos bautista-calvinistas, James Madison y George Mason en particular, insistieron
en una Declaración de Derechos para asegurar las libertades protestantes y bautistas de la
restricción federal? ¿Ves por qué algunos de nuestros padres fundadores sureños, antifederalistas
y creyentes de la Biblia no querían que la Jerarquía Católica Romana ni la Jerarquía Anglicana
Inglesa, ambas cofradías vigiladas e infestadas con jesuitas, nos gobernaran a los estadounidenses
con poder absoluto y sin restricciones? ¿A través de nuestro Gobierno Federal debidamente
constituido? ¿Washington, DC, nuestra capital nacional, ha degenerado en lo que nuestros padres
fundadores temieron en lo que podría llegar a ser lo declarado durante los debates federalistas y
antifederalistas, a saber, "Roma en el Potomac?" (¡En 1888, Justin D. Fulton lanzó su obra maestra,
Washington en el regazo de Roma, corroborando plenamente los temores de nuestros Padres
Fundadores del Sur!) Si un rey francés, Luis XIV, pudiera revocar la libertad protestante con un
"edicto", ¿no podría un presidente estadounidense, operando bajo la Ley de Poderes de Guerra de
Emergencia de 1950 como Comandante en Jefe, hacer lo mismo con una "orden ejecutiva"?
¿Intentarían los jesuitas hacer lo mismo en los Estados Unidos si se registraran todas las armas y
luego confiscarse como lo hicieron en la Alemania nazi?

Los jesuitas– 1685


Pere La Chaise, 1624 - 1709 # 42
Confesor jesuita del rey Luis XIV, 1675 - 1709
Luis XIV, rey de Francia, 1643-1715
Las palabras no pueden describir la infamia diabólica de este hombre malvado y siniestro. Viviendo
en riqueza y esplendor, usó la cruel doctrina de Roma de “salvación por obras” para forzar al Rey
Luis XIV, de apellido “Rey Sol”, a revocar el Edicto de Nantes del Rey Enrique IV, habiendo otorgado
la libertad de culto, y por lo tanto destruyó la mayoría de la gente productiva y cultivada de
Francia, los hugonotes calvinistas. La aplicación de La Chaise del malvado Concilio de Trento del
César Papal alimentó el resentimiento francés por la tiranía sacerdotal, que más tarde estalló en la
Revolución de 1789, secretamente dirigida por la Orden. El ateísmo, el socialismo y la inmoralidad
de los franceses de hoy es en gran parte el resultado de este piadoso jesuita y su maestro
diabólico, el Papa Negro.
Historia de los jesuitas, G. B. Nicolini, pp. 270, 271.

Los Jesuitas – 1685


Leyendo la Revocación del Edicto de Nantes, 1685 # 43
Esta salvaje Revocación jesuita arrancó el corazón de la Reforma en Europa, privando a los
hugonotes de su libertad religiosa, así como de sus vidas, sus fortunas, sus familias y su honor
como franceses. Para estos odiados calvinistas franceses, en las personas de Robert Stephens y
Theodore Beza, se proporcionó el Texto Griego fundado y finalizado para la versión autorizada de
la Biblia en inglés del Hijo de Dios resucitado de 1611.
Historia universal de Ridpath, John Clark Ridpath, (Nueva York: Merrill & Baker, 1901) vol. XIV, p.
451.

Los jesuitas – 1685


La violación, tortura y asesinato de la Dragonnade # 44
Masacrando a los hugonotes protestantes
Reino de Francia, 1685
Malditos, sean todos los herejes. ¡MALDITO! ¡MALDITO!" Historia universal de Ridpath, John Clark
Ridpath, (Nueva York: Merrill & Baker, 1901) vol. XIV, p. 453.

Los jesuitas – 1685


Jesuitas torturando a los hugonotes protestantes franceses, 1685 # 45
Por esta razón, los calvinistas bautistas blancos de los Estados soberanos de Rhode Island y Virginia
insistieron en que se añadiera la Carta de Derechos a la Constitución antes de ingresar a nuestra
República Confederada de estos Estados Unidos (protestantes) de América. Tanto la Primera como
la Segunda Enmienda se consideraron necesarias para evitar que estas escenas se produzcan en
nuestra gran tierra de lectura de la Biblia, llamada "EL TERRITORIO INVADIDO" por uno de los
periodistas jesuitas estadounidenses más influyentes del siglo XIX, Orestes A. Brownson. Por esta
razón, los Hijos de Loyola odian nuestra Declaración de Derechos, ya que fueron revocados por la
Ley Patriota de los EE. UU., Autorizada por los jesuitas y por la Oficina de Seguridad Nacional
("Romeland"), dirigida por los jesuitas y dirigida por el Caballero Papal, Tom Ridge. La persecución
de los "herejes y liberales" estadounidenses puede comenzar ahora.
Historia universal de Ridpath, John Clark Ridpath, (Nueva York: Merrill & Baker, 1901) vol. XIV. pag.
452.

Los jesuitas – 1685


Capitulo 12

Los jesuitas - 1600 – 1750


Reducciones comunistas en paraguay

“La Sociedad también puede traficar ventajosamente con los nombres prestados de algunos
comerciantes ricos [Shriner fransmasones y caballeros de Malta], nuestros amigos; pero nunca sin
una perspectiva de ganancia segura y abundante; y esto se puede hacer incluso a las Indias, que,
hasta ahora, por el generoso favor de Dios, nos han provisto no solo de almas, sino que también
han proporcionado abundantemente a nuestros cofres con riqueza ". {1}

Ignacio de Loyola, 1540


Fundador, 1er general jesuita, 1540-1556.
Instrucciones secretas de los jesuitas.

"Encuentro casi toda la riqueza de América Central en manos de los jesuitas, y la propiedad que
poseen en cabezas de ganado [" el Padre del Negocio del Ganado "es el jesuita de Arizona Eusebio
Kino] y las ovejas son algo verdaderamente enorme y, en una palabra, han logrado llevar a tal
altura su poder y sus riquezas, que el clero secular pronto se verá obligado a pedir su pan a los
jesuitas ". {2} [énfasis añadido]

Juan de palafox, 1647


Obispo de los angeles, mexico
Informe al Papa Inocencio X

“Se atreven ante nosotros, a esclavizar a los indios de Paraguay, a venderlos o comprarlos. . .
separando a las madres de sus hijos, y despojándolos de sus bienes y propiedades”. {3}

Papa Benedicto XIV


bula de diciembre de 1741

"Una vez que los jesuitas levantaron una generación tan devota y obediente, pusieron en
funcionamiento su sistema de gobierno e hicieron un intento exitoso al darse cuenta de que la
república preconcebida por el antiguo Platón, y que, quizás con opiniones más interesadas, son:
Presentado por los socialistas de nuestros días. De hecho, su forma de república no era otra cosa.

Los jesuitas - 1600 - 1750

que el comunismo que el famoso [francés católico romano Etienne] Cabet [que murió en San Luis
controlado por los jesuitas en 1856] ahora está tratando de establecerse en casi las mismas
regiones; la única diferencia es que los jesuitas se sustituyeron por el estado o la comunidad ". {4}
[Énfasis añadido]

G. B. Nicolini de Roma, 1854


Patriota italiana protestante
Exiliado a inglaterra
Historia de los jesuitas.

"En cuanto a la multitud, su único deber es dejarse guiar y seguir a su pastor como una manada
dócil". {5}
Papa pio x 1906
Ciudad del Vaticano

Este capítulo es muy importante, ya que se comprobará que los jesuitas son los verdaderos autores
del comunismo socialista. El sistema económico de la Edad Oscura era el feudalismo que consistía
en unos pocos terratenientes ricos y muchos campesinos pobres. Era "un pecado" obtener una
ganancia por parte de alguien que no fuera parte los señores feudales. Por lo tanto, si el mundo va
a ser devuelto a la Edad Oscura, la Clase Media Protestante Blanca debe ser destruida. El
socialismo-comunismo logra esto, habiendo dado su fruto amargo tanto en Gran Bretaña como en
los Estados Unidos.

El gran engaño es que los judíos son los autores del comunismo. (Después de todo, ¿no es el
comunismo judío el sionismo?) Los hechos son que los jesuitas usaron a sus judíos masónicos para
introducirlo en 1848 con la Segunda Revolución Francesa (Marx), y nuevamente en 1917 con la
Revolución Bolchevique (Lenin). Varios años después, en 1933, los jesuitas trasladaron a su Shriner
fransmason, Franklin Delano Roosevelt (FDR), para reconocer el sangriento gobierno de Rusia. La
Orden luego financió el comunismo ruso con sus Caballeros de Malta en Wall Street. Esto permitió
a Joseph Stalin, "el gran inquisidor", llevar a cabo las purgas de los años treinta. Después de haber
engañado al mundo para que creyera que el comunismo era de origen judío, los jesuitas utilizaron
a Hitler para implementar "la solución final a la cuestión judía" de conformidad con el malvado
Concilio de Trento. El resultado fue el asesinato masivo de judíos europeos y rusos a manos del
"Schutzstaffel" (SS) nazi, controlado por los jesuitas.

Al final de la Segunda Guerra de los Treinta Años (1945), los jesuitas, con su línea del Vaticano,
ayudaron a cientos de los principales nazis a escapar a América del Sur. ¿Y dónde en América del
Sur? Al antiguo dominio donde el socialismo-comunismo había sido perfeccionado por los padres
jesuitas, a la nación de Paraguay .

Los jesuitas - 1600 – 1750


Los jesuitas entraron a Paraguay a principios del siglo XVII, enviados por los reyes de España y
Portugal. Establecieron su supremacía sobre los nativos llamados "indios guaraníes" y no les
permitieron mezclarse con los españoles o portugueses. Fue entre esta gente que los jesuitas
establecieron sus comunas llamadas "Reducciones". R. W. Thompson escribe:

"Los indios confiados fueron fácilmente seducidos por actos de bondad, y el resultado fue que, en
el transcurso de un breve período, lograron establecer una serie de lo que se llamaron Reducciones
(o, más bien hablando, pueblos) con multitudes de indios reunidos a su alrededor; Todo el
conjunto, al final, varios cientos de miles. Estos constituían el estado jesuita, y fueron todos, por la
mera ceremonia de bautismo, llevados bajo el dominio de los jesuitas ". {6}
La "Comuna" o "Reducción" se mantuvo en orden por medio de un sistema de espionaje.

". . . cada Reducción fue gobernada por un padre jesuita, apoyado por un vicario y un cura como
asistentes, pero cuyo principal deber era el espionaje ". {7}

Esto es importante ya que la Reducción socialista-comunista de Roma de los Estados Unidos


también se mantiene en orden mediante un sistema de espionaje, llevado a cabo por la Oficina
Federal de Investigaciones (FBI), la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la Agencia de Seguridad
Nacional (NSA). (Vincent M. Cannistraro, el ex jefe antiterrorista de la CIA bajo el mando del
Caballero de Malta William J. Casey, es ahora el asesor de seguridad del Vaticano en 2002.) Y este
sistema de espionaje aumentará considerablemente debido al CFR del Arzobispo de Nueva York, el
cardenal Egan. / CIA 11 de septiembre ataque al World Trade Center y al Pentágono.

La Comuna, llamada por los jesuitas una "república", dio la apariencia de que era autónoma. Era
una república en forma, pero una monarquía en el poder controlada por el general jesuita en
Roma.

“En cada Reducción, a los nativos se les permitió seleccionar un magisterio secular, con poderes
limitados y sin importancia sobre los asuntos temporales que se les podrían confiar sin afectar el
rasgo teocrático del Gobierno. Fue en todo lo relacionado con la gestión de los asuntos públicos
una monarquía absoluta, con todos sus poderes centrados en el general en Roma, cuya autoridad
fue aceptada como igual a la de Dios, y a cuyo mandato se exigió obediencia de todos ". {8}
[Énfasis añadido]

(Esto también es importante, ya que la república protestante-calvinista de George Washington, con


poderes expresos y limitados delegados al gobierno federal, fue una abominación de la Orden de
los Jesuitas:

Los jesuitas - 1600 – 1750

"Por esto el Vaticano condenó la Declaración de Independencia [basada en la Declaración de


Mechlenberg Presbiteriana de 1775, no en los escritos del cardenal jesuita Robert Bellarmine
(1640)] como" maldad " y llamó a la Constitución de los Estados Unidos "un documento satánico"
"{9}

Así que la Orden con su "Partido Republicano Rojo Radical" forzó la ratificación de la Decimocuarta
Enmienda en 1868. Esto convirtió a la república de Washington en una república jesuita, una
república de forma, pero una monarquía en el poder. El estatus de los nativos era de igualdad y el
sistema económico era socialista-comunista. Y, por supuesto, cada Reducción tenía una tesorería
común o un banco central. Leemos:

". . . La igualdad universal prevaleció. Los principios del socialismo o el comunismo, en gran medida
como ahora se entienden [1894], regían en todas las reducciones. Todo lo necesario para el confort
material y la prosperidad de los indios era común. Cada familia tenía una porción de tierra
apartada para el cultivo. También aprendieron oficios, y muchos de ellos, tanto hombres como
mujeres, se convirtieron en expertos. Pero las ganancias de la totalidad se depositaron en
almacenes comunes en cada Reducción, y los jesuitas los distribuyeron en las partes
correspondientes a cada individuo según fuera necesario. . . El sufragio fue universal, pero "la
sanción de los jesuitas era necesaria para la validez de la elección". {10} [énfasis añadido]

(Querido buscador de la verdad, ¿no es así como se gobierna hoy el pueblo de los Estados Unidos?
Las diez tesis de Marx del Manifiesto Comunista, que han generado más de cincuenta revoluciones
en Europa, están en plena vigencia. Tenemos un banco central de propiedad privada llamado
"Banco de la Reserva Federal". Se cobra un impuesto sobre la renta anual de "cada uno según su
capacidad" y se redistribuye a "cada uno según su necesidad", destruyendo así a la Clase Media
Protestante Blanca. La sanción de los jesuitas, en control del Consejo En Relaciones Exteriores, es
necesario para la validez de nuestras "elecciones". Políticamente, las mujeres son iguales a los
hombres y estamos oprimidos con "un hombre, un voto". No tenemos "dinero legítimo", que es
riqueza real, como el presidente Roosevelt y el presidente Johnson sacarn de circulación nuestras
monedas de oro y plata y crearon la supremacía del dinero del monopolio (los billetes falsos del
Banco de la Reserva Federal).

Hay que señalar un último rasgo de la república jesuita. A través de su estado policial los jesuitas
destruyeron la verdadera virilidad.

“Para enseñar a los indios confidentes que la obediencia a la autoridad era su principal deber,
estaban sujetos a reglas de conducta y relaciones sexuales que se aplicaban con la más estricta
severidad. Fueron observados en todo, los ojos escrutadores de los jesuitas estaban
continuamente sobre ellos.

Los jesuitas - 1600 – 1750


Constituían, de hecho, un estado de sociedad que alcanzaba completamente el ideal jesuita; es
decir, dóciles, manejables, sumisos, obedientes, sin la menor apariencia real de virilidad. Habiendo
completado así su subyugación, se adoptaron medidas enérgicas para hacer imposible cualquier
cambio en su condición ". {11}

(¡Querido buscador de la verdad, debo comentar! ¿No es esto la América del 2003? Como nación,
ya no leemos la Biblia de la Reforma Protestante: la versión King James de 1611, la edición de
1769. Como resultado, Ya no hay calvinistas que usarían "La Espada de la Defensa Justa" contra una
tiranía controlada por los jesuitas. Por lo tanto, los estadounidenses vivimos en un estado policial y
somos observados y rastreados en todo lo que hacemos a través del uso de la "fecha de
nacimiento". "Y el" número de seguridad social ". Los ojos del FBI y la CIA están continuamente
sobre nosotros, como el KGB en Rusia. Y al igual que los indios guaraníes, la gran mayoría de los
hombres estadounidenses son sumisos y obedientes, dóciles y afeminados," sin la apariencia real
de virilidad "gracias al uso de rellenos de flúor y amalgama por parte de la Asociación Dental
Americana (ADA) junto con estrógenos sintéticos, químicos tóxicos y vacunas por parte de la
Asociación Médica Americana (AMA) y los granjeros corporativos del cártel.
"La República de los jesuitas", compuesta por más de treinta reducciones paraguayas, era en
realidad un vasto imperio comercial en el que trabajaban más de doscientos mil esclavos. E. Boyd
Barrett, un ex jesuita irlandés, nos dice:

“Los jesuitas, como es bien sabido, mantuvieron regiones muy grandes de Paraguay bajo el control
misionero desde 1650 hasta 1750. Más de un cuarto de millón de nativos trabajaron bajo su
dirección [absolutista], y no se les hizo ningún pago directamente, fueron educados, capacitados,
alojados, vestidos, alimentados y, hasta cierto punto, divertidos, pero ¿qué fue de los beneficios
excedentes de sus labores y del extenso comercio que se llevó a cabo? Se dice que más de dos mil
barcos se dedicaron a transportar mercancías y mercancías en el río Paraná; y el valor económico
de las Reducciones era, sin lugar a dudas, muy grande: tan grande como para haber despertado la
envidia de los comerciantes españoles y portugueses. Robertson estimó que las reducciones
representaban al menos $ 25,000,000 de capital para la Sociedad”. {12}
Además, el imperio comercial de la Orden se extendió hacia el norte a través de América Central
para incluir todo México. Nuevamente nuestro ex-jesuita escribe:

"El testimonio más dramático de la 'avidez y el entusiasmo de los jesuitas por los bienes terrenales'
se encuentra en una carta del Venerable Obispo Palafox de Los Ángeles [México] a [Papa]
Inocencio X [que había aprobado por completo la continuación de la masacre irlandesa de los
jesuitas ' en 1641] fechado el 25 de mayo de 1647. Trata la riqueza de los jesuitas mexicanos de esa
época.

Los jesuitas - 1600 – 1750

"Santísimo Padre:

Encontré casi todas las riquezas, todos los bienes inmuebles y todos los tesoros de esta Provincia
de América en manos de los jesuitas, que todavía los poseen. Dos de sus colegios tienen 300,000
ovejas, sin contar los pequeños rebaños; y mientras que casi todas las iglesias de la catedral y
todas las Órdenes juntas tienen apenas tres refinerías de azúcar, la Sociedad tiene seis de las más
grandes. Una de estas refinerías está valorada en más de medio millón de thalers; y esta única
provincia de los jesuitas, que sin embargo solo consta de diez colegios, posee, como acabo de
decir, seis de estas refinerías, cada una de las cuales genera cien mil thalers por año. Además de
esto tienen campos de maíz de enorme tamaño. También tienen minas de plata, y si continúan
aumentando su poder y riqueza como lo han hecho hasta ahora, el clero secular se convertirá en
sus sacristanes y los laicos en sus mayordomos, mientras que las otras órdenes se verán obligadas
a recoger limosnas en sus puertas. . Todas estas propiedades y todos estos ingresos considerables
que pueden hacer que un soberano sea poderoso no tienen otro propósito que mantener diez
colegios [fortalezas militares]

... A esto se puede agregar la habilidad extraordinaria con la que hacen uso y aumentan su riqueza
super-abundante. Mantienen almacenes públicos, ferias de ganado, carnicerías y tiendas. Envían
parte de sus bienes a través de las islas filipinas a China. Ellos prestan su dinero para la usura, y por
lo tanto causan la mayor pérdida y lesiones a los demás ". {13} [énfasis añadido]

Querido buscador de la verdad, "la República Jesuita" de Sudamérica se convirtió en el modelo


para "la República Jesuita" de América del Norte. Las treinta reducciones en Paraguay de 1600 a
1750 se han convertido en el modelo para los cincuenta estados de la Decimocuarta Enmienda de
América desde 1868 hasta (el presente) 2003. Ambas “repúblicas” fueron creadas por los súper
capitalistas, los jesuitas, que luego implementaron la política económica. Sistema de la Edad
Oscura - socialismo-comunismo feudal. ¡Como siempre, carteles capitalistas y socialistas
comunistas trabajan juntos! Al igual que Paraguay, la Decimocuarta Enmienda de Estados Unidos
funciona como un vasto imperio comercial, los jesuitas controlan toda la riqueza y obtienen todos
los beneficios de sus corporaciones multinacionales. Como los indios guaraníes, los
estadounidenses somos esclavos; porque, después de ser "educados, entrenados, alojados,
vestidos, alimentados y distraidos", ¡los estadounidenses no tenemos nada! Al igual que Paraguay,
el poder jesuita ha aprovechado el poder comercial de la Decimocuarta Enmienda de América y la
ha utilizado para financiar las Grandes Guerras promoviendo la Contrarreforma de Loyola mientras
se destruye la Reforma Protestante de Lutero.

¿Deberíamos aquellos de nosotros que creemos que la Biblia es la regla final de la fe y la práctica,
continuaremos siendo usados para tales fines malvados? ¿Deberían nuestros predicadores seguir
permanesiendo mudos ante tan monumental
robo y tiranía anticristiana?

Los jesuitas - 1600 – 1750

¿Dónde están los Davids que dirían: "¿No hay una causa?"

- yo Samuel 17:29

¿Dónde están los Nehemías que dirían: "¿Debería un hombre como yo huir?"

- Nehemías 6:11

Finalmente, los jesuitas, al mantener a los nativos ignorantes y esclavizados, les enseñaron a odiar
y matar a los hombres blancos, y así mantener la existencia de las Reducciones en secreto de los
soberanos de Europa. Portugal emitió la siguiente declaración de quejas:
“Que [los jesuitas] tenían debajo de ellos treinta y una grandes poblaciones, produciendo
inmensas riquezas para la sociedad, mientras que las propias personas se mantenían en la
esclavitud más miserable; que ningún español o portugués, ni siquiera gobernador u obispo, fue
admitido en las Reducciones; que "con un extraño engaño", el idioma español estaba
absolutamente prohibido; que los indios fueron entrenados para una obediencia ciega e ilimitada,
mantenidos en la "ignorancia más extraordinaria" y la esclavitud más insoportable jamás conocida,
y bajo un completo despotismo en cuanto a cuerpo y alma; que no sabían que había otro soberano
en el mundo que los padres, y que no sabían nada del rey, ni ninguna otra ley que la voluntad de
los "santos padres", que a los indios se les enseñó que los laicos blancos adoraban el oro, un
demonio en sus cuerpos, eran los enemigos de los indios, y de las imágenes que adoraban; que, en
consecuencia, se les enseñó a matar a hombres blancos dondequiera que pudieran encontrarlos, y
a tener cuidado de cortarles la cabeza, para que no volvieran a la vida ". {14}
(Por otro lado, ¿no se originó el culto de los musulmanes negros en la ciudad de Chicago
controlada por los jesuitas? ¿No enseñaron a los musulmanes negros a odiar al hombre blanco
subhumano? ¿No fue el fallecido musulmán negro, Khallid Abdul Muhammad? ¿El Hitler negro de
los Estados Unidos, odiando tanto a las razas blancas como a las judías? ¿No se enseña a los
musulmanes negros que todos los hombres blancos son "demonios blancos de ojos azules"? ¿No
tienen los musulmanes negros un ejército privado llamado "Fruto del Islam" con el ¿El propósito
de conducir una guerra racial estadounidense según los deseos de su líder mulato, Louis
Farrakhan? ¿No sería una guerra racial? (su vista previa fue la matanza de cebra de la Nación del
Islam durante la década de los 70, la carnicería de Mau Mau en África dirigida por el Jomo de los
jesuitas Kenyatta durante la década de 1950, y ahora la violación y asesinato de pandilla Black-on-
White en la Sudáfrica de Nelson Mandela (su liberación de la prisión asegurada por el Caballero
Africano de Malta, Abukuse VEP Mbirika) y en Zimbawe, entrenado por los jesuitas, dan como
resultado la suspensión.¿De la Constitución, la declaración de una emergencia nacional, y con ella,
la ley marcial absolutista bajo el control de los comandantes militares blancos sujetos al General
Jesuita? ¿Podría ser que Malcolm X, después de su viaje a La Meca, se haya dado cuenta de este
escenario al darse cuenta de que los negros de las ciudades católicas romanas del norte estaban
siendo utilizadas y, en última instancia,

Los jesuitas - 1600 – 1750


serían internados en campos de concentración? ¿Podría ser que esta es una de las razones por las
que dejó el culto y fundó su propio movimiento que resultó en su asesinato? ¿Podría ser que Betty,
la esposa de Malcolm X, dijo la verdad, que su esposo fue asesinado por los líderes de la Nación
del Islam en conjunto con un alto mando de la oficina del FBI en 1965 bajo el control de un blanco,
apóstata presbiteriano y homosexual, masonista de grado treinta y tres, Edgar Hoover? ¿No fue
Hoover el amigo íntimo del Papa homosexual estadounidense, el cardenal Spellman, educado y
habiendo sido el gran patrocinador de la Compañía de Jesús? Como podemos ver, el culto
musulmán negro lleva todas las marcas del control jesuita, incluida la furia rabiosa, anti-judía y anti
WASP / Bautista; su líder masónico, Louis Farrakhan (el amigo personal del coadjutor temporal
jesuita Fidel Castro), distribuye notoriamente los Protocolos Jesuitas de los Sabios de Sión, aunque
su maestro de violín fuera judío, al tiempo que promueve el odio a la Reforma del Rey James de la
Reforma de 1611 de acuerdo con los deseos de su maestro, el Arzobispo de Chicago.) Al arrojar
más luz sobre el asesinato de Malcolm X en 1965, el autor recibió una carta privada de un brillante
y antiguo asociado de los musulmanes negros, después de haberse dado cuenta. El control de
Roma del movimiento a través de la Masonería Negra del rito del Príncipe Hall. Al conmoverme
hasta las lágrimas cuando aplicó un bálsamo sanador a algunas de mis viejas heridas, declaró
valientemente después de cuarenta años de estudio y participación:

“Elijah Muhammad era un masón. (Muchos miembros de la Nación del Islam eran o son masones
pertenecientes al rito de Prince Hall.) Su hijo [Imam] Wallace (Warith) [Deen], así como [Louis]
Farrakhan y Jesse Jackson son masones. Farrakhan [actualmente involucrado en el "culto" mutuo
con su hermano Shriner Fransmason, "el diablo blanco de ojos azules" y el pastor de la Catedral de
Cristal, Robert H. Schuller] estuvo involucrado en el asesinato de Malcolm. Lo traicionó sabiendo
que iba a ser asesinado. Su papel era el de un supervisor. Se aseguró de que el trabajo se llevara a
cabo. Wallace [Deen Muhammad] (el hijo de Elijah Muhammad) también conocía los planes de su
padre. Sus celos con Malcolm le impidieron advertirle. Él realmente quería a Malcolm fuera del
camino. Basado en los registros desclasificados del FBI, del Departamento de Estado y de la
Inteligencia Militar que obtuve hace varios años, Wallace fue es el títere seleccionado a mano del
FBI / Vaticano era un informante del gobierno para el FBI desde 1963-64. En cuanto a los matones
que fueron encargados de matar a Malcolm, Thomas Johnson, Norman Butler y [Talmadge] Hayer
ahora son hombres libres. Hayer dijo que los otros dos no estaban involucrados. Esto es una
mentira. He hablado personalmente con un testigo presencial que estuvo presente en el Centro
Correccional de Auburn en 1972-1973, cuando Talmadge Hayer y Thomas Johnson planearon su
historia inventada. Desde 1966-1972, ninguno de los tres tuvo contacto entre ellos. No fue hasta
1971, después de los disturbios en Auburn, que una gran parte de la población reclusa fue
trasladada a otras prisiones. Luego, en 1972, tuvieron lugar los disturbios del Ática.

Los jesuitas - 1600 – 1750

Fue entonces cuando Hayer se mudó a Auburn. Eran de hecho los asesinos. Sin embargo, hubo
otros involucrados que estuvieron presentes en la escena, así como otros conspiradores, y el
principal culpable que dio las órdenes, el Papa Pablo VI (G. [Giovanni] Batista [Battista] Montini)
fue el primer Papa que visitó Estados Unidos. Espero no haberte aburrido con todo esto. En
cualquier caso, me siento honrado de ser de utilidad en esta causa. Permítanme decir que he
estado en esto durante más de cuarenta años. No me tomo esto a la ligera y la seriedad de todo
esto nunca puede ser exagerada ". {15}

A medida que los jesuitas enseñaban a los nativos el odio de los colores por la raza blanca en sus
Reducciones en Paraguay, incluso así lo enseñan a los negros en su Imperio Americano a través de
la Prensa, el Teatro Jesuita (Hollywood) y la Nación del Islam. (El Islam ha sido abrazado en gran
medida por los Negros enojados del Norte, en oposición a los Negros que creen en la Biblia del
histórico Viejo Sur, ya que han sido víctimas durante más de cien años por la mayoría de los
católicos romanos blancos que controlan las frías ciudades del Norte.) RE McMaster, Jr. escribe
sobre el islam:

Los negros en particular. . . Se están jugando para los retoños por los planificadores centralizadores
de este país. . .. demasiados grupos minoritarios negros han sido engañados para aceptar la
esclavitud del paro. . . resultantes de la hoja de asistencia social del gobierno. Algunos negros
también han sido engañados para que adopten la religión de [tres cuartos de] los traficantes de
esclavos que abusaron despiadadamente de su ascendencia: la religión musulmana. {dieciséis}

Para la Nación del Islam está la Red de Terroristas Negros Masónicos de Norteamérica de los
jesuitas, estrechamente vinculada a la Red Internacional de Terroristas Islámicos del General
(creada por la Orden de la CIA a través de la Operación Ciclón) con sede en la Casa Masónica
Shriner Saudi, petrolero creando deliberadamente el monopolio Arabia Saudita. Y esa malvada Red
Terrorista Islámica de Wahabi está siendo financiada actualmente por el rey trillonario de Arabia
Saudita, Fahd bin Abdul Aziz Al-Saud. Cualquier hombre negro honorable que se resista y exponga
este escenario será amenazado o silenciado, permanentemente, ¡a menos que esté protegido por
el Hijo de Dios resucitado que es el Rey de los judíos, el Señor Jesucristo! Tal fue el estado jesuita
de Paraguay desde 1600 hasta 1750. Tal es el estado jesuita de la Decimocuarta Enmienda del
Imperio Americano "Santo Romano" desde 1868 hasta el presente (2003). Dios el Padre había
decretado, sin embargo, que los indios guaraníes debían ser liberados de sus invencibles maestros
jesuitas. Por eso, el Hijo resucitado de Dios envió a un hombre y a los jesuitas.

". . . Se encontraron con un adversario de cuyo coraje y capacidad no tenían la menor concepción,
y que, en un breve período, encontraron capaz de infligir un golpe de muerte a la sociedad. Este
era Sebastian Cavalho, marqués de Pombal, quien era [masón y] el principal consejero del rey
portugués [José I]”. {17} [énfasis añadido]

Los jesuitas - 1600 – 1750


En 1963, Dios Padre decretó que un presidente estadounidense resistiría a nuestros maestros jesuitas. Era un
católico, John F. Kennedy, pero fue mortalmente herido en la casa de sus amigos, mientras que los
predicadores bautistas y protestantes de la nación, incluido el masón Shriner Billy Graham, el amigo íntimo
de los jesuitas y siervo de los "infalibles" César papal en Roma - ¡Estuvo de pie y no dijo nada!
Traidor protestante, Billy Graham, 1967 # 46
Aquí, este masón bautista sureño del grado 33 (según el difunto Jim Shaw, un ex francmasón del
grado 33 que se convirtió al Cristo de la Biblia y que fue el autor de The Deadly Deception) está
recibiendo el yugo de Roma y el doctorado honorario de los jesuitas. en Belmont Abbey College.
Admirando abiertamente a la Orden de los jesuitas, Graham ha llamado al Papa masónico Juan
Pablo II "el mayor líder moral del mundo". Pero según el ex jesuita Alberto Rivera, Juan Pablo II es
un conocido pedófilo y durante la Segunda Guerra Mundial trabajó para IG Farben en una planta
cerca del campo de exterminio de Auschwitz en Polonia, que produce las bolitas de gas de cianuro
Zyklon B utilizadas para asesinar en masa a "herejes y judíos" de conformidad con el Cuarto
Consejo Lateranense del Papa (1215) y el Concilio de Trento (1563).
Smokescreens, Jack Chick, ( California: Chick Publications, 1983) p. 56.

Los jesuitas - 1600 – 1750

Las reducciones guaraníes, 1600 - 1750 # 47


Estas reducciones socialistas-comunistas secretas y malvadas, conocidas hoy en día como
"Comunas" o "Kibbutzim", produjeron una riqueza incalculable para la Orden utilizando cientos de
miles de esclavos, "recogiendo de cada uno según su capacidad y dándoles a cada uno según su
necesidad.” Esta riqueza, a su vez, se usó para financiar las muchas estratagemas ocultas de la
Orden. Las lecciones aprendidas en estas repúblicas platónicas sirvieron de base para el Manifiesto
comunista de Marx, mediante el cual cada nación en la tierra se reduciría a una reducción guaraní,
destruyendo así las clases medias blancas protestantes del norte de Europa y la civilización
occidental. Al restaurar el feudalismo comunal de la Edad Oscura conocido como "la medianoche
del mundo", la Orden sometería el mundo al gobierno del audaz César de Roma.
Jesuitas: una multibiografía, Jean Lacouture, (Collegeville, Minnesota: The Liturgical Press, 1995)
pp. 342, 343.

Los jesuitas - 1600 – 1750

El diseño de una reducción, 1600 - 1750 # 48


Las reducciones utópicas de la Orden sobre las cuales se perfeccionó el comunismo socialista
incluían bancos centrales llamados "almacenes", igualdad universal y trabajo universal masculino y
femenino. Los bienes producidos por esta mano de obra esclava fueron puestos en el comercio
internacional con la enorme flota de “Blackships” de la Orden. Beneficiando a los capitalistas del
cartel jesuita en el financiamiento de sus guerras de aniquilación contra las culturas protestantes,
las Reducciones tienen un parecido sorprendente con los Campos de Concentración y Muerte de El
Tercer Reich Nazi del Papa Negro en cumplimiento del Concilio de Trento. Actualmente, las
ganancias generadas por el trabajo esclavo de las muchas Reducciones Comunistas de la Orden en
el Lejano Oriente están financiando la construcción de la enorme armada de China Roja con la
intención de invadir América del Norte "herética y liberal", llena de refugiados, judíos y apóstatas
protestantes que acogen la Biblia y los bautistas.
Jesuitas: una multibiografía, Jean Lacouture, (Collegeville, Minnesota: The Liturgical Press, 1995)
págs. 342, 343.

Los jesuitas - 1600 – 1750


Malcolm Little, alias "Malcolm X", 1925 - 1965
Sin saberlo, -controlado por la Orden a través del mulato y el "honorable" Elijah Muhammad, el
absoluto dictador masónico de la Nación del Islam (NOI), que fue el sirviente obediente del
arzobispo blanco de Chicago, el cardenal Albert Meyer y más tarde el cardenal John Cody -
Malcolm llevaba todas las marcas de un agitador jesuita, incluyendo su animadvesión a los judíos,
los protestantes anglosajones blancos, la Constitución de los Estados Unidos y la Biblia del Rey
Jaime. SApodado "Gran Rojo" debido a su cabello castaño rojizo heredado de un antepasado
blanco, las opiniones raciales de Malcolm nacieron de los deplorables crímenes de la violencia
católica blanca y masónica blanca, incluido el intolerable racismo lleno de odio experimentado en
el Norte, la Mafia dominado por las jesuitas, las ciudades católicas romanas blancas de Boston,
Baltimore, Filadelfia, Nueva York y Washington, DC, así como el espantoso asesinato de su papá, el
reverendo Earl Litte un influyente predicador bautista y un defensor abierto de Movimiento del
regreso a África de Marcus Garvey, por parte del segundo al mando del Ku Klux Klan . En
oposición al plan previsto de la Orden de los Jesuitas para una América del Norte totalmente
integrada, destruyendo así a las razas Blancas "heréticas y liberales", tanto Garvey como Malcolm
persiguieron seriamente la misma política de separación final y repatriación, al igual que los
presidentes Jefferson, Monroe y Lincoln. Malcolm abogó por que los negros se separen de los
blancos, ya sea volviendo a África o estableciendo una nación negra norteamericana separada, ¡lo
que de hecho es la solución correcta y bíblica para la Agitación Negra internacional del Papa
Negro! Al dar a conocer la paternidad de nueve hijos ilegítimos de Elijah Muhammad a seis
adolescentes, y por exponer la colusión entre los líderes de NOI y KKK, cuyo extremismo
cooperativo en la creación de "culpa colectiva" entre todos los blancos, calculados con astucia para
unir a católicos y protestantes de acuerdo con la doctrina ecuménica del Concilio Vaticano II
destruyen la preferencia dada por Dios a la propia raza, asegurando así el éxito del Movimiento por
los Derechos Civiles. Malcolm se convirtió en una amenaza para el NOI del Papa Negro y fue
silenciado durante noventa días. Esto dio lugar a su viaje a La Meca durante el cual fue vigilado
cuidadosamente por la CIA del cardenal Spellman; se convirtió al islam ortodoxo a pesar de la
esclavitud brutal de los negros africanos por los musulmanes árabes durante siglos; dejó de abogar
por el separatismo negro; y finalmente rompió con el liderazgo masónico de NOI, que incluía a los
informantes del FBI Wallace Muhammad y Louis Farrakhan. El elocuente e independiente Malcolm
X, que ahora predicaba contra el NOI, no podía vivir, como la trama genocida de mezcla de razas de
la Segunda Reconstrucción Socialista-Comunista de la Orden, dirigida por el malvado Martin Luther
King, jr. (Lucifer)Negro,defendiendo la doctrina de la Orden de “igualdad universal” como se
perfeccionó en las Reducciones de Paraguay, no se podía permitir que fallara nuevamente. Por lo
tanto, Malcolm se convirtió en otra víctima del Juramento Jesuita de la Orden y de la "bala de
plomo", salvajemente derribada en el escenario en el Audubon Ballroom de Harlem por tres
asesinos de NOI, todos ayudados por la CIA, el FBI y la policía de Nueva York del Cardenal
Spellman.

Los jesuitas - 1600 – 1750

Marcus Mosiah Garvey, 1921 # 49


Garvey, un separatista y capitalista negro jamaicano que posee Black Star Line, defendió
elocuentemente el Movimiento de regreso a África de Harlem. La Orden, utilizando sus negros
masónicos como A. Philip Randolph, alentó al Procurador General de Estados Unidos católico
irlandés del Papa Negro Harry M. Daugherty a procesar a su audaz enemigo. Condenado por
"fraude postal" en 1925 y con una sentencia de cinco años que luego fue conmutada, Garvey fue
finalmente deportado a Jamaica.

El-Hajj Malik El-Shabazz, alias "Malcolm X" # 50


A. Philip Randolph: un retrato biográfico, Jervis B. Anderson, (Nueva York:
Harcourt Brace Jovanovich, Inc., 1972).
Malcolm X: Ministro de Justicia, David Shirley, (Nueva York: Chelsea House Pubs., 1994).

Los jesuitas - 1600 – 1750


Capitulo 13

Los jesuitas - 1688 - 1717

La gloriosa revolución inglesa de 1688 que terminó con la dinastía Stuart


Renacimiento de la masonería oculta, el mormonismo "el imperio invisible",
los indios sioux y los jesuitas

". . . los jesuitas se vieron obligados a cooperar con las otras dos hermandades internacionales, los
masones y los judíos [los Illuminati de Rothschild], en la destrucción del Imperio español”. {1}

Salvador de madariaga, 1820


Estadista español
The jesuits

"Todavía hay ancianas, hombres y mujeres, sobre el país, que dirán usted, con gravedad severa
que, si rastrea la Masonería, a través de todas sus Órdenes, Hasta que llegues a la gran cima, jefe
de Masones de el mundo, lo harás. Descubriras que el temido individuo y el Jefe de la son de la
Compañía de Jesús.

¡Una y la misma persona!


Los jesuitas
{2} James Parton, 1855

"Por lo tanto, según el Papa León XII, a quien se le llamó luego Papa [León XIII], la misma Biblia que
se insulta en el altar masónico contiene no la revelación de Dios, sino simplemente el "evangelio
del diablo", mientras que La masonería avanza audazmente hacia el frente y exclama: "Muy
correcto, la mayoría ¡Padre Santo! ¡Muy correcto! Mi escuadra y el compás son iguales en todos
los sentidos. Si no es superior a la Versión Autorizada de la Biblia, y lo hará "Iluminar" a la
humanidad también. ¡Vamos, mi querido señor! Vamos, hermano. León, y emite sus bulas y
encíclicas contra la Biblia con todo el rencor de lo que tu viejo corazón es capaz, y voy a seguir en
mi peculiarmente curso agresivo, degradando y degradando la Palabra de Dios por debajo de mis
paganos emblemas, y enseñando a mi gente que no es mejor que el Corán, el Los Shasters o el
Libro de Mormón. ¡Vamos, señor papa! Haz todo lo romano que puedes a los católicos, y te
garantizo fabricar tantos infieles de entre los protestantes, y entre nosotros, creo, que podremos.

Los jesuitas - 1600 – 1750


Neutralizar la gran obra de la Reforma, y tal vez destruirla. El cristianismo [bíblico] en conjunto ".
{3} [énfasis añadido]

Edmond Ronayne, 1879


Masón convertido
Americano ex-romanista y
La alfombra del maestro O albañileria
y Baal-Adoración Idéntica

". . . varios caballeros que se habían propuesto rescatar los lugares sagrados de Palestina de los
sarracenos formaron una asociación bajo el nombre de masones libres, lo que indicaba que su
principal deseo era la reconstrucción del Templo de Salomón. . .” {4} [énfasis añadido]

Nesta Webster, 1924


Historiador ingles
Sociedades secretas y
Movimientos subversivos

“Hay una considerable analogía entre los grados masónicos y jesuitas; y los jesuitas también
pisotearon el zapato y se pusieron de rodillas, porque Ignacio Loyola se presentó en Roma y pidió
la confirmación de la orden ". {5}

Héckethorn, 1900
Historiador ingles
Sociedades secretas
de todas las edades y países

“Cuanto más alto fui en la Orden de los Jesuitas, más corrupción vi dentro de la institución. Fui
invitado a asistir a una misa negra secreta por jesuitas de alto rango [incluido el Superior General
Pedro Arrupe] en un monasterio en el norte de España. Cuando me arrodillé para besar el anillo de
un alto funcionario, vi un símbolo en ese anillo que hizo que mi sangre se enfriara. ¡Era un símbolo
masónico [el compás y la escuadra]! Una cosa que odiaba y me habían dicho que luchara contra
eso. . . Descubrí que el General Jesuita también era masón y miembro del Partido Comunista en
España”. {6}

Alberto Rivera, 1979


Español ex jesuita
Alberto

Los jesuitas - 1600 – 1750

"Y si Satanás expulsa a Satanás,


está dividido contra sí mismo;
¿Cómo estará entonces su reino?
Jesus el Mesias
- Mateo 12:26
Querido buscador de la verdad, es importante entender la relación entre los jesuitas y la
masonería. Los jesuitas, que controlan el Vaticano desde 1814, hacen ver a la masonería como su
enemigo. Esto simplemente no es cierto. (¡En la Baltimore masónica, los jesuitas florecen en su
prestigioso Loyola College de Maryland!) Como veremos, el "Imperio invisible" de Shriner
Freemasonry y el jesuitismo son amigos y trabajan juntos, ya que ambas sociedades secretas
desean reconstruir el Templo de Salomón en Jerusalén. -más buscador, es importante entender la
relación entre los jesuitas y la masonería. Los jesuitas, que controlan el Vaticano desde 1814,
representan a la masonería como su enemigo. Esto simplemente no es cierto. (¡En la Baltimore
masónica, los jesuitas florecen en su prestigioso Loyola College de Maryland!) Como veremos, el
"Imperio invisible" de Shriner francmasonería y el jesuitismo son amigos y trabajan juntos, ya que
ambas sociedades secretas desean reconstruir el Templo de Salomón en Jerusalén.

Las Cruzadas de los Caballeros Templarios de los Papas fueron revividas en 1717 en la Inglaterra
protestante, habiéndose convertido en los francmasones actuales. Los ritos escoceses fueron
escritos por los jesuitas en uno de sus colegios en Francia. ¿Para qué? Para restaurar la Casa de
Stuart, controlada, por los jesuitas al trono de Inglaterra. Nuestro autor masónico, William O.
Peterson, P.M. 32 “Chevalier de Bonneville [como el automóvil Bonneville fabricado por Chevrolet /
General Motors] formó un capítulo de veinticinco grados de los llamados altos grados en el Colegio
de Jesuitas de Clermont, en París en 1754. Los adherentes de la Casa de los Stuart habían hecho de
la universidad de Clermont su asilo, ya que eran en su mayoría escoceses. Uno de estos grados es
el "Maestro escocés”. El nuevo organismo organizado en Charleston, S.C., en 1801, dio el nombre
de Rito escocés a estos grados, cuyo nombre desde ese momento tiene Caracterizó el rito en todo
el mundo ".7} [énfasis añadido]

"En el asunto de los Estuardo, sin embargo, estamos en terreno firme con Respecto a la masonería.
Que los albergues de finales del XVII, el siglo era realista es cierto, y parece haber buenas razones
para creerlo que, cuando la revolución [gloriosa protestante anti-jesuita] de 1688 dividió la causa
realista, los jacobinos que huyeron a Francia con [el Rey jesuita] Jacobo II se llevaron a la
masonería con ellos. Con la ayuda de los franceses se establecieron logias en las que imlicaban, se
dice, ritos y símbolos masónicos para promover la causa de los Estuardo. Así Gran Bretaña
significaba la tierra de La promesa, Jerusalén representaba a Londres y el El asesinato de Hiram
representó la ejecución de Carlos I. {8}

Los jesuitas - 1600 – 1750


(Querido buscador de la verdad, como veremos, la masonería se ha convertido en una gran
herramienta de la Jesuitas. Fue utilizado para castigar al Papa y los Reyes de Europa por reprimir a
los Orden jesuita. Sus herramientas fueron Robespierre y Napoleón. Cuando los jesuitas fueron
suprimidos, los masones mas poderosos de Europa los protegían. Él era Federico el Grande de
Prusia. Cuando los jesuitas causaron la guerra americana entre los estados (1861-1865), utilizaron
la masonería para encenderla. Cuando los jesuitas derrocaron al Kaiser alemán, Wilhelm II (siendo
el principal protector de la Iglesia luterana "hereje"), después de la Primera Guerra Mundial,
utilizaron la masonería para traicionarlo. Cuando los jesuitas destruyeron las pruebas claves que
apuntaban a más de un pistolero en el Asesinato de Kennedy, usaron a Shriner fracmasones como
sus agentes - J. Edgar Hoover, Lyndon Johnson, Earl Warren y Gerald Ford en particular.)

Reflexionemos ahora, como nuestros corazones deben entender esta era del tiempo. El Señor
Jesucristo, a quien se le dio toda la autoridad de gobierno en la tierra, le otorgó a Gran Bretaña la
libertad religiosa y política por tercera vez. De hecho, la revolución protestante de 1688 fue
gloriosa; porque condujo a que el salvaje, controlado por los jesuitas, Jacobo II, saliera del país,
"quien", en palabras de D'Alembert, "era mucho más apto para ser jesuita que rey", persiguió y
expulsó a Los jesuitas como en los mejores días de Isabel I y siempre prohibió a un católico
sentarse en el trono de Inglaterra. Esta histórica victoria del bien sobre el mal marcó el centenario
de la intervención del Hijo de Dios resucitado para que sus protestantes y bautistas ingleses
hundieran milagrosamente la Armada española del jesuita general en respuesta a sus oraciones
fervientes.

El año siguiente de 1689 fue un momento de gran regocijo para:


"Cuando los justos están en autoridad, la gente se regocija"
- Proverbios 29: 2

Los protestantes William III de Orange y Mary de los Países Bajos Unidos, el modelo Protestante
para los Estados de George Washington, recibieron el trono de Inglaterra mediante una ley del
Parlamento. Cuando la Flota holandesa llegó a Inglaterra con su precioso Rey Protestante, los
gritos de la multitud ascendieron al cielo mientras los ojos de los hombres libres ingleses
contemplaban las palabras adornadas en esas poderosas velas:

"La reforma protestante y las libertades del pueblo inglés".

Además, se aprobó una ley que prohibía a cualquier católico romano volver a gobernar Inglaterra.
Después de derramar ríos de sangre durante más de cien años, los ingleses finalmente pusieron fin
a la Casa de Stuart controlada por los jesuitas y su tiranía anticristiana. Esta libertad duraría más de
cien años cuando, en 1773, el malvado rey Jorge III recibiría, protegería y sería asesorado en
secreto por la Compañía de Jesús que había sido abolida por el papa Clemente XIV.

Los jesuitas - 1600 – 1750


En respuesta al establecimiento del Señor de la libertad inglesa en 1689, Satanás Intentó minarlo
en secreto. En 1717 su Orden Jesuita revivió la Orden de los Los Caballeros Templarios, esos
cruzados sedientos de sangre, lo llaman "masonería". El propósito era restablecer la tiranía inglesa,
restaurando los estuarios católicos romanos como Los “Reyes de la divina derecha” sujetos al
Poder Temporal del Papa. Más tarde, en 1754, los jesuitas crearon la masonería de rito escocés y
en 1786 con su protector, Federico el Grande, centralizó todo el poder masónico con la creación de
Shriner. Masonería Desde 1789 hasta 1815, los jesuitas utilizaron este "caballo de guerra" para
castigar a los Los Reyes Católicos de Europa y el Papado, incluido el Papa Clemente XIV, El papa Pío
VI y el papa Pío VII, por suprimir la Orden de los Jesuitas en 1773.
Desde el Congreso de Viena en 1815, el General Jesuita de Satanás ha usado La Francmasonería
Shriner para tres propósitos. Siendo claves de comprensión, son:

1. Mantener el control de muerte de la Orden sobre el Papa, el Colegio de Cardenales y, por


lo tanto, el Papado (que controla a los líderes del catolicismo romano);

2. Destruir la Reforma Protestante mientras se restaura y mantiene al Papa "infalible" del


Poder Temporal de la Orden sobre cada nación (controla a los líderes de todos los
protestantes, incluidos los Orangemen, y las sectas "Cristianas" pre Protestantes, incluida
la dirección de la Iglesia Ortodoxa);

3. Tomar posesión de Jerusalén para reconstruir el Templo de Salomón, para el Papa, después
de lo cual se modela cada Logia Masónica (controla a los líderes de todas las sectas
islámicas, incluidos los musulmanes negros estadounidenses, y los líderes de todas las
sectas judaístas, incluidos los ortodoxos). Rabinos Principales).

Años más tarde, los jesuitas, usando la Masonería Shriner, comenzarían un poderos culto en la
república calvinista de George Washington de los Estados Unidos. De nuevo la hermandad se
llamaría "La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días" - ¡mormonismo! Siendo otra
religión de salvación por obras (como el catolicismo romano), su fundador, José Smith, era un
masón de alto nivel. Su sucesor, Brigham Joven, también fue otro alto masón. Según el libro
Blackrobe, Brigham Young era un amigo íntimo de Peter De Smet, uno de los más poderosos
Jesuitas americanos del siglo XIX. Siendo el primer jesuita de influencia. entre las naciones indias,
De Smet, usando General confederado y Shriner El masón Albert Pike quien incitó a sus indios
sioux a asesinar en masa a setecientos luteranos blancos de Minnesota (norteños) que habían
obtenido la exención de Jesuitas del proyecto durante el baño de sangre de Estados Unidos,
erróneamente llamado "la Civil Guerra ". De Smet visitó personalmente a Young en su
asentamiento en el oeste, promoviendo “La agitación mormona”. Pero los líderes mormones
procuraron crear su propia nación,

Los jesuitas - 1600 – 1750


y por eso fueron considerados tan peligrosos para nuestra Unión por el presidente Abraham
Lincoln sabiendo que cualquier empresa de la Orden Jesuita está involucrada, bien sea en secreto
controlado por la Hermandad desde el principio o su liderazgo fue Subvertido posteriormente,
debemos hacernos la pregunta,

“¿Qué servicio ofrece el multimillonario dólar, controlado masónicamente, en las oficinas centrales
de los mormones en Salt Lake City, Utah, proporcionando al jesuita general y su alto mando?

Querido buscador de la verdad, ese servicio es el registro genealógico que se guarda con tanta
precisión. Mantenido por la jerarquía mormona. ¿Y con qué propósito práctico, no religioso? La
respuesta solo puede ser hacer un seguimiento de los judíos raciales del mundo que permiten al
General jesuita, utilizando a sus dictadores militares fascistas, para localizar, arrestar, encarcelar y
asesinar a los descendientes físicos de los hijos de Jacob que aún no han heredado las promesas
dadas a Abraham, Isaac, Jacob y David. La venida internacional La persecución judía será
especialmente sangrienta dentro del mayor refugio del mundo para los judíos errantes -
Decimocuarta Enmienda en Nortemérica. Y el "infalible" El Profeta mormón masónico,
posiblemente el actual Gordon B. Hinkley, ayudará al ¡General jesuita en esta aniquilación! Los
sobrevivientes huirán al Israel sionista para, en última instancia, enfrentarse a lo horrible y
espantoso.

". . . tiempo de la angustia para Jacob;”


- Jeremías 30: 7

". . . Cuarenta y dos meses.


- Apocalipsis 11: 2

Serán traicionados por los líderes sionistas judíos de Israel (como se hizo durante el Holocausto
judío de los jesuitas por Chaim Weizmann, el Dr. Rudolf Kastner, Moshe Sharett, el rabino Stephen
S. Wise, Eliezer Kaplan, Solomon Goldmann y Nahum Goldmann según Barry Chamish, autor de
Israel Betrayed que cita The Scared and the Doomed de MJ Nuremberger - The Jewish
Establishment vs. The Six Million, Perfidy de Ben Hecht, y The Black Transfer Transfer de Edward
Black) como el César Papal resucitado,

". . . La abominación de la desolación. . . "


- Mateo 24:15.
también llamado
". . . la bestia . . . "
- Apocalipsis 13: 3-10

Los jesuitas - 1600 - 1750

habiendo sido habitado por el mismo Diablo, intenta finalmente destruir la Raza Judía Semítica
mientras se aleja del Templo de Salomón reconstruido en Jerusalén, con una boca

". . . que hablaba grandes cosas, y parecía más grande que sus compañeros...

- Daniel 7:20

Una cita del pasado con respecto a las "Tenazas Gemelas" de jesuitismo y masonería, que
gobiernan el "Imperio invisible" del Diablo, es la más apropiada para hoy:

“Es muy temible que se olviden de sus pequeñas diferencias por el momento, tanto el romanismo
como la masonería. Serían causa común y estarían hombro con hombro, la encarnación misma de
las obras de las tinieblas. . . como los dos sistemas tan terribles unidos que serían casi irresistible ".
{9} [énfasis añadido]

Querido buscador de la verdad, estos sistemas unidos son resistibles. Si se ha apartado de su


pecado al creer en el evangelio del Señor Jesucristo, ha sido salvo y habitado por el Espíritu Santo.
¡Él es EL PODER que "en ti obra poderosamente"! Si usted se "rinde" y no lo "apaga", lo "contriste"
o lo "insulta" a través de actos de pecado y desobediencia personales, su PODER fluirá a través de
usted y hará "lo que es bueno a sus ojos. "Sé valiente", invocando sinceramente a Dios tu Padre
"de corazón puro" en el nombre de Jesús, ya que ahora tienes acceso a Su "trono de gracia" a
través de "la sangre de Cristo" en este gran momento lo Necesitamos para nuestras familias, país y
comunidad de naciones. Él contestará alegremente sus oraciones sin importar su raza o
nacionalidad, ya que "es Dios quien nos ha hecho" y "no tiene acepción de las personas". Con
todas sus fuerzas y en todos sus caminos, "reconozca a Él y Él dirigirá" tus caminos "mientras te
resistes a la" Sociedad de Jesús "de Satanás (¡Oh, qué blasfemia!) y su mejor herramienta, Shriner
Francmasonería (¡Oh, qué engaño!), para que no seamos consumidos por un estadounidense,
anticristo, católico romano blanco, ¡La tiranía fascista neonazi, dirigida por homosexuales
(habiendo sido diseñada contra nosotros por el general jesuita y su arzobispo de Nueva York),
antes de que el Señor venga por su Iglesia que cree en la Biblia! Que tengas confianza en el día de
su aparición cuando, en ese momento conmemorativo de haber sido "valiente por la verdad en la
tierra", tus ojos se encuentren con los suyos y escuches palabras inspiradoras similares.

"Bien hecho, siervo bueno y fiel: has sido fiel en algunas cosas, te haré gobernante en muchas
cosas:
entra en el gozo de tu señor. "
Mateo 25:21

Los jesuitas - 1600 – 1750

Delantal masónico inglés de los caballeros templarios, 1800 # 51


Constructores del Templo Mormón en Salt Lake City, Utah
El jesuita estadounidense Peter De Smet, 1801 - 1873 # 52
Amigo personal del masón mormón Brigham Young
Arquitecto de la Decimocuarta Enmienda del Imperio Americano
Agitador detrás de los Sioux masacrando a los protestantes blancos del norte
Asesor de las Guerras Indias de las Grandes Llanuras del General Sheridan
The Temple and the Lodge, Michael Baigent y Richard Leigh, (Nueva York: Arcade Publishing, 1989)
p. 259.
Los jesuitas de los Estados Unidos medios, Gilbert J. Garraghan, S.J., (New York: America Press,
1938) vol. III, p. 90.

Los jesuitas - 1600 – 1750


Hechiceros jesuitas entre los indios norteamericanos, década de 1670 # 53
El propósito de la Compañía de Jesús era utilizar Francia, luego bajo el control completo del
confesor del rey jesuita Luis XIV, Pere La Chaise, para conquistar América del Norte para su César
papal en Roma, siendo Roma la "Nueva Babilonia del Oeste". "Los indios nativos americanos serían
utilizados para atacar y destruir a decenas de miles de inmigrantes protestantes y bautistas blancos
inmigrantes de Europa, mientras estaban esclavizados para trabajar en las reservas del "Paraguay
del Norte", siguiendo el modelo de las reducciones sudamericanas comerciales de la Orden, que
enriquecen aún más a la Compañía del papa negro.
Historia universal de Ridpath, John Clark Ridpath, (Nueva York: Merrill & Baker, 1901) vol. XIV, p.
558.

Los jesuitas - 1600 – 1750


El jesuita De Smet con los jefes indios del noroeste del Pacífico, 1859 # 54

De Smet se encuentra con Sioux hostiles, Powder River, 1868 # 55


Republicano radical y amigo del general Sherman, cuyo hijo Thomas se convirtió en jesuita, y del
general católico Sheridan, De Smet fue el principal negociador de paz para el nuevo gobierno de la
Orden en Washington. Lamentablemente, en 1868, Toro Sentado, el Principal de los Sioux, el
"Generalísimo" de los jefes hostiles, confiaba en este hombre blanco malvado que "no tenía fe en
los herejes, liberales o paganos". Los tratados fueron violados; Los nativos fueron traicionados,
masacrados y enviados a reservaciones para hacer joyas. Para el "Papa romano", en el nuevo
Imperio Americano del Papa Negro no había lugar para los protestantes blancos conquistados del
sur o los indios americanos abusados.
Los jesuitas de los Estados Unidos medios, Gilbert J. Garraghan, S.J., (New York: America Press,
1938) vol. III, pp. 78, 79.

jesuitas - 1600 – 1750


Capitulo 14

Los jesuitas - 1750 - 1773


Asesinato del Papa Clemente XIII
Suprimidos por los reyes católicos de Europa y el Papa.
Asesinato del papa Clemente XIV y del papa Juan Pablo I

"Cuando se te obliga por la fuerza a ceder a dejar de lado la vestimenta que nuestro santo padre
Ignatius requería usar, aún puedes internamente, en tu corazon, permanecer firmemente unido a
su institución, y esperar un momento más propicio, cuando puedas nuevamente, adoptarlo
abiertamente; solo ten cuidado de atraer los lazos que los unen entre sí más estrechamente, y
recuerda que ningún poder humano [incluido el Papa] puede liberarlo de sus votos”. {1} [énfasis
añadido]

Lorenzo Ricci, 1762


XVIII jesuita general, 1758-1775
Carta secreta a los Provinciales

“¡Déjalos ser como son, o no ser!” {2}

General jesuita Lorenzo Ricci, 1764


Respuesta a la demanda de Luis XV.
para la reforma

". . . Los jesuitas son la única orden religiosa en la Iglesia de Roma. . . que ha estado bajo la
prohibición del Papa, o que ha sido expulsada de cualquier país debido a su interferencia en la
política. Por lo tanto, podemos esperar encontrar que obtener poder político forma una
característica principal en los planes de la Sociedad”. {3}

M. F. Cusack, 1896
Monja convertida de Kenmare
El Papa Negro

Los Jesuitas - 1750 – 1773

". . . La Orden de los jesuitas llegó a la cima de su poder y prestigio a principios del siglo XVIII. Se
había vuelto más influyente y más rico que cualquier otra organización en el mundo. Ocupó una
posición en los asuntos mundiales que ningún grupo de hombres con juramento ha tenido antes o
después. . . "Casi todos los reyes y soberanos de Europa solo tenían jesuitas como directores de sus
conciencias, de modo que toda Europa parecía estar gobernada solo por jesuitas". {4}

E. Boyd Barrett, 1927


Irlandés ex jesuita
Citando a la jesuita Cordara
El enigma jesuita

"¡Ay! Sabía que me envenenarían; pero no esperaba morir de una manera tan lenta y cruel ". {5}
Papa Clemente XIV, 1774

Abolió la Compañía de Jesús con


Una bula papal titulada:
Dominus ac Redemptor, 1773

Para 1750, la Compañía de Jesús estaba compuesta por el grupo de hombres más poderoso del
mundo. Eran los confesores de casi todos los reyes de Europa, incluido el Papa. El general jesuita
conocía los asuntos de cada nación y sus soldados estaban ganando millones de dólares para la
Orden. Las Reducciones produjeron hierbas, cueros, sebo, relojes y otros bienes, que los jesuitas
comercializaron en Europa con su enorme flota de barcos. Las ganancias se usaron para financiar
guerras contra las naciones protestantes que habían jurado destruir. Pero toda esta riqueza y poder
se adquirió en secreto, ya que los reyes de Portugal y España no sabían nada acerca de las
Reducciones.

Por lo tanto, tras el descubrimiento de las Reducciones, los reyes católicos romanos más poderosos
de Europa expulsaron a los jesuitas de sus dominios. Primero fue el rey José I de Portugal en 1759
con la ayuda de su gran primer ministro Sebastián Cavalho, marqués de Pombal. El destierro del
rey de los jesuitas dice:

". . . para proteger mi honor real, que es igualmente la vida y el alma de toda la monarquía; para
mantener ilesa mi independencia como soberano y gobernante; con el fin de eliminar de en medio
de mis dominios una aflicción tan extraordinaria y grande, y proteger a mis súbditos de sucesos
similares y terribles con sus tristes resultados, declara que los llamados eclésiasticos, es decir, los

Los jesuitas - 1750 - 1773

jesuitas, son completamente corruptos, y se han retirado de las reglas de su Orden Santa, y de que
la depravación profundamente arraigada se ha vuelto completamente incapaz de volver a
aprender a observarlos; Los declaro como notorios rebeldes, traidores, enemigos y perturbadores
de la paz, que se han opuesto, y volverán a oponerme, a mi persona real y al Gobierno, a la paz
pública de mi reino y al bienestar general de mis súbditos, y por lo tanto, ordeno que todos y cada
uno de ellos puedan ser vistos como rebeldes y traidores, y tratados como tales. Sobre la fuerza de
esto, declaro que están desnaturalizados, exiliados, prohibidos y desterrados, y decreto que serán
expulsados de todos mis reinos y señorías, sin que nunca más, en ningún momento, se les permita
regresar ". {6} [Énfasis añadido]

R. W. Thompson concluye:
“En Portugal, el punto culminante fue alcanzado por un intento de asesinar al rey [José I]. . . el
hecho había sido incitado por los jesuitas, quienes habían impresionado a mentes ignorantes y
fanáticas con la idea de que no se cometía ningún mal al matar a un rey herético; ese es uno que
no se sometió a su dictamen. . . Por lo tanto, como medida absolutamente esencial para la vida de
la nación, el rey emitió un decreto de destierro contra los jesuitas como traidores, rebeldes,
enemigos y agresores de su persona, sus Estados, y la paz pública y el bien general de la gente. Los
jesuitas fueron secuestrados, transportados a los Estados de la Iglesia [Italia] bajo la jurisdicción de
Clemente XIII, y los tres padres acusados fueron encarcelados para esperar su acción. . . El principal
de ellos fue entregado a los dominicos, "los enemigos naturales de los jesuitas", por quienes fue
quemado vivo. . .” {7} [énfasis añadido]

Poco sabían el rey y los dominicos que pagarían caro por esto, ya que Napoleón el Francmasón
expulsaría al rey portugués José I de su trono mientras hacía la guerra a los dominicos y su Santo
Oficio de la Inquisición.

La segunda expulsión fue por el Rey Borbón de Francia en 1764, después de haber sido alentada
por su amante, la señora de Pompadour. De Luis XV (casi asesinado por los Damiens controlados
por los jesuitas por quienes fue quemado en la hoguera) y por el justo decreto de su Parlamento,
leemos:
“Con lo cual, la investigación sobre la constitución y los estatutos de la sociedad (de los
jesuitas) . . . dio lugar a la promulgación de un decreto parlamentario que muestra el odio que
entonces se adjunta a la sociedad en Francia.

Los jesuitas - 1750 – 1773

Esto denunciaba sus doctrinas y prácticas como perversas, destructivas de todos los principios de
la religión, e incluso de la probidad; como perjudicial para la moralidad, pernicioso para la sociedad
civil, sedicioso, peligroso para los derechos de las personas de soberanos; como para excitar los
mayores problemas en los Estados, para formar y mantener la corrupción más profunda en los
corazones de los hombres ".

[Y finalmente,]

". . . para que las instituciones de los jesuitas dejen de existir para siempre en toda la extensión del
reino ". {8}

Poco sabía el rey Luis XV que su dinastía también pagaría mucho por esto, ya que su nieto, Luis XVI,
junto con su reina María Antonieta de los Habsburgo y su pequeño hijo llamado "el Delfín", serían
asesinados cruelmente por los fanáticos jacobinos bajo el control de los jesuitas.
El tercer soberano en expulsar a los jesuitas fue Carlos III, rey de España, en 1767. Había leído el
manual de los jesuitas, Instrucciones secretas de los jesuitas conocido como la Monita Secreta
(escaneado en un CD y adjunto aquí). Su confesor era un franciscano, un enemigo confirmado de
los jesuitas, y ninguno de la Compañía era consejero en su corte. De su renombre leemos:

“Su obra más importante, la expulsión de los jesuitas, nunca se habría llevado a cabo si no hubiera
sido persuadido de su necesidad política. La orden ya había sido expulsada por [Cavalho, el
marqués de] Pombal de Portugal y por Choiseul de Francia, cuando Carlos III estaba convencido de
que había una revuelta en Madrid. . . Había sido promovido por los jesuitas [López, Benavente y
González]. . . "{9}

¿Y por qué los jesuitas incitaron una revuelta contra el rey?

". . . esta revuelta . . Esta alta traición jesuítica. . . se levantó . . para . . . La deposición del rey
mismo. . . el monarca, que había sido desde el principio opuesto a la Orden ". {10}

Con el propósito de expulsar a la Compañía, el rey y su consejero masónico, el Conde Aranda, se


movieron en secreto y con decisión. ¡Qué película sería esto!

"Todos los funcionarios superiores españoles en toda la monarquía española, así como todos los
comandantes militares en las ciudades en las que existían colegios, residencias o casas de otras
descripciones jesuitas, recibieron paquetes a la vez, cuyos contenidos eran exactamente los
mismos.

Los jesuitas - 1750 - 1773

Y provisto del sello del rey; Su contenido era extremadamente misterioso, ya que, al abrirse el
paquete, se encontró otro provisto de tres sellos, junto con una nota abierta, en la que se leerían
las siguientes palabras:

"Con pena de muerte, no debe abrir el documento provisto con tres sellos, antes del 2 de
abril, a la hora de la puesta del sol, y el mismo castigo lo esperará, si es que lo hay, quien lo cuente,
revela que lo recibió. Una escritura secreta.

Precisamente, se enviaron instrucciones similares a todos los prefectos, gobernadores y


comandantes, en diferentes colonias de Asia y América ... Uno puede imaginar la ansiedad que
existía entre los oficiales y comandantes al recibir este notable documento, y no puede ser menos.
Supongo, lo difícil que fue para ellos contener su ansiedad; pero todos lo hicieron, sin una sola
excepción, y el secreto se mantuvo inviolable hasta el 2 de abril. Sin embargo, tan pronto como se
puso el sol ese día, todos estos paquetes secretos se abrieron al mismo tiempo, ¡y cuál fue su
sorpresa cuando se supo el asunto en cuestión! Entre las cosas, la [sustancia del] documento era la
siguiente:
"Les transmito aquí con toda mi autoridad y poder real; Tan pronto como haya abierto este
documento, convocará de inmediato a todas las tropas y, acompañado por ellas, se dirigirá
inmediatamente a la casa o colegio de los jesuitas. Habiendo llegado allí, colocarás un centinela en
la puerta; Despertarás a todos los miembros de la Sociedad, uno con el otro, de su sueño, y los
arrestarás. A continuación, sellará, con el sello real, los archivos y las revistas, tomará todos los
libros y papeles que puedan encontrarse allí en un lugar seguro, e intimará a los jesuitas de que
deben seguirlo sin atreverse a llevarse nada con ellos excepto sus libros de oraciones, repisas y
sombreros, y cualquier ropa de cama que se requiera para un largo viaje. Tan pronto como haya
requisado un número suficiente de carruajes, deberá colocar a los jesuitas en el mismo y llevarlos
al puerto marítimo que aquí le señalo. Allí, los barcos ya estarán a la espera de transportar a los
Padres a su destino, tan pronto como haya entregado a sus prisioneros a los capitanes, su
responsabilidad estará al final. Pero esto, sin embargo, debo decirle que después del embarque de
los Padres, si uno de los miembros de la Sociedad, los enfermos que ni siquiera están exentos, se
encuentra en su departamento o provincia, podrá expiarlo por muerte. Yo el Rey, es decir, yo, el
Rey ".

Los jesuitas - 1750 - 1773

[¡Oh, que tengamos un presidente con el coraje de este rey católico romano!]

Así se ejecutó la orden que los gobernadores y los funcionarios superiores recibieron del Gobierno,
y que la llevaron a cabo estrictamente para que se entienda bien. De esta manera fueron todos los
hijos de Loyola, en toda España, unos seis mil, arrestados a la misma hora, es decir, alrededor de la
medianoche del 2 de abril de 1767, y unos días después todos se encontraron, sin excepción., en
los barcos ya preparados para ellos. Fue un golpe maestro, algo que nunca se había visto, y toda la
cristiandad se asombró tanto que no pudo recuperarse por mucho tiempo ". {11}

El cuarto soberano en expulsar a los jesuitas de su dominio fue el Católico Romano Cruzado del
Papa, el Gran Maestro de los Caballeros de Malta, Fray Manuel Pinto de Fonseca. Conducido desde
la isla de Malta en 1768 descubrimos:

"En 1768, los jesuitas, que habían dado muchos problemas, fueron expulsados y sus propiedades
confiscadas". {12}

Poco sabían los Caballeros que pagarían caro por esto, ya que los jesuitas usarían a Napoleón para
confiscar todas sus propiedades terrestres en Francia, invadir Malta, saquear sus armas y tesoros, y
llevar a los Caballeros a una existencia alienígena en la Corte de Tzar Pablo I de Rusia.
(Querido buscador de la verdad, nuestra lección es que nunca debemos ser cegados por los
términos "Protestante", "Católico Romano", "Musulmán" u "Ortodoxo" cuando se busca entender
los conflictos entre naciones durante los últimos quinientos años, entre patrióticos, no agresivos,
nacionalistas que se oponen a los internacionalistas traidores e imperialistas, entre el Hijo
resucitado de Dios con su Reforma bíblica-bautista-calvinista que se opone a Satanás con su
Tridentina (Consejo de Trento), la Contrarreforma Jesuítica. Sabiendo que la solución a cualquier
problema siempre radica en hacer la pregunta correcta, debemos preguntar sin cesar: “¿Dónde
están los jesuitas y sus francmasones Shriner en esta imagen?” Y al responder las preguntas,
“¿Quién se beneficia?” y “¿Quién sufre?”, el humo desaparecerá y todo se verá desnudarse ante
nuestros ojos)

Con el regreso de los jesuitas a Italia, R. W. Thompson cita al católico romano Louis Marie de
Cormenin en su Historia de los Papas de Roma:

". . . El suelo de Italia estaba contaminado por este limo inmundo que las naciones habían
rechazado, y que habían enviado de vuelta a Roma, la fuente de toda corrupción. "{13}

Los jesuitas - 1750 – 1773

Con los jesuitas expulsados de toda América del Sur y de las naciones católicas romanas más
poderosas del continente, los reyes de Europa exigieron, bajo la amenaza de una declaración
formal de guerra en el Vaticano, que el Papa aboliera la Compañía. Cuando el papa Clemente XIII
estaba a punto de hacerlo, fue envenenado la noche anterior:

“Durante la noche anterior al día designado para la ceremonia pública de anuncio de la abolición
de los jesuitas, Clemente XIII se vio repentinamente afectado por convulsiones [como la hija de
Cromwell], y murió, dejando el acto sin cumplir, y los jesuitas victoriosos. Cormenin. . . registra este
evento en palabras concisas y expresivas: "Los jesuitas lo habían envenenado". {14}

Sin embargo, después de una investigación de cuatro años, su sucesor, el Papa Clemente XIV firmó
una bula de la Supresión en 1773 "bajo el sello del pescador", parte de la cual dice:

". . . 'que el nombre de la compañía sea, y se extinga y suprima para siempre;' que 'ninguno de
ellos lleve su audacia tan lejos como para impugnar, combatir o incluso escribir o hablar acerca de
dicha supresión, o las razones y motivos de ello 'y que dicha bula de supresión y abolición' será
para siempre y por toda la eternidad válido, permanente y eficaz '”. {15}

Uno de nuestros ex sacerdotes héroes, Emmett McLoughlin, arroja más luz sobre el poder de "la
Compañía" y la extinción del Papa por parte de una Orden tan cobarde. El escribe:

“Los jesuitas siempre han sido conocidos por todos los demás sacerdotes como los más
traicioneros, decididos y supranacionalistas de todas las órdenes católicas romanas. Esta es la
razón básica por la que, país tras país, su traición, ambición y sistemática avaricia han provocado su
supresión y expulsión de todos los países de Europa y de todos los países de América dominados
por los católicos. Desde los días de Enrique VIII e Isabel I, los ingleses los sacaron y los ahorcaron.
Los jesuitas, p. Garnett. El p. Gerard y el P. Greenway, estuvieron involucrados incluso en el
atentado con pólvora de 1605 que fue planeado para hacer estallar el Parlamento y destruir la
realeza británica.

[Si los jesuitas intentaron volar el Parlamento inglés por haber sido expulsarlos de Inglaterra en
1604, ¿No querrían los jesuitas, con sus SS nazis, quemar el Parlamento alemán por expulsarlos de
Alemania en 1872?]

Incluso sus propios países católicos finalmente se vieron atraídos por la intriga política jesuita y la
avaricia financiera y, en preservación propia, se vieron obligados a expulsarlos.

Los jesuitas - 1750 - 1773

Portugal, Angola, Goa y Brasil tomaron la delantera en 1759. Francia lo siguió en 1764. Varios
estados italianos como Parma, Sicilia y Nápoles siguieron su ejemplo. Por órdenes imperiales
selladas enviadas a sus colonias en todo el mundo, España expulsó a todos los jesuitas en 1767.
Este decreto los suprimió en Filipinas, Argentina, Nueva Granada (Colombia), Perú, Chile, Ecuador,
Guatemala, Cuba, Puerto Rico, México., Nuevo México y Arizona. Austria hizo lo mismo en 1773.
Finalmente, el papa Clemente XIV en 1773 emitió el documento 'Dominus ac Redemptor'
[encontrado en la Historia de los jesuitas de Nicolini, pp. 387-406] aboliendo la Orden de los
jesuitas, enumerando once Papas que habían tratado de frenar sus excesos. Entre ellos se
encontraban Benedicto XIV, Inocencio XI, Inocencio XIII y Clemente XIII. Citó a los jesuitas por su
oposición a "otras órdenes religiosas", por "revueltas y problemas intestinos en algunos de los
estados católicos" y "persecuciones contra la iglesia en Europa y Asia". "No quedaba otro remedio
para tantos males. . . y este paso fue necesario para evitar que los cristianos se alienten unos
contra otros y se masacren entre sí en el seno mismo de nuestra madre común, la santa iglesia ".

[Por lo tanto, el César papal concluyó,]

". . . después de una deliberación madura, de nuestro cierto conocimiento y en la plenitud de


nuestro poder apostólico, suprimimos y abolimos dicha Compañía "." {16}

Al firmar la bula de la Supresión y la Extinción en las primeras horas de la mañana (la una y media),
se informó que el Papa Clemente XIV dijo:

“La supresión se lleva a cabo, no me arrepiento de eso, habiéndome resuelto solo después de
examinar y sopesar todo, y porque pensé que era necesario para la iglesia. Si no se hiciera, lo haría
ahora. Pero ESTA SUPRESIÓN SERÁ MI MUERTE ". {17}

Promover:
“Bien podemos creer con el terrible sentido de responsabilidad que el Papa firmó este documento.
. . Y tenía muy buenas razones para el miedo personal. Había hecho y atrevido lo que ninguno de
sus antecesores hubiera intentado; Conocía el castigo y pagó por ello. . .
La firma se hizo el 23 de julio de 1773. El 27 de septiembre [de hecho hasta el día 22, catorce
meses despues] de 1774, murió ". {18}

Los jesuitas - 1750 – 1773

En efecto, el papa conocía bien a los jesuitas. Ocho meses más tarde, fue envenenado lentamente
con la temida "aqueta", ya que no resulta fatal de inmediato, pero; según la dosis, puede
predecirse de antemano a qué hora debe morir la víctima.

¿Y cómo fue envenenado el Papa?

". . . Se persuadió a una campesina, mediante un disfraz, para que procurara entrar en el Vaticano y
ofreciera al Papa un higo en el que se ocultaba el veneno. A Clemente XIV le gustaba mucho esta
fruta, y la comió sin dudarlo. El mismo día se observaron los primeros síntomas de una
enfermedad grave y, de inmediato, rápidamente se produjo una violenta inflamación de los
intestinos. Pronto se convenció de que estaba envenenado y comentó: "¡Ay! Sabía que me
envenenarían; pero no esperaba morir de una manera tan lenta y cruel ". Sus terribles sufrimientos
continuaron durante varios meses, cuando murió," la pobre víctima ", dijo Cormenin," uno de los
jesuitas execrables [con quien el obispo de Pistoia] Scipio di 'Ricci, el sobrino y heredero del
general jesuita Ricci, estuvo totalmente de acuerdo.]’” {19} [énfasis añadido]

No hay duda de que el papa Clemente XIV, después de seis largos meses, fue envenenado, como lo
demuestra su autopsia. De esta escena espantosa vemos:

". . . El día siguiente a la muerte, el 23 de septiembre, se inició el proceso de embalsamamiento del


cadáver. La cara presentaba un color plomizo, mientras que los labios y las uñas se habían vuelto
bastante negros. También se vieron tiras de color ceniza, debajo de la piel, en los brazos, costados,
muslos y pies, y en otras partes del cuerpo aparecieron manchas azules, como por coagulación de
la sangre. El cuerpo se abrió para extirpar los intestinos, lo que se efectuó con bastante dificultad,
mientras que el conjunto presentaba el aspecto como si se hubiera comido algo parecido al cáncer.
Fueron colocados de inmediato en un recipiente especialmente bien cerrado, ya que el olor era
muy ofensivo, mientras se procedía con el examen. Sin embargo, no había transcurrido una hora
antes de que el recipiente estallara con una fuerte explosión, y los gases que salían de los
intestinos producían un hedor tan espantoso que ya no era posible permanecer en la cámara, y el
proceso de embalsamamiento tuvo que suspenderse por mucho tiempo. Al día siguiente, el día 24,
cuando volvieron, se descubrió que la descomposición se había acelerado, como nunca ocurre en
los casos ordinarios, pero solo en los casos de envenenamiento, la cara y las manos se han vuelto
bastante negras, mientras que en la piel tenía ampollas gruesas llenas de una linfa fétida, y cuando
éstas se cortaban o presionaban, se emitía un olor completamente similar al que provenía de los
intestinos y, de hecho, era necesario evitar acercarse lo más posible al cuerpo. Pero esto no fue la
menor dificultad para llevar a cabo el embalsamamiento, ya que la piel se había desprendido de
casi todo

los jesuitas - 1750 – 1773

el cuerpo del difunto, como en el caso de una carcasa putrefacta. De hecho, las uñas se
desprendieron y el pelo quedó sobre las almohadas sobre las que descansaba la cabeza. En tales
circunstancias, por supuesto, el embalsamamiento estaba fuera de discusión, y fue necesario
apresurarse para colocar el cuerpo rápidamente en un ataúd antes de que las extremidades se
separaran por completo; y el pueblo romano tuvo que renunciar, por el momento, al espectáculo
de la exposición de un cadáver papal con túnicas pontificias completas. . .. [La] pregunta era quién
lo había envenenado? La gente de Roma rápidamente dio una respuesta, y exclamó a una sola voz:
"Esto han hecho los jesuitas". . . La Orden de Jesús había perpetrado un acto de venganza; y que no
era contrario a su moral que tal acto pudiera lograrse con veneno o daga. . . "{20}

Con esto el católico romano Richard W. Thompson está de acuerdo:

". . . que no era un acto criminal, sino el servicio apropiado de Dios, asesinar a sus enemigos ". {21}

Para el famoso jesuita alemán y el "teólogo moral", Martin Becan, quien había declarado en su
escandaloso Opusculum Theologicum en la página 130 sobre el regicidio:

“Que cada sujeto puede asesinar a su príncipe cuando ha asumido el poder del trono como
usurpador. . . En todas las naciones, se observará, que serán honrados en extremo, aquellos que
inmolan a tiranos similares. Es necesario, sin embargo, que sea un usurpador, porque, teniendo un
derecho probable, su muerte no será lícita. Está permitido a una nación. . . para deponer a un
príncipe legítimo siempre, cuando se comporte como un tirano ". {22} [énfasis añadido]

Más de doscientos años después, los jesuitas, utilizando a sus masones Shriner, envenenaban a
otro Papa que se había convertido en su enemigo como usurpador y tirano. Después de solo
treinta y tres días en el cargo, el Papa Juan Pablo I yacía muerto en su habitación. La muerte del
Papa, según algunos, fue el resultado de un amigo de confianza que entró en su habitación y,
mientras se encontraba cerca durante una conversación amistosa, aplastó una cápsula de dos
cámaras debajo de la nariz del Papa liberando cianuro mortal en el aire. En las palabras de un
memorando de una instalación médica del Ejército de EE. UU. En Washington, DC, se encontró al
César papal sentado en una silla con una mirada de horror. Avro Manhattan nos da una descripción
similar:
"Los labios del Papa fueron arrastrados hacia atrás y hacia arriba, sus encías expuestas, dándole
una mueca más horrible. Pero entonces, lo que más la horrorizó [a la monja] fue que ambos ojos
parecían estar a punto de dispararse. . . Cardenal villot. . . anunció con el mayor desapego que, sí,
el Papa estaba verdaderamente muerto ". {23}

Los jesuitas - 1750 – 1773

¿Y por qué?

". . . John Paul [I], había dicho que, a la mañana siguiente, iba a leer personalmente al padre
Arrupe, el jesuita general, un documento que él mismo había escrito. Aunque no reveló su
naturaleza, sus compañeros lo adivinaron, tenía algo que ver con la Teología de la Liberación. . . Los
jesuitas, detrás de todo el movimiento de la teología de la liberación, apoyaban cada vez más
abiertamente a las guerrillas comunistas. Algunos de estos movimientos, incluso, fueron dirigidos
por los padres jesuitas. . . El padre Arrupe, su general, que había estado en contacto con Moscú
[bajo el control de los jesuitas desde el comienzo de la Revolución bolchevique en 1917], se había
convertido en un papa gobernante ["Papa"], con su propio ejército privado. . .. El Papa Juan Pablo
[I] se perturbó por todo el problema. . . El nuevo papa, decidió comenzar a tratar con el padre
Arrupe. Quizás con el despido del padre Arrupe.” {24} [énfasis añadido]

Y dos jugadores claves en el asesinato del papa Juan Pablo I fueron el cardenal Jean iVillot, el
Secretario de Estado Papal (como Dean Rusk, del presidente Kennedy), y el Obispo Paul Marcinkus,
del Banco del Vaticano. Ambos de estos hombres eran masones. Leemos con asombro y absoluta
incredulidad:

"Ahora, junto con los principales políticos, periodistas, expertos y otros que necesitan saber
primero, el Papa leyó sobre lo que L'Osservatore Politics OP llamó 'La Gran Logia del Vaticano'. El
artículo dio nombres de 121 personas que supuestamente son miembros de logias masónicas. . . Si
la información era auténtica, significaba que Luciano [el Papa Juan Pablo I] estaba virtualmente
rodeado por masones. . . El secretario de estado, cardenal villot, nombre masónico jeanni. . .
Obispo Paul Marcinkus. . . del banco vaticano. El Papa desconcertado leyó una lista que parecía
decir Quién es Quién de la Ciudad del Vaticano ". {25} [énfasis añadido]

En virtud de sus altos cargos de poder en la Ciudad del Vaticano y de ser miembros de la Logia
Masónica P2, el cardenal Jeanni Villot y el Obispo Paul Marcinkus (que también era un criminal
lavador de dinero para la mafia italiana del Papa y la CIA que y ahora residen en Sun City, Arizona)
Fueron herramientas obedientes de Pedro Arrupe, el jesuita general.

Querido buscador de la verdad, además de Papas, el general jesuita que usa a sus muchos
soldados ha encarcelado o matado a decenas de sacerdotes de mentalidad liberal dentro de la
jerarquía y el sacerdocio romanos que se atrevieron a resistir su absolutismo. Esta política afianzó
aún más el poder de su "infalible" césar papal romano y de sus dictadores fascistas. Leemos:
Los jesuitas - 1750 – 1773

". . . Al principio, el régimen de Hitler internó a sacerdotes católicos en campos de concentración


porque se negaron a obedecer sus dictados. . . La persecución de la Iglesia católica en Alemania se
ha dirigido solo contra aquellos elementos que no se sometieron por completo a la creciente
centralización de la autoridad en la Iglesia y el Estado. Con este fin, el Vaticano ayudó a aplastar los
partidos populares católicos en Italia y Alemania y centralizó todos los asuntos políticos en Roma.

Esto aseguró a los dictadores la libertad de la interferencia popular por parte de los católicos;
estableció un régimen dictatorial más completo dentro de la propia Iglesia Católica; permitió al
Vaticano entrar en concordatos secretos con países fascistas ya existentes, y con países
democráticos, como España, Francia, Bélgica [que, bajo el rey de la Orden, Leopoldo II, invitando a
los jesuitas al Congo, asesinaron a diez millones de congoleños negros], y Portugal, después de la
destrucción de sus gobiernos democráticos por la revolución y el blitzkrieg. Finalmente, dejó el
camino libre para una completa armonía y unidad entre el fascismo nazi y el catolicismo jesuita. . .

[Este es exactamente el mismo escenario que se seguirá dentro del Imperio Norteamericano
durante su venida Blanca, "Nueva Derecha", dictadura militar fascista dirigida por alguien como el
Caballero de Malta formado por los jesuitas, Patrick J. Buchanan, o la centralización ". El nuevo
federalista "Católico Romano y anti-judío, Gran Masón de Oriente, Lyndon H. LaRouche, Jr., llevado
al poder por católicos y protestantes por igual, quienes se enfurecerán por las políticas de traición
de presidentes anteriores, como la del presidente George W. Bush mediante la nacionalización de
los extranjeros ilegales, que en su mayoría son hispanos, orientales y negros y hacen de Estados
Unidos una nación de color. Los jesuitas, que aconsejan y dirigen a sus fascistas nazis
estadounidenses, usarán los campos de concentración nacionales para asesinar a los "liberales",
sacerdotes católicos romanos que se resisten a la tiranía tal como lo hicieron en la Alemania nazi
de Hitler. Este truco de guerra creará aún más el engaño de que el tirano estadounidense de la
Orden está en contra del Papa y su Jerarquía, ¡para deleite del Papa Negro!] Con la extinción del
catolicismo liberal y el encarcelamiento de los líderes protestantes liberales, el absolutismo del
Vaticano triunfó. De gran satisfacción para la facción católica de los jesuitas fue la disolución del
protestantismo en Alemania [con la ayuda del Gran Inquisidor del general jesuita Ledochowski, el
jesuita católico romano Joseph Djugashvili ("Hijo de un judío") Stalin ("El hombre de acero") , y su
Ejército Rojo dirigido por el Papa Negro NKVD] ". {26} [énfasis añadido]

Si los jesuitas, al asesinar a sus enemigos, mataran a papas, cardenales, obispos y sacerdotes, no
matarían a un presidente católico estadounidense si lo consideraran esencial para el cumplimiento
de sus planes imperiales, mientras nos imponen su malvado Consejo de Trento. ¿Confiados e
ingenuos americanos?
De hecho, lo harían, y de hecho lo hicieron el 22 de noviembre de 1963.

Los jesuitas - 1750 – 1773


Papa Clemente XIV, 1769 - 1774 # 56
Después de una investigación de cuatro años y presionado por los Reyes Católicos de Europa, este
valiente papa reprimió a la Compañía de Jesús con un toro papal el 21 de julio de 1773. Sabía el
tremendo PODER al que se estaba resistiendo y que la firma del Toro ser su sentencia de muerte.
Catorce meses después, yacía muerto después de haber sido envenenado por esos amos del
asesinato, cuando los italianos declararon que la muerte del Papa era una obra de los jesuitas en
obediencia a su dios, el Papa Negro. Hasta el día de hoy, ningún hombre mortal que ocupe el cargo
del papado sagrado de Satanás se ha atrevido a reprimir a la Compañía de Jesús, ya que todas las
palabras, tendencias y acciones del Papa están vigiladas de cerca por la Curia del general jesuita
que lo supervisa.
El enigma de los jesuitas, E. Boyd Barrett, (Nueva York: Boni y Liveright, 1927).

Los jesuitas - 1750 – 1773


Papa Juan Pablo I, 1978 # 57

El masón del Papa Negro, Jean Cardinal Villot, 1978 # 58


Después de solo treinta y tres días en ocupar la silla de San Pedro, este valiente César papal fue
envenenado por los agentes masónicos de los jesuitas en el palacio de César, uno de ellos Jean
Cardinal Villot. Encontrada muerta una mañana por una monja, nunca se realizó una autopsia ni se
ha emitido un certificado de defunción oficial. Su error fatal fue tratar de liberar formalmente a
Pedro Arrupe de su mandato como Superior General de la Compañía de Jesús. Debería haber
aprendido su lección del Papa Clemente XIV.
En el Nombre de Dios, David A. Yallop, (Nueva York: Bantam Books, 1984).

Los jesuitas - 1750 – 177


PAUSA II

Los jesuitas - 1773 - 1814


Poder jesuita durante la supresión y extinción de la sociedad
Del papa Clemente XIV al papa Pío VII

"Nunca antes en el curso de la historia del mundo había aparecido tal Sociedad. El antiguo Senado
romano no estableció esquemas para dominar el mundo con mayor certeza de éxito”. {1}

Friedrich von Hardenberg, 1800


Alias "Novalis"
Filósofo alemán protestante

"Incluso en Inglaterra, los jesuitas nunca fueron tan bien tratados, ni quizás tan prósperos, como
durante su supresión legal". {2}

G. B. Nicolini de Roma, 1854


Patriota italiana protestante
Exiliado a inglaterra
Historia de los jesuitas.

Haremos una pausa por un momento de reflexión, querido buscador de la verdad. Has terminado
tu primer bloque de historia jesuita en relación con el asesinato de Kennedy. Hay tres más para ir

Al comprender los primeros doscientos treinta y tres años de existencia de la Orden, ahora conoce
el verdadero curso de la historia europea. Fue la justa Reforma Calvinista Protestante frente a la
Contrarreforma Católica Jesuita; las enseñanzas de la Biblia en el Antiguo y Nuevo Testamento, tal
como fueron predicadas por Lutero y Calvino, en comparación con las enseñanzas del malvado
Concilio de Trento, defendidas por los Hijos de Ignacio de Loyola. Un ex sacerdote católico irlandés
que creyó en la Biblia y que (mientras estaba ordenado, llevó a cabo una acción legal en Roma en
nombre de los obispos y sacerdotes estadounidenses en la década de 1920 contra los jesuitas) fue
un evangelista que realizó una misión en los católicos romanos de Nueva York durante la década de
1940. , Leo Lehmann, añade:

“El espacio solo permite un breve resumen de las actividades de contrarreforma del catolicismo
jesuita que llevaron al surgimiento y los éxitos actuales del fascismo nazi contra los efectos
liberalizadores de la reforma protestante. La Guerra de los Treinta Años, el reinado asesino del
duque de Alva en los Países Bajos, la masacre de San Bartolomé y los sangrientos intentos de
restauración católica en Inglaterra, son ejemplos terroríficos de las actividades anti-protestantes de
la Orden de los Jesuitas. en el pasado ". {3} [énfasis añadido]

Además del Concilio de Trento, la teología de Peter Dens, tal como se enseñó a los sacerdotes
irlandeses en 1826 en un seminario católico en Maynooth, Irlanda, declaró:

Prop. 1. Los protestantes son herejes, y como tales son peores que los judíos y los
paganos.
Prop. 2. Que son por bautismo, y por sangre, bajo el poder de la iglesia católica
romana.
Prop. 3. Que los herejes (protestantes) están sujetos a la iglesia católica romana.
Prop. 4. Lejos de otorgar tolerancia a los protestantes, es el deber de la iglesia,
exterminar los ritos de su religión.
Prop. 5. Que es deber de la iglesia católica romana obligar a los herejes, mediante
castigos corporales, a someterse a su fe.
Prop. 6. Que los castigos decretados por la iglesia católica romana son la
confiscación de bienes, el exilio, el encarcelamiento y la muerte ". {4}
[énfasis añadido]

¿Y a qué fin sirvieron tan insensiblemente estas doctrinas no bíblicas, tiránicas y heréticas? En
1550, el papa Julio III declaró su pretensión de poder temporal (político) universal, evidenciado por
una nueva moneda que emitió, y su lema decía:

“¡La nación y el reino que no me sirvan perecerán!” {5}

Esta afirmación del César papal fue y es una perversión de un pasaje de la Sagrada Escritura que se
refiere a la Nación de Israel bajo el gobierno de su Mesías durante Su futuro reinado universal,
habiendo establecido el reino prometido al Rey David. Leemos:

Los jesuitas - 1773 – 1814

“Y los hijos de los extranjeros edificarán tus muros, y sus reyes te servirán [a Israel]; porque en mi
ira te derroté [a Israel], pero a mi favor he tenido misericordia de ti [a Israel]. . .
Porque la nación y el reino que no te sirvan [a Israel] perecerán; sí, esas naciones serán
completamente desperdiciadas ".

- Isaías 60:10, 12.


Querido buscador de la verdad, ya que ahora entiendes nuestro primer bloque de la historia de los
jesuitas, ahora puedes entender nuestro Segundo Bloque de la historia de los jesuitas. Comienza
con la supresión formal de la Orden por el Papa Clemente XIV en 1773 y termina con su
restablecimiento formal por el Papa Pío VII en 1814, un total de cuarenta y un años.

Estos cuarenta y un años fueron absolutamente de oro para la Compañía de Jesús. Los Hijos de
Loyola castigaron a todos sus enemigos, incluidos los sacerdotes dominicos, perfeccionaron el
funcionamiento interno entre ellos y la masonería, crearon una alianza entre la Casa de Rothschild
para establecer a los Illuminati, castigaron y luego absorbieron a los Caballeros de Malta como los
"Borg" de Star Trek. Utilizaron a Catalina II "la Grande" de Rusia y el Luterano Federico II "la
Grande" de Prusia para conquistar y dividir a Polonia, haciendo que la Bula de la Supresión y la
Extinción del Papa no tenga ningún efecto en esa tierra católica romana. La Orden causó la
Revolución francesa, decapitando a un rey católico borbónico, Luis XVI, y a una reina católica de
Habsburgo, María Antonieta, en represalia por ser expulsados de Francia y Austria. Con Napoleón,
el masón, expulsaron a los Borbones de su trono en España y los Braganzas de su trono en
Portugal. Incluso intentaron tomar Palestina y, por lo tanto, Jerusalén de los musulmanes, al igual
que los cruzados del Papa, encabezados por los Caballeros Templarios de la Edad Oscura.

Las victorias más importantes de la Compañía fueron tanto religiosas como políticas. ¡Los jesuitas
penetraron profundamente en la Iglesia ortodoxa rusa y en la Iglesia luterana de Alemania, junto
con la Universidad de Tubinga, atribuyendo su propaganda de odio hacia los judíos por las obras de
Martín Lutero! políticamente, tomaron el control de la Corona y el Banco de Inglaterra. Por este
motivo, Inglaterra, junto con el vizconde Palmerston, masón Shriner, nunca volvería a entrar en
guerra con Francia, conduciría las Guerras de Opio del Papa contra el pueblo de China (al igual que
la Compañía, con su CIA y la Comisión de la Mafia, actualmente está realizando una El tráfico de
drogas contra la gente "herética y liberal" del Imperio Americano gobernado por el enemigo de la
Orden, la Dinastía Manchu, se negaría a ayudar a los patriotas italianos en su lucha contra los
ejércitos del Papa durante la Revolución Italiana de 1848. Los jesuitas también capturaron el
Imperio del Vaticano, junto con las propiedades de la Iglesia en todo el mundo, y por esta razón, el
César papal, que ocupa el sagrado Oficio del Papado de Satanás, nunca más suprimirá a la
Compañía de Jesús, ¡nunca más!

Los jesuitas - 1773 - 1814


Lorenzo Ricci # 60
Decimoctavo Superior General de la Compañía de Jesús, 1758-1775 Durante la Supresión
de la Orden entre 1773 y 1814 por el Papa Clemente XIV,
El general Ricci creó la Orden de los Illuminati con su soldado Adam Weishaupt, uniendo la Casa de
Rothschild con la Compañía de Jesús. Weishaupt, el padre del comunismo moderno, utilizó a sus
sangrientos jacobinos para llevar a cabo la Revolución Francesa incitada por sus enciclopedistas
masónicos, Voltaire y Diderot. Años más tarde el general jesuita Ledochowski, con su Bolcheviques,
llevó a cabo la Revolución rusa en 1917 incitada por su Comunistas masónicos, Marx y Engels,
siendo idéntica a la agitación de 1789. Lo que muchos escritores modernos de hoy describen como
"los Illuminati" es, de hecho y con propósito, otro nombre para la Orden de los Jesuitas bajo la
supervisión del general guía de su maestro que gobierna Washington, DC, Londres, París, Moscú,
Pekín, Jerusalén, La Meca y el Vaticano: el Papa Negro. Historia de los jesuitas: su origen,
progreso, doctrinas y diseños, G. B. Nicolini, (Londres: Henry G. Bohn, 1854) pp. 356, 357.

Los jesuitas - 1773 – 1814

BLOQUE II - (1773 - 1814)


Los jesuitas,

Durante su supresión y extinción,


en la búsqueda de destruir la reforma protestante y
Restaura la Edad Oscura con el Papa ejercitando su
poder temporal como el monarca universal del mundo,
Establecieron a los Illuminati en alianza con la Francmasonería Shriner, y luego, como Consejeros
de Napoleón Bonaparte, Castigaron al Papado, a los Sacerdotes dominicanos, a los Caballeros de
Malta, a los Reyes Católicos de Europa, al pueblo protestante de Alemania y al pueblo ortodoxo
Rusia; además, expusieron los ultrajes del "Santo Oficio de la Inquisición" de los dominicos y
enfatizaron a la raza hebrea / judía semítica (humillando aún más a los soberanos antijudíos,
católicos romanos de Europa), con el propósito de inducir al Papa Pío VII a Restaurar de nuevo a la
Compañía de Jesús en 1814, luego de que su supresión por parte del papa Clemente XIV fue
suprimida por el papado de 1773 a 1814. Con la Orden Jesuita ahora revivida, el Papa Negro
continuaría magnificando el Cuarto Lateranense del papa Inocencio III, poseído por un demonio.
Consejo (1215 dC). Una de sus sentencias de muerte dice lo siguiente:

“Excomulgamos y anatematizamos cada herejía que se exalta contra la fe santa, ortodoxa y


católica, condenando a todos los herejes, por cualquier nombre que se conozca; porque, aunque
sus caras difieren, están unidas por sus colas. Los que están condenados deben ser entregados a
los poderes seculares existentes, para recibir el castigo correspondiente. . .. Los poderes seculares
de todos los rangos y grados deben ser advertidos, inducidos y, si es necesario, obligados por la
censura eclesiástica, a jurar que se esforzarán al máximo en la defensa de la fe, y extirpar a todos
los herejes denunciados por la Iglesia que se encontraran en sus territorios. . .. Si algún señor
temporal, . . . descuidará limpiar su territorio de depravación herética, . . . Los obispos de la
provincia se unirán para excomulgarlo. . .. El Sumo Pontífice. . . otorgará el territorio a los
católicos. . . con la condición de exterminar a los herejes y preservar dicho territorio en la fe ". {1}

Capitulo 15

Los jesuitas - 1773

Protegido por Federico II "el grande" de Prusia y


Catalina II "la grande" de Rusia

“Todas estas cosas hacen que el Papa y los soberanos teman al Padre General. . . Un soberano que
no sea su amigo tarde o temprano experimentará su venganza ". {1}

Luigi Desanctis, 1852


Censor oficial de la Inquisición.
El papado, el puseyismo y el jesuitismo.
La Orden de los jesuitas fue prohibida formalmente por la bula de la Supresión del Papa
Clemente XIV emitida en 1773. La Bula fue efectiva en los países donde se unieron la Iglesia
Católica Romana y el Estado Civil. En los países donde otra Iglesia estaba unida con el Estado, la
bula no se haría cumplir. Tal fue el caso de Prusia y Rusia. La "Madre Rusia" estaba gobernada por
una monarquía absoluta, encabezada por los Romanoffs. La dinastía Romanoff fue la protectora
legal de la Iglesia ortodoxa rusa, que incluía al "Papa" ortodoxo llamado "Patriarca". La Iglesia y el
Estado estaban unidos. Dado que la bula de la supresión del Papa Clemente XIV no se impondría
en Rusia, los jesuitas buscaron y recibieron la admisión y protección allí. A pesar de que Pedro el
Grande había expulsado a los jesuitas durante su reinado en 1719, Catalina la Grande los readmitió
libremente una vez más en 1773.

Catalina creía que la Orden protegería su trono ya que había asesinado a su esposo para
adquirirlo. Ella era alemana y luterana, y se comportaba como una puta de acuerdo con su hijo, el
zar Paul I; pero como monarca de Rusia fue la protectora de la Iglesia ortodoxa. Poco sabía ella
sobre los diseños secretos de la Orden, ya que penetró profundamente en el sacerdocio ortodoxo y
adquirió tal poder político que el Zar Alexandro I lo expulsaría después del Congreso de Viena, en
1820.

El otro monarca absoluto que dio protección a la orden de los jesuitas fue Federico II "el Grande",
rey de Prusia. Este heroico líder militar de la Guerra de los Siete Años con su victoria protestante
fue el protector de la Iglesia Luterana en ese país. Iglesia y Estado se unieron. Por lo tanto, la bula
de la Supresión y la Extinción de Clemente XIV no se aplicó en la Prusia Luterana. . . Así que los
jesuitas, "los guardaespaldas del Papa", buscaron y recibieron protección de Federico II.

Capítulo 15

Un detalle clave aquí es que Federico II era el masón más poderoso de Europa, y poseía el poder
masónico soberano sobre todo "el Arte". Leemos:

". . . el 1 de mayo de 1786, Federico II, rey de Prusia, hizo revivir los altos grados y las
Constituciones masónicas del antiguo Rito. Agregó ocho grados a los veinticinco [escritos por los
jesuitas en Francia] ya reconocidos en Prusia, y fundó un Consejo Supremo de treinta y tres grados,
del cual él mismo construyó las regulaciones en dieciocho artículos”. {2}

¿Podría ser que los jesuitas ayudaron a Federico II a escribir los ocho grados adicionales, así como
al establecimiento del Consejo Supremo de los treinta y tres grados?

Esta es una de las conexiones principales entre el jesuitismo y La Francmasonería Shriner. Porque
para cuando los jesuitas causaran la Revolución rusa en 1917, instituirían el comunismo. (El
comunismo se había perfeccionado en sus Reducciones en Paraguay desde 1600 hasta 1750.) Y el
gran día de celebración en la Rusia de Stalin y la Alemania de Hitler sería el 1 de mayo, el mismo
día en que Federico II instituyó la Masonería Shriner. De esta unión entre Federico II y los jesuitas
leemos:

"Los jesuitas acudieron en masa a Silesia desde todos los rincones, buscando su protección
protestante, lo que hizo que Voltaire comentara en su estilo cáustico, que" lo desviaría más allá de
toda medida el pensar que Federico era el general de los jesuitas, y que esperaba que esto
inspirara al Papa con la idea de convertirse en mufti ". {3}

Poco sabía Federico II que la Alemania protestante pagaría caro por esto. Los jesuitas penetrarían
en el clero luterano y se sumarían a las palabras de Lutero, ¡retratándolo como un enemigo de los
judíos! Atacaban la Biblia de la Alemania de Lutero con "críticas superiores" y derrocaban al lejano
descendiente de Federico II, Kaiser Guillermo II. Los jesuitas también llevarían a Hitler al poder y en
su amada Silesia (ahora Polonia), erigirían sus campos de exterminio en los cuales los judíos de
Europa junto con los romaníes católicos romanos (gitanos, muchos de los cuales eran judíos
vagabundos por raza) serían miserablemente asesinados. Y cuando muchos pedían a los
estadounidenses que bombardearan Auschwitz, fue el presidente Roosevelt, el masón Shriner,
quien lo impidió con su herramienta y el miembro del CFR, John J. McCloy. Y fue John J. McCloy
junto con otros dos Shriner Francmasones quienes fueron nombrados para la Comisión Warren.
Eran Gerald Ford y el Juez Presidente del Tribunal Supremo, Earl Warren. Como todos sabemos, la
Comisión Warren encubrió a los asesinos de Kennedy. Pero la mayoría de los estadounidenses no
saben que los jesuitas se salieron con la suya. Asesinando, otra vez, con la ayuda de sus masones
Shriner.

Los jesuitas – 1773


Federico II "el grande", 1712 - 1786 # 61
Rey de Prusia, 1740 - 1786
Federico II fue el masón más poderoso del continente europeo. A pesar de que fue el héroe de la
Guerra de los Siete Años (1756-1763), que permitió a Gran Bretaña ganar a América del Norte, fue
el Protector de la Iglesia Luterana, y declaró: "Ningún país consiguió nada al dañar al judío".
admitió traicioneramente a los jesuitas en su Imperio Protestante. Este es un vínculo innegable
entre la Francmasonería Shriner de alto nivel y los Jesuitas profesos del Cuarto Voto. Sin embargo,
su dinastía pagaría un alto precio por esto, ya que su pariente lejano, Kaiser Wilhelm II, se vería
obligado a renunciar por los jesuitas en 1918, víctima de la Gran Francmasonería de Oriente
Próximo que Federico había utilizado para importar la Revolución Francesa a Francia.
Jesuitas: una multibiografía, Jean Lacouture, (Collegeville, Minnesota: The Liturgical
Prensa, 1995).
El tiempo de los problemas de Jacob, Louis S. Bauman, (Long Beach, California: Louis S. Bauman,
1939) p.128.

Los Jesuitas – 1773


Catalina II "la grande", 1729-1796 # 62
Emperatriz de Rusia, 1762 - 1796
Esta alemana fue la mayor desgracia jamás sentada en el trono de los Romanoffs. Habiendo
asesinado a su esposo al usurpar el poder del Imperio, su hijo, Paul I. La llamó abiertamente una
"puta". Como protectora de la Iglesia ortodoxa, admitió a los jesuitas en Rusia a pesar de la
expulsión de la Orden por parte de Pedro el Grande en 1723. Los jesuitas penetraron
profundamente en la Iglesia estatal y en el gobierno zarista de Rusia, derribando exitosamente a
ambos en 1922 con su "Santo Monje", Grigory Rasputin, un jesuita secreto según nuestro héroe y
ex jesuita, Alberto Rivera. Rasputín fue aconsejado encubiertamente por el rector abiertamente
ortodoxo del Seminario Teológico Tiflis de la Compañía, el obispo Hermogen, junto con el
compañero jesuita de Hermogen, el malvado sacerdote ortodoxo Iliodor. Mientras tanto, los Hijos
de Loyola esperaban su restauración definitiva hasta que el Papa Negro hubiera terminado de
dirigir sus Guerras Napoleónicas.
Jesuitas: una multibiografía, Jean Lacouture, (Collegeville, Minnesota: The Liturgical Press, 1995).

Los jesuitas – 1773


Capitulo 16

Los jesuitas - 1773 - 1776

Aliados con la casa judía de Rothschild


Creando los Illuminati bávaros

Von Hammer, en su Historia de los asesinos, una rama o desarrollo de Los Illuminati, señala
singulares paralelos entre la enseñanza de Loyola y los Asesinos. [La orden jesuita ha revivido a los
asesinos en la creación la intolerante y fanática secta moderna del islam conocida como el
"wahabismo" de Osama bin Laden, después de haber sido abrazado por el jefe tribal Abdul Aziz ibn
Sau en 1744 y ahora, desde que se estableció formalmente por el rey Abdul Aziz ibn Saud 1932, es
la religión del estado de Arabia Saudita.] Ni puede ser dijo que llamar la atención sobre este
paralelismo es un mero prejuicio protestante, desde que los sacerdotes de Alcalá hicieron el
primer cargo, y en la vida misma del fundador de los jesuitas ". {1} [énfasis añadido]

M. F. Cusack, 1896
Monja convertida de Kenmare
El papa negro

“[Las Constituciones de la Orden de los jesuitas] contienen seis impedimentos contra la recepción
en la Orden, el primero de los cuales es la ascendencia judía hasta la cuarta generación. . . [Desde
1593 hasta 1946], el consejo general de la orden ha proclamado muchas veces que la ascendencia
judía debe considerarse como 'una impureza, escándalo, deshonra e infamia'. Suárez, notó el
teólogo jesuita, también afirma que la ascendencia judía es una impureza de tan indeleble carácter
que es suficiente para impedir la admisión en la Orden ". {2} [énfasis añadido]

Leo H. Lehmann, 1942


Detrás de los dictadores
Ex sacerdote irlandés

"Mi cabeza daba vueltas cuando descubrí que el general jesuita estaba estrechamente vinculado a
los Illuminati en Londres". {3}

Alberto Rivera, 1979


Español ex jesuita
Alberto

Los jesuitas - 1773 – 1776

Capítulo 16

Los jesuitas, ahora suprimidos formalmente por el Papa, se aliaron con Federico el Grande de
Prusia y Catalina II de Rusia. El general jesuita tenía el control de la masonería de rito escocés y
ahora buscaba una alianza con el barón masónico de la Casa de Rothschild. Para lograr esto, eligió
a un jesuita que era un gentil alemán (no un judío) por raza y un masón por asociación: Adam
Weishaupt.

"Ese Weishaupt no fue el creador del sistema al que llamó" Iluminismo "ya será evidente para
todos los lectores del presente trabajo. . . ¿Cómo estos métodos orientales penetraron al profesor
bávaro? Según algunos escritores, a través de los jesuitas. El hecho de que Weishaupt haya sido
educado por esta Orden ha proporcionado a los enemigos de los jesuitas el argumento de que eran
los inspiradores secretos de los Illuminati. . . Sin embargo, Weishaupt se basó, en cierta medida, en
los métodos jesuitas de formación, incluso reconocidos por Barruel, él mismo jesuita [y el
historiador más influyente de la Revolución Francesa], quien, citando a Mirabeau, dice que
Weishaupt, 'admirado sobre todo esas leyes, el régimen de los jesuitas que, bajo una sola cabeza
[el general jesuita], hizo que los hombres dispersos por el universo tendieran hacia la misma
meta. . . ’” {4} [énfasis añadido]

Adam Weishaupt también fue un brillante instructor de derecho canónico, incluido el malvado
Concilio de Trento, en un colegio jesuita en Baviera. Leemos: "Se dice que desde el Colegio Jesuita
en Ingolstadt se emitió la secta conocida como" los Illuminati de Baviera "fundada por Adam
Weishaupt; su fundador nominal, sin embargo, parece haber desempeñado un papel subordinado,
aunque conspicuo, en la organización de esta secta ". {5} [énfasis añadido]

(Querido buscador de la verdad, los judíos masónicos siempre desempeñan “un papel
subordinado, aunque conspicuo” cuando los utiliza el general jesuita. Tal fue el caso del nacimiento
de los Illuminati con Rothschild (1776), la financiación de la Revolución Francesa y las Guerras
Napoleónicas con Rothschild (1789-1815), la creación del comunismo moderno con Marx (1848),
el primer jefe del Banco de la Reserva Federal con Paul M. Warburg (1913) y, actualmente, Alan
Greenspan (2002), la creación de la Unión de las Repúblicas socialistas soviéticas (URSS) a través de
la Revolución bolchevique con Trotsky y Lenin (1917), la financiación y construcción de la URSS con
Jacob H. Schiff y Armand Hammer (1920-1980) y Maurice Greenberg (2002) de AIG, el Holocausto
judío de Europa con Rudolf Kastner (1939-1945), el nacimiento de Israel sionista con Theodor Herzl
(1948), el encubrimiento del asesinato de Kennedy con Arlen Specter de la Comisión Warren y su
"teoría de la bala única" (1964) y la continua alta traición contra la gente del Imperio mericano por
Henry A. Kissinger (1972 hasta el presente (2003)). Estos son judíos masónicos de alto nivel que se
adhieren al malvado Talmud babilónico del judaísmo: la hermana gemela del malvado Concilio de
Trento de el jesuitismo, y han traicionado a su propia raza judía, contribuyendo a las atrocidades

Los jesuitas - 1773 – 1776


cometidas por la orden jesuita, incluido el Holocausto judío. Estos mismos sionistas (raciales)
judíos masónicos junto con sus hermanos secretos, los líderes rabínicos talmúdicos judíos
masónicos (religiosamente), algún día traicionarán a "la gente santa" haciendo de Jerusalén una
ciudad internacional y entrando en un tratado con el César papal.

". . . El príncipe que vendrá. . .”

- Daniel 9:26

Porque si los líderes judíos talmúdicos “no tenían rey sino a César” en los días del Mesías, ¿por qué
deberíamos sorprendernos al ver a estos mismos hombres sirviendo al César papal de nuestros
días? ¡Que aquellos judíos raciales electos hoy en Israel se despierten con las buenas nuevas de
Yeshua, el Judío Real, rechazando el Talmud, ¡la Torá que cree al Mesías antes de que sea
demasiado tarde!)
El 1 de mayo de 1776, la Orden de los Illuminati se fundó oficialmente en la Universidad Jesuita de
Ingolstadt, en el antiguo bastión jesuita de Baviera, desde donde los Hijos de Loyola habían
encendido la Guerra de los Treinta Años. La Compañía ahora usaría la Casa Judía de Rothschild
para financiar la Revolución Francesa, que a su vez matizaría al Pueblo Judío en 1791, promoviendo
la ilusión de que "los judíos" eran los verdaderos culpables detrás de la agitación en Francia.
Rothschild también financiaría el ascenso de Napoleón el Francmasón con su asesor formado por
los jesuitas, Abbe Sieyes. A pesar de los escritos históricos del jesuita Abbe Barruel, quien culpó a
los Rothschild y la masonería por la Revolución, fue la Compañía de Jesús la que utilizó estas
herramientas para llevar a cabo la Revolución y castigar a los Monarcas que se atrevieron a
expulsar a los Hijos de Loyola de sus dominios. Los jesuitas, que habían sido expulsados del
Imperio español, encontraron refugio en Córcega. Desde allí levantaron a su gran vengador,
Napoleón Bonaparte.
A principios de la década de los cuarenta, durante la Segunda Guerra Mundial, cerca del final de la
Segunda Guerra de los Treinta Años, los jesuitas volverían a usar su Rothschild Illuminati y Shriner
Freemasonry para castigar a dos naciones que se habían atrevido a expulsar a la Orden de sus
fronteras. Junto con los Rothschild de Inglaterra, usarían su "Banco de la Reserva Federal" para
financiar la construcción de una enorme máquina de guerra aérea. Los B-17 y B-29 se usarían para
destruir a estas naciones, que después de la guerra se reconstruirían de acuerdo con los planos
religiosos y comerciales de la Orden de los Jesuitas. Al llevar a cabo el plan de destruir estas dos
naciones, los jesuitas volverían a utilizar la Masonería Shriner. Sus herramientas fueron el general
masón Douglas MacArthur en el bombardeo de Japón y el general Dwight Eisenhower en la
aniquilación de Alemania. Porque Japón había expulsado a los jesuitas por más de doscientos
cincuenta años y Alemania los había desterrado por cuarenta y cinco años. De hecho, estas
recompensas fueron vistas previas de Hell (infierno atómico y bombardeo), realizadas por los
agentes de The Engineer Corps of Hell, Blackrobes de Ignatius Loyola.

Los jesuitas - 1773 – 1776


Jesuita Adán Weishaupt, 1748 - 1811 # 63
Fundador de los Illuminati, 1776.
Nacido en Ingolstadt, Alemania, en el corazón de la Baviera católica romana, desde la cual se
originó la Guerra de los Treinta Años de la Orden (1618-1648), Adam Weishaupt, un gentil alemán
blanco, fue educado por los jesuitas; en 1775 se convirtió en un notorio profesor de la asesina Ley
Canónica del Vaticano, incluido el malvado Consejo de Trent de la Contrarreforma. Dado que la
bula de la extinción del Papa Clemente XIV no se hizo cumplir en la Alemania luterana, la Orden
floreció en su Universidad de Ingolstadt, desde donde Weishaupt estableció los Illuminati en 1776
y se unió a la Gran Logia Masónica de Oriente en 1777. Unió el magnífico imperio financiero del
Cabalística, masónica, Casa judía de Rothschild, los "Guardianes del Tesoro del Vaticano", con la
opulencia de la raza internacional y secreta, antijudía, principalmente de la Sociedad de los
Gentiles Blancos de Jesús.
Sociedades secretas y movimientos subversivos, Nesta H. Webster, (South Pasadena,
California: Emissary Publications, 1988; originalmente publicado en 1924).

Los jesuitas - 1773 – 1776


Capitulo 17

Los jesuitas - 1775 - 1815


Aliados con el rey Jorge III contra la revolución calvinista de América
La revolución tiene éxito, La Constitución establecida, Washington como presidente
Asesinato de George Washington
La guerra de 1812: Andrew Jackson mantiene la libertad protestante de América
“Con la caída de los Hurones [1650], cayó la mejor esperanza de la misión canadiense [jesuita].
Ellos, y las comunidades estables y populosas a su alrededor, habían sido el material grosero por
medio del cual los jesuitas habrían formado su imperio cristiano en el desierto. . . Los jesuitas
vieron sus esperanzas destruidas. . . La libertad puede agradecer a los iroqueses que, por su furia
insensata, los planes de su adversario [la orden jesuita] fueron anulados. . . Desde el punto de vista
de la libertad. . . La providencia es clara como el sol al mediodía ". {1}

Francis Parkman, 1902


Historiador estadounidense
Los jesuitas en norteamérica

". . . mucho más se debe temer por el crecimiento del Papado en Estados Unidos que por el Stamp
Act ". {2}

Samuel Adams, 1768


Patriota americano
Boston Gazette

“El protestantismo inglés produjo una obra maestra perfecta. Dieron al mundo lo que ha sido
considerado por anfitriones más eruditos, la versión más grande jamás producida en cualquier
idioma: la Biblia King James, [su mayor defensa actual es la Autoridad final de William P. Grady,
(1993)] llamada 'The milagro de la prosa inglesa '. . . Pero ningún hombre de hoy ha pasado por las
mismas experiencias que los redactores de la Constitución. Esos pioneros aún fueron testigos de
los principios viciosos de la Edad Oscura y sus resultados crueles. Fueron llamados a sufrir, a
soportar, a luchar, para poder establecer principios de una naturaleza diferente ". {3} [énfasis
añadido]

Benjamin G. Wilkinson, 1930


Nuestra Biblia Autorizada Vindicada
Teólogo protestante estadounidense

Los jesuitas - 1775 – 1815

Capítulo 17

"Cuando la" Declaración "fue reportada y presentada ante el Congreso para su aprobación y firma,
todos sintieron que se había producido una crisis terrible. . . Y cuando un miembro tímido observó
que el país no estaba maduro para tal declaración de independencia, Witherspoon respondió, con
una voz que sonó en el pasillo,

"En mi opinión, señor, no solo estamos maduros sino también podridos. . .. El que no responda a
sus acentos y esfuerce cada nervio para llevar a efecto sus disposiciones, es indigno del nombre de
hombre libre. Aunque estos cabellos grises deben descender al sepulcro, preferiría infinitamente
que desciendan de la mano del verdugo al desierto en esta crisis, la causa sagrada de mi país ". {4}
[énfasis añadido]

John Witherspoon, 1776


Predicador presbiteriano
Las capillas y el clero
de la revolucion

“Sin duda, la intención del Papa es poseer este país [Norteamérica]. En esta intención es ayudado
por los jesuitas, y todos los prelados y sacerdotes católicos. Si la iglesia católica se vuelve
predominante aquí, todos los protestantes serán exterminados ". {5} [Énfasis añadido]

Orestes A. Brownson, 1852


Periodista jesuita estadounidense secreto
Revisión trimestral de Brownson

“El gobierno no es razón;


no es la elocuencia;
¡Es la fuerza! Como el fuego,
es un sirviente peligroso
y un maestro temeroso ". {6}

George Washington, 1798


Primer y mas grande presidente
de los Estados Unidos [protestantes] de América

Los jesuitas - 1775 – 1815

Como resultado de la Bula de la Supresión del Papa Clemente XIV, los jesuitas buscaron refugio en
los países católicos no romanos. Uno de los países en los que recibieron protección en secreto fue
la Inglaterra protestante. Aunque los jesuitas habían sido expulsados en 1604 por el rey Jaime I, y
el Parlamento (gracias a la Revolución Gloriosa en 1688) había aprobado una ley que prohibía a
cualquier católico romano sentarse en el trono de Inglaterra, los jesuitas persistieron en su plan
para conquistar esa nación. Sabiendo si podían controlar al rey inglés, a pesar de que era un
protestante y el protector de la Iglesia Anglicana, podían controlar el vasto Imperio Británico.
Entonces, ese Imperio, con la marina más grande del mundo, podría usarse para suprimir la
libertad protestante, tanto política como religiosa. Tal fue el caso durante la Guerra de
Independencia de Estados Unidos.

Según la Historia de los Estados Unidos de Bancroft, las trece colonias de Estados Unidos habían
sido colonizadas por protestantes blancos europeos, incluido Maryland. En el momento de la
Revolución, de los tres millones de habitantes, el noventa y siete por ciento eran protestantes y
bautistas, el resto eran católicos romanos y judíos. ¿Y qué llevó a estos protestantes europeos
desplazados a una tierra salvaje e inestable? Fueron las incesantes y feroces persecuciones y
guerras que empaparon a Europa en sangre protestante y bautista durante más de doscientos
años. ¡Y como hemos visto en nuestros capítulos anteriores, todos estos fueron incitados por la
Orden de los Jesuitas! George Bancroft escribe:

“Durante más de dos siglos, las sectas protestantes más humildes habían elevado el grito al cielo
por la libertad de adorar a Dios. Al jadeo de esta libertad, la mitad de los estados americanos
debían su existencia. . . La inmensa mayoría de los habitantes de las trece colonias eran disidentes
protestantes. . . El establecimiento de la libertad de conciencia, que trajo consigo la libertad de
expresión y de prensa, fue, en los diversos estados, el fruto no de la filosofía, sino del amor al
protestantismo por lo abierto (Biblia). . .” {7} [énfasis añadido]

(Queridos buscadores de la verdad, los jesuitas sabían esto. ¿Crees que por un minuto permitirían
el establecimiento de una nación protestante, fundada en la versión King James de la Biblia
Autorizada de 1611, y la creación de una nueva forma de gobierno constitucional protestante que
limita al Los gobierno con los poderes legislativo, ejecutivo y judicial a través de una concesión
expresa de poderes ratificados por trece estados soberanos. ¿Cree que por un minuto los jesuitas
permitirían que los poderes delegados del gobierno federal estén limitados por un documento
calvinista llamado "La Declaración de Derechos"? "¿Escrito por el bautista James Madison e
influenciado por el bautista George Mason ante la insistencia del mayor predicador bautista de
Virginia, John Leland? A la luz del Concilio de Trento y el Juramento Jesuita, la respuesta es
absolutamente no. Recuerde, los jesuitas odiaban a los holandeses La República de Guillermo I de
Orange y la Mancomunidad Inglesa de Oliver Cromwell. También odiarían a la República Federal de
estos Estados Unidos de América. El Bautista George Washington.

Los jesuitas - 1775 – 1815


Capítulo 17

Ahora, la orden jesuita tuvo una guerra en dos frentes. En la Providencia del resucitado Hijo de
Dios, la revolución americana estalló en 1775, el mismo año en que El general Ricci de los jesuitas
supuestamente murió en la prisión estatal de Castel St. Angelo, Italia. (Me gusta Hitler, su muerte
podría haber sido falsificada mientras escapaba a otro continente, posiblemente América del
Norte. Curiosamente, no hubo un sucesor formal de General Ricci durante siete años críticos hasta
que el general Czerniewicz apareció en Rusia.) Por lo tanto, la Orden tuvo que castigar a los Reyes
Católicos Romanos de Europa y al Papa por su supresión, así como encarcelar a Pío VII como
retaliación por el encarcelamiento y Muerte de su general. También tuvo que impedir el
establecimiento de otra Nación protestante "hereje y liberal" con una forma constitucional, no
absoluta, de gobierno. Para afectar estos fines, los jesuitas buscaron el control del trono inglés.
Desde alli ellos podrían incitar a una revolución, justificar una invasión de la Armada británica y
aplastar la predicación del verdadero evangelio. Desde allí los jesuitas podrían usar a Inglaterra
como un enemigo controlado de Napoleón mientras ejecutaba la venganza de la Orden. Por lo
tanto, el General de Los jesuitas buscó protección para su ejército de jesuitas en del rey Jorge III.
Leemos:

"Aferrándose a los popotes [el jesuita general Lorenzo] Ricci se sintió alentado cuando el
hermano del rey Jorge III, el duque de Gloucester, almorzó con él e insinuó su apoyo inglés".
{8}

La Orden recibió más que apoyo. Se le dio todo lo necesario para sobrevivir y prosperar, desde
Jorge III. Este malvado rey también restableció a Inglaterra la rama de los Caballeros de Malta en
1782, habiendo sido desterrados del Imperio por más de doscientos años. En 1795, Stonyhurst,
una de las tierras más bellas de Inglaterra, fincas, fueron donadas a la Compañía por un señor
inglés, Thomas Weld. A cambio la Corona británica, Londres, se ha convertido en el centro del
comercio mundial.

“Fue el calvinismo el que formó los anfitriones que resistieron y superaron a las dictaduras
mundanas de Francia, los Países Bajos y Gran Bretaña. Por eso, una vez en la corte del rey Jorge III,
la estrategia del Papa Negro se convirtió en la política exterior de Inglaterra. Utilizaría a ciertos
francmasones estadounidenses, como Benjamin Franklin, Thomas Jefferson y John Adams (que
más tarde se convertiría en "el presidente de rey") para encender una revolución y justificar así el
uso de los militares de Inglaterra para saquear las colonias, persiguiendo a sus protestantes con
fiereza. Quemando a muchos de ellos vivos en sus iglesias. Pero estos protestantes eran calvinistas
con una historia de resistencia bíblica a la tiranía jesuita. Leemos de estos hombres que no
dudaron en enfrentar sus convicciones contra el poder del estado, los príncipes y las dictaduras:

Fue el calvinismo el que rompió las cadenas en las que la dictadura espiritual De Roma y los
jesuitas buscaban esclavizar a Europa occidental. Ser un "Elegido del Señor" no fue una mera frase
teológica

Los jesuitas - 1775 – 1815


que la inquisición tuvo que reconsiderar, sino un hecho político, mil veces probado en Los campos
de batalla de la libertad ". {9} [énfasis añadido]

¿Qué fue ese algo en su credo que los convirtió en lo que eran, los únicos protestantes que
luchaban? La respuesta se encuentra en nuestra segunda pregunta: ¿Por qué estos hombres
pudieron resistir a los jesuitas? De hecho, fue su creencia, lo que creían acerca de Dios, el hombre,
ellos mismos y el Papa, lo que les permitió repeler a los ejércitos de Roma. Leemos en su Confesión
de fe de Westminster de 1658 sobre lo que creían los calvinistas acerca de Dios:

Dios tiene toda la vida, la gloria, la bondad, la bendición, en y de sí mismo; y es solo en sí mismo y
para él todo lo suficiente, sin estar en necesidad de ningúncriaturas que él ha hecho, no derivando
ninguna gloria de ellos, sino sólomanifestando su propia gloria, en, por, hacia y sobre ellos: él es
"Hay un solo Dios vivo y verdadero, que es infinito en ser y perfección, el espíritu más puro,
invisible, sin cuerpo, partes o pasiones, inmutable, inmenso, eterno, incomprensible,
todopoderoso, más sabio, más santo. , el más libre, el más absoluto, trabajando todas las cosas de
acuerdo con el consejo de su propia voluntad inmutable y justa, para su propia gloria; más
amoroso, misericordioso, misericordioso, longanimidad, abundante en bondad y verdad,
perdonando la iniquidad, la transgresión y el pecado; el que recompensa a los que lo buscan
diligentemente; y con todo lo más justo y terrible en sus juicios; odiando todo pecado, y de
ninguna manera aclarará a los culpables.

II. Dios tiene toda la vida, la gloria, la bondad, la bendición, en y de sí mismo; y es solo en sí mismo
y para él todo lo suficiente, no teniendo necesidad de ningúna de sus criaturas, las cuales el hubo
creado, sin derivar gloria alguna de ellos, aunque manifestando su propia gloria en, por y sobre
ellos
siendo el fundamento de todo ser, de quién, a través de quién y para quién, todos son cosas; y
tiene el dominio más soberano sobre ellos, hacer por ellos, para ellos, o sobre ellos, todo lo que
quiera. A su vista todas las cosas. son abiertos y manifiestos; Su conocimiento es infinito, infalible,
e Independiente de la criatura, para que nada le sea contingente o incierto. Él es el más santo en
todos sus consejos, en todas sus obras, y en todos sus ordenes. A él se lo deben los ángeles y los
hombres, y todas las demás criaturas, cualquiera que sea incluido el hombre, los calvinistas creían:

“Por el decreto de Dios, para la manifestación de su gloria, algunos hombres y ángeles


están predestinados a la vida eterna, y otros preordenados a la muerte eterna. Estos
ángeles y hombres, predestinados y predestinados de este modo, están diseñados de
manera particular e inmutable; y su número es tan cierto y definitivo, que no se puede
aumentar ni disminuir”. {11}

Los jesuitas - 1775 – 1815

De ellos mismos, los calvinistas creían:

“Como Dios ha designado a los elegidos para la gloria, también él, por el propósito eterno y más
libre de su voluntad, ha preordenado todos los medios para ello. Por lo tanto, los que son elegidos
caídos en Adán, son redimidos en Cristo; son efectivamente llamados a la fe en Cristo por su
Espíritu que actúa en el momento oportuno; son justificados, adoptados, santificados y guardados
por su poder por medio de la fe para la salvación. Tampoco hay otros redimidos por Cristo,
efectivamente llamados, justificados, adoptados, santificados y salvados, sino los elegidos
solamente. . . La doctrina de este alto misterio de la predestinación debe manejarse con especial
prudencia y cuidado, para que los hombres que asisten a la voluntad de Dios revelados en su
Palabra, y que rindan obediencia a los mismos, puedan, a partir de la certeza de su vocación
efectiva, tener la seguridad de su eternidad. Así que esta doctrina ofrecerá materia de alabanza,
reverencia y admiración de Dios, y de humildad, diligencia y abundante consuelo a todos los que
obedecen sinceramente el Evangelio ". {12} [énfasis añadido]

Finalmente, del Papa, los calvinistas creían:


“No hay otro jefe de la iglesia sino el Señor Jesucristo; ni puede El Papa de Roma, en cualquier
sentido, ser jefe de los mismos; pero este es el anticristo, ese hombre de pecado e hijo de
perdición {13} [énfasis añadido]

Ah, querido buscador de la verdad, las palabras sublimes nunca han sido escritas por hombres
malditos en pecado. Sí, fueron estos calvinistas luchadores, reconociendo al Hijo resucitado de
Dios y con razón pensando en Él junto con sus vidas puras, estables y obedientes, que
completamente Cambió la faz de la Europa medieval. Ellos en minoría, ante el papa con sus
jesuitas. Y los papistas en mayoría, el Hijo resucitado de Dios se movió poderosamente en
respuesta a sus oraciones, dando al mundo “la Era Moderna” y el mayor refugio para los
Protestantes perseguidos, bautistas y judíos - La República Federal (Calvinista) de ¡Estos Estados
Unidos (Protestantes) de América! Ellos sabían que eran los elegidos y ¡Por lo tanto, creyeron que
todo lo que les sucedió fue predestinado! Porque eran estos blancos. El presbiteriano Edwin H.
Armstrong, el padre de la radio FM y, lo que es más importante, su El predecesor presbiteriano,
James Clerk Maxwell, el padre de los electro-magnéticos
Teoría e ingeniería. Crearon civilizaciones prósperas a partir de estériles desiertos - como Sudáfrica
- y trajeron riqueza e industria a las grandes ciudades de Europa - como Londres, París, Berlín y
Amsterdam. Y fueron las oraciones, las plumas. y las espadas de nuestros calvinistas
estadounidenses que frustraron el diseño del General Jesuita Lorenzo Ricci cuyos agentes
malvados intentaron hacer de nuestra República Confederada de estos Estados Unidos de América
en un centralizado, el Imperio Jesuita del Oeste, con su "Roma en el Potomac", sujeto a un
monarca británico controlado por el Papa Negro.

Los jesuitas - 1775 – 1815


Pero sobre todo los calvinistas consideraron la resistencia al gobierno ilegal, la tiranía anticristiana
de las monarquías absolutas del general jesuita, un deber sagrado. Leemos las palabras de John
Knox, el gran reformador escocés apodado "Calvin con una espada de defensa justa", hablado a
María, reina de Escocia:

". . . Estamos limitados por la tiranía injusta en contra de nosotros, para declarar A Su Gracia, que a
menos que esta crueldad se quede con su sabiduría, lo haremos estamos obligados a tomar La
espada de la defensa justa contra todo aquello que nos persega por el tema de la religión, y por
nuestra conciencia, que no debe, ni no puede estar sujeto a criaturas mortales, más allá de la
Palabra de Dios, el hombre debe ser capaz de probar que tiene poder para mandarnos. . . Mejor
pensamos, a exponer nuestros cuerpos a mil muertes, que arriesgar nuestras almas a perpetua
condenación, que negar a Cristo Jesús y su verdad manifiesta ". {14} [énfasis añadido]

Esta clásica convicción calvinista fue expresada por una Alianza Escocesa, Isabel Alison, en 1681
antes de su despiadada ejecución por los agentes del gobierno del rey católico romano Carlos II.
(Para ser justos, debemos recordar que, durante su reinado, el rey, que luego recibió "la copa de
veneno" en su lecho de muerte en 1685, sancionó el decreto del Parlamento para desterrar a
todos los sacerdotes católicos en 1662, aceptó el "Acta de prueba anti-populista del protestante".
"Firmó una proclamación en 1674 confirmando todos los dolores y sanciones impuestas a los
católicos por los antiguos soberanos, y consintió en la ejecución de no menos de catorce jesuitas,
incluido el Provincial Fr. Thomas Whitbread, condenado por conspirar para su asesinato. financiado
en secreto por Pere La Chaise, el confesor jesuita del rey Luis XIV de Francia, fue revelado en 1678
por el Dr. Tongue, Titus Oates y Bedlo. Leemos:

“Dijeron, ¿pensé alguna vez que Carlos II era nuestro rey legítimo? Dije si; porque él hizo pacto con
Dios y la tierra; pero él ha quebrantado y desecho ese compromiso, y ha ejercido tanta, tanta
tiranía como crueldad, que yo acababa de rechazarle a él y a ambos. Entonces me pidieron que
fuera mi sangre sobre mi propia cabeza; pero les dije que la encontrarían en su cabezas, porque
era propiedad de la oficina real de Cristo que me hicieron sufrir, de lo contrario quien lo hará.
Ahora bendigo al Señor, estoy libre de los principios jesuitas. La Escritura es mi regla, y cuando la
obediencia a los hombres es contraria a la obediencia a Dios, estoy claro que los niego ". {15}
[énfasis añadido]

Cuando esta convicción calvinista fue llevada al campo de batalla en oración, vemos la Guerra de
Independencia de los Estados Unidos de la tiranía inglesa desenfrenada en toda su gloria y éxito. J.
T. Headley escribe:

". . . el clero patriótico de la revolución nunca practicó el autoengaño; ellos no desearon una cosa
en sus corazones y oraron por otra con sus labios. Cuando querían la destrucción de sus enemigos,
Los jesuitas - 1775 – 1815
No oraban por otra cosa, y esperar a ver si sus deseos no pueden cumplirse a través de la agencia
de los hombres malvados, o la casualidad, o el diablo. Ellos vinieron audazmente al Lugar
Santísimo, y lo pidieron. Sus enemigos fueron los enemigos de Dios; Sus enemigos los de la Iglesia,
que venían de los laicos a malgastar y destruir la herencia de Dios, y desearon su derrocamiento, y
honestamente, con fuerte llanto y lágrimas, oraron por ello. Como la de epopeya de Cromwell,
quien primero invocó el brazo derecho de Dios para golpear contra ellos, y luego, con el tremendo
grito de guerra a la "Religión" en sus labios barridos como una nube de tormenta para batalla;
como los Covenanters, quienes oraron para que sus espadas pudieran ser así como la de Gideon,
que no volvió de la matanza, y luego de sus perseguidores como David, orando por el
derrocamiento de sus enemigos, y Moisés, y Josué, y los profetas, cuyas sinceras súplicas
aumentaron los montones de muertos. Así que estos divinos puritanos, sin rencor ni odio
vengativo, orando de esta manera, y con un propósito honesto y serio, “Ven Tu reino.' "{16}
[énfasis añadido]

Tal era el ejército estadounidense de rag-tag liderado por su gran jefe y protestante sureño, el
general George Washington. Rodeado de predicadores calvinistas como Timothy Dwight, el nieto
de Jonathan Edwards, el hombre de Dios calvinista que predicó el Primer Gran Despertar de los
Estados Unidos, Washington siempre recibió palabras de aliento y exhortaciones a la oración. En
Valley Forge vemos al Padre de nuestro país en su máxima expresión: de rodillas. Leemos:

“Un día, un cuáquero, llamado Potts, paseaba por un arroyo cuando él escuchó, en un lugar
apartado, la voz solemne de alguien aparentemente comprometido en oración. Caminando
silenciosamente hacia adelante, vio el caballo de Washington atado a un arbusto, y un poco más
adelante, en un matorral, el propio jefe, de rodillas, y con lágrimas corriendo por sus mejillas,
suplicando al cielo por su país y su ejercito. Solo delante de Dios, aquel corazón fuerte cedió y se
derramó. La marea llena de sus dolores y ansiedades. Aunque los cielos se oscurecieron a su
alrededor, y desastre tras desastre destruyeron sus esperanzas más brillantes, y La desesperación
se apoderó de oficiales y hombres, él mismo se mostró inalterable. Presencia - Movió la misma
torre con su fuerza. Pero Dios pudo le bendijo para tomar con seguridad sus problemas, y le apoyó
firmemente en su brazo. Que sublime hace él esto parezca, y cuán buena y santa parece ser la
causa en la que estaba comprometido, así lo lleva al trono de un Dios justo, sintiendo que tiene su
unción y Puede reclamar su protección. . . No es de extrañar que la paz se sentara entronizada en
esa frente. cuando la desesperación nublaba a todos los demás ". {17}

Con el tiempo se respondieron las oraciones de Washington. Haym Solomon, un rico banquero
judío y agente de Filadelfia, prestó toda su fortuna, un cuarto de millón de dólares en especie, para
el Ejército en Valley Forge. Los Países Bajos protestantes, junto con la Francia católica y España, han
expulsado a los jesuitas de sus tierras.

Los jesuitas - 1775 – 1815

¡Incluyendo a toda Sudamérica, declarada la guerra a la Inglaterra protestante, ese nido jesuita!
Luis XVI envió a la marina francesa para ayudar al amado Lafayette. Como resultado, el ejército
inglés, controlado por los jesuitas a través del rey Jorge III, fue derrotado en Yorktown, una aldea
de Virginia protestante. ¡Obviamente, el Hijo resucitado de Dios trabajó poderosamente en
respuesta a muchas oraciones!

Enfurecidos, ¡los jesuitas harían que Estados Unidos, Francia y España pagaran caro por esto!
Napoleón destruiría la República Holandesa en 1795, conduciendo al rey Guillermo I de Orange
(1772-1843) al exilió en Londres. Además de la expulsión de Francia en 1764 de la Orden y ahora
su ayuda a los malditos "herejes estadounidenses" y los liberales ", la ira de los jesuitas desataría la
Revolución Francesa. Ellos utilizarían a Robespierre, lavado su cerebro por jesuitas durante nueve
años en su Colegio de Louis-le-grand, para liderar a los jacobinos. Los jacobinos decapitarían a Luis
XVI, que se atrevió a resistir a la Orden y asesinar a su reina de los Habsburgo, María Antonieta,
cuya madre, la archiduquesa María Teresa, había expulsado a los jesuitas de Austria. Ellos
torturarían y asesinarían cruelmente al joven hijo de Louis, el Delfín, y destruirían a la Flor de la
virilidad francesa con las guerras interminables de Napoleón I. Los jesuitas lo harían. Rompen el
Imperio francés y usan al rey Jorge III para restaurar la dinastía borbónica. (después del Congreso
de Viena) con su tiránico francmasón, Luis XVIII, quien readmitió prontamente a los jesuitas,
España sufrió un castigo similar. Los jesuitas utilizaron a Napoleón para llevar al rey Borbón de
España, Carlos IV, al exilio y para comenzar a demoler el Imperio Español, la amalgama de maneras
es una de sus tácticas. Otra vez, usaron a Jorge III para restaurar la dinastía borbónica (después del
Congreso de Viena) con su bestia, el rey Fernando VII de España (1808, 1814-1833), que luego
readmitió rápidamente a los jesuitas y revivió la Inquisición con toda su furia.
Mientras tanto en Estados Unidos, George Washington se convirtió en el hombre más respetado
de la edad que, según nuestro famoso historiador estadounidense, John Clark Ridpath, como
encontrado en Historia Universal de Ridpath, Volumen XIV, página 617, financió la Revolución con
$ 74,485 de su propio bolso. Aunque habiendo sido iniciado en La masonería inglesa de joven en
1752, estuvo inactivo en gran parte. Consciente de la historia y presencia de los jesuitas en la
Universidad de Georgetown, leemos sus palabras, advirtiendo al Todo el país que debe cuidarse de
las sociedades secretas, en una carta escrita al pastor G. W. Un año antes de su muerte, el 25 de
septiembre de 1798: “Tengo poco más que agregar mis agradecimientos por sus deseos y
sentimientos favorables, excepto para corregir un error de haber alojado logias inglesas en este
país. El hecho es que no presido ninguna, ni he estado en una más de una o dos veces en los
últimos treinta años. No obstante, creo que ninguna de las logias en este país [a diferencia de las
logias británica, francesa y alemana] está contaminada con los principios atribuidos a la sociedad
[de los jesuitas] de los Illuminati. ”{18} [énfasis añadido]

los jesuitas - 1775 – 1815


Después de haber sido bautizado en una iglesia bautista por uno de sus oficiales, el pastor John
Gano, se convirtió en nuestro primer y mejor presidente. Nuestro héroe francés, el marqués de
Lafayette, le envió la llave de la Bastilla después de que fue asaltada y demolida, mientras que
Federico el Grande le envió su espada con estas palabras grabadas:
"Desde el general más antiguo de Europa,
Al general más grande del mundo ". {19}

De hecho, George Washington, al obtener una de las promesas de la Biblia, inspirada por el Espíritu
Santo, y registrada en 1 Pedro 5: 6, se había humillado bajo la mano poderosa de Dios por la cual
fue exaltado a su debido tiempo. Al igual que Cromwell, fue Washington quien, con el corazón
tierno, lloró en el cuello de su anciana madre después de escuchar sus últimas palabras:

"No me verás más. . . Pero tú, Jorge, cumple los altos destinos que el cielo te ha asignado.
Ve, hijo mío, y que el cielo y la bendición de tu madre estén contigo siempre ". {20}

Habiendo liberado a todos sus esclavos negros después de su muerte (incluido su amado sirviente
de la casa "Billy Lee"), fue Washington quien llevó a cada colonia a la estadidad. En el Tratado de
París de 1783, se declaró que las colonias eran "libres, independientes y soberanas". Fue
Washington quien, habiendo declinado toda compensación por sus servicios, sacó a la nación de la
bancarrota mediante la abolición de la moneda de papel y solicitó la Ley de monedas que
establece monedas de oro y plata para el dinero de la nación. Estableció tarifas de protección que
permitieron a los fabricantes de la nación crecer y prosperar, a diferencia de los tratados opresivos
de los jesuitas sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el Acuerdo
General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) de los años noventa. Dejó el cargo después
de dos gloriosos períodos como presidente y un brillante discurso de despedida con decencia y
honor.
Por último, fue George Washington quien era tan querido por el general Lafayette de Francia.
Durante la revolución, nuestro gran jefe tomó al "niño general" bajo su ala, por lo que el francés
llamó a su hijo mayor, George Washington Lafayette. Con este mismo amor entrañable, el católico
romano Lafayette advirtió:

“Mi opinión es que, si se destruyen las libertades de este país, los Estados Unidos de América, será
por la sutileza de los sacerdotes jesuitas católicos romanos, porque son los enemigos más astutos y
peligrosos de la libertad civil y religiosa. Han instigado la mayoría de las guerras de Europa”. {21}
Esto, a su vez, fue primordial para el presidente Washington, quien visitó a los jesuitas reprimidos
en el viejo norte de la Universidad de Georgetown en 1796, el mismo año en que pronunció su
discurso de despedida en el que advirtió:

Los jesuitas - 1775 – 1815


"Contra las insidiosas artimañas de la influencia extranjera (los invito a creerme,
conciudadanos), los celos de un pueblo libre deberían estar siempre despiertos, ya que la
historia y la experiencia demuestran que la influencia extranjera es uno de los males más
perniciosos del gobierno republicano. "{22}

Querido buscador de la verdad, ¿debemos creer que el gran Padre de nuestro país, el Bautista
Anglosajón Blanco y el Virginiano del Sur que fundó una nación de hombres libres protestantes,
escapó de la venganza de la Orden Jesuita reprimida? Debemos recordar que la Compañía de Jesús
odiaba a George Washington y por una buena razón. La revolución que el general jesuita Lorenzo
Ricci había ayudado a fomentar, utilizando francmasones paganos continentales y que odian la
Biblia, como Benjamin Franklin, Thomas Jefferson y John Adams, pretendía ser una guerra de
aniquilación, una guerra que tendría que esperar a que pasaran dos generaciones para librarse con
éxito contra el Sur Protestante Blanco desde 1861 hasta 1865. Empleando al Ejército Británico,
diecisiete mil mercenarios de Hesse y las Seis Naciones de la India sangrientas, la guerra sería una
repetición exitosa de la Guerra de la India Francesa de la Orden. Se perdió ante el rey Jorge II de
Inglaterra (plenamente consciente de las Instrucciones Secretas de la Orden) en 1763. Una vez que
tuvo éxito, con la ayuda de ciertos traidores del Congreso Continental que trataron de derrocar al
General Washington como el comandante del Ejército Continental al tiempo que eliminaba
deliberadamente los pagos. A nuestros soldados patriotas que intentaban realizar un motín, las
Colonias Bautista y Protestante estarían subordinadas a la Iglesia anglicana, estando bajo el control
de los jesuitas a través de su protector, el rey Jorge III. Con la intención de someter a las colonias,
que luego debían administrarse exactamente como las Reducciones comunistas de la Sociedad en
América del Sur, el General Jesuita podría realizar el objetivo de su Orden al hacer del Papa Blanco
el Monarca Universal del Mundo. Usaría su Imperio Británico, con la Marina más poderosa del
mundo, apoyada por las colonias americanas "reducidas y centralizadas" gobernadas por su ciudad
federal de Washington, DC, llamada "Roma en el Potomac" y diseñada por el Francmasón francés
continental de la Orden, Pierre. -Charles L'Enfant, el trabajo obtenido a través de la intercesión del
jesuita John Carroll, para someter a todos los gobiernos del mundo al Poder Temporal del Papa.
Este “Reino Protestante” jafístico, controlado por los jesuitas y angloamericanos, en alianza con la
“Alianza Sagrada Católica” europea, Jafética, establecida en 1815 (después de que la Compañía usó
a Napoleón para castigar al Papa y a los Reyes Católicos Romanos de Europa por reprimir a la
Sociedad). desde 1773 hasta 1814), estaba destinado a ser la sentencia de muerte de la gran y
gloriosa Reforma Protestante del Hijo resucitado. Imagínese, el rey George III "protestante"
actuando en concierto con el "católico romano", el príncipe von Metternich, sujeto al general
jesuita Johannes Roothaan, ¡el reconstructor de jesuitas! Pero nuestro héroe, George Washington,
llevó a la Revolución a una terminación exitosa y le dio un gran triunfo a la libertad protestante,
indignando así a los jesuitas del Diablo.

Los jesuitas - 1775 – 1815


Además, George Washington frustró el plan de la Orden al impedir que el Congreso adoptara una
Constitución absolutista y centralizada. Trajo la calma y la estabilidad a las discusiones de la
Convención, y en un plazo de noventa días nuestro documento orgánico estuvo completo, después
de haber sido inspirado en el Tratado de Gobierno del Protestante Pelatiah Webster escrito en
1775. Además, el Bautista Calvinista James Madison, obligado por la demanda El principal
predicador bautista-calvinista de Virginia, John Leland, agregó a la Constitución la Carta de
Derechos Bautista (inspirada en la Declaración de Derechos del Bautista Calvinista George Mason
adoptada por Virginia, el "Estado Imperio del Sur"). ¡Esto enfureció aún más al general jesuita y su
fanática orden de los asesinos con lavado de cerebro!

Nuestro galante Washington (quien, cuando tenía catorce años de edad, escribió sus 110 Reglas de
civilidad y comportamiento decente) continuó sofocando aún más la búsqueda de la Orden para
establecer el absolutismo en Estados Unidos. Él, a diferencia de Napoleón, rechazó firmemente el
título de "Rey", ya que una monarquía podría corromperse más fácilmente que una república. Fue
elegido por unanimidad para ser el primer presidente de estos Estados federados de los Estados
Unidos de América, y erigió una tarifa protectora que estimulaba el crecimiento de nuestros
fabricantes nacionales. Después de haber inspirado la Ley de Monedas de 1792, el Gobierno
Federal comenzó a acuñar adecuadamente monedas de oro y plata como dinero legal. Él abolió
una moneda de papel sin valor llamada "continentales", salvando a la nación de la bancarrota.
Después de ocho años guiando a la nación como su primer y mejor presidente, le dio a la Orden su
golpe final con su inmemorial discurso de despedida dado en 1796: ¡el mejor periódico estatal de
Estados Unidos! En él, advirtió de que las "insidiosas artimañas de influencia extranjera" sabían
muy bien que el poder de la Orden Jesuita había sido ejercido sobre las naciones de Europa
durante más de doscientos años antes de este, su último discurso. (Es asombroso observar que
cuando los jesuitas fomentaron nuestra terrible Guerra entre los Estados librada de 1861 a 1865,
simplemente instituyeron las políticas federales que deben evitarse como se describe en el
discurso de despedida, una de ellas es la división geográfica de nuestro país en "El Norte" y "El
Sur".

Es por estas razones que nuestro inspirador presidente George Washington se convirtió en el
mayor enemigo de la Orden de los Jesuitas a lo largo del siglo XVIII. Si la Sociedad había asesinado
a los reyes de Francia e Inglaterra en el pasado, ¿por qué no asesinaría al mayor "maldito hereje"
de la época, de acuerdo con el Concilio de Trento? ¡De hecho, lo hizo! Con esos maestros del
asesinato deslizándo la copa de veneno el 12 de diciembre de 1799, Washington fue atacado a los
sesenta y siete años de edad en todo el vigor de la vida. El mayor historiador de Estados Unidos, J.
T. Headley, en su The Life of Washington, en las páginas 465 a 467, describe los sufrimientos de
nuestro héroe cuya vida terminó el 14 de diciembre, apenas dos días después de que se enfermó.
El Dr. Craik, el Dr. Brown y el Dr. Dick, después de sangrarlo, estaban "impotentes contra la
enfermedad", haciendo que "las últimas luchas sean doblemente violentas", lo que lo llevó al
"punto de asfixia". . .. La muerte parecía doblemente terrible, cuando con un golpe rápido podía
llevar tanto a la tumba”. ¡Este, querido buscador de la verdad, es la copa de veneno!

La diferencia entre la revolución americana protestante y la atea, La Revolución Francesa fue la


diferencia entre Washington el Bautista, aconsejado por Calvinistas presbiterianos, y Napoleón, el
católico romano, asesorados por los jesuitas, Abbe Sieyes. En la hora más oscura de Washington, él
está llorando de rodillas en oración en Valley Forge. En la hora más oscura de Napoleón, abandona
su ejército en las nieves de Rusia, quedando a merced de los cosacos. Washington niega el titulo de
"Rey", mientras que Napoleón acepta la corona del Papa como "Emperador". Además, el la gente
de las colonias eran calvinistas protestantes y leían la Biblia; la gente de Francia estaba
desilusionada, los católicos ateos, los jesuitas habían declarado ilegal la Biblia. y el protestantismo
durante más de cien años desde la revocación del Edicto de Nantes en 1685. El resultado de la
Revolución Americana fue una Constitución República de los Estados soberanos federados. El
resultado de la Revolución Francesa fue un El dictador militar controlado por los jesuitas dio como
resultado la restauración de un Monarca, Luis XVIII. Los jesuitas se abrieron camino en Francia;
pero, con su Los “federalistas” en Estados Unidos, no lograron establecer el absolutismo, los
calvinistas, los derechos de los Estados Los antifederalistas advirtieron enfáticamente que
Washington, DC, se convertiría en el El dominio del papa. Esa victoria del Papa Negro tendría que
esperar hasta 1868.

Pero los jesuitas, con el rey Jorge III que más tarde se hicieron sordos y ciegos por persiguiendo a la
Iglesia que cree en la Biblia del Hijo resucitado de Dios, todavía estaban vivos y tramando Mientras
Napoleón estaba ocupado sacrificando deliberadamente su ejército en las nieves de Rusia, Jorge III
invadió nuevamente a América con la guerra de 1812. El apóstata Protestantes ingleses
incendiaron nuestra Casa Blanca el 24 de agosto de 1814 y amenazaron con Reducirnos al servicio
de la Corona británica una vez más. Pero el Hijo resucitado de Dios nos envió una segundo
libertador que fue el salvador de nuestra república protestante Washington tenía establecido. Este
hombre, el héroe de Nueva Orleans, no era otro que "Old Hickory" - otro sureño protestante - el
presidente Andrew Jackson.

(Dejando a un lado, esos grandes agitadores jesuitas odiaban al presidente Jackson, un creyente en
la Biblia Protestante aunque un masón de bajo nivel. Salvando a esta nación "hereje" en
restableciendo la estabilidad económica mediante la abolición del "Banco de los Estados Unidos",
volviendo a dinero duro (monedas de oro y plata) y erigir una tarifa de protección ayudando así a
nuestros fabricantes nacionales, los jesuitas intentaron dispararle a quemarropa con Uno de sus
incautos. En la providencia del Hijo de Dios resucitado, la pistola falló y nuestro héroe, el
presidente, vivió para ser la gran inspiración de los únicos Presidente, James Buchanan.
Años más tarde, los jesuitas en la creación de la agitación india americana de los años sesenta
atacaron a su antiguo enemigo al culparlo por el movimiento de la Nación Cherokee de Georgia al
oeste del río Mississippi. Al fijar el récord, apelamos al gran senador de Missouri, Thomas Benton,
y su opinión de Treinta años. En el Capítulo CXXXVI titulado "Remoción de los cherokees de
Georgia" leemos:

- 1775 – 1815
“En el invierno de 1835-1936 se negoció un tratado, por el cual los Cherokees, hacian la
entrega de todas sus posesiones al este de la Mississippi, lo cedian todo, y accedian a ir al
oeste, a unirse a la otra mitad de la tribu más allá de ese río. La indemnización que se les
pagó fue amplia y además de esa indemnización en dinero, tenían grandes incentivos,
Fundada en pro de su propio bienestar, para realizar la remoción. Estos incentivos se
establecieron por sí mismos en el preámbulo del tratado, y fueron declarados para ser: "Un
deseo de deshacerse de las dificultades experimentado por una residencia dentro de las
partes establecidas de los Estados Unidos; y para reunir a su gente, uniéndose a los que
habían cruzado el Misisipí; y vivir en un país más allá de los límites del Estado soberano, y
donde pudieran establecer y gozar de un gobierno de su elección, y perpetuar un estado de
la sociedad, que podría estar más en consonancia con sus puntos de vista, hábitos y
condiciones, y que pueden tender a su comodidad individual, y su avance en la civilización".

Estas fueron opciones razonables para desear un retiro y, sumadas a la consideración de


dinero, lo hicieron inmensamente deseable para los indios. La compensación directa fue de
cinco millones de dólares [!!!] que, sumado a las estipulaciones para pagar las mejoras en las
tierras cedidas, para sufragar los gastos de mudanza a sus nuevos hogares más allá del
Mississippi, los subsistirá durante un año después de su llegada - para conmutar fondos
escolares y anualidades - para permitir pre-exenciones y pagar reservas - con algunas
concesiones liberales de dinero del Congreso, en aras de silenciar las quejas - y algunas
grandes asignaciones departamentales, sumadas en total, a más de doce ¡millones de
dolares! ¡Siendo casi tanto por su extinción única del título indio en la esquina de dos
estados, como cuesta toda la provincia de Louisiana! Y esto además de los siete millones de
acres otorgados para su nuevo hogar, y hacer un hogar más grande y mejor que el que
habían dejado. Considerada como una transacción monetaria, la ventaja era del todo, y
fuera de toda proporción, del lado del indio; pero el alivio para los Estados, y la tranquilidad
para los indios, y la conclusión de una política sabia y humana, fueron consideraciones
dominantes, que sancionaron la enormidad de la cantidad pagada ". {23} [énfasis añadido]

En efecto,

"La justicia exaltó a una nación"

- Proverbios 14:34
1775 – 1815

Así que nuestro grandioso y erudito congresista anglosajón, protestante escocés-irlandés y el


congreso bautista trataron con justicia y generosidad a los cherokees. (¿No es esta la manera en
que Israel y sus vecinos islámicos deberían cooperar para eliminar y repatriar a los palestinos
árabes desplazados de sus fronteras? ¡Ah, pero el Papa Negro nunca lo permitiría! Debe haber una
agitación y un asesinato incesantes que justifiquen más la intención de la mediación jesuita para
asegurar el Monte del Templo de Jerusalén para "el anticristo". Y fue por esta razón, en
agradecimiento por su trato justo por parte de la gente de la Georgia Protestante y Bautista, que la
Nación Cherokee se alió con la Confederación del Sur durante la Guerra entre los Estados y Fue el
último en rendirse a los invasores del norte controlados por los Republicanos Rojos Radicales de la
Orden en Washington.

Unos años más tarde, los jesuitas harían que los cherokees pagaran un alto precio por esto, junto
con el resto de las Naciones de la India en el proceso en que el general jesuita creaba su Monstruo
de venganza del siglo veinte: el Imperio Americano de la Decimocuarta Enmienda del "Santo
Romano". Dee Brown en su obra maestra, Bury My Heart at Wounded Knee, da un relato más
detallado y trágico de la destrucción sistemática del indio americano durante la segunda mitad del
siglo XIX. Para la Compañía de Jesús, que controla Washington, DC a través del Partido
Republicano, utilizó su salvaje Grande Armee of the North, liderada por su General Católico
Romano, el General Federal Sheridan, para humillar cruelmente y destruir a las naciones indígenas
nativas americanas a través de las Guerras Indias de las grandes llanuras. Trágicamente para los
nativos, fueron traicionados por el malvado maestro blanco de Sheridan en el que habían llegado a
confiar, ¡el jesuita Peter De Smet! (Querido buscador de la verdad estadounidense, ¿aprendiste
esto en la escuela secundaria o en la universidad? Si recuerdas, todos cantábamos junto con Paul
Revere y la "Nación Cherokee" de los Raiders. Esta agitación de los jesuitas, junto con la agitación
de los Derechos Civiles, la ¡La agitación del aborto y la guerra de Vietnam casi destruyeron nuestro
patriotismo y nos avergonzaron de ser miembros de la gran Raza Gentil Blanca Americana!

Bajo la bendición del Hijo de Dios resucitado, reinado, justo y devuelto, George Washington y su
ejército calvinista ganaron una guerra y crearon un país con una Constitución protestante. Andrew
Jackson lo salvó de la espada británica del rey Jorge III y sus jesuitas, incluido su primer ministro
jesuita, Robert Petty, titulado Lord Shelburne de Berkeley Square. Esta gloriosa página de la historia
nunca se habría escrito sin la supresión de la Orden de los jesuitas de 1773 a 1814. Podemos hacer
una pausa por un momento de silencio para agradecer a nuestro Padre Celestial por usar a los
soberanos católicos romanos y al propio Papa Clemente XIV, quien suprimió y abolió valientemente
Una Orden tan odiosa y pérfida. Como veremos, la historia de los jesuitas seguirá siendo una de
asesinatos, intrigas y esclavitud hacia todos los que se resisten a sus designios, incluido el
presidente John F. Kennedy, quien resultó herido en la casa de sus amigos, dos de ellos Henry H
Luce, a quien llamó "Lucy", y J. Peter Grace, ex pretendiente de su hermana, Kathleen.
¡Que Dios nos ayude a abrir los ojos!
1775 – 1815

George Washington, 1732 - 1799 # 64


Primer y más grande presidente de nuestra República Federal de estos
Estados Unidos (protestantes) de América, 1789 - 1797
Después de doscientos años de mazmorras jesuitas, persecuciones y guerras de exterminio en
Europa, el Hijo de Dios resucitado revivió a nuestro virtuoso y honorable libertador. Estableció una
Nación de hombres libres, maliciosamente llamada "EL TERRITORIO INVADIDO de NORTE DE
PARAGUAY" por Orestes A. Brownson, periodista y laico secreto jesuita "de la túnica corta", que
sacó la publicación trimestral de su papal Brownson durante la segunda mitad del siglo XIX. . El
ilustre padre de nuestro país salvó al Ejército Revolucionario de la disolución muchas veces; Solo su
liderazgo es responsable del éxito de la Revolución; desempeñó dos mandatos como presidente y
estableció una República Constitutiva Confederada de Estados Soberanos en la que desplazamos y
exiliamos a los protestantes calvinistas y bautistas celtas-anglosajones blancos que podían adorar a
Dios según los dictados de nuestras conciencias en obediencia a su Santa Palabra, traducidos a
Inglés de los puritanos de la Reforma protestante, la versión autorizada de la versión King James de
la Biblia de 1611. Por frustrar el plan de la Orden para América del Norte, Washington recibió la
copa de veneno y, en dos días, murió en su casa en el monte Vernon, otra víctima del papa negro.
La vida de George Washington, J. T. Headley, (Nueva York: Charles Scribner, 1856).

Los jesuitas - 1775 – 1815


Capítulo 18 Los jesuitas - 1789 - 1815.
El imperio del mal contraataca:
La Revolución Francesa
Las guerras napoleónicas
Asesinato de Napoleón Bonaparte I

“Pero si nuestras esperanzas en esto deben ser arruinadas, y como vendrán las ofensas
de la necesidad, nuestros esquemas políticos deben ser astutamente variados, de
acuerdo con la postura diferente de los tiempos; y los príncipes, nuestros íntimos, en los
que podemos influir para seguir nuestros consejos, deben ser empujados para que se
involucren en guerras vigorosas entre sí, hasta el final, nuestra Sociedad (como
promotores del bien universal del mundo) puede, en general, Se solicite ayuda para
contribuir, y siempre se emplean como mediadores de disensiones públicas:. . . "{1}

Ignacio de Loyola, 1540


Fundador, 1er general jesuita, 1540-1556.
Instrucciones secretas de los jesuitas.

Archiduquesa de Austria “Ellos (los jesuitas) se han mezclado tan constantemente en las
cortes y las intrigas estatales que deben, en la justicia, ser reprochados con la lucha por el
dominio universal. Les costaron la vida a los reyes, no naturalmente, sino por asesinato, e
igualmente con cómplises como la sociedad de los Illuminati; En todo caso, fueron los
más destacados de la multitud que aplaudieron las escenas de asesinato en París. . .
Tenían en sus manos todos los manantiales para trabajar sobre la humanidad; dinero,
proteccion... Estaban abundantemente bajo su mando. . . y, por lo tanto, es imposible
entregarse a una convicción de que el restablecimiento de la Compañía de Jesús puede
ser producto de cualquier beneficio”. {2} [énfasis añadido]

Archiduque Maximiliano Francisco,1815


Hijo menor de María Teresa,

Los jesuitas - 1789 – 1815

"A los jesuitas y sus amigos se les atribuye la Revolución Francesa a su supresión". {3}

Andrew Steinmetz, 1848


Inglés ex jesuita
Historia de los jesuitas.

"Parecía que una Providencia justa golpeaba a la nación [Francia] por los crímenes que toleraba en
sus gobernantes [Luis XIV y La revocación del edicto de Nantes]". {4}

J. Wayne Laurens, 1855


Historiador estadounidense y patriota
La crisis: O, los enemigos de
América desenmascarada

“Weishaupt y sus compañeros jesuitas cortaron los ingresos al Vaticano al lanzar y liderar la
Revolución Francesa; dirigiendo la conquista de la Europa católica por parte de Napoleón; [y]. . .
finalmente haciendo que Napoleón arrojara al papa Pío VII en la cárcel de Aviñón hasta que
aceptara, como el precio de su liberación, restablecer la Orden de los Jesuitas. Esta guerra de los
jesuitas en el Vaticano fue terminada por el Congreso de Viena y por el secreto, 1822, Tratado de
Verona. "{5} [énfasis añadido]

Emanuel M. Josephson, 1968


Medico estadounidense e historiador
La conspiración de reserva “federal”
y Rockefeller

Ahora era el momento de recuperación para el Papa, sus sacerdotes dominicos con el Santo Oficio
de la Inquisición, los Caballeros de Malta y los soberanos católicos romanos de Europa. ¡Los
jesuitas, con la masonería y los Illuminati como sus herramientas, castigarían a los Monarcas como
nunca antes habían sido castigados! Los jesuitas también se tomarían un tiempo para castigar a
algunas naciones protestantes de conformidad con el Concilio de Trento, habiendo pronunciado
más de cien maldiciones a todos los "herejes y liberales". En este sentido, el propósito de los ateos,
la Revolución Francesa y las Guerras Napoleónicas se vuelve muy claro. . Y con este entendimiento,
los autores y el propósito de la revolución rusa atea de 1917 también se volverán muy claros.

Los jesuitas - 1789 – 1815

En lugar de dar una historia de la revolución y las guerras posteriores, nos enfocaremos en
la pregunta "¿Quién se beneficia?"

¿No se beneficiaron los jesuitas cuando Luis XVI y la reina María Antonieta fueron decapitados por
los fanáticos jacobinos? Estos soberanos habían ayudado a los "herejes" protestantes
estadounidenses en su revuelta contra el rey Jorge III. Además, las dinastías Borbón y Habsburgo
habían expulsado a los jesuitas de sus países. Luis XV, el abuelo de Luis XVI, había expulsado a los
jesuitas de Francia y la archiduquesa María Teresa, madre de la reina María Antonieta, había
expulsado a los jesuitas de Austria. Por lo tanto, Luis XVI de la dinastía borbónica y María Antonieta
de la dinastía de los Habsburgo deben ser asesinadas horriblemente a plena luz del día, al igual
que John F. Kennedy, como una lección para los futuros soberanos católicos romanos.
¿No se beneficiaron los jesuitas cuando los jacobinos mataron a casi todos los sacerdotes
dominicos en Francia? ¡Debemos recordar que la Orden de los Dominicos fue la enemiga de los
jesuitas desde el inicio de la Orden de los Jesuitas! Además, cuando el Papa suprimió a los jesuitas,
los dominicos recuperaron el "Santo Oficio de la Inquisición", lo que indignó a la Orden de los
Jesuitas. ¿Podría ser esta la razón por la que Napoleón hizo la guerra a la Inquisición, exponiendo a
la luz los hechos cobardes de los inquisidores dominicos? Por ejemplo:

“Incluso tan tarde como el tiempo de Napoleón, leemos que después de que sus tropas
capturaron Toledo, se abrió allí una prisión de la Inquisición. El historiador de las guerras
de Napoleón dijo que era como abrir tumbas, cuando salieron los pobres cautivos. Sus
barbas habían crecido sobre sus pechos, sus uñas eran como garras de pájaros, y sus
cuerpos no eran mucho más que simples esqueletos. Algunos de ellos no habían
respirado aire fresco en años. Algunos quedaron irremediablemente lisiados y
deformados por haber sido mantenidos en densidades tan bajas que no podían
levantarse entre ellos. Al día siguiente, el general LaSalle y varios de sus oficiales
inspeccionaron cuidadosamente el lugar. Los instrumentos de tortura que encontraron
llenaron de horror incluso a estos hombres del campo de batalla ". {6}

(Estimado buscador de la verdad, los instrumentos de tortura de la Inquisición de Roma eran muy
similares y tan espantosos como los que se encuentran en los campos de exterminio de Hitler en
Polonia).
¿No se beneficiaron los jesuitas cuando el general Berthier hizo la guerra al Vaticano cuando él
capturó a Roma y encarceló al impío Papa Pío VI en 1798, el Papa había engendrado dos hijos
ilegítimos a su hermana? ¿No fue esto una recompensa, ya que el Papa había encarcelado al
general jesuita Ricci tras la abolición de la Orden de los jesuitas? ¿Acaso los jesuitas no humillaron
completamente al Papa cuando los soldados franceses ocupantes volcaron a “ La silla de San
Pedro? De esto leemos:

Los jesuitas - 1789 - 1815.


"Lo dije sobre la autoridad de Lady Morgan, quien, en su historia a cerca de Italia, en el
cuarto volumen, dice que la curiosidad sacrílega de los franceses en el momento en que
ocuparon Roma, a principios de este siglo, superó todos los obstáculos"., para ver un
asiento muy famoso. Le quitaron la cubierta de cobre, sacaron el asiento y, examinándolo
con diligencia, encontraron grabadas en caracteres árabes estas palabras: "Hay un solo
Dios, y Mahoma es su profeta". . . El Papa, entonces, sabiendo que entre las reliquias
había un asiento, traído como un trofeo de las Cruzadas, ordenó que la embalaran y la
llevaran para su veneración. . .” {7} [énfasis añadido]
¿No se beneficiaron los jesuitas cuando cuando Napoleón expulsó a los Caballeros de Malta de la
isla de Malta? ¿Confiscando todos sus tesoros y armas? (Recuerden, los caballeros habían
expulsado a los jesuitas de Malta.) ¿No se beneficiaron los jesuitas cuando Napoleón conquistó la
república holandesa protestante, fundada por uno de nuestros héroes, Guillermo I de Orange? ¿No
se beneficiaron los jesuitas cuando Napoleón conquistó Italia y vandalizó a Austria, ambos países
habían expulsado a los jesuitas? ¿No se beneficiaron cuando Napoleón conquistó la Suiza
Protestante? ¿No obtuvieron beneficion los jesuitas cuando el general Hocke había logrado separar
a los católicos de Irlanda de la Inglaterra protestante (más tarde consolidada después de la Primera
Guerra Mundial)? ¿No se habrían los jesuitas beneficiado si Napoleón hubiera conquistado
Jerusalén, habiendo pedido El restablecimiento de “Jerusalén para los judíos” el 14 de abril de
1799? ¿No se benefició la compañía cuando Napoleón derrumbó el Sacro Imperio Romano papal?
¿Por qué casi toda estrategia de Napoleón resulta en beneficio de la Orden Jesuita? La respuesta
está en la persona de Abbe Sieyes. Según la Historia Universal de Ridpath, este sacerdote era el
principal motor de la Revolución francesa, en el Directorio, y fue el segundo cónsul en Consulado
de Napoleón (siendo Pierre-Roger Ducos el tercero), que pide el fin de La nobleza y el clero, ¡los
enemigos de la Compañía de Jesús! También es muy fascinante ver que Sieyes, el hombre cuyo
golpe de Estado llevó a Napoleón al poder, Fue entrenado por los jesuitas. Leemos:

“Sieyes, Emmanuel Joseph (1748-1836), uno de los principales pensadores y escritores políticos del
período de la Revolución Francesa y el primer imperio. . . Fue destinado a la Iglesia, fue educado
por los jesuitas, se convirtió en licenciado en derecho canónico [incluido el opresivo y malvado
Concilio de Trento]. . . " {} [Énfasis añadido]8

Así Napoleón, el masón católico romano llamado "Robespierre a caballo" por Madame de Stael,
cuya mano derecha era un asesor entrenado y controlado por los jesuitas, Abbe Sieyes, llegó al
poder desde el bastión jesuita de Córcega.

Los jesuitas - 1789 – 1815

Para 1812, los jesuitas habían castigado a sus enemigos con Napoleón. Ahora era el momento de
destruir su Grande Armee, ya que esos hombres no permitirían la restauración de las antiguas
monarquías absolutas. Entonces Napoleón atacó a Rusia y luego abandonó a sus soldados
patriotas, aquellos hombres que habían odiado la monarquía absoluta con todo su corazón, a la
nieve invernal y al ejército ruso. De la retirada de Moscú, el conde Leo Nikolayevich Tolstoy escribe
en su Guerra y paz:

“Un ejército huyó y el otro persiguió. . . Pero después de cuatro días, una multitud, sin
maniobras ni planes, volvió a correr por los abatidos sin pista, ni a la derecha ni a la
izquierda, sino a lo largo de la vieja, lo peor, la carretera . . . En la Berezina se
desorganizaron de nuevo, muchos se ahogaron y otros tantos se rindieron, pero los
que cruzaron el río, huyeron más lejos. Su jefe supremo se puso un abrigo de piel y,
habiéndose sentado él mismo en un trineo, galopó solo, abandonando a sus
compañeros. {9}

Este Napoleón Bonaparte, el masón católico romano y peón de la Jesuitas, no solo fue un
traidor a Francia sino también un asesino en masa, ya que él era responsable de abandonanar a un
cuarto de millón de hombres muertos, congelados o hambrientos en las nieves de Rusia. Debería
haber sido ahorcado no solo por ser un traidor sino también un cobarde. Y quien ¿Le dio la orden
de abandonar su ejército? ¡Solo podían ser sus amos, los jesuitas, quien, en palabras de Eugene
Sue, lo sacaron de la nada para convertirlo en Emperador de los franceses y maestro del mundo!

(Querido buscador de la verdad, ciento treinta años después, los jesuitas ordenarían la destrucción
del ejército alemán en el este. Su herramienta, Adolf Hitler, durante la Operación Barbarroja,
"arrebataría la derrota de las fauces de la victoria", destruyendo Su ejército en las nieves de Rusia.
Él, como Napoleón, aseguró una victoria aliada con los agentes de los jesuitas determinando los
términos de la rendición.)

Después de la campaña rusa de Napoleón, su exitosa traición y asesinato de cientos de


miles de soldados republicanos amantes de la libertad, los jesuitas trataron de restaurar el viejo
orden de las cosas. La orden de los jesuitas fue revivida en 1814 y también comenzó el Congreso
de Viena. Mientras tanto, Napoleón fue recompensado por un trabajo bien hecho con una pensión
anual de dos millones de francos en la isla de Elba. Pero los monarcas en el Congreso de Viena se
pelearon; así, los jesuitas trajeron a Napoleón de vuelta a Francia, conocido como "los cien días".
Esto asustó a los monarcas para llegar a un acuerdo entre sí. Con el Congreso de Viena cumpliendo
el propósito de la Orden de los Jesuitas, los soldados de Francia podrían ser finalmente derrotados.
Napoleón reunió a un ejército de patriotas franceses y lo sacrificó deliberadamente en Waterloo
atacando el punto equivocado de la línea británica. Leemos sobre las observaciones del general
"Stonewall" Jackson:

Los jesuitas - 1789 – 1815


“En el verano de 1856, empleó sus largas vacaciones en una gira europea, en la que visitó
Inglaterra, Francia y Suiza. Durante este viaje, examinó cuidadosamente el campo de
Waterloo, y rastreó las posiciones de los ejércitos contendientes. Cuando regresó a su
casa, dijo que, aunque Napoleón era el más grande de los comandantes, había cometido
un error al seleccionar el Castillo de Hougomont como el punto vital de ataque a la línea
británica; Debería haber sido el pueblo de Mont St. Jean. Esta opinión ha sido
posteriormente corroborada por una alta autoridad en el arte militar”. {10} [énfasis
añadido]

Querido buscador de la verdad, ¿crees que el maestro de Austerlitz cometería un error tan básico,
por accidente, destruyendo toda esperanza de libertad francesa? ¡Que ridículo!

Napoleón fue capturado por los ingleses y desterrado a una isla en el Océano Atlántico Sur
llamada Santa Elena. Allí se escribieron sus Memorias que describían con precisión a sus amos, los
Hijos de Loyola, habiéndolo traicionado en manos de sus captores. En asombro y en cólera declaró:
“Los jesuitas son una organización militar, no una orden religiosa. Su El jefe es un general
de un ejército, no el mero padre abad de un monasterio. Y el objetivo de esta
organización es: PODER. El poder en su máxima expresión. Ejercicio despótico Poder
absoluto, poder universal, poder de control del mundo por la voluntad de un solo
hombre. El jesuitismo es el más absoluto de los despotismos: y al mismo tiempo el más
grande y más enorme de los abusos... El general de los jesuitas insiste en ser maestro,
soberano, sobre el soberano. Dondequiera que los jesuitas sean admitidos, serán
maestros, lo que, al postre costará. Su sociedad es de naturaleza dictatorial, y por lo
tanto, es el enemigo irreconciliable de toda autoridad constituida. Cada acto, cada
crimen, por atroz que sea, es un trabajo meritorio, si comprometidos por el interés de la
Sociedad de los Jesuitas, o por el orden del general ". {} [Énfasis añadido]

La Compañía de Jesús había emergido ahora más poderosa que nunca. Satanás El reino ya
no estaba dividido. En control de la masonería y los Illuminati, el Los jesuitas habían tomado el
Imperio británico protestante, su trono y su banco. Londres sería ahora su capital comercial del
mundo. Habían retomado el Vaticano y controlado el papado. Roma sería su capital religiosa del
mundo y en 1900 Nueva York sería la capital política del mundo de la Orden. Habían castigado a los
soberanos católicos de Europa y usarían a Inglaterra para devolverlos a sus tronos de nuevo.
(Querido buscador de la verdad, debemos recordar que aunque el general jesuita Michelangelo
Tamburini (1706-1730) había revivido a los antiguos Caballeros Templarios bajo el nuevo nombre
de "Francmasonería" con su letra "G" en medio de la brújula y el compás que represente la iglesia

Los jesuitas - 1789 – 1815


de la Orden de la Gesu, siendo la sede mundial de la Compañía en Roma, el Craft estaba dividido.
Había masones leales al Papa Negro, como Napoleón Bonaparte y el abad Sieyes; hubo otros que
fueron leales a sus Reyes Católicos, su país y su gente como los ministros de estado que expulsaron
a los jesuitas de las fronteras de sus soberanos. Estos albañiles fueron Sebastián Cavalho, marqués
de Pombal del rey de Portugal. José I, el rey Carlos III del conde de Aranda de España, ministro de
Tillot y El duque de Choiseul del rey Luis XV de Francia y el príncipe von Kaunitz y Gerard von
Swieten, de la archiduquesa de Austria, María Teresa. ¡Esto sería remediado con El Consejo de
Wilhelmsbad en 1782 y la creación del Consejo Supremo del Trigésimo Tercer Grado en 1786 -
después del exitoso Protestantantismo del Hijo de Dios resucitado y la revolución americana
bautista-calvinista! ¡Alabado sea el Señor!)

Ahora una pieza final del negocio necesitaba ser completada. El 5 de mayo de 1821,
Napoleón Bonaparte fue envenenado con arsénico, y él lo sabía, ¿adivinen quién? Cuando se abrió
el testamento de Napoleón después de su muerte, el General Montholon leyó el La última
acusación del emperador sobre el gobernador inglés de Santa Elena, Hudson Lowe, - Su detenido
carcelero. Las palabras de Napoleón, destinadas a volar por Europa, fueron:

"Muero prematuramente, asesinado por la oligarquía inglesa y su contratado asesino ". {12}
Querido buscador de la verdad, ¿quién se benefició? Los jesuitas habían usado al rey Jorge
III para proteger a su rey masónico Luis XVIII en la era de su exilio durante la Revolución Francesa y
las guerras napoleónicas. Habiendo traicionado a Napoleón en manos de sus captores, usaron al
rey inglés para desterrar al Emperador a una isla distante en medio del Océano Atlántico Sur.
Nuevamente usaron a Jorge III para devolver a Luis XVIII al trono de Francia. Luego, Luis XVIII dio
permiso a los jesuitas para volver a entrar a Francia después de haber sido expulsados previamente
por el rey Luis XV, incluido su confesor jesuita, Pere de Sacy, por el que casi pagó con su vida impía
y homosexual de la mano de Damiens, otro asesino enviado por jesuitas. . Los jesuitas utilizaron
entonces las tropas francesas para reprimir la libertad popular en España de acuerdo con la política
opresiva de su "Santa Alianza", llamada por los sajones "el Terror Blanco". El asesinato de
Napoleón aplastó la esperanza de los franceses para un gobierno liberal y silenciaron al único rival
de Luis XVIII cuando impuso el programa tiránico de los jesuitas para el continente. Poco sabía el
pueblo francés que Napoleón había sido solo una herramienta de la Orden de los jesuitas y nunca
tuvo la intención de traer un gobierno popular, "liberal" a las naciones europeas. Si los jesuitas
envenenaron al Papa Clemente XIV, ¿no envenenarían a Napoleón? Y si envenenan a Napoleón,
¿no asesinarían a un presidente estadounidense como John F. Kennedy? Sí, efectivamente, porque
fue herido de muerte en la casa de sus amigos, los jesuitas. Porque había asistido a una de sus
iglesias en Washington, DC mientras era senador de los EE. UU. De Massachusetts.

Los jesuitas - 1789 – 1815


Napoleón Bonaparte, 1769 - 1821 # 65
Emperador del Imperio francés, 1804 - 1815.
Siendo uno de los más grandes enigmas de la historia, Napoleón fue una herramienta de la Orden.
Como resultado de la Supresión de la Orden en 1773, Napoleón, creyendo que la gente no debería
tener la Biblia en su propio idioma de conformidad con el Concilio de Trento, fue llevado al poder
fuera de Córcega, la fortaleza de la isla de la Orden. A través de las hazañas militares de Bonaparte,
los jesuitas encarcelaron al César papal y llevaron a los Reyes Católicos de Europa al exilio hasta
que aprendieron la lección de no interferir nunca con el PODER del Papa Negro. Aquí vemos la gran
traición del Emperador cuando abandona su Grande Armee de 250,000 hombres a las nieves y
cosacos de Rusia en 1812. Esos valientes, que verdaderamente creian que estaban luchando por la
libertad, no podían regresar a Francia, la Orden con la intención de reducir Europa a la tiranía de la
Santa Alianza. Para aplastar aún más las esperanzas del francés, Napoleón, traicionado por sus
maestros jesuitas, incluido el coadjutor jesuita Abbe Sieyes, fue confinado a Santa Elena, una isla
en el medio del Océano Atlántico Sur, y en el momento oportuno, dada la orden de la Orden.
"Copa de veneno" por su detenido carcelero inglés en 1821.
Historia universal de Ridpath, John Clark Ridpath, vol. XIV, p. 748.

Los jesuitas - 1789 – 1815


Capitulo 19

Los jesuitas - 1801 - 1814

Alianza con los caballeros de malta


Pío VII de Napoleón restaura la orden jesuita
“Corruptos políticos de todos los gobiernos; aduladores de los grandes y de sus pasiones;
principales motores del despotismo; Los enemigos de los reyes que se oponen a ellos y
sus deseos torcidos. . . colocando un cetro de hierro en manos de reyes y una daga en las
de sus súbditos; Asesoramiento a la tiranía y la predicación del tiranicidio. . . Permitiendo
toda clase de delitos. . . sirviendo a la idolatría que consideran y persiguiendo al
catolicismo que niega su confianza ". {1} [énfasis añadido]

M. de monclair, 1800?
Manual de los jesuitas.

". . . reaparecieron por completo ante la renovación de la batalla contra la libertad civil y
religiosa, el derecho popular de autogobierno y todas las influencias benéficas de la
Reforma ". {2}

R. W. Thompson, 1894
Ex secretario de la Armada Americana
Las huellas de los jesuitas.

“El astuto jesuita [Parsons] sugiere una orden militar para reprimir a los herejes. . . El
'Consejo de la Reforma' [Romanización de Inglaterra] también tenía que considerar cómo
una nueva Orden de Caballeros, similar a la 'Orden de los Caballeros de San Juan de
Malta, podría erigirse en el reino, para el ejercicio de los jóvenes caballeros y la nobleza,
cuya regla debería ser "luchar contra los herejes en cualquier país en el que deban
trabajar". . . [y para] mostrar su valor contra los herejes y enemigos de Dios y su iglesia,
de estos nuestros días, así como en casa entre nosotros, así como en los reinos de
diversos reinos alrededor de nosotros "." {3}

M. F. Cusack, 1896
Monja convertida de Kenmare
El Papa Negro Los Jesuitas - 1801 – 1814

La conexión entre los Caballeros de Malta, el Papa y el General Jesuita, con su ejército de jesuitas,
es clave para comprender el flujo de la historia desde 1814. Para la restauración de la Compañía de
Jesús por el Papa fue la piedra angular del poder satánico a través del cual el diablo controlaría
todas sus sociedades secretas durante los siglos XIX y XX. Nunca en la historia del mundo los
hombres malvados se habían unido tan exitosamente para destruir toda libertad religiosa y
política. El resultado previsto era que el César papal gobernara el mundo desde el templo
construido por Salomón en Jerusalén como el monarca universal teocrático del mundo.

Pero antes de comenzar nuestro próximo capítulo, por favor, querido buscador de la verdad, lea la
siguiente breve historia de los Caballeros de Malta, recibida de la secretaria en su oficina en la
Catedral de San Patricio, Nueva York. Tenga en cuenta que en la última página, la Orden ha
establecido relaciones diplomáticas formales con Cuba, actualmente oprimida por el Coadjutor
Temporal Jesuita, adiestrado por los jesuitas, hijo bastardo de un dictador militar nazi y fascista,
ese hijo comunista católico romano de la Iglesia - Fidel Castro.

Como veremos más adelante, los Caballeros de Malta, en control de la CIA y el Pentágono,
pusieron a Castro en el poder, ya que Castro es un títere del "infalible" Papa de los jesuitas. Y al ser
uno de los "monaguillos" del Papa que impone el poder temporal del "Vicario de Cristo", prohíbe
la libre circulación de la Biblia protestante, ha causado el exilio de miles de judíos a Israel y Miami,
mientras que reprime cruelmente a todo movimiento hacia el gobierno liberal y popular de
conformidad con el Concilio de Trento.

Observe también que la Rama estadounidense de los Caballeros de Malta se estableció en 1927.
Esto fue un año antes de que la Compañía creara el Opus Dei (otra Hermandad internacional
dedicada a la restauración del poder temporal del papa y la Edad Oscura) en España y dos años
antes los Caballeros causaron la Gran Depresión, que en efecto convirtió al Banco de la Reserva
Federal de los Jesuitas en el monopolio financiero del Imperio Americano creado en 1868. Esto
sucedió cinco años antes de que intentaran convertir a FDR en un dictador fascista que, como
Presidente, reconoció formalmente a los Jesuitas. Entrenó el sangriento gobierno de Joseph Stalin.
Esto permitió a los Caballeros estadounidenses, en control del Complejo Industrial Militar del
Imperio, ayudar a los rusos en la construcción del Complejo Industrial Militar del Imperio Soviético
de los jesuitas.

Entonces, un día, en 1962, tres títeres de los jesuitas (Kennedy, Khrushchev y Castro), supervisados
por las agencias de inteligencia de los Caballeros de Malta (la CIA y KGB), creó el engaño llamado
"la crisis de los misiles cubanos". Ese engaño se basó en otro engaño llamado "la Guerra Fría" que
a su vez se basó en otro engaño llamada "Guerra Nuclear". El miedo creado por la prensa
estadounidense, controlado por El Cardenal Spellman a través de su Caballero de Malta Henry R.
Luce (cuyo apodo como uno de los miembros de Yale Skull and Bones era apropiadamente "Baal"),
resultó en un acuerdo secreto entre "las superpotencias". Ese acuerdo, prohibió la invasión
estadounidense de Cuba y aseguró la isla como base de aterrizaje para una futura invasión al sur
protestante de Estados Unidos, de conformidad con el malvado Concilio de Trento.
Ahora, querido buscador de la verdad, disfrute de la carta destinada al consumo público
que se vuelve a escribir en letra más grande para que todos la lean.

Para: Eric Phelps 27 de enero de 1994

Esperamos que la historia adjunta de la Orden de Malta sea de su interés.

Desafortunadamente, es una política de la Orden no proporcionar nuestra lista de miembros o


Constitución a otro que no sea un miembro de la Asociación. [Énfasis añadido]

(Firmado)
Barbara J. Martin

HISTORIA DE LA ORDEN DE MALTA


La Orden de San Juan fue fundada antes de la toma de Jerusalén en 1099 por los ejércitos
de la Primera Cruzada. Comenzó como una comunidad monástica, dedicada a San Juan Bautista,
que administraba un hospital de enfermería para peregrinos a Tierra Santa. Originalmente
conectado con los benedictinos, se convirtió, bajo el beato Gerard (1120), en una organización
independiente. Por la Bula del 15 de febrero de 1113, dirigida a Gerard, el Papa Pascal II aprobó la
cofradía del Hospital de San Juan, la colocó bajo la protección de la Santa Sede y aseguró su
derecho de elegir libremente a sus jefes, los sucesores de Gerard, sin cualquier interferencia de
cualquier otra autoridad eclesiástica o laica. En virtud de esta Bula y de los actos papales
posteriores, el Hospital se convirtió en una Orden de la Iglesia exenta.

Debido a la situación política después del establecimiento por los cruzados del Reino de
Jerusalén, la Orden, ahora bajo su segundo jefe (y el primero en ser nombrado Maestro), Fray
Raymond du Puy, se vio obligada a asumir funciones militares para la protección. de los enfermos,
los peregrinos y el territorio cristiano que los cruzados habían ganado de los musulmanes. En
consecuencia, la Orden del Hospital de San Juan adquirió el carácter adicional de una Orden de
Caballería. Los Caballeros también eran religiosos, ligados por los tres votos monásticos de
Obediencia, Castidad y Pobreza. Así se convirtió en una persona mixta, una orden religioso-militar.

Los jesuitas - 1801 – 1814

Fray Raymond du Puy introdujo la primera regla de la Orden que conocemos y también la
cruz octagonal blanca que hasta hoy ha permanecido como el emblema de la Orden (la Cruz de
Malta).

Mientras continúa a gran escala su actividad hospitalaria, uno de sus dos objetivos:
obsequium pauperum (servicio a los pobres), la Orden persiguió valientemente su otro objetivo: la
defensa de la cristiandad: tuitio fidei (protección de la fe). Sin embargo, en 1291, Acre, el último
bastión cristiano en Tierra Santa se perdió y la Orden se estableció temporalmente en Chipre.

Desde el principio, la independencia de la Orden de todos los demás Estados, en virtud de


los actos papales, y su derecho universalmente reconocido a mantener las fuerzas armadas y librar
una guerra constituyeron su soberanía internacional. Con la ocupación de la isla de Rodas,
completada en 1310 bajo el Gran Maestro Fray Foulques de Villaret, la Orden también adquirió
soberanía territorial (y los Caballeros de San Juan llegaron a llamarse Caballeros de Rodas). La isla
se enfrentó al poder territorial y naval musulmán y se convirtió en un bastión de la cristiandad en
el mar del Mediterráneo oriental.
La defensa militar de la cristiandad ahora por necesidad requería acción naval. En
consecuencia, la Orden llegó a poseer una poderosa flota; patrulló las aguas del este del
Mediterráneo y participó en muchas batallas de renombre con el enemigo. Tomó parte en las
cruzadas en Siria y en Egipto y llevó ayuda al Reino cristiano de Armenia (Cilicia) contra los
invasores musulmanes.

Los miembros de la Orden que llegaron a Rodas de toda Europa, así como el
establecimiento de la Orden en Europa, fueron a principio del siglo XIV, agrupados según las
lenguas habladas. Inicialmente, hubo siete grupos de Langues (lenguas): Provincia, Auvernia,
Francia, Italia Aragón (-Navarre), Inglaterra (con Escocia e Irlanda), Alemania. En 1462, Castilla y
Portugal se separaron de la Langue de Aragón y formaron juntos las ocho Langues.

En el siglo XVI, la Langue de Inglaterra fue suprimida y más tarde, en 1782, se restableció
temporalmente bajo el nombre de la Langue Anglo-Bávara. Cada Langue estaba compuesto de
Prioratos o Grandes Prioratos, Bailiwicks y Commanderies.

Los jesuitas - 1801 – 1814

La Orden fue gobernada por el Gran Maestre y el Consejo, acuñó su propio dinero y
mantuvo relaciones diplomáticas con otros Estados. El Gran Maestro fue el Príncipe de Rodas,
quien más tarde fue el Príncipe de Malta. Los altos cargos de la Orden fueron atribuidos a
representantes de diferentes Langues; y la sede de la Orden, el Convento, estaba en efecto
compuesta por varias casas religiosas nacionales.

Los Caballeros rechazaron valientemente numerosos asaltos turcos, hasta que el Sultán
Suleyman el Magnífico atacó a Rodas con una gran flota y un poderoso ejército. En la víspera de
Navidad de 1522, los Caballeros se vieron obligados a capitular y, el 1 de enero de 1523,
abandonaron la isla con honores militares. Durante los siguientes siete años, la Orden, mientras
estaba investida de soberanía internacional, fue privada de territorio, hasta la cesión del
emperador Carlos V (en su calidad de rey de Sicilia) de las islas de Malta, Gozo y Comino, así como
Trípoli en el norte de África, en feudo soberano.

El 26 de octubre de 1530, el Gran Maestro Fray Philippe de Villiers de l’Isle-Adam tomó


posesión de Malta, con la aprobación del Papa Clemente VII. Se estipuló que la Orden debía
permanecer neutral en las guerras entre las naciones cristianas.
Sin embargo, la guerra de defensa de la cristiandad continuó. Los turcos atacaron Malta,
pero en el Gran Asedio, del 18 de mayo al 8 de septiembre de 1565, fueron finalmente derrotados
por los Caballeros dirigidos por el heroico Gran Maestro Fray Jean de la Vallette-Parisot (de quien
recibe el nombre de la capital de la isla, La Valeta). El declive del poder marítimo otomano data de
la derrota de 1565. La marina de la Orden de San Juan (o de Malta, como se la llamaba ahora) se
convirtió en una de las más poderosas del Mediterráneo y participó en la destrucción final. del
poder naval otomano en la gran batalla de Lepanto en 1571.

En 1607 y, nuevamente, en 1620, la dignidad de Gran Maestro se combinó con el título de


Príncipe del Sacro Imperio Romano y en 1630 con el rango igual a la dignidad de un Cardenal de la
Santa Iglesia Romana con el estilo de Eminencia.

En 1798, Bonaparte, comprometido en una campaña contra Egipto, ocupó la isla de Malta
y expulsó a la Orden. Los caballeros se encontraron de nuevo sin hogar. Esto fue seguido por lo que
se ha llamado el golpe de Estado ruso (1798-1803). El emperador Pablo I de Rusia, que se había

Los jesuitas - 1801 – 1814

mostrado un amigo de la Orden, ahora se había proclamado Gran Maestro por un puñado de
Caballeros en Rusia, en lugar del Gran Maestro Fray Ferdinand von Hompesch zu Bolheim, que se
había visto obligado a cederr Malta a los franceses. Esta proclamación de un no católico casado
como jefe de una orden religiosa católica era totalmente ilegal y nula, y nunca fue reconocida por
la Santa Sede (una condición necesaria para la legitimidad). En consecuencia, Pablo I, que sin
embargo fue aceptado por muchos Caballeros y varios gobiernos, solo puede considerarse un Gran
Maestro de facto, nunca uno de derecho. Su sucesor, Alejandro I, por otro lado, ayudó a la Orden a
volver a la regla legítima; y en 1803, Fray Giovanni Battista Tommasi fue elegido Gran Maestro.
Mientras tanto, los británicos ocuparon Malta en 1801 y, aunque el Tratado de Amiens (1802)
reconoció los derechos soberanos de la Orden sobre la isla, nunca pudo hacer uso de ellos.

Después de asientos temporales en Messina, Catania y Ferrara, la Orden finalmente se


estableció en 1834 en Roma, donde posee, extraterritorialmente, el Palacio de Malta en 68 Via
Condotti y Villa on the Aventine. Desde 1805, la Orden fue gobernada por los tenientes, hasta que,
en 1879, el Papa León XIII restauró la Grandmastership y los honores a un cardenal que se le
atribuye. El trabajo hospitalario, el trabajo original de la Orden, se convirtió una vez más en su
principal preocupación. Las actividades hospitalarias y de bienestar, realizadas en una escala
considerable en la Primera Guerra Mundial, se intensificaron enormemente y se expandieron en la
Segunda Guerra Mundial bajo el Gran Maestro Fray Ludovico Chigi della Rovere Albani [Albani
della Rovere].
Las actividades de la Orden se han expandido aún más bajo el gobierno del Gran Maestro
Fray Angelo de Mojana di Cologna (1962-1988), a quien el Príncipe y Gran Maestro presente,
Andrew Bertie, sucedió.

La Orden de Malta constituye la única continuación ininterrumpida de la Orden del


Hospital de San Juan reconocida en 1113. Solo es una Orden religiosa de la Iglesia Católica y al
mismo tiempo una Orden Católica de Caballería. Solo contiene el núcleo de gobierno de los
profesos Caballeros de la Justicia, sucesores directos de sus fundadores, entre los cuales se elige al
Gran Maestro y la mayoría de los miembros del Consejo Soberano, y que se ubica por encima de
las filas de los Caballeros laicos, crecidos. Numerosos desde la caída de malta. Nunca ha dejado de
ser reconocido por la comunidad de naciones como soberano e independiente de cualquier poder
civil. Estos hechos constituyen la prueba irrefutable de la identidad histórica y la autenticidad
únicas de la Orden, a la que ninguna otra organización puede reclamar.

Los jesuitas - 1801 – 1814

La soberanía de la Orden se expresa en la agenda del Príncipe y el Gran Maestre, quIen es


su Jefe Supremo, y los Consejos: el Consejo Soberano, el Consejo General y el Consejo del Estado.
El Consejo general es la asamblea suprema de los Caballeros, se reúne normalmente cada cinco
años y elige a los miembros del Consejo Soberano; mientras que el Consejo Completo de Estado se
convoca con el propósito de elegir a un Gran Maestro o un Teniente. Tanto el Consejo General
como el Consejo de Estado Completo contienen representantes de los Grandes Prioratos,
Subprioratos y Asociaciones Nacionales, en los cuales la Orden se divide territorialmente en todo
el mundo.

El título completo del Gran Maestre es, en latín: Dei gratia Sacrae Domus Hospitalis Sancti
Johannis Hierosolymitani et militaris Ordinis Sancti Sepulchri Domini magister humilis
pauperumque Jesu Christi custos. (Una parte de este título conmemora la concesión al Gran
Maestre, Fray Pierre d'Aubusson [un cardenal] de la Maestría de la Orden del Santo Sepulcro por el
Papa Inocencio VIII en 1489, que otorga probada temporalmente.) Disfrutando de la precedencia
de un Cardenal y, por lo tanto, la de un Príncipe Real, así como la dignidad de Príncipe del Sacro
Imperio Romano (reconocido más tarde por Austria e Italia), y anteriormente un Príncipe de Rodas
y luego de Malta, el Gran Maestro tiene un estilo de Eminencia y Alteza., o Alteza más Eminente, y
es reconocido internacionalmente como un Jefe de Estado y los honores soberanos están en él.

El Gran Maestro gobierna la Orden con la asistencia del Consejo Soberano, presidido por él
mismo e integrado por los cuatro Altos Oficiales del Gran Magister elegido por el Consejo General:
el Gran Comandante, el Gran Canciller, el Hospitalario y el Receptor de El tesoro común, así como
de seis concejales. Los titulares de estos cargos son elegidos entre los Caballeros profesos y,
excepcionalmente, entre los Caballeros de la Obediencia.
El Soberano Pontífice es el Superior de la Orden, como de cualquier Orden religiosa, y
Nombra como su representante a un Cardenal de la Santa Iglesia Romana, llamado Cardinalis
Patronus: este último cuenta con la asistencia del Prelado de la Orden, que es igualmente
nombrado por el Soberano Pontífice. El Prelado de la Orden es el superior eclesiástico del clero de
la Orden y el asistente del Gran Maestro en el cuidado del bienestar espiritual de la Orden.

Los jesuitas - 1801 – 1814

La vida y las actividades de la Orden están reguladas por la Carta Constitucional aprobada
por la Santa Sede y el Código. El Código de Rohan, promulgado por el Gran Maestro Fray
Emmanuel de Rohan-Polduc en el siglo XVIII, conserva su validez como fuente complementaria de
la ley, siempre que sus disposiciones sean aplicables y no contrarias a las otras dos fuentes de la
ley. Las cuestiones jurídicas y los problemas de interés e importancia para la Orden son resueltos
por el Consejo Jurídico Consultivo, nombrado por el Gran Maestre con el consentimiento del
Consejo Soberano.

Para tratar casos fuera de la competencia del derecho canónico y los tribunales
eclesiásticos, la orden tiene su propio tribunal de primera instancia y tribunales de apelación con
los presidentes, jueces, promotores de justicia y auxiliares nombrados por el Gran Maestre con el
voto deliberativo del Consejo Soberano. Las apelaciones contra las sentencias de los Tribunales de
la Orden se pueden presentar ante el Tribunal de Casación del Estado del Vaticano, que, en tales
casos, actuando por poder en nombre de la Orden, puede ejercer las funciones del Tribunal
Supremo.

Una Junta de Auditores, elegida por el Consejo General, controla los ingresos y los gastos
de la Orden.

Bajo las disposiciones del Derecho Internacional, la Orden mantiene relaciones


diplomáticas, a través de representantes acreditados, con la Santa Sede, de los cuales, en su doble
naturaleza, depende como Orden religiosa, pero de los cuales, como Orden soberana de caballería,
es independiente, y mediante el intercambio de dichos representantes diplomáticos, con seis
países europeos: Austria, Italia, Malta, Portugal, San Marino, España; con diecinueve estados
sudamericanos: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Ecuador,
Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay,
Venezuela; en Asia con Filipinas, Tailandia, Líbano; en África con Benin, Burkina, Faso Camerún,
República Centroafricana, Comoras, Egipto, Etiopía, Gabón, Guinea, Costa de Marfil, Liberia, Malí,
Mauritania, Mauricio, Marruecos; Níger, Senegal, Somalia, Togo, Tchad y Zaire. Además, mantiene
delegaciones en Bélgica, Francia, Alemania, Mónaco y Suiza, así como en el Consejo de Europa, la
UNESCO, la FAO y varias organizaciones internacionales en Ginebra. [Énfasis añadido]

Su Alteza Más Eminente, el Príncipe y el Gran Maestro de la Orden, gobierna con la

Los jesuitas - 1801 – 1814

asistencia del Consejo Soberano un mundo y Organización internacional que, aunque nunca
abandona su objetivo de la defensa de la cristiandad, ahora se dedica a brindar asistencia en los
ámbitos hospitalario, caritativo y social en el sentido más amplio posible de estas palabras. En
particular, la Orden ayuda a los afectados por desastres naturales y a las víctimas de la guerra.

LA ASOCIACIÓN AMERICANA

El 28 de abril de 1927, a petición especial del Santo Padre, el Papa Pío XI [cuyos confesores fueron
los jesuitas Alissiardi y Celebrano], el Consejo Supremo de la Soberana Orden Militar de Malta
otorgó una Constitución (Carta) que creaba:

CONSEJO AMERICANO DE LOS CABALLEROS DE LA


SOBERANO MILITAR ORDEN DE MALTA
(Fin de la historia de la Orden de Malta que comenzó en la página 240)

Al recordar los capítulos anteriores, los Caballeros de Malta expulsaron a los jesuitas de su
isla de Malta en 1768. Así que los jesuitas utilizaron a Napoleón el Francmasón con su flota
francesa para devolver el insulto, expulsando a los Caballeros de Malta, absorbiendo sus armas y
tesoros. treinta años despues (¡La Orden nunca perdona ni olvida!)

¿Y a dónde irían esos antiguos cruzados? Los Caballeros buscaron y recibieron protección
del zar ruso Pablo I (habiéndose designado a sí mismo como su Gran Maestro) y se quedaron en su
Palacio Imperial desde 1798 en adelante. Dio la casualidad de que el 7 de marzo de 1801, el vicario
general jesuita polaco Franciskus Xavier Kareu, también apareció en Rusia. (Porque fue en 1801
que la Compañía de Jesús suprimida recibió la existencia legal y el permiso para residir en esa
nación "hereje" por el Papa Pío VII). ¿Qué razón podría justificar esta cita secreta? Los Caballeros
de Malta y la Orden de los Jesuitas tenían intereses mutuos. Ambos querían quitar a Jerusalén de
los musulmanes y reconstruir el Templo de Salomón para el Papa. Así pues, habiendo sido
humillados por los jesuitas con Napoleón, evidentemente aceptaron estar subordinados al general
jesuita. Los Caballeros nunca serían expulsados de Rusia a diferencia de la Orden Jesuita. En 1878,
el Papa León XIII, formado por jesuitas, otorgó al Gran Maestro de los Caballeros de Malta el
estatus de cardenal. Este acto supeditó formalmente a estos guerreros al Papa, el ahora "infalible"
Papa bajo el control de los jesuitas.

En 1927, se estableció la rama estadounidense de los Caballeros de Malta en la catedral de


San Patricio en Nueva York. Uno de los trece miembros fundadores originales fue John J. Raskob,
presidente de la Junta de General Motors y principal financiero del Partido Demócrata. En la
década de 1930, estos criminales, incluido Joseph P. Kennedy, intentaron crear la ley marcial en los
Estados Unidos al hacer de FDR (Franklin Delano Roosvelt), el Shriner-Freemason, un fascista,
dictador

Los jesuitas - 1801 – 1814


absolutista. Solo fue apropiado, ya que el "alter ego” (Persona que, con respecto a otra, está muy
identificada con sus opiniones o modo de actuar), consejero y redactor de discursos de FDR, era un
"jesuita de la túnica corta" (un jesuita laico secreto) y miembro del Consejo General de Relaciones
Exteriores, el sucio Harry Hopkins. Pero la trama fracasó, ya que un héroe y dos veces ganador de
la Medalla al Honor expuso la conspiración. Era el general Smedley Butler, del Cuerpo de Marines
de los Estados Unidos. ¡Podemos hacer una pausa y agradecer a Dios por un hombre tan grande y
valiente a quien Él usó para librarnos temporalmente a los estadounidenses de un baño de sangre
fascista supervisado por el Arzobispo de Nueva York!

Querido buscador de la verdad, ¡los caballeros y los jesuitas trabajan juntos ahora! Esto
puede parecer irrelevante, pero es importante que entiendas esta conexión. Como veremos, los
Caballeros financiaron a Lenin y Hitler desde Wall Street también utilizando su Banco de la Reserva
Federal encabezado por un miembro del JCR y judío masónico, Paul M. Warburg. Los Caballeros
negociaron el Concordato (un tratado papal) entre el Papa y Hitler en la persona de Franz von
Papen. Los Caballeros, como embajadores estadounidenses, coordinaron a Roosevelt con Churchill
y Pío XII utilizando a Joseph P. Kennedy y Myron C. Taylor, otro miembro del CFR. También
ayudaron a los principales nazis a escapar a América del Norte y del Sur después de la Segunda
Guerra Mundial con William J. Donovan, James J. Angleton, William J. Casey y el Presidente de
Argentina, Juan D. Peron.
En América, los Caballeros con su Oficina de Servicios Estratégicos (OSS), que más tarde se
convertiría en la Agencia Central de Inteligencia (CIA), estaban detrás de la "Operación Paperclip"
del Pentágono (expuesta públicamente en 1984) moviendo al Tercer Reich del General Jesuita a
través del Atlántico. Después de la Segunda Guerra Mundial, más de dos mil principales nazis y
científicos entraron secreta e ilegalmente a los Estados Unidos, incluido el comandante de las SS
Werner von Braun. Muchos fueron ubicados en la instalación militar de alto secreto en Tonopah,
Nevada, conocida como "Área 51". La perfección de los aviones antigravedad de los nazis (platillos
voladores hechos de Pyrex con un acabado de espejo de Corning Incorporated, General Electric
Company y Lockheed Martin, las tres corporaciones representadas en el Consejo de Relaciones
Exteriores, se completaría allí, entre otras tecnologías secretas de luz electromagnética. La
"Operación Paperclip" fue supervisada por el Caballero de Malta más poderoso de los Estados
Unidos, J. Peter Grace. Grace estaba sujeto al arzobispo Spellman, entrenado por los jesuitas, ya
que la sede estadounidense de los Caballeros era y es la catedral de San Patricio en Nueva York.
Años más tarde, los Caballeros supervisarían otro evento clandestino conocido como "Operación
Mangosta". Mangosta, como la "Operación Barbarroja" de Hitler, fue una Cruzada fascista
controlada por los jesuitas, traicionada por oficiales de inteligencia de alto rango que eran
Caballeros de Malta leales al General jesuita. El resultado de la invasión de Bahía de Cochinos, la
Crisis de los misiles cubanos y la Operación Mangosta, todos fracasos debidos a la alta traición, fue
la obtención del poder absoluto de Fidel Castro, educado por los jesuitas, sobre la Cuba católica
romana. Para que la Cuba comunista sea la base de la Orden para una invasión masiva chino-
soviética-musulmán-mexicana en la última de las culturas calvinistas históricamente protestantes y
bautistas de la Reforma: ¡el sur!
Los jesuitas - 1801 – 1814
En el momento de la invasión de Bahía de Cochinos, el director de la CIA era Allen W.
Dulles, cuyo sobrino, Avery Dulles, era un participante activo en el Vaticano II y actualmente es un
poderoso jesuita y cardenal en la Universidad de Fordham en Nueva York. Avergonzado, el
presidente Kennedy relevó a Dulles de su mando y nombró al nuevo Caballero de Malta, John A.
McCone, como el nuevo director de la Agencia. El presidente luego tomó medidas para romper a la
CIA "en mil pedazos".
¡Esto los jesuitas nunca lo permitirían! La CIA era una herramienta necesaria para evitar
que el gobierno popular emergiera en todo el mundo. (Traicionaría la Revolución Húngara de 1956
en manos del Ejército Comunista Ruso y la KGB, entre otros actos infames.) El gran engaño de los
jesuitas conocido como "La Guerra Fría" debe continuar. La América protestante debe ser
conquistada desde dentro, privándola de las libertades sagradas y bautistas de los "Edictos Reales"
conocidos como "Órdenes Ejecutivas".

La Inquisición detrás de la "Cortina de Hierro" conocida como "comunismo" debe


continuar. Desde 1917 hasta 1989, cien millones de personas deben ser torturadas y asesinadas, y
la Biblia debe ser suprimida. De hecho, la diferencia entre la Inquisición de los jesuitas en Europa
durante la Segunda Guerra Mundial y la Inquisición comunista de los jesuitas en la Rusia ortodoxa
y en el Lejano Oriente budista no es ninguna. Ambas inquisiciones han sido financiadas y apoyadas
por los gobiernos controlados por los jesuitas de los Estados Unidos y Gran Bretaña, ¡para
vergüenza y desgracia de ambos pueblos generalmente protestantes! Los jesuitas, al negarse a
permitir que el presidente Kennedy destruyera a su CIA, recurrieron a su fanático "Guerrero frío",
el cardenal Francis Spellman. A su vez, llamó a la cabeza de su "lengua" estadounidense de los
Caballeros de Malta, J. Peter Grace. El plan era asesinar al presidente Kennedy a plena luz del día
como una advertencia a los jefes de todas las naciones en caso de que se atrevieran a interferir con
la Comunidad de Inteligencia Internacional del Papa para imponer su Poder Temporal. Mientras
tanto, el dictador cubano, entrenado por los jesuitas, Castro, envió a su embajador ante el Estado
de la Nación del Soberano Orden Militar de Malta, ¡hasta el día de hoy!)

Luego de que el papa Pío VII fue liberado de la prisión de Napoleón en 1814, él restauró
obedientemente la Compañía de Jesús con una bula papal, Solicitudo omnium ecclesiarum,
promulgado el 7 de agosto de ese mismo año. (Una bula es el documento legal más fuerte que un
papa puede emitir). En esa bula de restauración, el papa agregó:
". . . si alguien intentara nuevamente abolirla [la Compañía de Jesús], incurriría en la indignación
del Dios Todopoderoso y de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo ”. {4}
Como resultado, en 1816:

"John Adams escribió a Thomas Jefferson sobre la reincorporación del Papa Pío VII a los jesuitas
suprimidos por el Papa Clemente XIV:

Los jesuitas - 1801 – 1814


"Mi historia de los jesuitas no está escrita con elocuencia, pero está respaldada por
autoridades incuestionables, es muy particular y muy horrible". Su restauración es de hecho un
paso hacia la oscuridad, la crueldad, la perfidia, el despotismo, la muerte. . . No me gusta la
reaparición de los jesuitas. Si alguna vez hubo un cuerpo de hombres que merecieran la
condenación eterna en la tierra y en el infierno, es esta Sociedad de Loyola "." {5}

El 13 de julio de 1886, el Papa León XIII emitió un Informe breve, luego de sufrir tres días
de enfermedad grave, restableciendo todos los privilegios restantes retenidos por Pío VII en el
restablecimiento de la Orden en 1814, para hacer lo que quisieran sin restricciones por ninguna
autoridad humana., ya que ningún Papa o Gran Maestro de los Caballeros de Malta ha desafiado
con éxito el poder del General de los jesuitas, conocido como "el Papa Negro".

Desde 1814 el general ha mantenido al Papa bajo control. Si un Papa se vuelve


políticamente "liberal" a favor de los derechos del pueblo, es castigado, como Pío IX en 1848. (Pío
se opuso a la política de la Santa Alianza de los jesuitas al declararse un liberal, a favor del gobierno
popular, proclamó una amnistía general a los delincuentes políticos y comenzó a formar una
Constitución para Italia con su ministro, el conde Pellegrini Rossi, quien luego fue asesinado. Esto
provocó que los jesuitas causaran una revolución en 1848 obligando al Papa a huir de la ciudad. A
su regreso en 1849 protegido por las tropas francesas de Luis Napoleón, Pío IX obedeció a sus
maestros jesuitas y se hizo plenamente absolutista por el resto de su pontificado.) Pero si el Papa
decide resistir el poder y el propósito del "Padre General", de repente muere. Juan XXIII en 1963
(El Papa Juan se opuso a la política secreta del General Jesuita Janssen de continuar con la Guerra
Fría del Papado que había nacido con el presidente Truman, el General Douglas MacArthur y el
General Curtis L e.May. Promovió la política abierta de la Orden de poner fin a la Guerra Fría para
tratar de establecer un gobierno mundial propuesto durante el Concilio Vaticano II. Unos meses
más tarde, el presidente Kennedy fue asesinado mientras seguía la política de gobierno mundial
del Papa Juan XXIII en busca de terminar prematuramente la Guerra Fría retirando tropas de
Vietnam. Ese asesinato fue llevado a cabo por los Guerreros Fríos del Cardenal Spellman. Eran los
Caballeros de Malta y Shriners en alianza con los jesuitas.

De hecho, el presidente Kennedy fue herido en la casa de sus amigos, uno de ellos era su
propio padre, el más poderoso Caballero de Malta del Cardenal Spellman durante los años de
Roosevelt, ¡Joseph P. Kennedy! Querido buscador de la verdad, nunca olvides estas palabras de
Ignatius Loyola, aunque pronunciadas hace más de cuatro siglos, tras haber perforado nuestros
corazones desprevenidos el 22 de noviembre de 1963:
"Finalmente; - Permitir que todos con tal astucia ganen el ascenso sobre los príncipes,
nobles y magistrados de cada lugar, para que puedan estar listos a nuestra entera disposición,
incluso para sacrificar sus relaciones más cercanas y los amigos más íntimos, cuando decimos que
es para nuestro interés y ventaja.” {6}

Imperio jesuita geopolítico internacional de Ignatius Loyola, 1640 # 66


Este grabado, que conmemora la primera celebración del centenario de la Compañía de Jesús, está
rematado con un fénix de doble cabeza resucitado, el símbolo de los Caballeros de Malta y,
posteriormente, la masonería de 32º grado, anticipando que el reino del futuro será gobernado
por el dios del diablo -man - el cesar papal resucitado.
El poder y el secreto de los jesuitas, René Fulop-Miller, (Garden City, Nueva York: Garden City
Publishing Co., 1930).
Los jesuitas - 1801 – 1814

Fra Andrew Bertie, 2002 # 67


Setenta y ocho grandes maestros de la
Orden Soberana Militar de Malta, 1988 - Presente
Hablando diecisiete idiomas, Fra Bertie es un descendiente de la Casa de Estuardo de Inglaterra,
cuya familia real era generalmente la más devota del Papa Negro.

Caballero de Malta y director de la CIA, George J. Tenet # 68


Formado por los jesuitas y uno de los pocos traspasos de la Administración Clinton, Tenet fue el
agente del arzobispo Edward Cardenal Egan en derribar el World Trade Center de Nueva York el 11
de septiembre de 2001. El presidente George W. Bush, en obediencia a su maestro, el Papa Juan
Pablo II, luego lanzó su "Guerra contra el terrorismo islámico", siendo otra Cruzada maligna y
sangrienta del Papado.
Fotos enviadas al autor a través de Internet por otros investigadores.

Los jesuitas - 1801 – 1814


.

Cruz de ocho puntas de los caballeros de malta # 69

El gran consejo
de la Soberana Orden Militar de Malta, 1960 # 70.
Con sede en Roma, estos Caballeros del César Papal controlan los complejos bancarios, industriales
y militares del mundo. Supervisan el Chase Manhattan Bank con sucursales en Moscú, Hong Kong y
Nueva York. Gobernan la Comunidad Internacional de Inteligencia, la KGB (SVR) en el Este y la
MI6 / CIA / NSA en el Oeste, a través de la cual controlan su Comercio Internacional de Drogas que
financia a su Red Global Terrorista Islámica para restaurar el despotismo fascista de Roma de la
Edad Oscura.
Horizonte, "Los Caballeros de la Cruz de Malta", Edith Simon, (Nueva York: James Parton, 1961) vol.
III, No. 4, p. 69.

Los jesuitas - 1801 – 1814


Un hospital de los caballeros de malta en jerusalén, 1960 # 71

El PODER Gobernando el Imperio Americano, 1960 # 72


El alcalde de Nueva York y el Caballero de Malta, Robert F. Wagner, se someten al Poder Temporal
del César Papal al besar el anillo del Cardenal Francis Spellman mientras el presidente de la
Universidad de Fordham y el jesuita del Cuarto Voto, Laurence J. McGinley, observan con alegría. El
actual alcalde de Nueva York es uno de los sionistas judíos masónicos del Papa, miembro de CFR
Michael R. Bloomberg, cuya elección fue influenciada por otro presidente de la Universidad de
Fordham y presidente de CFR, el poderoso jesuita del Cuarto Voto bajo juramento extremo, Joseph
A. O 'Liebre.
Horizonte, "Los Caballeros de la Cruz de Malta", vol. III, No. 4, p. 69.
El Papa estadounidense, John Cooney, (Nueva York: Times Books, 1984).

Los jesuitas - 1801 – 1814

Pausa III
Los jesuitas - 1814 - 1914
El poder jesuita de la santa alianza
al inicio de la segunda guerra de los treinta años

"MELCHOIR [MELCHIOR] INCHOFFER, un jesuita sospechoso de ser el autor de la"


Monarquía de Solipsos ", fue llevado violentamente de Roma clandestinamente, a donde
había regresado para presentar una petición al Papa. El PADRE SCOTTI, el verdadero autor de
los "Solipsos", escapó con dificultad al poniard y al veneno ". {1}

Edwin A. Sherman, 1883


Masano americano shriner
Amigo de nuestro héroe,
Charles Chiniquy
El cuerpo de ingenieros del infierno

". . . los jesuitas [cuando el Papa fue declarado "infalible" en 1870] deseaban dar un paso
hacia el logro de su gran objetivo de establecer una monarquía universal con el Papa Blanco
nominalmente a la cabeza y el Papa Negro con las riendas ". {2 } [Énfasis añadido]

M. F. Cusack, 1896
Monja convertida de Kenmare
El papa negro

Querido buscador de la verdad, ya has terminado tu Segundo Bloque de la historia jesuita. Una vez
más es hora de hacer una pausa y reflexionar. Ahora tiene una comprensión de los cuarenta y un
años más importantes de la historia moderna. Debes recordar que los jesuitas crearon otras
sociedades secretas internacionales antes y durante este tiempo. Trabajando juntos, provocaron la
tremenda agitación en 1789, a la que se remonta el movimiento del comunismo moderno, lo que
resultó en las Guerras Napoleónicas.
Para 1815, en el momento del Congreso de Viena de Satanás, los jesuitas eran más poderosos que
antes de su supresión. Sus propósitos siguieron siendo los mismos. los

Los jesuitas habían unido bajo EL PODER del Papa Negro toda la Francmasonería (utilizando a
Adam Weishaupt y sus Illuminati en 1776, Adolph von Knigge en el Congreso de Wilhelmsbad en
1782, en el cual el "compás y la plaza" papales aparecían en los vitrales en la Catedral de Notre
Dame en París: primero comenzó a asumir su significado masónico, y Federico el Grande creó el
Consejo Supremo de los treinta y tres grados (recordando que aun cuando la Compañía de Jesús
tiene sus Constituciones, Shriner Freemasonry tiene sus Constituciones ) en 1786) y trató de
destruir la Reforma protestante devolviendo al mundo la Edad Oscura del Papa. Perseguirían
terriblemente a los judíos como en la Edad Oscura mientras buscaban exaltar al César papal al
lugar de un faraón egipcio satánico, un César romano y druídico druídico "infalible", gobernando el
mundo desde Jerusalén como "el dios universal". (como el "PAN" griego o el "SET" egipcio de
antaño, simbolizado por la cabeza de Mendes de la cabra. Esta cabeza de cabra satánica
representada por el "Baphomet" era, según Von Hammer en sus Mines de l 'Orient, 1818, símbolo
adorado en los ritos secretos de aquellos sangrientos cruzados por los Papas, los Caballeros
Templarios, conocidos hoy en día como Shriner Freemasons. Ejercería el poder de un monarca
absoluto sobre todos los reyes y dictadores de la tierra. Al hacerlo, los jesuitas suprimirían
cualquier intento por parte de cualquier pueblo de establecer un gobierno popular o, como lo
llamaban, "liberal". Estas máximas nunca cambiarían porque la orden jesuita nunca cambiaría,
recordando las palabras del ex general jesuita Lorenzo Ricci:

“¡Déjalos ser como son o no sean!” {3}

Es con estas ideas que entenderemos completamente el inicio del siglo XIX en la Primera Guerra
Mundial. La Hermandad logrará grandes logros, como en su reentrada en Japón (1865), su
asesinato del emperador japonés Komei y el derrocamiento, mediante la renuncia, del shogun
japonés Tokugawa (1867-1868), el levantamiento por parte de Japón de "la prohibición cristiana"
(1873), su destrucción de la República protestante y bautista-calvinista de Estados Unidos (1868) y
la declaración del papa de ser "infalible" (1870). La Orden también experimentará grandes
pérdidas, ya que el Papa Pío IX perdió su Poder Temporal frente a los patriotas italianos (1870), así
como su expulsión del Imperio Alemán (1872) y de la Francia Republicana (1880 y 1901).

Pero los jesuitas nunca abandonan su gran diseño. Con una voluntad de acero, inspirados en
Satanás, se reagruparon en América e Inglaterra, maniobraron sus fuerzas en posiciones críticas en
todo el mundo y luego, a voluntad de su "Padre General", iniciaron guerras gigantescas, cuyos
resultados llevaron a cabo los jesuitas. en sus manos Además, acumularon poder y riqueza,
acercándose cada vez más al "infalible" Papal Caesar y al Sacerdote-Rey de su creación,
gobernando a todas las naciones del mundo a través de la universal "Monarquía de Solipsos" del
jesuita general desde su palacio-templo ubicado en el Centro de la tierra, del reconstruido templo
de Salomón en Jerusalén.
Rey Jorge III, 1738 - 1820 # 73
Apóstata protestante rey anglicano de Gran Bretaña, 1760 - 1820
Ciegos y sordos, este rey malvado de los reyes ingleses, cuyo parlamento estableció el catolicismo
romano como la religión estatal de Quebec y cuyo primer ministro fue el jesuita lord Shelburne,
preservó en secreto el PODER político y financiero de la Orden de los jesuitas durante su supresión.
Mientras tanto, su general hizo la guerra a los protestantes de América del Norte, la Alemania
protestante, los Países Bajos protestantes, el papado y los Reyes Católicos romanos de Europa,
utilizando el ejército británico, la Revolución Francesa y las Guerras Napoleónicas, desde 1775
hasta 1815. La Compañía formalmente restaurada por el papa Pío VII en 1814, luego comandado
por el general jesuita Tadeusz Brzozowski de 1805 a 1820, quien inmediatamente estableció la
Santa Alianza sobre los huesos de los patriotas de Francia.
George III: Una historia personal, Christopher Hibbert, (Nueva York: Basic Books, 1998) pp. 368,
369.

Los jesuitas - 1814 – 1914


BLOQUE III - (1814 - 1914)
Los jesuitas,

Después de su restauración,

En la búsqueda de destruir la reforma protestante y


Restaurar la Edad Oscura con el Papa ejercitando su
poder temporal como el monarca universal del mundo,

Establecieron la "Santa Alianza" de los monarcas tiránicos que promueven los despotismos
monárquicos absolutos, mediante los cuales suprimieron el ascenso del gobierno popular y
desencadenaron grandes guerras, revoluciones y furia antijudía, tales como:

● La segunda revolución francesa


y la agitación europea de 1848
● La guerra de Crimea 1853-1856.
● La “Guerra de la Reforma” de México 1858 - 1861.
● La “guerra civil” estadounidense de 1861 a 1865.
● La guerra germano-austríaca de 1866.
● El fin del shogunato japonés 1868.
● La guerra franco-prusiana de 1870 a 1871.
● El caso Dreyfus 1895 - 1906

Mientras oprime y debilita a los Pueblos de las Naciones y la Raza Hebrea / Judía Semítica con el
"Santo Oficio de la Inquisición", que opera bajo Otros nombres como el fascismo, el socialismo, el
comunismo, el sionismo y la democracia; Con la ayuda de los Caballeros de Malta y la
Francmasonería Shriner; de 1814 a 1914. Tras la restauración formal por parte del César del Papa
de su victorioso guardaespaldas internacional el 7 de agosto de 1814, los protectores de Satanás
de Su sagrada silla papal necesitaban un nuevo Superior General disciplinado, temerario y
decidido. Fuera del áspero exilio ruso de la Orden, este holandés descendería a Europa para ser la
columna vertebral de la Santa Alianza del Príncipe Metternich. Aclamado con razón como el
"Segundo Fundador" de la Sociedad militar de Jesús que "lucha por Jesús y la Virgen María", este
hombre del destino planearía la destrucción de la República calvinista estadounidense de George
Washington. Porque no hablamos más que del sumo sacerdote luciferiano más diabólico del XIX
Siglo, Johannes Roothaan, el 21º Superior General de los jesuitas, 1829 a 1853.

Capitulo 20

Los jesuitas - 1815


El congreso de viena
La santa alianza
Príncipe metternich

“Cuando los Soberanos exigen la opinión de un jesuita sobre cualquier tema, el jesuita en cuestión
debe informar el asunto a su Superior, quien debe presentarlo ante varios jesuitas para su
discusión. La resolución formada después de esta consulta se entrega al jesuita que ha sido
consultado por el Soberano. "{1}

Mutius Vitelleschi, 1645


6º general jesuita, 1615-1645
Goswin Nickel, 1652
10mo general jesuita, 1652-1664
Instrucción a los Provinciales
El enigma jesuita

“Son jesuitas. Esta sociedad de hombres, después de ejercer su tiranía durante más de doscientos
años, llegó a ser tan formidable para el mundo, que amenazó a toda la subversión de todo orden
social, que incluso el Papa, cuyos devotos súbditos son, y deben ser, por El voto de su sociedad, se
vio obligado a disolverlos. Sin embargo, no habían sido reprimidos durante cincuenta años, antes
de que la influencia menguante de papado y despotismo requiriera sus labores útiles, para resistir
la luz de la libertad democrática, y el Papa (Pio VII), simultáneamente con la formación de la Santa
Alianza, Reavivó la orden de los jesuitas en todo su poder. Desde su voto de "sumisión sin reservas
al soberano pontífice", se les ha llamado apropiadamente la Guardia del Cuerpo del Papa.

¿Y es necesario que se diga a los estadounidenses qué son los jesuitas? . . . son una sociedad
secreta, una especie de orden masónico, con rasgos superalativos de odiosidad repugnante y mil
veces más peligrosos. No son simplemente sacerdotes, o de un credo religioso; son comerciantes,
abogados, editores y hombres de cualquier profesión, que no tienen credencial exterior (en este
país) por el cual no pueden ser reconocidos; Se trata de toda una sociedad secreta.

Pueden asumir cualquier carácter, el de los ángeles de la luz, o los ministros de la oscuridad para
lograr su cometido, el servicio al que se envían, cualquiera que sea el servicio. Todos son hombres
educados, preparados y jurados para comenzar en cualquier momento, en cualquier dirección y
para cualquier servicio, ordenados por el general de su orden, sin ninguna familia, comunidad o
país, por los lazos comunes que unen a los hombres; y vendidos de por vida a la causa del Romano
Pontífice ". {2}

Samuel Morse, 1850


Patriota Americano, Artista, Inventor
Revista de comercio

"Los soberanos de la" Santa Alianza "habían formado grandes ejércitos, y pronto se
comprometieron a dedicarlos a la supresión de todos los levantamientos de la gente en favor del
gobierno libre; y él [Pío VII] deseaba dedicar a los jesuitas, apoyados por su poder pontificio, para
el logro de ese fin. Sabía cuán fielmente se aplicarían a ese trabajo, y por eso les aconsejó, en su
decreto de restauración, observar estrictamente los "consejos útiles y consejos saludables" por los
cuales Loyola había hecho de la absolución la piedra angular de la sociedad ". {3}

R. W. Thompson, 1894
Ex secretario de la Armada Americana
Las huellas de los jesuitas.

El congreso de viena. . . Que había mantenido su sesión secreta, cubriendo todo el año de 1814-15.
. . fue una conspiración negra contra los gobiernos populares en la que las "altas partes
contratantes" anunciaron al final que habían formado una "alianza sagrada". Se trataba de un
manto bajo el cual se enmascaraban para engañar al pueblo. El negocio particular del Congreso de
Verona que desarrolló, fue la RATIFICACIÓN del Artículo Seis del Congreso de Viena, que fue, en
definitiva, una promesa de prevenir o destruir el Gobierno Popular donde se encuentre, y de
restablecer la monarquía donde se había establecido. aparte.” {4}

Burke McCarty, 1924


Mujer estadounidense ex-romanista
La verdad suprimida
Sobre el asesinato de
Abraham Lincoln

Los jesuitas – 1815

“Después del Congreso de Viena, Europa experimentó el período de paz más largo que jamás
había conocido. Ninguna guerra tuvo lugar entre las grandes potencias durante cuarenta años ". {5}

Henry A. Kissinger, 1994


Secretario de estado norteamericano
Miembro: Consejo de Relaciones Exteriores.
Y la Comisión Trilateral
Co-conspirador con los Caballeros de Malta
Traidor sionista judío masónico

El negocio en cuestión era ahora suprimir los movimientos para un gobierno libre en
Europa y en otros lugares. Los jesuitas habían usado a la gente y a Napoleón para castigar a los
monarcas. Debe impedirse que la gente, entusiasmada con el gusto de la libertad republicana,
establezca gobiernos "liberales" o no absolutistas. Así, el Congreso de Viena, que creó "la Santa
Alianza", fue llamado en 1814, mientras que el César papal restauró a su Guardaespaldas, la
Compañía de Jesús, a su estado anterior como la Orden había existido antes de la Revolución
Francesa y las Guerras Napoleónicas.

El Congreso de Viena contó con representantes de todos los soberanos de Europa. El zar
Alexandro lo atendió personalmente. Como prueba de su control jesuita, hubo incluso un
representante de la Inglaterra protestante. Los tres principales actores fueron los soberanos de
Rusia, Prusia y Austria, supervisados por el Papa, "Rey de los Estados Papales". (Esto es importante
de recordar, porque cuando los jesuitas decidieron cambiar su forma de absolutismo del católico
romano, Monarquías feudales, maquiavélicas a las “repúblicas” platónicas, ateos, socialistas y
comunistas, en contraste con las repúblicas bíblicas protestantes, calvinistas y de libre empresa
establecidas en Holanda, Sudáfrica, Inglaterra y Estados Unidos, las tres monarquías fueron
abolidas permanentemente a fines de La Primera Guerra Mundial.) Cuando la "Cumbre" en Austria
había terminado en 1815, las naciones de Europa se habían reajustado y las monarquías se habían
restablecido bajo la atenta mirada del "Emperador del Sacro Imperio Romano", el Príncipe
Metternich, y el El mismo inquisidor, el general jesuita Brzozowski.

El Congreso, con el propósito de destruir todos los movimientos por la libertad popular,
tuvo por cabeza al malvado príncipe von Metternich de Austria. Lo que Napoleón fue para los
monarcas, Metternich sería para los pueblos. De esta bestia de hombre leemos del padre del
Código Morse, Samuel F. B. Morse:

"El 'príncipe Metternich' ', dice Dwight,' es considerado por los liberales de Europa como el
mayor enemigo de la raza humana que ha vivido durante siglos. Rara vez se oye mencionar
su nombre sin excitar la indignación, no Solo en el hablante, sino también en los auditores

Metternich no ha estado atacando a los HOMBRES sino a los PRINCIPIOS, y ha hecho tanto
para destruir en el continente esas grandes verdades políticas que las naciones han
adquirido a través de las épocas de esfuerzos y sufrimientos, que hay razones para temer, si
su sistema continúa durante medio siglo. La libertad dejará el continente para no visitarlo
más. Los sajones, literalmente, aborrecen a este príncipe. La palabra alemana mitternacht
significa medianoche. De hecho el parecido de la palabra con Metternich, así como por sus
esfuerzos para cubrir Europa con la oscuridad política, los sajones lo llaman Príncipe
Mitternacht - Príncipe Medianoche. "'{6} [énfasis añadido]

¿Y qué hizo este "Príncipe de medianoche"? Él impuso la tiranía política del "Terror Blanco",
comúnmente conocido como "la Santa Alianza". Morse continúa:

“Persuadió al emperador de Austria y al rey de Prusia para que no cumplieran la promesa


que tan solemnemente hicieron a sus súbditos alemanes [protestantes y católicos] de
otorgarles constituciones libres. Fue la influencia de Metternich lo que impidió que
Alexandro [zar y protector de la Iglesia ortodoxa rusa] ayudara a Grecia [ortodoxa] en sus
luchas por la libertad. [¿Podría ser este control político de los jesuitas la misma razón por la
que “la antigua Unión Soviética” no ayudó a sus hermanos serbios ortodoxos durante la
Guerra de Bosnia en 1998?] Prestó a los buques austriacos para ayudar a los turcos
[musulmanes] en la subyugación de los griegos [ortodoxos]. [¿No fue esta la política del
presidente Clinton para los serbios de Kosovo en 1999?] Metternich aplastó las libertades de
la España [católica romana] al inducir a Luis XVIII [Rey de Francia]. . . para enviar 100.000
hombres allí. . . ¡Para restaurar el orden público! Cuando Sicilia, Nápoles y Génova, en 1820-
21, abandonaron el desgarrador yugo de la esclavitud, Metternich envió sus 30.000
bayonetas austriacas [católicas] a la Italia [católica romana] y restableció el despotismo”. {7}
[Énfasis añadido]

El príncipe Metternich fue la herramienta más fiel de su sombra oculta de túnica negra, el jesuita
general Johannes Roothaan. Porque "el gobierno del príncipe Medianoche fue apuntalado por un
ejército permanente de soldados, un ejército de burócratas, un ejército de sacerdotes arrodillado y
un ejército de informantes que se arrastraba". Su Congreso de Viena hizo cumplir las tiranías
políticas defendidas por la Orden de los Jesuitas y su Concilio de Trento: independientemente de la
religión de cualquier nación, incluido el catolicismo romano. Metternich también fue el amigo
íntimo de ese "Radical Rojo / Negro Republicano" de Massachusetts, el senador Charles Sumner.
Sumner fue el líder radical en el Senado, cuyo "Gran Ejército de la República" federal llevó a cabo
una guerra de aniquilación contra los pueblos del sur protestante y bautista-calvista
estadounidense desde 1861 hasta 1865.

Los uits jes – 1815

Como veremos, la búsqueda actual de Roma por un estado policial internacional socialista-
fascista es la misma política de la Santa Alianza del General Jesuita. Esa política de "no libertad
religiosa" y "no libertad política" ha sido continuada por la Comunidad Internacional de
Inteligencia del Papa Negro que, con su Sistema Bancario Internacional Global administrado por los
Caballeros de Malta del Papa, está lavando billones de dólares en ganancias ilícitas. Criminalmente
generado por el comercio internacional de drogas asistido por la mafia del jesuita general, está
entonces financiando, administrando y dirigiendo la diabólica y despiadada red terrorista mundial
del jesuita general incluye a Fidel Castro de Cuba, Gerry Adams del IRA, Saddam Hussein de Irak,
Yassir Arafat de la OLP (trabajando en secreto con el Ministro de Asuntos Exteriores jesuita del
Israelismo sionista, Shimon Peres, para continuar la agitación palestina en beneficio del Papado y
su última posesión del Monte del Templo de Jerusalén y Osama bin Laden de Arabia Saudita, que
ahora ha sido declarado "muerto" por el jefe de lucha contra el terrorismo del FBI, Dale Watson.
Aunque fue una herramienta de la propia CIA, Bin Laden ha sido el "chivo expiatorio" voluntario de
su ataque aéreo controlado a distancia (utilizando aviones de aviación estadounidenses
"secuestrados") en las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York, y luego es
IMPLOTADO INTERNAMENTE por la CIA, y en el Pentágono en Washington, DC (esta alta traición
está completamente dirigida por el Arzobispo de Nueva York, cardenal Edward Egan). En ese
momento, el presidente George W. Bush estaba convenientemente en la Florida hablando
inocentemente a los niños habiendo recibido instrucciones secretas para seguir después a una
visita reciente al Vaticano por parte del precursor del Anticristo de Satanás, el Papa Juan Pablo II.
Los estadounidenses ahora se unirán para luchar ignorantemente en una guerra de Medio Oriente
que permitirá al MI6 / CIA / Mossad / ISI del Papa Negro destruir la Cúpula de la Roca de Jerusalén
durante la confusión de la guerra. La persecución de los creyentes en la Biblia y los judíos se
aplicará estrictamente durante la venida del Nuevo Orden Mundial del general, la restauración de
la “infalible” Edad Oscura del César Papal. La propaganda que se utiliza entre los intelectuales que
rechazan la Biblia para lograr esto se llama "Movimiento de la Nueva Era", la conclusión de esa
agenda que culmina en

". . . ese hombre de pecado. . .”


- II Tesalonicenses 2: 3

en Jerusalén: el papa gentil "infalible" blanco de los jesuitas, resucitado de entre los muertos,
dados todos los reinos del mundo, gobernando desde el templo reconstruido de Salomón que
había destruido previamente la ciudad del Vaticano e invencible durante cuarenta y dos meses. La
clave de su gran poder satánico será su Falso Profeta judío, que adora Baal,

". . . Tenía dos cuernos como un cordero, y hablaba como un dragón.


Y ejerció todo el poder de la primera bestia delante de él,
y hace que la tierra y los que moran en ella
para adorar a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada ".
- Apocalipsis 13:11, 12

Johannes Philip Roothaan, 1785 - 1853 # 74


Vigésimo Primero Superior General de la Compañía de Jesús, 1829 - 1853
El PODER Detrás de la "Santa Alianza" del Príncipe Metternich
El Congreso de Viena y la "Santa Alianza", 1814 - 1815 # 75
El Príncipe Klemens von Metternich, Casa de los Habsburgo, dirigió el Congreso y la Alianza para
intentar destruir todas las libertades protestantes en Europa.
El general que reconstruyó a los jesuitas, Robert G. North, S.J., (Milwaukee, Wisconsin: The Bruce
Publishing Co., 1944).
Diplomacia, Henry Kissinger, (Nueva York: Simon & Schuster, 1994) p. 78.

Los uits jes - 1815

Capitulo 21

Los jesuitas - 1822 - 1825

El Tratado Secreto de Verona


La Doctrina Monroe
Los planes secretos en Chieri

". . . El jesuitismo inspiró a sus seguidores con fanatismo. . . No había ningún crimen demasiado
grande para que ellos cometieran, ningún engaño demasiado bajo para que ellos lo practicaran,
ningún disfraz demasiado difícil de asumir para ellos. . . Fue un principio fundamental de la orden
que el fin justifica los medios. Según este código, la mentira, el robo, el perjurio, el asesinato, no
solo eran perdonables, sino también encomiables, cuando servían a los intereses de la iglesia
romana. Bajo diversos disfraces, los jesuitas se abrieron camino en oficinas de estado, ascendiendo
para ser consejeros de reyes, y configurando la política de las naciones.” {1}

Ellen G. White, 1888


Fundador del séptimo día
Iglesia adventista
La gran controversia

Los jesuitas no solo habían conspirado contra los pueblos de Europa, sino que también habían
conspirado para derrocar al gobierno de los Estados Unidos ya que su Constitución protegía los
derechos de los hombres libres protestantes estadounidenses. (Recuerde que al estallar la
Revolución Americana había menos de treinta mil católicos romanos y veinticuatro sacerdotes en
las colonias). De esta gran conspiración leemos las palabras del senador Robert L. Owen
registrados en el Código diplomático, por Jonathan Elliot, página 179:

“La Santa Alianza que destruyó el gobierno popular en España, y en Italia, tenía planes bien
establecidos para destruir al gobierno popular en las colonias americanas que se habían
rebelado desde España y Portugal en América Central y del Sur bajo la influencia del exitoso
ejemplo del Estados Unidos. Debido a esta conspiración contra la República de los Estados
Unidos por parte de las monarquías europeas, el gran estadista inglés, [el primer ministro
George] Canning, llamó la atención de nuestro gobierno, y nuestros estadistas, incluido
Thomas Jefferson, que aún vivían, en

Los jesuitas - 1822 – 1825

esa ocasión, tomaron parte activa para lograr la declaración del presidente Monroe en su
próximo mensaje anual al Congreso de los Estados Unidos de que Estados Unidos lo
consideraría como un acto de hostilidad al gobierno de los Estados Unidos y un acto hostil, si
esta coalición, o si cualquier poder de Europa se comprometia a establecer en el continente
americano cualquier control de cualquier república estadounidense, o adquirir derechos
territoriales.

Esta es la llamada Doctrina Monroe. La amenaza bajo el tratado secreto de Verona para suprimir el
gobierno popular en las repúblicas americanas es la base de la Doctrina Monroe. Este tratado
secreto establece claramente el conflicto entre el gobierno de unos pocos y el gobierno de los
muchos ". {2} [énfasis añadido]

Sí, querido buscador de la verdad, la Santa Alianza de 1815 con su Tratado Secreto de Verona de
1822 fue una conspiración masiva contra el gobierno y el pueblo de los Estados Unidos según lo
establecido por George Washington.

La Doctrina Monroe se presentó en 1823 para resistir esta conspiración. Fue la base para que el
presidente Lincoln al mando del ejército francés, enviado por los jesuitas de Napoleón III,
abandonara México durante la Guerra entre los Estados. Esta Doctrina de Monroe fue la base por
la cual el presidente Kennedy ordenó a la flota rusa que se mantuviera fuera de Cuba durante la
Crisis de los Misiles de 1962. Finalmente, tanto Lincoln como Kennedy fueron asesinados por las
Túnicas Negras de Loyola, de apellido El ingenio del corporativo del infierno, mientras ambos
intentaban resistirse Las políticas de la Santa Alianza de los jesuitas generales para hacer de su
César Papal el Monarca Teocrático Universal del Mundo.

Además del Congreso de Viena y el Tratado secreto de Verona, la Orden jesuita perfeccionó aún
más su gran diseño en una pequeña ciudad llamada Chieri ubicada en Italia. La siguiente cita,
recopilada de La conspiración jesuita: El plan secreto de la orden, del Abad Leone, está tomada del
gran libro de Augusta Cooke, El bolchevismo y la Iglesia de los jesuitas: Trono e imperio en peligro,
publicado a principios de los años treinta. La cita parece ser una combinación de las instrucciones
secretas de la Compañía de los jesuitas y los Protocolos de las reuniones de los sabios ancianos de
Sión. Leemos con asombro la audacia de estas palabras:

“PLANOS SECRETOS EN CHIERI

En 1825, unos once años después del resurgimiento de la Orden de los Jesuitas, se llevó a cabo una
reunión secreta de los principales Jesuitas en su Colegio en Chieri, cerca de Turín, en el norte de
Italia. En esa reunión se discutieron planes para el avance del poder papal, en todo el mundo, para
desestabilizar a los gobiernos que se interponían en el camino y para aplastar a toda la oposición
Los jesuitas - 1822 – 1825
a los esquemas y ambiciones jesuitas. Un joven jesuita, llamado Leone, favorito del Rector
en Chieri (quien posteriormente se convirtió en General de la Orden) tomó nota de los
discursos y discusiones en Chieri, que luego fueron publicados por un editor francés. En
1848 fueron traducidos al inglés y publicados como un libro titulado [La conspiración
jesuita:] El plan secreto [de la Orden] por Leone, que ha sido completamente autenticado y
se puede leer en la Biblioteca del Museo Británico. Hace una lectura esclarecedora y ahora
reproduciremos algunos extractos tal como fueron publicados originalmente por la difunta
Augusta Cooke.

A. Plan a largo plazo para el gobierno mundial

La primera generación no nos pertenecerá; el segundo casi nos pertenecerá; El tercero nos
pertenecerá enteramente. Sabes bien que nuestro objetivo es el Imperio del Mundo.

B. Trabajando en secreto y usando duplicidad

Prefieramos una Guerra Secreta, evitemos demasiada luz.

Todo obispo debe actuar vigorosamente sobre este principio, ser amable pero inflexible.
Hágale saber cómo asumir el comportamiento de un cordero ... que ganará todos los
corazones; pero también debe saber cómo actuar con la fiereza de un león furioso cuando
se le pide que defienda los derechos de la Iglesia. . . Nada debe, de hecho, distinguirnos en
apariencia de otros hombres. Sí, el exterior católico puede ser sociable, pero no deje que
aprecie dentro de él la rabia concentrada y la antipatía invencible.

C. Trabajando por la revolución y la guerra de clases para desestabilizar a los oponentes

Cuando la ebullición [estado de agitación en ebullición] que estamos fomentando


secretamente haya alcanzado un punto suficiente, la cubierta se retirará repentinamente, y
derramaremos nuestro fuego líquido sobre aquellos entrometidos políticos que son
ignorantes e irreflexivos, lo suficiente como para servir de herramientas. Nuestras manos y
nuestros esfuerzos darán lugar a una Revolución, digna de ese nombre, que combinará en
una conquista universal, todas las conquistas que se han realizado. Porque no lo habría
perdido de vista, que nuestra principal preocupación debe ser moldear a la gente para
nuestro propósito. . . Sí, las personas son el vasto dominio que tenemos que conquistar. . .
Las clases superiores son siempre muy inaccesibles para los inferiores. Nutrimos su mutua

Los jesuitas - 1822 – 1825

antipatía. Acostumbremos a la mafia, que de hecho es un instrumento de poder para


considerarnos como sus defensores más calurosos: favoreciendo sus deseos, alimentemos el
fuego de su ira y abriéndonos a su punto de vista una era dorada [el Nuevo Orden Mundial].

D. Influyendo a los grandes y poderosos

Es sobre lo grande que debemos particularmente ejercer nuestra influencia. Deberíamos


hacerles creer que en un período tan tormentoso como este no hay seguridad para ellos
sino a través de nosotros. Debemos hacerles entender que la causa del mal, la mala
levadura, permanecerá mientras exista el protestantismo, que el protestantismo debe ser
abolido por completo.

E. Uso de escritores y autores

Debemos por todos los medios posibles asegurar la ayuda de los pensadores modernos,
cualquiera sea la naturaleza de sus opiniones. Si se les puede inducir en absoluto, para
escribir a nuestro favor, paguemos bien en dinero o en elogio [Consejo de Estados Unidos
sobre Relaciones Exteriores].

F. Irlanda su esperanza

Padres iniciados [jesuitas profesos], grandes son las esperanzas que se construyen sobre las
energías de NUESTRA IRLANDA. La considero como NUESTRO CAMPEÓN. Solo tengamos
cuidado de ungirla eficazmente con nuestro aceite, de modo que al luchar con su tirano ella
siempre pueda escapar de su alcance. ¿En cuántos pliegues no podrá enredar a la loba
británica si quiere, sino escuchar nuestros consejos? ¿Qué no podemos hacer de un pueblo
idiota, salvaje y hambriento (los irlandeses)? [¿Es esto lo que los jesuitas piensan de sus
católicos irlandeses?] Probará a nuestro Sansón y con su irresistible mandíbula triturará para
desempolvar a las miríadas de filisteos (los británicos).

Y ahora aprendemos qué es el bautismo de fuego, que en cada confesión solía derramar
sobre las cabezas de mis penitentes en Irlanda:

"Pobre gente", les digo: "¿Cómo te han degradado? mira a estos grandes
terratenientes, se deleitan en la riqueza, devoran la tierra, se ríen de ti. . . y sin
embargo, si supieras cómo contar tu fuerza, eres más fuerte que ellos [agitando a los
católicos pobres en contra de los protestantes ricos que justifican el comunismo
socialista] ".

Los jesuitas - 1822 – 1825


G. Una "Carrera Maestra" católica

El pueblo católico es el sucesor del pueblo de Dios (Israel) [Amilenialismo], por lo tanto, los
herejes son los enemigos (cananeos) que estamos obligados a exterminar. Podemos decir
que Dios diseña para el exterminio, como los cananeos, todas las naciones que
obstinadamente se niegan a entrar en la unidad de la Iglesia, y que el Vicario de Jesucristo
(el Papa) está designado para ejecutar estos juicios a su debido tiempo.

H. Odio por los protestantes

Todo irá bien para nosotros siempre y cuando podamos obtener que el católico de su
infancia deteste incluso el aliento de un hereje. Los católicos estarán imbuidos de odio por
los herejes, sean quienes sean y que este odio aumentará constantemente y los unirá
estrechamente entre sí. Que, sin embargo, sea disimulado para no transpirar hasta el día en
que será designado para irrumpir. Que este odio secreto se combine con una gran actividad
en un esfuerzo por separar a los fieles de todos los gobiernos que se oponen a nosotros y
emplearlos cuando formen un cuerpo independiente para asestar golpes mortales a la
herejía [NKVD de Stalin, OSS de Donovan, SIS de Menzies y Hitler]. SS].

Cuando llegue la noche, les pagaremos con buen dinero para la Edad Media. ¿Se adulan a sí
mismos de que ninguna chispa aún arde en las cenizas alrededor de la estaca para encender
otro fuego? . . están lejos de soñar que solo nosotros sabemos cómo preparar otra
revolución [La Segunda Guerra de los Treinta Años, 1914-1945], en comparación con la que
todos ellos han sido más que insurrecciones. Al llamarnos "jesuitas", creen que nos han
cubierto con oprobio. Piensan poco que los jesuitas tienen para ellos guardias de censura y
llamas y algún día serán sus amos.

I. Destruyendo el protestantismo.
Apreciamos en el fondo de nuestros corazones este principio: que todo lo que no se une con
nosotros debe ser ANIQUILADO y estamos preparados para hacerlo tan pronto como
tengamos los medios [el Banco de la Reserva Federal], una aplicación enérgica de estos
principios.

El protestantismo ya se está desgastando y hundiéndose a la decadencia. Sí, estamos


destinados a insultar sus últimas agonías, a marchar sobre su esqueleto roto y sus huesos
dispersos. Aceleremos esta disolución por nuestros fuertes y esfuerzos unidos.

Los jesuitas - 1822 – 1825


El protestantismo se descompone; se está cayendo a pedazos. Estamos empezando a sacar
provecho de ello, hombres notables [el cardenal John Newman de Inglaterra], e incluso hay
personajes elevados a quienes hemos logrado convencer de que, si continúan defendiendo
el protestantismo, están perdidos.

J. Vista de la Biblia

Luego, la Biblia [La versión autorizada del Rey Santiago de 1611], esa serpiente que con la
cabeza erguida y los ojos destellantes nos amenaza con su veneno mientras se arrastra por
el suelo, se convertirá en una vara tan pronto como podamos capturarla [ La versión revisada
en inglés (así como las muchas versiones posteriores) se completó en 1881, basada en un
texto corrupto, pro-latín Vulgate griego de conformidad con el Concilio de Trento del general
jesuita, y aclamada por los jesuitas en Dublín, Irlanda como "la muerte". llamada del
protestantismo ", el trabajo culminante del Comité de Revisión Inglés fue el resultado de
una" conspiración "en las palabras del Decano de Chichester y el maestro erudito griego,
John Burgon]. . . Durante tres siglos más allá de este aspero cruel no nos ha dejado ningún
reposo. Sabes bien con qué pliegues nos entrelaza y con qué colmillos nos roe”. {3} [énfasis
añadido]

[La Compañía de Jesús, que controla las principales universidades del mundo y, por lo tanto, las
ciencias, continuará su ataque a la inerrancia de la "autoridad final de la fe y la práctica" de la
Reforma Protestante. Con la Biblia enseñando "geocentrismo", que la tierra es estacionaria y, por
lo tanto, "no se puede mover" (Salmo 93: 1), mientras que el sol orbita alrededor de la tierra
viajando en su "circuito" diario (Salmo 19: 6), tanto la Orden como la Artesanía usarían su forma
corrupta de "astronomía".” Promover lo contrario. (A Tycho Brahe, un protestante danés y el
principal astrónomo geocéntrico del siglo XVI, se le entregó la "copa de veneno" de la Orden en
1564 por su asistente heliocéntrico y estudiante, Johannes Kepler, ¡cuyo tío era un jesuita!) La
doctrina satánica del sol. de "heliocentrismo", que la tierra "gira sobre su eje mientras gira
alrededor del sol", continuaría siendo derribado por la comunidad científica del mundo utilizando
a uno de los judíos de la Corte del Papa, el judío masónico sionista Albert Einstein, quien abogó
abiertamente la reconstrucción del Templo de Salomón en Jerusalén. En última instancia, el
Heliocentrismo se convertiría en un principio religioso, cuya incredulidad constituiría una "herejía"
científica que resultaría en la expulsión y la "excomunión" de la "Santa Madre Iglesia Científica" del
mundo ".

Querido buscador de la verdad, ¿continuará la Orden Jesuita en Washington, DC, o el Hijo


resucitado de Dios levantará un libertador para nosotros mientras obedecemos Su Palabra - La
versión autorizada de King James de 1611? ¡La elección es nuestra!

Los jesuitas - 1822 – 1825

Samuel F. B. Morse # 76
Autor estadounidense protestante, artista e inventor, 1791 - 1872
Samuel Morse, hijo de un ministro congregacionalista calvinista, Jedidiah Morse, es conocido como
el padre del Código Morse y el telégrafo que desarrolló ejerciendo sus derechos protestantes de
libertad de conciencia y libertad de prensa, condenados por el Concilio de los Jesuitas de Trento. .
Su primer mensaje de Washington, DC a Baltimore en 1844 declaró: “¡Mira lo que Dios ha
forjado!” Morse fue también el autor de una de las obras más profundas del siglo XIX, Conspiración
extranjera contra las libertades de los Estados Unidos, en que advirtió a sus compatriotas de la
Gran Conspiración Jesuita de derrocar las libertades de los "hombres libres" protestantes
asegurados por la Constitución, reemplazando nuestra forma de gobierno con el absolutismo de
un tirano apoyado por el Príncipe Metternich de Austria y su Santa Alianza. Él, junto con nuestro
héroe Charles Chiniquy, también advirtió al presidente Lincoln que los jesuitas, los sacerdotes y las
monjas de Roma eran simplemente agentes de una potencia extranjera, y que la Guerra entre los
Estados era una obra de los jesuitas, habiendo sido planeada en las profundidades del país.
Vaticano desde el malvado y subversivo Tratado Secreto de Verona de la Orden, finalizado en 1822.
The McGraw-Hill Encyclopedia of World Biography, (Nueva York: McGraw-Hill, Inc., 1973) vol. 7, p.
536.

Los jesuitas - 1822 – 1825

Thomas Jefferson, 1743 - 1826 # 77


Tercer presidente de estos Estados Unidos de América, 1801 - 1809.

James Monroe, 1758 - 1831 # 78


Quinto presidente de estos Estados Unidos de América, 1817 - 1825.
Jefferson y Monroe fueron los autores de la gran Doctrina Monroe (1823) presentada como
respuesta al Tratado Secreto de Verona del Papa Negro (1822).
Presidentes: Una guía ilustrada de lugares de nacimiento, hogares y entierro de los presidentes,
Rachel M. Kochmann, (Prescott, Arizona: James Barry Printing, 1986) págs. 8, 15.

Los jesuitas - 1822 – 1825


Capitulo 22

Los jesuitas - 1820 - 1848

Expulsados de Rusia "para siempre" por zar Alexandro I


Asesinato de zar Alexandro I
Usando la Inglaterra protestante para restaurar las monarquías y
Resistir la libertad popular

"Lo que es importante es que un gran sector del público ha venido a ver, detrás del impresionante
frente de influencia mundial de los jesuitas, un diseño siniestro, un impulso secreto para el poder".
{1}

Ernest O. Hauser, 1959


Periodista estadounidense
The Saturday Evening Post

"Aprende a conocernos y, en primer lugar, a saber, que en nuestro primer libro mentimos.
Hablamos de libertad de instrucción. Eso significa que solo el clero debe enseñar (la
instrucción pertenece al clero, de derecho divino. La universidad ha usurpado. O la
universidad o el catolicismo deben ceder) . . . Hablamos de libertad de prensa, solo para
nosotros. Es una palanca de la que el sacerdote debe obtener la posesión. En cuanto a la
libertad industrial, "aprovechar los diferentes tipos de industria, es un deber de la iglesia".
¡La libertad de adoración! ¡No hablemos de ello! Es un invento de [el emperador romano]
Juliano el apóstata [que con razón disminuyó el poder centralizado de Roma]. ¡Ya no
toleraremos matrimonios mixtos! ¡Llevaron a cabo tales matrimonios en la corte de
Catherine de Medici, en la víspera de San Bartolomé!

¡Que se cuiden! Somos los más fuertes. Damos una prueba suficiente de ello, y una que no
puede ser contestada; es, que todos los poderes de Europa están contra nosotros. Excepto
dos o tres pequeños Estados, el mundo entero nos condena ". {2} [énfasis añadido]

Confesiones Jesuitas, 1843


El anti-jesuita Michelet y Quinet
Profesores universitarios franceses
Los jesuitas- 1820 – 1848

Para el año 1820, los jesuitas estaban en marcha y restauraban "el altar y el trono" en Europa.
Pero su primer gran revés ocurrió cuando el Zar Alexandro I los expulsó de Rusia. De este gran día
leemos:

“El emperador ruso, Alexandro, se vio obligado a emitir un ukase real en 1816, mediante la
cual los expulsó de San Petersburgo y Mocú. Ante la ineficacia de esta, emitió otra en 1820,
excluyéndolos por completo de los dominios rusos. El emperador expuso en su decreto que
les había confiado la educación de los jóvenes, y no había impuesto restricciones a su
derecho de profesar y practicar su propia religión, sino que habían "abusado de la confianza
que se les había otorgado y engañado". sus alumnos inexpertos; que mientras ellos mismos
disfrutaban de la tolerancia, implantaron una dura intolerancia en las naturalezas
encaprichadas por ellos; y que todos sus esfuerzos estaban dirigidos simplemente a obtener
ventajas para ellos mismos y la extensión de su poder y su capacidad. La conciencia encontró
en cada acción refractaria una justificación conveniente en sus estatutos. . . "Donde, de
hecho, está el Estado que toleraría en su seno a quienes siembran en él odio y discordia".
"{3}

(¡Sí, querido buscador de la verdad, aquí mismo, en la Decimocuarta Enmienda de Estados


Unidos, la "Unión de Repúblicas Socialistas de Estados Unidos"! ¡La Orden también se refugió en
Quebec, Canadá, lo que dio como resultado que el noventa por ciento de sus Primeros Ministros
fueran católicos romanos!)

Los jesuitas ahora fueron expulsados formalmente de Rusia y no se les permitiría volver a
ingresar por más de cien años. En 1922, el masón bolchevique y judío, Vladimir Lenin, daría
permiso a la Orden de los Jesuitas para regresar a la "Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas"
del General Jesuita. Mientras tanto, los Hijos de Loyola estaban ocupados usando a Inglaterra para
devolver a los Monarcas a sus tronos en Europa. (De hecho, ¡el siglo XIX fue "el siglo británico"!)
También usarían Inglaterra para reprimir y obstaculizar los movimientos que buscan establecer la
libertad popular. ¡Qué desgracia para la tierra de Oliver Cromwell! De esto leemos:

"En medio de todos los crímenes de Napoleón, recordemos para siempre que aniquiló este
infierno terrenal [la Inquisición] con una palabra, pero los ingleses devolvieron al Rey
[Fernando] [VII] al trono de España, [en 1814] y Fernando restauró la inquisicion [El rey
Fernando VII de España no solo restauró la Inquisición, sino que también readmitió la Orden
de los Jesuitas, al igual que el Masónico Luis XVIII de Francia.] ”{4}

Inglaterra tampoco ayudó a los patriotas italianos que buscaban poner fin a la tiranía papal
impuesta por la Francia republicana, sus tropas bajo el mando del Luis Napoleón - Napoleón III del
general jesuita. Leemos:
Los jesuitas - 1820 – 1848
"A la vuelta del papa [Pío IX] a Roma en 1849, y al derrocamiento de la libertad
italiana por parte de la república francesa [controlada por el futuro de los jesuitas,
Napoleón III], los patriotas romanos huyeron a la Malta británica, pero se les negó el
asilo por el gobernador británico, quien, siendo católico romano y, como tal, debiendo
una primera lealtad al Papa, se atrevió a no dar refugio a los enemigos de la Iglesia de
Roma ". {5}

De hecho, ¡la historia del gobierno de Inglaterra desde 1815 hasta el presente ha sido
enteramente la de favorecer a Roma! Nunca ha ido a la guerra contra Francia, especialmente el
gobierno de Napoleón III gracias a su traidor Primer Ministro y Shriner Freemason, Vizconde
Palmerston (1830-1865); pero, por el contrario, se ha aliado con los franceses durante la Guerra de
Crimea (1856) y la guerra en China contra la Dinastía Manchu (1860). También se alió con Francia
cuando los jesuitas de Napoleón III enviaron a sus tropas a invadir México durante la "Guerra Civil"
estadounidense, así como durante la Primera Guerra y Segunda Guerra Mundial, la Segunda
Guerra de los Treinta Años.

Es por esta razón que Inglaterra, Francia y el Papa nunca dieron ninguna ayuda verdadera al
gobierno protestante de la Confederación del Sur durante la Guerra Civil Americana, propiamente
dicha "la Guerra entre los Estados" o "la Guerra por la Independencia del Sur". Inglaterra amenaza
de guerra con el Norte si Lincoln (teniendo solo el cuarenta y cuatro por ciento del voto popular)
no emanciparía radicalmente a los esclavos del sur. Según lo calculado, la Proclamación de la
Emancipación destruyó la cultura del sur que, en general, había sido una bendición para los
negros, en contraste con su barbarismo y canibalismo en África. Francia envió tropas a México
pretendiendo unirse con la Confederación, pero se retiró dando solo la apariencia de que favorecía
al Sur.

(El Papa Pío IX, hacia el final de la guerra, envió una carta a Jefferson Davis, que lo llamaba
"Presidente de los Estados Unidos". Esto también era un truco de la guerra, ya que Pío IX pudo
haber evitado la inmigración y el alistamiento de miles de Los católicos irlandeses en el Ejército del
Norte, evitando así a la Georgia protestante de las violaciones y ladrones del General Sherman
durante la marcha de su Cruzada de Atlanta a Savannah. Claramente, "la Santa Alianza" con sus
jesuitas, favoreció al Norte y al Partido Republicano Radical Rojo. , los nuevos federalistas.)

Es por esta razón que la Corona de Inglaterra, el supuesto protector de la Iglesia Anglicana
contra el Papa, nunca se resistió al Movimiento de Oxford de los Jesuitas desde 1833 hasta 1845.
Este Movimiento Tractario liderado por los jesuitas EB Pusey y John Newman - el John Newman,
quien desertó a Roma y fue nombrado cardenal por Pio IX de los jesuitas, nunca fue condenado
públicamente por ningún monarca inglés, incluida la reina Victoria. Porque si el Movimiento de
Oxford hubiera sido expuesto como un complot de los jesuitas para catolizar Inglaterra, el siguiente

Los jesuitas - 1820 – 1848


Comité de revisión nunca les hubuera permitido minar la grandiosa y gloriosa Reforma Calvinista y
Protestante de la Biblia de Inglaterra - La versión autorizada de King James de 1611.

Es por esta razón que los jesuitas usaron a Inglaterra para arrebatar Palestina de los turcos durante
la Primera Guerra Mundial con los árabes de Lawrence de Arabia y el ejército británico de General
Allenby. Y al hacerlo, los jesuitas con sus Caballeros de Malta en Inglaterra buscaron crear la
Nación Sionista de Israel. Avro Manhattan declara:

". . . [Caballero de Malta y musulmán wahabí] St. John Philby. . . le dijo al autor con la más estricta
confidencialidad: cómo Lawrence de Arabia, mientras se hacía pasar por campeón árabe, había ido
a Londres en secreto, al menos en dos ocasiones, para consultar con Churchill [33 Grado
Freemason] y el [anti Torá judío masónico].] Sionistas, 'que entonces estaban planeando el futuro
estado de Israel, incluso antes del final de la Primera Guerra Mundial ". {6}

Con la Declaración de Balfour en 1917, una afluencia constante de judíos transcurrió durante
treinta años cuando, en 1948, Inglaterra cedió la tierra a los sionistas anti-Torá judíos del Papa,
financiados en gran medida por la Casa Illuminati de los Jesuitas de Rothschild. En 1967, el sitio del
Templo fue tomado de los musulmanes, lo que permitió a los judíos masónicos establecer los
planes para la reconstrucción del Templo de Salomón. Los árabes anticiparon esto completamente.
Pierre van Paassen, un amigo del pueblo judío, que hablaba hebreo con fluidez y uno de los
mejores corresponsales internacionales de su época, escribió en 1939:

"En 1929 el Mufti [Haj Amin al-Husseini, el tío de Arafat y herramienta de la Orden que, durante la
Guerra de Independencia de Israel en 1948, ayudaría secretamente a Chaim Weizmann ordenando
a todos los árabes que huyeran de Palestina hasta que la batalla terminara, asegurando así la
victoria de los sionistas del Papa] plantearon el tema de la religión: detrás del comportamiento
pacífico de los judíos surgió un diseño siniestro para asegurar una mayoría numérica en el país.
Una vez que se logró eso, la gran mezquita en Jerusalén debía ser reemplazada por un santuario
hebreo. . . "Oh, pero eso es de conocimiento común", agregó Su Eminencia. . . "Lord Melchett
declaró que consagrará el resto de su vida para reconstruir el Templo judío. Y aquí hay algo más ",
agregó el" Gran "Mufti:" El profesor [Albert] Einstein cree que Palestina sin el Templo es para los
judíos como un cuerpo sin cabeza. ¿Ves los verdaderos objetivos de los judíos? Quieren destruir
esta mezquita ". {7} [énfasis añadido]

Poco saben los judíos, los árabes y los ingleses que han sido manipulados, utilizados y traicionados
por la Orden de los Jesuitas a través de la Francmasonería.

"La verdad es que los jesuitas de Roma han perfeccionado la masonería para ser su herramienta
más magnífica y eficaz, cumpliendo sus propósitos entre los protestantes, pero permaneciendo
completamente ocultos y desconocidos". {8}

Por un día, los ricos Caballeros de la Francmasonería Internacional Shriner, quienes para un ensayo
general han construido el Templo Mormón en Salt Lake City, Utah, reconstruirán el Templo de
Salomón en Jerusalén y un Rey Sacerdote resucitado, el Octavo César romano elegido por el Papa
Negro y poseído por el mismo diablo, se sentará arrogantemente
". . . en el templo de Dios, mostrándose que él es Dios ".
- II Tesalonicenses 2: 4

Los jesuitas, para 1815, volvieron a controlar Inglaterra, el Vaticano y Europa continental. Estaban
al mando de la masonería internacional, la Orden Soberana y Militar de Malta y la Orden de los
Illuminati. Sin embargo, El Zar Alexandro I, quien murió diez años después de su envenenamiento,
se convirtió en un creyente bíblico nacido de nuevo, expulsando a los Hijos de Loyola de Rusia el 13
de marzo de 1820. Poco sabían los jesuitas que esta primera gran expulsión, después de la orden
formal de restauración por el César papal sería el comienzo de una serie de eventos que actuaron
al unísono ordenados por su Gran Enemigo, el Hijo de Dios resucitado, en respuesta a las oraciones
de sus personas compradas con sangre esparcidas por toda Europa. El Gobernante de las Naciones
enviaría a Sus grandes predicadores, como Charles Haddon Spurgeon, el Príncipe de los
Predicadores de Inglaterra, a predicar audazmente su glorioso "evangelio de Cristo",

". . . El poder de Dios para salvación a todo aquel que cree. . .”


- Romanos 1:16

Su Espíritu Santo se movería poderosamente sobre los corazones de muchos, causando el Segundo
Gran Despertar de 1835 y el Renacimiento del Ulster ( El Nacionalismo de Ulster es un movimiento
político de carácter protestante, que rechaza la unión de Irlanda del Norte con la República de Irlanda y
también el actual estatus de pertenencia de la provincia al Reino Unido. Defienden la independencia
del pueblo del Úlster, de sus vecinos irlandeses y británicos.) en 1859 entre los pueblos de habla
inglesa. La Misión Interior de China en Inglaterra floreció mientras muchos gentiles se convirtieron
en "judíos por dentro", ya que Él circuncidó los corazones de manera invisible y salvó las almas de
los católicos romanos sabios y valientes que habían sido encadenados a la tiranía política y
religiosa del Papa durante toda su vida. Cientos de autores comenzarían a exponer los verdaderos
colores de la Orden de los Jesuitas, validados con vidas impecables y hechos irrefutables obtenidos
de la experiencia personal, los más destacados y extensamente citados aquí son M. F. Cusack, G. B.
Nicolini y Luigi Desanctis. Sentado a la diestra de Su Padre Celestial, el Hijo del Hombre resucitado,
que es "un Sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec", ordenó una serie de eventos
que actuaron al unísono y causaron otro trastorno para la Compañía de Jesús de Satanás. Esos
eventos ocurrieron durante el siglo XIX, llamados por la Compañía "el Siglo de los Desastres". Una
de las personas involucradas que asestó un golpe por la libertad fue un francés, y un héroe.

Su nombre era Eugene Sue.


Alejandro I, 1777 - 1825 # 79
Zar de todas las rusas, 1801 - 1825.
El zar de la guerra y la paz de Tolstoi, Alexander es uno de los más grandes gobernantes de la
historia rusa. Habiendo aceptado el asesinato de su padre, evidentemente se arrepintió de su
pecado, creyó en el Hijo resucitado de Dios y encontró el perdón y el consuelo en las Escrituras.
Aunque era parte de la "Santa Alianza" del príncipe Metternich, era tolerante con todas las sectas
religiosas, incluidos los judíos. Durante el reinado de su abuela, Catalina "la Grande", la Compañía
de Jesús encontró refugio en el Imperio, aumentó enormemente su poder entre el clero ortodoxo y
extendió el crecimiento de la masonería en las ciudades gemelas de Moscú y San Petersburgo.
Pero el 13 de marzo de 1820, según Abate Leone, Alejandro expulsó a la Milicia del Papa Negro del
César por oponerse a la libre circulación de la Santa Biblia. Por esto, los jesuitas lo asesinaron en
1825, deslizándole "la copa de veneno". Cien años más tarde, la Orden fue readmitida en su
"URSS" por Lenin y sus masónicos judíos anti-Torá Bolcheviques en 1922.
Rusia en guerra y paz, Alan Palmer, (Nueva York: The Macmillan Co., 1972).

Capitulo 23

Los jesuitas - 1844


Eugene Sue y su obra maestra: "El judío errante"

"Imaginen una asociación cuyos miembros hayan destruido todos los lazos de la familia y del
país, que se separen de entre los hombres, y cuyas fuerzas deban concentrarse por fin para
un fin unido y formidable, su plan se elabore y establezca su dominio sobre todos los
Posibles medios sobre todas las naciones de la tierra.

Imagina esta inmensa conspiración ... de una fuerza oculta y silenciosa. TALES SON LOS
JESUITAS. Expulsados siempre, volviendo para siempre, y poco a poco clandestinamente y en
la oscuridad arrojando sus raíces vigorosas. Su riqueza puede ser confiscada, sus pérdidas no
pueden ser detenidas porque están cubiertas ... A veces se mezclan en política, se agitan
estados y hacen que los príncipes se estremezcan en sus tronos, porque son terribles en su
odio. ¡NO LO HAGA CUANDO ELLA SE VUELVE COMO SU ENEMIGO! Por una gracia muy
especial del cielo, cualquiera que levante obstáculos contra ellos, aunque se encuentren en
la cima de la grandeza más sublime, serán derribados como con un rayo. ¡La formidable
"Compañía de Jesús" es una sociedad de hombres muertos!

Establecida y dirigida con la proposición de dominación universal, esta Sociedad presenta en


los medios de su organización tal poder de invasión que no podemos pensar en ella sin ser
oprimidos por una especie de miedo. . .

Por sí mismos, no son nada, no tienen títulos pomposos, no tienen adornos suntuosos, no
tienen cruces, ni mitades, ni capas de los prebendiarios, sino que pertenecen a la única
Orden que gobierna y dirige. De mando, otros tienen la apariencia; Pero estos poseen la
realidad. En cualquier lugar del mundo católico, un jesuita es insultado o resistido, no
importa lo insignificante que sea, está seguro de que será vengado. Y ESTO LO SABEMOS ".
{1} [énfasis añadido]

M. Charles Sauvestre, 1863


Historiador y escritor francés
La Compañía de Jesús

El Jesu es – 1844

Eugene Sue fue sacado del mismo molde que el gran patriota francés anti-jesuita y católico
romano, el general Lafayette. De hecho, eran contemporáneos. Publicó su obra maestra y éxito de
ventas internacional, The Wandering Jew, en 1844. En ese momento, los poderes de la Santa
Alianza eran supremos en Europa. Francia, sin embargo, estaba disfrutando del gobierno no-
absolutista de su "Ciudadano-Rey", Louis Philippe. El príncipe Metternich de la Casa austriaca de
Habsburgo todavía estaba vivo usando los ejércitos de las Monarcas para reprimir y asesinar a
cualquier persona que se atreviera a intentar una revolución popular. Los españoles habían
expulsado a los jesuitas en 1820 e intentaron establecer un gobierno popular. Pero el ejército
francés invasor enviado por el masón mas poderoso de los jesuitas en Francia, Luis XVIII, los
aplastó.

En 1844, Francia disfrutaba de un buen gobierno, su querido "rey ciudadano" Louis


Philippe había expulsado a la Orden en 1831. ¡Alabado sea Dios! Pero los otros pueblos de Europa
estaban siendo oprimidos cada vez más por el poder de los jesuitas que controlaban los asuntos de
los Estados de acuerdo con los propósitos de la Santa Alianza. Recordaron la relativa libertad que
les había dado Napoleón (ya que los usó para castigar a los Monarcas) y buscaron el exitoso
ejemplo republicano de la América protestante. Anhelaban esa misma libertad y estaban
dispuestos a morir por ella durante este siglo XIX progresivo y consumado, ¡el más grande de los
siglos!

En este momento se publicó El judío errante. Típico del gran corazón expresivo de los
franceses, la historia extrae de su lector cada extremo de la emoción humana. Amor, odio, alegría,
tristeza, esperanza, decepción, suspenso, coraje, intriga y sorpresa, que atrapan al lector de tal
manera que la novela se vuelve irresistible. El justo sacerdote Gabriel, el pobre pero leal jorobado
Mother Bunch, el asesino Faringhea, la bella y consumada Adrienne, el valiente príncipe indio
Djalma, el viejo soldado del ejército de Napoleón Dagobert, y las inocentes niñas del general
Simon, Rose y Blanche, son solo Algunos de los maravillosos personajes utilizados para transmitir
una historia de tan gran magnitud y tragedia final como para mover a cualquiera con un corazón a
la acción: ¡acción contra la Orden de los Jesuitas!

Uno de los personajes clave es Rodin el jesuita. Es completamente malvado, engañoso,


traicionero, despiadado y completamente leal al general en Roma. Él es el jugador clave en el
intento de robar una enorme fortuna de una familia protestante francesa, que es mantenida en
fideicomiso por un judío.

Otro personaje es el jesuita, el abate marqués de Aigrigny. El autor asigna a este traidor la narrativa
perfecta que describe la función y el poder de la Orden. Leemos:

“¿Qué no debe sacrificarse para reinar en secreto sobre los todopoderosos de la


tierra, que lo dominan todo el día? Este viaje a Roma, del que acabo de regresar, me
ha dado

Los uits de jes – 1844


una nueva idea de nuestro formidable poder. Porque . . .Roma es el punto culminante,
con vistas a los barrios más hermosos y más amplios del mundo, creados por la
costumbre, por la tradición o por la fe. Por lo tanto, nuestros trabajos pueden ser
abarcados en toda su extensión. Es una vista poco común ver desde su altura las miles
de herramientas, cuya personalidad se absorbe continuamente en la personalidad
inamovible de nuestra Orden. ¡Qué podríamos poseer! Verdaderamente, siempre me
siento admirado, casi asustado, que el hombre una vez piensa, desea, cree y actúa
como solo él enumera, hasta que, pronto, el nuestro se convierte en solo un
caparazón humano; su núcleo de inteligencia, mente, razón, conciencia y libre
albedrío, se marchitó dentro de él, se secó y marchitó por el hábito de inclinarse
silenciosamente, temerosamente bajo tareas misteriosas, que destruyen y matan todo
lo espontáneo en el alma humana. Luego, nos infundimos en una arcilla sin espíritu,
sin palabras, fría e inmóvil como los cadáveres, el aliento de nuestra Orden, y, ¡ay! Los
huesos secos se levantan y caminan; Actuando y ejecutando, aunque solo dentro de
los límites que se circundan alrededor de ellos para siempre. De este modo, se
convierten en meros miembros del gigantesco tronco, cuyos impulsos se ejecutan
mecánicamente, mientras que ignoran el diseño, como el cantero que da forma a una
piedra, sin saber si es para catedral o bagnio [burdel]. . .

Pero ahora, a pesar de las desgracias que han caído sobre nuestra Orden, me siento
mil veces más preparado para la acción, más autoritario, más fuerte y más atrevido, a
la cabeza de nuestras milicias mudas y con túnicas negras, que solo piensan o desean,
o muévete y obedece, mecánicamente, según mi voluntad. En un letrero se dispersan
sobre la superficie del globo, deslizándose sigilosamente en hogares bajo el disfraz de
confesar a la esposa o enseñando a los niños, a asuntos familiares al escuchar las
declaraciones moribundas, - hasta el trono a través de la conciencia temblorosa de un
crédulo coronado cobarde; - Sí, incluso a la silla del Papa, él mismo, manifiesto vivo de
la deidad, aunque por los servicios lo haya prestado o lo haya impuesto él. ¿No es esta
regla secreta, hecha para encender o agobiar, la ambición más salvaje, ya que se
extiende desde la cuna hasta la tumba, desde la casucha del trabajador hasta el
palacio real, desde el palacio hasta la silla papal? "{2} [énfasis añadido]

Habiendo despedido el alma de los franceses, el judío errante,

". . . causó tal tormenta de indignación que el noviciado [jesuita] fue trasladado de
Aviñón a Niza por orden del general Roothaan. Los jesuitas en París fueron
redistribuidos apresuradamente, y en otros lugares de peligro hubo un
adelgazamiento y dispersión de miembros. . .” {3}

El Jesu es – 1844
Fueron estos retratos descriptivos y precisos de la Orden de los Jesuitas lo que le dio a Eugene Sue
el reconocimiento mundial. También se convirtió en el enemigo maldito de la Hermandad mientras
tramaba derrocar a su adversario francés más famoso, el rey Louis Philippe.

Como veremos, los jesuitas se entusiasmaron con la Segunda Revolución Francesa que trajo sus
doctrinas perfeccionadas del "comunismo" a la agitación europea de 1848. Como resultado, Louis
Napoleón, el sobrino de Napoleón I llegó al poder en Francia. Cuatro años más tarde, los jesuitas
derrocaron al Gobierno constitucional en un golpe de estado (incluso como lo harían con la
República de Weimar en Alemania, después de haber sido gobernados por cuatro cancilleres
católicos romanos, siendo Heinrich Bruening, Kurt von Schleicher, Caballero de Malta Franz von
Papen y Adolf Hitler) y Bonaparte se declararon a sí mismo Emperador Napoleón III (incluso
cuando Hitler sería declarado Canciller del Tercer Reich Nazi con sede en Baviera del Papa Negro).

(Querido buscador de la verdad, ¿sabe por qué se repite la historia? ¡Es la Compañía de Jesús, la
Gran Sociedad Secreta, que utiliza las mismas tácticas una y otra vez! El Francmasón Católico
Romano, Voltaire (Francois Marie Arouet), gran El agente para los jesuitas reprimidos que había
incitado a la Revolución Francesa de la Orden, dijo con más precisión: "La historia nunca se repite,
el hombre siempre lo hace".

Ahora era el momento de recuperación para Eugene Sue. Los jesuitas, con su criatura Napoleón III,
condujeron a este intrépido héroe de la fama internacional al exilio. (Recuerde, fue este esclavo
papal, Napoleón III, quien se casó con la hija del rey católico romano más bello, honesto y
patriótico de Italia, Victor Emmanuel II, quien a su vez fue excomulgado por privar al Papa Pío IX de
su poder temporal en 1870. Por ese imperdonable acto de desafío, Victor Emmanuel II "murió de
fiebre" - "la copa de veneno" - y antes de su muerte, su madre, esposa y hermano habían muerto
con cuatro semanas de diferencia, los jesuitas lo atribuyeron abiertamente a la Providencia. su
Mano Negra de la venganza.) Eugene Sue murió en el destierro cinco años más tarde,
desconsolado por la nación de su amor, para la desgracia de la gente de Francia y para el deleite de
la Orden de los Jesuitas.

Pero nuestro héroe no fue el perdedor; humanamente hablando,

“Los cobardes mueren muchas veces antes de su muerte;


El valiente solo ha probado la muerte sino una vez ”. {4}

Edward de vere, 1590


17mo conde de oxford
alias "William Shakespeare"
Julio César, acto I, escena II

Los uits de jes – 1844


El marqués de Lafayette, 1757 - 1834 # 80
Noble francés y héroe de la guerra revolucionaria americana
1775 - 1783
Como ayudante de campo de George Washington y más tarde, a su regreso de Francia, como
General de División, Lafayette atrajo a Cornwallis, el comandante inglés, a una trampa en Yorktown
que provocó su máxima rendición. Mientras los estadounidenses disfruten de las libertades
protestantes, seguiremos en deuda con el gran católico romano francés, anti-jesuita y amigo de
Eugene Sue, marqués de Lafayette, quien a sabiendas de la historia de Europa declaró:
"Si se destruyen las libertades de los Estados Unidos de América, será por la sutileza de los
sacerdotes jesuitas católicos romanos, porque son los enemigos más astutos y peligrosos de la
libertad civil y religiosa".
A lo largo del siglo XX, la advertencia de Lafayette fue ignorada, lo que resultó en el control
absoluto de la Orden sobre el Imperio Americano desde el presidente Theodore Roosevelt hasta el
presidente George W. Bush, quien ahora comenzó una guerra en el Medio Oriente junto con su
socio comercial masónico / CIA, Osama bin Laden. , que resultará en la destrucción de la Cúpula de
la Roca que permite al Papa Negro reconstruir el Templo de Salomón.
The McGraw-Hill Encyclopedia of World Biography, (Nueva York: McGraw-Hill Inc., 1973) vol. 6, p.
292.

El Jesu es - 1844
Abate Emmanuel Joseph Sieyes, 1748 - 1836 # 81
Consejero jesuita de Napoleón Bonaparte, 1798 - 1815
Al igual que Lafayette, Sieyes fue un contemporáneo de Eugene Sue. Educado por los jesuitas, fue
uno de los principales impulsores de la Revolución Francesa, su guillotina fue inventada por otro
católico jacobino, un médico francés, "ex" -Jesuit, y el masón, Joseph Ignace Guillotin. El abate
Sieyes también votó a favor de la pena de muerte contra Luis XVI. ¿Por qué? Los jesuitas
consideraron que el Rey era un "usurpador" y, por lo tanto, un "tirano" por imponer el destierro de
la Compañía por parte de Luis XV y por ayudar e instigar a los calvinistas celtas-anglosajones
blancos "heréticos y liberales" de América del Norte que, Con la bendición del Hijo resucitado de
Dios, emprendió una exitosa revolución contra el rey Jorge III de la Orden. Como miembro del
Directorio, Sieyes diseñó un golpe de estado en 1799, derrocando al Directorio y creando el
Consulado con Napoleón, el masón como primer cónsul, y él como el segundo. El jesuita general, a
través de su asesoría a Napoleón, procedió a castigar al Papa y a los Reyes Católicos de Europa con
sus Illuminati por atreverse a reprimir a la Compañía de Jesús.
The McGraw-Hill Encyclopedia of World Biography, (Nueva York: McGraw-Hill Inc., 1973) vol. 10,
pp. 59, 60.

Los uits de jes – 1844


Capitulo 24

Los jesuitas - 1848 - 1852.


Comunismo y masonería
La segunda revolucion francesa
Napoleon III

"Los jesuitas, desde 1830 hasta finales del 48 ', parecían haber perdido todo favor público, toda
influencia y autoridad. Perseguidos y silbados en Francia, Suiza, Rusia, odiados en su propio
dominio, Italia, se los consideraba como un enemigo vencido, que merecían más bien
conmiseración que odio. . . Pero la protección papal ya no era suficiente para proteger a los
jesuitas del odio público. Pío IX perdió gran parte de su popularidad, pero no pudo salvarlos.
Fueron expulsados de toda la península [Italia, 1848] no como una medida revolucionaria general,
ya que todas las demás comunidades religiosas vivían sin ser molestadas, sino como la
manifestación de la opinión pública contra los odiosos descendientes de Ignacio. . . Dejamos a
estos escritores para que reflejen si los jesuitas son un enemigo vencido o si todavía no son
enemigos temibles y amenazadores ". {1} [énfasis añadido]
G. B. Nicolini de Roma, 1854
Patriota italiana protestante
Exiliado a inglaterra
Historia de los jesuitas.
". . . ese religioso de la sociedad participó en una revolución política que derrocó un trono para
poner otro en su lugar ". {2}
Xavier de Ravignan, 1852
Jesuita español
". . . El profesor de francés, [Jules] Michelet. . . el otro día perdió su silla por atreverse a atacar a
estos poderosos auxiliares de Napoleón III: los jesuitas ". {3}

G. B. Nicolini de Roma, 1854


Patriota italiana protestante
Exiliado a inglaterra
Historia de los jesuitas

Los jesuitas - 1848 – 1852

"La religión de la Masonería es un sistema de despotismo absoluto, y como el de Roma,


exige una obediencia ciega e incondicional a todas sus leyes, reglas y edictos, ya sean"
correctos o incorrectos ". . . qué comentario singular sobre la indiferencia, la sumisión o la
cobardía de la sociedad, que una institución, profesa proféticamente, por medio de tales
astucias [los jesuitas], y para tales propósitos básicos, y que ha sido sostenida por fraude,
falsedad y engaño, desde el comienzo de su carrera hasta la actualidad, debería permitirse
hoy dictar a, si no virtualmente, gobernar a la nación, y crear tal temor en las comunidades
que incluso algunos de los ministros de las denominaciones cristianas que detestan su
filosofía vil, y quienes deseen verlo barrido de la faz de la tierra, tienen absolutamente
miedo de mencionar su nombre, ya sea en el púlpito, en la reunión de oración o en la
escuela sabática, para que no se produzca su venganza secreta, de alguna manera oculta.
sobre ellos ". {4}

Edmond Ronayne, 1879


Americano ex-romanista y
Masón convertido
La alfombra del maestro de albañileria
y Baal-Adoración Idéntica

"La Iglesia, aparte de las organizaciones especiales y sus órdenes, incluida la famosa
Compañía omnipotente de Jesús, comprende una especie de masonería clerical, el" Opus
Dei "." {5} [énfasis añadido]

Edmond paris, 1964


Historiador francés
El vaticano contra europa

“El Opus Dei [nacido en 1928] es una orden laica religiosa semi-secreta cuyo objetivo
primordial es el apoyo total al papado y a los principios más conservadores de la Iglesia
Católica [el Concilio de Trento]. . . Sus miembros se han dedicado, con su riqueza personal y
corporativa, a ser los instrumentos ciegos de la Iglesia [el general jesuita]. . . Entonces, un día
en 1974, el Vaticano. . . dio permiso oficial para que los católicos se unieran a una Logia
Masónica”. {6} [énfasis añadido]

Avro manhattan, 1983


“Protestante” Caballero de Malta
Historiador ingles
Los billones del Vaticano

Los jesuitas - 1848 - 1852.


Querido buscador de la verdad, ahora nos embarcaremos en una era de la historia muy
engañosa y desconcertante para el estudiante cuyo ojo no está centrado en los movimientos de la
Orden de los Jesuitas. Primero, aclararemos la relación entre la doctrina política del comunismo y
la sociedad secreta de la masonería internacional.

Al recordar nuestros capítulos anteriores, sabemos que el socialismo-comunismo fue


perfeccionado por los jesuitas en sus "Reducciones" o "Comunas" comerciales de 1600 a 1750. Las
reducciones tenían un almacén o banco central y los indios esclavos contribuyeron, "cada uno
según su habilidad ", y recibió," cada uno según su necesidad ".
También sabemos por nuestros capítulos anteriores que la antigua Orden militar de los
Caballeros Templarios, abolida por el Papa Clemente V en 1312, fue revivida en 1717 en Inglaterra
llamada "Francmasonería". Su propósito declarado era restaurar la dinastía pro-jesuita Stuart al
trono de inglaterra esta religión oculta, luciferina de la masonería, basada en los misterios
paganos, fálicos y de adoración sexual de la antigua Babilonia, tenía la intención de crear un
Imperio político y religioso universal. Sus doctrinas estarían de acuerdo con el Concilio de Trento y
su agenda política sujeta al General Jesuita.

Por lo tanto, no nos sorprende descubrir que la Orden de los jesuitas, el creador del comunismo
moderno, ha escrito todos los ritos de la francmasonería del rito escocés. En una carta escrita por
Charles Sotheran dirigida al New York Press Club, con fecha 11 de enero de 1877, leemos:

"Es curioso observar también que la mayoría de los cuerpos que los trabajan, como
el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, el Rito de Aviñón, la Orden del Templo, el Rito de Fesslor,
el Gran Consejo de los Emperadores del Este y los Soberanos Masones del Oeste, etc., etc.,
son casi todos los descendientes de los hijos de Ignacio de Loyola. El barón Hundt, Chevalier
Ramsey, Tschoudy, Zinnendorf y muchos otros que fundaron los grados en estos ritos,
trabajaron bajo las instrucciones del General de los Jesuitas. El nido donde se incubaron
estos altos grados, y ningún rito masónico está libre de su funesta influencia más o menos,
fue el Colegio Jesuita de Clermont en París ". {7} [énfasis añadido]

(Querido buscador de la verdad, ¡qué herramienta perfecta ha demostrado ser la masonería para
llevar a cabo la reunión entre el protestantismo y el romanismo jesuita! Incluso el orangem
protestante más conservador (miembros de la Gran Logia Anaranjada abiertamente católica de
Irlanda del Norte fundada en 1795 durante el reinado de Jesuita el Rey Jorge III controlado) ha sido
penetrado por la Orden a través de hombres como Gerry Budden, el Gran Maestro Pasado de la
Gran Logia de Orange en Canadá.

Los jesuitas - 1848 - 1852.

Ejemplos de los jesuitas que son autores de los grados superiores, que se encuentran en
Light on Free Masonry escrita por David Bernard, un valiente y honesto bautista-calvinista del siglo
XIX y predicador del evangelio, son estos:

1. El Rito titulado "La ilustre y santa Orden de la Triple Cruz" (ver el cuadro comparativo en la
última página del Capítulo Catorce) emplea estas palabras:

". . . Hemos confirmado la Inducción del Caballero Templario Mason en los Consejos de la
mencionada Orden de Caballería. . . y esperando y confiando que él siempre se degradará a
sí mismo como para conducir a la gloria de I.H.S. El DIOS Santísimo y Todopoderoso, y para el
honor de su MARCA, lo recomendamos. . . "{8}

La iniciación procede con preguntas de los superiores y respuestas del iniciado:


". . . "¿Qué se convierte en tu deber?". . .

"Recibir las órdenes de mis superiores en la orden y obedecerlas". . .

"¿Con qué derecho reclamas este deber?". . .

"Por el derecho de un signo y la marca de un signo". . .

Entonces, él produce su marca en su mano izquierda, y con el dedo índice de su derecha en


la letra S, en la cruz, pregunta:

'¿Que es eso?' . . .

"Lisha". . . (él) pone su dedo en la letra H, y pregunta,

'¿Que es esto?'

"Sha". . . (él) pone su dedo en la letra I y pregunta:

'¿Que es esto?'

"Baal".

"¿Cuál es entonces tu marca?"

'Baal, Sha-Lisha; [I.H.S.] Yo soy el Señor ". {9}

[El iniciado luego toma su juramento jesuítico:]

“A todo esto, y a cada parte del mismo, lo hago ahora, como antes, por el honor y el
poder de la marca, como por un. . . terrible juramento. . .solemnemente. . . Atar y
obligar mi alma. . . Me convierto en el sujeto mudo y silencioso. . . de la Orden Ilustre.
. . Y por una ruptura de silencio. . . que moriré la muerte infame de un traidor.

. . dando testimonio, incluso en la muerte, del poder de la marca de la Santa e Ilustre


Cruz antes de I.H.S. Nuestro triple ilustre consejero. . . "[¿Podría ser que" la marca de
la bestia "será I.H.S.?] {10} [énfasis añadido]

2. En un diploma titulado "El antiguo Consejo de la Trinidad, por sus sucesores en los Estados
Unidos de América", leemos:

“A cada Caballero Compañero del Santo y de la triple, ORDEN DE LA CRUZ: . . hemos confirmado la
inducción del Caballero Templario Mason en los Consejos de dicha orden de títilo de caballero,. . . y
esperando y confiando en que él siempre se degradará a sí mismo para conducir a la gloria de
I.H.S., el Dios Santísimo y Todopoderoso, y el honor de su MARCA, lo recomendamos y lo
sometemos a la confianza de todos aquellos en todo el mundo. . . ”{11} [énfasis añadido]

Querido buscador de la verdad, I.H.S., que aparece en la portada de Asesinos del Vaticano:
"Herido en la casa de mis amigos", ¡es el sello del General de los jesuitas creado por el mismo
Ignacio Loyola! Ian Paisley, el predicador más grande de Irlanda, después de haber convertido a
Avro Manhattan a la fe protestante que cree en la Biblia, declara:

"Cuando el grupo original en la cripta de Notre-Dame de Montmarte se levantó de sus


rodillas, Ignatius señaló las letras en el altar: IHS. 'Estos', dijo 'representan a' Jesus
Hominum Salvator '(Jesús, el Salvador de la humanidad), y en adelante serán el lema
de nuestra institución '. I.H.S. Es el diseño de los jesuitas. Estas cartas no representan
lo que Ignacio afirmó. De hecho, son el símbolo místico pagano de la trinidad egipcia
Isis, Horus, Seb, la madre, el niño y el padre de los dioses. Ninguna persona honesta
podría imaginar que este doble sentido es accidental. I.H.S. paga la apariencia de un
tributo al cristianismo, pero en realidad son la sustancia de la adoración del diablo. La
pezuña hendida está sobre ellos ". {12} [énfasis añadido]

Por lo tanto, el Dios Todopoderoso de la masonería, "el tres veces ilustre consejero",
al que cada Shriner Freemason en última instancia le debe obediencia silenciosa y
muda, es el mismo dios de la Compañía de Jesús, el Papa Negro, como sirve a su
maestro Satanás, llamado engañosamente. ¡Lucifer! Sus sirvientes llevan su marca -
I.H.S ..

Los jesuitas que habían revivido la masonería a través de la cual crearon el comunismo nunca
podrían identificarse abiertamente con ninguno de los sistemas. Los jesuitas atacan audazmente
estos sistemas con su portavoz, el César papal, o simplemente los toleran. Pero hacen todo para
ocultar los hechos que prueban que la Compañía de Jesús creó estos sistemas diabólicos y los
controla a ambos. En la superficie, los jesuitas parecen sufrir por las revoluciones comunistas, pero
después de que el polvo se aclara, ¡siempre se benefician! Un ejemplo de esto es la Segunda
Revolución Francesa de 1848. Los jesuitas, en defensa del absolutismo, afirmaron haber sufrido
esta revolución. Leemos en una carta escrita por un Provincial jesuita al rey de Nápoles en 1854:

"Majestad, que ambos pensamos, y creemos, y sostenemos que la monarquía absoluta es el


mejor de los gobiernos, se demuestra por el daño que sufrimos en el año 1848. Fuimos las
víctimas del liberalismo, porque todos los liberales fueron y están bien persuadidos
también{., que los jesuitas son los partidarios de la monarquía absoluta ". {13}

Sin embargo, en Francia, todos los hechos apuntan a la comprensión de que los jesuitas
finalmente se beneficiaron de la revolución. El francmasón Luis XVIII fue un instrumento jesuita
que gobernó Francia desde 1814 hasta 1824. Su hermano católico romano Carlos X, otro de los
masones de alto nivel de la Orden, luego gobernó bajo la supervisión de los jesuitas desde 1824
hasta que abdicó en 1830, terminando la dinastía Borbón. Pero entonces un enemigo de los
Jesuitas y la Santa Alianza de Metternich emergió en la escena. Era Louis Philippe, declarado "Rey
de los franceses". Se lo conocía como "El rey-ciudadano", y su gobierno fue de moderación y
orden. Sus políticas, como las de Enrique IV, beneficiaban a la gente, mientras que la idea de
monarquía absoluta era cosa del pasado. En 1831 expulsó de Francia la orden jesuita de Satanás y
se negó a enviar tropas francesas para proteger al Papa durante la revolución italiana. . . Así los
jesuitas usaron a los austriacos. ¿Y cuál fue la respuesta de los jesuitas a este rey liberal? Lo
odiaron y pusieron los poderes de la Santa Alianza contra él. Un agente de los jesuitas intentó
asesinarlo con un arma especial, pero fracasó y solo lo hirió. Finalmente, la Orden fomentó la
Revolución de 1848, liderada por sus Francmasones que gritaban sus antiguas consignas masónicas
de “libertad, igualdad y fraternidad”. El Rey-Ciudadano abdicó, su trono fue quemado
públicamente y fue expulsado de Francia. ¡Cuatro años más tarde, los franceses se encontraron
bajo el absolutismo de Napoleón III de los jesuitas junto con la continua plaga de la guerra
extranjera!

Era la misma historia para Italia: otorgar libertad temporal dando paso a la tiranía.
Reemplazando a la monarquía liberal del Ciudadano-Rey por una república, los jesuitas instalaron a
Louis Napoleón como Presidente de Francia. Era el sobrino de esa gran herramienta de la Orden y
del Francmasón, Napoleón Bonaparte. El primer acto de Louis Napoleón fue devolver al Papa a
Roma, destruyendo así la República Italiana establecida en 1848, con las tropas de la Francia
republicana. Era el año 1849. Durante veintiún años, el ejército francés sería guarnecido en Roma,
impidiendo que los

Los jesuitas - 1848 - 1852.

¡Patriotas italianos lograsen la soberanía nacional hasta la desgracia del silencioso Imperio
Británico Protestante gobernado por el General Jesuita! Estos fueron solo dos de los muchos
beneficios que la Compañía recibió como resultado de la Revolución Europea en 1848.

(Querido buscador de la verdad, en 1870 las cosas cambiarían. La Guerra franco-prusiana estallaría
y las tropas francesas se retirarían de Roma. Victor Emmanuel II tomaría la "Ciudad Eterna" y se
convertiría en Rey de Italia, quitándole el Poder Temporal al Papa Pío IX. El Papa se declararía
"prisionero" y se encerraría en el Vaticano por el resto de su pontificado, habiendo condenado
previamente el mundo moderno a través de su Encíclica Quanta Cura con su Plan de estudios de
errores en 1864.

Como resultado, el Papa se vería privado de su Poder Temporal (el derecho de gobernar los
gobiernos de todas las naciones) durante casi sesenta años. Pero la Italia católica romana pagaría
caro por esto durante la Primera y la Segunda Guerras Mundiales, la Segunda Guerra de los Treinta
Años. Uno de los muchos beneficios que obtuvieron los jesuitas durante la Segunda Guerra de los
Treinta Años sería la restauración del Poder Temporal del Papa en 1929. Su "hombre del destino"
que firmó el Tratado de Letrán que crea el Estado Soberano de la Ciudad del Vaticano sería el
fascista, absolutista, dictador militar, Benito Mussolini, cuyo amigo y financiero fue un notorio
ladrón, un compañero fascista, un fugitivo de la justicia estadounidense y, más tarde, miembro de
la Comisión de la Mafia de Nueva York: Vito Genovese. El confesor de Mussolini era el secretario
de la Compañía de Jesús, el jesuita Pietro Tacchi-Venturi. (¡Qué exhibición depravada de criminales
cobardes!)

En 1849, mientras el Papa había sido expulsado de Roma, el ministro Sterbini de la


República Italiana abolió el Santo Oficio de la Inquisición liberando a sus prisioneros. La multitud
gritaba: “¡Muerte al Papa! ¡Viva la República!”. Un grupo de hombres inspeccionó las prisiones
subterráneas de la Inquisición. Dos de las mazmorras se describen a continuación:

“En una de estas mazmorras había una escalera de piedra, que conducía a una mazmorra
aún más profunda. Estaba destinado a recibir a aquellos desafortunados que fueron
condenados a ser encerrados para morir. Los esqueletos que se encontraron aquí
indicaron el modo de su ejecución bárbara. Dejaron a estos desafortunados con las
manos y los pies atados; Los enterraron hasta el pecho en cal seca, se mezclaron con
cemento de tierra y las dejaron allí, cerrando la rejilla de arriba. Las posiciones de estos
esqueletos mostraron la horrible lucha que debieron haber tenido antes de encontrar la
muerte. . . Quedaba por ver la cámara de tortura; Estaba en una de las mazmorras más
bajas y más escondidas. . . Cerca de esta bodega, el gobernador de la república había
provocado que se derribara una antigua muralla debido al trabajo que debía hacerse,
pero Dios quiso que comenzaran con la demolición de una pared muy reciente, hecha
con cal y arcilla., coloreado para parecer viejo. Habiendo derribado el muro, se encontró
otra bodega, pero

En lugar de botellas, encontraron en él dos hornos, hechos como colmenas, y en estos


hornos todavía había huesos humanos calcificados. No puedes creer el horror que tal
descubrimiento ocasionó a los romanos; Todos creyeron que la tortura por fuego fue
abolida. Pero la Santa Inquisición nunca deroga sus propias leyes, y cuando ya no puede
arder al aire libre, porque el humo se vería, los quema en los hornos. Salimos de un lugar
tan espantoso, para no volver nunca más. "{14} [énfasis añadido]

(Querido buscador de la verdad, ¿los instrumentos de tortura y hornos que queman los cuerpos de
los condenados se parecen a un evento reciente en la historia moderna? ¡Sí! Porque los jesuitas
tenían el control de Hitler y su Tercer Reich homosexual, detallado minucioamente por Lively y
Abrams. "La esvástica rosada (1997), que cometió torturas (llamadas" experimentos médicos ") y
quemó los cuerpos de los judíos condenados, ¡en los hornos de Auschwitz! Se ha vuelto impopular
que el Santo Oficio de los jesuitas destruye pueblos enteros en el nombre de la Inquisición, lo
hacen en nombre de la democracia, el nazismo, el comunismo, el fascismo, el sionismo o cualquier
otra forma de absolutismo socialista. En Estados Unidos lo hacen en nombre de la Asociación
Estadounidense de Médicos (Asesinos) con sus inquisidores. La Administración de Alimentos y
Drogas. Ahora, de vuelta a Francia.)

En 1852, Luis Napoleón derrocó a la República Francesa con un golpe de Estado cuando se
declaró a sí mismo como Napoleón III, Emperador del Segundo Imperio. Desde ese día hasta que
fue derrotado por los alemanes en la guerra franco-prusiana de 1871, fue el dictador de Francia y
la herramienta abyecta de los jesuitas de quienes leemos en 1854:
“Hemos llegado a una gran crisis. . . Napoleón asciende al trono de Francia. La política de
los últimos días de su tío abuelo lleva a cabo, y defiende la causa del papado. La Iglesia de
Roma, en Francia, se levanta, con extraordinario poder. Napoleón asume el título de
"Protector de los lugares santos [Jerusalén]". . . Napoleón no puede llevar a cabo una
revisión sin una misa militar, no puede enviar una flota sin recomendarla a la virgen, cuya
imagen inaugura con devoción en el buque insignia. Napoleón, sean sus opiniones
privadas lo que puedan, es un campeón del Papado, y las autoridades papales son
ruidosas en sus elogios ". {15}

Surge la pregunta: "¿Quién se benefició de la Revolución de 1848?" El ciudadano-rey, Louis


Philippe, fue derrocado y el Papa fue castigado por su liberalismo, expulsado de Roma por
patriotas italianos dirigidos por la masonería. El ejército francés de Louis Napoleón luego restauró
el poder de Pío IX y Louis a su vez se convirtió en un Monarca absoluto, Napoleón III. Y así,
Napoleón III fue un dedicado servidor de los jesuitas. Sí, como la primera Revolución y el Imperio
franceses, los jesuitas se beneficiaron enormemente de la Segunda Revolución y el Imperio
franceses. Convirtieron las quejas legítimas de los pueblos oprimidos en revoluciones dirigidas para
su propia

ganancia - ¡al igual que el movimiento de los Derechos Civiles Americanos Negros de la década de
1960 liderado por los "chicos" de Henry R. Luce y su maestro, el Cardenal Francis Spellman! Dos de
esos "niños" fueron los integracionistas A. Philip Randolph y Martin Luther King, Jr.

Ahora debemos retroceder y contemplar el bosque después de haber examinado los


árboles. Los jesuitas revivieron y controlaron la masonería de alto nivel. Ellos son autores de
socialismo-comunismo. Para 1815 habían ganado el control de Inglaterra y el papado. Habían
creado la Santa Alianza para aplastar a los gobiernos populares. La Orden fue el gran instigador de
las revoluciones francesas y el soberano absoluto de los dos imperios franceses, derrocando a los
reyes que se atrevieron a resistir el poder de su General.
Pero los tiempos estaban cambiando en la década de 1840. El viejo absolutismo estaba en vías de
desaparecer. El altar y el trono eran odiados. Así que la pregunta que los jesuitas debieron haber
preguntado fue: "¿Cómo podemos mantener el absolutismo y hacer que se vea como un gobierno
de la gente?" La respuesta fue introducir el socialismo-comunismo absolutista, a través de la
masonería, en Europa. Pero la Orden nunca podría respaldarlo formalmente, ya que debe parecer
ser su enemigo, ya que la Sociedad parecería ser el enemigo de su "URSS".

Por lo tanto, los jesuitas culparon el origen del absolutismo socialista-comunista a dos
enemigos, uno superficial y otro muy real. Su presunto enemigo fue la masonería internacional,
sus verdugos durante la Revolución Francesa. Su verdadero enemigo era la raza judía, ya que solo
se le ha prometido a la tierra de Israel para siempre durante el reinado terrenal de su Mesías,
gobernando a todas las naciones con "una vara de hierro" mientras está sentado en "el trono de
David". La raza judía y su Mesías judío son los rivales de la Orden jesuita gentil y su "infalible",
César papal gentil, en cuanto a quién gobernará el mundo desde el templo reconstruido de
Salomón en Jerusalén, ¡para siempre!
Por lo tanto, "la dictadura (el absolutismo) del proletariado" se introdujo en Europa en
1848. El libro fue El Manifiesto Comunista. Su autor fue una herramienta jesuita y masón judío,
Karl Marx. Como resultado, la Raza Judía pagaría un alto precio por esto durante el Tercer Reich de
los jesuitas, siendo el chivo expiatorio de los males del comunismo, permitiendo a la Compañía de
Loyola escapar de la luz del día.

El gran diseño de la Compañía, de la cual la Revolución Francesa de 1848 era solo una
parte, fue declarado claramente por un valiente creyente de la Biblia italiano en 1852. Luigi
Desanctis, quien durante muchos años fue sacerdote de Roma, profesor de teología y censor oficial
de La Inquisición fue llevado al exilio tras su conversión a Cristo, convirtiéndose en un pastor
reformado en Ginebra. Aunque todavía era católico, había tenido una entrevista con el secretario
del Padre Asistente Francés (uno de los Administradores más poderosos de los Jesuitas sobre los
Provinciales de una Asistencia) de la Orden Jesuita. En su obra maestra, extremadamente difícil de
encontrar, Popery, Puseyism y Jesuitism, que se incluye aquí junto con las Instrucciones secretas de
los jesuitas en un CD, reveló la búsqueda de la Compañía por un mundo gobernado por su General:
“¿A dónde se dirigen entonces los jesuitas? Según ellos, solo buscan la mayor gloria de
Dios; pero si examinas los hechos, encontrarás que apuntan únicamente al dominio universal. Se
han hecho indispensables para el Papa, que sin ellos no podría existir, porque el catolicismo se
identifica con ellos. Se han hecho indispensables para los gobernadores y tienen revoluciones en
sus manos; y de esta manera, ya sea bajo un nombre u otro, son ellos quienes gobiernan el mundo
". {16} [énfasis añadido]

Y desean gobernar el mundo, no desde Roma sino desde Jerusalén, desde el templo reconstruido
de Salomón con un Papa "infalible" de su elección, que sufrió una herida mortal pero que luego
resucitó de entre los muertos y fue poseído por el mismo Diablo. La "Solución final a la cuestión
judía" llevada a cabo por este octavo y último César romano, el Papa resucitado del que se habla
en el libro de Apocalipsis, capítulo diecisiete, versículos diez y once, será
". . . El tiempo de la angustia de Jacob. . .”

- Jeremías 30: 7

Habiéndose convertido en el "anticristo", destruirá la Ciudad del Vaticano con su Papado, Jerarquía
e Imperio. Ah, entonces, querido buscador de la verdad, desde Jerusalén dentro del reconstruido
Templo de Salomón, "ese hombre de pecado" comenzará una persecución sangrienta y fanática de
"esos judíos pérfidos", a los que se refieren los sacerdotes de Roma en sus "oraciones" antes de
Vaticano II. ¡En un último intento loco de aniquilarlos a todos, esta bestia hombre-demonio
buscará desesperadamente "extirparlos y exterminarlos de la faz de toda la tierra" en obediencia al
Juramento Jesuita de Satanás! Al final de su reinado universal de cuarenta y dos meses, mientras
los ejércitos del mundo desembocan en el Valle de Megiddo de Israel, Armageddon, mientras
violan y asesinan a los habitantes de Jerusalén, el humilde Nazareno aparecerá una vez más. Pero
esta vez, sobre un caballo blanco, vestido con "una vestidura bañada en sangre" para "atacar a los
reyes en el día de su ira", será "la esperanza de su pueblo y la fuerza de los hijos de Israel". "El
rugido y furioso" Rey de reyes y Señor de señores "
¡El León de la Tribu de Judá!

En ese día se cumplirán las palabras del rey David el Profeta:

"La piedra que los constructores rechazaron se convierte en la piedra principal


de la esquina".
- Salmo 118: 22.

Los jesuitas - 1848 - 1852.

Charles "Louis Napoleon" Bonaparte, 1808 - 1873 # 82


Sobrino de napoleon i
Presidente de la Segunda República de Francia, 1848 - 1852.
Napoleón III "El pequeño"
Emperador del Segundo Imperio de Francia, 1852 - 1870.
Un francmasón de alto nivel como su tío, Louis Napoleón, fue llevado al poder en 1848 como
resultado de la expulsión de la Orden de Francia en 1831, defendido por el gran Luis Felipe, "el rey
ciudadano" (1830-1848) en un intento previo de asesinato del rey desde la distancia. Con un golpe
de estado criminal en 1852, Louis Napoleón se convirtió en el emperador Napoleón III, asesorado
por el hermano (un tercero de confianza) de Monseñor de Falloux, el jesuita más poderoso de
Francia. Él sirvió completamente a los intereses del general jesuita al aplastar la revolución italiana
y restaurar el poder temporal del papa Pío IX en 1849. Obedeciendo a sus maestros jesuitas al
hacer del Imperio "la Espada de la Iglesia", comenzó la Guerra de Crimea en 1856. Intervino en
Vietnam y comenzó la guerra franco-prusiana en 1870. Avergonzado y destrozado, después de
haber entregado sus ejércitos al príncipe protestante Bismarck en Sedán, murió dos años después
en el exilio, protegido por la reina inglesa de los jesuitas, Victoria.
Diplomacia, Henry Kissinger, (Nueva York: Simon & Schuster, 1994) p. 103.

Los jesuitas - 1848 – 1852

Karl Mordechai Marx, 1818 - 1883 # 83


Karl Marx, "el padre del comunismo moderno" era un ocultista y francmasón judío de alto nivel,
íntimamente asociado con Giuseppe Mazzini de Roma (1805-1872), el Shriner más poderoso del
continente y fundador de la mafia, y Albert Pike (1809-1891), el Shriner más poderoso de la
Decimocuarta Enmienda de América y creador del primer Ku Klux Klan. Fue educado privadamente
por los jesuitas en la enorme Sala de Lectura del Museo Británico mientras escribía El Manifiesto
Comunista basado en las diez máximas o "tablones" que la Orden había perfeccionado en sus
Reducciones paraguayas (1600-1750) y sus Reducciones en Maryland (1650-1838). Sus escritos
fueron financiados por los acaudalados capitalistas del cártel de los gentiles blancos, como John D.
Rockefeller, Jr., y JP Morgan, también Shriner Francmasones quienes, al estar en sus doctrinas y
hechos, fueron de hecho la antigua Orden de la cruzada. Caballeros papales templarios. Marx, un
judío racial, fue elegido para esta tarea, porque la Orden pretendía culpar a todos los males
brutales y salvajes de su inquisición comunista y absolutista sobre la raza hebrea / judía semítica.
Este golpe maestro del genio jesuita fue cumplido por el Tercer Reich del Papa Negro con su
invasión de Rusia durante la "Operación Barbarroja" y el asesinato en masa de judíos europeos y
rusos de conformidad con el malvado y malvado Concilio de Trento.
Karl Marx: A Life, Francis Wheen, Nueva York: W. W. Norton & Co., 1999).

Los jesuitas - 1848 - 1852..

Masón Papa Juan Pablo II besando el Corán, 2000 # 84


El Papa se reúne con sus hermanos islámicos masónicos. Los líderes islámicos están en obediencia
al General Jesuita con el propósito de derribar la Cúpula de la Roca de Jerusalén para construir el
Tercer Templo Hebreo para el hombre de pecado.

Louis Farrakhan, líder de la nación masónica estadounidense del Islam, hablando con el presidente
masónico Bashar Assad de Siria, 2002 # 85
El racista Louis Farrakhan y los líderes islámicos de Medio Oriente son francmasones de alto nivel y
muy obedientes a su maestro masónico el césar papal de roma que odia a los judíos , . Juntos
buscan destruir a las históricas naciones protestantes anglosajonas blancas que han nacido de la
Reforma protestante del Señor.
Fotos enviadas al autor a través de Internet por otros investigadores.

Los jesuitas - 1848 - 1852.

Masónico islámico Muammar al-Gadafi, Presidente de Libia, 2002 # 86


Al igual que Saddam Hussein de Irak y Osama Bin Laden, el príncipe saudí a cargo de la red
internacional de terroristas de Al Qaeda del Papa Negro, Gadafi es una creación de la Agencia
Central de Inteligencia de la Orden, su obediente dictador que proporcionó armas al IRA ordenado
por los jesuitas, en los Años 70 y 80. En 1988, la CIA derribó el vuelo 103 de Pan Am sobre
Lockerbie, Escocia, y mató a ocho miembros de la comunidad de inteligencia de los Estados
Unidos, incluidos cuatro oficiales de la CIA dirigidos por Matthew Gannon. Mientras se culpaba a
Bin Laden por la destrucción del World Trade Center, se culpaba a Gadafi por el derribo de Pan Am
103. Durante el juicio de dos de los más altos oficiales de inteligencia de Qaddafi, se reveló que el
dictador de Libia era miembro de una hermandad islámica masónica secreta de alto nivel que se
extendió por todo el Medio Oriente. Esta fue una revelación muy desconcertante, ya que nunca se
supo que el "Imperio invisible" del Papa Negro tuviera el control completo de todas las naciones
islámicas mientras que al mismo tiempo dirige el gobierno sionista Masónico en contra de la Torá
en Israel, en detrimento del Hijo resucitado del amado pueblo hebreo / judío de Dios que aún
heredó las promesas que se le dieron a Abraham. En la foto de arriba tenemos al gran agitador
islámico masónico, EN ROMA, vestido de negro y habiendo visto (o a punto de ver) a su maestro, el
Papa Paul John II, el poder detrás de la actual Cruzada de Estados Unidos contra la CIA financiada
por Arabia Saudita. El "terrorismo" islámico.
Newsweek, "The Former Face of Evil", Lally Weymouth, 20 de enero de 2003, págs. 36-38.
Los jesuitas - 1848 - 1852.
Capitulo 25

Los jesuitas - 1815 - 1860

La gran conspiración de los jesuitas.


Con su "Santa Alianza" en contra
La República Federal Protestante de los Estados Unidos.

“El nombre de jesuita era, basta decirlo, sinónimo de ambición, oficio, y traición,
duplicidad y talento, para ser concebido por la mente humana. . . ¡Que la corte de
Roma asuma la responsabilidad de su audacia! De hecho, es necesario para su servicio
la dedicación de tal banda, ¡pero ¡qué peligrosa es la determinación de emplearla!
"{1}

Anthony Gavin, 1700


Ex sacerdote español
Escapado a inglaterra
El Gran Dragón Rojo

“Dejemos que los turcos de Chipre nos engañen;


No lo perdemos, siempre que podamos sonreír”. {2}

Edward de vere, 1590


17mo conde de oxford
alias "William
Shakespeare"
Othello, Acto I, Escena III

Según nuestros capítulos anteriores, sabemos que los jesuitas son la Contrarreforma. Su Concilio
de Trento y el Juramento Jesuita demuestran que tienen el propósito de destruir la Reforma
Protestante. Dado que las trece colonias americanas eran completamente protestantes y la
República Federal establecida por la Constitución era una forma protestante de gobierno, la razón,
la lógica, el sentido común y el conocimiento de la historia confirman la realidad de que los jesuitas
tenían un plan para destruir nuestra nación. El plan de Estados Unidos para su Constitución había
sido ideado por Pelatiah Webster, su Constitución y la Declaración de Derechos habían sido
redactadas por James Madison, y su gobierno había sido establecido con la espada y la habilidad
de Estado de George Washington, ¡todos blancos protestantes y bautistas calvinistas! (Aunque los
jesuitas lograron usar a su masón, John Adams, para fomentar la Revolución, crear el malvado
"Gran Sello" y dar refugio a la Sociedad, odiaron la victoria de Washington sobre Cornwallis,
derrotando su plan de someter a la nación a Jorge III.)
Los jesuitas - 1815 – 1860
Ese plan fue mejorado en gran medida por la "Santa Alianza" de los soberanos europeos en 1815.
El Tratado secreto de Verona, Italia, promovió la conspiración, que a su vez fue contrarrestada por
la Doctrina Monroe de 1823. Pero el toque final fue el plan Secreto del General de los jesuitas en
Chieri, Italia, en 1825. Por lo tanto, estamos seguros al decir que los jesuitas, con la "Santa Alianza"
del Príncipe Metternich, conspiraron para derrocar ese exitoso ejemplo de libertad popular
protestante y envidia en todo el mundo: la República Federal de los Estados Unidos. (Durante años,
nuestra República Protestante se negó a reconocer la soberanía de la Ciudad del Vaticano y el
Poder Temporal del Papa. Después de 1867, como resultado de la participación de los jesuitas en el
asesinato de Lincoln, el gobierno estadounidense nunca envió abiertamente un embajador en el
Vaticano. hasta que Shriner Freemason FDR, sin el consentimiento del Congreso, envió al Caballero
de Malta / CFR Myron C. Taylor durante la Segunda Guerra Mundial, asesor de Roma de la OSS
encabezado por otro católico irlandés, "Wild Bill" Donovan, Caballero de Malta).

Nuestros Padres fundadores sabían de la intriga jesuita dirigida a la nueva República Protestante de
estos Estados Unidos de América. En 1816, John Adams, quien más tarde se convirtió en el
presidente "rey de la cárcel", escribió al presidente Jefferson:

“¿No tendremos enjambres regulares aquí, con tantos disfraces como solo puede asumir un rey de
los gitanos, vestidos de pintores, editores, escritores y maestros de escuela? Si alguna vez hubo un
cuerpo de hombres que merecieran la condenación eterna en la tierra y en el infierno, es esta
Sociedad de Loyola. . . Estamos obligados por nuestro sistema. . . a ofrecerles asilo ". {3}

Muchos escritores advirtieron de esta gran conspiración de los jesuitas. Samuel Morse, el padre del
Código Morse, fue uno de ellos. El prefacio de su gran obra, La conspiración extranjera contra las
libertades de los Estados Unidos, escrito en 1835, dice:

"El autor se compromete a demostrar, que una conspiración contra las libertades de esta República
está ahora en plena acción, bajo la dirección del astuto Príncipe Metternich de Austria, quien,
conociendo la imposibilidad de destruir este ejemplo problemático de una gran nación libre por la
fuerza de las armas, está tratando de lograr su objetivo a través de la agencia de un ejército de
jesuitas. La variedad de hechos y argumentos que probarán la existencia de tal conspiración
asombrará a cualquier hombre que abra el libro con la misma incredulidad que nosotros. {4}
[énfasis añadido]

De los jesuitas, Morse escribió:

"¿Y quiénes son estos agentes? Son, en su mayor parte, jesuitas, un orden eclesiástico proverbial
en todo el mundo por astucia, duplicidad y falta total de principios morales; Una orden tan hábil en

Los jesuitas - 1815 – 1860


Todas las artes de engaño que, incluso en los países católicos, en la misma Italia, se volvió
intolerable y la gente exigió su supresión ". {5}
Morse, al alertar a la América protestante de la Gran Conspiración Jesuita contra nuestra forma de
gobierno libre y popular, describió con más detalle la Orden Jesuita:

"Examinemos las operaciones de esta Sociedad Austriaca, [St. La Fundación Leopold, siendo
los Leopoldines hoy en día Caballeros de Colón], está trabajando arduamente a nuestro
alrededor, sí, aquí en este país, de un extremo a otro, en nuestras propias puertas, en esta
ciudad [Boston]. Es una maquinaria de tal carácter y poder que, sin duda, podremos ver ya
algún efecto. Con su sede en Viena, bajo la dirección e inspección inmediatas de Metternich,
el conocido gran gerente general de la diplomacia de Europa, ya se hizo sentir a través de la
República. Sus emisarios están aquí. ¿Y quiénes son estos emisarios? Son jesuitas. Esta
sociedad de hombres, después de ejercer su tiranía por más de doscientos años, llegó a ser
tan formidable en el mundo, amenazando toda la subversión a todo orden social, que
incluso el Papa [Clemente XIV], cuyos devotos están sujetos y, deben serlo, por el voto de su
sociedad, se vio obligado a abolirlos. Sin embargo, no habían sido reprimidos durante
cincuenta años, antes de que la influencia menguante de Papado y Despotismo requiriera
sus labores útiles, para resistir la luz de la libertad democrática, y el Papa (Pius VII)
simultáneamente con la formación de la Santa Alianza, revivió La orden de los jesuitas en
todo su poder. Desde su voto de "sumisión sin reservas al soberano pontífice", se les ha
llamado apropiadamente la Guardia del Cuerpo del Papa. . . ¿Y es necesario que se diga a los
estadounidenses qué son los jesuitas? Si alguno es ignorante, permítame informarle de su
historia sin demora; no se debe perder tiempo: su trabajo está ante usted en los eventos de
cada día: son una sociedad secreta, una especie de orden masónico con características super
agregadas de odio repugnante, y mil veces más peligrosas. No son simplemente sacerdotes,
o sacerdotes de un credo religioso; son comerciantes, abogados, editores y hombres de
cualquier profesión que no tienen credencial exterior (en este país) para ser reconocidos; Se
camuflan en la sociedad. Pueden asumir cualquier carácter, el de los ángeles de la luz, o los
ministros de la oscuridad, para lograr su gran fin, el servicio al que se envían, sea cual sea el
servicio. Todos son hombres educados, preparados y jurados para comenzar en cualquier
momento, en cualquier dirección y para cualquier servicio, ordenados por el general de su
orden, sin familia, comunidad o país, por los lazos ordinarios que los unen, hombres
vendidos de por vida a la causa del Romano Pontífice ". {6} [énfasis añadido]

Los jesuitas - 1815 – 1860

¿Y qué táctica militar utilizarían los jesuitas en su conspiración para derrocar la


Constitución protestante de Estados Unidos, erigiendo una tiranía absoluta en su lugar?

“Los jesuitas no son tontos. No asustarían nuestros miedos adormecidos, lanzando sus
diseños monárquicos directamente en nuestras narices. . . Excepto en cuanto a cubrir sus
diseños. . . Que todos los verdaderos demócratas se protejan contra el artificio jesuítico
común de los tiranos. . . se basa en el conocido principio de que "los polos opuestos se
atraen". . . Cuando en los gobiernos despóticos hay descontento popular, surgido de las
opresiones intolerables de los tiranos del pueblo, se manifestan por brotes populares, hasta
el punto de poner en peligro el trono, y la gente parecía dispuesta a bajar a sus amos de sus
caballos, y es probable que se monte, y se apoderen de las riendas; entonces, el movimiento
popular, inmanejable por la resistencia, es empujado al extremo. Las pasiones de los
ignorantes y viciosos están entusiasmadas con la indignación de amigos fingidos de la gente
[como el disturbio de los negros estadounidenses en 1968]. La anarquía sobreviene; y luego
la masa de las personas, que siempre son amantes del orden y la tranquilidad, se unen de
inmediato en apoyo del fuerte brazo de fuerza para la protección; y el despotismo, quizás,
en otra forma, pero preconcebida, retoma su reinado de hierro. . . mire a Francia en su
revolución republicana tardía [1848] y en su recaída actual en el despotismo [Napoleón III -
1852].

[El escritor entonces hace este artificio de tiranos - la gran máxima jesuita para la
dominación mundial bajo los dictadores fascistas-socialistas-comunistas- claro como el cristal].

El que te impediría montar a su caballo tiene dos formas de frustrar tus diseños. Si
encuentra esfuerzos para elevarse demasiado fuerte para su resistencia, no tiene más que
agregar un poco más de impulso a ellos, y te empuja hacia el otro lado. En cualquier caso,
estás en el suelo ". {7} [énfasis añadido]

Un amigo personal del profesor Morse creyó su advertencia de la Gran Conspiración


Jesuita. Fue presidente Abraham Lincoln. Leemos:

“Los protestantes del Norte y del Sur seguramente se unirían para exterminar a los
sacerdotes y los jesuitas, si pudieran aprender cómo los sacerdotes, las monjas y los monjes,
que diariamente desembarcan en nuestras orillas, con el pretexto de predicar su religión. . .
no son más que los emisarios del Papa, Napoleón III y los otros déspotas de Europa, para
socavar nuestras instituciones, alejar los corazones de nuestro pueblo de nuestra
constitución y nuestras leyes, destruir nuestras escuelas y preparar un reinado de anarquía
aquí como lo han hecho en Irlanda, en México, en España y dondequiera que haya personas
que quieran ser libres ". {8}

Además, el duque de Richmond, quie había sido gobernador de Canadá en 1815-1816, contó a
Horatio Gates, un eminente comerciante en Montreal, de la misma Gran Conspiración Jesuita
contra Estados Unidos. Leemos:

"'La Iglesia de Roma tiene un diseño en ese país, y será, con el tiempo, la religión
establecida, y ayudará en la destrucción de esa república. He conversado con muchos de los
soberanos y príncipes de Europa, y han expresado por unanimidad estas opiniones en
relación con el gobierno de los Estados Unidos, y su determinación de subvertirlas "’ "{9}
[énfasis añadido]
¿Y cómo realizarían esta tarea los jesuitas y la Santa Alianza al emplear el "artificio jesuítico
común de los tiranos"? Trayendo a miles de inmigrantes católicos romanos fácilmente agitados,
especialmente de Irlanda. Leemos la narración de Charles Chiniquy, uno de nuestros héroes,
cuando fue invitado a una reunión de sacerdotes en Buffalo en 1852. Los sacerdotes, enviados por
los Obispos de los Estados Unidos, declararon:

“Estamos decididos a tomar posesión de los Estados Unidos y gobernarlos; pero no


podemos hacerlo sin actuar en secreto y con la mayor sabiduría. . . Silenciosa y
pacientemente, debemos concentrar a nuestros católicos romanos en las grandes ciudades
de los Estados Unidos, recordando que el voto de un pobre oficial, aunque esté cubierto de
harapos, tiene tanto peso en la escala de poder como el millonario Astor, y que si tenemos
dos votos contra el suyo, se volverá tan impotente como una ostra. Multipliquemos
entonces nuestros votos; Llamemos a nuestros pobres pero fieles católicos irlandeses de
todos los rincones del mundo, y reunámoslos en el corazón de esas orgullosas ciudadelas
que los Yankees están construyendo tan rápidamente bajo los nombres de Washington,
Nueva York, Boston, Chicago, Buffalo, Albany. , Troya, Cincinnati, etc. [ciudades del norte].
Bajo las sombras de esas grandes ciudades, los estadounidenses se consideran una raza
gigante e invencible. Miran a los pobres irlandeses con supremo desprecio, ya que solo
sirven para cavar sus canales, barrer sus calles y trabajar en sus cocinas. Que nadie despierte
a esos leones dormidos, hoy. Oremos a Dios para que puedan dormir y soñar sus dulces
sueños, unos años más. ¡Qué triste será su despertar, cuando con número de nuestros
votos , los convertiremos para siempre, desde cualquier posición de honor, poder y
beneficio! ¿Qué dirán esos hijos e hijas hipócritas e impíos de los fanáticos Padres
Peregrinos, cuando ni un solo juez, ni un solo maestro, ni un solo policía, serán elegidos si no
es un devoto católico irlandés? ¿Qué pensarán esos supuestos gigantes de su inigualable
astucia y habilidad, cuando no se elija un solo senador o miembro del Congreso,

Los jesuitas - 1815 – 1860

¡Si no se somete a nuestro santo padre el papa! ¿Qué triste figura cortarían esos
Yankees protestantes cuando no solo elegiremos al presidente, sino que llenemos y
comandemos a los ejércitos, y que armemos las llaves de la tesorería pública [el Banco
de la Reserva Federal]? . . . ¡Entonces sí! Luego, gobernaremos a los Estados Unidos y
los pondremos a los pies del Vicario de Jesucristo para que ponga fin a su impío
sistema de educación y a las impías leyes de libertad de conciencia que son un insulto
para Dios y para el hombre.!” {10} [énfasis añadido]

Chiniquy responde luego comentando los planes de los obispos:

"A partir de eso, los sacerdotes católicos, con la capacidad y el éxito más admirables, han reunido a
sus legiones irlandesas en las grandes ciudades de los Estados Unidos, y el pueblo estadounidense
debe ser muy ciego, si no ven que, si no hacen nada para evitarlo, está muy cerca el día en que los
jesuitas gobernarán su país, desde la magnífica Casa Blanca en Washington hasta el departamento
civil y militar más humilde de esta vasta República ". {11} [énfasis añadido]

(Querido buscador de la verdad, para 1963 los ricos católicos irlandeses serían los
verdaderos agentes de poder de la Decimocuarta Enmienda de América. El industrial
J. Peter Grace encabezaría la élite política y financiera del Cardenal: los Caballeros de
Malta; Joseph P. Kennedy, amigo del multimillonario Caballero Aristóteles Onassis, de
Malta, sería supremo en poder, negocios y entretenimiento; y el Cardenal Francis
Spellman sería el arzobispo más grande y poderoso de la historia de los Estados
Unidos. Hoy, el Cardenal Edward Egan ha reemplazado a Spellman; William J. Flynn ha
reemplazado a J. Peter Grace; El trilateralista William J. McDonough dirige el Banco de
la Reserva Federal en Nueva York, y el miembro del CFR Joseph A. O'Hare con Leo J.
O'Donovan son los dos jesuitas profesos más poderosos del Imperio en el cuarto voto,
siendo los presidentes de Fordham y Universidades de Georgetown, respectivamente.
Sí, los verdaderos hombres de poder en América son los católicos romanos irlandeses
gentiles blancos que están completamente a la entera disposición de la Compañía de
Jesús. nosotros - la Milicia del Papa Negro!)

Los jesuitas traerían una de esas familias católicas irlandesas a Boston. Uno de los hijos se
convertiría en el presidente de los Estados Unidos para el deleite de la Orden. Pero él se volvería
contra sus amos al intentar terminar su Guerra Fría. Fue John F. Kennedy. Y él, sin piedad, sería
herido en la casa de sus amigos, por el hombre que había realizado la boda de su hermano Ted,

Cardenal Francis Spellman.

Los jesuitas - 1815 – 1860

Kennedys católicos irlandeses en la Coronación del Papa Pío XII, 1939 # 87


El Caballero de Malta Joe Kennedy con su Maestro, el Papa Pío XII, década de 1950 # 88
Joseph P. Kennedy: Una vida y tiempos, David E. Koskoff, (Englewood Cliffs, Nueva Jersey: Prentice
Hall, Inc., 1974).

Los jesuitas - 1815 – 1860


El sionista y gobernador de Nueva York Herbert Lehman; Lord Halifax; El político Newbold
Morris; Joe Kennedy y su jefe, el cardenal Spellman, años 40 # 89

Edward y Joan Kennedy se casaron con su maestro,


Francis Cardenal Spellman, 1958 # 90
Joseph P. Kennedy: Una vida y tiempos, David E. Koskoff, (1974).
El Papa estadounidense, John Cooney, (1984).

Los jesuitas - 1815 – 1860


Capitulo 26

Los jesuitas - 1861 - 1865.


La guerra civil americana" Asesinato del héroe más grande de México, Benito Pablo Juárez
“¿Deseas provocar problemas, provocar una revolución, producir la ruina total de tu país? Llama a
los jesuitas. . . y construir colegios magníficos para estos religiosos de cabeza caliente; Sufrir a esos
audaces sacerdotes, en su tono dictatorial y dogmático, para decidir sobre los asuntos del Estado ".
{1}

Sacerdote Antoine Arnauld, 1641


Jansenista católico francés
Teología moral de los jesuitas.

“Mi señor, puedo tocar una campana en mi mano derecha y ordenar el arresto de un ciudadano de
Ohio; Puedo tocar una campana nuevamente y ordenar el encarcelamiento de un ciudadano de
Nueva York; y ningún poder en la tierra, excepto el del presidente, puede liberarlos. ¿Puede la
Reina de Inglaterra hacer tanto? ”{2}

William H. Seward, 1863


Secretario de estado de lincoln
A lord lyons de inglaterra

“Esta guerra nunca hubiera sido posible sin la siniestra influencia de los jesuitas. Le debemos al
Papado que ahora veamos nuestra tierra enrojecida con la sangre de sus hijos más nobles ". {3}

Abraham Lincoln, 1865


16º presidente de los Estados Unidos
(Las cartas privadas de Lincoln,
quemadas por su hijo Robert,
restauradas por nuestro héroe,
Charles Chiniquy)

". . . Las causas originales y conspirativas de todos nuestros problemas futuros se encuentran en la
larga, activa y persistente hostilidad de los abolicionistas del norte [empleando "el artificio jesuítico
común de los tiranos"], tanto dentro como fuera del Congreso, contra la esclavitud del sur, hasta El
triunfo final de su causa en la elección del presidente Lincoln. . . y considerando la esclavitud como

Los jesuitas - 1861 - 1865.

un pecado mortal, pronto se convirtieron en oradores públicos, a pesar de los mandatos de un


apóstol inspirado [el apóstol Pablo, movido por el Espíritu Santo, quien escribió Colosenses 3:22 a
4: 1]. . . Nunca se planificó y llevó a cabo una organización con mayor habilidad y previsión para el
logro final del objeto. . . bajo los auspicios de los emisarios británicos [controlados por los jesuitas
desde 1800] ”. {4}

James Buchanan, 1865


15 presidente de los Estados Unidos
La administración del Sr. Buchanan
En la víspera de la rebelión

“La esclavitud, cualesquiera que fueran sus males, aisló a la inmigración romana de Europa y la
arrojó al norte, de modo que, de los 16,000,000 extranjeros [en su mayoría católicos romanos
irlandeses] que han venido al país, no más de 600,000 se han asentado en los estados del sur . "{5}

Justin D. Fulton, 1888


Teólogo e historiador estadounidense
Washington en el regazo de Roma

“Ha habido, en todas las edades, realmente dos partidos en la política. Uno, que no creía en la
gente, sino que quería un gobierno fuerte para controlarlos o gobernarlos [el catolicismo jesuita].
El otro, que creía en la gente, era por mantener el poder en sus manos para controlar o gobernar al
gobierno [protestantismo calvinista]. El primero es el partido del gobierno monárquico o fuerte
[federalista]. Sus miembros fueron llamados Tories [liderados por Alexander Hamilton] en la
Revolución de 1776. Este último es el partido demócrata [liderado por Thomas Jefferson]. Mostraré
cómo este partido tory [federalista] siempre ha estado tratando de subvertir a nuestro gobierno,
porque se formó sobre el principio democrático. Mostraré que, finalmente, después de haber sido
derrotado en todos los demás esfuerzos, este Partido Tory o Monárquico asumió el nombre de
Republicano, y aprovechando un engaño popular sobre los negros, lo utilizó para llegar al poder
[después de que los jesuitas dividieran la Convención Demócrata. en Charleston con su
herramienta y Francmasón, Stephen Douglas] y cumplió con sus preciados propósitos. Mostraré
que Abraham Lincoln fue el sucesor directo del viejo John Adams y sus infames leyes de Extranjería
y Sedición, solo que el Sr. Lincoln fue mucho más lejos y actuó mucho peor de lo que John Adams
se atrevió a hacer. Mostraré que la guerra no se libró para preservar la Unión, o para mantener las
instituciones republicanas, sino para destruir ambas, y que cada dólar gastado y cada vida perdida
ha sido tomada por los

Los jesuitas - 1861 - 1865.

Abolicionistas en sus falsos pretextos. Este libro mostrará que la Abolición o el llamado partido
republicano simplemente ha llevado a cabo la política británica de negros libres en este
Continente, una medida favorita de todos los reyes y déspotas de Europa [los Reyes de la Santa
Alianza, incluida la Reina Victoria]. Para alcanzar este objetivo, el Sr. Lincoln se vio obligado a
asumir la Dictadura y derrocar al gobierno tal como se formó, lo que hizo al emitir un Edicto militar
o un Decreto [Órdenes Ejecutivas] que cambia la ley fundamental de la tierra y sorprendentemente
probado por un profesor de economía en el Colegio Loyola de los Jesuitas en Baltimore, Thomas
DiLorenzo, autor de la obra maestra recién lanzada titulada The Real Lincoln, (2001)]. . . . También
se verá que la guerra ha cambiado todo el carácter y el sistema de nuestro Gobierno [y ha]
derrocado los antiguos derechos de los Estados. . . Contra la acción libre. . . de la gente ". {6}
[énfasis añadido]
R. G. Horton, 1867
Historiador estadounidense
Una historia de la juventud de la gran
Guerra civil en los Estados Unidos
desde 1861 hasta 1865.

“Sin duda, otro principio debe estar incorporado en nuestra forma de gobierno reorganizado. Los
hombres que dan forma a la legislación de este país, cuando la guerra ha pasado, deben recordar
que lo que queremos es poder y fuerza. El problema será combinar las formas de un gobierno
republicano con los poderes de un gobierno monárquico [como "la República de los jesuitas" en
Paraguay]. . . Esta guerra ya ha demostrado lo absurdo de un gobierno de poderes limitados; ha
demostrado que el poder de cada gobierno debe y tiene que ser ilimitado ". {7} [énfasis añadido]

Sr. Forney, 1863


Radical rojo republicano
El norteamericano

Los jesuitas, con su "Santa Alianza" de déspotas, conspiraron para derrocar al republicanismo
protestante, especialmente al gobierno federal de estos Estados Unidos de América. Nuestro
gobierno se había establecido sobre los principios de la Biblia de la Reforma inglesa, la versión King
James autorizada de 1611. Esos principios estaban incorporados en los documentos protestantes
conocidos como la Declaración de Independencia, la Constitución y la Declaración de Derechos.
Por lo tanto, de acuerdo con el Concilio de Trento y el Juramento de los jesuitas, esta "nación
herética" debía ser derrocada, ya que su obediencia a la Palabra de Dios había producido la mayor
civilización gentil en la historia mundial. De esta civilización y gobierno leemos en 1835:

Los jesuitas - 1861 - 1865.


“¿Y qué contemplan los pueblos de Europa en este país? Son testigos de un experimento
exitoso de un gobierno libre; un gobierno del pueblo; sin gobernantes por derecho divino;
no teniendo clases privilegiadas hereditarias; un gobierno que muestra buen orden y
obediencia a la ley, sin una policía armada y tribunales secretos; un gobierno sin deudas; un
pueblo trabajador, emprendedor, próspero en todos sus intereses; sin monopolios; un
pueblo religioso sin establecimiento; Ëticos y honestos sin los terrores del confesionario o la
inquisición; un pueblo no perjudicado por la libertad incontrolada de la prensa y la libertad
de opinión; un pueblo que lee lo que le agrada, y piensa, juzga y actúa por sí mismo; un
pueblo que disfruta de la seguridad más ilimitada de la persona y la propiedad; entre las
cuales se desconocen las conspiraciones domésticas; donde los pobres y los ricos tienen
igual justicia; un pueblo social y hospitalario que ejerce todas sus energías en planes de
beneficio público y privado sin otro control que la tolerancia mutua ”. {8}

Esta civilización blanca, céltica-anglosajona protestante y bautista-calvinista altamente culta y


científicamente avanzada que consiste en lo que Roma llamó "herejes obstinados" que practican la
moral bíblica, debe ser derrocada. El método era triple. Primero, como hemos visto, Estados
Unidos debe ser invadido por inmigrantes extranjeros, especialmente por los católicos irlandeses;
en segundo lugar, debe incitarse la guerra civil que resulte en la aniquilación de la cultura sureña
protestante y bautista blanca; y, por último, la Constitución protestante debe modificarse para dar
lugar a la centralización del poder en Washington, D.C .. Leemos las siguientes palabras escritas en
1855:

El duque de Richmond. . . Al hablar del gobierno de los Estados Unidos, dijo. . . 'Será
destruido, no debería, y no se le permitirá existir. . . y mientras exista, ningún príncipe estará
a salvo en su trono; y los soberanos de Europa están conscientes de ello, y han determinado
su destrucción, han llegado a un entendimiento sobre este tema y han decidido los medios
para lograrlo; y eventualmente tendrán éxito mediante la subversión en lugar de la
conquista. Como la población baja y excedentaria de las diferentes naciones de Europa será
llevada a ese país; es y será un receptáculo para la población mala y desafectada de Europa,
cuando no son buscados por soldados, o para abastecer a las armadas, y los gobiernos
europeos favorecerán tal curso. [¿Acaso ese hijo bastardo de un nazi, Fidel Castro, no
expulsó a los criminales cubanos hace unos años y finalmente aterrizaron en Miami,
Florida?] Esto creará un excedente y una mayoría de la población baja, que se excitan con
tanta facilidad [Roman Romanes “Molly Maguires” católica] y llevarán consigo sus principios,
y en nueve de cada diez casos, se adhieren a sus gobiernos y leyes antiguas y anteriores, a
las costumbres y la religión, y los transmitirán a su posteridad, y en muchos casos
propagarlos entre los nativos. Estos hombres se convertirán en ciudadanos, y por la
constitución y las leyes, serán revestidos con

Los jesuitas - 1861 - 1865.

el derecho de sufragio. Los diferentes grados de la sociedad serán creados por la elevación
de unos pocos y degradando a muchos, y así se formará una población heterogénea, que
hablará diferentes idiomas y de diferentes religiones y sentimientos, y para hacerlos actuar,
pensar y Sentirse igual, en asuntos políticos, será como mezclar aceite y agua; por lo tanto,
habrá discordia, disensión, anarquía y guerra civil, y algunos individuos populares asumirán
el gobierno y restablecerán el orden, y los soberanos de Europa, los inmigrantes y muchos
de los nativos lo sostendrán ". {9} [Se agregó énfasis]

(Querido buscador de la verdad, ¿esto no describe el imperio estadounidense de hoy? Nuestra


discordia y disensión religiosas surgen de tres documentos básicos. Son el Concilio de Trento que
gobierna el catolicismo romano, el Corán que gobierna el islam y el Talmud que gobierna el
judaísmo. Los tres Los documentos rechazan la Biblia, son intolerantes y hostiles a los protestantes
y bautistas que creen en la Biblia. Y no es de extrañar, ya que las tres religiones están controladas
por el General de los jesuitas a través de la Masonería Shriner.

Tal era el plan. Lo siguiente es cómo se logró. Los jesuitas, utilizando la masonería de rito
escocés, primero dividieron el país en secciones geográficas, Norte y Sur, con el Compromiso de
Missouri. El masón utilizado para ese fin era el centralista, Henry Clay. ¡Los jesuitas trajeron a miles
de católicos irlandeses y los establecieron predominantemente en ciudades del norte! En la década
de 1820, los agentes del Servicio Secreto Británico bajo el control de los jesuitas fomentaron "la
agitación contra la esclavitud", como lo llamó el presidente Buchanan, calificando a la esclavitud
como "inmoral y malvada", mientras que ni la Biblia ni la Constitución lo prohíben. Luego, se creó
en el Norte un nuevo partido político, formado por los centralistas, antiguos federalistas, llamado
"Partido Republicano". Los jesuitas lo utilizaron para intensificar su "agitación contra la esclavitud"
con los debates de Lincoln-Douglas, afirmando que "Estados Unidos podría no soportar medio
esclavo y medio libre”. Esto creó un tremendo odio entre los norteños y los sureños. Mientras
tanto, los jesuitas con su masonería crearon a los secesionistas radicales en el sur. Promoverían
ardientemente la retirada de los Estados del Sur de la Unión. Dos masones que fueron
secesionistas radicales fueron John C. Calhoun y Robert Toombs. ¡Ah, sí! ¡Se había creado
suficiente odio para justificar una guerra!

El más grande y más poderoso masón estadounidense en este momento, sin embargo, fue
el malvado Albert Pike. Como el Soberano Gran Comandante de la Francmasonería de Rito Escocés
y Confederado General, Albert Pike estuvo en la Guerra entre los Estados, lo que Federico el
Grande fue para la Revolución Francesa y las Guerras Napoleónicas. Ambos hombres poseían el
poder soberano sobre todo "el Arte". Ambos hombres instigaron horrendas guerras de diezmado,
Napoleón I arruinó a la Alemania protestante y al general Ulysses S. Grant (quien luego estuvo al
tanto del asesinato de Lincoln por el cual fue recompensado con dos términos en el Casa Blanca)
desperdiciando el sur protestante. Ambos hombres sirvieron al general jesuita, ya que los Hijos de

Loyola fueron los autores de los ritos de Hermandad”. Y como los jesuitas fueron los autores de la
Francmasonería de Rito Escocés, la Orden y la Artesanía deben servir al mismo dios que reveló
Pike, quien declaró:

"A ustedes, Soberanos Grandes Inspectores Generales, les decimos esto, para que lo repitan a los
Hermanos de los grados 32, 31 y 30: la religión masónica debe ser, por todos nosotros, iniciados de
los grados altos, mantenidos en la pureza. de la doctrina luciferina. . . Sí, Lucifer es Dios. . . Lo
verdadero y lo puro. . . La religión es la creencia en lucifer. . . "{10}

El país ya estaba listo para la guerra en 1860. Los jesuitas, en control del "Partido
Republicano Rojo Radical" aseguraron la elección de Lincoln al interrumpir la convención
demócrata en Charleston con sus herramientas masónicas, ¡Stephen Douglas en particular!
Anunciado en 1855 contemplamos:

"¿No hay peligro para la democracia del país de tan formidables enemigos en contra de ella?
¿Es Metternich su amigo? ¿Es el papa su amigo? ¿Son sus documentos oficiales, ahora
diarios, demócratas en su carácter? Oh, no hay peligro para la Democracia, para los más
devotos del Papa; ¡Los católicos romanos, especialmente los católicos irlandeses, están
todos del lado de la democracia! Sí; Para estar seguros de que están del lado de la
democracia. Ellos son justo donde debo buscarlos. Judas Iscariote se unió a los verdaderos
discípulos. Los jesuitas no son tontos. . . El partido demócrata es y siempre debe ser el
partido más fuerte, a menos que sea arruinado por traidores y jesuitas en los campos. Sí,
está en las filas de la Democracia que debería encontrar, y sin ningún propósito, estar
seguro. Cada medida de la política demócrata en el menos emocionante será empujada al
ultraísmo, tan pronto como se introduzca para discusión. Que todos los demócratas reales se
protejan contra el artificio jesuítico común de los tiranos, un artificio que hay mucha
evidencia para creer que se está practicando contra ellos en este momento, un artificio que,
si no se atiende, seguramente será la ruina de la democracia: está fundado. en el conocido
principio de que 'los extremos se encuentran' ”{11} [énfasis añadido]

Ahora, con suficiente odio en su lugar, los jesuitas necesitaban un incidente para encender la
guerra. Antes de que Lincoln asumiera el cargo, el presidente James Buchanan, un masón
protestante, envió un barco de la marina, "La Estrella del Oeste", al puerto de Charleston para
relevar a Fort Sumter. Este fue un acto de guerra en el derecho internacional, ya que los Estados
del Sur se habían separado legalmente, el derecho de reanudar los poderes delegados había sido
específicamente reservado por los Contratos de Ratificación del Estado de Nueva York, Rhode
Island y Virginia. Los Estados confederados respondieron en la persona del general Beauregard, un
francmasón católico, disparando contra el Fuerte y se los culpó erróneamente de iniciar la guerra,
al igual que Alemania en la Primera Guerra Mundial y Japón en la Segunda Guerra Mundial. Así, el
masón del norte que

Los jesuitas - 1861 - 1865.


Incitó a América a a guerra más sangrienta fue el presidente James Buchanan. Y el francmasón del
sur que disparó el primer tiro fue el general Beauregard.

La orden jesuita ahora estaba encantada. Había utilizado a los altos Francmasones de
América para dividir a la nación a la mitad, para provocar el odio y la discordia entre los pueblos
del Norte y del Sur utilizando "la agitación contra la esclavitud", y luego iniciar una guerra de
aniquilación contra los pueblos Protestantes Blancos de los Estados Unidos. ¡Sur de acuerdo con el
malvado Concilio de Trento! El gran presbiteriano del sur, Robert L. Dabney escribe:

“El lenguaje común [del Norte] respiraba amenazas y matanzas, y exigía el saqueo, la ruina y
el exterminio de los pueblos del sur. . . Su intención era un asesinato y piratería a gran
escala, el exterminio de la vida nacional de todo un pueblo. . . Con una inhumanidad
desconocida para la historia moderna, habían extendido la ley del bloqueo a todos los
medicamentos y tiendas de hospitales; esperando . . . Para hacer mortal las heridas de todo
adversario herido. . . El Congreso Federal y el Ejecutivo ordenaron. . . decidieron que la
guerra debería ser una piratería enorme. . . Declarando todo tabaco, algodón y trabajo de
esclavos, . . . como "contrabando de la guerra". . . "{12}

El propósito era destruir los estados principalmente protestantes de Virginia, Carolina del Norte,
Carolina del Sur y Georgia, mientras que solo afligían levemente a los estados católicos de Luisiana
y Florida. ¿Y cómo los verdaderos "rebeldes" del gobierno del Norte republicano radical del Norte,
respaldados por el poder de la Santa Alianza de los jesuitas, llevaron a cabo su plan para destruir a
los verdaderos "yanquis" del sur? Cientos de miles de mercenarios extranjeros fueron contratados
"para extirpar a los herejes blancos del sur de la faz de toda la tierra". Además de once mil
alemanes, los jesuitas utilizaron a cientos de miles de sus más devotos católicos irlandeses para
saquear el sur del mismo modo que lo habían hecho en Alemania durante la horrible Guerra de los
Treinta Años. Leemos:

“Los radicales, los proletarios [como los futuros comunistas rusos], los ladrones, los
forajidos, de todas las demás tierras, acudieron a sus estándares, enseñaron por sus
instintos listos que su causa era la misma. La mitad de los prisioneros de guerra, registrados
por los ejércitos victoriosos del sur, han sido mercenarios extranjeros. . . El Moloch de la
ambición federal ya ha sacrificado a doscientos mil irlandeses. Y aún así, mientras la espada
de fuego del sur derriba a estos invasores asalariados, nuevas hordas atestan las orillas”. {13}
[énfasis añadido]

Los jesuitas controlarían ambos lados del conflicto como lo hicieron durante las guerras
napoleónicas. Controlaron a los radicales en el Norte, particularmente a Thaddeus Stevens en la
Cámara de Representantes, a Charles Sumner en el Senado y al masón Edwin Stanton, el secretario
de Guerra de Lincoln. También controlaban el liderazgo en el Sur, particularmente el presidente
Los jesuitas - 1861 - 1865.

Jefferson Davis (educado en el monasterio de Bardstown en St. Thomas College) y Judah Benjamin,
el secretario de Guerra. De Davis leemos:

“Hay muy pocos líderes del Sur que no están más o menos bajo la influencia de los jesuitas, a
través de sus esposas, relaciones familiares y amigos. Varios miembros de la familia de Jeff Davis
pertenecen a la Iglesia de Roma ". {14}

Para probar este punto, se citarán algunos detalles. Fue por esta razón, después de que el Ejército
Confederado derrotara al Ejército invasor del Norte en la primera batalla de Manassas (Bull Run),
que Jefferson Davis no permitiera que "Stonewall" Jackson capturara a Washington, prolongando
así la guerra de aniquilación contra los Blancos. ¡Pueblos protestantes y bautistas anglosajones del
Partido Demócrata por los Derechos de los Estados del Sur de Virginia en particular! Para los más
grandes enemigos de la Orden de los Jesuitas y los Reyes de la Santa Alianza habían sido los
blancos, calvinistas, bautistas y protestantes de Virginia: George Washington, Thomas Jefferson,
James Madison y James Monroe. Estos malditos "herejes y liberales", después de haber derrotado
al ejército del Rey George (bajo el control de los jesuitas) en Yorktown, Virginia, fueron los autores
de la Declaración de Independencia, la Constitución de los Estados Unidos, la Declaración de
Derechos, las Resoluciones de Virginia y Kentucky y la audaz Doctrina Monroe. Estos grandes
hombres habían sido utilizados por el Hijo resucitado de Dios para realizar el milagro de hacer que
el malvado Concilio de Trento de los jesuitas no tuviera ningún efecto en la Norteamérica
protestante.

(Querido buscador de la verdad, ochenta años después, los jesuitas le ordenaron a Hitler (un
homosexual según The Hidden Hitler de Lothar Machtan) que prohibiera a su ejército alemán
victorioso destruir el ejército británico en Dunkerque, prolongando así la guerra de aniquilación
contra los judíos de Europa, ortodoxos Serbios y luteranos alemanes: el sueño del general jesuita
de revivir el Sacro Imperio Romano del Papa, destruido por la Reforma Protestante del Mesías,
nunca podría suceder con todos estos "herejes y liberales obstinados" en el camino. ¿Un
sentimiento por el funcionamiento predecible de la Orden Jesuita y su caballería de a pie, la Logia
Masónica?
Fue por esta razón que el general confederado James Longstreet fue "designado" para reemplazar
al general "Stonewall" Jackson después de que este último había sido disparado "por error" por sus
propios hombres en la batalla de Chancellorsville. Los jesuitas se beneficiaron enormemente de
esta cita; Longstreet traicionó al general Lee mediante órdenes de desobediencia en Gettysburg y
el Desierto por atacar demasiado tarde, ya que los Federales habían ganado las posiciones más
fuertes. De Gettysburg leemos:

"Es susceptible de la prueba más abrumadora de que mientras el general Lee, con una
magnanimidad que se eleva a lo sublime, al moverse entre sus destrozados batallones en
Gettysburg, dijo:" Todo esto es mi culpa. He perdido esta batalla, y debes sacarme de ella lo mejor
que puedas ", y mientras él se abstenía en tanto viviera de cualquier censura pública de su
teniente,
no dudó en decir en la intimidad de la amistad privada que perdió la batalla de Gettysburg
principalmente debido a la desobediencia de Longstreet a las órdenes”. {15} [énfasis añadido]

(Años más tarde, los jesuitas, al mando de Hollywood, el moderno teatro jesuita, violento y
degenerado, cuyo director más exitoso es el fascista católico romano y el Caballero de Malta Frank
Capra al dirigir los Dramas Jesuitas de la Orden) lanzarán una película que presenta al General
James Longstreet como el héroe del establo, mientras que el general Lee, el más importante
soldado de la época según el general Winfield Scott, fue retratado como un idiota. Esa
abominación de una película se llamaba Gettysburg.

Fue por esta razón que el general federal Meade, un católico romano, fue dirigido por un jesuita
disfrazado para enviar a un tercio de su ejército a sofocar los alborotos de la ciudad de Nueva York
del arzobispo Hughes ("un complot romano de principio a fin" en las palabras de Lincoln), y por lo
tanto no persiguió al ejército traicionado y derrotado del general Lee en Gettysburg. De la
influencia jesuita en el campo de batalla, el presidente Lincoln dijo:

“También es cierto que Meade se ha quedado con nosotros y ganó la sangrienta batalla de
Gettysburg. . . Pero es evidente que su romanismo sustituyó a su patriotismo después de la batalla.
Dejó escapar al ejército de Lee, cuando fue tan fácil cortar su retirada y obligarlo a rendirse,
después de haber perdido a casi la mitad de sus soldados en la carnicería de los últimos días.
Cuando Meade tenía que ordenar la persecución, después de la batalla, un extraño acudió
apresuradamente al cuartel general, y ese extraño era un jesuita disfrazado. Después de una
conversación de diez minutos con él, Meade hizo los arreglos necesarios para la búsqueda del
enemigo, ¡que escapó casi sin tocar, con la pérdida de solo dos cañones! ”{16} [Énfasis añadido]
¿Y por qué los jesuitas quieren que el ejército de Lee se escape? Por lo tanto, la guerra de
aniquilación podría continuar hasta que los Estados protestantes del sur fueran completamente
destruidos por el general Grant y el general Sherman.

Continuando con la descripción de la destrucción del sur, los jesuitas buscaron crear una
insurrección de esclavos sureños negros contra sus amos blancos por medio de una emancipación
en masa. La Proclamación de Emancipación, promovida en gran medida por los jesuitas que
controlan Inglaterra a través de la Reina Victoria, se calculó para incitar a los esclavos a asesinar a
sus amos. La trama fracasó porque la gran mayoría de los maestros protestantes habían enseñado
amorosamente la Biblia a sus esclavos. Uno de esos protestantes fue el general "Stonewall"
Jackson. A su muerte, los esclavos negros de su escuela dominical se reunieron alrededor de su
tumba y lamentaron amargamente su partida. Porque la doctrina bíblica de la supremacía blanca y
la subordinación de los negros se creyó universalmente entre las naciones protestantes blancas de
acuerdo con la profecía de Noé dada en Génesis 9: 18-28. De esta profecía el bautista Henry Halley
comenta en 1927:

“Los descendientes de Cam [negros] debían ser razas de siervos; Los Semitas
[particularmente los descendientes físicos de Jacob] debían preservar el conocimiento del
Dios verdadero; Las razas Jaféticas [Blancas] debían tener la porción más grande del mundo
y suplantar a las razas Semíticas como maestros de Dios. Se cumplió cuando los israelitas
tomaron Canaán, cuando los griegos tomaron Sidón y Roma conquistó Cartago; y desde que
las razas Jaféticas [Blancas] dominaron el mundo y se convirtieron al Dios de Sem (el Dios y
Padre de Jesucristo), mientras que las razas semíticas ocuparon un lugar de insignificancia
comparativa [durante la diáspora de Israel]; y las razas Camíticas [negros] han ocupado un
lugar de servidumbre. ¡Un pronóstico increíble! ”{17} [énfasis añadido]

R. G. Horton, un prominente demócrata del norte, da un breve resumen de la actitud de los


blancos del sur hacia sus sirvientes negros:

“El negro no era un hombre como el hombre blanco. Nunca había estado tan elevado en
ningún momento en la historia de su raza como los cuatro millones en los estados del sur.
Nuestra forma de sociedad había civilizado y cristianizado [protestante y bautista], los únicos
negros que habían sido civilizados o cristianizados. Este es un hecho histórico simple, que
nadie se atreve a desafiar [excepto los jesuitas que usan su "Nación del Islam" Negra
Masonicamente ", su" Lucepress "basada en el Rockefeller Center, su" Movimiento por los
Derechos Civiles "controlado por Masonical y sus Dramas Jesuitas conocidas como "películas
de Hollywood" en la creación de la Segunda Reconstrucción de América Latina de la
Decimocuarta Enmienda (1950 hasta el presente) utilizando a los afroamericanos y
comunistas socialistas hostiles y radicales, que odian específicamente a los protestantes y
bautistas celtas anglosajones blancos, al igual que el brillante mulato NOI portavoz, Malcolm
X, antes de su regreso de la Meca]. . . . Es nuestro deber, como raza superior, cuidar de estas
personas que Dios, en su providencia, nos ha dado. Debemos tratar de entender sus
naturalezas, sus capacidades y sus necesidades, y luego adaptar nuestras leyes para que
estén en las condiciones más felices, saludables y mejores que puedan alcanzar. Eso es lo
que los sureños (en su mayoría protestantes y bautistas) intentaron hacer, y aunque ninguna
sociedad es perfecta, todos deben admitir que los negros estaban mejor que nunca antes de
la guerra. Se estima que un millón ha muerto en el esfuerzo por hacer que actúen como
personas blancas. . .. Miles de estas pobres criaturas han muerto de viruela y otras
enfermedades repugnantes. Cientos de personas murieron de hambre o murieron debido a
la exposición, y todo a causa de las falsas enseñanzas de los abolicionistas [controlados por
los jesuitas], quienes engañaron a la gente y les dijeron que la sociedad existía en el [varón
dominante blanco protestante y bautista]. El sur era 'un pecado y un crimen’” {18} [Énfasis
añadido]

Los jesuitas - 1861 – 1865

Después de la guerra, mientras estaban bajo la ley marcial, los jesuitas continuaron su intento de
destruir a la raza blanca protestante del sur. R. L. Dabney, uno de los ministros presbiterianos más
grandes del sur y el miembro más joven del personal del General Jackson, escribe que

". . . Una vez que llegara la abolición por la agresión federal, seguirían estos otros resultados
seguros. . . igualdad total del negro: que la igualdad del negro así establecida teóricamente
sería la superioridad práctica del negro; . . . que esta carrera miserable debe resultar en una
de dos cosas, ya sea una guerra de razas, en la que los blancos o los negros serían, una o la
otra exterminada; o la amalgamación. . . Y este aparentemente es el destino que nuestros
conquistadores tienen en vista [que está totalmente de acuerdo con el Programa Racial para
el Siglo XX (1912) del Sionista Judío Masista Judío Israel Sionista que promueve la agitación
de los negros contra los Blancos, la prominencia de los negros en el deporte, el
entretenimiento y matrimonio interracial definitivo]. Si efectivamente pueden mezclar la
sangre de los héroes de Manassas con esta vil corriente de los pantanos de África, nunca
más tendrán ocasión de temblar ante la resistencia justa de los hombres liberales
[protestantes] virginianos; pero tendrán una raza lo suficientemente flexible y vil como para
ocupar esa posición de sujeción política, que desean fijar en el Sur ". {19} [énfasis añadido]

Una vez más, R. G. Horton está de acuerdo:

“Las leyes de todos los estados de la Unión negaron sabiamente a los negros la igualdad con
los blancos. Yo digo que esta fue una disposición justa y necesaria para prevenir lo que se
llama mulatoismo o mestizaje, es decir, una mezcla de las razas blanca y negra, cuya historia
y experiencia han demostrado ser una de las más grandes maldiciones que pueden ocurrir
en una sociedad. . Cada nación en la faz de la tierra donde tal mezcla ha tenido lugar en un
grado considerable, ha declinado en su civilización y gradualmente se ha hundido en la
ruina, como si se desperdiciara con veneno lento. Y eso es justo lo que era. El castigo de Dios
sobre los hombres por violar sus leyes”. {20} [énfasis añadido]

(Querido buscador de la verdad, ¿entiendes ahora por qué Hollywood, el Teatro Jesuita, ¿empuja
constantemente los matrimonios interraciales y los matrimonios interraciales en los Estados
Unidos? Durante los últimos cuarenta años, el "Lucepress", controlado por el Consejo del Cardenal
sobre Relaciones Exteriores en Nueva York York, ha llegado a todos los extremos para intimidar a
los blancos y negros para que practiquen este pecado contra el Hijo de Dios resucitado. Nos han
calificado de blancos como “enemigos de la raza negra”, describiéndonos con palabras recién
definidas como “racista” y "Prejuicio" (básicamente términos no odiosos), si no aceptamos el
programa de integración forzada, amalgamación y mestizaje de la Orden. No hizo Nehemiah, el
hombre de Dios, reprendió furiosamente a su propio pueblo judío por la mezcla de razas,
obligándolo a poner lejos de sus esposas extranjeras (Nehemías 13: 23-31) ¿No lo hizo Jesús?

Los jesuitas - 1861 - 1865.


cuando el Mesías manda a sus discípulos, siendo enviados a predicar las buenas nuevas de que el
reino davídico de los cielos estaba a punto de establecerse en la tierra, no para entrar en ninguna
ciudad de los samaritanos (Mateo 10: 5), ¿siendo mitad judíos racialmente?!)

Los jesuitas ahora estaban sentados sobre la ruina de la República Protestante de George
Washington. Norteamérica había experimentado su revolución francesa atea. Los republicanos
radicales "rojos", liderados por Sumner y Stevens, eran como los jacobinos liderados por
Robespierre y Danton. El arzobispo Hughes, que defendía el poder temporal del Papa, había
visitado Europa y Roma en apoyo del Norte durante 1861-62 a petición de Lincoln y Seward.
Después de la guerra, Hughes fue recomendado a Pío IX para un sombrero rojo de cardenal por los
republicanos radicales rojos. Los brigandos Grant y Sherman habían liderado sus ejércitos de
monstruos, compuestos por un gran número de bandidos irlandeses, católicos romanos y
extranjeros, en una campaña de rapiña, saqueo y destrucción masiva, deshonrando totalmente el
noble arte de las armas. Mientras los cruzados de Sherman estaban quemando las ciudades
protestantes de Atlanta, Georgia y Columbia, Carolina del Sur, el honorable general bautista y
confederado Jubal Early había ordenado a sus hombres que apagaran un gran incendio en
Wrightsville, Pensilvania. (El fuego fue provocado por los habitantes de Columbia, Pensilvania, ya
que quemaron el puente que cruza el río Susquehanna para evitar que los confederados se
crucen).

Según el Museo de la Guerra Civil en Harrisburg, Pensilvania, Estados Unidos, más que
Francia, estaba en ruinas, ya que casi setecientos mil de sus hijos habían muerto. Margaret
Mitchell, autora de la mejor novela de Estados Unidos, Gone With the Wind (Lo que el viento se
llevó), captura la tragedia de este momento con un poema escrito en la parte posterior de una
nota confederada:

"Representar nada en la tierra de Dios ahora


y nada en las aguas debajo de ella.
Como la promesa de una nación que ha fallecido
Guárdalo, querido amigo, y demuéstralo.
Muéstraselo a los que prestan oído.
Para el cuento este truco le dirá
De la libertad, nacido del sueño del patriota,
De una nación acorazada que cayó”. {21}
Los jesuitas eran ahora los amos secretos de los Estados Unidos. Habían devuelto el
absolutismo a Francia con un golpe de Estado en 1852, lo que resultó en la dictadura de Napoleón
III. Pero en los Estados Unidos tuvieron cuidado de instituir una forma muy engañosa de
absolutismo, a través de un golpe de estado conocido como la Decimocuarta Enmienda. Esta
enmienda crearía la consolidación de los Estados en el "Santo Romano" Imperio Americano del
Siglo XX. Y fueron los pueblos protestantes-calvinistas del sur quienes lucharon contra los pueblos
predominantemente católicos romanos de la Santa Alianza para prevenir el establecimiento del

imperio norteamericano centralizado. Para estos calvinistas protestantes, al tratar de evitar que el
Papa gobernara el mundo una vez más, hizo

". . . mire al Sistema Federativo, entre los Estados Democráticos Libres [Soberanos e
Independientes], como el medio más seguro para salvar a la Humanidad de la última Regla
Monárquica universal”. {22} [énfasis añadido]

Con la destrucción de los justos y nobles pueblos del sur protestante, el pueblo católico del norte
se esclavizó a los jesuitas en Washington, DC Los jesuitas, usando a sus "republicanos" como
habían usado a sus "jacobinos" en Francia, se crearon un enorme "Gran Ejército", como el de
Napoleón, que durante el siglo XX se usaría para restaurar el Poder Temporal del Papa en todo el
mundo después de haber destruido las Naciones de la India en Occidente. (Cuando los jesuitas
crean un Imperio, siempre hay una "limpieza étnica"). R. L. Dabney, al prever el derrocamiento de
los Reyes de Europa, escribió sobre este nuevo poder jesuita:

“La historia colocará algún día la posición de estos Estados Confederados, en este alto argumento,
a la luz más clara de su gloria. La causa que se comprometieron a defender fue la libertad regulada,
constitucional y la fidelidad a la ley y los convenios, contra la violencia licenciosa del poder físico.
Los supuestos a los que se opusieron fueron precisamente los de esa democracia radical
[socialismo-comunismo], que inundó Europa con sangre a fines del siglo XVIII [la Revolución
Francesa y las Guerras Napoleónicas], y que volvió a sacudir sus tronos en las convulsiones de 1848
[ la segunda revolución francesa]. . . . Este poder . . a principios de siglo, había transferido sus
diseños inmediatos a través del Atlántico, se estaba consolidando nuevamente en los Estados del
Norte de América, con una riqueza, una organización, una audacia, una extensión a la que nunca
aspiró en las tierras de su nacimiento, y se estaba preparando para hacer de los Estados Unidos,
después de aplastar toda la ley allí bajo su brutal voluntad, el punto de apoyo donde deberían
extender su palanca para derribar a todos los tronos legítimos [excepto el de Inglaterra] en el Viejo
Mundo ". {23} [Se agregó énfasis]
Mientras tanto, en Roma, el general jesuita, anticipando la victoria del Ejército del Norte, hizo que
su sirviente, el Papa Pío IX, erigiera el Colegio Americano de los jesuitas en 1864. Leemos:

"El pontificado de Pio Nono probablemente se convierta en histórico a partir de dos


circunstancias, posiblemente tres: la huida de Gaeta [después de que un asesino controlado
por los jesuitas enviado por el masónico Mazzini asesinó al oficial de reforma" liberal "del
Papa, Pellegrini Rossi], la promulgación de la Inmaculada Concepción, y, por desgracia, el
desmembramiento de los territorios eclesiásticos. Además de esto [en la búsqueda de
reactivar el uso de la guillotina según J. A. Wylie), no conozco nada en su administración que
Los jesuitas - 1861 - 1865.

pueda reclamar un lugar en la historia, excepto que puede haber erigido una universidad en
Roma, para el beneficio especial de la juventud estadounidense ". {24}

¿Y por qué? Fue para entrenar a los futuros sacerdotes estadounidenses para gobernar el Imperio
Americano a través de ambos partidos políticos. Un joven irlandés estadounidense formado por
jesuitas en el American College de Roma no era otro que "el Papa estadounidense", el oscuro
cerebro detrás del asesinato de Kennedy y la sodomita endurecida por el pecado.

¡Cardenal Francis Spellman!

Mientras tanto, en México, poco antes de que estallara nuestra "Guerra Civil"
estadounidense en 1861, esa nación oprimida, plagada de dictadores y revueltas durante casi
cuarenta años, finalmente comenzó a disfrutar del maravilloso sabor del gobierno libre y "liberal",
condenado por la Malos jesuitas del Concilio de Trento. El gran pro-protestante, liberal e
inspiración del pueblo mexicano, Benito Pablo Juárez, fue proclamado presidente tras su entrada
triunfal en la capital en 1860. Durante tres largos años, la Guerra de la Reforma, iniciada por la
suspensión de la Constitución liberal, se desató entre la tiranía jesuita del general Ignacio
Comonfort (que lleva el nombre de Ignatius Loyola) y los liberales encabezados por Juárez.

Y ahora, con el dulce sabor de la victoria, el Hijo resucitado de Dios después de haber
respondido a sus oraciones, nuestro héroe, Benito Juárez, removió la piedra de molino de
alrededor del cuello de su amada gente, habiendo sido implacablemente atada por los
despiadados Hijos de Loyola. Lo primero que hizo fue romper el poder financiero y político del
pronto infalible Papa Pío IX, del general jesuita, junto con su Jerarquía y el clero que manejan su
coloso mundial de riquezas, el Imperio Vaticano, mediante:
1. Suspender durante dos años todos los pagos de las deudas públicas de todo tipo; desde
entonces, se los debían a los agentes bancarios masónicos del Vaticano;
2. Declarar que el matrimonio es un contrato civil y no un privilegio otorgado por el Papa;
3. Suprimir el celibato y los tribunales eclesiásticos de la Inquisición;
4. Confiscar las propiedades de la Iglesia del Papa valoradas en más de cien millones de
dólares de plata y más de un tercio (treinta y cinco por ciento) de las tierras y propiedades más
selectas de México;
5. ¡Separar el gobierno de la Iglesia Católica Romana, con su Papa, Jerarquía y Jesuitas, del
gobierno, habiendo expulsado al arzobispo de México!

Querido buscador de la verdad, por primera vez en la historia de nuestro vecino del sur, el Poder
Temporal del César Papal se había roto. Juárez confirmó la Constitución de 1857, que garantizaba
la libertad de expresión y la libertad de prensa, condenada por el malvado Concilio de Trento de los
jesuitas.
Los jesuitas - 1861 - 1865.

¡Alabado sea el Señor!

¡¡Observen al hombre!!

¡Los estadounidenses, en doscientos años, nunca hemos tenido un héroe como este!

¡¡¡¡Es un mexicano Oliver Cromwell!!!! ¡¡¡¡Guau!!!!

Ah, querido buscador de la verdad, estas maravillosas obras de justicia nunca pasan sin ser
resueltas por el diablo y su shogun Priest-King, el Papa Negro. Con su "Santa Alianza" de déspotas
europeos, Inglaterra, Francia y España invadieron. Nuestro héroe, Juárez, huyó de la capital por su
vida, mientras que el archiduque austriaco Fernando Maximiliano, la herramienta de los jesuitas
Napoleón III de Francia, se convirtió en el emperador absolutista de México en 1864. Después de
tres años de fuerte resistencia mexicana junto con la imposición de Abraham Lincoln La Doctrina
Monroe, Juárez prevaleció, ordenando la ejecución justa del usurpador austriaco en 1867. ¡Esto
enfureció aún más a los jesuitas! Por cinco años más, Benito Juárez permaneció como presidente,
persiguiendo sus políticas "liberales", en contra del Concilio de Trento, hasta que murió en su
escritorio de "apoplejía": ¡la copa de veneno!

Sin embargo, a pesar de la muerte de nuestro héroe, el Hijo de Dios resucitado optó por
liberar al pueblo mexicano, ya que los consideraba dignos de la libertad por la que habían
derramado tanta sangre. El año siguiente, en 1873, el glorioso gobierno mexicano, un año después
de la expulsión de la Orden por parte del Parlamento alemán del Imperio germano-prusiano,
expulsó a los jesuitas de todo México. ¡Alabado sea el Señor! ¡Poco sabía el pueblo mexicano que
pagarían caro por esto! Tres años después, el general Porfirio Díaz llegaría al poder, quien a su vez
restauraría a los jesuitas. Este implacable y militar dictador luego gobernaría México con un puño
de hierro, sirviendo fielmente a la Compañía de Jesús durante más de treinta años (desde 1876
hasta 1911), mientras que el emperador Meiji gobernaba la Orden en Japón. ¡Tres años más tarde,
en 1914, los Hijos de Loyola traerían a México la Segunda Guerra de los Treinta Años, ¡que causó
más de un millón de muertes en virtud del Juramento Jesuita y el malvado y malvado Concilio de
Trento!

Querido buscador de la verdad, para 1945, México estaría completamente en manos del
Papa Negro de la Compañía. Hoy, cincuenta y siete años después, nuestro vecino del sur ha sido
reducido a una nación fresca con el absolutismo, el crimen, la pobreza y la miseria que reinan en la
suprema. En medio de esta vergonzosa y moderna reducción jesuita de hoy, prospera un comercio
de drogas multimillonario que ha absorbido a todos los gobernantes de la tierra. Uno de esos
gobernantes es el gobernador Felipe Gonzales de Aguascalientes. ¡Y no lo sabría, el Gobernador
Gonzales es uno de los Caballeros de Colón más fieles y obedientes del arzobispo Edward Egan!

Los jesuitas - 1861 - 1865.


James Buchanan, 1791 - 1868 # 91
Decimoquinto presidente de estos Estados Unidos de América, 1857 - 1861
Al principio, federalista y testigo de las alarmantes tendencias centralizadoras del partido, James
Buchanan cambió al Partido Demócrata de Jefferson y se convirtió en un gran admirador del
presidente Andrew Jackson. Como demócrata y defensor de los derechos de los Estados no
delegados expresamente al gobierno federal por la Constitución, el presidente Buchanan se negó a
hacer la guerra a los estados del sur que amenazaban con abandonar la Unión. Al igual que John F.
Kennedy que buscaba poner fin a la Guerra del Cardenal Spellman en Vietnam, culpó a la secesión
del Sur de los abolicionistas del Norte Republicanos Rojo / Negro radical y se negó a iniciar la
Guerra entre los Estados del arzobispo Hughes, ya que se oponía a la conspiración de la Santa
Alianza del Príncipe Metternich. Por lo tanto, el 23 de febrero de 1857 en el Hotel Nacional de la
Orden en Washington, DC, el presidente y sus hombres del Norte fueron envenenados con
arsénico en su té. Treinta y ocho personas murieron cuando la Orden cumplió su juramento
sangriento una vez más. Pero Buchanan sobrevivió y hacia el final de su presidencia, el 5 de enero
de 1861, envió un barco mercante llamado "Estrella del Oeste" para reforzar Fort Sumter, que
llevaba "tropas y alimentos". Este acto encendió a los jesuitas " Guerra civil americana."
Fotografía de James Buchanan, comprada en Wheatland Mansion, Lancaster, Pennsylvania.

Los jesuitas - 1861 - 1865.


Albert Pike, 1809 - 1891, Soberano Gran Comandante # 92
Soberano Gran Inspector General, 33 ° Grado
Masonería de rito escocés antiguo y aceptado,
Jurisdicción del Sur, EE. UU., 1859 - 1891
Un luciferino y fundador del primer Ku Ku Kux Klan blanco en 1866 (más tarde se disolvió, debido a
su violencia controlada por los jesuitas, en 1869 por el valiente ex Confederado General y
Francmasón, Nathan Bedford Forrest, después de la forzosa ratificación del Decimocuarto
enmienda del César papal (1868), Pike era un hermano masónico ocultista contemporáneo Karl
Marx. Con sus influencias en la logia del sur, llevó a los protestantes del sur a una guerra durante la
cual fueron traicionados por sus líderes en deuda con el miedo a la muerte de los maestros
masónicos subordinados al general jesuita en Roma. Después de la guerra, los vencedores
masónicos erigieron dos de sus ídolos masónicos en celebración del recién creado Imperio
Americano "Santo Romano" del Papa Negro. Eran el Monumento a Washington (1885) y la Estatua
de la Libertad (1886), y fueron diseñados por el francmasón francés católico romano, Frederic
Auguste Bartholdi. Pike también habló sobre el plan del Imperio Invisible para encender tres
Guerras Mundiales, la tercera que se librará en el Medio Oriente que involucra la toma del Monte
del Templo de Jerusalén.
La moral y el dogma, Albert Pike, (Charleston: L. H. Jenkins, Inc., 1871).

Los jesuitas - 1861 - 1865.


Benito Pablo Juarez, 1806 - 1872 # 93
Presidente y Reformista Protestante de México.
1860-1863 y 1867-1872
Este indígena nativo zapoteco es el mejor patriota de México, el comandante de la Guerra Civil y el
mejor estadista de integridad, capacidad y determinación inquebrantable en su búsqueda por
convertir a su amado país en una nación entre las naciones. Habiendo estudiado para el sacerdocio
cuando era joven, se convirtió en el enemigo más temido de la Compañía de Jesús mientras odiaba
el poder temporal del César papal en Roma. Exilió al arzobispo de México junto con cinco Obispos,
confiscó todas las propiedades de la Iglesia del Papa que se componían las mejores tierras de la
Nación, expulsó al embajador español y odió a la Santa Alianza del Príncipe Metternich. Hizo
cumplir la Constitución "liberal" de 1857 que garantiza los derechos protestantes de la libertad de
expresión y la libertad de prensa, condenados por el Consejo del Papa Negro de Trento. Buscó
establecer una clase media y congeló la deuda nacional. En 1867 ejecutó con razón al usurpador y
tirano de México, Fernando Maximiliano de la Casa de los Habsburgo de la Orden, enviado por el
francés Napoleón III, ¡que indignó aún más a los jesuitas! Por negarse a defender el Poder
Temporal del Papa, Juárez se convirtió en un "rey rebelde" y, por lo tanto, en un "tirano" según las
doctrinas satánicas del jesuita español Francisco Suárez. En 1872 murió en su escritorio, víctima de
"la copa de veneno".
The McGraw-Hill Encyclopedia of World Biography, (Nueva York: McGraw-Hill Inc., 1973) vol. 6, pp.
75-78.

Los jesuitas - 1861 - 1865.


Capitulo 27
Los jesuitas - 1868 - 1872.

Golpe de Estado de los Estados Unidos


De una república calvinista a un imperio jesuita
La Decimocuarta Enmienda
Los casos del matadero

Soy su legítimo rey. Usted ha hecho un juramento y ha firmado un convenio para ser fiel a
mí y a mi causa. . . Los privilegios e inmunidades, los placeres y los honores que te he
otorgado requieren tu lealtad a cambio. . .

[Rey Diabolus a la ciudad de Mansoul]

Oh Mansoul, sería prudente prestar atención a lo que estás haciendo e muy importante.
Porque si cedes, se entregarán a otro y dejará de ser tuyo. Renunciar a un poder ilimitado es
la mayor locura del mundo “. {1} [énfasis añadido]

John Bunyan, 1684


Predicador Calvinista Bautista Puritano
La guerra santa

“Un método de asalto puede ser efectuar las formas de la constitución. Alteraciones que
deteriorarán la energía del sistema, y por lo tanto a socavar lo que no puede ser derrocado
directamente. . . Pero que no haya cambio por usurpación; porque aunque esto, en un caso,
puede ser el Instrumento del bien, es el arma habitual por la que los gobiernos liberales son
destruidos ".{2}

George Washington, 1799


de los Estados (protestantes)
Estados de america
El periódico estatal más grande de América
Primer y mas grande presidente
Discurso de despedida

Los jesuitas - 1868 - 1872.

"Todos los católicos deben ejercer su poder para hacer que las Constituciones de los
Estados se ajusten a los principios de su iglesia". {3}
Las Grandes cartas Encíclicas
Papa leon XIII, 1878
de leon XIII
“No permitas preeminencia entre tus sujetos. Que no viva ningún hombre que sea más
sabio o mejor o más famoso o incluso más atractivo que la masa. Bájalos a un nivel: todos
los esclavos, todos los cifrados [números de la Seguridad Social], todos los nadies, todos
iguales. Así, los tiranos podrían practicar, en cierto sentido, la "democracia". . . Porque
una "democracia" o el "espíritu democrático" (sentido diabólico) lleva a una nación sin
grandes hombres, una nación principalmente de subliterados, llena de locura que la
adulación engendra en la ignorancia, y rápida de gruñir ante el primer indicio de crítica. .
Y eso es lo que el infierno desea que sea cada pueblo democrático ". {4} [énfasis añadido]

C. S. Lewis, 1961
Novelista ingles
Screwtape propone un brindis

Los jesuitas habían librado con éxito una guerra entre dos naciones soberanas, la Estados
Unidos de Norteamérica y los Estados Confederados de Norteamérica. Los déspotas de La Santa
Alianza de los jesuitas se habían aliado con el Norte, y por lo tanto, la gente del sur Luchó contra el
mundo. Los patriotas engañados del Norte lucharon para "salvar la Unión", pero de hecho, lo
destruyeron, y en sus ruinas los jesuitas, con sus masones, erigen una nueva Unión - una nueva
Estados Socialistas Unidos de América.

Esta nueva nación sería una república socialista jesuita con el presidente. Ejerciendo
poderes de un monarca absoluto. La antigua república federal calvinista de Washington se
convertiría en un gran imperio centralizado con los diez tablones de el masónico Manifiesto
comunista reemplazando los Diez Mandamientos de Moisés.

Para lograr esto, la Constitución tuvo que ser enmendada, "por gancho o por ladrón". Se
enmendaría de acuerdo con el grito masónico de ambas revoluciones francesas. "Libertad" sería la
Decimotercera Enmienda. "Igualdad" sería la Decimocuarta Enmienda. "Fraternidad" sería la
Decimoquinta Enmienda. Ahora examinaremos la ratificación forzada de la Decimocuarta
Enmienda con toda su tiranía y usurpación, como lo fue el golpe de Estado.

Los jesuitas - 1868 - 1872.


El 28 de julio de 1868, la Decimocuarta Enmienda fue declarada "ratificada" por los
radicales en Washington. Desde 1866, los estados del sur habían estado bajo ley marcial y divididos
en cinco distritos militares. Los distritos estaban gobernados por cinco generales de la Unión en
deuda con los jesuitas, incluido el general Benjamin F. Butler, conocido como "Mayordomo la
Bestia". El malvado Thaddeus Stevens con su "Ley de Reconstrucción" de 1866 había
implementado la ley marcial. ¿Y por qué? Porque los gobiernos de los estados del sur, habiendo
ratificado la Decimotercera Enmienda, se negaron a ratificar la Decimocuarta Enmienda. Así que la
solución de los radicales, para desgracia de los ministros protestantes y la gente del Norte, fue
suspender a los gobiernos estatales legítimos e imponer la ley marcial (el absolutismo). La única
forma en que los Estados del Sur podían ser readmitidos en esta nueva "Unión de Repúblicas
Socialistas de América del Norte", poniendo fin a la ley marcial, era "ratificar" esta nueva
enmienda. Eso se llama "consentimiento en el punto de una bayoneta" o "conversión forzada de
herejes".

¿Por qué fue la Decimocuarta Enmienda, forzada en el sur por los jacobinos de El Norte, tan
importante para los jesuitas y sus déspotas de Europa, incluida la La reina protestante Victoria de
Inglaterra, cuyas políticas fueron dictadas por su jesuita controlada ¿Primeros ministros, lord John
Russell y vizconde de Palmerston? Sección 1De la Enmienda se lee:

“Todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos, y sujetas a su jurisdicción,
son ciudadanos de los Estados Unidos y del Estado en el que residen. Ningún Estado deberá
hacer o hacer cumplir ninguna ley que restrinja los privilegios o inmunidades de los
ciudadanos de los Estados Unidos; ni un Estado podrá privar a ninguna persona de la vida, la
libertad o la propiedad sin el debido proceso legal; ni negar a ninguna persona dentro de su
jurisdicción la igual protección de las leyes ”. {5}

El golpe de estado se encuentra en la primera oración. Hizo que todas las personas nacidas en
el Estados Unidos (excluyendo las naciones indias) ciudadanos de los Estados Unidos primero y Los
ciudadanos de un estado en segundo lugar. Esto invirtió la ciudadanía estadounidense original. El
senador James G. Blaine, uno de los republicanos radicales rojos de la época, explicó:

“En primer lugar, les pedimos que acepten ciertos cambios en la Constitución de los Estados
Unidos; y, para empezar, queremos que se unan a nosotros para ampliar la ciudadanía de la
República. Los esclavos recientemente emancipados por proclamación, y posteriormente
por la Enmienda Constitucional, no tienen estatus civil. Deben ser ciudadanos, y al hacer
esta extensión de la ciudadanía, no estamos limitando la amplitud y el alcance de nuestros
esfuerzos al negro. Es para el hombre blanco también. Pretendemos hacer ciudadanía
nacional. Hasta ahora, un hombre ha sido ciudadano de los Estados Unidos porque era
ciudadano de alguno de los Estados: Ahora, proponemos revertir eso y convertirlo en
ciudadano de cualquier Estado donde él decide residir, definiendo de antemano su
ciudadanía

Los jesuitas - 1868 - 1872.


nacional, y nuestra Enmienda declara que 'todas las personas nacidas o naturalizadas en los
Estados Unidos, y sujetas a su jurisdicción, son ciudada