Anda di halaman 1dari 26

IGLESIA

CURAUMA
DESCRIPCIÓN - ESTRATEGIA - FILOSOFÍA
IGLESIA
CURAUMA

DESCRIPCIÓN

2
IGLESIA
CURAUMA

1.- METODOLOGÍA
Tenemos una oportunidad única de poder establecer el reino de Dios en el sector de Curauma, que en la actualidad
posee una población de alrededor de 65.000 habitantes, siendo el objetivo generar un impacto a través de la predica-
ción relevante centrada en el Evangelio de Jesucristo.

Es una nueva plantación, dependiente en algunos aspectos de nuestra iglesia madre, la Iglesia Metodista Pentecos-
tal de Chile “Nueva Aurora”, pero proyectando su independencia a partir del 2018. Al ser una plantación nuestro anhe-
lo es plantar más Iglesias con un sistema Multi-Sitio (Multi-Sitio es, un sistema de Iglesia, que se divide en distintas
congregaciones en un sector determinado, el fin es provocar una expansión de la Iglesia central, con el fin de replicar
el modelo, pero que sea contextual a cada sector). Estas serán una continuación de los desafíos de la plantación de
la Iglesia de Curauma, lo que logrará un impulso mayor en nuestra comunidad para poder crecer y seguir con nues-
tros desafíos de multiplicación que proponemos en este proyecto, ya que creemos que la plantación de iglesias es la
forma Bíblica de expandir el evangelio, en nuestras ciudades y el mundo entero. Anhelamos, de aquí al 2025, contar
con dos plantaciones más, creyendo que que Curauma necesita más Iglesias que amen el evangelio, y apoyar otros
proyectos de plantación de iglesias hermanas.

2.- DESCRIPCIÓN DEL CONTEXTO


ANTECEDENTES DEMOGRÁFICOS
Según las estimaciones de la Sociedad Curauma S.A. en Septiembre de 2006 residían en el sector de Curauma
13.000 habitantes y en Placilla 25.0000. Las proyecciones en este sector es de un aumento de 4000 habitantes por
año, no así el de Placilla que se ha mantenido hasta la fecha en 25.000. Dicho proyecto se plantea con un horizonte
de 25 años, finalizando su proyección en el año 2025 donde se espera acoger a una población de entre 150.000 a
200.000 habitantes. Hoy Viven 65.000 habitantes, distribuidos en 25.000 en Placilla, y 40.000 en Curauma.

DISTRIBUCIÓN ETÁREA
El grupo más relevante corresponde al rango de personas entre 0 y 14 años (26,7%), seguido por el que comprende
a las personas entre 30 y 44 años (24,3%). Los jóvenes son el tercer grupo con mayor presencia representando el
23,5 % de la población. Es decir, el 74,5% de la población es menor de 44 años. (Estudio Quiero Mi Barrio).

La población ha experimentado un continuo crecimiento, destacándose la instalación de numerosas familias a partir


de la década del 90, incrementándose este proceso con las nuevas construcciones del barrio Curauma.

CARACTERÍSTICAS DEL NIVEL SOCIOECONÓMICO DE LA POBLACIÓN:


La población de Placilla se caracteriza por el fuerte arraigo de sus habitantes hacia el territorio, siendo elementos im-
portantes, principalmente la antigüedad en el sector (el 17 % vive allí hace más de 30 años) y el dominio de terrenos
(57% es propietaria de sus viviendas). El principal factor de radicación es la calidad de vida asociada a la tranquili-
dad, fuentes laborales cercanas de la gente que se dedica a transportes, la disponibilidad de terrenos amplios y el en-
torno natural asociado a la condición de semi ruralidad. Lo anterior, unido a un pasado histórico caracterizado por hi-
tos históricos y arqueológicos revalorizados por la comunidad, les imprime una identidad propia a los placillanos.

3
IGLESIA
CURAUMA

Pero la mayor expansión en cuanto a habitantes es en el sector denominado Curauma, donde se concentra el desa-
rrollo urbano, lleno desde el nivel C3 hasta el ABC1.

Descripción:
C2 Ingreso mensual: El promedio
C1b Ingreso mensual: El promedio
por hogar es de $810.000
por hogar es de $1.374.000 Vivienda: Superficie promedio
Vivienda: Superficie promedio per cápita: 33 m2. Más casas pa-
per cápita: 37 m2 readas (53%) que aisladas (35%);
Más casas pareadas (48%) que sólo 12% de departamentos.

34%
aisladas (33%);
19% vive en departamentos (19%). 28% Conectividad: Mayoría tiene TV
pagada (66%) banda ancha (57%),
Conectividad: Mayoría tiene TV teléfono fijo (52%) y celular con
pagada (80%) prepago (58%).
banda ancha (73%), teléfono fijo

Clase Media típica


Clase Media Emergente

Ingreso mensual: El promedio Ingreso mensual: El promedio


C1a C3
por hogar es de $2.070.000 por hogar es de $503.000
Vivienda: Superficie promedio Vivienda: Superficie promedio
per cápita: 45 m2 Casas aisladas o per cápita: 29 m2. Casas tanto pa-
pareadas (67%) y departamentos readas como aisladas (91%); sólo
(33%). 8% de departamentos.
Conectividad: Mayoría con TV
21% pagada (87%), banda ancha (86%), 11% Conectividad: Mayoría tiene ce-
lular prepago (69%) y TV pagada
celular con contrato (73%) y telé- (54%). Es más restringido el
fono fijo (69%). acceso a teléfono fijo (42%) y
banda ancha (41%).

Clase Media Acomodada Clase Media Baja

AB Ingreso mensual: El promedio


por hogar es de $4.386.000
Vivienda: Superficie promedio
per cápita: 59 m2 principalmente
departamentos (43%) y casas ais-
ladas (39%).
6% Conectividad: Gran mayoría con
banda ancha (91%), TV pagada
(90%), celular con contrato (84%)
y teléfono fijo (70%).

Clase Alta

¿QUIEN ES EL CURAUMINO?
Es una persona que ha llegado de las ciudades colindantes (Valparaíso, Viña del Mar y Santiago principalmente), bus-
cando la tranquilidad y accesibilidad del entorno. Está fuertemente marcado por familias jóvenes con hijos, nuevos
matrimonios, solteros y familias separadas. La nueva generación posterior a la generación X, llamados millennials
describe muy bien al curaumino.

4
IGLESIA
CURAUMA

Características del curaumino:


• Poseen las últimas innovaciones tecnológicas y tienen una necesidad de estar conectados constantemente a Inter-
net.

• Priorizan el cuidado de su entorno y el medio ambiente.

• Muchos de ellos tiene sus primeras viviendas.

• Otros en cambio es su segunda vivienda, pasando de una vivienda de menor calidad a una de mejor calidad en un
mejor sector para vivir.

• Muchas familias no muy bien constituidas o simplemente desechas.

• Un alto porcentaje de los adolescentes tienen padres están separados.

• En búsqueda de grandes experiencias, que puedan otorgar felicidad.

• Esforzados y con extensas horas de trabajo.

3.- EL PROYECTO
¿ P O R Q U É P L A N TA R U N A I G L E S I A E N C U R A U M A ?

Hacia afuera
Vivimos en un mundo y en una época donde nos encontramos atravesando un gran cambio de paradigma. Esto ha
traído una transformación en nuestra percepción de la realidad y por consecuencia una manera diferente de hacer las
cosas. Hoy se ha establecido una nueva forma de entender a las personas, este nuevo paradigma genera un movi-
miento hacia la coerción de la uniformidad (distanciarse de todo factor unificador entre las personas, para alejar al in-
dividuo de toda estructura u organización, lo que nos lleva en una caída libre a ser una sociedad individualista y se-
gregada) y un desarrollo de la diversidad. Este movimiento ha generado un cambio revolucionario en todas las partes
de nuestra sociedad, incluida la Iglesia, lo que implica cambios inmensos en la forma en que necesitamos operar y
comunicarnos. Esto es algo que está muy arraigado en Curauma, donde se hace sentir esta forma de entender la vi-
da, el entorno y las relaciones. Curauma está marcado por tener pocos lugares que generen encuentro entre los habi-
tantes de este lugar y, cuando decimos pocos, nos referimos a momentos que generen vínculos entre las personas.
Esto requiere que la iglesia aprenda a hablar efectivamente, en el poder del Espíritu Santo, en medio de este nuevo
paradigma que ha surgido. Pero sólo puede ocurrir cuando preparamos y capacitamos a todos los creyentes de nues-
tra comunidad, para que participen en la misión de Dios de manera concreta, impactante y relevante. La inmensa di-
versidad del cambio de paradigma requiere una respuesta del pueblo de Dios que usa toda la diversidad y singulari-
dad de cada miembro del cuerpo de Cristo.

Para que nuestra comunidad pueda convertirse en ministro de un nuevo paradigma, debemos esforzarnos en:

• Equipar y capacitar hombres y mujeres para el ministerio, tanto académica como prácticamente, para animarlos a
conectar con una iglesia necesitada y con un mundo mucho más necesitado fuera de los recintos de la vida de la
iglesia.

5
IGLESIA
CURAUMA

• Permitir que todos los miembros de nuestra comunidad descubran y usen los dones y habilidades que Dios les ha
dado. Esto implica permitir que cada persona encuentre e identifique su único propósito y destino en Dios.

• Equipar a nuestra comunidad para cuidar unos de otros y para ayudarse mutuamente a florecer en Dios.

• Llevar a los creyentes a un lugar de madurez en Dios para que puedan cuidar eficazmente a los nuevos cristianos.

• Equipar y nutrir a los líderes para que puedan guiar y desarrollar efectivamente a las personas en sus grupos, para
que trabajen activamente por el Reino de Dios, generando comunidades donde quiera que ellos estén.

• Permitir a los líderes identificar, desarrollar y mentorear a nuevos líderes.

Un vez cruzado el puente y alcanzando a todos aquellos que no alcanzamos, Dios va salvar su pueblo, por lo que de-
bemos organizarnos en el contexto de las ciudades donde vivimos. Los grupos en casa (comunidades misionales),
son un método que pretende traer, si los usamos bíblicamente, un refresco y madurez bíblica a nuestras iglesias y
van a llevar a la misma al amor y familiaridad, tal como vemos en Hechos 2:42-47. No solo debemos anhelar que se
dé en el templo el día domingo, sino en los espacios de comunidad que podemos usar como iglesia. Por esto, crear
comunidad multiétnicas, multifamiliares, multiedades, nos hará crecer como familia en Cristo y será una forma de ben-
decir de unos a otros, conociéndonos y ayudándonos, comunidades que enseñen a los matrimonios, ya sean jóvenes
o de muchos años, a convivir con sus hijos, nietos y otros familiares, que aprendan lo que no solo vemos en la iglesia
primitiva, sino que a lo largo de la historia de la iglesia, es el culto familiar y por ende la unidad familiar, que transcien-
de los lazos sanguíneos.

Queremos ser una alternativa evidente a todas las comunidades, que tal vez, los curauminos han estados expuestos,
una comunidad que falla, pero que se perdona, y estamos dispuestos a continuar en una amistad duradera.

También, vemos una búsqueda de una gran experiencia, es ahí donde las personas gastan gran parte de sus recur-
sos, en tener una gran experiencia, por medio de los que ven, los que comen, lo que sienten. Es por eso, que cre-
emos que el Evangelio, la vida en comunidad es “La Experiencia” que podemos entregarles, todo esto lleno de la cen-
tralidad en Cristo y la Gloria de Dios.

Hacia adentro
Somos una comunidad cristiana profundamente comprometida con la renovación de nuestra fe en el evangelio de
Cristo y la reforma de nuestras prácticas de ministerio para conformarlas plenamente a las escrituras. Tenemos una
profunda preocupación por algunos movimientos dentro del evangelicalismo tradicional, y como la Iglesia en Chile se
ha comportado estos últimos 60 años, que parecen estar disminuyendo la vida de la iglesia y alejándonos de nues-
tras creencias y prácticas históricas. Por un lado, nos preocupa la idolatría del consumismo personal y la politización
de la fe; por otro lado, nos perturba la aceptación sin oposición del relativismo teológico y moral. Estos movimientos
han llevado a un fácil abandono tanto de la verdad bíblica como de una vida transformada tal y como manda nuestra
fe histórica. No solo oímos de estas influencias, sino que vemos sus efectos. Nos hemos comprometido a vigorizar la
iglesia con una nueva esperanza y un gozo convincente sobre la base de las promesas recibidas por gracia, fe y en
Jesucristo solamente, para la gloria de Dios.

Creemos que en muchas iglesias evangélicas existe un profundo y amplio consenso en cuanto a las verdades del
evangelio. Sin embargo, a menudo vemos la celebración de nuestra unión con Cristo sustituida por las antiguas atrac-
ciones de poder y riqueza, o por retiros monásticos hacia el ritual, la liturgia y los sacramentos, o simplemente volver
a los antiguos rudimentos del legalismo, que nos aleja de las personas en nuestras ciudades. Lo que reemplaza al
evangelio nunca promoverá una fe de corazón misionero, anclada en la verdad duradera, que produce un discipulado

6
IGLESIA
CURAUMA

dispuesto a soportar las pruebas del llamado del reino y el sacrificio. Esto ha llevado a muchas personas de Curauma
a tomar distancia de toda institución religiosa, muchos de ellos han sido defraudados por la iglesia católica y evangéli-
ca, por estos factores. Y esto hace que como comunidad, la que sus bases están en el evangelio, podamos brindar
una que procura ser profundamente cristocéntrica, bíblica y llena del evangelio en cada cosa que hace, predicacio-
nes, consejería, ministerio, agenda y economía, ya que creemos que es lo único que puede generar comunidades sa-
ludables, que se aman y disfrutan el perdonarse cuando fallan, estamos dispuestos a escuchar a aquellos que vean
errores en nosotros y pedir perdón. Deseamos avanzar en los caminos del Rey, siempre con el objetivo de dar apoyo,
ánimo y educación en el evangelio a los líderes y miembros de nuestra comunidad, así ellos traspasarán a la próxima
generación, y estarán mejor equipados para alimentar a las generaciones venideras y sus prácticas glorifiquen al Sal-
vador, haciendo bien a aquellos por los que Él derramó su sangre.

Queremos generar un esfuerzo unido entre todos, un esfuerzo celoso de honrar a Cristo y multiplicar sus discípulos,
unidos en un verdadero movimiento por Jesús, amando la ciudades. Tal misión común, fundamentada en las escritu-
ras, es el único futuro duradero para la iglesia. Esta realidad nos obliga a realizar esfuerzos junto a otras personas
que tienen la convicción de que la misericordia de Dios en Cristo Jesús es nuestra única esperanza de salvación eter-
na, para todos, es por eso que todos son muy bienvenidos en Iglesia Curauma. Deseamos defender este evangelio
de manera clara, con compasión, coraje y gozo – uniendo alegremente corazones con las personas de diferentes gus-
tos, etnias, clases, edades, formas, etc. .

Nuestro deseo es servir a las personas que amamos, invitando a todos nuestros amigos y amigas a unirse en un es-
fuerzo por renovar la iglesia contemporánea en el antiguo evangelio de Cristo, para que podamos realmente hablar y
vivir por él, de una forma claramente relevante a nuestra época. Como iglesia, tenemos la intención de hacer esto a
través de los medios ordinarios de su gracia: la oración, el ministerio de la palabra, el bautismo, la cena del Señor y la
comunión de los santos, los grupos en casa, el discipulado uno a uno, renovación cultural, por medio de la vocación,
ve y trabajo, ministerios de misericordia y justicia, donde ayudamos a los más desvalidos. Anhelamos trabajar con to-
dos aquellos que busquen el señorío de Cristo sobre toda su vida, con una esperanza inmutable en el poder del Espí-
ritu Santo para transformar individuos, comunidades y culturas.

EL PRESUPUESTO

Item 2017 2018 2019


Sueldo Plantador $550.000 $700.000 $850.000
Imposiciones $110000 $200.000 $200.000
Aprendiz Ministerial $100.000 $100.000 $100.000
Arriendo Local $200.000 $250.000 $300.000
Culto Dominical $60.000 $60.000 $60.000
Ayuda Social $50.000 $70.000 $100.000
Ayuda otras Plantaciones o revitalización $50.000 $70.000 $100.000
Página Web $12.000 $12.000 $12.000
Varios $30000 $40000 $50000

TOTAL MENSUAL: $1162000 $1.502.000 $1.772.000

7
• El proyecto, durante el primer año, requerirá de un monto de $1.162.000, esto a contar del mes de marzo.

• El sueldo del plantador es por medio tiempo.

• Hay un costo inicial por motivos de compra de data show, amplificación, folletería para difusión de $900.000. Ade-
más, la compra de bíblias que tendrá un costo de 80.000.

8
IGLESIA
CURAUMA

ESTRATEGIA

9
IGLESIA
CURAUMA

1.- REUNIÓN DOMINICAL


EL OBJETIVO Y EL SIGNIFICADO DE LA ADORACIÓN PÚBLICA
Nuestro objetivo como ICU cuando nos reunimos para celebrar a Dios en la reunión dominical en el día del Señor, es
glorificar a Dios y disfrutar en comunidad, centrados en el Evangelio. Es decir, el propósito de reunirnos como el pue-
blo de Dios en la adoración congregacional es dar al Señor la gloria debida a su nombre, para disfrutar de la bendi-
ción de su presencia prometida a Su pueblo, en obediencia a sus instrucciones indicadas en la Biblia.

E L S I G N I F I C A D O D E L A A D O R A C I Ó N C O R P O R AT I VA
La adoración colectiva (llamada así porque el cuerpo de Cristo, es decir, el pueblo de Dios, la Iglesia, participa colecti-
vamente en este encuentro con Dios) se refiere a veces como "reunión" “Culto público ", "adoración congregacional”.
Todos estos nombres son útiles para llevar a cabo las diferentes dimensiones de este importante aspecto de adora-
ción bíblica.

Aunque la Biblia indica que existen, además de culto público, otras formas distintas y significativas de culto cristiano
(como el culto familiar, el culto privado y de culto de la vida), la importancia de culto público o reunión dominical se
explica tanto en el Antiguo y el Nuevo Testamento. Cuando el Salmo 100:2 y Hebreos 10:25 habla de "venir delante
del Señor" y "hacerlo juntos" ambos están abordando el culto público.

N U E S T R O S D I S T I N T I V O S E N L A A D O R A C I Ó N C O L E C T I VA
El gran distintivo de todo nuestro planteamiento de culto público es que nuestro objetivo es la forma y la sustancia de
nuestra adoración corporativa para luego cubrirla con la Escritura y la teología bíblica. Un lema adecuado para este
enfoque es:

• Leer la Biblia

• Predicar el Evangelio

• Orar la Biblia

• Cantar el Evangelio

• Disfrutar la Comunidad

LOS ELEMENTOS Y LAS FORMAS DE LA REUNIÓN DOMINICAL


Habiendo determinado que la Biblia guiará nuestra adoración, ayuda a la iglesia a asegurar que:

• Los elementos de la reunión dominical (como el canto, la oración, la lectura de las Escrituras, la predicación, la ad-
ministración de los sacramentos, los votos solemnes, confesar la fe y dar ofrendas) se fundamentan de manera ine-
quívoca y positiva en la Escritura;

• Las formas de la reunión dominical (cómo el canto, la oración, la lectura de las Escrituras, la predicación, la adminis-
tración de los sacramentos) están de acuerdo con la Escritura, centradas en el Evangelio y sirven a los elementos
que están destinados para ayudar a transmitir estas verdades bíblicas;

10
IGLESIA
CURAUMA

LO QUE ES NUESTRA ADORACIÓN


Nos esforzamos para ayudar a la congregación a ofrecer un Culto, Día del Señor, al Dios vivo y verdadero, conforme
a las Escrituras, que sea simple, espiritual, centrado en Dios, respetuosa, alegre, evangelístico, corporativamente,.

Simple
La reunión dominical cristiana ha de ser simple. El verdadero culto público cristiano se basa únicamente en los princi-
pios sin adornos y sin pretensiones y el orden que se encuentran en la Biblia, por precepto y ejemplo, que suminis-
tran la sustancia de culto del nuevo pacto.

Espiritual
El culto de la congregación cristiana es dependiente del Espíritu Santo, engendrado por el Espíritu Santo, y por el po-
der del Espíritu Santo. Es Dios, Espíritu Santo, que crea, permite y da vitalidad a nuestro deseo y la capacidad de
adorar. Por su ministerio nos acompaña en presencia y en comunión de Dios con él.

Centrada en Dios
Culto cristiano tiene que ver con Dios, Jesús nuestro Señor y Salvador. Él es el objeto de nuestra adoración, el centro
de nuestra adoración. Nos reunimos como una congregación, no buscamos una experiencia mística para reunirnos
con Dios y alabar. El qué del culto es central para la adoración verdadera (ver Juan 4:22, 24). Nuestro objetivo es ado-
rar al Dios de la Biblia.

En base a Cristo, o mediada por Cristo


Pecadores (y eso es lo que somos) son incapaces de acercarse a un Dios Santo directamente. Necesitamos un me-
diador, un soporte intermedio, un reconciliador, un abogado que nos represente ante Dios y que nos haga aceptables
a Dios. En el Antiguo Testamento, los sacerdotes humanos cumplen esta función simbólica, pero Jesucristo es el úni-
co mediador real para el pueblo de Dios. Es el que ha pagado el castigo por nuestros pecados y ha abierto el camino
a Dios. Los sacerdotes humanos ya no son necesarios para la verdadera adoración, la mediación de Jesús es absolu-
tamente esencial y única. A través de él, y sólo por él, podemos acercarnos a Dios con confianza. y es por eso que
nuestra reunión dominical se trata de Él

Evangelística
El evangelismo es un subproducto importante de la verdadera adoración. Pablo esperaba que los incrédulos vendrían
a la asamblea de la reuniones cristianas y declararían que "Dios está entre vosotros!" (1 Corintios 14:25).

En consecuencia, siempre estamos conscientes de que no todos los que asisten a nuestros servicios de adoración
son creyentes. Les damos la bienvenida, hablamos en un lenguaje que puedan entender, predicamos el Evangelio
con claridad y valentía, y oramos, al igual que Pablo, que experimenten la presencia del Dios vivo y encuentren el ca-
mino de la salvación en nuestra reunión dominical.

Corporativo
Creemos que es importante que adoremos corporativamente, porque Dios nos ha hecho para su adoración y para la
comunidad con otros adoradores. (Juan 4:23). La adoración colectiva no es la evangelización, ni siquiera es mutua-
mente comunión edificante. Es una reunión familiar con Dios, es la comunidad del pacto comprometida con Dios, pa-
ra glorificar y disfrutar de él, escuchar su palabra, para deleitarse en la gloria de la unión y comunión con él, para res-
ponder a su palabra, para rendir alabanza a él, para darle a él la gloria debida a su nombre.

11
IGLESIA
CURAUMA

2.- GRUPOS EN CASA O COMUNIDADES MISIONALES


Iglesia Curauma es una iglesia de personas que se reúnen cada domingo. Pero la iglesia es más que un solo una reu-
nión dominical. Es gente viviendo la vida juntos y ayudándose unos a otros en nuestras ciudades para servir a nues-
tras ciudades. Cada semana, personas se reúnen en pequeñas comunidades para aprender acerca de Dios, orar, co-
mer, reír y vivir.

Llamamos a estas pequeñas comunidades misionales Grupos en Casa, que son el corazón de nuestra iglesia. Y son
la forma en que crecen en ayuda unos a otros.

Algo central para nuestros Grupos en casa son tres ideas: Imagen, cuerpo, y vocación.

Imagen
Todos estamos hechos a imagen de Dios, y parte de esa imagen es la comunidad. A través de la doctrina cristiana de
la Trinidad, que Dios es un Dios que existe eternamente como tres personas en una comunidad eterna, perfecta, en-
tendemos que los seres humanos están hechos para vivir en comunidad, esta forma de vivir refleja la imagen del
Dios uno y trino.

Gran parte de la soledad, el dolor, el individualismo y la fragmentación que sentimos en la vida son el resultado del
pecado que estropeo nuestra imagen de Dios y pone una separación entre la comunidad y las relaciones como Dios
las diseñó. Grupos en Casa de la Iglesia Curauma busca potenciar la comunidad al proveer formas de conectar de
manera significativa con los demás cristianos.

Cuerpo
En la Biblia, la iglesia se define como de un cuerpo unido. Esta imagen apunta a la realidad de que todos estamos in-
terconectados y dependen unos de otros en la vida, al igual que un cuerpo se basa en todas sus partes para funcio-
nar bien.

Esto es muy diferente de la forma en la mayoría de la gente ve la iglesia, que es generalmente un evento al que asis-
te los domingos sin mayor compromiso. En Iglesia Curauma, creemos que, si bien son importantes los domingos, la
iglesia no es un solo una reunión dominical, las personas que se reúnen para adorar a Dios los domingos y luego vi-
vir la vida a lo largo de la semana en el hogar, el trabajo y la sociedad.

Como la iglesia, los cristianos han de asumir el papel principal en el servicio a los demás y sus ciudades, ayudando
mutuamente a crecer para ser más como Jesús, y el cuidado de los heridos y dañados miembros del cuerpo, así co-
mo compartir las buenas nuevas de Jesús .

Vocación
A medida que la iglesia avanza, es el deber y la responsabilidad de los cristianos no depender de un puñado de pasto-
res y personal para cumplir con el propósito de la iglesia de hacer discípulos. Por el contrario, creemos que es impor-
tante que todos los cristianos tomen posesión de su papel en el llamado de la iglesia, al participar en el hacer discípu-
los y crecer como discípulos.

Grupos en Casa son grupos activos. Más que un simple estudio de la Biblia o una oración en grupo, aunque esos son
elementos fundamentales, son los miembros que toman la iniciativa para desafiar nuestra inclinación a la apatía, cui-
dándose activamente entre sí, construyendo amistades con los otros, participando en el servicio a la ciudad a través
de varias organizaciones, y aprendiendo más acerca de la Biblia y Jesús juntos.

12
IGLESIA
CURAUMA

Esto mueve a La Iglesia Curauma como una comunidad de asistencia y desarrollo de la vida cristiana para la expan-
sión del Reino de Dios. Y esto lleva a un cambio real y duradero tanto en lo personal y en nuestras familias, comuni-
dades y ciudades.

VISIÓN GRUPOS EN CASA


¿Qué es un Grupo En Casa?
Un Grupo en Casa es un grupo de discípulos que viven la vida en común con el propósito de santificación y glorificar
a Dios. En consecuencia, esperamos que los mismos atributos de un discípulo estarán presentes en la comunidad.
Simplemente, es un grupo de la comunidad, un grupo de discípulos que encuentran su identidad en Jesús, adoran
juntos a Jesús, cuidan los unos a los otros, se estimulan entre sí para la piedad, y llevan acabo la misión para ver
más personas conociendo a Jesús. Un Grupo en Casa no es un evento. Es el estilo de vida del discipulado.

El enfoque de barrio
La misión de la Iglesia Curauma es enorme. Nuestro objetivo es transformar nuestras ciudades y ver el nombre de
Jesús exaltado. Aquí es donde el enfoque sobre el Barrio entra en juego.

El concepto es simple. Aunque el Grupo en Casa puede no ser capaz de servir a toda la ciudad, si puede servir a un
barrio o vecindario. Si los otros grupos en su vecindad hacen lo mismo, y los grupos en su iglesia sirven a sus ba-
rrios, con el tiempo podemos transformar una ciudad. Lo que hace esto más significativo es el hecho de que un grupo
en casa puede llegar a personas y grupos de personas que nunca ponen un pie en la iglesia. Es una oportunidad de
alcanzar a los perdidos dentro de un grupo a un nivel más profundo que un culto de la iglesia jamás podría, y por lo
tanto llegar a personas que de otra forma nunca escucharían el Evangelio. Como las reuniones dominicales y Grupos
en Casa trabajan juntos, Curauma nunca será la misma.

3.- DISCIPULADO UNO A UNO


HACER DISCÍPULOS
El costo del discipulado es alto. Pero el beneficio es grande. Vidas cambiadas. Familias cambiadas. Comunidades
cambiadas. Jesús estableció el precedente para la vida del discipulado y la creación de discípulos. En los Evangelios,
Jesús llamó a muchos hombres y mujeres a seguirle. Muchos de ellos eran personas peligrosas, otros personas de
trabajo y esforzados, gente lenta para comprender, cobardes, impetuosos, con pasados sórdidos, y de poca reputa-
ción. Básicamente, que se parecían mucho a la mayoría de nosotros. Con el tiempo, algunos siguieron a Jesús y dedi-
caron su vida a Él y su ministerio, pero otros se dedicaban a cosas como la riqueza, el poder y el placer, trágicamente
prefirieron amar las cosas creadas en vez de amar al Creador de todas las cosas.

Durante más de tres años, Jesús vivió con las personas que le siguieron. Jesús vivió la vida con ellos. Comió y bebió
con ellos. Oró con ellos y les enseñó lo que dice la Escritura. Lloró por ellos. Y él murió por ellos. Después de tres
años de viajes y trabajo, los discípulos vieron que su maestro murió en una cruz porque Él dijo que era Dios. Y aquí
es donde la mayoría de las historias terminarían. Pero esta no es cualquier historia. Jesús se levantó de entre los
muertos, victorioso sobre Satanás, el pecado y la muerte. Y lo primero que hizo fue volver a enseñar y entrenar a sus
discípulos tras la comida y por medio de conversaciones.

13
IGLESIA
CURAUMA

Y antes de dejar este mundo para tomar su lugar que le correspondía en su trono en el cielo, Jesús dijo estas pala-
bras a sus discípulos, como se registra en Mateo 28:18-20: "18 Acercándose Jesús, les dijo: “Toda autoridad Me ha
sido dada en el cielo y en la tierra. 19 Vayan, pues, y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el
nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20 enseñándoles a guardar todo lo que les he mandado; y ¡recuer-
den (he aquí)! Yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.” Y él les dio el Espíritu Santo para ayudar-
les a vivir para él en este mundo. Es la sencillez de estas palabras que impulsa la Iglesia Curauma, que nos lleva a
hacer discípulos de todas las naciones, comenzando con nuestras familias, vecinos, compañeros de trabajo, amigos
y en el lugar que estemos.

¿QUÉ ES UN DISCÍPULO?
Discípulo. palabra extraña, ¿verdad? Es probable que si tu nunca haz estado en una iglesia, tal vez nunca haz usado
esta palabra. Pero la palabra "discípulo" es rica en significado y propósito. Para los cristianos, es el corazón mismo
de la misión que el mismo Jesús nos dio. Por lo tanto, la decimos con orgullo, pero también sabemos que tenemos
que definirla.

En la Iglesia Curauma, creemos que un discípulo es alguien dedicado enteramente a conocer a Jesús y vivir para Je-
sús, después de todo, es todo acerca de Jesús. La llevamos a cabo en cuatro formas: la identidad, el culto, la comuni-
dad y la misión.

1.- Identidad
Lo sepamos o no, todos encontramos nuestra identidad en algo. Para algunos, se trata de dinero y poder. Para otros,
es la sexualidad y el placer. Para otros aún, es la moralidad o religión y la libertad. Como discípulos, estamos llama-
dos a encontrar nuestra identidad en Jesús y sólo en Él. Todas las demás cosas son secundarias en comparación al
valor que Jesús da.

2.- Culto
Ya sea que lo sepamos o no, todos adoramos algo. Esto es generalmente está ligado a donde encontramos nuestra
identidad. Algunos adoran el dinero y el poder. Otros adoran el sexo y el placer. Otros adoran a la moralidad o religión
y la libertad. Hay una lista interminable de cosas que podemos encontrar a dedicar nuestro culto en este mundo.

Como discípulos, estamos llamados a adorar a Jesús y solo a Él. Él es el creador y sustentador de todas las cosas.

3.- Comunidad
Estamos hechos para la comunidad. En cada uno de nosotros es un deseo de amar y ser amado, tener amistad y dar
amistad, para tener un lugar de seguridad y pertenencia. Estos son los deseos dados por Dios y son esenciales para
convertirse en un discípulo. Así como Jesús entrenó a sus discípulos en el contexto de una comunidad que Él vivió
con ellos, que viajaba con ellos, comiendo y bebiendo con ellos, buscamos construir discípulos a través de la comuni-
dad.

Esto lo logramos a través de los cultos de adoración los domingos y los grupos comunitarios que se reúnen a lo largo
de Curauma y Placilla en algunas noches durante la semana. Y el Discipulado Uno a Uno

14
IGLESIA
CURAUMA

4.- Misión
Todos nosotros dedicamos mucho tiempo para dar sentido y propósito a nuestras vidas, aun sin saberlo lo hacemos.
La idea de que el mundo es sin sentido destruye cada fibra de nuestro ser. Mientras que muchos llegan a la conclu-
sión de que la vida no tiene sentido, el cristiano lleva la alegría en el hecho de que Dios tiene un propósito para este
mundo, una misión y que nos llama a sumarnos a Su misión. Jesús no entrenó a sus discípulos en un aula. No, Él los
entrenó en el mismo camino de Su misión de morir en la cruz por nuestros pecados, al levantarse de la muerte tres
días después y vencer a Satanás, el pecado y la muerte. Y nos dio una misión, también: hacer discípulos.

Parte de ser un discípulo es estar en la misión de hacer más discípulos. A medida que buscamos cumplir la misión de
Dios, lo conocemos más y experimentamos la alegría que cambia la vida de ver a otros que empiezan a conocerlo.

4.- PLANTACIÓN DE IGLESIAS


Para la Iglesia Curauma, la plantación de iglesias es una extensión natural de la misión de Dios de hacer discípulos y
una prioridad para nosotros.

Plantamos iglesias para que más personas puedan conocer a Jesús. La forma en que los primeros discípulos de Je-
sús cumplieron este llamado de hacer discípulos fue mediante la plantación de iglesias que predican el Evangelio y
se preocupaban por los demás y sus ciudades. A través de las iglesias, la gente oye hablar de Jesús, que Jesús sea
su identidad, adoran a Jesús, encuentra la comunidad, y se convierten en parte de la misión de Jesús en la tierra.

Nuestros esfuerzos de plantación de iglesias tienen su origen principalmente en la formación de desarrollo de lideraz-
go y levantar líderes a través de nuestros programas de entrenamiento, Semillero, Aprendiz Pastoral y Seminaristas.

En lugar de lanzar una amplia red, queremos verter nuestros recursos en hombres que se sienten llamados a plantar
iglesias y que creemos que están dispuestos a vivir el proceso de formación pastoral, y ver el crecimiento de una igle-
sia desde el principio.

5.- VOCACIONES QUE TRANSFORMAN


Vocaciones que Transforman (VT) existe para explorar y descubrir el poder del evangelio para renovar corazones, co-
munidades y el mundo, en y a través de nuestras vocaciones, del trabajo cotidiano. Como el brazo de renovación cul-
tural de la Iglesia Curauma, impulsamos, pastoreamos y empoderamos a los cristianos a medida que viven y trabajan
en el mundo, más allá de las cuatro paredes del culto dominical. Que buscamos con esta área:

• Capacitar Teológicamente

• Que la gente de trabajo se relaciones intencionadamente, para formar comunidades.

• Exploración y fomento de la innovación y la imaginación en todos los campos de trabajo.

6.- MISERICORDIA Y JUSTICIA


Iglesia Curauma se preocupa por ayudar a las personas que sufren. Queremos unirnos a Dios para hacer las cosas
correctas en nuestro mundo roto. "Nuestra meta es inspirar a los creyentes a influenciar a otros trayendo fe, esperan-
za y amor a las personas a través de actos de sacrificio, el servicio, la generosidad y la hospitalidad. Esto lo hacemos
en nuestra propia familia de la iglesia, y nuestra comunidad local en Curauma.

15
IGLESIA
CURAUMA

Estamos atentaos a ver la necesidad y actuar, sirviendo en amor a quienes mas lo necesitan, y que tal vez son ignora-
dos por los mas poderosos. Debemos recordar que fuimos salvos por el que fue excluido y crucificado fuera de la ciu-
dad. Debemos pasar tiempo escuchando las voces que pudimos haber ignorado previamente y abrazar la llamada a
trabajar para la reconciliación y las relaciones correctas en nuestra ciudad.

16
IGLESIA
CURAUMA

FILOSOFÍA

17
IGLESIA
CURAUMA

1.- PREGUNTA DESAFÍO


¿Cómo edificar una comunidad cristiana que discipule, evangelice y sirva por medio del evangelio de Jesucristo a los
habitantes de Curauma?

2.- MISIÓN
Como cristianos, es nuestro llamado ser fieles a Cristo y obediente a la Gran Comisión. El deseo de nuestro corazón
y oración a Dios es que, a través de nuestros esfuerzos, todo el mundo pueda recibir y descansar en Cristo solamen-
te a través del Evangelio para la gloria de Dios.

Este llamado se basa en cinco compromisos básicos:

COMPROMISOS BÁSICOS
1. El Evangelio
Estamos comprometidos con proclamar y anunciar el evangelio de Jesús con fidelidad bíblica y pasión. Manteniendo el Evangelio como
centro y base no negociable de nuestra visión para la difusión del Reino de Jesús en Curauma y todo el mundo.

2. Movimiento del Evangelio


Creemos en la iglesia universal y tratamos de practicar el tipo de asociación en el ministerio que crea el verdadero
Evangelio. La construcción y la celebración de asociaciones dinámicas en la misión con las iglesias, plantadores de
iglesias, agencias misioneras que envían y la Plantación de Iglesias es un componente vital en el cumplimiento de
nuestra visión para la misión en todo el mundo.

3. Plantación de Iglesias
Creemos que la iglesia es el objetivo inmediato de la misión y el único instrumento ordenado por Dios para la difusión
del Reino de Jesús en todo el mundo. Por tanto, estamos profundamente comprometidos con el trabajo de selección,
el apoyo, patrocinio y el envío de nuevas iglesias y plantadores de iglesias.

4. Servicio
Como iglesia, el Señor nos ha bendecido con abundantes recursos personales, espirituales y materiales, y creemos
que parte de nuestra vocación es hacer uso de esos dones con sabiduría y humildad en el servicio de la difusión del
Evangelio. Por lo tanto, buscamos ser deliberadamente intencionados en la creación de oportunidades para la partici-
pación de la misión a corto y largo plazo de toda la congregación.

5. La oración
Aunque creemos que el evangelio es el poder de Dios para salvación, también creemos que el Señor nos llama a bus-
car su bendición en el ministerio del evangelio. Por tanto, recordamos constantemente a nuestros miembros, sus fami-
lias, sus ministerios y en nuestros grupos en casa que la oración es fundamental para la extensión del reino de Dios.

3.- NUESTRA VISIÓN


Como Iglesia de Jesucristo, ICU existimos con el fin de ayudar a levantar una gran ciudad para todas las personas
por medio de un movimiento del evangelio que influya en la conversión personal, desarrollo de la vida cristiana, la for-
mación de la comunidad, la justicia social, la renovación cultural y expansión del Reino de Dios en Curauma y el mun-
do, a través de Jesucristo.

18
IGLESIA
CURAUMA

• Una iglesia de Jesucristo - Nuestra identidad.

• Ayudar a construir una gran ciudad para todas las personas - Nuestra aspiración.

• Un movimiento del Evangelio - Nuestra dinámica.

• En Curauma y el mundo - Campo de la misión

UNA IGLESIA DE JESUCRISTO


Nuestra identidad, es servir a la ciudad y nuestros miembros, a través de la verdadera predicación de la Palabra de
Dios, así como la correcta administración de los sacramentos del bautismo y la Cena del Señor. ¿Qué entendemos
por "verdadero" y "correcto"? Lo que se encuentra en los antiguos credos de la iglesia (por ejemplo, el Credo de los
Apóstoles y el de Nicea) y las confesiones protestantes reformadas (por ejemplo, Confesión de Westminster y sus ca-
tecismos).

AY U D A R A C O N S T R U I R U N A G R A N C I U D A D PA R A T O D A S L A S P E R S O N A S
Nuestra aspiración, basado en Jeremías 29:7, es buscar amar a nuestro Dios y vecinos, involucrándonos con ellos
para lograr que la ciudad sea un lugar próspero y bueno y así puedan vivir dignamente.

U N M O V I M I E N T O D E L E VA N G E L I O
Nuestra dinámica será centrada en el Evangelio, considerándolo como un organismo vivo que crece y nos arrastra
con él. El Evangelio es, a la vez, el poder para dar forma y el motor de todo lo que hacemos (Romanos 1:16; Gálatas
2:14). Desde el Evangelio fluyen nuestros valores fundamentales (ir a página 18)

Las facetas o frentes del ministerio de ICU son la principal manifestación de la organización de nuestros valores fun-
damentales. Los llamamos facetas o frentes porque cada uno es un aspecto del todo, y esto significa que, si bien ca-
da frente se especializa en la expresión de ciertos valores, cada uno debe llevar a cabo su ministerio dando atención
a todos ellos. Así, por ejemplo, el ministerio de adoración debe considerar cómo llevar a cabo su ministerio con refe-
rencia a la justicia social y el ministerio de la misericordia y la fe-trabajo debe mantener en mente el evangelismo.

La conversión personal: Conectamos a las personas con Dios a través del culto, la evangelización y el discipulado,
ya que toda la vida se convierte y se cambia por el Evangelio.

Formación de la comunidad: Conectamos a las personas entre sí a través del culto, la comunión en los Grupos en
Casa, discipulado uno a uno, el fortalecimiento de las familias. Además, potenciamos los valores contraculturales del
evangelio sobre el sexo, el dinero y el poder.

Justicia social: Ponemos en contacto a la gente con los más necesitados, por medio de los Ministerios de Justicia y
Compasión y de la ciudad, a través de la participación cívica de nuestra comunidad.

Renovación cultural: Conectamos a la gente con la cultura, a través de la integración de la fe con el trabajo y voca-
ción.

19
IGLESIA
CURAUMA

Movimiento: Plantamos Iglesias que comparten estos valores fundamentales en las ciudades. El término "movimien-
to" se refiere a la proliferación de iglesias, ministerios, instituciones, empresas e iniciativas basadas en el Evangelio
para toda la ciudad.

A T R AV É S D E E L L A , E L M U N D O
Campo de la Misión. El Sector de Curauma es un enorme campo para la misión, y es tentador dejar que su importan-
cia y necesidades capten todo nuestro centro de atención. Pero ICU tiene visto desde el principio que su misión se
extiende a las otras grandes ciudades globales del mundo, es por eso que nos hemos asociado con los líderes nacio-
nales e internacionales para plantar iglesias y generar movimientos del Evangelio.

4.- NUESTROS VALORES FUNDAMENTALES


1. C E N T R A L I D A D E N E L E VA N G E L I O
En general, el evangelio es el mensaje de la Biblia que habla sobre cómo Dios está redimiendo
su creación caída a través de la venida de su Reino en la persona y obra de Jesucristo. En
particular, el mensaje del evangelio es que hemos sido salvados de nuestros pecados por
pura gracia, libres a través de la fe en la obra terminada de Cristo, no por medio de nues-
tros esfuerzos y obras. ICU cree que este mensaje del evangelio es la esperanza para el
mundo y la gracia para el pecador, no es simplemente un cuerpo de verdad, sino el poder
de Dios que crece, cambia y da forma a todo con lo que se relaciona, corazones, identida-
des, relaciones, prácticas en todos los ámbitos de la vida pública y privada, y sociedades ente-
ras. Así que el evangelio es "central", en primer lugar, porque no es solo un conjunto de creen-
cias, sino que es un poder que afecta a todos los ámbitos de la vida y sus consecuencias se ha-
cen sentir. Pero en segundo lugar, el Evangelio es "central" porque no es ni legalismo, por un lado,
ni el relativismo en el otro.

2. VIDAS CAMBIADAS
Es común pensar que el Evangelio es principalmente un mensaje que se comparte con los no creyentes para llevar-
los a salvación, después de lo cual crecen a través de seguir los principios bíblicos. Por el
contrario, en ICU creemos que el Evangelio es un mensaje para los creyentes también,
porque creyendo y comprendiendo el Evangelio en profundidad, este se convier-
te en la principal forma en que los creyentes pueden superar defectos, proble-
mas y crecer en la semejanza de Cristo. Nuestro comportamiento pecaminoso
tiene sus raíces en los ídolos del corazón (alternativa de salvación, un dios sus-
tituto) pero una más profunda experiencia de la gracia de Dios en Cristo puede
cambiarlos. Sabemos que el cambio de vida a largo plazo también requiere
prácticas formativas de la oración individual y comunitaria, la instrucción y el
culto, pero sin una centralidad en el Evangelio en las prácticas de la Iglesia, no
habrá cambio, y se producirán creyentes nominales. El Evangelio nos cambia de
adentro hacia afuera, liberándonos tanto de la justicia propia como de la auto-conde-
nación, lo que nos permite acoger a las personas, incluyendo aquellas que no comparten
nuestras creencias. El Evangelio es lo único que influye en la vida de manera significativa, por tanto, es la esencia de

20
IGLESIA
CURAUMA

lo que hacemos en la predicación, la consejería, la orientación y la educación. El Evangelio puede cambiar absoluta-
mente a todos , y todos lo necesitamos.

3. E VA N G E L I O D E L A C O M U N I D A D
Debido a que el Evangelio cambia nuestros corazones y las identidades, nos convierte en personas que pueden vivir
mucho más transparente, honesta e íntimamente las relaciones de amor, de esta forma, el evangelio crea un nuevo
tipo de comunidad. La naturaleza del Evangelio es mejor canalizarla y aclararla en
la comunidad porque es tan cierto que el Evangelio no es sólo un cuerpo de ver-
dad, sino también un poder transformador. El crecimiento en la gracia del Evange-
lio (discipulado) se realiza mejor en una comunidad de relaciones informales, no
en un aula o a través de un libro. Es en comunidad que la gente ve cómo un cora-
zón lleno del Evangelio cambia realmente nuestra humildad, así como nuestra osa-
día, nuestra rapidez para arrepentirnos, perdonar y reconciliar, y también en
la singularidad de nuestras prácticas de vida. El Evangelio no se limita a
nuestras relaciones uno-a-uno, sino que también crea una contra-cultu-
ra, es decir, una comunidad de contraste en el que todos puedan ver la
diferencia que hace el Evangelio. Entonces, el Evangelio, de múltiples
maneras lleva a la comunidad a disfrutar la transformación y nuestro
objetivo es, siempre que sea posible, hacer las cosas a través de la co-
munidad orgánica y el ministerio laico en lugar de programas dirigidos por un equipo. Existen múltiples maneras de
formar comunidad, pero en los entornos urbanos los pequeños grupos seguirán siendo cruciales para ella.

4. VISIÓN DE LA CIUDAD
En ICU tenemos una visión bíblica, positiva y equilibrada de la ciudad. Creemos que
es el lugar más estratégico para alcanzar a los no cristianos, es donde debemos
mirar para el avance del Evangelio. Como resultado de ello, animamos a los cris-
tianos a quedarse a vivir en la ciudad (aunque no de manera legalista). Quere-
mos que nuestros líderes disfruten la vida urbana y de barrio. Debemos contex-
tualizar y adaptarnos a la cultura sin comprometer la verdad, como Jesús se en-
carnó (totalmente humano) pero sin pecado, ya que el Evangelio nos impulsa a
esto. Por lo que estamos muy preocupados de acomodarnos a la ciudad adoptando
actitudes y prácticas que contradicen el Evangelio o de manera crítica rechazar y apar-
tarnos de la ciudad.

21
IGLESIA
CURAUMA

5. MISERICORDIA Y LA JUSTICIA
El Evangelio humilla a las personas mostrándoles que no son mejores que cualquier otra persona delante de Dios.
También levanta al pobre y al necesitado dándoles una nueva identidad y confianza en
Cristo. La preocupación por los necesitados es de ninguna manera un medio de salva-
ción, sino una vida derramada en las obras de misericordia y de justicia como una se-
ñal de que el corazón ha sido cambiado por la gracia de Dios. Utilizamos ambos tér-
minos misericordia y justicia. Misericordia es simplemente satisfacer las necesida-
des básicas de la gente producida por la compasión del Evangelio. Justicia inclu-
ye ser generoso en compartir la riqueza y el tiempo personal en la satisfacción de
las necesidades inmediatas de otros, pero también consiste en ser defensores de las
personas con menos poder, de los más débiles, y en general con la participa-
ción como ciudadanos, con el fin de que la ciudad sea un buen lugar para vi-
vir. Una iglesia que predica el evangelio debe ser conocida por su piedad y jus-
ticia. Mientras que traer personas a la fe en Cristo es la cosa más grande que pode-
mos hacer por alguien, el Evangelio debe ser ministro en palabras y hechos, debemos ser
la encarnación del mensaje del Evangelio. Esto tendrá un impacto real en las personas.

6. R E N O VA C I Ó N C U LT U R A L
El Evangelio no sólo tiene implicaciones para nuestra vida privada y relaciones cristia-
nas, también afecta a nuestra vida pública, en particular la forma en que persegui-
mos nuestras vocaciones en el mundo y hacemos nuestro trabajo diario. Cual-
quier cultura particular es en gran parte el resultado de las creencias fundamen-
tales de una sociedad sobre el significado de la vida, el bien, el mal y la natura-
leza del dilema humano, esta se concreta y se expresa a través del trabajo
de la gente y las cosas que producen. Cuando los cristianos comienzan a
hacer su trabajo con una cosmovisión bíblica, ya sea en los negocios, las
artes, la academia, el gobierno, o las profesiones esto cambia y renueva la
cultura. El Evangelio da a cada creyente una nueva visión del mundo, nue-
vos motivos internos, nuevos deseos sobre el poder, y nuevas concepciones
y orientaciones sobre el trabajo. Mientras que la iglesia local no busca direc-
tamente cambiar la cultura, los discípulos y su gente son movidos para que sean agen-
tes en el mundo.

7. CARA EXTERNA
ICU siempre ha tenido especial preocupación para recibir a la gente secular de nuestra ciu-
dad, a los que no creen. ICU siempre ha buscado ser un lugar donde los escépticos
consideran hacer sus preguntas, porque saben que son escuchados, nos dimos
cuenta de esto y lo hemos tomado en serio. Esta es una de las razones por las
que siempre hemos evitado la típica jerga cristiana que hace que los no cristianos
se sientan inmediatamente e innecesariamente extranjeros. Los Sermones que se pre-
dican, eventos públicos (incluso grupos más pequeños) se llevan a cabo como si no cristia-
nos están presentes. Si mantenemos un ambiente así, entonces el evangelismo sucederá de

22
IGLESIA
CURAUMA

la manera correcta, no tanto a través de programas, sino orgánicamente a través del testimonio de los creyentes de
ICU. Es crucial que un gran porcentaje de los cristianos que entran en ICU digan: "Me gustaría que mi amigo no cris-
tiano escuchara esto.”

8. M O V I M I E N T O D E L E VA N G E L I O
ICU es una iglesia local, pero queremos ser unos de los catalizadores de todo un movimiento del
Evangelio en nuestra ciudad. Un movimiento es un conjunto dinámico de relaciones interactivas en-
tre iglesias renovadas, nuevas iglesias, una variedad de mi-
nisterios especializados (que unen a congregaciones y lai-
cos a hacer oración, evangelismo, jóvenes y ministe-
rios universitarios, proyectos de fe y trabajo, la miseri-
cordia y la justicia), así como muchas otras nuevas insti-
tuciones, iniciativas artísticas, organizaciones y empresas.
En un verdadero movimiento la visión común y un espíritu
de innovación y la cooperación son lo que caracteriza las
relaciones de estas entidades. Las relaciones estimulan todas las partes del Cuerpo de Cristo en
una ciudad, un montón de nuevos ministerios e iglesias se inician, y las iglesias en general empie-
zan a ver las conversiones y las vidas cambiadas. Un movimiento también requiere una gran canti-
dad de instituciones, como escuelas y centros de formación teológicas, que apoyan la vida familiar en la ciudad y ha-
cen crecer a los líderes. Un movimiento requiere, sobre todo, una mentalidad de "Reino" (en lugar de tribu) por parte
de los cristianos de la ciudad, producida (¡como siempre!) por una comprensión del evangelio de la gracia y de la teo-
logía bíblica en la que se basa.

9. P L A N TA C I Ó N D E I G L E S I A S
Creemos que en el centro de cualquier movimiento del evangelio en una ciudad, el corazón es la
plantación de iglesias. Sabemos que la plantación de iglesias no es todo lo que se necesita. Igle-
sias existentes deben ser renovadas por el Evangelio. Los cristianos deben evangelizar, hacer
justicia, e integrar su fe con su trabajo. Las instituciones educativas, las iniciativas artísticas y
muchas organizaciones no lucrativas deben iniciarse. Sin embargo, la mejor manera de
renovar las iglesias más antiguas y aumentar el número de cristianos, ministros y dado-
res en una ciudad es plantar nuevas iglesias. Esta es una alta prioridad en ICU. No
nos hacemos ilusiones de que nuestra única iglesia es suficiente para renovar toda la ciu-
dad de Valparaíso y Viña del Mar. Por lo tanto, estamos comprometidos con la siembra
y ayudar a otros a dar fruto, cientos de nuevas iglesias, mientras que al mismo tiempo
trabajamos para una renovación de la vitalidad del Evangelio en todas las congregacio-
nes de la ciudad.

23
IGLESIA
CURAUMA

INVOLÚCRATE

24
IGLESIA
CURAUMA

1.- ORANDO
ORACIÓN CENTRADA EN EL REINO
 

La gente está acostumbrada a pensar en la oración como un medio para satisfacer sus necesidades personales. Sin embargo, debemos
entender la oración como un medio para alabar y adorar a Dios, para conocerlo, para entrar en su presencia y ser cambiado por él. Necesi-
tamos aprender mejor cómo orar.

Bíblicamente e históricamente, el ingrediente universal no negociable en tiempos de renovación espiritual es la oración corporativa, prevale-
ciente, intensa y centrada en el reino. ¿Que es eso?

Se centra en la presencia y el reino de Dios.


Jack Miller habla de la diferencia entre "oración de mantención" y “oración de primera línea". Las reuniones de oración de mantenimiento
son cortas, mecánicas y totalmente enfocadas en las necesidades físicas dentro de la iglesia. Pero la oración en primera línea tiene tres
rasgos básicos:

• Una petición de gracia para confesar pecados y humillarnos.

• Una compasión y celo por el florecimiento de la iglesia.

• Un anhelo de conocer a Dios, ver su rostro, ver su gloria.

Es muy interesante estudiar la oración bíblica para el avivamiento, como en Hechos 4 o Éxodo 33 o Nehemías 1, donde estos tres elemen-
tos son fáciles de ver. Observe en Hechos 4, por ejemplo, que los discípulos, cuyas vidas habían sido amenazadas, no pidieron protección
para ellos y sus familias, sino sólo valentía para seguir predicando.

Es audaz y específico. Las características de este tipo de oración incluyen:


Los religiosos de la oración pasan tiempo en el auto-examen. Sin una fuerte comprensión de la gracia, esto puede ser mórbido y deprimen-
te. Pero en el contexto del evangelio, es purificación y fortalecimiento. Ellos "quitan sus adornos" (Éxodo 33: 1-6). Examinan a sí mismos
sus ídolos y los ponen a un lado.

Entonces empiezan a hacer la gran petición - una visión de la gloria de Dios. Esto incluye pedir: 1) una experiencia personal de la gloria /
presencia de Dios ["para que yo te conozca" (Éxodo 33:13)]; 2) para la experiencia del pueblo ante la gloria de Dios (Éxodo 33:15); Y 3)
para que el mundo vea la gloria de Dios a través de su pueblo (Éxodo 33:16). Moisés pide que la presencia de Dios sea obvia para todos:
"¿Qué más me distinguirá a mí y a tu pueblo de todas las demás personas sobre la faz de la tierra?" (Éxodo 33:16). Esta es una oración
para que el mundo se asombre, se asombre de un espectáculo del poder de Dios y el resplandor en la iglesia, que se convertiría en verda-
deramente la nueva humanidad que es un signo del futuro reino.

Es prevaleciente, corporativo.
Con esto queremos decir simplemente que la oración debe ser constante, no esporádica y ni breve. La breve oración esporádica muestra
una falta de dependencia, una autosuficiencia, y por lo tanto no hemos construido un altar que Dios pueda honrar con su fuego. Debemos
orar sin cesar, orar mucho, orar con fuerza, y veremos que el mismo proceso está produciendo lo que estamos pidiendo, que nuestros du-
ros corazones se derritan ante la gloria de Dios.

• PUNTOS ESPECÍFICOS POR QUE ORAR


• Que nuestras vidas aumenten en Santidad.

• Para que Dios guíe al equipo plantador en cada decisión.

• Que Dios forme un solido equipo de liderazgo

• Que seamos fieles a la Palabra de Dios, en cada enseñanza, consejería, finanzas y programa que realicemos.

• Que muchos puedan llegar a Cristo por medio de esta plantación.

• Que podamos hacer crecer en la vida cristiana a los nuevos creyentes.

25
IGLESIA
CURAUMA

2.- APORTANDO
En ICU creemos que la única manera de entender cualquier aspecto de la vida es verlo a través de la lente del evangelio.

En 2 Corintios 8:9, Pablo discute el efecto que el Evangelio debe tener en la forma en que los cristianos entienden la riqueza: "Ya conocen
la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que, aunque era rico, por causa de ustedes se hizo pobre, para que mediante su pobreza
ustedes llegaran a ser ricos."

Al ver el amor sacrificial de Cristo por nosotros, que renunció a todo para heredar las riquezas del cielo, nos ayuda a desarrollar una actitud
sana hacia nuestras posesiones materiales y convertirnos en personas generosas y gozosas.

Entender las riquezas que ya hemos recibido en Cristo no sólo nos libera de la preocupación excesiva por nuestra riqueza, talentos y tiem-
po, sino que también nos motiva a invertirlos en el eterno reino de Dios.

ADMINISTRADORES
Un administrador es una persona a la que se le han confiado recursos de otro y que busca administrar esos recursos de acuerdo con la
visión y los valores del propietario. Un administrador es a la vez un gobernante con autoridad para gobernar los recursos y un esclavo res-
ponsable ante el propietario de esos recursos.

El evangelio nos llama a reconocer que todo lo que tenemos es un regalo de Dios y que esos dones deben ser usados para su gloria y pa-
ra promover su reino. Las Escrituras incluso llaman a los cristianos cuidadores de los dones, incluso la gracia de Dios(1 Pedro 4:10, 1 Co-
rintios 4:1).

Nosotros en ICU reconocemos que además de actuar como administradores responsables de nuestros talentos y habilidades, también de-
bemos ser administradores de nuestras posesiones y finanzas.

¿QUÉ ES LA GENEROSIDAD?
La generosidad es la donación natural, consistente y espontánea de nuestras posesiones materiales al servicio de Dios y a nuestras comu-
nidades debido y modelado por lo que Jesucristo ha hecho por nosotros en la cruz. Como Dios "no perdonó a su propio Hijo, sino que lo
entregó por todos nosotros" (Romanos 8:32), por lo que nuestra postura hacia Dios y los demás en respuesta a su amor debe ser de sacrifi-
cio alegre y generoso.

A P O R TA N D O D E M A N E R A E S P E C I F I C A
Puedes comprometerte con un monto mensual por un año. Escríbenos a fernanda.rojas.pino@gmail.com

Nuestra Cuenta es:


Cuenta corriente Banco Falabella
Nombre: Fernanda Rojas Pino
Cte. Nº: 01-451-010314-1
R.U.T.: 17891817-6
Email: fernanda.rojas.pino@gmail.com

Teléfono de Contacto: +56 9 7799 6371

26