Anda di halaman 1dari 179

PE Chile, 2014

Guía ecoturística y cultural


de la Región de Los Ríos

Las rutas verdes y


del patrimonio cultural

Todas las rutas incluyen su mapa


Proyecto financiado por
el Fondart Ámbito Regional,
convocatoria 2014,
del Consejo Nacional
de la Cultura y las Artes,
Región de Los Ríos.
PE INTRODUCCIÓN

Las Rutas Verdes y del Patrimonio Cultural

L
a historia de este Proyecto Fondart Regional tiene también su propia prehistoria… El domingo 11 de abril de
2010 se anunciaba, en las páginas Domingo Reportajes del Diario Austral de Valdivia, el lanzamiento de la serie
semanal Las Rutas Verdes, producida por Atlas IP y firmada por sus dos socios-directores, Yovanka Ovando y
Juan Gabriel Pallarés.

Durante 120 semanas consecutivas la más completa guía regional de actividades outdoor o de aire libre, a partir de la
ciudad de Valdivia, fue completándose paulatinamente. Esta iniciativa nunca contó con apoyo ni patrocinio alguno pero
el Diario Austral, a través de su Directora, Verónica Moreno, lo que hizo fue nada menos que poner a disposición tanto de
autores como de lectores el oportuno espacio informativo (además del buen hacer de su responsable de diagramación,
Marcelo Pérez). En cuanto a la cartografía de la serie, su diseñadora y realizadora, desde el origen, ha sido Pilar
Seidenschnur, del equipo Atlas IP en Madrid (España).

El planteamiento de la serie, a partir de sus inicios, consistió en abordar la primera exploración regional ecoturística, a
través de la naturaleza, los paisajes y los caminos inéditos de la Región de Los Ríos. Se trataba de una pionera guía
outdoor, específica para esta porción del sur de Chile, con vocación de proyectar, difundir y divulgar una nueva imagen
turística del país y de la región, tanto a nivel nacional como internacional. En cuanto a la página web www.rutasverdes-
dechile.cl, fue asimismo concebida para actualizar y complementar, paralelamente, dicho esfuerzo editorial que cuenta
hoy también con el aval de la Sociedad Geográfica Chilena. Cada Ruta Verde aporta mapas-guías específicos sobre cada
zona tratada, material fotográfico e ilustraciones de referencia, así como con una información complementaria para la
puesta en práctica del viaje, por parte de los lectores.

Todo este compendio de itinerarios a pie, en bicicleta, a caballo, en kayak, en velero o en otro tipo de embarcaciones (ya
que las Rutas Verdes consideran al vehículo a motor solo como mera fórmula de aproximación a los territorios naturales)
tuvo una notable acogida por parte del público, tanto nacional como extranjero. Pero la información de tipo patrimonial,
histórico, artesanal, de la cultural material e inmaterial, si bien era incorporada a las Rutas Verdes, nunca se llegó a rea-
lizar de manera completa, específica y sistemática.

El Proyecto Fondart Regional ‘Rutas Verdes y del Patrimonio Cultural’, que hemos desarrollado en el transcurso del año
2014 y cuyo resultado concreto se plasma en el presente trabajo, nos ha permitido finalmente abordar esta brecha. Es
decir, nos ha permitido incorporar, para divulgar, los principales hitos vinculados a los valores monumentales o arqueo-
lógicos, conjuntos arquitectónicos relevantes, lugares históricos y de interés etno-antropológico, fiestas populares o
artesanía tradicional…. Para ello, convenientemente asesorados por el historiador y académico de la Universidad Austral
de Chile, Ricardo Molina, y miembro de este equipo de trabajo, establecimos una selección de 50 Hitos Histórico-Culturales
los cuales pudiesen sintetizar y acompañar, patrimonialmente hablando, a esa otra panoplia de 50 Rutas Verdes elegidas. La
idea, en fin, ha sido articular la información específicamente centrada en la naturaleza y el paisaje (la esencialmente propia
a las Rutas Verdes) con esa otra información más específicamente vinculada a la cultura, al patrimonio y a los distintos epi-
sodios históricos relacionados con el territorio de la Región de Los Ríos (incluidos aquellos Exploradores Olvidados).

El resultado, esperamos, es una atractiva simbiosis entre lo natural y lo cultural, asociando las distintas propuestas de
visita patrimonial o cultural a la actividad al aire libre y al viaje no motorizado, según una filosofía cada vez más acepta-
da globalmente que apuesta por la fusión entre la actividad física y la cultura, la sustentabilidad y el conocimiento, el
hermanamiento de los conceptos patrimonio natural y patrimonio cultural. Ello ha resultado posible gracias a un amplio
equipo de colaboradores esforzados, entre los cuales es obligado mencionar a la antropóloga Jimena Jérez y a nuestra
coordinadora Carola Giesen. En materia de Exploradores Olvidados, nuestros compañeros en la Sociedad Geográfica
Chilena, Roberto Martinic y Teodoro Kaussel, han aportado sus mejores trabajos.

Uno de los resultados que más nos enorgullecen es el de haber podido gepesear, en base a este proyecto Fondart Regional, el
trazado de todas y cada una de las Rutas Verdes y del Patrimonio Cultural acá presentadas. Ello ha supuesto un esfuerzo impor-
tante, ya que hemos tenido que enfrentar circunstancias meteorológicas adversas durante el pasado invierno, lo que nos ha

PE Chile, 2014
Guía ecoturística y cultural de la Región de Los Ríos. Las rutas verdes y del patrimonio cultural / 3
4 / PE Chile, 2014
Guía ecoturística y cultural de la Región de Los Ríos. Las rutas verdes y del patrimonio cultural

obligado a un trabajo de campo muy intenso y concentrado durante los periodos más favorables. En total, nuestro equipo ha
revisado cerca de 1.000 kms de huellas, caminos y ejes fluviales o lacustres. Y ha determinado otro millar más de puntos geo-
OBJETIVOS ESPECIFICOS
referenciados prioritarios (todos los cuales aparecen publicados, acompañando específicamente a cada Ruta Verde). del Proyecto Fondart Regional
El propósito es que, a través de nuestra página web www.rutasverdesdechile.cl (actualizada asimismo en el marco de este
Fondart Regional) cualquier usuario pueda, a partir de ahora, bajarse estos datos de campo a su aplicación personal,
‘Rutas Verdes y del Patrimonio Cultural’
migrando a su vez desde nuestros mapas específicos a la cartografía Google Earth de uso cada vez más habitual y gené-
rico. Todo lo referente a este capítulo tecnológico es, en cualquier caso, mérito de nuestro asociado, amigo y colaborador 1. Potenciar el conocimiento del Patrimonio Cultural regional de Los Ríos por parte de la
Jorge Esperguel y su equipo.
ciudadanía y de los turistas.
Desde el punto de vista técnico, el Proyecto Fondart Regional lo hemos desarrollado según cinco fases de trabajo , dentro
2. Promover la conservación del Patrimonio Cultural regional como legado a las genera-
de un marco temporal de nueve meses de gestación. Es cierto que partimos de la base de un conocimiento territorial
regional previo muy detallado y de una base de datos Rutas Verdes ya previamente desarrollada, lo que ha posibilitado
ciones futuras.
en la práctica tan ingente tarea. A dicha base de datos existente hemos incorporado el bagaje de la nueva información
3. Ayudar a su puesta en valor desde el punto de vista socio-económico, articulándolo
específicamente centrada en el ámbito del Patrimonio Cultural.
con las actividades al aire libre y el concepto de vida saludable.
En este sentido, es necesario mencionar el importante trabajo ‘Diagnóstico del Patrimonio Cultural/ Región de Los Ríos’,
desarrollado en el marco del Programa Puesta en Valor del Patrimonio y fruto de la labor compartida entre el Gobierno
Regional y la Dirección Regional de Arquitectura. Publicado en 2010, su catastro resultante es toda una selva de hasta Desde el punto de vista de la conservación patrimonial, según la UNESCO, ‘no existe peor enemigo que el desconocimiento del
1.400 bienes patrimoniales inventariados en el territorio de Los Ríos, un bagaje de información que para nosotros ha patrimonio, de la realidad de sus valores, de su existencia, por parte de la propia ciudadanía’. Por otra parte, ‘el estableci-
constituido principal material de referencia. A través de este laberinto de información patrimonial debemos agradecer, miento de una inter-relación entre el Patrimonio Cultural y el Patrimonio Natural constituye -siempre según definición promo-
especialmente, el guiaje de tres personas concretas: Leyla Sade, arquitecta, de la Dirección Regional de Arquitectura del vida por la UNESCO-, la mejor forma de promover su comprensión, las claves de origen, la explicación de su porqué más
MOP; Sandra Ranz, antropóloga, responsable del Consejo Nacional de Monumentos en la región de Los Ríos; y Javiera esencial’. Es en esta línea, por ejemplo, que viene trabajando la prestigiosa e internacional Lista de Sitios Patrimonio de la
Mayra, arquitecta. En el tema de las fortalezas hispánicas coloniales, nuestra principal fuente ha sido Alejandro Wagner, Humanidad, que agrupa al elenco de esos 10.000 lugares más representativos y referentes en la Historia de la Humanidad.
autor experto en la materia.
En cuanto a los contenidos vinculados a cada Ruta Verde y del Patrimonio Cultural (texto principal; textos de apoyo temá- Un caso chileno mundialmente famoso, inscrito en esta Lista Patrimonio de la Humanidad, es el de la Isla de Pascua: ese
tico; cartografía específica; fotografías; ilustraciones) responden a un tratamiento editorial convencional, totalizando 330 pequeño territorio oceánico, de superficie poco más de tres veces la de la isla del Rey, en el que coinciden un territorio
páginas maquetadas en formato tipo gazeeter. El soporte consiste en este disco electrónico (en el que aparece también insular sorprendente, unos paisajes singulares y un patrimonio cultural e histórico único en el planeta. Este conglomerado
grabado un mapa regional ‘Rutas Verdes y del Patrimonio Cultural’) que aparece inserto en una caja-contenedor o box patrimonial pascuense constituye hoy un recurso turístico de primer orden mundial.
cuyo diseño presenta apariencia externa de libro convencional. En base a nuevos presupuestos, tenemos intención de
publicar estos mismos contenidos en formato libro-guía, impreso y encuadernado, convencional. En cuanto a la importancia de la conservación de dicho patrimonio, representa sin duda la clave del desarrollo económico
para la propia isla de Pascua y sus habitantes, en la actualidad y de cara al futuro. Sin embargo, es importante recordar
Queremos terminar esta introducción manifestando nuestro agradecimiento al Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, como hace poco más de medio siglo, cuanto todo este bagaje patrimonial pascuense no era todavía ni suficientemente
Región de Los Ríos y a sus integrantes, los cuales nos han transmitido en todo momento su mejor apoyo, su información conocido ni convenientemente divulgado, la isla de Pascua representaba poco más que un remoto lucro cesante al que
y su entusiasmo a lo largo de este proyecto. aquejaban múltiples amenazas con respecto a su propia conservación e integridad cultural.

Yovanka Ovando y Juan Gabriel Pallarés Sirva este ejemplo para explicar el punto de vista que respalda la presente propuesta proyectual. En el caso de Los Ríos tene-
En Valdivia, 30 de octubre de 2014 mos en estos momentos unos 1400 enclaves patrimoniales listados junto a un patrimonio étnico-antropológico ingente, el cual
todavía se encuentra en curso de monitoreo. Pero toda esta magnífica urdimbre patrimonial se encuentra todavía pendiente
de articular convenientemente entre sí, de vincular con los paisajes a partir de los cuales se generaron (sean estos rústicos o
urbanos) y, por supuesto, de divulgar y promocionar entre propios y extraños. A menudo, estos hitos patrimoniales regionales,
además, se encuentran en trance de no alcanzar a permanecer como el debido legado hacia las generaciones venideras.

El reto de la conservación, de la difusión patrimonial, sin duda, es importante. Algunos tenemos la suerte de todavía poder
maravillarnos con estos descubrimientos patrimoniales, a veces encontrados por casualidad en medio de los bosques, a la
vera de cierto río o lago, o en cualquier entorno rural impreciso. A través de las Rutas Verdes nos hemos topado, en muchas
ocasiones, con hartos ejemplos de este Patrimonio Cultural regional olvidado, tan sorprendente. Y cuando hemos tenido
ocasión de poder mostrárselo a cualquier extranjero de viaje por nuestra región, nos hemos dado cuenta de que además
suscita sorpresa y admiración ajenas, porque revisten una fuerza y un atractivo turístico relevantes. Es cierto que en las
listas de los especialistas, de los organismos técnicos vinculados a los recursos patrimoniales, tales lugares ya aparecen
definidos, inventariados, descritos y geo-referenciados. Pero, en la práctica, al no estar suficientemente divulgados, ciuda-
danos y turistas a menudo desconocen su existencia y no son conscientes de la importancia de su conservación . Una
situación que, como en el ejemplo de la isla de Pascua, debe llegar a revertirse.

PE Chile, 2014
Guía ecoturística y cultural de la Región de Los Ríos. Las rutas verdes y del patrimonio cultural / 5
6 / PE Chile, 2014
Guía ecoturística y cultural de la Región de Los Ríos. Las rutas verdes y del patrimonio cultural

PEREGIÓN DE LOS RÍOS

Las Rutas Verdes y del Patrimonio Cultural


PE 50 RUTAS VERDES
PATRIMONIALES
RV/P1. El sendero de la isla del Rey
RV/P2. De Mancera al Alerce Costero
RV/P3. De Punta Galera a las lagunas de Colún
RV/P4. Del Alerce Costero a Chaihuín
RV/P5. Remontando el Naguilán
RV/P6. En torno al río Tornagaleones
RV/P7. De Punucapa a Oncol
RV/P8. Calcurrupe-Chollinco
RV/P9. Por las islas del lago Ranco (I)
RV/P10. Por las islas del lago Ranco (II)
RV/P11. Tras los pasos de Neruda
RV/P12. Ascensión al Mocho-Choshuenco
RV/P13. Por la península de Illahuapi
RV/P14. Parque Nacional Puyehue
RV/P15. Río Cruces: de Lanco a la Mariquina
RV/P16. Por el antiguo ramal de Lanco
RV/P17. Por el bajo río Bueno (I)
RV/P18. Por el bajo río Bueno (II)
RV/P19. Cocule, en el río Bueno
RV/P20. De Crucero a Lago Ranco
RV/P21. Callecalle: de Los Lagos a Huellelhue Límite internacional
RV/P22. Navegando por el San Pedro Límite regional
RV/P23. Al oriente del lago Riñihue Vértice orográfico
RV/P24. Entre Máfil y Tralcao Volcán
RV/P25. De Máfil a Pupunahue
Principales puntos y
RV/P26. Entre Itropulli y el lago Ranco zonas de interés cultural
Mapuche-Huilliche
RV/P27. Por la península Huichoco
RV/P28. Explorando el lago Pullingue Fortaleza
RV/P29. Por las selvas de Linoico Mirador escénico
RV/P30. Pichillancahue: el glaciar Negro
Autovía 5
RV/P31. Por el antiguo ramal a Panguipulli
RV/P32. San Pablo de Trewá P Plaza de Peaje

RV/P33. Donde nace el río Valdivia Punto de acceso a autovía


RV/P34. Humedales urbanos de Valdivia Camino pavimentado
RV/P35. De Crucero al lago Puyehue Camino sin pavimentar
RV/P36. Río Cruces: de la Mariquina a San Luis de Alba Pista de tierra
RV/P37. Humedales del río Cruces (I): de San Luis de Alba a Tralcao
Área Silvestre Protegida
RV/P38. De Chanchán a Pilolcura
RV/P39. Mehuín: los humedales del río Lingue ASR Área Silvestre de Interés
(no establecida)
RV/P40. De Bonifacio a Curiñanco
RV/P41. Isla Teja norte
RV/P42. Oncol-Tambillo-Tres Bocas
RV/P43. Humedales del río Cruces (II): entre isla Teja y Tres Bocas
RV/P44. Humedales del río Cruces (III): de Tres Bocas a Santa María
RV/P45. De Curiñanco al Cutipay
RV/P46. Humedales de Santo Domingo
RV/P47. Islas al sur de Valdivia
RV/P48. Por los bosques de Llancahue
RV/P49. Al occidente del lago Riñihue
RV/P50. Islas del Calafquén

PE 12 RV/P URBANAS
RV/P urbana I. Corral RV/P urbana V. La Unión RV/P urbana IX. Paillaco
RV/P urbana II. Futrono RV/P urbana VI. Los Lagos RV/P urbana X. Panguipulli
RV/P urbana III. Lago Ranco RV/P urbana VII. Máfil RV/P urbana XI. Río Bueno
RV/P urbana IV. Lanco RV/P urbana VIII. San José de La Mariquina RV/P urbana XII. Valdivia
8 / PE Chile, 2014
Guía ecoturística y cultural de la Región de Los Ríos. Las rutas verdes y del patrimonio cultural

www.rutasverdesdechile.cl
PE índice de contenidos
PE 50 RUTAS VERDES RV/P1. El sendero de la isla del Rey PE 50 HITOS HH-C1. Los tiempos prehispánicos PE 12 RV/P RV/P urbana I. Corral
PATRIMONIALES RV/P2. De Mancera al Alerce Costero
HISTÓRICO-PATRIMONIALES HH-C2. El gran terremoto de 1575
URBANAS RV/P urbana II. Futrono
RV/P3. De Punta Galera a las lagunas de Colún HH-C3. La gran victoria militar mapuche RV/P urbana III. Lago Ranco
RV/P4. Del Alerce Costero a Chaihuín HH-C4. Repoblación de Valdivia RV/P urbana IV. Lanco
RV/P5. Remontando el Naguilán HH-C5. El Camino Real RV/P urbana V. La Unión
RV/P6. En torno al río Tornagaleones HH-C6. Incorporación de Valdivia a Chile RV/P urbana IX. Paillaco
RV/P7. De Punucapa a Oncol HH-C7. La inmigración alemana RV/P urbana X. Panguipulli
RV/P8. Calcurrupe-Chollinco HH-C8. Ocupación militar de La Araucanía
RV/P urbana XI. Río Bueno
RV/P9. Por las islas del lago Ranco (I) HH-C9. El gran incendio de 1909
RV/P urbana XII. Valdivia
RV/P10. Por las islas del lago Ranco (II) HH-C10. El terremoto del sesenta
RV/P urbana VI. Los Lagos
RV/P11. Tras los pasos de Neruda HH-C11. Los Ríos, nueva región chilena
RV/P urbana VII. Máfil
RV/P12. Ascensión al Mocho-Choshuenco HH-C12. EXPLORADORES OLVIDADOS: Juan Ladrillero
RV/P urbana VIII. San José de
RV/P13. Por la península de Illahuapi HH-C13. EXPLORADORES OLVIDADOS: Francisco Vidal Gormaz La Mariquina
RV/P14. Parque Nacional Puyehue HH-C14. EXPLORADORES OLVIDADOS: Los holandeses en Valdivia RV/P urbana IX. Paillaco
RV/P15. Río Cruces: de Lanco a la Mariquina HH-C15. EXPLORADORES OLVIDADOS: Ignacio Pinuer
RV/P urbana X. Panguipulli
RV/P16. Por el antiguo ramal de Lanco HH-C16. EXPLORADORES OLVIDADOS: Salvador Sanfuentes
RV/P urbana XI. Río Bueno
RV/P17. Por el bajo río Bueno (I) HH-C17. EXPLORADORES OLVIDADOS: Guillermo Frick
RV/P urbana XII. Valdivia
RV/P18. Por el bajo río Bueno (II) HH-C18. EXPLORADORES OLVIDADOS: Orélie Antoine
RV/P19. Cocule, en el río Bueno HH-C19. EXPLORADORES OLVIDADOS: Charles Darwin y Robert Fitzroy
RV/P20. De Crucero a Lago Ranco HH-C20. Sitios arqueológicos (I): Complejo Pitrén
RV/P21. Callecalle: de Los Lagos a Huellelhue HH-C21. Sitios arqueológicos (II): Chanchán, Ollita Encantada, Colún
RV/P22. Navegando por el San Pedro HH-C22. Sitios arqueológicos (III): en torno al lago Ranco
RV/P23. Al oriente del lago Riñihue HH-C23. Sitios ceremoniales y de parlamento indígenas
RV/P24. Entre Máfil y Tralcao HH-C24. Rucas mapuches
RV/P25. De Máfil a Pupunahue HH-C25. Torreones de los Canelos (MN) y del Barro (MN)
RV/P26. Entre Itropulli y el lago Ranco HH-C26. Castillo de Niebla (MN)
RV/P27. Por la península Huichoco HH-C27. Castillo de San Pedro de Alcántara (MN)
RV/P28. Explorando el lago Pullingue HH-C28. Castillo de San Sebastián de la Cruz (MN)
RV/P29. Por las selvas de Linoico HH-C29. Castillo de San Luis de Alba de Cruces (MN)
RV/P30. Pichillancahue: el glaciar Negro HH-C30. Fortín de San José de Alcudia (MN)
RV/P31. Por el antiguo ramal a Panguipulli HH-C31. Calles General Lagos-Yungay (ZT) e iglesia de San Francisco (MN)
RV/P32. San Pablo de Trewá HH-C32. Casas y Parque Prochelle (MN)
RV/P33. Donde nace el río Valdivia HH-C33. Casas Andwandter (MN) y Philippi
RV/P34. Humedales urbanos de Valdivia HH-C34. Muelle Schuster y Mercado Fluvial (ZT)
RV/P35. De Crucero al lago Puyehue HH-C35. Edificios y casonas tradicionales en La Unión
RV/P36. Río Cruces: de la Mariquina a San Luis de Alba HH-C36. Patrimonio arqueo-industrial en La Unión
RV/P37. Humedales del río Cruces (I): de San Luis de Alba a Tralcao HH-C37. Salón-teatro del Club Alemán de La Unión
RV/P38. De Chanchán a Pilolcura HH-C38. Conjuntos misionales relevantes
RV/P39. Mehuín: los humedales del río Lingue HH-C39. Casas Furniel (MN), Machmar (MN) y Daniel (MN)
RV/P40. De Bonifacio a Curiñanco HH-C40. Museos de Río Bueno y de Lago Ranco
RV/P41. Isla Teja norte HH-C41. Teatro Galia (MN)
RV/P42. Oncol-Tambillo-Tres Bocas HH-C42. El Llolly (MN), Santa Rosa y Santa Filomena
RV/P43. Humedales del río Cruces (II): entre isla Teja y Tres Bocas HH-C43. Edificios y casonas tradicionales en San José de la Mariquina
RV/P44. Humedales del río Cruces (III): de Tres Bocas a Santa María HH-C44. Conjunto ferroviario de Collilelfu (MN y ZT)
RV/P45. De Curiñanco al Cutipay HH-C45. Locomotora a vapor Nº 620 (MN)
RV/P46. Humedales de Santo Domingo HH-C46. Máfil arqueo-industrial
RV/P47. Islas al sur de Valdivia HH-C47. Tradicionales balseos fluviales
RV/P48. Por los bosques de Llancahue HH-C48. Embarcaciones y vapores de antaño
RV/P49. Al occidente del lago Riñihue HH-C49. Fiestas religiosas en Los Ríos
RV/P50. Islas del Calafquén HH-C50. Panoramas artesanos

PE Chile, 2014
Guía ecoturística y cultural de la Región de Los Ríos. Las rutas verdes y del patrimonio cultural / 9
PE RV/P1
El sendero de la Colonia, lo cierto es que se la conoció

de la isla del Rey


más bien como la isla de Diego Ramírez, en
la que habitaban unos 3.000 indios amigos,
cuya actividad principal se centraba en el
comercio con las guarniciones militares del
sistema de fortificaciones establecido en la

Del estero Pilque a Los Angelitos bahía de Corral.


Cuando las grandes glaciaciones geológicas,
la isla del Rey permaneció a salvo de los
hielos, por lo que se transformó en un es-
Se trata de uno de los trekkings más inéditos en la región de Los Ríos: tratégico refugio para gran número de es-
tan próximo a la ciudad de Valdivia; sin embargo, tan remoto. pecies australes de la fauna y flora. Cubier-
Combina dos tramos náuticos de enlace con una travesía a pie de la ta por una profunda selva valdiviana hasta
isla chilena más extensa en aguas interiores. finales del siglo XIX, es a partir de 1910, con
la entrada en producción de los Altos Hor-
nos en Corral, que su original esplendor fo-
restal experimenta una activa presión an-
trópica. Buena parte de sus bosques fueron
transformados en carbón vegetal para su-
LOS ESTEROS MAREALES CARACTERIZAN LA FACHADA SUR DE LA ISLA DEL REY, SOBRE EL RÍO TORNAGALEONES. ministro de aquella industria y de la pobla-

L
ción surgida en torno a ella. Tal situación
a Isla del Rey es una joya geográfi- perduró hasta 1960, cuando el gran terre-
ca, un territorio muy especial por moto y tsunami destruyeron la añeja facto-
sus características, la mayor porción ría siderúrgica corraleña.
insular chilena situada en aguas A los grandes incendios provocados suce-
continentales. Con sus 51,5 kms2 de superfi- dió, a partir de 1980, la tala sistemática de
cie y sus dimensiones de 10 por 7,5 kms en- lo que quedaba de sus extensiones de bos-
tre extremos, es ligeramente más extensa que nativo sobre sus dos terceras partes. Y
que cualquiera de las dos islas que compo- el resultado son las plantaciones de exóti-
nen el archipiélago de Juan Fernández. cas que cubren hasta el 50% de su superfi-
Localizada en la comuna de Corral, constitu- cie insular, unas 2.500 has protagonizadas
ye además la clave paisajística (y, por tanto, por Pinus radiata y Eucalyptus globulus, re-
también turística) al sur de la capital de la partidas entre dos grandes compañías fo-
región de Los Ríos, Valdivia. En efecto, restales y ocupando, fuera de toda normati-
cuando uno mira hacia el SO desde el puen- va, incluso los cursos de agua y la orla ribe-
te Pedro de Valdivia, la isla del Rey se reña insular. Los esteros se han secado. Los
muestra como el telón de fondo paisajístico cerca de 800 habitantes censados en la isla
ante la percepción visual de locales y visi- del Rey ven las cosechas forestales que se
tantes. Aunque muchos locales y foráneos aproximan como una nueva hecatombe.
no acierten a identificarla como tal… Una amenaza también paisajística y turísti-
Acerca del origen de su nombre, la versión ca, ya que la inminente tala del sector NO
más extendida se refiere al hecho de que de la isla (la que bordea el río Valdivia), pre-
los indígenas habrían hecho regalo de ella vista en 2016, podría transformar en un de-
UN PROFUNDO BOSQUE NATIVO RECUBRE, SELVÁTICO, EL CORAZÓN INSULAR. al Rey de España. Otros afirman que es aquí sierto todo el eje panorámico que se perci-
donde habitaba el cacique indígena más im- be desde la carretera (aquella ZOIT o Zona
portante de Ainilebu. Durante los tiempos de Interés Turístico) entre Valdivia y Niebla.

El alerzal más septentrional del mundo ALERCE EN ISLA DEL REY

E l alerce (o lahuén, en la lengua mapuche) es el equivalente, en la América Austral, a


las famosas secoyas de Norteamérica. Se trata de una especie rara, longeva y endé-
mica de los bosques templados lluviosos de tipo Valdiviano, exclusivo de Chile, con com-
plementaria presencia en Argentina. Sus extensiones se localizan entre los 40° y los 43°
grados de latitud Sur, entre el nivel del mar y los 1.500 m de altitud, con ejemplares de
hasta 50 m de altura y edades de hasta 3.500 años. Durante el siglo XX, a causa de la
calidad, belleza y durabilidad de su madera, los bosques de alerce sufrieron una tala
muy severa por lo que, a mediados de siglo, se consideraba especie en riesgo de extin-
ción. En Chile los alerces están declarados, desde 1977, Monumento Nacional y su tala y
comercialización están prohibidos por ley. Su nombre científico, Fitzroya cupressoides,
está dedicado al británico Robert Fitz Roy, que en el velero Beagle acompañó a la expe-
dición científica de Charles Darwin. El descubrimiento de un rodal de alerces en la isla
del Rey, comunicado científicamente por el ingeniero forestal valdiviano Daniel Soto, del
Instituto de Silvicultura de la Universidad Austral de Chile, en 2007, reviste especial im-
portancia biogeográfica, ecológica y genética ya que marca el límite septentrional para
esta especie en el mundo. Un relicto forestal, por otra parte, superviviente de la última
glaciación pleistocénica, cuya conservación requiere de la implementación de medidas
urgentes, según su descubridor. Es un tesoro forestal único a las puertas mismas de la
capital de Los Ríos, por casi nadie conocido.

LA RUTA VERDE PROPUESTA, EN EL HERMOSO TRAMO DE DESCENSO HACIA EL RÍO GUACAMAYO.


PE RV/P1
El sendero de la isla del Rey. Del estero Pilque a Los Angelitos /11
12/ PE RV/P1
El sendero de la isla del Rey. Del estero Pilque a Los Angelitos

LA IM
IMAGEN MÁS CHILENA:
UNA FLOR DEL COPIHUE…

Por fortuna, en la porción central de la isla enlace con la Islala del don Guillermo Frick) y hasta los límites del
del Rey, sobrevivieron cerca de 900 hectá- Rey en Carboneros. s. En fundo Los Angelitos.
reas de bosque valdiviano, incluido el rodal una de estas embarcaciones locales, el via- A partir de ese punto, son 7 kms de trekking
de alerces (Fitzroya cupressoides) más sep- jero navegará primero en dirección al mue- transinsular inolvidable (que se resuelven
tentrional del planeta (1,2 hectáreas para lle de las Coloradas, situado en el estero en unas 2,5 h de marcha), por huellas que
un total de aprox. 400 pies de alerce, cerca Pilque, que se abre sobre el río Tornagaleo- nos llevarán hasta el alerzal relíctico, a tra-
del estero Pilque). La pervivencia de este nes. En este tramo náutico emplearemos vés de añejas coigüerías y enclaves de ci-
patrimonio excepcional se debió a don en torno a una hora de navegación. Un preses de las guaitecas. Un territorio que
Oswaldo Kunstmann, profesor retirado de punto de alto interés ornitológico serán los resulta querencioso tanto para el pudú co-
ciencias físicas en la Universidad Austral, bajíos inmediatos a punta Colorada, donde mo para el puma y que, desde el punto de
un valdiviano al que habría que hacer un observaremos espectaculares concentra- vista paisajístico, quizá su punto culminante
monumento. ciones de cisnes de cuello negro, cormora- se localice en ese mirador en el que se ini-
Propietario del fundo Los Angelitos, cuando nes y pelícanos, gaviotas y correlimos. cia la bajada hacia la vertiente oriental de la
la invasión de la isla por parte de las em- Después, la navegación nos llevará al paso isla: con la ciudad de Valdivia en lontanan-
presas forestales estaba en su clímax, don AMARRADOS AL MUELLE DE LOS ANGELITOS:
de la isla Huapi (o de los Conejos) y de la isla za; el cerro Oncol como telón de fondo; y
Oswaldo supo rechazar tentadoras ofertas EN EL RÍO DE LA CANTERA. Liguiñe (o de los Curas; con su preciosa pla- las islas de Itamalal y Guacamayo, rodeadas
económicas y presiones activas. Lo que po- ya de la fachada norte), antes de meter la de humedales espléndidos, a vista de pája-
sibilitó la preservación de la mejor reserva mienda en casos similares el Programa de proa en el secreto estero Pilque, donde se ro… Terminaremos esta travesía de la isla
natural en las afueras de la ciudad de Valdi- Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). sitúa el muelle público del pequeño núcleo del Rey en la casa de Los Angelitos, un per-
via. Titular de la porción central de la isla, la Ello aumentaría la biodiversidad, la calidad habitado de Las Coloradas. Poco después, fecto lugar para descansar y reponer fuer-
llave estratégica de los principales caminos paisajística e incrementaría también los re- en la orilla norte, localizaremos un pequeño zas. El colofón final será otra estupenda na-
de acceso que interesan a las plantaciones cursos de los habitantes insulares a partir desembarcadero en la ribera boscosa. Des- vegación fluvial esta vez por el brazo del
que ocupan el sector NO de la isla en su del ecoturismo y la regeneración de los de aquí arranca un sendero que lleva hasta Guacamayo que nos llevará hasta la capital
mano, don Oswaldo se enfrenta de nuevo a cursos de agua. ¿Pero querrán las grandes las casas de Champuto (histórica propiedad valdiviana (1 h). Esta Ruta Verde de la Isla
la compañía forestal que aborda ahora la empresas forestales cambiar sus previsio- de aquel primer pionero alemán en la zona, del Rey es una experiencia memorable. O
fase de cosecha. Pero los quijotes existen nes de cosecha en clave de talarrasa por la
todavía, por fortuna, en estos tiempos… de unos ‘bosques para la conservación’?
La combinación de los humedales y baña- Ello constituiría un modélico ejemplo de
dos que rodean a las islas Guacamayo, Ita- responsabilidad social empresarial así co-
malal y Valdés (sobre la junta de los ríos mo una manera de redimir culpabilidades
Guacamayo, Futa, Angachilla y La Cantera) históricas. La isla del Rey, lo merece.
con la franja superviviente comprendida En cuanto a la Ruta Verde que recorre el
dentro del fundo Los Angelitos (que atra- Corredor Ambiental de la Isla del Rey-Los
viesa la isla del Rey de parte a parte, en Angelitos (constituido por su sector central,
sentido E-O, entre el río La Cantera, el este- entre los ríos Tornagaleones y de la Cante-
ro Pilque y el río Tornagaleones) represen- ra), constituye uno de los trekkings más
ta uno de los Corredores Ambientales más inéditos en la región de Los Ríos. Combina
valiosos y estratégicos en la región de Los dos tramos náuticos de enlace con una
Ríos. Una perfecta Ruta Verde. completa travesía a pie de esta isla chilena,
Sin duda, el conjunto de la isla del Rey de- la más extensa en aguas interiores.
bería ser objeto de un proyecto emblemáti- Su kilómetro 0 se sitúa en el muelle que
co de restauración forestal con criterios fi- existe junto a la carretera Valdivia-Niebla y
tosociológicos y ecosistémicos, según reco- desde el que operan las embarcaciones de EL RÍO FUTA, DESDE LOS ALTOS DE LA ISLA DEL REY.

PE INFOVIAJE
(en bicicleta, 0,5 h); del muelle UÊVALORES NATURALES de los mejores parajes para el
Guacamayo a la isla del Rey/ Con sus 51,5 kms2 (y 800 cisne de cuello negro; variada
GPS 1 Muelle de embarque a Isla del Rey (Carboneros)- 39°52'7.66"S/ 73°22'35.86"O
casa de Los Angelitos, 4 kms (en habitantes), la isla del Rey es la avifauna acuática, con garzas,
GPS 2 Bajo de punta Colorada/ concentraciones avifaunísticas notables, en bajamar- 39°52'40.25"S/ 73°22'46.97"O

PUNTOS GPS
kayak o en embarcación local, más extensa porción insular en la taguas, cuervos de panano,
GPS 3 Antigua batería colonial de Carboneros (s. XVII)- 39°52'40.85"S/ 73°22'42.12"O
entre 0,5 y 1 h); la travesía de la Región de Los Ríos; también la anátidas diversas. En los
GPS 4 Isla Huapi (o de los Conejos)- 39°53'33.98"S/ 73°21'34.92"O
isla del Rey, hasta el estero mayor isla en aguas interiores de bosques de la isla del Rey, pudú, GPS 5 Playa de isla Liguiña (o del Cura)- 39°53'58.83"S/ 73°20'50.37"O
Pilque y el río Tornagaleones, todo Chile. El bosque nativo puma, guiña, culpeo, carpintero, GPS 6 Estero Pilque/ muelle de Las Coloradas- 39°53'58.85"S/ 73°20'20.49"O
6 kms, más otros 3 kms i/v al ocupa el 25% de su superficie rapaces. Muy presionadas, las GPS 7 Enlace con inicio de ruta terrestre- 39°53'54.91"S/ 73°20'0.10"O
alerzal (4 h); la navegación por el (incluyendo el alerzal más especies piscícolas autóctonas GPS 8 Casa de Champuto/ antigua residencia del explorador alemán Guillermo Frick (S. XIX)-
Tornagaleones, hasta el muelle septentrional del planeta, con en los río Tornagaleones, 39°53'58.79"S/ 73°19'38.08"O
de Punta Claro, 4,5 kms (0,5 1,19 hectáreas y unos 400 Valdivia, Futa y en la bahía de GPS 9 Tramo de humedal/ solo en marea baja/ paso complejo- 39°53'59.55"S/ 73°19'9.52"O
kms); al muelle de Carboneros, ejemplares), un patrimonio Corral. Lobos marinos. GPS 10 Continuación de ruta, por fundo Los Angelitos- 39°53'59.28"S/ 73°18'40.17"O
EN LA PLAYA DE LA ISLA
LIGUIÑE, LOCALIZADA UÊLOCALIZACIÓN 1 km (0,5 h); más el balseo del forestal de excepción (una de las fortificaciones colonia- muelle junto a la carretera NAVEGANDO GPS 11 Sector de acceso al alerzal relíctico- 39°54'9.63"S/ 73°18'41.83"O
FRENTE AL ESTERO HACIA ISLA DEL
Comuna de Valdivia y Corral. río Valdivia, 1 km (15 mn). En prácticamente comprendido en UÊMONUMENTOS DEL HOMBRE les españolas de la bahía de Co- Valdivia-Niebla y el muelle REY, EN
GPS 12 Cruce de ruta verde con camino forestal- 39°54'7.75"S/ 73°17'53.63"O
PILQUE. GPS 13 Continuación de ruta verde- 39°54'18.66"S/ 73°17'33.18"O
total, en uno u otro sentido, una su totalidad dentro del fundo Los Las antiguas casas de fundo, co- rral). Los viejos muelles ribereños y de Carboneros, en la isla EMBARCACIÓN
GPS 14 Pampa de los Angelitos/ cambio de vertiente y continuación de ruta verde por camino bien definido-
UÊRANGO DE ALTITUDES Ruta Verde idónea para una Angelitos, de D. Oswaldo mo en isla Guacamayo, en sus embarcaciones locales tradi- del Rey. LOCAL.
39°54'18.48"S/ 73°17'8.30"O
Max.: 237 m; mín.: 0 m. jornada completa de bicicleta, Kuntsmann. En los humedales en Los Angelitos o en el entorno de cionales. GPS 15 Casa del fundo Los Angelitos- 39°53'26.62"S/ 73°16'40.43"O
kayak y trekking… torno a las islas de Guacamayo, Champuto (que excelentes lodges UÊCARTOGRAFÍA GPS 16 Muelle de Los Angelitos/ río de la Cantera- 39°53'22.44"S/ 73°16'41.60"O
UÊDURACIÓN Y DISTANCIA Valdés, Itamalal, entre los ríos de turismo rural podrían estas lle- UÊCÓMO LLEGAR Instituto Geográfico Militar, GPS 17 Alternativa: continuación de ruta náutica directa, entre las islas de Guacamayo e Itamalal/
De Valdivia/ muelle Schuster al UÊMEJOR ÉPOCA Cantera, Valdivia y Angachilla, en gar a ser…). Los restos de la anti- De 07 h a 19 h, diariamente escala 1:50.000, hojas ‘Valdivia’ posible solo en kayak- 39°53'16.86"S/ 73°16'34.21"O
muelle de Guacamayo, 6,5 kms Cualquier época del año. el estero Pilque, se dan algunos gua batería de Punta Carboneros y a cada hora, balseo entre el y ‘Corral’. GPS 18 Muelle de Guacamayo/ final de ruta verde y aproximación final, terrestre, hacia Valdivia- 73°16'0.14"

PE RV/P1
El sendero de la isla del Rey. Del estero Pilque a Los Angelitos /13
HITO HISTÓRICO-CULTURAL

PEHHC1

Los tiempos prehispánicos CERÁMICA VALDIVIA,


CUENCA LAGO RANCO
(1200 – 1400 D.C.)
la llamada Conquista caracterizada por la
fundación de villas y fortificaciones de
avanzada, fueron estableciendo vínculos
con los indígenas que vivían antes y des-
Hasta la primera fundación de Valdivia (13000 A.P.- 1552 d.C.) pués de la cuenca del río Biobío.
Así, mucho más al sur y a orillas del río
Ricardo Molina Verdejo, Historiador Aynelebu (actual Callecalle), hacia el año
1552 se funda la villa Santa María la Blanca
de Valdivia, por orden del líder de la em-
En la región de Los Ríos presa de conquista, el Capitán don Pedro
se han constatado de Valdivia. La ciudad, más tarde, en 1599
sería destruida hasta casi sus cimientos co-
hallazgos arqueológicos
mo resultado del decidido triunfo militar
de instrumentos de mapuche-huilliche en el marco de la cam-
hueso, líticos, alfarería, paña de resistencia en contra de los inva-
cestería y textiles que sores europeos desarrollada entre 1598 a
1604, la que implicó la destrucción de otros
permiten documentar seis asentamientos españoles al sur del re-
una presencia humana ferido río Biobío.
de más de 13.000 años Para lo que hoy corresponde a la Región de
Los Ríos desde el punto de vista territorial,
de data.
la población originaria estaba compuesta
por los mapuche-huilliche y una parte pe-
huenche, quienes ocupaban parte impor-
tante tanto de la zona de la costa (lafken-
che), el sector intermedio entre la Cordille-
ntes de la llegada de los eu- ra de la Costa y la de Los Andes, más una

A ropeos al continente ameri-


cano en general y al territo-
rio chileno en particular, es-
tos extensos espacios ya se encontraban
poblados desde tiempos muy anteriores.
sección en el área precordillerana. Q

Q Son los
Para el caso del sur del país, es posible
constatar a través de la evidencia arqueo-
lógica que aproximadamente desde hace
más de 13.000 años antes de nuestra Era
ya había seres humanos circulando por la
lejanos ancestros
zona viviendo a partir de la recolección, la de mapuches-huilliche y
caza y la pesca. En efecto, conforme a los
últimos hallazgos y estudios sobre la ma- pehuenches
teria, los primeros vestigios humanos han
sido localizados en las proximidades de
Puerto Montt en el llamado sitio de Monte
Verde. Estos restos culturales paleo-indios SÍNTESIS
CRONOLÓGICO-
datan aproximadamente de unos 12.800 CULTURAL DEL
años antes de Cristo, es decir, mirado des- ESTADIO ALFARERO
EN EL SUR DE CHILE.
de la fecha de hoy, corresponden a casi
14.800 años de distancia.
Al margen de Monte Verde, en los territo-
rios boscosos del sur de Chile también se
han constatando materiales arqueológicos
originales en importantes sitios a nivel na-
cional, tales como Marifilo, Piedra Azul,
Chan Chan, Pitrén, Lago Ranco, Los Chilcos,
Fundo Santa María, Cocule, entre otros. En
estos lugares se encontraron instrumentos
de hueso, líticos, alfarería, cestería y texti-
les los que documentan una historia de
más de 13.000 años.
Sin embargo, al llegar los españoles al te-
rritorio chileno hace poco menos de cinco
siglos, entraron en contacto de manera di-
recta con los aborígenes del Norte Grande
(Descubrimiento de Chile, 1536) y más tar-
de con los de la Zona Central (Fundación de
Santiago, 1541). Luego, en la medida que
avanzaron hacia el sur en pleno período de

PE HHC1
Los tiempos prehispánicos. Hasta la primera fundación de Valdivia (13000 A.P.- 1552 d.C.) /15
PE RV/P2
De Mancera
al Alerce Costero
Entre la bahía de Corral y Catrileufu

EN EL PARQUE NACIONAL DEL ALERCE COSTERO. ANTIGUOS CAÑONES ESPAÑOLES EN LA ISLA MANCERA.

PUDÚ

De la Reserva Nacional
(PUDU PUDA)

Valdivia al Parque
ero
Nacional del Alerce Costero
L os organismos internacionales clasifican a la denominada Cordillera Pelada (esa
porción de la Cordillera de la Costa situada al sur de la región de los Ríos, entre
la bahía de Corral y la desembocadura del río Bueno) como Lugar Prioritario para la
Conservación y su importancia esta reconocida a nivel planetario. Por esta razón,
cuando el Gobierno de Chile anunció, en 2007, la creación del nuevo Parque Nacional
del Alerce Costero sobre una porción significativa del área mencionada, la noticia tu-
vo repercusión mundial de manera inmediata, como la acción propia de un país de-
sarrollado en pro de la conservación de la biodiversidad en la Eco-Región de los Bos-
ques Templados Valdivianos.
Aunque en 1983 ya había sido creada la Reserva Nacional Valdivia sobre 9.727 has,
en el sector que marca la divisoria de aguas entre las cuencas de los ríos Chaihuín,
EL RÍO SAN JUAN, UN PLÁCIDO CURSO FLUVIAL. Naguilán y San Juan- Catrileufu- Los Llanos (que drenan hacía la ensenada de San
Juan), durante los años de 1990 especialmente la zona fue el foco de múltiples de-

R
epasando nuestro desgasta- Ello nos permitió descubrir el enclave de nuncias acerca de cortas ilegales y de destrucción de bosque en el área prioritaria,
do, húmedo, descolorido cua- alerces más septentrional del mundo, antes
incluyendo alerces vivos. La presión ciudadana, unida a la acción progresiva fiscali-
zadora del Estado, logró finalmente detener un proyecto de sustitución de bosque
derno de campo observamos de terminar el recorrido junto al río Torna-
nativo por plantaciones forestales de eucaliptos que amenazaba en la zona a 17.900
como la preparación de esta galeones y la bahía de Corral. Esta Ruta has de bosques costeros. Tal situación, por fortuna, hoy parece haberse definitiva-
serie Rutas Verdes nos ha llevado a vivir Verde supone ahora la continuación de la mente conjurado.
más de 230 fascinantes jornadas de cam- antes mencionada, progresando un poco Para la conformación del nuevo Parque Nacional del Alerce Costero, de superficie
po por la Región de Los Ríos, en el trans- más al sur en el itinerario directo, a pie y en 17.644 has, se aglutinaron a la antigua Reserva Nacional Valdivia (9.549 has) una do-
curso de 36 meses… ¡Que experiencia tan bote, entre la ciudad de Valdivia y el nuevo nación procedente de la colindante Reserva Costera Valdiviana/ TNC (3.791 has), el
fascinante, sin duda…! Pero en el caso de Parque Nacional del Alerce Costero. denominado Lote C de del Fundo Quitaluto (ex-Fuerzas Armadas, 2.152 has) y los dos
algunas RVs, se ha necesitado muchos Bien desde el estero Pilque (en la isla del sectores del Monumento Nacional Alerce Costero (Norte, 1.322 has; y Sur, 830 has).
más días de terreno de lo habitual. Esta Rey), bien desde el terminal de transborda-
Ruta Verde, entre la bahía de Corral y la dores de Niebla, la idea es contratar alguna LA CORDILLERA DE LOS ALERCES, DESDE EL ALTO DEL MIRADOR.
guardería CONAF de Catrileufu, es un embarcación local cuyo patrón tenga a
buen ejemplo de ello. bien trasladarnos hasta la otra orilla de la
El diseño de un largo eje verde entre la ciu- bahía de Corral, al objeto de situarnos al
dad de Valdivia y la remota desembocadura pie mismo de las montañas de los Alerces.
del río Bueno conforma, sin duda, uno de En este trayecto, una escala en la isla de
los esfuerzos senderistas regionales que Mancera resultará inexcusable. Aquí, un
consideramos de mayor interés tanto am- camino tranquilo y rústico, circular, nos
biental como turístico. Un corredor ecotu- permitirá dar la vuelta a pie a esta isla en
rístico en cuya definición venimos trabajan- menos de una hora, reservando para el fi-
do desde hace varios meses. La Ruta Verde nal la visita de los restos del castillo colo-
‘Por la isla del Rey’ plantea la posibilidad nial de San Pedro de Alcántara (s. XVII). Se
parcial para este itinerario saltando desde trata, en el caso de este último, del mejor
Valdivia y el muelle de Guacamayo hasta el punto panorámico sobre la bahía de Corral
fundo Los Angelitos, en la isla del Rey; y y sobre la desembocadura de la cuenca del
atravesando esta última por la única franja Valdivia en el océano Pacífico: esa antigua
superviviente de su antiguo bosque nativo. y militar Llave del Mar del Sur…

RÍO SAN JUAN: AL FONDO, LA GRULLA AZUL, EL ANCLA ECHADA.


PE RV/P2
De Mancera al Alerce Costero. Entre la bahía de Corral y Catrileufu /17
18/ PE RV/P2
De Mancera al Alerce Costero. Entre la bahía de Corral y Catrileufu

FLOR DEL CANELO

Tras la recalada en Mancera, nuestra nave- kilómetro antes de entroncar Durante el viaje,
Dura
gación nos llevará a continuación primero con el viejo camino de posiblemente, algún
posiblem
hasta la playa de arena de San Julián, un Corral a La Unión pudú se nos va a cruzar
fondeadero infrecuentado. Luego prosegui- en el Alto del Mi-- observación de
en el camino. La obs
remos navegando por aguas cada vez más ura montaraz lo ha recu-
rador. La cobertura todo el elenco de aves fforestales típi-
someras en dirección SSO, hasta la desem- bierto casi por completo. En contraparti- cas de la selva valdivia
valdiviana también
bocadura del pequeño estero San Juan. Es xperiencia del encuentro
da, reserva la experiencia resultará probable. Alca
Alcanzaremos fi-
en este punto donde solemos dejar fondea- con los primeros ejemplares de alerce. El nalmente el refugio y guardería CONAF
do, al ancla, nuestro velero La Grulla Azul, machete, en este tramo, resultará un ele- de Catrileufu, que es un conjunto de tres
en el transcurso de las diversas prospeccio- mento necesario. pequeñas edificaciones como puesto en
nes que hemos efectuado en el área. Tan Una vez en el Alto del Mirador, podremos medio de ninguna parte. Es el único lugar
solo en kayak, en zodiac o en embarcación pasar a utilizar con éxito la bicicleta de apto para pernoctar, en caso de necesi-
ligera podremos remontar a partir de aquí montaña como medio para proseguir la dad, en muchos kilómetros a la redonda.
los últimos 2,5 kms del San Juan. Lo cual ruta entre este punto y la guardería y re- Durante nuestra última visita al sector,
constituirá una experiencia deliciosa, ser- fugio CONAF de Catrileufu (todavía a 8 continuamos todavía otros dos kilómetros
penteando entre humedales, huertos y kms de distancia). El itinerario discurre más allá hasta alcanzar los restos de otro
quintas olvidados. sobre el trazado del antiguo camino de antiguo refugio, al que rodean los ejem-
A partir del puente San Juan (en el cami- SOLITARIOS TRONCOS SON EL TESTIMONIO DE Corral a La Unión, que a su vez coincide plares de alerce. Desde este lugar secre-
PASADOS GRANDES INCENDIOS FORESTALES.
no de Valdivia a Corral) la ruta verde pa- con los límites del nuevo Parque Nacional to, en los días claros, se puede ver por el
sará a discurrir por antiguos caminos de del Alerce Costero (antes, la Reserva Na- oriente la cumbre nevada del Mocho-
bueyes y carretas madereras. La clave es- vido. Pero aprovechando los restos de su cional Valdivia). Se trata de un camino por Choshuenco; y por el norte, la cumbre sa-
tará en localizar la huella que remonta el trazado, el caminante ganará progresiva- completo solitario e infrecuentado, que grada del cerro Oncol. Nosotros disfruta-
valle del río de las Minas, cuya servidum- mente altura a favor de la llamada Loma poco a poco irá adentrándonos en la ma- mos del atardecer mirando también en
bre de paso enlazaba antaño, del modo del Caballo, donde el bosque nativo se jestuosidad de la antigua selva valdiviana. dirección sur, volando sobre las selvas
más directo, la costa en San Juan con el salpica de dispersas extensiones de pasti- En algunos puntos, la floresta nos permiti- que cubren la cabecera del río Chaihuín y
Alto del Mirador y el sector de los alerza- zal, lo cual favorecerá nuestra marcha. El rá asomarnos, hacia el N, sobre la ense- los alerzales milenarios de la Cordillera
les cordilleranos. En la actualidad, dicho tramo que plantea una orientación más nada de San Juan y la bahía de Corral: un Quemada. Será el objeto de nuevas y
itinerario ha caído prácticamente en el ol- delicada es el que coincide con el último espectáculo inolvidable. próximas Rutas Verdes. O

PE INFOVIAJE
embarcación menor a lo largo de supervivientes fueron sustituidos UÊMONUMENTOS DEL HOMBRE Y
2,5 kms (1 h); entre el puente en amplias zonas por PUNTOS DE INTERÉS
San Juan y el Alto del Mirador, plantaciones de exóticas. En la isla Mancera, el castillo de
son 5 kms, por la antigua huella La Ruta Verde propuesta San Pedro de Alcántara (s.XVII)
de la Loma del Caballo, factibles aprovecha el único corredor es una pieza clave del sistema
a pie o a caballo (2 h); entre el verde de bosque nativo entre la de fortificaciones coloniales
Alto del Mirador y el refugio/ ensenada de San Juan y el Alto españolas de la bahía de Corral;
guardería CONAF de Catrileufu, del Mirador, que incluye también, en el extremo S de la
por el antiguo camino de extensiones supervivientes de isla, el pequeño fuerte de Baides;
Corral a La Unión, son 8 kms, alerces (Fitzroya cupressoides). y el delicioso caserío insular, de
practicables a pie, en bicicleta Flora endémica. Y magníficas uso exclusivamente peatonal. En
o a caballo extensiones de selva valdiviana, la zona del río San Juan, las
(2,5 h). En total, entre el estero especialmente dentro del viejas construcciones rurales,
Pilque (isla del Rey) y la guardería perímetro de la Reserva Nacional con sus huertos al estilo
Catrileufu, son unos 11,5 kms Valdivia. Amplio elenco de aves tradicional. En el sector de la
por vía náutica más otros 14 kms forestales. Puma. Guiña. Pudú. Loma del Caballo, restos de los
a pie, en bicicleta o a caballo Monito de monte. En la ensenada antiguos monos o túmulos
realizable en una jornada de San Juan, buenos enclaves carboneros.
completa. para el cisne de cuello negro,
MURALLAS DEL anátidas, garzas, pelícanos, UÊCÓMO LLEGAR
CASTILLO DE SAN PEDRO UÊMEJOR ÉPOCA avifauna acuática. En la isla El camino ripiado a Corral, desde 50 kms. Para alquilar una GPS 1 Muelle transbordador Niebla-Corral/ punto de inicio (náutico) de ruta- 39°52'22.28"S/ 73°23'0.09"O
DE ALCÁNTARA, EN Verano y primavera; tengamos en Mancera, lobos marinos Valdivia, permite acceder al embarcación que pueda GPS 2 Muelle de isla Mancera- 39°53'18.46"S/ 73°23'22.34"O

PUNTOS GPS
MANCERA.
UÊLOCALIZACIÓN cuenta que el sector alto de esta frecuentes. sector del bajo río San Juan en desarrollar el recorrido propuesto, GPS 3 Castillo de San Pedro de Alcántara (s.XVII)/ Monumento Nacional- 39°53'12.09"S/ 73°23'35.38"O
Comuna de Corral. parte de la Cordillera de la Costa recomendamos, entre otras GPS 4 Fuerte de Baides (restos)- 39°53'41.85"S/ 73°23'13.50"O
suele estar envuelto por nieblas y posibilidades, a Dionisio Fajardo y GPS 5 Playa de San Julián- 39°54'20.06"S/ 73°22'48.22"O
UÊRANGO DE ALTITUDES lluvias la mayor parte del año: sus lanchas Rucaco I, II y III, GPS 6 Ensenada de San Juan- 39°55'33.23"S/ 73°23'25.74"O
Mínima: 0 m; máxima: 665 m, gracias a ello, la selva valdiviana tel. 09- 07 14 303. En Carboneros, GPS 7 Río San Juan- 39°55'28.69"S/ 73°24'41.55"O
guardería Catrileufu. y los alerzales tienen aquí uno de isla del Rey, también se ofrecen GPS 8 Puente San Juan/ camino de Corral a Valdivia/ inicio tramo terrestre de la ruta- 39°55'58.32"S/ 73°24'49.86"O
sus reductos prioritarios… servicios de lancha, con GPS 9 Puente sobre el estero de las Minas/ desvío por camino, a izquierda- 39°56'8.73"S/ 73°24'58.93"O
UÊDURACIÓN Y DISTANCIAS posibilidad de almuerzo y diversos GPS 10 Continuación ruta- 39°56'11.93"S/ 73°25'16.47"O

Entre el estero Pilque e isla UÊVALORES NATURALES recorridos, en La Posada GPS 11 Final camino vehicular- 39°56'22.28"S/ 73°26'4.29"O
GPS 12 La Loma del Caballo/ por huella precaria/ posición de referencia- 39°56'27.46"S/ 73°26'20.75"O
Mancera, son 5 kms, por vía La zona fue intensamente Tornagaleones (tel. 08- 703 88 77),
GPS 13 Zona de orientación/ comienza sector de denso bosque nativo/ huella precaria/ posición de referencia-
náutica; el circuito de isla deforestada durante la primera en Quincho del Rey (tel. 09- 195
39°56'36.44"S/ 73°26'45.23"O
Mancera supone 3 kms a pie mitad del siglo XX, para 14 25) y en hospedaje Isla del Rey
GPS 14 Se atraviesa el tramo alto del estero Las Minas/ huella precaria/ posición de referencia-
(1 h); entre la isla Mancera (20 producción de leña con destino a (tel. 063- 197 21 20). 39°56'37.67"S/ 73°26'54.71"O
mn) y la desembocadura del río los altos hornos que funcionaron GPS 15 Alto del Mirador/ camino antiguo de Corral a La Unión/ Parque Nacional del Alerce Costero-
San Juan, 4 kms, por vía náutica en Corral hasta el terremoto de UÊCARTOGRAFÍA 39°57'4.57"S/ 73°27'15.31"O
(20 mn); el río San Juan 1960. Durante los años de 1980- ALGUNOS ANTIGUOS PANELES SE MANTIENEN EN PUNTOS DEL ACTUAL PARQUE Instituto Geográfico Militar, escala EN EL ANTIGUO CAMINO DE CORRAL A LA UNIÓN: GPS 16 Punto panorámico- 39°57'19.14"S/ 73°27'2.64"O
puede navegarse en kayak o 90, los restos forestales NACIONAL DEL ALERCE COSTERO. 1:50.000, hoja ‘Corral’. HACIA CATRILEUFU. GPS 17 Guardería de Catrileufu- 39°59'40.99"S/ 73°25'0.84"O

PE RV/P2
De Mancera al Alerce Costero. Entre la bahía de Corral y Catrileufu /19
HITO HISTÓRICO-CULTURAL

PEHHC2 MAPA CHILE FINES DEL SIGLO XVI

El gran terremoto de 1575


Primer tsunami y primer riñihuazo (1575)
Ricardo Molina Verdejo, Historiador

El historiador hispano Mariño de Lobera nos relata este cataclismo del s. XVI,
ocurrido durante las témporas de Santa Lucía, en el que muchos de los primeros
pobladores valdivianos perecieron enterrados en vida.

PORTADA CRÓNICA DE
PEDRO MARIÑO DE LOBERA

E
n el claro contexto de un país
como Chile entendido como un
espacio geográfico telúrico en
el más amplio sentido, la sismi-
cidad es una característica que otorga un
sello identitario indiscutible. La ciudad de
Valdivia es un muy buen ejemplo en el
sentido indicado, pues ha sido el epicen-
tro en varias oportunidades de terremo-
tos y maremotos de alta energía, cuyas
evidencias no solo han quedado en las
huellas físicas que ofrece la ciudad y sus
alrededores, sino que en el alma de sus
habitantes y en las páginas de su histo-
ria, desde la época colonial.
En efecto, en plena segunda mitad del si-
glo XVI nos encontramos con el registro
de un megaseísmo quizá equivalente a lo
que siglos después ocurriría en 1960. A
través del historiador español don Pedro
Mariño de Lobera, por medio de las pági-
nas de su “Crónica del Reino de Chile” es-
crita durante la segunda mitad del siglo
XVI, es posible conocer acerca de este

QFue un 16 de
gran terremoto y tsunami ocurrido en la Claramente la crónica nos describe la po- dad quedo arrasada sin quedar pared en
región en el año 1575. El relato da cuenta tencia del sismo y los efectos destructi- ella que no se arruinase…”
del inicio y desarrollo del fenómeno de la vos que fue provocando. Sin embargo, la Por último, sorprende advertir que este
siguiente manera: “A fin desde mesmo
año de 1575, estando la ciudad de
narración no queda allí, pues a reglón se-
guido nos presenta un segundo fenóme-
temprano terremoto registrado en la his-
toria provocó el bloqueo del desaguade-
diciembre de 1575,
Valdivia en la mayor prosperidad que no asociado al primero, nos referimos a ro de la laguna Anigua (lago Riñihue), ge- cuando el lecho del río Valdivia
jamás había estado y las jentes a los la ocurrencia del un maremoto o tsunami nerando los riesgos y peligros propios
principios de su quietud y contento, qui- de proporciones, a saber: del caso. Mariño de Lobera así lo relata: quedó en seco, previo a un
so Nuestro Señor que les durasen poco…”
“Sucedió pues en 16 de diciembre viernes
“Demás desto mientras la tierra estaba
temblando por espacio de un cuarto de
“Cayó a esta coyuntura un altísimo cerro
que estaba catorce leguas de la ciudad, y
devastador maremoto
de las cuatro témporas de Santa Lucía… hora se en el caudaloso río, por donde estendiendo la machina de su corpulen-
comenzó a temblar la tierra con gran ru- las naos suelen subir sin riesgos una cosa cia se atravesó en el gran río de Valdivia
mor y estruendo yendo siempre el terre- nobilísima, y fue que en cierta parte del por la parte que nace de la profunda la-
moto en crecimiento sin cesar de hacer se dividió el agua corriendo de una parte guna Anigua, cerrando su canal de suer-
daño derribando tejados, techumbres y hacia el mar, y la otra parte río arriba te que no pudo pasar gota de agua, por
paredes, con tanto espanto de la jente quedando en aquel lugar el suelo descu- la vía de su ordinario curso..”
que estaban atónitas y fuera de sí de ver bierto de suerte, que se veían las piedras Se podría concluir que las fuerzas de la na-
un caso tan extraordinario. No se puede (…) Ultra desto salió la mar de sus límites turaleza se mueven en ciclos. En lo general,
pintar ni describir la manera de esta fu- y linderos corriendo con tanta velocidad aunque al parecer con mayor intensidad,
riosa tempestad que parecía ser el fin del por la tierra adentro, donde dejó gran su- los hechos se repetirían casi cuatro siglos
mundo, cuya priesa fue tal, que no dio lu- ma de peces muertos…, y entre estas bo- después cuando la tierra y el mar se movie-
gar a muchas personas a salir de sus ca- rrascas y remolinos se perdieron dos ron con intensidad nunca antes vista en
sas y así perecieron enterrados en vida.” naos, que estaban en el puerto, y la ciu- Valdivia y el sur de Chile en el año 1960. Q

PE HHC2
El gran terremoto de 1575. Primer tsunami y primer riñihuazo /21
PE RV/P3
De Punta Galera a
las lagunas de Colún
Entre la selva valdiviana y el océano

ACCEDIENDO AL EXTREMO NORTE DE LA PLAYA DE COLÚN. LAGUNAS GEMELAS, DUNAS DE COLÚN Y LITORAL SUR DE LA RESERVA COSTERA VALDIVIANA.

Según esta aproximación, la referencia


UN EXCLUSIVO ENDEMISMO BOTÁNICO:
LA VALDIVIA GAYANA. puede ser la cancha de aterrizaje que se lo-
caliza inmediatamente al sur de la ensena-
La Reserva Costera Valdiviana
da Guadey, siguiendo por el camino de ser-
vicio hacia la señal marítima de Punta Gale- L a historia de la explotación maderera en el litoral de la actual región de Los Ríos, en-
tre la bahía de Corral y la desembocadura del río Bueno, se inscribe entre los capítu-
los de mayor depredación ambiental en Sudamérica. Durante el periodo de la Colonia, la
ra. Deberemos localizar junto a la mencio-
extracción de maderas nobles y de alerces se realizó en régimen de baja intensidad, a
nada cancha una huella en dirección E; que
partir de la plaza de Valdivia y los fuertes militares que defendían la bahía de Corral. La
abandonaremos al cabo de 1 kilómetro; op-
instalación del aserradero Vergara y Cotazos, en Chaihuín, a finales del siglo XIX, supu-
tando por otra huella secundaria, esta vez so el comienzo de una mayor presión maderera sobre el bosque nativo litoral.
en dirección S, a través de un sector de eu- Hasta la década de 1960 diversos importantes núcleos de explotación forestal apare-
caliptar y enlazando dos hitos de confirma- cen en la zona denominada Cordillera Pelada, principalmente dedicados a la extrac-
ción a tener en cuenta: un portón en made- ción de alerce, con sus principales focos de actuación situados en los sectores de Co-
menos de 60 kms en línea rec- ra; y un letrero de la Armada, también en lún Alto, Miradores, El Guindo y La Barra del río Bueno. Sus principales puntos de em-

A ta al sur de la ciudad de Valdi-


via se localiza uno de los luga-
res más emblemáticos de la re-
nombrada Selva Valdiviana: son las lagu-
nas de Colún. Uno de los parajes, sin duda,
madera, que informa de la prohibición de
paso de cualquier vehículo a motor por es-
te itinerario. A partir de aquí, la huella que
seguimos iniciará un descenso progresivo
(habitualmente, muy fangoso) que, al cabo
barque maderero eran los ríos Chaihuín y Bueno, así como el embarcadero de Pichi
Hueicolla. En los años de 1970, tras los periodos de la Unidad Popular y el Golpe Mili-
tar, comienza una situación de expolio forestal y ambiental generalizado, cuando en el
sector se detectan una serie de traumáticos cambios de propiedad.
A partir de 1958, el principal maderero en la zona es don José González, de origen es-
pañol, más conocido por los habitantes nativos como el Coño González, el cual entra en
más exclusivos de toda la franja litoral chi- de 1,5 km, abocará sobre el extremo N de
conflicto directo con la comunidad nativa de Huiro, a la que pretende expulsar de sus
lena. Una preciosidad geográfica, paisajísti- la playa de Colún, en el sector conocido por tierras originarias. Al no terminar de conseguirlo, en 1988, durante el Gobierno Militar y
ca y ambiental, de jerarquía planetaria. Pe- Chunquey. al amparo de una legislación favorecedora de las prácticas de sustitución del bosque
ro esta auténtica joya de la naturaleza aus- La playa de Colún, comprendida entre el nativo por plantaciones de eucaliptos y otras especies exóticas, José González vende
tral estuvo, a pesar de sus excepcionalida- promontorio de Punta Galera, por el N, y parte de sus predios a CAP Inversiones, una de cuyas empresas, Terranova SA, inicia
des, a punto de ser borrada del mapa por la desembocadura del río Colún, por el S, las actividades forestales definitivamente impactantes, a gran escala, en la zona.
la denominada Carretera Costera, en el ca- es la más extensa y virginal de todas las En 1994 le sucede Bosques SA, empresa que termina de destruir más de 5.200 hectá-
so de que su construcción no hubiese sido playas de la región de Los Ríos, con 8 reas de bosque nativo mediante brutales talas y rozas, remplazándolas por 3.600
finalmente paralizada en 2003, a causa de kms de extensión. Su recorrido resulta hectáreas de vulgar eucaliptar. Una organización ambientalista chilena, CODEF, de-
nunció en 1999 la tala rasa e incendios sistemáti-
la manifiesta incompatibilidad ambiental
cos llevada a cabo por Bosques SA. Dichos desma-
de su planteamiento.
nes tenían lugar en una zona previamente declara-
La construcción de dicho eje vial provocó
da como Área de Protección Turística, además de
la destrucción desordenada de un amplio área clasificada internacionalmente como de espe-
sector de prístina selva nativa, un impacto cial relevancia ecológica a nivel planetario. La alar-
que alcanzó los límites mismos de tan sa- ma ambiental internacional se desata.
grado enclave, sustituyendo el paisaje an- Finalmente, en el año 2003, The Nature Conservan-
cestral por anodinas formaciones de exó- cy, con el apoyo financiero y técnico de la World
ticos eucaliptos. Por fortuna, toda aquella Wildlife Fund (WWF) y otras organizaciones am-
pesadilla terminó y las Lagunas Gemelas bientales, tanto internacionales como nacionales,
de Colún perviven hoy incluidas en el adquiere las 60.000 hectáreas correspondientes a
los predios Chaihuín-Venecia, estableciendo la ac-
elenco patrimonial más preciado de la na-
tual Reserva Costera Valdiviana y amparando así el
ción chilena. El acceso hasta ellas, en
13% del bosque nativo superviviente en la Cordille-
cualquier caso, no es sencillo. En nuestra ra de la Costa, sobre 36,5 kilómetros de línea cos-
opinión, el itinerario más atractivo discu- tera, cinco cuencas fluviales y un tesoro de espe-
rre por la propia playa de Colún, acce- cies de flora y fauna exclusivas de los bosques
diendo a ésta desde el paraje de Punta australes americanos. Con el sector Colún como su
Galera, en la Reserva Costera Valdiviana. epicentro más valioso.

LA PAMPA ENTRE LAS DUNAS: UN PAISAJE SINGULAR E IMPORTANTE POR SU ALTA BIODIVERSIDAD.
PE RV/P3
De Punta Galera a las lagunas de Colún. Entre la selva valdiviana y el océano /23
24/ PE RV/P3
De Punta Galera a las lagunas de Colún. Entre la selva valdiviana y el océano

templo perdido, un escondido paraje en fue la última de ellos en abandonar el lu-


las selvas de la América austral. gar, cuando falleció hace ya más de 10
De nuevo en la playa de Colún, nuestros años. En un cerro próximo se levanta otra
pasos nos llevarán hasta la misma barra cabaña-refugio que utilizan los responsa-
del río Colún, cuya corriente nos cerrará el bles de la Reserva Costera Valdiviana, so-
paso. El lugar es propicio para chungungos lo ocasionalmente. Por lo demás, el para-
y huillines, pumas y pudúes hasta la misma je reviste una perfecta soledad, una sen-
línea del océano, junto a pelícanos, alba- sación esencial de remoto mundo aparte.
tros y patos liles, lobos marinos y hasta El sendero selvático que discurre por el
pingüinos de Humboldt. ¿Existe acaso pa- espinazo que separa las dos lagunas Ge-
raje más valioso, en términos de biodiver- melas de Colún es otro de los tramos
sidad intacta, que este de Colún donde más excepcionales en esta Ruta Verde.
confluyen la desembocadura fluvial, en Tras el inicial y fuerte ascenso, habrá
campo de dunas y la playa? Un paraje, por que saber encontrar, en determinado
otra parte, que ha permanecido inmutable punto, la única huella que lleva hasta el
DESDE PUNTA GALERA, CON LAS ROMPIENTES BATIENDO LA GRAN PLAYA DE COLÚN. durante los últimos 4.000 años, cuando al- maravilloso mirador abierto sobre la la-
gunas de las primeras culturas prehispáni- guna oriental. Las bandadas de loros
perfecto para hacerlo a caballo; a pie, delfines chilenos. En cuanto a las aves cas comenzaron a asentarse en este, toda- choroy y cachaña llenan de griterío la
constituye una experiencia no menos me- marinas, resultan legión en el sector. vía, rincón del paraíso. Testimonio de ello selva circundante; de tanto en tanto, se
morable; en bicicleta, como lo intenta- El otro desvío a no perderse tiene lugar son los varios sitios arqueológicos de Co- escucha el canto del chucao… El sendero
mos nosotros, en marea baja, no es tan tan solo 1 kilómetro al S del anterior, refe- lún, que incluyen concheros testimoniales terminará al cabo de 3 kms, tras fran-
recomendable, porque no permite, ade- renciado por un cártel en madera que so- y un par de cavernas ceremoniales con quear un portón de madera significativo.
más, realizar al completo el itinerario bre las dunas indica ‘Reserva Costera Val- pinturas rupestres en su interior. Poco después de este último, nos encon-
propuesto. Hasta cinco pequeñas desem- diviana’. En este punto, deberemos pene- En la actualidad no habita nadie en Colún. traremos con la camioneta 4x4 que nos
bocaduras de esteros encontraremos en trar en la selva inmediata siguiendo unos En la solitaria cabaña de tejuelas de aler- está esperando. En ella retornaremos al
nuestro recorrido por las arenas blancas 500 m por un sendero que cimbrea entre ce que se levanta sobre la verde pampa Centro de Administración de la Reserva
de Colún. Tras vadear la tercera de estas majestuosos olivillos y que termina, sor- inmediata, al pie de las dunas, vi- Costera Valdiviana. Pero el recuerdo del
desembocaduras, la recomendación es prendentemente, donde un mirador bien vieron los hermanos Nauca. Pe- paraíso de Colún permanecerá ya para
ascender hasta la cúspide de las dunas construido, con mesita de picnic y todo. ro doña Virginia siempre en nuestra memoria. O
inmediatas, desde donde la panorámica Desde este punto privilegiado, se puede
litoral resulta subyugante. Observaremos contemplar la mejor panorámica sobre la
las enormes rompientes oceánicas. Quizá laguna más occidental, con el telón de
alguna gran ballena o cachalote en paso. fondo de las montañas de los aler-
Quizá al grupo residente de amenazados ces. El lugar es como una especie de

DELFÍN CHILENO (CEPHALORHYNCHUS EUTROPIA)

PE INFOVIAJE
recorrido de la playa de Colún, de Colún; y unas extensiones intactas cetáceos en paso; población
extremo a extremo, suma 8 kms de bosque nativo siempreverde o residente de delfines chilenos
(10 kms, sumando los desvíos a los selva valdiviana, con numerosas (Cephalorhyncus eutropia);
puntos panorámicos propuestos: especies endémicas (como la chungungo; huillines; colonias de
cordones dunares y mirador sobre Valdivia gayana); el con junto patos lile o cormorán patirrojo; y
la laguna occidental); el recorrido conforma una especie de ecotono puma; pudú; güiña, hasta la
entre la desembocadura del río exclusivo, punto de encuentro de misma línea de costa; loros choroy
Colún y el final del itinerario la mayoría de los ejemplos y cachaña; picapinos magallánico;
(visitando los sitios arqueológicos,
paisajísticos y ecológicos de la monito de monte…
cueva de las Vulvas y mirador
Reserva Costera Valdiviana, con
sobre la laguna oriental) supone importancia; concheros; dos
presencia de una variada fauna, UÊMONUMENTOS DEL HOMBRE Y
otros 4,5 kms más; en total, una cuevas ceremoniales; y las
tanto terrestre como oceánica: PUNTOS DE INTERÉS FLUVIAL GPS 1 Cancha de aterrizaje/ Punto de inicio de itinerario- 39°59’57.31”S/ 73°41’49.69”O
Ruta Verde de 14,5 kms (previsión pinturas rupestres de la Cueva de

PUNTOS GPS
colonias de aves marinas, lobos Varios sitios arqueológicos GPS 2 Punta Galera- 40° 0’27.93”S/ 73°42’21.71”O
de 6 h); el retorno hasta el Centro las Vulvas.
marinos, pingüinos de Humboldt; prehispánicos de destacada
de Administración de la reserva GPS 3 Inicio camino de acceso recomendado hacia la playa de Colún- 40° 0’16.37”S/ 73°41’30.46”O
Costera Valdiviana, en Chaihuín, se UÊCÓMO LLEGAR GPS 4 Continuación (I) de acceso recomendado a playa de Colún- 40° 0’23.56”S/ 73°41’7.87”O
recomienda en vehículo, por Desde Corral, 27 kms hasta
GPS 5 Continuación (II) de acceso recomendado a playa de Colún- 40° 0’39.25”S/ 73°40’56.41”O
caminos forestales y la Carretera a Chaihuín. La aproximación, desde
ninguna parte (22 kms /1 h). Chaihuín, por la Comunidad Nativa GPS 6 Continuación de acceso recomendado (III) a playa de Colún- 40° 0’53.75”S- 73°40’52.12”O
EN EL MIRADOR de Huiro (en dirección a Punta GPS 7 Acceso norte a playa de Colún (Chunquey)- 40° 1’1.53”S/ 73°41’3.71”O
SOBRE LA LAGUNA MÁS UÊLOCALIZACIÓN UÊMEJOR ÉPOCA Galera); o por la carretera a GPS 8 Punto panorámico desde las dunas- 40° 2’46.72”S/ 73°39’52.22”O
OCCIDENTAL: UN
PARAJE PRIVILEGIADO. Comunas de Corral y La Unión. Verano, otoño y primavera ninguna parte; por el camino
GPS 9 Desvío desde playa a Laguna Gemela Oeste- 40° 3’38.35”S/ 73°39’41.73”O
público a Hueicolla, con desvíos
UÊALTITUDES UÊVALORES NATURALES sucesivos en los cruces Colún y GPS 10 Mirador sobre la Laguna Gemela Oeste- 40° 3’45.50”S/ 73°39’16.03”O
Max:110 m (en sendero inter- Las Lagunas Gemelas de Colún, Burgos (solo en vehículo 4x4 y GPS 11 Barra del río Colún- 40° 5’12.03”S/ 73°39’5.59”O
lagunar); min: 0 m (nivel del mar). dos joyas lacustres litorales; la tiempo seco). GPS 12 Refugio-guardería RCV- 40° 4’54.85”S/ 73°38’38.17”O
más extensa playa de la región de
GPS 13 Sector arqueológico/ Cueva de las Vulvas- 40° 4’26.33”S/ 73°39’0.69”O
UÊDURACIÓN Y DISTANCIAS Los Ríos, de 8 kms de desarrollo; UÊCARTOGRAFÍA
CONTEMPLANDO PINTURAS RUPESTRES EN LA
La propuesta Ruta Verde necesita campos de dunas; la Instituto Geográfico Militar, escala GPS 14 Punto panorámico sobre Laguna Gemela Este- 40° 4’24.48”S/ 73°38’48.45”O
CUEVA DE LAS VULVAS, SITIO ARQUEOLÓGICO
de una jornada completa; el desembocadura fluvial del río LA ANTIGUA CABAÑA DE LA EXTINTA FAMILIA NAUCO. 1:50.000, hoja ‘Río Colún’. PRE-HISPÁNICO.

PE RV/P3
De Punta Galera a las lagunas de Colún. Entre la selva valdiviana y el océano /25
HITO HISTÓRICO-CULTURAL

PEHHC3

La gran victoria militar mapuche


Alzamiento general indígena (1598-1602)
Ricardo Molina Verdejo, Historiador CAPITÁN PEDRO DE VALDIVIA
(ÓLEO DE FRANCISCO MANDIOLA).

El éxito militar mapuche


se inició en 1598 con su
triunfo en la batalla de
Curalaba y culmina en
1602 con la destrucción
final de las siete villas o
asentamientos hispanos
de avanzada situados al
sur del río Biobío.

T
radicionalmente la historia
de Chile colonial registra un
buen número de “alzamien-
tos indígenas” durante los si-
glos XVI, XVII y XVIII. Esta expresión clá-
sicamente hispanista en la historiografía
nacional e hispanoamericana, da cuenta
de una visión desde los conquistadores y
sus continuadores luego de la indepen-
dencia nacional bajo un prisma clara-
mente europeísta; y, además, visto desde
los defensores de la cristiandad. De este
“EL JOVEN LAUTARO”, POR PEDRO SUBERCASEAUX
modo, se advierte a los pueblos indíge-
nas americanos como seres inferiores e

Q La destrucción de Santa María La Blanca de Valdivia


incivilizados, carente de valores y con más contemporáneos bajo un prisma re- tados por los cronistas e historiadores que un brillante triunfo militar mapuche- militar fueron prácticamente borradas
costumbres reprochables y reñidas con visionista de la historia en el marco de la hispanos. Así entonces, el alzado ya no huilliche que logró recuperar los territo- del mapa las ciudades de Angol, Arauco,
todo principio moral. conmemoración de los cinco siglos del fue tal, sino que más bien se trató siem- rios que habían sido ocupados de mane- La Imperial, Santa Cruz, Villarrica, Valdi-
Bajo esta óptica, hablar de “alzamientos”
implicaba asignar a los nativos america-
arribo de los españoles a América, es po-
sible encontrar otras visiones.
pre de un legítimo guerrero defensor de
su cultura y de su tierra frente a un inva-
ra forzada por medio de la instalación de
asentamientos urbanos hispánicos de
via y Osorno.
Para el caso de la ciudad de Santa María La
ocurrió en 1599
nos una conducta impropia, desarrollada Una de ellas corresponde a la posición sor que intentaba usurpar su mundo, su avanzada. Blanca de Valdivia, su destrucción fue veri-
como acto de rebeldía en contra de una indigenista en que se releva el papel que espacio y sus creencias. Frente a la invasión de fuerzas extranje- ficada en el año 1599, quedando de ella so-
autoridad y sistema legitimado supuesta- le cupo a los pueblos originarios funda- Por tanto, al hablar de los hechos acon- ras, por tanto, los habitantes originarios lo ruinas, muertos buena parte de sus mo-
mente por el derecho de ocupación y por mentalmente poniéndolos como actores tecidos en Chile, iniciados a partir de del espacio geográfico referido, simple- radores y otros en fuga hacia las cercanías.
la defensa de la fe, ejerciendo, por tanto, centrales del problema en una posición 1598 con el triunfo mapuche en la Batalla mente lo que habían logrado era la ex- Recién solo en 1643 la expedición holande-
una guerra justa. Esta posición se puede de resistencia a los invasores, es decir, de Curalaba y que culminaron hacia 1602 pulsión del enemigo eliminando todo po- sa de Brouwer y Herckmans darían cuenta,
advertir en los registros historiográficos respecto de los europeos. Bajo este con- con la destrucción final de siete villas lo- sible rastro de él en aquellas latitudes. El en su bitácora al arribar al estuario del rio
de la gran mayoría de los países del con- texto, se produjo una reinterpretación de calizadas al sur de la frontera reconocida resultado quedó a la vista en los “regis- Valdivia, acerca de los vestigios del antiguo
tinente. Como contraposición, en tiempos los mismos hechos ya registrados y rela- en el río Biobío, en realidad no fue más tros del adversario”, pues tras la ofensiva asentamiento español. Q

PE HHC3
Alzamiento general indígena, la gran victoria militar mapuche (1598-1602) /27
PE RV/P4
Del Alerce Costero
a Chaihuín
Por las soledades de Cadillal

EL RÍO CHAIHUÍN, DESDE LA VUELTA DE LA ZORRA. PANORÁMICA DEL PARQUE NACIONAL DEL ALERCE COSTERO, DESDE EL RÍO CHAIHUÍN.

L
a combinación de las Rutas Ver- Las botas de caucho resultan absoluta-
des La travesía de la isla del Rey
y De Mancera al Alerce Costero
mente necesarias, dado el barrizal que
cubre la maltrecha huella que seguimos.
Dramas que precedieron
nos permiten enlazar el centro
histórico mismo de la ciudad de Valdivia
El bosque de siempreverde nos rodea por
todas partes. Y un curso de agua cristali-
a la Reserva Costera Valdiviana
altó muy poco para que el entorno de la cuenca del río Chaihuín consiguiese alcan-
con los Altos del Mirador y las extensiones
selváticas del nuevo Parque Nacional del
na, el del estero Coihuoque, nos acompa-
ñará durante los primeros 3,5 kilómetros F zar, virgen y prístino, con todo su bagaje patrimonial de paisajes naturales, formas
tradicionales de vida y especies autóctonas, hasta este segundo milenio de nuestra
Alerce Costero, al sur de la bahía de Co- de camino. Luego de vadearlo por un pa-
era. Porque, a partir de 1997, y hasta 2003, todo empezó a cambiar súbitamente en la
rral. Se trata de un variado itinerario sen- so precario, alcanzaremos un paraje de
zona. Los habitantes de Cadillal nos relatan escenas dantescas que ocurrieron enton-
derista, parcialmente náutico, de enorme pampas en el que son frecuentes los pu- ces, mientras nos señalan la Cordillera de los Alerzales, al otro lado del río Chaihuín mi-
belleza y por completo inédito hasta la fe- dúes. De nuevo inmersos en un profundo rando por las ventanas de sus hogares. ‘Toda la cordillera ardía como varias ciudades
cha. En cuanto a esta Ruta Verde Del Aler- sector de bosque nativo, con bandadas de enteras en llamas’, relatan. Fueron, en efecto, enormes incendios ‘provocados y planifi-
ce Costero a Chaihuín, supo- o loros choroy y repiqueteos de carpin- cados’, destinados a borrar del mapa la milenaria selva valdiviana en la zona para facili-
ne la continuidad de dicho tero magallánico, comenzare- tar su sustitución traumática por plantaciones exóticas. En total, la destrucción estaba
itinerario hacia el sur, mos el descenso acentuado planificada sobre más de 20.000 hectáreas, en una ‘primera fase’. La madera botada,
atravesando ahora las hacia el curso del río Chai- que incluía grandes ejemplares de alerces y coigues milenarios, entre otras especies
exclusivas, ‘ni siquiera nos lo dejaban aprovechar a los pobladores locales’. Según los
extensiones del nuevo huín, el cual observamos,
informes internacionales consultados, dicha catástrofe tuvo lugar en el marco operati-
espacio protegido y con unos 300 m de desni-
vo de operaciones extractivas de madera que pudieron realizarse gracias a la facilidad
aprovechando para vel, ladera abajo. En me- de acceso generada por la construcción, en esas mismas fechas, de un tramo de la lla-
ello un antiguo camino nos de 3 horas habremos mada Ruta Costera por parte del Cuerpo Militar del Trabajo entre Corral, Chaihuín y Huiro.
histórico que lleva hastaa el alcanzado, por fin, Cadi- La oposición de las comunidades nativas resultó decisiva para impedir la catástrofe. La
remoto caserío de Cadillal al Alto. Para llal Alto: un lugar remoto. principal empresa involucrada se declaró en quiebra. El principal banco acreedor, nortea-
proseguir, navegando en bote, por En casa de uno de sus po- mericano, como consecuencia de ello, sacó a remate los fundos Chaihuín y Venecia. En la
el río Chaihuín, hasta la costa
sta y los bladores, Juan Dimter, acep- puja, salió adjudicatario un conglomerado de asociaciones ambientalistas internaciona-
MONITO DE les, encabezada por la norteamericana
límites de la Reserva Costera
stera Val- MONTE tamos la invitación de unos
(DROMICIOPS The Nature Conservancy (TNC). Como re-
diviana/ TNC. mates y un buen pan amasa-
GLIROIDES). sultado, 60.000 hectáreas fueron decla-
Nuestro camino comienza así en los do, secándonos al calor de la radas como la Reserva Costera Valdivia-
mencionados Altos del Mirador, allí cocina a leña. ‘Nadie viene por Cadillal’, na, área silvestre protegida privada que
donde se cruza el trazado del antiguo ca- nos explica Juan, ‘tan solo de tarde en tar- hoy constituye un orgullo para Chile a
mino de Corral a La Unión con el sendero de alcanza a llegar algún pescador por el nivel mundial. El otro gran impacto, la
que trepa desde el extremo sur de la ba- río; o los visoneros…’ ¿Los misioneros: ca- Ruta Costera, vio finalmente paralizada
hía de Corral. El paraje se extiende ante tólicos o evangélicos…?, le preguntamos… su construcción en mitad de ninguna
nosotros completamente solitario, mien- Pero no, se trata efectivamente de visone- parte, 13,5 kms más allá de Chaihuín, en
base a criterios ambientales. Sobre
tras la niebla matinal va levantando su ros, es decir, de unos científicos que vienen
aquellos 'recientes' dramas se extiende
halo de misterio, permitiendo una pano- de vez en cuando en busca de visones, ‘pa- un tupido velo, un afán de borrar respon-
rámica que vuela, por el norte, sobre la ra marcarlos’.... Los visones son una peste sabilidades, pero en las soledades de Ca-
ensenada de San Juan; y por el sur, sobre terrible en el sur de Chile, causada por al- dillal y del valle del Chaihuín sus pobla-
las selvas dilatadas que enmarcan la gunos empresarios peleteros sin escrúpu- dores siguen relatando, desde la memo-
cuenca del río Chaihuín. La lluvia gélida, los, a los que nadie fiscalizó debidamente ria histórica, aquellos tiempos terribles.
vivificante, escurre por nuestros rostros y cuando su negocio, hace unos veinte años,
EN EL BOTE, CON NICASIO VERA, EN EL
sobre nuestros capotes. entró en barrena. Estos, cuando la deman- VIAJE DE CADILLAL A CHAIHUÍN.

CAMINO DE CADILLAL ALTO.


PE RV/P4
Del Alerce Costero a Chaihuín. Por las soledades de Cadillal /29
30/ PE RV/P4
Del Alerce Costero a Chaihuín. Por las soledades de Cadillal

da peletera decayó, pues simplemente de- que recién parida no puede expulsar la
jaron sus criaderos abandonados; y los vi- placenta. ‘A Cadillal no llega tampoco nin-
sones (importados de Norteamérica) se es- gún servicio veterinario’, nos explica Nica-
caparon en busca de alimento… Como con- sio, ‘así que hay que llegarse hasta Corral
secuencia, hoy constituyen una de las peo- a por cualquier remedio; y esperar allí
res plagas exóticas de las que asolan las hasta que lo envíen desde Valdivia’. La vi-
zonas rurales y naturales de Los Ríos. da en Cadillal nunca fue fácil para sus ha-
Los habitantes de Cadillal suelen ser des- bitantes. La comunicación con el exterior
cendientes de colonos alemanes mezclados es gracias a un servicio de radio coordina-
con huilliches. De primer o segundo apelli- do desde de la base de la Reserva Costera
do, en efecto, casi todos aquí se llaman Valdiviana/ TNC, en Chaihuín.
Huala. Forman un pequeño mundo aparte, Pero el viaje por el río Chaihuín es espec-
lejos de las vías de comunicación conven- tacular. Aguas arriba de Cadillal, el Chai-
cionales, que pervive de manera autárqui- huín es un río virgen, apenas explorado,
ca. Pero cuyas potencialidades ecoturísti- recorrido por primera vez por una expedi-
cas son muy relevantes. Actualmente, exis- ción de la Reserva Costera Valdiviana en
te alguna posibilidad de alojamiento in situ el año 2008… Aguas abajo de Cadillal, su
y en varias casas lugareñas ofrecen comida curso es sereno, pronto influenciado por
honrada, tradicional y auténtica al raro via- el movimiento de las mareas. Algunos re-
jero. Cadillal se encuentra, a caballo, a unas codos ofrecen playazos espectaculares,
5 horas de Corral. Existe el camino vehicu- aguas transparentes a la sombra de los
lar hasta Chaihuín y la costa. Pero la mejor viejos coigues centenarios. Las anátidas,
ruta practicable, como antaño, sigue siendo las garzas y los huairavos abundan. Los
el propio río Chaihuín. huillines son frecuentes. En cuanto a las
Nosotros hemos recorrido (y enlazado es- fuentes del río Chaihuín, se sitúan a 52
tos tramos de itinerario) en nuestro pe- kms de su desembocadura, en plenos bos-
queño bote, impulsado por un pequeño ques de alerces. Se trata de un río hoy
motor de 3,5 caballos de potencia. Lo he- protegido, gracias a un Decreto Presiden-
mos vuelto a encontrar amarrado a esos cial de 2010, que prohíbe las concesiones ESTA RUTA VERDE CAMBIA DE TERRESTRE A NÁUTICA EN EL SOLITARIO EMBARCADERO DE CADILLAL.
grandes árboles ribereños que marcan el de usos intensivos en todo su curso.
pequeño embarcadero local. Como el día El viaje fluvial nos lleva al pie de la llamada El río traza a su alrededor una amplia cur- gulo de dunas litorales en cuya fachada
viene lluvioso, llevamos nuestros pertre- Cordillera de los Alerzales, que cierra la va, con un recodo espectacular conocido oceánica resulta común avistar grupos de
chos en bolsas impermeables. En nuestro cuenca del Chaihuín por el norte, en pleno como la Vuelta de la Zorra. Por fin, más allá hermosos delfines chilenos. Desde la playa
viaje río abajo nos acompaña ahora otro corazón de la Reserva Costera Valdiviana. del puente de la carretera que viene desde de Chaihuín, ya solo pensamos en la próxi-
vecino de Cadillal Alto, Nicasio Vera, al Un cerro, el del Pan de Azúcar, señala des- Corral, nos encontraremos con una de las ma Ruta Verde, a través de esta inigualable
que se le ha puesto enferma una vaca, pués la proximidad de la desembocadura. más bellas playas del sur de Chile: un trián- Reserva Costera Valdiviana. O

PE INFOVIAJE
UÊLOCALIZACIÓN las vegas inmediatas cada marca el límite entre el nuevo
Comuna de Corral. invierno). parque nacional y la propia
Reserva Costera Valdiviana/TNC.
UÊALTITUDES UÊVALORES NATURALES En la desembocadura, la
Máximas: 440 m, en Altos del La Ruta Verde propuesta es espléndida playa y dunas de
Mirador y 513 m, en Cerro continuación del único corredor Chaihuín, perteneciente a
Valdivia (Cordillera de los verde de bosque nativo entre la Bienes Nacionales. La zona ha
Alerzales); mínima: 0 m, ensenada de San Juan y el Alto sido clasificada como Área de
desembocadura del río Chaihuín. del Mirador, con continuación Interés Internacional para las
sobre el valle del río Chaihuín. Aves (IBA). Presencia habitual de Kaikayén es, además, el lugar GPS 1 Altos del Mirador/ Camino antiguo de Corral a La Unión/ punto de inicio de ruta- 39°56’41.63”S/
UÊDURACIÓN Y DISTANCIAS Incluye extensiones delfines y lobos marinos. Cisne de una voluntariosa biblioteca 73°27’27.72”O

PUNTOS GPS
De los Altos del Mirador a Cadillal supervivientes de alerces de cuello negro, anátidas, pública, al frente de la cual está GPS 2 Parque Nacional del Alerce Costero- 39°56’59.20”S/ 73°27’38.68”O
Alto, 11 kms (3,5 h), a pie (Fitzroya cupressoides). Flora garzas, pelícanos, avifauna Susana Antillanca, magnífica GPS 3 Desvío hacia Cadillal Alto- 39°57’13.07”S/ 73°28’38.99”O
(itinerario idóneo también en endémica. Y magníficas acuática. informadora local.
GPS 4 Sucesión de puntos panorámicos sobre la Cordillera Quemada, la Reserva Costera Valdiviana y el
bicicleta de montaña o a caballo); extensiones de selva valdiviana, valle del Chaihuín- 39°57’48.12”S/ 73°29’27.87”O
de Cadillal Alto a la especialmente dentro del UÊCÓMO LLEGAR UÊARRIENDO DE BOTES GPS 5 Continuación camino hacia Cadillal Alto- 39°58’56.62”S/ 73°31’5.45”O
desembocadura del río Chaihuín, perímetro de la Reserva Nacional Desde Corral, 27 kms hasta En Cadillal, Nicasio Vera y
GPS 6 Cadillal Alto- 39°59’24.72”S/ 73°30’46.35”O
16 kms (1,5 h en bote a motor; o Valdivia, hoy incluida dentro del Chaihuín. Pío Dimter son la mejor
GPS 7 Punto de embarque en río Chaihuín- 39°59’36.19”S/ 73°31’5.86”O
4 h, en kayak); pero hay que tener nuevo Parque Nacional del recomendación; hasta
GPS 8 Paraje de Los Pozones- 39°59’43.59”S/ 73°30’17.46”O
en cuenta las condiciones de la Alerce Costero (así como una UÊARTESANÍA 8 personas, por $30.000/
marea… porción aportada desde la Las diferentes artesanas de viaje i/v; GPS 9 Continuación por la huella hacia el paraje de La Maquina Quemada/ Cordillera de los Alerces-
39°59’39.28”S/ 73°31’6.56”O
PLAYA Y DUNAS Reserva Costera Valdiviana/ Chaihuín y su entorno tel. 063- 471 661 o 063-
GPS 10 Paraje de El Pajonal- 39°57’23.32”S/ 73°32’50.12”O
EN LA DESEMBOCADURA UÊMEJOR ÉPOCA TNC, el predio Quitaluto Lote C y concentran colectivamente su 197 21 95 (a través de la
DEL RÍO CHAIHUÍN. En el invierno, el itinerario entre los dos enclaves que componen mejor oferta en el Centro Cultural Reserva Costera Valdiviana). GPS 11 La Vuelta de la Zorra- 39°58’8.43”S/ 73°34’7.28”O
los Altos del Mirador y Cadillal el Monumento Nacional y Comunitario Kaikayén GPS 12 Cerro Chaihuín- 39°58’48.28”S/ 73°36’3.94”O
Alto es puro barro… Mejores Alerce Costero. (inmediato al camping de Don UÊCARTOGRAFÍA GPS 13 Centro de Información y Administración TNC/ Reserva Costera Valdiviana-
condiciones el resto del año, Amplio elenco de aves Lalo): tejidos a base de lana, Instituto Geográfico Militar, 39°57’19.15”S/ 73°34’49.95”O
también en cuanto al tramo fluvial forestales. Puma. Güiña. Pudú. según tradición nativa; escala 1:50.000, EN CASA DE JUAN DIMTER, HOSPITALARIO
GPS 14 Chaihuín- 39°57’5.24”S/ 73°34’29.21”O
(el Chaihuín se desborda e inunda Monito de monte. El río Chaihuín conservas y dulces; etc. hojas ‘Chaihuín’ y ‘Corral’. HABITANTE DE CADILLAL ALTO. GPS 15 Barra, dunas y playa de Chaihuín/ final de ruta- 39°56’28.27”S/ 73°35’2.86”O

PE RV/P4
Del Alerce Costero a Chaihuín. Por las soledades de Cadillal /31
HITO HISTÓRICO-CULTURAL

PEHHC4 LA CIUDAD DISEÑADA POR


CONSTANTINO VASCONCELOS EN 1647.

Repoblación de Valdivia
La fortificación de la bahía de Corral (1645)
Ricardo Molina Verdejo, Historiador

Tras el fallido intento holandés de ocupación en 1643, la Corona española ordena la


fortificación de la bahía de Corral y la refundación y repoblación de la ciudad de Valdivia.
CASTILLO DE LA
PURA Y LIMPIA
CONCEPCIÓN DE
MONFORT DE LEMUS
(NIEBLA).

L
a reinserción de Valdivia en la his-
toria, desde el punto de vista eu-
ropeo-occidental, se produjo con
el arribo de una expedición holan-

Q La Plaza y
desa al estuario en el año 1643, la que ve-
nía con la clara intención de instalar una
colonia para, a partir de ahí, controlar la
zona del Pacífico sur en miras al estableci-
miento de un punto de apoyo para la ruta a
Presidio de Valdivia
las Indias Orientales, arrebatándole así el pasó a depender directamente
control a la monarquía española y a otras
potencias del Viejo Mundo. del Virrey español en Lima
Desde este intento holandés por estable-
cer colonias en Valdivia y Chiloé (1643), a
lo que se le adicionaba otras varias expe- la Plaza de Valdivia fue decidida a partir de junto de castillos, fuertes y baterías, proce-
diciones de los enemigos europeos de Es- su repoblación (1645) lo que permitió man- so que se inició a partir de 1645 en adelan-
paña en la Mar del Sur, las autoridades tener un contingente “cautivo” que se fue te con el levantamiento del Castillo de San
peninsulares tomaron drásticas decisiones incrementando en el tiempo entendiéndolo Pedro de Alcántara en la isla de Mancera,
que fueron orientadas a fortalecer la so- en dos sentidos al menos: personas conde- localizada al centro de la entrada del estua-
beranía real en esta parte del Imperio. La nadas con la pena del destierro provenien- rio del río Valdivia. Finalmente, bajo el celo
constante amenaza que representaban pi- tes de distintos lugares del vasto Imperio; de los ingenieros militares y con el uso de
ratas y corsarios frente a la enorme atrac- y, de manera añadida, el personal militar mano de obra forzada (desterrados) se lo-
ción que ejercía el Virreinato del Perú, necesario para resguardar a éstos y a la gró construir entre los siglos XVII y XVIII,
obligaron a buscar fórmulas que garanti- Plaza. un total de cinco castillos (incluyendo al in-
zaran su seguridad. De esta forma, como consecuencia, se lo- terior del territorio el de San Luis de Alba
Desde este punto de vista se hizo necesario graría mantener una población “estable” de Cruces cerca de San José de la Mariqui-
llevar adelante la idea de aumentar cualita- asegurando la soberanía de la Corona es- na), tres fuertes y cuatro baterías.
tiva y cuantitativamente la presencia mili- pañola en sus dominios más meridionales, Así, la refundación y repoblación de Valdi-
tar en lugares como Valdivia y Chiloé –con- configurándose así una singular población via con este nuevo carácter o calidad agre-
sideradas como “antemurales”–, las que fronteriza. Sin embargo, el plan maestro de gada, influyó notablemente en el tiempo
simbolizaron las únicas posibilidades para las autoridades tenía también una expre- para el fortalecimiento de la presencia es-
intentar detener cualquier incursión naval sión material de grandes proporciones. En pañola en la Mar del Sur y sus costas, pa-
enemiga proveniente desde el Cabo de efecto, para garantizar la seguridad militar sando a tener Valdivia y Chiloé una impor-
Hornos o del Estrecho de Magallanes con del antemural valdiviano se ordenó la forti- tancia gravitante hasta el comienzo del
rumbo a las apetecidas costas virreinales. ficación de la bahía de Corral sobre la base proceso de emancipación, cuando estas
En este marco, el carácter de Presidio para de la construcción planificada de un con- condiciones cambiaría radicalmente. Q

PE HHC4
Repoblación de Valdivia. La fortificación de la bahía de Corral (1645) /33
PE RV/P5
Remontando
el Naguilán
Allí donde el mundo cambió

A ORILLAS DEL NAGUILÁN, EL RÍO DEL SOL PONIENTE, SEGÚN LA TRADICIÓN MAPUCHE. DON JORGE PINEDA Y SU ESPOSA: CARGANDO LEÑA EN LA LANCHA, CERCA DE LA JUNTA CON EL PEUCO.

lgunas Rutas Verdes comien- punto los cargamentos de ñocha llegaban

A zan con una sencilla conversa-


ción sobre los tiempos de an-
taño, a veces en lugares tan
céntricos y tan urbanos como aquellas
Multitiendas Taboada, en Valdivia, que ha-
para su embarque transportados en carro-
matos, sobre un tendido de más de 2 kms
de raíles ferroviarios de trocha angosta.
Cada temporada, entre los meses de sep-
tiembre y febrero, más de 300 temporeros
Del Tornagaleones al Alerce Costero
E l nuevo Parque Nacional del Alerce Costero es considerado, internacionalmente, co-
mo un logro ambiental determinante, tanto en el ámbito de la región de Los Ríos
como en el del conjunto del centro-sur de Chile. En cierto modo, vendría a ser algo así
ce un par de años el fuego consumió. En se establecían en el fundo Naguilán como como una merecida compensación bio-geográfica frente a los destrozos ambientales
aquel lugar, un buen día, mientras comprá- cortadores o pampinos, como secadores o acontecidos en esta región durante las décadas de 1990 y de 2000, focalizados prin-
bamos unas telas, pegamos la hebra con limpiadores, según las sucesivas fases de la cipalmente en la destrucción de valiosísimas extensiones de bosque nativo austral y
para su sustitución por plantaciones mono-específicas exóticas, de exclusivo interés
uno de sus vendedores más veteranos, don preparación de la ñocha.
especulativo-industrial. Como ejemplo de lo anteriormente dicho, y para quien quiera
Virginio Soto, nacido en 1940 a orillas del De estos tiempos data también aquella casa
constatarlo de cerca, basta observar la isla del Rey, tanto en sus vertientes sobre el río
Naguilán. El río del Sol Naciente, según la fantasmal que todavía hoy se levanta en la Valdivia como sobre el Tornagaleones.
antigua tradición mapuche. orilla opuesta del Naguilán, en las llamadas Debido a ello, resulta hoy de importancia primordial alcanzar a preservar y proteger los
Don Virginio nos confirmó, además, la exis- vegas de Lumaco, y en la que se ubicó la escasos corredores ambientales, o pasillos verdes, que todavía alcanzan a enlazar,
tencia de aquella antigua huella que lleva- pulpería de don Amadeo Vázquez, que que- mediante cobertura continua de bosque nativo, el eje Bahía de Corral-Tornagaleones
mos tanto tiempo buscando y que comuni- daba no lejos de la casa de la familia con las alturas del PN Alerce Costero. En nuestra opinión, las posibilidades son única-
caba las vegas de Lumaco y el valle del Kestternich. La historia trágica del Naguilán mente dos: el pasillo verde Río San Juan-Altos del Mirador (por la Loma del Caballo); y
Naguilán, por el río Peuco, con las monta- habría empezado allí ‘entre amores secretos
el corredor ambiental Río Naguilán-Río Peuco-Alta Cuenca del Río Chaihuín (descrito
parcialmente en esta ruta verde). Además de por su valor ambiental, su potencial eco-
ñas de los Alerzales (que es un sector hoy y un casamiento en Corral a la que acudió
turístico resultaría realmente destacado.
adscrito al Parque Nacional del Alerce invitado el propio don Amadeo’. Sería a la Intuitivamente, don Alfredo Paredes, habitante del pequeño caserío de La Boca (situado
Costero, localizado entre las guarderías vuelta de aquel festejo cuando el propieta- en la orilla del Tornagaleones, en la isla del Rey, frente a la confluencia del Naguilán), lo
CONAF de Catrileufu y del Estero La Piedra). rio de la referida pulpería encontró la muer- tiene en mente. Perfecto conocedor de estos contornos, en su barca La Bella podría
Pero ¿qué es lo que quedará hoy de aquella te, ‘asesinado y lanzado al fondo del transportar hasta 12 ecoturistas por viaje, según un itinerario de indudable atractivo:
trocha? —nos transmitió don Virginio— La Boca-Humedales del Naguilán-Vegas de
Porque aquel valle donde nací ha cambiado Lumaco-Isla Sin Nombre y continuando por
tanto desde entonces…’. el río Peuco hasta el límite de las posibilida-
des de la navegación en bote. Es cierto que
En efecto, hasta los años de 1950, sobre la
habrá que terminar de redescubrir la anti-
orilla orográfica izquierda de este río se gua huella por el valle del Peuco arriba y
ubicó el pujante fundo Naguilán, propiedad que además habrá que despejarla sobre
de la Compañía Naviera Haverbeck y una franja de paso de 1,5 m. Pero ese corre-
Skalweit, de tanta tradición germano-valdi- dor verde y ambiental hasta el PN Alerce
viana. La actividad ganadera y lechera Costero podría pasar, de la noche a la
resultaba importante, sin duda, pero sobre mañana, a constituir un verdadero plus
todo destacaban en la zona las plantacio- ecoturístico mundial. Además de un mere-
cido negocio sostenible para don Alfonso el
nes de ñocha, esa planta nativa de la que se
cual, como tantos otros habitantes rurales
extraía la fibra vegetal base para la produc-
regionales, tanto lo merece.
ción del renombrado formio chileno. Eran
tiempos en que los vapores de la compañía,
a partir del río Tornagaleones, remontaban
CRUZANDO EL TORNAGALEONES,
el Naguilán hasta ese activo muelle del que RUMBO A LA ISLA DEL REY: DON ALFONSO
tan solo quedan escasos restos. Hasta este PAREDES EN SU LANCHA ‘LA BELLA’.

EL PUENTE SOBRE EL NAGUILÁN, EN EL CAMINO DE VALDIVIA A CORRAL.


PE RV/P5
Remontando el Naguilán. Allí donde el mundo cambió /35
36/ PE RV/P5
Remontando el Naguilán. Allí donde el mundo cambió

Naguilán precisamente en el lugar donde recubierta de denso bosque nativo adulto.


éste tiene su confluencia con el Torna- Los límites del Parque Nacional Alerce
galeones’. El cuerpo apareció flotando una Costero se sitúan a menos de 3 kms de
semana después de la tragedia. Para los este punto, a unos 350 m ladera arriba.
habitantes del valle fue un presagio de Pero la antigua huella entre el Naguilán y
desastres venideros. Y así, ‘un año después los Alerzales, de la que nos habló también
tuvo lugar el gran terremoto de 1960, que don Virginio, no conseguimos localizarla…
sumergió bajo las aguas la mayor parte de Decidimos dejar su búsqueda para una
las tierras útiles del fundo Naguilán, el cual nueva ocasión, quizá en sentido inverso, a
quedó a partir de entonces progresivamente partir de la guardería CONAF de Catrileufu
abandonado…’. y los altos por donde discurre el antiguo
Para explorar estos humedales del Naguilán camino entre Corral y La Unión.
hemos elegido, una vez más, la chatita, El descenso por el Naguilán, a favor de la
nuestra fiel embarcación neumática tipo marea descendiente, es toda una experien-
zodiac. La botamos al agua precisamente cia plácida. Comienza a llover. Nos enfunda-
en el lugar de la mencionada tragedia, junto mos en nuestros capotes. Ya próximos al
al actual puente Naguilán, en el paraje puente y la carretera Valdivia-Corral, decidi-
conocido como La Boca. El día ha amaneci- UN PAISAJE QUE QUEDÓ SUMERGIDO TRAS EL TERREMOTO DEL 60. mos variar nuestra ruta y nos adentramos,
do cubierto, envuelto en ese misterioso así, por uno de los canales que perforan el
encanto invernal que parece exclusivo de avifauna. Además de los cisnes, desfilarán de la Costa, es un cauce rabioso cada invier- humedal, singlando hacia la orilla orográfi-
los ríos y los esteros australes. En la actua- ante nuestros prismáticos huairavos y gar- no, que inunda con insistencia estas vegas ca izquierda. Un grupo de cisnes nos escol-
lidad, son menos de 30 habitantes los que zas cucas, taguas y cuervos de pantano, de Lumaco. Hace tan solo cinco años rom- ta… Nos extraviamos entre los totorales…
habitan establemente en torno al Naguilán. caiquenes, patos criollos. Y en los muño- pió en determinado punto la ribera, abrien- Pero finalmente encontramos un paso que
Alguna casa, algún embarcadero aquí y nes de los troncos de árboles muertos e do una segunda confluencia, aguas arriba, nos lleva hasta un segundo puente existen-
allá constituyen las únicas referencias. Del inundados, la silueta estática de los jotes. sobre el río Naguilán. El resultado es una te, bajo cuyo vano entroncamos con el
antiguo caserío del fundo Naguilán única- En las vegas de Lumaco nos encontramos nueva isla sin nombre surgida en medio de Tornagaleones, a proximidad de un peque-
mente se manifiesta un solitario silo, con el matrimonio formado por Jorge tanto dinamismo hidrográfico. ño islote boscoso: el Morrito. Aquí descan-
estructura notoria que se levanta en una Pineda y María Munizaga, que se encuen- El curso del Naguilán lo conseguiremos samos y nos concedemos un buen caldo HUILLÍN (LONTRA PROVOCAX)
de las orillas fluviales. Tras el desastre tran cargando de leña su bote ‘Ryan’. Serán remontar hasta 1,5 kms más allá de la caliente, de nuestro termo. Para terminar,
ambiental causado por los vertidos de ellos quienes nos indiquen entonces los mencionada isla, donde la corriente nos cruzamos el Tornagaleones hasta las casas
lejías sobre el río Cruces en 2004, numero- pasos delicados que vamos a encontrar a cierra el paso. De vuelta, nos adentramos de La Boca, donde don Alfonso Paredes
sos cisnes de cuello negro emigraron hasta partir de ahora, con frecuentes palos ence- por el estero Peuco, cuya corriente tam- amablemente nos proporciona un par de
esta parte de la cuenca del río Valdivia. Así pados en el cauce y varias confluencias, bién remontamos en otros 2 kms por enci- suculentos róbalos. Esta Ruta Verde por el
las cosas, mientras nosotros vamos remon- laberínticas, de los brazos fluviales. El este- ma de la confluencia. Ello nos permitirá valle del Naguilán, ¿podremos algún día
tando por el curso fluvial principal, disfru- ro Peuco, el principal afluente del Naguilán alcanzar un espléndido playazo secreto, conectarla con esas montañas donde cre-
tamos de continuas observaciones de la y que desciende de la inmediata Cordillera situado al pie de una ladera abrupta y cen los Alerces y que tenemos a la vista? O

PE INFOVIAJE
sector de las Vegas de Lumaco) y para realizar en kayak o en UÊCÓMO LLEGAR
los 600 m (en la zona cacuminal embarcación menor. Desde Valdivia, por el camino
incluida dentro de los límites del ripiado a Corral (41 kms).
Parque Nacional Alerce Costero). UÊMEJOR ÉPOCA
Cualquier época del año. UÊCARTOGRAFÍA
UÊDURACIÓN Y DISTANCIAS Instituto Geográfico Militar, escala
Entre el pequeño embarcadero UÊVALORES NATURALES 1:50.000, hojas ‘Chaihuín’,
inmediato al puente sobre el río Los humedales del río Naguilán ‘Cumleufú’ y ‘Catamutún’.
Naguilán (paraje de La Boca; (resultado de los hundimientos
confluencia sobre el acontecidos como consecuencia
Tornagaleones) y la confluencia del terremoto de 1960) constituyen GPS 1 Puente I sobre el río Naguilán/ camino vehicular de Valdivia a Corral/ punto de partida de ruta náutica-

PUNTOS GPS
39°56'49.29"S/ 73°18'20.59"O
con el estero Peuco, son aprox. una de las zonas de mayor valor
GPS 2 Humedales del Naguilán (resultado de la inundación post-terremoto y tsunami de 1960)-39°57'22.03"S/ 73°17'48.00"O
8 kms; aguas arriba de este punto, avifaunístico en la región de Los
GPS 3 Antiguo fundo Naguilán/ restos de silo notorios- 39°58'6.14"S/ 73°18'3.25"O
todavía se puede remontar por el Ríos; tras el desastre ambiental de
GPS 4 Embarcadero de la casa Pineda- 39°58'38.40"S/ 73°17'41.65"O
río Naguilán (según condiciones los vertidos sobre el río Cruces, en
GPS 5 Isla y brazo fluvial abandonado- 39°59'0.19"S/ 73°17'27.29"O
de nivel y estación del año) hasta 2004, acogieron como refugio al-
aprox. 2,5 kms; y aprox. 2 kms por ternativo a numerosos ejemplares GPS 6 Confluencia del estero Lumaco- 39°58'56.42"S/ 73°17'9.99"O

el estero Peuco; en la navegación de cisnes de cuello negro; además, GPS 7 Bifurcación fluvial y notable punto panorámico sobre el Parque Nacional del Alerce Costero- 39°59'5.18"S/ 73°16'59.01"O

de vuelta, se recomienda una numerosa variedad de anáti- GPS 8 Isla Sin Nombre- 39°59'17.37"S/ 73°16'57.92"O

desviarse por un brazo navegable das, garzas, huairavos, gaviotas; GPS 9 Nueva confluencia del estero Peuco (a partir de 2009)- 39°59'21.80"S/ 73°16'59.21"O

que atraviesa la parte inferior de presencia ocasional de lobos mari- GPS 10 Límite máximo de navegación, en kayak o embarcación menor, aguas arriba del estero Peuco- 39°59'59.01"S/ 73°17'29.58"O
los humedales del Naguilán, nos; huillines; en las zonas de bos- GPS 11 Límite máximo de navegación, en kayak o embarcación menor, aguas arriba del río Naguilán- 40° 0'13.82"S/ 73°16'2.48"O
CASERÍO DE LAS VEGAS cruzando hasta la orilla opuesta que nativo que enmarcan el valle GPS 12 Recomendada navegación de retorno (solo con marea alta)/ por el brazo secundario del Naguilán-
DE LUMACO. 39°57'8.10"S/ 73°18'3.94"O
UÊLOCALIZACIÓN del Tornagaleones (Isla del Rey; del Peuco, pudúes, pumas, carpin-
EMBARCANDO GPS 13 Continuación de navegación recomendada de retorno (solo con marea alta)- 39°57'17.49"S/ 73°18'23.22"O
Comuna de Corral. casas de La Boca) y cerrando tero magallánico… La importancia
circuito de nuevo en el del valle del Peuco como corredor EN LA CHATITA: GPS 14 Confluencia del brazo secundario del Naguilán, recomendado para navegación de retorno (solo en marea alta)/
CON LOS HUME- Puente y camino vehicular de Valdivia a Corral- 39°56'58.12"S/ 73°18'45.64"O
UÊALTITUDES embarcadero inmediato al puente ambiental entre el Naguilán y las DALES DEL
NAGUILÁN POR GPS 15 Río Tornagaleones- 39°56'47.04"S/ 73°18'48.09"O
Entre 0 m (en la zona de influencia Naguilán; en total, una Ruta Verde extensiones del Parque Nacional
DELANTE. GPS 16 Muelle y casas de La Boca- 39°56'39.81"S/ 73°18'33.51"O
mareal, que alcanza hasta el náutica de aprox. 24 kms, apta Alerce Costero resulta estratégica.

PE RV/P5
Remontando el Naguilán. Allí donde el mundo cambió /37
HITO HISTÓRICO-CULTURAL

PEHHC5

El Camino Real
De Valdivia a Osorno y Chiloé (1780-1790)
Ricardo Molina Verdejo, Historiador
MAPA INGLÉS DE CHILE
SIGLO XVIII.
La definitiva ruta terrestre entre Valdivia, Carelmapu y Chiloé, apta para carretas, ganados,
jinetes y peatones, pero también para efectivos militares, fue posible de establecer, a partir de 1780,
gracias al acuerdo alcanzado con los lonkos mapuche.

La refundación y consiguiente repoblación


de Osorno, oficialmente hacia 1796, se
constituyo, a la larga, en un decisivo paso
en la idea de asegurar de manera efectiva
la soberanía monárquica en el espacio
existente entre Valdivia y Chiloé, tomando
de esta manera un nuevo impulso la polí-
tica de poblamiento en la zona con todos
los efectos que esto significaba y de paso,
fortaleciendo la economía de evidente vo-
cación agrícola ganadera.
Más allá de la especial preocupación por
parte del Gobernador Ambrosio O’Higgins
en lograr dicho propósito hacia fines del
siglo XVIII, el deseo por recuperar el ex-
tenso territorio se puede advertir clara-
mente desde comienzos de dicha centuria
no sólo en las autoridades coloniales, sino
en los propios habitantes de la región. En
efecto, hacia 1721 el cabildo de la ciudad
de Castro suplicaba a S.M. “se mandase
repoblar Osorno y abrir el camino entre
Chiloé y Valdivia”.
Ciertamente esta petición implicaba solu-
cionar una serie de inconvenientes para
los sufridos habitantes de Chiloé además
MAPA CAMINO REAL
VALDIVIA – CHILOÉ
del propio aislamiento impuesto por la na-
(PUSTERLA, 1791) turaleza, era la posibilidad de contactarse
con cierta fluidez con el centro urbano
más próximo en el continente, es decir, la
plaza y presidio de Valdivia resolviendo

L
a ciudad de Valdivia, localizada en En la práctica, los navíos que lograban lle- tre Valdivia y Chiloé se transformó en un así aspectos de comunicaciones, correos,
los 39º 47 minutos de latitud Sur, gar a Valdivia desde el norte eran escasos objetivo que llevaría a la proyección de un de comercio regional y de orden pura-
hacia 1643 (fecha de la incursión y solo lo hacían en periodos de bonanza eje defensivo que contara tanto con una mente psicosociales.
holandesa) había permanecido ca- climática, es decir, en verano. A partir de vía externa, la marítima, como una línea Logrado este objetivo hacia fines del siglo
si abandonada, luego de la derrota experi- esta realidad, la tendencia de mantener interna, el Camino Real, condiciones ele- XVIII, fue posible romper en algún grado
mentada en el gran levantamiento indígena un vínculo con Chiloé varió de ser un sen- mentales para sostener con alguna fuerza varios de estos verdaderos cercos, entre
de fines del siglo XVI. En la oportunidad, ha- tido y necesario anhelo de las autoridades cualquier intento del enemigo por ingre- ellos el político y el comercial. A partir de
bían sido destruidas la mayor parte de las locales y vecinos, a un imperativo estraté- sar por las aguas del Mar del Sur amena- ese momento se fortalecería la presencia
ciudades al sur del río Biobío, entre ellas la gico en donde no sólo dependía la presen- zando al Virreinato y la propia Capitanía española en la zona, objetivo que se logra-
ciudad de Osorno, punto clave e intermedio cia de soberanía monárquica y la garantía General de Chile. Debe decirse que la exis- ba contando con un importante apoyo y

Q
entre Valdivia y Chiloé. En la práctica, las de seguridad para el Virreinato del Perú, tencia del Camino Real, una irregular sen- alianza de parte de los lonkos mapuches
distintas expresiones bélicas de la llamada
Guerra de Arauco estaba en total desarrollo
sino la sobrevivencia de los propios súbdi-
tos de esta región del Imperio en su “fron-
da para carretas, ganado, jinetes y cami-
nantes, databa desde el siglo XVI habien-
La refundación de Osorno que circundaban la ruta. De este modo, fue
posible obtener varias ventajas con la for-
y mantenía a los valdivianos en su reducto
con la única posibilidad de comunicación
tera de arriba”.
De esta manera, hacia el siglo XVIII, el in-
do desaparecido en 1603 en el contexto
reivindicativo del triunfo militar mapuche
constituyó un hito decisivo para el establecimiento mación de una clara unidad territorial en-
tre Valdivia y la Isla Grande con un punto
con el exterior a través del mar. tento por restablecer la ruta terrestre en- en la época. de esta vía de comunicación central de enlace: la colonia de Osorno. Q

PE HHC5
El Camino Real, de Valdivia a Osorno y Chiloé (1780-1790) /39
PE RV/P6
En torno al
río Tornagaleones
De la bahía de Corral a La Boca

ISLA HUAPI, VISTA DESDE LA ISLA DEL REY.

E
l parte meteorológico no pue- río Tornagaleones? Pues lo hace tanto en
de ser más halagüeño: son 48
horas de bonanza por delante,
uno como en otro sentido, según la in-
fluencia eterna de las oscilaciones de En la Boca del Naguilán
entre dos fuertes temporales marea. Lo cierto es que se trata de un río
de invierno. Nos encontramos abarloados
a la lancha Rucaco III, que patronea Dio-
o brazo de agua realmente singular, cu-
yas características son las de un verdade-
E l fundo La Boca es una propiedad tradicional que ocupa el extremo SO de la isla
del Rey, a orillas del río Tornagaleones, frente por frente de la confluencia del río
Naguilán. Sin duda, el lugar resulta idóneo para un proyecto de turismo rural de me-
nisio Fajardo y efectúa el servicio de ro canal estuarino que, en articulación diana envergadura. En el fundo, que no habita actualmente la familia propietaria, los
transporte de pasajeros entre el embar- con los ríos Futa y Valdivia, define y cir- únicos pobladores son don Alfonso Paredes y su esposa. Don Alfonso cuida el predio
cadero inmediato a la carretera Valdivia- cunda la isla del Rey (ésta, con sus 5.121 y, a cambio de ello, esta autorizado por los propietarios a criar su propio ganado y a
Niebla y el muelle de Carboneros, situado has superficiales, es la más extensa de cosechar los pequeños huertos y pomares del contorno. En cuanto a la casa patro-
en la orilla opuesta del río Valdivia, en la todas las islas en aguas interiores de Chi- nal permanece en buen estado, aunque deshabitada prácticamente todo el año. Al
isla del Rey. Pero nuestro destino hoy es le). En cuanto al agua dulce que fluye por pie del pequeño caserío de La Boca existe un muelle rústico, en el que aparece fon-
la isla de Mancera, en la bahía de Corral, el curso del Tornagaleones, procede de deada primorosamente La Bella, que es el lanchón a motor que opera don Alfonso.
Allí también es donde amarramos nuestro velero La Grulla Azul, siempre que visita-
aquella antigua Llave del Mar del Sur que los ríos Futa, Naguilán y Valdivia. Pero
mos el lugar.
desde su vieja fortaleza hispano-colonial durante los períodos de marea alta, la El proyecto ecoturístico La Boca consistiría en adaptar 2 o 3 habitaciones de la casa
de San Pedro de Alcántara continúa to- corriente se invierte y entonces el agua patronal para poder recibir algunos turistas. En combinación con lo anterior, se habi-
davía vigilando, ahora solo con especta- de mar remonta cauce arriba desde la litarían 2 cabañas independientes en el entorno de La Boca, con capacidad de hasta
cularidad panorámica, esa entrada a Los bahía de Corral. 6 clientes por cabaña. El equipamiento de las cabañas se complementaria con unas
Ríos abierta hacia el océano Pacífico. Según las crónicas, fue en la isla Mancera saunas artesanas, calefactadas con madera y también se mejoraría el muelle exis-
La idea es recalar primero junta a esta donde se decidió ubicar, en segunda ins- tente, se sanearían algunas dependencias agrícolas y se intervendría paisajística-
histórica isla-fortaleza. Después, a la caí- mente el entorno del pro-
pio caserío (principal-
da de la tarde, volveremos a izar el vela-
mente limpiando determi-
men de nuestro yate La Grulla Azul para
nados puntos de almace-
irnos a pasar la noche, anclados, en el namiento vetusto).
fondeadero de Las Coloradas, junto a la En cuanto a los produc-
denominada isla Liquiña, frente a la cos- tos de la tierra, el lugar
ta sur de la mencionada isla del Rey. Para ya los produce y con no-
la jornada del día siguiente reservaremos table calidad artesana:
la navegación hasta la Boca y desembo- chicha dulce exquisita,
cadura del río Naguilán; y cerraremos la
dulces de frutas silves-
tres, huevos de campo
circum-navegación de la isla del Rey re-
auténticos, pan casero,
tornando más tarde a Valdivia vía los ríos magníficos róbalos re-
Futa y Guacamayo. Nuestro objetivo prin- cién sacados del Tornaga-
cipal, en cualquier caso, es explorar el río leones y unas carnes de
Tornagaleones entre la bahía de Corral y cordero criado in situ que
su extremo meridional. Se trata, sin du- arrebatan los sentidos,
da, de una deliciosa Ruta Verde náutica, una vez asadas.
factible tanto en un velero como el nues-
tro como en una embarcación local o re-
mando en un kayak ligero.
LA CASA PATRONAL
¿Pero hacia dónde fluye la corriente del EN EL FUNDO LA BOCA.

VIEJOS MUROS, VIEJA FORTALEZA: LA DE SAN PEDRO DE ALCÁNTARA, EN ISLA MANCERA.


PE RV/P6
En torno al río Tornagaleones. De la bahía de Corral a La Boca /41
42/ PE RV/P6
En torno al río Tornagaleones. De la bahía de Corral a La Boca

tancia, la ciudad de Valdivia. La experien- tentrional de todo el planeta (ver Ruta


cia de la primera destrucción de la ciu- Verde El Sendero de la isla del Rey). Será
dad, cuando la insurrección general ma- precisamente a la entrada de este estero
puche de 1602, hizo que se decidiese, en Pilque, y al resguardo de la isla Liquiña,
principio, plantear la refundación de la donde decidimos echar el ancla para pa-
ciudad en esta pequeña porción insular, sar la noche. En el interior del velero, una
al objeto de mejor defender a sus habi- buena sopa de pescado caliente nos re-
tantes frente a los ataques tanto de indí- conforta, una botella de vino Carmenére
genas como de armadas y piratas al ser- nos inspira. Mientras en la oscuridad exte-
vicio de potencias enemigas de la Corona rior todo el firmamento austral parece
española. En cuanto al fuerte de San Pe- desbordarse en millones de estrellas y el
dro de Alcántara, tan castigado por suce- canto melancólico de una huala del cons-
sivos terremotos y tsunamis, sigue sien- tituye nuestro único acompañamiento.
do el mejor punto panorámico sobre toda Punta del Toro, Estero del Pelu, Ensenada
la bahía de Corral y su espectacular siste- de Poco Comer, Punta Hendrick y el islote
ma de fortalezas coloniales del siglo XVII. del Morrito… éstos serán los sucesivos hi-
El recorrido completo de la isla no lleva tos y referencias en nuestra navegación
más de 1,5 horas y comienza donde el de al día siguiente, explorando el entorno
pequeño muelle local. La antigua Calle del Tornagaleones. Pero la llamada playa
Real atraviesa en cuesta el pequeño ca- Blanca constituirá nuestro paraje preferi-
serío insular, para dar acceso a la misma do: una franja perfecta de arena fina e
fortaleza, cuya puerta se ubica frente por inaccesible desde tierra; en la que des-
frente de la iglesia de la Candelaria. Tras EN LA PLAYA DE MANCERA. emboca un pequeño estero que fluye,
el recorrido de sus bastiones y restos de por sorpresa, entre la orla inmediata del
muralla, lo mejor será continuar por el ma de 19 m. Conserva algo de su primitiva cancagua que definen su extremo O, la pa- bosque nativo. En este lugar apartado
pequeño sendero que circunda la isla y cobertura forestal originaria y dentro de norámica que se domina sobre el río Tor- podemos meter la proa directamente,
en dirección a su extremo sur: la punta su perímetro se levantan varias construc- nagaleones resulta verdaderamente es- hasta varar nuestro velero sobre tierra
del Castillo. Desde este punto, inmediato ciones, que conforman el antiguo proyec- pectacular. firme. Entonces, tumbados sobre la are-
a un pequeño lagoon mareal flanqueado to de un lodge turístico. La isla, de propie- Inmediato a la isla de Liquiña se abre un na, sesteando al sol del medio día, pode-
por una playa de arena, la vista vuela so- dad privada, se encuentra actualmente en estero interesante: el de Pilque, de pro- mos observar en la distancia la estructu-
bre la ensenada de San Juan, cuyo telón venta y cuenta con luz eléctrica y un ade- fundidades muy someras, sobre cuyas ori- ra rojiza del puente por el que la carrete-
de fondo lo integran los bosques nativos cuado muelle de acceso en su fachada E, llas S se asienta uno de los principales ra Valdivia-Corral salva la confluencia del
del Parque Nacional del Alerce Costero. que es la más protegida de las olas y los sectores habitados en la isla del Rey: el de río Naguilán. Y en la orilla opuesta divi-
Este recorrido por la isla de Mancera se vientos oceánicos. La segunda isla es la de Las Coloradas, que cuenta con un peque- samos las casas del fundo La Boca, que
cierra, en circuito, en el mismo muelle lo- Liquiña, con 15 has de extensión y 21 m de ño muelle de acceso náutico. Es su única marcan la drástica curva que, en ángulo
cal donde lo comenzamos. cota máxima, acantilada a lo largo de su conexión con el mundo exterior. En cuanto recto, traza el río Tornagaleones en torno
Las otras dos islas en el río Tornagaleones perímetro, pero perfectamente plana en al propio estero Pilque, constituye uno de al extremo S de la isla del Rey. Un ángulo
son Huapi (o de los Conejos) y Liquiña (o su interior, y con una playa de arena en su los extremos de la Ruta Verde terrestre perfecto, pensamos placenteramente,
de los Curas). La primera de ellas tiene cara N a modo de mejor punto de desem- que atraviesa de E a O la isla del Rey y que para esta Ruta Verde trazada sobre la zo-
una superficie de 8 has y una altitud máxi- barco en ella. Desde las rocas de piedra pasa junto al enclave de alerces más sep- na estuarina de la cuenca del Valdivia. O

PE INFOVIAJE
UÊLOCALIZACIÓN motor y 1,3 h en kayak); entre UÊMEJOR ÉPOCA
Comuna de Corral. playa Blanca y el muelle junto a Toda época del año.
las casas de La Boca (en el
UÊALTITUDES extremo S de la isla del Rey), en UÊVALORES NATURALES
Los cerros de la península de singladura previa por el islote del La zona fue intensamente
San Julián alcanzan cotas de Morrito y la desembocadura del deforestada durante la primera
hasta 390 m. río Naguilán, hay aprox. 4 kms mitad del siglo XX, para por ejemplares de puma hasta la y el delicioso caserío insular, de GPS 1 Muelle transbordador Niebla a Corral- 39°52'22.18"S/ 73°22'59.51"O

PUNTOS GPS
(2,2 mn; 15 minutos a motor y producción de leña con destino a isla del Rey: una buena reserva uso exclusivamente peatonal. GPS 2 Batería de Carboneros (restos históricos, s. XVII)- 39°52'39.93"S/ 73°22'42.70"O
UÊDURACIÓN Y DISTANCIAS 1 h en kayak); en velero habrá los altos hornos que funcionaron para los pudúes…; en el estero loradas,
En la zona de Las Coloradas, GPS 3 Muelle de isla Mancera- 39°53'18.41"S/ 73°23'22.78"O
Entre el embarcadero inmediato a que tener en cuenta el tendido en Corral hasta el terremoto de Pilque y los humedales del urales,
las construcciones rurales, GPS 4 Castillo de San Pedro de Alcántara (Monumento Nacional, ruinas, s. XVII)/ punto panorámico-
Naguilán, buenos enclaves para stilo
con sus huertos al estilo 39°53'14.44"S/ 73°23'34.99"O
la carretera Valdivia-Niebla y el eléctrico que salva el 1960; durante los años de 1980-
GPS 5 Fuerte de Baides (restos históricos, s. XVII)/ punto panorámico- 39°53'39.51"S/ 73°23'30.07"O
muelle de isla Mancera, son Tornagaleones sobre este último 90, los restos forestales el cisne de cuello negro, anátidas, ector
tradicional. En el sector
GPS 6 Playa del Frontón- 39°53'48.30"S/ 73°22'41.00"O
2,5 kms (1,4 millas náuticas; en tramo y a una altura estimada de supervivientes fueron sustituidos garzas, pelícanos, avifauna La Boca, las casas delel
GPS 7 Muelle de Isla Huapi o de los Conejos- 39°53'33.68"S/ 73°21'34.98"O
embarcación a motor, 15 minutos; aprox. 15 m sobre el nivel del en amplias zonas por acuática; en la isla Mancera, fundo homónimo.
GPS 8 Isla Liquiña/ playa- 39°53'59.06"S/ 73°20'50.65"O
en kayak, 1 h); entre isla Mancera agua en marea baja (¡!). plantaciones de exóticas; las lobos marinos frecuentes. PELÍCANO
(PELECANUS GPS 9 Isla del Rey/ estero Pilque/ muelle de Las Coloradas- 39°53'58.84"S/ 73°20'20.49"O
y el muelle de Las Coloradas/ En total, esta Ruta Verde totaliza mejores extensiones de bosque UÊCARTOGRAFÍA THAGUS) GPS 10 Isla del Rey/ humedales del Pilque- 39°54'7.09"S/ 73°19'33.74"O
estero Pilque, enlazando unos 17,5 kms o casi 10 millas nativo se conservan en la mitad N UÊMONUMENTOS DEL HOMBRE Instituto Geográfico GPS 11 Estero El Pelu/ humedales- 39°55'21.44"S/ 73°20'4.54"O
sucesivamente el extremo N de la náuticas; a los que pueden de la península de San Julián y en En la isla Mancera, el castillo de Militar, escala GPS 12 Playa Blanca- 39°55'59.59"S/ 73°19'59.53"O
península de San Julián, la isla sumarse una serie de recorridos a la franja central de la isla del Rey San Pedro de Alcántara (s. XVII) 1:50.000, hoja GPS 13 Isla del Rey/ estero de Poco Comer/ humedal- 39°56'18.54"S/ 73°19'0.40"O
Huapi y la isla Liquiña, son aprox. pie por las islas Mancera o (fundo Los Angelitos); en estos es una pieza clave del sistema de ‘Corral’; y GPS 14 Islote El Morrito- 39°56'51.93"S/ 73°19'3.95"O
6 kms (3,3 mn; 0,5 h en Liquiña: o por la isla del Rey, sectores, amplio elenco de aves fortificaciones coloniales cartas náuticas N° 6251
251 GPS 15 Humedales del Naguilán- 39°57'7.97"S/ 73°18'26.59"O
LA GRULLA AZUL: españolas de la bahía de Corral; (1:10.000) y N° 6252
embarcación a motor; 2 h en entre el estero Pilque y forestales; guiña; pudú; monito de GPS 16 Puente sobre el río Naguilán/ ruta terrestre Valdivia- Corral- 39°56'51.91"S/ 73°18'22.33"O
ANCLAJE EN LA RUTA DEL
TORNAGALEONES. kayak); entre este punto y la playa el alerzal más septentrional del monte; el río Tornagaleones es también, en el extremo S de la (1:7.500) publicadas por GPS 17 Muelle y casas del fundo La Boca- 39°56'39.68"S/ 73°18'34.07"O
Blanca, son 5 kms (2,8 mn; 20 h a mundo… atravesado a nado, cada invierno, isla, el pequeño fuerte de Baides; el SHOA. GPS 18 Continuación del río Tornagaleones- 39°56'25.27"S/ 73°16'37.64"O

PE RV/P6
En torno al río Tornagaleones. De la bahía de Corral a La Boca /43
HITO HISTÓRICO-CULTURAL

PEHHC6 ÓLEO QUE REPRESENTA EL DESEMBARCO


EN VALDIVIA, UNO DE LOS MOVIMIENTOS
ESTRATÉGICOS MÁS VALIENTES DE LA
INCIPIENTE MARINA CHILENA.

Incorporación de
Valdivia a Chile
Termina la Colonia (1820)
Ricardo Molina Verdejo, Historiador

En febrero de 1820 Lord Cochrane lograba concretar el asalto por sorpresa a la


guarnición militar valdiviana, desembarcando tropas de infantería de marina
en Corral comandadas por el oficial de origen francés Jorge Beauchef.

n el marco del proceso de eman- jando con ello una nueva condición política

E cipación chilena respecto de la


corona española, hacia 1818 la
situación en el centro de Chile ya
estaba definida a favor de la causa inde-
pendentista. Con los triunfos en los cam-
que daba nacimiento poco a poco a un
nuevo estado. Sin embargo, a esas alturas
aun existían bolsones de resistencia espa-
ñola a partir de enclaves geográficos en la
zona sur del país, centrados de preferencia
pos de batalla de las fuerzas militares del en la plaza de Valdivia y el archipiélago de
Ejército Libertador liderado por los gene- Chiloé: los últimos reductos realistas en lo
rales San Martín y O'Higgins, se lograba fi- que sería la República de Chile.
nalmente controlar gran parte del territo- Conforme a la situación que se vivía en
rio chileno conocido. A pesar de que aun ese entonces, el principal desafío para las
estaban en desarrollo algunas hostilida- nuevas autoridades nacionales era, a la
des, se había logrado levantar un primer mayor brevedad posible, incorporar de
gobierno nacional con cierta estabilidad hecho a estos dos territorios “cautivos”.
bajo el liderazgo de Bernardo O'Higgins, Prontamente se preparó un plan para
con el título inicial de Supremo Director. efectos de lograr dicho objetivo teniendo
De hecho, por primera vez se redactaba un como eje vertebrador el uso de una fuerza
ALMIRANTE documento oficial denominado “Proclama- naval que fuera capaz de derrotar a las
THOMAS COCHRANE. ción de la Independencia de Chile” refle- guarniciones locales para luego tomar

Q
el control de las respectivas plazas. De es- infantería de marina comandados por el
1820. Tras la toma de te modo, la llamada Primera Escuadra
Nacional se constituyó por mandato de
oficial de origen francés Jorge Beauchef,
con amplia experiencia en las guerras na-
MAPA Y DESARROLLO DE LA
CAPTURA DE VALDIVIA.
Valdivia, Chiloé permaneció como el O'Higgins asumiendo como comandante poleónicas en Europa. Este hecho esta re-

Q CASTILLOS DEL SISTEMA DE DEFENSA DE VALDIVIA. 1 DESEMBARCO DE LAS FUERZAS PATRIOTA AL MANDO DEL MAYOR MILLER.
último y estratégico bastión hispano en jefe el almirante de origen escocés,
Thomas Cochrane, profundamente com-
gistrado en la historiografía nacional co-
mo la “Toma de Valdivia”, poniendo fin al
Q BATERÍAS Y REDUCTOS MENORES DEL SISTEMA DE DEFENSA.
 MOVIMIENTO DE LA ESCUADRA CHILENA.
2
3
RUTA TERRESTRE DEL MAYOR BEAUCHEF Y MILLER.
NAVEGACIÓN DEL "INTRÉPIDO" Y LA "MOCTEZUMA" HACIA CORRAL.
en el sur de Chile prometido con la causa de la independen-
cia chilena.
periodo colonial español e incorporando
para siempre al Estado chileno a la ciudad
 MOVIMIENTO DE LAS FUERZAS PATRIOTAS. 4 HUIDA DE LAS FUERZAS REALISTAS.
 DESBANDE Y HUIDA DE LAS FUERZAS REALISTAS.
De esta manera, en febrero de 1820 Co- y sus cercanías. Así, aunque aun tardaría
5 RENDICIÓN DE LOS FUERTES DE LA RIBERA NORTE.
chrane lograba concretar el asalto por unos pocos años, la suerte de Chiloé esta-
6 LORD COCHRANE SE REÚNE CON SUS TROPAS EN CORRAL.
7 LA FRAGATA "O'HIGGINS" AVANZA POR LA BAHÍA DE VALDIVIA. sorpresa a la guarnición militar valdiviana, ba echada, cayendo así el último y estra-
desembarcando rápidamente tropas de tégico bastión hispano en 1826. Q

PE HHC6
Incorporación de Valdivia a Chile. Termina la Colonia (1820) /45
PE RV/P7
De Punucapa a Oncol
Por el viejo camino hacia Las Minas
Antes de los años de 1980, cuando todo cambió (con la apertura de los primeros caminos
aptos para vehículos a motor en la zona y la irrupción de las plantaciones forestales de
exóticas en el sector), según refiere nuestro amigo Pascual Alba, la única vía de comunicación
que existía entre Punucapa, las cumbres de Oncol y los remotos asentamientos lefkenches
dispersos sobre la línea de costa entre Curiñanco, Bonifacio y Pilolcura era una trocha angosta,
solo apta para carretas de bueyes, viandantes y cabalgaduras: la huella de Oncol.

AL OESTE DEL EJE PRINCIPAL DEL RÍO CRUCES, ESTEROS PROCEDENTES DE LA CORDILLERA DE LA COSTA OFRECEN SECRETOS ITINERARIOS NÁUTICOS. EN EL OTOÑO, EL CAMINO VIEJO HACIA ONCOL ES UN AUTÉNTICO
BOSQUE ENCANTADO, CON PROFUSIÓN DE HONGOS DE DIVERSAS ESPECIES.

L
a unión directa, por esta antigua una vaina de legumbre. Por lo cual el trata de un territorio de fondo llano, que igual que toda la línea de altas cumbres
huella tradicional, entre los hume- topónimo Punucapa vendría a querer decir inervan dos cauces fluviales tributarios de la Cordillera de la Costa) permanecie-
dales del río Cruces en Punucapa y algo así como Tierra propicia para los del río Cruces: los esteros San Ramón y ron libres de hielos, sirviendo de vital
el propio Parque Oncol era, para huertos. Hasta 1987 el lugar constituyó un del Bolsón. Esta verdadera isla aparte territorio-refugio para múltiples especies
nosotros, una asignatura pendiente. núcleo habitado aislado del resto del aparece enmarcada por un drástico anfi- de flora y fauna. A modo de auténtica isla
Anteriormente, habíamos tenido ocasión mundo, carente de camino motorizado y teatro montañoso el cual se desprende de de la biodiversidad permaneció esencial-
de explorar toda esa panoplia de Rutas cuya única posibilidad de acceso resulta- la Cordillera de la Costa y por los hume- mente intacta, así, hasta finales del pasa-
Verdes cuya sucesión permite recorrer la ba, desde Valdivia, navegando por el río dales del río Cruces, que se extienden por do siglo XX. En 1792 buena parte de su
Cordillera de la Costa, en sentido N-S, entre Cruces. En cuanto al sagrado cerro Oncol, su flanco este. El mencionado cerro territorio Oncol- Punucapa fue entregado
Mehuín y el estero Cutipay, conformando constituye su clásico e impresionante Oncol, por su parte, constituye el punto en merced por la Corona española al
así el denominado Corredor Ecoturístico telón de fondo paisajístico. orográfico de mayor altitud entre Nahuel maestre de campo y Alcalde de Valdivia
Regional IV a lo largo de la llamadamada Costa El entorno de Punuca
Punucapa junto al Buta, en los límites regionales Biobío- don Ventura Gómez y Almazán, confor-
Valdiviana. También habíamos establecido cerro Oncol conforman, en Araucanía y la bahía de Corral, con sus mando el extenso fundo Corcovado. A
ya el enlace ecoturístico directoo entre los conjunto,
conjunto un territorio 715 m de altitud todavía emergiendo mediados del siglo XIX serán varias fami-
humedales del río Cruces y la costa sta del y pa
paisaje de carac- majestuosos en medio de 2.200 hectá- lias de colonos alemanes, como los
océano Pacífico en Pichicullín, que terísticas
terí muy reas continuas de selva valdiviana en Anwandter y los Manss, quienes lleguen a
atraviesa transversalmente te el espe
específicas. Se buen estado de conservación. asentarse en la zona.
Corredor Ambiental Tres Bocas- Durante las últimas glaciaciones del En el año 1985 la empresa Arauco adqui-
Tambillo-Pililín: ese último tramo Cuaternario, estas montañas de Oncol (al rió el llamado fundo San Ramón junto a la
PUDÚ (PUDU PUDA)
territorial, en la Cordillera de la Costa,
al norte de la ciudad de Valdivia, a, que
aún permanece a salvo de cualquier vía de
comunicación motorizada. Y hemos des- ¿Tounens en Oncol?
cendido, a pie, en compañía de guías loca-
les, desde la cumbre sagrada del cerro
Oncol (715 m) hasta la excepcional playa de E n 1860 la Cordillera de la Costa fue el sector elegido por aquel excéntrico ciudadano francés, llamado Orélie Antoine de Tou-
nens, para parlamentar y convencer a los lonkos y caciques mapuches en la idea de que lo proclamasen Rey de la Araucania:
su argumento presentarles sus propuesta como la mejor estrategia frente a una progresiva invasión chilena de sus territorios.
Pilolcura (situado en los dominios del
Una vez investido como Orélie Antoine I, fue en Mehuín donde creó su Ministerio de Caciques de la Región de la Costa y nombró al
ancestral cacique lefkenche recordado
jefe Quilapán como su primer ministro.
como Perkiñán). Emitió sellos y moneda de curso legal. Y estableció su capital definitiva en la localidad de Perquenco, en la actual región de la
Pero la unión directa, ecoturística, a pie Araucanía. Según algunas versiones, aquel aventurero francés (que quizá fue un agente de su país, comisionado para el estable-
entre los humedales del río Cruces y el cimiento y ocupación de sectores indígenas en aquel entonces todavía no sujetos a la soberanía de la joven República de Chile...)
propio parque Oncol, todavía no habíamos habría recorrido estos sectores de la Cordillera de la Costa y se habría aproximado a Valdivia precisamente por el camino de On-
tenido ocasión de ponerla en práctica, col hacia Punucapa, durante el invierno de 1860.
hasta ahora. Hoy lo hacemos como Ruta El 17 de noviembre de 1860 fue fundado oficialmente el Reino de la Araucanía, cuyo primer Decreto fue: “Considerando que la
Verde 7, en función de un doble itinerario Araucanía no depende de ningún estado, que se encuentra dividida en tribus y que necesita de un gobierno central, una monarquía
constitucional y hereditaria se funda en la Araucanía: el Príncipe Orélie Antoine de Tounens es designado Rey”. El 20 de noviembre de
combinable como circuito y con la peque-
1860, Tounens decidió además anexar unilateralmente los territorios de la Patagonia a su reino araucano, fijando así sus fronteras
ña localidad de Punucapa como principal
definitivas en el río Biobío, en Chile, por el norte; el océano Pacífico, por el oeste; y el océano Atlántico, por el este: desde el río Negro
referencia. Antes de la llegada de los espa- en la actual Argentina hasta el estrecho de Magallanes, que decidió como límite austral continental del Reino.
ñoles al lugar en 1554, Punucapa era cono- La aventura de Tounens duró solo 13 meses, siendo detenido por tropas chilenas y sin que su Reino hubiese obtenido reconocimien-
cida como Kunukapi. Kunu, en lengua to formal alguno. Pero en la pequeña localidad francesa de Tourtoirac, cerca de Burdeos, existe un Museo de la Araucanía en memoria
mapudungún, significa tierra fértil; y kapi, de aquel singular aventurero francés Rey de los Mapuches. Punucapa, en efecto, aparece en el mapa general de aquel museo.

EL MUELLE FISCAL DE PUNUCAPA: PUNTO DE PARTIDA DE ESTA RUTA VERDE


POR EL VIEJO CAMINO DE ONCOL… PE RV/P7
De Punucapa a Oncol. Por el viejo camino hacia Las Minas /47
48/ PE RV/P7
De Punucapa a Oncol. Por el viejo camino hacia Las Minas

mayor parte de estas selváticas laderas La leyenda local dice que este es también
para su drástica tala y sustitución por el lugar preferido por la Llorona, que es
extensas plantaciones de exóticas, princi- esa figura espectral, vestida de negro,
palmente pinos. Estas acciones supusie- que visita a las personas cuando se
ron una enorme alteración de las circuns- encuentran en trance de muerte…
tancias ambientales del lugar, lo que Descubriremos otro espléndido mirador
causó una lógica alerta incluso a nivel donde el puente sobre el estero del Bolsón,
internacional. Ante esta presión, Arauco que es otro rincón privilegiado para las
decidió instituir, en 1989, sobre 745 hec- aves acuáticas. Tras observar el sigiloso
táreas, el denominado Parque Oncol que nadar de un coipo, nos desviamos enton-
fue una de las primeras áreas privadas ces por un camino rural el cual, ganando
protegidas declaradas en Chile. cota en la ladera, nos adentra definitiva-
Antes de los años de 1980 (cuando todo mente valle de San Ramón arriba. Es aquí
cambió, según refiere nuestro buen donde nos encontraremos con la casa de
amigo, Pascual Alba, de Pilolcura), la doña Yola, ese antiguo almacén Anwandter
única vía de comunicación que existía de tanta tradición en la comarca. Todavía
entre Punucapa, las cumbres de Oncol y podremos utilizar nuestras bicicletas otros
los remotos asentamientos lefkenches dos kilómetros de camino. Al cabo de ellos,
dispersos sobre la línea de costa entre continuaremos ya a pie, vadeando, muy
Curiñanco, Bonifacio y Pilolcura era una pronto, el curso del estero La Esperanza.
trocha angosta, solo apta para carretas Gracias al machete, podremos ir despejan-
de bueyes, viandantes y cabalgaduras, EL VALLE DEL ESTERO DE SAN RAMÓN: PRINCIPAL REFERENCIA PARA ESTE ITINERARIO. do las quilas y fragosidades que, en varias
que se conocía como la huella de Oncol. partes, ya han devorado completamente el
Esta partía del muelle fluvial de Punucapa, camino de Oncol constituía antaño una tan solo los mas viejos del lugar han con- viejo trazado.
atravesaba la única calle de la localidad y ruta muy transitada. Una Ruta Verde que seguido recordarlo. Una evidencia que Una vez alcanzada la cota de los 500 m de
discurría en principio por lo que hoy es el nosotros hemos querido recuperar ahora nos confirma que hace ya casi un cuarto altitud, el sendero volverá a ensancharse
camino ripiado que enlaza, por el sector como primer itinerario de acceso directo de siglo prácticamente nadie lo utiliza. y se transformará ahora en una discreta y
de El Potrero, Punucapa con el camino entre Punucapa y Oncol. Se trata, en efec- Tras tales preámbulos, hemos atravesado sigilosa huella de madereros artesanos.
principal Valdivia-Curiñanco. Poco des- to, de un auténtico camino histórico. Pero la encantadora localidad pedaleando en Una vez en lo más alto nos encontrare-
pués de cruzar el puente sobre el estero olvidado… nuestras bicicletas, disfrutando al paso de mos con la casa de Leontina Solís, que
del Bolsón, la referida antigua huella de En nuestra embarcación, cargando en los huertos bien cuidados, deteniéndonos nos recibe con la amabilidad característi-
Oncol giraba a mano derecha y proseguía proa un par de bicicletas de montaña, ante la coqueta iglesia local, desviándo- ca de los pobladores cordilleranos coste-
adentrándose por el valle del estero San hemos navegado ayer, al caer la tarde, de nos también hasta su recoleto cementerio ños. El camino de ripio que constituye el
Ramón, apuntando ya directamente hacia Valdivia a Punucapa, vía el canal Caucau y rural. Desde este último lugar se contem- acceso principal al parque Oncol se loca-
la Cordillera. a través del sector más meridional del pla uno de los mejores panoramas sobre liza al otro lado del portón de su propie-
En aquel camino histórico, su hito princi- Santuario de la Naturaleza del río Cruces. los humedales del Cruces y el estero de dad. A partir de este punto, nuevas Rutas
pal lo constituía una de las casas de los La noche la hemos pasado amarrados al San Ramón. Incluidos dentro del Santuario Verdes pueden llevarnos directamente
colonos alemanes Anwandter, que hoy se conveniente muelle local. Y a la mañana de la Naturaleza, este último constituye hacia la Caleta Bonifacio, hasta la playa
identifica como la casa de doña Yola. El siguiente nos hemos surtido de buenos una especie de divertículo valioso de los de Pilolcura; o bien, por Oncol, abordan-
lugar era un renombrado almacén de productos locales en Punucapa: excelente propios humedales del Cruces, con sus do otro camino de descenso de nuevo
provisiones al que acudían, para adquirir chicha local, deliciosas castañas en almí- dos islas de Guape Grande y Guape Chica, hacia los humedales del Cruces, hasta el
suministros, la mayor parte de los pobla- bar, mantecoso queso de campo, honrado con sus tablazos de agua perfectamente muelle de San Ramón. Son, todos ellos
dores de la, por entonces, inaccesible pan amasado… Pero cuando hemos pre- azul y sus totorales: un auténtico paraíso caminos de otros tiempos, caminos pre-
Costa Valdiviana. Por esta razón, el viejo guntado por el antiguo camino de Oncol, de esteros, hualves y ñadis laberínticos. ciosos. Pero olvidados. O

PE INFOVIAJE
UÊLOCALIZACIÓN Leontina y entronque con el ca- de San Ramón , en los humeda-
Comuna de Valdivia. mino de Valdivia al Parque Oncol), les del Cruces: son otros 11 kms
3,1 kms; entre este punto y la más, idóneos para un descenso
UÊALTITUDES bifurcación de caminos a Pilocura en bicicleta. En total, Punucapa-
Máximas: 715 m, en los altos de y a Parque Oncol, Parque Oncol, por el trazado del
Oncol; mínima: 0 m, en el río Cru- 2,8 kms (la bicicleta, de nuevo antiguo camino, son aprox. 14,5
ces y el estero San Ramón. recomendable; unos 400 m antes kms; prolongando este recorrido
GPS 1 Río Cruces/ muelle de Punucapa- 39°45'27.10"S/ 73°15'39.69"O
de este bifurcación, existe un hasta el muelle de San Ramón,
GPS 2 Iglesia de Punucapa- 39°45'19.57"S/ 73°16'0.56"O

PUNTOS GPS
UÊDURACIÓN Y DISTANCIAS punto panorámico formidable, totalizaremos aprox. 25,5 kms. Esta Ruta Verde es una excelente de cuello negro muy próximos a
GPS 3 Cementerio de Punucapa- 39°45'4.92"S/ 73°16'19.88"O
De Punucapa al puente sobre el desde el que la vista vuela, los alternativa para enlazar, a pie, Punucapa; una gran colonia de GPS 4 Puente El Bolsón- 39°44'56.77"S/ 73°17'46.56"O
estero El Bolsón, 3,5 kms (facti- días claros, en dirección norte, UÊMEJOR ÉPOCA con el Parque Oncol. En cuanto cormoranes; garzas; anátidas. GPS 5 Estero San Ramón- 39°44'49.83"S/ 73°17'56.63"O
bles en bicicleta); entre el puente sobre toda la línea litoral alcan- Cualquier época del año. al sector fluvial del estero de San Los lobos marinos remontan por GPS 6 Desvío por el antiguo camino a Las Minas/ Oncol- 39°45'3.93"S/ 73°18'4.53"O
sobre El Bolsón y la casa de doña zando, incluso, la lejana isla Ramón, alberga algunos de los el estero hasta la misma boca del GPS 7 Casa de Doña Yola/ antiguo almacén Anwandter- 39°44'43.01"S/ 73°18'18.94"O
Yola (antiguo almacén Anwand- Mocha, en Araucanía…); hasta UÊVALORES NATURALES mejores rincones avifaunísticos San Ramón. En otoño, profusión GPS 8 La Angostura/ confluencia con estero La Esperanza- 39°44'23.24"S/ 73°19'30.27"O
ter), 1,5 kms (también aptos para el acceso a Parque Oncol, ya A menos de 25 kms de la ciudad en la cuenca del río Valdivia. Exis- de hongos de variadas especies. GPS 9 Continuidad hacia Las Minas/ Oncol- el camino de ascenso se separa del estero de San Ramón- 39°43'52.00"S/ 73°20'18.08"O
te el puma, el pudú, la guiña, el GPS 10 Las Minas/ entronque con camino vehicular de Valdivia a Parque Oncol- 39°43'15.86"S/ 73°21'1.70"O
la bicicleta); entre este último solo quedarán 1,3 kms; existe la de Valdivia, el itinerario enlaza
punto y el paraje de La Angostura posibilidad de cerrar esta ruta, a con el camino hacia una esplén- zorro culpeo. Loros choroy, pase- UÊCARTOGRAFÍA GPS 11 Punto panorámico excepcional sobre el litoral lefkenche- 39°42'4.95"S/ 73°20'41.20"O
riformes, rapaces. En los esteros Instituto Geográfico Militar, es- GPS 12 Control de acceso a Parque Oncol- 39°41'59.48"S/ 73°19'36.07"O
(confluencia del estero La Espe- modo de semi-circuito, descen- dida playa: la de Pilolcura, con
GPS 13 Núcleo turístico de Parque Oncol- 39°42'9.46"S/ 73°18'32.87"O
ranza), 2,3 kms (a pie); entre La diendo desde Parque Oncol por parajes apartados y sectores de San ramón y El Bolsón, concen- cala 1:50.000, hojas ‘Valdivia’ y
LA CASA DE DOÑA YOLA, ANTIGUO ALMACÉN EN ESTA RUTA, AL PIE DE LAS GPS 14 Desvío a Quitaqui/ al muelle de San Ramón, seguir el camino que traemos- 39°42'0.87"S/ 73°17'14.10"O
ESTRIBACIONES DE ONCOL. Angostura y Las Minas (casa de el camino forestal hasta el muelle bosque nativo bien conservados. traciones importantes de cisnes ‘Oncol’.
GPS 15 Muelle de San Ramón/ antigua casa Manss (ruinas)/ paneles auto-interpretativos- 39°44'11.51"S/ 73°16'4.90"O

PE RV/P7
De Punucapa a Oncol. Por el viejo camino hacia Las Minas /49
HITO HISTÓRICO-CULTURAL

PEHHC7

La inmigración alemana
El Hermann arriva desde Hamburgo (1850)
Ricardo Molina Verdejo, Historiador

En noviembre de 1850 arrivaba a la bahía de Corral el velero Hermann, luego de un recorrido de poco más
de cinco meses desde Hamburgo, trayendo a bordo al primer grupo de 87 inmigrantes alemanes a Valdivia. BENITO PÉREZ ROSALES Y
CARLOS ANWANDTER.

Casa Anwandter
Vicente Pérez Rosales

COLONOS CONSTRUYENDO UNA CASA. FAMILIA GUNCKELREIFF. PRIMEROS COLONOS ALEMANES EN VALDIVIA.

Q
U La Ley de
na de las preocupaciones cla- la implantación de inmigrantes nacionales pecialmente asignados a estas tareas, como yeron también a tomar decisiones de ma-
ves de las autoridades chile- y/o extranjeros. Frente a este fundamental Vicente Pérez Rosales, que fueron enviados nera rápida a quienes se aventuraron a
nas poco antes de mediados desafío de Estado, durante el mismo go- a Alemania para reclutar a las familias y saltar el otro lado del Gran Charco.
del siglo XIX, era alcanzar la
consolidación de la soberanía nacional a
bierno de Bulnes el Congreso Nacional
aprobó la “Ley de Colonización”, la que fir-
personas que deseaban emigrar a estas la-
titudes. Esta iniciativa de migración selecti-
Como resultado de esta política, hacia no-
viembre de 1850 arribaba a la bahía de
Colonización de 1845,
través de un efectivo logro de la continui-
dad del territorio y la rápida definición de
mada por el mandatario y su Ministro de
Justicia don Manuel Montt en noviembre
va llevada adelante desde Chile, ocurría jus-
to en momentos en que Europa se encon-
Corral procedente del puerto de Hambur-
go el velero Hermann, luego de un reco-
promulgada en tiempos del
su delimitación fronteriza externa. Un
buen ejemplo de ello en aras de estable-
de 1845, daba el marco de referencia cen-
tral a tener en cuenta para la incorpora-
traba sumida en una profunda crisis políti-
ca, económica y social que se expresó en
rrido de poco más de cinco meses, trayen-
do a bordo al primer grupo de 87 inmi-
Presidente Manuel Bulnes, fue el
cer los límites del país, fue la incorpora- ción de nuevos pobladores a zonas de baja todas sus dimensiones hacia 1848. grantes alemanes que venían a avecindar- marco de referencia para la llegada
ción efectiva del Estrecho de Magallanes densidad demográfica. Por cierto, se espe- En este escenario, la posibilidad de que se a Valdivia y sus alrededores. Entre los
en 1843 a través de la expedición de la go- raba a través de estos nuevos chilenos es- miles de germanos pensaran en la opción pasajeros del navío venía el farmacéutico de nuevos pobladores europeos al
leta Ancud, que fuera comandada por el
Capitán de Navío Juan Williams.
timular y desarrollar la economía y la cul-
tura a partir de la actividad de privados
de buscar nuevos y mejores horizontes en
tierras americanas, se fue haciendo una
y político prusiano Karl Anwandter junto a
su familia, quien se transformaría en la
sur de Chile
Este hecho, impulsado por la administra- apoyados por el aparato estatal. realidad. De hecho las oleadas migratorias cara visible de la inmigración alemana lle-
ción del Presidente Manuel Bulnes, fue una La discusión de la ley referida estuvo acom- trasatlánticas se fueron convirtiendo rápi- gada a estas tierras, convirtiéndose con el
CERVECERÍA DE GUSTAVO ROEPKE. VALDIVIA, 1890. clara señal para efectos de resguardar los pañada de largos debates en el poder legis- damente en un fenómeno continuo duran- tiempo en un próspero empresario valdi-
derechos e intereses del Estado en los con- lativo respecto de qué nacionalidad debían te gran parte del siglo XIX y muy especial- viano en el rubro cervecero y otros nego-
fines australes. En este marco, y de mane- ser los inmigrantes. Finalmente, se acordó mente en la segunda mitad de la centuria cios. Símbolo igualmente de la prosperi-
ra paralela y consecuente, una de las polí- que serían alemanes a condición de profe- luego del estallido de la crisis europea, en dad industrial que alcanzaría Valdivia en-
ticas relacionadas tuvo que ver con la ocu- sar la región Católica. Con el propósito de donde claramente las noticias de los le- tre las últimas décadas del siglo XIX y las
pación de los espacios demarcados por las concretar esta política en términos prácti- gendarios yacimientos auríferos descu- primeras del XX, de la mano precisamente
llamadas “fronteras interiores”, mediante cos, el gobierno nombró a funcionarios es- biertos en California y Australia contribu- de esta germánica ola migratoria. Q

PE HHC7
La inmigración alemana. El Herman arriba desde Hamburgo (1850) /51
PE RV/P8
Calcurrupe-Chollinco
Uno de los diez valles más bellos del planeta

LAS CUMBRES DE LA CORDILLERA NEGRA, CON RESTOS GLACIARES Y RODEADAS DE BOSQUES IMPENETRABLES.

ALBINO SOTO, GUÍA Y REMERO, AL FRENTE DEL BOTE DE DESCENSO.


Turismo y comunidades,
versus piscicultura industrial

U
n río que constituye, asimismo, través del lago. En el viaje conoció a don
una de las mecas mundiales pa-
ra los pescadores de truchas con
Miguel Ziegler, uno de los pioneros de Lli-
fén, de origen alemán, cuya hija Edith re-
M ientras en la pequeña localidad de Llifén, vinculada íntimamente al entorno del
valle de Calcurrupe, se trabaja ilusionadamente por su transformación definiti-
va en eco-pueblo y éxitoso destino turístico, sostenible y armónico (al estilo de
mosca, ese capítulo turístico-de- gentaba la mencionada hostería del lugar. iniciativas similares como Villa Pehuenia o El Bolsón, en la Patagonia argentina; o
portivo tan relevante que se conoce tam- Desde esta confortable base operativa, Todmoren, en el Reino Unido...), este paisaje clasificado por la National Geographic
bién como fly fishing. Las truchas de las es- Haig-Brown organizó sus exploraciones Society entre los lugares más bellos del mundo se encuentra actualmente amenaza-
do por un proyecto sin alma denominado Proyecto Piscicultura Río Calcurrupe.
pecies común (Salmo trutta fario) y arco iris pesqueras por los ríos del entorno, obte-
Dicha iniciativa ha sido planteada por la propiedad del fundo Sichahue, situado en la
(Oncorhynchus mikiss), de procedencia eu- niendo trofeos trucheros de hasta 5 kg de
ribera norte del río Calcurrupe, en base a unos derechos de agua por un caudal total
ropea y norteamericana, fueron introduci- peso, ‘tan bravas como tormentas…’. de 2,3 m3 por segundo. Aunque las comunidades nativas de la zona alegan no haber
das desde finales del siglo XIX en numero- Así Haig-Brown descubrió el valle del Calcu- sido informadas al respecto. ‘Por ello, siempre nos opondremos a proyectos como el
sos ríos del Hemisferio Sur donde antes no rrupe, al que definió como ‘probablemente, de esta piscicultura en nuestro entorno’, indica Alejandra Garrido Curicao, dirigente
existían: en Nueva Zelanda, Australia, Sudá- el mejor lugar para la pesca fluvial de todo de la comunidad nativa Victoriano Pitripán-Chollinco. Igualmente manifiestan su
frica, Argentina y Chile. En los ríos de los Chile’ en su libro ‘Fisherman's Winter’, una oposición al mismo en la comunidad nativa de Ahuquinco, ribereña al Calcurrupe
Andes chileno-argentinos estos salmónidos obra considerada como la 'Biblia' entre los (el Río de las Brujas, en mapudungún), cuya localización es inmediata al fundo
exóticos se encontraron con una nueva y pescadores de hilo y sedal a lo largo y an- Sichahue promotor del proyecto. En los prestigiosos lodges y hosterías turísticas del
valle, renombrados internacionalmente y cuyo negocio depende de la belleza del
propicia fuente de alimento, la pancora cho del planeta. Tal prestigio motivaría la
paisaje y la pristinidad de las aguas del Calcurrupe, se comparte con las comunida-
(Aegla sp.), un crustáceo de agua dulce au- llegada a la zona de otro gran pescador, es- des mapuches idéntica preocupación sobre el futuro del mítico río Calcurrupe. Pero
tóctono increíblemente abundante. De esta ta vez chileno, Adrian Dufflocq, que junto a el proyecto tiene ya licencia de ejecución y el
interrelación, las truchas colonizadoras co- su mujer Patricia instaló a finales de la dé- desastre territorial
ritorial estaría servido.
menzaron a generar ejemplares de tamaño cada de 1960 el primer lodge fly fishing del
y peso espectaculares. En el sur de Chile, la país: el Cumilahue. En cuanto a la hostería
mayor introducción de estas truchas exóti- de Llifén original, se incendió… pero Miguel
cas se verificó hacia 1905. Proboste, junto a su mujer Margot Cárde-
A partir de 1930, entre los anglers o pesca- nas, mantiene la tradición turística familiar
dores deportivos comenzó a circular la no- en su prestigiosa Hostería Chollinco: un ver-
ticia de unos enormes ejemplares austra- dadero hotel con encanto, reconocido inter-
TRUCHA COMÚN (SALMO TRUTTA FARIO).
les, lo que motivó su primera irrupción en nacionalmente, que constituye además el
Chile en busca de semejantes trofeos. En mejor mirador sobre el valle del Calcurrupe.
1952 apareció en la zona del lago Ranco Nosotros hemos recorrido el Calcurrupe
uno de los más fanáticos de estos viajeros- contando con su apoyo logístico, en un
pescadores, el canadiense Roderick Haig- bote de remos tradicional, patroneado por
Brown. Llegó a la antigua hostería de Llifén Albino Soto, dirigente de la comunidad
en el viejo vapor que en aquel entonces nativa ribereña de Ahuquinco. El punto de
constituía la única vía de comunicación a partida se situó en el paraje de Puerto TRUCHA ARCO IRIS (ONCORHYNCHUS MIKISS).

CALCURRUPE: UNO DE LOS VALLES OFICIALMENTE MÁS BELLOS DEL PLANETA.


PE RV/P8
Calcurrupe-Chollinco. Uno de los diez valles más bellos del planeta /53
54/ PE RV/P8
Calcurrupe-Chollinco. Uno de los diez valles más bellos del planeta

CÓNDOR
(VULTUR GRYPHUS).

Llolles, inmediato al desaguadero del lago


Maihue, donde se forma el caudal del Cal-
currupe. El lugar es de grandiosa belleza,
con las cumbres andinas de la parte de
Hueinahue cerrando el paisaje por el
oriente. Con ayuda de Miguel, echamos al
agua el bote desde el remolque; cargamos
en él algunas provisiones preparadas a
modo de picnic en la hostería; y nos sen-
tamos en el asiento de popa del bote
(ideado para la actividad de los pescado-
res de caña) mientras Albino, más a proa,
afirmaba los remos a las chumaceras.
El primer tramo discurre sobre las aguas
cristalinas del lago Maihue. De las paredes
basálticas del inmediato cerro Quillaco ve-
mos precipitarse sobre las orillas del lago
un espectacular salto de agua. Una embar- DESEMBOCADURA DEL CALCURRUPE EN EL RANCO: EL LAGO DE LAS DOCE ISLAS.
cación local se cruza con nosotros, en ella
viaja una familia mapuche: ¡mari, mari… tud un conducto que vierte al río desde va reabriendo con su machete don Albino dos de la Cordillera Negra levantándose co-
buen viaje…! Pero enseguida nos chupa la los galpones del fundo Sichahue, precisa- treparemos hacia la cumbre del cerro Llifén mo una gran muralla por el norte. El epílo-
corriente del desaguadero y el Calcurrupe mente en el mismo lugar donde se pro- (660 m), el mejor mirador sobre el Ranco, go será en la propia hostería Chollinco, don-
nos proyecta valle abajo. yectan unas controvertidas instalaciones sobre sus trece islas, sobre el volcán Puye- de la tradición turística al estilo del libro de
Un fantástico descenso… Las olas de los rá- de piscicultura (¡!). En una playa solitaria, hue y el valle del Calcurrupe al completo. La Haig-Brown, el pescador-viajero que descu-
pidos se encrespan, pero nuestra navega- al pie de un viejo arrayán, nos detenemos Ruta Verde proseguirá por las laderas sep- brió al mundo estos lugares de Calcurrupe-
ción es segura, controlada desde los remos a almorzar y descansar un rato. Nuestro tentrionales del cerro, con el núcleo de Lli- Chollinco, se mantiene. Nos hallamos en
por Albino… Corremos raudos entre riberas viaje por el Calcurrupe continuará al paso fén a vista de pájaro y con los cerros neva- uno de los valles más bellos de la Tierra… O
cubiertas por denso bosque nativo… Nos de la isla del Tigre; al pie de la hostería
deslizamos veloces frente a la confluencia Chollinco; hacia los raudales de la curva
del estero Cumilahue, ese otro gran río tru- de las Cruces, el paraje antaño más temi-
chero en cuyas orillas se asienta el lodge do por los almadieros que descendían por
de los Dufflocq. Y a mitad de los acantila- la corriente con sus balsas madereras…
dos del cerro Trentrén (1.010 m), el más al- Más allá del puente de la carretera Lago
to de los que se levantan por la orilla sur, Ranco-Futrono, desembocaremos en el
podemos observar volando a una pareja de extenso lago Ranco (tras 17 kms de des-
cóndores… Para nosotros, el mejor trofeo censo) a la vista de la gran isla Huapi. En-
en el Calcurrupe no es tanto la pesca como tonces enfilaremos ligeramente al norte,
el disfrute del espectáculo natural que tan para poner pie a tierra junto a los restos
excepcional entorno nos ofrece. del antiguo puerto lacustre de Llifén.
En la orilla derecha, una curva fluvial an- El remate final de la jornada atravesará el
tes del caserío de la comunidad nativa de exclusivo fundo Chollinco, un parque priva-
Ahuquinco Alto, descubrimos con inquie- do de selva valdiviana. Por el sendero que EN ESTE PUNTO COMIENZA EL DESCENSO POR EL CALCURRUPE.

PE INFOVIAJE
UÊLOCALIZACIÓN UÊMEJOR ÉPOCA el entorno de los cerros UÊCÓMO LLEGAR
Comunas de Futrono y Cualquier época del año. Trengtreng, Chilque y Quilaco. Desde Valdivia, 115 kms hasta
Lago Ranco. Vestigios glaciares en las Llifén (por Reumén y Futrono). GPS 1 Puerto los Llolles/ lago Maihue/ punto de inicio de ruta- 40°13’37.18”S/72° 8’29.71”O
UÊVALORES NATURALES

PUNTOS GPS
cumbres de la Cordillera Negra GPS 2 Desaguadero del lago Maihue y comienzo del río Calcurrupe- 40°13’42.62”S/ 72° 9’0.03”O
UÊALTITUDES El Calcurrupe es un río de alto (1.649 m). Acantilados basálticos UÊARTESANÍAS GPS 3 Confluencia río Cumilahue- 40°13’38.84”S/ 72° 9’9.67”O
Max: 1.619 m, en la Cordillera renombre internacional, en espectaculares. Cascadas, En Las Maravillas de Chollinco,
GPS 4 Sector fluvial amenazado/ Proyecto piscicultura/ Fundo Sichahue- 40°12’33.14”S/ 72°11’16.43”O
Negra; mínima: 70 m, en el cuanto a la pesca de salmónidos como en el estero Sichahue o en artesanía en greda de tradición
lago Ranco. (trucha arco iris y común o fario, las caídas de Quilaco. mapuche (a 1 km de Llifén, GPS 5 Comunidad nativa Auquinco Alto- 40°12’47.86”S/ 72°11’41.70”O
especies piscícolas introducidas Lagunas secretas, como la por el camino al lago Maihue). GPS 6 Cerro Trengtreng- 40°13’28.55”S/ 72°12’11.50”O
UÊDURACIÓN Y DISTANCIAS hace ya 100 años en la zona); Carilafquén o la Sichaue. En Las Tejedoras de Llifén, GPS 7 Hostería Chollinco- 40°12’37.59”S/ 72°13’49.20”O
A Puerto Llolles (lago Maihue), natural eje de comunicación Cóndor y variedad de aves productos en lana tradicionales,
GPS 8 Curva de las Cruces- 40°12’59.50”S/ 72°13’31.97”O
desde Llifén, 14 kms; desde la hidrográfica entre los lagos rapaces, forestales y acuáticas. con ponchos, alfombras,
Hostería Chollinco, 11,5 kms; Maihue y Ranco, atraviesa un Puma. Pudú. Güiña. Especies chalecos, etc, en el Centro GPS 9 Puente carretera Futrono a Lago Ranco- 40°13’50.24”S/ 72°15’7.31”O

recomendable en bicicleta. valle de gran belleza paisajística y piscícolas autóctonas. Pero Comunitario de Llifén (solo GPS 10 Desembocadura del río Calcurrupe en el lago Ranco- 40°13’11.85”S/ 72°16’5.07”O
Descenso por el río Calcurrupe, altos valores ambientales, incluido este paraíso se encuentra atienden durante el verano; pero GPS 11 Antiguo muelle de Llifén- 40°12’49.16”S/ 72°16’5.65”O
entre Puerto Llolles/ lago Maihue y por la National Geographic amenazado por proyectos de se puede comunicar con Mariela
Puerto Llifén/ lago Ranco, 18 kms Society entre ‘los 50 lugares más piscicultura incompatibles con la Barreras, tel. 09- 722 40 23).
(en 3-4 h). El trekking de Puerto bellos de la Tierra’; extensiones preservación de un paisaje
Llifén a la Hostería Chollinco/ río de bosque nativo, especialmente excepcional, unas aguas UÊCARTOGRAFÍA
Calcurrupe (por el cerro Llifén, a importantes en los sectores todavía prístinas y un prestigio Instituto Geográfico Militar, escala
través del bosque nativo del Cordillera Negra, el cerro Llifén turístico de jerarquía 1:50.000, hojas ‘Futrono’ y DESCARGANDO EL BOTE
EL DESAGUADERO DEL LAGO MAIHUE. Fundo Chollinco), 5 kms (2-3 h). (dentro del Fundo Chollinco) y en internacional. ‘Arquilhue’. EN PUERTO LLOLLES.

PE RV/P8
Calcurrupe-Chollinco. Uno de los diez valles más bellos del planeta /55
HITO HISTÓRICO-CULTURAL

PEHHC8

Ocupación militar de MAPA DE LA


ARAUCANÍA – 1870

La Araucanía
Militares y ferrocarriles penetran en el Sur (1861-1883)
Ricardo Molina Verdejo, Historiador

La eufemísticamente llamada “Pacificación de la Araucanía” no fue sino la ocupación militar


de los territorios mapuches y pehuenches, anexando nuevos espacios para la incorporación
de colonos nacionales y extranjeros.

una época en que se levantaban los gran-


des imperios geo-coloniales decimonóni-
cos de proyección mundial (Gran Bretaña,
Francia, Italia, Bélgica y Alemania), donde
la civilización debía imponerse aunque
fuera por fuerza a la barbarie existente en
distintos rincones del orbe. En este esce-
nario, evidentemente los indígenas eran
considerados parte de aquella barbarie,
por lo que era indispensable civilizarlos a
ellos y a las tierras que ocupaban ances-
tralmente.
Por tanto, la eufemísticamente llamada
GENERAL CORNELIO SAAVEDRA, 1821-1891. “Pacificación de la Araucanía” no fue sino
la ocupación militar de los territorios ma-
puches y pehuenches con el fin de darle

E
n la primera de ellas (1830- continuidad geográfica al Estado, anexan-
1860), de definición conservado- do nuevos espacios para los objetivos del
ra, se sientan las bases de la progreso entendido en la época y que se
institucionalidad que quedó re- manifestó con la incorporación de colonos
presentada a través de la Constitución de PARLAMENTO CELEBRADO EN HIPINCO ENTRE EL CORONEL SAAVEDRA Y TODAS LAS TRIBUS COSTINAS Y ABAJINAS, REPRESENTADAS POR SUS PRINCIPALES nacionales y extranjeros, la construcción
CACIQUES: 24 DE DICIEMBRE DE 1869.
1833, lo que se tradujo en diversas accio- del troncal sur del ferrocarril y la funda-
nes de carácter estratégico que las autori- ción de nuevos asentamientos urbanos
dades llevaron adelante. (ejemplos: Mulchén, 1861; Traiguén, 1878;
En materia de educación, por ejemplo, se Victoria, 1881; y Temuco, 1881). De esta
crearon instituciones tales como la Uni- manera, el ejército al mando del general

Q
versidad de Chile y la Escuela Nacional de Cornelio Saavedra, llevó adelante sendas
Preceptores, ambas en 1842. Más tarde,
en 1849 se fundaron la Escuela de Artes y
1861-1883. En paralelo eran ambiguos desde la época de la Capi-
tanía General de Chile.
campañas instalando campamentos mili-
tares y fortificaciones asegurando el terri-
Oficios y la Escuela Nacional de Precepto-
ras. Estas acciones, más la creación de nu-
a la ocupación militar de las En esta dirección deben entenderse la to-
ma del Estrecho de Magallanes (1843) y la
torio, a pesar de la enconada y valiente
resistencia de mapuches y pehuenches.
merosos liceos fiscales en las provincias, tierras mapuches, se verificó la migración alemana iniciada en 1851 desde Finalizada la guerra y junto con reducir a
claramente daban cuenta de una intencio- Valdivia hasta Melipullí (Puerto Montt). Ya los pueblos indígenas, las autoridades lo-
nalidad en miras a la instalación de un sis- construcción del troncal sur del en el período político liberal (1861 – 1891), graban controlar medianamente estas tie-
tema de educación en donde el Estado bajo la misma lógica planteada debe en- rras, permitiendo la conexión del centro
cumplía un rol activo de acuerdo a deter- ferrocarril hacia Puerto Montt tenderse, en parte, la guerra del Pacífico del país con la zona sur de Chile por me-
minados objetivos nacionales. (1879 – 1884) con la anexión de las provin- dio de caminos y con el ferrocarril, medio
Paralelamente, como una tarea entendida cias de Tarapacá (Perú) y Antofagasta (Bo- de transporte que llegaría a Valdivia re-
como esencial para el país desde los pri- livia), la firma de un tratado de límites con cién en 1906 luego de que se superara el
meros tiempos, fue la definición de las Argentina (1881) y más tarde, la toma de último tramo desde Antilhue hasta la ciu-
fronteras tanto nacionales (internas) como posesión de la Isla de Pascua (1888). dad. Al fin y el cabo, la Araucanía fue algo
internacionales (externas), para lo cual se Como puede comprobarse, independiente así como un Far West chileno: donde los
llevaron adelante relevantes actos que de la ideología política de turno, con estos aborígenes americanos vieron, una vez
permitieron asegurar la soberanía en hechos se advierte una doctrina de Estado más, ocupadas por forasteros sus tierras
aquellas zonas en donde los antecedentes PUENTE TRAIGUÉN EN F.C. DE PÚA A TRAIGUÉN: MOLDE PARA CONCRETO ARMADO. inspirada bajo parámetros europeos en legítimas y ancestrales. Q

PE HHC8
Ocupación militar de La Araucanía. Militares y ferrocarriles penetran en el Sur (1861-1883) /57
PE RV/P9
Por las islas del
lago Ranco (I)
De bahía Quimán a la isla Huapi

ENSENADA HUINQUECA, EN ISLA HUAPI. LA GRULLA AZUL VARADA DE PROA SOBRE LA PLAYA DEL EXTREMO NORTE DE HUAPI.

os encontramos instalados en resto de los lagos andinos, lo más sabio

N una de las confortables caba-


ñas del Complejo Turístico Ba-
hía Quimán, en el extremo
norte del gran lago Ranco, cerca de la lo-
calidad de Futrono. Este lugar siempre
es emprender la navegación nada mas
rayar el alba: después de la media maña-
na, los fuertes vientos catabáticos pue-
den tornar su superficie, en pocos minu-
tos, en una tempestad de olas feroces.
Naufragios y aerogeneradores
I sla Huapi es un territorio tradicionalmente sin agua potable y sin luz eléctrica. La vi-
da para esta comunidad insular siempre fue todavía un poco más dura que en el con-
tinente. Menospreciados habitualmente por su condición de indígenas, nos cuentan al-
nos ha parecido encantador, tranquilo y Respetuosos de esta consideración, gunos de sus habitantes como hasta hace unos 20 años la única manera de ganarse
bien equipado, con sus vistas privilegia- nuestra navegación discurrió primero so- algún dinero era trasladando sus pequeñas producciones agro-ganaderas hasta el
das sobre el sector lacustre de Puerto Las bre el azul de la ensenada de Quimán, al mercado semanal en Futrono. Como entonces no existía barcaza, los isleños tenían
Rosas. En este entorno envuelto en aires filo de las impresionantes laderas del ce- que efectuar aquellos viajes en precarios botes de remos, lo que generaba frecuentes
de cottage británico uno disfruta de un rro-península llamado Trafa (685 m). Íba- episodios de naufragio. La señora Leonor Ñancumil, de 82 años de edad, nos cuenta
buen fuego de chimenea, de una recon- mos atentos a la localización del escollo su particular peripecia ocurrida en 1981: ‘Íbamos nueve isleños en el bote, pero las
olas lo mandaron al fondo y con él a un joven de 18 años... Yo aguanté durante más de
fortante comida bien regada de vino Car- conocido como la Piedra Bruja, apenas
diez horas aferrada a un remo. Cuando mis brazos y piernas ya estaban azules y esta-
menére, mientras al otro lado del venta- un peñasco de metro y medio, siempre
ba perdiendo la conciencia, apareció otro bote y me salvó milagrosamente de morir
nal de la cabaña contemplamos la silueta peligroso para los navegantes. Más tar- ahogada’. Unas tragedias, las del Ranco, cuya siniestra fama reside en el hecho de que
de nuestra velero La Grulla Azul, que flota de, aproamos hacia el estrecho que se- el lago nunca devuelve los cadáveres que se toma.
sobre las aguas calmadas del lago. Maña- para la bella isla Illaifa de su islote inme-
na pretendemos viajar en él hasta la re- diato, sobre el que sobrevuelan por cen-
nombrada isla Huapi. tenares las aves acuáticas. La isla Illeifa,
El lago Ranco es el cuarto más extenso de de cuidada superficie privada, es sin du-
Chile, con sus 410 kms2 de superficie, lo da toda una preciosidad paisajística.
que le sitúa solo por detrás de los lagos Entre las islas de Illeifa y Huapi el salto
General Carrera, O’Higgins y Llanquihue. lacustre es de 2,5 millas náuticas, las
También es uno de los más profundos, cuales reservan nuevas y espectaculares
con sondas que alcanzan los 200 m de panorámicas sobre el sector preandino
profundidad. En idioma mapudungún, de Llifén y la Cordillera Negra, las mon-
ranco quiere decir "aguas tormentosas". A tañas de Futangue y el macizo volcánico
través del río Calcurrupe recibe las aguas del Puyehue. Cuando sopla el viento del
de los lagos Maihue, Huishue y Gris, entre norte, o el temible puelche cordillerano
otros caudales andinos.
os. De su se abate sobre el lago, este brazo de LA PIEDRA BRUJA ES, A PESAR DE SU BALIZA SEÑALIZADORA, UN RIESGO PARA LOS NAVEGANTES.
desaguadero occidental al na- agua resulta especialmen
especialmente temible. Pe- Pero el aislamiento insular y cultural de los habitantes de isla Huapi les hace asimis-
ce el río Bueno, el se- ro en la tranquilidad de la mañana, nues- mo objeto de injustas situaciones y olvidos en la actualidad. Como es el caso del ae-
gundo más caudaloso tra singladura resultó apacible
a y, una rogenerador que nunca funcionó... Se trata de un proyecto de energías renovables
de los ríos chilenos. Y hora mas tarde, nos encontra- impulsado por FOSIS a partir de la propuesta de determinado consultor el cual, en
tan
en su superficie flotan mos arriando
arri velas, apa- 2008, se ganó la confianza de los isleños. Tras obtener las necesarias firmas de res-
hasta 13 islas, entree ellas la gando el motor y situa- paldo local y obtener los fondos postulados en base al denominado ‘Proyecto Eólico
slas lacus-
más extensa de las islas dos en nuestro fon- Isla Huapi’, todo quedó reducido a la instalación de un simple mástil de soporte, una
caseta de conectores-acumuladores incompleta y una hélice que gira y gira... pero
tres del país: la Huapi. Desde hace deadero
dead preferido
sin generar electricidad alguna. Entusiasmados con el proyecto, varias familias aco-
más de cuatrocientos ntos años, cons- i
en isla Huapi: la
metieron en sus viviendas instalaciones para cuando llegase la luz eléctrica. Pero
tituye uno de los refugios
fugios más puros pequeña
pequ playa de para su frustración, desde mayo de 2010, a pesar de las numerosas peticiones de
y esenciales para el pueblo huilliche, Trum
Trumao. Aquí las información no ha sido posible saber nada más de los consultores, ni de aquella con-
los mapuches del sur. aguas son tan cristali-
agua sultoría ni del tal proyecto. La vida para los habitantes de isla Huapi, en efecto, siem-
En el lago Ranco, comomo en el nas y la profundi- pre ha sido más complicada que para el resto de los ciudadanos no insulares.
BANDURRIA (THERISTICUS MELANOPIS).
PROA AL NORTE, DONDE LOS ANDES CIERRAN LAS AGUAS DEL LAGO RANCO.
PE RV/P9
Por las islas del lago Ranco (I). De bahía Quimán a la isla Huapi /59
60/ PE RV/P9
Por las islas del lago Ranco (I). De bahía Quimán a la isla Huapi

dad tan suficiente hasta el mismo veril de la mejor panorámica sobre la ensena-
de la playa, que pudimos embarrancar da de Huinqueco, además de una pers-
controladamente nuestra proa; y, una vez pectiva general sobre la isla Huapi. En
así varados, saltamos a tierra. Para en- cuanto a la Feria Costumbrista, ubicada
contrarnos con Beatriz Antillanca, la jo- junto al embarcadero principal de la isla,
ven isleña que impulsa el proyecto etno- es un excelente lugar, en temporada,
turístico prioritario en isla Huapi. donde degustar los buenos platos de la
Con nuestra cicerone nativa, comenza- gastronomía huilliche. Pero nosotros de-
mos nuestra Ruta Verde terrestre por la cidimos mejor cerrar el circuito de nuevo
isla directamente desde Trumao; pero en la casa Trumao de los Antillanca, de-
podríamos haberla comenzado igualmen- gustando después de la caminata unos
te en el embarcadero Pichiquero, punto buenos katutos, una sopa de trigo y una
principal de acceso a la isla, utilizado por olla de chancho con los que doña Juana y
la barcaza Epu Huapi que garantiza la co- su buen hacer tradicional nos regalan.
municación regular con el puerto de Fu- Tras la despedida, retornaremos al conti-
trono. En cualquier caso, el itinerario dis- nente de nuevo en nuestro bien equipado
curre en primer lugar por la mitad norte velero. Que poco mérito tenemos, pienso
insular, ascendiendo hasta las inmedia- UN BOTE LOCAL, EN LA ENSENADA HUINQUECA. entonces, frente a esos isleños de isla
ciones del cerro Trengtreng (193 m), un Huapi que navegan por estas aguas en
excelente punto panorámico además de cuando las primeras incursiones españo- araucana, pan de horno a leña, duraznos, sus frágiles botes, a menudo a remo, pa-
lugar sagrado ancestral, donde se cele- las en el siglo XVI. Hasta este siglo XVI y hasta naranjas (la zona goza de un exclu- ra enlazar su isla-refugio con el mundo
bra cada verano la tradicional fiesta del las crónicas de conquista de Luis de León sivo microclima). Y desde el cerro inme- exterior que los miró siempre, injusta-
Guillatún y cada invierno el año nuevo (1575) se remontan los primeros datos es- diato al Puerto Sur, se desvela el secreto mente, de manera tan distante… O
mapuche (el Wetripantu; acceso no per- critos sobre isla Huapi. Una isla-refugio
mitido a los no nativos). Más tarde, el ca- para los indígenas mapuche-huilliches
mino desciende hasta el principal cruce también a los largo de los últimos dos-
de caminos en Huapi, inmediato a la es- cientos años, escapando de la ocupación
cuela y a la ruca comunitaria de la isla. huinca de sus tierras ancestrales y de los
Los caminos insulares constituyen, sin du- colonos europeos traídos desde allende
da, uno de los encantos esenciales del via- los mares después de 1860.
je por Huapi. Son caminos de antaño, iti- En la parte sur de isla Huapi, otros hitos
nerarios libres de vehículos a motor, por importantes en esta Ruta Verde son las
los que solo circulan carretas de bueyes y cuevas de Weichafe, el cerro Puirre (217
carretones a caballo a través de un paisa- m) o el paraje de Puerto Sur. En la casa
je rural como puesto fuera del tiempo. Wuichikulén, además de una confortable
Uno de estos caminos es el que lleva has- cabaña, el viajero se encuentra además
ta la llamada Roca Bruja, o Fuchahuinca, con una magnífica oferta de productos
inmediata a unas cuevas litorales que ha- naturales de primera calidad biológica:
brían servido de refugio a los habitantes verduras, huevos de gallina collonca o
PAISAJE BUCÓLICO EN EL INTERIOR INSULAR.

PE INFOVIAJE
UÊDURACIÓN Y DISTANCIAS en toda su pureza ancestral; la isla UÊARTESANÍA
La Ruta Verde propuesta suma está poco prospectada, desde el Juana Antillanca elabora
12 kms, en total; entre Puerto Las punto de vista arqueológico, con cestería en boqui, artesanía en
Rosas/ Bahía Quimán e isla Huapi yacimientos y datas pendientes de lana. Enedina Ñancupil
(playa Trumao), la distancia estudio; las festividades de Guilla- produce bufandas, gorros,
GPS 1 Puerto Las Rosas/ Bahía Quimán/ punto de inicio de ruta- 40° 7’16.01”S/ 72°21’48.18”O
náutica es de 10 kms (5,5 millas tún (verano) y del Wetripantu echarpes con lana cruda de

PUNTOS GPS
náuticas); la menor distancia entre (invierno, año nuevo mapuche), oveja. Y Juana Manqui teje lindas GPS 2 La Piedra Bruja- 40° 9’12.84”S/ 72°20’43.30”O
isla Huapi y el continente es con que tienen lugar en el sagrado ce- frazadas, con lana de oveja y GPS 3 Islote Llillipén- 40°10’1.58”S/ 72°20’50.22”O
respecto a Puerto Mora, en la rro treng Treng. El bosque nativo tintes naturales, características
GPS 4 Isla Illeifa- 40°10’6.73”S/ 72°20’2.89”O
península Illahuapi: 6 kms ha sido fuertemente presionado en de la isla.
(3,3 millas náuticas). esta isla, tradicionalmente super- GPS 5 Isla Huapi- 40°13’33.48”S/ 72°22’52.57”O
poblada; ello conlleva problemas UÊTRANSBORDADOR A ISLA HUAPI GPS 6 Playa Trumao- 40°12’15.46”S/ 72°22’31.66”O
UÊMEJOR ÉPOCA de abastecimiento de agua cada DESDE FUTRONO GPS 7 Cerro Trengtreng- 40°12’36.63”S/ 72°22’27.86”O
Otoño, primavera y verano; pero verano. La pesca en el lago Los horarios en invierno son
GPS 8 Ruca comunitaria/ Posta/ Escuela- 40°12’51.12”S/ 72°22’59.05”O
la tranquilidad invernal de isla Ranco es abundante, desde Futrono: lunes, miércoles
Huapi, para el viajero, también tanto en materia de salmónidos in- y sábado 17 hrs. viernes y GPS 9 Muelle transbordador y Feria Costumbrista- 40°12’47.55”S/ 72°23’17.53”O
puede ser cautivante… troducidos como en focos super- domingo 15 hrs; desde la Isla GPS 10 Fuchahuinca- 40°13’20.29”S/ 72°22’10.06”O
EN EL MUELLE DE vivientes de especies piscícolas Huapi a Futrono: lunes, miércoles
GPS 11 Cerro Puirre/ punto panorámico- 40°14’11.95”S/ 72°23’5.15”O
ISLA HUAPI. UÊLOCALIZACIÓN UÊVALORES NATURALES Y autóctonas. Anátidas, garzas, cor- y sábado 7:30 hrs. viernes y
Comuna de Futrono. TRADICIÓN CULTURAL moranes en el litoral lacustre. domingo 14 hrs; valor por GPS 12 Wichikullen/ punto panorámico- 40°13’31.32”S/ 72°24’14.26”O
La isla lacustre más extensa de persona $ 2.000. GPS 13 Embarcadero sur- 40°13’33.76”S/ 72°23’47.34”O
UÊALTITUDES Chile, con 8 kms2 de extensión y UÊCÓMO LLEGAR GPS 14 Ensenada Huinqueca- 40°13’27.37”S/ 72°23’29.47”O
En isla Huapi: máxima: cerro una población actual de unos 625 Desde Valdivia, hasta Puerto las UÊCARTOGRAFÍA
EN CASA DE GPS 15 Islote Macalla- 40°12’55.51”S/ 72°25’27.67”O
Puirre, 217 m; mínima: 70 m, habitantes estables, integrantes de Rosas (Bahía Quimán), 101 kms Instituto Geográfico Militar, escala JUANA
lago Ranco. una comunidad huilliche-mapuche (por Reumén y Futrono). 1:50.000, hoja ‘Futrono’. ANTILLANCA. GPS 16 Muelle de Futrono- 40° 8’21.33”S/ 72°23’42.61”O

PE RV/P9
Por las islas del lago Ranco (I). De bahía Quimán a la isla Huapi /61
HITO HISTÓRICO-CULTURAL

PEHHC9

El gran incendio de 1909 cipal de la ciudad. Tras la llegada de


bomberos, se descubrió algo inesperado:
que la matriz de agua se encontraba da-
ñada e imposibilitada de poder utilizarse
centes, por su parte, eran llevados por el
viento en dirección a la Isla Teja, lugar en
donde se provocaron nuevos focos, aun-
que estos lograron controlarse con ma-
Catástrofe en medio de un periodo de en los primeros instantes. La demora en
su reparación, junto a un fuerte viento
yor facilidad. En su reconstrucción, el
casco histórico fue rebajado y desapare-

industrialización y desarrollo (1920-1930) sur, hizo que las llamas se propagaran


hasta la vereda de enfrente y luego, con
cieron muchos de los elementos clásicos
con las cuales se planificaba la ciudad.
Ricardo Molina Verdejo, Historiador una rapidez inusitada, continuaron su ne- Pocas dudas caben de que Valdivia ha te-
fasta marcha en dirección hacia la ribera nido una historia azarosa desde su fun-
del río Valdivia arrasando con todo lo dación, particularmente respecto de su
VALDIVIA, 1890, que encontraba a su paso. Como resulta- vinculación con las catástrofes tanto de
ANTES DEL GRAN
INCENDIO DE 1909. do, se quemaron las casas y edificios de origen humano como naturales. Así, a los
20 manzanas, destruyendo todo el cen- terremotos, maremotos, inundaciones,
tro, la plaza, la catedral, los edificios pú- temporales huracanados y trombas mari-
blicos de la época. Los restos incandes- nas, se les han añadido los incendios de
gran envergadura que han dejado daños
a personas y propiedades. Sin embargo,

Q 1909. Los restos


los habitantes de la ciudad en sus distin-
tas generaciones han aceptado el desafío
al asumir esta característica como uno
incandescentes eran llevados por de sus rasgos de identidad más relevan-
tes. Una característica bien valdiviana… Q
el fuerte viento a la isla Teja, donde
se provocaron nuevos incendios
El fuego se inició en la
avenida Ramón Picarte.
Tras la llegada de
bomberos, se descubrió
que la matriz de agua se
encontraba dañada: se
quemaron 20 manzanas,
la plaza, la catedral,
los edificios públicos de
la época.

LA CIUDAD QUEDÓ DEVASTADA.

entro de los hechos que más trucciones principales de la ciudad, fue- dos por cualquier siniestro han sido

D han dejado huellas en la me-


moria colectiva de los valdi-
vianos, han sido sin duda los
incendios, que en diferentes ocasiones y
en magnitudes diversas han afectado
ran sustituidas por tejas cerámicas. El ex-
preso motivo para esta decisión era el
evitar los habituales incendios que ocu-
rrían, varios de ellos intencionales. De
este modo, la instalación de una fábrica
siempre cuantiosos e incluso irreparables
cuando de vidas humanas se trata. El
más grande de todos los incendios ocu-
rridos en Valdivia, no en vano recordado
como el “Gran Incendio” es el ocurrido en
tanto a esta ciudad de los ríos. En efecto, de ladrillos y tejas en la isla que lleva el el año 1909, que se tradujo en la destruc-
ya en el periodo colonial se consignan nombre de Teja hoy en día tuvo como ción de todas las cuadras céntricas de
noticias en esta materia, e incluso medi- motivo, además de surtir a las reales Valdivia, incluyendo el barrio cívico. Esta
das que apuntaban a evitar al fuego co- obras militares (castillos y fuertes), satis- tragedia se producía justo en una época
mo una principal amenaza. facer las necesidades de las casas y edifi- en que la ciudad se encontraba en pleno
En la segunda mitad del siglo XVIII, por cios en la idea de una efectiva preven- desarrollo económico industrial y, por lo
ejemplo, se impartieron instrucciones ción contra incendios. mismo, con grandes expectativas hacia el
por parte del gobernador de la plaza en Siendo Valdivia una ciudad en donde las futuro inmediato.
orden a que las tradicionales techumbres construcciones mayoritarias son de ma- El fuego se inicio en una vivienda ubica-
cubiertas con paja y tejuelas de las cons- dera, evidentemente los daños provoca- da en la avenida Ramón Picarte, eje prin-

PE HHC9
El gran incendio de 1909. Catástrofe en medio de un periodo de industrialización y desarrollo (1020-1930) /63
PE RV/P10
Por las islas del
lago Ranco (II)
Del Chingue a las Chichitivas

ISLOTE EL CHINGUE, FRENTE A LA PENÍNSULA DE ILLAHUAPI, DE ABRUPTO LITORAL. EL MEJOR Y MÁS PANORÁMICO FONDEADERO EN LAS ISLAS DEL RANCO:
LA ENSENADA DE LA CHIMENEA, EN ISLA COLCUMA.

L
a pasión por las bellezas del Ran- se puede desde este emplazamiento, con-
co continúa exaltando nuestros
sentidos. Esas últimas navegadas
templar el paisaje perfecto del lago. Tam-
bién el espléndido salpicón insular que lo
Colcuma o la isla de la Pollolla
hasta isla Huapi y la hospitalidad caracteriza. Allí aparece la gran isla Huapi,
que disfrutamos allí de parte de la comuni-
dad mapuche-huilliche local perviven con
que ya hemos conocido. Ahora navegare-
mos el lago de este a oeste al completo, re-
E n enero de 2003, el Ministerio de Bienes Nacionales puso a la venta cinco de las
islas del Ranco que todavía permanecían con titularidad fiscal. Entre ellas, las
pequeñas islas Chichitivas y el mínimo islote del Peje. El argumento para tomar tal
intensidad en nuestros recuerdos. Así que calando y visitando todas y cada una de las decisión, en palabras de Nelson Bustos, entonces Seremi de Bienes Nacionales de la
decidimos prolongar la estancia de nuestro restantes islas ranquinas. Es con un opor- entonces Región de Los Lagos, habría sido ‘poner a disposición del desarrollo de la
velero La Grulla Azul, durante un par de tuno vino Carmenére que decidimos propi- Región el patrimonio fiscal, primero generando proyectos de tipo constructivo, en
semanas más, en las aguas del cuarto lago ciar nuestra inmediata singladura. particular turístico, y por otra parte por una obligación social’. El caso es que los
oportunos remates tuvieron lugar y, así, nuevas porciones insulares, tan caracterís-
más extenso de Chile. El lugar elegido para El parte meteorológico pronostica buen
ticas para el paisaje del lago Ranco, dejaron de ser patrimonio público. Ninguna acti-
ello fue la ensenada de Puerto Rosas, en tiempo, en términos de que no vamos a te-
vidad o proyecto se ha generado sobre estas islas desde entonces.
su extremo norte, un abra bien protegida. ner lluvia, durante los próximos tres días. Setenta y siete años antes, en 1926, tuvo lugar la adquisición de la isla Colcuma, de 200
Aquí es donde se localiza, además, nuestra Pero los días despejados, en el Ranco, el la- hectáreas superficiales, la segunda más extensa del lago después de la isla Huapi. Sus
cabaña preferida, integrada en el Complejo go de las aguas tormentosas, en mapudun- compradores fueron, en esta ocasión, miembros de la familia Grob, de tanta tradición en
Turístico Bahía Quimán. Un pequeño peda- gún, suelen traer consigo periodos diurnos la localidad de La Unión desde que en 1852 llegase hasta estas tierras australes don
zo del paraíso… de viento arrebatado, que puede saltar en Federico Grob, procedente de la localidad de Schondorf, región de Baden-Wurtenberg,
cualquier momento y de la dirección me- Alemania, en una de las primeras oleadas migratorias de alemanes al sur de Chile.
Desde su adquisición, la familia Grob ha hecho de Colcuma un exclusivo coto de caza,
nos esperada. A la hora del atardecer, tales
en el que han introducido faisanes, ciervos gamos (Dama dama) y ciervos rojos o eu-
situaciones ventosas, por lo general, amai-
ropeos (Cervus elaphus): una intervención en la naturaleza autóctona de la isla que
nan. Los sectores central y meridional del muchas opiniones científicas no comparten hoy. A finales de los años de 1940, Augus-
lago se consideran como los más ventosos. to Grob, otro miembro de la familia, criaría aquí los primeros ejemplares de vacuno ra-
La primera isla que reconocemos en esta za Angus en Chile. En cuanto a los sorprendentes restos de chimeneas que existen en
Ruta Verde marca el final, por el N, de la varias partes de la isla, se trata de la primera fase constructiva de unas viviendas que
ensenada de Quimán. No es más que una en esos mismos años pensaron
simple roca, que levanta escasos 2 m sobre construirse sin llegar a culmina-
la superficie lacustre, y que aunque marca- ción. Entre las leyendas del lago,
se cuenta que a Colcuma acuden
ENTRE LA ISLA ILLEIFA Y EL ISLOTE EL CHINGUE: da por una señal blanca, siempre resulta
NAVEGANDO FRENTE A LLIFÉN. a cazar, en completa discreción,
azarosa para los navegantes. Especialmen- de tanto en tanto, altos ejecuti-
En la orilla sur lacustre, junto a la localidad te en esos días, enigmáticos, de niebla. No vos, magnates internacionales e
de Lago Ranco, se ubica uno de los mira- en vano se la conoce como la Piedra Bru- incluso miembros de la realeza
dores más privilegiados sobre las 13 islas ja… Al norte de ella flotan algunos escollos española. Para los huilliches
del lago Ranco: el mirador de Piedra Mesa. más, además de un islote grande (Llillipén), ranquinos, la isla siempre será
El otro gran mirador sobre este rosario in- otro islote más chico y una isla grande de siempre, en cualquier caso, la
sular se disfruta, en la orilla N, a través de más de 150 has y notable belleza: Llilleifa. Huapi Colcuma: isla de la Tagüit
o de la Pollolla de color rojo...
los ventanales del restaurante ‘De Pellín y Se trata de una isla privada, esmeradamen-
Coigüe’, cerca de Futrono. Nos encontra- te cuidada, con dos muelles de atraque y
mos sentados a su buena mesa, en compa- una opulenta mansión más varias depen-
ñía del propio patrón de estos fogones, cu- dencias anejas. En uno de los promontorios
yo nombre suena tan histórico como Vicen- culminantes de esta isla se levanta un cru-
ISLA PENIQUE,
te Pérez Rosales. Como en un mapa real, cifijo de gran tamaño, de referencia para CASA PRIVADA.

COSTAS INSULARES ABRUPTAS Y CUBIERTAS DE BOSQUES.


PE RV/P10
Por las islas del lago Ranco (II). Del Chingue a las Chichitivas /65
66/ PE RV/P10
Por las islas del lago Ranco (II). Del Chingue a las Chichitivas

los navegantes. Un angosto brazo lacustre se encuentran unidas por una pequeña
la separa del inmediato y abrupto cerro porción ístmica, restinga pedregosa que,
La Trafa (685 m). en ocasiones de máximo nivel lacustre,
Con rumbo sur, a partir de Llilleifa, nuestra queda prácticamente sumergida. A occi-
siguiente recalada será en Puerto Llifén. dente de este istmo se localiza precisa-
Situado a 1,5 kms con respecto al pueblo mente la llamada ensenada de la Chime-
de Llifén, solo quedan aquí los restos del nea, el más bello de todos los fondeaderos
antiguo y activo muelle que servía para el del Ranco. En las aguas transparentes de
trasiego de vapores y cargamentos de ma- esta abra resguardada echamos el ancla
deras hasta principios de los años de 1970. sobre 5 m de profundidad. No podemos
En sus proximidades desemboca el río menos que extraer de los pañoles una bue-
Calcurrupe, procedente del lago Maihue, na botella de champán, descorcharla y
que genera una de las más propicias zonas brindar por el placer de vivir esta experien-
de pesca en todo el lago. cia insular, a la vista de las espectaculares
Nuestra siguiente isla, El Chingue, es la cumbres de Futangue (1.297 m; por el S) y
más abrupta y acantilada de todo el Ranco. del sagrado cerro Ille (1.287 m; por E). La
Surge de las profundidades del lago, entre escala en Colcuma resulta, ciertamente,
sondas de más de 150 m, en la bocana de privilegiada.
Puerto Mora, pequeña ensenada propicia Será ciñendo y con viento recio del sureste
en la península de Illahuapi. Recubierta de que abordaremos el siguiente salto hasta
bosque nativo, en sus farallones orientales la isla Penique, donde nos amarramos a
se asienta una ruidosa colonia de bandu- una pequeña boya que flota junto al pe-
rrias. Solo resulta abordable (y siempre queño embarcadero. De titularidad priva-
que no soplen vientos del cuadrante NO) da, cuenta tan solo con media docena de
por una pequeña playa secreta. El fondeo construcciones en su superficie. Dos de
aquí siempre resulta precario. ellas son residencias veraniegas de unos
Frente al extremo occidental de Illahuapi propietarios ausentes. El cuidador tampoco
se localizan dos mínimos islotes: el de Cau- se encuentra. Un perrillo nos ladra y en un
policán, casi inmediato a tierra firme, y el cerco próximo encontramos numerosas EL SAGRADO CERRO ILLE DE LA TRADICIÓN MAPUCHE MARCA EL TELÓN DE FONDO, POR ORIENTE,
DESDE LAS ISLAS DEL RANCO.
del Peje: una verdadera isla desierta, comoomo gallinas. La isla aparece desierta, pero muy
rrum-
salida de las viñetas de un comic. Arrum- bella, con magníficas pers-
bando ya hacia el O, la siguiente isla la es pectivas sobre las restan- con el reconocimiento del arco insular que diata, a 87 m de altitud, se contempla una
mbar-
Chenos. El lugar para fondear y desembar- tes islas ranquinas. se extiende entre la gran isla Huapi y las panorámica espléndida del extenso lago
car en ella se localiza en su extremoo SO. En Nuestros recorridos por Chichitivas. Son pedazos de tierra habi- Ranco. Uno se siente aquí en un lugar real-
plares
su cobertura forestal, destacan ejemplares las islas del Ranco tualmente barridos por el viento, que mente remoto, despoblado, solo rodeado
de ciprés de las Guaitecas. terminan emergen de unas aguas invariablemente de unas aguas atormentadas por un verda-
Pero la segunda isla en extensión n de las límpidas, con escasa cobertura forestal. Su dero vendaval. La belleza es salvaje. De
del Ranco (400 has) es, junto con Huapi,api, la mejor fondeadero se localiza en el seno nuevo a bordo de La Grulla Azul, cerrare-
más espectacular de todas. Colcuma, ma, en que se forma entre las dos islas Chichitivas mos nuestra navegación por las islas del
ción
realidad, es una doble isla cuya porción más occidentales. Desde la cumbre inme- Ranco corriendo un fuerte oleaje con vien-
septentrional se denomina Pichi Colcu- to en popa, habiendo cruzado la gran ex-
ma o Pequeña Colcuma. Ambas sub-islas islas PATO REAL CHILENO tensión de uno a otro extremo. O
(ANAS SIBILATRIX).

PE INFOVIAJE
UÊLOCALIZACIÓN un viaje en exclusiva, dado su Colonia de bandurrias en
Comunas de Futrono y especial interés): en total, unos el islote El Chingue.
Lago Ranco. 55 kilómetros (unas 30 millas En la isla Colcuma, ciervo rojo, GPS 1 Puerto Las Rosas/ Bahía Quimán/ punto de inicio de ruta- 40° 7’16.01”S/ 72°21’48.18”O

PUNTOS GPS
náuticas) de navegación lacustre, ciervo gamo y faisanes, GPS 2 La Piedra Bruja- 40° 9’12.84”S/ 72°20’43.30”O
UÊDURACIÓN Y DISTANCIAS con saltos entre islas que oscilan especies exóticas introducidas GPS 3 Islote Llillipén- 40°10’1.58”S/ 72°20’50.22”O
LACUSTRES entre 0,4 y 4,4 millas (de Illeifa y en exclusivo interés
GPS 4 Isla Illeifa- 40°10’6.73”S/ 72°20’2.89”O
Se propone el siguiente recorrido El Chingue, a rumbo directo). cinegético.
lacustre: Puerto Rosas/ GPS 5 Antiguo puerto de Llifén- 40°12’51.33”S/ 72°16’4.95”O

Ensenada Quimán- Piedra Bruja- UÊMEJOR ÉPOCA UÊCÓMO LLEGAR GPS 6 Islote El Chingue- 40°15’3.23”S/ 72°19’17.31”O
isla Illaifa- Puerto Llifén- Primavera y verano. Tomando las localidades GPS 7 Islote Peje- 40°16’45.61”S/ 72°21’9.46”O
desembocadura del río de Lago Ranco, Puerto Nuevo, GPS 8 Isla Chenos- 40°15’57.38”S/ 72°22’53.43”O
Calcurrupe- isla El Chingue- UÊVALORES NATURALES Puerto Futrono, Llifén o
GPS 9 Isla Colcuma- 40°16’17.99”S/ 72°25’7.69”O
extremo O de la península El bosque nativo ha sido Puerto Las Rosas/ bahía
Illahuapi- islote Peje- isla fuertemente presionado en las Quimán como puntos de GPS 10 Ensenada de la Chimenea- 40°16’1.19”S/ 72°25’3.95”O

Chenos- isla Colcuma (ensenada diversas islas. La pesca en el partida para las navegaciones GPS 11 Isla Penique- 40°14’46.46”S/ 72°27’23.50”O
de la Chimenea)- isla Penique- lago Ranco es abundante, lacustres. GPS 12 Isla Huapi- 40°13’33.48”S/ 72°22’52.57”O
isla Macalla- isla Chichitivas- tanto en materia de salmónidos GPS 13 Islote Macalla- 40°12’55.51”S/ 72°25’27.67”O
Puerto Nuevo y desaguadero del introducidos como en cuanto a UÊCARTOGRAFÍA
GPS 14 Islotes Chichitivas- 40°13’5.96”S/ 72°27’5.72”O
lago Ranco (nacimiento del río focos supervivientes de Instituto Geográfico Militar,
GPS 15 Desaguadero del lago Ranco/ nacimiento del río Bueno- 40°16’39.17”S/ 72°33’47.53”O
Bueno); ello supone la travesía especies piscícolas autóctonas. escala 1:50.000, hojas
completa del lago Ranco, en Anátidas, garzas, cormoranes ‘Futrono’, ‘Río Llollelhue’, GPS 16 Muelle de Puerto Nuevo/ punto final de ruta náutica- 40°15’24.70”S/ 72°34’24.88”O
EN ISLA COLCUMA. sentido E-O (isla Huapi merece en los litorales lacustres. ‘Ignao’ y ‘Riñinahue’. UNA DE LAS CHIMENEAS EN LA ISLA COLCUMA.

PE RV/P10
Por las islas del lago Ranco (II). Del Chingue a las Chichitivas /67
HITO HISTÓRICO-CULTURAL

PEHHC10

El terremoto del sesenta


Mayor sismo registrado en la Historia (1960) UN BARCO FUE ARROJADO EN UNA CASA POR LA OLA DEL TSUNAMI, CORRAL.

Ricardo Molina Verdejo, Historiador

Según los registros, este terremoto produjo sobre 2.000 muertos en Chile,
a los que se le sumaron centenares más en lugares tan distantes como las islas
Hawai y las costas del Japón.

cerca del evidente destino

A telúrico que compromete a


Chile se ha escrito mucho y
no solo por los sismos, sino
que por todos los fenómenos naturales
que nos afectan y han afectado como na-
ción en un permanente e interminable
diálogo con la naturaleza. En efecto, co-
mo país anotamos un conjunto no menor
de terremotos, maremotos, erupciones
volcánicas y, según sea el lugar de nues-
tra larga geografía, sequías rigurosas,
inundaciones, nevazones, trombas mari-
nas, precipitaciones intensas, temporales
huracanados y otros similares.
Sin duda, se trata de la forma en que
nuestro territorio se ha venido y seguirá
moldeándose geológicamente en el tiem-
po, es decir, no es ni más ni menos que
un constante proceso de construcción del
territorio nacional. Se puede afirmar, por
tanto, que los terremotos o las erupcio-
nes volcánicas no están destruyendo, to-
do lo contrario, lo que hacen y han esta-
do haciendo desde siempre es edificando
el país . Lo que ocurre es que desde la
perspectiva humana, la percepción es
que lo que están produciendo estos fenó- CÉNTRICA CALLE GARCÍA REYES, HORAS DESPUÉS DEL TERREMOTO DE 1960.
menos naturales es solo destrucción de-

Q Tras el terremoto, el mar


bido a los daños humanos y materiales
generados en nuestras vidas. tensidad y área afectada, no es menos y Ancud. Según los registros, este terre- Similares circunstancias, ciertamente, se
En la larga historia de terremotos en Chi- cierto que las modificaciones que produ- moto produjo sobre 2.000 muertos en habían experimentado ya en Valdivia du-
le, sin duda el que dejo una huella imbo-
rrable en la memoria colectiva nacional,
jo en el paisaje fueron enormes. Así, se
produjeron grandes desplazamientos de
experimentó una recogida en la bahía Chile, a los que se le sumaron centenares
más en lugares tan distantes como las Is-
rante la Conquista española, cuando el
otro gran terremoto de 1575. Afortunada-
especialmente en el sur de Chile y de
manera muy particular con los potentes
tierra, hundimientos o elevación de su-
perficies, surgimiento de nuevos cursos
de Corral, que al poco rato se convirtió las Hawai y las costas del Japón, al otro la-
do de la cuenca del Pacífico.
mente, las obras de emergencia dirigidas
por el ingeniero Raúl Sáez junto a un in-
sismos ocurridos en mayo de 1960. El día
21 de mayo hubo un fuerte terremoto en
de agua, alteración de cuencas y valles,
etc. Sin embargo, el fenómeno no fue el
en un violento tsunami Con todo, los fenómenos asociados refe-
ridos tampoco afectaron solo al entorno
tenso trabajo de cientos de hombres con-
tra reloj, permitieron ir paulatinamente
Concepción y sus cercanías, precediendo único, sino que por el contrario trajo apa- de Valdivia, sino al conjunto de la actual vaciando el enorme excedente del lago a
al que sería el más grande de todos, que rejado otro que traería desde el punto de región de Los Ríos. través de un sistema de esclusas, provo-
ocurriría el domingo 22 de mayo, a las vista del número de muertos y heridos, Producto del mismo megasismo, varios cando una inundación de la cuenca pero
15:11 hrs. teniendo como epicentro a la efectos mucho más severos. cerros próximos al desaguadero del Lago sin que esta fuera de la magnitud y con-
ciudad de Valdivia. Este megasismo expe- Inmediatamente después del terremoto, Riñihue (el cerro Tralcán, el principal de secuencias esperadas.
rimentó una medición nunca antes vista, el mar experimentó una recogida que fue ellos) se derrumbaron bloqueando y ce- Como reflexión final: esta parte de la his-
alcanzando los 9,5 grados de la escala constatada por todos los habitantes de la rrando el paso a las aguas, provocando toria de Valdivia y su entorno geográfico
Richter, no existiendo antecedente algu- zona costera y bahía de Corral, que al po- tres “tacos” que, de no controlarse, im- cercano fue una etapa más en donde el
no en la historia contemporánea. co rato de convirtió en un violento tsuna- plicarían un alud de agua, tierra, piedras diálogo entre la Naturaleza y los seres
Si bien es cierto que los efectos en vícti- mi que literalmente barrió con todo el ex- y lodo sobre la cuenca del río Valdivia en humanos dejó un recuerdo indeleble e
mas no fueron tantos en relación a la in- tenso litoral que iba entre Puerto Saavedra HILO, HAWAI TRAS EL TSUMANI DE 1960. poco tiempo. inolvidable. Q

PE HHC10
El terremoto del sesenta. Mayor sismo registrado en la Historia (1960) /69
PE RV/P11
‘Maihue-termas de
Chihuío-Lipela
En la Ruta de Neruda’
Esta Ruta Verde nos puede llevar a, a través de sus evocaciones, desde
las orillas de los lagos Ranco y Maihue al resto del mundo… desde
Futrono a París… desde los mejores paisajes australes hasta una de las
cumbres del patrimonio cultural y literario en lengua española. Todo ello
de la mano del inigualable Neftalí Reyes: es decir, Pablo Neruda.

PABLO NERUDA. EL LAGO MAIHUE ES UNO DE LOS MÁS BELLOS LAGOS ANDINOS EN LA REGIÓN DE LOS RÍOS.

P
ablo Picasso, el genial pintor es- incluidos los comunistas. Pero en 1947, bajo
pañol exiliado en Paris, en su dis-
curso ante el Congreso Interna-
presión del gobierno de los Estados Unidos,
dictó una Ley de Defensa de la Democracia
Los otros lagos
cional de Intelectuales por la Paz
de 1948, dijo así: ´Tengo un amigo que de-
(que se conoció como Ley Maldita) median-
te la cual se prohibía la existencia del E l rincón sur-oriental de la región de Los Ríos integra lo más infrecuentado de este terri-
torio, el cual alberga algunos del los paisajes lacustres andinos sin embargo más supre-
mos. Uno de estos ejemplos grandiosos es el del lago Maihue, vinculado a la Ruta de Neru-
bería estar aquí, un amigo que es de los Partido Comunista, se rompían relaciones
da, aunque no el único. Aguas arriba suyas se encuentran, sucesivamente, el lago Huishue,
mejores hombres que he conocido. No es con la URSS y se pasaba a reprimir con vio- las secretas Lagunas Gemelas y, finalmente, el lago Gris. Son los otros lagos. Aquellos que
solamente el más grande poeta su país, Chi- lencia las protestas sociales, como en el casi nadie conoce y a los que pocos acceden Unas joyas olvidadas, unos hitos medioam-
le, sino el más grande poeta en lengua es- caso de la huelga de los mineros del carbón bientalmente exquisitos, todos ellos adscritos a la alta cuenca hidrográfica del Ranco- Bue-
pañola, y uno de los más grandes del mun- de Lota. Esta actitud presidencial seria el no, en las comunas de Futrono y Lago Ranco.
do. Es Pablo Neruda. Un hombre que siem- detonante del iracundo escrito de Neruda, El lago Maihue, ese Jarrito de beber en lengua mapuche, con sus 46 kms2 superficiales, su
pre ha tomado el partido de los desgracia- cuya publicación, desató a su vez una ver- espectacular es riberas escarpadas y sus pequeñas playas escondidas (principalmente en
dos, de los que piden justicia y combaten dadera persecución política en contra el sus confines orientales, como la de Maqueo), constituye uno de los más espectaculares
ejemplos de lago cordillerano. Sus aguas destacan por su transparencia perfecta y un color
por ella. Mi amigo Neruda, sin embargo, es- poeta por parte del gobierno de González
verdaderamente idílico. Pero el Maihue es también un lago de tragedia. El 27 de noviembre
ta actualmente acorralado como un perro y Videla el cual, tras conseguir su desafuero,
de 2005, el viejo transbordador que constituía entonces el principal medio de comunicación
nadie sabe siquiera donde se encuentra…’ emitiría una orden para su detención el 2 de para las pequeñas comunidades de sus orillas, se vio sorprendido (en situación de sobre-
Donde en realidad se encontraba Pablo febrero de 1948. carga) por un repentino temporal y zozobró. Con resultado de 17 pasajeros muertos y otros
Neruda en aquellos momentos difíciles era, Hasta once moradas diferentes recorrerá 11 desparecidos, en su mayoría escolares.
clandestinamente, en el fundo Hueinahue, Neruda durante su periodo de clandestini- En cuanto al lago Huishue, situado 8,5 kms aguas arriba del anterior, su topónimo no resul-
cerca de Rupumeica, en pleno sector andino dad. Provisto de una cedula de identidad ta tranquilizador ya que significa, en mapudungún, 'Lugar malo para vivir’. Lo cierto es que
de la comuna de Futrono, a la espera de que falsa, cambiará su nombre por el de nadie habitó nunca en este entorno, una superficie lacustre de 15,1 kms2, todavía hoy
difícilmente accesible e imperfectamente explorado en varios de sus sectores. Resulta sig-
la llegada del verano austral le permitiese Antonio Ruiz Legarreta, de profesión orni-
nificativo observar como parte de los caudales hídricos de este lago desaguan de manera
continuar su huida hacia Argentina. Acerca tólogo. Permanecerá algún tiempo escon-
subterránea y solo emergen de nuevo a la superficie en el paraje conocido como los Ojos del
de estas circunstancias nos habla el propio dido en Valdivia. Un buen día, a bordo de Huishue, de gran belleza y valor hidro-geológico, próximo a la pequeña comunidad indígena
poeta en su libro ‘Confieso que he vivido’. En un viejo Chevrolet prestado llegará hasta de Rupumeica Alto. La estancia Hueinahue, en la que se escondió Neruda durante tres
total permanecería huido durante 13 meses, el muelle de Lago Ranco, tomará el vapor meses en 1948, se localiza también a proximidad de las riberas del lago Huishue.
entre enero de 1948 y febrero de 1949, a de aquella línea lacustre y dos días más Las lagunas Gemelas y el lago Gris (9 kms2, a 1.000 m de altitud) se localizan ya dentro de
causa de un artículo de opinión que había los límites del Parque Nacional Puyehue y
publicado en el diario venezolano El resultan todavía más remotos e imperfecta-
Nacional, en noviembre de 1947, bajo el mente conocidos que el Huishue. Su valor
ambiental resulta excepcional. La llamada
título de ‘Yo acuso’. En él calificaba al enton-
turbera del Colorado,por ejemplo, es un lugar
ces presidente chileno, Gabriel Gonzalez secreto situado a unos 5 kms al oriente del
Videla, de traidor a la patria, le acusaba de lago Huishue, en ruta hacia las lagunas
haber sido amigo de los nazis durante la Gemelas, escondido al pie de unas cumbres
ocupación de París (cuando Gonzalez Videla sin nombre y en medio de una selva inacce-
era embajador en Francia), de vender el país sible: se trata de un remoto humedal virgen
a empresas norteamericanas o de haberse y prístino, característico de la alta montaña
enriquecido comprando a bajo precio dia- andina. Las referidas lagunas Gemelas, son
otras dos joyas azul turquesa, y drenan
mantes a europeos y judíos arruinados que
hacia el lago Huishue. La Gemela Oriental lo
huían de la Segunda Guerra Mundial.
hace por el río Cholchol, que se empantana
Tras su regreso a Chile desde México, en poco después del desaguadero originando el
1943, Neruda se había metido de lleno en la mayor humedal andino en la región de Los
política nacional y fue elegido senador por Ríos. Pudieran frecuentarlo todavía los rarísi-
Tarapacá y Antofagasta, ingresando en mos ciervos huemules...
1945 en el Partido Comunista. En cuando a
González Videla, había accedido a la presi-
dencia de la República en las elecciones de
1946 con el apoyo de la izquierda chilena, LAGO HUISHUE

LOS RESTOS DEL MUELLE DE LLIFÉN, EN EL LAGO RANCO, DONDE DESEMBARCÓ EL POETA EN 1948
PROCEDENTE DE VALDIVIA. PE RV/P11
‘Maihue-termas de Chihuío- Lipela. En la Ruta de Neruda’ /71
72/ PE RV/P11
‘Maihue-termas de Chihuío- Lipela. En la Ruta de Neruda’

tarde desembarcará en el muelle de Llifén,


cerca de Futrono. Alguien que le esperaba
en el lugar le llevará seguidamente, a
caballo, hasta el pequeño puerto de Los
Llolles, a orillas del lago Maihue. En otra
barcaza navegará hasta el opuesto extre-
mo lacustre, Rupumeica. Hasta encontrar
refugio finalmente en el remoto fundo
maderero de Hueinahue, propiedad de
Pepe Rodríguez, un hombre de derechas y
partidario del aquel presidente traidor,
pero que decidió olvidar sus lealtades polí-
ticas en base a su admiración literaria por
Neruda. En Hueinahue, durante el largo
invierno cordillerano, este terminará de
escribir una de sus obras capitales, el LAGO MAIHUE Y LA DESEMBOCADURA DEL RÍO HUEINAHUE.
‘Canto General’.
Por fin, aprovechando el verano, en el mes
de febrero de 1949, continuará viaje hacia
San Martin de los Andes, en Argentina,
pasando por los baños de Chiuhío y el difícil
paso de Lipela (o de los Contrabandistas), en
compañía de cuatro arrieros puestos a su
disposición por el hacendado Rodríguez. ‘En
una marcha silenciosa cruzábamos aquella
gran catedral de la salvaje naturaleza… No
había huellas y con mis cuatro compañeros
a caballo buscábamos en ondulante cabal-
gada – eliminando los obstáculos de podero-
sos árboles, imposibles ríos, roqueríos
inmensos, desoladas nieves, adivinando más UNA AUTÉNTICA MURALLA OROGRÁFICA: LOS CUERNOS DE CHIHUÍO.
bien- el derrotero de mi propia libertad’,
según relata el propio Neruda.
El pasado mes de agosto de 2014 la actual
Ministra de Cultura, Claudia Barattini,
firmó en Valdivia un convenio con Sernatur
para consolidar precisamente esta emble-
mática ruta, la cual también involucra
fondos aprobados por el Consejo Regio-
nal. Con la firma de dicho convenio, se
buscó el avance conjunto de servicios
públicos y organismos privados en la
investigación de este tema de tan elevado
nivel cultural e histórico, al objeto de con- Llolles) continuar por tierra en dirección al camino del lago Queñi y San Martín de los
GPS 1 Antiguo muelle de Llifén/ lago Ranco- 40°12'50.52"S/ 72°16'4.55"O
cretar una agenda de trabajo a mediano fundo Arquilhue y el núcleo de Curriñe, Andes. Sin duda, se trata de uno de los más

PUNTOS GPS
GPS 2 Llifén- 40°12'0.27"S/ 72°15'34.22"O
plazo que redunde ‘en acciones concretas luego ganando las orillas del lago por Cha- espectaculares enclaves de todos los Andes
GPS 3 Río Calcurrupe- 40°12'33.02"S/ 72°11'0.02"O
que impulsen este recurso turístico, forta- branco y prosiguiendo hacia la playa de Australes en Sudamérica.
GPS 4 Desvío a Puerto Los Llolles- 40°12'50.82"S/ 72° 8'40.89"O
leciendo la oferta de turismo rural y patri- Maqueo (sin duda, uno de los más hermoso ¿Pero como prosiguió la huida del gran
GPS 5 Antiguo muelle de Los Llolles/ lago Maihue- 40°13'36.56"S/ 72° 8'30.79"O
monial en el destino Cuenca del Lago parajes en el lago Maihue). Neruda a través de tierras argentinas? Sabe-
GPS 6 Fundo Arquilhue- 40°11'46.46"S/ 72° 2'37.88"O
Ranco’. CAMINANDO POR LA RUTA DE NERUDA, EN UN TRAMO DEL VALLE DEL CURRINGUE. La Ruta de Neruda, en cualquier caso, debe- mos que consiguió llegar a Buenos Aires;
GPS 7 Puente sobre el río Pillanleufu- 40°11'26.41"S/ 72° 0'24.31"O
Lorenna Saldías, Directora del Consejo rá remontar más tarde la ribera oriental del que en la capital del Plata otro gran escritor,
GPS 8 Bifurcación de caminos: hacia lago Mahiue/ por Curriñe; y hacia las Termas de Chihuío-
nacional de la Cultura y las Artes en la seis años después de aquella aventura de partido lo hemos situado en la localidad río Curringue, en dirección a las pequeñas Miguel Angel Asturias, le prestará su propio
40°13'3.64"S/ 72° 0'4.41"O
Región de Los Ríos, corroboró en la misma nerudiana, que prevé dotar de miradores, de Llifén (aunque puede combinarse con un termas de Chihuío, que son punto de refe- pasaporte para continuar viaje a Francia; y
GPS 9 Playa sector Maqueo- 40°16'35.80"S/ 71°59'36.77"O
ocasión ‘la puesta en marcha de un expe- puntos de interpretación y otros hitos eco- previo viaje náutico a través del lago Ranco, rencia y de descanso obligado. A partir de que en Paris se encontrará finalmente con
GPS 10 Sector Rupumeica Bajo- río Hueinahue- 40°19'1.47"S/ 71°58'52.53"O
diente patrimonial para sistematizar toda la turísticos al nuevo eje en preparación, cuyo saltando por sus islas lacustres). este punto, el viajero continuará valle arriba su gran amigo español, Pablo Picasso. Este
GPS 11 Chabranco- 40°13'59.99"S/ 71°57'40.88"O
información disponible respecto del paso trazado definitivo se encuentra todavía pen- Entre el antiguo muelle de Llifén, en el lago para encontrarse, al cabo de 800 m, con último, es el que presentará a Neruda por
del poeta Pablo Neruda por la comuna de diente de detalle. Ranco, y el de Los Llolles, en el lago Maihue, una valla que cierra el paso a una propiedad sorpresa, de nuevo ante el mundo y la cultu- GPS 12 Termas de Chihuío- 40°11'38.97"S/ 71°56'8.33"O

Futrono, en su huida del país en 1949 hacia Por nuestra parte, aquel viaje de Neruda el viaje en bicicleta es muy recomendable. A privada. Como viajeros a pie o en bicicleta, ra, en el Congreso Mundial de la Paz junto GPS 13 Portón/ acceso a propiedad privada- 40°11'31.93"S/ 71°56'10.16"O

Argentina’. En esa misma línea de acción, el nosotros lo hemos seguido en diversas oca- partir de este punto y hasta el extremo nosotros siempre hemos sido autorizados a LLEGANDO AL LAGO QUEÑI, YA EN LA VERTIENTE ARGENTINA. con la legendaria edición clandestina de su GPS 14 Desvío hacia el valle de Lipela- 40°10'6.89"S/ 71°55'6.94"O

director regional de Sernatur, Pedro Bur- siones a pie, en bicicleta y en embarcación, oriental del lago, junto a la desembocadura pasar más allá de esta barrera, en un reco- ‘Canto General’, que el poeta había llevado GPS 15 Continuidad (1) hacia el paso de Lipela- 40° 9'9.81"S/ 71°53'12.60"O

gos, afirmó que ‘esta Ruta de Neruda será según distintas opciones, tramos y alterna- del río Hueinahue, podremos navegar en la rrido que se va tornando progresivamente cia del río Ipela sobre el Curringue y optare- consigo en las alforjas de su caballo a través GPS 16 Continuidad (2) hacia el paso de Lipela- 40°10'58.20"S/ 71°50'20.11"O

una de las más importantes en la región ya tivas. En invierno, la posibilidad de recorri- barcaza local, con nuestras bicis a bordo, espectacular, con los nevados y puntiagudos mos entonces por la huella que se desvía del paso de Lipela. El gobierno de Chile per- GPS 17 Paso de Lipela- 40°11'32.00"S/ 71°48'26.78"O
que permitirá unir conceptos históricos dos con raquetas o con esquís de fondo hasta el entorno de Rupumeica, tal y como cerros de la llamada Cordillera del Encanto hacia el oeste, remontando por este último mitirá la vuelta del poeta a su patria en 1952, GPS 18 Continuidad hacia lago Queñi (P.N. Lanín/ Argentina)- 40°13'42.79"S/ 71°44'57.83"O
como también patrimoniales, poniéndolos también existe, sobre sectores parciales. lo hiciese Pablo Neruda (desde este punto, (1.679 m) cerrando el paisaje por el norte; y, valle. Serán aprox. 8 kms de ascenso, espe- donde se le recibe calurosamente. En cuan- GPS 19 Termas de Queñi (P.N. Lanín/ Argentina)- 40°11'37.96"S/ 71°43'13.71"O
en valor y de esta forma también comple- Todavía no lo hemos experimentado a caba- otra Ruta Verde también hacia Argentina es a nuestra derecha, levantándose como un cialmente acentuado en el paraje conocido to al presidente Gonzalez Videla, tras un GPS 20 Lago Queñi (P.N.Lanín/ Argentina)- Continuidad hacia lago Lácar, paso Huahum y
mentar el resto de atractivos con el que llo, que es sin duda la fórmula más fidedig- la que remonta el valle del Hueinahue, hasta castillo encantado, los Nevados de las Agu- como Cuesta Raizuda, hasta alcanzar final- largo ocaso político, terminará como vice- San Martín de los Andes- 40°10'59.93"S/ 71°43'5.26"O
cuenta la Región de Los Ríos’. Un proyecto na con respecto a la experiencia histórica. el paso de Collado Hermoso). Otra posibili- jas (2.125 m). Cuatro kilómetros más allá de mente el solitario paso de Lipela (1.420 m) presidente del Consejo de Estado instituido
que deberá tomar forma en 2015, sesenta y Desde el punto de vista geográfico, el punto dad es (a partir de un desvío previo a Los los Baños de Chihuío se alcanza la confluen- que es por donde Neruda pasó a Argentina por el general Pinochet.O

PE RV/P11
‘Maihue-termas de Chihuío- Lipela. En la Ruta de Neruda’ /73
HITO HISTÓRICO-CULTURAL

PEHHC11

Los Ríos, Q En 2007,


nueva región chilena durante el primer gobierno
de Michelle Bachelet fue creada
la nueva Región de Los Ríos.
Fin de la provincialización impuesta en 1974
por la Dictadura militar (2007)
Ricardo Molina Verdejo, Historiador
PROVINCIA DE VALDIVIA

Luego del golpe de Estado de septiembre de 1973, PROVINCIA DE RANCO


ENTRE 1974 Y 2007 A PARTIR DE 2007
las nuevas autoridades de facto replantearon el
modelo de ordenamiento territorial: Valdivia quedó
desplazada como cabecera de región, pasando a NUEVA REGIÓN LANCO
DE LOS RÍOS MARIQUINA
depender de Puerto Montt.
ANTIGUA REGIÓN
DE LOS LAGOS PANGUIPULLI
MÁFIL
NUEVA REGIÓN
DE LOS LAGOS

VALDIVIA
LOS LAGOS

CORRAL
FUTRONO
PAILLACO

LA UNIÓN

LAGO RANCO

RÍO BUENO

CELEBRACIÓN POPULAR DESDE EL PUENTE PEDRO DE VALDIVIA.

esde los orígenes del Esta- Durante el siglo XX, período en donde la ción de gobierno especialmente creada militar sin oposición alguna en lo institucio- le correspondía, con la idea de que pronta-

D do Nacional, entre las obli-


gaciones de los sucesivos
gobiernos se ha encontrado
la administración general del territorio
en procura del desarrollo armónico del
planificación territorial surge como reque-
rimiento para el desarrollo, se ensayan y
aplican algunos de ellos. Interesante es
tener en cuenta que hasta el año 1974 el
país estaba organizado en 25 provincias,
para el efecto, denominada Comisión Na-
cional de la Reforma Administrativa (CO-
NARA), se aplicaría un modelo basado ya
no en provincias sino que en regiones.
Con todo, desde mediados del siglo XX el
nal impuso el referido modelo CONARA que
se tradujo en la división del país en 12 re-
giones más una Metropolitana. En este
contexto, se creó la Región de Los Lagos
que contenía a las provincias de Valdivia,
mente se creara una nueva región.
Finalmente, luego de algunas modifica-
ciones a la Constitución política del Esta-
do realizadas en la administración del
Presidente Ricardo Lagos, durante el pri-
país y en función del bien común. Para el dividiéndose cada una de ellas en depar- Estado chileno venía estudiando alternati- Osorno, Llanquihue, Chiloé y Palena, dejan- mer gobierno de Michelle Bachelet fue
propósito señalado, resulta fundamental tamentos y a su vez estos en comunas. En vas de ordenamiento territorial centradas do como capital a la ciudad de Puerto posible crear en el año 2007 dos nuevas
tener claridad acerca del modelo a se- dicho esquema, la Provincia de Valdivia en un “sistema regionalizado”: fue el caso Montt. Como se comprenderá, esto produjo regiones: en el extremo norte, la Región
guir con el fin de organizar el territorio estaba formada por los departamentos de en 1950 del modelo Corfo (Corporación de un profundo malestar en Valdivia, dado de Arica y Parinacota, y en el sur, la Re-
en miras al logro de una correcta y apro- Panguipulli, La Unión, Río Bueno y Valdi- Fomento de la Producción) que dividía al que había sido desplazada como cabecera gión de Los Ríos, designando en este últi-
piada administración. De este modo, se via, siendo la capital de provincia precisa- país en seis grandes regiones; y, en 1965, de región y, además, quedaba muy distante mo caso a la ciudad de Valdivia como ca-
han aplicado en la historia de Chile di- mente la ciudad de Valdivia con la Inten- el modelo Odeplan (Oficina de Planifica- de la nueva capital, lo que entrababa la pital regional. De esta manera, para la
versos esquemas orientados inicialmen- dencia como cabecera. ción Nacional) que intentaba organizar al gestión administrativa. Así, una vez recupe- Región de Los Ríos las herramientas dis-
te por experiencias extranjeras y adapta- Sin embargo, luego del golpe de Estado territorio en diez regiones más una zona rada el sistema democrático representativo ponibles a fin de construir un mejor futu-
das a las realidades y tiempos locales, lo de septiembre de 1973, las nuevas autori- metropolitana (Santiago). en Chile, poco a poco se dieron las condi- ro quedaron desde ese momento defini-
que se fue traduciendo en divisiones dades de facto replantearon el modelo de En lo definitivo, bajo criterios de desarrollo ciones para que se iniciara un fuerte y po- das, por lo que hoy son los habitantes de
político-administativas con unidades ordenamiento territorial. A partir de un económico, seguridad nacional, descentra- tente movimiento ciudadano con el objeti- las provincias de Valdivia y del Ranco los
básicas varias. estudio realizado por una nueva organiza- lización e integración territorial, el régimen ACTO PRESIDENCIAL VINCULADO A LA CREACIÓN DE LA NUEVA REGIÓN DE LOS RÍOS EN 2007. vo de recuperar para Valdivia el sitial que que tienen la palabra. Q

PE HHC11
Los Ríos, nueva región chilena. Fin de la provincialización impuesta en 1974 por la Dictadura militar (2007) /75
PE RV/P12
Ascensión al
Mocho-Choshuenco
En la montaña mágica

POR LOS BOSQUES DE COIGUES, LENGAS Y ÑIRRES. EL LAGO RIÑIHUE, DESDE EL CAMINO A LA RESERVA NACIONAL; EN SU CENTRO, LA ISLA PUDÚ.

N
i una nube en el intenso cielo en la zona (en total, son unos 160 kms
azul radiante. La nieve lo cubre
todo. Y en tan gran volumen (a
desde la ciudad de Valdivia).
Pero cuando las últimas luces del día te-
Dos cumbres gemelas y múltiples
pesar de encontrarnos ya bien
adentrados en la primavera) que el glaciar
ñían ya de irreales tonos rojizos las cum-
bres circundantes, una muralla de nieve
nombres históricos
que atravesamos ha tornado sus grietas in-
visibles, camufladas bajo varios metros de
de pronto se atravesó sobre el camino, ce-
rrando el paso a nuestra camioneta cuan- L os primeros europeos que divisaron este macizo volcánico remoto fueron segu-
ramente (también en este caso) los hombres de la partida de Pedro de Valdivia,
mientras avanzaban por la orilla poniente del lago Panguipulli en 1551, camino de la
grueso manto blanco. Ello nos permite do todavía faltaban unos 3,5 kms antes de
fundación de la actual capital de la región de Los Ríos. En cuanto al primer mapa
avanzar expeditos, equipados con nuestras alcanzar la zona de refugios mencionada. que certifica la existencia de este sector volcánico fue la llamada Tabula Geographi-
raquetas de nieve y atacando la cumbre Sin embargo, el lugar resultó perfecto pa- ca Regni Chile del jesuita y cronista Alonso de Ovalle, en 1646. Lo cierto es que des-
del cráter inmediato en una sostenida e in- ra plantar nuestra carpa. Un enorme coi- de su primera mención hasta la fecha el Mocho-Choshuenco ha recibido los más di-
cidente línea recta. Nos encontramos ya a güe protagonizaba la espesa selva valdi- versos nombres. En tiempos de la Colonia se le identificó como el volcán Valdivia; pe-
tan solo a 200 m por debajo de la gran viana que allá nos rodeaba. Nutridas ban- ro también se le conoció como Rauco, Lajara, Panguipulli (SIC) o Riñihue.
cumbre redonda, que aparece como una dadas de loros choroyes llenaban el am- Tal confusión de nombres se debió también al hecho de mostrarse con siluetas dife-
gran torta helada, conformando el cráter biente con su algarabía. Y un pequeño re- rentes, según se le observase desde el lago Panguipulli o desde el lago Riñihue. Por
otra parte, hasta finales del siglo XIX, tan solo las profundas selvas vírgenes rodea-
del volcán Mocho (2.422 m). gato nos proporcionó el necesario agua
ban este macizo. Algunos clanes mapuches, asentados en las orillas occidentales de
Pero el principal problema estriba en la para beber. Así las cosas, encendimos un
los lagos Riñihue y Panguipulli, visitaban estacionalmente sus faldeos, en navega-
luminosidad de la alta montaña, en esa pequeño fuego y seguidamente nos prepa- ciones lacustres a bordo de sus primitivas canoas monoxilas. Ya en el siglo XX, el va-
reverberación del sol sobre la nieve que ramos una sobria cena. Bebimos unos tra- por Enco, navegó sobre las aguas del Panguipulli, sirviendo de principal vínculo de
parece cegarlo, implacablemente, todo. gos de buen vino de nuestra bota serrana. comunicación de este sector con el mundo exterior.
Las antiparras tintadas debemos llevarlas Y nos enfundamos en nuestros sacos de Hasta cinco erupciones históricas han sido documentadas para el Mocho-Choshuen-
bien caladas, en el intento de eliminar to- dormir para acometer el descanso noctur- co. Dos de ellas acontecieron durante el periodo colonial (en 1759 y 1777) y otras
da incidencia del duro sol del mediodía no, en plena naturaleza. Soñando con el tres más durante el periodo republicano (en 1822, 1863 y 1864). La última de ellas
sobre nuestros ojos. A nuestra izquierda, placer del ascenso, la mañana siguiente, a
resultó especialmente impactante y arrasó todos los pequeños asentamientos ma-
puches que existían en sus contornos. La tradición oral nativa todavía recuerda co-
se levanta la cumbre hermana del Chos- la montaña sagrada del Mocho, la herma-
mo las aguas del lago Panguipulli llegaron incluso a hervir, por las corrientes de lava
huenco (2.415 m), otra visión espléndida, na del Choshuenco. incandescente que fluyeron sobre su extremo oriental. En la actualidad se considera
con sus pináculos, precipicios y paredes Entre nuestro campamento en el camino al Mocho-Choshuenco como un complejo volcánico dormido, conformado por sus dos
de hielo. Sin duda alguna, nos encontra- de acceso y el río Blanco empleamos una estructuras coalescentes y situado inmediatamente al oeste de la inquietante falla
mos culminando la ascensión a una singu- hora exacta de caminata. Desde la ante- geológica Liquiñe-Ofqui.
lar y majestuosa montaña mágica y de
cumbres gemelas
Una Ruta Verde hasta la cumbre del doble
macizo volcánico Mocho-Choshuenco que
empezó una jornada atrás, cuando viaja-
mos en nuestra camioneta desde Valdivia
a Panguipulli; desde allí hasta la pequeña
aldea de Choshuenco, situada en el extre-
mo oriental del lago Panguipulli; y a partir
de Choshuenco por una cinta de ripio que
nos ha llevado hasta las inmediaciones de
la confluencia del río Enco sobre el lago
Riñihue. Tras ello, abordamos el tramo fi-
nal de nuestra aproximación en camione-
ta, ahora ya por un angosto pero bellísi-
mo eje de montaña el cual, entre vueltas y
revueltas, terminó de aproximarnos a la
zona de refugios de montaña que existe LA MONTAÑA MÁGICA: ENTRE LOS BOSQUES PRIMIGENIOS DE LA RESERVA NACIONAL.

POR EL BORDE DE UNA DE LAS LENGUAS DEL GLACIAR: ATENCIÓN CON LAS GRIETAS O CREVASSES.
PE RV/P12
Ascensión al Mocho-Choshuenco. En la montaña mágica /77
78/ PE RV/P12
Ascensión al Mocho-Choshuenco. En la montaña mágica

CÓNDOR
(VULTUR GRYPHUS).

que lleva hasta el emplazamiento del anti-


guo Refugio Choshuenco de la Universidad
Austral, cedido recientemente en comoda-
to a CONAF como futura guardería. A par-
tir de este punto, la ruta hacia la cumbre
s e a d e nt ra e n u n magnífico bos-
que de lengas y lle- fía comprendida
va, en una hora de entre los volcanes La-
caminata, hasta los restos nín, Villarrica y Puyehue. Sin
de un andarivel que operó en duda, esta ascensión al Mocho es una
los parajes el Club Andino de Valdivia de las más bellas Rutas Verdes que jamás
(una sencilla caseta, un viejo motor aban- hemos realizado.
donado y una serie de postes en madera Pero esta montaña mágica, a pesar la fi-
que sirven a modo de señalización de la gura de conservación que oficial y públi-
ruta que seguimos). En este mes de no- camente la ampara como Reserva Nacio-
viembre, la nieve invernal todavía cubre el nal, se enfrenta quizá a un futuro impre-
sector intensamente. Así que decidimos decible. Su sector oeste es ocupado de
CAMPAMENTO DE APROXIMACIÓN, EN EL CAMINO HACIA AL REFUGIO, PORQUE LA NIEVE PRIMAVERAL
concedernos un descanso, alimentarnos facto, desde hace varios años, a pesar de
BLOQUEA TODAVÍA LOS ACCESOS. con una energética ración de chocolate y su condición pública, desde el exclusivo
frutos secos y adaptarnos las raquetas de interés privado del colindante fundo Huilo
penúltima curva del camino, el denomina- CORFO en 1982 a Andrónico Luksic) y nieve a nuestras botas de montaña. Huilo (que promueve el acceso a los sec-
do mirador de Los Volcanes nos ha pro- otros dos lotes menores correspondien- Proseguiremos así nuestra ascensión en tores glaciares en moto de nieve a razón
porcionado una panorámica completa so- tes al Club Andino de Valdivia (15,25 has) otra hora más de marcha hasta alcanzar el de entre 20.000 y 30.000 $, a pesar de su
bre la doble cumbre volcánica y los cam- y al Regimiento Caupolicán (2 has). En plató glaciar que precede al sector de cum- consideración como zonas intangibles por
pos glaciares que las rodean, sobre la total, son 7.536,5 has las que componen bres. No hemos considerado necesario, en el propio Plan de Manejo de la Reserva
franja de pastizales andinos y los bosques esta excepcional Reser va Nacional esta ocasión, encordarnos: dado el espesor Nacional). Esta situación, técnicamente
primigenios que cubren su base. Se trata, Mocho-Choshuenco, considerada interna- de nieve que constatamos. Desde el último irregular, estaría además ahora a punto
sin duda, de uno de los cenits ambientales cionalmente como una de las joyas del tramo hacia la cumbre del Mocho, la vista de legalizarse en base a un plan de conce-
y paisajísticos en esta región de Los Ríos Sistema de Áreas Silvestres Protegidas sobre el entorno andino resulta subyugan- siones turísticas en la Reserva Nacional.
que en 1994 fue declarado Reserva Nacio- de Chile. También es una de las piezas te. Hasta cuatro grandes lagos aparecen en Una circunstancia que los habitantes de
nal, para garantizar así su legado a las ge- matrices dentro de esa gran Reserva de escena: el Ranco y el Riñihue, el Panguipu- localidades como Choshuenco consideran
neraciones futuras. la Biosfera de los Bosques Templados lli y el Neltume (más el Pirehueico, que es- amenazantes para sus actividades, así
Dicha declaración se realizó en base a Lluviosos de los Andes Australes, decla- tá reservado para el espectáculo desde la como preocupante e incompatible con los
8 lotes fiscales cuya sumatoria alcanza rada en 2007 por la UNESCO a nivel bina- cumbre). En cuanto a los grandes bosques objetivos de conservación desde instan-
las 7.519 hectáreas territoriales, a las que cional Chile-Argentina. australes, desde aquí se observan en uno cias internacionales. El Mocho-Choshuen-
se suman un lote de 395 has pertene- El referido curso del río Blanco lo salva- de sus ángulos más pletóricos, cubriendo co, una montaña sagrada, no debe ni
ciente al fundo Chanchán (vendido por mos por un estrecho puente de madera, sin solución de continuidad toda la orogra- puede privatizarse. O

PE INFOVIAJE
UÊDURACIÓN Y DISTANCIAS al refugio antes del al Mocho con raquetas de nieve
En tiempo de verano, el viajero atardecer). resulta una experiencia
ya puede acceder en vehículo fascinante.
hasta el refugio existente: en UÊMEJOR ÉPOCA
2013 se construyó un nuevo Verano y otoño; en primavera UÊVALORES NATURALES
puente sobre el río Blanco; y se tardía, aunque la nieve un territorio-refugio para la fauna
prologó el camino vehicular unos permanece como protagonista andina, con presencia de puma,
3,5 kms hasta el sector de la sobre la mayor parte de la zorro chilla, pudú, entre los
Tumba del Buey y el límite del Reserva Nacional, la ascensión mamíferos (el huemul se extinguió en la zona, debido a la
casquete glaciar del Mocho. caza descontrolada, en los años
GPS 1 Choshuenco/ base ecoturística previa: alojamiento, alimentación, guías- 39°50'9.64"S/ 72° 4'45.60"O
En tiempos de caminata, la de 1980). Entre las aves, el águila

PUNTOS GPS
ascensión al Mocho requiere de mora o chilena y el carpintero GPS 2 Camino vehicular de acceso a la Reserva Nacional Mocho-Choshuenco- 39°50'31.45"S/ 72° 5'30.05"O
1:30 entre el refugio y la Tuma negro. Los cóndores resultan GPS 3 Puente vehicular sobre el río Blanco- 39°54'31.32"S/ 72° 8'56.82"O
del Buey; 1 h más entre este frecuentes. En cuanto a flora, al
GPS 4 Desvío por el camino vehicular de acceso a la Reserva Mocho-Choshuenco- 39°54'50.38"S/ 72° 8'55.67"O
punto y el Plató o llanura ser bosque laurifolio valdiviano,
existente previa al sector de se pueden encontrar en las zonas GPS 5 Punto panorámico sobre el lago Riñihue y el río Enco- 39°55'37.10"S/ 72° 8'1.00"O
cumbres; y 1 h más hasta altas, plantas inferiores y GPS 6 Mirador Los Volcanes- 39°56'19.90"S/ 72° 5'49.72"O
coronar la cumbre del volcán colonizadoras tales como: GPS 7 Nuevo puente vehicular sobre el alto río Blanco- 39°56'13.61"S/ 72° 5'46.70"O
EL REFUGIO DE CHOSHUENCO, UÊLOCALIZACIÓN Mocho. En cuanto a la cumbre musgos, líquenes, helechos, CON LA LLEGADA DE LA PRIMAVERA, LA NIEVE SE
PUNTO DE PARTIDA HACIA LA GPS 8 Refugio- 39°56'13.24"S/ 72° 5'43.19"O
Comunas de Los Lagos, del Choshuenco, su ascensión algas azules y hepáticas. En RETIRA Y REBROTAN LAS NALCAS.
CUMBRE.
Panguipulli y Futrono. plantea mucho más reto técnico, zonas un poco más bajas hay GPS 9 Antigua caseta de maquinas de telearrastre (ruinas)- 39°56'41.37"S/ 72° 4'26.33"O
por sus escarpaduras relevantes. lenga y ñirre. sector de Enco. Una vez en este GPS 10 La Tumba del Buey- 39°56'48.09"S/ 72° 3'54.05"O
UÊALTITUDES La recomendación es pasar la lugar, el camino se desvía a la
GPS 11 Plató y glaciar- 39°55'46.22"S/ 72° 2'25.37"O
Max: 2.422 m (cumbre del noche previa en el refugio para, a UÊCÓMO LLEGAR izquierda, hacia la reserva.
Mocho) y 2.415 m (cumbre del la mañana siguiente acometer la Se accede a través de un camino GPS 12 Cumbre del volcán Mocho (2.422 m)/ punto final de ruta- 39°55'56.28"S/ 72° 1'35.67"O
Choshuenco); min: 1.090 m (en ascensión al Mocho (con que bordea el lago Panguipulli UÊCARTOGRAFÍA
los límites o de la Reserva suficientes horas por delante AVANZANDO CON RAQUETAS DE NIEVE POR EL PLATÓ GLACIAR. AL FONDO LA hasta el pueblo de Choshuenco, Instituto Geográfico Militar, escala
Nacional). como para retroceder de nuevo CUMBRE DEL CHOSHUENCO (2.415 M). donde se toma el camino hacia el 1:50.000, hoja ‘Enco’.

PE RV/P12
Ascensión al Mocho-Choshuenco. En la montaña mágica /79
HITO HISTÓRICO-CULTURAL EXPLORADORES OLVIDADOS DE CHILE

PEHHC12 QLa Aventura náutica de Juan Ladrillero (1557-1559)

Juan Ladrillero
De Valdivia al Estrecho de Magallanes (1558)
Roberto Martinic, Geógrafo

Durante más de dos siglos la burocracia española


arrumbó la fundamental exploración
de Juan Ladrillero, que fue el primero en 1558 en
tomar posesión del Estrecho de Magallanes
‘para el Rey y las provincias de Chile’.

acido en la localidad andalu- La escuadrilla al mando de Ladrillero

N za de Palos de Moguer en
torno a 1495, a la edad de 30
años ya había efectuado 11
viajes de ida y vuelta entre España y el
continente americano. Formado como pi-
zarpó de El Callao el 2 de febrero de 1557
y tocó en el puerto de Coquimbo, prosi-
guiendo luego en rumbo directo hacia la
isla de Quiriquina y la bahía de Concep-
ción. En el fuerte de Penco, sumido en-
loto en la renombrada Escuela de Nave- tonces en plena guerra contra los indíge-
gantes de Sevilla, en 1535 decide estable- nas araucanos, Ladrillero desembarcó al
cerse en la costa occidental de Nicaragua, nuevo Gobernador de Chile, a la tropa
en Corinto, para dedicarse a construir em- de viejos Tercios que le acompañaba y
barcaciones (su padre, Pedro Ladrillero, también a Alonso de Ercilla, aquel solda-
habría participado en la construcción de do y hombre de letras destinado a
las naves de Cristóbal Colón) para la ex- escribir en estas tierras su épico poema
ploración del recién descubierto Mar del ´La Araucana’.
Sur, el océano Pacífico. Junto con el nombramiento de García
Su afán de aventuras le empujará en Hurtado de Mendoza como Gobernador
1540 a navegar como piloto en la arma- de Chile se había hecho llegar desde Es-
da de Pascual de Andagoya, hacia el Pe- paña una Real Cédula con indicaciones
rú; y en el transcurso de este lance fun- precisas ‘para ampliar y extender la go-
dará la ciudad-puerto colombiana de bernación de Chile hasta el estrecho de
Buenaventura, poniendo sobre las cartas los confines de la Terra Australis’, descu-
la remota isla Gorgona. Hacia 1545 se le bierto en 1521 por la expedición de la pri-
encuentra en la ciudad de Quito, desde mera vuelta al mundo, de Fernando de
donde participa en las guerras civiles ge- Magallanes y Juan Sebastián Elcano. La
neradas por los hermanos Pizarro. Ladri- plaza fuerte de Valdivia se designaba co-
llero formará parte de las tropas del Ad- mo el punto de partida para la navegación
ministrador real Vaca de Castro, enviado hasta dichos lugares del fin del mundo.
por Carlos I para restablecer en el Perú Las naves para la aventura serian los ga-
la autoridad de la Corona frente a las leones San Luis y San Sebastián, que du-
pretensiones de los conquistadores del rante varias semanas permanecieron fon-
imperio Inca. deados frente a la actual capital de Los CARTÓGRAFO DE LA ESCUELA DE NAVEGANTES DE SEVILLA EN
En recompensa a su empeño recibirá en Ríos, a pocas brazas de la isla de Valen- S. XVI, DONDE ESTUDIÓ JUAN LADRILLERO.
1548 la encomienda de Chuquiaco, cerca
de la actual capital boliviana, La Paz, a
donde se retiró tras su casamiento con la

El Estrecho:
joven limeña doña Francisca Cabrera. El
siempre inquieto navegante, no obstante
encontrarse en tierras altiplánicas, se
construyó un pequeño velero y a bordo de
él exploró con entusiasmo las costas e is-
un caso de uti possedetis
las del gran lago Titicaca. Pero de su vida Cuando el 21 de septiembre de 1843 los tripulantes de la go- tiguas colonias españolas, de las que las nuevas naciones se
de hacendado en Chuquiaco le sacará, en leta Ancud, y al frente de ellos su capitán Juan Williams, to- consideraban naturales herederas. En el caso concreto del fa-
1556, un llamado del Virrey don Andrés maron posesión efectiva del Estrecho de Magallanes para la moso paso magallánico austral (frente a las reclamaciones
Hurtado de Mendoza, para que comande
República de Chile lo hicieron en virtud del denominado uti argentinas, francesas o inglesas de la época) los derechos
la flotilla que debía trasportar desde el
Perú a su hijo García Hurtado de Mendo-
possedetis. Uti possedetis iure es la fórmula jurídica por la chilenos se remontaban a la previa toma de posesión de es-
za, nombrado nuevo Gobernador de las que se reconoció a las nuevas repúblicas americanas su de- tos lugares por parte de otro de los grandes exploradores olvi-
provincias de Chile. Por aquel entonces, el recho a conservar íntegramente, como territorios propios, los dados, Juan Ladrillero, el cual un 9 de agosto de 1558 lo había
nauta Juan Ladrillero, había cumplido ya anteriormente adscritos a los diferentes territorios de las an- hecho en nombre ‘del Rey y de las provincias de Chile’.
los sesenta años.

PE HHC12
Juan Ladrillero. De Valdivia hasta el Estrecho (1558) /81
HITO HISTÓRICO-CULTURAL EXPLORADORES OLVIDADOS DE CHILE

PLACA CONMEMORATIVA EN HONOR AL NAVEGANTE LADRILLERO. PUERTO NATALES.

zuela (la actual isla Teja). Al mando del


San Luis iba el propio Juan Ladrillero, que
entre sus hombres de mayor confianza
contaba con su lugarteniente Francisco
Martín Palominos, el piloto Hernán Galle-
gos, el escribano Luis Mora, además de su
fiel criado negro, al que llamaba Pochón.
Al mando del San Sebastián se encontraba
otro navegante experimentado, Francisco
Cortés Ojea, que ya había participado en
otra expedición al Estrecho en 1553, co-
mandada por Francisco de Ulloa.
El 17 de octubre de 1557 la expedición zar-
pó del puerto de Valdivia, se dispararon
desde el San Luis tres cañonazos de despe-
dida y pocas horas después, a favor de un
viento propicio, la expedición embocaba a
toda vela hacia el mar abierto, dejando
atrás la bahía de Corral. La primera sema-
na de navegación fue propicia y los vientos
portantes impulsaron la flotilla rumbo al
sur jalonando sucesivamente los principa-
les hitos de esta parte de la costa chilena:
punta Galera, la boca del río Bueno, el mo-
rro San Pedro, la isla Grande Chiloé…
El derrotero escrito por Juan Ladrillero
(una obra muy precisa, sorprendente para
la época) identifica asimismo las islas Gua-
fo, Ipún y Guamblín (al occidente del ar-
chipiélago de los Chonos), así como el ca-
bo Tres Montes, en la península de Taitao.
En cuanto al golfo de Penas (que Ladrille-
ro denomina bahía Alcachofada), como es
su tradición, le recibió con un soberano
temporal, que la armadilla negoció como
mejor pudo, hasta que finalmente encon-
tró refugio en la bahía de Nuestra Señora
del Valle. Este lugar se ha identificado con
el extremo norte del canal Fallos, un lugar
remoto en la costa de la isla Campana.
Aquí se produjo el primero de varios en-
cuentros entre los navegantes y los indíge-

Q Durante
nas kawaskar o alacalufes. Se trataba de
una docena de aborígenes canoeros, habi- Lo desconocido era el siguiente canal, (lo que le llevó a descubrir el Campo de
tantes de los canales interiores en torno a posteriormente bautizado como canal La- Hielo Sur, en medio de una navegación
la gran isla Wellington, a los que Ladrillero
describe como deformes, cuyas mujeres
son tanto o menos agraciadas que los hom-
225 años drillero en honor a nuestro atrevido nave-
gante, el cual le permitió salir al golfo
Trinidad y de nuevo el mar abierto. Otra
por entre islas de hielo y carámbanos) .
Meses más tarde explorará asimismo el
sector de Última Esperanza, donde se le-
bres. Dos de ellos fueron tomados como re- las exploraciones tormenta, que casi desarbola ambas na- vanta actualmente la ciudad de Puerto
henes, para llevarlos como intérpretes en ves, separó finalmente a la San Luis de la Natales. Y en la remota península Sach
próximos encuentros. Algo así como si una realizadas por San Sebastián de Cortés Ojea, que ya no dejará un grabado en la roca (que todavía
nave extraterrestre de pronto abriese sus volverán a encontrarse. Este último ter- existe) a modo de aviso para los futuros
puertas y nos abdujese… Juan Ladrillero minará por desmontar su navío averiado, navegantes, para que desistan de alcanzar
MAPA DE EXPEDICIÓN
LADRILLERO- ARCHIVO
DE LA MARINA DE CHILE-
La navegación prosiguió por el canal Fallos,
que es un enorme callejón entre montañas en los canales para con los materiales desmantelados
construirse otra embarcación más peque-
el océano Atlántico por esta vía (que se
termina en el fiordo por él bautizado co- bran fuerzas a base de buen pescado y brá que amputarle una pierna: cierta no- bando finalmente hacia Concepción. A este
TRANSCRITO EN 1875.

insulares, temido todavía hoy por sus carac-


terísticas de túnel de viento. En este esce-
de la Patagonia no ña en la que retornará a Valdivia, donde
da la noticia de la desaparición de Juan
mo Obstrucción).
Ya en el entorno del estrecho de Magalla-
mejor marisco. Por fin, el 9 de agosto de
1558, a la altura de la Primera Angostura
che, en medio de un temporal en el golfo
de Penas, salta por la borda y se suicida.
puerto solo llegan tres supervivientes, que
fallecen al poco de tocar tierra. Ladrillero
nario temible, la San Luis y la San Sebastián
se deslizaron durante dos jornadas sin con-
fueron superadas Ladrillero.
Algo muy lejos de la realidad ya que el
nes, el invierno de 1558 le alcanza con su
tripulación agotada y sin víveres, por lo
del Estrecho, Ladrillero desembarcará al
frente de sus hombres, plantará la bande-
Otros tripulantes han ido muriendo de es-
corbuto y agotamiento. Ladrillero, ha deja-
muere un día antes de cumplirse la arriba-
da. Su diario será enviado a España. Pero
trol, con imposibilidad de fondear de noche porfiado Ladrillero no solo sobrevivió al que decide refugiarse durante cuatro me- ra, ordenará al escribano levantar acta y do de escribir su derrotero y se consume en la metrópolis lejana este escrito explo-
debido a la gran profundidad de sonda en el temporal, sino que volvió a adentrarse ses en lo que bautiza como Puerto de los tomará así posesión del paso magallánico de fiebre, postrado en su recamara. Será el ratorio fundamental será arrumbado por la
canal. Por ello, tuvieron que encender los animoso por el laberinto de los canales Remedios (posiblemente el actual canal para el Rey y para las provincias de Chile. piloto Hernán Gallegos quien asuma el burocracia durante 225 años. Por lo que
faroles prosiguiendo la singladura en la os- patagónicos remontando de nuevo hacia Abra, que separa las islas Desolación y El viaje de retorno hacia el norte resulta mando del San Luis. En busca de mejores Juan Ladrillero quedará, para la historia de
curidad y hacia lo desconocido, con tan solo el golfo de Penas, por los canales Concep- Santa Inés). Allí traba conocimiento con atroz. Al lugarteniente Palomino, herido vientos, se adentrará en el Pacífico, pasan- la exploración, como uno de sus más insig-
el amparo de la Virgen del Cielo… ción y Messier, tras explorar el seno Eyre indígenas Yahgan y los españoles reco- durante una refriega con los alacalufes, ha- do de largo la latitud de Valdivia y arrum- nes olvidados. Q

PE HHC12
Juan Ladrillero. De Valdivia hasta el Estrecho (1558) /83
PE RV/P13
Por la península
de Illahuapi
Enclave de la tradición autóctona

LA ENSENADA DE RIÑINAHUE Y LOS MONTES DE RUPUMEICA. EMBARCANDO EN PUERTO MORA: CIERRE NÁUTICO DE ESTA RUTA VERDE.

culo de aproximación donde el aparca-


miento inmediato al Salto del Nilahue: un
bello paraje fluvial donde nos guardarán
Una activa comunidad
además el auto por unas pocas lucas. A
partir de este punto, nuestra Ruta Verde
mapuche-huilliche
discurrirá un breve trecho sobre el asfal-
to de la carretera de Futrono a Lago Ran- L a comunidad tradicional que habita en la península de Illahuapi está orgullosa de
su origen mayoritariamente mapuche-huilliche, conservando sus costumbres
con arraigo, aunque sin los excesos folkloristas que desvirtúan otras propuestas
co; para, seguidamente, optar por el ca-
del, en ocasiones, mal denominado etno-turismo. La medicina tradicional, por ejem-
mino ripiado que penetra hacia la penín- plo, se mantiene en toda su vigencia y las hierbas medicinales con poderes sanado-
CHUCAO sula de Illahuapi. Un itinerario sin gra-
(SCELORCHILUS res representan una de las riquezas ancestrales de este territorio. Por otra parte,
RUBECULA) diente, que nos llevará en paralelo al ba- han conseguido la implantación de una de las primeras Escuelas Étnicas mapuche-
jo curso del río Nilahue, hasta la playa huilliche del país, cuyo moderno edificio que acoge a 29 alumnos evoca la forma tra-
del Arenal y las orillas del lago Ranco. En dicional del kultrún.
cuanto a las panorámicas sobre el sagra- Cada mes de febrero, asimismo, continúa celebrándose en Illahuapi, con toda su in-
do cerro Ille resultarán, en todo momen- tensidad, la fiesta de la trilla a caballo o lepún, soltando a los animales al trote en re-
dondo para separar la paja de la mies. En cuanto a los telares artesanos se mantie-
sus espaldas se levanta un to, espectaculares.

A cerro ancestral y mítico: el


Ille (1.287 m), el mejor vigía
sobre todas las tierras del
Ranco, que recubren los profundos bos-
ques antiguos. Esta cumbre es sagrada
La primera subida acentuada de la ruta
nos permitirá, a partir de El Arenal, enla-
zar con el istmo mismo de la península
de Illahuapi. Aquí se verifica, cada lunes,
un pequeño mercadillo campesino junto
nen en esta península también en todo su vigor y dos asociaciones de artesanas
agrupan la actividad textil tradicional de antaño aunque incorporando nuevos dise-
ños y facturas, cuyo éxito resulta creciente. Estos talleres artesanos merecen, sin
duda, la visita del viajero. Para promover el turismo rural en la península de Illahuapi,
pero sin perder la autenticidad de las raíces ancestrales, sus habitantes mantienen
una página web y una dirección de contacto, información y para reservar servicios
para la comunidad mapuche-huilliche a la escuela rural de Ensenada, al que turísticos con antelación: http://illahuapi.hostei.com y turismoillahuapi.com. Atiende
que hasta el día de hoy habita en esta acuden los habitantes locales a pie, a ca- Lorena Sepúlveda Millahueque.
apartada península. Una comunidad ori- ballo, en las carretas de bueyes. Nuestro
ginaria que llevó en ella una vida real- pedaleo nos llevará después hasta la lla-
mente insular hasta hace poco más de mada Ensenada Sur, donde doña María
tres lustros, cuando el primer camino ro- Traruanca, al frente de un grupo de mu-
dado fue abierto desde la carretera Lli- jeres de la comunidad, puede preparar-
fén-Riñihue, para desenclavar estas sole- nos, si gustamos, un buen almuerzo a la
dades. Antes de aquello, nos cuenta Ma- mapuche en su quincho-cabaña junto al
ría Teresa Rudolph, descendiente de uno camino. Para continuar en dirección al
de los primeros colonos alemanes llega- otro núcleo comunal de la península,
dos a estas tierras a finales del siglo XIX, desplegado en torno a la posta de
‘para salir de Illahuapi la única opción Illahuapi. En el camino vamos a disfrutar
era la barca’, en una travesía arriesgada de espléndidos panoramas sobre las
hasta la otra parte del seno Riñinahue y cumbres de Futangue, el entorno sur del
el pie de los cerros de Futangue, donde Parque Nacional Puyehue, el pequeño
los parajes dramáticos que se denominan volcán Carrán o las cumbres andinas de
El Derrumbe, o El Peligro. la parte de Rupumeica.
Desde el punto de vista ecoturístico, la Allí donde la posta de Illahuapi funciona,
península de Illahuapi resulta hoy espe- desde 2009, una de las primeras escuelas
cialmente idónea para el cicloturismo. étnicas mapuche-huilliche del país. Y fun-
Nuestra recomendación es dejar el vehí- cionan un par de talleres textiles todavía UN DÍA DE COMPRAS EN EL MERCADO RURAL DE ENSENADA.

ILLAHUAPI: UN CONJUNTO ECO-PAISAJÍSTICO PRIVILEGIADO.


PE RV/P13
Por la península de Illahuapi. Enclave de la tradición autóctona /85
86/ PE RV/P13
Por la península de Illahuapi. Enclave de la tradición autóctona

EL ISLOTE CHINGUE, EN EL LAGO RANCO.

equipados con sus tradicionales telares, ñas lagunas de Aguas Negras y de Chal- autóctonos. El camping rústico ‘Paraíso cuito navegando (con nuestras bicicletas
en los que trabajan colectivamente las ar- quihue, escondidas entre orla de bosques de las Cavernas’ se localiza al pie mismo a bordo…) a lo largo de la costa norte de
tesanas locales, agrupadas en las asocia- y totoras, buenos lugares para observar de este perfecto promontorio lacustre: la península. El viajero volverá a poner
ciones Las Siemprevivas y Las Dos Lagu- variedad de aves acuáticas y rapaces. un lugar idóneo para plantar la carpa. pie a tierra en la playa del Arenal. Para
nas. De sus lienzos y urdimbres el viajero Pero lo mejor será continuar pedaleando Otro lugar atractivo, que también cuenta proseguir pedaleando desde este paraje
verá brotar magníficos ponchos, chales, hasta el extremo más occidental de con instalación rústica de camping es, en hasta alcanzar de nuevo nuestro punto
bufandas de lana teñida a la vieja usanza, Illahuapi, la punta Conunhue, donde exis- Puerto Mora, el ‘Canto del Chucao’. En es- de partida, junto al salto del Nilahue. El
cuya demanda ya alcanza Santiago, tam- ten unas cuevas de interés espeleológico te lugar, frente por frente del islote El sagrado cerro Ille, la hermosa península
bién allende las fronteras. Otras dos joyas que sirvieron de refugio tradicional, en Chingue, fondea su barca don Beto Leiva, de Illahuapi quedarán definitivamente
en este entorno peninsular son las peque- caso de peligro, a los antiguos habitantes con la posibilidad de cerrar nuestro cir- impresas en nuestra memoria. O

PE INFOVIAJE
557 m, cerro Triguepulla; mínima: U MEJOR ÉPOCA Güiñas. Existe el puma y el cón-
70 m, lago Ranco. Cualquier época del año: pero dor se avista ocasionalmente.
fuera de la temporada veraniega,
U DURACIÓN Y DISTANCIAS la tranquilidad rural en Illahuapi U MONUMENTOS DEL HOMBRE Y
Se recomiendan dos jornadas, resulta absoluta. PUNTOS DE INTERÉS FLUVIAL
pasando la noche en camping o Pervivencia de las tradiciones
cabaña en la parte oeste de la pe- U VALORES NATURALES mapuches-huilliches. Una de las
nínsula; pero esta ruta verde tam- Una península ‘casi isla’ (Illahuapi primeras Escuelas Étnicas que
bién puede resolverse en una sola significaría precisamente esto, en funcionan en el país. Cultivos y co, 35 kms. Para navegar entre
jornada. Desde el salto del mapudungún); y el más extenso ganadería tradicionales. El uso Puerto Mora o Las Cavernas y
Nilahue a la Escuela Rural de territorio peninsular en la Región ancestral de las plantas medici- El Arenal, la embarcación de GPS 1 Salto del Nilahue- 40°17'7.32"S/ 72°10'19.51"O

PUNTOS GPS
Illahuapi son 18 kms (en bicicleta, de Los Ríos. Una unidad eco-pai- nales. Cada mes de febrero, la Beto Leiva (entran bien hasta GPS 2 Cruce hacia Illahuapi- 40°17'12.95"S/ 72°10'47.96"O
considerando las paradas, unas sajística excepcional sobre el en- fiesta del lepún o trilla a caballo 8 personas con sus bicicletas; GPS 3 Playa El Arenal- 40°16'8.93"S/ 72°15'6.60"O
3 horas); hasta los campings Pa- torno oriental del lago Ranco. Di- al estilo mapuche. Los antiguos a razón de $ 16.000 por viaje). GPS 4 Ensenada Norte- 40°16'38.75"S/ 72°15'51.54"O
raíso de las Cavernas y El Canto versos islotes en su periferia, co- telares tradicionales que perma- GPS 5 Escuela y mercado semanal de Ensenada- 40°16'45.35"S/ 72°16'6.72"O
del Chucao, otros 2 y 1,5 kms mo El Chingue, Caupolicán, El necen en activo, generadores de U ARTESANÍA
GPS 6 Ensenada Sur- 40°17'31.02"S/ 72°15'52.83"O
respectivamente; si decidimos Peje. Y dos pequeñas lagunas: afamados productos textiles. Junto a la escuela de Illahuapi,
GPS 7 Laguna Aguas Bravas- 40°16'32.02"S/ 72°18'37.25"O
cerrar el circuito por vía terrestre, las de Aguas Negras y de Chal- los talleres artesanos Las Dos
pedaleando por los caminos de la quihue. El sagrado cerro Ille U CÓMO LLEGAR Lagunas y Las Siemprevivas, que GPS 8 Talleres textiles artesanos- 40°16'20.53"S/ 72°18'40.01"O
parte N de la península, entre la (1.287 m) domina su entorno, Por la carretera T-85, entre Futro- agrupan a las tejedoras locales; GPS 9 Escuela Mapuche Illahuapi- 40°16'18.20"S/ 72°18'41.21"O
ACARREANDO MADERA Escuela Rural de Illahuapi y el sal- manteniendo extensiones valio- no y Lago Ranco; tomando el ca- en telares tradicionales elaboran GPS 10 Punta Conunhue y Las Cavernas- 40°15'47.01"S/ 72°20'1.93"O
CON LA TRADICIONAL to del Nilahue son 16 kms (2-3 sas de bosque nativo. En el extre- mino ripiado a la península de un magnífico muestrario de pren- GPS 11 Puerto Mora- 40°15'43.70"S/ 72°18'44.31"O
CARRETA DE BUEYES.
U LOCALIZACIÓN horas); pero si optamos por em- mo oeste de la isla, el paraje de Illahuapi un kilómetro al sur del das. Merecen, sin duda, la visita.
GPS 12 Islote El Chingue- 40°15'6.52"S/ 72°19'7.37"O
Comuna de Lago Ranco. barcarnos entre Puerto Mora y Las Cavernas, de interés espeleo- Salto del Nilahue. Desde Valdivia,
El Arenal, combinaremos 9 kms lógico, con interesante colonia de 142 kms hasta el aparcamiento U CARTOGRAFÍA
U ALTITUDES por vía náutica (circunnavegando quirópteros. Avifauna acuática del Salto del Nilahue (por Futro- Instituto Geográfico Militar, esca-
Máxima: 1.287 m, en cerro Ille; en el islote del Chingue) con otros numerosa. Aves rapaces y fores- no). Desde Futrono, 35 kms has- la 1:50.000, hojas ‘Lago Ranco’ y
la propia península de Illahuapi, 8 kms por vía terrestre. tales. Huillines. Zorros culpeos. ta este punto. Desde Lago Ran- ‘Riñinahue’. LA ARTESANA MACARENA NAVARRETE, EN SU TELAR DE ILLAHUAPI.

PE RV/P13
Por la península de Illahuapi. Enclave de la tradición autóctona /87
HITO HISTÓRICO-CULTURAL EXPLORADORES OLVIDADOS DE CHILE
VIDAL GORMAZ.

PEHHC13

Vidal Gormaz
La Covadonga en Valdivia
Roberto Martinic, Geógrafo

ASÍ LUCÍA EL PUERTO DE CORRAL A FINALES DEL S.XIX. ARCHIVO DE LA DIRECCIÓN MUSEOLÓGICA UACH.

La Cañonera “Covadonga”

L
La misión hidrográfica a historia nos enseña como la pe- derada como una auténtica exploradora construcción. En Corral, según el diario de los rápidos impidieron seguir avanzando’, da por las goletas que hacen el tráfico en-
La historia de Nuestra Señora de Covadonga no pudo ser más intensa y tre-
queña goleta Covadonga, capita- olvidada. Y, con ella, sus oficiales y tripu- a bordo, ‘había solo dos buques a la carga pero logrando con éxito tomar los datos ne- tre Tolten, Corral y hasta Valdivia’. El nego- pidante. Construida como goleta en 1857 en los astilleros de Cádiz para la
desarrollada en 1875 neada por Carlos Condell, se en- lantes enviados en aquella relevante mi- de madera, único artículo que se exporta cesarios para realizar el plano de dicha des- cio de estas embarcaciones se enfocaba, al Armada española, su casco era de madera (48,50 m de eslora), y estaba
y 1876 por la frentó astutamente, en aquel difí- sión hidrográfica desarrollada durante los en barcos de vela’. Desde su base en Co- embocadura fluvial. parecer en el intercambio de frutos del equipada por un motor a vapor de 160 CV de potencia construido en El Fe-
renombrada nave en cil combate de Punta Gruesa librado inme- años 1875-76 y cuyo objetivo era construir rral, a los pocos días se iniciaría el recono- Así se describe el capitán Domingo Sala- país, ganado menor y aves de corral. rrol (España). Tras haber servido en la colonia española de las islas Filipi-
diatamente al sur de Iquique a la potente las cartas náuticas de la zona. cimiento de la costa valdiviana al completo, manca el área de Maiquillahue: ‘en toda la Luego de efectuar los levantamientos en la nas, fue una de las embarcaciones que bajo dicha bandera participó en la
la actual región de fragata peruana Independencia a la que Al mando de la Covadonga se encontraba entre punta Ronca por el norte y punta Ga- extensión de esta bahía, limitada en sus ex- bahía Maiquillahue, los hombres de la Co- absurda Guerra Hispano-Sudamericana (1864-1866), que enfrentó a Chile
Los Ríos contribuyó consiguió hacer encallar mientras esta últi- el capitán Domingo Salamanca, insigne lera por el sur. Además, en esta misma mi- tremos por altos y boscosos cerros que vadonga efectuarán las mediciones de to- y Perú con España, a raíz de una disputa por las islas Chinchas peruanas.
En el transcurso de este conflicto, la cañonera Covadonga sería capturada
decisivamente a la ma la perseguía. Este acontecimiento naval marino chileno, y entre sus oficiales apare- sión se efectuaría el reconocimiento del río caen perpendicularmente a pique sobre el dos los accidentes geográficos relevantes.
por el Capitán de Fragata Juan Williams Rebolledo en el combate naval de Pa-
elaboración de las tuvo lugar luego del hundimiento de la go- cen los tenientes segundo Juan Barrientos Valdivia y del Río Bueno. Un importante mar, dejando una gran playa de arena en el La punta y caleta Huezhui, la caleta Curín, pudo, el 26 de noviembre de 1865. Esta acción motivó el suicidio del Almiran-
leta Esmeralda por parte del monitor pe- y Manuel Señoret (este último tendría una trabajo hidrográfico en el que los tripulan- centro, apenas si hay un lugar abordable la punta Julepe y la caleta Brava, punta te español Pareja y llevó a su sucesor, Casto Méndez Núñez, a decidir, como
modernas cartas ruano Huáscar, el 21 de mayo de 1879 y en participación destacada en el combate de tes de la Covadonga iban a emplear hasta para embarcaciones menores…pues la pla- Chungungo y morro Bonifacio, morro Gon- represalia, el bombardeo de Valparaíso el 31 de marzo de 1866. En cuanto a
náuticas del litoral de los comienzos de la Guerra del Pacífico. Angamos, alcanzaría el grado de Contraral- 6 meses de laboriosa navegación. ya es muy peligrosa a causa de la fuerte zalo y el caletón del Huapi, punta Chaihuín la Covadonga, ya bajo bandera chilena, y luego de participar en varias explo-
esta parte de Chile. Lo que pocos recuerdan es que, tan solo mirante en la Armada de Chile y ejercería En Corral, luego de pasar varios días ‘ajus- marejada y rompiente constante en toda su y punta Huiro, punta Galera... Son unos pri- raciones en la costa Chilena, se distinguiría en la Guerra del Pacífico contra el
4 años antes, aquella misma goleta Cova- también como Gobernador del Territorio de tando los cronómetros’, la Covadonga enfi- extensión. En ningún caso deberá intentar- meros cuarenta días de trabajo constatan- Perú, especialmente en el combate naval de Punta Gruesa (21 de mayo de
donga se dedicó a recorrer las costas de Magallanes). lará hacia el norte, con rumbo a la bahía de se abordarla’. En realidad, se trata de la do la exuberante vegetación que se exten- 1879). Pero casi un año después resultaría hundida, el 13 de septiembre de
1880, en Chancay, producto de un bote-trampa preparado por los peruanos
Valdivia exhaustivamente, con la misión El 20 de octubre de 1875 la Covadonga Maiquillahue. Al cabo de dos días estará le- descripción de Mehuín hace 138 años, un día entonces hasta la misma línea de costa,
y que fue izado a bordo pensando que se trataba de una simple nave al gare-
de realizar el primer reconocimiento hi- efectuó su entrada en la bahía de Corral. vantada la primera carta náutica de la ba- sector totalmente desconectado entonces, entre sucesivos encuentros con las familias
te. Producto de la terrible explosión, murió ahogado su comandante Pablo Fe-
drográfico pormenorizado de las costas Por aquel entonces, el faro de Punta Gale- hía. En un pequeño bote, los marinos pene- por tierra, del resto del país. Poco más al huilliches del litoral. rrari, junto a otros 32 tripulantes. La valiente Covadonga yace hoy a 30 m de
de la actual región de Los Ríos. En este ra, que marca la aproximación a esta rada traron por el rio Lingue (o Mehuín) y lo re- sur de Maiquillahue, en la pequeña caleta En el entorno de punta Huezhui (proximi- profundidad en aguas próximas al puerto de El Callao.
sentido, la Covadonga merece ser consi- desde el mar abierto, estaba en fase de montaron durante casi 7 km, ‘hasta donde Picuncura, se refiere que ‘es muy frecuenta- dades de Chanchán) localizarán ‘el desem-

PE HHC13
Vidal Gormaz. La Covadonga en Valdivia /89
HITO HISTÓRICO-CULTURAL EXPLORADORES OLVIDADOS DE CHILE

MAPA DEL RÍO.


CARTA NAÚTICA DEL
RÍO CALLECALLE
Y SUS TRIBUTARIOS.

PRIMER LEVANTAMIENTO
EN 1834 DE LA
DESEMBOCADURA DEL
RÍO BUENO.

Q
barcadero mejor de todo este tramo de le’. Especialmente interesante resulta el de- embocadura, hasta el lugar llamado El Islo- del grupo, alargando los días de levanta-
costa, en la playa al fondo de la caleta ’.
Aquí ‘… la población, que es la más nume-
talle que entrega, mas tarde, sobre el río
Chaihuín, ‘navegable para embarcaciones
te’. El Islote era como se conocía entonces al
islote de Haverbeck. El reconocimiento se
1875, el año miento y exploración. Finalmente, llegan al
puerto de Trumao donde finalizarán los tra-
rosa entre Maiquillahue y morro Bonifacio, menores, las que una vez que han salvado prolongó aguas arriba del río Cruces, hasta de la misión bajos de levantamiento encargados, ‘en una
muestra suma desconfianza por los extran- la barra, pueden remontar con facilidad el lugar de Tres Bocas, donde el topónimo hermosa vega con dos grandes graneros,
jeros; pues tan pronto como se acerca un hasta 5,5 millas’… ‘entre cordones de mon- de Punta Covadonga todavía recuerda estos hidrográfica por las unas dos casas y cuatro ranchos, unido por
buque, el toque de una corneta sobre la tañas que se abren formando un hermoso hechos en pleno corazón del actual Santua- caminos a Osorno, a la aldea de Rio Bueno y
prominencia de Huezhui avisa al cacique y fértil valle de más de 1,3 millas de ancho, rio de la Naturaleza Carlos Andwarten. costas valdivianas a la villa de la Unión, cuyos productos expor-
Curín, señor de estos lugares, y a sus mo- por el que se desliza el río, describiendo En cuanto a los trabajos en el río Bueno, tan los vapores’. Trigos, harinas, cueros, ma-
cetones, los que inmediatamente se reúnen caprichosas curvas con espesa y vigorosa efectuados con apoyo del vapor Huanay, deras de construcción, cascara de lingue y
en gran número y montados, en la playa vegetación en sus riberas’. De punta Galera posibilitaron el levantamiento de las prime- rero…’. Hicieron falta muchos días por las lanas eran los principales productos que se
del desembarcadero, donde el que desem- nos dice que ‘es conocida por los indígenas ras cartas náuticas fiables para el sector malas condiciones de viento (incluso en ve- exportaban desde este remoto puerto flu-
barca es abrumado a preguntas sobre el como Buchuchen, siendo la punta más sa- (Vidal Gormaz había levantado ya algunos rano) antes de continuar la exploración del vial. En cuanto al esforzado teniente Seño-
objeto del viaje, embarcaciones, fuerza y liente del litoral valdiviano’. apuntes iniciales en 1834) comprendido en- rio Carimahuida, de bajo fondo y gredoso. ret, a bordo de una embarcación menor,
armamento del buque’. Concluidos los trabajos en la costa norte val- tre La Barra y el puerto de Trumag (o Tru- De paso, el teniente Señoret menciona que ayudado por guías indígenas, proseguirá su
Más al sur destaca la importancia del cerro diviana, el capitán Salamanca ordenó al te- mao), próximo a La Unión. En la desembo- la población de este lugar vive más de la labor exploradora todavía más allá del pro-
Oncol, que desde el océano se avista de niente segundo don Manuel Señoret efec- cadura del río Bueno la expedición encon- corta de leña de ulmo para los vapores, que grama encomendado y continuará remon-
manera inconfundible, cayendo suavemen- tuar los trabajos del Río Bueno; y al teniente tró a un solo habitante, un tal mister Jack- de la explotación agrícola de la tierra. Otros tando el Bueno hasta enlazar con el lago
te hacia el mar y conformando ‘la parte segundo don Juan Barrientos practicar una son, ‘un inglés venido al lugar por motivos afluentes como las Ánimas, el Manzanito y el Ranco, cuyos primeros planos se encargará
más saliente del litoral entre Corral y Queu- ‘prolija sonda del rio Valdivia, desde la des- de salud y que se ocupa del negocio made- estero del Molino de Oro llaman la atención de levantar. Q

PE HHC13
Vidal Gormaz. La Covadonga en Valdivia /91
PE RV/P14
Nuevas rutas por
el Caulle-Puyehue
Senderos post-erupción
al territorio volcánico

EL CRÁTER DEL PUYEHUE, CUBIERTO POR SU CASQUETE GLACIAR: UN ESTRATOVOLCÁN DORMIDO, CUYA
ÚLTIMA ERUPCIÓN SE REMONTA AL 850 D.C.

E
l Cordón del Caulle (1.798 m) es la faz de la Tierra. Varios cauces fluviales se
una gran fisura volcánica que ha transmutaron. Los hermosos lagos del sec-
entrado en erupción numerosas tor, como el Huishue, el Gris o el Constancia
veces en la historia. Articulado con (pero también otros lagos mayores, periféri-
la contigua alineación montañosa de la Sie- cos, como el Maihue o el Ranco) aparecieron
rra Nevada (2.156 m) y esta, a su vez, con el cubiertos por masas flotantes de piedra
vecino cerro Puyehue (2.240 m, un estrato- pómez, que fueron arrastradas incluso hasta
volcán dormido cuya última erupción se re- el océano Pacífico a favor de la corriente del BOSQUES VÍRGENES EN EL PARQUE NACIONAL DEL CAULLE, SECTOR RUPUMEICA ALTO.
montaría al año 850 d.C,), conforma una so- río Bueno. Ciertamente, la geografía y el
la unidad geomorfológica denominada por paisaje en esta porción del sur de la región
los vulcanólogos Complejo Volcánico Puye- de Los Ríos experimentaron unos cambios
hue-Cordón del Caulle, cuya superficie total
alcanza los 160 kms2.
tan drásticos que todo parecía una pesadilla.
Pero la Naturaleza es brava también a la
Historia del Parque Nacional
La última erupción volcánica ocurrida en hora de enfrentarse a sus propias adversida- Puyehue
este territorio vinculado asimismo al área des, alcanzando espectaculares cotas de
silvestre protegida Parque Nacional Puyehue
(cuyos límites comparten las regiones de
resiliencia. En el momento actual aquellos
graves procesos eruptivos de 2011-2012 han
L os actuales límites del Parque
Nacional Puyehue determi-
nan, oficialmente, una superficie
Los Ríos y Los Lagos) tuvo lugar el 4 de junio vuelto a caer en el letargo. Las lluvias y total protegida de 112.000 hectá-
de 2011: más de 100 millones de toneladas nevadas que se han venido sucediendo a lo reas, distribuidas administrativa-
de arenas y piedra pómez, impulsadas por largo de los pasados inviernos han termina- mente sobre territorio de cuatro
una fuerza estimada equivalente a 70 bom- do por limpiar las cenizas, devolviendo el comunas: Lago Ranco y Río Bue-
bas atómicas. Las emisiones eruptivas que verdor a sus cordilleranas selvas. Asimismo, no, en la región de Los Ríos; y Pu-
yehue y Puerto Octay, en la re-
generaron una nube de cenizas que quince esos hermosísimos lagos andinos del terri-
gión de Los Lagos. Por su flanco
días después de la erupción, dio la vuelta al torio Puyehue-Caulle han vuelto a recuperar oriental alcanza los límites con Argentina, enlazando ambientalmente, al otro lado de la
mundo, arrastrada por los vientos dominan- sus tonos azules y esmeralda de antaño. frontera, con el Parque Nacional Nahuel Huapi, en la provincia de Río Negro de aquel país.
tes (afectando a ciudades tan distantes Desde el punto de vista faunístico, el cóndor Ambos territorios protegidos se integran, a su vez, dentro de la extensísima Reserva de la
como Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, o ha vuelto a enseñorearse de los cielos de Biosfera de los Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes (declarada por la
Melbourne, en Australia). Sus efectos devas- este territorio volcánico e, incluso, un grupo UNESCO en 2007, sobre una superficie de 2.168.956 hectáreas), de carácter binacional.
tadores se mantuvieron, según distintos relíctico de ciervos huemules, que deambu- La creación del P.N. Puyehue se remonta al año 1941, sobre una extensión de 65.000 has
niveles de intensidad, durante dos años, laba a caballo de la frontera chileno-argenti- dependientes del entonces Ministerio de Tierras y Colonización, al objeto de ‘conservar la
belleza escénica y formaciones boscosas de precordillera y cordillera andina’. Este mismo
afectando a los inmediatos sectores tanto na (en las pampas que rodean al cerro
Ministerio, en 1950, ampliará su superficie protegida hasta las 145.000 has. Pero en 1980,
chilenos como argentinos y provocando la Pirámide), ha vuelto a dejarse ver al oriente
durante el periodo de la Dictadura Militar, el territorio del parque aparece como un verdade-
evacuación de unas 3.500 personas. del P.N. Y, también desde hace ya un año, los ro acordeón, extendiéndose y contrayéndose sucesivamente, perdiendo por ejemplo
Se trató de uno de los más impresionantes humanos hemos vuelto a visitar estas gran- 23.000 has un día (para el establecimiento de la Colonia Rupanco) o ganando 15.035 has
episodios volcánicos acontecidos en nuestra diosas soledades volcánicas. al poco tiempo (en el sector del río Golgol y el extremo oriental del lago Rupanco). Estas
historia reciente, a nivel planetario. Un fenó- Por nuestra parte, llevamos ya catorce oscilaciones territoriales dificultaron la correcta gestión integral del parque nacional.
meno natural que se llevó por delante toda meses trabajando en el planteamiento de Finalmente, los límites definitivos del P.N. Puyehue fueron definidos por el Decreto
la modesta infraestructura senderista que una nueva red de Rutas Verdes sobre este Supremo N° 445 del 5 de agosto de 1981 del Ministerio de Bienes Nacionales, que des-
existía en el ámbito del P.N. Puyehue y el sector andino privilegiado. Unos itinerarios
afectó nuevamente una serie de terrenos de propiedad privada e incorporó nuevas
tierras fiscales al área silvestre protegida hoy incluida en la SNASPE (Sistema Nacional
espectacular territorio andino que integra que falta implementar y señalizar de mane-
de Áreas Silvestres Protegidas del Estado). Pero su aceptación de estos límites sigue
su entorno. Aquellas cenizas grises, real- ra estable ya que ha habido que replantear- siendo contestada por la mayoría de los propietarios privados dueños de los fundos
mente, parecieron cubrirlo todo. Varios cen- los desde un nivel cero. En total, lo que se circundantes, como son los casos de los de Rupumeica, Providencia y Contrafuerte, El
tenares de hectáreas de venerables bosques propone es el establecimiento de hasta once Porvenir o El Caulle. Una situación, sin duda, endiente de resolver a efectos de dotar de
autóctonos desaparecieron en pocos días de rutas senderistas que. en su conjunto y ar- solvencia territorial definitiva a esta preciada pieza de la naturaleza protegida en Chile.

ERUPCIÓN EN EL CORDÓN DEL CAULLE, EN 2011: CON UNA FUERZA EQUIVALENTE A UNAS 70 BOMBAS ATÓMICAS.
PE RV/P14
Nuevas rutas por el Caulle- Puyehue. Senderos post-erupción al territorio volcánico /93
94/ PE RV/P14
Nuevas rutas por el Caulle- Puyehue. Senderos post-erupción al territorio volcánico

cender después por las laderas meridionales


del referido volcán (hay que pagar un peaje
al paso del fundo privado El Caulle) hasta la
guardería CONAF de Anticura, el valle del río
Golgol y la carretera internacional de Osorno
a la frontera argentina por el paso Cardenal
Samoré (o paso Puyehue).
Antes de la última erupción volcánica, inten-
tamos en marzo de 2009 esta travesía trans-
puyehue, pero planteando como alternativa
frente a la clásica pista de Parra la recupera-
ción de una antigua huella maderera que
remontó antaño por la franja de bosques
primitivos situada entre los cajones fluviales
del Nilahue y el Contrafuerte. Los bosques
de este sector constituyeron siempre una EL IMPRESIONANTE CERRO DE LA VIRGEN, CERRANDO EL PAISAJE DEL LAGO HUISHUE.
selva soberbia, intacta, pero también inex-
pugnable para el viajero. El problema es que privados, los de Carrán y Rupumeica. Es en Chaichayén arriba (según el planteamiento
de la referida vieja huella no quedaba ni tierras de estos fundos, precisamente, que previsto por el Sendero de Chile), directa-
rastro más allá del punto donde nuestro GPS se localiza uno de los más preciosos ejem- mente las orillas del lago Maihue con las
EL CAJÓN VOLCÁNICO DEL RÍO CONTRAFUERTE. señalaba la proximidad de los límites del plos lacustres regionales, infrecuentado, de referidas lagunas Gemelas y con el lago
P.N. Era tiempo de verano y el calor, sofo- aguas azules, situado a los pies de una cum- Gris, con posibilidad de proseguir incluso
ticuladas entre sí, posibiliten a corto plazo la cante. La idea de llevar caballos no resultó bre de vértigo: el llamado cerro de la Virgen. hasta el lago Constancia por la base del
reactivación del ecoturismo (de carácter no- acertada, ya que los numerosos troncos En este entorno, la ruta verde del Lago cerro Pirámide. En cuanto a la unión sende-
motorizado) en el P.N. y su entorno, distri- caídos dificultaban muchísimo la progresión Huishue y las Lagunas Gemelas (sujeta a rista directa entre el lago Huishue y la cum-
buidas según los distintos flancos de aproxi- de nuestras cabalgaduras. El caso es que al permiso por parte de la gerencia de los fun- bre del volcán Puyehue, se trata de otra
mación al territorio y en beneficio de las cabo de dos días penosos, de machetear sin dos mencionados) resulta factible en bicicle- ruta, inédita, actualmente en prospección.
comunidades y habitantes aledaños. rumbo claro, todavía no habíamos consegui- ta de montaña desde su punto de partida Nos hemos referido hasta acá a los accesos
La ruta más clásica de acceso al P.N. do superar siquiera el nivel forestal, en pos (camino Riñihue-Rupumeica Alto) hasta las senderistas al Complejo Volcánico Caulle-
Puyehue, desde la región de Los Ríos, siem- del paraje de las azufreras y los géiseres. Así mismas orillas del Huishue. Y puede conti- Puyehue a partir del eje vial Riñinahue-
pre fue a través de la denominada pista de las cosas, nuestro guía terminó por extra- nuarse a pie por una huella que discurre a lo Rupumeica Alto; pero debemos hacer refe-
Parra, un solitario camino forestal que per- viarse completamente y solo al cabo de largo de las orillas orientales del lago y que rencia también a esas otras posibilidades
mite la aproximación, en vehículo 4x4, tras cuatro jornadas conseguimos volver a nues- termina dando acceso a las llamadas lagu- ecoturísticas que se ofrecen desde las pro-
desviarse poco antes del puente Juez Soto tro original punto de partida (¡gracias, sobre nas Gemelas: dos perfectos ejemplos lacus- pias orillas del lago Ranco. Una de ellas
Las 11 Rutas del PN Puyehue y su entorno (en la Región de los Ríos)
Vío sobre el río Nilahue y a partir del camino todo, al admirable instinto de los caballos!), tres y de humedales de alta montaña. discurre por el interior de la espectacular
que une las localidades de Riñinahue y situado cerca de la junta del Nilahue- Las lagunas Gemelas, el inmediato a éstas y área silvestre protegida, de titularidad 1. El camino de Parra/a los Géiseres 4. Sendero Contrafuerte 7. Sendero Los Mañíos-Laguna Los Coipos-Piedras Quemadas 10. Sendero Futangue-Cordón del Caulle
Rupumeica Alto, remontando en parte por Contrafuerte… Comprobamos en directo lo superior lago Gris, los cerros de la Virgen privada, denominada Parque Forestal 2. La Travesía Caulle-Puyehue 5. Sendero Laguna Rucatayo-Alto río Chirre 8. Sendero Chaichayén (Sendero de Chile) 11. Sendero Binacional Hueinahue-Lago Hermoso
3. Sendero Fundo El Caulle 6. Sendero Alto Ignao-Los Portones 9. Sendero Lago Huishue-Lagunas Gemelas (enlace con PN Lanín/Argentina)
el río de los Venados y hasta los límites sep- duro que pueden ser los accesos al macizo (1.728 m) y Pirámide (1.731 m), integran un Futangue. Conforma ésta, por su extremo
tentrionales del parque nacional. Cerca ya volcánico fuera de senderos establecidos. conjunto andino espectacular escondido en norte, la continuación natural del territorio
de estos últimos, las casas de Parra constitu- Pero la ruta del Contrafuerte, sin duda, uno de los lugares más remotos dentro de del P.N. Puyehue, y cuenta con una bien
yen un pequeño núcleo de actividad forestal deberá próximamente de terminar de explo- los límites del P.N. Puyehue. El inacabado cuidada y mantenida red de senderos en su mágica, donde la real y lo imaginario llegan No menos interesante resultará el acceso
perdido en medio de ninguna parte, pero rarse y habilitarse. proyecto Bicentenario Sendero de Chile interior. Uno de estos ejes remonta por el a fundirse. No en vano, en sus proximida- que lleva, desde las orillas del lago Ranco
GPS 1. Cumbre del volcán Puyehue- 40°35'35.96"S/ 72° 7'5.97"O
donde los viajeros pueden dejar custodiados En la actualidad nos encontramos prospec- planteó teóricamente su trazado precisa- valle del río Pichiriñinahue, bordeando la des, se asegura, el viajero suele divisar a un en Illihue, por el mirador de Los Mañíos y la

PUNTOS GPS
GPS 2. Cráter del volcán Puyehue- 40°35'7.87"S/ 72° 6'49.19"O
sus vehículos. Asimismo, si se requiere, la tando (e invitamos a nuestros lectores a que mente a través de estos parajes soberbios. perfecta laguna de El Encanto, y en su cabe- caballo negro que cabalga solo en los días laguna de los Coipos, hasta el mencionado
GPS 3. Sector Cordón del Caulle y erupción 2011- 40°30'38.06"S/ 72°13'49.81"O
familia Parra proporciona allí caballos, arrie- se sumen a este empeño) una serie de nue- En nuestro caso, en el intento de buscar una cera de aguas lleva al viajero hasta las de niebla y que es trasunto, ni más ni paso de Los Portones. En el que confluye
GPS 4. Piscifactoria Nilahue y entronque con la pista de Parra- 40°23'32.46"S/72° 4'55.28"O
ros y guiaje para adentrarse hacia el cora- vas rutas hacia el corazón del P.N. Puyehue, ruta alternativa a la mencionada por el lago inmediaciones del paraje de Los Portones, menos, que del propio Diablo… Para otros, otra ruta verde procedente, a su vez, de las
GPS 5. Casas de Parra- 40°26'39.37"S/ 72° 7'39.88"O
zón del Caulle-Puyehue. Este acceso, sin a partir de la localidad de Rupumeica Alto. Huishue (que discurre necesariamente por situado ya dentro de los límites del P.N. y en la principal característica de estos Portones localidades de Ignao y de Lago Ranco,
GPS 6. Sector geyseres y Las Azufreras- 40°30'7.25"S/ 72°10'16.84"O
duda, resulta estratégico ya que permite Rupumeica Alto es el nombre de una apar- terrenos de titularidad privada) hemos pleno corazón del Cordón del Caulle. El es abrigar el acceso también a la mítica pasando por el mirador de Piedra Mesa y
GPS 7. Punto de inicio del sendero Contrafuerte (en prospección), a Las Azufreras- 40°24'25.25"S/ 72° 5'4.56"O
alcanzar, en una sola jornada, el paraje de tada comunidad indígena situada al final del podido reconocer otra huella espectacular entorno de estos Portones (un estratégico Ciudad de los Césares, a través de un pasa- remontando por el valle del río Pichi Ignao
GPS 8. Volcán y laguna Carrán- 40°21'48.70"S/ 72° 3'43.84"O
géiseres y azufreras (las Azufreras) empla- camino que procede desde Riñinahue y gracias a la ayuda de los habitantes de paso en la muralla orográfica mencionada) dizo solo accesible a determinadas sensibi- o de Los Piuquenes. Por otra parte, si enla-
GPS 9. Rupumeica Alto- 40°22'2.24"S/ 71°59'23.50"O
zados muy cerca de donde tuvo lugar, preci- atraviesa por un par de enormes fundos Rupumeica Alto. Ésta enlaza, por el valle de integra, sin duda, una auténtica geografía lidades y en base a una cuarta dimensión… zamos el paraje de Los Portones con el de
GPS 10. Puente caminero sobre el río Huishue- 40°22'5.22"S/ 71°59'37.49"O
samente, la erupción volcánica de 2011. las Azufreras y los géiseres (al que podemos
GPS 11. Acceso hacia lago Huishue (permiso necesario/ fundo Carrán)- 40°22'35.34"S/ 71°59'49.61"O
En una segunda jornada, y a partir de Las llegar también, como se ha explicado, por la
GPS 12. Lago Huishue- 40°24'42.15"S/ 72° 0'28.33"O
Azufreras, será posible enlazar con la deno- mencionada y más habitual pista de Parra),
GPS 13. Laguna Gemela grande- 40°29'6.16"S/ 71°56'1.50"O
minada Ruta de Travesía Puyehue (el traza- todos los itinerarios y rutas verdes hasta
GPS 14. Lago Gris- 40°31'17.74"S/ 71°55'49.28"O
do actual ha variado, tras la erupción) la cual aquí mencionados pueden combinarse en
apuntará ahora hacia la base misma del una maravillosa Red Senderista Caulle- GPS 15. Cerro de la Virgen- 40°29'17.98"S/ 71°56'58.25"O

volcán Puyehue, a través de un espléndido Puyehue. Faltaría por incorporar un último GPS 16. Cerro Pirámide- 40°33'11.08"S/ 71°53'23.05"O

desierto volcánico de altura. Probablemente, itinerario, hasta la fecha inédito, el cual GPS 17. Río Chaichayén, a las lagunas Gemelas (por el humedal Cholchol)- 40°25'50.91"S/ 71°52'19.05"O

sea este uno de los más espectaculares tre- procedente de la parte de El Boquial, núcleo GPS 18. Laguna El Encanto- Parque Forestal Futangue- 40°22'36.43"S/ 72°12'36.87"O

kkings en toda Sudamé-rica. En una suce- perteneciente a la comuna de Río Bueno, se GPS 19. Sector Los Portones- 40°25'5.28"S/ 72°18'20.65"O

sión de otras 2 o 3 jornadas, esta experien- adentra por el perímetro occidental del GPS 20. Ruta desde Ignao/ Lago Ranco, por Los Piuquenes, a Los Portones- 40°24'31.17"S/ 72°22'34.75"O

cia permitirá, además de hacer la cumbre P.N. Puyehue y permite enlazar con los ejes GPS 21. Ruta por Los Mañíos, a Los Portones- 40°22'40.30"S/ 72°20'42.96"O

del propio volcán Puyehue (¡que magnífico mencionados en el solitario paraje de GPS 22. Accesos desde sectores Rucatayo y Pichichirre- 40°31'48.49"S/ 72°21'12.12"O

su cráter de 2,4 kilómetros de diámetro, Piedras Quemadas: muy cerca de donde se GPS 23. CONAF/ PN Puyehue, sector Anticura/ carretera internacional Osorno- Argentina- 40°40'3.44"S/ 72°10'8.63"O

relleno por una masa glaciar que le otorga situó el epicentro de la gran erupción volcá-
el aspecto de una pequeña Antártida!), des- nica de 2011... O
EL PARAJE DE LOS GÉISERES Y AZUFRERAS, ENTRE CAULLE Y PUYEHUE. EN LA TRAVESÍA TRANS-PUYEHUE, A TRAVÉS DEL DESIERTO VOLCÁNICO. CAMPAMENTO Y BAÑO, TRAS CULMINAR LA SUBIDA POR LA PISTA DE PARRA.
PE RV/P14
Nuevas rutas por el Caulle- Puyehue. Senderos post-erupción al territorio volcánico /95
HITO HISTÓRICO-CULTURAL EXPLORADORES OLVIDADOS DE CHILE

PEHHC14

Los holandeses en Valdivia Q A 360 años


Una breve incursión, fallida (1643) de la llegada de
Ricardo Molina Verdejo, Historiador
aquella expedición
Tras el levantamiento holandesa del
general mapuche de 1598 la
primera ciudad de Valdivia almirante Brouwer a
quedó desierta. En 1643 la Valdivia
expedición holandesa del
almirante Hendryk Brouwer
y de Elías Herckmans
aparece río arriba para
instalar el fuerte de
Brouwershaven...
Valdivia había adquirido fama entre los na-
vegantes de la época en razón a sus ricos
yacimientos auríferos, razón de sobra para
intentar la instalación de un asentamiento.
El jesuita P. Diego de Rosales, en su Historia
General del Reyno de Chile. Flandes Indiano
que fuera escrita durante el siglo XVII y pu-
blicado recién en 1877 gracias a las gestio-
nes de Benjamín Vicuña Mackenna, refiere
a que “El oro más celebrado fue el de Valdi-
via, de las minas de la Madre de Dios: están
en el valle, dos leguas de la Mariquina, y do-
ze de la ciudad de Valdivia, de donde se sa-
caba el más fino oro que se conoce…” Una
Valdivia hacia la que otras naciones se sen-
tían atraídas en particular: “…por las noti-
cias que tiene de su fortaleza, comodidades
CARTOGRAFÍA HOLANDESA SOBRE TIERRA DE FUEGO Y EL ESTRECHO DE MAGALLANES, DE 1628. y abundancia de maderas, y ser escala para
HENDRYK BROUWER escalar a lo seguro los thesoros del Perú”.
Así, bajo las consideraciones estratégicas

L
as llamadas Provincias Unidas de planteadas, más otras de carácter esencial-
los Países Bajos, independizadas mente local, nace la expedición de Hen-
de la Corona española a comien-
zos del s.XVII, pasaron a convertir-
XVII: drick Brouwer y Elías Herckmans teniendo
como objetivo establecer una base de ope-
se en la principal potencia marítima euro-
pea de la época. En el escenario descrito,
el siglo neerlandés raciones en el puerto de Valdivia. La ruta
realizada así como sus vicisitudes quedaron
un conjunto relevante de empresas de ex- Hay consenso en la historia respecto de que el siglo XVII fue registradas en el diario de viaje publicado
ploración holandesas destinadas al hemis- la centuria de Holanda. En efecto, durante esa época el Im- en Amsterdam en 1646 bajo el título: “Dia-
perio Holandés tuvo máximo desarrollo y extensión por lo
ferio austral sudamericano se realizaron en rio y narración histórica del viaje ejecutado
que la presencia de asentamientos coloniales y exploracio-
la primera mitad del siglo XVII, destacándo- nes geográficas se multiplicaron en y hacia distintas par- desde el Este del Estrecho de Le Maire ha-
se las de Joris Van Spilbergen (1614), Jac- tes del orbe. cia las costas chilenas, al mando de1 gene-
ques Le Maire y Willem Cornelius Schouten En los inicios del siglo referido la situación europea favore- ral Hendrick Brouwer, en los años 1643,
(1615) y Jacobo L'Hermite (1624). Todas ció y estimuló la proyección política, comercial y geográfica comprendiendo 1as propiedades, el comer-
ellas se enfilaron hacia Tierra del Fuego pa- neerlandesa en razón a la renuncia de España a los territo- cio y las costumbres de los chilenos.(…)”.
rios del norte de Flandes, en los Países Bajos, lo que quedó
ra arribar al Pacífico vía estrecho de Maga- Habiendo zarpado la expedición desde el
verificado a través del Tratado de Amberes de 1609.
llanes o cabo de Hornos. También la de Ja- A partir de allí, la famosa Compañía Holandesa de las Indias puerto de Texel (Holanda) el 6 de noviem-
cob Willekens (1627), que logró posesionar- Orientales redoblaría sus esfuerzos por establecer nuevas bre de 1642 con tres barcos, llegó a Per-
se de Bahía (Brasil), estableciendo así un rutas para el comercio, no quedando exento los territorios nambuco (Brasil) el 22 de diciembre del
punto de apoyo clave para el control, junto americanos en general y los del Atlántico y Pacífico Sur en mismo año. Luego de aprovisionarse se
a Pernambuco, del nordeste carioca en particular, en miras a la construcción de una enorme red reinició el viaje el 15 de enero de 1643
global de apoyo que vinculara estratégicamente a la metró-
abierto desafío al dominio portugués. completando una flotilla de cinco navíos, a
poli no solo con las Molucas o Islas de las Especias, sino
También resultaba atractivo para los holan- que sobre esa base con los ricos mercados proveedores de saber: Amsterdam, Flissingen, Concord,
deses los dominios españoles en la Mar del China, la India, Japón y el sudeste asiático. Orange-Tree y el velero Dolphin. A co-
Sur, el océano Pacífico, principalmente las mienzos del mes de marzo lograron llegar
legendarias riquezas expresadas en oro y al Estrecho de Le Maire y trece días des-
plata en el Virreinato del Perú. Igualmente pués lograban fondear en la Bahía Valen-

PE HHC14
Los holandeses en Valdivia Una breve incursión, fallida (1643) /97
HITO HISTÓRICO-CULTURAL EXPLORADORES OLVIDADOS DE CHILE

tín situada en la costa fueguina al sur de


la actual península Mitre.
Después de cruzar el cabo de Hornos a fi- ILUSTRACIÓN HOLANDESA QUE
REPRESENTA UN CHILLIWEGUE O
nes de marzo después de algunos intentos, LLAMA ANTIGUA, ENTONCES
hacia el 30 de abril ya se encontraban avis- PRESENTE EN LA REGIÓN.
tando las costas chilenas al sur de Chiloé,
recalando el 9 de mayo en la Bahía Brou-
wer o Golfo de Ancud (también conocida
como Bahía Inglesa), con un barco menos,
el Orange –Tree que por avería de su mástil de sus puertas de entrada, que mostraban
debió regresar a Brasil. Mientras permane- haber sido muy altas y fuertes; encerraba
ció la flotilla en la zona, a través del Dol- antes cerca de 450 casas grandes, estaba
phin se exploró el río Maullín estableciendo dividida en varias calles, fuera de las calle-
contacto con habitantes nativos como tam- juelas, y contaba con dos plazas de abasto;
bién encuentros hostiles con súbditos espa- pero cuando la vimos, se hallaba completa-
ñoles. El 20 de mayo los neerlandeses ata- mente desolada, cubierta de arbustos y
can Carelmapu destruyéndola completa- malezas, semejando más un desierto que
mente. Con fecha 06 de junio la flota arri- una ciudad (...)”.
baba a Castro (Chiloé) ocupándola, destru- Mientras los holandeses permanecieron en
yéndola parcialmente y provocando la hui- Valdivia, intentaron por todos los medios
da de sus defensores. negociar con los huilliche una alianza que
Mientras se encontraban recalados frente a les permitiera enfrentar unidos al enemigo
las costas chilotas, el 7 de agosto fallecía a en común que eran los españoles, inten-
causa de una larga enfermedad el general tando de esa manera hacer sustentable el
de la expedición Hendrick Brouwer, razón asentamiento. Sin embargo, si bien recibie-
por la que Elías Herckmans asumió de in- ron importantes ayudas en pertrechos por
mediato como comandante en jefe. Como un tiempo, estos aportes poco a poco fue-
última voluntad de Brouwer y como símbo- ron disminuyendo. El día 16 de septiembre
lo de su planificado destino, su cuerpo de- de 1643 se realizó el esperado funeral de
bería ser enterrado en Valdivia una vez que Brouwer, quien fuera enterrado con hono-
se arribara al puerto. Finalmente, el día 21 res en las ruinas del monasterio francisca-
no. Ese mismo día, por acuerdo del Consejo
de guerra, el Amsterdam zarpaba con des-
tino a Pernambuco para informar de lo lo-
EL DIARIO DE grado en Valdivia e intentar garantizar la
VIAJE FUE venida de los indispensables refuerzos que,
PUBLICADO
EN AMSTERDAM finalmente, nunca llegarían.
EN 1646.
Ante la imposibilidad de continuar soste-
niéndose en Valdivia, Hercksmans da la or-
den de abandonar la empresa, zarpando en
BAHÍA CORRAL DESDE EL un viaje sin escala con rumbo a Brasil el día
CASTILLO DE ISLA
MANCERA.
27 de octubre. Según se consigna, el 21 de
noviembre lograron atravesar el estrecho
de Le Maire y más tarde, el 28 de diciembre
de agosto el Concord y el Dolphin zarpaban arena, y así, nos vimos obligados a dete- de 1643 recalaban sin mayor novedad en
hacia el norte arribando al estuario del río nernos hasta el siguiente día.” Pernambuco. De esta manera culminaba
Valdivia el día 24. A bordo viajaban como En Valdivia los holandeses permanecieron uno de los viajes más emblemáticos del si-
pasajeros unos 470 nativos chilotes que prácticamente medio año sin que ninguna glo XVII, especialmente desde la perspecti-
habían solicitado ser transportados para fuerza española interviniera, por lo que va de la historia valdiviana y chilota. De
radicarse en Valdivia. Más tarde se le su- procedieron a la fundación de un asenta- manera particular, con esta expedición Val-
maron el Amsterdam y el Flissingen. Inter- miento en calidad de avanzada, en la idea divia se fue haciendo mucha más percepti-
tanto, según relata la bitácora de viaje, las que más adelante llegarían refuerzos des- ble de lo que ya era en las esferas de la na-
provisiones comenzaban a escasear y ha- de Pernambuco. Para este fin traían con vegación y conocimiento europeo a través
bía señales claras desmoralización de la ellos 34 cañones de bronce y 58 de hierro de los relatos, la cartografía levantada, las
tropa, incluyendo algunas deserciones. con el propósito de construir una fortaleza, ilustraciones realizadas. Para la época, po-
Interesante resulta advertir como imagen eligiéndose para ello un emplazamiento cas dudas quedaban acerca de su impor-
la forma en que quedo registrado el arribo para resguardar la costanera fluvial (de tancia estratégica en el contexto de la Mar
al estuario en la bitácora de Herckmans, no acuerdo al P. Gabriel Guarda corresponde a del Sur y del hemisferio austral. También
exento de dificultades: “Nuestra flota llegó la intersección entre las actuales calles hizo posible que en otras latitudes se cono-
a la boca del río Valdivia el 24 de agosto, Yungay y Orella). Acerca de lo que había ciera acerca de la calidad de la presencia
cuya entrada hallaron de ser de cerca de ocurrido antes en Valdivia y cuál era su si- española en sus dominios más meridiona-
una legua de ancho; y después de haber tuación actual, Herckmans consigna un in- les. No es una exageración afirmar que
penetrado como media legua en la boca teresante testimonio: “Esta ciudad estuvo desde hace cinco siglos Valdivia y su histo-
del río dejamos caer las anclas, a causa de habitada por castellanos hasta el año 1599, ria han estado, desde su origen siempre
haber tres brazos que nos hacían trepidar en que los chilenos los expulsaron, quema- conectadas a grandes procesos globales.
cual debiéramos seguir. Por fin penetramos ron el pueblo y mataron a todos los espa- La expedición de Brouwer y Hercksmans es
por el del medio, donde fuimos a dar en ñoles (...). Quedaban en pié algunos restos una prueba irrefutable de ello. Q

PE HHC14
Los holandeses en Valdivia Una breve incursión, fallida (1643) /99
PE RV/P15
Río Cruces
De Lanco a San José de la Mariquina

OBSERVANDO A LA AVIFAUNA, TAN HABITUAL EN ESTA PARTE DEL RÍO CRUCES.

n el Archivo General de Indias de ción internacional ganada por mi empresa

E la ciudad de Sevilla se conservan


documentos, mapas y relatos de
enorme interés histórico. También
en lo que se refiere a la actual región de
Los Ríos. En tiempos de la Colonia, el eje
consultora, Atlas IP, en consorcio con una
consultora chilena, Alianza Creativa.
En el transcurso de aquel trabajo se me
ocurrió mencionar, por ser la referencia
aceptada internacionalmente, el informe
fluvial del río Cruces constituía, para los es- elaborado por el británico Cliff Curtis en
pañoles, una pieza fundamental en los pre- 2005, enviado cuando la catástrofe del Cru-
carios accesos que, desde Concepción y la ces como experto de la organización cientí-
frontera del Biobío, discurrían a través de fica International Union for Nature Conser-
las indómitas tierras araucanas hacia el re- vation (IUCN), cuya base se localiza en
moto enclave de Valdivia. Gland, Suiza. Lo cierto es que en dicho in-
Una de estas rutas a través de las selvas forme se señala que la entrada en funcio-
australes, entonces casi impenetrables, pro- namiento de una planta de producción de CORRIENTE ABAJO, AL PASO DEL PUENTE DEL FERROCARRIL Y DE LA AUTOPISTA E-5.
cedía de los fuertes de Nacimiento y de San pasta celulósica tendría relación con la ca-
Carlos de Purén y alcanzaba, por precaria tástrofe y que dicha instalación coincide
vía terrestre, las tolderías mapuches situa- con la Planta Valdivia de la empresa Arau-
das en las llamadas Vegas de las Aguas
Tranquilas, actual enclave de la localidad de
co inaugurada en 2004. En consecuencia,
se me pidió que borrase del informe dicha
Nueve años más tarde
Lanco. A partir de aquí el viaje seguía en pi-
ragua, navegando por el río Cruces y apro-
referencia, así como toda mención a los
cisnes de cuello negro… Conservo el testi- T ras nueve años, una alerta ambiental internacional, diecisiete procesos sanciona-
torios y un fallo de la Corte Suprema, la sentencia dictada el 27 de julio de 2013 por
la jueza Gloria Hidalgo, titular del primer Juzgado Civil de Valdivia, parece haber puesto
vechando su corriente fluvial homogénea, monio de todo aquel asunto y como, obvia-
punto final, jurídico, al prolongado caso Celco. Un dictamen judicial que determina ‘no
que enlazaba con la solitaria misión de La mente, me negué a aceptar, el trabajo re- existe ninguna otra explicación al desastre de 2004 [en los Humedales del río Cruces]
Mariquina, con el fuerte de San Luis de Al- sultó penalizado económicamente. En julio que no sea la entrada en operación de la planta CELCO de San José de la Mariquina y
ba, y finalmente la plaza de Valdivia. El río 2013, la empresa Arauco fue al fin senten- sus vertidos’. Los abogados de la empresa Arauco no recurrieron ya esta sentencia.
Cruces era por aquel entonces algo así co- ciada judicialmente como la responsable de Pero el histórico fallo de la jueza Hidalgo ha ido todavía más allá al abrir, por primera vez
mo una autopista náutica la cual transfor- referido desastre ambiental de 2004… en Chile, el capítulo de las medidas de restauración de un ecosistema a costas de la
maba en menos esforzado y en más ligero Ahora me vuelvo a encontrar de nuevo na- empresa que generó el daño ambiental. Precisa para ello cinco medidas concretas:
el arduo andar y transporte de hombres y vegando por el Cruces, por el magnífico estudio sobre el estado actual del humedal del Cruces; creación de un humedal artifi-
cial o centinela (que reciba el primer impacto de los riles de CELCO); programa de moni-
mercaderías hacia el enclave valdiviano. Copihuelpi aborigen, esta vez remando en-
toreo ambiental por un periodo de cinco años; creación de un Centro de Investigación
La primera vez que tuve ocasión de aso- tre las localidades de Lanco y San José de
de Humedales; y programas de desarrollo comunitario.
marme al río Cruces fue en el año 2004 y la Mariquina (porque el motor de nuestro Para desarrollar tales medidas, el 26 de noviembre de 2013 entró en operación el deno-
me pareció un entorno paradisíaco. Fue po- bote neumático hoy se ha negado a arran- minado Consejo Científico y Social (CCS) para la restauración del humedal del río
cos meses antes de que sobreviniese la ca- car…). El río Cruces nace en realidad en la Cruces, integrado por representantes del Consejo de Defensa del Estado, CELCO-Arauco,
tástrofe ambiental que se abatió sobre el vertiente occidental de los cerros que sepa- Acción por los Cisnes, el Sag, la Conaf más los seremis de Agricultura y Medio Ambiente.
sector inferior de esta cuenca, en la que la ran las cuencas lacustres del Villarrica y del La oportunidad que representa este CCS, en el delicado campo de la resolución positiva
mortandad masiva de más del 96% de su Calafquén, en territorio de la inmediata re- de los conflictos ambientales en Chile, resultó pionera. Pero sus primeros pasos gene-
raron alertas ciudadanas.
población de cisnes de cuello negro consti- gión de la Araucanía, junto al caserío ma-
Hoy, la gama de problemas se ha diversificado en el río Cruces, con invasión de espe-
tuyó un episodio de profunda repercusión puche de Con Che Ñi Ruca. Se trata de un
cies exóticas como visones norteamericanos o tortugas de Louisiana, proyectos urba-
internacional. La segunda vez fue en el año río de régimen netamente pluvial, el cual nístico-especulativos irregulares como el caso Isla Tres Bocas, ínfimos niveles de pro-
2008, como responsable del proyecto ‘De- presenta importantes oscilaciones de cau- tección y fiscalización, talas ribereñas o proyectos de multinacionales españolas
sarrollo de Productos Estratégicos que po- dal a lo largo del año. cuyos tendidos eléctricos amenazan el propio corazón de su sector Santuario. Por ello,
tencien la Actividad Turística de la Red Flu- Sus máximos volúmenes hídricos tienen lu- la oportunidad de hacer bien las cosas por parte del referido Consejo Científico y Social
vial del Río Valdivia y sus Afluentes’, licita- gar durante el mes de julio, con 115 m3/s de constituye una histórica esperanza y una oportunidad de oro.

EL RÍO CRUCES, UNOS 14 KMS AGUAS DEBAJO DE LA LOCALIDAD DE LANCO, A TRAVÉS DE UN SECTOR DE HERMOSO BOSQUE NATIVO.
PE RV/P15
Río Cruces. De Lanco a San José de la Mariquina /101
102/ PE RV/P15
Río Cruces. De Lanco a San José de la Mariquina

promedio histórico, presentando niveles planta de producción de celulosa. Entre


mínimos cuando el mes de marzo, con pro- este punto y 10 kms aguas debajo de San
medios inferiores a 50 m3/s y un mínimo José de la Mariquina no existe práctica
extremo constatado de tan solo 7,1 m3/s. de pesca deportiva.
En total, entre su nacimiento y su confluen- Poco después de la confluencia del río Tur-
cia en el río Valdivia, el Cruces presenta bio alcanzamos el lugar de los hechos. El
una longitud de 125 kms, sirviendo de eje ruido de la planta de celulosa, aunque esta
principal a una subcuenca fluvial de más de no se visualiza desde el río, se impone. En
3.200 kms2. Sin duda, se cuenta entre los la ribera, un entrante artificial en forma de
principales ríos de la región de Los Ríos… Y herradura coincide con uno de los puntos
resulta perfecto para el navegante en ka- de vertido, el cual tampoco resulta visible,
yak o en drift boat a remo, especialmente pues se encuentra sumergido. Pero unas
en tiempo de primavera. burbujas que ascienden a la superficie nos
Entre Lanco y San José de la Mariquina, permiten intuirlo. En verano, cuando la
además, se trata de un río infrecuentado. temporada de aguas bajas, la situación en
Durante los 47 kms que median entre am- este lugar, sin duda, se acentúa.
bas localidades presenta un recorrido náuti- El puente Rucaco representa la última in-
co especialmente atractivo, que serpentea EL CRUCES EN SAN JOSÉ DE LA MARIQUINA: FINAL DE ITINERARIO. tersección del Cruces con el eje vial de la
en innumerables curvas y meandros, man- E-5 (situado ya a 38 kms de nuestro punto
teniendo en todo momento una alegre co- Trana. Con las curvas fluviales de Meliqui- en sus inmediaciones, unos 500 m aguas de partida). Previamente pasamos bajo la
rriente fluvial que se entrecruza, en tres na. Con los islotes y playas en torno al pa- abajo, en la ribera izquierda y a la sombra estructura metálica del viejo viaducto fe-
ocasiones, con el corredor vial constituido raje de La Rinconada, siempre entre bos- de un sauce glorioso. rroviario. La corriente, que sigue activa,
por la autovía E-5. Nuestro punto de partida ques ribereños que enmarcan el curso del Los martí pescadores, las anátidas de di- nos impulsa ahora hacia la cerrada curva
ha sido la confluencia del río Leufucade so- río a modo de continua orla boscosa. Aquí versas especies así como las garzas y fluvial de Chenqui, en la que confluye el
bre el Cruces. Después del primer 1,5 km y allá surgen potreros y vegas ribereños, cormoranes resultan frecuentes en estos modesto estero Dollinco. Nuestro viaje se
tras Lanco, pasamos raudos bajo el primer sombreados por sauces, a cuya sombra tramos medios del Cruces. Los pescado- aproxima así a su término. Surge el núcleo
puente de la autovía, enfilando hacia los ce- resulta todo un placer detenerse a des- res deportivos, habituales a lo largo de urbano y el puente de San José de la Mari-
rros de Nilcahuín, en cuyas laderas se man- cansar. En otros parajes, las curvas del río esta Ruta Verde náutica, nos hablan de quina. Pasado este último, conseguimos
tienen algunos buenos sectores de bosque aparecen activamente erosionadas por la capturas de truchas arco-iris y fario, de desembarcar en el único lugar apto de la
nativo. Bordearemos las vegas inundables fuerza del agua, generándose pequeños cauques, carpas y pejerreyes. Pero según ribera izquierda, en un predio donde se
de Imufudi. Y volveremos a pasar bajo los acantilados de piedra cancagua, que ame- las informaciones de éstos, corroboradas levanta una antigua y hermosa casona
arcos del segundo puente de la E-5 a los 11 nazan con desplomarse sobre la corriente. por el Club de Pesca ‘Ríos del Sur’ , de tradicional. Rafael Awe, su amable propie-
kms de nuestro punto de partida, que he- Un solo puente, en las proximidades de la Valdivia, el punto de inflexión en el río tario, nos da la bienvenida y nos presta
mos recorrido en 1,5 h de plácida remada. localidad de Ciruelos (el puente Rayil) nos Cruces coincide también, en el caso piscí- ayuda. Los vagabundos del río se lo agra-
El mejor tramo de la Ruta Verde comienza servirá de referencia. Uno de los descan- cola, con la zona de descarga de los riles decemos de corazón y otra Ruta Verde
en este punto. Con los meandros de Pille sos del viaje lo realizamos precisamente o residuos industriales de la referida más, la del Cruces, alcanza un final feliz. O

PE INFOVIAJE

GPS 1 Punto de inicio/ confluencia de los ríos Cruces y Leufucade- 39°27'11.90"S/ 72°47'13.09"O

PUNTOS GPS
PANORÁMICA FLUVIAL, GPS 2 Primer punto de cruce con autopista E-5 (Puente Cruces 2)- 39°27'23.91"S/ 72°47'53.39"O
CERCA DE LA CURVA DE GPS 3 Meandro de las Vegas de Imulfudi- 39°26'52.25"S/ 72°48'30.55"O
LA RINCONADA. UÊLOCALIZACIÓN puede resolverse, en kayak, rapaces, carpintero negro y
GPS 4 Segundo punto de cruce con el autopista E-5 (Puente Cruces 3)-39°29'18.63"S/ 72°48'30.38"O
Comunas de Lanco y San José en unas 10 horas de viaje náutico. numerosos aves acuáticas.
GPS 5 Meandros de Pille Trama- 39°30'13.43"S/ 72°47'47.95"O
de La Mariquina. Incluyendo los oportunos
descansos ribereños. UÊMONUMENTOS DEL HOMBRE Y GPS 6 Meandros de Meliquina- 39°31'41.71"S/ 72°49'23.78"O

UÊALTITUDES PUNTOS DE INTERÉS GPS 7 Puente Rayil/ La Rinconada- 39°32'58.03"S/ 72°50'28.58"O

Máxima: 70 m, junto al río Cruces, UÊMEJOR ÉPOCA En Lanco, el Teatro Galia GPS 8 Ciruelos- 39°32'29.01"S/ 72°51'57.95"O
en Lanco; mínima: 31 m, en Otoño, invierno y primavera. (recientemente restaurado); en GPS 9 Planta Valdivia de Celulosa Arauco- 39°33'50.49"S/ 72°53'41.91"O
San José de la Mariquina. San José de la Mariquina, sus GPS 10 Punto de vertido- 39°33'34.64"S/ 72°53'18.63"O
UÊVALORES NATURALES casonas tradicionales, con GPS 11 Viaducto ferroviario- 39°33'20.99"S/ 72°53'51.57"O
UÊDURACIÓN Y DISTANCIAS Notables retales de bosque parques y jardines al borde del río GPS 12 Tercer punto de cruce con el autopista E-5 (Puente Rucaco)- 39°33'6.65"S/ 72°54'3.94"O
UN DESCANSO
Entre la confluencia con el río nativo. Perspectivas Cruces; el Sanatorio Santa Elisa; EN LA RUTA GPS 13 Meandro y confluencia con el estero Dollinco- 39°32'13.75"S/ 72°54'10.88"O
Leufucade, en Lanco, y el paisajísticas sobre los cerros la iglesia local y el parque NÁUTICA: GPS 14 Puente de San José de la Mariquina/ final de ruta- 39°32'31.63"S/ 72°57'47.34"O
puente de San José de la de Nicahuín, alineación de Santa Elisa. CERCA DE
PUENTE RAYIL.
Mariquina, el curso del río Cruces la Cordillera de la Costa que
tiene un desarrollo de 47 kms amuralla al río, por el oeste, UÊCÓMO LLEGAR
lineales. Esta sucesión de aguas debajo de Lanco. De Valdivia a Lanco, 67 kms; a UÊCARTOGRAFÍA escala 1:50.000, hojas ‘Lanco’ y
GARZA CUCA
(ARDEA COCOI) meandros y revueltas fluviales bandurrias, aves San José de la Marquina, 51 kms. Instituto Geográfico Militar, ‘San José de la Mariquina’

PE RV/P15
Río Cruces. De Lanco a San José de la Mariquina /103
HITO HISTÓRICO-CULTURAL EXPLORADORES OLVIDADOS DE CHILE

PEHHC15

Ignacio Pinuer
La Ciudad Perdida de los Césares (1777-1778)
Juan Gabriel Pallarés, Periodista

El valdiviano Ignacio Pinuer, amigo de indios y lenguaraz experto, creyó firmemente en la


existencia real de la Ciudad de los Césares: su expedición de 1777-78 fue fallida, pero
exploró los lagos Puyehue, Rupanco y Llanquihue hasta el volcán Osorno.

siglos de puro territorio indígena escasa-


mente explorado, esta leyenda llegará a
cobrar, en determinados momentos his-
tóricos, un vigor inusitado y fue generan-
do la creencia de que, en realidad, tales
Césares serían los descendientes de
aquellos supervivientes de la destrucción
de Osorno, en 1604, cuando la subleva-
ción general mapuche. En la Valdivia de
hace 250 años atrás se les conocía tam-
bién como los Césares osornenses, o co-
mo los huinca-moros.
En 1759 el teniente coronel Juan Antonio
Garretón, al frente de 100 soldados, 30
milicianos y una columna de indios ami-
gos, se adentró en las selvas del territo-
rio de Futahuillimapu y alcanzó los alre-
dedores del río Bueno, en algún lugar
próximo al actual balseo de Puerto Lapi,
comenzando a construir allí un pequeño
fuerte, el de San Fernando. Pero las ten-
siones con los caciques locales Paidil y
Catillanca no hacían más que subir de to-
no en las últimas jornadas y, en determi-
nado momento, su tropa se vio rodeada
por todas partes y atacada por más de
mil guerreros indígenas. Las posibilida-
des de Garretón y sus hombres resulta-
ban muy escasas…. Sin embargo, en de-
terminado momento, algo milagroso ocu-
rre… La retaguardia araucana comienza,
a su vez, a ser atacada por ‘300 caballe-
ros barbudos surgidos de ninguna parte’,
los cuales causan tantas bajas a los in-
dios que los ponen en fuga… Tras ello,
desaparecen… Angamilla, un indio herido
al que apresan los españoles, afirma sin
TÁBULA. dudarlo que se trató de ‘un contingente
de Césares blancos procedentes de la

C
uatro reinos míticos hicieron esenciales: las fabulosas riquezas que nos de las ciudades del sur de Chile des- vada (los Andes Australes), entre los 40 y Ciudad Encantada’. Cuando el capitán Ga-
soñar a conquistadores y ex- habrían deslumbrado a la avanzada ex- truidas tras la gran sublevación araucana los 50 grados de latitud sur (es decir, en- rretón retorna a la plaza de Valdivia y re-
ploradores en América entre ploradora de un tal Francisco César, de la de 1599. tre las latitudes correspondientes a Val- lata estos hechos, la imaginación de los
los siglos XVI y XIX: al norte expedición de Sebastián Caboto al Río de La imaginación colectiva combinará le- SOLDADO ESPAÑOL, divia y la isla Grande de Chiloé). valdivianos se enardece…
de Méjico (y actual sudoeste de los Esta- la Plata entre 1526 y 1530; los náufragos gendariamente estos acontecimientos y COMO LOS DE LA La legendaria comarca tendría como ca- El que más, Ignacio Pinuer y Ubidia, naci-
EXPEDICIÓN PINUER.
dos Unidos), las Siete Ciudades de Cíbola; de los barcos perdidos en el Estrecho de hará de estos diversos personajes los ha- pital una urbe riquísima y de factura ex- do en la plaza en 1719 y que había parti-
en Colombia y Venezuela, El Dorado; en- Magallanes sucesivamente por Simón de bitantes de cierta Ciudad Encantada. Las traordinaria, con cúpulas doradas y po- cipado precisamente en el combate del
tre Bolivia y Brasil, el Paitití; y en la Amé- Alcazaba, el Obispo de Plasencia y Sar- soledades inexploradas de la América bladores blancos cristianos o mestizados fuerte de San Fernando, quedando espe-
rica Austral, en algún lugar de entre Chi- miento de Gamboa, entre 1535 y 1584; austral constituirán, por otra parte, un con indígenas, llamados Césares y situa- cialmente maravillado por los hechos.
le y Argentina, sería la encantada Ciudad los rumores sobre posibles ciudades-re- perfecto territorio para la ubicación de da en una remota península de cierto la- Militar por tradición familiar y por carre-
de los Césares. fugio de los Incas tras la conquista del tales leyendas que los geógrafos logra- go cordillerano. También se la llamó Tra- ra, fue capitán de infantería, lengua ge-
La leyenda de la Ciudad de los Césares Perú por los españoles; y el misterioso ban posicionar incluso con progresiva palanda, La Sal o Linlín. En el enclave co- neral de la plaza (es decir, interprete ofi-
aparece integrada por cuatro elementos paradero de aquellos infortunados colo- precisión: ‘en un abra de la Cordillera Ne- lonial de Valdivia, rodeado durante tres cial de lenguas indígenas) y comisario de

PE HHC15
Ignacio Pinuer, La Ciudad Perdida de los Césares (1777-1778) /105
HITO HISTÓRICO-CULTURAL EXPLORADORES OLVIDADOS DE CHILE

naciones (jefe de asuntos indios), además


de Sobrestante Mayor o encargado de las
Fábricas de la isla Valenzuela (la actual
isla Teja). Según el Padre Guarda, por sus
relaciones de familia y su importancia
social y militar en la ciudad, y por su don
de lenguas, fue granjeándose el prestigio
como máxima autoridad valdiviana en
materia de relaciones con los naturales,
ya que tenía excelentes relaciones de
amistad personal con varios loncos re-
gionales.
Ello llevó al peñi Pinuer, como le cono-
cían los autóctonos, a estar enterado de
muchas informaciones geográficas refe-
rentes a los territorios no explorados,
que resultaban inéditas hasta la fecha.
Entre ellas estaría, nada menos, que la
supuesta ubicación de la legendaria Ciu-
dad de los Césares… Obsesionado duran-
te décadas por acceder a ella, Pinuer fi-
nalmente obtuvo del Gobernador general
de Chile, Jauregui, el nombramiento co-
mo ‘Primer Descubridor de los Césares’,
tras haberle hecho llegar a este último
un voluminoso informe escrito de su pu-
ño y letra en 1774, que se titulaba: ‘Rela-
ción de las noticias adquiridas sobre una
ciudad grande de españoles que hay en-
tre los indios del sur de Valdivia’ . Para
entonces, Pinuer ya no dudaba un ápice HOMBRES DORADOS,
CÉSARES, MITOS DE LAS
de la existencia real del mito. Ello consti- AMÉRICAS.
tuiría también el inicio de su descrédito.
Su gran rival fue don Joaquín Espinosa y
Dávalos, a la sazón gobernador de la Pla-
za y Presidio de Valdivia, el cual discrepó
siempre con Pinuer sobre tal asunto. Así
las cosas, si bien tuvo que aceptar el de hombres de contingente. La primera go, en compañía del cacique Jurín, que se tos de Jurín, alcanzaron una bahía en su
nombramiento de este como jefe de la jornada remontó el río Callecalle hasta la suponía sabía la ubicación concreta de la extremo sudoriental (probablemente, la
Expedición a los Césares , otorgó en se- antigua misión de Arique, situada un po- Ciudad Encantada. El tiempo era incle- actual localidad de Ensenada). Exhausto
creto equivalentes poderes a un cura de co mas aguas arriba del actual núcleo de mente pero a pesar de ello el grupo se el grupo, tan solo los oficiales Guarda y
su confianza, el padre Benito Delgado, Pishuinco. Dos días después, prosiguió adentró en la selva virgen que se exten- Aburto, junto con uno de los guías indios,
de la misión de Arique. Luego convocó Callecalle arriba por tierra y por la orilla día, durante siete leguas, hasta el si- tuvieron todavía ánimo para emprender
con gran pompa un parlamento en el sur, hasta alcanzar la parcialidad de in- guiente lago, el Rupanco (que los indíge- la ascensión del inmediato volcán Osorno
Hospicio Real de San Francisco, el 26 de dios amigos de Quinchilca, continuando nas conocían entonces como Llauqui- (entonces, denominado Puranque) hasta
julio de 1777, al que asistieron todas las por los llanos de Cullillenco en dirección hue). Aquí volvieron a construirse otra alcanzar la línea de los glaciares, donde
autoridades locales además de los caci- al río Bueno. Ante la sospecha de una canoa en la que efectuaron otra navega- acamparon. Al amanecer de la jornada
ques de todas las reducciones de indios emboscada por parte de los indios loca- ción lacustre de tres días, alcanzando el siguiente, con el tiempo despejado, pu-
amigos. les, Pinuer decidió detener la marcha en extremo oriental del Rupanco, a los pies dieron contemplar una impresionante in-
Finalmente la denominada Expedición Pi- Cullillenco, a lo que se opuso el padre del volcán Puntiagudo. Pero en determi- mensidad de cerros nevados, bosques
nuer se puso en marcha el 18 de sep- Delgado. Y cuando Pinuer le dijo que era nado momento, sin mediar aviso, el caci- vírgenes y lagos inexplorados, alcanzan-
tiembre de ese mismo año, zarpando de el que decidía, el cura sacó entonces los que Jurín se esfumó … Los expediciona- do la vista hasta el archipiélago de Chi-
Valdivia en una barca y dos grandes ca- poderes que le había otorgado en secre- rios quedaron completamente perdidos loé. Pero la mítica, la deseada Ciudad de
noas indígenas, totalizando un centenar to el gobernador Espinosa. Pinuer, indig- en medio de las soledades… Decidieron los Césares siguió siempre sin vislum-
nado, tomó su caballo y retornó a Valdi- retroceder hasta el campamento del lago brarse. Como se encontraban ya en el
via, renunciando. La Expedición Pinuer Puyehue y dirigirse a la ruca de Jurín pa- mes de marzo de 1778 y desde Valdivia
continuó así sin Pinuer, ahora al mando ra, en caso de encontrarlo, llevarlo por la llegaban noticias de un inminente levan-
del capitán Lucas de Molina y el sibilino fuerza. tamiento de los indígenas de río Bueno,

Q 1777 La ciudad perdida padre Delgado. Lo encontraron. Entonces Jurín dijo estar se puso fin en el volcán Osorno a la fa-
En la margen sur del Bueno levantaron muy enfermo. Sin embargo, aportó todos mosa Expedición Pinuer. En cuanto a Ig-
fuerte, el de la Purísima Concepción, que los datos para encontrar la Ciudad Perdi- nacio Pinuer en persona, se retiró del
‘de cúpulas de plata’ estaría en algún serviría de base de apoyo a las avanza- da y envió a sus propios hijos en compa- mundo en su hacienda Tomén, cerca de
das exploratorias. Una partida de veinte ñía de los españoles. Estos todavía lo in- Valdivia: soñando siempre con la Ciudad
lugar junto a la Cordillera, quizá junto hombre remontó después el curso del rió tentarían una vez más. De nuevo saltaron Encantada que sus amigos indios le rela-
Pilmaiquén hasta el lago Puyehue, en cu- de lago a lago, ahora incluso hasta el taban con tanta certeza y de la que no
al Rupanco, quizá junto al Llanquihue… yas orillas construyeron dos canoas. En gran Llanquihue (entonces llamado Pu- dudó hasta el final de su existencia,
ellas tardaron dos días en atravesar el la- railla). Lo atravesaron y, en base a los da- acaecida en 1791. Q

PE HHC15
Ignacio Pinuer, La Ciudad Perdida de los Césares (1777-1778) /107
PE RV/P16
Por el antiguo ramal
de Lanco
Leufucade arriba, hasta Malalhue
Hasta la década de 1950 la producción maderera de la zona nor-andina de la región
de Los Ríos (Neltume, Pellaifa, Liquiñe, Choshuenco) era evacuada hacia la ciudad de
Valdivia en almadías y balsas, vía el río San Pedro. Surgió entonces la idea de
construir un ramal ferroviario entre Lanco y el lago Panguipulli, lo que permitiría
llevar hasta el ferrocarril longitudinal estas cargas forestales. Fue Éste uno de los
últimos ramales en ser construidos en el sur de Chile, cuya inauguración data de
1960. A finales de 1980 dejaría de funcionar y una década más tarde la línea quedó
desmantelada. Hoy es una potencial y magnífica vía verde.

EL RÍO LEUFUCADE, EJE GEOGRÁFICO QUE SIGUE EL ANTIGUO RAMAL LANCO- PANGUIPULLI.

ara los mapuches del cacique el lago Panguipulli, lo que permitiría llevar

P Huentelaf la llegada de los raí-


les del Ferrocarril Longitudinal
Sur hasta las pampas junto al
río Cruces, donde actualmente se ubica la
localidad de Lanco, no fue presagio de bue-
hasta el ferrocarril longitudinal las cargas
forestales. Fue este uno de los últimos ra-
males en ser construidos en el sur de Chile,
cuya inauguración tuvo lugar en 1960. Se
trataba de uno de esos ‘trenes del sur pe-
Vías Verdes: los caminos del futuro
En la primera Conferencia Mundial sobre el Medio Ambiente, celebrada en Río de Ja-
neiro en 1992, se vaticinó que los corredores ecoturísticos y medioambentales
constituirán la red de comunicaciones alternativas de mayor demanda por parte de
nos tiempos… Casi 400 años atrás ya ha- queños entre volcanes, deslizando sus va- las generaciones protagonistas del siglo XXI. Es decir, que las redes verdes, las ciclo-
bían pasado por aquí las huestes de Pedro gones sobre los rieles mojados por la lluvia rutas, los itinerarios no-motorizados serían los caminos del futuro. En muchos paí-
de Valdivia y, en los alrededores selváticos, vitalicia’, en palabras del gran Pablo Neru- ses desarrollados estos vaticinios son ya una realidad. En Chile, también, nos en-
en las prominencias estratégicas, aquellos da. A finales de 1980 dejaría de funcionar. Y contramos (o deberíamos encontrarnos) en el camino hacia ello.
Se trata de sendas para el ocio ciudadano y el desarrollo sostenible, complementarias
primeros ocupantes levantaron fortines en una década más tarde sus raíles fueron
a la red de comunicaciones motorizadas convencionales ya existente, basadas en la
lugares como Troltohue, Huenuye, Pitrén o vendidos al peso, quedando la línea definiti-
recuperación de una serie de dominios públicos lineales, muchos de ellos actualmente
Contra. Pero tras el levantamiento general vamente desmantelada. en abandono, como son los antiguos caminos rurales o históricos peatonales, las sen-
araucano, en 1602, los españoles ya no ha- Por suerte, el dominio público lineal pervive das de ribera, las plataformas ferroviarias desmanteladas. Convenientemente recupe-
bían tornado por la zona lanquina, al me- todavía, gracias a la vigilancia ejemplar que radas para el uso público y el ocio colectivo, consiguen poner en comunicación am-
nos de manera estable. la municipalidad de Lanco ejerce sobre los biental y ecoturística los núcleos urbanos con su entorno rural, los espacios naturales
Con el ferrocarril, sin embargo, llegaba a restos del ramal, en el tramo afecto a su co- protegidos entre sí y los diferentes núcleos habitados en armonía unos con otros.
principios del siglo XX una ola colonizadora muna: para evitar privatizaciones de facto Las principales características de las Ciclovías, como vías o ejes verdes, son poseer
un trazado continuo; interconectar cualidades paisajísticas, históricas, naturales o
criolla y de emigrantes blancos, cuyo cho- por parte de fundos colindantes; impidien-
culturales; contar, en fin, con la oportuna señalización tanto direccional como inter-
que con la cultura aborigen iba a resultar do ocupaciones espontáneas; salvaguar-
pretativa; además de estar convenientemente amparadas frente al uso no autoriza-
definitivamente impactante. Al amparo, dando, en suma, de la destrucción a un va- do por parte de vehículos a motor. Unos ejes verdes que fomentan las comunicacio-
precisamente, de una estación ferroviaria lioso bien público cuya reconversión en vía nes y los desplazamientos locales no-motorizados, que en Europa, Norteamérica o
levantada junto al alto río Cruces fue como verde o cicloruta ofrece actualmente unas Australia suponen ya decenas de miles de kilómetros de pistas disponibles para
surgió la actual ciudad de Lanco. Con el interesantísimas perspectivas ecoturísticas. peatones, ciclistas, jinetes y personas de movilidad reducida.
tiempo se transformaría en un puerto seco, Ello favorece un modo de vida y de transpor-
en un centro de transferencia de cargas al te más sano y equilibrado, reduce la conges-
amparo del ferrocarril. En 1917 Lanco se eri-
tión y la contaminación de las ciudades; im-
pulsa el desarrollo rural, el turismo activo y
gió como comuna independiente, por se-
el empleo local; y promueve unas relaciones
gregación de la de San José de la Mariqui- más humanas entre los ciudadanos además
na. Su extensión era enorme, desde los de acercar a los ciudadanos a su entorno na-
meandros del río Cruces hasta la frontera tural y cultural. Todas estas cualidades y
con Argentina; y, por el sur, hasta el curso muchas más concurren en este eje exferro-
del río San Pedro. Unas tierras insuficiente- viario Lanco-Panguipulli, cuya recuperación
mente exploradas. como ciclo-ruta promueve el municipio de
Hasta la década de los años de 1950 la pro- Lanco con empeño. Aunque, hasta la fecha,
sin que otros organismos decidores termi-
ducción maderera de la zona nor-andina de
nen de concretar tan importante iniciativa.
la región de Los Ríos (Neltume, Pellaifa, Li- Algo en absoluto comprensible.
quiñe, Choshuenco) era evacuada hacia la
ciudad de Valdivia en almadías y balsas, vía
el río San Pedro. Surgió entonces la idea de EL TRAZADO
EX-FERROVIARIO,
construir un ramal ferroviario entre Lanco y LLEGANDO A AYLÍN.

PEDALEANDO, ENTRE EL PRIMER PUENTE SOBRE EL LEUFUCADE Y LA ESTACIÓN DE PURULÓN.


PE RV/P16
Por el antiguo ramal de Lanco. Leufucade arriba, hasta Malalhue /109
110/ PE RV/P16
Por el antiguo ramal de Lanco. Leufucade arriba, hasta Malalhue

Esta Ruta Verde propone el viaje en bicicle- no de Lanco por el antiguo ramal nos lleva
ta entre Lanco y el núcleo de Malalhue, a por la Calle Nueva y de allí al campo abier-
medio camino en dirección a Panguipulli. to. Tras el cruce con la carretera Lanco-Pan-
Nosotros lo recorrimos en tiempo de vera- guipulli y los puentes sobre el estero Cudico
no. Nos encontramos, así, pedaleando a tra- y el río Leufucade, nuestra primera parada
vés de deliciosos campos cubiertos por al- será en la Misión Franciscana de Purulón,
fombras de flores silvestres, progresando donde los campanarios son de madera roja
en dirección a un horizonte en el que emer- y sus monjas, unas anfitrionas amables.
gen las siluetas nevadas de los volcanes La- En cuanto a la antigua estación de Purulón,
nín y Villarrica. Un zorro culpeo se cruza en de cuyo edificio ferroviario ya no queda ni
el camino que solo es una senda, practica- rastro, se localiza unos 2,5 kms ramal ade-
ble entre la vegetación, que discurre sobre lante. Más allá de este punto, a causa de la
la antigua faja vía. A nuestro alrededor ja- vegetación crecida sobre el ramal, el paso
lean enormes bandadas de bandurrias. Y, en bicicleta sobre los siguientes 3 o 4 kms
como aprieta el calor del mediodía, nos de- resulta complejo. Lo mejor es pedalear por
tenemos a tomar un bocado a orillas del río el camino que lo bordea, hasta cruzar el es-
Leufucade, cuya corriente se desliza perezo- tero Huellilelfú y el lugar de Pitrinilahue (al
sa, entre grandes árboles centenarios. A LA ALTURA DE LA ESTACIÓN DE AYLÍN SURGE LA SILUETA DEL VOLCÁN LANÍN… pie del cerro Panguinilahue), donde decidi-
Entre Lanco y la localidad de Malalhue la mos poner de nuevo nuestras bicicletas so-
Ruta Verde que hoy seguimos presenta un bre el talud del ramal, en aproximación ya
desarrollo de 26 kms, perfectos para ser re- hacia la antigua estación de Aylín.
corridos en bicicleta. Se detectan tan solo A partir de Aylín el antiguo trazado ferrovia-
algunas interrupciones: por ejemplo ese rio se adentra en una dilatada zona llana,
portón con candado en el fundo Catrico entre extensos pastos enmarcados por los
(junto al punto de cruce del antiguo ramal cursos del Leufucade y su afluente el estero
con la carretera Ch 203 Lanco-Panguipulli, Alhuemanque. Se trata de un bello paraje,
4 kms después de Lanco); o ese sector don- en el que aparecen de pronto los grandes
de la maleza ha invadido la traza después volcanes cordilleranos. La llegada a Malal-
de Purulón; o algún pontón desmantelado, hue se da tras el paso sobre otro puente so-
al paso de cierto pequeño estero… bre el río Leufucade. Tan bello resulta el re-
En Lanco, la antigua estación ferroviaria ha corrido que, lo más recomendable es prose-
sido reciclada como terminal de buses. A guir, en dirección a Melefquén, a Huellahue,
partir de este punto, hay que pedalear has- hacia la impresionante curva de la Guitarra,
ta la cuidada plaza de armas local y uno donde el antiguo ramal de Lanco alcanza las
puede desayunar en el Rincón Chileno, don- idílicas orillas del lago Panguipulli. ¿Cómo
de las tortillas con queso, cocidas en el hor- puede alguien dudar de la conveniencia de
no tradicional de barro y paja, alcanzan un reconvertir este antiguo trazado ferroviario
rango magistral. La travesía del casco urba- ... Y ENTRE AYLÍN Y MALALHUE, LA DEL VOLCÁN VILLARRICA. en una atractiva y prestigiosa vía verde? O

PE INFOVIAJE
LA MISIÓN CON DON APOLINARIO,
FRANCISCANA EL MAESTRO DE LAS
DE PURULÓN: TORTILLAS, FRENTE A
UN HITO EN ESTA SU HORNO DE GPS 1 Estación FFCC de Lanco- 39°27'4.82"S/ 72°46'46.57"O
RUTA VERDE. NUESTRO CHILE.

PUNTOS GPS
GPS 2 Punto de entronque con antiguo ramal ferroviario- 39°27'13.73"S/ 72°45'46.81"O

GPS 3 Cruce con camino de Lanco a Panguipulli- 39°28'6.93"S/ 72°43'58.06"O

GPS 4 Puente sobre el río Leufucade- 39°28'53.38"S/ 72°42'24.90"O

GPS 5 Desvío a Misión de Purulón- 39°29'8.25"S/ 72°41'51.98"O

UÊLOCALIZACIÓN GPS 6 Misión de Purulón- 39°28'50.55"S/ 72°41'40.49"O


Comunas de de Lanco. GPS 7 Laguna El Maitén- 39°29'14.92"S/ 72°41'28.14"O
desuso, se encuentra bien
GPS 8 Antigua Estación Purulón- 39°29'27.07"S/ 72°40'19.98"O
UÊALTITUDES conservada en cuanto a su
Máxima: 150 m, en Malalhue; continuidad (como potencial vía GPS 9 Riberas del Leufucade- 39°30'3.59"S/ 72°38'20.32"O
mínima: 111 m, junto al río verde); las antiguas estaciones GPS 10 Antigua Estación Aylín- 39°31'8.41"S/ 72°35'18.97"O
Cruces, en Lanco. ferroviarias de Lanco y Malalhue; GPS 11 Punto panorámico sobre volcanes Villarrica y Lanín- 39°31'37.51"S- 72°33'34.29"O
sectores relevantes del antiguo
UÊDURACIÓN Y DISTANCIAS UÊMEJOR ÉPOCA espléndidas vistas sobre los trazado; y la iglesia y misión GPS 12 Cruce con camino rural Huenuye- 39°32'10.41"S/ 72°32'1.71"O

Entre la antigua estación Cualquier época del año. volcanes Lanín, Quetrupillán y franciscana de Purulón. GPS 13 Malalhue- 39°32'30.51"S/ 72°30'57.38"O
ferroviaria de Lanco y el puente Villarrica; entre la fauna, puma, GPS 14 Río Leufucade en Malalhue/ fin de RV/P15- 39°32'40.08"S/ 72°30'7.46"O
sobre el estero Huillamallín, a la UÊVALORES NATURALES güiña, pudú; bandurria, aves UÊCÓMO LLEGAR
salida de Malalhue, el recorrido Notables retales de bosque nativo rapaces, carpintero negro y aves De Valdivia a Lanco, 67 kms.
por el antiguo ramal ferroviario (siempreverde, coigües, raulíes, acuáticas.
suma 26 kms (para los cuales, en robles) en las laderas inmediatas UÊCARTOGRAFÍA
bicicleta, conviene prever una al trazado del ramal; y en las UÊMONUMENTOS DEL HOMBRE Y Instituto Geográfico Militar,
jornada de viaje, contando riberas del río Leufucade; entre la PUNTOS DE INTERÉS escala 1:50.000, hojas ‘Lanco’,
descansos). estación de Aylín y Malalhue, La plataforma ferroviaria, en ‘Loncoche’ y ‘Malalhue’.

PE RV/P16
Por el antiguo ramal de Lanco. Leufucade arriba, hasta Malalhue /111
HITO HISTÓRICO-CULTURAL EXPLORADORES OLVIDADOS DE CHILE

PEHHC16

Salvador Sanfuentes
Un explorador en la Intendencia (1845-1846)
Juan Gabriel Pallarés, Periodista

Responsable provincial durante la presidencia de Manuel Montt por un breve periodo de tiempo,
su actividad viajera fue trepidante a través de ríos, selvas y huellas precarias, en un territorio todavía
sumido en la ruina económica.

los 28 años de edad, este hasta donde le fue posible navegar co- a la República de Chile en 1820, los censos Tras la toma de Valdivia por lord Cochrane

A santiaguino de buena familia,


nacido en 1817, abogado, re-
cibió su nombramiento como
Intendente de Valdivia siendo Presidente
de la República Manuel Bulnes. Su respon-
rriente arriba y también lo hizo por el río
Bueno. Y además cabalgó todos y cada
uno de los precarios caminos que inverna-
ban el territorio, pactó con los caciques
araucanos fronterizos, escribió informes
de la época arrojaban cifras en torno a los
3.000 habitantes hispano-criollos para la
ciudad de Valdivia y su entorno; junto a
otros tantos mas distribuidos por el resto
del entonces selvático territorio. La pobla-
1820, las autoridades coloniales españolas
se retiraron a Chiloé llevándose consigo
también todo lo que restaba de la maltre-
cha tesorería y, con ello, la práctica totali-
dad del circulante monetario. Esta falta de
sabilidad al frente la provincia de Valdivia de gran precisión e ideó los primeros pla- ción indígena se estimaba en unos 40.000 dinero físico se tornó, en la plaza, un pro-
(que por aquel entonces comprendía terri- nes para la colonización con alemanes pa- individuos, de los cuales ‘solo 13.093 esta- blema crónico. Desde Santiago tampoco
torialmente desde el río Imperial, por el N, ra este territorio del sur, tradicionalmente ban sujetos a misiones’ , es decir, eran se enviaba plata alguna, castigada Valdi-
hasta el seno de Reloncaví, por el S) duró tan olvidado por Santiago. considerados como ‘indios amigos’, según via durante mucho tiempo como ciudad
tan solo un par de años. Pero durante este La provincia de Valdivia con la que se en- datos del Padre Guarda. Dos fuertes terre- sospechosa y desafecta, por haber perma-
tiempo el Salvador Sanfuentes no descan- contró Sanfuentes a su llegada, creada ad- motos y tsunamis habían asolado, ade- necido demasiado tiempo fiel a la causa
só ni un momento. Se adentró en embar- ministrativamente en 1826, resultaba un más, esta parte del del país, entre Valdivia realista. Tan extrema llegó a ser la situa-
caciones por la red fluvial del Valdivia allí completo desastre. Tras su incorporación y Chiloe, en 1835 y 1837. ción que hubo que inventar localmente un

VISTAS DE VALDIVIA.
GRABADO DE
H. WANDER-BURCH

tipo de moneda local, las llamadas chu- SALVADOR SANFUENTES: EXPLORADOR,


nimpas… Con este escenario se encontró
aquel joven Intendente Salvador Sanfuen-
INTENDENTE, MINISTRO Y LITERATO…
Una existencia corta
tes cuando arribó a Valdivia un tres de ju-
lio de 1845.
pero intensa
Su primer informe al Presidente de la Re- Además de recorrer la provincia de Valdivia en todas
pública resulta expresivo. Tras expresarle direcciones, Salvador Sanfuentes tuvo tiempo de fundar un
colegio de instrucción secundaria, una oficina de correos y
que ‘la vista de las hermosas costas de
mejorar varios caminos estratégicos. Y además terminó con
Valdivia, cubiertas de verdor, aún en me-
esa indecente captura de menores indígenas, de ambos sexos,
dio del rigoroso invierno, nos consoló de que habitualmente practicaban los capitanes de las goletas
las pequeñas penalidades que siempre se que tocaban en Valdivia, para llevarlos y venderlos como
sufren en un viaje por mar’, pasa a infor- esclavos en el Perú.
marle acerca de la situación de la cárcel Discípulo de Andrés Bello, el abogado Sanfuentes fue Secreta-
local: ‘para aportarle a usted una lijera rio General de la entonces recién fundada Universidad de Chile,
idea (sic) del estado de esta población, los a la vez que fue un destacado participante en la vida cultural
presos viven apiñados en un galpón, don-
del Santiago post-independencia. Poeta, literato, autor teatral,
fue también un notable traductor de obras en lengua francesa.
de penetra la lluvia, que ha llegado a for-
Ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública en dos ocasio-
mar pantanos dentro de la misma pieza, nes (durante las Presidencias de Manuel Bulnes y de Manuel
donde los miserables tienen que perma- Montt) murió joven, en 1860, a los 43 años de edad. Uno de
necer i (sic) dormir casi sobre el agua..)’. sus hijos, Juan Luis Sanfuentes, llegaría a ser Presidente de la
En cuanto a las mujeres, no tenían siquie- República además de un polémico político.
ra lugar de reclusión, por lo que los jueces

PE HHC16
Salvador Sanfuentes. Un explorador en la Intendencia (1845-1846) /113
HITO HISTÓRICO-CULTURAL EXPLORADORES OLVIDADOS DE CHILE

MAPA DE LA
VALDIVIA EN TIEMPOS PROVINCIA DE
DE SANFUENTES Y VALDIVIA EN 1846;
PHILIPPI. POR BERNARDO
PHILIPPI.

Q 18 meses
se veían precisados a implorar a los veci-
nos ‘la recepción en sus casas de las cri-
minales, o bien soltarlas de nuevo’.
Valdivia, en 1845 era ‘una de las provin- permaneció como
cias más desconocidas hasta la fecha pa-
ra el gobierno santiaguino’, por lo que el Intendente en
Intendente Sanfuentes se aprestó a pros-
pectarla al poco de su llegada. Tuvo la Valdivia Salvador
suerte, ciertamente, de encontrarse aquí
con un alemán sabio, pionero en la zona Sanfuentes
y de carácter verdaderamente excepcio-
nal, Bernardo Philippi, del que dice: ‘este
individuo, de cuyas aptitudes son ya bas-
tante conocidas del Supremo Gobierno,
tiene la ventaja de haber elegido por su que va a salir a los indios patagones del
residencia a Valdivia y de poder confor- otro lado’. Se trataba de ‘un boquete cor-
marse con una gratificación que otro de dillerano escabroso (que es el que hoy se
iguales conocimientos tal vez no acepta- conoce como Rupumeica-Collado Hermo-
ría… por sus muchas relaciones con Ale- so), sin tráfico alguno, por ir a salir donde
mania, país de donde por todos motivos los indios bárbaros’.
creo que deberían solicitarse colonos, él Por el río Bueno, que soñaba navegable
es uno de los sujetos más aparentes para quizá hasta su nacedero y con un puerto
confiarle todo lo relativo a una empresa en su desembocadura, efectuó otra expe-
de esta naturaleza…’. En efecto, la siner- dición memorable en compañía de Philip-
gia con Philippi resultaría muy importan- pi. En La Barra sufrieron intensos agua-
te, y decisiva para su desempeño como ceros pero pudo reconocerla,‘con su re-
Intendente. Ello hizo de Sanfuentes el ventazón de tres olas seguidas’, pero que
primero en proponer la inmigración de ya habían conseguido pasar un par de pi-
alemanes al sur de Chile, que se verifica- lotos en sus goletas aquel mismo año
ría pocos años después. (abriendo una nueva ruta náutica hasta
A principios del mes de marzo de 1846 Trumao y Osorno, de enorme importan-
Sanfuentes ya había efectuado un primer cia comercial para el futuro desarrollo
recorrido completo por la extensa provin- del territorio). Aquella expedición era de
cia, al menos por aquellas partes a las que lo más precario. La embarcación, era po-
resultaba posible acceder mediante la co mas que un simple wompo o canoa in-
precaria red de huellas y caminos existen- dígena. A falta de timón, era gobernada
tes. Posteriormente, en sucesivas expedi- con un remo por Philippi y estuvo a pun-
ciones, el joven Intendente se transforma- to de zozobrar varias veces.
ría en un verdadero explorador, penetran- Una noche, entre Trumao y la barra del
do en tierras no prospectadas hasta la fe- Bueno, el temporal arreció tanto que el
cha, en ocasiones acompañado por Ber- baqueano Silva tuvo que desnudarse y bo-
nardo Philippi, y también por su hermano tarse al agua, para conseguir amarrar la
Vicente, que ejercía las funciones de se- lancha. Luego decidieron enterrarse en la
cretario personal. arena de una playa, para ver si así podían
Uno de sus primeros objetivos fue reco- dormir. Cuando a la mañana siguiente
nocer las distintas misiones religiosas apareció un indígena, este le dijo a San-
distribuidas por el territorio provincial. que vengan a la misión a aprender el re- un futuro pueblo. Como ocurrió en el ca- Bueno, Daglipulli y Trumao) y de Osorno no debe tomar otros caminos que la per- hue (que vadeó a la altura del cerro Ma- ces no solo trece islas, sino hasta quince; fuentes: ‘siempre que los españoles van
Cada misión tenía a su cargo una o dos zo y confesarse´. Por lo general perma- so de San José de la Mariquina. (Coyunco, San Juan de la Costa, Quilaca- suasión, y tal vez el único adoptable es el nao, cerca del actual lugar de Itropulli, co- dormimos con el temor del león, pues a lo ustedes a la boca del río Bueno, ha de ha-
reducciones de indígenas, cada una ellas necían en la misión una semana, antes En 1846, en la jurisdicción de Valdivia, huín y Pilmaiquén). Es cierto que, tras que marcaron los españoles, de introducir muna de Paillaco), para alcanzar las ori- que se asegura hay muchos por aquí…’. ber tempestad…’. Pocas semanas des-
con una población de indios amigos de de poder retornar a sus campos y ser existían tres misiones en activo (las de proponer sin éxito a los loncos mapuches con cada misión que se funde un buen pi- llas del Ranco en algún lugar situado hoy De la Cordillera Andina Sanfuentes refiere pués, el 18 de septiembre de 1846 Salva-
entre 300 y 1.000 almas. ´Casi todos remplazados por una nueva leva. A me- Valdivia, Quinchilca y La Mariquina) y cua- el establecimiento de nuevas misiones en quete de tropa que sepa imponer el nece- entre Puerto Nuevo y Bahía Coique. Le la montaña del Puyegüe (a la que no iden- dor Sanfuentes recibiría la noticia de su
ellos viven dispersos por los campos y nudo, los capitanes de amigos tenían que tro abandonadas (a consecuencia de mon- sus respectivos territorios, la recomenda- sario respeto a estos bárbaros…’. acompañaban en esta ocasión Bernardo tifica como un volcán) pero ‘la impenetra- nombramiento como Ministro de Justicia,
para doctrinarlos hay practica de que el traer a rastras a los indígenas para su es- toneras y conflictos todavía vinculados ción de Sanfuentes al gobierno en Santia- Atravesando tierras aborígenes infrecuen- Philippi, su hermano Vicente, el médico bilidad en la que se encuentra hasta ahora Culto e Instrucción Pública por el Presi-
capitán de amigos, con que está dotada tancia en la misión, informa Sanfuentes con el proceso independentista: Arique, go se tornó poco reconfortante: ´Hay tadas emprendió una de sus más intere- José Ramón Elguero y el juez de letras no permite dar acerca de ella mas porme- dente Manuel Bulnes. Así terminó la acti-
cada misión, salga todas las semanas a al Gobierno Supremo, recomendando ter- Costa de Niebla, Huenehue y Toltén). Ade- pocas esperanzas –dice– para una reduc- santes correrías en dirección a la laguna Santiago O’Rian. El 16 de enero de 1846 nores’. Por noticias de indios y de los es- va, esforzada y trepidante presencia en el
recogerlos en número de seis u ocho minar con estos abusos y proponiendo más, otras ocho misiones funcionaban en ción voluntaria. Ni siquiera escuelas quie- de Ranco. A partir de la misión de Quin- escribe: ‘cuando el sol se entró, el agua pañoles explica asimismo que ‘hay un solo territorio de Valdivia del Intendente Explo-
hombres y otras tantas mujeres, para transformar a cada misión en la base de las jurisdicciones de La Unión (Cudico, Río ren admitir. Es claro, pues, que el Gobier- chilca, cabalgó hacia el sur y el río Llollel- tomó un azul oscuro; y se divisaron enton- camino para el otro lado de los Andes… y rador: Salvador Sanfuentes. Q

PE HHC16
Salvador Sanfuentes. Un explorador en la Intendencia (1845-1846) /115
PE RV/P17
Bajo río Bueno
Entre Trumao y El Peligro
Treinta y cinco kilómetros de recorrido fluvial por el río Bueno, entre el puerto viejo
de Trumao y el paraje del Peligro, realizados a bordo del velero La Grulla Azul.

EL RÍO BUENO EN TRUMAO: CUANDO LAS CRECIDAS INVERNALES.

U
n recorrido náutico que puede embocadura, con data de 760 m3/segundo.
resolverse también en kayak, en
embarcación menor o en moto-
O el quinto en orden de importancia, si aca-
so dicha medición la efectuamos en su tra- Un paraíso avifaunístico
nave de turismo. Atraviesa una mo alto, con 570 m3/segundo. En cualquier
de las mejores zonas ornitológicas del cen-
tro-sur de Chile, declarada Área de Impor-
caso, con sus 130 kms de desarrollo fluvial
a partir del desaguadero del lago Ranco,
L a isla Momberg surge del abrazo fluvial de los dos canales fluviales en los que se di-
vide el río Bueno 2 kilómetros aguas abajo del Puerto Viejo de Trumao. Se trata de
una isla plana, pantanosa y larga de más de 6 kms en sentido este-oeste. En su inte-
tancia Internacional para la Aves, las llama- donde sitúa su origen, el Bueno constituye rior esconde dilatadas extensiones de humedal, perfectos refugios para la avifauna.
das Vegas de Trumao. Y en la Cordillera de la pieza central del denominado Corredor Desde la cubierta de una embarcación, navegando por el Bueno, con ayuda de los pris-
la Costa, el río Bueno traza una curva hidro- Verde III, integrante de la Red Verde Ecotu- máticos, el viajero podrá disfrutar en las riberas de la isla Momberg constantes avista-
gráfica espectacular: la Vuelta del Peligro… rística proyectada para la región de Los mientos de taguas y cuervos de los pantanos, patos jergones y cucharas, patos ne-
Nos encontramos contemplando como va Ríos. Entre los Andes y el océano, son una gros y patos rana, pimpollos y hualas, garzas cucas y blancas.
cayendo la tarde, sentados sobre los pelda- decena de Rutas Verdes en total las que se En realidad, el entorno del río Bueno, entre las confluencias de los ríos Pilmaiquén y
ños de la escalinata de acceso a la iglesia articulan sobre sus tramos más destacados. Rahue, se manifiesta en su conjunto como uno de los sectores ornitológicos más va-
liosos de todo el centro-sur de Chile, con niveles de importancia ambiental compara-
de la antigua misión de San Javier de Tru- La Ruta Verde comprendida entre la locali-
bles a los del río Cruces y el entorno de Valdivia. Por ello, en 2010, bajo la denomina-
mao, a 12 kms de la ciudad de La Unión. dad de Río Bueno y el antiguo puerto fluvial ción de Vegas de Trumao, la zona pasó a ser clasificada como IBA o Área de Importan-
Nuestra vista vuela sobre las vegas inunda- de Trumao ya tuvimos ocasión de recorrer- cia Internacional para las Aves.
das que cada invierno componen aquí el la, en nuestra lancha zódiac, en sus diferen- Desde el punto de vista estrictamente ornitológico, la mejor propuesta es circunnave-
paisaje, a las que acuden a pernoctar, en tes sectores fluviales y al paso del paraje de gar la isla Momberg al completo, a partir de Trumao o Puerto Mashue, navegando en
profuso griterío, ruidosas bandadas inte- Colcume, de la confluencia del río Pilmai- embarcación local, sucesivamente, por los brazos principal del Bueno y secundario o
gradas por centenares de anátidas: uno de quén, de la isla del Chivato o la curva de río Chico. En el transcurso del viaje, lo recomendable será efectuar diversas paradas
los grandes espectáculos naturales en la re- Quilacoya. Ahora la que nos disponemos a en otros tantos puntos de la ribera insular, para acometer así diversos paseos de ob-
servación avifaunística por los hualves y lagunazos interiores. Estos resultan espe-
gión de Los Ríos. El templo que nos arropa recorrer es la correspondiente a su último
cialmente relevantes en cuanto a especies orníticas en los sectores central y del ex-
entre sus soportales resulta a imagen y se- tramo hasta La Barra, donde se verifica la
tremo occidental de la isla Momberg. Llevar botas de goma, imprescindibles. Así como
mejanza de esas iglesias chilotas en made- desembocadura del Bueno en el Pacífico. un buen guía lugareño. Para ello, en Puerto Mashue, las mejores posibilidades.
ra, que han merecido ser incluidas dentro Entre Trumao y La Barra son, en total, 65
de la prestigiosa lista del Patrimonio de la kms de recorrido náutico, partiendo del Va-
Humanidad, por la UNESCO. Pero además lle Central en las proximidades de La Unión
su emplazamiento constituye el mejor mi- y atravesando la barrera orográfica de la
rador sobre el río Bueno o Huenulelfú, esas Cordillera de la Costa. Navegaremos, en pri-
Aguas en las que se refleja el cielo según la mer lugar, desde Trumao hasta la impresio-
ancestral tradición huilliche. nante revuelta fluvial conocida como El Pe-
De esta acepción huenu, ligro. Y dejaremos p para la siguiente Ruta
río Huenu, es de dondee Verde el viaje entre este
procedería, al parecer, punto y La Barra.
por corrupción lingüís- Para realizar estos recorri-
tica al español, el actual
al to- dos náuticos hemos portea-
pónimo de río Bueno. Un cau- h
do hasta el muelle de Tru-
ce fluvial que, segúnn la Dirección mao, desde
des Valdivia, sobre trai-
General de Aguas, seríaría el segundo másás po carretera, nuestro ve-
ler y por
caudaloso de Chile, si efectua- lero La G Grulla Azul. Hasta este
JUNTO A LA CONFLUENCIA DE LOS RÍOS CAHINALHUE Y TRINIDAD.
mos su medición en su des- puntoo fluvia
fl
fluvial iban y venían, antaño,

LA GRULLA AZUL, EN LA ISLA DE LA CONFLUENCIA DEL RAHUE. TAGUA (FULICA ARMILLATA)


PE RV/P17
Bajo río Bueno. Entre Trumao y El Peligro /117
118/ PE RV/P17
Bajo río Bueno. Entre Trumao y El Peligro

MUELLE Y CASAS DE LLANCACURA.

múltiples vapores comerciales en una ruta Bueno. A la mañana siguiente, cuando Víc-
náutica que, además del río Bueno, también tor nos extiende la autorización de zarpe,
incluía la navegación por su afluente del emprendemos la navegación corriente aba-
Rahue y hasta la ciudad de Osorno. El terre- jo, primero a lo largo de la gran isla Mom-
moto de 1960 terminaría de hacer casi im- berg, que surge al abrazo de dos canales
practicable la navegación de acceso al río fluviales en los que se divide el Bueno a un
Bueno desde el océano por lo que la era de par de kilómetros aguas debajo de Trumao.
los vapores fluviales, junto con la mejora de Los restos del antiguo muelle de Puerto
otras vías de comunicación, terminó por ex- Mashue nos señalan la proximidad de la
tinguirse en 1991 (cuando se hundió el Tres confluencia del río Rahue, que procede del
Palos, el último de estos viejos artefactos lejano lago Rupanco y de la ciudad de Osor-
que permaneció operativo). no. Una confluencia que se verifica median-
Hoy en Trumao son tres sus casi únicos ha- te dos brazos separados, entre los cuales se
bitantes: don José, El Canino, que será el ha generado otra isla fluvial, en la que des-
encargado de cuidar de nuestro barco cubrimos un tranquilo playazo a la sombra
mientras permanezca amarrado en el lugar; de unos viejos sauces. Será aquí donde
don Alfonso, El Pechera, que oficia de bal- efectuaremos nuestra primera parada, me-
sero artesanal entre ambas orillas; y don tiendo la proa directamente sobre la arena
Víctor Fuentealba, hijo de este último, que que emerge de la misma junta de los ríos.
es el Alcalde de Mar para esta parte del río En este delicioso paraje almorzamos y dor-

mimos una buena siesta, reconfortándonos Cordillera de la Costa, y con el paraje más mo desaguadero de dos grandes lagunas
antes de continuar viaje por este río Bueno densamente habitado a lo largo de todo el próximas, por la orilla sur, las de Trinidad).
GPS 1 Puerto Viejo de Trumao/ muelle, rampa y barca transbordadora/ punto de inicio de ruta náutica-
que nos arrastra. curso bajo del río Bueno. En las laderas Tras este punto la corriente se acelera y es-
40°20’48.89”S/ 73°10’49.85”O

PUNTOS GPS
Tras la curva que sigue a la doble confluen- abruptas y junto a las riberas surgen grupos trecha, enfilando momentáneamente hacia
GPS 2 Extremo oriental de la isla Momberg/ en las Vegas de Trumao- 40°21’5.31”S/ 73°11’52.84”O
cia de los esteros Lilcopulli (por la ribera N) de casitas dispersas, en sectores como Cu- el N e introduciéndose entre la cumbre có-
GPS 3 Eje principal del río Bueno- 40°21’7.93”S/ 73°14’51.38”O
y Pucono (por la S), la navegación en velero rrimahuida, Cofalmo o Calluncura. En este nica del cerro Campanario (260 m) y los ce-
GPS 4 Eje secundario del río Bueno o río Chico- 40°20’22.89”S/ 73°14’11.96”O
por el Bueno aborda el paso de un paraje último lugar existe un pequeño muelle y rros de Santa Ana (736 m). Debemos reco-
delicado: a causa de los sucesivos cables una rampa-varadero. ger la vela y arrancar el motor de nuestra GPS 5 Extremo occidental de la isla Momberg/ en las Vegas de Trumao- 40°20’25.60”S/ 73°17’10.48”O

eléctricos que cruzan el río de una a otra Cuando los peligrosos cables eléctricos ya embarcación. Una serie de remolinos fluvia- GPS 6 Puerto Mashue- 40°20’2.72”S/ 73°18’11.59”O
orilla y que se suceden en un trecho de 5,5 han quedado atrás, con ayuda del cabes- les hacen su aparición y un islote en el cau- GPS 7 Isla y confluencia con el río Rahue- 40°20’7.13”S/ 73°18’38.77”O
kms. Oficialmente solo son dos los tendidos, trante volvemos a levantar el mástil de ce señala de pronto el punto que estamos GPS 8 Muelle y estero Pucano- 40°20’37.45”S/ 73°21’52.44”O
que aparecen oportunamente balizados por nuestro velero e, incluso, nos animamos a abordando: la Vuelta del Peligro, tan temida GPS 9 Peligro: primero de los 5 tendidos eléctricos que cruzan sobre el río Bueno (¡!)-
globos de color rojo. Pero en la práctica largar la vela de proa. La navegación, defi- por los capitanes de los antiguos vapores 40°20’17.07”S/ 73°22’28.95”O
son, en total, cinco… (¡!). Ya que existen nitivamente, se torna maravillosa: llevamos cuando las grandes avenidas. Nosotros la GPS 10 Casas y muelle de Cofalmo- 40°20’20.43”S/ 73°24’24.11”O