Anda di halaman 1dari 11

LESIONES TRAUMÁTICAS DE ANTEBRAZO – MUÑECA Y MANO

ANTEBRAZO
 Definición
El antebrazo es una estructura anatómica compleja que tiene un papel
fundamental en la función de la extremidad superior. La destreza de la
extremidad superior depende de la combinación de mano, muñeca y antebrazo,
principalmente para realizar la rotación (prono-supinación). El antebrazo está
formado por los huesos: radio y cubito. Las fracturas de radio y cubito se dividen
para su descripción, así como para tomar decisiones de manejo, según el sitio
donde se encuentra la fractura con respecto al eje longitudinal: tercio proximal,
tercio medio y tercio distal. Las fracturas de antebrazo en el adulto son
habitualmente desplazadas e inestables. El objetivo inicial del manejo es lograr
la movilización temprana de la extremidad afectada, y con el tratamiento y la
rehabilitación el objetivo es evitar la pseudo-artrosis y las uniones anómalas, por
que producen alteraciones funcionales y cosméticas limitantes, así como
limitación del ángulo de rotación del antebrazo.

 Signos y Síntomas
Signos
 Incapacidad funcional
 Deformidad
 Movilidad anormal
 Aumento de volumen
 Equimosis
 Crepitación ósea

Síntomas
 Dolor
 Pérdida de la función del antebrazo
 Diagnóstico
Para diagnosticar estas fracturas se realizan los siguientes estudios:
 Radiografía de antebrazo
 Solicitar de inicio dos proyecciones: antero-posterior y lateral.
 En algunos casos se pueden requerir proyecciones oblicuas.
 Incluir tanto el codo como la muñeca para descartar luxaciones
asociadas o fracturas articulares.

 Tomografía computarizada
 Se utiliza para observar el cartílago y los tendones alrededor del
antebrazo se indican especialmente en fracturas complejas de
ambos huesos.
 Los grados leves de luxación y subluxación de la articulación
distal se valorará mediante tomografía axial computarizada

 La angiografía se solicitará en caso de sospecha de lesiones


vasculares

 Tratamiento
Según la gravedad de la rotura se podrá optar por tratamiento
farmacológico o quirúrgico y siempre al concluir el tratamiento se debe
realizar la rehabilitación.

MUÑECA
 Definición
La muñeca está formada por ocho huesos pequeños conocidos como
carpianos. Éstos forman un conducto que corre a través de su muñeca. Ese
conducto, llamado túnel del carpo, contiene tendones y un nervio en el interior.
Está cubierto por un ligamento, que lo sostiene en su lugar.
El dolor en la muñeca es común. Los movimientos repetidos pueden
lesionar la muñeca. Las actividades cotidianas como trabajar con una
computadora, deportes con raqueta o coser, pueden causar dolor e inclusive
el síndrome del túnel del carpo. El dolor en la muñeca con hematomas e
inflamación puede ser signo de un traumatismo. Los signos de una posible
fractura incluyen tanto la deformación de la articulación, como la incapacidad
para mover la muñeca. Algunas fracturas de la muñeca son a consecuencia
de la osteoporosis.

Las lesiones traumáticas de la muñeca son varias, en el trabajo se


hablarán sólo de algunas.

 Signos y Síntomas
Los síntomas son dolores en la muñeca en general.
En caso de:
 Esguinces de muñeca: En el momento de la lesión, puede que sienta
que algo se rompe dentro de la muñeca. Puede tener dolor,
enrojecimiento e inflamación. También puede tener algunos moretones.
En algunos casos, los síntomas pueden propagarse de la muñeca a la
mano. Hasta tanto la muñeca se recupere, puede resultarle difícil mover
o usar la muñeca y la mano para las tareas y las actividades normales,
especialmente para tomar y levantar cosas.
 Lesión de Complejo Triangular Fibrocartilaginoso: el paciente
presenta:
 Dolor en la cara ulnar de la muñeca (en el lado del meñique) que se
puede asociar a la aparición de una crepitación. Las molestias van a
aumentar con las actividades y disminuirán con el reposo.
 Dolor difuso. Esto significa que el dolor es en toda la muñeca sin poder
establecer un lugar específico del dolor. Dolor que aumenta al girar
muñeca como cuando se usa llave o carga una jarra.
 Los pacientes también pueden referir presentar sensación de debilidad
y reproducir las molestias con la desviación de la muñeca hacia ulnar.
 En algunos casos se puede presentar una prominencia anormal de la
cabeza de la ulna asociado a dolor a la palpación de la zona.
 Fractura del escafoides. Irrigación, complicaciones: Las fracturas de
escafoides generalmente causan dolor e inflamación en la base del
pulgar. El dolor podría ser severo cuando usted mueve su pulgar o
muñeca, o cuando trata de asir alguna cosa.
A menos que su muñeca esté deformada, puede que no sea obvio
que el escafoides está fracturado. En algunos casos, el dolor no es severo
y podría confundirse con un esguince.
Cualquier dolor en la muñeca que no se va al cabo de un día de la
lesión podría ser un signo de fractura. Una muñeca "esguinzada" simple
es muy rara y es importante ver a un médico si el dolor persiste.

 Diagnóstico
 En caso de esguince de muñeca: Lo primero que hará el médico es
examinarle la muñeca para ver si le duele y comprobar cómo se mueve.
Le tomarán radiografías para verificar que no haya huesos rotos ni
articulaciones luxadas. En ciertos casos, puede que le hagan otros
estudios, como una resonancia magnética.
 Lesión de Complejo Triangular Fibrocartilaginoso: El diagnóstico se
basa en la historia clínica y el examen físico. Muchas veces no hay una
historia clara o reciente de traumatismo. Un examen físico inicial
correctamente hecho puede orientar hacia una u otra patología. En el
examen físico se debe siempre comparar con el otro lado ya que algunos
hallazgos al ser simétricos dejan de ser patológicos.
El estudio inicial de imágenes es una radiografía de muñeca en
donde se puede establecer la varianza ulnar (relación entre el radio y la
ulna), si existen cambios degenerativos (artrosis) a nivel del carpo o de la
articulación radio ulnar, inestabilidad dorsal, o volar, segmentaria
intercalar, inestabilidad escafolunar, fracturas y avulsiones.
La resonancia magnética permite, con un 80% de sensibilidad y un
70% de especificidad aisladas, identificar las lesiones del FCT en forma
detallada y ver con mayor claridad otras alteraciones a nivel de la muñeca,
que deben considerarse en el manejo de estos pacientes, en especial la
artrosis
 Fractura del escafoides: El dolor y la inflamación en la muñeca
generalmente obligarán a una persona con una fractura de escafoides a
ver a un médico.
Las radiografías pueden mostrar si un hueso está fracturado y si
hay desplazamiento (un espacio entre los huesos fracturados). A veces,
un escafoides fracturado no aparece en una radiografía inmediatamente.
Si es el caso, su médico podría poner su muñeca en una férula durante
una semana o dos. Le tomará una nueva radiografía para ver si la fractura
se hace visible. La férula debería usarse durante este período de espera
y usted debe evitar levantar objetos pesados.
Podría hacerse un estudio por imágenes de resonancia magnética
(MRI) para visualizar los huesos y los tejidos blandos. Esto a veces
muestra una fractura del escafoides antes que pueda verse en la
radiografía.

Clínica: dolor, tumefacción en la tabaquera anatómica, impotencia


funcional, dolor a la compresión axial del primer radio.

 Tratamiento
El tratamiento de un esguince de muñeca puede incluir lo siguiente:
 Medicamentos recetados o de venta libre. Ayudan a reducir el dolor y la
inflamación.
 Una férula, un yeso u otro elemento ortopédico. Se usa para sostener la
muñeca y evitar que se mueva. Puede que necesite usar este elemento
por algunas semanas o más hasta tanto la muñeca se recupere.
 Fisioterapia y ejercicios. Ayudan a mejorar la fuerza, la flexibilidad y la
amplitud de movimiento de su muñeca y su mano.
 Cirugía. Puede que necesite cirugía si su esguince es grave. Por ejemplo,
si el ligamento está desgarrado o si también se han lesionado otros tejidos
y el hueso de la zona. Después de la cirugía, con frecuencia necesitará
usar una férula o un yeso por un mes o más hasta tanto sane su muñeca.

El tratamiento de la Lesión de Complejo Triangular Fibrocartilaginoso:


Tratamiento no quirúrgico
El tratamiento inicial de las roturas degenerativas y traumáticas sintomáticas
es de 8-12 semanas de tratamiento conservador que consiste en lo
siguiente:
 Antiinflamatorios
 Inmovilización en ligera flexión y desviación cubital en un yeso
antebraquial durante 4-6 semanas, seguido de férulas desmontables
de muñeca y fisioterapia
 Hay autores que recomiendan tratamiento inicial con yeso largo del
brazo durante 4-6 semanas para las roturas traumáticas y 3-4
semanas de yeso corto para las roturas degenerativas.
 Infiltración: a menudo estos pueden conferir un alivio significativo de
los síntomas.
 Rehabilitación
El período de inmovilización será superior en aquellos casos traumáticos (6
semanas) para permitir la adecuada cicatrización de las estructuras
comprometidas. Asociado a la inmovilización se van a utilizar
antiinflamatorios y analgésicos.

Tratamiento quirúrgico. Si los pacientes presentan una evolución no


adecuada, se planteará la alternativa quirúrgica que va a variar dependiendo
del tipo de rotura que exista. En las roturas traumáticas se puede realizar una
fijación de la articulación radio ulnar transitoria con agujas o reparación
artroscópica del FCT. En algunos casos en que no se logra una buena
reducción de la articulación se deberá realizar una reparación abierta del
FCT. Las agujas se retiran a las seis semanas y se inicia el período de
rehabilitación en donde se tiene como objetivo recuperar el rango de
movilidad de la muñeca y la fuerza de ésta.
Cuando no existe luxación de la articulación y hay una lesión traumática
aguda del FCT que no responde al manejo conservador, el tratamiento
quirúrgico puede ser mediante la reparación en forma artroscópica. En este
caso se realizan pequeñas incisiones en el dorso de la muñeca por donde se
introduce una cámara y el instrumental adecuado para realizar la reparación,
y complementario en aquellos casos en que sea necesario con la fijación
percutánea con agujas y el uso de un inmovilizador de muñeca en el post
operatorio.
En las roturas de tipo degenerativo que no responden a manejo
conservador, se realizará el procedimiento quirúrgico mediante artroscopia
de muñeca, realizando el desbridamiento (regularización de los bordes rotos
del FCT) y en los casos en que se presenta un cúbito o ulna plus (ulna más
larga que el radio) se indica realizar una osteotomía de acortamiento tipo
Darrach (acortar el hueso y fijarlo con una placa) para impedir que el cúbito
golpee sobre los otros huesos de la muñeca y siga rompiendo el FCT.

El tratamiento de Fractura del escafoides


Tratamiento no quirúrgico
El tratamiento de las fracturas de escafoides depende de la ubicación de la
ruptura en el hueso.
Fractura cerca del pulgar
Las fracturas de escafoides que están cerca del pulgar por lo general
consolidan (sueldan) en una cuestión de semanas con la protección
adecuada. Esta parte del hueso escafoides tiene una buena irrigación de
sangre, que es necesaria para que el hueso suelde.
Su médico colocará su brazo y su mano en una enyesadura. La enyesadura
por lo general llegará hasta debajo del codo. Puede incluir el pulgar o no
incluirlo.
El tiempo que toma la consolidación de la fractura varía de persona a
persona. Su médico monitorizará la consolidación tomando radiografías
periódicas u otros estudios por imágenes, como una tomografía
computarizada (CT). Estos estudios por imágenes se usan para confirmar
que el hueso ha consolidado.
Fractura cerca del antebrazo
Si el escafoides está quebrado en la parte media del hueso (cuello) o más
cerca del antebrazo (polo proximal), la consolidación es más difícil. Estas
áreas del escafoides no tienen una buena irrigación de sangre.
Si su médico trata este tipo de fractura con una enyesadura, esta
probablemente incluirá al pulgar. También podría extenderse por arriba del
hombro.
Tratamiento quirúrgico
Si se fracturó el escafoides en el cuello o el polo proximal del hueso, su
médico podría recomendar la cirugía. Durante la cirugía, se usan implantes
metálicos -como tornillos y alambres- para sostener al escafoides en su lugar
hasta que suelde completamente.
El lugar donde su médico hace la incisión quirúrgica y el tamaño de esta
dependen de qué parte del escafoides está fracturado. La incisión podría ser
en la cara anterior o posterior de la muñeca.
A veces, el tornillo o el alambre pueden colocarse en los fragmentos del
hueso con una pequeña incisión. En otros casos, se necesita una incisión
más grande para asegurar que los fragmentos del escafoides alinean
debidamente.

(Izquierda) Esta radiografía muestra una fractura de escafoides fijada con un


tornillo. (Derecha) Esta radiografía se tomó 4 meses después de la cirugía.
La fractura del escafoides está consolidada (soldada).
En casos en que el hueso se fracturó en más de dos pedazos, podría
necesitarse un injerto de hueso para ayudar en la consolidación. Un injerto
de hueso es hueso nuevo colocado alrededor del hueso roto y se usa para
estimular la consolidación del hueso. Esto aumenta la producción de hueso y
ayuda a que los huesos rotos suelden entre sí para formar un hueso sólido.
El injerto podría tomarse del hueso del antebrazo en el mismo brazo o, con
menos frecuencia, de su cadera.

Otras lesiones traumáticas de la muñeca son: Luxación del semilunar,


Luxación transescafoperi-semilunar, Luxación peri-semilunar y Disociación
escafo-semilunar. Signo de Terry-Thomas.
MANO
 Definición
Son lesiones frecuentes, particularmente relacionadas a trabajadores
manuales, accidentes de tránsito y deportivos.

 Fracturas de falanges, metacarpianos incluyendo del boxeador y Bennett.

Objetivos: reducción anatómica, consolidación precoz de la fractura y


movilización precoz
Si realizamos un tratamiento conservador debemos saber que no hay
que hacer inmovilizaciones superiores a 3 semanas para evitar la rigidez.
Si el tratamiento es quirúrgico podemos dar una estabilidad inmediata a la
lesión y movilizar precozmente la zona. A la hora de realizar el tratamiento
tenemos que tener en cuenta: localización, afectación articular,
conminución, malrrotación del dedo y lesiones asociadas (tendones,
ligamentos, vasos, nervios)
Debemos también la tumefacción, deformidad, impotencia funcional,
función tendinosa, exploración neurovascular así como la profesión del
paciente (tenemos que tener en cuenta que los músicos por ejemplo
necesitan más precisión que otros en las manos)
El diagnóstico es esencialmente radiología simple.
Las fracturas de los metacarpianos son no desplazadas.
El tratamiento consiste en la inmovilización con férulas, yesos u ortesis.
No debe durar más de 3 semanas Tenemos que prestar especial atención
a la posición de la mano:
 Muñeca extendida 30°, metacarpofalángicas en 80° de flexión y
la interfalángica proximal en extensión o posición funcional
 A veces se usa la muñeca extendida en 30°,
metacarpofalángicas en 60° y la interfalángica proximal en 20°.

Las fracturas del tercer metacarpo son las más estables, después irán
las del cuarto, segundo y quinto. Además, las diafisarias transversales y
las oblicuas son las más inestables. En las inestables hay más indicación
quirúrgica.
En las fracturas de las bases de los metacarpianos es importante
descartar luxaciones carpo-metacarpianas. En estos casos el tratamiento
sería reducción y fijación percutánea con agujas de Kirschner.

La fractura del cuello metacarpiano y la del 5 dedo son conocidas


como la fractura del boxeador.
La inmovilización se hará realizando la maniobra de Jahss (dedo en 90
grados y aprovechando esta posición inmovilizaremos).
 Hay cierta tolerancia a angulaciones según el grado y el dedo, la
mano es funcional, aunque haya angulaciones, por encima de las
nombradas a continuación no:
 <40º en el 5º
 <30º en el 4º
 <10º en el 2º y 1º

Las agujas de Kirschner no estabilizan y exigen inmovilización, sin


embargo, las placas de bajo perfil si estabilizan y se movilizan
precozmente.

FRACTURAS-LUXACIÓN DE BENNET
Son fracturas intraarticulares de la base del primer metacarpiano.
Tendremos dos fragmentos:
 Fragmento distal diafisario: se desplaza hacia lateral por acción del
abductor pollicis longus.
 Fragmento medial: permanece in situ por acción del ligamento
oblicuo volar.

El tratamiento es por reducción abierta y con osteosíntesis mediante con


agujas de Kirschner que fijan la articulación trapecio-metacarpiana
(descrito por Wagner) o también podemos usar las agujas fijando el primer
meta al segundo (descrito por Iselin).
FRACTURA DE ROLANDO
Es una fractura de la base del primer meta, es intraartiuclar (en V o en T).
Para el tratamiento quirúrgico usamos tornillos o placas de bajo perfil que
nos permiten una movilización inmediata.

FRACTURAS DE LAS FALANGES


Suelen ser benignas. Es importante tener en cuenta la posición de las
uñas.
Normalmente el tratamiento se realiza con férulas o vendajes escayolados
con el dedo malo unido al sano adyacente. Hay férulas especiales como
la férula dorsal extensora, para fractura o arrancamiento de la 3 falange
Cuando hay un componente articular hay que ser más exigente, hay
dispositivos para colocar pequeñas agujas de Kirchner, también fijaciones
con rayos X

Otras lesiones traumáticas de las manos son:

 Luxaciones interfalángicas y metacarpofalángicas.

 Amputaciones distales de dedos.

 Lesiones por anillos (deforramiento-degloving)

 Mordedura indirecta (Fist bite)

 Lesiones del lecho ungueal.

 Lesiones de los tendones extensores incluyendo dedo en martillo.

 Lesiones de los tendones flexores. Zonas de los flexores y poleas.