Anda di halaman 1dari 10

LA DESAPARICIÓN

DE LA NIÑEZ

Exactamente igual que el alfabeto y renciante plantea un problema grave y


las máquinas de imprenta cambiaron con ello termina. La audiencia se siente,
el aspecto social y cultural del mundo, como es natural, algo defraudada y a ve-
la TV está cambiando ahora a nuestra ces incluso un poquito enfadada. Poco
sociedad. En esta conferencia pronun- puede hacerse, sin embargo, para reme-
ciada ante la Children's Theatre Asso- diarlo, excepto decirles —que nadie se lo
ciation of America, el Profesor Neil llega a creer- que el enfado es lo que da
Portman argumenta que el concepto más ímpetu al pensamiento. Así que al
social de la niñez desaparecerá al fina- conferenciante no le queda más remedio
lizar este siglo. que tomar otra vez el avión y regresar a
Nueva York que es de donde sale la
Quisiera empezar diciendo que, bá-
mayoría de los conferenciantes de malas
sicamente, no hay más que dos tipos
noticias. Todo esto no es más que para
de conferencias que pueden darse en
deciros que os tenéis que preparar para
ocasiones como esta. Las que llamo
una buenísima conferencia de malas
conferencias de buenas noticias y las
noticias.
conferencias de malas noticias. Una
conferencia que da buenas noticias Mi argumento es que la televisión está
plantea, por regla general, un serio causando la rápida desaparición de la
problema que el conferenciante pro- niñez en América, que la niñez probable-
cede a resolver; y cuando lo logra, todo mente no sobrevivirá al final de este siglo
el mundo abandona la sala sintiéndose y que este estado de cosas representa un
inspirado y fortalecido por una ima- desastre social de primera magnitud. En
gen de competencia humana. En otras cuanto presente todo mi argumento, de-
palabras, las conferencias que dan bue- jaré de hablar. No quiero con ello decir
nas noticias, son siempre entretenidas que no existe solución alguna para este
y divertidas, por lo que suelen pronun- problema, sino que mis propios recursos
ciarlas normalmente personas procedentes de imaginación para encontrar soluciones
o bien de Houston, Texas o de California. no van más allá de mi captación del pro-
Una conferencia que da malas noticias blema.
es algo totalmente distinto. En una Pero si lo podéis soportar, entonces
conferencia de malas noticias, el confe- dejad que comience mi argumento d¡-

- 1 5 -
dándoos que la niñez es un artefacto quizás el más humano que este haya te-
social y no una categoría biológica. Nues- nido. Junto con la ciencia, con la libertad
tros genes no contienen instrucción algu- estatal y religiosa de la nación, la niñez
na sobre quién es un niño y quién no lo en su doble vertiente de principio social
es. Y las leyes de supervivencia no re- y condición psicológica, surgió alrededor
quieren que se haga distinción alguna del Siglo X V I . Hasta aquellos tiempos,
entre el mundo de un adulto y el mundo a los niños, incluso los de 6 y 7 años, no
de un niño. De hecho, si la palabra se les consideraba fundamentalmente dis-
" n i ñ o s " la aplicamos, en su significado, tintos de los adultos. El lenguaje de los
a una clase especial de personas con eda- niños, su forma de vestir, sus juegos, sus
des comprendidas más o menos entre los tareas y sus derechos legales eran exacta-
siete y pongamos por caso, los diecisiete mente los mismos que los de los adultos.
años, personas que necesitan unas formas Pero se reconocía, sin embargo, natural-
especiales de nutrición y protección y que mente, que los niños solían ser más pe-
son consideradas cualitativamente como queños que los adultos, no confiriéndoles
distintas de los adultos, entonces existe este hecho ningún estatuto especial, y no
amplia evidencia que los niños existen existía, por supuesto, ninguna institución
desde hace menos de 400 años. especial dedicada al desarrollo de los
niños.
Realmente, si empleamos la palabra
niños en su sentido más completo, tal Antes del Siglo X V I , por ejemplo, no
y como esta palabra la comprende el existían libros sobre la crianza de los ni-
Americano medio, la exuberancia de la ños ni tampoco ningún libro sobre la
niñez no sobrepasa en mucho los 150 mujer en su papel de madre. Los niños,
años. Por tomar un pequeño ejemplo, por tomar otro ejemplo, participaban
la costumbre de celebrar el cumpleaños siempre en los cortejos fúnebres, nadie
de un niño no existfa en América durante encontraba ninguna razón para apartarlos
casi todo el siglo X V I I I y el fijar con pre- de la ¡dea de la muerte. No se encuentra,
cisión la edad de un niño es, de hecho, con anterioridad al Siglo X V I I , ninguna
una tradición cultural muy reciente que referencia sobre la forma de hablar de
no tiene más de 200 años. He aquí un los niños o jerga infantil, mientras que
ejemplo más importante. En fechas tan después son abundantísimas.
avanzadas como 1890, los colegios de
Si habéis visto alguna vez pinturas del
segunda enseñanza abarcaban solo el
Siglo X I I I o X I V , os habréis fijado que a
siete por ciento de la población con
los niños siempre se les representa como a
edades comprendidas entre los 14 y los
pequeños adultos. Exceptuando el tama-
17 años. Junto con muchos niños más
ño, carecen de todas las características
jóvenes, el 93% restante trabajaba en la-
que solemos asociar con la niñez y
bores de los adultos —algunos de ellos
nunca aparecen solos en el lienzo —es
desde el amanecer hasta el anochecer—
decir aislados de algún personaje adulto—.
en todas nuestras grandes ciudades.
Dichos cuadros representan con suma
Pero, al empezar, cometíamos un precisión la forma de percibir psicológica
error si confundiéramos realidades o y socialmente a los niños antes del Siglo
hechos sociales con ideas sociales. La X V I . En su maravilloso libro sobre el
idea o el concepto de la niñez es uno Siglo X I V , llamado " A Distant M i r r o r "
de los grandes inventos del Renacimiento, (Un Espejo Distante), Barbara Tuckman

- 1 6 -
resume asi' la situación: "Si los niños lle- Por eso a los niños se les colgaba j u n t o
gaban vivos hasta los siete años, su vida con los adultos por robar o asesinar. Y
reconocida empezaba más o menos como por ello es por lo que no había, en la
la de unos adultos en miniatura. La niñez Edad Media, nada que pudiera asemejar-
ya habi'a quedado atrás". se a la educación elemental; porque allí
donde la biología es causa determinante
Ahora bien, el porqué esto era así, es
de la comunicación o competencia co-
algo difícil de explicar. Uno de los temas,
municativa, no existe necesidad para una
como lo indica la Sra. Tuckman, es que
educación de este tipo. En otras palabras,
la mayon'a de los niños no sobrevivían.
no había ninguna etapa intermedia entre
Su índice de mortalidad era enormemente
la infancia y la edad adulta, porque no
alto. Y es solo a finales del Siglo X I V resultaba necesaria, por lo menos hasta
cuando los niños aparecen mencionados la mitad del Siglo X V .
en los testamentos, lo cual indica que los
adultos tenían pocas esperanzas de verlos En aquellos tiempos, hubo un acon-
vivos durante mucho tiempo. No cabe tecimiento extraordinario que no solo
duda que, en aquellos tiempos, los adul- cambió la faz religiosa, económica y po-
tos no se comprometían emotivamente lítica de Europa, sino que también creó
con los niños de la misma forma que hoy nuestra idea moderna de la niñez. Me
día aceptamos todos como normal. refiero, naturalmente al invento de la
Además, a los niños también se les consi- imprenta. Puesto que dentro de algunos
deraba sobre todo como útiles desde un minutos, algunos de vosotros vais a pen-
punto de vista económico, interesándoles sar que estoy dando demasiada impor-
a los adultos mucho menos su carácter y tancia al poder de la Televisión, vale la
su inteligencia que su capacidad de tra- pena que os diga ahora que no había
bajo. nadie en el 1450 que pudiera imaginarse
siquiera que la imprenta pudiera tener
Quizás la razón más poderosa para unos efectos tan poderosos como los
que hubiera esa ausencia de la idea de la que tuvo sobre la sociedad. Cuando Gu-
niñez se encuentra en el medio ambiente tenberg anunció que podía fabricar li-
de comunicaciones propio de la Edad bros, como lo explicaba "sin la ayuda
Media. Es decir, como la mayoría de la de ninunga pluma ni nada que se le pa-
gente no sabía leer, o no necesitaba saber reciera, sino por medio de una maravi-
leer, un niño se convertía en un ser adul- llosa ordenación, proporción y armonía
t o , en un adulto con plena participación, de punzones y caracteres", no se imaginó
tan pronto como él o ella aprendían a nunca que su invento acabaría socavando
hablar. Al hacerse todas las transacciones la autoridad de la Iglesia Católica. Y sin
sociales importantes a través de una co- embargo, menos de 80 años más tarde,
municación oral directa, la plena compe- teníamos efectivamente a Martín Lutero
tencia de la palabra y del oído, que se que pretendía que, estando la palabra de
alcanza normalmente a los siete años, Dios en todas las mesas de cocina, los
resultaba ser la línea divisoria entre la cristianos no necesitaban a un Papado pa-
infancia y la vida adulta. Es por ello por ra interpretársela. Tampoco tenía Gu-
lo que la Iglesia Católica designó la edad tenberg la más mínima idea que su in-
de los siete años como la edad en la que vento crearía una nueva categoría de
una persona es capaz de diferenciar en- personas que son los niños.
tre el bien y el mal, la edad de la razón.

-17-
Para que nos hagamos una ¡dea de lo después del descubrimiento de la im-
que significó la lectura en los dos siglos prenta ya que la cultura europea se con-
que siguieron al invento de Gutenberg, virtió en una cultura que se leía. En
quiero que consideréis el caso de dos otras palabras, la edad adulta recibió
hombres, uno llamado Guillermo, el otro una nueva definición. No podía uno
llamado Pablo. En el año 1605 intentaron convertirse en persona adulta sin saber
robar en la casa del Earl de Sussex. Fue- leer. Para poder hacer la experiencia de
ron atrapados y condenados. He aquí las Dios, tenía uno que ser capaz, claro está,
palabras exactas de sus condenas tal y de leer la Biblia. Para hacer la experiencia
como fueron presentadas por el magis- de la literatura, tenía uno que ser capaz
trado que presidía las causas. "El con- de leer novelas y ensayos personales
denado Guillermo no lee. Que se le —unas formas literarias, dicho sea de pa-
cuelgue. El condenado Pablo lee. Que so, que fueron enteramente creadas por
se le mutile". Ahora bien, el castigo de las máquinas de imprenta—. Natural-
Pablo no es que resultara piadoso. Sig- mente, para poder llegar a estudiar lo
nificaba que tendría que someterse a la científico, no solo tenía uno que saber
mutilación de sus dedos pulgares. Pero leer, sino que ya a principios del Siglo
contrariamente a Guillermo, podía se- XVII, podía uno leer sobre ciencia en
guir vivo porque estaba amparado por lengua vernácula, es decir en el idioma
algo llamado el "beneficio del clero", lo propio de cada uno. "Los Avances de la
cual quería decir que podía enfrentarse Erudición", publicado en 1605 fue el
y cumplir el reto de leer por lo menos primer tratado científico que un Inglés
una frase de una versión inglesa de la podía leer en lengua inglesa.
Biblia. El saber leer, según las leyes In-
Junto a todo lo que acabo de men-
glesas del Siglo XVII, era razón suficiente
cionar, los Europeos volvieron a descu-
para excusarlo de las galeras. Sospecho
brir lo que ya sabía Platón sobre el
que estaréis de acuerdo conmigo cuando
aprender a leer, es decir que es algo que
digo que de todas las sugerencias que ja-
se logra mejor a una edad temprana.
más he oído para motivar a los jóvenes
Siendo la lectura, entre otras cosas, un
para que aprendan a leer, no hay ninguna
reflejo inconsciente así como un acto de
que pueda compararse a este método de
reconocimiento, la costumbre de leer
la Inglaterra del Siglo XVII. De hecho, de
tiene que formarse durante el preciso
los 203 hombres condenados por crí-
período en el que el cerebro está aún
menes a ser colgados en 1644 en Norwich,
comprometido con la tarea de adquirir
más o menos la mitad de ellos buscaron
el lenguaje oral. El adulto que aprende
amparo en el "beneficio del clero", lo
a leer después de haber completado su
que por lo menos sugería que los Ingleses
vocabulario oral, no se convierte nunca
eran capaces de producir la población
en un gran lector o muy rara vez. Lo
de delincuentes más letrada en los anales
que esto pasó a significar en el Siglo
de la historia.
XVI, es que a los jóvenes había que se-
Pero una población de delincuentes pararlos del resto de la comunidad para
cultos no es, obviamente, lo único que enseñarles a leer, es decir para enseñarles
se producía. Como ya lo he implicado, la a actuar como seres adultos. Antes del
niñez era fruto del saber leer y escribir, invento de la imprenta, los niños se con-
y esto ocurrió en menos de 100 años vertían en adultos al aprender a hablar,

-18-
para lo cual todas las personas están He aquí como se está llevando a cabo
biológicamente programadas. Después de esta transformación. Para empezar, i a te-
la imprenta, los niños tenían que ganarse levisión es esencialmente no lingüística.
la edad adulta, aprendiendo a leer y a La información la presenta sobre todo y
escribir para lo cual las personas no están esencialmente por medio de imágenes
biológicamente programadas. Esto signi- visuales. Aun oyéndose la palabra humana
ficaba que había que crear escuelas. En en T V , y aunque esta palabra cobra a
la Edad Media no existía la escuela pri- veces importancia, ia gente, mayormente,
maria ni nada que se le pareciera. Por mira la televisión. Y lo que miran son
ejemplo, en Inglaterra, había en 1570, unas imágenes visuales que cambian con
34 colegios en todo el país. En 1640 ya enorme rapidez, a la velocidad de unas
había 450. Al establecerse las escuelas, 1200 proyecciones distintas cada hora.
fue inevitable que a los jóvenes se les Esto requiere muy poca actividad de la
considerara como una clase especial de parte izquierda del cerebro o descifra-
personas cuyas mentes y carácter dife- miento analítico. El ver televisión se re-
rían del de los adultos. En dos palabras, duce casi por entero a reconocer unas
empezamos a ver el desarrollo humano formas o modelos (patrones). La forma
como una serie de etapas en las que la simbólica de la televisión no requiere
niñez es un puente entre la infancia y la ninguna instrucción ni conocimiento
edad adulta. Durante los últimos 350 alguno de tipo especial. En América del
años hemos estado desarrollando y Norte, los niños miran la televisión a
retinando nuestro concepto de la niñez. partir de los 18 meses y, de acuerdo con
Hemos estado desarrollando y refinando estudios hechos por Daniel Anderson,
instituciones dedicadas a la crianza de los de la Universidad de Massachusetts,
niños. Y hemos otorgado a los niños un cuando llegan a los 36 meses, los niños
status preferente reflejado en las formas empiezan a comprender y a reaccionar
especiales con que esperamos y preten- ante lo que les enseña la pantalla de
demos que piensen, que hablen, que se televisión. Poseen sus personajes favo-
vistan, que jueguen y que aprendan. ritos, canturrean melodías que oyen,
y piden que se les den los productos
Creo, amigos míos, que todo esto está
que se anuncian. Por consiguiente, para
tocando a su f i n . Y está tocando a su f i n
mirar la televisión no hace falta ninguna
porque nuestro entorno medio de comu-
preparación o entrenamiento previo.
nicación ha vuelto a cambiar de nuevo de
forma radical, y esta vez a través de la No hace falta destreza alguna para
electrónica, y especialmente la televisión. ponerse ante un televisor, ello no desa-
La televisión tiene un poder de transfor- rrolla tampoco talento alguno, y por eso
mación por lo menos igual de grande que no existe nada que pudiera llamarse
el de las máquinas de imprenta y posible- presenciación de la televisión como
mente igual de grande que el del mismí- forma de remedio. Por eso es por lo que
simo alfabeto. Y mi punto de debate es tampoco ocurre que hoy sepas mirar
que con la ayuda de otros medios, tales la televisión mejor que ayer o hace cinco
como la radio, el cine, los discos, la tele- o diez años. Y también por ello es por
visión tiene poder suficiente para acabar lo que no existe nada que pudiera lla-
con la niñez. marse en realidad programas infantiles

- 19-
en televisión. Todo es para todos. En lo te asimilable. Por eso existe algo que se
que atañe a la forma simbólica, "Los llama literatura infantil. Pero este estado
Angeles de Charlie" es igual de sofisti- de cosas la televisión lo imposibilita. Al
cado o igual de sencillo de comprender funcionar casi las 24 horas del día, ne-
que " L a Calle Sésamo". Contrariamente cesita un constante suministro de novelas
a los libros que varían mucho entre su e información interesante. Esto significa
cumplejidad de sintaxis y de léxico y que todos los secretos de los adultos
que pueden escalonarse de acuerdo con —sociales, sexuales, físicos etc.— tienen
la habilidad de cada lector, la T V pre- que quedar al descubierto. La televisión
senta información de forma indiferen- fuerza a que toda la cultura salga del
ciada en su accesibilidad. Por eso los armario. En su deseo de encontrar in-
adultos y los niños suelen mirar los mis- formación nueva y sensacional para re-
mos programas. Y podría añadir, caso tener a su audiencia, la T V tiene que to-
de que alguien estuviera pensando que car todos los tabúes existentes dentro
al menos niños y adultos se ponen ante de la cultura —incestos, divorcio, promis-
el televisor a distintas horas, que según cuidad, corrupción, adulterio, s a d i s m o -
el libro de Frank Mankiewicz sobre la cada uno de ellos no es ahora más que un
televisión, libro llamado "Control Re- tema para un espectáculo de televisión.
m o t o " , hay aproximadamente un millón Y, claro, en este proceso, cada uno de
de niños que miran la televisión todos ellos pierde su papel de secreto pertene-
los días del año entre las doce de la no- ciente exclusivamente a los adultos.
che y las dos de la mañana.
Hace algún tiempo, mientras miraba
Lo que digo, por consiguiente, es que un programa de televisión llamado el
la televisión borra la línea divisoria entre " V i d a l Sassoon Show", me topé con el
la niñez y la edad adulta de dos maneras ejemplo más óptimo y exacto de lo que
distintas. En primer lugar, porque no intento deciros. Vidal Sassoon es un fa-
requiere instrucción alguna para com- moso peluquero cuyo espectáculo de
prender su forma, y en segundo lugar, T V . consistía en una mezcla de consejos
porque no segregue a su audiencia. Co- de belleza, información sobre dietética,
munica la misma información a todo el sugerencias para mantenerse sano y en
mundo de forma simultánea, sin tener forma, y psicología pop. Al llegar al final
en cuenta la edad, el sexo y el nivel de de un fragmento del espectáculo en el
educación. que una atractiva señora había realizado
una demostración de como se preparaban
La televisión también borra la línea
unas legumbres, apareció el tema musical
divisoria de otras maneras. Puede uno
y Sassoon solo tuvo tiempo para decir
decir que la diferencia fundamental que
esto: " N o os vayáis; volveremos con una
existe entre el adulto y el niño está en
maravillosa nueva dieta, y luego un
que el adulto conoce ciertas facetas de
rápido repaso al incesto". Casi tuve un
la vida, sus criterios, sus contradicciones,
paro cardiaco. Pensé, ¡Qué es lo que
su violencia, sus tragedias, que no se
Sófocles pensaría si tuviera que echarle
considera apropiado que los niños co-
un rápido vistazo al incesto!.
nozcan. A medida que los niños van
avanzando hacia la edad madura, les Como verán, la televisión es implacable
vamos revelando estos secretos de la a la hora de revelar y trivializarlo todo,
manera que encontramos psicológicamen- tanto lo privado, como lo que produce

- 2 0 -
vergüenza. No lo puede remediar. El adultos que toman parte en el mismo
tema del confesionario y la oficina del espectáculo. Y sin embargo, a medida
psiquiatra es ahora de dominio público. que la TV. va empezando a borrar el
Y de fuente fidedigna tengo la noticia concepto tradicional de la niñez, no
de que muy pronto tendremos, nosotros sería del todo exacto decir que nos
y nuestros niños, la ocasión de ver los sumerge en un mundo de adultos. Lo
primeros experimentos serios de la tele- que mas bien hace es emplear el material
visión comercial que nos presentarán la del mundo de los adultos como base
desnudez, que probablemente ya no para la proyección de un tipo de persona
chocará a nadie, ya que los anuncios de que es completamente nuevo.
TV nos han estado enseñando durante A esta persona podríamos llamarla
años, algunas formas suaves de porno- "el niño adulto". Por razones que, en
grafía como, por ejemplo los anuncios parte, tienen que ver con las posibilidades
de los "Designer" Jeans. Y tocando el que tiene la TV de llegar a todo el mun-
tema de los anuncios, el millón de estos do, y en parte con la accesibilidad de su
que la juventud Americana verá en los forma simbólica, la TV promueve como
primeros 18 años de sus vidas, también algo deseable muchas de las actitudes
contribuirá a revelar a la juventud todos que solemos asociar con la niñez. Por
los secretos que, en su época, eran pa- ejemplo, una excesiva necesidad de gra-
trimonio de los adultos. Todo, desde los tificación inmediata, una falta de preo-
esprays vaginales hasta los seguros de cupación por las consecuencias, una casi
vida y las causas de los conflictos matri-promiscua preocupación por el consu-
moniales. Y sin omitir la contribución mismo. La TV parece favorecer una
de los "news shows" (espectáculos de población formada por 3 grupos de
noticias) —estas extrañas distracciones edades en un extremo la infancia, en el
que presentan a la juventud unas imáge- otro la senilidad, y en medio un grupo
nes sumamente intensas de los fracasos de edad indeterminada donde todos
de los adultos e incluso de la locura—. tienen más o menos entre los 20 y los 30
Como consecuencia de todo ello, la años. En este sentido quiero recordaos
niñez es, en cierto sentido, imposible un anuncio de TV. Creo que lo que inten-
de mantener, siendo por ello que los ta vender es loción para las manos; creo
niños han desaparecido de las pantallas que es para Ivory. Puede que lo hayáis
de televisión. Ya habréis notado que visto. Se nos muestra a una madre y a
todos los niños que salen en los espec- una hija y se nos reta para que adivine-
táculos televisados lo hacen meramente mos cuál es cuál. ¿Habéis visto este anun-
como pequeños adultos al estilo de los cio? Lo encuentro una pieza reveladora
cuadros del Siglo XI i I y del Siglo XIV. de una evidencia sociológica porque viene
Fijaos en "The Love Boat" (El barco a indicarnos que, en nuestra cultura,
del amor) o cualquiera de las "soap" 1982, se considera deseable que una ma-
óperas, o programas familiares, o co- dre no parezca mayor que su hija, o que
medias de situación y creo que podréis una hija no parezca más joven que su
ver a unos niños cuyo lenguaje, cuya madre. Ahora bien, que esto pueda sig-
vestimenta, cuya sexualidad, cuyos in- nificar que la niñez ha desaparecido, o
tereses no difieren en nada de los de los que la edad adulta ha desaparecido, todo

-21-
ello viene a ser lo mismo. Porque si pue- estómagos poco exigentes de los niños,
de llegar a no concebirse lo que quiere ahora son también manjar aceptado
decir el ser adulto, puede concebirse lo por los adultos. Si nos fijamos un poco,
que significa ser un niño. viene esto confirmad ísimo en los anun-
En cualquier caso, cualquiera que sea cios de McDonald y Burger King.
la descripción que quiera uno dar a esta El lenguaje de los niños y de los adul-
transformación que está teniendo lugar, tos también ha sufrido una transforma-
resulta bastante claro que el comporta- ción y, por ejemplo, la idea de que puedan
miento, las actitudes, los deseos e incluso existir palabras que los adultos no ten-
el aspecto físico de los adultos y de los drían que decir en presencia de los niños
niños cada vez se distingue menos. Aho- es algo que se nos aparece como casi
ra ya casi no existe ninguna diferencia ridículo. Con una televisión que siste-
entre, por ejemplo, los crímenes reali- máticamente revela todos los secretos
zados por los adultos y los crímenes de los adultos, resultan difíciles de ocul-
realizados por los niños, y en muchos tar los secretos del lenguaje. Y no es para
estados los castigos empiezan a ser los mi nada inconcebible que en un futuro
mismos. También existe muy poca dife- no muy lejano volvamos a una situación
rencia en el vestir. La industria de la de los Siglos XIII y XIV en los que no
vestimenta infantil ha pasado por una existían palabras que un oído juvenil no
verdadera revolución en los últimos pudiera escuchar.
10 años, de forma que ya no existe lo
que en su día llamábamos vestimenta Con la ayuda de los anticonceptivos
infantil. Los niños de 11 años llevan modernos tanto el apetito sexual de los
trajes de 3 piezas en las fiestas de cum- adultos como el de los niños puede que-
pleaños, y hombres de 61 años llevan dar satisfecho sin serias limitaciones ni
jeans en las fiestas de cumpleaños. Niñas cortapisas y sin una comprensión madura
de 12 años llevan tacones y señoras de de su profundo significado. La TV. no
52 años llevan zapato plano. (En las solo mantiene a toda la población en una
calles de Nueva York y de Chicago pue- situación de fuerte excitación sexual,
den verse señoras mayores con calcetines sino que también estimula y subraya una
blancos y una imitación de los "Mary especie de igualdad en la realización se-
Janes"). xual. El sexo, a través de la televisión,
se transforma de ser un oscuro y pro-
Por tomar otro ejemplo, los juegos fundo misterio propio de los adultos, a
infantiles que, en su día, estaban tan ser un producto al alcance de todos,
cargados de imaginación y eran tan algo así como un dentífrico o un deso-
variados y tan enfáticamente inapropia- dorante.
dos para los adultos están desapareciendo
a marchas forzadas. El baseball de la liga Lo que todo esto viene a significar
pequeña y el "peewee football", por es, creo, que nuestra cultura cada vez
ejemplo, no solo tienen la supervisión proporciona menos razones y oportu-
de los adultos sino que, en su organiza- nidades para la niñez. La TV. crea un
ción y estimo emocial, siguen el modelo contexto de comunicación que estimula
de los deportes de liga grande. la ¡dea de que la niñez ni es deseable ni
es necesaria, que a los niños, en efecto,
Los bocatas (etc.) en su tiempo solo no los necesitamos. Y cuando he men-
apropiados para los paladares, ojos y

-22-
donado el hecho de que la niñez se de que los adultos sean niños antes de
acaba no quise decir la desaparición llegar a ser mayores. Porque, de no ser
física de los niños, pero, de hecho, esto así, permanecen como el niño adulto de
también está ocurriendo. Nuestro índice la TV. durante toda la vida, sin sentido
de natalidad está bajando y lo ha estado de pertenencia, ni capacidad para unas
haciendo durante la última década, por relaciones que sean perdurables, ni
lo que se están cerrando colegios por respeto por ningún tipo de límites, ni
todo el país. captación del futuro. Pero sobre todo
creo que es desastroso porque, como
Esto me conduce a la última de las
la cultura borra la distinción entre el
características que posee la TV. y que
niño y el adulto, como borra los secretos
no hay que dejar de mencionar. La idea
sociales, como socava los conceptos del
de los niños implica una visión del futuro.
futuro y los valores del auto dominio y
Los niños son los mensajes vivos que
de la disciplina, parece que estamos
enviamos hacia unos tiempos que ya no
condenados a retroceder hacia una sen-
veremos. Pero la televisión no puede
sibilidad medieval de la que nos han
comunicar un sentido del futuro, ni
liberado las letras y la erudición.
tampoco un sentido del pasado. Es un
medio centrado en el presente, un medio Tengo que concluir esta conferencia
de la velocidad de la luz. Todo lo que de "buenas-malas noticias". Ya que
vemos en TV. se experimenta como algo habéis escuchado con tanta atención, y
que ocurre ahora, siendo esta la razón a pesar de todo lo que os he dicho al
por la que hay que decirnos de palabra principio, no voy a terminar en este tono
que el vídeo que estamos viendo se tan desesperado. Además, habiendo sido
realizó hace muchos meses. La gramática de bebé criado con el pecho, soy opti-
de la televisión no tiene, en el idioma, mista por naturaleza. Así que os ofrezco,
analogía alguna con los tiempos pasado para acabar, esta perspectiva mucho
y futuro. Por ello, amplifica el presente más alentadora. En el Siglo V antes de
de forma totalmente desproporcionada y Cristo, Atenas estaba a punto de trans-
transforma la necesidad que tienen los formarse de una cultura oral a una
niños de una gratificación inmediata en cultura escrita. Pero el. gran profesor
una forma de vida. Y acabamos con lo Ateniense, Sócrates temía y se reía de
que Christopher Lash llama "La cultura la palabra escrita. Como sabéis, Sócrates
del narcisismo", sin futuro, sin niños, no escribió ningún libro y si no hubiera
con todo el mundo estancado en una sido por Platón y Zenofon que si lo hi-
edad que oscila entre los 20 y los 30 cieron, no hubiéramos sabido casi nada
años. sobre él. En una de sus más permanentes
Tengo un poco el presentimiento de conversaciones llamada el "Faedrus",
lo que todo esto supondrá para algunos Sócrates afirma que el lenguaje oral, y
de vosotros, pero creo que mi posición solo el lenguaje oral, es la forma más
está muy clara. Como lo he dicho al adecuada para la expresión de ¡deas se-
principio, creo que lo que acabo de des- rias, de poesía hermosa, de piedad autén-
cribir es desastroso, en parte porque tica, y proclama además que la escritura
valoro el encanto, la curiosidad, la ma- traerá como resultado una disminución
leabilidad y la inocencia de la niñez, de la capacidad para la memorización,
y en parte porque creo en la necesidad socavando el proceso dialéctico, y soca-

-23-
vando el concepto de intimidad. Pues Y, sin que intente sugerir una insoporta-
bien, en todas estas profecías, Sócrates ble comparación, permitidme acabar
tenía razón. Pero lo que no llegó a ver, diciendo que, aunque creo que el cuadro
es lo que vio su discípulo Platón. Es que acabo de pintar es correcto, espero
•decir, que la palabra escrita crearía sinceramente que mi visión, al igual que
nuevos y maravillosos recursos para el la de Sócrates, sea limitada y que la era
intelecto. Así es que Sócrates tenía ra- de la televisión resulte ser una bendición.
zón, pero su visión resultaba limitada. Pero lo dudo.

&

- 2 4 -