Anda di halaman 1dari 5

De Federico García Lorca

La casa de Bernarda Alba


I. DATOS INFORMATIVOS
a. Titulo: “La casa de Bernarda Alba”
b. Ubicación del texto: “La casa de Bernarda Alba”, obra teatral que consta
de tres actos cuyo autor es el español Federico García Lorca, la escribió en
1936, poco antes su ejecución. Se estrenó en Buenos Aires, Argentina en
1945.
c. Género: Dramático
d. Especie: Drama
e. Forma del lenguaje: Prosa
f. Forma de la composición: Diálogo fluido

II. RECURSOS ESTILÍSTICOS


a. Figuras literarias:
“…esa sonrisa fría que lleva en su maldita cara…” (pág.11) EPÍTETO
“sangre en las manos tengo de fregarlo todo” (pág.11) HIPÉRBATON
“Los pobres son como los animales…” (pág.16) SÍMIL
“¡lengua de cuchillo!” (pág.18) METÁFORA
“vieja lagarta…” (pág. 19) EPÍTETO
“…no ha de entrar en esta casa el viento de la calle…” (pág. 23) HIPÉRBOLE
“Tu madre es fuerte como un roble…” (pág. 23) SÍMIL
“A un caballo encabritado soy capaz de poner de rodillas con la fuerza de
mi dedo meñique (pág.120) HIPÉRBOLE

b. Estilo:
 Forma: Natural y cotidiano
 Fondo: Dramático
 Tono: Serio
 Extensión de las oraciones: Corta
III. ANÁLISIS DE LA ESTRUCTURA
a. Hechos:
Se termina la misa de don Antonio María Benavides y la viuda
Bernarda, anuncia a sus hijas el luto riguroso que guardarán todas.
Se enteran todas que Angustias va a casarse con Pepe el Romano.
Adela es censurada por Poncia que ya sabe de sus amores con el novio
de su hermana y le exige que se aparte de él. La joven reconoce su
amor y lo defiende.
Amelia y Martirio hablan sobre los ruidos que se escuchan a las cuatro
de la mañana.
Angustias denuncia ante su madre la desaparición del retrato de su
novio, Poncia lo encuentra en la habitación de Martirio, quien se
excusa diciendo que lo hizo como broma.
La Poncia advierte a Bernarda de que algo está pasando sin que ella lo
sepa.
Martirio y Adela discuten por Pepe y reconocen su amor.
Todos se van a dormir menos Adela y Martirio la primera espera a su
amante y la otra espera acusarla, pues se muere de celos.
Martirio descubre ante su madre a Adela que estaba marchándose a
ver a Pepe.
Bernarda con una escopeta ahuyenta a Pepe y Martirio insinúa que
éste ha muerto para mortificar a Adela.
Adela cree que Pepe el Romano ha muerto y se suicida en su
habitación ahorcándose.
Bernarda ordena se descuelgue el cadáver y que nadie llore y hable de
la virginidad perdida de su hija.

b. Ideas:
El autoritarismo y el poder déspota generador de desdicha.
La represión manifestada en desilusión y amargura.
El tradicionalismo entendido como intolerancia e incomprensión.
La mujer (representada por las hijas) como elemento subyugado al
hombre (Bernarda actúa más como hombre que como madre y mujer)
La moral tradicional y la presión social sobre los individuos.
Las diferencias sociales entre el acomodado económicamente
(Bernarda) y el sirviente pobre. (Poncia y la criada) manifestadas en
maltrato.
La ambición y la envidia.

c. Tema: La búsqueda de libertad de la mujer contra el autoritarismo de la


sociedad tradicionalista y la represión derivada en infelicidad.

d. Personajes:
Bernarda: Viuda que simboliza severidad, el tradicionalismo e intolerancia. Su
razón de ser es el odio y la represión que impone a sus hijas bajo el techo de
su casa. Todo lo negativo se centra en ella. Es tirana, despótica y es blanco de
casi todas las críticas de la obra. Le interesa antes que nada “el qué dirán”.
Casa: Simboliza la represión. Para todos los que viven con ella es el mismo
infierno, una cárcel.
Adela: La hija más joven de Bernarda representa ilusión, las ganas de vivir y el
deseo esperanzador de libertad. Todo en ella es vitalidad y está inconforme
con la represión que les impone su madre, por ello tiene conflictos con ella.
Tiene amoríos con Pepe el Romano y al pensar que el muere decide quitarse
la vida.
Angustias, hija de 39 años, fruto del primer matrimonio de Bernarda.
heredera de una envidiable fortuna que no tarda en atraer, pese a su edad y
su falta de encantos a Pepe el Romano .Su único deseo es liberarse de la casa
y del poder de su madre, por eso acepta casarse con Pepe, aún sabiendo que
a éste solo le interesa su dinero
Magdalena, de 30 años, bondadosa y llorona en abundancia, es la que mas
quiso a su padre.
Amelia, de 27 años, no tiene un papel relevante.
Martirio: Hija de Bernarda tiene 24 años, es apasionada y físicamente
defectuosa. Su madre no permitió que se casase con Enrique Humanas por
ser hijo de un gañán. Está enamorada de Pepe el Romano y fustiga a su
hermana Adela por robarle su amor.
María Josefa: Madre de Bernarda. Esta octogenaria es la única que se atreve a
decir la verdad gracias a su locura, sueña con casarse y ser feliz y es
consciente que solo puede lograrlo fuera de esa casa. A pesar de su estado
sabe los que pasa a su alrededor antes que la misma Bernarda
La Poncia: Es la criada principal de la casa. Tiene 60 años, a pesar de su
posición interviene e increpa a las hijas y a la misma Bernarda, representa la
sabiduría, la astucia. Es la primera en advertir el romance de Adela y Pepe El
romano
Pepe el Romano que se convierte en el centro de la disputa y el objeto de
deseo, es ambicioso y convenido. Quiere a Adela.
Prudencia, de 50 años, tiene la resignación y la sabiduría propias de la vejez.
Intervienen otra criada, la mendiga, las mujeres, las muchachas y las mujeres
de luto.

Argumento:
Una viuda intolerante y autoritaria Bernarda, impone un luto total a la muerte
de su segundo marido, encerrando a sus cinco hijas bajo su casa que es el
mismo infierno según estas lo manifiestan. Tras la llegada de Pepe el Romano,
que pretende a la hija mayor, Angustias, la vida de todas se altera; celos y
pasiones se desatan en la casa, pues Adela y Martirio están enamoradas de
éste. Él como es obvio, no ama a Angustias sino a la fortuna que le dejó su
padre, en realidad está enamorado de Adela, la más joven y agraciada con la
que tiene relaciones. La insatisfacción de las hermanas lleva al trágico final.
Descubierta Adela por su hermana Martirio ante su madre defiende su “amor”,
esta es increpada por Bernarda quien con una escopeta amedrenta a Pepe.
Adela lo cree muerto por las palabras que Martirio le dijo: “Se acabo Pepe el
Romano” y desesperada se suicida ahorcándose pensando que su amante ha
muerto.
La escena acaba cuando Bernarda ordena que descuelguen a Adela y la vistan
como doncella, porque ante los demás ella debe ser virgen como siempre lo
que más le preocupa es “el qué dirán”.