Anda di halaman 1dari 2

Universidad Central del Ecuador

GRUPO II
Nombres: Jefferson Solano, Isaac Revelo, Melanie Castellanos, Amanda Haro, Andrés
Tarira.
Tercero Sociología.
ACOSO SEXUAL EN LAS AULAS UNIVERITARIAS Y DOMINACIÓN.
El día martes 11 de diciembre se realizó en la Universidad Central del Ecuador un
Conversatorio acerca del acoso sexual en las aulas universitarias con la intervención de
Gustavo Endara y Cristina Burneo. Durante el desarrollo de dicho evento se buscó la relación
de los puntos centrales con la teoría weberiana, específicamente el concepto de dominación.
El presente documento recoge la vinculación del acoso a la dominación después de
un proceso de debate entre los integrantes del grupo:
Legitimidad: La legitimidad del acoso se da por la naturalización de la violencia
propia del mismo además de la aceptación (por medio el encubrimiento) de las relaciones de
poder entre víctima y victimario.
Weber, al teorizar la dominación define a la legitimidad como “Conjunto de creencias
socialmente compartidas que operan en el ámbito de realidad social empírica” (Weber, 1992,
pág. 168). Armonizando con los postulados antes escritos del acoso ya que el mismo está
insertado y encubierto por la legitimidad en la vida cotidiana.
En cuanto a dominación y legitimidad Weber, al desarrollar los tipos de dominación
explica que: “todas procuran despertar y fomentar la creencia en su “legitimidad” (…) parece
adecuado distinguir las clases de dominación según sus pretensiones típicas de legitimidad”
(Weber, 1992, pág. 336) por lo tanto los tipos de dominación encontrados en el acoso sexual
(presentes en el final del presente documento, están determinados por la legitimidad
observada.
Finalmente el acoso en cuanto a legitimidad opera gracias a comportamientos
normalizados y reproducidos bajo el “tipo de seducción” (que realmente es violento) en otras
palabras bajo la excusa de “conductas por cultura”. Normalización realizada en la
dominación mediante “un mínimo de querer obedecer (…) esencial en toda relación auténtica
de autoridad” (Weber, 1992, pág. 335)
Obediencia: se da por la interiorización de la legitimidad, de este tipo de violencia; es
decir, el encausar la disposición de la estructura patriarcal de ejercer dominación de un
hombre hacia una mujer (generalmente). Se visualiza en un comportamiento de seducción
basado en la erotización de la intimación.
Cuadro administrativo: el cuadro que re victimiza, está dentro de las características
burocráticas del tipo racional. Sim embargo, actúa dentro de una dominación del tipo
tradicional, al responder a la naturalización del acoso sexual por las relacione de poder,
concebidas de una “cultura”.
Tipo:

Racional: por la existencia de procesos burocráticos que re victimizan, invisibilidad y no


ejercen protección a las violentadas. De esta manera, se perpetua este tipo de violencia.
Tradicional: se da por la perpetuación de la legitimidad que se da a un tipo de seducción
aceptada por una cultura. También se ve en la interiorización y reproducción del status quo
entre victimarios y víctimas.
Carismática: es parte de la violencia epistémica, cuando la concepción de “el hombre
científico, intelectual” como una santidad a la cual debe una mujer subordinarse. En
palabras de cristina: “por la patriacalizacion del orden del conocimiento”