Anda di halaman 1dari 10

UNIVERSIDAD ESTATAL PENINSULA DE SANTA ELENA

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA INGENIERÍA

CARRERA DE INGENIERÍA EN PETRÓLEOS

NOMBRES:

LIMONES ZAMORA DARWIN

MATERIA:

ESTIMULACIÓN Y REACONDICIONAMIENTO DE POZOS


PETRÓLEROS

CURSO:

PETROLEO 7/1

DOCENTE:

ING. FIDEL CHUCHUCA

TEMA:

MÁTRIZ ACIDIFICANTE
Introducción.

Este trabajo ha sido desarrollado para obtener información acerca de la acidificación en un


pozo candidato en un proceso lógico paso a paso y luego seleccionar y ejecutar un tratamiento
químico apropiado para el pozo de petróleo / gas. Las pautas tienen un propósito práctico y
evitan las químicas de reacción ácida más complicadas, la acidificación efectiva está guiada por
límites prácticos en volúmenes y tipos de ácido y procedimientos para lograr una eliminación
óptima del daño de la formación alrededor del pozo.

Los ácidos tienen su utilidad en la estimulación de pozos por su eficacia en la disolución de


minerales de la formación y también de materiales extraños a la misma, tales como lodos de
inyección, arcillas y carbonatos que pueden haber sido introducidos durante las operaciones
de perforación y/o completación. De la eficacia en la disolución de esos minerales y materiales
dependerá el incremento logrado en la productividad del pozo.

Dos tratamientos básicos de acidificación.

La acidificación se usa para estimular un pozo a un flujo de reservorio de matriz mayor que el
ideal o para eliminar el daño.

Básicamente, hay dos tipos de tratamientos con ácido que están relacionados con las tasas de
inyección y las presiones.

Las tasas de inyección que dan como resultado presiones por debajo de la presión de fractura
se denominan "acidificación de la matriz", mientras que las presiones por encima de la fractura
se denominan "acidificación de la fractura".

En la siguiente figura se
muestra el aumento de la
presión linealmente con la
tasa hasta que se alcanza la
presión de partición,
momento en el cual la tasa de
tiempo puede continuar
aumentando con poco cambio
en la presión por encima de la
presión de partición.

La acidificación de la matriz se usa principalmente para la eliminación de daños, mientras que


la acidificación de la fractura se usa para ampliar el pozo efectivo creando una fractura
grabada con ácido en el pozo para formaciones de permeabilidad relativamente baja para
mejorar la productividad del pozo varias veces.
Propósitos / Aplicaciones.

Un tratamiento de matriz restaura la permeabilidad al eliminar el daño alrededor del pozo,


mejorando así la productividad en los pozos de arenisca y carbonato. En ausencia de daños, el
gran volumen de ácido que se requiere para mejorar la permeabilidad de la formación en la
vecindad del pozo puede no justificar el pequeño aumento incremental en la producción,
especialmente en arenisca. En la roca carbonatada, el ácido clorhídrico agranda el pozo o
tiende a evitar el daño formando agujeros de gusano. El aumento de la permeabilidad es
mucho mayor en el carbonato que en la arenisca.

 El daño severo (kD / k menos de 0.2) generalmente está cerca del pozo, dentro de 12
pulgadas.
 El daño más moderado (kD / k mayor que 0.2) puede ocurrir mucho más profundo (3
pies desde el pozo o más).

El comportamiento del flujo del pozo de petróleo se ve afectado en gran medida por la
geometría del flujo radial en el pozo, el 25% de la caída de presión tiene lugar dentro de los 3
pies del pozo si no hay daños. Debido a la pequeña área de flujo, cualquier daño a la formación
en ese punto puede explicar la mayor parte de la caída de presión total (reducción) durante la
producción y, por lo tanto, dominar el rendimiento del pozo.

Efectos de la acidificación: pozo sin daños.

La acidificación de la matriz se aplica principalmente para eliminar el daño causado por la


perforación, terminación y reacondicionamiento de fluidos y sólidos precipitados del agua o
aceite producido (es decir, escala o parafina). Los agujeros de gusano son pequeños canales
continuos formados por ácidos que agrandan de manera preferencial los poros en el
carbonato, generalmente de alrededor de 2 a 5 mm de diámetro. Cuando no hay daños
presentes, los tratamientos con ácido inadecuado o mal ejecutados pueden reducir la
permeabilidad de la formación natural y reducir la productividad del pozo.

Selección de candidatos de acidificación exitosos.

Los pozos pueden tener un rendimiento deficiente o menos bueno de lo esperado debido a
tres factores diferentes:

 Un sistema mecánico ineficiente (tubería de tamaño incorrecto en un pozo que fluye o


equipo de levantamiento artificial ineficiente para pozos de bombeo o extracción de
gas).
 Baja permeabilidad del yacimiento.
 Restricción del pozo debido a daños en la formación o perforaciones incompletas.

Un buen candidato para la acidificación de la matriz es cualquier pozo que se produzca a partir
de una formación con una permeabilidad superior a 10 md y cuya permeabilidad en la región
cercana al pozo o casi perforación se haya reducido mediante taponamiento sólido. Este
taponamiento es mecánico o químico.
 El taponamiento mecánico:

Se debe a la introducción de sólidos suspendidos en un fluido de terminación, reparación o la


dispersión de finos in situ por fluidos incompatibles y / o altas velocidades intersticiales.

 El taponamiento químico:

Es causado por la mezcla de fluidos incompatibles que precipitan sólidos. Si el daño a la


formación es la causa de una producción pobre, el pozo es un buen candidato para la
acidificación. Si el daño a la formación es la causa de una producción pobre, el pozo es un buen
candidato para la acidificación.

Parcelas de Historia de Producción.

Los diagramas de tasa de producción vs tiempo normalmente están disponibles para los pozos
de petróleo, gas que muestran el cambio de tasa con el tiempo y que notan eventos
significativos como reacondicionamientos y tratamientos de estimulación, un cambio
repentino en la productividad después de un evento como un reacondicionamiento.

Como se muestra en la figura,


se usó una salmuera producida
sin filtrar para matar el pozo
durante una renovación para
reparar una fuga en la tubería.
En este ejemplo, el daño en la
formación es obvio en la
productividad reducida
inmediatamente después de la
renovación. Esta disminución
de la productividad persistió
hasta que un tratamiento
ácido eliminó el daño.

Una curva de historial de tipo de


agotamiento puede disminuir a
una cierta velocidad, como se
muestra en la siguiente figura,
este pozo siguió una cierta tasa de
declinación y luego comenzó a
declinar más rápido como lo
muestra el cambio en la
pendiente. Esto es a menudo
característico de la acumulación
de escamas alrededor del pozo del
agua producida.
Comparación de pozo compensado.

Los candidatos acidificantes se seleccionan sobre la base de comparaciones de pozos


compensados. Se comparan las productividades de los pozos de compensación y se
seleccionan los pozos de peor rendimiento para la acidificación. Muchas veces, esta selección
se realiza sin suficientes pruebas de pozo.

Pruebas de acumulación de presión.

Donde los pozos fluyen naturalmente, como en los pozos de gas natural o nuevos pozos de
petróleo, las pruebas de acumulación de presión proporcionan una medida confiable de la
permeabilidad del yacimiento y la condición del pozo (factor de la piel, S).

El factor piel, S, cuando es positivo, indica flujo restringido. Sin embargo, la restricción no es
necesariamente daño de formación. Un factor de piel de 5 a 20 o más puede resultar de un
tamaño de perforación inadecuado o una baja densidad de disparo cuando se combina con
flujo de fluido no Darcy o de dos fases. Los efectos de flujo en dos fases y el flujo no Darcy
causan altos factores de la piel por sí mismos y pueden amplificar la restricción causada por la
perforación limitada.

Análisis de flujo de pozo.

Se puede analizar un factor de piel mediante análisis de flujo de pozo para mostrar cuándo es
causado por los efectos descritos previamente o cuando es el resultado de un daño por
permeabilidad.

Un ejemplo de tal pozo dañado se muestra en la siguiente figura. Está muestra la caída de
presión predicha en el paquete de grava en función del caudal para diferentes disparos
efectivos por pie. Este pozo se perforó adecuadamente y debería haberse producido mucho
mejor una vez completado. La revisión del procedimiento de finalización mostró que el daño
de formación probablemente ocurrió durante la finalización, y se usó un tratamiento de
acidificación estándar para disolver el daño. El rendimiento mejoró significativamente, como lo
demuestra la reducción de la caída de presión de terminación y el aumento del caudal en este
pozo de gas.
Diagnóstico de daños en la formación.

El diagnóstico de pozo no es solo una evaluación de si un pozo está dañado. Elegir un


candidato acidificante potencialmente exitoso implica no solo el hecho de que un pozo está
dañado, sino también qué tipo de daño y dónde se ubica alrededor del pozo. El daño suele ser
más grave y localizado en el punto de entrada de flujo al pozo.

Identificar el alcance / tipo de daño.

Para seleccionar el ácido apropiado, uno debe diagnosticar el tipo probable de daño y el grado
de penetración en la formación. El filtrado del fluido de perforación puede invadir la
formación 3 pies o más. El daño por perforación es superficial y varía en gravedad según el
procedimiento de perforación.

El daño por perforación es superficial y varía en gravedad según el procedimiento de


perforación. La inyección de agua y el daño al pozo pueden ser bastante profundos cuando se
inyectan fluidos moderadamente limpios durante largos periodos de tiempo con pequeños
sólidos sin filtrar en el fluido. Asimismo, fluidos incompatibles pueden precipitar más
profundamente en la formación. Tratamientos repetidos con ácido también pueden dejar el
daño más profundo en la formación. El daño superficial puede ser bastante grave, ya que las
tortas de filtro fino o los puentes internos bajo una presión diferencial alta pueden tener una
permeabilidad muy baja. El daño profundo suele ser más moderado, pero puede ser bastante
difícil de alcanzar con fluidos reactivos como el ácido y, por lo tanto, puede requerir
tratamientos profundos como la fracturación hidráulica o la fractura con ácido.

Eliminación de daños por químicos.

La selección de un producto químico para cualquier aplicación particular depende de qué


contaminantes estén obstruyendo la formación.

 El ácido HCl y otros ácidos no disuelven el polvo de las tuberías, la parafina ni los
asfaltenos. El tratamiento de estos sólidos o agentes de taponamiento requiere un
solvente orgánico efectivo (generalmente un solvente aromático como tolueno, xileno
u ortonitrotolueno).
 El ácido acético disuelve eficazmente la escala de carbonato de calcio, sin embargo, no
disuelve la escala de óxido férrico (óxido de hierro).
 El ácido HCl disuelve la escala de carbonato de calcio con bastante facilidad, pero tiene
poco efecto sobre las escalas de sulfato de calcio.
 El sulfato de calcio se puede convertir en carbonato de calcio o hidróxido de calcio por
tratamiento con hidróxido de potasio o carbonato de sodio.
 El ácido HCl se puede usar para disolver la escala convertida. Varios ciclos de tal
tratamiento pueden ser necesarios para eliminar toda la escala. El sulfato de calcio
también se puede disolver en una etapa con la sal de sodio del ácido
etilendiaminotetraacético (EDTA), pero a un costo mayor.
 El ácido HF debe usarse para disolver minerales de arcilla de formación o sólidos de
lodo de perforación cuando tapan las gargantas de poros en la formación.
El tratamiento basado en tal premisa a menudo produce resultados decepcionantes. Nunca se
debe bombear disolvente o ácido en un pozo hasta que se hayan definido las causas probables
de daño y la mejor sustancia química para eliminar el daño.

Respuesta de la formación al ácido.

Aunque se ha identificado el daño y se dispone de un ácido u otro agente de limpieza


apropiado para eliminar el daño, se debe evaluar la posible respuesta de la formación (sus
fluidos y minerales) al ácido o al ácido gastado. Hay muchas incompatibilidades posibles en la
acidificación de varias formaciones.

Estas incompatibilidades dan como resultado precipitados sólidos, que pueden taponar las
gargantas de los poros para compensar la mejora mediante la disolución de ácidos, sólidos
dañinos preexistentes. Los resultados pueden ir desde la ausencia de efectos adversos y la
limpieza completa del daño hasta una mejora que no es óptima y el taponamiento de la
formación con precipitados generados por ácido.

Propiedades de la formación.

Tres propiedades de la formación son importantes:

 El análisis del fluido de formación ayuda a seleccionar los fluidos de desplazamiento


apropiados para aislar los fluidos de formación que son incompatibles con el ácido o
los productos ácidos agotados.
 La caracterización de la matriz de formación identifica problemas potenciales con los
tratamientos con ácido.
 La mineralogía de formación ayuda a seleccionar el tipo de ácido y su concentración.

 Compatibilidad con fluidos de formación.

La compatibilidad del fluido de formación con ácido y ácido agotado debe considerarse en el
tratamiento con ácido. El análisis de agua de formación es una prueba estándar en
laboratorios y la cromatografía es estándar para identificar composiciones de gases. El análisis
de Crude oil es mucho más complicado, por lo que se han desarrollado pruebas de emulsión y
pruebas de lodos para identificar aceites crudos incompatibles.

 Contenido de iones de sulfato.

El alto contenido de iones de sulfato existe en algunas aguas de formación. El gasto del ácido
HCl en carbonato genera una alta concentración de iones de calcio, que precipita el sulfato de
calcio cuando el ácido gastado se mezcla con el agua de formación que contiene más de 1,000
ppm de ion sulfato. Esto se puede evitar pre filtrando el agua de formación lejos del pozo. En la
acidificación de la piedra caliza, las salmueras de KCl o NaCl funcionarán. En la acidificación de
areniscas, se debe usar salmuera NH4Cl (KCl y NaCl son incompatibles con el ácido HF
gastado).
 Contenido de iones de bicarbonato.

El alto contenido de iones bicarbonato en las aguas de formación provoca la precipitación de


escamas disueltas en ácido. El tratamiento con una forma ácida de EDTA elimina la escala de
carbonato de calcio y previene la recurrencia de la escala durante varios meses.

 Incompatibilidad del petróleo crudo (lodos y asfaltenos).

Algunos aceites, especialmente los aceites asfálticos negros (menos de 30 ° API), reaccionan
con el ácido para formar un lodo dañino (asfaltenos precipitados) o emulsiones estables.

A veces, los dispositivos de prevención de lodos y los disolventes de emulsión no pueden


prevenir la formación de emulsiones estables. El hierro disuelto también crea lodos y
emulsiones más estables con estos aceites crudos. Algunos crudos difíciles necesitan un
tampón de limpieza previa de solvente de hidrocarburo entre el aceite crudo y el ácido que sea
mutuamente compatible con el aceite crudo y el ácido. El tampón reduce el contacto entre el
ácido y el aceite y previene o reduce los problemas con los lodos y las emulsiones.

Los baños con un solvente aromático y la producción antes de la acidificación han sido útiles
en el tratamiento de pozos perforados con lodo a base de aceite. El daño orgánico a la piel en
los pozos productores de petróleo es un factor importante en la pérdida de productividad e
ingresos. La parafina y el depósito de asfaltenos en la formación alrededor del pozo crean una
barrera para el flujo de petróleo. En los últimos años se han desarrollado mejores métodos de
identificación de problemas y programas para remediar estos problemas. Se discuten las
fuentes potenciales de daño orgánico, técnicas de prueba de identificación de problemas,
selección química y métodos de aplicación.

 Sulfuro de hidrógeno.

El sulfuro de hidrógeno puede estar presente en el petróleo, gas y / o agua en cualquier pozo
de producción o inyección. Los eliminadores de sulfuro son efectivos para prevenir
incompatibilidades y precipitaciones de sulfuro de hierro.

Propiedades de la Matriz de Formación.

El análisis de la matriz de formación es más complejo y puede ser crítico para la acidificación
del éxito. Las propiedades más significativas son la distribución del tamaño de grano, la
cementación y el contenido de arcilla, que controlan la permeabilidad. La permeabilidad de la
formación es necesaria para estimar la tasa de inyección de la matriz y el riesgo de fractura con
ácido. La distribución de arcilla también es importante.

La formación preferida es una arena de cuarzo pura limpia y de tamaño uniforme que es la
más fácil de acidificar porque no existen incompatibilidades, y el ácido en su mayoría disuelve
el daño como lodo de perforación u otros sólidos. La arcilla dispersada existe como
recubrimientos de grano, arcillas puente o arcillas de relleno de poros.

Mineralogía de formación.

Los carbonatos generalmente no tienen problemas de compatibilidad de formación porque el


ácido HCl disuelve el carbonato fácilmente y deja una salmuera compatible con la formación
como producto de reacción. Sin embargo, cuando se produce anhidrita (un contenido de agua
más bajo que el yeso) en ciertos carbonatos dolomíticos, la anhidrita se disuelve en proporción
a la concentración de ácido clorhídrico y se precipita a medida que el ácido se gasta. Aunque se
usa una concentración de HCl-ácido más débil para reducir la disolución de la anhidrita o los
inhibidores de sulfato de calcio, la recuperación del líquido después del tratamiento aún debe
ser rápida. La arenisca es más complicada porque pueden existir muchos minerales con
diferentes productos precipitantes.

Métodos de control de precipitados

Los métodos para controlar los precipitados causados por la acidificación son la estadificación
ácida, las concentraciones de ácido más bajas y el desbordamiento.

 Preflush.

Lavado previo con 5 a 15% de HCl o 5 a 10% de ácido acético. En formaciones con más del 1%
de carbonato, un HCl o ácido acético se disuelve previamente para deshacerse del carbonato y
evitar la pérdida de ácido HF y la formación del precipitado insoluble en fluoruro de calcio. La
salmuera de calcio y cloruro de sodio también debe eliminarse del pozo con ácido HCl o
salmuera de cloruro de amonio. Los prelavados también desplazan y aíslan fluidos de
formación incompatibles (ya sea salmuera o petróleo crudo). Se recomiendan concentraciones
más altas de cloruro de amonio (> 3%) donde están presentes esmaltitas hinchables y arcillas
de capas mixtas.

 Tratamiento.

Tratar con un volumen adecuado de concentración adecuada de ácido HF. Para una exitosa
acidificación de HF, generalmente se requieren más de 120 gal / ft de ácido HF / HCl. Se puede
usar menos donde solo existe un daño moderado y poco profundo (por ejemplo, a veces se
usan de 25 a 75 gal/pie en nuevas perforaciones para eliminar el daño o como un tratamiento
de punta de lanza en la ruptura de la perforación antes de la fractura hidráulica en arenisca
apretada). La concentración, 3% de HF a 12% de ácido HCl (a menudo denominado ácido de
lodo regular), es la concentración habitual para la eliminación de daños en arenas de cuarzo
limpias. Las concentraciones de 0.5 a 1.5% de HF son más efectivas en otras arenas que
contienen arcilla. Cuando el porcentaje combinado de arcilla y feldespato es más del 30%, use
1.5% HF o menos. En algunas areniscas de baja permeabilidad, se han usado concentraciones
de HF tan bajas como 0.5% HF.

 Postflush u Overflush.

Un desbordamiento desplaza el ácido HF sin reaccionar hacia la formación, desplaza los


productos de reacción del ácido HF lejos del pozo, limpia los inhibidores de corrosión para
restaurar la condición de humedad del agua y una buena permeabilidad efectiva de petróleo /
gas, y restablece la saturación de petróleo / gas cerca del pozo .

Los desbordamientos típicos para los tratamientos con ácido HF son cloruro de amonio al 3%
salmuera, ácido débil (ácido HCl 3 a 7,5%) y aceite diésel filtrado o disolvente aromático (solo
pozos de petróleo) o nitrógeno (solo pozos de gas). El volumen de desbordamiento debe ser
igual o mayor que el volumen de la etapa de ácido HF. Para la mayoría de los pozos, un
desbordamiento de al menos 200 gal / pie desplaza el ácido gastado más allá del radio de flujo
crítico de 3 a 5 pies. Este gran desbordamiento reduce la precipitación cerca del pozo de sílice
amorfa. A temperaturas de formación de 200 ° F o más, esta precipitación se produce mientras
el ácido HF se bombea hacia la formación. Este precipitado es algo móvil al principio, pero
puede configurarse como un gel después de que el flujo se detenga. La inundación excesiva
con cloruro de amonio al 3% o ácido débil se diluye y dispersa precipitando lejos del pozo. A
menudo, el exceso de flujo es un 3% de cloruro de amonio con un 10% de etilenglicol
monobutil éter (EGMBE) y un estabilizador de arcilla de amina poliquarternaria. Sin embargo,
las arcillas de alta capacidad catiónica pueden hincharse como resultado de inyectar preflushes
o derrames excesivos de salmueras o ácidos con concentraciones inferiores al 4%.

Diseño de Tratamiento Ácido.

Una vez que determine que un pozo es un buen candidato para la acidificación de la matriz y
ha seleccionado los ácidos apropiados, estará listo para diseñar el tratamiento. Esencialmente,
el proceso de diseño es un enfoque sistemático para estimar y calcular la presión y la tasa de
inyección, los volúmenes y las concentraciones. El ácido vivo de alta frecuencia generalmente
penetra solo de 6 a 12 pulgadas en la piedra arenisca antes de gastar. Si el ácido puede
alcanzar fácilmente los sólidos cercanos, los pequeños volúmenes de 25 a 50 gal / ft de ácido
de tipo HF pueden disolver este daño; sin embargo, con daños más severos, se necesita más
tiempo y volumen para alcanzar los sólidos de conexión. La desviación de ácido eficaz reduce
los volúmenes de ácido necesarios.

Pautas de diseño de acidificación de matrices.

Los pasos recomendados en el diseño del tratamiento se dan a continuación.

 Estimar las presiones de inyección seguras:


 Determine el gradiente de fractura actual.
 Determine la presión de fractura presente en el fondo del pozo.
 Determine la presión de inyección segura permitida en el pozo (al menos 200 psi
por debajo de la presión de fractura) y en la superficie (limitaciones de presión de
la tubería y del cabezal).
 Estimar la tasa de inyección segura en la formación libre de daños.
 Estimar la tasa de inyección segura en la formación dañada.
 Seleccione las etapas requeridas para la compatibilidad de fluidos.
 Calcule el volumen de cada etapa requerida:
 Desplazamiento de petróleo crudo.
 Desplazamiento de salmuera de formación, etapa de ácido acético, etapa de ácido
clorhídrico, etapa de ácido fluorhídrico (ácido HF y ácido HCl) y etapa de
sobreflush.
 Seleccionar concentraciones de ácido según la mineralogía de la formación.