Anda di halaman 1dari 1

Capítulo I: Religión natural y liturgia cristiana

Cristianismo: religión sobrenatural, constituye una intervención directa de Dios en la vida de la humanidad. Las
instituciones cristianas no son obras humanas. Pero no por ello creemos menos en la plena humanidad del
cristianismo. Si es la obra de Dios, lo es del Dios hecho hombre. Misterio de la encarnación: Unión Hipostática.
Lo divino se nos revela en la transfiguración que aporta lo humano.
Los padres de la Iglesia se habían impresionado por ciertas analogías entre los ritos y las creencias cristianas y
los ritos y las creencias paganas. Justino: Germenes dispersos del Logos (“semillas del Verbo”).
Solo descubriendo a Dios al venir hacia él es como el hombre descubre la clave de su propio enigma. Solamente
en el misterio de Dios es donde el misterio del hombre se ilumina (GS 22).
La primera tendencia de la historia comparada de las religiones en el siglo XIX fue la de reabsorver el
cristianismo en la religiosidad común de la humanidad. Quería reducir todo lo que es religioso en la vida y en el
alma humana a algo humano completamente humano.
Sin dejar de ver todo lo que hay de común en las diversas religiones del hombre, incluido el cristianismo la
historia de las religiones ha llegado a redescubrir, en cada religión, la importancia de ciertos temas especificos.
Especialmente la originalidad radical del cristianismo y del judaísmo.
Inteligencia de nuestra fe y de nuestra práctica cristianas. Hemos de reavivar la visión tanto de la humanidad
como de la divinidad del Cristianismo: la forma en que Dios, en la religión sobrenatural, encuentra al hombre, lo
conmueve y lo posee en lo vivo de su humanidad, pero de manera que ha de regenerar a ésta.
Dos herejías sobre la encarnación de la antigüedad: Monofisismo (subrayó fuertemente la divinidad hasta llegar
a negar la humanidad) y Nestorianismo (reivindico al extremo la autenticidad de la humanidad).
Monofisismo: unido a ciertos católicos conservadores. Todo permanece igualmente sagrado, y por tanto
inmutable. Mentalidad rubricista. Todo lo que tienda a hacer participar en ella al pueblo será considerado como
una profanación.
Nestorianismo: escuela católica de María Laach. El “misterio”, ya en el paganismo, sería un rito eficaz que nos
hace participar en la salvación por la muerte de un dios salvador, reactualizando esta muerte. Esta no sería, pues,
más que una aplicación a Cristo y a su obra de un modelo ritual y mítico ya completamente elaborado para
Osiris, Dionisos y alguna otra divinidad antigua. Reacciona mal contra la confusión pura y simple de la sagrado
cristiano con lo sagrado natural. Que la lectura de la Biblia sean una conversación amistosa alrededor de la mesa
familiar, al igual que la celebración y la comunión, revistan las formas hoy habituales en una comida de fiesta.