Anda di halaman 1dari 17

CAMBIA LA IMAGEN

DE TU RESTAURANTE
Convierte a tu restaurante en una
experiencia innolvidable

¿Crees que a tu restaurante le urge un cambio de


imagen y no tienes idea de por dónde empezar?
¿Recuerdas cuándo fue la última vez
que entraste a tu restaurante y tu
primera impresión fue decir “¡Wow!” ?
Aceptémoslo, no hay muchos restaurantes
que logren ese impacto en sus clientes
(incluso es probable que con el paso
del tiempo el tuyo tampoco lo
haga) pero cuando lo logran, la
experiencia que vivimos en ellos
es única e indescriptible.

Si llevas varios años con tu


restaurante o cafetería o si incluso
estás por abrir uno, esta guía busca
ayudarte a crear o renovar tu imagen e
impactar positivamente a cada comensal
que entre por la puerta, logrando futuras
recomendaciones y mayor flujo de clientes
nuevos y repetitivos.
El concepto, el actor principal
en tu restaurante

El primer paso que debes tomar es definir el concepto de tu restaurante. El


concepto es esa idea rectora con la que todo irá coordinado y en armonía:

Colores Muebles Texturas El menú La vajilla

Sin un concepto, es prácticamente imposible definir una imagen sólida


para tu restaurante y no podrás impactar positivamente a tus clientes.

Seguramente ahora te preguntas, ¿cómo logro definir un concepto?


Usualmente los conceptos nacen de una inspiración, de alguna palabra
“mágica” que regirá toda nuestra imagen, de algo que nos gusta o gustaría
transmitir y que puede ir de lo más sencillo a lo más complejo.

Por ejemplo, nuestro concepto puede ser la naturaleza y todo girará en


torno a esto: muebles de madera, mucha vegetación, una iluminación
cálida, colores vibrantes, un menú muy orgánico y una vajilla en
tonos marrones o arena. Y por el contrario, si nuestro concepto es la
modernidad, los muebles serían metálicos o de acrílico, la iluminación
sería blanca, los colores grises y la vajilla con bordes rectos y en tonos
de negro o gris mate.

1
Así que tómate un minuto -o todos los que necesites- para inspirarte
y buscar qué es lo que deseas transmitirle a tus comensales. No existe
ningún límite, puedes definir tu concepto como “elegancia”, “frescura”,
“adrenalina” e incluso inspirarte en algún artista, producto o época, como
“Frank Sinatra”, el fútbol o el “Rock & Roll”.

Define bien tu concepto ya que a partir de aquí todo lo demás irá fluyendo
en torno a él y cambiarlo implicaría comenzar desde cero. Recuerda, el
concepto debe de tener una estrecha relación con tu menú, así que si tu
concepto es asiático, sería un gran error servir papas fritas.

2
Aquí te presentamos algunos ejemplos de conceptos y cómo se ve un
restaurante basado en ellos dentro de un mismo hotel:

Elegancia. Restaurante Le Louis XV Alain Doucasse (Monte Carlo, Mónaco)

Asia. Restaurante Roku (California, EE.UU.)

Niños. Restaurante Big Daddy’s Diner (Nueva York, EE.UU.)

Como podrás darte cuenta, una sola palabra es suficiente para regir a
todo un restaurante. Y el concepto no sólo se limita a los colores, los
muebles y la vajilla, sino que va más allá y define los aromas, la música
de ambientación, el logotipo, el menú impreso y hasta el uniforme, la
etiqueta de los meseros y las hostesses.

Si ya tienes bien tu concepto definido, o si no quieres cambiarlo y sólo


deseas renovar una parte de la imagen de tu restaurante, sigamos adelante.

3
Los elementos adecuados
para renovar la imagen

Analiza los elementos de la siguiente lista y “palomea” aquellos elementos


de tu restaurante que crees deban cambiarse para ir acorde con tu concepto.
Recuerda, estamos renovando por lo que no es necesario tirar todo a la
basura, habrá elementos que sí puedan conservarse y otros que deban
cambiarse o renovarse por completo.

Elementos Gráficos

Logotipo y gama cromática


Página Web y Redes Sociales
Publicidad impresa y digital
Papelería interna (menú, comandas, tickets)

Equipo

Vajilla
Plaqué
Cristalería
Accesorios (servilleteros, charolas, jarras, cafeteras)
Uniformes
Mantelería y servilletas
Mobiliario

4
Arquitectura

Recepción
Zonas (barras, zona para niños, área para fumadores)
Pisos, paredes y plafones
Ventanas y puertas

Ambientación

Música
Aromas
Iluminación
Etiqueta del personal (manera de saludar o de
dirigirse a tus clientes)

5
Pon la lupa en los Elementos
Gráficos

Esto se refiere a todo aquello que debe elaborar un diseñador gráfico


y que sirve para dar a tu restaurante una identidad y una visibilidad
en el mercado.

Tener un logotipo entendible y original te diferenciará de tu competencia,


los colores que elijas para comunicarte hablarán de ti y de tu concepto
puesto que se verán reflejados en toda tu publicidad y papelería. Por
ejemplo: si tu restaurante es de un concepto japonés, el logotipo deberá
incluir rasgos y colores que así lo identifiquen, de esta manera tus clientes
sabrán qué tipo de comida sirves y hasta qué tan sofisticado es tu negocio.

Tus redes sociales, tu página web y toda la publicidad y papelería que


utilices deben coincidir con este concepto y gama cromática; esto le da
uniformidad a tu marca y transmite un valor único a tus nuevos clientes,
mientras que refuerza la lealtad de los clientes que ya tengas.

Te aconsejamos contar con el apoyo de un diseñador para plasmar todas


tus ideas correctamente y lograr una ejecución perfecta. Recuerda que
de la vista nace el amor y debes enamorar a tus clientes desde que
conocen a tu marca mediante un volante, una publicación de Facebook
o una tarjeta de presentación.

6
El Equipo adecuado
para tu concepto

El equipo de tu restaurante también deberá corresponder con el concepto


que hayas elegido. Al comenzar con el análisis de tu equipo, debes
considerar todo aquello que utilizas para la operación de tu restaurante,
desde las servilletas hasta la vajilla.

Cada artículo que el comensal utilice o vea puede ayudar a reforzar tu


concepto y la imagen que tiene de tu negocio. Invierte en comprar o
renovar el mobiliario que ya tienes para adaptarlo a tu nueva imagen.

El plaqué, la cristalería y los accesorios (saleros, charolas, jarras y otros)


también deberán ir bajo el mismo estilo, siempre procurando que no
se vean tan económicos o de lo contrario demeritarán el esfuerzo que
hayas hecho.

¿Qué hacer si sólo debes renovar el equipo que ya tienes? Por ejemplo,
con respecto a la cubertería puedes pulir los cubiertos de metal y así
quitar desperfectos y golpes, posteriormente frotarla con un trapo
humedecido en vinagre, aclararlos con una mezcla de agua, detergente
y alcohol y enjuagarlos con agua, así recuperarás el brillo y dejarás cada
cubierto como nuevo.

7
Por otro lado, si vas a comprar cubiertos nuevos, asegúrate de hacerlo
con tu concepto en mente; lo mismo ocurre con la cristalería, aunque
en este caso lo mejor es comprar cristal nuevo ya que no hay manera de
recuperar el brillo de un cristal usado, piensa en tu concepto y define las
piezas de cristal que necesitas.

Un restaurante mexicano normalmente sirve aguas, cervezas y refresco así


que necesitaríamos de vasos y tarros; un restaurante francés necesita copas
y vasos de cristal cortado con algún detalle esmerilado; y un restaurante
inspirado en la música disco necesitaría vasos de un estilo “retro” con
colores o calcomanías.

8
La vajilla aquí es parte fundamental de la renovación de tu restaurante,
puesto que es donde los comensales conocen, disfrutan y experimentan
con tus platillos y la razón de ser de tu negocio. Existen vajillas para cada
concepto y restaurante, por lo que debes tomarte el tiempo de conocer
tus opciones y elegir la vajilla que mejor se adapte.

• Restaurantes con estilos o conceptos elegantes deben elegir vajilla


blanca, con formas tradicionales y algún filo con logo en cada pieza.

• Restaurantes modernos se llevan mejor con vajillas rectas y formas


más lisas y puras, mientras que restaurantes con conceptos orgánicos
pueden hacer uso de vajillas con color, esmaltes reactivos y óxidos con
formas nuevas y fuera de lo convencional.

Hacer un uso correcto de la vajilla permite que tu platillo luzca de


la mejor manera y así tu comensal disfrute aún más sus alimentos.
Revisa cada uno de los platillos de tu menú y analiza qué tipo de
plato, taza o tazón necesitas para servirlo adecuadamente, de acuerdo
a su forma y tamaño.

9
Los uniformes de tu personal son también una parte fundamental de la
imagen de tu restaurante, por lo que al momento de renovarte debes pen-
sar en cómo lucirán las hostesses, los meseros, los capitanes y todo personal
que vaya a tener contacto con tus clientes.

Un restaurante de concepto mediterráneo o de playa tendría uniformes


en tonos azules y con telas frescas a la vista y al tacto como el lino; un res-
taurante inspirado en los 60’s tendría uniformes en color rosa con textu-
ras a cuadros y un restaurante inspirado en la naturaleza usaría uniformes
en tonos verdes, combinados con café y con telas más pesadas. Hasta los
zapatos forman parte del concepto y debes contemplar que sean cómo-
dos y vayan bien con el uniforme.

10
La Arquitectura también
cuenta

Los materiales de tu restaurante son una parte fundamental de esta reno-


vación, ya que son lo que tus comensales pisan, tocan y ven desde el ini-
cio, incluso antes que los manteles, la vajilla y al personal. Independien-
temente de tu concepto, puedes renovar los acabados de tu restaurante
sin la necesidad de gastar mucho, por ejemplo cambiando la pintura,
eligiendo colores que refuercen tu estilo y únicamente preparando bien
las superficies para que la pintura dure lo suficiente.

Los pisos puedes renovarlos con un vinil para no invertir demasiado


y tener una amplia gama de opciones en color y textura. Si cuentas
con un poco más de presupuesto, opta por materiales de mejor calidad
(cerámicos, mármoles y maderas) que darán un toque único a tu res-
taurante, ya que además de lo visual algunos materiales expiden soni-
dos, aromas o sensaciones: un restaurante inspirado en un barco pirata
debería tener pisos de madera natural, que aporta ciertos “crujidos” que
refuerzan el concepto. Un restaurante elegante luciría espectacular con
pisos de mármol y un restaurante oriental con algún piso de madera y
un tapete bajo cada mesa.

Si los acabados que ya tiene tu restaurante son los correctos y sólo nece-
sitan renovarse, puedes pulirlos y re-entintarlos si se trata de un piso de
madera natural, o si tienes pisos laminados puedes darles mantenimiento
y cambiar el zoclo, por ejemplo.

11
El Ambiente adecuado para
la mejor experiencia

Si tenías la idea de que todo acababa considerando lo anterior, es mo-


mento de que te detengas y te pongas a analizar cómo podrás plasmar el
concepto de tu restaurante en el ambiente y a pesar de que parezca algo
complicado, es mucho más sencillo de lo que crees. Para comenzar, debes
conocer qué es lo que incluye el ambiente, esos elementos son la música,
el aroma y la ambientación.

Para renovar de la manera más sencilla este factor fundamental, es im-


portante que primero conozcas cómo es tu ambiente actual y si es nece-
sario cambiarlo radicalmente o adecuarlo a tu nuevo concepto.

La importancia de la iluminación en el comportamiento y en la satis-


facción de tus comensales debe estar en mente al momento de hacer un
nuevo proyecto. ¿Conoces las 4 claves para renovar la iluminación de
manera eficiente tu restaurante?

1. Define la personalidad del espacio con la luz


2. Busca tonalidades de colores que vayan de acuerdo a tu concepto (luz
cálida para algo natural, luz blanca para algo moderno, luz de colores para algo más propositivo)
3. Dependiendo la función del espacio se determinará el tipo de
iluminación
4. No hagas tu iluminación aburrida, adecúa la arquitectura en la misma
(ilumina columnas, muros, muebles, barras)

12
El marketing olfativo siempre influirá en el comportamiento de tus clien-
tes, por ello es importante que logres la sintonía perfecta de los olores de
tu comida y de tu restaurante sin quitarle protagonismo a tus platillos;
deberás lograr que la gente identifique tu espacio no sólo por el equipo o
la arquitectura, sino también por el olor que desprende tu comida. Ana-
liza tu concepto, y busca la manera de fusionarlo con los aromas.

Cambiar la imagen de tu restaurante será posible una vez que:

• Hayas establecido tu concepto.


• Tengas claro si será un cambio radical o una renovación.
• Tomes en cuenta los elementos clave que componen tu restaurante.
• Sepas identificar tu concepto en cada uno de estos elementos.
• Tengas toda la información necesaria para comenzar.

13
Gracias a este Ebook estarás más que preparado para hacer
el cambio perfecto a tu restaurante y cafetería sin necesi-
dad de tanta inversión. Con estos consejos podrás hacer de
tu establecimiento el más adecuado a tu concepto y el que
tanto habías soñado.

En Anfora tenemos todo lo que necesitas para transformar


en 360º tu restaurante, si deseas conocer nuestro catálogo,
da clic aquí.

14
www.anfora.com