Anda di halaman 1dari 8

Infección por el virus de la hepatitis C y

riesgo de transmisión en cirugía oral


Vicente-Rodríguez,
Juan Carlos de

Hepatitis C virus infection and risk of transmission in oral surgery

Vicente-Rodríguez, Juan Carlos de * Resumen: La hepatitis viral es la principal causa de enfermedad hepatica. Aproximada-
mente el 85% de los individuos infectados por el virus de la hepatitis C (VHC) progresa a
una infección crónica y, de estos, entre el 1 y el 4% cada año desarrolla un carcinoma
Junquera-Gutiérrez, Luis Manuel * hepatocelular. Además de la lesión hepática, el virus C puede afectar a tejidos y órganos
extrahepáticos dando lugar a diferentes manifestaciones, como el líquen plano oral, sia-
López-Arranz, Juan Sebastián ** ladenitis y quizá cáncer oral.
El objetivo de este trabajo es revisar el riesgo ocupacional de la infección por VHC
entre dentistas y cirujanos orales. Ambos deben saber como incorporar el diagnóstico de
infección por VHC en el plan de tratamiento quirúrgico programado. También se revisarán
la historia natural y la transmisión de este virus vehiculizado por la sangre.
*Profesores Titulares Vinculados
** Catedrático Vinculado de Cirugía Palabras clave: Virus de la hepatitis C, Cirugía oral, Riesgo de transmisión.

Oral y Maxilofacial. Abstract:


Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial. Viral hepatitis is the most important cause of liver disease. Approximately 85% of the
individuals infected with hepatitis C virus (HCV) progress to chronic infection and each
Hospital Universitario Central de Astu-
year 1-4% of these develop hepatocellular carcinoma. Furthermore, infection with HCV
rias. Departamento de Cirugía y Espe- may affect not only the liver but also several nonhepatic tissues and organs showing dif-
cialidades Médico-Quirúrgicas. ferent manifestations as oral lichen planus, sialadenitis and perhaps oral cancer.
The purpose of this article is to review the occupational risk of HCV infection among
Facultad de Medicina de Oviedo.
dentists and oral surgeons. Both of them should know how to incorporate the diagnosis
of HCV infection into the plan for the proposed surgery. We also will review the natural
history and transmission of the infection with this blood-borne virus.

Key words: Hepatitis C virus, Oral surgery, Risk of transmission.

Correspondencia
Fecha recepción Fecha última revisión Fecha aceptación
Juan Carlos de Vicente Rodríguez 28-11-2002 31-03-2003 21-04-2003
Clínica Universitaria de Odontología.
Universidad de Oviedo BIBLID [1138-123X (2003)8:3; mayo-junio 245-348]
C/. Catedrático José Serrano s/n. Vicente-Rodríguez JC de, Junquera-Gutiérrez LM, López-Arranz JS. Infección
33006. Oviedo. Asturias. por el virus de la hepatitis C y riesgo de transmisión en cirugía oral. RCOE
E_mail:jvicente@correo.uniovi.es. 2003;8(3):317-324.

RCOE, 2003, Vol 8, Nº3, 317-324

– 317–
Vicente-Rodríguez JC de, Junquera-Gutiérrez LM, López-Arranz JS. Infección por el virus de la hepatitis C y riesgo de transmisión en cirugía oral

Introducción go existente de transmisión de esta


enfermedad durante los actos quirúr-
cos: genotipos, subtipos, aislados y
cuasiespecies. El aumento de la
La hepatitis viral es la principal cau- gicos realizados en la cavidad oral. diversidad viral, manifestado en una
sa de enfermedad hepática en el abundancia de cuasiespecies en la
mundo. Existen cinco tipos de virus,
que se designan con las letras mayús-
Virus de la hepatitis C misma persona infectada, representa
un gran obstáculo para el control del
culas A, B, C, D y E; responsables de virus por el sistema inmune y, duran-
aproximadamente el 95% de las infec- El VHC es un virus RNA lineal mono- te la fase de infección aguda, se aso-
ciones hepáticas virales. De todas catenario perteneciente a la familia de cia con la progresión de la hepatitis a
ellas, la ocasionada por el virus de la los Flaviviridae. Su genoma contiene la cronicidad, mientras que la relativa
hepatitis C (VHC), que antes de ser unos 10.000 nucleótidos3, siendo una estabilidad de las cuasiespecies se
identificado se incluía en el grupo característica suya la presencia de un asocia con resolución de la hepatitis
«hepatitis no A-no B», se hizo aparen- largo marco de lectura abierta (gen) aguda4. Los pacientes que responden
te en la clínica a comienzos de la que codifica la síntesis de una polipro- favorablemente al tratamiento con
década de los 60, en relación con teína viral de 3.011 aminoácidos (fig. interferón también poseen una esca-
transfusiones de sangre y uso de dro- 1), la cual es procesada en al menos 10 sa diversidad genética viral. Se distin-
gas por vía parenteral, si bien la natu- polipéptidos discretos, por medio de guen seis genotipos diferentes del
raleza del problema solo se aclaró des- una peptidasa celular y dos proteasas VHC, distribuidos de forma desigual a
pués de 1990, cuando se dispuso por virales, la NS2-3 autoproteasa y la lo largo del mundo. En Europa occi-
primera vez de pruebas diagnósticas NS3-4A serín-proteasa. Esto da como dental y EEUU predominan los genoti-
fiables1. En el momento presente se resultado la producción de la proteína pos 1a y 1b, seguidos por los genoti-
estima que existen 170 millones de de la cápside, dos glicoproteínas de la pos 2 y 3. En Egipto predomina el
personas infectadas en el mundo por envuelta (E1 y E2), una pequeña pro- genotipo 4. En Sudáfrica el 5 y en el
el VHC, lo que representa una pande- teína hidrofóbica (p7) y seis proteínas sudeste asiático el 6. Estos genotipos
mia viral de magnitud superior a la no estructurales (NS2, NS3, NS4A, poseen valor predictivo de la respues-
causada por el VIH-12*. Estas cifras NS4B, NS5A y NS5B). Dos regiones de ta a la terapia viral, siendo mejores las
determinan que entre el 1% y el 2% de la proteína E2 (regiones hipervariables respuestas observadas con los genoti-
la población se halla infectada por el 1 y 2) exhiben una extremadamente pos 2 y 3 que con el 1.
VHC, si bien su prevalencia entre los elevada incidencia de mutaciones, Las células diana del VHC son los
pacientes que acuden a servicios qui- probablemente en respuesta a la hepatocitos, de los que están infecta-
rúrgicos puede ser más elevada. En acción de anticuerpos elaborados por dos por el virus el 50% o más, y quizá
consecuencia, los cirujanos y dentis- el huésped. E2 también contiene un también los linfocitos B2*. La replicación
tas, así como el personal auxiliar, se sitio de unión para CD81, una tetras- viral es extremadamente profusa, sien-
encuentran expuestos al riesgo de panina encontrada en la superficie de do del orden de 1012 partículas virales
transmisión de este virus a través de muchas células, entre ellas los hepa- por día5, incluso en la fase crónica.
la sangre de sus pacientes, lo que jus- tocitos y, que se supone, actúa como
tifica, en nuestra opinión, la necesi-
dad de conocer la naturaleza del VHC,
receptor o correceptor para la entra-
da del virus en las células del hospe-
Mecanismo
sus vías de transmisión, su ciclo vital y dador. La replicación del RNA del VHC
sus manifestaciones clínicas. es proclive al error, debido a que la de transmisión del VHC
El propósito del presente trabajo RNA polimerasa viral carece de meca-
consiste en revisar los aspectos clíni- nismo de corrección de pruebas, lo A pesar de que en los comienzos
cos de la hepatitis C, de interés para el que contribuye a la diversidad genéti- de la expansión de la enfermedad fue
odontólogo o estomatólogo general, ca de este virus, dentro de la cual se la vía principal, actualmente las trans-
haciendo especial hincapié en el ries- distinguen cuatro estratos jerárqui- fusiones de sangre representan un

RCOE, 2003, Vol 8, Nº3, 317-324

– 318 –
Vicente-Rodríguez JC de, Junquera-Gutiérrez LM, López-Arranz JS. Infección por el virus de la hepatitis C y riesgo de transmisión en cirugía oral

Figura 1: Estructura del VHC.

mecanismo de transmisión muy infre- de 12 semanas. Este riesgo puede ser representativa del 63% de la población
cuente en nuestro medio, de modo actualmente reducido mediante la (6.012 sujetos) mediante un cuestio-
que la mayor parte de los nuevos utilización de la reacción en cadena nario sobre hábitos de riesgo y un
casos son debidos al uso de drogas de la polimerasa (PCR) con la que se análisis de muestras serológicas para
por vía parenteral y, en menor grado, reduciría el periodo ventana a unas detección de anticuerpos anti-VHC.
a exposición percutánea o mucosa a tres semanas, pero aún manteniendo Los riesgos que identificaron en un
sangre contaminada con el VHC. Des- las cifras referidas, este riesgo es la análisis multivariante fueron los si-
de la introducción del estudio siste- mitad del observado en la transmisión guientes: terapia parenteral previa
mático de anticuerpos anti-VHC en la del virus de la hepatitis B (VHB) (1 para esquistosomiasis, transfusiones
sangre destinada a transfusiones, la caso de cada 63.000 unidades de san- de sangre, circuncisión realizada por
frecuencia de transmisión por esta vía gre transfundidas), pero casi 5 veces personal no sanitario e infecciones
se ha reducido hasta aproximadamen- superior que el de la transmisión del frecuentes. Los antecedentes de tra-
te 1 caso por cada 103.000 unidades VIH (1 en cada 493.000)6. Los factores tamientos dentales no se correlacio-
transfundidas6. La razón de que este de riesgo de infección por el VHC han naron con una mayor prevalencia de
riesgo no sea nulo es que la sangre sido estudiados en lugares geográfi- infección por el VHC. Urbanek et al8
destinada a ser transfundida ha podi- cos distantes, existiendo similitudes y estudiaron, en la República Checa, un
do ser obtenida de un individuo en el diferencias entre los mismos. Medhat grupo de 216 individuos con infec-
«periodo ventana», extendido entre et al7, en una localidad del norte de ción documentada por el VHC, identi-
el momento de la infección por el Egipto con una moderadamente ele- ficando los siguientes factores de ries-
virus y el desarrollo de anticuerpos, lo vada prevalencia de infección por el go, con sus respectivas frecuencias:
que se estima que ocurre en menos VHC (8,7%), estudiaron una muestra transfusión de sangre (15%), inyec-

RCOE, 2003, Vol 8, Nº3, 317-324

– 319 –
Vicente-Rodríguez JC de, Junquera-Gutiérrez LM, López-Arranz JS. Infección por el virus de la hepatitis C y riesgo de transmisión en cirugía oral

ción de drogas por vía intravenosa portadora del VHC, se admite que la Si bien no ha sido suficientemente
(16%), inclusión en un programa de saliva no es un vehículo capaz de estudiada, se supone que la respuesta
diálisis regular (12%), transmisión rela- transmitir la infección en contactos humoral también juega un papel
cionada con la profesión (10%), con- casuales. Aproximadamente en el 10% importante en la eliminación del VHC.
tacto sexual con individuos infectados de los casos, el origen de la infección
(2%), cirugía, incluyendo cirugía den-
tal (14%), exploraciones invasivas (6%)
es desconocido11, no pudiendo identi-
ficarse ninguno de los factores de
Curso clínico
y tatuajes (1%). En el 24% de los casos riesgo precitados. De la infección
no pudieron identificar los factores de transmitida en el curso de la práctica de la hepatitis C
riesgo. De las cifras precedentes se quirúrgica y odontológica, nos ocupa-
desprende que, en el 57% de los remos posteriormente. La hepatitis por virus C es raramen-
pacientes de este estudio, la infección te diagnosticada durante la fase aguda
fue iatrogénica, incluyendo la práctica
de cirugía oral.
Inmunología de la enfermedad, careciendo la mayo-
ría de los pacientes de manifestaciones
Riestra et al9 estudiaron una mues- clínicas, incluso discretas. Cuando éstas
tra de 1.170 individuos en el norte de La respuesta inmune al VHC parece se presentan, lo hacen entre 7 y 8
España (Asturias) para determinar: (i) ser crítica para determinar el aclara- semanas (rango de 2 a 26) tras la expo-
prevalencia de la infección por VHC, miento del virus tras la infección, o sición al VHC, y suelen consistir en icte-
(ii) factores de riesgo asociados con la por el contrario, su persistencia. La ricia, malestar y náuseas. Tras las fases
misma y, (iii) distribución de genoti- presencia en la sangre circulante de iniciales de la enfermedad, entre el 74
pos virales. Diecinueve individuos de linfocitos T citotóxicos específicos y el 86% de los sujetos padecerán una
la muestra (1,6%) fueron anti-VHC frente al VHC es baja, representando viremia persistente, siendo usual la
positivos, habiéndose en-contrado el solamente el 0,01% al 0,5% de los lin- evolución a la cronicidad, en cuyas
genotipo 1b en el 80% de ellos. Los focitos T CD8+12. Por el contrario, la fases finales, el 15 a 20% de los infec-
únicos factores de riesgo identifica- presencia de linfocitos T específicos tados alcanzarán un estado de cirrosis
dos fueron el abuso de drogas por vía frente al VHC en el hígado, es nota- hepática14. El tiempo transcurrido
parenteral (pacientes en la cuarta blemente elevada. Estos linfocitos T entre la infección y el desarrollo de
década de la vida) y los antecedentes CD8+ funcionalmente deficientes, cirrosis puede superar los 30 años, lo
de intervenciones quirúrgicas y trans- son CD27+, pero CD28- y parecen que unido al usualmente subclínico ini-
fusiones de sangre (en individuos de sufrir de una falta de actividad T hel- cio del proceso, hace que sea difícil lle-
más de 60 años). per CD413. var a cabo estudios longitudinales
La transmisión por contacto sexual La curación de la infección por el prospectivos. No obstante, el tiempo
del VHC, si bien es posible, resulta VHC se halla asociada con un incre- de evolución de la enfermedad, o el
altamente improbable, seguramente mento en la respuesta de los linfocitos que tardan en desarrollarse sus diver-
por la baja concentración de virus en T, mientras que la infección crónica sas fases varía de unos pacientes a
los fluidos genitales y tal vez por la está signada por una reducción en la otros, acelerándose su curso en pre-
ausencia de células diana adecuadas producción linfocitaria de interferón sencia de diversos factores, como con-
en el tracto genital. La coinfección gamma. La relativamente pobre res- sumo de alcohol, coinfección con
con el VIH-1, parece incrementar el puesta de los linfocitos T citotóxicos otros virus (VIH, VHB), sexo masculino y
riesgo de transmisión por vía sexual o en pacientes con hepatitis C crónica, edad avanzada en el momento de la
materno-fetal del VHC. Si bien el virus parece ser insuficiente para contener infección. De particular interés es el
puede ser aislado de la saliva de per- la viremia y la evolución genética del hecho de que la coexistencia del VHC
sonas infectadas10, y a pesar de que se virus, pero suficiente para causar un con otros virus agrava el curso evoluti-
ha logrado infectar chimpancés me- daño hepático colateral mediante la vo de la enfermedad. Por ejemplo, la
diante la inyección de saliva humana elaboración de citoquinas. asociación de VHC y VIH-1 eleva el ries-

RCOE, 2003, Vol 8, Nº3, 317-324

– 320 –
Vicente-Rodríguez JC de, Junquera-Gutiérrez LM, López-Arranz JS. Infección por el virus de la hepatitis C y riesgo de transmisión en cirugía oral

Figura 2: Curso clínico de la infección por el VHC.

go de cirrosis a los 15 años de la infec- de la enfermedad por virus C son resu- bulinas, si bien solo el 10 o 15% tienen
ción al 25%, en comparación con el midas comparativamente con las de enfermedad sintomática. Las crioglo-
6,5% encontrado en los pacientes otros virus hepatotropos, en la tabla 1. bulinas son inmunocomplejos (gene-
infectados solamente por el VHC. Pero, además de la afectación ralmente complejos IgG-IgM) que pre-
En síntesis, la evolución de la hepática, el VHC puede ocasionar cipitan con el frío, causando púrpura,
enfermedad puede ser esquematiza- manifestaciones extrahepáticas, prin- artralgias, neuropatía, fenómeno de
da de la siguiente forma (fig. 2): cipalmente asociadas con trastornos Raynaud y, en los casos más severos,
Hepatitis aguda: el 85% de los pa- autoinmunes o con procesos linfopro- glomerulonefritis membranoprolifera-
cientes siguen un curso asintomático. liferativos. Entre ellas, destacan las tiva. La infección por el VHC es res-
También un 85% evoluciona a la croni- siguientes: crioglobulinemia esencial, ponsable del 80 a 90% de los casos de
cidad. glomerulonefritis membranoprolifera- crioglobulinemia mixta esencial.
Hepatitis crónica: el 25% de los pa- tiva, tiroiditis de Hashimoto, síndrome
cientes siguen una evolución benigna,
con transaminasas normales; el 20%
de sicca, sialadenitis, porfiria cutánea
tarda, trombopenia idiopática, diabe-
Transmisión nosocomial
de los que llegan a la fase de enfer- tes, ulceración corneal, uveitis, líquen
medad crónica desarrollan una cirrosis plano, linfomas no-Hodgkinianos16 y del VHC
hepática en un plazo de 20 a 30 años quizá cáncer oral17. Las manifestacio-
y, de los que desarrollan una cirrosis, el nes extrahepáticas pueden resultar de La infección en ambientes hospita-
1% - 4% por año15 sufren un carcinoma mecanismos inmunológicos, así como larios ha sido documentada tanto
hepatocelular. La prevalencia de carci- de la invasión y replicación del virus entre pacientes (transfusión de san-
noma entre los pacientes aquejados en los tejidos y órganos afectados. gre y derivados, trasplante de órga-
de hepatitis C crónica se estima en un Entre el 36% y el 45% de los pacientes nos, diálisis, colonoscopia, utilización
0,4 a 2,5%11. Las características clínicas infectados por el VHC poseen crioglo- de catéteres intravenosos, circuitos

RCOE, 2003, Vol 8, Nº3, 317-324

– 321 –
Vicente-Rodríguez JC de, Junquera-Gutiérrez LM, López-Arranz JS. Infección por el virus de la hepatitis C y riesgo de transmisión en cirugía oral

Tabla 1: Características clínicas de las hepatitis virales


Característica VHA VHB VHC VHD VHE
Tipo de virus Hepatovirus (RNA) Hepadnavirus (DNA) Flavivirus (RNA) Virus RNA defectivo Calicivirus (RNA)
Transmisión Fecal-oral Parenteral, Parenteral, Parenteral, Fecal-oral
Sexual, Sexual (?) Sexual,
Perinatal Perinatal (infrecuente) Perinatal
Incubación (días) 15 – 50 (media: 30) 30 – 180 (media: 60-90)15 – 180 (media: 50) 30 – 180 (media: 60 – 90) 15 – 60 (media: 40)
Comienzo Agudo Agudo / insidioso Insidioso Agudo / insidioso Agudo
Clínica
• Gravedad Leve Leve / Grave Moderada Leve / Grave Leve
• Fulminante 0,1% 0,1-1% 0,1% 5-20% 1-2%
• Cronicidad No 1-10%* 85% (> 70%) Frecuente No
• Cáncer No ± + ± No
Diagnóstico IA: IgM anti-HBc
IA**: IgM anti-VHA HBsAg (90%) IC: anti-VHCξ Anti-VHD IgM/IgG anti-VHE
RNA-VHC RNA-VHD
IC: IgG anti-HBc
HBsAg
Marcadores de replicación:
IC: IgG anti-VHA HbeAg
DNA-VHB
Pronóstico Excelente Reservado Reservado Bueno (IA), Malo (IC) Bueno
Profilaxis Vacuna recombinante Vacuna recombinante No Vacuna del VHB No
Ig postexposición Ig anti-B postexposición
Tratamiento No Interferón (INF)-α INF-α+ribavirina No No
(eficacia del 40%) (eficacia > 50%)
* 90% en recién nacidos. ** IA: infección aguda; IC: infección crónica. ξ: Positividad entre 1 y 8 meses tras la
infección (periodo ventana). No sirve, por tanto, para excluir infección aguda por el VHC.

de respiración y viales multidosis), el caso de un anestesista norteameri- La transmisión entre pacientes en


como de pacientes a personal sanita- cano aquejado de una hepatitis aguda un contexto hospitalario es improba-
rio y de éste hacia aquellos. En rela- por VHC, contagiado 9 semanas antes ble cuando se siguen las normas pro-
ción con esta última posibilidad, por un paciente y que, a su vez, la filácticas básicas de actuación profe-
hemos recogido cinco casos publica- transmitió a otro paciente durante la sional. Enomoto et al23** estudiaron la
dos; uno en España, en el que un ciru- anestesia efectuada en el curso de posibilidad de transmisión nosocomial
jano infectado por el virus lo transmi- una toracotomía. Finalmente, otro del VHC en servicios de cirugía y den-
tió a 5 pacientes18, otro en el Reino caso acontecido en España22, involu- tales hospitalarios, determinando an-
Unido, consistente en la transmisión cró a un anestesista adicto a narcóti- ticuerpos anti-VHC; VHC-RNA y anali-
del VHC por un cirujano cardiaco a un cos, que se inyectó a si mismo el fár- zando la región hipervariable 1 (HVR1)
paciente19, y un tercero, en el que un maco destinado a un paciente, antes en el RNA viral. Cinco pacientes fue-
anestesista alemán contrajo el VHC a de administrarle a este el resto de la ron VHC positivos en un servicio de
partir de un paciente y lo transmitió a dosis, empleando para ello la misma cirugía, 6 en un hospital dental y 9 en
otros cinco20. Cody et al21 han referido aguja y jeringa. otro. Las cuasiespecies virales fueron

RCOE, 2003, Vol 8, Nº3, 317-324

– 322 –
Vicente-Rodríguez JC de, Junquera-Gutiérrez LM, López-Arranz JS. Infección por el virus de la hepatitis C y riesgo de transmisión en cirugía oral

diferentes de unos pacientes a otros, nes obstétrico-ginecológicas (OR= quirúrgico), todos los pacientes
por lo que en el contexto del estudio 2,1), cirugía abdominal (OR=7,0) y deben ser considerados potencial-
no se identificó transmisión de pa- cirugía oftalmológica (OR= 5,2). mente infecciosos.
cientes entre si. En el contexto de la presente Para ponderar el impacto de esta
Sin embargo, y en relación con el exposición resulta interesante cono- enfermedad en la profesión, Thomas
objetivo del presente trabajo, nos in- cer la prevalencia de pacientes sero- et al29** evaluaron, en 343 cirujanos
teresa particularmente la transmisión positivos en un gabinete de cirugía orales y 305 dentistas norteamerica-
del VHC de pacientes a personal sani- oral y maxilofacial. Así, Dreyer et al26 nos, la prevalencia de infección por el
tario, habitualmente mediante pin- estudiaron en Sudáfrica 180 pacientes VHC, determinada mediante enzi-
chazos accidentales con agujas de sometidos a cirugía oral, observando moinmunoanálisis e inmunoblot re-
sutura o huecas, empleadas estas últi- las siguientes frecuencias de seroposi- combinante. Las prevalencias obser-
mas para administrar fármacos o tividad entre los mismos: VIH, 1,1%; vadas fueron: 2% en cirujanos orales y
recoger muestras biológicas, circuns- VHB, 2,8% y VHC, 1,1%. En un área 0,7% en dentistas generales. Los anti-
tancia que afecta principalmente a geográfica muy diferente (Grecia), cuerpos anti-VHC se observaron con
cirujanos, ginecólogos y dentistas. En Lionis et al27 estudiaron 1961 pacien- mayor frecuencia en dentistas y ciru-
un estudio prospectivo de más de tes que visitaron consultas de medici- janos de mayor edad, con más años
1.300 procedimientos quirúrgicos, se na general. La prevalencia de infec- de práctica profesional y marcadores
observó la preocupante frecuencia de ción por VHC entre ellos fue del 3,5%. serológicos de infección por el VHB
lesiones percutáneas accidentales en Mediante un análisis multivariante, se (estos fueron encontrados en el 7,8%
el 6,9%24. El riesgo de transmisión de la detectaron unas variables relaciona- de los dentistas generales y en el
infección por VHC en estos casos osci- das con la infección por el VHC: ante- 21,2% de los cirujanos orales).
la entre un 0 y un 10%, si bien depen- cedentes de cirugía oral, adicción a Los dentistas y cirujanos orales se
de del tamaño del inóculo (carga viral, drogas por vía intravenosa, ingreso enfrentan, en el ejercicio de su profe-
aguja hueca o maciza, tamaño de la hospitalario de más de 7 días y alto sión, no solo a sangre, sino a otros
aguja) y de la profundidad de inocula- consumo de alcohol. En Japón, fluidos, como la saliva. Si bien la san-
ción. Ante un «pinchazo» accidental, y Komori et al28 encontraron una preva- gre es el vehículo principal del VHC,
para anticipar el riesgo de infección, lencia del 3,2% de seropositividad para este se halla presente en la saliva de
puede ser útil recordar la regla de «los VHC entre los pacientes de una con- menos del 25% de las personas con
treses»: el VHB es transmitido en el sulta de cirugía oral. virus en el torrente sanguíneo y, aún
30% de los casos, el VHC en el 3% y el Estos resultados muestran que, en ellos, está restringido a la fracción
VIH en el 0,3%. independientemente del lugar geo- celular de la secreción. Por ello, como
Con la intención de evaluar el ries- gráfico considerado, la prevalencia de ya ha sido referido, la saliva contiene
go de transmisión parenteral de hepa- la infección por VHC es lo suficiente- virus, a pesar de lo cual se estima que
titis, Mele et al25* estudiaron de forma mente importante como para que los su capacidad infectante es muy baja,
prospectiva 3.120 casos de hepatitis B dentistas y cirujanos adopten medi- incluso insignificante. No obstante, la
y 1.023 de hepatitis C, relacionándo- das universales de precaución en el contaminación de la saliva con sangre,
los con diversos procedimientos qui- curso de sus actos quirúrgicos, ya que como ocurre tras intervenciones de
rúrgicos, en un intento de evaluar una proporción significativa de los cirugía oral, incrementa el riesgo de
riesgos específicos mediante el cálcu- pacientes que deben atender es exposición viral para los dentistas y
lo de odds ratio (OR). Las asociaciones potencialmente transmisora de infec- cirujanos, de ahí que el conocimiento
observadas para la hepatitis B fueron: ciones graves, como la causada por el de los patógenos transmisibles por la
cirugía abdominal (OR=3,9), cirugía VHC. Y como además no es posible sangre y sus derivados, así como de
oral (OR=2,7) y cirugía ginecológica identificar a los pacientes infectados las graves consecuencias potenciales
(OR=2,6). Para la hepatitis C, se (salvo que ellos lo sepan y lo comuni- para su salud, sea de vital importancia
observó asociación con: intervencio- quen en la anamnesis previa al acto para ellos.

RCOE, 2003, Vol 8, Nº3, 317-324

– 323 –
Vicente-Rodríguez JC de, Junquera-Gutiérrez LM, López-Arranz JS. Infección por el virus de la hepatitis C y riesgo de transmisión en cirugía oral

Y para los dentistas y cirujanos rios a pacientes, no recomiendan la aséptica y adopten las precauciones
que estén infectados por el VHC, tie- restricción de las actividades profe- estándar, incluyendo un adecuado
ne interés saber que las guías actua- sionales de trabajadores infectados lavado de manos, el uso de barreras
les30 para la prevención de la transmi- por este virus. No obstante, es preci- protectoras y el manejo cuidadoso
sión de patógenos vehiculizados por so que todos los trabajadores sanita- de agujas e instrumentos cortantes.
la sangre desde trabajadores sanita- rios sigan una técnica estrictamente

Bibliografía recomendada
Para profundizar en la lectura de este tema, el/los autor/es considera/an interesantes los artículos que aparecen señalados del
siguiente modo: *de interés **de especial interés.

1. Wasley A, Alter MJ. Epidemiology of hepatitis T cells in peripheral blood. Viral immunology siespecies en los distintos pacientes seropositivos se
C: Geographic differences and temporal tre- 2001;14:59-69. concluye que el riesgo de transmisión entre pacien-
nes. Semin Liver Dis 2000;20:1-13. 13. Di Bisceglie AM, McHutchison J, Rice CM. tes es muy bajo.
2*. Lauer GM, Walker BD. Hepatitis C virus infec- New therapeutic strategies for hepatitis C. 24. Tokars JI, Bell DM, Culver DH, et al. Percuta-
tion. N Engl J Med 2001;345:41-52. Hepatology 2002;35:224-31. neous injuries during surgical procedures. J
Artículo de revisión en el que se presentan, de 14. EASL International Consensus Conference on Am Med Assoc 1992;267:2899-904.
forma detallada, clara y actualizada, todos los aspec- Hepatitis C: Paris, 26-28, February 1999,con- 25*. Mele A, Spada E, Sagliocca L, et al. Risk of
tos relevantes de la infección por el VHC. sensus statement. J Hepatol 1999; 30:956-61. parenterally transmitted hepatitis following
3. Liang JT, Thompson M. Molecular biology of 15. Ikeda K, Saitoh S, Koida I, et al. A multivaria- exposure to surgery of other invasive proce-
hepatitis C virus. En: Liang TJ, Hoofnagle JH, te analysis of risk factors for hepatocellular dures: results from the hepatitis surveillance
eds. Hepatitis C. San Diego: Academic Press, carcinogenesis: a prospective observation of system in Italy. J Hepatol 2001;35(2):284-9.
2000:1-24. 795 patients with viral and alcoholic cirrho- Estudia los factores de riesgo de la transmisión
4. Farci P, Shimoda A, Coiana A, et al. The outco- sis. Hepatology 1993;18:47-53. parenteral del VHC. Mediante un análisis de regre-
me of acute hepatitis C predicted by the evo- 16. Zuckerman E, Zuckerman T, Levine AM, et al. sión logística identifica diversos factores y muestra
lution of the viral quasiespecies. Science Hepatitis C virus infection in patients with B- la fuerte asociación existente entre la cirugía oral y
2000;288:339-44. cell non-Hodgkin lymphoma. Ann Intern Med el riesgo de infección.
5. Neumann AU, Lam NP, Dahari H, et al. Hepati- 1997;127:423-8. 26. Dreyer AF, Aspinall S, Jacobs FJ. Prevalence of
tis C viral dynamics in vivo and the antiviral 17. Nagao Y, Sata M, Fukuizumi K, Harada H, Kame- markers for human immunodeficiency,
efficacy of interferon-alpha therapy. Science yama T. Oral cancer and hepatitis C virus hepatitis B and hepatitis C viruses in maxi-
1998;282:103-7. (HCV): can HCV alone cause oral cancer? a llofacial and oral surgery patients at Medun-
6. Schreiber GB, Busch MP, Kleinman SH, Korelitz case report. Kurume Med J 1996;43:97-100. sa. J Dent Assoc S Afr 1993;48:377-80.
JJ. The risk of transfusion-transmitted viral 18. Esteban JI, Gomez J, Martell M, et al. Trans- 27. Lionis C, Vlachonikolis IG, Skliros S, Symeoni-
infections. N Eng J Med 1996;334:1685-90. mission of hepatitis C virus by a cardiac sur- dis A, Merkouris BP, Kouroumalis E. Do unde-
7. Medhat A, Shehata M, Magder LS, et al. Hepati- geon. N Engl J Med 1996;334:555-60. fined sources of hepatitis C transmission
tis C in a community in Upper Egypt: risk 19. Duckworth GJ, Heptonstall J, Aitken C. Trans- exist?. The Greek study in general practice. J
factors for infection. Am J Trop Med Hyg mission of hepatitis C virus from a surgeon to Viral Hepat 2000;7:218-24.
2002;66:633-8. a patient. Commun Dis Public Health 1999; 28. Komori T, Matsumoto Y, Yokoyama K, Matsu-
8. Urbanek P, Marecek Z, Brodanova M, Bruha R, 2:188-92. moto K, Takato T. Study on the positive rate of
Kalab M, Petrtyl J. Risk factors for transmis- 20. Ross RS, Viazov S, Gross T, Hofmann F, Seipp infectious disease in in-patients at the depart-
sion of hepatitis C in the Czech population. HM, Roggendorf M. Transmission of hepatitis ment of oral surgery. Kokubyo Gakkai Zasshi
Cas Lek Cesk 2002;141:185-8. C virus from a patient to an anaesthesiology 1996;63:478-81.
9. Riestra S, Fernández E, Leiva P, García S, Ocio G, assistant to five patients. N Engl J Med 2000; 29**. Thomas DL, Gruninger SE, Siew C, Joy ED,
Rodrigo L. Prevalence of hepatitis C virus 343:1851-4. Quinn TC. Occupational risk of hepatitis C
infection in the general population of northern 21. Cody SH, Nainan OV, Garfein RS, et al. Hepa- infections among general dentists and oral
Spain. Eur J Gastroenterol Hepatol 2001; 13:465- titis C virus transmission from an anesthesio- surgeons in North America. Am J Med
71. logist to a patient. Arch Intern Med 2002; 1996;100:41-5.
10. Couzigou P, Richard L, Dumas F, Schouler L, 162:345-50. Evalúa el riesgo de transmission del VHC en el
Fleury H. Detection of HCV-RNA in saliva of 22. Bosch X. Hepatitis C outbreak astounds personal de clínicas dentales. Confirma la elevada
patients with chronic hepatitis C. Gut 1993; Spain. Lancet 1998;351:1415. prevalencia de infección por el VHB entre dentistas,
34:Suppl:S59-S60. 23**. Enomoto A, Yoshino S, Hasegawa H, et al. pero sugiere que el riesgo de transmisión del VHC
11. Massari M, Petrosillo N, Ippolito G, et al. Trans- Phylogenetic investigation for the risk of es considerablemente menor.
mission of hepatitis C virus in a gynaecologi- hepatitis C virus transmission to surgical and 30. Centers for Disease Control and Prevention.
cal surgery setting. J Clin Microbiol dental patients. J Viral Hepat 2001;8:148-53. Recommendations for prevention and con-
2001;39:2860-3. Estudio acerca de la transmisibilidad del VHC trol of hepatitis C virus (HCV) infection and
12. He XS, Rehermann B, Boisvert J, et al. Direct en pacientes hospitalizados en servicios quirúrgicos HCV-related chronic disease. MMWR Morb
functional analysis of epitope-specific CD8+ y dentales. Mediante el estudio de RNA-VHC y cua- Mortal Wkly Rep 1998;47(RR-19):1-39.

RCOE, 2003, Vol 8, Nº3, 317-324

– 324 –