Anda di halaman 1dari 2

Importante usadas ciudades actúan como enorme filtros de la contaminación, son hogar para aves,

ardillas y otros plantar un árbol en la vereda es una gran manera de contribuir al mantenimiento del
medio ambiente y la biodiversidad en la ciudad. Los árboles en las ciudades actúan como enorme
filtros de la contaminación, son hogar para aves, ardillas y otros animales e insectos, bajan la
temperatura de las ciudades y hasta son capaces de crear lluvia. Sin embargo, al elegir plantar un
árbol en la vereda hace falta prestar atención a algunos factores clave. Entre los principales son: el
tipo de raíz, el tamaño de los árboles, el origen y si la especie es fructífera o no del serie.

Desde los espacios públicos no se utilizan especies con frutos pesados, que pueden causar
accidentes a los peatones,o son tan grandes como para bloquear las farolas o causar daños a los
cables eléctricos o el pavimento. En la elección de árboles urbanos, lo ideal es que en zonas con
cableado convencional se utilicen especies de pequeño tamaño, cuya altura no exceda de seis
metros. Salvo que sea en zonas con verdas de más de tres metros de ancho donde se puede
elegir especia más altas, otro aspecto no menor es tener en cuenta el tamaño de la copa y de las
raíces del mismo, que suelen ocupar lo mismo que la copa pero bajo el suelo.

También es importante respetar el bioma de la región y plantar especies nativas, que ya está
adaptadas al clima local y no ocasionan problemas con la biodiversidad del lugar.

Algunas de las especies más usadas no son locales, pero ya llevan tanto tiempo siendo usadas en
las ciudades que han pasado a serlo de alguna forma.

Comenzaremos con dos especies de árboles endémicos, eso significa que son exclusivamente
originarios de Chile: belloto del norte y belloto del surpertenecen a la familia de las Lauraceae.

El nombre científico del belloto del norte es Beilschmiedia miersii (Gay) Kosterm. Se distribuye
entre las regiones de Valparaíso, Metropolitana y de O'Higgins. Por su parte, el belloto del sur, su
nombre científico es Beilschmiedia berteroana (Gay) Kosterm.

Este árbol se distribuye desde la región de Valparaíso, pasando por las de O'Higgins,
Metropolitana, Maule, hasta la región del Biobío. Su categoría de conservación es Peligro.

Ambas especies son siempre verde, es decir tienen hojas todo el año. Esto es muy importante,
porque la ciudad de Santiago necesita de árboles con hoja perenne en invierno. La mayoría de los
árboles que usamos en nuestra capital son de hoja caducifolia, esto es, pierden las hojas en otoño
e invierno, justo cuando necesitamos tener follaje verde para purificar el aire.

Tanto el belloto del norte como el del sur se polinizan a través de insectos, no a través del viento,
razón por la que producen poca cantidad de polen. Esto también los hace apropiados para las
áreas urbanas, las especies que polinizan por el viento son productoras de gran cantidad de polen
y suelen ser la causa de las alergias.

Por otro lado, estas especies son de fácil reproducción, se planta la semilla en tierra de hoja en
una maceta, dos veces por semana se riega, después de algunos meses la semilla empieza a
germinar, las plantas crecen relativamente rápido.

Son árboles con hojas aromáticas y de muy buena madera, y los frutos eran usados para alimentar
a los cerdos. Se han hecho esfuerzos para fomentar el cultivo de estos árboles pero aún no se
logra generar conciencia de la importancia de esta labor. Por esa razón insistimos en su cultivo en
las áreas urbanas, con el fin de ayudar en la conservación de estas especies, amenazadas por la
explotación de su madera y el cambio de uso cultivo.