Anda di halaman 1dari 7

¿Qué Trajeron los Españoles al

Perú?
Por
Pedro Tovar

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Los españoles llevaron a Perú, así como al resto de América latina, una
serie de productos, tecnologías o conocimientos que muy probablemente
habrían tardado las zonas autóctonas en obtener o desarrollar.

América poseía recursos que no existían en Europa, y que de no ser por el


descubrimiento, nunca habrían llegado a manos europeas.

La
religión católica fue una de las primeras implantaciones de los españoles en
Perú
De igual forma, las sociedades europeas trajeron consigo toda la
maquinaria civilizadora posible, implementando, domesticando y adaptando
a este nuevo entorno los mismos mecanismos de producción y sustento
que llevaban siglos poniendo práctica.

En el caso de la región que hoy conforma Perú, recibieron más o menos los
mismos productos y tecnologías que otras colonias españolas a lo largo del
continente, con la diferencia de la posición privilegiada que tenía Perú como
colonia.

Este estatus, que también poseía México, les permitía que fuesen los
primeros en recibir e implementar novedades, inclusive una vez entrados
en la etapa industrial.

¿Qué introdujeron los españoles en Perú?

Productos agrícolas y ganaderos

Los españoles trajeron consigo a tierras americanas, Perú incluido,


productos para el cultivo como el trigo, la cebada, la caña de azúcar, el
café, la mostaza; granos como el arroz, garbanzo, lentejas, habas;
vegetales y hierbas como la cebolla, orégano, romero, zanahoria, lechugas,
espinaca; frutas como el limón, toronja, uvas, etc.

Los territorios peruanos presentaban como únicos animales domésticos


especies como el perro, la llama, gallos y cobayas. De igual forma no
contaban con un sistema ganadero que les permitiese sustentarse con
productos animales.

Los españoles aportaron gran parte del ganado vacuno, ovino, equino y
porcino que se mantiene hasta el día de hoy.
Vacas y todos sus productos derivados (carne, quesos, leche); caballos y
burros para el transporte y carga; ovejas, cabras y cerdo, por su carne,
lana y piel.

La aparición de nuevos animales domésticos, destinados al sustento y


comercialización, sentó las bases para que los españoles estableciesen las
bases de un mercado y un sistema de hacienda.

También se encargaban de traer materia prima del viejo continente para


finalizar productos en la creciente industria peruana.

Un caso especial puede considerarse la llegada del toro a tierras peruanas


con fines mixtos.

No solo se utilizó para garantizar la sustentabilidad de la ganadería, sino


también para instaurar tradiciones culturales españolas en las tierras y
comunidades peruanas, como las corridas de toros.

Ingeniería y tecnología
Francisco Álvarez Toledo, Virrey del Perú
En un principio los españoles trajeron consigo metales y materiales brutos
para la fabricación de herramientas que superaban las rudimentarias de los
nativos.

Estas fueron desarrollándose y poniéndose en práctica en actividades como


la agricultura y la construcción. También sustituyeron el armamento nativo
por el avanzado arsenal bélico español.

El papel fue una adquisición imprescindible para la comunidad peruana, y


americana en general. Aunque en un inicio fue controlado totalmente por
los conquistadores, para el registro formal de mercancías, informes
judiciales, reportes a la Corona; y para los escritores y cronistas que
registraron los sucesos y desarrollos colonizadores.

La condición favorecida de Perú durante la conquista permitió que se


importaran las mejores piedras y materiales para la construcción de
edificaciones y el desarrollo social.
Los españoles sacaron provecho de las rutas comerciales utilizadas por los
incas para poder hacer llegar sus insumos a otras poblaciones y
asentamientos.

Posteriormente, gracias al apoyo europeo, el proceso de industrialización


llevó al Perú a implementar las primeras vías ferroviarias y maquinarias
para la producción en serie de productos.

Religión y ceremonias

Al Perú, como a otras regiones de América, llegó el cristianismo como la fe


Nuevo Mundo. Se buscó imponer como forma de creencia única, y fue
aceptada en mayor o menor nivel por algunas comunidades; con mayor o
menos violencia.

La instauración de la Iglesia Católica en la región peruana permitió también


el desarrollo de nuevas estructuras e instituciones que se acoplaron a la
sociedad colonial.

La construcción de iglesias, seminarios y conventos permitieron la


expansión poblacional a lo largo del territorio peruano, accediendo a nuevas
fuentes de recursos antes inaccesibles para las principales ciudades
coloniales.

De igual manera, los españoles intentaron implementar sus propias


tradiciones en la sociedad indígena, siendo el resultado de esto festividades
mixtas que han venido evolucionando hasta la actualidad, rescatando
valores propios sobre los europeos, o viceversa.

Enfermedades y mestizaje
La llegada de los españoles a tierras americanas no solo trajo consigo la
imposición de una nueva fe a las comunidades aborígenes, y las baratijas
que en principio entregaban a cambio de minerales y oro.

La llegada de una fauna descontrolada de roedores como las ratas, y hasta


insectos, y las mismas condiciones de muchos de los marineros y soldados
españoles esparcieron una serie de enfermedades que afectaron
fuertemente las poblaciones indígenas.

Los sistemas inmunológicos de los indígenas no contaban con las defensas


para resistir los virus y síntomas que portaban los españoles.

De igual forma, el contagio mediante el contacto animal o insecto afectó


gravemente a las comunidades del Perú.

La población local mermó no solo resultado de las batallas, sino de las


enfermedades; de igual forma la fauna y flora se vieron afectadas por la
inserción de animales que también portaban afecciones negativas.

La integración y el mestizaje español con las comunidades aborígenes


dieron pie a las primeras generaciones de mestizos totalmente americanos,
lo que también sirvió para brindar los primeros inicios de estratificación
social en el Perú colonial, con ciertas similitudes al resto de las regiones.

Se puede considerar que los españoles, dejando de lado los aspectos


negativos de un proceso conquistador, brindaron a las colonias del Perú las
herramientas necesarias para el desarrollo económico y social de la colonia.

Las ciudades del Perú contaban con elementos materiales funcionales, a


través de sus edificaciones, maquinarias, modos de producción, que en
otras ciudades o capitanías generales del continente aún eran incipientes.
Las consecuencias negativas de un abordaje cultural y social las sufrió, no
solo el Perú, sino toda América.