Anda di halaman 1dari 4

 

Fomento del Plurilingüísmo en Andalucía


Estado del programa de bilingüismo: (*datos hasta junio 2017)

- Programa experimental iniciado en 1998/1999 con programa bilingüe francés


en 20 centros y alemán en otros 7.
Se crea el programa bilingüe en 2005/2006 ofertando enseñanza bilingüe en
143 centros.
Se amplía la oferta y en el curso 2017/2018 la enseñanza bilingüe está
autorizada en 597 centros públicos y 387 concertados y privados de Primaria y
en 483 centros públicos y 387 concertados y privados de Secundaria de los
4115 que existen en Andalucía. La mayoría de los centros ofrecen enseñanza
bilingüe de inglés.
- De los 1.594.601 alumnos andaluces, 361.185 están en grupos bilingües. Esto
es un 28,9% del alumnado.
- 9735 docentes trabajan en la enseñanza bilingüe.
- Hay 972 auxiliares de conversación en 1080 centros públicos bilingües. Tienen
12 horas semanales, pero muchos comparten 2 centros. (No sé si hay
auxiliares en concertados)
- Programas experimentales:
Programa José Saramago que se oferta desde el curso 2010 en 11 centros y
500 alumnos para la enseñanza del Portugués y el Programa de difusión de la
Lengua y Cultura Chinas que se oferta desde el curso 2012/13 y atiende a
3500 alumnos en 26 centros y 8 aulas Confucio (una por provincia) más el
chino como actividad extraescolar.
- El gasto previsto por año desde 2016 hasta 2020 es de 113.453.386€
desglosado por año:
2016: 15.731.119€
2017: 19.605.109€
2018: 23.452.266€
2019: 26.117.164€
2020: 28.547.728€
- Metodología AICLE para Áreas No Lingüísticas (ANL): Aprendizaje Integrado
de Contenidos y Lenguas Extranjeras. Enfoque metodológico mediante el cual
una materia o parte de ella se enseña a través de una lengua extranjera con un
objetivo doble: el aprendizaje de contenidos de determinadas materias
curriculares y el aprendizaje simultáneo de una lengua extranjera.
- Metodología CIL para Áreas Lingüísticas (AL): Currículum Integrado de las
Lenguas. Pretende fomentar la coordinación y el trabajo en equipo entre el
profesorado de la lengua materna y de las lenguas extranjeras. Para ello, es
necesario potenciar el uso de estrategias metodológicas comunes, trabajar en
torno a las mismas tipologías textuales (narración, descripción, diálogo,
exposición y argumentación), abordar núcleos temáticos compartidos (paz,
coeducación, medio ambiente, interculturalidad), llegar a acuerdos de diversa
índole, entre otros aspectos de interés.
- Organización del centro en grupos bilingües y grupos no bilingües.

 
 

Consideraciones varias:

- Su implantación ha estado íntimamente ligada a la penetración del


neoliberalismo en el Sistema de Enseñanza y al sometimiento de éste, tanto en
la configuración de la oferta educativa como de la gestión de los centros, a la
lógica privatizadora y mercantilista neoliberal: competencialismo,
emprendimiento, etc
- Bajo esa lógica, el bilingüismo se ha convertido en un instrumento generador y
reproductor de desigualdad y discriminación social (entre centros, profesores,
alumnado bilingües y no bilingües), imponiendo la premisa de que el objetivo
del Sistema es preparar al alumnado para hacer frente a un mercado laboral
donde la competencia en idioma extranjero (inglés, obviamente) aseguraría
supuestamente una ventaja competitiva.
- La forma de implantación y el “integrismo bilingüe” de impartir materias
fundamentales en la segunda lengua (inglés de ordinario), además de no haber
logrado que el nivel de competencia en esa lengua sea un éxito, está afectando
negativamente al aprendizaje de otras materias.
- El alumnado no acaba siendo bilingüe cuando finaliza la etapa Secundaria,
aunque sí mejora su nivel de inglés con respecto a los grupos no bilingües.
- Solo el 28,9% del alumnado recibe enseñanza bilingüe.
- La enseñanza bilingüe se reduce en la mayoría de los centros al Inglés.
- La preferencia por el sistema de enseñanza bilingüe ya es una segregación de
origen, pues influye la preocupación, la formación y el nivel socio-económico de
las familias del alumnado en esta elección.
- Esta organización en grupos bilingües y no bilingües ahonda en las diferencias
sociales, como en las condiciones de enseñanza-aprendizaje en cada una de
las aulas tanto para el alumnado como para el profesorado, como en las
actividades complementarias y extraescolares que se pueden realizar en los
GB y en los GNB
- Los GB toman conciencia de élite y los GNB de “segundones” y “torpes”.
- La profundización en los contenidos de las ANL depende de la competencia en
lengua extranjera del profesorado y del alumnado, si es baja por alguna de las
partes se ralentiza la asimilación de los contenidos.
- Las familias que se lo pueden permitir deben hacer esfuerzos extra para que
sus hij@s puedan aprender inglés por otros medios para no quedarse
retrasados en los planes de estudio de la enseñanza bilingüe, al ser la lengua
instrumental la extranjera. (Pagar clases particulares, academias, etc)
- El profesorado habilitado con perfil bilingüe obtiene destino definitivo más
rápido que profesorado con más experiencia y más méritos sólo por tener el
nivel exigido de inglés, pudiendo darse el caso de que buscando la excelencia
educativa se consiga lo contrario.
- En los GB se utilizan más recursos metodológicos, humanos y motivadores que
en los GNB. Los auxiliares de conversación solo apoyan a las ANL y no saben
cómo estar con el alumnado.
- Hay que valorar hasta qué punto el avanzado proceso de implantación ( y la
supuesta corrección de algunos de sus efectos discriminadores), puede hacer

 
 

inviable proponer medidas drásticas encaminadas a hacerlo desaparecer a


corto (¿medio?) plazo…
- En una lógica de reinventar/reivindicar lo público ( como “lo común”, “lo
universal”…”de tod@s y para tod@s”), se imponen al menos dos vías posibles
de intervención:
a. Universalización de la oferta a todos los centros y a todo el alumnado (ya se
está haciendo, pero qué pasa con el profesorado no bilingüe?, con los
contenidos de las ANL?)

b. Replanteamiento de la metodología priorizando el aprendizaje correcto de


todas las materias frente a la ortodoxia bilingüe

c. Propuesta intermedia: un análisis del bilingüísmo para tomar medidas


después y enfocar el aprendizaje de idiomas a través de la asignatura de
idiomas que cursa el 100% del alumnado.

Estudios realizados:
Uno de los pocos estudios realizados sobre bilingüísmo es el de ​FEDEA ​en la
Comunidad de Madrid ​y apunta algunas conclusiones ​preocupantes: ralentiza el nivel
de las asignaturas aprendidas en inglés y los efectos negativos se concentran sobre el
alumnado ​con familias de menor nivel socioeducativo. (​Informe FEDEA​)

Propuestas:
1. Hacer una evaluación del programa bilingüe teniendo en cuenta:
- El nivel de asimilación general de conocimientos en las diferentes materias,
comparando el alumnado de enseñanza bilingüe con alumnado de enseñanza
ordinaria cuyo capital cultural, social y económico sea lo más parecido posible.
- Las dinámicas de segregación entre el alumnado y problemas convivenciales.
- Los cambios organizativos y pedagógicos en los centros.
- Los efectos laborales entre el profesorado.

2. Establecer un programa de fomento del plurilingüismo para que el 100% del


alumnado mejore sus competencias lingüísticas en otros idiomas extranjeros:
- Cambiar el nombre de “programa bilingüe” por “programa de fomento del
plurilingüismo”.
- Aumento de la diversidad de idiomas ofertados como primera y segunda lengua
(inglés, francés, italiano, alemán, ….)
- Establecer la obligatoriedad de cursar dos idiomas extranjeros.
- Desdoblar los grupos en las horas de L2 y L3 para que se desarollen las 4
destrezas de manera progresiva en grupos más reducidos.
- Que el número de horas de la L2 y la L3 sea similar y no se haga distinción
entre ambas.
- Actualizar los contenidos y relacionarlos con el entorno del alumnado y con los
contenidos de las ANL.

 
 

3. Asignar los auxiliares de conversación por número de unidades del centro y a


la L2 y L3. Prepararlos al contacto con el alumnado dentro del aula con un
curso específico.

4. Fomentar la participación en programas como el e-twinning, Erasmus+, etc

5. Establecer becas por centros para intercambios escolares con otros países de
la unión europea, campamentos de verano, estancias de inmersión lingüística,
etc.

6. Llegar a un acuerdo con la RTVA para que los programas se emitan en versión
original subtitulada. (Establecer una o varias franjas horarias y tipos de
programas y edades. Hablar con Jesús Romero)

7. Llegar a un acuerdo de colaboración con las salas cinematográficas para


facilitar el acceso de los jóvenes a películas en VOS.