Anda di halaman 1dari 10

GUÍAS PARA MANEJO DE URGENCIAS

CAPÍTULO XVI

Manejo de enfermería en urgencias psiquiátricas

Maribel Pinilla Alarcón, Enf.


Docente Universidad Javeriana

L a enfermedad mental en Colombia se im-


pone como un gran reto para la salud pú-
blica moderna debido a su alta incidencia, su
suicidios y lesiones autoinflingidas de 5,2 por
100.000 habitantes.

potencial cronicidad y severidad y las conse- Se ha encontrado una fuerte asociación entre
cuencias para la familia y la sociedad en ge- pacientes que intentan suicidarse y aquellos
neral. que padecen depresión, personas que han te-
nido pérdidas significativas, desempleo, enfer-
El aumento en las cifras de trastornos psiquiá- medad crónica y de mal pronóstico, disfunción
tricos y el cambio en el entorno legal de la familiar, historia familiar de suicidio, personas
seguridad social obligan a los entes oficiales viudas, separadas y solteras y abuso de alco-
y privados a fortalecer las áreas de diagnósti- hol o drogas. Así mismo, se ha encontrado
co en psiquiatría y orientar los tratamientos que los niños y los ancianos son los grupos
en forma pertinente y oportuna. más vulnerables.

Esta guía de Intervención de Enfermería en Algunos estudios señalan como rasgos de


Urgencias Psiquiátricas, describe en forma personalidad predominantes en los suicidas
breve los trastornos que con mayor frecuencia la agresividad, irritabilidad, baja tolerancia a
se presentan en el servicio de urgencias y el la frustración, aislamiento social, desesperan-
abordaje inmediato de estos pacientes, en for- za e impotencia, pobre concepto de sí mismo,
ma oportuna y acertada por parte del personal escasa capacidad para resolver problemas,
de enfermería. Estas entidades clínicas son resentimiento y necesidad de control externo.
el paciente suicida, el paciente depresivo, el
paciente en crisis de ansiedad, el paciente
violento, el paciente abusador de sustancias PACIENTE DEPRESIVO
y la psicosis aguda.
Los pacientes deprimidos representan entre
10 y 20 % de la población total de enfermos y
PACIENTE SUICIDA en la población de pacientes psiquiátricos se
aproximan al 50 %. Sólo un 10% llega a la
Se define como una conducta que correspon- consulta psiquiátrica y el 90% restante es ma-
de al acto de matarse de manera intencional nejado por médicos generales o internistas.
e inequívoca. El Ministerio de Salud en su Según la OMS cada año se registran mínimo
informe‘“Situación de Salud en Colombia, 100.000.000 de nuevos casos clínicos de de-
Indicadores Básicos para el 2002”, reportó una presión y para el año 2020 la depresión ma-
tasa de mortalidad específica en 1999 por yor será la segunda causa de cargas de en-

1474
CAPÍTULO XVI: MANEJO DE ENFERMERÍA EN URGENCIAS PSIQUIÁTRICAS

fermedad, medida en años de vida ajustados culpable y con frecuencia expresa ideas
por discapacidad, después de la enfermedad suicidas. Cuando el cuadro adquiere pro-
isquémica cardiaca. porciones psicóticas, pueden presentarse
alucinaciones y delirio.
Existen diversas hipótesis sobre la fisiopato-
genia de la depresión, entre otras, predispo-
sición genética; disminución de las aminas en PACIENTE CON CRISIS DE ANSIEDAD
el SNC (norepineprina, serotonina y dopami-
na); la teoría intrapersonal de tendencia por La ansiedad se produce como resultado de una
el trastorno afectivo cuando uno o ambos pa- amenaza al yo, la autoestima o la identidad.
dres están deprimidos y la teoría del aprendi-
zaje en la cual se afirma que las personas • Nivel uno o estado de ansiedad leve: el
aprenden a estar deprimidas como respuesta paciente es consciente de los múltiples es-
a la falta de control sobre las experiencias de tímulos ambientales, aún es capaz de re-
la vida. solver problemas, puede comprender la
información y conserva la capacidad de
La afección depresiva se puede clasificar en introspección, presenta un ligero aumento
tres estados: de los signos vitales.
• Nivel dos o estado de ansiedad modera-
• Reacción situacional: es aquella reacción da: el paciente es consciente de los estí-
depresiva que se desarrolla a partir de un mulos ambientales, aunque los enfoca so-
disgusto o una desilusión. El paciente re- bre su problema inmediato, expresa sus
conoce la causa de su malestar, sin em- preocupaciones, coopera con el profesio-
bargo, rechaza el tratamiento puesto que nal, es capaz de obedecer órdenes e ins-
considera “normal” lo que siente. trucciones y muestra un aumento de las
• Depresión crónica: el paciente presenta po- respuestas fisiológicas (mioclonías facia-
cos o ninguno de los síntomas de depre- les o temblor de labios).
sión pero manifiesta estar deprimido. El • Nivel tres o estado de ansiedad grave: el
cuadro predominante es de insatisfacción paciente se centra en detalles mínimos y
crónica por la vida. Cuando el paciente acu- no comprende la situación global, respon-
de a urgencias casi siempre lo hace por de a múltiples estímulos, es incapaz de
solicitud de familiares o amigos debido a centrarse en acontecimientos prioritarios,
agravamiento de los síntomas, especial- muestra reacciones de sobresalto, exhibe
mente de tipo suicida, y en ocasiones se conductas regresivas, muestra agitación,
presenta dificultad de manejo, puesto que insomnio y dromomanía, tiene dificultad pa-
el paciente se encuentra “habituado” a los ra recibir órdenes, aumenta el tono de voz,
síntomas y rechaza el tratamiento. tiene dificultad para sostener una conver-
• Depresión grave: es el estado en el cual el sación con sentido, disminuye el contacto
paciente muestra signos de tristeza, des- visual y depende del personal para resol-
esperación y agitación o lentificación de la ver sus problemas.
actividad psicomotriz. En la entrevista se • Nivel cuatro o crisis de angustia: el paciente
queja de síntomas orgánicos como ano- no puede resolver problemas o pensar de
rexia, pérdida de peso, cefalea, cansancio, forma lógica, otros tienen que darle control,
pérdida de interés y concentración, confie- parece aterrorizado, retraído y desligado,
sa sentirse desvalido, desesperado, inútil, muestra intenso nerviosismo y aprehen-

1475
GUÍAS PARA MANEJO DE URGENCIAS

sión, permanece ajeno a la situación am- gran deterioro del funcionamiento social, la-
biental y absorto en sí mismo, puede no boral y del autocuidado.
ser comunicativo y existe desorganización
de la personalidad. Puede presentar dis-
nea, mala coordinación motora, propensión TRASTORNOS AFECTIVO BIPOLAR
a los accidentes, palidez mucocutánea,
• Estado de manía: se caracteriza por esta-
do de ánimo eufórico, exaltado y expansi-
PACIENTE VIOLENTO vo con tendencia a la irritación, lenguaje
locuaz, circunstancial y con fuga de ideas,
Se define como la agresión contra una perso- delirio de grandeza, hiperactividad, insom-
na u objeto con la intención de dañarlo o des- nio y anorexia. La irritación y la alteración
truirlo. La violencia es la exteriorización de de la vida regular del paciente y de las per-
emociones de miedo o ira con el fin de lograr sonas cercanas, son frecuentes.
los objetivos deseados. También puede ser el • Depresión: puede haber delirio, alucinacio-
resultado de psicosis, conducta antisocial o nes, catatonia, ideación e intento suicida.
enfermedad orgánica como consumo de tóxi-
cos, delirios, confusión mental de origen neu- Trastorno paranoide: es un delirio sistema-
rológico, entre otras. tizado al cual corresponde un comportamien-
to y una respuesta afectiva inadecuada. El pa-
La conducta homicida es violencia con la in- ciente suele ser suspicaz aislado, hipersen-
tención de matar dirigida hacia otra persona. sible e hipervigilante.
Durante un encuentro violento u homicida pue-
de existir un alto grado de pánico, con la con- Psicosis reactiva breve: es un cuadro súbito,
siguiente pérdida de la capacidad de razona- precipitado por un estrés psicosocial impor-
miento. Puede emplearse también como de- tante, la sintomatología es dramática y se pre-
fensa de seres queridos cuando una persona sentan conductas histriónicas. Consta de de-
se siente atacada emocional o físicamente. lirios, alucinaciones, conducta desorganizada
El paciente puede ser el atacante o la víctima. o catatonia, afecto intenso o perplejidad.

Catatonia: puede estar presente en diferen-


PACIENTE PSICÓTICO tes cuadros, compromete fundamentalmente
el sistema psicomotor, presentando inmovili-
La conducta psicótica es el resultado de un dad o excitación, además hay posturas extra-
proceso patológico agudo o crónico, con la ñas, catalepsia, rigidez, mutismo y negati-
consiguiente distorsión de las percepciones, vismo.
pensamiento desorganizado, deterioro del ra-
zonamiento y la toma de las decisiones y con-
ducta regresiva. Las entidades diagnósticas PACIENTE ABUSADOR
en las cuales aparecen estos síntomas son: DE SUSTANCIAS
Esquizofrenia: hay notoria alteración del pen- Una sustancia psicoactiva es definida como
samiento, con un lenguaje incoherente e iló- aquella que puede alterar el estado de con-
gico y la presencia de delirios, alucinaciones, ciencia. Todas las sustancias psicoactivas
generalmente auditivas, afecto embotado y están sujetas a abuso y dependencia. Se con-

1476
CAPÍTULO XVI: MANEJO DE ENFERMERÍA EN URGENCIAS PSIQUIÁTRICAS

sidera abuso cuando el uso es recurrente cau- ATENCIÓN DE ENFERMERÍA


sando alteraciones en el trabajo y en el hogar,
además es físicamente riesgoso y ocasiona La intervención de enfermería en el manejo
problemas legales. Se considera dependen- del paciente psiquiátrico en urgencias se divi-
cia cuado hay tolerancia y se presenta sín- de en las medidas generales que deben ser
drome de abstinencia cuando se interrumpe aplicadas con todos los pacientes y las medi-
el consumo de la misma. das específicas de acuerdo con el cuadro clí-
nico de la enfermedad.
Intoxicación aguda por alcohol etílico: es la
más frecuente en los servicios de Urgencias.
El consumo de etanol se asocia con 45-70% MEDIDAS GENERALES
de los accidentes automovilísticos y con otros
tipos de accidentes con fuego, caídas, ahoga- • Realizar la evaluación clínica del paciente
mientos, homicidios, lesiones personales, sui- con el fin de obetener datos subjetivos de
cidios, violencia familiar y abandono del hogar. la enfermedad actual, revisión por sistemas
Así mismo, se relaciona con cuadros de cirrosis, y antecedentes, y datos objetivos de la ex-
hemorragia de vías digestivas y pancreatitis. A ploración física, signos vitales, lesiones su-
largo plazo produce alteraciones en todos los fridas, grado de ansiedad y riesgo de auto-
sistemas como demencia, neuropatías, miocar- destrucción o de lesión de los demás.
• Monitoreo de los signos vitales: mantener
diopatía, arritmias, riesgo de ECV y IAM, ane-
la vía aérea permeable y la ventilación en
mias por déficit de folatos y vitamina B12.
pacientes con riesgo de obstrucción y de-
presión respiratoria secundaria a intoxica-
Delirium tremens: es un síndrome grave, po-
ción exógena, abuso de sustancias y admi-
tencialemtne mortal, que ocurre en aproxima- nistración de ansiolíticos y antipsicóticos;
damente el 5% de los pacientes que siendo monitoreo electrocardiográfico de pacien-
alcohólicos incurren en abstinencia súbita de tes con abuso de cocaína, delirum tremens,
alcohol. Su aparición ocurre, generalmente, a abuso de benzodiazepinas; vigilar la apa-
las 72 horas de haber tomado la última copa rición de convulsiones y manejo de la hi-
de alcohol, sin embargo, puede desarrollarse potermia o hipertermia.
sin que haya un cambio en el patrón de bebi- • Valorar el nivel de conciencia del paciente.
da. Se caracteriza por signos y síntomas • Mantener la hidratación.
neurosiquiátricos como temblor, alucinacio- • Manejar la intoxicación exógena.
nes, confusión, agitación e hiperactividad auto- • Tratar las lesiones sufridas como resulta-
nómica como midriasis, diaforesis, taquicardia do de conducta psicótica, intento de suici-
y taquipnea. dio o violencia.
• La enfermera debe realizar intervención
Intoxicación por cocaína: la confirmación terapéutica breve. Aunque generalmente el
clínica del diagnóstico es facilitado por los paciente no expresa espontáneamente la
antecedentes del paciente (drogadicto reco- necesidad de ayuda, la enfermera debe
nocido) y porque la intoxicación es habitual- construir una relación de confianza, presen-
mente fácil de reconocer ante un cuadro con tarse y explicarle al paciente su papel. Es
signos de estimulación del sistema nervioso importante que la enfermera establezca
central como midriasis, sudoración, hiperten- una relación normal con el paciente, mos-
sión arterial y taquicardia y trastornos psíqui- trándose comunicativa y darle la sensación
cos como agitación y psicosis paranoide. de estar siempre dispuesta a escucharlo.

1477
GUÍAS PARA MANEJO DE URGENCIAS

• No dramatizar la situación y la labor de la • Investigar si se pueden emplear las creen-


enfermera no debe incluir la investigación cias espirituales y sistemas de apoyo para
del caso ni hacer preguntas al paciente re- influir en los sentimientos y situaciones del
lacionadas con sus ideas. paciente.
• La persona debe ser abordada con empatía • Remitir el paciente a grupos de apoyo o
(ponerse en la situación del otro), respeto, redes sociales.
tranquilidad y ser acrítico. Adoptar una ac- • Enseñar al paciente los efectos de las dro-
titud de aceptación del paciente. gas de las que abusa.
• Trabajar en equipo multidisciplinario para • Enseñar al paciente técnicas de solución
tomar decisiones con relación al tratamien- de problemas, toma de decisiones, comu-
to del paciente. nicación y relajación.
• Verificar que se realice la consulta psiquiá- • Ayudar al paciente a que identifique las
trica y que en las hojas de órdenes médicas conductas que necesitan cambios y las
quede consignado el tratamiento a seguir. conductas de afrontamiento eficaz duran-
• Explicar al paciente los procedimientos que te los cambios.
se le realizan, en forma simple y compren- • Restringir las visitas si es necesario.
sible. • Si el paciente muestra una alteración en el
• Ubicar el paciente en una habitación segu- mantenimiento de la salud, identificar el tipo
ra y visible para el personal. de deterioro y remitirlo para el seguimiento
• Prevenir lesiones controlando todo lo que adecuado.
pueda resultar nocivo (objetos cortantes • Vigilar hábitos de alimentación, eliminación,
tales como cubiertos, cristales de gafas, va- autocuidado y sueño.
sos, muebles; productos cáusticos como le- • Ayudar al paciente a reconocer las causas
jías, jabones, antisépticos; medicamentos y los efectos de su enfermedad. Indagar el
y otros elementos como ventanas, tomas grado de deficiencia de conocimientos y
de corriente, cinturones, entre otros. proporcionarle información sobre su pro-
• Explicar al paciente los procedimientos ten- blema.
dientes a evitar riesgo de lesiones. El pa- • Verificar que el paciente consume los me-
ciente debe entender el respeto por su es- dicamentos administrados por vía oral.
tado pero también por la vida. • Enseñar al paciente el uso adecuado de
• Sujetar el paciente con medios mecánicos, los medicamentos prescritos por el médico.
cuando sea necesario. • Informar al paciente y la familia la situa-
• Si los procesos del pensamiento están al- ción y el manejo que se va a realizar.
terados, orientar el paciente en la realidad • Informar a la familia y amigos el horario de
(respecto al tiempo, lugar, la identidad per- visitas y las cosas que pueden o no traerle
sonal, la autoestima y los obstáculos sub- al paciente.
jetivos para la salud).
• Animar el paciente a que exprese sus sen-
timientos y percepciones; hacer énfasis en SUJECIÓN MECÁNICA
las percepciones reales. Usar frases cla-
ras y concisas. Consiste en el empleo de sistemas de inmo-
• Animar el paciente a hablar sobre su papel vilización mecánicos para el tórax, las muñe-
y expectativas dentro de la familia buscan- cas y los tobillos, principalmente. Debido a la
do que desarrolle un sistema de apoyo. preocupación por los derechos humanos y las
libertades civiles, las sujeciones mecánicas o

1478
CAPÍTULO XVI: MANEJO DE ENFERMERÍA EN URGENCIAS PSIQUIÁTRICAS

el aislamiento deben aplicarse con suma dis- • Número de personas: el procedimiento se


creción, ética y las máximas garantías de se- inicia cuando existe un número suficiente
guridad. La principal acción de enfermería es de personas, cuatro o cinco, puesto que
desestimular el uso de la sujeción mecánica una demostración de fuerza puede ser su-
y establecer otro tipo de abordaje; por ello es ficiente para interrumpir la acción del pa-
importante la capacidad de la enfermera para ciente. Cada miembro del equipo sujeta
anticiparse a las situaciones de riesgo. una de las extremidades y uno de ellos asu-
me el papel de líder del equipo para esta-
blecer contacto visual con el paciente y
INDICACIONES tranquilizarlo durante la sujeción. De esta
manera se ayuda al paciente a aliviar su
• Conducta violenta de un paciente que re- temor al desamparo, impotencia y pérdida
sulte peligrosa para él mismo o para los de control.
demás. • Actitud del personal: la sujeción tiene in-
• Agitación no controlable con medicamen- tención terapéutica y nunca debe ser usa-
tos o cuando hay negación del paciente a da como castigo. El personal no debe mos-
descansar. trar ira ni afán de castigo y evitar golpear o
• Situaciones en las cuales el paciente no someter el paciente a posturas humillan-
puede ser controlado de otra manera, para tes, insultos y blasfemias. La actitud debe
administrar la medicación, periodos en los ser enérgica pero amable y respetuosa y
que no se pueden administrar los fármacos actuar sólo impidiendo el movimiento.
o no hacen el efecto esperado. • Disponer de sedantes parenterales.
• Estados de confusión. • Siempre debe estar autorizada por el mé-
• Pacientes geriátricos para prevenir caídas. dico, por escrito, en la hoja de órdenes
médicas.
• Registrar minuciosamente la razón de la
PRINCIPIOS GENERALES contención, duración, modalidad, conduc-
tas concomitantes, signos vitales y res-
• Distraer la atención del paciente. Si es po- puesta del paciente.
sible explicarle, en un tono firme pero com- • Materiales y elementos: emplear materia-
prensivo, que está perdiendo el control pero les seguros como tela y cuero y usar ele-
que se le va a ayudar si él lo desea. mentos diseñados para tal fin: cinturón
• Preparación del personal: despojarse de ancho abdominal, arnés o camisa de fuer-
objetos que representen peligro como ga- za para hombros y tórax, tiras tobilleras y
fas, relojes, pulseras, aretes, y ubicarse a muñequeras. También es posible el uso de
una distancia adecuada (mínimo un metro). vendas forradas con algodón para evitar
• Evitar público: el paciente adopta una po- quemaduras por abrasión al forcejear.
sición más manipuladora de la que tendría
si estuviera sólo. Además se aumenta la
ansiedad de los demás pacientes y familia. PROCEDIMIENTO
• Momento de la intervención: la sujeción es
oportuna cuando el paciente muestra sig- 1. Cubrir el rostro del paciente con una toalla
nos de violencia inmediata tales como ac- e inmediatamente sujetar los miembros
tos violentos contra objetos, observa per- superiores e inferiores y trasladar el pacien-
sonas o hay agresión verbal. te a su cama.

1479
GUÍAS PARA MANEJO DE URGENCIAS

2. Sujetar cada una de las extremidades ex- • Mantener contacto verbal con intervalos
tendidas y ligeramente separadas a la regulares mientras está despierto.
cama, al nivel de las muñecas y los tobi- • En lo posible, asignar un auxiliar del mis-
llos, perrmitiendo un mínimo movimiento y mo sexo del paciente para que se ocupe
evitando cianosis o dolor en manos y pies. de sus cuidados personales.
3. Sujetar el tronco firmemente a la cama • Ofrecer alimentos y líquidos.
mediante el uso de chaleco inmovilizador; • Ayudar al paciente en la higiene personal.
verificar que no permita el deslizamiento • Asistir el paciente durante la eliminación:
del paciente a través del chaleco ni dificul- acompañarlo al baño o proporcioarle un re-
te la respiración. cipiente (pato, orinal).
4. Permitir la perfusión endovenosa por el an- • Realizar las actividades de prevención de
tebrazo, así como recibir líquidos o alimento. riesgos de la inmovilidad: masajes, cam-
5. Dejar la cabecera ligeramente levantada bios de posición, ejercicios pasivos. Vigilar
para disminuir los sentimientos de indefen- signos y síntomas de tromboembolismo.
sa del paciente y reducir el riesgo de aspi- • Monitoría de los signos vitales.
ración pulmonar. • Retirar todos los objetos peligrosos de su
entorno.
• Las restricciones se eliminan cuando el pa-
CONTRAINDICACIONES ciente esté bajo control. Se inicia involu-
crando el paciente en planes para acos-
Trastornos hemorrágicos, enfermedad ulcero- tumbrarlo progresivamente a la seguridad.
sa péptica, hipertensión y hepatopatía
severas.
CUIDADOS DE ENFERMERÍA
ESPECÍFICOS
ATENCIÓN DE ENFERMERÍA DURANTE EL
PERIODO DE INMOVILIZACIÓN PACIENTE SUICIDA

• Mantener la dignidad y la autoestima por- El primer paso en la intervención es estable-


que la pérdida de control y la imposición cer una relación en la que la enfermera asuma
de sujeciones mecánicas pueden resultar un papel de autoridad, cuyo objetivo es esta-
muy penosas para el paciente. blecer la letalidad, por lo tanto se recomienda:
• Preservar la intimidad del paciente.
• Explicar la situación a los otros pacientes • Tomar en serio todas las amenazas suici-
sin revelar la información que el paciente das, incluso si parecen manipuladoras.
considere confidencial. • Preguntar directamente sobre las ideas de
• Revisar periódicamente el estado de la in- suicidio; las personas suicidas generalmen-
movilización por seguridad y comodidad del te sienten alivio al preguntarles sobre esto.
paciente. No disuadir el paciente de sus intenciones
• Después de contener el paciente, el médi- ni proponerle que hable de algo distinto del
co debe comenzar el tratamiento median- suicidio.
te una intervención verbal. • Considerar el suicidio en pacientes que tie-
• Administrar antipsicóticos y ansiolíticos, nen sentimientos de desesperanza.
adicional a la sujeción, la mayoría de los • Indagar en pacientes deprimidos o que
pacientes necesitan medicación. súbitamente mejoran, puesto que es posi-

1480
CAPÍTULO XVI: MANEJO DE ENFERMERÍA EN URGENCIAS PSIQUIÁTRICAS

ble que resolvieron sus problemas deci- PACIENTE DEPRESIVO


diendo suicidarse.
• Preguntar a la familia sobre la conducta del • El eje central de la atención de urgencias
paciente en caso de que éste no hable so- es dejar claro para el paciente y la familia
bre su potencial suicida. que la depresión no es una “debilidad mo-
• Por ningún motivo el paciente potencial- ral” o “falta de carácter” sino una enferme-
mente autodestructivo debe abandonar el dad seria, potencialmente mortal y suscep-
servicio de urgencias sin ser evaluado por tible de respuesta al tratamiento adecuado.
psiquiatría. • Ante un deterioro general de la salud, ayu-
• Establecer un contrato verbal y escrito con dar al paciente a identificar el tipo de dete-
el paciente para que no abandone el servi- rioro y las modificaciones necesarias en su
cio de urgencias ni se haga daño. estilo de vida.
• Mantener el paciente acompañado por la • Evaluar el estado nutricional e iniciar el tra-
familia o un amigo mientras exista alto rie- tamiento pertinente (por ejemplo, corregir
go de suicidio. la deshidratación).
• La habitación del paciente no debe presen- • Evaluar el riesgo de suicidio por intoxica-
tar riesgos donde el paciente pueda cor- ción o traumatismo.
tarse o colgarse. Existen más formas de • En algunas ocasiones está indicado dor-
suicidio que medidas que se puedan tomar, mir en habitación compartida, debido a que
por lo tanto, la medida más eficaz es per- la soledad puede potenciar el suicidio.
manecer con el paciente. • Es importante explicarle al paciente, aun-
• Comprobar el estado del paciente cada 15 que no está en condiciones de entenderlo,
minutos. Explicarle al paciente que recibi- ésta es una etapa pasajera de su vida.
rá protección hasta que sea capaz de re- • No es conveniente el exceso de visitas, sin
sistir los impulsos suicidas. embargo, ayuda la presencia de las perso-
• Hacer que el paciente escriba una lista de nas más allegadas al paciente siempre con
razones para vivir y razones para morir. su consentimiento.
Permitirle hablar del suicidio frente a otras • Controlar la ingesta y reforzar los hábitos
alternativas de solución a sus problemas. higiénicos del paciente.
• Una excesiva demostración de vitalidad por • Reconocer y celebrar los pequeños logros
parte del personal de salud empeora las del paciente.
cosas; comentarios tales como “pero si la
vida es bella”, “es una cobardía matarse”
no ayudan al paciente. PACIENTE CON CRISIS DE ANSIEDAD
• Hablar sobre la muerte, lo que significa, lo
que piensa y los sentimientos que alberga • Reforzar la aceptación y la autoestima ad-
sobre ella. mitiendo la ansiedad del paciente y ofre-
• Comentar sobre el impacto del suicidio en ciéndole consuelo.
los supervivientes. • Ayudar a identificar el acontecimiento
• En caso de concretarse el suicidio, se le desencadenante, determinar las medidas
debe dar oportunidad a la familia para ha- adoptadas para resolver el problema y las
blar de la muerte, los miedos y el enojo; medidas habituales de afrontamiento. Una
ayudarle a anticipar las necesidades futu- vez identificadas las opciones disponibles,
ras y remitirla a terapia y grupos de apoyo. se selecciona la más adecuada y se le ofre-
ce ayuda directa.

1481
GUÍAS PARA MANEJO DE URGENCIAS

• Corregir la hiperventilación mediante el uso en presencia de otros pacientes, hablar con


de una máscara de reinhalación, técnicas ellos después de resolver la situación, para
de control de la respiración y ejercicios de tranquilizarlos.
relajación. • Administrar sedación por vía intramuscular
• Administrar los ansiolíticos prescritos por o intravenosa de acuerdo con la prescrip-
el médico. ción médica, lo antes posible. Solicitar ayu-
• Si hay trastornos del sueño, enseñarle al da para administración de los medica-
paciente medidas de higiene relacionadas mentos.
con el sueño tales como no hacer ejercicios • Disminuir los estímulos ambientales (rui-
dos horas antes de acostarse, no ingerir do, luz, frío).
bebidas colas o café, acostarse en el mo- • Tranquilizar a la familia con frases como
mento que sienta sueño, no ver películas “han hecho lo que debían”, “el paciente está
que le generen estrés, usar la cama exclu- más tranquilo y seguro”.
sivamente para dormir, tomar un baño ca- • Registrar en la historia clínica y comunicar
liente y beber una bebida caliente. la información obtenida de la observación
del paciente y los cambios de comporta-
miento. Especialmente, dejar constancia
PACIENTE VIOLENTO del procedimiento de sujeción física.
• Si el paciente se encuentra bajo custodia
• Frente a un paciente agitado se debe tomar policial, seguir los trámites pertinentes de
medidas encaminadas a evitar lesiones en acuerdo con la indicación del organismo ju-
el paciente hasta que pueda ser sedado, dicial correspondiente.
tales como, proporcionarle una habitación • Retirar restos de vendas y tijeras de la ha-
tranquila y separada de los demás pacien- bitación, tras hacer uso de ellos durante la
tes pero con compañía permanente. inmovilización.
• El médico debe informar claramente al pa-
ciente el motivo de ingreso a urgencias. Sin
embargo, en algunos casos excepcionales LECTURAS RECOMENDADAS
el paciente debe ser engañado para lograr
la admisión. 1. De Leo D, Carollo G, Dello Buono, et al. Suicide
• Cuando se decida sujetar el paciente, la rates asocieted tele-help / tele-check services for
acción debe ser rápida y con cooperación the elderly at home. Am J Psychiatry 1995; 152:
632-634.
de todos los miembros del equipo de sa-
2. Fontaine KL, Cook JS. Enfermería Psiquiátrica.
lud; en lo posible explicarle el procedimien- Segunda edición.‘McGraw-Hill Interamericana.
to en forma clara y simple antes de actuar. Barcelona, 1993.
• En el momento de la reducción del pacien- 3. Hyman E. Manual de urgencias psiquiátricas. Se-
te procurar no dañarlo y en ningún caso gunda Edición. Salvat Editores. Barcelona, 1987.
golpearlo deliberadamente. 4. Jiménez I, Morales M, Gelves C, et al. El análisis del
• Aplicar sujeción mecánica. No es la suje- suicidio a través de la autopsia psicológica. Revista
ción del paciente lo que garantiza su segu- Colombiana de Psiquiatría. 1998; 28:198-203.
5. Litman R. 500 psychological Autopsies. Journal
ridad, sino la atención de enfermería; por
of Forensic Sciencies. 1989; 34: 638–646.
lo tanto el control permanente del paciente 6. Ministerio de Salud y Cruz Roja Colombiana. Ma-
durante el estado de agitación es esencial. nual de Primeros Auxilios Mentales. Bogotá, 1996.
• No solicitar colaboración a otros pacientes 7. Ministerio de Salud. Política nacional de salud
para la sujeción del paciente. Si se realiza mental. Documento Final. Colombia, 1997.

1482
CAPÍTULO XVI: MANEJO DE ENFERMERÍA EN URGENCIAS PSIQUIÁTRICAS

8. Morales M, Jiménez Y. El suicidio desde la perspec- 12. Shawler C. Problemas de salud mental. En: Ur-
tiva forense. Rev Col Psiquiatría. 1996; 25: 29-37. gencias en Enfermería. Editado por P Stinton, P
9. Orrego S. El Profesional de enfermería en urgen- Sturt. Editorial Océano. Barcelona, 2000.
cias psiquiátricas 2001. www.cpp.com.ar/articulos/ 13. Toro RJ, Yepes LE. Fundamentos de medicina:
crisis.htm. psiquiatría. Tercera edición. Corporación para las
10. Pinilla M. Primer Congreso Nacional de Pacien- Investigaciones Biológicas (CIB). Medellín, 1997.
tes Depresivos: manejos básicos en la depresión. 14. Torres F, Ciment CE, Castrillón E, et al. Guías de
Asociación de Psiquiatría Biológica. Bogotá, 2002. práctica clínica basada en la evidencia: urgencias
11. Polly G, Gail P, Engman S. Urgencias de salud psiquiátricas. Instituto del Seguro Social (ISS) y
mental. En: Enfermería de Urgencias. Editado por Asociación Colombiana de Facultades de Enfer-
Emergency Nurses Association. McGraw-Hill mería (ASCOFAME). Bogotá, 1998.
Interamericana. Madrid, 2001.

1483