Anda di halaman 1dari 4

UNIVERSIDAD DEL TOLIMA

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACION


DEPARTAMENTO DE PSICOPEDAGOGIA
PROFESOR:
ASIGNATURA:
TEMA DEL TRABAJO:
ESTUDIANTE:
CODIGO:
Correspondencia entre el P.E.I y la metodología del maestro

Se realizo una pequeña revisión a las clases de cuarto grado de primera, con el fin de
constatar la correspondencia entre su planeación, ejecución y evaluación de sus
estrategias pedagógicas, modelos pedagógicos, planes de clase y parceladores respecto a
los principios y directrices consignados en el P.E.I de la institución educativa santo
domingo Savio.

En primera instancia, resalta la notoria presencia del modelo conductista en el desarrollo


de las clases, con algunos elementos del modelo constructivista (interacción entre pares,
aprendizaje por descubrimiento). Cabe mencionar que la docente emplea el modelo
conductista como una herramienta para mantener el dominio de grupo, ya que, entre sus
estudiantes se encuentran, algunos chicos con problemas de comportamiento y déficit de
atención. Sin embargo, al intentar conciliar estos dos modelos, a veces, provoca rupturas
en las dinámicas de la clase, lo cual, es aprovechado por “ciertos” alumnos para no prestar
atención a la docente y evadir las actividades propuestas a lo largo de la clase.

En cuanto a la planeación, se aprecia que la docente procura establecer una secuencia para
el desarrollo de sus clases, aunque, esto choca un poco con la realidad, puesto que, en
ocasiones la maestra se desvía o distancia un poco de sus planeaciones debido a
“actividades extracurriculares” propuestas por las directivas de la institución educativa.
De modo que, no siempre se cumple con los contenidos y actividades programadas. De
igual forma, la presión ejercida por las directivas (en el caso de las mal llamadas
evaluaciones) supone un obstáculo para el pleno desarrollo de las clases, después de todo,
antes de la aplicación de algún tipo de prueba o examen, la maestra se encuentra obligada
a chequear que sus alumnos se encuentren al día en sus pensiones, de lo contrario, no se
le permite su ingreso al lugar de “evaluación”.
Este fenómeno es irónico, puesto que, en su PEI, la institución menciona que: “busca
formar a los jóvenes dominguistas integralmente {…}, es por esto por lo que, se hace
hincapié en los diferentes aspectos del ser, como un todo, que se nutre: intelectual, moral
y espiritualmente”. Si tenemos en cuenta dicha consigna, podemos inferir que su actuar
controvierte el modelo de persona que desean formar.

Ahora bien, en relación con las estrategias empleadas en clase, se evidencia poca
diversidad y el reiterado uso de algunas técnicas y actividades que no atraen a los
estudiantes. Todas las clases y actividades se encuentran sujetas a los parámetros e
instrucción de libros “didácticos” escogidos por la institución, para el optimo desarrollo
de las capacidades cognitivas de los estudiantes.

A pesar de encontrase sujeta a las directrices de los “libros didácticos, la maestra


introduce y amplia los contenidos temáticos abordados en clase. Emplea como técnicas
para fijar el conocimiento, la transcripción a los cuadernos, los esquemas en el tablero,
consultas, dibujos, construcciones literarias, anécdotas, trabajo cooperativo, entre otras.

La metodología de evaluación consiste en aplicar pruebas escritas, revisión de cuadernos


y exámenes orales, con el fin, de medir el desempeño del estudiante. De modo que, se
pueda establecer una jerarquía entre los alumnos, de ahí que, al interior de cada salón se
tenga un “cuadro de honor”, en el cual, se exalte a los chicos con las mejores
calificaciones.

Respecto a la estructura de las planeaciones, se puede decir que, esta no presenta ninguna
peculiaridad o diferencia frente a los formatos sugeridos por el misterio de educación
nacional. Se encuentra integrada por: dba, desempeños, estrategias de evaluación, entre
otros. Su carácter es de tipo nominal, obedece a menesteres administrativos, por lo que,
su reflexión y cuestionamiento es muy escaso, salvo en ocasiones, en las cuales, las notas
de los estudiantes sean muy bajas o sus resultados en pruebas saber o icfes sea regular o
deficiente. Según el PEI, la evaluación en la institución será:

A. DE CALIDAD: El sistema de evaluación del Liceo debe atender con


corrección y de manera coherente el cumplimiento de los propósitos
planteados en la propuesta pedagógica. La evaluación debe estimular
la asimilación por parte de la comunidad educativa de los logros y
desempeños esperados en cada uno de los programas académicos y
de formación axiológica planteados en el plan de estudios y el
currículo en general.

B. CONTINUA: Se realizará en forma permanente haciendo un


seguimiento al Estudiante, que permita observar el progreso y las
dificultades que se presenten en su proceso de formación. Se hará al
final de cada tema, unidad, periodo, clase o proceso.

C. INTEGRAL: La evaluación del aprendizaje de los estudiantes


considera medición de sus crecimientos no sólo en su dimensión
académico cognitiva, sino, que considera también todos los aspectos
o dimensiones del desarrollo del Estudiante como, lo formativo y las
competencias., su desarrollo como persona social, la madurez en la
comprensión y vivencia de su afectividad, sus actitudes o
disposiciones comportamentales, en fin, su relación consigo mismo,
con los otros, con la naturaleza y con lo trascendente.

D. SISTEMÁTICA: se realizará la evaluación teniendo en cuenta los


principios pedagógicos y que guarde relación con los fines, objetivos
de la educación, la misión y visión del plantel, los estándares de
competencias de las diferentes áreas, los logros, indicadores de logro,
lineamientos curriculares o estructura científica de las áreas, los
contenidos, métodos y otros factores asociados al proceso de
formación integral de los estudiantes.

E. FLEXIBLE: se tendrán en cuenta los ritmos de desarrollo del


Estudiante en sus distintos aspectos de interés, capacidades, ritmos
de aprendizaje, dificultades, limitaciones de tipo afectivo, familiar,
nutricional, entorno social, físicas, discapacidad de cualquier índole,
estilos propios, dando un manejo diferencial y especial según las
problemáticas relevantes o diagnosticadas por profesionales.

F. INTERPRETATIVA: se permitirá que los Estudiantes comprendan


el significado de los procesos y de los resultados que obtienen, y
junto con el docente, hagan reflexiones sobre los alcances y las fallas
para establecer correctivos pedagógicos que le permitan avanzar en
su desarrollo de manera normal.
Las evaluaciones y sus resultados serán tan claros en su intención e
interpretación, que no lleven a conflictos de interés entre Estudiantes
contra docentes o viceversa.

G. PARTICIPATIVA: Tanto en la construcción del sistema de


evaluación como en el ejercicio de la misma se debe poner en
consideración y tener como referente para las decisiones fina les el
pensamiento y compromiso de los diferentes agentes de la
comunidad educativa. Se involucra en la evaluación al Estudiante, al
docente, a los padres de familia y a otras instancias que aporten a
realizar unos buenos métodos en los que sean los estudiantes quienes
desarrollen las clases, los trabajos en foros, mesa redonda, trabajo en
grupo, debate, seminario, exposiciones, prácticas de campo y de
taller, con el fin de que alcancen entre otras las competencias de
analizar, interpretar y proponer, con la orientación y
acompañamiento del docente.

H. FORMATIVA: nos permite reorientar los procesos y metodologías


educativas, cuando se presenten indicios de reprobación en alguna
área, analizando las causas y buscando que lo aprendido en clase,
incide en el comportamiento y actitudes de los Estudiantes en el
salón, en la calle, en el hogar y en la comunidad en que se
desenvuelve.

I. PERTINENTE: Lo que se evalúa y la metodología empleada para ello


es coherente con el trabajo desarrollado o sugerido en los distintos
ambientes educativos. Se busca medir y hacer los respectivos
correctivos en lo referente a la adquisición de competencias,
desempeños y habilidades cuyo aprendizaje ha sido tácitamente
indicado en la propuesta educativa del Liceo.

Como podemos apreciar la metodología empleada por la docente se queda corta ante los
principios orientadores del PEI, sin embargo, hay que tener en cuenta que su labor es
compleja, por lo tanto, si bien, ella intenta responder correctamente a estos, a veces las
circunstancias y la injerencia de las directivas obstaculiza el armónico desarrollo entre lo
que se espera de sus clases y lo que esta lleva a cabo.