Anda di halaman 1dari 2

CAPITULO 1: LA AVENTURA INESPERADA

EL SIGUIENTE NIVEL

El Ps. Robert cuenta su experiencia de cómo Dios lo fue llevando a un nuevo nivel de confiar,
llamando su atención mediante señales milagrosas. En una recolección de ofrendas, Dios
sorprende al Ps. Morris con una cantidad que cubría sus necesidades de un mes en una sola
reunión; mas el plan de Dios no era que esta ofrenda sea para Él, sino para recolectarla para
darle completamente a otro pastor misionero de mayor necesidad, lo que, como es de esperar
causó a la vez euforia y pánico y hasta la duda de si era o no Dios quien le estaba dando tal
consigna. Su mente trató de negociar, de cambiar la orden, pero finalmente, terminó
obedeciendo. En las horas siguientes, una persona desconocida y elegante se le acerca y le
pregunta cuánto era lo que había recibido como ofrenda; esta pregunta le pareció atrevida, pero
al recibir insistentemente la misma pregunta del desconocido, y al percatarse que este había
descubierto hasta la mentira que había dicho en su afán de no darle el dato solicitado, y decirle
que Dios mismo le había dicho que le estaba mintiendo. De pronto el hombre le dice: “Dios está
a punto de enseñarte acerca del don de dar; para que puedas enseñarlo al cuerpo de Cristo”. Le
entrega un cheque con una cantidad 10 veces superior a la que había entregado horas antes.

Y es así como Dios va comenzando a tratar con el Ps. Morris a través de actos de provisión
sobrenatural que abarca cantidades de dinero, vehículos, y hasta un avión que Dios proveyó
para demostrarle que nadie le gana en generosidad al Dios Todopoderoso.

Ser bendecido significa que hay un poder sobrenatural actuando en su favor. En contraste ser
maldecido significa que hay un poder sobrenatural actuando en su contra. Los días de una
persona bendecida están llenos de coincidencias divinas y de un significado celestial. Un hombre
bendecido puede ser o no ser rico de acuerdo con las normas del mundo, pero disfruta de una
calidad de vida que la mayoría de los billonarios envidiarían. (Deuteronomio 14:29; 15:10, 23:20;
28:8-12). Las bendiciones llegan a cada área de la vida de las personas: salud, relaciones, trabajo,
familia, emociones y pensamientos.

Escritura Clave

Deuteronomio 28:1-14

Conceptos Claves

 Ser bendecido significa que un poder sobrenatural está actuando con usted.
 Los días de la persona bendecida están llenos de coincidencias divinas y de un sentido
celestial.

PARA PROFUNDIZAR

1. EL PASTOR ROBERT NOS CUENTA UNA ANÉCDOTA EN LA QUE DIOS LE REVELÓ A LA


CAJERA DE UNA GASOLINERA, QUE ÉL (PASTOR ROBERT) ERA UN EVANGELISTA Y QUE
ELLA DEBÍA DE PAGAR SU GASOLINA. ÉL DICE QUE “LA IDEA DE QUE EL ESPÍRITU DE
DIOS HABLE CON ALGUIEN Y LE INSTRUYA A DAR “HA LLEGADO A SER EL CENTRO DE
SU MINISTERIO Y SU CAMINAR EN EL CRISTIANISMO”. EN LA ESCALA DEL 1 A L 10,
¿CÓMO CALIFICARÍA SU HABILIDAD PARA ESCUCHAR A DIOS?

2. EN CADA UNA DE LAS HISTORIAS, EL PASTOR ROBERT NOS CUENTA LA ALEGRÍA QUE
CAUSA EL DAR VEHÍCULOS, OFRENDAS ESPECIALES A MISIONEROS Y OTROS REGALOS.
¿CUÁL HA SIDO LA ALEGRÍA MÁS GRANDE QUE HA EXPERIMENTADO AL HACER UN
REGALO?

3. DESCRIBA LA DIFERENCIA ENTRE LAS SIGUIENTES EXPERIENCIAS. ¿EN CUÁL DE LOS


CASOS CREE QUE DEBERÍA DAR?
A. DIOS LE DICE QUE DÉ: el dar en estas circunstancias es un mandato que no podemos
evitar.
B. SU PASTOR O VOLUNTARIO CON BUENA INTENCIÓN, LE PIDE QUE DÉ UNA OFRENDA A
SU IGLESIA O A OTRA CAUSA JUSTA: en este caso damos movidos por la necesidad del
otro, mas que por un mandato.
C. UN AMIGO O UN PARIENTE CRISTIANO LE PIDE DINERO PARA UNA EMERGENCIA
PERSONAL: cuando damos en estas circunstancias lo hacemos movidos por el amor que
sentimos hacia esas personas, porque su necesidad es, en cierta forma, como si fuera
también nuestra, porque nos sentimos identificados con su dolor.
D. UN AMIGO O UN PARIENTE NO CRISTIANO LE PIDE DINERO PARA UNA EMERGENCIA
PERSONAL: al igual que en el caso anterior, es el amor lo que nos mueve a ayudar, pero
a diferencia del anterior, también es una oportunidad de mostrar el amor de Dios a
aquellos que no creen en Señor Jesucristo.