Anda di halaman 1dari 13

“Año de la Diversificación Productiva y

del Fortalecimiento de la Educación”

TEMA: Propiedades del Sonido

MATERIA: Acústica

TURNO: Mañana

DOCENTE: Albites Arones, José Luis

ALUMNO: Díaz Guerrero, Rafael

ICA – PERÚ

UAP
La acústica es la rama de la física que estudia el sonido, que es
una onda mecánica que se
propaga a través de la
materia, bien sea en estado
gaseoso, líquido o sólido,
porque el sonido no se
propaga en el vacío.

A efectos prácticos la
acústica estudia la
producción, transmisión,
almacenamiento y percepción o reproducción del sonido. Estudia los fenómenos
relativos a la propagación del sonido en lugares cerrados.

Para lograr buena sonoridad debe evitarse el eco y la reverberación. Lo primero


se consigue con una buena disposición de techos y paredes. Para disminuir la
reverberación se suele construir salas en forma de herradura.
El sonido es estudiado por la acústica, que trata tanto de la

propagación de las ondas sonoras en los diferentes tipos de medios


continuos como la interacción de estas ondas sonoras con los cuerpos
físicos.

Las cuatro cualidades básicas del sonido son la altura, la duración, la


intensidad y el timbre o color.

PROPIEDADES

La altura

La altura, o altura tonal, indica si el sonido es grave, agudo o medio, y viene


determinada por la frecuencia
fundamental de las ondas sonoras.

Vibración lenta = baja


frecuencia = sonido grave.
Vibración rápida = alta
frecuencia = sonido agudo.
Para que los humanos podamos percibir un sonido, éste debe estar
comprendido entre el rango de audición de 20 y 20.000 Hz.

Por debajo de este rango tenemos los infrasonidos y por encima los
ultrasonidos. A esto se le denomina rango de frecuencia audible. Cuanta
más edad se tiene, este rango va reduciéndose tanto en graves como en
agudos.

La duración

Es el tiempo durante el cual se


mantiene un sonido. Podemos
escuchar sonidos largos,
cortos, muy cortos, etc. Los
únicos instrumentos acústicos
que pueden mantener los
sonidos el tiempo que quieran, son los de cuerda frotada, como el violín, y
los de viento; pero por lo general, los instrumentos de viento dependen de la
capacidad pulmonar, y los de cuerda según el cambio del arco producido por
el ejecutante.

La intensidad

Es la cantidad de energía acústica que contiene un sonido, es decir, lo fuerte


o suave de un sonido. La intensidad viene determinada por la potencia, que
a su vez está determinada por la amplitud y nos permite distinguir si el
sonido es fuerte o
débil.

La intensidad del
sonido se divide en
intensidad física e
intensidad auditiva, la primera está determinada por la

cantidad de energía que se propaga, en la unidad de tiempo, a través de la


unidad de área perpendicular a la dirección en que se propaga la onda.

Los sonidos que percibimos deben superar el umbral auditivo (0 dB) y no


llegar al umbral de dolor (140 dB). Esta cualidad la medimos con el
sonómetro y los resultados se expresan en decibelios (dB) en honor al
científico e inventor Alexander Graham Bell.

El timbre

Una misma nota suena


distinta si la toca una
flauta, un violín, una
trompeta, etc. Cada
instrumento tiene un
timbre que lo identifica o
lo diferencia de los demás.
Con la voz sucede lo
mismo. El sonido dado por
un hombre, una mujer, un
niño tienen distinto timbre.
El timbre nos permitirá
distinguir si la voz es
áspera, dulce, ronca o aterciopelada. También influye en la variación del
timbre la calidad del material que se utilice. Así pues, el sonido será claro,
sordo, agradable o molesto.
CONCEPTOS
Reflexión se refiere al fenómeno por el cual una onda se absorbe o
regresa. Cuando una onda incide sobre una superficie, que separa dos
regiones con velocidades de
propagación diferentes, parte de
la onda se refleja y parte se
transmite. Es el rebote de una
onda de sonido en una
superficie dura. El sonido que
llega al obstáculo se llama
sonido incidente y el sonido que
se devuelve es el sonido
reflejado. Cuando un sonido se
refleja, generalmente cambia de
dirección en que se propaga y
pierde una cantidad de energía.
La reflexión varía según la
naturaleza del material reflectante. El concreto refleja muy bien el sonido,
sin embargo, las cortinas (material blando y de baja densidad) absorben
parte del sonido y reflejan una pequeña fracción. La reflexión del sonido se
usa en los sonares de los barcos, las ecografías, los escenarios de teatro, etc.
Absorción es lo que absorbe a la propagación del sonido.

Cuando una onda sonora alcanza una superficie, la mayor parte de su


energía es reflejada, pero un
porcentaje de ésta es absorbido
por el nuevo medio. Todos los
medios absorben un porcentaje
de sonido que propagan.

La capacidad de absorción del


sonido de un material es la
relación entre la energía
absorbida por el material y la
energía reflejada por el mismo
ego. Es un valor que varía entre 0 (toda la energía se refleja) y 1 (toda la
energía es absorbida).

Las superficies absorben parte de la energía de las ondas que inciden sobre
ellas. Se define el coeficiente de absorción de una superficie como el
cociente entre la
intensidad absorbida y
la incidente. El valor
del coeficiente de
absorción depende del
material, de la
superficie y de la
frecuencia de la onda.
Existen materiales que
son buenos
absorbentes de agudos y otros de graves.

Difusión Si la superficie donde se produce la reflexión presenta alguna


rugosidad, la onda reflejada no sólo sigue una dirección sino que se
descompone en
múltiples ondas. Es
un elemento que,
mediante la
uniformidad de la
energía acústica, proporcionará una mejora más o menos considerable en la
calidad sonora de un recinto, diseminando la energía acústica incidente en
su superficie en el espacio y el tiempo. De esta forma, entenderemos el
concepto de difusión como el efecto de diseminar la energía acústica en una
superficie
denominada
difusor en el
espacio y el
tiempo.

Extensión de
una cosa por el
espacio en todas
direcciones: este
nuevo altavoz
permitirá la
difusión del
sonido por todo
el local.
Difracción es un fenómeno que afecta a la propagación del sonido.

Hablamos de difracción cuando el sonido en lugar de seguir en la dirección normal,


se dispersa en una continua dirección. De acuerdo con este principio, cuando la
onda incide sobre una abertura o un
obstáculo que impide su
propagación, todos los puntos de su
plano se convierten en fuentes
secundarias de ondas, emitiendo
nuevas ondas, denominadas ondas
difractadas.

La difracción se puede producir por dos motivos diferentes:

Porque una onda sonora encuentra a


su paso un pequeño obstáculo y lo
rodea. Las bajas frecuencias son más
capaces de rodear los obstáculos que
las altas.
Porque una onda sonora topa con un
pequeño agujero y lo atraviesa.

Si una abertura es grande en comparación con la longitud de onda, el efecto


de la difracción es pequeño. La onda se propaga en líneas rectas o rayos,
como la luz.
Cuando el tamaño de la abertura es menor en comparación con la longitud
de onda, los efectos de la difracción son grandes y el sonido se comporta
como si fuese una luz que procede de una fuente puntual localizada en la
abertura.

Reverberación es un fenómeno sonoro producido por la reflexión


que consiste en una ligera permanencia del sonido una vez que la fuente
original ha dejado de
emitirlo.

Cuando recibimos un
sonido nos llega
desde su emisor a
través de dos vías: el
sonido directo y el
sonido que se ha
reflejado en algún
obstáculo, como las
paredes del recinto.
Cuando el sonido reflejado es inteligible por el ser humano como un
segundo sonido se denomina eco, pero cuando debido a la forma de la
reflexión o al fenómeno de persistencia acústica es percibido como una
adición que modifica el
sonido original se
denomina
reverberación.

La reverberación, al
modificar los sonidos
originales, es un
parámetro que
cuantifica notablemente la acústica de un recinto. El efecto de la
reverberación es más notable en salas grandes y poco absorbentes y menos
notable en salas pequeñas y muy absorbentes.