Anda di halaman 1dari 6

Nervio motor ocular externo o abducens

Origen real

El origen real del VI par craneal o Abducens, tiene lugar en una agrupación de células
motoras que forman un pequeño núcleo motor (ESG) situado a nivel de la parte baja de
la protuberancia, en el piso del cuarto ventrículo y por debajo de una curva descrita por
las fibras del nervio facial. El núcleo del abducens junto con la rodilla que forman las
fibras del nervio facial que lo rodea, es el responsable de la formación denominada
Colículo facial. Este núcleo recibe:
 Fibras corticonucleares aferentes que provienen de ambos hemisferios
cerebrales.
 Fibras del fascículo tectomedular del Colículo superior.
 Fibras del fascículo longitudinal medial con el cuela se conecta a los núcleos del
tercero, cuarto y octavo par craneal.

Origen aparente

De la cara medial del Núcleo motor del nervio abducens, emergen fibras radiculares que
se dirigen ventralmente y salen del tronco del encéfalo a nivel del surco situado en el
borde caudal de la protuberancia y el borde craneal de la medula oblongada (Surco
bulboprotuberancial).

Trayecto

Su porción intracraneal atraviesa el seno cavernoso, lugar donde guarda proximidad con
la arteria carótida interna, ubicándose por debajo y por afuera de esta. Luego penetra la
a través de la fisura orbitaria superior, pasa por el anillo tendinoso común y llega a la
órbita, para terminar en el músculo recto externo..
En relación con los colectivamente llamados, núcleos oculomotores (Núcleos del III y
IV), el núcleo del motor ocular externo posee dos tipos de neuronas. Lasneuronas
motoras típicas que inervan el musculo recto externo ipsilateral cuyo trayecto ya fue
explicado, y las neuronas internuclares cuyos axones se dirigen al fascículo longitudinal
medial contralateral y viajan por arriba hacia el subnúcleo motor ocular que inerva el
musculo recto medial del lado contrario.

Función

Este nervio motor se encarga de inervar al musculo recto externo o lateral. Por lo tanto,
interviene en el sistema de control del movimiento de los ojos junto con pares craneales
III y IV.
Movimientos oculares voluntarios

El área de la corteza cerebral que controla los movimientos voluntarios de los ojos es
el campo visual frontal (área 8 de Brodmann). Cuando se estimula este campo visual
frontal se produce la desviación conjugada de los ojos hacia lado opuesto.
Estos movimientos, se controlan a través de una vía poli sináptica que implica:

 El campo visual frontal.


 El tubérculo cuadrigémino superior.
 Otros grupos de neuronas del tronco encefálico, que se encuentran en el área
pretectal, el tubérculo cuadrigémino, la formación reticular
protuberancialparamediana, el núcleo prepósito, el núcleo intersticial cefálico
del fascículo longitudinal medial y el núcleo intersticial de Cajal.)
 Los núcleos de los nervios craneales (III, IV, VI).
Los núcleos del tronco encefálico de la vía de control de los movimientos oculares
voluntarios, intervienen en la actividad tónica, la actividad fasica y determinan si los
movimientos oculares son en el plano horizontal o vertical. La formación reticular
protuberancialparamediana recibe fibras aferentes de la corteza cerebral
contralateral, el tubérculo cuadrigemino superior contralateral y los núcleos
vestibulares ipsilaterales. Las neuronas de la FRPP envían ráfagas de impulsos a las
neuronas internuclerales y motoras provocando la contracción de los músculos recto
medial y lateral. El núcleo prepósitoenvía impulsos a las neuronas motoras oculares
con la frecuencia justa para mantener la dirección de la mirada.

Movimientos coordinados de ambos ojos

Suceden al momento de observar un paisaje o leer un periódico ocurre de manera


voluntaria. Dichos movimientos son rápidos y cada uno de ellos se completa en 20 a 50
ms.

Movimiento sacádico

Un movimiento sacádico enfoca el ojo sobre algo antes observado del campo visual.
Las sacudidas habituales que se efectúan cuando la imagen de la retina está
cambiando continuamente reciben el nombre de movimientos optocinéticos.

Movimientos de vergencia

Los movimientos de vergencia en los que ambos ojos se mueven internamente para
mirar un objeto cercano y lateralmente para mirar de lejos.
Movimientos oculares vestibulares

Estos responden a estímulos sensoriales procedentes del aparato vestibular del oído
interno.

Aspectos prácticos del sistema vestibular

Las proyecciones vestibulares dirigidas a los núcleos que inervan los músculos
extraoculares y las motoneuronas situadas en la medula espinal pueden demostrarse
mediante una intensa estimulación del laberinto.
Estas pruebas pueden realizarse haciendo rotar a un sujeto alrededor de un eje vertical
aproximadamente 10 veces por 20 s y deteniendo bruscamente la rotación. Las
respuestas son más intensas si la cabeza se gira hacia delante 30° para ubicar los
conductos semicirculares laterales en un plano horizontal. Al detenerse la rotación, el
momento cinético que adquiere la endolinfa provoca que fluya y se desvié superando las
cúpulas de los conductos semicirculares laterales de forma súbita y rápida que con la
mayoría de los movimientos.
Como resultado de esta estimulación, las células ciliadas situadas en las crestas
ampulares responden produciendo varios signos inmediatamente después de finalizar la
rotación. Entre los signos que notamos, está elnistagmo fisiológico, que es un
movimiento oscilante de los ojos que consta de componentes rápidos y lentos y que
demuestra, no solo como el nervio motor ocular externo, guarda relación con los axones
ascendentes del fascículo longitudinal medial, sino la razón por la cual los movimientos
efectuados por el musculo recto externo del ojo que es inervado por el abducens pueden
verse afectados ante una lesión el fascículo longitudinal medial.La dirección en laque
este nistagmo se produzca será dellado opuesto al de la rotación. Este proceso enel cual
los núcleos vestibulares provocan el componente lento, más la activación del
componente rápido que resulta como una sacudida ocular tiene como objetivo
reestablecer o recalibrar la dirección de la mirada.

Movimientos de seguimientos lentos.

Hacen referencia a la conexión con la fijación visual. Normalmente los ojos enfocan un
objeto en el centro del campo visual. El ejemplo más claro seria el momento en el que
observamos por la ventana del auto mientras este se encuentra en movimiento.
Cuando una cámara apunta través de la venta del auto en movimiento hacia la
carretera la imagen resulta borrosa, sin embargo, al verlo a través de nuestros ojos
esto no sucede. Esto se debe a que ambos ojos efectúan un movimiento de
seguimiento lento, para de esta manera tratar de mantener la fijación visual.
Estos movimientos son en su mayoría involuntarios y están controlados por el campo
visual parietal posterior que esta adyacente a la corteza visual de asociación con la
cara lateral del lóbulo occipital e incluso participan en este circuito el cerebelo, y los
núcleos vestibulares.
En el momento en el cual empezamos una sacada, es decir, cuando realizamos este
movimiento lateral de los ojos, el cerebro deja de registrar la imagen, para luego
comenzar a registrarla nuevamente cuando hayamos llegamos a la nueva imagen que
queremos enfocar. Este movimiento sacadico dura aproximadamente de 20 a 50
milisegundos, en este periodo tan corto de tiempo nuestros ojos están viendo
imágenes que el cerebro no nos muestra, lo realmente interesante de todo esto es
que no tenemos ningún registro de que esto suceda, y se puede demostrar fácilmente
utilizando un espejo y pidiéndole a alguna persona que realice el movimiento de mirar
fijamente su ojo derecho y luego su ojo izquierdo varias veces y rápidamente. Las
personas alrededor lograran apreciar el movimiento sacádico en dirección horizontal
mientras que la persona reflejada en el espejo no lograra ver el movimiento de sus
propios ojos.

Lesiones

Las lesiones del motor ocular externo producen las parálisis del musculo recto externo
ipsilateral, esto dará como consecuencia una diplopía horizontal (visión doble), máxima
en la mirada lateral hacia el sitio de la lesión. Debido a la acción del musculo recto
interno, el ojo afectado mantiene una posición de acentuada aducción.
Las lesiones del nervio motor ocular externo pueden deberse a:
 Traumas craneales.
 Trombosis del seno cavernoso
 Aneurisma de la arteria carótida interna
 Lesiones vasculares del puente (protuberancia)

Síndrome de Foville

Causado por un infarto localizado en la región dorsal de la parte causal de la


protuberancia, comprende la parálisis nuclear ipsilateral del VI par y la parálisis facial
de la neurona motora inferior, con hemiplejia contralateral.

Oftalmoplejía internuclear

Las lesiones del fascículo longitudinal medial desconectan el núcleo oculomotor que
inerva el musculo recto medial del núcleo abducens que inerva el musculo recto lateral.
Cuando se le pide al paciente que mire lateralmente a la derecha o a la izquierda, el
recto lateral ipsilateral se contrae, girando el ojo lateralmente, pero el recto medial
contralateral no consigue contraerse y el ojo mira recto hacia adelante.
La oftalmoplejía internuclear bilateral puede producirse cuando existe:
 Esclerosis múltiple
 Enfermedad vascular oclusiva
 Los traumatismos o tumores del tronco cerebral
 Infarto de una rama pequeña de la arteria basilar

Reflejos pupilares anómalos

El reflejo visual anormal más común es la debilitación de la reacción pupilar a la luz a


en pacientes con el nivel de consciencia deteriorado debido a una herida en la cabeza.
La causa más habitual es la compresión del nervio motor ocular común por el uncus,
que es empujado más allá del extremo libre de la tienda del cerebelo y todo esto puede
deberse a la presión ejercida por una hemorragia subdural o extradural.

Motilidad extrínseca del ojo. Estudiaremos la porción extrínseca del VI

 Para evaluar la motilidad extrínseca del ojo del paciente enfocándonos en el VI


par se debe fijar la cabeza de este con una mano e instruirlo a que siga con su
vista el dedo, o un lapicero, que moveremos frente a sus ojos.
 Para evaluar el nervio el abducens debemos mover el lapicero o el dedo, primero
en dirección horizontal de derecha a izquierda y viceversa, hasta las posiciones
extremas.
 Recordar que el dedo u objeto debe moverse lentamente pues si se mueve muy
rápido, el sujeto puede tener dificultad en seguirlo y no se podrán evaluar
adecuadamente los movimientos
 Cuando el paciente mire hacia el punto más distal en los campos lateral y
vertical, debemos fijarnos cuidadosamente en los movimientos conjugados de
los globos oculares y en la presencia de movimientos involuntarios y cíclicos,
del globo ocular, como es el caso del nistagmo que como ya sabemos se
caracteriza por un movimiento inicial lento, seguido de una sacudida brusca en
dirección opuesta.
Referencias Bibliográficas

1. Latarjet M, Ruiz Liard A, Adrián Pró E. Anatomía humana [de] Latarjet - Ruiz Liard. Buenos
Aires; Madrid: Médica Panamericana; 2004.

2. Snell RS. Neuroanatomía clínica. Barcelona: Wolters Kluwer Health; 2014.

3. Carpenter MB, Kaufman A. Neuroanatomía: fundamentos. Buenos Aires: Médica


Panamericana; 1999.

4. Kiernan JA, Nabais Simón O, Pérez Pazos T, Vigo Anglada M, Barr ML. El sistema nervioso
humano: una perspectiva anatómica. Barcelona; Lippincott Williams & Wilkinsl: Wolters
Kluwer ; 2009.

5. Escobar ML, Casado I. Exploración de los pares craneales. 2012;7.