Anda di halaman 1dari 3

Vidrios

La combinación de perfil y el vidrio es la que nos da la capacidad de aislamiento de la ventana. Por eso es
importante elegir un vidior de calidad que aproveche las prestaciones de los perfiles KÖMMERLING. Es
fundamental elegir un grosor de vidrio adecuado. Un vidrio 4/16/6 Bajo Emisivo es la sugerencia de
KÖMMERLING para lograr un buen aislamiento térmico. Pero cada vivienda tiene sus necesidades y por eso
recomendamos consultar a los profesionales de la Red Oficioal de KÖMMERLING que le asesorarán sin
ningún compromiso.

Con cámara
Espesor recomendado
4/6 - 16 - 4 mm

Formado por 2 piezas de vidrio (de 12-16 mm de grosor) separadas por una cámara de aire que aumenta el
aislamiento térmico. El mayor espesor de uno de los vidrios mejora el aislamiento acústico (mín. 6 mm).

Sencillos o monolíticos
Espesor recomendado
4 mm

Estos vidrios se instalan en ventanas de menor calidad o correderas tradicionales y no se recomiendan en


las ventanas con perfiles KÖMMERLING por sus escasas propiedades aislantes

Laminados o de seguridad
Espesor recomendado
4+4 - 12 - 4 mm

Resultado de la unión de 2 o más placas de vidrio, intercalando entre ellas una o más láminas de Polivinilo
Butiral de 1 mm que refuerza la resistencia del vidrio. La unión de varios vidrios, crea vidrios de seguridad.

Con tratamiento acústico


Espesor recomendado
4+4 - 12 - 6 mm

El uso de un polivinilbutiral acústico hace que a las propiedades de seguridad de los vidrios laminares le
sumemos reducción acústica. Indicado cuando el entorno de la vivienda es ruidoso o el confort acústico
exigido es elevado.

Bajo Emisivo
Espesor recomendado:
4 - 12/16 - 4 mm

Los vidrios de capa de baja emisividad se fundamentan en la reducción de la emisividad de la superficie del
vidrio en un doble acristalamiento por medio de capas con contenido de plata, que es el que tiene menos
emisividad de todos los metales.

Con filtro Solar


Espesor recomendado
4 - 12/16 - 4 mm

Evita el calentamiento y minimizar los gastos de aire acondicionado. Filtra los rayos solares según su longitud
de onda. La radiación calorífica se refleja, mientras que la luz natural penetra en los edificios sin apenas
obstrucción.