Anda di halaman 1dari 11

-En Defensa De LA VERDAD-

Historia del origen de los meses


hebreos – El mes de Aviv-Nisán

A lo largo de los siglos, y en la actualidad, la mayor parte de la descendencia del


pueblo de Yaákov ha vivido y vive en la oscuridad, alejados de todas las verdades y de
todos los pilares de culto de la nación hebrea (que son las instrucciones de la Torá). Es
imprescindible que hoy, cuando nosotros como hebreos deseamos regresar a la raíz de
nuestra fe y recuperar los antiguos valores propios de nuestra identidad, nos
humillemos ante IHVH nuestro Elohim, para que Él nos Guíe en Toda VERDAD.

Antes de seguir leyendo esta presentación, sean estas palabras tu oración:

“Tú eres mi lámpara, oh IHVH (Adonay);


Mi Elohim que alumbrará mis tinieblas.”
- 2 Samuel 22: 29 -

Es muy importante saber que el calendario hebreo bíblico es un calendario agrícola, es


decir, para determinar el comienzo del año y la sucesión de los meses, este se basa en
la madurez de los cultivos, siendo la cebada la principal especie.

A día de hoy existen en Israel, concretamente en Jerusalén, varios grupos organizados


de personas que año tras año están pendientes de la madurez de la cebada. Estos, al
ver que la planta está madura declaran el inicio del primer mes del nuevo año, según
el calendario hebreo.

La historia del inicio del año hebreo bíblico comienza con la séptima de las diez plagas
que cayeron sobre Egipto como juicio contra sus dioses. La séptima plaga fue una
granizada que destruyó la cebada, la cual estaba en cierto punto de su maduración:

1
-En Defensa De LA VERDAD-

“El lino y la cebada fueron arruinados,


porque la cebada estaba madura y el lino en capullos,
pero el trigo y el centeno no fueron arruinados,
porque espigan más tarde.
Éxodo 9:31-32

El nombre del primer mes es "Abib –‫"אביב‬.


Esta palabra significa “Espigas Verdes”, pues aunque las espigas del grano habían
madurado para el momento del inicio del primer mes, todavía estaban blandas.
(Compárese con Levítico 2:14).

En hebreo ábíb = espigas maduras, antiguo nombre cananeo de un mes (Éxodo


13:4 23,15; Deuteronomio 16:1), correspondiente al primer mes del año israelita.
De aquí viene el nombre de la famosa ciudad Israelí “Tel-Abib”.
Durante este mes de Aviv tenía lugar la cosecha o siega de la cebada, que duraba 7
semanas completas (7X7), hasta que se celebraba la cuarta de las Fiestas Sagradas en
la temporada de la siega del trigo -> Fiesta llamada Shavuot, o fiesta de las semanas.

Además, en estas fechas comenzaba la temporada de lluvias, durante el primer mes.


Las lluvias tardías o primaverales, que causaban la crecida del río Jordán, hasta el
punto de desbordarse (Josué 3:15). Al ocurrir el éxodo de Egipto, IHVH designó el
mes de Abib como primer mes del año sagrado (Éxodo 12:1, 2; 13:4).

“Ustedes empezarán su calendario este mes;


será el primer mes del año para ustedes.”
Éxodo 12:2

Cabe destacar que AVIV no es un nombre cualquiera que fue escogido para el mes,
sino que es la palabra asociada a la madurez de la cebada. El mes primero, de acuerdo
a la biblia, se llama MES PRIMERO, sin más. Ocurre que comienza el mes primero
cuando ocurre AVIV, es decir cuando madura la cebada. Del mismo modo, los días de
la semana no tienen nombre propio, sino simplemente el número que les corresponde
(día primero, día segundo, etc.), obviamente excepto el séptimo día, que fue llamado
SHABBAT (a su vez debido al significado de dicha palabra, que es descanso o cese
completo de cualquier actividad).

NISÁN –‫ניסן‬

Después del exilio en Babilonia el nombre Aviv fue reemplazado por Nisán.

La correspondencia entre Nisán (Aviv) y el calendario Gregoriano coincide


habitualmente con parte de los meses Marzo y Abril (Nehemías 2:1; Ester 3:7).

2
-En Defensa De LA VERDAD-
En esta época del año el río Jordán solía estar bastante crecido debido a las lluvias
primaverales (Josué 3:15; 1Cronicas 12:15). En las llanuras de la costa
comenzaba la cosecha de cebada y en el valle del Jordán, de clima subtropical, el
trigo empezaba a madurar (Rut 1:22; 2:23). Además, en esta época, el lino ya había
sido recogido. Podemos ver esto en la historia de Rahab, donde sobre su techo había
lino, que sirvió de escondrijo para los espías. (Josué 2:6; 4:19). El tiempo solía ser
bastante fresco en este mes primaveral, por lo que en Jerusalén la gente encendía
fogatas por la noche para calentarse (Juan 18:18). Hasta en fechas tan tardías como
el 6 de abril ha caído nieve en Jerusalén, como sucedió en 1949. El mes de Nisán
llegaba hacia el final de la estación lluviosa, y se contaba con las lluvias tardías, o de
primavera, para el total desarrollo del grano antes de la cosecha
(Deuteronomio 11:14; Osas 6:3; Jeremías 5:24). En el tiempo del éxodo de
Egipto, IHVH, el Elohim de Israel, decretó que este mes fuera “el primero de los
meses del año” (Éxodo 12:2; 13:4; Números 33:3). Desde entonces hubo una
diferencia entre el calendario sagrado, instituido por IHVH, y el calendario de las
demás naciones hasta la fecha. La primera de las fiestas de Nisán era el Pesaj,
celebrada por primera vez en Egipto. Tenía lugar el día 14 del mes y en ella se
sacrificaba un cordero por familia (Éxodo 12:2-14; Levítico 23:5; Deuteronomio
16:1). Al día siguiente comenzaba la fiesta de Jag Hamatzot (panes sin levadura o
tortas no fermentadas), de una semana de duración, que iba del 15 al 21 del primer
mes. Durante estos 7 días, después del Shabbat semanal continuo se ofrecían (en el
primer día de la semana) las primicias, las primeras espigas maduras de la cosecha de
la cebada, momento festejado como Fiesta de Bikurim (Éxodo 12:15-20; 23:15;
34:18; Levítico 23:6-11).

Al estudiar las ordenanzas sobre las fechas de las Fiestas de IHVH, observamos que
para la tercera de las Fiestas hebreas, no se indica una fecha sino un estado. El factor
principal requerido para esta tercera fiesta llamada Bikurim (primicias – primeros
frutos) es la ofrenda (de un omer) del grano tostado de la cebada.
El mandato de IHVH Elohim requería que los israelitas ofrecieran una gavilla de las
primicias de la cosecha el día después del Shabbat semanal que proseguía la Festividad
del Pesaj durante el día 14 del primer mes Nisán (Abib), y una segunda ofrenda de
grano, pasados cincuenta días.
Tales ofrendas correspondían de manera natural con las cosechas de la cebada y del
trigo, respectivamente. No obstante, tal precepto hacía necesario un ajuste en el
calendario de meses lunares utilizado por los israelitas: había que compensar la
diferencia de 11,1/4 días que había entre el año solar y el año lunar, más corto. De lo
contrario, al cabo de tres años, el mes de Nisán comenzaría treinta y tres días antes en
la estación y mucho antes de la cosecha de la cebada. El registro bíblico no especifica
qué método utilizaban originalmente los israelitas para lograr tal regulación, pero la
historia hebrea nos revela que a unos tres años se añadía un decimotercer mes para
reajustar las estaciones a su debido lugar en el año civil.
El ajuste se determina por observación directa, haciendo corresponder la luna nueva
con el equinoccio de primavera o punto vernal, que tiene lugar cada año sobre el 21 de
marzo.
Cuando la luna nueva, que normalmente marca el comienzo del mes de Nisán (Abib),
estaba demasiado distante del equinoccio de primavera, el mes se contaba cómo mes
decimotercero o mes intercalar, y Nisán comenzaba con la siguiente luna nueva.

3
-En Defensa De LA VERDAD-
Los israelitas no adoptaron de modo definitivo un calendario perpetuo hasta el siglo IV
E.C. en los días de Hillel.

Aunque el inicio del primer mes hebreo es determinado por el estado de la madurez de
la cebada, el inicio de todos los meses es determinado por la luna, a pesar de que la
Biblia nunca nos dice directamente que los comienzos de los meses estarán
determinados por la Luna Nueva.
Las Escrituras nos presentan varias citas relevantes en cuanto al determinante del
conteo de los meses:
Vemos que David nos dejó un claro testimonio en cuanto a la fe de los antiguos
hebreos, donde nos describe que el Hacedor: “Hizo la luna para los tiempos”
(moed) (Salmo 104:19).
Tenemos un segundo testigo de que la luna es un factor determinante en cuanto al
conteo de las unidades de tiempo (mensuales en este caso).

Eclesiástico 43:6 También la luna, siempre en el momento preciso, marca las


épocas y señala los tiempos. Cap. 43:7 Su curso determina las fiestas..
Con esto, recordando lo que Moisés escribió al describir la obra de la Creación según
los hechos en su orden de días: Génesis 1:14 Dijo luego Elohim: Haya lumbreras
en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de
señales para las estaciones, para días y años,

La Biblia no nos dice explícitamente que los meses deben ser determinados
basándonos en la Luna nueva. Pero ocurre que el término hebreo para “mes”, en sí
mismo, implica que el mes comienza con la Luna Nueva.

La palabra hebrea “Hodesh”, significa luna nueva, mes,


mensualmente, primer día del mes.

Es importante tener en cuenta que la palabra “Hodesh”, viene de la


raíz “Hadash”, y de acuerdo al Léxico Hebreo-Caldeo Gesenius, esta
significa “pulir una espada”. Su sentido primario es el de cortar o pulir,
sacar lustre.

- Pueden observar algunos ejemplos donde la palabra hebrea Hodesh, se usa


como “mes” (1 Reyes 6:1;8:2; Josué 4:19; Génesis 29:4; Números 20:21).

- También hay otros ejemplos donde Hodesh se usa como “Luna Nueva”
(1 Samuel 20:5; Ezequiel 45:1,17).

- En las siguientes citas, pueden observar que el sentido de la palabra “hadash”


es renovaremos, renovar, renueva, renuevas (1 Samuel 11:14; 2 Coronices
24:4; Salmo 51:10 y 104:30).

De la misma palabra “hadash” deriva el título de la segunda sección de los


escritos bíblicos: “Brit haDasha”. Este nombre nos viene por la obra de
restauración que Yeshúa vino a hacer a favor del pueblo hebreo. Él Restauró el
valor de la Torá, y transmitió su verdadera interpretación, dando de nuevo el
derecho a los creyentes a entrar en la Alianza, volviendo a ser considerados
“hijos de Elohim”. El resumen de la Obra de la restauración que Yeshúa hizo la

4
-En Defensa De LA VERDAD-
resumimos en el titulo “Brit haDasha”, es decir = Pacto RENOVADO (o Alianza
Renovada). No se ha hecho una nueva alianza, sino que se ha restaurado el
derecho que Israel tuvo desde que fue proclamada la Alianza al pie del monte
Sinaí.

Basándonos en estos datos llegamos a la conclusión de que hay un problema


debido a cierta interpretación. ¿Cuándo es el momento preciso que da inicio a los
meses hebreos? Cierta interpretación hace que algunos grupos se contradigan
unos a otros y esto resulta en que unos dan comienzo a los meses un día y otros
dan comienzo el día siguiente. Los primeros toman como comienzo del primer día
el momento cuando la luna está totalmente oscura, mientras que los segundos
comienza el mes cuando avistan el primer filo creciente de la luna.

Es imprescindible saber responder:


- ¿Cuál es la Luna Nueva bíblica que da comienzo al nuevo ciclo mensual?
1. Es cuando la Luna está completamente oscura.
2. Es cuando se observa a ojo libre el primer filo creciente de la luna.

Para dar respuestas a esta inquietud es importante observar la luna en su fase de


crecimiento. Como hemos visto, la Palabra hebrea “mes” es “Hodesh”, y esta palabra
viene de su raíz “hadash”. También sabemos que la razón de estas palabras las
hallamos en la misma apariencia del momento cuando la luna se renueva (el
avistamiento de un filo finito de la luna creciente, que tiene la apariencia de una
espada curvada, como una cimitarra.

Para tener un buen discernimiento en cuanto a cuándo es correcto declarar el primer


día de los meses hebreos, vamos a tomar en cuenta ciertas definiciones
astronómicas, como evidencias históricas de la cultura hebrea. Suele pasar que la
gente confunde dos estados de la luna, debido a que no toman en cuenta ambas
partes de la realidad: la ciencia y la creencia. Por eso es importante conocer los
detalles, para que no seamos confundidos por cualquier corriente de interpretación
religiosa.

De acuerdo a la Wikipedia, a la luna nueva se la denomina “novilunio” o “interlunio”.


Así se define la fase lunar en la que el cuerpo celeste tiene 0% visibilidad.

1. “Luna nueva astronómica”


También conocida como "Luna negra" o "Luna oscura", es aquella fase
lunar en la que nos es imposible ver la Luna desde la Tierra.
2. "Luna nueva visible" o "Creciente de Luna”
Es la primera aparición de la Luna en el cielo después de haberse
producido la Luna nueva astronómica.

Una vez que termina la fase de la luna nueva, la luna comenzará a verse en el cielo
como un pequeño rasgo en forma de cuerno o de diminuta guadaña, ubicado hacía
el oeste, y una vez ya ocultado el Sol, en el crepúsculo que aún queda, se puede
observar la "Luna nueva visible", que antiguamente era la señal (ot) esperada,
por el pueblo hebreo para dar comienzo al primer día de cada mes lunar.

5
-En Defensa De LA VERDAD-

Nehemias Gordon, uno de los eruditos hebreos en nuestros días, experto en los
royos del Mar Muerto, buen conocedor de los escritos judíos, nos presenta que hay
una diferencia entre la Luna Nueva creciente y Luna Nueva Astronómica:

“Muchas personas están desorientadas por el uso inexacto en los idiomas modernos
del término "Luna Nueva". Los astrónomos modernos adoptaron este inusual
término, al cual siempre se había relacionado con la primera uña visible y lo usaron
para referirse a la fase oculta de la luna. Los astrónomos comprendieron pronto que
el uso inexacto de "Luna Nueva" para referirse a esa fase llevaría a confusión, por
tanto, los científicos para ser más exactos ahora distinguen entre "Luna Nueva
Astronómica" y "Luna Nueva Creciente". La Luna Nueva "astronómica" significa Luna
Nueva tal como el término es usado por los astrónomos, es decir la fase oculta. En
contraste, "Luna Nueva Creciente" usa el término con el significado original de la
primera uña visible.

Según las evidencias culturales históricas de nuestra nación hebrea, dice la


Enciclopedia Judaica, que originalmente, la Luna Nueva no era fijada por
cálculos astronómicos, sino que era solemnemente proclamada después de
que dos testigos declararan la aparición del creciente de la luna…
Para informar a la población del inicio del mes eran encendidos faros en el Monte de
los Olivos, y a partir de ahí, por todo el país y en partes del exilio. Más tarde, sin
embargo, los Samaritanos empezaron a encender faros engañosos.

Las evidencias revelan que la práctica antigua en la cultura hebreo bíblica era
declarar el primer día del mes una vez que dos testigos avistaban el primer filo
creciente de la luna renovada, el “hadash”, el brillo:

“Cuando el Templo estaba en pie, se trataba de un festival proclamado por el


Sanedrín de Jerusalén después que testigos declaraban la observación de
la luna nueva.”

- Diccionario del judaísmo en el período bíblico,


Hendrickson, 2002 p. 454, por Jacob Neusner

“La luna nueva comenzaba cuando la media luna delgada de la luna nueva era
primero visible al atardecer.”

- Theological Wordbook of the Old Testament, vol 1.

“El antiguo calendario judío no dependía de cálculos matemáticos y


arreglos, sino se estableció de mes a mes de acuerdo a la aparición
física de la luna nueva. Los testigos que habían visto la primera
señal de la luna creciente en el horizonte después de la puesta del sol,
se esperaba que reportaran el hecho a las autoridades”

- The Pharisees, Louis Finkelstein, p. 601, Jewish Publication Society, 1938.

6
-En Defensa De LA VERDAD-
Debido a la expatriación de los judíos, seguir con la práctica de determinar el
comienzo del mes en función del avistamiento de la luna en Israel se complicó
mucho, por lo tanto, se optó por cálculos astronómicos para establecer un
calendario predeterminado, que pueda regular la fe de todos independientemente
del lugar en el que se viva. Este calendario preestablecido y avalado por la
autoridad del Sanhedrín tuvo establecimiento oficial alrededor del siglo 4 por
medio del Rabino Hillel Segundo. Los documentos nos revelan que antes de Hilel,
la enseñanza verdadera hebrea era que dos testigos confirmaban el avistamiento
del filo creciente de la luna antes de que el Sacerdote anunciara oficialmente el
inicio del nuevo mes, y esa práctica sucedió:

“La fijación de la luna nueva se determinó mediante la observación y


la evidencia de testigos… Hasta que Hillel II instituyó un calendario
permanente basado sobre cálculos matemáticos”

-Enciclopedia de la Religión judía, p. 78; Massada-P.E.C. 1965.

“El calendario de Hillel II, se basó en cálculos fijos, no en el


avistamiento de la luna nueva visible como los judíos habían hecho
previamente cuando determinaban el comienzo de mes”.

-Diccionario del judaísmo en el período bíblico, Jacob Neusner.

Regresando al conflicto entre diferentes ramas de creyentes, vemos que tenemos dos
corrientes:
1. “Luna nueva astronómica” =
Es cuando la Luna está completamente oscura.
y
2. "Luna nueva visible" o "Creciente de Luna” =
Es cuando se observa con el ojo libre el primera creciente de la luna.

Los historiadores de las primeras épocas después de los discípulos, como fue Filón de
Alejandría (25AEC-50EC) han dejado constancia de que la verdadera práctica que
definía el momento cuando se declaraba el inicio del mes era el avistamiento del
primer filo de la luna una vez que terminaba la fase oculta:

"La tercera [fiesta] es la luna nueva que sigue a la conjunción de la luna con
el sol".
-Filon, Leyes Especiales, II, XI,41

Isaac Newton afirmaba:


“El mes comenzó en la luna nueva... no en la verdadera conjunción, sino
a la primera aparición de la luna nueva…”

"Los Judíos calculaban el mes de acuerdo a la fase de la luna, cada mes


consistiendo de veintinueve o treinta días, y comenzando con la aparición de
la luna nueva.”

-Alfred Edersheim, The Temple: Its Ministry and Services, pp.156-157

7
-En Defensa De LA VERDAD-
Hay datos suficientes para confirmar que se declaraba el inicio de mes con el
avistamiento del brillo de la luna, y no con la fase oculta, oscura, de la luna. La
encontramos en los escritos de la tradición oral judía del periodo: (536 AEC- 70 EC).

- "Un padre y su hijo, quienes vieron la luna nueva..." (Rosh Hash 1: 1a)
- "Tobías, el médico, vio la luna nueva en Jerusalén..." (Rosh Hash 1: 7e)
- "El que vio la luna nueva..." (Rosh Hash 1: 9a)

Recordemos que luz, día, resplandor, brillo, oscuridad etc. son metáforas usadas en el
Tanaj para transmitirnos ciertas enseñanzas.

Salmo 119:105 “Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.”

Citas como estas deben servir para que tengamos claro que la luna, en su fase oculta,
oscura, no nos muestra la enseñanza de la Torá en cuanto al crecimiento, el despertar,
la renovación de la fe, la esperanza y nuestras fuerzas. En cambio, todas esas
enseñanzas sí que se relacionan con el avistamiento de la luna, con la renovación de
esta, al igual que muchas otras, como el día de la redención, la resurrección a de la
muerte a la vida, etc.

Este mismo mensaje lo encontramos en citas como:

Isaías 60:1 “Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de


IHVH ha nacido sobre ti.”

“Levántate” es como un llamado a la luna a salir de su fase oculta a resplandecer,


por la misericordia (gloria) de IHVH, quien nos llamó de la oscuridad a la luz.

1 Pedro 2:9 “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa,
pueblo adquirido por Elohim, para que anunciéis las virtudes de aquel que os
llamó de las tinieblas a su luz admirable.”

Si tenemos claro de una vez por todas que el mes hebreo bíblico no inicia con el
momento cuando la luna está oscura sino con el momento cuando se avista el brillo de
la luna nueva, solo queda por aclarar un asunto. La ordenación del calendario rabínico
en los días de Hillel II es una de las razones que diferencian a grupos de creyentes
hebreos.

Después del año 359 EC los rabinos judíos comenzaron a observar el primero de Tishri
en el día de la conjunción - fase oculta lunar - (llamado el "molad") en lugar del
primer día de la luna creciente visible de acuerdo con toda la tradición
anterior. Los rabinos entendidos en astronomía reconocen hoy que el calendario
actual utilizado entre ellos no es el mismo que el antiguo utilizado durante el periodo
del Segundo Templo.

Historia del Calendario en la Enciclopedia Judaica:


"La historia del calendario judío puede dividirse en tres períodos: el bíblico, el
Talmúdico y el pos-talmúdico.
- El primero descansaba exclusivamente en la observación del sol y la luna,
- el segundo en la observación y el cálculo,
- el tercero por completo en el cálculo”.

8
-En Defensa De LA VERDAD-
De acuerdo a Maimonides, los rabinos alteraron su método cuando el Sanedrín cesó
de existir y desde entonces han determinado el mes por cálculo astronómico,
mientras que los judíos Caraitas han retenido la antigua costumbre de depender de
la aparición de la luna.

El Sanedrín es el nombre dado en la Mishná al consejo de setenta y un sabios judíos


que constituían la Corte Suprema y el cuerpo legislativo en Judea durante la época
romana.

Vemos documentos como:

- The Comprehensive Hebrew Calendar: pag. 217-227, dice:


“Actualmente, día, hora y partes de cada Molad (moed –fiesta) se anuncian
antes de la proclamación de la Luna Nueva en el servicio de la mañana del
Shabbat anterior a la semana de la Luna Nueva. Esta costumbre mantiene
viva el recuerdo de la época en que el Sanedrín santificaba los meses a
partir de la observación. Llama la atención sobre el hecho de que hoy
determinamos nuestras lunas nuevas y días de acuerdo a la decisión del Bet
Din de Hillel”.

- El Hasting's Bible Dictionary, dice lo siguiente:


“No hubo ningún calendario fijo hasta el siglo IV EC y la luna nueva fue
declarada por la observación real. Los testigos eran examinados
cuidadosamente el día 30 de cada mes (en especial los meses de Nisan, Ab, Elul,
Tishri, Chislev , y Adar), y, si se acepta el testimonio de los testigos, ese día
era declarado 'santificado' por decreto del Sanedrín”.

- La página de Chabad.org (judaísmo caraíta) dice:


“Originalmente, no había ningún calendario fijo. No había manera de determinar
de antemano el día exacto de una fiesta por venir o bar mitzvah, porque no
había manera de determinar con anticipación cuándo comenzaría el mes… En el
siglo IV, el sabio Hillel II previó la disolución del Sanedrín (después de la
destrucción del Templo), y entendió que no seríamos capaces de seguir un
calendario basado en el Sanedrín. Así Hillel y su corte rabínica establecieron
el calendario perpetuo que es seguido hoy. Cuando Hillel estableció el
calendario perpetuo, él santificó cada Rosh Jodesh (cabeza del mes) hasta que
Mashíaj venga y restablezca el Sanedrín.

Notemos que el judaísmo actual admite claramente que cambiaron el calendario en


359 E.C. Actualmente siguen un calendario calculado y admiten que el método correcto
es por medio de la observación del filo creciente de la luna, por medio de testigos
oculares.

El calendario perpetuo de Hilel ha funcionado por unos 1600 años, pero en los últimos
años se ha notado una clara diferencia entre las fases lunares y las fechas cuando se
declararon los inicios de los meses. Tales desfases hacen a los adoradores celebrar las

9
-En Defensa De LA VERDAD-
Fiestas sagradas de IHVH en fechas erróneas. Por lo tanto, uno puede hallarse
comiendo leudado en una fecha inadecuada, en un momento cuando la Torá prohíbe
cualquier clase de levadura, no solo en los alimentos, sino también en los hogares.
Esto significa que el calendario rabínico actual empieza a desviarse notablemente. Por
otra parte, cabe destacar que el factor principal en cuanto al momento cuando se
declara el primero de los meses hebreos es condicionado por el estado de la madurez
de la cebada, ya que solo en función de la madurez de la cebada se puede declarar si
estamos o no en el mes de Aviv, o si hay que agregar un mes extra llamado, Adar II, o
el mes trece.

Hay quien podría decir que sería imprescindiblemente necesario un cambio. Sería lo
más correcto de acuerdo a la ley bíblica y judía utilizar una vez más el sistema de
testigos. El problema aquí es que, de acuerdo al judaísmo tradicional, es difícil cambiar
la tradición en favor de lo correcto. Por lo tanto, no hay forma de hacer el ajuste
necesario y que los creyentes lo acepten, porque se le da más prioridad a la tradición
que a la misma cultura hebrea bíblica. Dadas las circunstancias, solo queda tener en
cuenta el credo rabínico:

“…durante más de mil años, el calendario ha sido fijado por medio de cálculos.
Hoy en día, el calendario hebreo no coincide con el establecido por la
observación de la Luna. Aun cuando la brecha entre los dos calendarios sigue
aumentando, no tenemos la autoridad para alterar el calendario, hasta que un
nuevo Sanedrín (tribunal supremo religioso) se restablezca y sea ampliamente
reconocido. Mientras que la santificación del mes de acuerdo a la observación,
no se practica hoy en día, es importante llevar a cabo cálculos y practicar la
observación de la Luna Nueva con el fin de estar preparados para cuando el
Sanedrín se restablezca…”

Si ustedes quieren agradar al IHVH Elohim de YisraEl, más que al concilio de los
rabinos, procurarán tener en cuenta la forma antigua de observancia de los inicios de
los meses hebreos. Gracias a la tecnología, hoy estamos siempre en conexión con
hermanos observadores del antiguo método del avistamiento en Yerushalayim para
todo el mundo.

Tengamos en cuenta las palabras del Salmista, como norma que guía nuestros pasos:
Salmo 43:3 Envía tu luz y tu verdad; éstas me guiarán.

10
-En Defensa De LA VERDAD-
Judas 3 (DHH 1996) Queridos hermanos, he sentido grandes deseos de
escribirles acerca de la salvación que tanto ustedes como yo tenemos; pero
ahora me veo en la necesidad de hacerlo para rogarles que luchen por la fe
que una vez fue entregada al pueblo santo.

Deseo que Yeshúa Ha Mashíaj nuestro Elohim y Redentor los guíe para crecer en todo
entendimiento.

No olviden enviarme sus conclusiones o comentarios a favor o en contra, entrando en


la página de Facebook más abajo indicado. ¡¡¡Gracias!!!

https://www.facebook.com/daniel.udroaica

Pueden leer mas temas en la siguiente dirección:

http://es.scribd.com/dudroaica

Subscríbanse al canal de YouTube “En Defensa de LA VERDAD”

https://www.youtube.com/channel/UC4RDJ8XJF6PrbLlm1Crkr3A?

También son bienvenidos en la página de Facebook “En Defensa de LA VERDAD”


donde, en los Archivos del grupo, pueden ver y descargar más enseñanzas sobre las
Escrituras y sobre el Elohim de Israel:

https://www.facebook.com/groups/176243839120404/

Copie la dirección web y péguela en su navegador de Internet.


Un fuerte abrazo y bendiciones!
Shalom!

DANIEL UDROAICA

11