Anda di halaman 1dari 25

Néstor López Proyecto Final

Erick Gutiérrez

Bryant Inclán

Introducción

Actualmente en la Ciudad de México se encuentran tres de las máximas casas de


estudio para la formación y desarrollo musical en el país. La Facultad de Música
(FaM) perteneciente a la UNAM, el Conservatorio Nacional de Música (CNM) y la
Escuela Superior de Música (ESM) incorporada al CONACULTA.

Las tres escuelas anteriormente nombradas, son las únicas con valides oficial por
parte de la Secretaría de Educación Pública (SEP), de carácter público, para la
formación de profesionales en el área de la música. Sin embargo la demanda
social por incorporarse a estas escuelas supera en mucho la capacidad de cada
una de ellas. En el presente trabajo abordaremos la problemática de los jóvenes
con aspiraciones de formarse en las diversas aéreas de la música, y la
imposibilidad existente de ingresar a estas instituciones para realizar estudios
formales.

Lo anterior comprende el estudio de diversas problemáticas como son :

1. Las escuelas privadas que imparten las carreras y cursos de música, sin
reconocimiento ni valides oficial por parte de la SEP, aunado a que el
cobro de matricula es alto; cuyo costo oscila entre los cinco mil, 5,000 a
doce mil, 12,000 pesos mpm mensuales.
2. Al no tener valides oficial estos estudios, se limita la posibilidad de ingresar
a una escuela de formación musical en el extranjero, ya sea por
intercambio o por audición.

En el plan nacional de desarrollo 2012-2018 se contemplo la reforma educativa la


cual fomenta la preparación desde la educación básica dirigida a un campo
laboral, por lo que el la SEP reduce el presupuesto otorgado para arte y cultura,
otorgando estos recursos a materias o aéreas que faciliten la adaptación a
carreras técnicas, con el propósito de formar a los educandos en aéreas que
supuestamente favorecerán el desarrollo del país.

Sin tomar en cuenta, que la música y otras artes también son un campo laboral
importante en algunos sectores de la población, y que generan tanto un desarrollo
cultural, social y económico al país.
(Datos de entrada: 15 de mayo de 2014)

De 126 mil 753 que presentaron examen sólo fueron seleccionados 10 mil
916, a nivel licenciatura en general, un 2 % corresponde a la educación
músical
Rechazado, 92% de aspirantes a las licenciaturas en la UNAM
(principalmente)
Las cifras del concurso abarcan los sistemas de educación escolarizada,
abierta y a distancia
Desde la época de José Vasconcelos, en la que se planteaba la necesidad
de que todas las escuelas primarias contarán con profesores de música, a
fin de que la música estuviera vinculada firmemente a la educación general,
se han hecho planteamientos tendientes a lograr este objetivo

Antecedentes

Bases de la Educación Musical en México:

 En 1922 se creó la Dirección de Cultura Estética que tenía, entre sus


funciones, la de atender la educación musical desde el nivel del jardín de
niños, las primarias, la escuela normal para maestros, los centros de orfeón
y la participación en festivales y actividades de difusión musical (Larrañaga
Torrontégui R.).

 En 1924, “La SEP reduce en un 50% el profesorado y personal


administrativo de la Dirección, con lo cual se cambia el nombre por el de
Dirección Técnica de Solfeo y Orfeones. Se clausuraron 6 Centros de
Orfeones de los 20 existentes, y de las 100 plazas para acompañantes de
piano se aprobaron únicamente 20.” (Larrañaga Torrontégui R.). Por otra
parte se planteó la necesidad de crear un buen programa de solfeo y canto
coral para que los alumnos, al terminar su enseñanza elemental, tuvieran
nociones artísticas. Encontramos, sin embargo, en esta época que sólo el
1% de los alumnos que termina el 6º grado de primaria se dedicaron a
alguna carrera artística.

 En 1963, por solicitud el Consejo Interamericano de Música (Cidem) la


educación musical es obligatoria en los niveles primario y secundario, en
los países latinoamericanos a excepción de Colombia, y depende
directamente de los Ministerios de Educación Pública, a través de
departamentos especializados (Larrañaga Torrontégui R.).

 Para el año de 1972 “…se atienden 136 Escuelas Nocturnas y se cuenta


con 70 Profesores urbanos y 15 foráneos; 8 de orquesta típica y 18 de
orfeón popular. En las clases de solfeo y canto coral se atiende a 23,400
niños y 25,780 niñas; en los Centros de Orfeón, a 4,000 obreros…
“(Larrañaga Torrontégui R.). Se menciona que en esta época existió
colaboración por parte de músicos profesionales dada la carencia de
profesorado. A partir del año 2010, de la cifra dada en 1972 sólo existe una
tercera parte.

 Para el 2010 en las escuelas privadas de la Ciudad de México, se dio un


recorte de entre 50% a 60% del presupuesto anual asignado al área de
humanidades y cultura, siendo las más afectadas las materias de música y
artes plásticas, así como la desaparición de civismo.

 En 2011 el plan de estudios vigente, publicado, para la educación básica


−primaria y secundaria− se especifica que la educación artística abarca
cuatro disciplinas: música, artes escénicas (teatro), artes gráficas/artes
visuales y danza, y se establece así para favorecer el desarrollo de la
competencia artística y cultural es indispensable abrir espacios específicos
para las actividades de expresión y apreciación artística, tomando en
cuenta las características de las niñas y los niños, “porque necesitan de
momentos para jugar, cantar, escuchar música de distintos géneros,
imaginar escenarios y bailar. De esta manera enriquecen su lenguaje;
desarrollan la memoria, la atención, la escucha, la corporeidad y tienen
mayores oportunidades de interacción con los demás” (González, P. 2013).

¿Cómo Apoya El Estado a la Educación Musical a Nivel Básico?

1. Sección musical en la bibliotecas de la escuelas de nivel secundaría y


bachillerato, públicas y privadas. Fundado en 1934 cancelado en 1993
(Torres Parés P. 2015).

2. Formación de una sociedad de conciertos a nivel nacional. Aún vigente.

3. Concursos de Canto Coral interiores, entre escuelas de la misma Zona y


entre todas las escuelas del Distrito Federal, Aún vigente.

4. Conciertos periódicos por profesores creados dentro de las escuelas, Aún


vigentes.

5. Bailes regionales en festivales escolares (preferentemente interpretados por


la orquesta escolar), Aun vigente.

6. Incitamiento a la creación de obras musicales propias, Aun vigente

7. La hora de música (radio), la cual fue cancelada en 1972 (Torres Parés P.


2015).

Las actividades musicales actuales a nivel básico medio se dividen en 3 aspectos


principales:

 De orientación escolar
 De difusión
 De formación profesional.
La labor docente realizada en las escuelas obedece a los siguientes propósitos
(Martínez Rivera, V. 2014):

 En la escuela primaria:

o Se ha puesto al niño en contacto con la música popular de todos


los países y con parte de la profesional de la cultura occidental. Al
mismo tiempo que se dan los alumnos los conocimientos
elementales de la lectura de los signos musicales, se les enseñan
cantos alusivos a las festividades cívicas más importantes. Con
este fin, se modificaron los textos de algunas canciones escolares
poniéndolos de acuerdo con las nuevas orientaciones en materia
educativa, se convocó a un concurso de obras musicales, las que
una vez seleccionadas se pusieron en las escuelas.

 En la escuela secundaria

o Se imparten los conocimientos de la técnica, lo suficiente para


que los alumnos puedan leer con relativa facilidad las páginas
características de la música de las distintas culturas que han
florecido en nuestro planeta, páginas que son precedidas de una
suficiente información acerca de los rangos fundamentales de
dicha música. Con esto se pretende que el alumno durante su
permanencia en la escuelas primarias y secundarias se forme un
amplio concepto de lo que la música es, que venga a sustituir al
muy estrecho que se tiene comúnmente de ella, y que se reduce
en la mayoría de los casos a la que ofrecen las estaciones
radiodifusoras; esa visión no solo representa una adquisición
cultural, sino también una fuente prácticamente inagotable de
deleite. La sección encargada de esta función a controlado la
educación musical de 12 escuelas secundarias con un promedio
anual de 125 grupos y 6,500 alumnos.
Anexo 1:
Anexo 2:

Resulta fácil deducir por qué tenemos poco conocimiento sobre el lenguaje
musical (en primarias y secundarias públicas se destina sólo una hora semanal a
educación artística, misma que se debe distribuir en 4, pues en dichas lecciones
se contempla también la educación de la danza, las artes escénicas y las artes
plásticas). El proverbio popular “El que mucho abarca, poco aprieta” se aplica en
esta ocasión. Cuarenta horas de educación artística anuales para 4 áreas
artísticas, y ahora reste los días feriados, las suspensiones y las horas de
evaluación, ¿Cuántas horas al año se le dedican a la educación musical?
(Martínez Rivera, 2014).
El perfil del maestro de música:

En la actualidad, otro factor preocupante para la educación musical es el perfil del


maestro. Una práctica conocida para la designación del maestro de música en las
escuelas primarias y secundarias ha sido poner en dicho espacio a alguien que
sepa algo de un instrumento; si la persona en cuestión sabe tocar varios
instrumentos y ha pertenecido a alguna agrupación musical, mejor. La primera
impresión que esto provoca es que se trata de una gran arbitrariedad, pero si
tomamos en cuenta que son pocas las veces en que se presenta un maestro con
el perfil adecuado, se puede comprender, aunque no aceptar, por qué dicha
práctica está tan extendida.

Puesto que hacen falta especialistas en educación musical, se intenta subsanar


este déficit incluyendo capacitación para impartir educación artística y musical en
el currículum de formación profesional de los maestros normalistas. La SEP
justifica:

“… un programa curricular de cuatro años es insuficiente para proporcionar el nivel


requerido de conocimientos en cuatro áreas artísticas junto con el contenido y el
conocimiento pedagógico necesario para que el profesorado enseñe las materias
consideradas académicas (Martínez Rivera, 2014).

¿Por qué no hay maestros con el perfil adecuado? El primer dato que se puede
encontrar es la escasez de escuelas de música que puedan preparar a una
persona con dicho perfil. En la capital de cada estado de la República existe por lo
menos una escuela de música –lo que es insuficiente−, pero no todas estas
escuelas tienen una carrera enfocada a la enseñanza de la música; únicamente en
el Distrito Federal, Puebla, Jalapa, Toluca, Monterrey, Guadalajara y Ciudad
Victoria existen carreras de este tipo.
El resto de las carreras de música se enfocan a formar ejecutantes de orquesta o
son carreras de jazz o de composición, y un pequeño número de ellas se enfoca a
la investigación musical.

Anexo 3 La Formación Musical de “nuestros educadores”, SEP 2011.

Esto significa que en las escuelas primarias y secundarias de México, tanto


públicas como privadas, hay aproximadamente 7,350 maestros de música, entre
educadores musicales, músicos profesionales y músicos en general.

Si ya de por sí la frecuencia de las clases de música es escasa, la práctica


docente de los profesores capacitados revela otros problemas a los cuales han de
enfrentarse: el desconocimiento de la institución sobre la disciplina, y la tendencia
de los directivos de las escuelas a pensar que la primera tarea del maestro de
música es enseñar el Himno Nacional de México a todos los grupos, tarea que
desde el punto de vista del desarrollo vocal es desaconsejable por no ser propicia
para el trabajo de registros, intervalos y tesituras. La mayoría de las escuelas –no
todas– abordan la educación artística como una materia de “relleno”, algunas se
enfocan a la producción de obras teatrales, dancísticas, visuales o musicales,
priorizando la belleza de éstas, estimulando a los niños a hacer “cosas bonitas”;
de tal manera que los niños saben, por ejemplo, cantar bien el Himno Nacional,
pero no saben cantar. Otras escuelas se dedican a hacer cosas divertidas, como
si la clase de artes tuviera el objetivo exclusivo de divertir a los niños.

Existen estudios y reportes que detectan rezago en la educación musical en


México, entre ellos sobresale un diagnóstico realizado al Conservatorio Nacional
de Música, a la Escuela Superior de Música y la Escuela Superior de Música y
Danza de Monterrey (principales escuelas) por parte de la reconocida academia
The Juilliard School, —que reviso y publico el periódico Excélsior—, se comprobó
que la formación musical en nuestro país está desentonada de acuerdo a las
necesidades del país (http://www.excelsior.com.mx/expresiones/2014/02/22/945086).

El reportaje resalta que la escasez de instrumentos musicales, falta de material


teórico y didáctico en la biblioteca, carencia de infraestructura digital, necesidad de
salas de conciertos y salones de clases, son sus principales causas.

Lo anterior, junto con mejora en planes de estudio, actualización y capacitación a


planta docente, reorganización de tareas administrativas, generar prácticas
laborales fuera de clases, seguimiento a estudiantes egresados y busca de
estrategias para recaudar recursos económicos, son algunos pendientes de las
escuelas de música del Instituto Nacional de Bellas Artes que detectó el personal
académico de The Juilliard School durante las visitas “exploratorias” que realizó
entre 2012 y 2013 al Conservatorio Nacional de Música, la Escuela Superior de
Música y la Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey y cuyos resultados
fueron revisadas y analizados por el diario.

A continuación se detalla los resultados de la “exploración” a cada escuela.


Conservatorio Nacional de Música

Se evaluó la filosofía educativa, su operación administrativa y estrategias


pedagógicas, por un equipo de cinco profesores de The Juilliardque acudió del 30
de enero al 3 de febrero de 2013 al Conservatorio.

En el eje de infraestructura y equipo, el estudio reveló que son necesarias mejoras


en la biblioteca, pues está por debajo de los estándares internacionales. A ello se
suma la necesidad de adquirir material como diccionarios, libros, revistas y
publicaciones periódicas de actualidad; lo mismo que concluir su proceso de
digitalización para una mejor consulta.

Además, se enfatizó en la sobresaturación de los salones y las salas de práctica


que no cuentan con materiales de aislamiento sonoro lo que lleva a contaminar
auditivamente las clases. Por lo anterior se recomendó abrir nuevos espacios o
reparar aulas ya existentes para su uso, pues hay sitios en desuso por falta de
mantenimiento.

Respecto a la planta docente, el reporte recomienda hacer una contratación de


profesores que demuestren su capacidad para impartir clases, y no guiarse sólo
por el currículum. En este sentido se indica que es necesario generar una
autoevaluación sistemática de los profesores, la cual no existe de manera regular.

También recomendaron que el Conservatorio genere proceso de actualización y


capacitación docente con mayor frecuencia, sobre todo en temas de metodología
y pedagogía musical.

En el área de educación infantil, los evaluadores señalan que al ser la única


escuela que recibe alumnos menores de siete años de edad, debe aprovecharse
este espacio, y lamentó que no exista un ensamble con los estudiantes para
ofrecer conciertos regularmente y así practicar la teoría.
Asimismo, se indico que debe corregirse la metodología de enseñanza, para que
haya un énfasis en la teoría musical, pues es un punto débil en los alumnos que
en promedio son una treintena por generación.

Finalmente, el diagnóstico arrojó que se hace evidente la falta de una base de


datos con información de los alumnos, profesores y personal administrativo que
facilite el manejo de la escuela que cuenta con cerca de mil estudiantes en todos
los niveles, pues los procesos de admisión o trámites estudiantiles son largos y
complejos por una mala organización de tareas.

Escuela Superior de Música

Se prestó una atención especial en clases teóricas, el departamento de piano y el


programa de orquesta, el equipo de cinco profesores The Juilliard evaluó la
escuela del 11 al 14 de junio de 2013, que en general consideró es la de mejores
condiciones por tener dos planteles, el de la calle Fernández Leal, en Coyoacán, y
el del Centro Nacional de las Artes.

Sin embargo, en infraestructura ambas sedes carecen de suficientes salones,


aulas multimedia equipadas, una biblioteca especializada, un espacio de
informática, un área de residencia para alumnos extranjeros y un auditorio al aire
libre en el plantel de Fernández Leal.

Además recomendó tener una estrategia de monitoreo del desempeño de los


profesores, pues las evaluaciones a la planta docente no es regular, y ello genera
fallas en las tareas que realizan. Se insiste que haya una redistribución de
funciones y personal para cubrir áreas desprotegidas.

En el área de orquesta, se señala que no existe una agrupación profesional en el


nivel medio e infantil, lo que genera huecos en la enseñanza. Además, en el plan
de estudios no se contempla el entrenamiento auditivo, la adquisición de
habilidades de piano y de música de cámara. Por lo que se recomienda crear un
curso introductorio para la dirección de orquesta.
Lo mismo recomienda incluir las materias de solfeo, entrenamiento auditivo y de
improvisación musical para mejorar el aprendizaje en la materia de solfeo.

Finalmente señala que los estudiantes de básico e intermedio presentan un nivel


bajo y sin conocimientos previos al ingresar al siguiente nivel, lo que se debe
subsanar con un programa de regularización con clases extra dos o tres veces por
semana, en todas las áreas, especialmente en piano.

Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey

Del 5 al 9 marzo de 2012, los profesores de The Juilliard: examinaron la escuela,


realizaron encuestas, presenciaron clases y ofrecieron también algunas
conferencias.

De ello dictaminaron que en términos de infraestructura la escuela requiere aulas


acondicionadas acústicamente para los instrumentos de metal y viento, y crecer
los salones de prácticas, lo mismo que fortalecer la biblioteca con un acervo actual
en temas de coro, estética musical, diccionarios de la disciplina, entre otros.

En este caso, los profesores de la escuela solicitaron que la evaluación se


enfocará en la materia de violonchelo y música de cámara. El reporte señala que
se requiere más personal docente para ambas disciplinas, y formar grupos
musicales donde participen los estudiantes como ejercicios previos a su
experiencia laboral.

Se hace hincapié en que debe crecer el número de instrumentos en todas las


áreas; y para ello la escuela debe generar estrategias para recaudar fondos de
financiamiento. Finalmente, señala que la escuela debe reorganizar las funciones
entre el personal académico y administrativo para unificar el trabajo, y evitar la
duplicidad de tareas.

El problema del contexto socio-cultural:


Otro problema al que se enfrenta un maestro es la diversidad de contextos socio-
culturales, incluyendo la cultura de masas, las cuales, pese a la buena fe de los
planes de estudio, por lo regular no son adaptables.

Tres aspectos resultan inquietantes:

1) El primero son las diferencias notables entre las músicas que se escucha y la
importancia que tienen para los jóvenes (el problema de la diversidad)

2) El segundo, es el problema de la mass media de la industria audiovisual y sus


circuitos de difusión, y

3) La tercera es la ampliación de su apreciación estética hacia otras músicas, en


lugar de buscar su inserción únicamente en el selecto campo de la música de
concierto, empresa en la cual frecuentemente el gusto se diluye, se esfuma, o se
opaca en una interpretación obligada del Bolero de Ravel en la flauta de pico
(Martínez Rivera, V. 2014).

El problema de la centralización:

A falta de una formación musical consistente en las escuelas de nivel básico, nos
queda el panorama de la formación en las diversas escuelas de música. En ese
campo, su centralización es otro aspecto que ha dificultado el acceso a una
formación musical, desde las academias particulares hasta los conservatorios e
institutos de música, circunstancia que se agrava en el caso de escuelas con
capacidad de certificar los estudios musicales. Éstas se encuentran concentradas
en el Distrito Federal y en las capitales de los estados; sólo en contados casos
existen en otras urbes de algunas entidades federativas, y se trata generalmente
de academias particulares. Por ello, si alguien tiene aspiraciones musicales, debe
buscar la manera de desplazarse o radicar en alguna de esas ciudades que
cuentan con una escuela de música; en caso contrario, tal vez la opción más
accesible sea buscar instrucción musical con algún músico del lugar, lo cual, en sí,
podría presentar diversas limitaciones.

La anterior situación genera un problema debido al costo, el acceso a la formación


musical se vuelve excluyente. El costo que representa para un habitante de las
zonas periféricas y rurales trasladarse a alguna urbe que cuente con escuela de
música llega a resultar prohibitivo económicamente, lo cual también suele suceder
cuando se intenta llevar a las zonas alejadas de las urbes los conciertos didácticos
y estrategias similares. Asimismo, el tipo de repertorio empleado en dichas
escuelas, rara vez suele incluir las manifestaciones musicales que se alejan de los
cánones académicos de la música académica de concierto o el jazz. En este
sentido, la denuncia básica es la siguiente “Se inscribe la educación artística en el
marco de las políticas educativas abiertas y gratuitas pero, en los hechos, la
educación artística es elitista y excluyente” (Martínez Rivera, V. 2014).

Los desafíos a los que se enfrenta la educación musical en la actualidad son


varios y se encuentran en diferentes dimensiones y estratos de la educación en el
país. Algunos corresponden a la organización e implementación de los planes de
estudio de la SEP, y otros se refieren a cuestiones de índole social y cultural. En
las investigaciones revisadas de diversos autores que abordan el tema, se
encuentran diversos puntos a los que el desarrollo de la educación musical del
país debe prestar atención, algunos escapan del alcance de las instituciones que
cobijan el desarrollo de este campo de estudio, pero es necesario estudiar las
problemáticas que lo atraviesan y en la medida de lo posible, solucionarlas. De
entrada, uno de los ámbitos donde ha sido posible comprobar la necesidad de
consolidar la educación musical es la educación básica −preescolar, primaria y
secundaria−, así como en el periodo de transición hacia las carreras de música.

El escenario que evidencia los datos analizados es complejo y solo se han


identificado sus generalidades y en cada caso se deberá de considerar las
circunstancias particulares, las cuales se pueden resumir a grosso modo en los
siguientes puntos:
 Existe una insuficiencia de maestros con el perfil adecuado para la
enseñanza de las actividades artísticas.
 La formación que se da en las escuelas normalistas para subsanar dicho
problema se revela poco adecuada.
 Las horas destinadas para la clase de música en la educación básica son
insuficientes, situación que se agrava por suspensiones de labores, fechas
festivas, evaluaciones, etcétera.
 Los temas dispuestos en el plan de estudios de la SEP pueden llegar a ser
discordes con las necesidades de formación de los alumnos.
 La falta de especialistas se acentúa por la escasez de escuelas de música
con carreras de educación musical o afines.
 Debido a las deficiencias de la formación musical en la educación básica, el
egresado de bachillerato que pretenda dedicarse a realizar una carrera
musical, probablemente la iniciará con un rezago considerable en su
formación.
 La centralización de las escuelas de música dificulta el acceso de la
población a la formación musical.
 Los costos que implica el estudiar música suelen dejar la formación musical
sólo al alcance de clases privilegiadas.
 El alto número de aspirantes a las carreras de música podría ser tan sólo
consecuencia de la necesidad de satisfacer la curiosidad musical de los
jóvenes.

En estos puntos se resumen los retos a los que se ha de enfrentar el desarrollo de


la educación musical en el país.

Objetivos

La creación de una escuela de formación musical, con la finalidad de preparar a


los jóvenes entre 15 y 24 años, para ingresar a alguna de las tres principales
instituciones públicas de formación musical: FaM, CNM, ESM.
Esta escuela prepara a los alumnos en Conocimientos teóricos básicos de
armonía clásica, solfeo a un nivel avanzado, y la preparación del repertorio para
el instrumento por el cual desea ingresar. Los 3 primeros años como un periodo
de prueba, solo contemplara el área de Guitarra clásica y contemporánea, Piano y
canto Lirico. Los alumnos que completen los cursos de preparación, un estimado
de dos años, contaran con un nivel suficiente para desarrollarse en un campo
laboral, aun si no logran ingresar una escuela de formación musical. Un objetivo
secundario será contar con validación de SEP, buscando que se reconozca como
bachillerato en música, y se contempla la posibilidad de que los alumnos puedan
buscar continuar sus estudios en el extranjero.

La escuela tendrá 3 fases

 Primera fase: Preparación de dos generación de 30 alumnos, por año, 10


de piano, 10 de Canto lirico y 10 de Guitarra clásica y contemporánea.
Esperando el ingreso del 20% al 40% del alumnado. El pago de la renta,
salarios de los docentes, servicios, mantenimiento y utilería es pagada en
su totalidad por los patrocinadores, se cobra una cuota mensual de 1,500
pesos para crear un fondo de ahorros. El primer año será de formación, se
empezaran a realizar audiciones a las escuelas ya citadas en el segundo
año, con una mayor preparación en la formación musical y preparación del
repertorio, Todos los alumnos aplicaran a más de una institución, y se les
apoyara con asesoría en el trámite. Inicio Agosto del 2018 final Julio 2020.
Se busca realizar conciertos con el fin de conseguir fondos para la escuela
por parte de voluntarios. Total de alumnos 60.

 Segunda Fase: Preparación de dos generaciones de 100 alumnos, por año,


20 de Piano, 20 de guitarra, 30 de canto lirico, se abre instrumentos de
aliento, enfocados en flauta, saxofón y trompeta con 20 alumnos y
percusiones abarcando el área clásica y contemporánea con 10 alumnos.
Al final se tendrá una matrícula de 260 alumnos. Esperando el ingreso del
40% al 50% de los alumnos en alguna institución. La cuota se mantiene en
1500 pesos al mes, gracias al fondo de reserva el gasto por parte de los
patrocinadores se reduce al 60%, se siguen ofreciendo conciertos para
buscar fondos con una remuneración a los participantes. Inicia Agosto del
2020 y finaliza Julio 2022

 Tercera fase: Se aumenta el ingreso por generación a 200 alumnos, 30


alumnos de guitarra clásica y contemporánea, 30 alumnos de Piano, 30
Alumnos de Canto Lirico, 30 Alumnos en instrumentos de aliento, 30
alumnos en instrumentos de alientos, 30 alumnos en instrumento de
percusiones y se abren instrumentos de cuerda enfocado en Violín, Viola,
Chelo con 30 alumnos, y se abre el instrumento de Bajo eléctrico y
contrabajo, para 20 alumnos. Total de alumnos que ingresan en la tercera
Fase: 400 alumnos

 Tota de alumnos que ingresaron al proyecto 660

Hipótesis:

Una educación musical adecuada en la educación básica de los niños y


adolescentes, les da mayores posibilidades de insertarse adecuadamente a una
escuela de formación musical, de carácter público y con valides oficial, lo que les
permitiría insertarse adecuadamente en un futuro al mercado laboral por tener los
conocimientos necesarios para desarrollar un trabajo de calidad en el área de la
música, permitiéndoles al mismo tiempo desarrollar sus aptitudes artísticas en un
pleno desarrollo que impida desviar su conducta a actividades no deseadas por la
sociedad.

Marco Teórico Conceptual:

Solfeo: método de entrenamiento musical utilizado para enseñar entonación


durante la lectura de una partitura. Consiste en entonar mientras se recitan los
nombres de las notas de la melodía, respetando las duraciones (valores rítmicos)
de las notas, la indicación metronómica (tempo), y omitiendo nombrar cualquier
alteración, con el fin de preservar el ritmo, mientras se marca con una mano el
compás.

El objetivo del estudio del solfeo es permitir al músico determinar mentalmente la


altura de las notas en una pieza musical que esté leyendo por primera vez, y ser
capaz de cantarlo. También permite mejorar el reconocimiento auditivo de los
intervalos musicales (quintas justas, terceras mayores, sextas menores, etc.) y
desarrollar una mejor comprensión de la teoría musical.

Armonía musical: Asociación de varios sonidos musicales simultáneos para la


formación de acordes y su disposición en sucesiones naturales y ordenadas. La
Armonía es la parte de la decnicología musical que trata de todo lo referente a la
simultaneidad de los sonidos. La voz Armonía procede del griego y significa ajuste
o unión. / Combinación simultánea de sonidos diferentes tomando como base el
acorde.
Ritmo: Se trata del orden que, de acuerdo a lo que marca un compás, coordina
una sucesión de cosas. Por su parte, es lo que está vinculado a la música, por lo
tanto, es una fuerza o un movimiento formado por una cierta sucesión de sonidos
Puede decirse que el ritmo de la música se compone de ciclos que se reiteran en
intervalos temporales.

Entrenamiento auditivo: es una importante herramienta de desempeño musical


que afecta la musicalidad general de una persona. El entrenamiento auditivo le
permite a un músico interiorizar los sonidos e incrementa la comprensión de todos
los aspectos de la música: el tono, la entonación, la expresión y el ritmo.

Ejecución del instrumentó: Llevar a la practica el conocimiento musical a la


practica, Tocar dentro de las normas y el estilo consolidado, al reparo de
sorpresas inesperadas, cristaliza las modalidades ejecutivas y las rutinas
musicales.

Conceptos pertinentes:
Nombres: Matriz de Marco Lógico
Eric Alejandro Gutiérrez Flores
Néstor Gilberto López Ramírez
Brayant Inclán Cruz Escuela de preparación musical

Resumen Indicadores Medios de Supuestos


Narrativo verificación

Mayor número Numero de Promoción que Limitación en


de ingreso de egresados se les da a los el campo
Fin aspirantes que competentes y egresados laboral de la
desean tener vacantes competentes de música a
una carrera disponibles en esas carreras nivel
profesional en el campo por parte del nacional
música de laboral mismo campo
nivel superior. correspondiente laboral
a música a nivel correspondiente
nacional o a música a nivel
internacional nacional o
internacional

Aspirantes Consulta de los Comparación Músicos sin


mejor requerimientos del plan de preparación
Propósito preparados mínimos estudios de necesaria
para realizar necesarios para dichas escuelas para
un examen de poder ingresar a de formación competir en
ingreso a la escuela de musical a nivel
Una escuela formación nacionales en nacional y/o
de formación musical a nivel relación con el extranjero
musical de superior otras de
nivel superior. carácter
internacional

Una amplia Número de Evaluación de Alumnos sin


gama de cursos de la capacidad del conocimiento
Componentes cursos mayor demanda aspirante en suficiente -
especializados y rechazo de relación a la teórico o
y aspirantes en demanda del técnico—
personalizados las escuelas de curso al que para el
para el ingreso formación desea ingresar ingreso al
a una carrera musical a nivel curso que
de educación superior desean
musical de
nivel superior

Proporcionar Numero de Número de Exámenes


Actividades cursos de chicos aspirantes de alta
capacitación capacitados que rechazados en dificultad
para el ingreso logran cumplir los técnica y
a una escuela con los propedéuticos poca
de formación requerimientos de las escuelas preparación
musical de mínimos del de formación
nivel superior. propedéutico a musical por falta
realizar de
conocimientos
requeridos
1800

1600

1400

1200

1000 Serie 1
Serie 2
800
Serie 3
600

400

200

0
2013 2014 2015

Impacto no deseado: Ante la alta demanda de alumnado deseoso de ingresar a


la institución, se empiezan a implementar audiciones, y el proyecto termina siendo
una continuación del problema de la incapacidad de dar educación a los jóvenes
que buscan estudiar música.

Aun si el 80% del alumnado lograse entrar a alguna institución en formación


musical, no se soluciona el problema de la demanda por lugares a estas
instituciones, la escuela solo dota de mejores herramientas al alumnado para
presentar sus exámenes de ingreso, o en su defecto a tener mejores herramientas
para el campo laboral.

Bibliografía consultada:
1. Las bases psicológicas de la educación musical, Barcelona, Paidós, 1987.

2. Corresponden a los programas vigentes publicados en 2011.

3. Karla Reynoso, “La educación musical y su impacto en el desarrollo”,


en Revista de Educación y Desarrollo, núm. 12, enero-marzo de 2010, p.
56.

4. Patricia González, “Motivación estudiantil hacia el estudio de la música: el


contexto mexicano”, en Revista Internacional de Educación Musical, núm.
1, 2013, p. 33.
5. Aldara Fernández, “La educación artística y musical en México:
incompleta, elitista y excluyente”, en Cuadernos Interamericanos de
Investigación y Educación Musical, vol. 2, núm. 4, 2002, p. 88.

6. Los números son una interpretación de lo mostrado en las gráficas; en el


portal no se manejan cifras precisas.

7. Los exámenes para la obtención de plazas parecieran ser la estrategia


adecuada para este problema, pero no todos los estados la han aceptado,
además de que ya existe personal con plaza que ingresó al magisterio
bajo esta dinámica.

8. Véase: ‹www.snie.sep.gob.mx/estadisticas_educativas.html› [consultar


estadística: julio de 2013].

9. David Anselmo Cortés Arce, Cultura y educación. Consumo musical de los


jóvenes en la UPN, tesis doctoral, México, UPN, 2012.

10. Leonel Pérez Expósito, “La educación musical y el aprendizaje de la


diversidad cultural”, en Reencuentro, núm. 46, agosto de 2006, p. 46.

11. Susana Viveros, Lenguaje, pensamiento y creatividad musical, tesis de


maestría, Universidad Veracruzana, Xalapa, 1999, p. 1
12. Martínez Rivera, Víctor Sabino Retos para la educación musical en
México.http://www.correodelmaestro.com/publico/html5032014/capitul
o5/capitulo_05.html#4
13. Larrañaga Torrontégui Ramón, Educación musical escolarizada en México
1920-1940. http://www.ilustrados.com/tema/6806/Educacion-musical-
escolarizada-Mexico-1920-1940.html
14. Torres Parés P. http://www.estimulacionmusical.org/politica-educativa-
y-educacion-musical/ Conferencia dictada por el Mtro. Pablo Torres
Parés en el III FORO INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN PARA LA INFANCIA
2015
15. Barajas Durán, Margarita. La pedagogía musical elemental en México: un
tema para la pedagogía musical intercultural
http://www.conservatorianos.com.mx/1mbarajas.htm
16. http://www.excelsior.com.mx/expresiones/2014/02/22/945086
17. Lee todo en: Definición de ritmo musical - Qué es, Significado y
Concepto http://definicion.de/ritmo-musical/#ixzz49QeQ2j4O