Anda di halaman 1dari 4

CHARLA DIARIA DE SEGURIDAD

TEMA: RESBALOS, TROPEZONES Y CAIDAS

DIA: MIERCOLES 02/01/2019 Duración: 10 minutos


CHARLA DIARIA DE SEGURIDAD

TEMA: COMO CONTROLAR LAS EMOCIONES EN EL TRABAJO

DIA: JUEVES 03/01/2019 Duración: 10 minutos

Ira: Si discutes con un compañero y la cuestión se va de las manos, al punto que comienzan las críticas
sobre tu trabajo o peor aún, sobre tu vida privada, lo mejor que puedes hacer es no entrar en el juego.
Está claro que las emociones negativas van a invadirte, pero antes de lanzar una negativa como
respuesta, pregúntale que lo tiene tan enojado. Dile que su reacción está fuera de lugar y que debería
intentar calmarse. La calma que tú demuestres descolocará a tu compañero; y así es probable que no
quiera seguir discutiendo. Termina el asunto de manera cortés, así tengas que ser indiferente.
Simplemente, no discutas en términos de agresividad. No olvides que te estás jugando tu reputación y
tal vez tu puesto laboral.

Tristeza: Los motivos por los que puedes ponerte triste en la oficina son varios, pero como ejemplo
supón que, totalmente contrario a lo que pensabas, tu jefe o un superior te llama para anunciarte que
no está contento con tu trabajo. Si bien es normal que esta situación te cause decepción y hasta logre
frustrarte, la solución no es que vuelvas a tu escritorio a llorar (pero si lo necesitas, sal unos minutos
fuera de la oficina). Opta por hablar con tu jefe o con quién hayas tenido el pleito y conocer el motivo
de su descontento, y en todo caso expón tus puntos y criterios sobre tu trabajo. En el caso de que creas
que debes mejorar tu desempeño, explica que trazarás un nuevo plan para cumplir con los objetivos. Si
la tristeza te ha invadido por un problema laboral, trata de concentrarte en lo que tienes que hacer y de
mejorar tu trabajo. Recuerda las metas que has alcanzado, esto te dará fuerza para continuar. Pero si la
tristeza se trata de una cuestión que tiene que ver con tu vida privada y te está sumergiendo en un
estado de angustia, lo mejor es que visites a un profesional.

Alegría desmedida: ¡Acabas de recibir la noticia que tanto has estado esperando! Mantén la calma antes
de explotar de felicidad en medio de la oficina. Si necesitas expresar a toda costa ese sentimiento sal un
momento, ríe a carcajadas y llama a quien quieras contárselo. No se trata de que tomes una actitud de
mármol, pero el exceso de euforia podría dispersar demasiado el trabajo del resto del equipo. Además,
si se debe a algo que está relacionado directamente con tu trabajo (como un ascenso o un aumento de
sueldo), es mejor que lo manejes con discreción.

Miedo: El miedo en la oficina puedes experimentarlo por ejemplo cuando te piden que adelantes la
entrega de un trabajo o cuando te ponen más tareas sin previo aviso. Piensas que no podrás con todo y
entras en pánico. ¿Cómo controlar el pánico? Intenta hacer una lista de las tareas que tienen prioridad
y enfocarte en esas. También puedes pedirle ayuda a alguien y, si después de considerar una y otra
opción sabes que el tiempo no te alcanzará, habla con tu jefe para encontrar una solución donde ni tú
ni la calidad del trabajo se vean afectados. Relájate, siempre piensa lo siguiente: “Si esto sale mal, ¿qué
es lo peor que podría pasarme?”. Esta simple pregunta te ayudará a entender que las cosas pueden no
ser tan graves como parecen y es importante que ante todo preserves tu salud
CHARLA DIARIA DE SEGURIDAD

TEMA: LA CONTAMINACION

DIA: VIERNES 04/01/2019 Duración: 10 minutos

La contaminación es la introducción de sustancias u otros elementos físicos en un medio que provocan


que éste sea inseguro o no apto para su uso.

Es siempre una alteración negativa del estado natural del medio, y por lo general, se genera como
consecuencia de la actividad humana considerándose una forma de impacto ambiental.

Igualmente, cuando la contaminación ambiental se instaura también se va afectando el bienestar de la


población; progresando en muchos de los casos a ser perjudiciales no solo para la vida humana, sino
también para la vida animal y la existencia de las especies de flora.

El mecanismo de producción de la contaminación del ambiente se asocia a la incorporación de cuerpos


que atraen las sustancias sólidas; líquidas y gaseosas, incluso la combinación de todas ellas; alterando
las condiciones naturales.

A medida que el hombre va adquiriendo más poder en la naturaleza; las posibilidades de empeorar la
situación ambiental se incrementan si no se toman acciones a tiempo; pues muchas de las actividades
realizadas por esta población deterioran las condiciones que integran el medio ideal.

El comportamiento social del hombre en conjunto con su cultura siempre va adaptando el ambiente de
acuerdo a sus necesidades, y muchas veces estos requerimientos no son compatibles con el equilibrio
ecológico; lo que hace que la población humana busque los medios para mantenerse en confort, sea o
no bueno para la salud del ecosistema.
CHARLA DIARIA DE SEGURIDAD

TEMA: LOS ACCIDENTES COMO RESULTADO DEL COMPORTAMIENTO INADECUADO

DIA: SABADO 05/01/2019 Duración: 10 minutos

CON MUCHA FRECUENCIA hemos oído hablar a nuestros superiores, incluso a nuestros compañeros de
trabajo acerca de los accidentes como resultado de las actitudes inseguras, del desinterés y del pobre
nivel de desempeño de nosotros mismos. Es decir, los accidentes como resultado de nuestro
comportamiento. Es evidente que nuestra forma de pensar, nuestra forma de actuar y de realizar
nuestros conocimientos y tareas, ya sea aquí o en nuestros hogares, influye grandemente en las
posibilidades de sufrir accidentes.

Frecuentemente estamos conscientes de los peligros que nos rodean, sin embargo, no actuamos
consecuentemente, no tomamos las medidas necesarias para evitar que esos peligros se conviertan en
una triste realidad. Por ejemplo, muchas veces olvidamos usar nuestro equipo de protección personal
sabiendo que lo necesitamos y sabiendo que estamos expuestos a sufrir lesiones serias o a dañar nuestra
salud, a causa del ambiente que nos rodea. Otras veces sucede que no obedecemos las normas de
prevención establecidas sólo por el hecho de que pensamos que no son importantes y que si llegara el
momento de una emergencia sabríamos defendernos. Esta es precisamente una actitud que más tarde
o más temprano, provocará un accidente.

Quiero enumerar una serie de actitudes humanas que aumentarán o disminuirán las posibilidades de
sufrir un accidente. Un grupo es positivo y el otro es negativo. Las personas que muestran las actitudes
positivas son las personas que muy probablemente nunca sufrirán accidentes, mientras que las personas
con las actitudes negativas están involucradas en accidente con bastante frecuencia y lo que es peor,
son las causantes de accidentes que no solo dañan a su persona, sino al bienestar de los que se
encuentran a su alrededor.

Entre las actitudes que han sido determinadas como negativas y por lo tanto causantes de accidentes
podemos citar las siguientes: demasiada confianza en lo que se hace; evadir la responsabilidad con
excusas, intolerancia; impaciencia; incapacidad de recibir críticas, descuido, frivolidad, alcoholismo,
inmadurez; y, bromas e indisciplina, entre otras. Estas son actitudes negativas que debemos dejar a un
lado o tratar de evitar. Eliminando de nuestro comportamiento este tipo de actitudes, contribuiremos a
nuestro propio bienestar en todo momento y en cualquier lugar.

Entre las actitudes positivas que contribuyen a prevenir accidentes se encuentran las siguientes:
madurez personal; disciplina; actitud realista y social; actitud de tolerancia y amabilidad para con los
demás; responsabilidad; moderación; control de los impulsos; y, discreción. En pocas palabras
podríamos decir que las personas que se preocupan por la prevención de accidentes son personas que
se dan cuenta de sus limitaciones y de sus debilidades y que miran a su alrededor en forma realista, con
interés de ayudar.

Hoy cuando lleguemos a casa tomemos unos minutos y hagamos un análisis de nuestro
comportamiento. Veamos si podemos determinar cuáles son las actitudes que debemos dejar a un lado
y cuales debemos adquirir o practicar con más frecuencia para prevenir accidentes. Siempre podemos
eliminar actitudes negativas y adoptar otras nuevas y positivas que serán provechosas tanto para
nuestro bienestar como para el de nuestros compañeros de trabajo. Recuerden. Hagamos un esfuerzo
por mejorar nuestro comportamiento a favor de la prevención de accidentes y de nuestro propio
bienestar, tanto en el trabajo como en el hogar.