Anda di halaman 1dari 86

El derecho a

la no discriminación
en México
Guía de Participantes

Cursos Estatales de Actualización


Vigésima Tercera Etapa
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Programas de Formación Continua 2011-2012

Curso:

El DERECHO A LA NO DISCRIMINACIÓN EN MÉXICO

Guía de participantes

1
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Índice
Introducción ............................................................................................................................................ 4
Datos generales del curso ....................................................................................................................... 5
Evaluación .................................................................................................................................................... 7

Unidad 1. ¿Qué es la discriminación? ................................................................................................ 9

1.1. La discriminación en nuestra vida cotidiana................................................................ 10


1.2. Definición técnica de la discriminación .......................................................................... 11
1.3. Raíces socioculturales de la discriminación ................................................................. 13
1.3.1 Invisibilización de la prácticas discriminatorias ............................................... 14
1.3.2 Factores que producen y reproducen la discriminación ................................ 16
1.4 Tipos de discriminación......................................................................................................... 21
1.5 Efectos individuales y sociales de la discriminación ................................................. 24

Unidad 2. Derechos Humanos y el derecho a la no discriminación. .................................... 26

2.1. Los derechos humanos y su transformación a lo largo de la historia ................. 27


2.2. El principio de igualdad y no discriminación ............................................................... 30
2.3. La no discriminación como un derecho humano ....................................................... 31
2.4. Igualdad real y acciones afirmativas................................................................................ 32

Unidad 3. Prácticas discriminatorias y sus consecuencias. .................................................. 35

3.1. Estudios sobre el fenómeno de la discriminación realizados por el


CONAPRED ........................................................................................................................... 36
3.2. Manifestaciones de la discriminación en diferentes ámbitos y sectores
sociales .................................................................................................................................. 36
3.2.1. Mujeres .......................................................................................................................... 37
3.2.2. Personas con discapacidad PCD ........................................................................... 38
3.2.3. Preferencia u orientación sexual e identidad de género............................. 38
3.2.4. Motivos raciales, color, linaje u origen nacional u étnico .......................... 40
3.2.5. Religión ......................................................................................................................... 44
3.2.6. Edad o etárea .............................................................................................................. 45

2
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

3.2.7. Personas con VIH o SIDA ......................................................................................... 48


3.2.8. Personas trabajadoras del hogar ......................................................................... 49

Unidad 4. Marco jurídico y defensa del derecho a la no discriminación. ............................ 52

4.1. El derecho a la no discriminación en la Constitución mexicana ............................ 53


4.2. Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación .......................................... 54
4.3. La defensa del derecho a la no discriminación ............................................................. 58
4.3.1. Mecanismos jurisdiccionales .............................................................................................. 58
4.3.2. Mecanismos no jurisdiccionales ........................................................................................ 59
4.4. El derecho a la no discriminación en el ámbito internacional ................................ 63

Unidad 5. La escuela como factor fundamental en la lucha contra la discriminación. 70


5.1. Manifestaciones de la discriminación en la escuela ................................................... 71
5.2. ¿Cómo combatir la discriminación en y desde la escuela? ....................................... 72
5.2.1. Contribuir a la construcción de sujetos de derecho .................................................... 73
5.2.2. Desarticular las bases socioculturales y simbólicas de la discriminación. ........ 75
5.2.3. Promover identidades libremente elegidas, abiertas, plurales y no
confrontadas. .............................................................................................................................. 76
5.2.4. Contribuir a la construcción de nuevos referentes para la interacción social.. 79

Bibliografía ............................................................................................................................................... 82

3
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Introducción

Uno de los principales problemas de nuestra sociedad es la discriminación, la cual impide


que las personas se desarrollen de acuerdo con sus capacidades. Las prácticas
discriminatorias se encuentran presentes en todos los ámbitos de la sociedad, por lo que
su prevención y eliminación implica no sólo la transformación de las condiciones
estructurales de desigualdad e injusticia, sino también un compromiso con la modificación
de las pautas culturales y sociales que provocan la permanencia de las asimetrías, la
marginación y la discriminación.

El sector educativo es fundamental para construir una cultura del respeto a la diversidad,
por lo que en este curso se busca que las y los docentes desarrollen las competencias
necesarias para contribuir de manera activa en la formación de una sociedad donde esté
garantizada la igualdad de trato y oportunidades para todas las personas con objeto de
evitar, mediante la reflexión y sensibilización del profesorado, que en las escuelas se
reproduzcan prácticas discriminatorias.

4
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Datos generales del curso

Nombre: EL DERECHO A LA NO DISCRIMINACIÓN


EN MÉXICO

Maestros y maestras frente a grupo,


Destinatarios: Directoras/es escolares (directoras/es,
supervisoras/es, jefas/es de sector, jefas/es
de enseñanza, entre otros) y personal de
apoyo técnico-pedagógico.

Duración: 40 horas.

Modalidad: Presencial.

Tipo de curso: Programa de formación continua.

Materiales: Descripción del curso.

Guía de Participantes

Guía de Formadoras y Formadores

Nivel o modalidad al que está dirigido:

Personal docente de Educación Inicial, CAPEP, Preescolar regular, Preescolar indígena,


Primaria regular, Primaria indígena, Primaria multigrado, Educación especial, Secundaria
general y técnica, Telesecundaria, Educación artística, Educación física, Educación
extraescolar.

Propósito general:

Que las y los participantes adquieran las bases teóricas y prácticas sobre el derecho a la no
discriminación, sus causas y consecuencias, así como los instrumentos y herramientas
necesarios para proteger dicho derecho, con miras a promover la construcción de una cultura
basada en la igualdad y la equidad en el ámbito de sus respectivas funciones y actividades
educativas.

5
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Perfil de ingreso:

Las personas interesadas en tomar este curso deben ser profesores/as de educación básica en
activo que tengan:

 Convencimiento de la importancia de la educación en derechos humanos y la no


discriminación
 Interés por contribuir a la solución del problema de la discriminación a partir de su
ejercicio docente.
 Habilidades de análisis, síntesis y evaluación de información.
 Responsabilidad en el desarrollo de sus actividades docentes.
 Disposición para la innovación y transformación de su práctica docente.
 Compromiso institucional para elevar la calidad de los servicios educativos.

Perfil de egreso:

Las competencias que han de poseer quienes concluyan este curso son las siguientes:

 Conocer con profundidad los propósitos, contenidos y enfoques que se establecen en el


presente curso.
 Apreciar y respeta los derechos humanos y la igualdad de todas las personas,
independientemente de sus diferencias.
 Proponer estrategias y actividades encaminadas a promover una cultura de respeto a los
derechos humanos y a la no discriminación, en los distintos contextos en los que se
desenvuelven.

6
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Evaluación
El proceso de evaluación estará orientado a:

 La observación sistemática de las actitudes personales de las y los participantes, de su


forma de desarrollar las actividades, de sus actitudes en el trabajo grupal y de la forma en
que resuelve las dificultades que encuentra en el proceso de formación.
 La revisión y análisis de los trabajos desarrollados por las y los participantes a lo largo del
curso, retroalimentando sus escritos personales e integrando opiniones expresadas en
plenarias, conclusiones y notas sobre el desarrollo de los temas que se abordan.
 La realización de entrevistas, individuales o en pequeños grupos para aclaración de dudas
e inquietudes que las y los participantes puedan tener en el desarrollo de las actividades
del curso, así como conocer el grado de avance y manejo de los contenidos.
 La realización, al final del curso, de un escrito que contenga la propuesta de una estrategia
encaminada a promover una cultura del respeto a los derechos humanos y la no
discriminación, con las siguientes rúbricas.

Se recomienda utilizar las siguientes rúbricas de desempeño cuyo valor es de 5 puntos cada
una:

Aspecto a evaluar Indicador Puntaje


Asistencia Asiste a las sesiones de trabajo, para 80%
poder acreditar el curso.
Trabajo individual
Evidencias por Unidad Aporta ideas para el trabajo de los 5
Trabajo en quipo contenidos del curso al entorno escolar
Evidencia colectivas
Exposición en plenaria Realiza las actividades individuales y
grupales propuestas para cada unidad 5

Analiza los documentos que se


proponen y comparte sus opiniones en 5
plenarias grupales
Participación grupal
Intervenciones Expresa claramente sus opiniones y 5
Aportaciones escucha con respeto las de sus
Cuestionamientos compañeros

Trabajo final Elabora propuestas, que enriquece con 5


base en las actividades previstas en
cada una de las unidades

7
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Proceso de acreditación:
Las personas participantes que cubran el 80% de asistencia, participen y elaboren el 90%
de las actividades del curso y entreguen el escrito solicitado con las rúbricas indicados
serán acreditadas.

Número de participantes recomendado:

El número mínimo de participantes es de 10 y el máximo de 35 por grupo.

8
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Unidad 1. ¿Qué es la discriminación?


Introducción
En esta unidad se revisará, a partir de experiencias cotidianas y de elementos teóricos,
que la discriminación es una práctica muy común en nuestra sociedad, además de que
tiene diversos orígenes y se expresa de formas diversas.

Propósitos específicos:
 Identificar situaciones de discriminación que se producen y reproducen en nuestra
vida cotidiana en diferentes ámbitos como: la familia, la escuela, el trabajo, la religión y
los medios de comunicación, entre otros.
 Reconocer que la discriminación es un problema que limita, coarta o suspende los
derechos y las libertades fundamentales de las personas y grupos que la padecen.
 Reconocer que los actos de discriminación tienen raíces socioculturales y están
influidos por los intereses de los grupos que sustentan el poder económico, político y
social; de ahí la importancia de aprender a identificar los diversos factores que
posibilitan su existencia y permanencia para promover el cambio hacia la igualdad y
no discriminación en todos esos niveles.
 Reconocer que la discriminación es un fenómeno multifactorial, es decir, que en un
caso determinado de discriminación pueden estar presentes más de dos formas o
expresiones de prácticas discriminatorias.
 Identificar cuáles son los efectos individuales y sociales de la discriminación.

Contenidos:
Unidad 1. ¿Qué es la discriminación? 10hrs.

1.1. La discriminación en nuestra vida cotidiana


1.2. Definición técnica de la discriminación
1.3. Raíces socioculturales de la discriminación
1.3.1 Invisibilización de la prácticas discriminatorias
1.3.2 Factores que producen y reproducen la discriminación
1.4 Tipos de discriminación
1.5 Efectos individuales y sociales de la discriminación

9
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

1.1. La discriminación en nuestra vida cotidiana

 Identificar situaciones de discriminación que se producen y reproducen en nuestra


vida cotidiana en diferentes ámbitos como: la familia, la escuela, el trabajo, la religión y
los medios de comunicación, entre otros.

En nuestra sociedad, la discriminación es tan cotidiana que a veces no la percibimos; sin


embargo, todos y todas la hemos causado o recibido pues hemos aprendido desde la
infancia actitudes discriminatorias que se reproducen una y otra vez sin ser cuestionadas.
_____________________________________________________________________
Actividad individual:
Haz una reflexión personal y contesta por escrito las siguientes preguntas a partir de lo
que tú entiendes por discriminación. No se te pide un conocimiento previo del concepto,
sino que expreses tu punto de vista personal:

1. ¿En qué piensas cuando escuchas la palabra discriminación?


2. ¿Alguna vez tú (o alguien cercano a ti) ha vivido discriminación? Describe brevemente
la situación y señala por qué razón o causa, crees que se dio la discriminación.
3. ¿Cuál fue tu/su reacción y por qué?
4. Describe una situación personal (o de alguien cercano a ti) en la que consideres
que se discriminó a un grupo o a una persona en particular. ¿Cuál fue el motivo?

Actividad por equipos:


Una vez que hayas concluido este ejercicio, organízate por equipos de 5 o 6 personas y
comparte tus respuestas con los integrantes del equipo. Con base en el esquema que a
continuación se presenta, determinen si se trata o no de situaciones de discriminación y
argumenten el motivo. Identifiquen además las formas más comunes de reaccionar frente
a este tipo de conducta y en qué ámbito de dio la discriminación.

Análisis de situaciones de discriminación


Descripción de la ¿Es discriminación? Formas de Ámbito donde
situación Sí ( ) No ( ) reaccionar frente a la se presenta la
¿Por qué? discriminación discriminación:
Familiar ( )
Escolar ( )
Laboral ( )
Social ( )
Otro ( )
Descripción de la Sí ( ) No ( ) Formas de Ámbito donde
situación ¿Por qué? reaccionar frente a la se presenta la
discriminación discriminación:
Familiar ( )
Escolar ( )
Laboral ( )
Social ( )
Otro ( )
10
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Para trabajar con el cuadro se sugiere utilizar hojas de rotafolio y plumones, con la
finalidad de concentrar la participación de los equipos y que quede a la vista de todos.

Con base en la información obtenida, hagan una deliberación entre los equipos, a partir
de las siguientes preguntas detonadoras, que deberán entregar por escrito:

1. ¿Cómo diferenciaron las situaciones de discriminación de las que no lo son?


2. ¿Cuáles fueron las situaciones de discriminación más comunes?
3. ¿En qué espacios de convivencia se presentaron mayores situaciones de
discriminación? ¿A qué creen que se deba?
4. ¿Cuáles son las actitudes o comportamientos más comunes en quien discrimina o
trata como inferior a otras personas?
5. ¿Consideran que exista alguna razón que justifique las actitudes o tratos
discriminatorios?
Sí. ¿Cuál?
No. ¿Por qué?
6. ¿Cuáles fueron las reacciones más comunes frente a la discriminación?
7. ¿Las situaciones de discriminación tienen repercusiones en la vida de las personas
involucradas?
Sí. ¿Cuáles?
No. ¿Por qué?
8. ¿Qué podemos hacer frente a situaciones de discriminación?

Concluyan la actividad haciendo una síntesis sobre las conductas discriminatorias que
vivimos y reproducimos y hagan una reflexión final sobre cómo y dónde hemos aprendido
dichas conductas.

_____________________________________________________________________

1.2. Definición técnica de la discriminación

 Reconocer que la discriminación es un problema que limita, coarta o suspende los


derechos y las libertades fundamentales de las personas y grupos que la padecen.

Discriminación es una palabra polisémica que se usa con frecuencia en el lenguaje


cotidiano con sentidos e intenciones diversas. Para entender cabalmente lo que significa
la discriminación, en este curso nos enfocaremos a una noción técnica apegada a un
sentido social, político y jurídico que contenga todas las variantes de los fenómenos
discriminatorios y pueda ofrecer alternativas para reducir su incidencia.

11
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

La Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación, en su artículo 4, entiende por


discriminación:

…toda distinción, exclusión o restricción que, basada en el origen étnico o


nacional, sexo, edad, discapacidad, condición social o económica, condiciones de
salud, embarazo, lengua, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil, o
cualquier otra1, tenga por efecto impedir o anular el reconocimiento o el ejercicio
de derechos y la igualdad real de oportunidades de las personas.

De acuerdo con esta definición, la discriminación se presenta cuando:

 Se da un trato desfavorable o de inferioridad a una persona o grupo,


 Con base en algún atributo o rasgo específico que irracionalmente esté considerado
como diferente, menos valioso o estigmatizado (color de piel, origen étnico,
apariencia, edad, discapacidad, etc.)
 Limite injustamente el ejercicio de sus derechos humanos fundamentales, e
 Impida la distribución igual de oportunidades y de recursos, así como a recibir el
mismo respeto y atención que cualquier persona.

Para Rodríguez Zepeda (2006: 26) la discriminación puede ser definida como:

Una conducta, culturalmente fundada y socialmente extendida, de desprecio


contra una persona o grupo de personas sobre la base de un prejuicio negativo o
de un estigma relacionado con una desventaja inmerecida, y que tiene por efecto
(intencional o no) anular o limitar sus derechos y libertades fundamentales como
su acceso a las oportunidades socialmente relevantes de su ambiente social.

Para este autor, la discriminación implica:

 Una actitud de desprecio contra una persona o grupo;


 En razón de alguna característica o atributo que no resulta agradable para quien
discrimina: el color de la piel, el sexo, la preferencia sexual, la discapacidad, la
religión entre otros.
 Que esta consideración negativa tenga consecuencias concretas de limitar, coartar o
suspender derechos, libertades y oportunidades de las personas que la padecen.

Con base en estas definiciones, la discriminación no puede reducirse sólo al desprecio o a


la opinión negativa sentida o pensada contra una persona o grupo, sino que se requiere
forzosamente que tales consideraciones tengan consecuencias reales, es decir, que
inciten, conduzcan o propicien acciones contra los derechos y libertades de las personas.

Una sociedad sin discriminación no es aquella en la que todas y todos nos gustamos y
nos caemos bien, sin que nadie se atreva a juzgar a otro como indigno de admiración o
valoración positiva. En este sentido, puede haber personas a quienes no les resulta

1
Cabe señalar que la lista de rasgos con base en los cuales no se puede tratar de forma diferente a dos o
más personas es enunciativa y no limitativa, por lo que es posible agregar nuevos rasgos o incluso precisar
alguno de los que se enuncian que puede presentar cierta ambigüedad (Carbonell: 2006; 78).

12
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

agradable la apariencia de otra e incluso pueden llegar a considerarla sin mérito, pero si
no incitan o realizan acciones que violen sus derechos y oportunidades, no podemos decir
que exista discriminación. En todo caso, dichas personas, estarían ejerciendo su libertad
de opinión y pensamiento, por más que su conducta pueda ser reprobable o grosera.

_______________________________________________________________
Actividad individual:
Lee las siguientes conductas y señala cuáles consideras discriminatorias y cuáles no.

 Contratar a una persona con más logros académicos o profesionales que otra.
 Expulsar a una alumna de la escuela por sus creencias religiosas.
 Desaprobar créditos bancarios de solicitantes que no tienen suficientes bienes para
respaldar el préstamo.
 Aceptar en las escuelas o universidades privadas a las personas más sobresalientes.
 No otorgar créditos bancarios a personas indígenas.
 Reprobar al alumnado que no demuestre conocimiento de la clase.
 Contratar a una persona sólo por su apariencia física.
 Pedir a una pareja homosexual que se retire de un restaurante.
 Ascender a puestos de dirección sólo a personal masculino.
 Negar el acceso o permanencia de niñas y niños con discapacidad en escuelas
públicas.

Actividad grupal:
En una sesión plenaria, compara tus respuestas con el grupo. Agreguen otros ejemplos
de conductas discriminatorias y otras que no lo sean, justificando sus propuestas.

Al final del ejercicio, reflexionen por qué la discriminación no es un asunto de corrección


política, sino que se inscribe en el horizonte de los derechos humanos y las libertades
fundamentales, haciendo evidente la necesidad de su eliminación mediante alternativas
que permitan lograr una sociedad democrática, libre, igualitaria y justa.
_______________________________________________________________

1.3. Raíces socioculturales de la discriminación2

 Reconocer que los actos de discriminación tienen raíces socioculturales y están


influidos por los intereses de los grupos que sustentan el poder económico, político y
social; de ahí la importancia de aprender a identificar los diversos factores que
posibilitan su existencia y permanencia, para promover el cambio hacia la igualdad y
no discriminación en todos esos niveles.

2
Este apartado se desarrolló con base en los documentos de Claudia Pérez Portilla: 2006; 687-723 y de Jesús
Rodríguez Zepeda: 2011.

13
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

1.3.1. Invisibilización de las prácticas discriminatorias

La desigualdad social es un fenómeno universal, mientras muchas personas no tienen


para comer o para curar sus enfermedades, otras tienen más recursos y bienes de los
que pueden necesitar en toda su vida. En las sociedades contemporáneas una amplia
gama de factores determina las oportunidades, expectativas de vida e incluso, la
seguridad de diferentes grupos y de sus miembros. Un rápido vistazo al “Estado de la
población 2011”, editado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas, nos dice que
al 31 de octubre de 2011 llegamos a 7,000 millones de personas sobre la Tierra. Desde
muchos puntos de vista, esto puede considerarse un éxito de la humanidad: las personas
tienen vidas más largas y más saludables. Pero no todas las personas se han beneficiado
con ese adelanto ni con la más alta calidad de vida. Persisten grandes disparidades entre
distintos países, tal como podemos ver en los siguientes indicadores.3

Indicadores Países desarrollados4 Países menos


desarrollados5
Tasa de mortalidad de menores 7.1 122.3
de 5 años, por cada 1 000
nacidos vivos
Tasa de mortalidad materna por 18 597
cada 1 000 mujeres
Porcentaje de alfabetización 100% 65%

Población que vive con menos 1% 54%


de 1.25 dólar por día
Matriculación en escuela 96% 74.5%
primaria
Esperanza de vida al nacer 78.5% 58%

En México los problemas de pobreza, inequidad social, marginación y exclusión de ciertos


grupos son ancestrales. Un ejemplo muy claro son las condiciones de desigualdad que
viven los pueblos indígenas: la escasa o mala educación que reciben; la explotación
económica de su trabajo, sus condiciones de pobreza extrema, su poco acceso a los
servicios públicos de salud; el despojo de sus recursos naturales, su falta de poder y/o
nula representación política; la imposición de la cultura europea-mestiza sobre su propia
cultura, etcétera.

En sentido general, la gente que se encuentra en condiciones de desigualdad, sufre


discriminación y exclusión como resultado de relaciones de poder económico, político,
social y cultural, impuestas por los grupos que tradicionalmente han dominado a la
sociedad mexicana. En nuestro país, la discriminación se muestra de muy distintas
formas: inequidad en la distribución de la riqueza; desigualdad de oportunidades, pobreza,

3
Fondo de Población de Naciones Unidas: 2011; 110-115.
4
Se consideran países desarrollados los pertenecientes América del Norte, Japón, Europa y Australia/Nueva Zelanda.
5
Son países menos desarrollados los pertenecientes a África, América Latina y el Caribe.

14
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

subdesarrollo, machismo e intolerancia hacia lo diverso, afectando a grupos concretos6


como los pueblos indígenas, las mujeres, las niñas y niños, las personas adultas mayores,
las personas con discapacidad, las y los jornaleros agrícolas, las personas migrantes, las
minorías religiosas y las personas homosexuales, entre otros.

Los grupos dominantes que se benefician con el estado actual de cosas, han logrado que
las prácticas discriminatorias se invisibilicen, es decir, que sean aceptadas como
“normales”, mediante la implementación de un sistema capaz de promover y reforzar su
existencia, en otras palabras, se han valido de una “ideología”.

Para este curso, entendemos por “ideología”, el conjunto de creencias que se producen y
reproducen para legitimar un cierto status quo que defiende los intereses de un grupo
social o clase dominante, a través de una serie de estrategias que promueven ciertos
valores y excluyen a todos aquellos que los contradicen. De este modo, las creencias
dominantes se producen y reproducen, convirtiéndose en lo “normal” y en lo “correcto”,
de manera indiscutida. Como ejemplo de una ideología se puede mencionar la creencia
de que:

La familia perfecta y funcional es aquella constituida por:


Un padre trabajador, sostén económico de la familia y autoridad principal;
Una madre encargada del cuidado de los hijos e hijas, de las personas adultas
mayores y de las labores domésticas;
Hijos e hijas dóciles y obedientes a los mandatos del padre y la madre.

La forma en que el grupo dominante proyecta su particular forma de ver las cosas es tan
exitosa que su visión es aceptada y considerada como un dictado del sentido común,
como si fuera parte de un orden natural sin cuestionamiento ni resistencia, incluso por
aquellos que de hecho se ven desfavorecidos en la distribución de recursos, respeto,
reconocimiento, cuidado, solidaridad y poder.

En otras palabras, lo que consideramos “normal” lo es así porque la corriente ideológica


dominante ha promovido ciertas ideas y valores que así lo consideran. Estas ideas están
diseminadas en la vida en sociedad y son práctica espontánea que guía nuestro proceder
cotidiano, logrando que determinadas cosas, por injustas que puedan ser, nos parezcan
“normales” y las “aceptemos”, aunque promuevan la opresión de algunos grupos y la
ausencia de ciertos derechos. Por ejemplo, alguna vez fue “normal”:

Golpear a los niños y niñas en las escuelas.


Que las mujeres no pudieran estudiar, trabajar o votar.
Considerar a la homosexualidad como una enfermedad o un problema psiquiátrico.
La supuesta superioridad intelectual, física y estética de la raza blanca.

6
Muchos autores llaman a estos grupos minorías o grupos vulnerables. Para Pérez Portilla (2006; 701), el
término oprimidos atiende a la causa de esa desventaja, vulnerabilidad o situación de “minoría”. La gente no
nace vulnerable o desaventajada; es el contexto social y en específico, la opresión a través de sus diferentes
manifestaciones la que causa perjuicios específicos. Los grupos con características distintas a las dominantes
no son vulnerables per se sino oprimidos y discriminados; su cultura, lenguaje e historia está mal
representada, rebajada o erradicada, mientras que la ideología del grupo dominante se impone.

15
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

1.3.2. Factores que producen y reproducen la discriminación

Para analizar la producción y reproducción de la discriminación, utilizaremos un esquema


que involucra cuatro niveles principales: el estructural, el institucional, el cultural y el
personal7, mismos que se apoyan y refuerzan recíprocamente para mantener un sistema
discriminatorio.

a) Nivel estructural

Los aspectos estructurales de la discriminación se refieren a las formas desiguales en las


que el acceso a los bienes está distribuido dentro de nuestra sociedad, desde las
estructuras físicas, políticas y legales, tal como veremos en los ejemplos que se dan a
continuación.

 Estructuras físicas

Sufren discriminación estructural por cuestiones físicas, las personas con discapacidad,
para quienes son inaccesibles la gran mayoría de las construcciones físicas, los espacios
laborales o la falta de transporte público o privado que satisfaga sus necesidades;
asimismo, la experimentan quienes tienen que recorrer grandes distancias para asistir a
un centro educativo o a uno de salud, cuyas instalaciones y servicios no cubren los
requisitos mínimos de funcionamiento.

 Estructuras políticas

Un ejemplo muy claro de la discriminación a través de las estructuras políticas, son las
barreras puestas a la organización política de los pueblos indígenas, sin tomar en cuenta
que son sociedades étnicamente diferenciadas, con sistemas religiosos, territorio y
lenguas específicas. Las mujeres, por su parte, también están subrepresentadas en
dichas estructuras políticas a pesar de ser el 51%8 de la población total del país.

 Estructuras jurídicas

La discriminación jurídica se encuentra visible en la existencia de leyes, reglamentos y/o


decretos que norman un tratamiento injusto y diferenciado para algunos colectivos
sociales y los ubica en una situación de desventaja legal con respecto al resto de la
población9, por ejemplo:

 Leyes discriminatorias en su contenido (Leyes del Seguro Social y del ISSSTE que se
niegan a reconocer los derechos de las parejas del mismo sexo).
 No regular de manera suficiente y eficiente ciertas disposiciones, por ejemplo: no
establecer límites claros a la libertad de expresión, que permite manifestaciones
discriminatorias en los medios de comunicación, en las escuelas, etc.

7
Pérez Portilla: 2006; 703.
8
INEGI; 2010.
9
Cfr. Cisneros: 2007; 66.

16
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

 Utilizar en la redacción de leyes un lenguaje que normaliza manifestaciones


discriminatorias, por ejemplo: en la Ley General de Educación, se utiliza la palabra
“hombre” para referirse a todas las personas (véase art. 8, fracc. III).10
 La falta de participación de los grupos oprimidos en el proceso de creación de leyes
dirigidas a su bienestar: nadie mejor que las mujeres, las personas con discapacidad,
las personas homosexuales o los pueblos indígenas conocen sus necesidades, por lo
que ignorarlos al momento de legislar, contradice la esencia de la democracia.

En resumen, se requieren disposiciones jurídicas que no sólo prohíban la discriminación,


sino que promuevan la igualdad de manera transversal.

Para autores como Rodríguez Zepeda (2011: 23), la discriminación estructural contra un
grupo o colectividad se da cuando las posiciones consideradas como bajas o inferiores se
mantienen durante generaciones o siglos y esto es considerado como “normal”.
Asimismo, significa que los grupos discriminados no sólo tienen menor acceso a las
instituciones sociales y económicas de desarrollo y bienestar, sino también que cuando lo
tienen, los resultados para ellos son inferiores.

b) Nivel institucional

La discriminación institucional se entiende como los procedimientos y prácticas


regularizadas o estandarizadas que operan en contra de los intereses de ciertos grupos,
privándolos de la igualdad de oportunidades y del acceso a los recursos de la sociedad, a
pesar de que pueda no haber una decisión consciente de discriminar, es decir, que no son
fenómenos ocasionales propiciados por la voluntad de un sujeto parcial o predispuesto,
sino que se presentan a través de las formas cotidianas de actuar de las instituciones.11

En este nivel, la discriminación no es espontánea, accidental o azarosa, sino que se ha


institucionalizado mediante argumentos racionalizadores que la hacen aparecer como
natural, normal o inmutable, tanto a los ojos de los sujetos que la perpetran como de los
que la padecen.12

Esta forma de discriminación se puede presentar de varias formas y en cualquier


institución, sea formal (el gobierno, la industria, los sistemas educativos, de salud, de

10
El sexismo en el lenguaje se refiere a la utilización de expresiones que giran alrededor de lo masculino, sin
reflejar adecuadamente la presencia de las mujeres en la sociedad. Este tipo de lenguaje está tan
normalizado que pasa desapercibido; habitualmente es involuntario y no surge de decisiones conscientes,
sino del seguimiento inconsciente de los valores o normas de una sociedad sexista, es decir, que discrimina a
un sexo –generalmente las mujeres—en contraposición al otro. Para una gran mayoría de personas el
cambio en nuestros modos de expresión parece innecesario, raro, petulante, ridículo, difícil, etc.
Únicamente cuando el lenguaje no sexista se convierta en la norma de uso, parecerá normal; hasta ese
momento se requiere hacer un esfuerzo consciente para cambiar la forma en que nos expresamos y, de esta
manera, transformar nuestra forma de pensar, dado que el lenguaje, como producto de la cultura, no
describe al mundo de una manera neutra o arbitraria, sino que comunica ideas y concepciones del mundo
que pueden contribuir a perpetuar la discriminación o, por el contrario, a erradicarla.
11
Pérez Portilla: 2006; 715.
12
Cfr. Rodríguez Zepeda: 2011; 22.

17
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

seguridad e, incluso, en las religiones) o informal (la familia, los sistemas éticos o de
moralidad social).

Como ejemplos de la institucionalización de la discriminación se puede advertir el trato


desigual que reciben las personas indígenas, la gente de escasos recursos económicos,
los gays y las lesbianas, las mujeres, las personas con discapacidad, entre otros, en las
instituciones encargadas de la impartición de justicia, en los sistemas de vivienda, de
salud, de educación y de empleo, así como dentro de sus propias familias o en sus
propias comunidades religiosas.

c) Nivel cultural

En una sociedad discriminatoria, las perspectivas culturales de los grupos dominantes se


imponen explícita e implícitamente a las personas y a las instituciones, quienes difícil o
raramente las cuestionan, justificándolas con un simple “así son las cosas” o “todo el
mundo lo sabe”. Tales perspectivas abarcan nuestra concepción de la vida, el lenguaje, el
humor, los estereotipos, los mitos, las definiciones de lo bueno, lo normal, lo raro, la forma
en cómo la gente se viste, lo que come, en lo que cree, así como las reacciones de la
gente ante esos comportamientos. Se trata de ideas constitutivas acerca de cómo debe
ser la sociedad, cómo debemos vivir, quiénes somos nosotros y quiénes los demás,
cuánto valemos unos y otros o cómo debemos interactuar.

_______________________________________________________________

Actividad por equipos:


Formen equipos de trabajo e identifiquen, de acuerdo con su propia experiencia, cuáles
son las características típicas de la cultura mexicana, por ejemplo: ser blanco o mestizo,
heterosexual, de religión católica, etc.

Posteriormente hagan una sesión plenaria y cada equipo señale qué características
encontró, discutiendo entre todos qué transformaciones han tenido dichas características
a lo largo del tiempo.

En términos generales, la cultura nacional se caracteriza por un rechazo a lo diferente y


por una negación sistemática de derechos a quienes no se sujetan a los valores y pautas
de comportamiento de la mayoría, abrigando fuertes componentes de misoginia, racismo,
xenofobia y homofobia, que parecen normales y hasta naturales, pues tienen el peso de la
costumbre al ser transmitidos y afianzados por la familia, la escuela, las asociaciones y
comunidades, las normas legales, los medios de comunicación y hasta por las políticas
públicas;13 en otras palabras, lo que como sociedad creemos que debe ser está
ampliamente influenciado por esquemas culturales que nos han formado como sujetos
morales y sociales.

Al considerar a la discriminación como algo natural dentro de nuestra cultura, hasta hace
poco tiempo el derecho a la no discriminación ni siquiera estaba en la agenda nacional ni

13
Rodríguez Zepeda: 2011; 16.

18
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

aparecía como un problema a resolver por parte de los grupos políticos y sociales. La
exclusión y discriminación sistemática de grupos sociales completos que constituyen la
mayoría de nuestra población (mujeres, indígenas, afrodescendientes, personas con
discapacidad, minorías sexuales, minorías religiosas, personas adultas mayores, niñas,
niños, jóvenes pobres e inmigrantes) era hasta hace poco tiempo invisible, y por ello
parecía no existir. Incluso hoy día se llega a pensar que el derecho a la no discriminación
es un asunto que sólo interesa a los intelectuales o a los grupos civiles militantes, sin
advertir que la desigualdad y la discriminación son problemas fundamentales que inciden
en el desarrollo económico, político y social de nuestro país.14

La lucha contra la discriminación no sólo se expresa en las estructuras, las instituciones y


las normas formales, sino que también supone un cambio cultural y educativo que debe
desplegarse en las familias, las escuelas, las instituciones públicas y privadas y en el
resto de los contextos en que se forman las opiniones y valores de los ciudadanos y
ciudadanas, capaz de transformar los referentes, las costumbres, las tradiciones y las
pautas culturales cotidianas que provocan, en su conjunto, la permanencia de las
asimetrías, la marginación y la discriminación.

d) Nivel personal

En este nivel se consideran las creencias, actitudes y conductas de la persona individual,


basadas en prejuicios, estereotipos y estigmas15, conscientes e inconscientes, que
mantienen la discriminación. Un ejemplo muy claro de los efectos negativos de
estereotipos y estigmas es el caso de las personas homosexuales, quienes por tener
preferencias sexuales diferentes a las “aceptadas socialmente”, se les vincula con la
pedofilia, la agresión sexual, la perversión, la enfermedad mental o la “anormalidad”, con
lo que se “legitiman” las dificultades que tienen para alcanzar derechos tales como el
matrimonio y la adopción.

Otro ejemplo de estereotipo negativo es el del “indio flojo”, luciendo un enorme sombrero
y recargado en un cactus. Este estereotipo no sólo se conoce a nivel mundial, sino que
también está presente en nuestro país; dicha imagen transmite la idea de minusvalía y
holgazanería, que se encuentra muy lejos de la realidad de los mexicanos. Sin lugar a
dudas, se trata de un estereotipo dañino que ayuda a mantener y reforzar la
discriminación y las condiciones de pobreza, principalmente de las poblaciones indígenas.

La producción y reproducción de prejuicios, estereotipos y estigmas logra mantener la opresión


de ciertos grupos, ya sea explotación económica, marginalización, violencia, etc. Tales actitudes

14
Idem; 17.
15
Los prejuicios y estereotipos son creencias sin fundamento o conocimiento que las sustente,
generalmente falsas o que no coinciden con la realidad, que se asocian a una persona o colectivo. En su
sentido negativo, se refieren a actitudes hostiles o de desprecio hacia personas que pertenecen a un grupo,
por el hecho de pertenecer a él. Los estigmas son desacreditaciones hacia ciertas personas o grupos por
tener una característica particular que se considera negativa y que los hace “diferentes” a los demás; por
ejemplo, las personas portadoras del VIH. Cuando estas creencias, ideas o desacreditaciones pasan a la
acción, con la intención de negar la igualdad, se convierten en discriminación, cfr. Gordon W. Allport, La
naturaleza del prejuicio, trad. de Ricardo Malfé, Buenos Aires, Universidad de Buenos Aires, 1971.

19
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

y conductas no pueden entenderse fuera de su contexto estructural, institucional y cultural. Los


individuos que discriminan y los que son discriminados, afectan y se ven afectados por las
estructuras, las instituciones y la cultura a las que pertenecen, en las que son guiados por
patrones que mantienen y perpetúan las conductas y acciones discriminatorias, por lo que no
sólo se trata de un asunto de bondad o de maldad de las personas, sino de mecanismos
estructurales de nuestra sociedad, que nos incluye a todas y todos.

_______________________________________________________________

Actividad individual
Identifica en anuncios de radio, TV, revistas o Internet prejuicios o estereotipos utilizados
para vender productos.

Actividad por equipos


Formen equipos de trabajo, comparen sus respuestas y contesten las siguientes
preguntas:

¿Por qué piensan que se han generado dichos prejuicios o estereotipos?


¿Contienen algunos elementos verdaderos? ¿En qué medida?
¿Se identifican con alguno? ¿Les ha beneficiado o perjudicado tener algún prejuicio o
estereotipo?

En plenaria, expongan por equipos sus respuestas y elaboren las conclusiones que se
desprenden de este ejercicio.
_______________________________________________________________

El cúmulo de prejuicios, estereotipos y estigmas que pesan sobre mujeres, niños, niñas,
personas adultas mayores, personas con discapacidad, personas lesbianas,
homosexuales, bisexuales, transgénero, transexuales, travestis e intersexuales, personas
que viven con VIH o Sida, personas trabajadoras del hogar, minorías étnicas, etcétera, ha
facilitado que se les dé un trato discriminatorio y que esto se juzgue como algo “natural” o
“normal” con base en la idea equivocada de que hay categorías superiores e inferiores
entre los seres humanos. En casos extremos, no sólo se niega la existencia de la
discriminación, sino que incluso se culpa a quienes la padecen. Por ejemplo, las personas
que viven en la calle son vistas como una amenaza para la gente con recursos
económicos, pues las asocian con la delincuencia y son consideradas un riesgo para la
salud, olvidando que el problema radica en que dichas personas no tienen acceso a un
bien básico como es la vivienda.

Los individuos pueden tener un efecto determinante para el mantenimiento o la


erradicación de la discriminación, en la medida en que asuman los valores dominantes sin
cuestionarlos, o por el contrario, analicen críticamente las causas y motivos de las
conductas discriminatorias buscando la transformación de las relaciones de poder
establecidas entre grupos: varones sobre mujeres; heterosexuales sobre homosexuales;

20
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

blancos y mestizos sobre indígenas, católicos sobre otras religiones o sobre escépticos y
ateos; personas sin discapacidad sobre personas con discapacidad, etcétera.16

La forma en que interactúan y se refuerzan entre sí los aspectos estructural, institucional,


cultural y personal de la discriminación, refleja la complejidad de la discriminación y sus
diversos orígenes y manifestaciones, por lo que su prevención y erradicación requiere
cambios y estrategias en todos los niveles en que se produce, para abrir la puerta no sólo
a la igualdad, sino también a distribuciones más equitativas del poder, la autoridad, el
prestigio, los privilegios y los rangos, que reduzcan el dominio de quienes se benefician
con las prácticas discriminatorias.17

Los movimientos a favor de la igualdad y la no discriminación, tales como el feminista, el


antirracismo, los grupos de liberación lésbico-gay, los que están a favor de los derechos
de las personas con discapacidad, o aquellos que luchan en contra de la pobreza y la
explotación, desafían la ideología dominante al denunciar sus contradicciones,
distorsiones e inconsistencias, por lo que son un instrumento de transformación social.
______________________________________________________________

1.4 Tipos de discriminación

 Reconocer la complejidad y carácter múltiple de la discriminación, a través de las


diferentes formas en que se le analiza y clasifica.

Hay diferentes formas de clasificar los tipos de discriminación que se presentan en la


sociedad, dependiendo de cómo se analice. En este curso utilizaremos la clasificación
que distingue entre quién discrimina (autor) y la forma en que se discrimina18.

a) Tipos de discriminación según el autor:

Desde la perspectiva de quién es el autor de la discriminación, podemos diferenciar entre:

Discriminación según el autor

Personas físicas y morales19 Persona física: vecina, compañera de


trabajo, maestra, amiga, familiar, etc. La
responsabilidad del acto es fácilmente
atribuible a una persona en particular.

Persona moral: institución bancaria,


colegio, hospital, aseguradora, etc. La
responsabilidad se atribuye a toda la
organización.
16
Rodríguez Zepeda: 2011; 17
17
Ibídem.
18
Cfr. Centro de Documentación de Honduras; 2005; 5.
19
Persona física es cualquier hombre o mujer sujeto de derechos y obligaciones; persona moral es un ente
conformado por un grupo de personas físicas que buscan una finalidad específica y que puede también ser
sujeto de derecho y obligaciones.

21
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Discriminación según el autor

Instituciones públicas o privadas Las instituciones públicas (SEP,


ISSSTE, IMSS, Sedesol, etc.): Al formar
parte del Estado mexicano, están
obligadas a respetar y garantizar el
principio de igualdad y la no
discriminación y, en caso de
incumplimiento, pueden ser sujetas de
demandas nacionales e incluso
internacionales.

Instituciones privadas (centros de salud


privados, escuelas privadas,
organizaciones comerciales o
industriales, etc.). Si bien la obligación de
garantizar la no discriminación es del
Estado, es deber de todas y todos
respetar dicho principio. Dentro del marco
de sus compromisos, el propio Estado
debe regular algunas circunstancias del
ámbito privado, si contradicen los
esfuerzos de protección de la no
discriminación.

b) Tipos de discriminación según la forma en que se comete.

Discriminación según la forma en que se comete

Intencional o no intencional Como su nombre lo indica, la


discriminación intencional se comete a
sabiendas de que se hace un acto
discriminatorio, mientras que la no
intencional se comete sin pensar o
ignorando las consecuencias
discriminatorias que tendrá, llegando
incluso a ser involuntaria o hasta
inconsciente.

Es importante mencionar que la ley no


hace distinción cuando existe o no la
voluntad de discriminar, pues ambas
tienen el mismo resultado: la negación o
restricción de derechos y libertades
fundamentales.

22
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Discriminación según la forma en que se comete

Por acción u omisión Esta clasificación se refiere al hacer o dejar


de hacer algo que dé como resultado la
discriminación. Ejemplo: Si un policía
detiene a un joven porque su aspecto lo
hace sospechoso de ser delincuente y
luego no encuentra ningún cargo, incurre
en discriminación por acción.
Un ejemplo de la discriminación por
omisión, sería que el poder legislativo no
promueva leyes que protejan los
derechos de ciertos grupos o personas.
Unifactorial o múltiple Unifactorial es la discriminación que se
produce a consecuencia de una sola
circunstancia: tener una discapacidad,
ser mujer, ser afrodescendiente, etc.
Múltiple es la discriminación que sufren
personas que reúnen varias condiciones
que las ubican en una situación de
vulnerabilidad extrema: ser mujer
indígena con alguna discapacidad o ser
una persona transexual migrante con
escasos recursos económicos.
Esta distinción contrapone el análisis de
la discriminación desde un solo factor
(raza, género, discapacidad, etc.), al de la
idea de que las personas pueden sufrir
una discriminación derivada de la
combinación de varios factores, que,
juntos, producen formas agravadas
distintas de cualquier forma de
discriminación de un solo tipo.
Directa e indirecta Es directa cuando se fundamenta en las
características distintivas de las personas
que pertenecen a un grupo. Por ejemplo,
cuando se prohíbe a las personas con
discapacidad acceder a un cargo público.
Es indirecta cuando se produce a través
de normas, políticas o prácticas que son
formalmente neutras o no
discriminatorias, pero que perjudican o
producen desventajas para un grupo de
personas. Por ejemplo cuando al aplicar
una ley de manera idéntica para hombres
y mujeres, se producen consecuencias
desiguales para las segundas, por estar
relegadas en muchos ámbitos.

23
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Actividad grupal
En sesión plenaria, los integrantes del grupo propondrán ejemplos de cada uno de los
tipos de discriminación que se han presentado.
_______________________________________________________________

1.5. Efectos individuales y sociales de la discriminación

 Identificar cuáles son los principales efectos individuales y sociales de la


discriminación

La discriminación es una forma significativa de la desigualdad entre las personas que


tiene graves consecuencias en el plano individual y social.

En el aspecto personal, la discriminación daña la dignidad de las personas pues al


degradarlas las despoja de su condición de seres humanos y las deja en estado de
vulnerabilidad frente a todo tipo de abusos. Es frecuente, incluso, que el sujeto
discriminado no logre distinguir las razones de su situación de desventaja social o de su
deficiente calidad de vida, pero la exposición prolongada a experiencias de discriminación
tiene consecuencias negativas en su calidad de vida, en tanto que se violentan sus
derechos y se limitan sus aspiraciones, comprometiendo su desarrollo social y
psicológico, como por ejemplo:

 Obstaculiza el desarrollo y ejercicio de sus capacidades, así como la expresión de sus


necesidades, pensamientos y sentimientos, llegando a creer que merece o es
responsable de la discriminación que recibe.

 La disminución en las bases de su autorrespeto, que tiende a romper o a dificultar la


cohesión social y el sentido compartido de ciudadanía cívica, pues la víctima de
discriminación tiende a aislarse con miras a evitar ser agredida. Por ese temor a la
violencia suele ceder sus espacios de crecimiento y oportunidades de desarrollo a
favor de las personas pertenecientes a los grupos no discriminados.

 Renegar de sus características y adoptar las del grupo dominante, tratando de ocultar
su pertenencia al grupo discriminado, afectando a personas de su misma condición y
a otras que estén en situación de mayor desventaja.

Sin embargo, la discriminación no solamente es un asunto que afecta a los individuos en


lo personal o a sus relaciones con los demás, sino que la imposibilidad efectiva de ejercer
derechos tiene graves consecuencia en lo social, lo económico y lo político. Entre sus
efectos más nocivos se pueden identificar los siguientes:

 Deterioro social: La discriminación deteriora las formas de convivencia social y


consolida relaciones de poder arbitrarias e ilegítimas que impiden el aprovechamiento
íntegro de las capacidades y los recursos humanos con los que cuenta el país.

24
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

 Daños económicos: En el terreno específico de las relaciones económicas, la


discriminación implica una severa desventaja en el ingreso, empleo y oportunidades
económicas entre los grupos que son discriminados y los que no lo son, reforzando la
desigualdad económica, la pobreza y la exclusión social.

 Riesgos para la democracia: Al ser una forma de dominio y opresión que establece
relaciones asimétricas entre las personas, la discriminación provoca que unas
personas tengan acceso efectivo a derechos y otras personas no, lo que obstaculiza la
construcción y permanencia de un régimen democrático capaz de alcanzar sus metas
de libertad, progreso, desarrollo, bienestar de todos los seres humanos.

Los efectos de la discriminación no son menores, debemos estar conscientes que los
daños ocasionados van más allá de los aspectos morales o éticos, pues se traducen en
restricción de derechos fundamentales y menores oportunidades de desarrollo que
empobrecen y limitan la vida de millones de personas que padecen desventajas
inmerecidas.

Las autoridades públicas, conjuntamente con las organizaciones civiles, las y los
ciudadanos debemos buscar la manera de eliminar la discriminación para lograr una
sociedad más equitativa, justa y democrática, en beneficio de todas y todos los que
vivimos en este país.
_______________________________________________________________
Actividad por equipos:
Reunirse en equipos para identificar, en casos concretos, las consecuencias que puede
generar la exclusión de personas o grupos de personas de los circuitos de derechos y
oportunidades de desarrollo.

Una vez que hayan terminado, discutan sus resultados en plenaria.


_______________________________________________________________

25
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Unidad 2. Derechos humanos y el derecho a


la no discriminación
Introducción
En la presente unidad se tratará el tema de la no discriminación ligado a los derechos
humanos. En la primera parte se explica, de manera general, en qué consisten los
derechos humanos, resaltando su dimensión histórica; se resaltará que la exigencia de los
derechos humanos está ligada a circunstancias sociales, políticas y económicas, de
manera que la caracterización ofrecida muestra el carácter dinámico de tales derechos y
la importancia de la búsqueda de no discriminación como forma de garantizar el respeto a
la dignidad de todas las personas.

Los apartados dos y tres abordan la doble función de la igualdad y no discriminación en el


ámbito de los derechos humanos, es decir, tanto como principio fundamental de tales
derechos, como un derecho humano en sí mismo.

Finalmente, en el cuarto apartado se tratan las acciones afirmativas, las cuales son
distinciones justificadas que no pueden ser consideradas discriminatorias, pues su
objetivo es alcanzar la igualdad real entre las personas y promover la inclusión de grupos
históricamente excluidos.

Propósitos específicos
 Comprender de manera general en qué consisten los derechos humanos, su carácter
histórico y su importancia para la construcción de una sociedad igualitaria que busca
eliminar todas las formas de discriminación.
 Identificar el principio de igualdad y la no discriminación como pilar de la teoría de los
derechos humanos.
 Reconocer la igualdad y no discriminación como un derecho humano.
 Comprender en qué consisten las acciones afirmativas y su importancia para alcanzar
la igualdad real, más allá de la igualdad plasmada en leyes.

Contenidos:
Unidad 2. Derechos Humanos y el derecho a la no discriminación 6hrs.

2.1. Los derechos humanos y su transformación a lo largo de la historia


2.2. El principio de igualdad y no discriminación
2.3. La no discriminación como un derecho humano
2.4. Igualdad real y acciones afirmativas

26
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

2.1. Los derechos humanos y su transformación a lo largo de la historia

 Comprender de manera general en qué consisten los derechos humanos, su carácter


histórico y su importancia para la construcción de una sociedad igualitaria que busca
eliminar todas las formas de discriminación.

Nuestra época está marcada por la presencia constante de los derechos humanos,
diariamente podemos encontrar referencias a éstos en noticieros, discursos políticos,
programas y políticas públicas. Sin embargo, la comprensión de qué son y de sus
implicaciones para la vida en sociedad, no resultan nada sencillas. La definición de los
derechos humanos es un asunto complejo, al indagar sobre esta temática podemos
encontrar definiciones que realmente no aclaran qué son, pues algunas de ellas señalan
que se trata de derechos que pertenecen a los seres humanos, por el sólo hecho de serlo;
otras, señalan que los derechos humanos son aquellos que los seres humanos deberían
tener por ser lo que son. Ambas definiciones son repetitivas, pues solamente dicen que se
trata de los derechos que las personas tienen o deberían tener y no muestran lo
característico de tales derechos.

En este caso partimos de una definición de derechos humanos, que pretende superar la
falta de claridad, pero que reconoce que se trata de un tema difícil sobre el cual es
necesario investigar y reflexionar. Esta definición fue elaborada por Antonio Pérez Luño,
reconocido jurista español:

[...] un conjunto de facultades e instituciones que, cada momento histórico,


concretan las exigencias de la dignidad, la libertad y la igualdad humanas, las
cuales deben ser reconocidas positivamente por los ordenamientos jurídicos a
nivel nacional e internacional.20

Sabemos que esta definición sigue sin aclararnos del todo en qué consisten, por lo cual,
vamos a desglosarla, no sin antes destacar que los derechos humanos tienen diversas
dimensiones: a) la ética, en tanto plantean como una exigencia para las sociedades el
reconocimiento de la igualdad entre todos los seres humanos; b) jurídica, al requerir ser
reconocidos en normas jurídicas, a través de las cuales se crean mecanismos para
protegerlos y, c) política, dado que su exigencia permite a grupos en desventaja luchar
por alcanzar una verdadera igualdad.

Durante mucho tiempo se pensó que existían categorías entre los seres humanos, es decir,
que había seres humanos con mayor "calidad" y por ello con más derechos. Fue a partir de la
época moderna, que muchas personas se mostraron en desacuerdo con esa situación injusta
y desde entonces ha habido grupos en distintos tiempos y partes del mundo que han luchado
por el reconocimiento de la igualdad humana y la desaparición de toda creencia y práctica
que suponga que existen seres humanos con categorías diversas.

Los derechos humanos han sido el medio para contraponerse a cualquier sistema que
suponga que los seres humanos merecen más o menos oportunidades y libertades
dependiendo de su género, edad, posición económica, condición social, nación, etnia,

20
Pérez Luño: 2004; 98.

27
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

etcétera. Por eso, Pérez Luño señala que se trata de un conjunto de facultades que
podemos entender como capacidades de exigir el reconocimiento de una igual dignidad
entre todas las personas. Dicha exigencia requiere de ordenamientos jurídicos, tanto a
nivel nacional como internacional, pues a través de estos se han creado los mecanismos
para garantizarlos. Es importante destacar que los derechos humanos son históricos, es
decir, que surgen y se transforman a través del tiempo e intentan responder a la exigencia
de dignidad e igualdad en distintos contextos temporales.

A pesar de que los derechos humanos surgen en contextos sociales, culturales y políticos
distintos, la comunidad internacional ha reconocido en éstos la expresión innegable del
valor universal que se reconoce a lo humano, independientemente de las tradiciones
culturales o religiosas, es decir, que los derechos humanos han surgido como un conjunto
de acuerdos básicos que los estados han realizado, sin dejar de lado sus diferencias por
lo que son fruto del consenso internacional y esto les da un fundamento sólido, más allá
de las diferencias y los desacuerdos que se presentan alrededor de estos derechos.

Tradicionalmente, los derechos humanos suelen clasificarse en tres grupos, ligados a su


surgimiento histórico.
Generación Derechos Época de Instrumento
surgimiento
Civiles y políticos o Fin del siglo XVII Pacto Internacional de
Primera derechos de y siglo XIX. Derechos Civiles y Políticos.
libertad.
Económicos, Siglo XX. Pacto Internacional de
sociales y culturales Derechos Económicos,
Segunda
o derechos de Sociales y Culturales.
igualdad.
De solidaridad o Años recientes No se cuenta con un
derechos de los (finales siglo XX y instrumento internacional que
pueblos. principios del los reconozca y a través del
XXI). cual se establezcan los
mecanismos para su
protección, se cuenta con
algunas declaraciones y cartas
que no tienen la fuerza de una
convención. Por ejemplo:
Declaración sobre el Medio
Tercera
Humano.
Carta de los Deberes y
Derechos de los Estados.
Declaración sobre el Uso del
Progreso Científico y el
Beneficio de la Humanidad.
La Carta Mundial de la
Naturaleza.
Directrices para la Protección
del Consumidor.

28
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Esta clasificación tiene solamente fines didácticos, es decir, que solamente sirve para
ayudarnos a comprender cuál era el centro de las demandas de los grupos movilizados en
cada época, no significa que una vez librada una lucha por algunos derechos no sea
necesario seguir trabajando en este sentido; es decir, seguir construyendo las condiciones
para su respeto, garantía y protección. Por otro lado, los derechos humanos son
integrales e interdependientes, esto significa que unos dependen de otros, que no pueden
ser protegidos de manera aislada y que la afectación de un tipo de derechos acarrea la
afectación a los demás, por ejemplo, el derecho a la participación política (un derecho civil
y político) es limitado claramente si no se garantiza el derecho al desarrollo, el derecho al
trabajo (derechos de tercera y segunda generación).

Así los derechos civiles y políticos se asocian con la burguesía emergente del Siglo de las
Luces, la Revolución Francesa, la Independencia Norteamericana, la Declaración de los
Derechos del Hombre y del Ciudadano y la Declaración de Virginia.

Los derechos económicos, sociales y culturales (DESC), por su parte, se vinculan con los
movimientos de los trabajadores durante la revolución industrial por conseguir condiciones
dignas y seguridad social; estos derechos están ligados a la Revolución Rusa y a la
Revolución Mexicana, cuyo objetivo principal fue establecer las condiciones para la
consecución de la justicia social, en la cual se incluían las demandas de educación y salud.

Finalmente, los llamados derechos de la tercera generación están ligados al


reconocimiento de los derechos de los pueblos, entre los cuales se encuentran: el
derecho a un medio ambiente sano, derecho al agua, derechos de las generaciones
futuras, derecho a la paz, a una muerte digna, por ejemplo. Existe gran polémica
alrededor de los derechos de la tercera generación, pues al no contar con el
reconocimiento jurídico, no puede decirse que sean derechos en sentido pleno. Sin
embargo, esto muestra con toda claridad la dimensión histórica de los derechos y cómo
estos responden a las preocupaciones de la humanidad en distintas etapas,
probablemente en algunos años contemos con una convención internacional que los
reconozca y la cual encuentre sus antecedentes en las cartas, declaraciones y directrices
mencionadas en la tabla anterior. De manera que no pueden concebirse como un
conjunto de derechos estáticos e inamovibles, sino como el núcleo de exigencias que
buscan garantizar la igualdad y dignidad de los seres humanos ante distintos contextos
históricos.

Podemos ver el proceso histórico de los derechos humanos como el proceso por el cual
cada vez menos colectivos humanos han sido sometidos a discriminación. Muestra de ello
es que los derechos humanos surgen con vocación universal, pero en clave masculina, es
decir, se pretendía que fueran para “todos”, pero este “todos” solamente consideraba a los
hombres, no a las mujeres, dejando sin protección a más de la mitad de la población
mundial. El desarrollo de una concepción de sociedad en la cual se reconozcan derechos
de las personas ha llevado a evidenciar patrones discriminatorios, la historia de los
derechos humanos es en cierto sentido la historia de la lucha en contra de la
discriminación a ciertos sectores de la población con la exigencia de que se les
reconozcan sus derechos plenamente y se creen las condiciones que garanticen su
ejercicio.
_______________________________________________________________

29
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Actividad por equipos:


Formen equipos de 4 o 5 personas y discutan a partir de las siguientes preguntas. Una
vez que hayan llegado a conclusiones, regístrenlas en hojas de rotafolio y exponganlas de
manera resumida en plenaria.

1. A qué necesidades humanas está ligado el surgimiento de los derechos civiles y


políticos.
2. ¿Por qué creen que el derecho a un medio ambiente sano no haya estado en la mente
de las personas durante las primeras décadas del siglo XX, cuando se desarrollaban
demandas de tipo social?
3. Los derechos de las mujeres, las personas con discapacidad, las niñas y los niños, las
personas migrantes están reconocidos en instrumentos relativamente recientes. Si
siempre han existido estos grupos poblacionales ¿por qué crees que el
reconocimiento de estos derechos se haya dado hasta esta etapa de la vida humana?
Una vez que hayan expuesto todos los equipos, elaboren una síntesis de su
respuestas y escríbanla en una hoja de rotafolio como conclusiones del grupo.
_______________________________________________________________

2.2. El principio de igualdad y no discriminación

 Identificar el principio de igualdad y la no discriminación como pilar de la teoría


de los derechos humanos.

Los derechos humanos se asientan sobre el principio de igualdad y no discriminación, que


se conforma por dos conceptos complementarios, uno positivo y otro negativo. La
igualdad, que enfatiza la forma en la que las personas deben acceder al goce y ejercicio
de derechos. La no discriminación, que acentúa la necesidad de proteger a las personas
de distinciones arbitrarias.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha señalado que hay un vínculo


indisoluble entre el respeto de los derechos humanos y el principio de igualdad y no
discriminación,21 esto se debe a que no es posible suponer que en una sociedad se
respetan y protegen los derechos humanos si, por ejemplo, solamente sucede en el caso
de algunos grupos privilegiados y no en el caso de personas sujetas a tratos diferenciados
injustificados basados en sus características identitarias. Esto implicaría que realmente no
se respetan y protegen los derechos humanos.

A pesar de que entre los diferentes derechos humanos no existe una relación jerárquica
sino de integralidad, el derecho a la igualdad y a la no discriminación es un derecho que
se coloca como principio fundamental de todos los derechos humanos, pues garantiza
que se acceda a éstos sin distinciones o restricciones injustificadas.

21
Corte Interamericana de Derechos Humanos: 2003.

30
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

El principio de igualdad y no discriminación es aplicable a todos los estados,


independientemente de que se hayan suscrito o no a cierto tratado, pues forma parte del
derecho internacional general. Además, tiene un carácter imperativo que implica
obligaciones para todos ellos. Dicho en palabras más simples, la igualdad y la no
discriminación son condiciones tan básicas e indispensables que no se requiere
adherencia a ningún instrumento internacional para estar obligado a tomar medidas
concretas para evitar la discriminación que evidentemente afecta la igualdad.

Ahora bien, cabe preguntarse: ¿en qué sentido los seres humanos somos iguales?
Resulta evidente que no somos iguales físicamente, ni culturalmente, ni siquiera
biológicamente. Así, la igualdad exigida por los derechos humanos es una prescripción,
es decir, que se trata de una exigencia moral y jurídica, según la cual los seres humanos
debemos ser tratados como iguales, aunque en los hechos no lo seamos, pues lo que
predomina en la existencia humana es la diferencia.

2.3. La no discriminación como un derecho humano

 Reconocer la igualdad y la no discriminación como un derecho humano.

Como hemos visto, igualdad y no discriminación conforman un principio fundamental de


los derechos humanos, además la no discriminación es reconocida por la Suprema Corte
de Justicia de la Nación “[…] como uno de los valores superiores del orden jurídico
mexicano, lo que significa que ha de servir de criterio básico para la producción normativa
y su posterior interpretación y aplicación […].”22 Así, la no discriminación se encuentra en
la base de la creación de todo el sistema normativo de nuestro país.

La no discriminación es un derecho reconocido en la mayoría de los tratados


internacionales. Esto de dos maneras: subordinada y autónoma. Se dice que se trata de
un reconocimiento subordinado, cuando la no discriminación se refiere solamente a los
derechos establecidos en el instrumento en cuestión, por ejemplo, el artículo 1° de la
Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH) que señala que:

Los Estados partes en esta Convención se comprometen a


respetar los derechos y libertades reconocidos en ella y a
garantizar su libre y pleno ejercicio a toda persona que esté
sujeta a su jurisdicción, sin discriminación alguna por motivos
de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de
cualquier otra índole, origen nacional o social, posición
económica, nacimiento o cualquier otra condición social.

Según se lee en el artículo citado de la CADH, el compromiso que contraen los Estados
partes consiste en respetar sin discriminación los derechos y libertades contenidos en la
misma convención, por ello se trata de una fórmula subordinada, pues la obligación de no
discriminar se supedita a los derechos de un instrumento específico.

22
Suprema Corte de Justicia de la Nación: 2004; 99. Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, novena
época, t. XXVII, octubre de 2004, p.99.

31
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Por otro lado, existen enunciaciones del derecho a la no discriminación de tipo autónomo,
por ejemplo el artículo 24 de la CADH, que establece la igualdad ante la ley: “Todas las
personas son iguales ante la ley. En consecuencia, tienen derecho, sin discriminación, a
igual protección ante la ley.” Esta enunciación no se supedita a ningún otro artículo de la
Convención, el artículo 24 de la CADH es violado si un Estado no respeta la igualdad ante
la ley. Las enunciaciones del derecho a la no discriminación de tipo autónomo tienen un
sentido más amplio que las de tipo subordinado, pues establecen una especie de regla de
actuación de los Estados más allá de las convenciones o tratados internacionales.

En el orden jurídico mexicano encontramos que el derecho a la no discriminación y a la


igualdad está claramente establecido en el artículo 1° de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos.
_______________________________________________________________

Actividad grupal:
Reúnanse en parejas o tríadas y escriban dos cuentos cortos, el primero narrará la vida
de una comunidad en la cual las diferencias son tomadas en cuenta para determinar la
mejor manera de tratar e integrar a alguien a la comunidad, en ésta se respeta el derecho
a la igualdad y la no discriminación de todas las personas. El segundo cuento narrará la
vida de una comunidad en la cual las diferencias se asumen como inferioridad, es decir,
que todo aquel o aquella que no es similar a la mayoría es tratado con desprecio y no
existe ninguna consideración con respecto a las necesidades específicas de quienes no
forman parte de los grupos mayoritarios. En esta comunidad no se respeta el derecho a la
igualdad y la no discriminación.

Compartan sus escritos con el resto del grupo y escriban en el pizarrón o en hojas de
rotafolio un listado de las características generales de cada una de las comunidades
descritas en el cuento. Finalmente, señalen a cuál de estas se parece la escuela en la que
laboran y expliquen las razones de esa decisión.
_______________________________________________________________

2.4. Igualdad real y acciones afirmativas

 Comprender en qué consisten las acciones afirmativas y su importancia para alcanzar


la igualdad real, más allá de la igualdad plasmada en las leyes.

Debido a que la desigualdad se presenta de manera constante en las sociedades


contemporáneas, se ha establecido la necesidad de crear medidas que remedien esa
situación. Así, algunas cortes constitucionales e instancias internacionales como la Corte
Interamericana de Derechos Humanos, han señalado que existen tratos diferenciados que
no deben ser considerados como discriminación, pues su objetivo es justamente revertirla,
al buscar igualar las oportunidades de grandes colectivos humanos que han vivido
exclusión de manera sistemática con respecto a grupos no discriminados. La Corte
Interamericana advierte que: “pueden establecerse distinciones, basadas en desigualdad
de hecho, que constituyen un instrumento para la protección de quienes deban ser
protegidos, considerando la situación de mayor o menor debilidad o desvalimiento en que

32
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

se encuentran”.23 Estas medidas son conocidas como acciones afirmativas o positivas, las
cuales pueden caracterizarse como:

[…]tratamientos preferenciales temporales, en la


contratación, promoción o despidos laborales, en la
formación o prácticas laborales, en el acceso a una
determinada universidad, en la implementación de una beca
de estudios; procedimientos, todos ellos, que garantizan una
preferencia a una persona entre un grupo de
competidores.24

Como se señala en el párrafo anterior las medidas afirmativas o positivas son medidas
temporales que buscan acelerar la igualdad real entre las personas y promover la
inclusión de grupos históricamente excluidos. La igualdad establecida en las normas, ya
sean internacionales o nacionales, es formal o jurídica, y no garantiza que en los hechos
las personas de diferentes grupos accedan de manera igualitaria al goce y ejercicio de
derechos, libertades y oportunidades.

Así, las acciones afirmativas han sido pensadas como uno de los medios a través de los
cuales es posible trabajar en pos de la igualdad real o material (aquella que va más allá
de lo establecido en las normas). No basta la creación de leyes, la interpretación de éstas
y su aplicación desde la perspectiva de igualdad y no discriminación, sino que además es
necesario establecer criterios temporales de preferencia con respecto a grupos
desaventajados, por ejemplo es necesario que se otorguen espacios en universidades
públicas para que personas indígenas puedan acceder a estudios universitarios y contar
con los programas de becas indispensables para que puedan permanecer en la escuela.
Las personas no indígenas pueden sentir que se violenta su derecho a la no
discriminación en la medida en que ellos y ellas no son beneficiados por este tipo de
programas, pero si se toma en cuenta la situación de desventaja educativa en la que se
encuentran las personas pertenecientes a minorías étnicas y pueblos indígenas, se
advertirá que la implantación de esta medida temporal busca que las personas indígenas
gocen de una oportunidad que no han tenido debido a su situación de vulnerabilidad y
exclusión.

Las instituciones estatales comprometidas con la construcción de la igualdad real entre


las personas deben crear mecanismos a través de los cuales se remuevan los obstáculos
generados en el ámbito social y económico que han excluido de manera sistemática a
grupos humanos, quienes a pesar de contar con el reconocimiento legal de igualdad, no
tienen acceso a oportunidades que les permitan alcanzar la igualdad real o material. En el
siguiente cuadro se presentan las características de las acciones afirmativas.

23
Corte Interamericana de Derechos Humanos: 2003; 111.
24
Nuria González Martín: 2006; 344.

33
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Las acciones afirmativas tienen carácter remedial y corrector porque actúan para
compensar las discriminaciones del pasado. De acuerdo con el ejemplo del acceso y
permanencia de personas indígenas en universidades públicas, se ve claramente que
esta medida intenta corregir la ausencia de estos grupos en la educación superior con
todas las oportunidades que ésta implica. Es necesario “inclinar la balanza”,
temporalmente, a favor de los grupos desaventajados para conseguir avances en materia
de justicia social y en lo respecta al progreso de quienes han sido marginados.

Los programas de acciones afirmativas buscan romper esquemas tradicionales que


perpetúan una visión jerárquica de la sociedad en la que se segrega a grupos de manera
permanente. Siguiendo con el ejemplo utilizado, la acción afirmativa a favor de las y los
jóvenes indígenas universitarios rompe con la idea de que las personas de este origen no
son capaces de generar conocimientos y formar parte de comunidades científicas y
académicas. En este sentido, la implantación de acciones afirmativas contribuye al
rompimiento de esquemas mentales, plagados de estereotipos y prejuicios, de manera tal
que, en algunos años, ya no sea extraño contar con destacados científicos o humanistas
de origen indígena. El objetivo es abrir puertas que habían permanecido cerradas para
grupos diversos a los que, además, se les ha achacado la responsabilidad por su falta de
desarrollo, en vez de identificar las condiciones estructurales que han imposibilitado que
obtengan poder político, económico, simbólico, etcétera.
_______________________________________________________________

Actividad por equipos:


En equipos de 4 o 5 personas, identifiquen tres grupos que, en la sociedad mexicana,
ustedes consideren desaventajados y señalen por qué consideran que se encuentran en
esta situación. Finalmente diseñen una acción afirmativa para cada uno de los grupos y
enuncien el objetivo de esta medida.

Discutan en plenaria las propuestas de cada equipo y desarrollen una conclusión sobre
esta actividad en hojas de rotafolio.

34
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Unidad 3. Prácticas discriminatorias y sus


consecuencias
Introducción
En la primera parte de la unidad se revisarán las dos encuestas sobre discriminación en
México que ha realizado el Conapred, las cuales han permitido profundizar en el
conocimiento sobre quién o quiénes discriminan, cuáles grupos o sectores son más
discriminados y cuáles son los factores que se relacionan con las prácticas
discriminatorias, a partir de la percepción que tiene la población mexicana en general.

En la segunda parte se abordarán las principales manifestaciones de la discriminación


hacia diversos sectores de la sociedad que la padecen sistemáticamente en mayor
medida: mujeres, personas con discapacidad, etc., por no encuadrar en el statu quo.

Propósitos específicos
 Conocer la finalidad de los estudios que sobre la discriminación en México ha
realizado el Conapred.
 Analizar las manifestaciones de la discriminación en diferentes grupos y sectores
sociales y sus consecuencias.

Contenidos:
Unidad 3. Prácticas discriminatorias y sus consecuencias 8hrs.

3.1. Estudios sobre el fenómeno de la discriminación en México realizados por el


Conapred
3.2. Manifestaciones de la discriminación en diferentes ámbitos y sectores sociales
3.2.1. Mujeres
3.2.2. Personas con discapacidad PCD
3.2.3. Preferencia u orientación sexual e identidad de género
3.2.4. Motivos raciales, color, linaje u origen nacional u étnico
3.2.5. Religión
3.2.6. Edad o etárea
3.2.7. Personas con VIH o SIDA
3.2.8. Personas trabajadoras del hogar

35
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

3.1 Estudios sobre el fenómeno de la discriminación en México realizados


por el Conapred.

 Conocer la finalidad de los estudios que sobre la discriminación en México ha


realizado el Conapred.

En el año 2005 el Conapred, publicó la Primera Encuesta sobre Discriminación (ENADIS


2005), que permitió a la sociedad mexicana y a sus instituciones reconocer la magnitud y
las diversas manifestaciones de la discriminación en México.

Para generar información actualizada que permita caracterizar y entender mejor el


fenómeno de la discriminación se desarrolló, en colaboración con la UNAM, la Encuesta
Nacional sobre Discriminación 2010 (ENADIS 2010). En esta segunda encuesta se logró
una profundización en el conocimiento sobre quién o quiénes discriminan, en qué ámbitos
de la vida se presenta con mayor frecuencia y los factores sociales y culturales que se
relacionan con la acción discriminatoria. Asimismo, el documento brinda elementos para
conocer la percepción de discriminación de la población en general y de los grupos en
situación de vulnerabilidad.
_______________________________________________________________

Actividad grupal:
Formen equipos de cinco o seis personas y revisen los documentos de las ENADIS 2005
y 2010 que se indican a continuación:

ENADIS 2005:
http://www.conapred.org.mx/redes/userfiles/files/Presentacion_de_la_Encuesta_final.pdf

ENADIS 2010:
http://www.conapred.org.mx/redes/userfiles/files/Enadis-2010-RG-Accss-002.pdf

Con base en su lectura, respondan las siguientes preguntas,

Qué datos les llamaron más la atención


Qué personas se ven más afectadas por la discriminación
Qué similitudes y diferencias identifican entre las dos ENADIS

Una vez que hayan discutido sobre estas preguntas regístrenlas en hojas de rotafolio,
expóngalas y explíquenlas de manera breve en plenaria.

______________________________________________________

3.2. Manifestaciones de la discriminación en diferentes ámbitos y sectores


sociales

 Analizar las manifestaciones de la discriminación en diferentes grupos y sectores


sociales y sus consecuencias.

36
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Como se mencionó anteriormente, la discriminación es un fenómeno que padecen en


mayor medida y de manera sistemática ciertos sectores de la sociedad que,
históricamente, no encuadran con la ideología dominante. Cada uno de los grupos que
abordaremos a continuación, representan una o varias características que se salen del
statu quo y que los colocan en una situación de vulnerabilidad.

3.2.1 Mujeres

La cultura dominante, a lo largo de la historia, ha dado a las mujeres un papel de


subordinación en una visión masculina que las deja sin derechos, poder y prestigio. Se les
ha conferido la responsabilidad única de la reproducción y el cuidado familiar.

En la sociedad mexicana, en el espacio familiar funcionan principios tradicionales que


sirven como ancla de formas autoritarias y discriminatorias. Estos valores que se
aprenden dentro de la familia, se practican y reproducen fuera de ella, haciendo “normal”
la dominación del hombre en contra de la mujer. Siendo esto así, las niñas y las mujeres
están sometidas a una discriminación que acota y restringe sus derechos a nivel
estructural, institucional y personal; siendo los dos primeros los más duros de combatir,
pues durante años han “normalizado” las situaciones de servidumbre y sometimiento que
viven miles de mujeres y niñas. Por ejemplo, la ENADIS 2010 arrojó los siguientes datos:

 3 de cada 10 mujeres pide permiso o avisa para decidir por quién votar.
 3 de cada 10 mujeres pide permiso o avisa para utilizar anticonceptivos.
 44% de las encuestadas pide permiso para salir sola de noche.25

Es claro que las mujeres no se han limitado a ser víctimas. Han logrado resistirse y
rebelarse, pero desgraciadamente las consecuencias de estas prácticas conducen a una
discriminación que se manifiesta en todos los ámbitos de la vida. Se les agrede de forma
física, verbal, emocional, sexual o económica. Se les siguen negando derechos
económicos y laborales al recibir sueldos inferiores a los de sus pares hombres, al no
tener acceso a todos los puestos de trabajo y al ser sometidas a pruebas de embarazo
para su contratación. Padecen maltrato, agresiones sexuales, humillación, marginación
y/o educación interrumpida.

Dejar fuera a las mujeres alimenta la idea equivocada de que las diferencias de género
son naturales. Refuerza la idea de que hay espacios para hombres y otros para mujeres,
que ellos se dedican a la producción, al trabajo, a lo público; mientras que ellas se
enfocan a la maternidad, al cuidado de familia, a a lo privado. Son las sociedades, la
cultura, la historia y no los genes ni la herencia, los que fomentan las ideas que llevan a
una discriminación sistemática que coloca a la mitad de la población que representan las
mujeres en situación de vulnerabilidad.

25
Conapred: 2011, 72.

37
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

3.2.2 Personas con discapacidad (PCD)

Durante años, la discapacidad se ha visto a la luz de dos paradigmas o modelos que han
marcado un trato discriminatorio hacia las personas con discapacidad:

a) Modelo Tradicional o de Prescindencia: Bajo este paradigma y como su nombre lo


indica, las PCD son concebidas como prescindibles pues no aportan nada a la sociedad;
algunas sociedades conciben a la discapacidad como una forma de castigo divino y una
vergüenza que hay esconder o erradicar del todo. Desafortunadamente, estas creencias
siguen vigentes y hoy por hoy, podemos encontrar casos de bebés, niños y adultos que
fueron abandonados por sus familiares en basureros o en instituciones psiquiátricas.
Estas acciones tienen como base el prejuicio de que la PCD es incapaz de socializar,
realizar actividades intelectuales o físicas, tener una familia, etc.

b) Modelo Médico-Asistencialista: la discapacidad es vista como una enfermedad que


hay que curar para que las personas se integren, en la medida de sus posibilidades, a la
sociedad. Toda la responsabilidad está puesta en las PCD, ellas, a su vez, deberán
realizar esfuerzos heroicos para integrarse a un mundo y una sociedad que no está
dispuesta a modificar en nada su cotidianidad.

Como solución a estas actitudes y modelos y tomando como base la Convención para los
Derechos de las Personas con Discapacidad se intenta promover un nuevo paradigma o
Modelo Social o de Derechos Humanos, el cual aborda, como punto principal, la
dignidad de la persona humana y en un segundo plano, la discapacidad. Localiza el
“problema” de la discapacidad fuera de la persona y lo ubica en la sociedad que no ha
sido capaz de adaptarse a las necesidades de todas las personas. Así pues, es la
sociedad la que requiere un proceso de rehabilitación en donde se den a conocer los
derechos de las PCD y se sensibilice sobre las múltiples barreras que una PCD enfrenta
en sus labores cotidianas. En este modelo está el cambio que se requiere para combatir y
erradicar las prácticas discriminatorias que afectan a este colectivo.

3.2.3. Preferencia u orientación sexual e identidad de género

Las personas que tienen una preferencia u orientación sexual diferente de la heterosexual
sufren discriminación porque existe una creencia generalizada que defiende la
heterosexualidad como sexualidad dominante y, a partir de ella, se califican todas las
demás preferencias sexuales como incompletas, perversas y, en algunos casos, como
patológicas, criminales e inmorales. Lo anterior provoca una respuesta de temor, que en
última instancia se traduce en desprecio, odio y rechazo.

La discriminación contra las personas que tienen una preferencia u orientación sexual
diferente a la heterosexual se manifiesta como homofobia que es la aversión contra las
orientaciones, preferencias sexuales, identidades o expresiones de género, contrarias al
arquetipo de la heterosexualidad lo que incluye la lesbofobia y la transfobia.

38
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

A pesar de que las personas homosexuales viven hoy de manera más visible y con un
mayor goce de derechos, siguen experimentando discriminación en varios sectores como
el educativo, el religioso, escolar, de salud y familiar, entre otros. La homofobia,
alimentada de prejuicios que deshumanizan y degradan la dignidad de las personas
lesbianas y homosexuales, conduce a la violencia, a la negación de derechos y, en
muchos casos, a los crímenes de odio. Una buena parte de la sociedad sigue pensando
que la homosexualidad es una mala maña que se aprende o se practica por la influencia
de malas compañías y que, por tanto, puede evitarse.26 La Encuesta Nacional sobre
Discriminación 2010, arrojó los siguientes datos:

 8 de cada 10 personas, de más de 50 años, está en contra de que las parejas gay
adopten infantes.
 4 de cada 10 personas no permitirían que en su casa viviera una persona
homosexual.
 1 de cada 2 personas homosexuales y bisexuales percibe como su principal
problema la discriminación.27

Para hablar del grupo TTTI (personas transgenéricas, travestis, transexuales e


intersexuales) es necesario especificar, antes, los siguientes conceptos:

En la persona transgenérica las cualidades y los roles de género no coinciden con su


sexo; hay una discordancia sexo-genérica, “una persona que no se identifica con su
cuerpo: un macho que se percibe, que identifica, que se siente y se vive como hembra o
lo contrario”28. Como su nombre lo indica, las personas trans, transitan y/o se ubican
entre el género masculino y el femenino.

El travestismo es el uso del atuendo del género opuesto y es la conducta más


ostensible de la transgeneridad. Se debe señalar que las personas travestis no
necesariamente tienen preferencias homosexuales.

La transexualidad es la convicción personal de que la identidad genérica propia no


coincide con el sexo biológico, hay una discordancia cuerpo-mente, sexo-género en
donde la única solución es la reasignación de sexo con procedimientos médico-
quirúrgicos.

La intersexualidad es una condición en la cual un individuo nace con caracteres


sexuales de ambos sexos (genitalia ambigua); en estos casos la persona debe decidir el
sexo y el género con el que más se identifique.

Los tres grupos antes descritos comparten desventajas similares, la más grande es la
ausencia de personalidad jurídica acorde con su identidad genérica. Para las personas
trans, es muy difícil, conseguir una credencial de elector con su identidad genérica,
realizar el cambio de acta de nacimiento, un pasaporte o un cambio de nombre en
26
Ver introducción de Conapred: 2011a.
27
Idem.
28
Alcaraz, Rodolfo y Abril: 2008; 11.

39
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

documentos tales como: certificados de primaria, secundaria, preparatoria y/o títulos


profesionales. Todos estos documentos son requisitos indispensables para conseguir un
trabajo y, por consiguiente, una subsistencia digna. La condición trans es vista, por una
buena parte de la sociedad y de las autoridades, como una enfermedad vergonzosa, una
desviación, perversión o una anormalidad que alimenta la estigmatización, la
discriminación, la exclusión y la violencia contra este grupo.

Las personas transgenéricas y transexuales han sido de los grupos más discriminados y
marginados de la sociedad. Entre otras muchas razones, estas personas rompen con los
esquemas más profundamente enraizados en nuestra sociedad: los roles de género y las
creencias religiosas y/o naturalistas. Una mujer que viste y actúa como hombre y
viceversa, representa una serie de transgresiones a los “modos de ser y actuar”
socialmente aceptados.

Las personas que son víctimas de homofobia, transfobia y/o lesbofobia, están en una
situación de vulnerabilidad porque son rechazadas en el trabajo, escuela y en sus propios
hogares. La discriminación se manifiesta en despidos, exclusión educativa, rechazo
religioso, negación de servicios, estereotipos y estigmas reproducidos por los medios de
comunicación, humillación, rupturas familiares, abandono, invisibilidad, violencia y, en
casos extremos, hasta la muerte.

3.2.4. Motivos raciales, color, linaje u origen nacional u étnico

En este sector se ubica la discriminación de las personas afrodescendientes, indígenas,


migrantes y refugiadas.

a) Personas afrodescendientes

Uno de los principales problemas de la población afrodescendiente en nuestro país es


que existe poca información respecto a este grupo y a sus necesidades específicas. La
escasez de datos estadísticos, información sobre su situación económica y social indican,
por una parte, el poco avance que hay en términos de inclusión de este grupo y, por otra,
impide tener un diagnóstico confiable sobre los niveles de exclusión que padecen en
cuanto al acceso a derechos y oportunidades.

Los pocos datos que existen conllevan a una seria dificultad para diseñar programas y
medidas en favor de una incorporación más igualitaria con base en las necesidades
particulares de este grupo, para que también sean destinatarios de las ventajas de vivir en
una sociedad ordenada.

La invisibilidad por otra parte, facilita la violación de derechos y libertades, aun cuando
sean reconocidas de manera igualitaria para todas las personas. De este modo aumenta

40
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

la vulnerabilidad, se fomenta la repetición de la exclusión y la discriminación en el acceso


a derechos y oportunidades.

Una de las pruebas fehacientes de que su invisibilización les ha acarreado a las personas
afrodescendientes peores condiciones de vida, es que las pocas mediciones que existen
muestran que viven mayores grados de marginación y pobreza incluso que la población
indígena.

b) Personas indígenas

Una etnia es un grupo de personas que comparten una herencia común, una cultura
particular, creencias, instituciones, formas de vida y características raciales. Así pues, los
pueblos indígenas son concebidos como etnias porque son pueblos cuyo origen se
remonta a un tiempo anterior a la conquista y porque, además, dichos pueblos han
deseado permanecer como tales y se distinguen por contar con ciertas instituciones
políticas y culturales diferentes a las del resto de la nación.29 En este sentido, cabe
resaltar que un pueblo indígena o etnia no tiene como único distintivo los rasgos físicos de
sus integrantes.

Los pueblos indígenas enfrentan una discriminación estructural e institucional que los
afecta de manera grupal e individual; al carecer de representación y participación política,
se facilita la producción y reproducción de su exclusión; al no poder manifestar sus
intereses y particularidades, se escriben y promulgan leyes y normas que propician aún
más su marginación; tal es el caso de las legislaciones que establecen una serie de
requisitos en materia de asociación religiosa o política que está basada en el modo de
asociación del grupo dominante (católicos y partidistas) y que dista mucho del modo de
organización que ocurre en los pueblos indígenas (vida asamblearia y religión popular).

El racismo es la forma en cómo se manifiesta la discriminación hacia los


afrodescendientes y las etnias indígenas: Se entiende por racismo: “un presupuesto
social, aprehendido y trasmitido que prejuzga y estigmatiza a un colectivo determinado… [
y ] en un contexto social determinado”30. El racismo es una invención social que tiene
como finalidad marcar las diferencias jerárquicas entre actores sociales con miras a la
explotación y dominación.

La Enadis 201031 arrojó los siguientes datos:

 El principal problema que perciben las minorías étnicas es la discriminación,


seguido de la pobreza y el desempleo.
 4 de cada 10 indígenas considera que no tienen las mismas oportunidades que
los demás para conseguir trabajo.

29
Ver: Escalante Betancourt: 2009; 11.
30
Idem p.35
31
Conapred: 2011; 52-53.

41
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Históricamente, tanto a indígenas como a otros grupos étnicos se les ha prejuiciado y


estigmatizado por su apariencia física, lenguaje, cultura y tradiciones, lo que los ha
excluido de la vida en sociedad y, sobre todo, de la posibilidad de ejercer sus derechos y
participar en la distribución de las ventajas de la cooperación social.

El trato desigual que estas personas han padecido histórica y sistemáticamente les ha
quitado oportunidades de desarrollo, provocando también un acceso restringido a
derechos, lo que las expone a una exclusión sistemática y una situación de desventaja
con respecto al resto de la sociedad.

Fenómenos como la pobreza y la discriminación agravan las condiciones de vida de los


grupos y minorías étnicas en el país. El acceso a la justicia se ve obstaculizado por
diferencias de lenguaje, la estigmatización y el menosprecio por la diversidad cultural. El
derecho a la educación se vuelve inaccesible al no considerarse la situación de
marginación que padecen ni la diferencia de tradiciones y lenguas. Lo mismo sucede con
el acceso a los servicios de salud y vivienda.

En un país como el nuestro, es imprescindible no sólo reconocer la diversidad cultural


formalmente, como lo hace nuestra Constitución, sino garantizar la igualdad de
reconocimiento de todas las personas, a través de la posibilidad de ejercer derechos y
acceder a oportunidades en igualdad de circunstancias para practicar de manera efectiva
la diversidad.

c) Personas migrantes.

Las personas extranjeras que están en situación irregular en el país son particularmente
vulnerables a la discriminación. Primero, porque se tiene la falsa percepción de que las
personas gozan de derechos dentro de su territorio y los pierden al viajar sin documentos,
de ahí que con frecuencia sufran de abusos y vejaciones. Segundo, porque cargan con
una serie de estereotipos y estigmas que los relacionan con delincuentes, integrantes de
grupos delictivos, alta peligrosidad y violencia.

Las personas que viajan sin documentos están expuestas a un daño mayor porque, ante
la falta de visas o permisos, temen denunciar, lo que potencia su situación de
vulnerabilidad pues es sabido que cualquier abuso no tendrá consecuencias para quien lo
cometió. Además, las y los migrantes temen a las represalias, desconfían en el sistema
de procuración y administración de justicia, lo que provoca impunidad.

Todas estas personas tienen un común denominador: huyen de la miseria y buscan


mejores oportunidades de vida y desarrollo. La mayoría vienen de El Salvador,
Guatemala, Honduras o Nicaragua y buscan llegar a la frontera de Estados Unidos de

42
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

América; todas estas personas inician, en opinión de Amnistía Internacional, uno de los
viajes más peligrosos del mundo.32

Desde su llegada a México las y los migrantes enfrentan condiciones de abuso,


inseguridad y discriminación. Son presa fácil de las redes delincuenciales que los
secuestran, extorsionan, golpean brutalmente, violan y/o los venden a tratantes de
personas. También son víctimas de detenciones arbitrarias por parte de funcionarias y
funcionarios públicos. Muchos de ellos desaparecen sin dejar rastro, otros son asesinados
y abandonados en parajes lejanos. Las mujeres, los niños y niñas son especialmente
vulnerables, todo este grupo corre graves riesgos de ser objeto de trata para prostitución
y/o trabajo forzado.

En opinión de algunas personas migrantes encuestadas:

 Los varones migrantes perciben como su mayor problema el desempleo, seguido


de la discriminación y la inseguridad.
 Las mujeres migrantes consideran que su problema más grave es la falta de
documentación legal y la discriminación.33

La discriminación es doblemente padecida por las mujeres, niñas y niños migrantes,


quienes sufren de acosos y malos tratos en situaciones de detención, además son
orillados al trabajo doméstico clandestino, prostitución, abusos sexuales y agresiones
físicas y sexuales en las operaciones de trata.

Es muy importante que se genere un cambio cultural en el que haya una sensibilización
sobre las condiciones en que viajan las personas migrantes y las razones por las cuales
una persona deja su país. La mayoría lleva muy pocos recursos y miles viajan en trenes
de carga hacia el norte del país, lo que pone en peligro su integridad.

La violencia generada contra los migrantes está motivada por la discriminación, pues
aunque sus derechos humanos están reconocidos en los tratados internacionales de los
que México es parte, el ejercicio real de éstos se encuentra limitado.

d) Personas refugiadas

Las personas refugiados son considerados grupos en situación de vulnerabilidad porque


el sólo hecho de tener que huir de sus países y adentrarse en otro, muchas veces de
forma irregular, los hace poco visibles y susceptibles de abusos.

Es importante señalar que nadie elige la condición de refugio, pues en muchos casos
significa vivir en el exilio y depender de los demás para cubrir necesidades básicas. Las
personas refugiadas huyen o dejan sus países debido a temores fundados de ser

32
Amnistía Internacional. 2010; 48
33
Conapred: 2011; 96-97.

43
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

perseguidas por motivos de raza, religión, pertenencia a determinado grupo social u


opiniones políticas.

En México, muchas personas perseguidas son llevadas a las estaciones migratorias del
Instituto Nacional de Migración, donde inician o continúan su trámite ante las autoridades
mexicanas de reconocimiento de calidad de refugiados. Durante este tiempo, estas
personas, se encuentran privadas de la libertad, sin acceso efectivo a representación
legal y a otros derechos, lo que aumenta su situación de vulnerabilidad.

Para la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados
(ACNUR) el "aseguramiento" o detención de las y los solicitantes de reconocimiento de
refugiados es considerada una detención arbitraria. Por ello, no debería practicarse la
detención automática de solicitantes de la calidad de refugiado que llegan "directamente"
y de manera irregular a México, ni debería ser indebidamente prolongada.

El incremento de controles migratorios a lo largo de las fronteras o en las vías de


comunicación en el interior del país, pueden significar un factor riesgo para las personas
refugiadas. El caso más grave es la deportación a sus países de origen, pues se les
coloca, de nueva cuenta, en riesgo de persecución.

3.2.5 Religión

La religión tiene una dimensión colectiva muy importante al grado que suele ser un factor
de identidad para una comunidad, un pueblo, un país o una región. La diversidad religiosa
es entonces entendida como un riesgo para la identidad y un factor que debilita a una
comunidad.

Por ello, las personas que no siguen la religión mayoritaria están expuestas a ser
discriminadas y las ubica en una situación vulnerable por sus creencias y prácticas, ya
que son diferentes a las costumbres generalizadas.

En México, las religiones o Iglesias evangélicas34 son las que, en mayor medida, sufren la
discriminación. La Dirección General de Asuntos Religioso de la Secretaría de
Gobernación reporta que las manifestaciones de intolerancia religiosa más frecuentes
son:

 Imposición de cooperaciones, trabajos y cargos para las festividades religiosas de


otra Iglesia distinta a la suya.
 Hostigamiento por tener creencias religiosas distintas a las de la mayoría.
 Oposición a la construcción de templos de otro credo;

34
Iglesias: Cristiana, Testigos de Jehová, Presbiteriana, Mormona, etcétera, llamadas también agrupaciones
religiosas minoritarias o religiones distintas a la católica.

44
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

 Suspensión de servicios públicos: agua, luz, panteón, educación.


 Retención de cheques del Programa Progresa.35
 Expulsión de la comunidad.
 Daño a la propiedad y a la integridad física.

En el contexto urbano, la discriminación inicia cuando una persona o un grupo de


personas, a causa de sus creencias, se niega a participar o cooperar en las fiestas
tradicionales del pueblo y, generalmente, ligada a una creencia religiosa; desde ese
mismo momento, esa persona o colectivo queda excluida de la asamblea comunitaria.
Posteriormente, los actos de discriminación se empiezan a dar con la expulsión de las y
los niños de la escuela, los cortes de luz y agua, así como los mencionados con
anterioridad. En una gran cantidad de casos, los usos y costumbres de las comunidades
son el origen de estas actitudes discriminatorias y son utilizadas como pretexto para
eliminar cualquier disidencia política y religiosa.

En la ENADIS 2010, las personas que pertenecen a una religión minoritaria manifestaron
lo siguiente.

 3 de cada 10 personas que pertenecen a una minoría religiosa consideran que su


principal problema es el rechazo y la falta de aceptación, seguido de burlas y la
falta de respeto.

 Las minorías religiosas consideran que la gente de su colonia, la policía y los


medios de comunicación son los más intolerantes con su religión.36

3.2.6 Edad o etárea

La discriminación por motivos de edad abarca a las personas adultas mayores, a las y los
jóvenes y a niños y niñas.

a) Personas adultas mayores

La posibilidad de llevar a cabo una actividad o explotar al máximo las capacidades varía
con el tiempo. Las personas adultas mayores (PAM) llegan a ver disminuidas sus
facultades físicas y en ocasiones, también mentales, lo cual los deja en una situación de
desventaja con respecto a otras personas.

Con frecuencia, este colectivo es falsamente asociado con enfermedad, ineficiencia,


lentitud y poca productividad que, en conjunto, conducen a estereotipos equivocados de
decadencia. Esto las convierte en objeto de abandono, maltrato, exclusión, vulnerabilidad
y en víctimas de discriminación.

35
Cfr. Blancarte, Roberto: 2008; 49-51.
36
Conapred: 2011; 64 y 66.

45
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Una parte de este grupo sufre doble o triple discriminación cuando, además de ser adultas
mayores, son mujeres, indígenas o llegan a padecer alguna discapacidad; situaciones que
las expone en mayor grado, a la marginación, exclusión, rechazo y hasta la violencia.

Las PAM también padecen discriminación al ser vistos, solamente, como sujetas de
medidas asistenciales, médicas y de protección social y no como personas que pueden y
deben participar en el desarrollo económico y social del país.

Este sector está en crecimiento, ya que la curva poblacional de juventud va en


decaimiento y la cantidad de personas adultas mayores está aumentando 4.16 veces más
que el resto de la población, por lo que se calcula que para el 2050 los adultos mayores
representarán casi el 30 por ciento de la población.

La ENADIS 2010 arrojó los siguientes datos:

 6 de cada 10 personas mayores las sostiene un familiar u otra persona.


 3 de cada 10 personas consideran que los derechos de las personas mayores no
se respetan en nada.
 Las personas adultas mayores señalaron que su principal problema es el laboral,
seguido de problemas de salud y atención médica.
 90% de las personas entrevistadas señalaron que es difícil conseguir trabajo.37

b) Jóvenes

La juventud tiende a cuestionar críticamente al mundo, busca comprenderlo desde una


perspectiva que es o puede ser distinta a la de las personas adultas. Sin embargo, las y
los jóvenes deben integrarse en ámbitos que les resultan ajenos, tales como la actividad
laboral o la participación política. Acceder a estos espacios, frecuentemente significa
renunciar a la propia individualidad sin que haya una razón legítima de fondo.

Podemos decir, entonces, que las estructuras sociales existentes no necesariamente


responden (ni están siempre diseñadas para responder) a las necesidades de integración
y reconocimiento de la juventud. Tienden a ser menos flexibles y suponen obstáculos al
pensamiento de los jóvenes, lo cual los ha llevado a una situación de marginación y
rechazo, pues son vistos como un riesgo o amenaza para el orden existente y para su
legitimidad.

En la adolescencia y juventud, las y los jóvenes son víctimas del adultocentrismo38 o


adultismo que les impone un sólo modelo de vida, de vestimenta, de expresión,

37
Cfr. Conapred: 2011b.
38
Dina Krauskropf (1998; 124), define el adultocentrismo como una relación asimétrica y tensional de poder,
entre jóvenes y adultos, que tiene como marco de actuación una visión patriarcal que subordina a las y los

46
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

comunicación y de identidad, en pocas palabras, se anula su autonomía y los coloca en


una situación de vulnerabilidad para aquellos y aquellas jóvenes que no quieran o no
puedan cumplir con los estándares o status quo impuestos por las personas adultas.

La falta de oportunidades, aunada al rechazo y prejuicios que pesan sobre ellas y ellos,
no es otra cosa que la negación o limitación arbitraria de derechos con graves
consecuencias a nivel individual, social, político y económico. Como reforzamiento de lo
anterior, la ENADIS 2010, arrojó los siguientes datos:

 El principal problema que enfrentan las y los jóvenes es la falta de oportunidades


de empleo y la experiencia laboral.39
 5 de cada 10 personas justifican llamar a la policía cuando ven a un grupo de
jóvenes reunidos en la esquina.
 25% de las y los jóvenes entrevistados afirmó que, en general, no se respetan sus
derechos. De manera personal, la juventud percibe que no tener dinero, la
apariencia física, la edad y el sexo, son las causas principales de discriminación.

También es posible afirmar que, aun cuando los espacios y las oportunidades para
incorporarse a la vida “adulta” son limitados y dejan fuera a un alto número de jóvenes, no
por ello deja de exigírseles su incorporación a los mismos. La situación se agrava, cuando
se les asocia con una serie de prejuicios que hacen más compleja su integración. Se les
ha estigmatizado como irresponsables, sin ambiciones ni compromiso con su país o
entorno y, más grave aún, se les criminaliza.

c) Niñas y niños

La situación de vulnerabilidad que enfrenta la niñez en México está basada


fundamentalmente en dos razones:

La primera es que las niñas y niños forman parte de un grupo que, al estar en proceso de
formación y desarrollo, mantiene una relación de mayor dependencia con otras personas,
por ejemplo, para acceder a una alimentación adecuada, a servicios médicos y educativos
y en general a cualquiera de los derechos reconocidos.

La segunda es que la violación de los derechos de la infancia es poco visible en relación


con otros grupos de la población. La violencia intrafamiliar, la necesidad de que niños y
niñas contribuyan al ingreso económico de la familia, la falta de conocimiento de sus
propios derechos, etc. exponen a la niñez a la violación de otros derechos que son para
ellos y ellas difícilmente denunciables, lo que facilita la repetición de las violaciones y
aumenta la vulnerabilidad.

jóvenes al orden y los valores del mundo adulto y que se trasmiten a la juventud como un modelo acabado
al que deben aspirar para cumplir su función en la sociedad
39
Cfr Conapred: 2001c.

47
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

La situación de millones de niños y niñas se agrava cuando los padres y madres viven en
condiciones de marginación y pobreza, pues niños y niñas adquieren responsabilidades
ajenas a ellos, renunciando a medios y recursos que son imprescindibles para aumentar
sus oportunidades futuras, como lo es la educación.

Una buena parte de este grupo tiene reducido su espacio social a la esfera familiar, es ahí
mismo donde se les percibe como propiedad, se les invisibiliza, condiciona el ejercicio de
sus derechos y se justifica todo tipo de castigos como medio para lograr una “buena”
educación.

La ENADIS 2010 registró los siguientes datos:

 A pesar de que 3 de cada 4 personas considera injustificado golpear a un niño, la


gran mayoría (95%) cree que sí se les pega a las y los niños con fines
disciplinarias
 27% de las personas encuestadas afirmó que las y los niños deben tener los
derechos que sus padres o madres les quieran dar.40

La niñez es una etapa fundamental de aprendizaje que tiene efectos a largo plazo. Lo que
suceda en la infancia tendrá gran influencia en el resto de la vida y en la vida de las
comunidades. Por ello, las y los niños son particularmente importantes. Un ambiente de
desarrollo donde existe la igualdad de oportunidades, de acceso a la educación, la salud y
el esparcimiento, por mencionar algunas, es una condición que disminuye la exclusión y la
marginación social.

3.2.7. Personas con VIH o SIDA

Las personas que son portadoras del Virus de la Inmunodeficiencia Humana o que están
enfermas de SIDA son fuertemente discriminadas por el miedo a la transmisión y porque
cargan con una serie de estigmas asociados a su actividad sexual, lo que les causa una
alta marginación que les impide desempeñarse plenamente en el trabajo, tener acceso a
los servicios de salud y vincularse libremente con amigos y familiares.

La mayoría de las veces, la personas afectadas por la infección no tienen acceso a los
mecanismos de control y prevención de la enfermedad, o bien llegan a ser obligados a
tomar distancia de éstos a causa de un tratamiento diferenciado y excluyente.

El estigma exacerbado por el miedo a la adquisición del virus produce una doble
discriminación en las personas con preferencias u orientaciones sexuales diferentes de la
heterosexual, así como para las trabajadoras y trabajadores sexuales comerciales, pues
se les atribuye falsamente la proliferación de la epidemia.

40
Cfr. Conapred: 2011d

48
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

A pesar de las campañas informativas sobre la enfermedad, los prejuicios normalizados


provocan que sean objetivo sistemático de discriminación que impide a las personas con
VIH gozar de derechos fundamentales y los coloca en una situación de desventaja con
respecto al resto de la sociedad.

Esta exclusión las deja fuera de una fuente laboral, de la escuela, e incluso de su propia
familia. La estigmatización hacia estas personas también provoca abandono, que unido a
la negación de derechos, puede significar un mayor y más rápido deterioro de su salud
que termina con la muerte.

3.2.8. Personas trabajadoras del hogar

A lo largo de la historia y en diferentes partes del mundo, el trabajo doméstico se ha


considerado una actividad con tintes de esclavitud moderna y como un trabajo social y
económicamente inferior al resto de los trabajos. Los sueldos que reciben las personas
trabajadoras del hogar son bajos, sin prestaciones sociales y con poca o nula
capacitación.

La gran mayoría de las trabajadoras/es del hogar no cuentan con un contrato escrito y los
acuerdos con los empleadores son de palabra, de esta manera, quedan sujetas/os a que
las condiciones laborales cambien de un día para otro y de manera arbitraria (horario de
trabajo, número de funciones a realizar, días de descanso, vacaciones, etc.)

La mayoría de las personas que trabajan en el hogar no tienen seguridad social y, por
tanto, no pueden acceder a licencias de maternidad, a una pensión y/o al pago de
medicamentos o incapacidades.

En el caso de las y los trabajadores que habitan donde trabajan, no quedan claros cuáles
son sus horarios, sus espacios privados y sus funciones; además son llamadas/os de
manera despectiva y ofensiva.
Todas las personas que realizan trabajo del hogar remunerado, al igual que los demás
trabajos que se realizan en el país, deben tener reconocidos sus derechos laborales
como:

 Jornadas máximas de 8 horas


 Prohibición del trabajo de las y los niños
 Contrato de trabajo por escrito
 Vacaciones y aguinaldo
 Sueldo
 Días de descanso (no menos de uno y medio a la semana)

La ENADIS 2010 registró los siguientes datos:

 25 personas de cada 100 justifican de alguna manera dar de comer los alimentos
sobrantes a las personas trabajadoras del hogar.

49
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

 Tres de cada diez personas consideran que no se respetan los derechos de las
personas trabajadoras del hogar.
 El principal problema que perciben las personas trabajadoras del hogar es el
exceso de trabajo y poco sueldo, seguido de conductas que las afectan en su
dignidad y derechos: maltrato, humillación y discriminación.41

Por lo anterior, podemos decir que este sector de la sociedad, recibe un trato desigual en
el acceso a derechos y no se le reconoce como un trabajo digno, importante y merecedor
de respeto.

Como hemos advertido a lo largo de este curso, la discriminación divide a las personas y
a la sociedad; denigra la dignidad; pone obstáculos inmerecidos y provoca profundos
estragos en la vida de las personas; abre el espacio para normalizar la exclusión y para
que la desigualdad esté presente en todos los ámbitos. Por lo tanto, el combate a la
discriminación debe ser prioritario y tarea de todos y todas. Comprometerse con la
inclusión y la igualdad trae beneficios que impactan a todas las personas y a todos los
niveles; es un compromiso que genera confianza, credibilidad y respeto; crea un clima de
trabajo y de convivencia pacífica y amable, lo que favorece la productividad y eficiencia de
las personas.
_______________________________________________________________

Actividad por equipos:


Formen equipos de trabajo de cinco o seis personas y en hojas de rotafolio completen el
siguiente cuadro.

La discriminación propicia que: La igualdad nos conviene porque:


Las personas pobres se harán más Si todas las personas por igual, tienen las
pobres. mismas oportunidades de empleo y
educación, habrá más oportunidad de
salir de la pobreza.
Las mujeres y las niñas permanezcan en Si las mujeres se incorporan al estudio y
la pobreza, el analfabetismo y el al trabajo, más familias saldrán de la
sometimiento. pobreza y el desarrollo del país será más
y mejor.
Las etnias indígenas corran el riesgo de México se reconoce y construye como un
desaparecer, al igual que sus país multicultural y diverso.
costumbres, tradiciones y lengua.
Las personas transgénero…

Las personas homosexuales…

Las personas con discapacidad…

41
Cfr. Conapred: 2011e

50
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

La discriminación propicia que: La igualdad nos conviene porque:


La personas que pertenecen a una
religión minoritaria…

Las personas migrantes…

Las personas adultas mayores…

Las personas con VIH o SIDA…

Las personas trabajadoras del hogar…

Otro (Si conocen a otro grupo en


situación de vulnerabilidad, agréguenlo
en esta columna)

En sesión plenaria comparen sus aportaciones y señalen las conclusiones principales que
se derivan de este ejercicio.

51
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Unidad 4. Marco jurídico y defensa del


derecho a la no discriminación
Introducción
La inclusión del derecho a la no discriminación en nuestro marco jurídico incorporó la
igualdad como un valor superior que ordena y da sentido a una comunidad política de
naturaleza democrática, al combatir las desigualdades que corroen la convivencia social.

La lucha contra la discriminación es un asunto público de gran importancia para la


consolidación democrática del país. Poco se logrará si la sociedad en su conjunto, o al
menos un número importante de sus integrantes, desconoce sus disposiciones y está
dispuesta a reclamar sus violaciones y a exigir su cumplimiento.

Para contribuir a una cultura de respeto al derecho a la no discriminación, es importante


que conozcamos los aspectos relevantes de dicho marco normativo, las acciones que
podemos llevar a cabo cuando se viola dicho derecho, así como las instituciones
encargadas de aplicar las leyes o hacerlas efectivas.

Propósitos específicos

 Ubicar al derecho a la no discriminación como fundamental dentro de la Constitución


mexicana.
 Revisar las características principales de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la
Discriminación (LFPED); el funcionamiento del Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación (Conapred) y las medidas para eliminar la discriminación y a favor de
la igualdad, con miras a obtener herramientas básicas que permitan promover su
aplicación y observancia.
 Determinar las acciones jurisdiccionales y no jurisdiccionales que se pueden realizar
para la defensa del derecho a la no discriminación.
 Analizar los principales instrumentos internacionales relacionados con el derecho a la
no discriminación para obtener herramientas teóricas y normativas que ayuden a
promover el cumplimiento de los estándares internacionales en la práctica educativa.

Contenidos:

Unidad 4. Marco jurídico y defensa del derecho a la no discriminación 6hrs.

4.5. El derecho a la no discriminación en la Constitución mexicana


4.6. Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación
4.7. La defensa del derecho a la no discriminación
4.7.1. Mecanismos jurisdiccionales
4.7.2. Mecanismos no jurisdiccionales
4.8. El derecho a la no discriminación en el ámbito internacional

52
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

4.1. El derecho a la no discriminación en la Constitución mexicana

 Ubicar al derecho a la no discriminación como fundamental dentro de la Constitución


mexicana.

Hasta 2001, con la reforma de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
se incorporó al marco jurídico nacional el derecho a la no discriminación, como un
derecho fundamental de todas y todos, mediante la adición de un tercer párrafo al artículo
1º. Constitucional, mismo que a partir de la Reforma Constitucional en materia de
Derechos Humanos aprobada en junio de 2011, pasó a ser el quinto y quedó como sigue:

“Queda prohibida toda discriminación motivada por el origen étnico o


nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las
condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el
estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga
por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.”

Algunas de las características que se señalan en el texto constitucional son involuntarias


(tono de la piel, país en el que se nace) y otras son adquiridas (qué religión se tiene; optar
por un sistema político y no por otro), por lo que el mandato constitucional del derecho a
la no discriminación aplica tanto para cuestiones desarrolladas por deseo propio, como
frente a aquello de lo que somos portadores aún sin desearlo.

La prohibición constitucional de discriminar no es sólo para los poderes públicos, sino que
también incluye a los actores privados, con objeto de proteger y compensar a todas las
personas y grupos que por diversas cuestiones históricas, se encuentran en una situación
de desventaja y en una posición de desigualdad contraria a la dignidad humana.

La citada reforma constitucional en materia de derechos humanos de 2011, es uno de los


esfuerzos más relevantes que se han dado para la protección efectiva de los derechos
fundamentales en México. Entre los aspectos destacados, se pueden señalar los siguientes:

 Elevación a rango constitucional de los derechos humanos protegidos por los


tratados internacionales ratificados por México.
 Establecimiento de la obligación de todas las autoridades de prevenir, investigar,
sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos.
 Inclusión del respeto a los derechos humanos en la educación; en la
organización del sistema penitenciario y en la política exterior.
 Creación de un catálogo de derechos que no podrán suspenderse en ningún caso,
como los derechos a la vida, a la integridad, de la niñez y el principio de legalidad y
no retroactividad.
 Ciudadanización de la selección de titulares de organismos de protección de
derechos humanos y fortalecimiento de la autonomía de las comisiones.
 Establecimiento de la facultad de la Comisión Nacional de Derechos Humanos para
ejercitar acciones de inconstitucionalidad contra leyes locales y federales que
vulneren derechos humanos contenidos en la Constitución y en los tratados
internacionales de los que México sea parte.

53
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

4.2. Ley Federal para prevenir y Eliminar la Discriminación

 Revisar las características principales de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la


Discriminación (LFPED); el funcionamiento del Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación (Conapred) y las medidas para eliminar la discriminación y a favor de
la igualdad, con miras a obtener herramientas básicas que permitan promover su
aplicación y observancia.

Para reglamentar en su momento el párrafo tercero del artículo 1º. Constitucional, en 2003
se promulgó la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación. Este ordenamiento
consta de 85 artículos organizados en VI capítulos, que se revisan a continuación:

I. Disposiciones generales

Se señala como objeto de la ley prevenir y eliminar todas las formas de discriminación
que se ejerzan contra cualquier persona, correspondiendo al Estado la promoción de las
condiciones para que la libertad y la igualdad sean reales y efectivas para todas las
personas, por lo que las autoridades y órganos públicos federales adoptarán las medidas
a su alcance para que todas las personas gocen, sin discriminación, de los derechos y
libertades consagrados en la legislación nacional y en los Tratados Internacionales de los
que México sea parte, de conformidad con los recursos asignados para tal fin en el
Presupuesto de Egresos de la Federación.

Asimismo, el artículo 4º. proporciona el concepto de discriminación que ya analizamos en


la segunda unidad de este Curso, y el artículo 5º. enuncia conductas que no se
consideran discriminatorias, porque no tienen el propósito de anular o menoscabar los
derecho y libertades de las personas ni de atentar contra la dignidad humana, aun cuando
establezcan tratos diferenciados con objeto de promover la igualdad de oportunidades.

Conductas que no se consideran discriminatorias


 Las acciones legislativas, educativas o de políticas públicas positivas o
compensatorias que sin afectar derechos de terceros establezcan tratos
diferenciados con el objeto de promover la igualdad real de oportunidades.
 Las distinciones basadas en capacidades o conocimientos especializados para
desempeñar una actividad determinada.
 Las distinciones establecidas por las instituciones públicas de seguridad social
entre sus asegurados y la población en general.
 En el ámbito educativo, los requisitos académicos, pedagógicos y de evaluación.
 Los que se establezcan como requisitos de ingreso o permanencia para el desempeño
del servicio público y cualquier otro señalado en los ordenamientos legales.
 El trato diferenciado que en su beneficio reciba una persona que padezca alguna
enfermedad mental.
 Las distinciones, exclusiones, restricciones y preferencias que se hagan entre
ciudadanos y no ciudadanos, y
 En general todas las que no tengan el propósito de anular o menoscabar los
derechos y libertades o la igualdad de oportunidades de las personas ni de
atentar contra la dignidad humana.

54
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Por último, este capítulo establece que la interpretación de la propia Ley será congruente
con los instrumentos internacionales sobre la no discriminación, de los que México sea
parte y que, en caso de diferentes interpretaciones, se preferirá la que proteja con mayor
eficacia a los grupos que sean afectados por conductas discriminatorias.

II. Medidas para prevenir la discriminación

En este apartado se enumeran las conductas discriminatorias que quedan prohibidas.

Conductas discriminatorias
 Impedir el acceso a la educación pública o privadas, así como a becas e
incentivos para la permanencia en los centros educativos, en los términos de las
disposiciones aplicables.
 Establecer contenidos, métodos e instrumentos pedagógicos en que se asignen
papeles contrarios a la igualdad o que difundan una condición de subordinación.
 Prohibir la libre elección de empleo, o restringir las oportunidades de acceso,
permanencia y ascenso en el mismo.
 Establecer diferencias en la remuneración, las prestaciones y las condiciones
laborales para trabajos iguales.
 Limitar el acceso a los programas de capacitación y de formación profesional.
 Negar o limitar información sobre derechos reproductivos o impedir el libre
ejercicio de la determinación del número y espaciamiento de los hijos e hijas.
 Negar o condicionar los servicios de atención médica, o impedir la participación
en las decisiones sobre su tratamiento médico o terapéutico dentro de sus
posibilidades y medios.
 Impedir la participación en condiciones equitativas en asociaciones civiles,
políticas y de cualquier índole.
 Negar o condicionar el derecho de participación política y, específicamente, el
derecho al sufragio activo o pasivo, la elegibilidad y el acceso a todos los cargos
públicos, así como la participación en el desarrollo y ejecución de políticas y
programas de gobierno, en los casos y bajo los términos que establezcan las
disposiciones aplicables.
 Impedir el ejercicio de los derechos de propiedad, administración y disposición de
bienes de cualquier tipo.
 Impedir el acceso a la procuración e impartición de justicia.
 Impedir que se les escuche en todo procedimiento judicial o administrativo en
que se vean involucrados, incluso a las niños y los niños en los casos que la ley
así lo disponga, así como negar la asistencia de intérpretes en procedimientos
administrativo o judiciales, con conformidad con las normas aplicables.
 Aplicar cualquier tipo de uso o costumbres que atente contra la dignidad e
integridad humana.
 Impedir la libre elección de cónyuge o pareja.
 Ofender, ridiculizar o promover la violencia en los supuestos a que se refiere el
artículo 4 de esta Ley a través de mensajes e imágenes en los medios de
comunicación.
 Limitar la libre expresión de las ideas, impedir la libertad de pensamiento,
conciencia o religión, o de prácticas o costumbres religiosas, siempre que éstas
no atenten contra el orden público.
55
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Conductas discriminatorias
 Negar asistencia religiosa a personas privadas de la libertad, que presten servicio
en las fuerzas armadas o que estén internadas en instituciones de salud o
asistencia.
 Restringir el acceso a la información, salvo en aquellos supuestos que sean
establecidos por las leyes nacionales e instrumentos jurídicos internacionales
aplicables.
 Obstaculizar las condiciones mínimas necesarias para el crecimiento y desarrollo
saludable, especialmente de las niñas y los niños.
 Impedir el acceso a la seguridad social y a sus beneficio o establecer limitaciones
para la contratación de seguros médicos, salvo en los casos en que la ley así lo
disponga.
 Limitar el derecho a la alimentación, la vivienda, el recreo y los servicios de
atención médica adecuados, en los casos que la ley así lo prevea.
 Impedir el acceso a cualquier servicio público o institución privada que preste
servicios al público, así como limitar el acceso y libre desplazamiento en los
espacios públicos.
 Explotar o dar un trato abusivo o degradante.
 Restringir la participación en actividades deportivas, recreativas o culturales.
 Restringir o limitar el uso de su lengua, usos, costumbres y cultura, en
actividades públicas o privadas, en términos de las disposiciones aplicables.
 Limitar o negar el otorgamiento de concesiones, permisos o autorizaciones para
el aprovechamiento, administración o usufructo de recursos naturales, una vez
satisfechos los requisitos establecidos en la legislación aplicable.
 Incitar al odio, violencia, rechazo, burla, difamación, injuria, persecución o a la
exclusión.
 Realizar o promover el maltrato físico o psicológico por la apariencia física, forma
de vestir, hablar, gesticular o por asumir públicamente su preferencia sexual.
 En general, cualquier otra conducta discriminatoria en términos del artículo 4 de
esta Ley.

Actividad por equipos:


Formen equipos de trabajo de cinco o seis personas y de acuerdo con lo visto en el curso,
revisen las conductas que no se consideran discriminatorias y las que sí lo son. Enlisten
las diferencias que observan entre unas y otras.

Discutan en plenaria las aportaciones de cada equipo y lleguen a un consenso respecto a


las mismas.
_______________________________________________________________

III. Medidas positivas y compensatorias a favor de la igualdad de oportunidades.

Este apartado dispone las medidas positivas y compensatorias que los órganos públicos y
las autoridades federales deben adoptar a favor de la igualdad de oportunidades de
diversos grupos: mujeres, niñas y niños, adultos mayores, personas con discapacidad y
población indígena, entre otras.

56
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

IV. Del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación

En este capítulo se establece la creación del Consejo Nacional para Prevenir y Eliminar la
Discriminación (Conapred): define su naturaleza jurídica, objeto, atribuciones; integración
y funciones de cada uno de sus órganos de administración y de su Asamblea Consultiva.

El Conapred es un organismo descentralizado sectorizado a la Secretaría de


Gobernación, con personalidad jurídica y patrimonio propios, además contar con
autonomía técnica y de gestión, que tiene por objeto:

 Contribuir al desarrollo cultural, social y democrático del país.


 Realizar acciones para prevenir y eliminar la discriminación.
 Formular y promover políticas públicas para la igualdad de oportunidades y de trato a
favor de las personas que se encuentran en el territorio nacional.
 Coordinar las acciones de las dependencias y entidades del Poder Ejecutivo Federal
en materia de prevención y eliminación de la discriminación.

Para cumplir dicho objeto, el Consejo tiene las siguientes atribuciones:

Atribuciones del Conapred


 Diseñar y promover estrategias, instrumentos, proyectos, acciones y programas
para prevenir eliminar la discriminación.
 Verificar la adopción de medidas y programas en la materia, así como expedir los
reconocimientos en la materia.
 Realizar y difundir estudios sobre las prácticas discriminatorias en los ámbitos
político, económico, social y cultural.
 Estudiar los ordenamientos vigentes para proponer las reformas necesarias para
prevenir y eliminar la discriminación.
 Divulgar los compromisos del Estado mexicano derivados de instrumentos
internacionales en materia de discriminación y promover su cumplimiento.
 Difundir y promover contenidos no discriminatorios en los medios de
comunicación.
 Investigar y resolver actos y prácticas discriminatorias en su ámbito de
competencia.
 Promover la presentación de denuncias por actos que pudieran ser violatorios de
la misma LPFED o de otros ordenamientos en materia de no discriminación.
 Establecer relaciones de coordinación con instituciones públicas o privadas y
organizaciones sociales.

V. De los procedimientos42

42
Este capítulo y el siguiente se revisarán más ampliamente en el apartado relativo a la defensa del derecho
a la no discriminación.

57
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

En este rubro se establecen los procedimientos mediante los cuales toda persona y
organización de la sociedad civil podrá denunciar conductas discriminatorias ante el
Conapred.

VI. De las medidas administrativas para prevenir y eliminar la discriminación

Finalmente, este capítulo establece las medidas administrativas que podrá adoptar el
Consejo para prevenir y eliminar la discriminación, tanto para sancionar conductas
discriminatorias, como para reconocer a las instituciones públicas o privadas, así como a
particulares que se distingan por realizar programas y medidas antidiscriminatorias.

¿Por qué es importante conocer la LFPED?

Dice Ferrajoli43 que históricamente cada conquista de derechos y cada progreso en la


igualdad se ha producido como consecuencia de la revelación de una discriminación o de
una opresión de sujetos débiles o diferentes, que llegó en cierto momento a considerarse
como intolerable. Recordemos que hasta hace pocos años todavía era excepcional que
se reconociera la igualdad de hombres y mujeres, o que las personas de piel negra
(afrodescendientes) pudieran ir a las mismas escuelas que las personas blancas.

La no discriminación no se produce automáticamente por haber expedido una ley o


porque exista una institución encargada de vigilar su observancia. Ambos aspectos son
necesarios, pero no suficientes. Para que exista un efecto transformador de la sociedad y
del Estado, hace falta que todas y todos nos apropiemos de la LFPED y de otras leyes
antidiscriminatorias como una herramienta que nos permita la identificación de actos de
discriminación, el conocimiento de nuestros derechos y la forma en que podemos
hacerlos valer.

4.3. La defensa del derecho a la no discriminación.

 Determinar las acciones jurisdiccionales y no jurisdiccionales que se pueden realizar


para la defensa del derecho a la no discriminación.

De acuerdo con nuestro marco jurídico, la discriminación está prohibida en nuestro país,
por lo que si una persona o alguna institución pública o privada cometen un acto
discriminatorio, las y los afectados pueden hacer uso de mecanismos jurisdiccionales y no
jurisdiccionales para responder frente a la violación del derecho a la no discriminación, o
bien, para protegerlo.

4.3.1. Mecanismos jurisdiccionales

Son aquellos que se llevan a cabo ante el Poder Judicial, a través de un procedimiento
detallado y riguroso donde los jueces se encargan de escuchar a las partes en conflicto,
analizar las pruebas presentadas y dar una resolución mejor conocida como sentencia.

43
Luigi Ferrajoli: 2004; 24.

58
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Entre dichos mecanismos está principalmente el juicio de amparo44, como instrumento


protector de los derechos humanos contra leyes y actos de autoridad.

Si alguna autoridad administrativa, judicial o legislativa viola nuestros derechos o nos


produce daño o agravio por descuido, inexperiencia o mala fe podemos solicitar que un
juez de amparo ordene la restitución de nuestros derechos. Si el daño causado no se
puede reparar, el juicio de amparo sirve para solicitar que se pague una indemnización al
agraviado o agraviada y que se sancione al servidor o servidora pública que cometió la
violación.

En los casos en que nuestros derechos no hayan sido violados, pero si están
amenazados por una autoridad, se puede solicitar al juez de amparo que ordene la
“suspensión del acto reclamado” para examinar, antes de que sucedan, si los actos que la
autoridad pretende realizar se apegan o no a la Constitución.

Las sentencias que dictan las jueces de amparo, las y los servidores públicos, son
obligatorias y en caso de que la autoridad o los servidores públicos no acaten dichas
sentencias, éstas se pueden hacer cumplir por la fuerza.

Asimismo, es importante mencionar que algunos Estados45 y el Distrito Federal han


tipificado el delito de discriminación en sus códigos penales, que se sanciona con la
imposición de penas de prisión, trabajo comunitario y multas. A pesar de que esto
significa un avance importante en materia de la defensa del derecho a la no
discriminación, prácticamente no se presentan denuncias por este delito; la explicación
puede ser, entre otras, la falta de conocimiento de dicha legislación.

4.3.2. Mecanismos no jurisdiccionales

Los mecanismos no jurisdiccionales se refieren a las denuncias de las acciones


discriminatorias que se pueden hacer en las comisiones públicas de derechos humanos46
y en el Conapred, organismos que sin depender del poder judicial, tienen competencia
para atender violaciones de derechos. Es una vía más sencilla que la jurisdiccional,
aunque dichas instituciones no están facultadas para emitir sentencias obligatorias, sino
que hacen recomendaciones para que cese la violación de derechos o aplican medidas
administrativas para reparar el derecho afectado.

En el país existen 32 comisiones locales de derechos humanos, una en cada entidad


federativa que investigan violaciones cometidas por autoridades estatales; asimismo
existe la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que recibe quejas por
posibles violaciones a los derechos humanos cometidas por autoridades federales. En

44
Además del juicio de amparo, la protección de los derechos fundamentales se puede hacer por medio de
las acciones de inconstitucionalidad y las controversias constitucionales, mecanismos sumamente técnicos
que se llevan ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por lo que no serán abordados en este curso.
45
Dichos Estados son: Aguascalientes, Durango, Jalisco, Oaxaca, Quintana Roo, Tlaxcala y Veracruz.
46
La Comisión Nacional de Derechos Humanos atiende los casos de violación de derechos por autoridades
del nivel federal y las comisiones estatales se enfocan a la violación a los derechos humanos realizada por
autoridades de los propios estados.

59
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

casos relevantes, la CNDH también investiga abusos cometidos por las autoridades
estatales.

La función principal de las comisiones de derechos humanos es investigar violaciones a


dichos derechos; vigilar que las autoridades no cometan arbitrariedades contra personas
especialmente vulnerables, marginadas o en peligro de ser agredidas y promover cambios
en las leyes y en las instituciones a fin de que cada vez haya menos violaciones a los
derechos humanos de todas las personas.
_______________________________________________________________

Actividad por equipos:


Formen equipos de trabajo de cuatro o cinco personas y analicen las ventajas y
desventajas de las medidas jurisdiccionales y no jurisdiccionales para defender el derecho
a la no discriminación.

Discutan en una sesión plenaria las aportaciones de cada equipo y elaboren un cuadro
comparativo para asentar pros y contras de los mecanismos jurisdiccionales y no
jurisdiccionales.
_______________________________________________________________

a) Diferencias entre el Conapred y las comisiones de derechos humanos.

El Conapred funciona de manera similar a las comisiones públicas de derechos humanos


y ofrece servicios parecidos. La diferencia central radica en que el Consejo es un
organismo que se dedica exclusivamente a atender violaciones o afectaciones por
presuntos actos de discriminación cometidos por:

 Autoridades u organismos gubernamentales y servidores públicos federales (al igual


que la CNDH). Las personas o instituciones afectadas pueden decidir en cuál de las
dos instituciones ejercer su derecho. Si lo hacen primero ante la CNDH y ésta admite
su queja, el Consejo queda impedido para conocer de los mismos hechos.

 Particulares (instancias privadas y personas físicas). El Conapred es la única instancia


que puede recibir quejas sobre conductas discriminatorias entre particulares.

b) Procedimiento para presentar quejas y reclamaciones ante el Conapred:

De acuerdo con la LFPED toda persona, organizaciones de la sociedad civil o


colectividades puede presentar ante el Consejo, directamente o por medio de su
representante, procedimientos de:

 Queja: por presuntos actos de discriminación cometidos por particulares (personas


físicas o morales), y
 Reclamación: por presuntos actos de discriminación atribuidos a autoridades o
servidoras y servidores públicos federales en ejercicio de sus funciones o con motivo
de ellas.

60
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Para la presentación de quejas y reclamaciones no se necesita tener abogado y el


servicio es gratuito. El procedimiento se puede hacer:

 Por escrito, con firma o huella digital y datos de identificación del o la interesada (no
se admiten denuncias anónimas).
 De manera verbal, por vía telefónica o por internet (a través de la página del
Conapred: www.conapred.org.mx), señalando el asunto que las motivó y los datos
generales de quien las presente, debiendo ratificarse con la formalidad establecida en
el punto anterior, dentro de los cinco días hábiles siguientes.

Las personas privadas de la libertad también pueden plantear su caso sin necesidad
de la ratificación.

Si el contenido de la reclamación o queja es poco claro, se notificará por escrito a la


persona interesada para que la aclare en un término de cinco días hábiles. Asimismo, si la
reclamación o queja no es competencia del Consejo, se proporcionará a la o el interesado
la orientación necesaria para la defensa de sus derechos ante las instancias
correspondientes.

Las reclamaciones y quejas sólo pueden admitirse dentro del plazo de un año, contado a
partir de que la persona peticionaria tenga conocimiento de dichas conductas, o en dos
años fuera de esa circunstancia.

No se admiten quejas o reclamaciones anónimas, extemporáneas ni las que resulten


evidentemente improcedentes o infundadas47, las que no expongan hechos referidos a
actos de discriminación, o se trate de un acto de discriminación ya examinado o resuelto.

En cualquier momento del procedimiento de queja o reclamación el Consejo puede


solicitar la colaboración de otras dependencias, organismos o instituciones que puedan
resultar competentes para conocer o atender los hechos expuestos por la persona
peticionaria.

Tratándose de reclamaciones, si el Consejo comprueba que las y los servidores públicos


o autoridades federales denunciadas cometieron alguna conducta discriminatoria,
formulará la correspondiente resolución por disposición, en la que se reprocha o condena
la realización de dicha conducta, a la vez que se propone la adopción de medidas
administrativas con las que se busca sensibilizar a la autoridad o servidor(a) pública que
cometió el acto de discriminación respecto a la importancia de la lucha antidiscriminatoria,
así como solicitar la reparación del daño y garantizar la no repetición del acto.

Contra dichas resoluciones, las y los interesados podrán interponer el recurso de revisión,
de conformidad con la Ley Federal del Procedimiento Administrativo.

47
Una queja o reclamación es improcedente o infundada cuando se advierte carencia de fundamento de
procedencia de la pretensión, o cuando la persona peticionaria se conduce con falsedad o mala fe.

61
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Hasta la fecha se han emitido 5 resoluciones por disposición, que de acuerdo con la
LFPD, se pueden consultar en la página del Conapred: www.conapred.org.mx, en el
apartado de Orientación, Quejas y Reclamaciones.

En el caso de una queja entre particulares, el Consejo propondrá a las partes someterse a
un procedimiento conciliatorio; si éste no se acepta por una de las partes o ambas, se
atenderá la queja correspondiente y se brindará orientación a la parte peticionaria o
agraviada sobre las alternativas correspondientes.

Cabe señalar que además de la posibilidad de queja o reclamación, en caso de que se


pueda fincar responsabilidad civil o penal, se comunica a las personas interesadas y a las
autoridades responsables para que procedan conforme a derecho.
_______________________________________________________________

Actividad por equipos:


Formen equipos de trabajo de cinco o seis personas y redacten un caso hipotético o real
de discriminación para denunciarlo ante Conapred, señalando:

 Los datos de identificación de quien denuncia el hecho y de quién es la víctima o


persona presuntamente discriminada;
 La narración de lo ocurrido, tomando en cuenta: ¿Cuándo ocurrió?, ¿dónde?, ¿quién
lo hizo?, ¿cómo?
 Los motivos por los cuales se acude ante el Consejo
_______________________________________________________________

c) Medidas administrativas aplicables

Las principales medidas administrativas que se aplican a las personas o instituciones que
son objeto de una resolución por disposición dictada por el Consejo, por habérseles
comprobado la comisión de conductas discriminatorias son:

 La impartición de cursos o seminarios que promuevan la igualdad de oportunidades.


 La fijación de carteles en establecimientos de quienes incumplan alguna disposición
de la LFPED.
 La presencia del personal de Consejo en sus establecimientos para promover y
verificar la adopción de medidas a favor de la igualdad de oportunidades y la
eliminación de toda forma de discriminación.
 La publicación íntegra de la resolución por disposición en el órgano de difusión del
Consejo.
 La publicación o difusión de una síntesis de la resolución por disposición en los
medios impresos o electrónicos de comunicación

Las anteriores medidas también se pueden imponer a los particulares, siempre y cuando
éstos se hayan sometido al convenio de conciliación correspondiente.
_______________________________________________________________

62
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Actividad por equipos:


Formen equipos de trabajo cinco o seis personas, para analizar las siguientes cuestiones
y posteriormente discutirlas en una sesión plenaria.

 Analizar las medidas administrativas que señala la LFPED y establecer su postura, ya


sea a favor o en contra, de las mismas.
 Proponer otras medidas administrativas que se podrían incluir en este apartado.
 Argumentar si la información que se aborda esta unidad es suficiente y útil para saber
qué hacer cuando una institución pública o privada, un servidor o servidora pública o
un particular vulneran nuestros derechos. En caso negativo, proponer que otras cosas
pueden ser útiles.
 Determinar qué papel juega la sociedad en la lucha contra la discriminación y qué
importancia tiene denunciar cualquier presunto acto discriminatorio.
 Identificar las fortalezas y debilidades de la protección del derecho a la no
discriminación, así como determinar las principales causas que generan, incentivan o
facilitación la violación a este derecho y los contextos en los que se presenta.
_______________________________________________________________

4.4. El derecho a la no discriminación en el ámbito internacional48.

 Analizar los principales instrumentos internacionales relacionados con el derecho a la


no discriminación para obtener herramientas teóricas y normativas que ayuden a
promover el cumplimiento de los estándares internacionales en la práctica educativa.

Nuestro país ha suscrito y ratificado una serie de instrumentos internacionales


relacionados con la obligación de garantizar el derecho a la no discriminación, que son
sustantivos para el cumplimiento de las obligaciones constitucionales en materia de
igualdad. En este apartado revisaremos someramente los que tienen una mayor
vinculación con el ámbito de la educación básica.

El marco normativo fundamental a nivel internacional está constituido por:

1. La Declaración Universal de Derechos Humanos, que señala en sus artículos 1 y 2,


que todas los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos; toda
persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin
distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier
otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra
condición.

2. La Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, que en el


preámbulo y en el artículo 2, establecen básicamente lo mismo que la Declaración
Universal.

48
Este apartado toma como una de sus fuentes el “Capítulo 15. La igualdad de las personas y la prohibición
de discriminación”, del libro de Daniel O’Donnell: 2007; 911-976

63
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

3. El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, en el que se señala que los


Estados firmantes del pacto se comprometen a respetar y garantizar:

a. Los derechos reconocidos en dicho Pacto a todos los individuos que se


encuentren en su territorio, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma,
religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición
económica, nacimiento o cualquier otra condición social. (artículo 2).
b. La igualdad de hombres y mujeres en el goce de todos los derechos civiles y
políticos enunciados en dicho pacto (artículo 3).
c. La igualdad de todas las personas ante la ley y su derecho sin discriminación a
igual protección de la ley (artículo 26);

4. La Convención Americana sobre Derechos Humanos, que señala que los Estados
parte de la Convención se comprometen a respetar y garantizar:
a. El libre y pleno ejercicio de los derechos y libertades reconocidos en ella a toda
persona sujeta a su jurisdicción, sin discriminación alguna (artículo 1).
b. La igual protección de la ley a todas las personas, sin discriminación.

Cabe mencionar que los principios de igualdad y no discriminación no son absolutos; la


normativa internacional permite limitar el acceso a ciertos derechos en función del estatus
de la persona. Por ejemplo, los Estados no están obligados a extender los derechos
políticos a los extranjeros; asimismo, ciertos derechos como casarse, trabajar, votar y
presentarse a puestos electivos son definidos como derechos privativos del adulto o la
persona que haya alcanzado una cierta edad.

En el marco normativo internacional complementario, se tienen los siguientes


instrumentos:

1. La Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de


Discriminación Racial, que en su artículo 1, define a la “discriminación racial” como:
“…toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza,
color, linaje u origen nacional o étnico49 que tenga por objeto o por resultado anular
o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los
derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica,
social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública”.

En esta Convención se condena toda la propaganda y todas las organizaciones que


se inspiren en ideas o teorías basadas en la superioridad de una raza o de un grupo
de personas de un determinado color u origen étnico, o que pretenda justificar o
promover el odio y la discriminación racial.

49
En la Declaración sobre la Raza y los Prejuicios Raciales de la UNESCO, se establece que todos los seres
humanos pertenecen a la misma especie y tienen el mismo origen; nacen iguales en dignidad y derechos y
todos forman parte integrante de la humanidad. Asimismo, todos los individuos y los grupos tienen derecho
a ser diferentes, a considerarse y ser considerados como tales; la diversidad de las formas de vida y el
derecho a la diferencia no puede en ningún caso servir de pretexto a los prejuicios raciales, ni legitimar
ninguna práctica discriminatoria.

64
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Asimismo, los estados parte se comprometen a tomar medidas especialmente en


las esferas de la enseñanza, la educación, la cultura y la información, para
combatir los prejuicios que conduzcan a la discriminación racial y para promover la
comprensión, la tolerancia y la amistad entre las naciones y los diversos grupos
raciales o étnicos.

2. La Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación


contra la Mujer, que establece que la “discriminación contra la mujer” denota toda
distinción, exclusión o restricción basada en el sexo que tenga por objeto o
resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer,
independientemente de su estado civil, sobre la base de la igualdad del hombre y la
mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política,
económica, social, cultural y civil o en cualquier otra esfera.

Este instrumento aclara el contenido de algunos de los derechos ya consagrados por


la normativa internacional, entre ellos: la igualdad de la mujer con respecto a la
libertad de domicilio y residencia; el derecho de la mujer casada a mantener su
nacionalidad y a escoger su apellido, profesión y ocupación y el derecho a firmar
contratos y administrar bienes: Asimismo, incluye la obligación de prohibir el
proxenetismo, el reconocimiento de los derechos de la mujer rural y el derecho de la
mujer a participar en la representación de su país a nivel internacional y en las
actividades de las organizaciones internacionales.

Asimismo, establece la eliminación de todo concepto estereotipado de los


papeles masculino y femenino en todos los niveles y en todas las formas de
enseñanza, mediante el estímulo de la educación mixta y de otros tipos de educación
que contribuyan a lograr este objetivo y, en particular, mediante la modificación de
los libros y programas escolares y la adaptación de los métodos en enseñanza.

3. La Convención de los Derechos del Niño, señala que los Estados parte:

a. Respetarán los derechos enunciados en dicha Convención y asegurarán su


aplicación a cada niño o niña sujeta a su jurisdicción, sin distinción alguna,
independientemente de la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, la opinión
política o de otra índole, el origen nacional, étnico o social, la posición económica,
los impedimentos físicos, el nacimiento o cualquier otra condición del niño o la
niña, de sus padres o de sus representantes legales;
b. Tomarán todas las medidas apropiadas para garantizar que el niño o la niña se
vea protegido contra toda forma de discriminación o castigo por causa de la
condición, las actividades, las opiniones expresadas o las creencias de sus
padres, o sus tutores o de sus familiares. (art. 2)

Dentro del ámbito educativo, es pertinentes señalar algunos de los derechos que
tienen niños y niñas, como la libertad de expresión; la libertad de pensamiento,
conciencia y religión; la libertad de asociación y de celebrar reuniones pacíficas; no ser
objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o
su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra y a su reputación;

65
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Los Estados parte adoptarán medidas educativas apropiadas para proteger al niño
contra toda forma de perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente,
malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual.

Especial mención merece el reconocimiento del derecho del niño a la educación en


condiciones de igualdad de oportunidades; adoptar medidas adecuadas para que la
disciplina escolar se administre de modo compatible con la dignidad humana del niño
o la niña y de conformidad con la presente convención.

La educación del niño o la niña debe estar encaminada a:

 Desarrollar la personalidad, las aptitudes y la capacidad mental y física del niño


hasta el máximo de sus posibilidades.
 Inculcar en el niño el respeto de los derechos humanos y las libertades
fundamentales.
 Inculcar el respeto de sus padres, de su propia identidad cultural, de su idioma y
sus valores; de los valores nacionales del país en que vive, del país de que sea
originario y de las civilizaciones distintas de la suya.
 Preparar al niño para asumir una vida responsable en una sociedad libre, con
espíritu de comprensión, paz, tolerancia, igualdad de los sexos y amistad entre
todos los pueblos, grupos étnicos, nacionales y religiosas y personas de origen
indígena.
 En los Estados en que existan minorías étnicas, religiosas o lingüísticas o
personas de origen indígena, no se negará a un niño que pertenezca a tales
minorías o que sea indígena el derecho que le corresponde, en común con los
demás miembros de su grupo, a tener su propia vida cultura, a profesar y practicas
su propia religión, o a emplear su propio idioma.

4. La Convención Interamericana para la Eliminación de todas las Formas de


Discriminación contra las Personas con Discapacidad, define la discapacidad
como “…una deficiencia física, mental o sensorial, ya sea de naturaleza permanente o
temporal, que limita la capacidad de ejercer una o más actividades esenciales de la
vida diaria, que puede ser causada o agravada por el entorno económico y social”.

La “discriminación contra las personas con discapacidad” significa toda distinción,


exclusión o restricción basada en una discapacidad, antecedente de discapacidad,
consecuencia de discapacidad anterior o percepción de una discapacidad
presente o pasada, que tenga el efecto o propósito de impedir o anular el
reconocimiento, goce o ejercicio por parte de las personas con discapacidad, de sus
derechos humanos y libertades fundamentales.

No constituye discriminación la distinción o preferencia adoptada por un Estado parte


a fin de promover la integración social o el desarrollo personal de las personas con
discapacidad, siempre que la distinción o preferencia no limite en sí misma el derecho
a la igualdad de las personas con discapacidad y que los individuos con discapacidad
no se vean obligados a aceptar tal distinción o preferencia. En los casos en que la

66
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

legislación interna prevea la figura de la declaratoria de interdicción50, cuando sea


necesaria y apropiada para su bienestar, ésta no constituirá discriminación.

La convención también establece el compromiso de adoptar medidas de carácter


educativo para eliminar la discriminación contra las personas con discapacidad
y propiciar su plena integración en la sociedad; así como medidas para eliminar
los obstáculos arquitectónicos, de transporte y de comunicación que existan
para facilitar el acceso y uso para las personas con discapacidad.

5. La Convención relativa a la Lucha contra la Discriminación en la Esfera de la


Enseñanza

La discriminación se entiende como toda distinción, exclusión, limitación o preferencia,


fundada en la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, las opiniones políticas o de
cualquier otra índole, el origen nacional o social, la posición económica o el
nacimiento, que tenga por finalidad o por efecto destruir o alterar la igualdad de trato
en la esfera de la enseñanza y, en especial:

a. Excluir a una persona o grupo del acceso a los diversos grados y tipos de
enseñanza.
b. Limitar a un nivel inferior la educación de una persona o de un grupo.
c. Colocar a una persona o a un grupo en una situación incompatible con la dignidad
humana.

No son consideradas como discriminatorias las situaciones siguientes:

a. La creación de establecimientos de enseñanza separados para los alumnos de sexo


masculino y para los del sexo femenino, siempre que ambos ofrezcan facilidades,
programas y calidad equivalentes.
b. La creación, por motivos religiosos o lingüísticos, de establecimientos separados
que proporcionen una enseñanza conforme a los deseos de los padres o tutores
legales de los alumnos, si la enseñanza proporcionada en ellos se ajusta a las normas
autorizadas.
c. La creación o mantenimiento de establecimientos de enseñanza privados, siempre
que no pretendan lograr la exclusión de cualquier grupo, sino añadir nuevas
posibilidades de enseñanza y se ajusten a las normas aprobadas por las autoridades
competentes.

Los Estados Partes convienen que la educación debe tender al pleno


desenvolvimiento de la personalidad humana y reforzar el respeto de los
derechos humanos y de las libertades fundamentales, así como fomentar la
comprensión, la tolerancia y la amistad entre las naciones y todos los grupos
raciales o religiosos.

50
La interdicción constituye la prohibición del ejercicio de un derecho por mandato de la ley cuando la persona con
discapacidad esté imposibilitada e inhabilitada para gobernar por si misma sus bienes y su persona.

67
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Los miembros de las minorías nacionales tienen el derecho a ejercer las actividades
docentes que les sean propias, entre ellas las de establecer y mantener escuelas que
enseñen su propio idioma, siempre que ese derecho no impida a los miembros de las
minorías comprender la cultura y el idioma del conjunto de la colectividad; el nivel de
enseñanza no sea inferior al nivel general prescrito por las autoridades competentes y
la asistencia a tales escuela sea facultativa.

6. La Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos


Indígenas.

Los pueblos y las personas indígenas son libres e iguales a todos los demás pueblos y
personas y tienen derecho a no ser objeto de ninguna discriminación en el
ejercicio de sus derechos que esté fundada, en particular, en su origen o
identidad indígena.

Los pueblos y las personas indígenas tienen derecho a:

a. No sufrir la asimilación forzada o la destrucción de su cultura;


b. Manifestar, practicar, desarrollar y enseñar sus tradiciones, costumbres y
ceremonias espirituales y religiosas.
c. Revitalizar, utilizar, fomentar y transmitir a las generaciones futuras sus
historias, idiomas, tradiciones orales, filosofías, sistemas de escritura y
literaturas, y a atribuir nombres a sus comunidades, lugares y personas.
d. Establecer y controlar sus sistemas e instituciones docentes que
impartan educación en sus propios idiomas, en consonancia con sus
métodos culturales de enseñanza y aprendizaje.
e. Todos los niveles y formas de educación del Estado sin discriminación.
f. Tener acceso, cuando sea posible, a la educación en su propia cultura y
en su propio idioma.
g. Que la dignidad y la diversidad de sus culturas, tradiciones, historias y
aspiraciones queden debidamente reflejadas en la educación pública y los
medios de información públicos.
h. Al mejoramiento de sus condiciones económicas y sociales, entre otras
esferas, en la educación, el empleo, la capacitación y el readiestramiento
profesionales, la vivienda, el saneamiento, la salud y la seguridad social.

Los Estados adoptarán medidas eficaces, en consulta y cooperación con los


pueblos indígenas interesados, para combatir los prejuicios y eliminar la
discriminación y promover la tolerancia, la comprensión y las buenas
relaciones entre los pueblos indígenas y todos los demás sectores de la
sociedad.

En la aplicación de la presente convención se debe prestar particular atención a


los derechos y necesidades especiales de las personas adultas mayores, las
mujeres, las y los jóvenes, las y los niños y las personas con discapacidades y las
personas indígenas.

68
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Cabe hacer mención que en el ejercicio de los derechos enunciados en esta


Declaración se respetan los derechos humanos y las libertades fundamentales de
todos y están sujetos exclusivamente a las limitaciones determinadas por la ley y
con arreglo a las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos.
Estas limitaciones no serán discriminatorias y serán sólo las estrictamente
necesarias para garantizar el reconocimiento y respeto debido a los
derechos y las libertades de los demás y para satisfacer las necesidades de
una sociedad democrática
_______________________________________________________________

Actividad por equipos:


De acuerdo con los instrumentos internacionales revisados, formen equipos de trabajo y
respondan a las siguientes preguntas: Posteriormente discutan sus conclusiones en una
sesión plenaria:

1. ¿Cómo se aborda el tema de la no discriminación en cada uno de los instrumentos


analizados?
2. Poner ejemplos de tratos diferenciados que no violan el derecho a la no discriminación
y explicar por qué.
3. ¿Cómo repercute en las labores docentes el conocimiento del marco jurídico
internacional sobre la no discriminación?
_______________________________________________________________

69
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Unidad 5. La escuela como factor


fundamental en la lucha contra la
discriminación
Introducción
El sistema escolar juega un doble papel en la sociedad:

a) Por una parte es un dispositivo muy claro de la reproducción cultural del sistema
social. A través de él internalizamos no sólo los conocimientos, sino la cosmovisión del
mundo, el sistema de lealtades, de solidaridad o su ausencia el autoritarismo y las
jerarquías como formas cotidianas y “normales” de las relaciones sociales.

b) Por otra, puede ser también un excelente mecanismo para estimular actitudes críticas
y transformadoras en la sociedad, creando un ámbito propicio para expandir y ejercitar
el derecho a la no discriminación al fomentar la convivencia, la tolerancia y la
solidaridad.

En esta unidad analizaremos brevemente las modalidades y dinámicas propias de cómo


se manifiestan las prácticas discriminatorias al interior de las instituciones educativas,
para posteriormente enfocarnos en la escuela como un espacio donde se aprende y
refuerza el respeto a la diversidad y la igualdad de todos los seres humanos, mediante la
estimulación de un espíritu crítico que forme futuras ciudadanas y ciudadanos más libres y
capaces de responder positivamente ante cualquier situación discriminatoria que afecte a
la sociedad o al alguno de sus miembros.

Propósitos específicos:
 Reflexionar sobre cómo se manifiesta la discriminación en las instituciones escolares.
 Analizar diferentes formas en que se puede combatir la discriminación en y desde la
escuela y hacer propuestas que permitan impulsar una cultura más justa y equitativa.

Contenido:

Unidad 5. La escuela como factor fundamental en la lucha contra la discriminación


10hrs.
5.3. Manifestaciones de la discriminación en la escuela
5.4. ¿Cómo combatir la discriminación en y desde la escuela?
5.4.1. Contribuir a la construcción de sujetos de derecho
5.4.2. Desarticular las bases socioculturales y simbólicas de la discriminación.
5.4.3. Promover identidades libremente elegidas, abiertas, plurales y no confrontadas.
5.4.4. Contribuir a la construcción de nuevos referentes para la interacción social.

70
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

5.1. Manifestaciones de la discriminación en la escuela

 Reflexionar sobre cómo se manifiesta la discriminación en las instituciones escolares.

La comunidad escolar está conformada por todas las personas que intervienen directa o
indirectamente en la escuela: los docentes, directivos, personal de apoyo, administrativo y
de intendencia, alumnado, padres y madres de familia establecen una red de relaciones
sociales que va más allá del simple intercambio de información referente a su papel
dentro de la escuela como parte de la educación de las y los niños.

En las instituciones educativas no sólo se reproduce la discriminación presente en la


sociedad, sino que ésta adquiere modalidades y dinámicas propias que tienen
consecuencias específicas que se traducen en claras actitudes de intolerancia ante la
diversidad.

Algunos ejemplos de cómo se manifiesta la discriminación en la escuela son:

 La disparidad de recursos, infraestructura, calidad de la enseñanza en las escuelas de


las distintas regiones y entidades del país.
 El hostigamiento de que son objeto las y los niños pertenecientes a minorías religiosas
ante su negativa a participar en actos cívicos, que con frecuencia deriva en la
aplicación de sanciones, descrédito y burla.
 La negación de los servicios educativos a niños y niñas que viven con VIH o que
tienen alguna discapacidad, así como la estigmatización que sufren por parte de
compañeros, padres y madres de familia y profesores que ponen en duda su
capacidad de aprender o los consideran un peligro para la comunidad escolar.
 La discriminación que padecen las y los niños indígenas, cuando se les impide hablar
en su propia lengua o son canalizados a educación especial porque no hablan
español.
 Los tratos preferenciales a ciertos alumnos o alumnas en demérito de otros en función
de su sexo, características físicas, condición social o económica, apariencia, etc.
 El prestar más atención a quienes tienen menos dificultades en el aprendizaje,
dejando de lado o excluyendo a aquellos que no comprenden o tienen dificultades en
el aprendizaje.
 La utilización de expresiones sexistas (“los niños no lloran”, “si te portas mal te
sentarás en la fila de las niñas”, “el taller de carpintería es para los niños y el de
costura para las niñas”); racistas (“pareces indio”, “sacúdete los huaraches”); u
homofóbicas (“eres un marica”), con su enorme carga discriminatoria que fomentan
estereotipos difíciles de erradicar.
 Las conductas de hostigamiento e intimidación, por no hablar de violencia, que se
registran de unos alumnos hacia otros, los que con frecuencia victimizan a niños y
niñas pertenecientes a grupos vulnerados y en condiciones de desventaja social.
_______________________________________________________________

Actividad individual:

71
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Escribe en una hoja tu opinión sobre las distintas formas en que se manifiesta la
discriminación en la escuela que se han señalado.

Actividad por equipos:

Formen equipos de trabajo de 4-5 personas y compartan con sus compañeros su opinión
sobre las manifestaciones de la discriminación en la escuela; señalen si están de acuerdo
con ellas o no y agregando otras manifestaciones que conozcan. Registren sus
conclusiones en un rotafolio.

En plenaria hagan sus aportaciones y lleguen a conclusiones grupales sobre este


aspecto.
_______________________________________________________________

Los actos de discriminación que se presentan día con día entre la comunidad escolar
tienen efectos muy negativos. En primer lugar, las y los estudiantes aprenden a ver en la
discriminación un comportamiento social legítimo. Por otra parte, quien sufre la
discriminación puede perder la confianza en sus capacidades para tener un desempeño
escolar adecuado, pues no enfoca sus energías hacia el aprendizaje, sino a protegerse de
las agresiones de un entorno hostil.

En un contexto donde se ignora, permite o fomenta la discriminación, el alumnado no


asimila la cultura de la igualdad, la tolerancia, la empatía y la cooperación, sino la
imposición de la arbitrariedad y el menosprecio hacia lo diferente; asimismo, se propicia la
exclusión, el fracaso y la deserción escolares.

Ni la escuela ni el personal docente pueden seguir siendo indiferentes a la problemática


de la discriminación en la escuela, ya sea porque piensen que eso no está dentro de sus
responsabilidades, porque no quieren buscarse problemas o porque aún cuando tengan la
mejor intención de actuar, no saben cómo hacerlo y carecen de los conocimientos y
herramientas adecuadas.

Como se verá a continuación, es posible ofrecer alternativas a la discriminación que


ayuden a construir una convivencia escolar compatible con los valores democráticos que
requiere la sociedad que deseamos tener, basada en el respeto y la observancia de los
derechos humanos y la no discriminación.

5.2. ¿Cómo combatir la discriminación en y desde la escuela

 Analizar diferentes formas en que se puede combatir la discriminación en y desde la


escuela y hacer propuestas que permitan impulsar una cultura más justa y equitativa.

Combatir la discriminación en y desde la escuela exige una estrategia articulada que


comprometa a los distintos actores de la comunidad escolar, señaladamente a directivos y
docentes, que abarque los diferentes ámbitos, prácticas y relaciones que ocurren en el

72
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

espacio escolar y que se sustente en una estrategia integral de educación para la no


discriminación, cuyas líneas principales son51:

a) Contribuir a la construcción de sujetos de derecho.


b) Desarticular las bases socioculturales y simbólicas de la discriminación.
c) Promover identidades libremente elegidas, abiertas, plurales y no confrontadas.
d) Contribuir a la construcción de nuevos referentes para la interacción social.

A continuación explicaremos brevemente cada uno de estas líneas.

5.2.1. Contribuir a la construcción de sujetos de derecho.

Una persona discriminada es una persona sin derechos, por lo que la educación para la
no discriminación debe promover en niños y niñas el conocimiento de los derechos
humanos, su ejercicio, su defensa y el dominio de herramientas y mecanismos que
permitan protegerlos. En este sentido va precisamente la reforma constitucional de 2011,
que señala explícitamente la obligación del Estado de fomentar que en la educación se
imparta el respeto a los derechos humanos.

La educación en derechos humanos tiene como finalidad formar personas críticas y


autónomas, capaces de descubrir supuestos injustificados en el orden establecido y que
ocasionan consecuencias negativas para la convivencia social, mediante una metodología
que privilegia el proceso de aprendizaje de la persona dentro de una comunidad con
miras a cambiar actitudes y comportamientos, así como desarrollar nuevas actitudes que
les permitan pasar a la acción en la defensa y garantía de que a ninguna persona se le
nieguen sus derechos fundamentales52.

Además de conocer los instrumentos nacionales e internacionales sobre derechos


humanos, el ejercicio educativo debe ser práctico y vivencial, no dogmático ni pasivo, para
que niños y niñas aprendan acerca de tales derechos viviéndolos en el aula, enfrentando
las diferencias, los conflictos y los problemas cotidianos desde una óptica que incorpore
algunos principios y valores implícitos en tales derechos humanos, como la igualdad, el
respeto, la tolerancia, la cooperación y la solidaridad.
_______________________________________________________________

Actividad por equipos:


1. Formen equipos de 6 personas.
2. El equipo simulará ser el personal de una escuela, por lo tanto, deberá haber
representantes de todas las áreas que la conforman: padres y madres de familia,
directivos, cuerpo docente, alumnos y alumnas, personal administrativo y supervisores/as
de sección. Pueden escribir los roles en pequeños papeles y sortearlos entre el grupo.
Designen a una persona que dirija y modere la sesión e imaginen que todos están
reunidos para erradicar y prevenir las prácticas discriminatorias de su escuela. Todos y
todas están de acuerdo en que la discriminación es algo que afecta a la comunidad

51
Este apartado se ha desarrollado tomando como base el artículo de Jorge Torres Romero: 2010; 17-31.
52
Cfr. Conapred: 2011f; 14.

73
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

escolar y están dispuestos a hacer cambios. Para lograr esto, deberán explorar 5 áreas
para que la escuela, en su conjunto, logre un cambio profundo de actitudes y valores,
estos son:
a) Contratación e inscripción: Procesos de selección y reclutamiento de personal y
procesos de inscripción de alumnos y alumnas.
b) Condiciones de trabajo: Derechos laborales, derechos de las y los niños,
infraestructura accesible
c) Desarrollo profesional: condiciones que posibilitan a todas las personas adquirir
herramientas y conocimientos para llevar a cabo su trabajo.
d) Clima laboral y escolar (ambiente de trabajo y en las aulas).
e) Atención a personas beneficiarias: alumnos, padres y madres de familia

Para cada una de esas áreas, deberán calificar el estado que guardan en materia de:
 Igualdad: ¿Se garantiza el acceso a derechos a todas las personas por igual?
 Accesibilidad integral: ¿Todas las personas tienen acceso a la información,
servicios, instalaciones, etc., sin importar su condición o situación de vida como:
discapacidad, sexo nacionalidad, salud o preferencia sexual entre otros?
 Diversidad: ¿Existe una aceptación e inclusión de todas las personas sin importar el
sexo, etnia, nacionalidad, creencias, religión, condición socioeconómica, discapacidad,
etc.?
 Inclusión: ¿Existen medidas o políticas para asegurar de manera progresiva que
todas las personas cuenten con igualdad de oportunidades para acceder a los
programas, bienes, servicios y/o productos que la institución ofrece?

Utilizando la siguiente tabla, califiquen a su escuela en una escala del 1-10


(El/la formadora deberá entregar una copia de la tabla a cada equipo)

Igualdad Accesibilidad Diversidad Inclusión


integral
Contratación
Inscripción
Condiciones
de trabajo
Clima laboral y
en el aula
Desarrollo
profesional
Atención a
alumnos/as ,
padres y
madres

Escriban sus propuestas de cambio en un rotafolio y expónganlas ante el grupo.


Compartan los resultados del análisis que hicieron a su escuela.

74
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

5.2.2. Desarticular las bases socioculturales y simbólicas de la


discriminación

Una tarea fundamental de la escuela es formar una actitud crítica frente a los prejuicios,
estereotipos y estigmas que naturalizan, invisibilizan y le confieren legitimidad social al
maltrato del que son objeto determinadas personas y colectivas sociales.

Las conductas discriminatorias son adquiridas desde la infancia; las niñas y los niños
copian las respuestas prejuiciosas o estereotipadas de los adultos hacia las personas que
son distintas a ellos en el mundo que los rodea, ya se trate de diferencias físicas, sociales
o culturales.

Para neutralizar el pensamiento prejuicioso y estereotipador, la escuela puede impulsar


una enseñanza crítica y cuestionadora, de forma que las y los estudiantes aprendan a
pensar por sí mismos y empiecen a rechazar voluntariamente sus propios prejuicios o
estereotipos. Algunas estrategias como las siguientes pueden ser útiles en este sentido:

 Hacer conciencia en las y los estudiantes de lo que se dice acerca de grupos


discriminados y cuestionar al grupo sobre lo que piensan de las personas:
homosexuales, afrodescendientes, indígenas, migrantes, enfermas de SIDA, con
discapacidad, entre otros y cuestionar por qué piensan, sienten y actúan como lo
hacen, identificando sus ideas y creencias, analizándolas y visualizando las
consecuencias de éstas, sin enjuiciar a quienes las expresan.
 Buscar información que demuestre que las creencias que hay sobre dichos grupos o
sectores de la población son falsas o exageradas.
Ejemplo: Hoy vamos a explorar todo lo que sabemos sobre las personas con
discapacidad, vamos a apuntar en el pizarrón todas las creencias que se tienen en
tornos las personas con discapacidad.
Ahora vamos a ver cuáles de ellas son ciertas y cuáles son falsas, etc.

 Fomentar el contacto con los miembros de grupos discriminados, identificando los


aspectos que se tienen en común para desarrollar la empatía, poniéndose en lugar
del otro y saber qué está sintiendo, como vía para estar en condiciones de ver a los
otros como personas con derechos, de comprenderlos y considerarlos como iguales
y, por tanto, como legítimos interlocutores.
 Organizar trabajos colaborativos mezclando a las y los estudiantes de diferentes
contextos entre sí, para que aprendan a asumir otros roles y razones desde puntos
de vista contrarios.
_______________________________________________________________

Actividad por equipos:


Formen equipos de trabajo de 4-5 personas y discutan si están de acuerdo o en
desacuerdo sobre las estrategias que se proponen para combatir prejuicios y
estereotipos. Escriban sus comentarios en un rota folio y propongan otras estrategias que
a su juicio pueden ser útiles en este sentido.

75
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Expongan en plenaria sus aportaciones y escriban sus conclusiones grupales en hojas de


rotafolio.
_______________________________________________________________

5.2.3. Promover identidades libremente elegidas, abiertas, plurales y no


confrontadas.

Otra tarea básica consiste en reformular los esquemas maniqueos que subyacen a
nuestra forma de ver el mundo y lo que en él ocurre, y que son fuente inevitable de
intolerancia. Dicha tarea se traduce en dos exigencias educativas cruciales: a) el cultivo
de la autonomía moral para resistir las presiones del entorno, y b) promover el desarrollo
de la autoestima como recurso para afirmar la propia valía y resistir toda tentativa de
sobajamiento y degradación por parte de otros/as, aspectos ambos que se detallan
continuación.

a) El cultivo de la autonomía moral53.

Es la capacidad que tiene toda persona de tomar decisiones por sí misma,


responsabilizándose de sus propios comportamientos y actitudes. La educación para la
autonomía moral requiere que en las aulas y en las escuelas se establezcan las
condiciones que favorezcan y hagan posible la vivencia y la práctica del gobierno de los
alumnos por ellos mismos, aprendiendo a vivir democráticamente, como una forma de
vida individual o comunitaria que respeta y fomenta el carácter autolegislador de los
individuos, que promueve la participación del estudiantado y educa en la responsabilidad
y en el sentido de justicia.

Las características de una sociedad en miniatura que ofrece la escuela son idóneas para
hacer de la educación democrática algo vivencial; para ello se requiere que las escuelas
en sí mismas, lleguen a ser instituciones democráticas en las que todos sus integrantes
participen en la elaboración de las normas que los gobiernen y donde los problemas de la
vida social sean resueltos a través de deliberaciones colectivas y de un compartido interés
por el bien común.

Ejemplo: Hoy vamos a realizar un trabajo conjunto, ustedes y yo vamos a crear un


reglamento del salón. Todos y todas tenemos que dialogar sobre cuáles serán las reglas
que deberemos seguir para que todos nos sintamos bien en el salón de clase y podamos
trabajar en paz…

Una escuela democrática es aquella en la que hay una amplia conciencia de comunidad
social entre todos sus miembros, y a la cual pueden pertenecer niños y niñas de
diferentes razas, clases sociales, religiones y capacidades y donde priva un clima
democrático en las aulas para facilitar que las y los alumnos alcancen la autonomía moral,
porque les permite la intervención en los asuntos que les afectan, el diálogo con los
demás para buscar normas razonables y justas para todas y todos, así como la
apropiación de aquellas normas que consideran correctas.

53
Las ideas principales de este apartado se tomaron de Escámez, et al. Educar en la autonomía moral; 1998.

76
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Para promover en el alumnado la responsabilidad de regirse en la vida personal y social


de acuerdo con las convicciones razonablemente alcanzadas, se requiere un cambio en la
forma de enseñanza para fomentar:

 El espíritu crítico o actitud de análisis racional de las situaciones y normas sociales


mediante la investigación reflexiva;
 La capacidad de diálogo para el debate y la solución de conflictos que surgen de la
vivencia cotidiana;
 El autocontrol personal para actuar de acuerdo a lo que se ha concluido en ese debate
sobre lo que es correcto;
 La actitud de participación cooperativa en los alumnos;
 Promover la búsqueda, conjunta con los demás, de las normas para el correcto
comportamiento individual y colectivo;
 La resolución de problemas morales y sociales prácticos a través de actividades
conjuntas y de una toma de decisiones en común.

b) El desarrollo de la autoestima

La autoestima es la idea que tenemos acerca de nuestra propia valía como personas,
basada en los pensamientos, sentimientos y experiencias que sobre nosotros mismos
hemos ido desarrollando durante nuestra vida. Una adecuada autoestima es un factor
básico en la formación personal de niños y niñas, pues influye en el desarrollo y
desempeño de otras actitudes, por ejemplo:

 Condiciona el aprendizaje. Cuando los niños y niñas valoran y le dan importancia a


su capacidad para aprender, experimentan mayor confianza en sí mismos y pueden
desplegar esfuerzos tendientes al logro de sus objetivos.
 Ayuda en la superación de dificultades. Los niños y niñas con autoestima positiva
son capaces de enfrentarse a problemas y fracasos, porque disponen de la energía
necesaria para confiar en superar obstáculos.
 Fundamenta la responsabilidad. La confianza en uno mismo constituye la base para
ser capaz de responder a las exigencias de la vida cotidiana.
 Favorece la creatividad. El niño o niña que se valora y confía en sí misma, puede
explorar nuevas posibilidades, se arriesga con respuestas creativas y originales.
 Posibilita la relación social. El justo aprecio y respeto por sí mismo genera
seguridad personal, dota de atractivo personal y facilita las relaciones con los demás
en relación de igualdad, sin sentimientos de inferioridad o superioridad.
 Determina la autonomía. La niña o el niño que se consideran con adecuados niveles
de autosuficiencia son capaces de tomar decisiones. Quien se acepta y se siente bien
consigo mismo es capaz de enfrentarse a retos de forma independiente.
 Afianza la personalidad. El sujeto se siente seguro de sus posibilidades como ser
independiente (seguro, confiado y autoaceptado) y como ser social (confía, valora y
acepta a los demás).

La manera como tratamos a los niños y las niñas y lo que les decimos puede fortalecer o
debilitar su autoestima. Algunas sugerencias prácticas que pueden ayudar al profesorado
para desarrollar una autoestima positiva en niños y niñas son:

77
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

 Crear condiciones en el aula que despierten la confianza de las niñas y los niños en sí
mismos, en sus capacidades de aprender, dialogar y comunicarse con los demás, en
un ambiente distendido y agradable, donde el aprendizaje sea una experiencia
gozosa;
 Manifestar satisfacción por los logros y avances de todas y todos;
 Dar orientaciones concretas ante sus dificultades, sin menospreciar los intentos
frustrados del mismo, para que aprendan de sus errores y faltas de una manera
positiva;
 Evitar las comparaciones; cada niño o niña debe ser valorada por lo que es y lo que
puede hacer, para que con el ejemplo aprendan a valorar y sentir agrado por los
demás, respetando las diferencias entre las personas;
 Fomentar los sentimientos de “estar satisfechos/as con uno/a mismo/a”, generando en
el alumnado pensamientos tales como: “puedo hacer cosas”, “soy importante”, “puedo
aprender”, “puedo equivocarme”.
 Incentivar el desarrollo y cumplimiento de responsabilidades y compromisos por parte
de niños y niñas.

Asimismo, las y los profesores deben evitar acciones que puedan debilitar la autoestima
de sus estudiantes, tales como:

 Tener demasiadas o pocas expectativas de sus estudiantes.


 Gritar o criticar demasiado, especialmente delante de los demás.
 Criticar más de lo que se elogia.
 Utilizar adjetivos como tonto/a, estúpido/a, flojo/a y descuidado/a.
 Al cometer errores, decirles que han fracasado.

Actividad por equipos:


Formen equipos de trabajo de 5-6 personas y contesten las siguientes preguntas:

 ¿Qué tan democráticas son las instituciones escolares a las que pertenecen y sus
prácticas educativas cotidianas como docentes?
 ¿Qué dificultades plantea para la enseñanza en el aula y en la escuela el cultivo de la
autonomía moral?
 ¿Qué importancia le dan dentro de sus actividades educativas al fomento de la
autoestima en niños y niñas?
 ¿Qué experiencias personales pueden compartir sobre cómo afecta la autoestima baja
al desempeño de niñas y niños en el aula y qué han hecho para resolver este
problema?

Registren sus respuestas y conclusiones por escrito, expongan sus aportaciones en


plenaria y lleguen a conclusiones grupales.

78
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

5.2.4. Contribuir a la construcción de nuevos referentes para la interacción


social.

Además de evidenciar las sinrazones de los prejuicios y estereotipos y promover


identidades abiertas y plurales, la escuela debe ofrecer herramientas conceptuales y
prácticas que permitan reconstruir la convivencia social sobre nuevas bases. Si la
discriminación se expresa, entre otras cosas, como intolerancia hacia determinadas
diferencias que son inadmisibles, se debe favorecer el desarrollo del respeto, la
disposición a aceptar y a convivir con cualquier forma de ser, de pensar y de actuar que
elijan para sí mismas las demás personas en el marco de un Estado democrático de
derecho.

La escuela debe fomentar la capacidad de reconocer y valorar todas las expresiones de la


diversidad humana que sean compatibles con los derechos humanos y la legalidad
democrática, así como construir el hábito de la tolerancia para impedir que cualquier
grupo social estigmatice a personas o grupos que son distintos o están más allá de sus
límites culturales, por miedo o temor a sus distintas maneras de ser y de expresarse.

La enseñanza de la diversidad en el aula no debe percibirse como un problema a


resolver, sino como una riqueza que encierra grandes oportunidades de aprender la
sabiduría de otras culturas, pues cuento más variado sea el contexto mayor será la
creatividad y las posibilidades de ampliar los conocimientos y puntos de vista de las y los
estudiantes. Para que esto sea posible, se requiere abandonar los enfoques tradicionales
de la interculturalidad que se limitan a exponer diferentes culturas o tradiciones, sin
aportar elementos que ayuden a las y los estudiantes a entender o sintonizar con las
experiencias reales de las personas procedentes de dichas culturas.

Una estrategia significativa y práctica para abordar la diversidad cultural puede ser la
introducción de narraciones de historias54 y juegos de roles sobre grupos o personas que
han sido tratados de forma injusta, o se han burlado de ellos o los han excluido a causa
de sus diferencias: Con esas y otras herramientas se puede abrir la discusión sobre el
hecho de ser diferente, conocer los sentimientos y las respuestas de los niños y niñas,
para fomentar la empatía por lo que las personas pueden haber experimentado como
consecuencia de ese trato injusto, de manera que se les enseñe a no permanecer
indiferentes sino que sean capaces de actuar con respeto, sensibilidad, consideración y
justicia cuando alguien sea excluido, maltratado o humillado inmerecidamente sólo por ser
lo que es, garantizando ahora y en el futuro que todas y todos tengan los mismos
derechos y oportunidades.

Proponer una igualdad real de oportunidades educativas para todos y todas las
estudiantes, al margen de sus diferencias, requiere necesariamente la transformación del
modelo de la escuela tradicional estructurado en torno a la homogeneidad del alumno
promedio y de los grupos uniformes, lo que supone cambiar pautas profundamente
arraigadas en la sociedad y en la propia escuela. Dicha transformación implica cambios
en la filosofía, en el currículo escolar, en las estrategias de enseñanza-aprendizaje, en las

54
El Conapred tiene la colección de cuentos Kipatla, junto con un Manual de Lectura de dichos cuentos que
pueden ser útiles para este propósito.

79
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

pautas de interacción en el aula; en la organización, gestión y ambiente escolar, en la


relación de la escuela con los padres de familia y con la comunidad en la que está inserta.

En esta perspectiva no basta con incorporar alguna unidad didáctica sobre la


discriminación en las materias de formación cívica y ética, ni realizar actividades
extracurriculares como semanas por la no discriminación o de la diversidad cultural, sino
que se requiere, entre otras cosas:

 El convencimiento de todas y todos los involucrados acerca de las bondades del


enfoque de la educación en derechos humanos y la no discriminación, para promover
la igualdad de oportunidades y la inclusión.
 Contar con políticas claras y recursos suficientes para promover este enfoque.
 La formación y actualización del magisterio y de los demás actores educativos en
materia de derechos humanos y no discriminación.
 El desarrollo de propuestas de detección y combate de las prácticas y mecanismos
institucionales que fomenten la discriminación y la violencia en la escuela
 El desarrollo de sistemas de evaluación que valoren los impactos de los programas de
educación en derechos humanos y no discriminación.

Esta transformación permitirá educar a las y los estudiantes desde una perspectiva de
ciudadanía democrática, enseñándoles a coordinar con eficacia derechos y deberes, con
herramientas para introducir las prácticas de la no discriminación y la tolerancia, como
uno de los modos de lograr que el desarrollo personal de los individuos no comprometa
los derechos de los demás y que los éxitos personales se transformen en beneficio para
la sociedad.
_______________________________________________________________

Actividad por equipos:


1. El/la facilitadora deberá descargar alguno de los cuentos de la colección Kipatla, para
tratarnos igual y el Manual de lectura de la página www.conapred.org.mx, en el recuadro
que dice colección de

Este enlace te llevará al sitio donde se albergan los


12 cuentos y el Manual de lectura.
Es muy importante que descargues el Manual
porque ahí están las explicaciones detalladas de la
metodología de trabajo y los resúmenes de
cuentos

2. Cada uno de los cuentos versa sobre una situación de discriminación: por género, por
origen étnico, por edad, por preferencia sexual, por condición socioeconómica, por
discapacidad, etc. Recomendamos que el/la facilitadora elija el cuento que sea más
representativo del entorno escolar de las y los participantes
3. Fotocopiar alguno de los cuentos para su lectura en grupo (este material se puede
guardar y reutilizar en cursos subsecuentes); si el presupuesto para copias es escaso, se
puede fotocopiar el resumen del cuento (2 a 3 hojas) contenido en el Manual de lectura.

80
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

3. Reparte una copia del cuento a cada participante (o una copia por cada dos
participantes) e inicia con el grupo la lectura del mismo.
4. Interrumpe la lectura en las partes del cuento que el Manual indica y realiza las
preguntas. Permite que las y los participantes externen sus opiniones, aclara sus dudas y
proporciona evidencia y datos suficientes para desarticular los prejuicios que puedan ir
saliendo a lo largo de la lectura.

5. Realiza una actividad de cierre en donde las y los participantes comenten en grupo, el
impacto que esta actividad pudiera tener en el ámbito escolar y de qué manera puede
contribuir a incorporar el aprecio por la diversidad en todos sus aspectos.

81
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Bibliografía

Alcaraz, Rodolfo y Abril.(2008). El derecho a la no discriminación por identidad y expresión de


género. México, Conapred. (Textos del Caracol #4). Disponible en:
http://enp4.unam.mx/diversidad/Descargas/Diversidad/Derecho%20No%20discriminacion
%20identidad%20%20sexogenerica.pdf.

Amnistía Internacional. (2010). Víctimas invisibles. Migrantes en movimiento en México. Madrid:


Amnisty International Publications. Disponible en:
http://www.amnesty.org/es/library/asset/AMR41/014/2010/en/1345cec1-2d36-4da6-b9c0-
e607e408b203/amr410142010es.pdf

Allport, Gordon. W. (1971). La naturaleza del prejuicio. Trad. de Ricardo Malfé. Buenos Aires,
Universidad de Buenos Aires.

Blancarte, Roberto. (2008). Libertad religiosa, Estado laico y no discriminación. México,


Conapred. (Cuadernos de la Igualdad No. 9). Disponible en:
http://www.conapred.org.mx/redes/documentos_cedoc/CI009.pdf

Bobbio, Norberto. (1991). El tiempo de los derechos, tr. Rafael de Asís Roig, Madrid, Editorial
Sistema.

Carbonell, Miguel. (2006). El derecho a no ser discriminado entre particulares y La no


discriminación en el texto de la Constitución Mexicana. México, Conapred. (Serie Estudios
núm. 3). Disponible en:
http://www.conapred.org.mx/redes/documentos_cedoc/E0003(1).pdf

Centro de Documentación de Honduras. (2005). Nociones fundamentales sobre la discriminación:


Disponible en:
http://www.cedoh.org/proyectos/discriminacion/assets/Nociones.pdf

Cisneros, Isidro. (2007). Derecho, democracia y no discriminación. México, Conapred. (Colección


Miradas).

Conapred. (2005). Primera Encuesta Nacional sobre Discriminación en México. México,


Conapred. Disponible en:
http://www.conapred.org.mx/redes/userfiles/files/Presentacion_de_la_Encuesta_final.pdf

Conapred. (2009). Ley Federal para Prevenir la Discriminación. México, Conapred. Disponible en:
http://www.conapred.org.mx/redes/userfiles/files/LFPED(1).pdf

Conapred. (2011). Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2010. Resultados


generales. México, Conapred. Disponible en:
http://www.conapred.org.mx/redes/documentos_cedoc/Enadis-2010-RG-Accss-002.pdf

82
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Conapred. (2011a). Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2010. Resultados sobre
diversidad sexual. México, Conapred. Disponible en:
http://www.conapred.org.mx/redes/userfiles/files/Enadis-2010-DS-Accss-001.pdf

Conapred. (2011b). Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2010. Resultados sobre
personas adultas mayores. México, Conapred. Disponible en:
http://www.conapred.org.mx/redes/documentos_cedoc/Enadis-2010-PAM-Accss.pdf

Conapred. (2011c). Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2010. Resultados sobre
las y los jóvenes. México, Conapred. Disponible en:
http://www.conapred.org.mx/redes/userfiles/files/Enadis-JOVENES-Accss.pdf

Conapred. (2011d). Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2010. Resultados sobre
niños, niñas y adolescentes. México, Conapred. Disponible en:
http://www.conapred.org.mx/redes/userfiles/files/Enadis-2010-NNyA(02)-INACCSS.pdf

Conapred. (2011e). Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2010. Resultados sobre
niños, niñas y adolescentes. México, Conapred. Disponible en:
http://www.conapred.org.mx/redes/userfiles/files/Enadis-2010-TD-Accss.pdf

Conapred. (2011f). Manual de Lectura de los Cuentos Kipatla. México, Conapred.

Convención Americana sobre Derechos Humanos. (1969). Disponible en:


http://www.rlc.fao.org/frente/pdf/pactocr.pdf

Convención Interamericana para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Contra


Las Personas con Discapacidad. Guatemala. (1999). Disponible en:
http://www.dgri.sep.gob.mx/formatos/4_oea_11.pdf

Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial.


(1969). Disponible en: http://www2.ohchr.org/spanish/law/cerd.htm

Convención Relativa a la Lucha contra las Discriminaciones en la Esfera de la Enseñanza (1960)


Paris, Francia. Disponible en:
http://unesdoc.unesco.org/images/0011/001145/114583s.pdf#page=119

Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. (1981).
Disponible en: http://www2.ohchr.org/spanish/law/cedaw.htm

Convención sobre los Derechos del Niño. (1990). Disponible en:


http://www2.ohchr.org/spanish/law/crc.htm

Corte Interamericana de Derechos Humanos. (2003). Condición Jurídica y Derechos de los


Migrantes Indocumentados, Opinión Consultiva, OC 18/03 del 17 de septiembre, serie A,
número 18.

83
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas (2007).
Disponible en:
http://daccess-dds-
ny.un.org/doc/UNDOC/GEN/N06/512/10/PDF/N0651210.pdf?OpenElement

Escalante Betancourt, Yuri. (2009). Derechos de los pueblos indígenas y discriminación étnica o
racial. México, Conapred. (Cuadernos de la igualdad No. 11). Disponible en:
http://www.conapred.org.mx/redes/documentos_cedoc/CI011.pdf

Escámez, Juan, et al. (1998). Educar en la autonomía moral. Valencia, Generalitat Valenciana.
Disponible en:
http://www.edu.gva.es/eva/docs/autonomoral.pdf

Ferrajoli, Luigi. (2004). Razones jurídicas del pacifismo. Madrid, Trotta, 2004, citado por Miguel
Carbonell. (2004). Introducción a la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la
Discriminación. México, Conapred, 2004

Fondo de Población de Naciones Unidas. (2011). Estado de la población mundial 2011. Nueva
York; UNFPA. Disponible en:
http://foweb.unfpa.org/SWP2011/reports/SP-SWOP2011_Final.pdf

González Martín, Nuria. (2006). “Acciones positivas: Orígenes, conceptualización y perspectivas”,


en De la Torre, Carlos (Coord.) Derecho a la no discriminación. México, IIJ-UNAM.

INEGI. (2010). Anuario Estadístico de los Estados Unidos Mexicanos. México, INEGI. Disponible
en: www.inegi.gob.mx

Krauskopf, Dina. (1998). “Dimensiones críticas de la participación social de las juventudes”, en


Participación y Desarrollo Social de la Adolescencia. San José: Fondo de Población de
Naciones Unidas, pp. 119-34. Disponible en:
http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/cyg/juventud/krauskopf.pdf

O’Donnell. Daniel. (2007). “Capítulo 15. La igualdad de las personas y la prohibición de


discriminación”, en Derecho Internacional de los Derechos Humanos. México, Oficina en
México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos
Humanos/Escuela de Graduados en Administración Pública y Política Pública, pp. 911-
976. Disponible en:
http://www.hchr.org.co/publicaciones/libros/ODonell%20parte1.pdf

Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. (1976). Disponible en:


http://www.oas.org/dil/esp/afrodescendientes_instrumentos_internacionales_pacto_DCP.pdf

Pérez Luño, Antonio Enrique. (2004). Los derechos fundamentales. Madrid, Tecnos.

Pérez Portilla, Claudia. (2006). “Discriminación estructural, cultural, institucional y personal. Un


análisis de la producción y reproducción de la discriminación”, en Diego Valadés y Miguel
Carbonell (coords.). El Estado constitucional contemporáneo. Culturas y Sistemas

84
Consejo Nacional para Prevenir la
Discriminación

Jurídicos Comparados. Tomo I. México, IIJ-UNAM. (Serie Doctrina Jurídica, núm. 356),
pp. 687-723. Disponible en:
http://www.bibliojuridica.org/libros/5/2313/35.pdf

Rodríguez Zepeda, Jesús. (2006). Un marco teórico para la discriminación. México, Conapred.
Disponible en:
http://www.conapred.org.mx/redes/documentos_cedoc/E0002(1).pdf

Rodríguez Zepeda, Jesús. (2011). La otra desigualdad. La discriminación en México. Conferencia


dictada en la Cátedra UNESCO “Igualdad y no Discriminación”, auspiciada por la
Universidad de Guadalajara y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación.
Paraninfo “Enrique Díaz de León” de la Universidad de Guadalajara. Guadalajara, Jalisco,
23 de junio. México, Conapred.

Suprema Corte de Justicia de la Nación. (2004). Semanario Judicial de la Federación y su


Gaceta, novena época, t. XXVII, octubre.

Torres Romero, Jorge Alfonso. (2010). “La discriminación en la escuela”, en Ethos Educativo,
núm. 47, enero-abril, pp. 17.31. Disponible en:
http://www.imced.edu.mx/Ethos/Archivo/47/47-17.htm

85