Anda di halaman 1dari 6

LA ÉTICA APLICADA EN NUESTRA VIDA PERSONAL Y

PROFESIONAL

Q.F.B MARÍA ANGÉLICA HERRERA GONZÁLEZ

CECYTEM 16 HUANDACAREO MICH.

Desde la antigüedad el hombre tuvo que preocuparse por desarrollarse y


evolucionar en varios aspectos de su vida. Nosotros como seres humanos hemos
sido considerados como seres sociales, lo que quiere decir que necesitamos de
grupos y comunidades para lograr nuestro pleno desarrollo, para poder lograr una
convivencia en sociedad fue necesario establecer normas para regir así el
comportamiento de los que la integran, y a su vez establecer los derechos, las
obligaciones y la conducta con la que debemos actuar.

Ya que sin reglas, limites, obligaciones y derechos, convivir en una sociedad sería
totalmente imposible, porque ningún ser humano haría lo que de verdad le
corresponde, nadie respetaría a sus semejantes, tratando de aprovecharse de los
más indefensos, y la sociedad dejaría de ser un grupo de personas que se reúnen
con un mismo fin.

Son necesarias normas que rigen la conducta para que el ser humano pueda vivir
en armonía en la sociedad, aquí será donde se aplicara la ética en el
comportamiento del ser humanos en todos los aspectos, estos abarcan los
laborales, profesionales, sociales, familiares entre otros.

La ética es conocida como una ciencia normativa, que se ocupa de las normas de
conducta humana, no crea disposiciones de conducta, las descubre y aplica al
momento adecuado. Esto da a entender que la ética se ocupa de lo bueno y lo
malo, así como de lo que es justo e injusto. La ética es conocida como un saber
práctico de nada servirá conocer dichas normas, si no las aplicamos a nuestra
vida cotidiana.
La ética define gran parte de la personalidad de un ser humano, y en ella se
involucran valores. Los valores son todo aquello que guarda relaciones de
acoplamiento con otras personas, esto quiere “decir lo que es ó puede ser”, lo que
será evaluado mediante un análisis comparativo.

En otras palabras los valores son considerados como cualidades por las que una
persona despierta mayor o menor aprecio, admiración o estima. Muchas veces
los valores influyen en nuestra forma de pensar o de actuar, es por eso que su
principal fin es mejorar las condiciones de nuestra vida.

Actualmente la sociedad en general atraviesa por momentos muy difíciles y para


tatar de solventar estos problemas sociales resulta ser la educación el único medio
viable y eficaz para sacar de la crisis a nuestra sociedad, una sociedad que se ve
afectada más que por cualquier otra problemática, por las actuaciones de los
propios ciudadanos; resulta alarmante que los miembros de una sociedad
presenten a la vez tantos anti valores y que hagan de la misma una comunidad
indeseable por todos aunque son los individuos mismos quienes provocan estas
circunstancias.

La educación, en especial la educación moral o ética viene a ser el proceso por


medio del cual se favorecen tanto el conocimiento como la comprensión de
normas que regulan la vida en sociedad, así mismo la formación de valores y
actitudes que permitan al individuo integrarse a la sociedad y participar en su
mejoramiento pues los valores son parte de una sociedad y de los individuos, son
estos los que nos caracterizan unos de otros, los que nos hacen especiales como
seres humanos.

Los valores y normas morales tienen que ser practicados principalmente por los
adultos, así los niños los aprenden por medio del ejemplo y es necesario que en
los espacios educativos se tome como prioridad el hecho de educar moralmente a
los individuos.

Un niño debe tener valores, que son inculcados por sus padres, obviamente si
desde la educación en casa no se tienen los valores y normas necesarias para
poder educar a los hijos, no se le podrá exigir a ellos una conducta adecuada a lo
que una sociedad te pide la cumplas. Mientras el tiempo pasa más importancia se
le debe dar a la formación de los pequeños, no que los adultos no son
importantes, pero las bases de nuestra formación ética vienen desde la niñez.

La existencia de las normas morales siempre ha afectado a la persona humana,


ya que desde pequeños captamos por diversos medios la existencia de dichas
normas, y de hecho, siempre somos afectados por ellas en forma de consejo, de
orden o en otros casos como una obligación o prohibición, pero siempre con el fin
de tratar de orientar e incluso determinar la conducta humana.

La carencia de valores no solo afecta la psicología de los jóvenes, sino que


además tiene una repercusión social, por cuanto marca el temple y el
carácter de los pueblos.1

Una de las principales preocupaciones de las personas en general es la carencia


de ética en nuestras acciones. Se piensa que el mundo mejoraría si las personas
actuaran con mayor ética, las cuales tuvieran como fin común el bienestar de las
personas que los rodean. Es por eso que nos tenemos que enfocar en tratar de
mejorar nuestra conducta, tratar de ser personas más responsables de cada una
de nuestras acciones, para así formar una sociedad mejor.

Sin embargo cada persona cuenta con su propio código de ética y esto será una
decisión completamente individual, puesto la aplicación de dicho código depende
de cada uno de nosotros y de nuestra formación moral.

Otro aspecto importante a evaluar sobre la ética será como aplicar la ética en tu
vida profesional, este término es también conocido como ética profesional. La
ética profesional está definida como la ciencia normativa que estudia los deberes y
los derechos profesionales de cada profesión. El objetivo de ella es crear
                                                                                                                       
1
   HIRSCH.  Nombre.    Educación  y  valores  tomo  I  educación  básica  y  media  superior.  Edit.  Hyyg,  año.  Pp.    
222  
conciencia de responsabilidad sobre el cómo actuaran con responsabilidad en
todos aquellos que ejercen una profesión.

Una vez que nos hemos preparado para ejercer o no, o por el simple hecho de
trabajar en el sector productivo, establecemos un compromiso hacia nosotros
mismos, al mismo tiempo un compromiso con la sociedad para no dañar la
dignidad de otro ser humano.

Aquí será necesario realizar una autoevaluación para conocer cuáles serán los
intereses que perseguimos en nuestro trabajo, para saber si actuaremos de
manera ética en el desempeño diario de nuestro trabajo, o si solo lo vemos como
una forma de sustento para sobrevivir, olvidando así los principios fundamentales
de nuestra profesión, haciendo a un lado nuestros intereses y olvidando si
actuamos de manera ética en el desempeño de nuestra profesión.

No debemos de olvidar que nuestras acciones tienen repercusiones y no solo


hacia nosotros mismos, sino a nuestra familia, amigos y las personas que nos
rodean, dichas acciones pueden ser negativas o positivas, esto dependerá de cuál
sea nuestra forma de proceder. Profesionalmente estamos obligados a servir a los
demás.

Profesionalmente una persona debe de cumplir con tres tipos de responsabilidad:

• Responsabilidad profesional consigo mismo. Conciencia fiel a un triple


deber de competencias físicas, intelectuales y sociales.
• Responsabilidad profesional con el prójimo. Trato hacia el prójimo.
• Responsabilidad natural hacia la persona, humana y su dignidad como tal.
• Responsabilidad profesional con la sociedad. Compromiso por el hecho de
contar con un título profesional.

Todo trabajador tiene o debe desarrollar una ética profesional que defina la lealtad
que le debe a su trabajo, profesión, empresa y compañeros de labor. Villarini
describe que “la ética de una profesión es un conjunto de normas, en términos de
los cuales definimos como buenas o malas una práctica y relaciones
profesionales.

Lo importante es ser modelo de lo que es ser profesional y moralmente ético. Por


ejemplo, un deber del profesional es tener solidaridad o compañerismo en la
ayuda mutua para lograr los objetivos propios de su empresa y/o tener el derecho
de rehusar hacer una tarea que sea de carácter inmoral, no ético, sin ser víctima
de represalia, aun cuando esto también sea para lograr un objetivo.

Al actuar de esta manera demuestra su asertividad en la toma de decisiones


éticas, mientras cumple con sus deberes y hace valer sus derechos. Además,
demostrará su honestidad, que es el primer paso de toda conducta ética, ya que si
no se es honesto, no se puede ser ético. Cuando se deja la honestidad fuera de la
ética, se falta al código de ética, lo cual induce al profesional a exhibir conducta
inmoral y antiética.

El profesional debe reconocer que necesita de la ética para ser sensible a los
interrogantes morales, conocer cómo definir conflictos de valores, analizar nuevas
alternativas y tomar decisiones en la solución de estos problemas presentados.

Depende de nosotros decidir lo que vamos a hacer con nuestra vida, cuando nos
enfrentamos decididamente al reto de ese descubrimiento, cuando nos apartamos
del grupo de los que por alguna razón van contra las normas que la sociedad
establece, pues estos aun continúan actuando por instinto, otros tantos por
imitación; lo cual los hace sentirse bien, mas no es algo que se hiciera por su
iniciativa, porque antes de actuar todo tenemos la elección de escoger lo bueno
(ya que las acciones que solo nos perjudican a nosotros mismos nunca
escogeremos lo malo) a hacer, pero influidos por la gran mayoría, sin iniciativa
propia más que el de la elección de hacer o no hacer una actividad preestablecida.

La ética representa un aspecto fundamental en nuestra preparación como


profesional, ya al desempeñarse como profesionista jamás se debe de evitar ver
que es una labor social, que ante todo está el compromiso que se adquiere con la
sociedad y que en cada unas de las actividades que realicemos se debe buscar el
bien común.