Anda di halaman 1dari 4

Receta ensalada de tomate fácil

Vamos a aprender primero cómo hacer ensalada de tomate en su versión más


básica. Esta es para muchos la mejor forma de comer tomates y no los

culpo

Es importante escoger siempre tomates jugosos pero a la vez carnosos y


firmes, para que no pierdan la forma al cortarlos o se deshagan como agua.

3.94 de 16 votos
Imprimir

Ensalada de tomate receta


Preparación fácil paso a paso de una ensalada con tomates, ajo y hierbas verdes.
Sencilla y rápida de hacer.
Tipo de receta Ensaladas
Tipo de cocina Saludable

Tiempo de preparación 10 minutos


Tiempo total 10 minutos

Porciones 3
Autor Lola Alfonzo

Ingredientes
 2 to mates grandes o tres medianos
 1 diente de ajo grande
 2 cucharadas de orégano albahaca ú otra hierba de tu preferencia
 Aceite de oliva virgen extra
 Una pizca de sal
 Una pizca de pimienta negra recién molida
 Vinagre balsámico o de jerez opcional.

Preparación
1. Para empezar, lavar bien los tomates. Yo me aseguro de eliminar cualquier
residuo, remojándolos con agua y un chorro de vinagre (blanco) después de
lavarlos.
2. Picar los tomates en rueda delgadas y acomodarlos en un bol o plato grande. Hay
quienes prefieren pelarlos antes de picar, pero para mi gusto la piel les deja más
sabor, nutrientes y fibra.
3. Pelar el ajo, y luego triturarlo o picarlo en cubo muy pequeños.
4. Esparcir el ajo sobre las ruedas de tomate. Hay que cuidar que los trozos sean
realmente pequeños para que el gusto quede uniforme y nadie termine con un
bocado sorpresa de ajo tamaño irregular.
5. Espolvorear la ensalada con sal y pimienta al gusto.
6. Cubrir con un hilo de aceite de oliva, más o menos grueso según el gusto
personal, y si se ha decidido utilizar vinagre balsámico, otro de hilo de este último.
En caso de añadir más ingredientes a la receta básica de ensalada de tomates,
se recomienda moderar la adición de vinagre, para evitar la competencia de
sabores.

Nada más con los tomates, esta ensalada funciona perfectamente. Para darle
más protagonismo, aquí va la lista de mis variaciones preferidas, siempre
partiendo de la receta de base.
Ensalada de tomate y cebolla

Parecería que la receta de base no cambia en gran cosa, pero sólo el hecho de
agregar una cebolla le da una fuerza y un toque ácido-amargo al sabor, que no
es el favorito de todos, pero sí es tremendamente popular.

Para esta variación, vamos a añadir una cebolla pequeña a la receta básica.
Hay que pelarla y cortarla en juliana (o tiras) muy delgada y alternar con las
rodajas de tomate, antes de incorporar los aliños.

La cebolla tiene que ser pequeña para no desequilibrar el sabor general del
plato.

Ensalada de tomate y atún

La manera más fresca de incorporar proteína a la ensalada de tomate es con


atún. Esta ensalada no complica en nada la receta original, porque se hace con
el atún que viene en lata (aunque para los amantes de los ingredientes frescos,
utilizar un atún de pescadería puede convertirse en una obra de arte
gastronómica).

Al grano: añadir una lata de atún en agua a la receta original o bien a la receta
de ensalada de tomate y cebolla. Si solamente hay latas de atún en aceite en
tu despensa o supermercado, entonces se suprime el aderezo con aceite de
oliva.

Para esta variación no es tan recomendable el aderezo con vinagre balsámico.

El corte del tomate también se puede cambiar de rodajas a cubos, o trozos


irregulares, para lograr una mejor mezcla con el atún.

Ensalada de tomate y pepino

La más ligera de todas estas variaciones de recetas, que queda tan bien con la
receta de base como con la receta de ensalada con cebolla.

Vamos a añadir a la preparación básica un pepino pelado y cortado en rodajas


finas. El resto de la preparación se mantiene igual. Según el gusto personal, en
este caso se puede utilizar cilantro o perejil como hierba de aderezo, en lugar
de orégano o albahaca.

Ensalada de tomate y queso

La variación favorita de los amantes de la cocina gourmet, partiendo de la


receta básica para mezclarse con quesos blancos o amarillos.

Yo la preparo sumando a la ensalada de tomate unos 150 gramos de queso de


cabra, cortados en láminas delgadas, e intercalando las rebanadas. Igual
conozco buenas versiones que reemplazan el queso de cabra por la misma
cantidad de feta o gouda.

Ensalada de tomate y aguacate

El aguacate está de moda y queda perfecto en ensalada con tomate, cuando


se utiliza para acompañar carnes de res o pescados.

Lo ideal es escoger un aguacate maduro, pero que no haya llegado al punto de


que la pulpa esté casi cremosa, como la que se usa para hacer guacamole. Es
importante que se pueda cortar todavía en rebanadas. Así, se corta el aguacate
por la mitad, se retira la semilla y se hacen las rebanadas con un cuchillo,
después de retirar la cáscara. La idea es tratar de conservar la mejor forma
posible, para luego alternar con las láminas de tomate.

En caso de que la textura del aguacate no sea tan firme, se puede cortar en
cubos, y cortar el tomate de la misma manera.

Para más antojos de ensaladas, aquí otras ideas de