Anda di halaman 1dari 4

Ensaladas Low Carb: Consejos para engordar su ensalada y adelgazar

Si al pensar en la dieta viene a su cabeza la imagen grille de pollo preparado con


una gota de aceite y dos hojas de lechuga con gotitas de aceite, apuesto que
todavía no conoce la alimentación low carb!

Las ensaladas low carb pueden ser deliciosas, saciantes y valer por una comida
completísima.

Ensalada Low Carb | frutos secos

Si usted adora aquel crujiente del crouton, las castañas picaditas en la ensalada
son una óptima - y sana - sustitución.

Aquí vale de todo: castaña de cajú, nueces, almendras, pistacho, macadamias...


Cualquier castaña cae súper bien en la ensalada. Al usarlas en sus ensaladas low
carb, compruebe antes si la cantidad que va a picar para usar se encaja en la
cuota de carbohidratos líquidos que usted estableció para perder el peso que
quiere.

Ensalada Low Carb | Quesos

Rallar, probolone, parmesano, mozzarella: cuanto más amarillento, mejor (y con


menos carbos)!

Lo que más se hace es rallar el queso a la hora misma, sea cual sea, es más
práctico que fritar para dejar crujiente, por ejemplo (si es para freír, prefiero unos
cubitos de panceta .Y queda mucho bueno sobre cualquier ensalada.

Como en low carb las calorías son irrelevantes, aproveche para incrementar
usando quesos diferentes que van a traer mucho sabor, como el gorgonzola, brie
y un parmesano rallado en el momento.

Ensalada Low Carb | Proteína

Nada mejor que juntar las verduras con las proteínas. Eso es lo que llamo una
verdadera ensalada

Y, la felicidad suprema, las ensaladas low carb no se resumen a pechuga de


pollo: tiene un universo de opciones de proteína para enriquecer la ensalada y, lo
que es mejor, da para poner a la voluntad, ya que carnes son cero
carbohidratos.
Peces

El pescado puede ser utilizado como complemento, en el caso de la sardina en


lata o atún, así como puede convertirse en el centro de atención, como en una
ensalada de salmón ahumado, por ejemplo.

La variedad es grande y abierta a todos los gustos: atún, lenguado, salmón,


tilapia, sardina y tantos otros peces entran en la lista de los que se pueden utilizar
para hacer su ensalada aún más agradable.

En lugar de tomar suplementos caros con omega-3, que tal experimentar pasar a
comer otra vez una ensalada con pescado? Es el "comprimido" delicioso de
omega-3 que la naturaleza nos dio!

Sugerencia: Ensalada de coliflor con salmón a la parrilla o ensalada de bacalao


con aguacate y bacon.

Todo bien que la pechuga de pollo sea un clásico del mundo de las bajas
calorías, que ya no nos pertenece más. Pero no quiere decir que no sea una
buena opción para mantener en el menú.
Creo que el pollo es muy práctico y versátil. En el caso de que se produzca un
cambio en la calidad de los alimentos, se debe tener en cuenta que,

Él es mi aliado, junto al huevo, a la hora de dejar mis ensaladas más gordas. Me


gusta tomar el caldito que queda a la hora de asar el pollo y condimentar la
ensalada, queda muy bueno!

Esto es una cosa que no falta en mi congelador: trozos de pollo crudo ya


envasados en porciones más pequeñas para una descongelación

Carne Bovina

Usar pedazos de la carne que sobró del asado o incluso aquella carne
deshilachada de olla es una gran estrategia para engordar la ensalada.

Por supuesto que también es demasiado bueno hacer unas tiritas de carne en la
plancha o sartén para poner en la ensalada en el momento

Esta opción está bien acompañando tanto hojas verdes como verduras:
remolacha, rábano, tomate, locote y lo que más su imaginación (y heladera)
traigan a la superficie!
Carne de cerdo

De rodajas de pernil y lomo al bacon, cualquier parte del cerdo va bien como
acompañamiento de ensaladas, enriqueciendo su plato con buenas grasas y
proteínas.
Me encanta salpicar el bacon por todo, da un crujiente delicioso (que puede
sustituir a las castañas) y sazona la ensalada al mismo tiempo.

Un pernil deshacer en medio de las verduras y legumbres es una delicia también,


regado con aceite de oliva para dejar más mojadito, es mejor aún!

Huevos

Cuando hablan que el huevo va bien con todo, es verdad! Me encanta usarlo en
mis ensaladas, da aquel engordado en el plato y siempre me deja súper saciada.

Rico en proteínas, es una buena opción cuando es cambiar la carne por otro
alimento en la ensalada o añadir otra dosis proteica en ella, si ella ya tiene carne.

Me gusta el cocido y picadito en medio de las verduras y verduras, pero se puede


usar pedazos de él frito también.

Ensalada Low Carb | Legumbres

Es bueno una ensalada fria, pero ya pensó en hacer una con verduras rehogadas
y calientes?

En los días fríos o como complemento de mis huevos revueltos, me encanta


rehogar brócoli, col de brucelas, coliflor... colocando un muelle rallado por
encima regado con aceite de oliva, es de dar agua en la boca,

Sugerencia: ensalada tibia de calabaza, champiñón shitake y linaza (colocada


por encima) o col de brucelas con cebolla morada y bacon picadito encima, es
maravilloso!
.
Ensalada Low Carb | Ensaladas en frascos

La mejor sugerencia que puedo dar para quien no tiene mucho tiempo para
hacer las opciones de ensalada que he dado aquí, es dejar medio montada su
ensalada en potes, ya pensando en aquella vianda nuestra de cada día.

No olvide siempre dejar los alimentos con bastante agua, como el tomate y el
pepino, para cortar y colocar a la hora que sea sacar de la refrigeración, ya que
en la heladera es fácil de ellos se congelen después de estar cortados.
Las carnes pueden ser guardadas ya a la parrilla, asadas o fritas en el pote, en
capas junto a las verduras (el mismo sirve para los huevos o setas), y, por último,
es posible colocar las castañas quebraditas o aquella panceta frita para darlo
crujiente.
Los ingredientes más pesados deben ser colocados primero en el frasco, y por
último las hojas verdes que son más ligeras. La salsa es mejor colocar en un frasco
separado para mezclar a la hora de servir.

Ensalada Low Carb | Salsas y especias

Que pasado triste ese de medir la dosis del aceite en cucharas de sopa en el
condimento de la ensalada para controlar las calorías.

Hoy siento hasta cierta vergüenza en los restaurantes de ensalada, ya que doy el
mayor perjuicio poniendo aquella abundante cascada de aceite en la ensalada.

Además del aceite de oliva, sal y vinagre (o limón), da para preparar algunas
salsas. Algunas sugerencias que he utilizado:
 Mostaza sin azúcar, jugo de limón, pimienta recién molida y aceite
 Yogur natural licuado con menta o perejil
 Aguacate batido con limón, sal, pimienta recién molida y aceite
 Crema de leche con gorgonzola (se derrite levemente en una sartén y deja
espesar antes de incorporar a la ensalada)