Anda di halaman 1dari 30

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES Y HUMANAS


CARRERA DE TRABAJO SOCIAL
MONITOREO DE PROYECTOS
SÉPTIMO SEMESTRE “A”

TEMA:
MARCO TEÓRICO
ADOPCIÓN Y ACOGIMIENTO

INTEGRANTES:
● ARÉVALO EVELYN
● LORENA QUIMBIULCO
● KARINA RIVERA
● RAQUEL SUATUNCE
● GABRIELA TIPAN

SEMESTRE
OCTUBRE 2017-MARZO 2018
INDICE
1. DERECHO A VIVIR EN FAMILIA
1.1 INTRODUCCIÓN
MARCO TEÓRICO
2. CAPITULO I: PROTECCIÓN ESPECIAL
2.1 DEFINICIONES
2.2 CONTEXTO
2.3 POLÍTICAS PÚBLICAS
2.3.1 MONITOREO DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS
3. CAPITULO 2: ACOGIMIENTO
3.1 DEFINICIONES
3.2 CONTEXTO
3.3 POLÍTICAS PÚBLICAS
3.3.1 MONITOREO DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS
4. CAPITULO 3: ADOPCIÓN
4.1 DEFINICIONES
4.2 CONTEXTO
4.3 POLÍTICAS PÚBLICAS
4.3.1 MONITOREO DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS
5. BIBLIOGRAFÍA
1.- DERECHO A VIVIR EN FAMILIA

1.1.- INTRODUCCIÓN
“La familia es la primera célula esencial de la sociedad humana”
Juan XXIII

Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a crecer en un contexto familiar de


protección y afecto en el que se cubran sus diversas necesidades (UNICEF, 2015). Sin
embargo, no todos los padres y madres pueden brindar a sus hijos e hijas un entorno
familiar adecuado y, lamentablemente en muchas ocasiones estas acciones se configuran
como graves vulneraciones a los derechos de los niños, niñas y adolescentes que ponen
en serio riesgo su desarrollo integral y bienestar. Para que la sociedad pueda respetar sus
derechos y el gobierno garantizar que puedan vivir y crecer en familia y comunidad, se
deben aprobar leyes que hagan realidad esta posibilidad de los niños, niñas y
adolescentes que perdieron sus cuidados familiares, así como, apoyar y fortalecer a las
familias que están en riesgo de perder los cuidados parentales.

En la actualidad frente a la etapa de globalización extendida por todo el mundo,


aquella que incide de forma directa e indirecta en las relaciones y comportamientos de
los niños/as y adolescentes exponiéndolos a un alto riesgo de vulnerabilidad ya sea en
los espacios sociales, culturales, familiares entre otros, se ha incorporado la acción-
intervención del Estado basándose fundamentalmente en avances de derechos de la
infancia y adolescencia en diversos países , en donde se han incorporado programas de
familias de acogida, adopción o ejecutar políticas de protección especial buscando
brindar apoyo y seguimiento al niño/a y adolescente que es acogido o adoptado.
"Debemos procurar, mediante la intervención social, que la familia acogedora sea capaz
de ofrecer un espacio incondicional de confianza y seguridad al menor" Felipe Cano
(2017)

Bajo este concepto en el Capítulo I se presenta las definiciones, el contexto, las


políticas enfocadas al derecho de protección especial, a su vez se manifiesta el
seguimiento al cumplimiento del mismo Ahora bien todos los niños, niñas y adolescentes
necesitan protección. Hay quienes, por circunstancias especiales, necesitan mayor
contención y apoyo que otros, es por eso que el Estado o la sociedad deben brindar una
atención especial. (Unicef, 2018).Son circunstancias o hechos especiales que demandarán
medidas especiales de protección para equiparar en el cumplimiento de derechos a todos
los niños y niñas, además del ejercicio y cumplimiento de las políticas públicas
universales con énfasis en la prevención y la detección oportuna y precoz.

La protección al niño debe ser provista ante todo por los padres y la comunidad
que lo acoge, y luego por el Estado. En efecto como es evidente, el bienestar de cada niño
no se puede obtener de la misma manera. Cada niño es un individuo único con
necesidades específicas. Además, sus características individuales (edad, sexo, estado de
salud, existencia o no de algún tipo de impedimento, la presencia o ausencia de los padres,
el entorno, etc.) van a permitir identificar sus necesidades para asegurar su bienestar.

Posteriormente en el Capítulo II se exponen definiciones de acogimiento familiar


e institucional visto desde diferentes perspectivas o ámbitos que son planteados por
personas e instituciones que se encuentran al tanto en este tema, a su vez se incorporan
las políticas de protección vigentes en el Ecuador para enfrentar esta problemática de esta
población vulnerable y su debido monitoreo con el fin de contribuir a la ejecución y
cumplimiento de las mismas.

No obstante alrededor del mundo, casi todos los niños y las niñas crecen con la
familia en donde han nacido. Sus madres y sus padres se preocupan por ellos, los cuidan,
alimentan, protegen y educan, su objetivo es hacer de ellos personas felices y bien
integradas en la sociedad en la que viven. Así ha sido en todas las épocas históricas y en
todos los países, porque tener hijos, cuidar de ellos y sacarlos adelante en la vida forma
parte tanto de la inclinación natural, como de los mandatos culturales de los seres
humanos, sin embargo no todo niño/a y adolescente no nació con la misma suerte y han
sido el resultado de padres y madres que no son aptos para su cuidado o amparo.
En nuestra sociedad existen niños, niñas y adolescentes privados de tener una
familia porque han sido abandonados por parte de personas que no han podido cumplir
su obligación de cuidar por ellos, por distintas causas como abandono del padre o la
madre, personas víctimas de violación, o porque no tienen un apoyo familiar. Todo niño
merece una familia permanente, estable y afectuosa hasta los 18 años o más. Los niños
necesitan una familia en la que se puedan sentir seguros y protegidos y en la que tengan
la oportunidad de realizarse como personas. Los niños necesitan sentirse parte de una
familia y tener los mismos derechos que cualquier otro niño. El acogimiento familiar o
institucional constituye un viaje para toda la vida que no comienza ni termina el día en
que se finaliza el proceso de acogimiento.
Finalmente en el Capítulo III se exponen definiciones de la adopción visto desde
diferentes perspectivas o ámbitos que son planteados por personas e instituciones que se
encuentran al tanto en este tema , a su vez se incorpora el contexto general y las políticas
de protección vigentes en el Ecuador para enfrentar esta problemática de esta población
vulnerable .

La adopción en la actualidad, es una medida de protección destinada a velar al


niño, niña o adolescente en condiciones de adaptabilidad una familia suplente,
permanente y adecuada. Por ello, este proceso es uno de los mejores medios para que los
niños, niñas y adolescentes que se encuentran institucionalizados pueden gozar a plenitud
de sus derechos, claro está después de agotar todas las posibilidades de reinserción
familiar. En efecto, al hacerse cargo de un niño o una niña que procede de una situación
desfavorable, quienes adoptan asumen un compromiso y una responsabilidad que no
tienen vuelta atrás.
MARCO TEÓRICO
2.- CAPITULO I

PROTECCIÓN INTEGRAL

“Si la protección no es integral, simplemente no sirve.”

2.1 Definiciones
El niño es un ser en continuo desarrollo. Por ello, es vulnerable y merece una
atención y protección especiales, tal y como se recoge en la Convención sobre los
Derechos del Niño (CDN) de las Naciones Unidas, en este sentido se procede a definir el
concepto de protección especial de esta población.

La Convención sobre los Derechos del Niño (1989) describe los derechos
fundamentales de la infancia, entre ellos el derecho a la protección contra la explotación
económica y el trabajo perjudicial, contra toda forma de explotación y abuso sexual, y
contra la violencia física y mental, además de garantizar que los niños y niñas no serán
separados de su familia contra su voluntad. Estos derechos fueron desarrollados de
manera más minuciosa posteriormente mediante dos Protocolos Facultativos de la
Convención. Uno de ellos se refiere a la venta de niños y a la prostitución y pornografía
infantil, y el otro a la participación de los niños en los conflictos armados.

De este modo en el artículo 32 de dicha Convención se establece que los Estados


Partes reconocen el derecho del niño a estar protegido contra la explotación económica y
contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o entorpecer su
educación, o que sea nocivo para su salud o para su desarrollo físico, mental, espiritual,
moral o social.

En el artículo 75 de la Constitución de la República del Ecuador establece que

Toda persona tiene derecho al acceso gratuito a la justicia y a la tutela efectiva,


imparcial y expedita de sus derechos e intereses, con sujeción a los principios de
inmediación y celeridad; en ningún caso quedará en indefensión. El incumplimiento de
las resoluciones judiciales será sancionado por la ley.

Para UNICEF, “protección de la infancia” se refiere a las labores de prevención y


respuesta a la violencia, la explotación y el abuso contra niños y niñas, como por ejemplo
la explotación sexual, la trata, el trabajo infantil y prácticas tradicionales perniciosas como
la mutilación/ escisión genital de la mujer y el matrimonio adolescente

Tejeiro López (1998), ha dicho que al interior del concepto de protección " se
encuentra la búsqueda de la proyección general del niño y el adolescente como entes
éticos, el desarrollo de su misma personalidad en términos de sus potencialidades". La
definición de éste autor está dirigida, sin duda, al objeto final de la protección como
acción dirigida a un grupo social determinado. Interesaría además, formular una
definición de protección integral a niños y adolescentes que entrañe las funciones y
acciones intrínsecas de su prosecución socio-jurídica.

Protección Integral es el conjunto de acciones, políticas, planes y programas que


con Prioridad Absoluta se dictan y ejecutan desde el Estado, con la firme participación y
solidaridad de la Familia y la sociedad para garantizar que todos los Niños y Niñas gocen
de manera efectiva y sin discriminación de los derechos humanos a la Supervivencia, al
Desarrollo y a la Participación, al tiempo que atienda las situaciones especiales en que se
encuentran los niños individualmente considerados o determinado grupo de niños que han
sido vulnerados en sus derechos. (Cillero, 1998)

Así también el Código de la Niñez y Adolescencia dispone sobre la protección


integral que el Estado, la sociedad y la familia deben garantizar a todos los niños, niñas y
adolescentes que viven en el Ecuador, con el fin de lograr su desarrollo integral y el
disfrute pleno de sus derechos, en un marco de libertad, dignidad y equidad.

García Méndez (2012) plantea que con el término “doctrina de protección


integral” se hace referencia a un conjunto de instrumentos jurídicos de carácter
internacional que expresan un salto cualitativo fundamental en la consideración social de
la infancia.

“Generalmente, se cree que el interés superior del niño es una directriz vaga,
indeterminada, y sujetas a múltiples interpretaciones, tanto de carácter jurídico como
psicosocial, que constituiría una especie de excusa para tomar decisiones al margen de
los derechos reconocidos en razón de un etéreo interés superior de tipo extrajurídico” Sin
embargo, García Méndez y Mary Beloff (2012) consideran que “el interés superior del
niño es la plena satisfacción de sus derechos”
La Protección Integral compromete a que además de las acciones y políticas
globales para asegurar el derecho a la supervivencia, al desarrollo personal y social, a la
integridad y a la participación; se deba prestar particular empeño en la formación de la
estructura de protección especial para las situaciones de mayor vulnerabilidad en que se
encuentran grandes cantidades de niños, niñas y adolescentes. (Cillero, 1998)

2.2 Contexto

La sociedad ecuatoriana no considera a los niños/as y adolescentes como sujetos


de derechos, al contrario, muchas pautas culturales y costumbres se fundamentan en el
maltrato, el castigo, la violencia y la delegación de responsabilidades (laborales o del
hogar) que no corresponden a la edad de sus hijos e hijas. Esta forma de crianza les afecta
emocionalmente, debilita mucho su autoestima e impacta en la imagen que los niños y
niñas tienen de sí mismos, inclusive influye en su salud física.

En este marco, a partir de la entrada en vigencia de la Convención sobre los


Derechos del Niño, en 1990, se introduce una nueva visión de la infancia y, en
consecuencia, la manera en las que se relaciona la familia, la sociedad y el Estado con la
niñez y adolescencia. Esta perspectiva es la que se conoce como “Doctrina de Protección
Integral” en tanto reconoce al niño, niña y adolescente como sujeto de derechos y
establece a su vez las responsabilidades públicas en la garantía de los mismos.

Es importante mencionar que dentro de Protección Integral se encuentra el buen


trato y la afirmación de los vínculos afectivos al interior de las familias en los niños/ niñas
y adolescentes ya que estos resultan cruciales para la vida desde el nacimiento y son parte
de sus derechos fundamentales.

Promover el buen trato a niños y niñas demanda, por tanto, acciones integradas
que co-responsabilicen a diversos actores sociales incluidos los mismos niños y niñas,
para lo que se deben generar espacios colectivos donde se defina la normativa y las reglas
que deben regir en los espacios más importantes de su cotidianidad en esta edad como
son: las escuelas y las familias.

Es así que el Estado como ente regulador, la sociedad y la familia tienen la


responsabilidad de garantizar los derechos de supervivencia, desarrollo, protección y
participación de los niños/as y adolescentes a través de Políticas de Protección Integral,
las cuales se generan desde las grandes necesidades sociales y de los propios actores,
específicamente atendiendo a la situación de sus derechos; como también desde las
previsiones de viabilidad, institucionalidad y prioridad en el conjunto del sistema social.

Por consiguiente, en nuestro país se ha incorporado e implementado en las


políticas públicas la visión de la Doctrina de la Protección Integral (que reconoce a los
niños como sujetos de derecho, dotados de capacidad de vivir, tener salud, educación,
convivencia familiar, identidad y derecho a participar en todos los asuntos que les
conciernen), dejando atrás aquella Doctrina de la Situación Irregular, que rigiera durante
mucho tiempo el actuar en temas relacionados a la niñez y adolescencia.

La Protección Integral tiene su fundamento en los principios universales de


dignidad, equidad, justicia social y creando principios especiales para los derechos de los
niños/niñas y adolescentes como el de no discriminación, prioridad absoluta, interés
superior del niño, solidaridad y participación. Por ello, una de las entidades más
importantes que se encarga de velar el cumplimiento de esta doctrina es el Ministerio de
Inclusion Economica y Social (MIES).

Una de las competencias del Ministerio de Inclusión Económica y Social es


brindar servicios especializados de protección especial para aquellas personas cuyos
derechos han sido vulnerados o amenazados implementando acciones de ayuda y
reinserción, con énfasis en niñas, niños y jóvenes que se encuentran en situación de
pobreza, abuso sexual, maltrato, mendicidad, trabajo infantil, abandono y vulnerabilidad.

Servicio de Protección Especial: servicio que busca restituir los derechos vulnerados o
amenazados, de niñas, niños y adolescentes privados de su medio familiar, de niños, niñas
y adolescentes en situación de trabajo infantil; y niños, niñas y adolescentes, adultos
mayores y personas con discapacidad en actividades de mendicidad (MIES).

2.3 Política pública de Protección Integral

En el Código de la niñez, define a las políticas de protección integral como el


conjunto de directrices de carácter público, dictadas por los organismos competentes,
cuyas acciones conducen a asegurar la protección integral de los derechos y garantías de
la niñez y adolescencia.

En este sentido, sobre las políticas públicas de garantía, defensa, exigibilidad y


restitución de derechos de los niños, niñas y adolescentes encontramos lo siguiente. El
Plan Nacional del Buen Vivir 2013-2017 relacionado a sus 12 objetivos que buscan
mejorar la calidad de vida de todas las personas a través de la formulación de estrategias
y lineamientos; Del mismo modo, se encontró la Agenda Nacional para la Igualdad
Intergeneracional 2013-2017, en donde se establecen los instrumentos de efecto nacional
que contienen las propuestas de políticas públicas y sus mecanismos de implementación
enfocados en los NNA.

Por otro lado, hasta el año 2013 estuvo vigente la Agenda de Niñez y Adolescencia
y hasta el 2015 el Plan Decenal de Protección a la Niñez y la Adolescencia y el Plan
Decenal de Educación, que contenían lineamientos específicos de política pública
relacionados con el cumplimiento de los derechos de NNA.

En este marco, la ruta seguida en Ecuador inicia con el Código de la Niñez y


Adolescencia, instrumento legal que establece las políticas que deben ser concretizadas
por el Sistema Nacional Descentralizado de Protección a la Niñez y Adolescencia,
SNDPINA. (Artículo 193). Las políticas relacionadas de conformidad con el Código de
la Niñez y Adolescencia, las Políticas de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia
(Art. 193) son:

1. “Las políticas sociales básicas y fundamentales, que se refieren a las condiciones


y los servicios universales a que tienen derecho todos los niños, niñas y
adolescentes, de manera equitativa y sin excepción, como la protección a la
familia, la educación, la salud, la nutrición, la vivienda, el empleo de los
progenitores y la seguridad social, entre otras.
2. Las políticas de atención emergentes aluden a servicios destinados a la niñez y
adolescencia en situación de pobreza extrema, crisis económico - social severa o
afectada por desastres naturales o conflictos armados.
3. Las políticas de protección especial, encaminadas a preservar y restituir los
derechos de los niños, niñas y adolescentes que se encuentran en situación de
amenaza o violación de sus derechos, tales como: maltrato, abuso y explotación
sexual, explotación laboral y económica, tráfico de niños, niños privados de su
medio familiar, niños hijos de emigrantes, niños perdidos, niños hijos de madres
y padres privados de su libertad, adolescentes infractores, niños desplazados,
refugiados o con discapacidades; adolescentes embarazadas, etc.
4. Las políticas de defensa, protección y exigibilidad de derechos encaminadas a
asegurar los derechos de los niños, niñas y adolescentes; y
5. Las políticas de participación, orientadas a la construcción de ciudadanía de niños,
niñas y adolescentes.
En este marco en el 2014 se crea participativamente el Plan Nacional Decenal de
Protección Integral a la Niñez y Adolescencia que define las políticas, metas y estrategias
que orientarán la acción pública y privada a favor del ejercicio de los derechos. Dentro
del Plan encontramos las siguientes políticas de Protección Integral enfocadas en velar
los derechos de los niños/as y adolescentes en función a su contexto familiar.
● Política 7 Garantizar que las familias cuenten con los conocimientos y destrezas
necesarias que les permitan criar a sus hijos e hijas promoviendo al máximo sus
capacidades emocionales, intelectuales, sociales y morales con sentido de equidad
e inclusión, en un ambiente de afecto y estimulación.
● Política 8 Garantizar a los niños y niñas un hogar donde vivir en condiciones de
seguridad, identidad, libre de violencia y con estabilidad emocional, así como con
las condiciones fundamentales de protección.
● Política 15 Fortalecer la familia y la comunidad en su rol fundamental de
protección a los niños y niñas.
● Política 21 Fortalecimiento de las familias en sus capacidades de contención social
y de ofrecer las prestaciones básicas en educación, sexualidad, salud, nutrición,
vivienda, cultura y recreación.
Ante lo mencionado se debe tener en cuenta que dichas políticas quieren fortalecer
los núcleos familiares, pues siendo la base de toda sociedad, es importante que niños/as y
adolescente tenga derecho a permanecer con una familia idónea que les brinde el afecto
justo y necesario sin discriminación o exclusión alguna.

Dentro del régimen normativo implementado por el MIES en su estructura se ha


creado la Subsecretaría de Protección Especial la cual destaca políticas desarrolladas en
protección de los niños, niñas y adolescentes. Dichas políticas se encuentran bajo dos
ejes principales que son:

● Prestar servicios especializados de protección especial para grupos de atención


prioritaria vulnerados en sus derechos, con énfasis en el fortalecimiento familiar.
● Fortalecer procesos de reinserción familiar de niños, niñas y adolescentes en
situación de vulneración de derechos
Con la implementación del Plan Nacional de Desarrollo 2017-2021-Toda una
Vida pone énfasis en su Objetivo 1 : Garantizar una vida digna con iguales oportunidades
para todas las personas, para asegurar su cumplimiento es se desarrolla como política
pública en su literal :

1.5.- Fortalecer el sistema de inclusión y equidad social, protección integral, protección especial,
atención integral y el sistema de cuidados durante el ciclo de vida de las personas, con énfasis en
los grupos de atención prioritaria, considerando los contextos territoriales y la diversidad
sociocultural.

2.3.1 Monitoreo de políticas públicas

En el Ecuador, a partir de la aplicación de la nueva Constitución se comienza a


realizar reformas legales e institucionales orientadas a desarticular todo la
institucionalidad de niñez y adolescencia, la cual ha suprimido o debilitado la
especificidad e interdependencia de todos los derechos de niños, niñas y adolescentes.

Los diferentes instrumentos actuales de política pública relacionados, el PNBV


2013-2017, Las Agendas Nacionales para la igualdad, la Agenda de Niñez y Adolescencia
y el Plan Decenal de Protección a la Niñez y la Adolescencia, se centran en una
concepción sobre la necesidad de abordar la integralidad del ciclo de vida con políticas
intergeneracionales como una referencia transversal en el diseño, formulación e
implementación de la política pública. De los aproximadamente 141 lineamientos de
política pública asociados con los derechos de los NNA, la mayoría tiene un enfoque de
derechos humanos desde lo intergeneracional.

En este sentido, el abordaje intergeneracional limita la especificidad de la política


pública de niñez y adolescencia y no tiene que ver solamente con la existencia o no de
políticas de desarrollo, supervivencia, protección o participación, pues en muchos casos
éstas están centradas en lineamientos generales de protección. En consecuencia, ya no
existe política pública de protección integral, enfocándonos en las agendas nacionales
para la igualdad, específicamente hablando de la igualdad intergeneracional que incluye
a todos los grupos de población en sus diferentes edades, terminan con la especificidad y
la especialidad, lo cual impide el planteamiento de políticas sobre niñez y adolescencia.

En relación con la institucionalidad, de desde el año 2010, se produjeron varios


cambios en las instituciones encargadas de la formulación, seguimiento y control de las
políticas públicas relacionadas con niñez y adolescencia, que hoy se contienen en las de
carácter intergeneracional, se desmanteló la institucionalidad específica del INFA, cuyas
funciones pasaron a ser parte del MIES, lo que constituyó un cambio en la concepción de
políticas relacionadas a la protección integral de los NNA.

CAPITULO II

ACOGIMIENTO

3.1 Definiciones

El acogimiento familiar es una medida de protección a la infancia que proporciona


una familia a aquellos menores que por diversas razones: asunción de Tutela por
ministerio de la Ley, asunción de Guarda u otras, no pueden convivir con la suya propia.
En ocasiones se considera que la mejor alternativa para un menor es su integración en un
contexto familiar diferente a su propia familia; bien sea de forma temporal o definitiva.

Entre las definiciones de acogimiento familiar desde un punto de vista social, Amorós
y Palacios (2004), nos definen el acogimiento familiar como un recurso social, en el que
el niño, niña y adolescente que se encuentre en una situación problemática sociofamiliar,
recibe por parte de una determinada familia, el ofrecimiento de ser acogido en su hogar,
dado que su familia biológica no puede - o no quiere - hacerse cargo de las obligaciones
que conlleva ser padres.

En este sentido el Acogimiento Familiar se define también como aquella


alternativa social que ofrece de manera temporal un ambiente familiar para los niños y
niñas que no pueden ser atendidos adecuadamente en sus hogares. Simultáneamente se
provee una intervención con la familia biológica para ayudarla a resolver las situaciones
o dificultades que han ocasionado la separación. No se sustituye ni se suplanta a los padres
y madres con otras personas, sino que se complementa aquello que ellos, en un momento
dado, no pueden hacer por su hijo o hija. (Cillero, 1998)

Para Guillén A, el acogimiento familiar es una figura jurídica por la que se integra
a un menor en una familia que no es la constituida por sus padres biológicos o tutores,
sin crear vínculos de parentesco con ella (2005, pág. 119).
“El Acogimiento Familiar produce la plena participación del menor en la familia
e impone a quien lo recibe las obligaciones de velar por él, tenerlo en su compañía,
alimentarlo, educarlo y procurar una formación integral…” (art.173 del Código Civil)

Por otro lado acogimiento familiar constituye una medida de protección al menor
que pasa por la separación de su familia de origen. La finalidad es evitar el internamiento
del menor en un institución y proporcionarle un ambiente familiar normalizado que le
garantice una atención adecuada (Defensor del pueblo Andaluz, 2001).

Se trata de una medida de protección dirigida a los niños/as y adolescentes


mediante la cual se pretende establecer un entorno familiar adecuado a los menores que,
por diversas circunstancias, no pueden vivir con su familia, siendo acogidos por las
diversas entidades a disposición de una autoridad competente. (Salazar, 2012)

El acogimiento familiar se caracteriza por su temporalidad y por el contacto


continuo con la familia de origen. Su enfoque está en mantener y mejorar el vínculo del
NNA con su sistema familiar para reinsertarse nuevamente con su familia biológica,
cuando se han podido hacer los cambios necesarios para asegurar al NNA un espacio
seguro.

Ahora bien continuando con las con la definición y descripción del acogimiento
familiar incluye a tres grupos fundamentales, que forman parte de un sistema recursivo
donde están co-construyendo en favor del NNA, siendo su familia biológica, su familia
acogiente y el sistema de servicio social. Este equipo multidimensional funciona sin
jerarquía, asumiendo co-responsabilidad, con una de-finición clara de los roles de cada
uno. (Danielle Children´s Fun, 2014)

El MIES establece en su Capítulo II, sobre las Modalidades de atención y la


población objetivo en su Art. 7. De las modalidades de atención:

“El acogimiento se refiere a la atención integral que necesita el niño, niña o adolescente
en la entidad, convirtiéndose ésta en su domicilio temporal; conlleva una intervención
multidisciplinaria en el medio socio-familiar de cada niño, niña o adolescente, trabajando
con su familia de origen con el objeto de prestar el apoyo necesario, hasta lograr la
superación de las condiciones que motivaron la separación de su familia, puesto que
corresponde privilegiar la reinserción con el/ la/ o los progenitores o su familia ampliada,
salvo excepciones ordenadas por la autoridad competente” (MIES, Capítulo II).

En este contexto el acogimiento es una opción para lograr la protección de los


niños, niñas y adolescentes, por medio de la intervención de profesionales de diversas
áreas, garantizando sus derechos a través de procesos de desarrollo.

El Código de la Niñez y Adolescencia establece, dentro de las medidas de


protección, al acogimiento institucional, el mismo que se entiende como “una medida
transitoria de protección dispuesta por la autoridad judicial, en los casos en que no sea
posible el acogimiento familiar, para aquellos niños, niñas o adolescentes que se
encuentren privados de su medio familiar” (Ministerio de Inclusión Económica y Social,
2013).

Tomando en cuenta el Código Orgánico de la Niñez y Adolescencia promulga


dos tipos de acogimiento:

● Art. 220 establece el acogimiento familiar, es una medida temporal de protección


dispuesta por la autoridad judicial, que tiene como finalidad brindar a un niño,
niña o adolescente privado de su medio familiar, una familia idónea y adecuada a
sus necesidades, características y condiciones.
● Art. 232 establece que el acogimiento institucional, es una medida transitoria de
protección dispuesta por la autoridad judicial, en los casos en que no sea posible
el acogimiento familiar, para aquellos niños, niñas y adolescentes que se
encuentran privados del medio familiar. Esta medida es tomada como el último
recurso para las niños/as y adolescentes en situación de vulnerabilidad y se
cumple en aquellas entidades debidamente autorizadas.
Estos tipos de acogimiento, son medidas tomadas por la autoridad judicial las cuales
permiten velar por la protección de los niños/as y adolescentes que se encuentran en
situación de vulnerabilidad, asimismo permitir en un futuro cercano la reinserción del
mismo a su entorno familiar a través del fortalecimiento de vínculos familiares.

3.2 Contexto

A lo largo del siglo XX las distintas instancias e instituciones jurídicas


internacionales fueron consolidando una doctrina clara y coherente que aboga por la
especial protección a la familia y la infancia. Aunque enunciada de forma aún genérica a
finales del primer cuarto de siglo (así, ya la Declaración de la Sociedad de Naciones sobre
los Derechos del Niño, celebrada en 1924 en Ginebra tras los desastres de la Primera
Guerra Mundial, establecía que los miembros más jóvenes debían recibir lo mejor de la
sociedad en la que viven), es en la segunda mitad del siglo XX, tras la catástrofe de la
segunda gran guerra, cuando dicha doctrina se desarrolla y consolida, tanto en la esfera
internacional como en la de muchos países, particularmente en Occidente.

Desde 1990, nuestro país suscribe la Convención de los Derechos del Niño siendo
el primer país de América Latina y el tercero en el mundo en cumplir con esta obligación.
Lo que implica que una protección integral de los niños, niñas y adolescentes con el
respaldado de la Constitución del Ecuador.

Entonces con el afán de ejercer la doctrina de protección el Ecuador modifica


tantos sus instrumentos y sistemas legales que giran en torno a los niños y niñas,
permitiendo así la creación del Sistema Nacional Descentralizado de Protección Integral
de la Niñez y la Adolescencia (SNDPINA) el cual articula organismos, entidades,
servicios públicos y privados para velar por el cumplimiento y protección de los derechos
de los niños y niñas a través de 3 niveles de organización:

● NIVEL I: Definición, planificación, control y evaluación de políticas


● NIVEL II: Protección, y defensa y exigibilidad de derechos
● Nivel III: Encargado de la ejecución de las políticas públicas
Sin embargo cabe destacar que hasta el año 2004 las experiencias de Reinserción
Familiar y Acogimiento familiar eran nuevas, escasas y poco probables. No existía
financiamiento, capacitación ni tecnificación sobre cómo llevar estos procesos. (Consejo
Nacional de la Niñez y Adolescencia, 2004)

A partir de la constitución del 2008, se han creado estrategias, lineamientos y


políticas dirigidos a proteger y garantizar los derechos de los ciudadanos, principalmente
de los grupos considerados históricamente vulnerados, en este contexto se crea un
Sistema de Inclusión y Equidad Social, que debe aplicarse por medio de sistemas
especializados de atención por lo cual se crean instituciones de acogimiento que permitan
la protección inmediata y restitución de derechos en el caso particular de la niñez y
adolescencia permitiendo afirmar los principios de la doctrina de la protección integral,
la especificidad y especialidad dentro del sistema de protección de derechos.
Desde el año 2017 se iniciaron procesos de atención por la Subsecretaría de
Protección Especial, quien ejecutó el servicio de acogimiento familia ampliada para niñas
y adolescentes hijos de padres privados de libertad, sin embargo la modalidad fue
transferida al Ministerio de Justicia, así como los recursos (El Telégrafo, 2017).

Según la Norma Técnica de Protección Especial, el objetivo de las instituciones de


acogida es el de dar una atención completa, dentro de la modalidad de acogimiento
temporal, a niñas, niños y adolescentes que han sido desvinculados de sus familias o que
han sufrido vulneración de sus derechos, proveyendo un entorno de seguridad y
satisfacción de necesidades que beneficien el desarrollo del niño/a o adolescente en un
ambiente similar el de un hogar; todo esto se llevará a cabo mientras se solucione la
circunstancia que dio lugar a la necesidad de acogimiento institucional. (Ministerio de
Inclusión Económica y Social, 2014, pág. 8)

Una función primordial del Estado para aquellos sectores de la población que se
encuentran en esta situación de vulnerabilidad, como el caso de los menores que son
víctimas de violencia intrafamiliar, es la asistencia social, entendiendo a ésta como
aquella que tiene como finalidad modificar y mejorar las condiciones sociales por las que
atraviesan. La asistencia jurídica, se incluye dentro de este tipo de servicio con el fin de
proteger a los menores contra alguna eventual agresión ó para garantizarles la reinserción
a su núcleo familiar o, en aquellos casos que sea idóneo, el acogimiento en otra familia
donde se les brinden los cuidados y atenciones que éstos requieren para su desarrollo
personal dentro de la sociedad. (Manual de Acogimiento Familiar, 2014)

Por otro lado las instituciones de acogimiento forman parte del Ministerio de
Inclusión Económica y Social (MIES), siendo este su organismo regulador para garantizar
los derechos de los niños/as y adolescentes u encargados además de la supervisión de las
Instituciones de acogimiento.

Además el Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia tiene la obligación de


velar por el cabal cumplimiento del Plan Decenal de Protección Integral a la Niñez y
Adolescencia y hacer vigente los Acuerdos Nacionales para la protección, donde los
actores asuman su responsabilidad para la ejecución de las medidas.

3.3 Políticas públicas


Para fortalecer las políticas encaminadas al bienestar y derechos de los Niños,
Niñas y Adolescentes, el Estado Ecuatoriano adoptó la implementación de la Convención
sobre los Derechos del Niño y en su artículo 3, numeral 3; expresa que "Los Estados
Partes asegurarán que las instituciones, servicios y establecimientos encargados del
cuidado o la protección de los niños, cumplan las normas establecidas por las autoridades
competente especialmente en materia de seguridad.

El 20 de noviembre del 2009 por parte de la Asamblea General de las Naciones


Unidas, se adoptaron formalmente las Directrices sobre las modalidades alternativas del
cuidado de Niños, Niñas y Adolescentes, reconociendo la importancia de fortalecer a la
familia, por lo que proponen los principios, las orientaciones generales y las políticas
adecuadas que los Estados partes deben observar en el proceso de acogimiento
institucional y familiar.

Para este proceso, el Ministerio de Inclusión Económica y Social mediante el


acuerdo ministerial número 000170 del 28 de enero del 2013, publicada en el Registro
O-ficial número 04 del 30 de mayo del 2013, ha delineado las normas técnicas que regulan
y viabilizan los procesos de implementación y funcionamiento del servicio de
acogimiento familiar para NNA en presunto abandono e hijos de padres privados de la
libertad, las que están en íntima relación con los preceptos del Código de la Niñez y
Adolescencia, y se inspiran en los marcos jurídicos invocados, las cuales delinean
principios técnicos que se los integra en el siguiente Reglamento; por ende, éstos
principios constituyen la guía del proceso de acogimiento familiar, así como para la
acertada actuación y la adopción de resoluciones inherentes a la atención y protección de
los/as NNA, priorizando su reinserción en la familia biológica o en la ampliada por sobre
el acogimiento institucional y la adopción.

En la actualidad el Ecuador se encuentra dentro de en un proceso de transformación


para lograr el Buen Vivir de los ciudadanos y ciudadanas del país, este proceso de
transformación se desarrolla a través de diversos mecanismo entre ellos se puede
mencionar la Constitución del Ecuador y en el Plan Nacional para el Buen Vivir.

De este modo la Constitución de la República del Ecuador tiene el deber de velar por
los NNA por lo tanto establece en el artículo 44, los niños y niñas tienen derecho a su
desarrollo integral, entendido como proceso de crecimiento, maduración y despliegue de
su intelecto y de sus capacidades, potencialidades y aspiraciones, en un entorno de
afectividad y seguridad que les permita la satisfacción de sus necesidades sociales,
afectivo – emocionales y culturales; siendo deber del Estado, la familia y la sociedad
promover de forma prioritaria este desarrollo integral y asegurar el ejercicio pleno de
derechos.

3.3.1 Monitoreo de políticas públicas

POLÍTICA PÚBLICA PARA NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES PRIVADOS


DEL MEDIO FAMILIAR

Pues bien con la incorporación del Plan Nacional Para el Buen Vivir 2013-2017, en
el Objetivo 2, la política pública 2.6 del Plan Nacional Para el Buen Vivir en Protección
Especial establece “Garantizar la protección especial universal y de calidad, durante el
ciclo de la vida, a personas en situación de vulneración de derechos”.

Los lineamientos en los cuales se enmarcará el servicio son:

a) Ejecutar el servicio en las modalidades de Casa Familia y Acogimiento


Institucional, que implican amparo y protección a personas en abandono, en particular,
niños, niñas, adolescentes.

b) Implementar mecanismos eficaces y permanentes de prevención de situaciones de


violación de derechos al interior de la unidad de atención.

c) Implementar el modelo de atención, estándares de calidad y protocolos de atención


emitidos por el MIES, para el servicio de acogimiento en sus distintas modalidades.

d) Capacitar y/o profesionalizar al talento humano del servicio de acogimiento en sus


distintas modalidades.

e) Generar condiciones para fomentar la corresponsabilidad de la familia durante el


proceso de atención del niño, niña y adolescente, encaminada a superar las situaciones
que motivaron el ingreso.

Por su parte el MIES, reitera esta política estableciendo una Norma técnica para la
prestación de servicios en entidades de atención de acogimiento en los cuales recalca
los servicios en dos modalidades autorizadas:
● Casa Familia, son viviendas unifamiliares con una distribución de espacios
adecuados similares a un hogar compartido entre máximo 8 niños o niñas y un
miembro de un equipo interdisciplinario.
● Centros de Acogimiento Institucional, los cuales son unidades operativas que
reciben a niños privados de su medio familiar temporalmente, y que tienen
personal capacitado para investigar y resolver la situación que motivó el ingreso
del niño o niña a esta medida de protección.
Cabe necesario reiterar que toda unidad de atención que ejecute el servicio de
protección en acogimiento institucional debe contar con una programación anual
institucional, así como la planificación individual por cada niño, niña y adolescente
atendido. Por la naturaleza del servicio, en las dos modalidades, la atención es
permanente. El tiempo de permanencia del niño, niña y adolescente, se deben priorizar
las investigaciones para esclarecer la situación legal y familiar.

Para fortalecer las políticas públicas en beneficio de este grupo vulnerable se han
desarrollado programas como:

● Proyecto Integral de Atención PAINA del niño, niña y adolescente acogido.


● EL Proyecto Global de Familia – PGF
Ambos proyectos han permitido planificar y preparar a los NNA y a su familia
en su proceso de acogimiento mediante una intervención y apoyo encaminado a cambios
necesarios para asegurar su integridad. En la actualidad se ha logrado fomentar una vida
digna para todas las personas, en especial para aquellas en situación de vulnerabilidad
reduciendo las brechas de desigualdad.

4.- CAPITULO III

ADOPCIÓN
4.1 Definiciones
Existen definiciones de distintos autores, quienes aportaron a la construcción de
este marco teórico, y ayudaron a su análisis: Hernán Gómez, quien explica: “La Adopción
es, principalmente y por excelencia, una medida de protección a través de la cual, bajo la
suprema vigilancia del Estado se establece de manera irrevocable la relación paterno-filial
entre personas que no la tienen por naturaleza”; Sea lo primero observar, que antes que
una medida de protección, es una Institución Jurídica.
Para Henri y León Mazeaud, la adopción es definida como: “un acto voluntario y
libre que crea, fuera de los vínculos de la sangre, un vínculo de filiación entre dos
personas”.
Por otro lado el Doctor Jorge Antonio Giammattei Avilés, define a la Adopción,
como: “el acto jurídico que crea un vínculo de filiación entre dos personas llamadas
adoptante y adoptado, respectivamente”.
Enrique M. Falcón, al definir a la adopción dice: “la Adopción es la constitución
de un estado filiatorio, el que se logra a través de un proceso especial”.
Sara Montero Duhalt, con respecto a La Adopción, la define de siguiente manera:
“Es la relación jurídica de filiación creada por el derecho, entre dos personas que no son
biológicamente ni por afinidad, progenitor e hijo”.
En definitiva, la adopción puede ser vista como una manera de crear una familia,
de expandir una familia, de perennizar la descendencia, o para acceder al derecho a tener
una familia, según la Convención Interamericana de Derechos Humanos; así como para
poder brindar una familia a un niño que por un motivo u otro no tiene una, en estricta
observancia de su mejor interés.
La Adopción en el Ecuador
La adopción entró en nuestra legislación sin mucha simpatía, debido a la arraigada
creencia religiosa de que los hijos debían nacer en el seno de una familia; y de forma
atrasada precisamente en el año 1948 mediante decreto ejecutivo, la cual fue incluida en
el Código Civil en la edición de 1950.
“La adopción fue ignorada y omitida de las legislaciones latinoamericanas de principios
del siglo actual. Es así como proyectos tan adelantados y elogiados en su época, como el
de Andrés Bello y Dalmacio Vélez Sarsfield, que se transformaron luego
respectivamente, en los Códigos Civiles de Chile, Ecuador y Argentina, no contenían
ningún precepto reglamentando la adopción.” (Pilotti, 1988: p. 14)
El Código Civil en su edición de 1970 definió a la adopción de la siguiente
manera:
“Art. 332.- La adopción es una institución en virtud de la cual una persona, llamada
adoptante, adquiere los derechos y contrae las obligaciones de padre o madre, señalados
en este Título, respecto de un menor de edad que se llama adoptado.”
Solo para los efectos de la adopción se tendrá como menor de edad al que no cumple 21
años.
Dicha definición de adopción, hace que esta sea considerada como una adopción
simple, es decir no se asimilaba al hijo adoptado como un propio hijo. Según Alberto
Wray expresa: “La naturaleza semiplena de la adopción, en cuya virtud el adoptado no
pierde los vínculos con su familia natural, hace desistir a muchas personas en sus afanes
de adoptar, por cuanto la situación del menor adoptado resulta, en definitiva, incierta.”
(Wray, 1991: p. 124.) En esta época, el Código Civil no definió a la adopción como un
medio de protección teniendo, además, efectos en derechos de los adoptados, como el
parentesco. (Falconí, 2005)
Actualmente, nuestro Código de la niñez y Adolescencia si considera como
fundamental la protección que debe brindarse al niño, niña o adolescente que es adoptado,
haciendo de esta protección el pilar de la adopción en sí misma. Posteriormente, se derogó
el Código de Menores y fue sustituido por el Código de la Niñez y Adolescencia en el
2003, de manera que cambió el panorama de la adopción en el Ecuador.
De la misma manera, el Estado como ente regulador de políticas dirigidas a la
protección de niños/as y adolescentes enfocadas en asegurar el pleno ejercicio de sus
derechos, debe garantizar el desarrollo armonioso de los NNA brindándoles los medios
adecuados, la estabilidad y el bienestar dentro de un entorno familiar.
Por otro lado el Ministerio de Inclusión Económica y Social plantea que quienes
pueden adoptar son aquellas familias o personas solas, capacitadas, idóneas, sensibles,
comprometidas, con una visión de derechos para aceptar el rol de madres y padres
adoptivas/os. Quienes estén dispuestos a asumir apropiadamente: la crianza, protección,
cariño, educación, salud, buen trato, contribuyendo con amor al buen vivir y a la garantía
de derechos.

4.2.- Contexto

Proceso de la adopción

El tema de la adopción es un tema complejo tiene muchas cosas que se deben tener
en cuenta, la situación legal de la adopción en Ecuador ha cambiado bastante desde el
punto de vista administrativo desde el año 2011 era el INNFA el que se encargaba del
proceso pre adoptivo.
En la actualidad lo realiza el MIES esta etapa es la más larga y continua con el
proceso judicial de adopción, en donde un niño es declarado en situación de riesgo, se
decreta una medida que solo la puede decretar un juez de niñez y adolescencia que es una
medida de protección temporal que puede ser el acogimiento de acuerdo al código
institucional o familiar el cual es una medida de protección temporal para que el menor
sea acogido hasta que se ordene la medida judicial de adopción.
Por otro lado, muchas personas en el ámbito popular piensa que cuando no tiene
hijos pecan de ingenuidad legal y piensan ir a adoptar a un niño directamente en las
instituciones donde están los niños, muchas veces generan un lazo con los niños que ellos
ven en ese instante pero la realidad legal es completamente diferente ya que tienen que
cumplir todo el proceso de calificación como familia adoptante, ante el MIES tienen que
pasar pruebas psicológicas, de entorno familiar, sociales y luego de que son calificados
como familia adoptante idónea también el niño debe pasar por una declaratoria de
adoptabilidad. Es decir, debe pasar por un proceso para que el niño pueda ser declarado
como adoptable es decir en aptitud de ser adoptado, luego de esta decisión judicial viene
el proceso de emparentamiento en el cual los adoptantes conocen al candidato a ser
adoptado. Y por consiguiente, dentro de este proceso tanto los adoptantes como el
adoptado pueden decidir si están de acuerdo o no con esta adopción.
De la misma forma, uno de los mayores problemas que se conocen es en los
plazos en la fase administrativa, relacionada a la espera que tienen los padres adoptantes,
por otra parte está el niño que necesita vincularse a una familia de forma inmediata, con
el fin de que pueda tener los mismos derechos e igualdad de condiciones que un hijo
biológico, pero pese a que este proceso es demoroso debe respetarse para así poder evitar
las entregas directas y así en el futuro evitar complicaciones ya sean legales como de
carácter social.
La adopción en el Ecuador ha aumentado últimamente y mediante ella se le da la
oportunidad a un niño abandonado a vivir en un ambiente familar, de la misma forma se
brinda una oportunidad a quien no pueden tener hijos, casi la mayoría de veces esto se da
por situaciones biológicas, cuando se hace la adopción por lo general la pareja debe
reflexionar sobre la decisión que va a tomar ya que ambos deben desear ser padres
adoptivos para que así el niño en un futuro no tenga inconvenientes dentro del entorno
familiar, la adopción debe ser tomada como un deseo y mas no como una necesidad ya
que algunas personas solo deciden adoptar por la frustración de no haber podido
engendrar un hijo, lo que hay que tener en cuenta es pensar en el beneficio del menor por
ello el adoptante debe tener el deseo de ser un buen padre de vivir en un entorno familiar
pleno lleno de afecto y querer criar a un hijo transmitiendo valores y demás
responsabilidades que conllevan el ser padre

En El Código Orgánico de la Niñez y Adolescencia


El proceso de adopción también se encuentra establecido en el Código de la niñez
y adolescencia en el cual específicamente en su artículo 151 nos menciona cual es la
finalidad de la adopción mismo que dice: “La adopción tiene por objeto garantizar una
familia idónea, permanente y definitiva al niño, niña o adolescente que se encuentren en
aptitud social y legal para ser adoptados.” (Código de la Niñez y Adolescencia, 2003).
Cabe recalcar que la regulación y control normativo en este cuerpo legal es muy
amplio y cuenta con una variedad de artículos muchos de ellos citados en este proyecto
de investigación estos artículos se dan para así poder hacer respetar ese a prioridad que
se le debe dar al niño según la constitución.
Es importante rescatar algunos puntos mencionados dentro de este Código, tales
como: en su Art. 153.- plantea los Principios de la adopción:
1. Se recurrirá a la adopción cuando se hubieren agotado las medidas de apoyo a la familia
y de reinserción familiar;
2. Se priorizará la adopción nacional sobre la internacional. La adopción internacional
será excepcional.
3. Se priorizará la adopción por parte de parejas heterosexuales constituidas legalmente,
sobre la adopción por parte de personas solas;
4. Se preferirá como adoptantes a los miembros de la familia de origen del niño, niña o
adolescente, hasta el cuarto grado de consanguinidad
5. El niño y la niña siempre que estén en condiciones de hacerlo deben ser escuchados en
el proceso de adopción y sus opiniones serán valoradas de acuerdo al desarrollo evolutivo
y emocional de cada uno. Es obligatorio el consentimiento del adolescente.
6. Las personas adoptadas tienen derecho a conocer su condición de tal, su origen, su
historia personal y a su familia consanguínea, salvo que exista prohibición expresa de esta
última.
7. Los candidatos a adoptantes deberán ser personas idóneas.
8. Los niños, niñas, adolescentes y los candidatos a adoptantes deben recibir una
preparación adecuada para la adopción.
9. En los casos de adopción de niños, niñas y adolescentes pertenecientes a los pueblos y
nacionalidades indígenas y afro-ecuatorianas, se preferirá a adoptantes de su propia
cultura.
Así mismo existen prohibiciones en el proceso de adopción, como se plantea en
el Art. 163 del mismo Código Civil.- Adopciones prohibidas:
1. De la criatura que está por nacer.
2. Por parte de candidatos predeterminados, salvo cuando el niño, niña o
adolescente a adoptarse sea pariente dentro del cuarto grado de consanguinidad del
candidato a adoptante, o hijo del cónyuge o conviviente en los casos de unión de hecho
que reúna los requisitos legales. No obstante, aun en estos casos los candidatos a
adoptantes deben ser declarados idóneos de acuerdo con las reglas generales.

Existen dos modalidades de adopción, la Nacional y la Internacional.


La adopción Nacional regida por los entes reguladores del país como lo es la Constitución
Política del Ecuador, Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño y
el Código de la Niñez y Adolescencia.
Mientras que se considera adopción internacional aquella en la que los candidatos a
adoptantes, cualquiera sea su nacionalidad, tienen su domicilio en otro Estado con el que
Ecuador haya suscrito un convenio de adopción; así como aquella en la que él o los
candidatos a adoptantes son extranjeros domiciliados en el Ecuador, por un tiempo
inferior a tres años. (Código de la Niñez y Adolescencia Art. 180).

La adopción internacional se realizará únicamente a través de las agencias


intermediarias para la adopción internacional, autorizadas expresa y exclusivamente para
esta actividad por la Autoridad Central.

En el Código Civil
El Código Civil Ecuatoriano nos habla acerca de la adopción en su artículo 314
mencionando que: “La adopción es una institución en virtud de la cual una persona,
llamada adoptante, adquiere los derechos y contrae las obligaciones de padre o madre,
señalados en este Título, respecto de un menor de edad que se llama adoptado.” “Sólo
para los efectos de la adopción se tendrá como menor de edad al que no cumple 21 años”
(Código Civil , 2005)

4.3.-Monitoreo de políticas públicas


Considerando los distintos problemas existentes en torno a la población NNA y
otros grupos, el Estado formuló e implementó el PLAN NACIONAL DEL BUEN VIVIR,
en donde se crearon 12 objetivos que buscan la transformación histórica del Ecuador,
enfocados en mejorar el bienestar de la población. Por consiguiente, se analiza el objetivo
número 3 que habla sobre mejorar la calidad de vida de la población
“La vida digna requiere acceso universal y permanente a bienes superiores, así
como la promoción del ambiente adecuado para alcanzar las metas personales y
colectivas. La calidad de vida empieza por el ejercicio pleno de los derechos del Buen
Vivir: agua, alimentación, salud, educación y vivienda, como prerrequisito para lograr las
condiciones y el fortalecimiento de capacidades y potencialidades individuales y
sociales.”
Es decir, estas políticas se relacionan y enfocan con el mejoramiento del bienestar
de los niños, niñas y adolescentes porque tienen como principal objetivo garantizar y
universalizar los derechos humanos a través del acceso a vivir en un ambiente sano, un
hábitat seguro y saludable, una vivienda digna con independencia de la situación social
y económica, etc. Sin embargo, cuando existen casos en donde no se cumple estos
lineamientos, es deber del Estado garantizar al niño/niña la protección y cuidado por parte
de los demás (entidades gubernamentales) para su pleno desarrollo tanto físico como
mental tal como lo menciona las diferentes normativas legales de nuestro país.
Por otro lado, en nuestro país en los últimos 10 años se está dando un profundo
proceso de cambio institucional, el mismo que inicia con la ratificación de la Convención
por los derechos del niño, y en donde Ecuador realizó su primer intento por adecuar sus
instituciones en el año 1992, para ese entonces, la Convención era ley del país, pero ni la
Convención ni el Código de Menores vigente desde 1992, lograron incidir para que se
diera una readecuación integral de las instituciones en función del enfoque de derechos y
el paradigma de la protección integral.
En ese sentido, nace una creciente preocupación nacional y mundial por lograr
sociedades más tolerantes, democráticas, equitativas y respetuosas con sus niños, niñas y
adolescentes, se ha visto plasmada en la generación de una serie de tratados, convenios y
acuerdos bajo el enfoque de derechos y ciudadanía.
El estado Ecuatoriano ha sido partícipe de esta toma de consciencia internacional,
mediante la suscripción de documentos como la Convención de los Derechos del Niño
pero, sobre todo por la creación de su propia ley, el Código de la Niñez y Adolescencia,
y la institucionalización del ente rector del sector, el Consejo Nacional de la Niñez y
Adolescencia.
Como futuras Trabajadoras Sociales estaremos a favor de velar los derechos de
toda persona, y más el de grupos vulnerables como son los niños/as y adolescentes. Como
se ha mencionado anteriormente el proceso de los trámites para concretar la entrega de
un niño han sido el principal obstáculo para que los menores no tengan un hogar que los
proteja y les dé el cariño que anhelan. Uno de los procesos más largo es la etapa de
investigación en la que se determina si existen referentes familiares del niño que va a ser
adoptado, hasta el tercer grado de consanguinidad, y el fallo del juez con la resolución de
adoptabilidad, que determina la situación legal de los infantes, porque lo primordial que
se quiere es mantener al niño/a y adolescente dentro de su núcleo familiar (de acuerdo al
contexto) sin vulnerar sus derechos.

4.3.1 Monitoreo de políticas públicas

Han existido falencias en los procesos de protección hacia la niñez y adolescencia


pues no existen programas preventivos de protección especial permanentes en el Estado,
que permitan dar continuidad en el trabajo con las familias, quedándose mucho en lo
superficial y dejando a un lado la causa del problema. Finalmente pese a que la migración
es una de las razones por las cuales los niños quedan sin cuidado de padres y madres el
Estado no ha hecho mucho para desarrollar líneas de trabajo que den respuestas
significativas a la situación que pasan niños por ausencia de sus padres y madres. A pesar
de que existe un Sistema Nacional de Información, no existen datos actualizados,
específicos y de acceso público que indiquen realmente la situación actual de los niños y
niñas privados de su medio familiar.

Los niños que son declarados en adoptabilidad pasan largas temporadas en las
instituciones previo a ser adoptados, además existe una tendencia para promover
adopciones internacionales en aquellos casos en los que los niños son considerados por el
Estado como de difícil adopción. Y por otro lado, el Ecuador no cuenta con un adecuado
proceso administrativo que permita la eficiencia de las adopciones y tampoco cuenta un
adecuado procedimiento post adoptivo lo que ha dado como resultado muchos casos de
adopciones fallidas.

Sin embargo, los niños, niñas y adolescentes que se enfrentan a estos procesos
judiciales por la protección especial, haciendo énfasis en su derecho a la convivencia
familiar y social, no tienen una participación activa y sus opiniones no son efectivamente
tomadas en cuenta, siendo la opinión de los técnicos la única considerada en varios de los
casos. Además, dentro de los procesos técnicos, se excluye, en su mayoría, la
participación activa y la opinión de sus familias frente al proceso.

Ante lo mencionado como futuras Trabajadoras Sociales debemos impulsar una


cultura de prevención y detección temprana de situaciones de riesgo, abandono y
maltrato, ejecutando intervenciones a tiempo desde la misma familia, comunidad, redes
de apoyo e instituciones de protección, con el fin de velar siempre por los intereses
superiores de los niños/as y adolescentes. De la misma manera, debemos fomentar el
protagonismo de los NNA en los medios de comunicación comunitarios, gubernamentales
y privados como vigilantes de sus derechos y abrir constantemente espacios para su
libertad expresión y opinión

5.- Bibliografía

● Carlos Enrique Tejeiro López (1998) Teoría General de Niñez y Adolescencia,


pp 65, editado por UNICEF-Colombia. Disponible en URL:
https://www.ministeriodesalud.go.cr/gestores_en_salud/derechos%20humanos/i
nfancia/dereninezunicef.pdf
● Cillero Miguel (1998). El Interés Superior del Niño en el marco de la Convención
Internacional sobre los Derechos del Niño, en infancia, ley y democracia.
Editorial TEMIS, Ediciones DEPALMA, Santa Fe de Bogotá- Buenos Aires.
● Código de la Niñez y Adolescencia (2009) Definiciones. Disponible en URL:
https://educacion.gob.ec/wp-content/uploads/downloads/2014/01/TRANSP-
CODIGO_DE_LA_NINEZ_Y_ADOLESCENCIA.pdf
● López Clavo, Meidy y López Alcorta, Maibet: "Protección Integral de las Niñas
y Niños" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, diciembre 2012, Disponible
en URL: en http://caribeña.eumed.net/proteccion-integral-de-las-ninas-y-ninos/
● Guillén A, 2005, pág. 119. El acogimiento familiar, concepto, modalidades, tema
6. Disponible: https://books.google. com. ec/books ?id=1 vdif XynA Ug C&pg
=PA118&dq=definicion+de+acogimiento&hl=es-419&sa= X& ved=0 ahUKEw
i5
5PbtluvYAhUOLqwKHfeUAHsQ6AEISTAG#v=onepage&q=definicion%20de
%20acogimiento&f=false.
● Defensor del pueblo Andaluz, 2001 pág. 34. El acogimiento familiar en
Andalucía. J. de Haro Artes Gráficas, S.L.
● MIES,2013 Capitulo II. Norma técnica para la prestación de servicios en
entidades de atención de acogimiento en las modalidades de casa hogar y
acogimiento institucional. Recuperado el 19 de enero de 2018
● El Telégrafo. (11 de agosto de 2017). La estancia de menores en casas de acogida
no debe superar 6 meses. Recuperado el 21 de enero de 2018
● MIES. (2015). Estructura Orgánica. Obtenido de
http://www.inclusion.gob.ec/estructuraorganica-mies/ Recuperado el 21 de enero
de 2018
● Martínez R. (2015). LA ADOPCIÓN DE PERSONAS MAYORES DE EDAD EN
SEDE NOTARIAL Disponible en URL:
http://dspace.uniandes.edu.ec/bitstream/123456789/3189/1/TUAMDN003-
2014.pdf
● García, M. (2011). LA ACEPTACIÓN DE LA ADOPCIÓN EN PAREJAS GLBT.
Disponible en URL: file:///C:/Users/Home/Downloads/UDLA-EC-TAB-2011-
80.pdf
● Fundación Daniëlle Children’s Fund (2014) Manual de Acogimiento Familiar.
Disponible en URL:
http://www.daniellechildrensfund.org/fileadmin/downloads/Manual_Acogimient
o_Familiar-DCF.pdf
● Ministerio de Inclusión Económica y Social (2013) Reglamentos y deberes del
Estado. Disponible en URL: http://www.inclusion.gob.ec/wp-
content/uploads/downloads/2013/11/NORMA-TECNICA-ACOG-
INSTITUCIONAL-final.pdf
● Department of Social and Health Services( 2018). La adopcion un viaje evolutivo
para toda la vida. Disponible en URL:
https://www.dshs.wa.gov/sites/default/files/SESA/publications/documents/22-
1096SP.pdf
● Palacios J.(2009).La aventura de adoptar Guía para solicitantes de adopción
internacional.Disponible en URL:
https://www.msssi.gob.es/ssi/familiasInfancia/docs/AccesibleLaAventuraDeAdo
ptar.pdf
● Cano F. (2017). El trabajo social en el acogimiento familiar de
menores.Disponible en URL: http://www.eldiario.es/clm/palabras-clave/trabajo-
social-acogimiento-familiar-menores_6_662543764.html
● Zavala I. (2015) Acogimiento familiar en Chile análisis de los perfiles familiares
y el ajuste de niños y niñas .Disponible en URL:
https://idus.us.es/xmlui/bitstream/handle/11441/38369/TESIS%20DOCTORAL
%20DEFINITIVA%20W13.pdf?sequence=1
● Unicef. (2018). Derecho a la Protección Especial. Obtenido de
https://www.unicef.org/argentina/spanish/children_11135.htm