Anda di halaman 1dari 93

1

LEYES Y ESTRUCTURAS
Cambio del sistema de partidos
Enfoques e interpretaciones Aunque las continuidades que enfatizo en los primeros capítulos de este volumen
no se derivan simplemente del azar, también es importante reconocer que aquí no
PETER MAIR hay una "ley" real involucrada, y en este sentido, la hipótesis de la congelación no
estaba realmente dentro de la competencia. De la serie de seminarios Bergen.
Estrictamente hablando, por supuesto, no hay leyes reales en absoluto dentro de la
PARTE I ciencia política, o incluso dentro de las ciencias sociales en general, sino solo las
Introducción probabilidades y las expectativas estándar. 2 Sin embargo, incluso dentro de estos
límites, y especialmente cuando se comparan con las predicciones potenciales que
1 podrían derivarse de análisis en campos relacionados, como, por ejemplo, la
Sobre la congelación de los sistemas de partidos relación entre los sistemas electorales y los sistemas de partidos, o la teoría de la
formación de coaliciones, la congelación. La hipótesis no logra convencer. De
A fines de 1995 me invitaron a presentar un breve artículo de una serie de hecho, no solo no goza de un estatus de ley, sino que casi no era una hipótesis real.
seminarios ocasionales en la Universidad de Bergen.1 El tema de la serie fue 'Ley Más bien, y más simplemente, fue una observación empírica: los sistemas de
y estructura', y se pidió a los que presentaban documentos que resumieran algunas partidos de la década de los sesenta estaban más o menos congelados en su lugar
leyes clásicas particulares en el ámbito social. Ciencias, para revisar sus en la década de 1920, y las alternativas de los partidos tenían más o menos
antecedentes y desarrollo, y luego discutir la cuestión de su validez actual y tendencia a sobrevivir. Sin duda, Lipset y Rokkan habían dedicado un esfuerzo
viabilidad. En mi caso, la "ley" en la que se me pidió que contribuyera fue "la considerable a explicar por qué las diversas constelaciones que se habían
congelación de los sistemas de partidos", que fue promulgada, por así decirlo, por establecido en la década de 1920 habían adoptado la forma particular que tenían,
SM Lipset y Stein Rokkan casi treinta años antes, y que, incluso ahora , sigue y también habían delineado una variedad de patrones generales y coyunturas que
siendo una de las tesis más familiares y más frecuentemente citadas en el campo daban sentido a tanto la diversidad como los puntos en común que luego fueron
de los estudios comparativos de partidos: "Los sistemas de partidos de la década evidentes en el mosaico del partido de Europa Occidental. Sin embargo, la
de 1960", escribieron Lipset y Rokkan (1967: 50), "reflejan, con pocas pero evidencia de las continuidades subsiguientes se presentó casi incidentalmente, y
significativas excepciones, Las estructuras de escisión de los años veinte. . . [L] as lo que ahora tendemos a leer como el mensaje principal de ese innovador análisis:
alternativas del partido, y en muchos casos las organizaciones del partido, son más la congelación de los sistemas de partidos en la década de 1960 y más allá, en
antiguas que las mayorías de los electorados nacionales. Esta tesis también se realidad no era más que una coda para un análisis dirigido de otra manera diferente,
repite con frecuencia en los siguientes capítulos de este libro, y la carga de la con poco esfuerzo para elaborar un argumento sobre cómo se realizó este sesgo
mayoría de los capítulos de la Parte 2 se dedica a su defensa. En resumen, y hacia la estabilidad en la práctica.
particularmente en esos primeros capítulos, sostengo que la hipótesis de la
congelación sigue siendo en gran parte válida, al menos hasta ahora, con la Las discusiones posteriores sobre la hipótesis de congelación también han dado
evidencia de continuidades a largo plazo en los sistemas de partidos que superan mucho por sentado. Dado que ninguna "ley de congelación" había sido realmente
con creces la evidencia aparentemente más llamativa y más inmediata de cambio. elaborada, y como no había una teoría real que pudiera ser probada y / o
En otras palabras, y unas tres décadas más tarde, las alternativas de larga data del cuestionada formalmente, gran parte de la discusión del análisis original de Lipset
partido que habían sido ejemplificadas por Lipset y Rokkan ahora son aún más y Rokkan ha tendido a girar en torno a cuestiones de su continua validez empírica
antiguas (vea especialmente el Capítulo 4 a continuación). Por lo tanto, cómo y por qué los sistemas de partidos se congelan en su lugar se
considera menos importante que la cuestión de si aún continúan congelados.
Tampoco es simplemente el sesgo particular de una nueva generación de
académicos del partido, ya que, con la excepción de las pistas ocasionales
ofrecidas por Lipset y Rokkan al final de su ensayo original, 3 y la elaboración
2

más extensa y perspicaz del argumento de Sartori (1969), se ha prestado realmente Unidos ofrecen un ejemplo muy obvio de lo que posiblemente sea un fenómeno
poca atención a la "mecánica" real del proceso de congelación. Se supone mucho más generalizado); a la inversa, un sistema en particular puede cambiar
estabilidad, y solo se suele explicar el cambio. Por supuesto, siempre ha sido incluso cuando algunos o todos sus componentes se muestran relativamente
posible convertir las diversas explicaciones del cambio en sus cabezas y, por lo persistentes (como se ha ilustrado ampliamente en los últimos desarrollos en el
tanto, transformarlas en explicaciones de estabilidad. Por ejemplo, los reajustes (a caso de Irlanda; consulte también el Capítulo 9 a continuación).
veces graduales) que se producen en los sistemas de partidos a raíz de los cambios
institucionales (como los cambios en el sistema electoral o en la estructura del Dado que los partidos y los sistemas de partidos ofrecen dos focos de análisis
ejecutivo) subrayan claramente la importancia de la continuidad institucional para bastante distintos (Bartolini, 1986; Sartori, 1976: 42-7; Ware, 1996: 6-7), también
la estabilidad del sistema de partidos (ver también abajo). El impacto de los se deduce que debemos distinguir el congelamiento y el descongelamiento de los
cambios socioeconómicos en el comportamiento de voto, y la forma en que estos partidos en el único. Parte de la de los sistemas de partidos en el otro (ver también
pueden alimentar la realineación o desalineación electoral, también sirve para el Capítulo 3 a continuación). Sin embargo, con pocas excepciones, a menudo se
enfatizar cómo la supervivencia a largo plazo de los partidos individuales puede ha perdido un sentido independiente de esto último en la literatura ahora
depender de relaciones sociales estables. Finalmente, el vínculo aparente entre el voluminosa y todavía creciente sobre la persistencia y el cambio. La forma en que
cambio organizativo del partido por un lado y la vulnerabilidad del partido por el sobreviven las partes individuales o incluso los grupos de partes, y cómo cambian,
otro (ver especialmente el Capítulo 2 a continuación) ayuda a indicar que la está ciertamente bien documentada y discutida. Las continuidades y los cambios
estabilización de las alineaciones del partido se basa en parte en cómo las propias en los patrones de alineación entre los votantes y los partidos también se han
partes se vinculan con la comunidad en general. En las tres circunstancias, también registrado y analizado ampliamente. Sin embargo, los procesos que pueden
se puede considerar que la comprensión de cómo se produce el cambio arroja algo congelar o minar un sistema de partido particular han recibido mucha menos
de luz sobre los factores que promueven la estabilidad y la inercia, y, en este atención, ya que generalmente se ha asumido la estabilización o desestabilización
sentido, al menos, puede proporcionar cierto grado de conocimiento de los de una forma particular de interacción entre partidos (la estabilización o
mecanismos del proceso de congelación. . desestabilización de un sistema de partido como tal) seguir, o incluso depender,
del desempeño anterior de las partes individuales involucradas.
Pero a menudo hay algo que falta aquí. Para cuando asociamos el proceso de
congelación con la estabilización de una estructura social particular, por ejemplo, Entre las excepciones a este sentido generalizado de abandono está, por supuesto,
o con la consolidación de un tipo particular de intervención organizacional, la atención que se presta a las condiciones institucionales de persistencia o cambio.
corremos el riesgo de disolver el problema de la congelación de los sistemas de Las instituciones son precisamente transpartidistas en su impacto, y si bien no
partidos en el de la congelación de las partes individuales. O grupos de partidos. todas las partes se verán afectadas de la misma manera por un equilibrio socio-
En otras palabras, corremos el riesgo de olvidarnos del sistema como tal y, en estructural particular, por ejemplo, o por la preferencia por una forma organizativa
cambio, dedicamos la mayor parte de nuestro esfuerzo a la comprensión de sus particular, todas las partes están igualmente sujetas al mismo conjunto de las
componentes. Para ofrecer un ejemplo muy concreto, tendemos a explicar la condiciones institucionales. De aquí, entonces, es solo un pequeño paso para
supervivencia y consolidación de, digamos, los partidos conservadores y laboristas rastrear un vínculo entre instituciones particulares, por un lado, y tipos particulares
británicos, en lugar de la supervivencia y consolidación del sistema bipartidista de sistema de partidos, por otro, un vínculo que puede verse más obviamente en la
británico como tal. Y si bien la supervivencia a largo plazo de los conservadores literatura que trata sobre las consecuencias políticas de los comicios electorales.
y el trabajo ciertamente ayuda a asegurar que el sistema bipartidista permanezca Las leyes Este fue también uno de los únicos factores sistémicos enfatizados por
intacto, también podría argumentarse que es la supervivencia del sistema Rokkan (1970: 90, 160-1), quien citó la adopción de sistemas de representación
bipartidista la que garantiza la posición dominante de ambos partidos individuales. proporcional como uno de los elementos clave que explican la estabilización a
. En este sentido, es el sistema que hace para las partes tanto como lo son las partes largo plazo del equilibrio de fuerzas entre los partidos. "Las instituciones reflejan
que hacen para el sistema. Este argumento también puede extenderse aún más, los intereses de quienes los diseñan" (Geddes, 1995: 239) y las estructuras
sugiriendo que un sistema de partido en particular puede sobrevivir incluso cuando institucionales particulares que se diseñaron a principios del siglo XX para
algunos o todos sus componentes han cambiado sustancialmente (los Estados acomodar la representación de los electorados movilizados claramente han
3

ayudado a mantener los sistemas de partidos que emergían en ese momento. definida como 'la movilización del sesgo'. El sistema de partidos se congela a sí
Después de eso. A pesar de los cambios posteriores en el electorado y en la mismo, por así decirlo.
organización del partido, el congelamiento de las instituciones ha facilitado el
congelamiento de los sistemas del partido. Sin embargo, en otros aspectos, el En segundo lugar, esto también indica que, a pesar de su evidente longevidad, y
descuido de una referencia sistémica puede estar bien justificado. Por intrigante quizás paradójicamente, los sistemas de partidos también demostraron fenómenos
que pueda ser la congelación de partidos individuales o grupos de partidos, por bastante vulnerables. El hecho de que un equilibrio pueda realmente mantenerse a
ejemplo, y en este sentido, la literatura existente continúa debatiendo la largo plazo no debería, por lo tanto, nublar nuestra conciencia de que los
importancia relativa de las influencias de la estructura social, el esfuerzo equilibrios en general, y los sistemas de partidos en particular, son susceptibles, y
organizativo y la fuerza de las identidades colectivas y las predisposiciones por lo tanto, vulnerables, a un cambio dramático. En este sentido, el desarrollo a
ideológicas. La congelación de los sistemas de partidos puede ser, al final, largo plazo de los sistemas de partidos, y los momentos en que cambian, puede
simplemente no problemática. De hecho, entre las razones por las que Lipset y verse tal vez como un reflejo de la dinámica en la noción de Gould (por ejemplo,
Rokkan dedicaron tan poco esfuerzo a la mecánica del proceso de congelación, es 1985: 241-2) de "equilibrio puntuado", un modelo biológico que ya se ha adaptado
posible que pudieran tomar la persistencia más o menos por sentado. "La estasis de manera más útil en otras partes de la ciencia política para ofrecer información
es la norma para los sistemas complejos", señala Gould (1991: 69), y bien podría sobre la "evolución" del sistema internacional, 6 y en el que el cambio, por
ser que los sistemas de partidos simplemente tengan un sesgo inherente hacia la definición, aunque raro, puede ser tanto repentino como sustancial; De ahí el
estabilidad. En otras palabras, una vez que los electorados se movilizaron por sentido de vulnerabilidad. Pero también es importante reconocer que esta lógica
completo, y una vez que las estructuras institucionales de la democracia de masas no es necesariamente cierta para las partes individuales, lo que no puede
se consolidaron, se estableció un equilibrio crudo; a partir de entonces, las leyes interpretarse en el mismo sentido que los sistemas de partidos: como equilibrios,
de inercia —y más— se hicieron cargo (Sartori, 1969: 90). los sistemas de partidos pueden experimentar cambios fundamentales casi de la
noche a la mañana; Como organizaciones, como organismos, el cambio
No hace falta decir que el establecimiento de un equilibrio, por muy tosco que sea, fundamental en las partes lleva tiempo.
habría sido prácticamente imposible antes de la movilización electoral total. Los
nuevos actores, los nuevos partidos, luego se cernían en las alas, esperando el RESTRICCIONES, CONTROL Y ADAPTACION
pleno reconocimiento de sus derechos de incorporación y representación (Rokkan,
1970: 79 y sigs.), Y hasta que se alcanzara el punto en el que se convertirían en Dada su vulnerabilidad potencial, el hecho de que las transformaciones
actores totalmente legítimos, cualquier equilibrio Ser necesariamente inestable y fundamentales en los sistemas de partidos en realidad son bastante infrecuentes,
de corta duración. Sin embargo, una vez que el reparto de personajes estaba más o por lo tanto, nos dice más sobre la capacidad de esos sistemas de partidos para
menos completo y una vez establecidas las reglas del juego, se podía lograr el restringir la elección de los votantes que sobre cualquier integridad inherente de
equilibrio y consolidar un sistema de partidos. Esta es la razón por la que Lipset y los equilibrios en sí mismos. La noción de restricción es crucial aquí, ya que son
Rokkan podrían permitirse "parar" más o menos en la década de 1920; y esta es la las restricciones que son 'impuestas' a los votantes por el sistema de partidos y por
razón por la que, con pocas excepciones, los sistemas de partidos de los años los partidos como actores individuales que constituyen el verdadero motor de la
sesenta y posteriores podrían seguir reflejando los patrones de los años veinte. Fue persistencia. Por lo tanto, si bien los partidos y los sistemas de partidos pueden
entonces cuando se definieron los primeros equilibrios reales (nacionales). generar su propio impulso, no lo hacen solo por accidente, sino más bien por sus
propias capacidades independientes para limitar tanto la elección como el cambio.
Dos puntos siguen de esto. Primero, como se indicó, entonces no es realmente Para decirlo de otra manera, y nuevamente para repetir Sartori (1969), los partidos
sorprendente o intrigante que los sistemas de partido deban persistir. Una vez que y los sistemas de partidos no son simplemente objetos, sino también sujetos. Son
se estableció un equilibrio, aunque se definiera de manera cruda, el sistema podría ellos quienes finalmente establecen la agenda, y son ellos quienes determinan los
simplemente generar su propio impulso: la estructura de la competencia estaba términos de referencia a través de los cuales nosotros, como votantes y como
más o menos definida (ver también el Capítulo 9 a continuación), se dieron los ciudadanos, entendemos e interpretamos el mundo político.
términos de referencia y se produjo lo que Schattschneider ( 1960) una vez
4

Sin duda, los partidos y los sistemas de partidos no son los únicos responsables de Las restricciones impuestas por los partidos y los sistemas de partidos, y su
la agenda, y su papel en este sentido está lejos de ser exclusivo. En las sociedades capacidad continua para enmarcar los términos de referencia a través de los cuales
occidentales contemporáneas, por ejemplo, sería difícil sobreestimar el papel de filtramos la política, reflejan dos capacidades importantes y relacionadas, la
las empresas privadas y el mercado en la determinación de los parámetros dentro adaptación y el control (véase también Mair, 1983, así como los Capítulos 5 y 6).
de los cuales se desarrolla la política partidaria, y en este sentido, el sistema de Abajo), y es la pérdida o incluso la erosión de estas capacidades lo que pone en
partidos tiene tanto restricciones como también imposición. Las organizaciones de riesgo a las partes. Sin embargo, lo más crucial es que cuando observamos las
interés, ya sean privadas o (semi) públicas, también han disfrutado durante mucho experiencias durante los años de posguerra, parece que ambas capacidades se han
tiempo una función de establecimiento de la agenda, citada de manera más mejorado con el tiempo.
dramática en los últimos años en una vez voluminosa, pero ahora en descenso
literatura sobre el neocorporatismo (por ejemplo, Scholten, 1987; Williamson, Por un lado, a medida que las partes individuales han pasado de ser comunidades
1989). El poder y la influencia de los nuevos movimientos sociales (por ejemplo, relativamente cerradas a estructuras más abiertas, generales y dirigidas por
Kriesi et al, 1995), así como la importancia cada vez mayor de los nuevos medios profesionales, han demostrado estar mejor equipadas, al menos en principio, para
de comunicación (Kleinnijenhuis y Rietberg, 1995), también han ganado responder a los cambios dentro de la sociedad en general. Ya no están obligados a
considerable atención en los estudios contemporáneos de la política de masas. Y escuchar casi exclusivamente a sus propias clientelas distintas, y ya no se sienten
el comportamiento electoral, con varios autores imbuidos tanto de una capacidad agobiados por las demandas particulares asociadas con esas clientes, las partes se
de influencia política que a menudo es bastante independiente del partido y que, han vuelto más flexibles y más adaptables. Habiendo adquirido una nueva
en términos funcionales, incluso puede parecer que les proporciona el estado de legitimidad como posibles gerentes del gobierno y del estado "y, por lo tanto,
alternativas al partido. comenzando a evitar los límites y la hostilidad potencial asociados con el estado
del partido 'como parte' (ver Daalder, 1992), los partidos ahora se encuentran a sí
Pero incluso si las partes y el sistema de partidos no están solos, sí se destacan y mismos. Más capaces de afinar sus recursos. De hecho, a pesar de todas las críticas
son superiores. A pesar de muchas afirmaciones en contra, por ejemplo, es difícil que pueden formularse contra las banalidades involucradas en el surgimiento del
ver la influencia del neocorporatismo como algo realmente diferente a lo que partido general (Kirchheimer, 1966) y en la adopción de estructuras organizativas
finalmente se desarrolló bajo la licencia y autoridad del partido, con las "electorales-profesionales" (Panebianco, 1988), no debería Se debe olvidar que
condiciones de los modos exitosos de intermediación neocorporatista que están estos fueron los modos adoptados precisamente para permitir a los líderes políticos
estrechamente vinculados. Al éxito de partidos particulares ya la existencia de más espacio para maniobrar y, eventualmente, un mayor éxito. En otras palabras,
sistemas de partidos particulares (ver, por ejemplo, Lehmbruch, 1977). Además, a a medida que la edad del demócrata aficionado ha disminuido y las organizaciones
pesar de sus aparentes desafíos, es sorprendente observar cómo el éxito mismo de partidarias menos cimentadas y más intensivas en capital están cada vez más bajo
los nuevos movimientos sociales parece impulsarlos tan a menudo en la dirección el control de consultores profesionales, expertos en mercadotecnia y activistas,
de la formación de partidos, una traducción que se ve más obviamente en el claramente han mejorado tanto el ritmo como la medida en que pueden adaptarse
desarrollo de los partidos verdes, y en su eventual deriva hacia un estilo a los cambios en sus entornos externos. Estas pueden no ser partidos atractivos,
organizativo más convencional. Finalmente, si bien la importancia del papel especialmente a los ojos de aquellos que lloran el paso de la edad de oro del partido
independiente que establece la agenda de los nuevos medios de comunicación es de masas; incluso pueden considerarse partes no representativas (véase también el
incontrovertible, el resultado neto, e inevitablemente, es simplemente empujar a Capítulo 6 a continuación); pero, al menos en estos términos, ciertamente son más
los votantes en una dirección partidista en lugar de otra. Que los medios de efectivos.
comunicación puedan influir en las preferencias de los ciudadanos está fuera de
toda duda; lo que a menudo se olvida, sin embargo, es que es en el nivel de Por otro lado, la capacidad de control del partido también se ha mejorado. No
comportamiento electoral que esta influencia finalmente encuentra expresión, y es importa que ahora sea a veces difícil percibir los beneficios diferenciales que
aquí, por supuesto, que los partidos regresan. podrían asociarse con un partido en particular o una coalición de partidos que
asuman el cargo en lugar de otro; no importa que a veces se pueda acusar a los
partidos de existir en su propio mundo, al mismo tiempo que se eliminen las
5

preocupaciones y los dilemas inmediatos de los ciudadanos; y no importa que los comprometidos en el terreno, no solo por la erosión de la simbiosis del movimiento
líderes políticos aparentemente en competencia parecen tener más en común unos de partidos, 10 partidos han tendido a compensar su menguante presencia social al
con otros que con aquellos a los que se les pide que se presenten y los voten en el mejorar su control sobre el estado. Y si bien el desequilibrio resultante puede servir
cargo. En cambio, lo que importa al final es que en ninguna de las democracias en ciertas circunstancias para socavar su legitimidad más generalizada, también es
occidentales contemporáneas, incluyendo a los Estados Unidos, que a menudo se efectivo, al menos en el corto plazo.
ha descartado con demasiada facilidad como efectivamente sin partido8, el
gobierno ahora evade el principio de partido. De hecho, a pesar de la aparente Por todas estas razones, por lo tanto, y más, las partes están ahora en una mejor
erosión de las diferencias entre los partidos, tanto el crecimiento constante del posición para adaptarse y controlar. Es en este sentido que se ha mejorado su
gobierno durante el período de posguerra como el aumento constante de capacidad general para restringir la elección y el cambio, y de esta manera las
responsabilidades y capacidades que se acumulan en cargos públicos sugieren partes "viejas" logran sobrevivir. Simplemente siguen adelante. Aún dominados
claramente que la capacidad potencial de control de los partidos como por los sucesores muy adaptados de los partidos que se establecieron por primera
organizaciones y definidores de la agenda en realidad aumentado. Para adoptar la vez después de la plena movilización electoral, 11 las democracias occidentales
terminología algo torpe pero sin embargo inestimable promovida en el proyecto siguen siendo esencialmente democracias partidistas, y sus gobiernos siguen
de varios volúmenes Futuro del gobierno del partido, dirigido por el difunto Rudolf siendo gobiernos de partidos. Al ir más lejos, también es sorprendente observar
Wildenmann, hemos visto en la posguerra un crecimiento tanto del " partido del cómo, en un momento en que la teoría democrática parece cada vez más
gobierno" como del "gobierno del partido" (Katz, 1986: 42-6), con su efecto convencida de la relevancia de los nuevos movimientos sociales, el
combinado tal vez incluso conduciendo a un crecimiento en el " partido de la empoderamiento de los ciudadanos y una sociedad civil vital, son los partidos
sociedad" (Sjoblom, 1987: 156-9). Los partidos todavía importan, y es algo políticos en particular los que han llegado a desempeñar un papel tan importante,
irónico, en un momento en que gran parte de la literatura contemporánea está e incluso esencial, en las más recientes oleadas de democratización, definiendo a
inundada de referencias a su declive, que nunca hemos visto un esfuerzo tan grande las nuevas democracias emergentes, como se señala en el Capítulo 6 a
y tan generalizado por parte de los ciudadanos y los aspirantes a líderes políticos continuación, no solo en términos de los derechos de los ciudadanos, sino también,
para formarse. Nuevos partidos y ganar representación en los parlamentos. Si el y más apropiadamente, en términos de la existencia de una pluralidad de partidos
barco del partido realmente se está hundiendo, entonces es difícil entender por que compiten entre sí en elecciones libres.
qué tantos cuerpos nuevos todavía están buscando desesperadamente tarjetas de
embarque. La adaptación y el control no son simplemente asuntos de la capacidad del partido.
También se derivan de la estructura del propio sistema de partidos y de la
La capacidad de control de los partidos también se ha fortalecido a través de lo estabilización de un patrón dado de interacciones entre las partes, un tema que se
que Richard Katz y yo hemos denominado su reciente "invasión" del estado (ver desarrolla en mayor detalle en la sección final de este volumen, y especialmente
el Capítulo 5 a continuación), que ahora ha puesto a disposición de las partes una en el Capítulo 9. En resumen, y haciendo eco de la noción de Schattschneider
fuente sustancial de nuevos recursos. Mejor y más dotado de personal, más rico en (1960: 60-75) sobre el desarrollo y el eventual desplazamiento de conflictos, se
términos de personal y recursos materiales, y con un mayor acceso a instalaciones puede argumentar que un sistema de partidos determinado y una estructura de
de nombramiento y patrocinio generalizadas, las partes ahora disfrutan de un competencia dada actúan para "congelar" un lenguaje específico de la política. La
"alcance" dentro de las instituciones estatales que supera con creces el de sus competencia de los partidos, y la política en general, luego queda dominada por
primeros predecesores de la posguerra. En otra parte de este volumen (ver el una elección dominante particular, a la que otras consideraciones están
Capítulo 6 a continuación), se argumenta que la combinación de estos nuevos subordinadas. Esto no es solo una cuestión de lo que hace una parte o lo que hace
privilegios de partido con su capacidad representativa decreciente puede servir otra parte. Más bien, es algo en torno al cual gira el sistema de partidos en su
para promover una nueva hostilidad hacia el partido dentro de la sociedad en totalidad, o al menos el núcleo de ese sistema. Por mucho que los fabricantes
general. Sea como sea, sin embargo, estos privilegios también indican que las rivales de cigarrillos tengan un interés mutuo en la promoción del hábito de fumar,
partes ahora pueden estar en una mejor posición para controlar la agenda pública por más competitivos que puedan ser entre sí en lo que respecta a la
que en cualquier otro momento en su pasado reciente. Al estar menos comercialización de sus propias marcas particulares, las partes establecidas en un
6

sistema de partidos pueden serlo. Se ve que tienen un interés mutuo en la haber visto nada más que un historial de volatilidad e inestabilidad al por mayor:
supervivencia de su conflicto particular y su forma particular de competencia. el sistema de partidos más "descongelado". Pero de hecho, este no ha sido el caso.
Como Schattschneider (1960: 63) subraya, "el desarrollo de un conflicto puede En cambio, lo que hemos presenciado, y es por esta razón que el caso irlandés a
inhibir el desarrollo de otro porque un cambio radical de alineación solo es posible menudo se cita como ejemplo en los capítulos siguientes, es una historia de notable
a costa de un cambio en las relaciones y prioridades de todos los participantes" estabilidad electoral y partidista, con más o menos los mismos partidos
(énfasis agregado). compitiendo y con más o menos el mismo grado de éxito, a través de elección tras
elección, a través de década tras década, y de generación en generación. De hecho,
En este sentido, y de nuevo haciéndose eco de Schattschneider, la verdadera esto es, o al menos hasta hace muy poco, un sistema de partidos 'congelado' por
esencia de un sistema de partidos puede verse no en la competencia entre los excelencia.
principales protagonistas, ya sean laboristas y conservadores, demócrata-
cristianos y socialdemócratas, o lo que sea, sino en la competencia entre aquellos. Pero, ¿cómo podemos dar cuenta de esta congelación? Si no es a través de la
Quienes desean mantener esa dimensión principal de la competencia, por un lado, estructura de división, y si no es a través de los esfuerzos organizativos de las
y por otro lado, aquellos que "las personas invisibles" (ibid.) están tratando de partes, entonces solo puede ser por referencia a la estructura de competencia (ver
establecer una dimensión completamente diferente. Esto es lo que implica la Capítulo 9 a continuación), por referencia, es decir, al establecimiento de un
congelación de los sistemas de partidos. Los sistemas de partidos se convierten en idioma de la política en la que se prioriza un conflicto particular, y en la que
"sobre" algo Se centran alrededor de una estructura particular de competición. En cualquier alineación de fuerzas potencialmente alternativa es absorbida o
Gran Bretaña, es el conflicto entre laborista y conservador; en Estados Unidos, es marginada. La política en Irlanda ha sido 'sobre' Fianna Fail versus the Rest. Esta
eso entre demócratas y republicanos; en Francia, es 'izquierda' y 'derecha', a ha sido la dimensión central de la competencia en torno a la cual ha girado el
menudo sin una especificación particular del partido; en Suecia, son los sistema de partidos y los medios por los cuales se ha congelado. Pero esto no fue,
socialdemócratas y el bloque burgués; en Irlanda del Norte es el sindicalismo y el debe ser enfatizado, un resultado de algún deus ex machina. Más bien, esta
nacionalismo; y en la República de Irlanda es, o fue hasta hace poco, Fianna Fail dimensión se estableció y se consolidó como resultado de las estrategias de los
y 'the Rest'. propios partidos: los temas en los que compitieron, las formas en que apelaron a
los votantes, los enfoques que adoptaron para el proceso de formación del gobierno
Es especialmente el último caso el que nos alerta sobre la importancia de esta y las diversas alianzas. Y divisiones que fomentaron. El sistema de partidos es,
dimensión particular del proceso de congelación (Mair, 1987a). Según todos los pues, la criatura de los partidos, pero al mismo tiempo también se convierten en
estándares normales, el sistema de partidos de la República de Irlanda debería sus prisioneros. La estasis es la norma, y para los sistemas de partidos, como para
haber demostrado ser altamente inestable. Para empezar, es un sistema las estructuras institucionales en general (Krasner, 1984: 235), existe un "capital
relativamente joven en términos de Europa occidental y que, además, nació en la social" incorporado que no se puede prescindir fácilmente.
guerra civil. Es un sistema que aparentemente carece del tipo de divisiones
profundamente arraigadas que podrían haber ayudado a mantener los partidos en Esto es lo que se entiende por la noción de que los sistemas de partidos también
su lugar, en los términos del difunto John Whyte (1974), refleja una "política sin disfrutan de una capacidad de adaptación y control. Además, esto es precisamente
bases sociales" y en la que se asignan escaños. Bajo un sistema electoral que da lo que implica el establecimiento de un equilibrio y en 'la movilización de sesgos'
prioridad a la selección de candidatos individuales en lugar de partidos como tales, (ver más arriba). Y se deduce de esto que cuando ese equilibrio se altera, ya sea
lo que se dice que genera un fuerte sentido de localismo y clientelismo. de manera exógena (por ejemplo, la influencia del fin de la Guerra Fría en el caso
Finalmente, con la excepción del registro mantenido por Fianna Fail, y a pesar de italiano) o de manera endógena (por ejemplo, el cambio fundamental en la
una reciente revitalización, es un sistema que durante mucho tiempo se ha estrategia de Fianna Fail en el caso irlandés), y cuando esa estructura
caracterizado por partidos poco organizados y pobremente organizados, con una potencialmente vulnerable de la competencia colapsa, el sistema de partidos puede
capacidad aparentemente limitada para intervenir en el terreno. Si los mercados estar sujeto a una transformación bastante dramática. En el caso irlandés, en
electorales están cerrados solo por fuertes estructuras de división y / o por un gran cualquier caso, hay, o hubo, poco más para anclarlo en su lugar.
esfuerzo organizativo de los partidos, entonces en Irlanda deberíamos esperar no
7

El cambio de partido y el cambio de sistema de partido son multifacéticos. preocupaciones y un nuevo sistema de valores políticos. Para otros, es en gran
Especialmente a nivel de los partidos individuales, es un fenómeno constante, un parte efímero, representando un cambio en los márgenes de una estructura que,
proceso continuo de adaptación continua a circunstancias sociales, políticas y por decirlo de alguna manera, se ha mantenido consolidada desde la década de
políticas cambiantes. La adaptación aquí es la clave para la supervivencia, ya que 1920. Pero esto es por cierto; por ahora, y al menos a los efectos de este argumento
sin ella el partido corre el riesgo de declinar y decaer. En este sentido, hablar de actual, el problema de explicar el cambio parece ser sustancialmente menos
que los partidos están congelados en su lugar es engañoso, ya que omite el tipo de importante que el de especificar el nivel en el que está ocurriendo. Antes de que
plasticidad o flexibilidad que se requiere para resistir.12 Esto es especialmente podamos comenzar a explicar, primero debemos identificar qué es lo que necesita
cierto hoy en día, ya que los partidos están ahora mucho menos arraigados en la ser explicado.
sociedad que antes. , y parecen cada vez menos capaces, o incluso interesados, en
cerrar secciones del electorado dentro de comunidades políticas más o menos Lo que debe subrayarse aquí es que, junto con la evidente inestabilidad de los
independientes. Los sistemas de partidos, por otro lado, como se sugirió electorados europeos contemporáneos, también existen otros dos fenómenos que,
anteriormente, son mucho más propensos a la estasis. Sin duda, la adaptación en sí mismos, representan fuerzas fundamentales para la continuidad, y que, por
también es crucial en este caso, ya que las interacciones entre los partidos lo tanto, sugieren la presencia de una situación sustancialmente más compleja de
establecidos se ajustan y reducen constantemente para prevenir nuevos desafíos y lo que es. A menudo se toma como el caso. Cada uno de estos fenómenos se refiere
aprovechar nuevas oportunidades. En este caso, sin embargo, un núcleo a menudo a un conjunto de predisposiciones que es a la vez parte de la lógica de la elección
permanece congelado en su lugar, en el sentido de que una estructura de de partido y, al mismo tiempo, tiene un carácter más amplio y más íntimo que la
competencia puede persistir incluso cuando los protagonistas que participan en su simple elección de partido. Me refiero aquí a las predisposiciones ideológicas
promoción pueden haber cambiado más allá de casi todo reconocimiento. Yendo generalizadas, por una parte, ya las alineaciones políticas generalizadas, por otra.
más allá, y este es quizás el argumento más consistente que se hace eco en los Una se expresa en una identificación algo más abstracta con "izquierda" o
capítulos subsiguientes de este libro, incluso podría sugerirse que los sistemas de "derecha", mientras que la otra se relaciona con el sentido de pertenencia, al menos
partidos se paralicen en su lugar precisamente porque las propias partes se niegan en términos de comportamiento, con una familia política a menudo fragmentada.
a ser tan precisadas.
Sin duda, la existencia de estos fenómenos y la medida en que representan fuerzas
de continuidad no pueden afirmarse con la misma convicción en cada caso. La
2 evidencia de estabilidad a nivel de predisposiciones ideológicas es a la vez más
Continuidades, cambios y la vulnerabilidad del partido fragmentaria y más cuestionable que el caso de la evidencia que se puede extraer
al nivel de alineamientos políticos. Sin embargo, a nivel europeo general, la
Comencemos con las aparentes certezas: vivimos en una era de cambio político; presencia de ambos fenómenos se puede confirmar en mayor o menor medida, y
los partidos políticos contemporáneos de Europa occidental existen ahora en un las continuidades que reflejan, cuando se contrastan con la inestabilidad de la
entorno de inestabilidad electoral bastante generalizada; En los últimos quince elección de partido en la Europa contemporánea, sugieren que podemos comenzar
años, este flujo electoral, que es evidente tanto a nivel agregado como individual, a identificar con mayor precisión qué está cambiando y, por lo tanto, dónde
ha sido más pronunciado que en cualquier otro período comparable desde el final podrían buscarse las explicaciones de tal cambio.
de la Segunda Guerra Mundial; por último, a medida que avanzamos hacia el final
del siglo XX, hay poca evidencia que sugiera que este flujo es probable que QUE SON LAS PARTES Y QUE HACEN LAS PARTES
disminuya.
Cada vez es más necesario que los estudios comparativos de partidos políticos y
No hace falta decir que las interpretaciones, explicaciones e implicaciones de esta sistemas de partidos distingan dos características clave de su objeto de estudio: la
inestabilidad generalizada varían considerablemente. Para algunos, es un flujo que identidad política histórica de los partidos, por un lado, y los llamamientos
señala el fin de los patrones políticos convencionales, que desafía los modos contemporáneos de los partidos, por el otro. O, para decirlo de otra manera,
tradicionales de representación política y refleja el surgimiento de nuevas necesitan distinguir entre qué son las partes y qué hacen las partes.
8

operan; esto, a su vez, está al menos parcialmente determinado por la


Es la variación en las identidades tradicionales de los partidos, lo que son los configuración del sistema y por el número de partidos en competencia y sus
partidos, lo que explica en gran medida la diversidad del mosaico contemporáneo perfiles ideológicos (Sartori, 1976: especialmente 131-216); y esto está finalmente
de Europa occidental, lo que refleja un legado que se remonta a la prevalencia de determinado, al menos parcialmente, por la génesis del sistema y las divisiones
ciertas divisiones en el momento de la movilización electoral masiva. A la que prevalecieron en el momento de la estructuración del sistema de partidos.
inculcación de lealtades políticas particulares durante los años de formación de la
democracia en masa, y a la relevancia persistente de los problemas clave y los Pero si bien se pueden establecer varios vínculos entre lo que son las partes y lo
conflictos no resueltos durante el período de estructuración del sistema de partidos que hacen, no hay una correspondencia inevitable entre las dos. Es probable que
(Lipset y Rokkan, 1967). El resultado es un amplio contraste en la configuración los partidos católicos no promulguen políticas a favor del aborto; al mismo tiempo,
de los sistemas de partidos contemporáneos, que se indica más claramente en la sin embargo, sus apelaciones políticas actuales tienden a hacer poca referencia a
distribución desigual de los partidos de intereses especiales, como los partidos cuestiones religiosas. Es posible que las partes agrarias no deseen eliminar los
cristianos o los partidos agrarios, y se refleja también en los grados contrastantes subsidios a la agricultura, pero ahora hay pocas o ninguna de esas partes que
de fragmentación de la izquierda de clase tradicional. Por lo tanto, las buscan representar solo el interés especial de los agricultores. Más
explicaciones de la presencia o ausencia de un partido demócrata cristiano hacia específicamente, como se puede ver en los sistemas de partidos que existen a
la derecha del sistema de partidos, o de la presencia o ausencia de un partido ambos lados de la frontera irlandesa, incluso las identidades más idiosincrásicas
comunista en la izquierda, o del equilibrio entre los liberales, los radicales y / o los tienden a coexistir con apelaciones de políticas bastante convencionales y
partidos de centro en medio, están en gran parte orientados históricamente, mundanas. Así, en la República de Irlanda, donde la división que dio origen al
centrándose más en la génesis y la consolidación temprana del sistema de partidos sistema de partidos fue bastante sui generis, y donde las identidades de los partidos
en lugar de en los conflictos y dilemas actuales. Es a estas historias nacionales son tales que incluso los comparativistas más conscientes encuentran dificultades
necesariamente diversas a las que debemos la heterogeneidad actual entre los para ubicar a los partidos dentro de los términos de referencia de la política europea
sistemas de partidos de Europa occidental. más amplia. Familias, la mayor parte del debate sobre políticas se ha centrado en
cuestiones del estado del bienestar, el crecimiento económico y la política de
Lo que hacen ahora los partidos contemporáneos, por otro lado, a menudo parece empleo (Mair, 1987tz: 138-206; 19876). Al norte de la frontera irlandesa, en los
tener poca relación con estas identidades históricamente derivadas. Además, es a confines aún más poco convencionales de la política de Ulster, se encuentra un
este nivel que la diversidad ostensible de los sistemas de Europa occidental da paso patrón similar, ya que la mayor parte de las políticas de los partidos sindicalistas
a una cierta uniformidad. Este nivel de análisis aborda las políticas de los partidos y nacionalistas en el período de Stormont (es decir, cuando Irlanda del Norte eligió
y los programas y compromisos que enuncian en el proceso cotidiano de la su propio parlamento y ejecutivo) se dedicaron a preocupaciones socioeconómicas
competencia de los partidos, así como sus prioridades en el gobierno y sus "normales" más que sectarias o religiosas (Laver y Elliott, 1987).
actitudes hacia los problemas sociales y económicos contemporáneos.
También parece claro que el vínculo entre la identidad históricamente derivada y
Para estar seguro, existe algún vínculo entre estas políticas y las identidades de las el atractivo político contemporáneo es más probable que se atenúe en el caso de
partes. Por más moderno y secular que haya sido, por ejemplo, es probable que aquellos partidos que surgieron de las divisiones preindustriales, como las que
ningún partido católico promulgue una política a favor del aborto, y ningún partido surgieron de divisiones religiosas, territoriales o culturales. Estas partes han
agrario, ni siquiera un partido anteriormente agrario, propondrá el fin de los persistido durante mucho tiempo, y en muchos casos han logrado todo lo que
subsidios para la producción agrícola. En este sentido, las identidades pasadas podrían haber esperado. Las cuestiones sobre las que se movilizaron se han
continúan teniendo implicaciones políticas persistentes y, como Budge y Farlie resuelto más o menos, de una manera u otra, y en algunos casos el reconocimiento
(1983) han argumentado en otro contexto, ciertos problemas pueden identificarse de esto ha llevado incluso a una refundición del papel del partido (como, por
como claramente "pertenecientes" a ciertas partes. Además, las políticas que ejemplo, cuando los partidos agrarios han redefinido a sí mismos como partidos
persiguen las partes también se verán inevitablemente limitadas por los de centro) o ha conducido a una nueva orientación estratégica (como, por ejemplo,
imperativos estratégicos impuestos por el sistema de competencia en el que en los Países Bajos, cuando el Partido Calvinista Antirrevolucionario unió sus
9

fuerzas con la Unión Histórica Cristiana Reformada Holandesa y el Partido respecta a las predisposiciones partidistas, las identidades tradicionales de los
Popular Católico Romano para formar la multi- denominación apelación partidos pueden tener poca relación con los llamamientos competitivos
demócrata cristiana). En general, sin embargo, aunque el impulso subyacente a la contemporáneos. El punto también se sustenta en evidencia más reciente derivada
movilización de una identidad política distinta puede haberse desvanecido, y de una encuesta de los contenidos de los programas electorales de la posguerra en
aunque la identidad original en sí misma puede tener poca relevancia en términos una amplia gama de democracias occidentales, que muestra, por ejemplo, que a
de temas y conflictos contemporáneos, estos partidos más antiguos rara vez han pesar de la importancia de la división religiosa, 'una dimensión religiosa de la
desaparecido (Rose y Mackie, 1988), y por lo tanto uno debe asumir que han competencia] está sorprendentemente ausente de la mayoría de los países '(Budge
descubierto una nueva razón en la cual basar su apelación. Por lo tanto, en lo que y Robertson, 1987: 396).
respecta a estas partes mayores, se puede argumentar que las antiguas identidades
volverán a jugar solo en circunstancias excepcionales. Ciertamente, los ejemplos COMPETENCIA IZQUIERDA, DERECHA Y POLÍTICA
relevantes son pocos: la cuestión de la creciente demanda de aborto en relación
con los partidos católicos (Lovenduski y Outshoorn, 1986); el despertar de las Pero si la competencia de políticas normalmente no involucra temas relacionados
tensiones centro-periferia en Noruega en el momento del referéndum de la CEE con estas identidades centrales, ¿qué implica entonces? Según la encuesta de
(Valen, 1976); la estimulación del nacionalismo de línea dura en la República de manifiestos, la respuesta es clara, al igual que la evidencia de uniformidad: en casi
Irlanda tras el recrudecimiento de la violencia en Irlanda del Norte a fines de la todos los países, 'alguna forma de dimensión de izquierda-derecha domina la
década de 1960 (Mair, 1987c). Por supuesto, esto no es para negar que estas competencia a nivel de los partidos. . . donde no hay una preocupación primordial
identidades antiguas ya no son relevantes en lo que respecta al comportamiento de con la identidad o seguridad nacional ". Además, esta dimensión dominante
votación. Por el contrario, hay pruebas suficientes para sugerir que, a pesar de la también tiene una clara connotación política, y principalmente se refiere a
disminución imputada de las divisiones tradicionales, los electorados siguen conflictos de política económica: la regulación gubernamental de la economía a
estando muy estructurados por sus circunstancias sociales y organizativas, y que través de controles directos o de adquisición. . . a diferencia de la libre empresa, la
el papel del idioma, la religión, la raza y la clase siguen desempeñando un papel libertad individual, los incentivos y la ortodoxia económica '(Budge y Robertson,
crucial En la determinación de las preferencias partidistas. Sin embargo, lo que 1987: 394-5). Por lo tanto, casi independientemente de la diversidad de las
estoy sugiriendo es que estas preocupaciones anteriores ya no estructuran las identidades tradicionales, y a pesar de las muchas diferencias que existen en
alternativas políticas de las partes y que, por lo tanto, ya no forman la base de la términos de lo que son las partes, parece haber un grado sustancial de uniformidad
competencia política. con respecto a lo que realmente hacen estas partes.

Este es más o menos el mismo argumento que el avanzado por Sani y Sartori Esto no es sorprendente. Todos los gobiernos y todas las partes, cualquiera que sea
(1983) con su énfasis en la distinción crucial entre 'dominios de identificación' por el tipo de sistema de partidos y de cualquier génesis, están obligados a formular
un lado y 'dimensiones de la competencia' por el otro. El primero simplemente se políticas, ya sea más a la izquierda o más a la derecha, en el estado del bienestar,
refiere a las diversas dimensiones de la identificación partidista en un electorado en los impuestos, en la política de empleo, en la industria, en la agricultura. , sobre
dado; es decir, a las diversas identidades que vinculan a los votantes particulares el medio ambiente, etc. Y si bien las distintas partes pueden diferir sustancialmente
con partidos particulares, y que pueden abarcar religión, idioma, región, o lo que en lo que consideran el mejor enfoque a ser adoptado con respecto a estas
sea. Este último, sin embargo, se refiere al espacio de competencia; es decir, a las preocupaciones; y si bien estas diferencias pueden asociarse con determinadas
cuestiones en las que las partes encuentran útil o gratificante competir. Como familias transnacionales del partido por un lado, o incluso con tipos particulares
señalan Sani y Sartori (1983: 330), “el hallazgo de que los electorados están de sistemas de partidos por el otro; 2 sin embargo, existe un núcleo de
distribuidos en múltiples dimensiones de la competencia no atestigua en lo más preocupaciones suficientemente común, así como un rango de opciones
mínimo que los partidos también compiten en las mismas dimensiones. A la suficientemente limitado. En relación con estas preocupaciones, para permitirnos
inversa, el espacio de competencia puede ser un espacio único, hablar legítimamente de uniformidad en lugar de diversidad en Europa occidental.
independientemente de cuántas dimensiones de división y / o identificación En este sentido, por ejemplo, aunque el contraste entre la oposición
existan. O, para decirlo de otra manera, a pesar de su importancia en lo que socialdemócrata frente a la demócrata cristiana en Alemania y la oposición
10

laborista contra los conservadores en Gran Bretaña puede considerarse relevante encuesta informada en una variedad de diferentes países europeos, y su
para comprender las diferencias en la génesis de cada uno de los sistemas de descubrimiento de que las respuestas de la izquierda a la derecha estaban
partidos, se puede argumentar que existe una equivalencia funcional en términos fuertemente relacionado con la igualdad social y el cambio social, como cabía
de las alternativas de política que ahora se ofrecen a ambos grupos de votantes esperar; y no solo a las actitudes hacia las grandes potencias, que quizás también
nacionales. sean sorprendentes; pero también con respecto a las actitudes hacia la dimensión
religiosa y hacia los grupos políticamente significativos que incluimos, entre otros,
Las razones de esta uniformidad también son bastante evidentes. Las democracias la policía, el movimiento de mujeres y el movimiento estudiantil. Como en el
de Europa occidental son todas las democracias capitalistas. (Flora, 1986). Dentro análisis más reciente de los manifiestos, por lo tanto, encontramos la dimensión
de amplios límites, estos gobiernos, y por lo tanto, las partes que forman parte, los dominante de la competencia en las democracias modernas de Europa occidental,
problemas relacionados con el grado de éxito, la intención de reconciliar los constituida por divisiones de izquierda a derecha, y que estas divisiones son
problemas similares. El resultado es, inevitablemente, que las principales abarcar una variedad de preocupaciones diferentes. Su conclusión es bastante
dimensiones de la competencia en los países de Europa occidental giran en torno inequívoca (Sani y Sartori, 1988: 314):
a una gama limitada de temas y emergen como ampliamente comparables,
particularmente en términos de izquierda-derecha. No estamos afirmando que la variedad de las dimensiones de los conflictos en los
distintos países se puede comprender en una sola [es decir, izquierda-derecha]
Esta importancia generalizada de la izquierda y la derecha como principios dimensión sin pérdida. Claramente, si estamos interesados en un dominio en
organizativos de la política también es evidente en el nivel electoral masivo. Esto particular, es probable que esté mejor utilizando más directamente y directamente.
se enfatiza en un artículo de Van der Eijk, Niemoeller y Oppenhuis (1988), quienes Lo que estamos afirmando es que el criterio de la izquierda-derecha se mantiene
se han propuesto utilizar datos de encuestas transnacionales de 1984 para medir la bastante bien las posiciones de los mismos en los dominios de los conflictos
relación entre las etiquetas de los partidos, las ideologías y la autoubicación de principales y se hace eco de la gran parte de los sentimientos hacia los derechos
izquierda a derecha. Como en el análisis de cada país, esta última categoría, se importantes.
mantiene estrechamente relacionada con la identificación con los diferentes
agrupamientos ideológicos, incluso en la medida en que el ordenamiento en los El último punto a tener en cuenta aquí es que la capacidad de absorción de la
términos de la posición promedio de izquierda-derecha de aquellos que se asocian izquierda y la derecha ahora también parece haber acomodado muchas de las
con las ideologías principales es, en general, el mismo en todos los países; además, preocupaciones de las "nuevas políticas". Muchas de estas preocupaciones, como
en los términos de la ubicación izquierda-derecha de sus aspirantes a los actuales. las cuestiones relacionadas con los derechos de género, la ecología y la calidad de
Al pie todos los países juntos, los propios autores que las 10 categorías de la escala vida, podrían haber sido consideradas como una posibilidad de cruzar las
izquierda-derecha emergen como una curva perfectamente ordenada. Las diversas divisiones tradicionales de izquierda-derecha, en particular en la medida en que
ideologías se organizan perfectamente a lo largo de esta dimensión, sin apenas podrían provocar una respuesta conservadora dentro de la clase obrera tradicional.
utilizar el resto del espacio, Lo que atestigua el fundamento común de las ideas Además, la evidencia inicial sobre las actitudes de las masas hacia estas preguntas
políticas sustantivas de las cuales las posiciones de izquierda-derecha y las sugirió, de hecho, que constituían una dimensión bastante nueva en la política,
etiquetas ideológicas derivan su significado "(van der Eijk et al., 1988: 17, 18, 29). destacando, por ejemplo, la oposición de la clase obrera y la nueva clase media
(por ejemplo, Hildebrandt y Dalton, 1978). .
Que las diferencias de izquierda-derecha deben ser tan generalizadas y, al mismo
tiempo, tan estrechamente tienen, con una amplia gama de otras señales Más recientemente, sin embargo, a pesar de la incongruencia potencial en las
ideológicas y partidistas, no es en yes inesperada. Como señala Gordon Smith alineaciones de clase, el lenguaje predominante de izquierda y derecha parece
(1990), la división de la izquierda a la derecha es notable por su gran plasticidad y haber abrazado muchas de estas nuevas preocupaciones, de modo que ambos
su capacidad para ser moldeada una variedad de preocupaciones diferentes. Un conjuntos de actitudes parecen ahora bastante estrechamente alineados. Esto se ve
sentido similar del carácter general de las divisiones de la izquierda a la derecha claramente en la evidencia más reciente de Inglehart (1987: 1299) sobre los
también es evidente en la evaluación de Sani y Sartori de las actitudes de la
11

cambios en las predisposiciones partidistas de "materialistas" y "postmaterialistas" se discuten las alternativas políticas derivadas de la división de clases, no podemos
durante el período de 1970 a 1985: simplemente hablar de partidos individuales. Más bien, debemos preocuparnos por
los bloques o las familias de las partes, y por la noción de partes que son aliados
En 1970, el 61 por ciento de los materialistas tenían la intención de votar por los de la división en comparación con aquellos que son oponentes de la división. En
partidos de derecha y centro, en comparación con el 40 por ciento de los otras palabras, los partidos individuales no existen de forma aislada, sino que
posmaterialistas. Los materialistas eran más propensos que los postmaterialistas a forman parte de alineamientos políticos pluripartidistas políticos más amplios.
votar por la derecha en una proporción de casi exactamente 1,5 a uno. Esto ya era Dado esto, entonces el partido A debería perder los votos mientras que el partido
una diferencia considerable, pero ha aumentado de manera constante desde 1970. B gana votos, y el partido A y el partido B deben representar lados opuestos en
En 1973, la proporción aumentó de 1.8 a 1. En 1976-1978 creció de 1.9 a 1. En términos de, por ejemplo, la división tradicional de la clase (por ejemplo, en el
1979-1981, fue un poco más de 2 a uno. Y en 1982-1985, la proporción había caso de un partido socialista y un partido democrático cristiano) , entonces nos
aumentado a 2,3 a uno. Esta proporción cambiante se debió principalmente a una enfrentamos a una situación muy diferente de una en la que el partido A pierde y
pérdida de votos postmaterialistas por parte de los partidos de la derecha. En 1970, el partido B gana mientras ambos partidos se organizan en el mismo lado de esa
el 40 por ciento de los postmaterialistas apoyaron a los partidos de derecha y línea de división (por ejemplo, en el caso de un partido socialista y un partido
centro; En 1982-1985, solo el 25 por ciento lo hizo; El 75 por ciento votaba por la comunista).
izquierda.
En resumen, la inestabilidad electoral que resulta de las volatilidades de los
En resumen, las divisiones de izquierda-derecha, que precedieron pero al mismo partidos individuales refleja dos procesos distintos con implicaciones sistémicas
tiempo fueron cimentadas por la movilización política de la clase obrera en la bastante diferentes. En el extremo, estos procesos se pueden caracterizar de la
Europa de principios del siglo XX, y que se centraron principalmente en la siguiente manera. En un caso, las volatilidades de los partidos individuales se
cuestión del grado de intervención gubernamental, han demostrado derivan exclusivamente de un intercambio de votos entre los partidos de una
suficientemente flexibles para soportar y absorber, y por lo tanto han actuado como familia política determinada, mientras que, al mismo tiempo, dejan la alineación
una fuerza fundamental para la continuidad. A pesar de todos los cambios general totalmente intacta. En el otro caso, las volatilidades de las partes
experimentados en los últimos años, está claro que la izquierda y la derecha no individuales son el resultado exclusivo de un intercambio de votos entre los
solo siguen siendo los principales principios de organización en la política bloques más amplios y, por lo tanto, implican un cambio importante en el balance
moderna de Europa occidental, sino que también ayudan a crear una base uniforme de la alineación general. En la práctica, por supuesto, cualquier nivel de
para los patrones contemporáneos de competencia política. intercambio electoral está obligado a involucrar ambos procesos, combinando un
poco de bloque interno y otro de reorganización entre bloques.
ALINEACIÓN IZQUIERDA, DERECHA Y VOTANTE
Esto en sí mismo puede verse como bastante evidente; sin embargo, lo que se ha
La evidencia de continuidad en términos de amplios alineamientos políticos se notado con menos frecuencia es que cuando observamos el aumento reciente en
puede citar con mayor seguridad. Los datos relevantes aquí se refieren a patrones los niveles de inestabilidad electoral en la Europa contemporánea, y cuando
electorales agregados en Europa occidental en su conjunto, y se derivan de una controlamos los niveles de intercambio electoral a través del límite de división de
distinción crucial entre el grado de intercambio electoral entre los partidos clases, podemos ver que la mayor parte de hecho, este aumento ha estado
individuales, por una parte, y el de los bloques o las familias de los partidos, por contenido dentro de cada bloque de división de clases, y el grado de volatilidad
otra. Los detalles de los diferentes patrones no necesitan ser presentados aquí; electoral entre los bloques principales ha tendido a disminuir con el tiempo. En
basta con resumir los hallazgos de un estudio reciente más amplio y más detallado otras palabras, mientras que las democracias contemporáneas de Europa
sobre los niveles de volatilidad electoral en la línea de división de clases (Bartolini occidental se caracterizan por un grado relativamente pronunciado de inestabilidad
y Mair, 1990; véanse también los Capítulos 3 y 4 a continuación). El primer punto electoral, esta inestabilidad está contenida regularmente dentro de alineamientos
que debe subrayarse aquí es que, cuando se discuten las alternativas políticas políticos más amplios y más estables. En efecto, por lo tanto, y ciertamente en lo
derivadas de divisiones en la política de masas moderna, y particularmente cuando que concierne a los bloques de clase, el flujo partidista ha coexistido con una
12

persistencia electoral general más generalizada. Las familias se han mantenido hasta 1987. En el caso holandés, el erratismo es aún más evidente: finales de la
estables, mientras que sus miembros individuales han demostrado ser volátiles década de 1950, subiendo bruscamente a principios de la década de 1970, y luego
(Bartolini y Mair, 1990: 96-124). cayendo nuevamente a un mínimo de posguerra con la consolidación del apoyo de
PvdA en 1986. Estos dos países no son excepcionales; más bien, simplemente
Este patrón de contraste se puede ilustrar con bastante facilidad tomando los representan ejemplos bastante contundentes de un fenómeno más generalizado en
ejemplos de sistemas de dos partidos que han experimentado un flujo considerable la política europea de posguerra: a pesar de la estabilidad general del bloque, ha
durante la posguerra: los Países Bajos, donde las alineaciones partidistas habido un considerable grado de reorganización intrabloque; La inestabilidad
comenzaron a derivar a finales de la década de 1960 (Andeweg, 1982; van der Eijk específica del partido ha sido acompañada por una persistencia específica del
y Niemoeller , 1983); y Dinamarca, que fue dividida por una elección de bloque.
terremotos en 1973 y que se ha mantenido relativamente inestable a partir de
entonces (Pedersen, 1987; Bille, 1990). Por lo tanto, ambos países ofrecen ¿UNA CRISIS DE PARTIDO?
ejemplos claros de la nueva ola de inestabilidad que ha caracterizado gran parte de
la historia electoral reciente en Europa occidental. En ambos casos, sin embargo, Este, entonces, es el núcleo del problema. En general, han aumentado los niveles
los amplios alineamientos políticos de la izquierda tradicional y la derecha de volatilidad electoral a pesar de la continuidad ideológica y la uniformidad
tradicional se han mantenido relativamente estables. creciente (al menos en el nivel de las diferencias de izquierda-derecha), y a pesar
de la evidencia general de persistencia en el nivel de alineaciones políticas amplias
Esto se puede ver en la Figura 2.1 (ayb), que muestra el rendimiento electoral (al menos en el nivel de clase amplia alineaciones). La inestabilidad ha ido
agregado de la clase que quedó durante el período de posguerra en cada país. En acompañada de persistencia.
el caso danés, por ejemplo, el voto general por la izquierda (constituido por los
socialdemócratas, el Partido Comunista, el Partido Popular Socialista y los Entonces, ¿cuál es la naturaleza de esta inestabilidad y dónde podemos buscar su
Socialistas de Izquierda) ha permanecido generalmente entre el 45 y el 50 por explicación? El primer punto a destacar es que la inestabilidad no parece reflejar
ciento, quedando sustancialmente fuera de este límite. Solo en dos ocasiones, en una "crisis de ideología"; Si bien los valores pueden estar cambiando, los nuevos
1973 y 1975. En el caso holandés, la estabilidad es aún más pronunciada, con el énfasis parecen tener el potencial de ser absorbidos por los principios
bloque de izquierda de clase (constituido por el Partido Laborista, el Partido organizativos más tradicionales de la izquierda y la derecha, y tales principios
Socialista Pacifista, el Partido Comunista y el DS 70) cayendo notablemente fuera parecen tener un alto grado de resonancia popular. Segundo, no refleja una 'crisis
de un rango mínimo solo en 1967. Por lo tanto, a pesar de los niveles generales de de clase', al menos en términos electorales, ya que el bloque de izquierda de clase
volatilidad electoral bastante pronunciada, el apoyo agregado para el bloque se ha mantenido notablemente estable en el tiempo. Por lo tanto, aunque solo sea
izquierdo en su conjunto, y por lo tanto también el bloque de los no izquierdos, ha por defecto, parece que podemos estar enfrentando una 'crisis de partido', es decir,
demostrado ser notablemente persistente en el tiempo. un patrón de cambio que es específico del partido. Por lo tanto, si queremos
entender las razones de este cambio, el mejor lugar para comenzar es con aquellos
Sin embargo, esto claramente no es toda la historia, ya que también ha habido una factores explicativos que pueden considerarse como parte de una parte y que, al
fluctuación considerable dentro de la izquierda en cada uno de estos países. Esto mismo tiempo, no se puede esperar que afecten mucho a ninguno de los dos.
también es evidente en la Figura 2.1, que informa los valores para un índice de Predisposiciones ideológicas generalizadas o sobre las amplias alineaciones
fraccionamiento de la izquierda en cada una de las elecciones de posguerra, y que electorales.
resume en qué medida el apoyo a la izquierda está monopolizado por un partido
(cuando el índice es bajo) en comparación con situación en la que está fragmentada Se pueden especificar tres factores en particular que tienen un impacto especial en
entre varias partes diferentes y considerables (cuando el índice es alto) .3 En ambos la organización de cada partido en lugar de predisposiciones ideológicas generales
países, este índice se muestra notablemente inestable. En el caso danés, el índice o alineamientos políticos generales. Estos son: primero, el liderazgo particular del
cae a un mínimo de posguerra en 1957, luego aumenta de manera constante hasta partido; segundo, las apelaciones de políticas específicas (en oposición a la
1973, vuelve a caer en 1977 y 1979, y finalmente aumenta de manera constante orientación general) sobre las cuales se moviliza el partido; Y tercero, la estrategia
13

organizativa y el estilo del partido. Al menos en principio, se puede considerar que que los antiguos conservadores ahora pueden votar a los liberales. Cuando hay una
los tres factores tienen la capacidad de impactar sobre las fortunas de cada parte multiplicidad de partidos, incluso una opción restringida ofrece un margen de
individual y, al mismo tiempo, que no se modifican los parámetros generales del maniobra sustancial, y mi opinión es que el margen de maniobra se puede derivar,
sistema. En otras palabras, los tres factores pueden alentar a los votantes a cambiar al menos parcialmente, del cambio a nivel de las organizaciones del partido y de
de una parte a otra mientras se mantienen dentro de la misma tendencia general. un aflojamiento de los vínculos organizativos. Que vinculan partidos y votantes.

No es mi intención explorar cada uno de estos tres factores, al menos en lo que En la medida en que esto sea correcto, se pueden sugerir tres líneas de
respecta al presente capítulo. El factor de liderazgo, por ejemplo, que podría investigación, que pueden ordenarse de acuerdo con su relativa falta de
extenderse para incluir el impacto de la contribución específica de un partido inmediatez. Primero, y quizás lo más importante de todo, es necesario explicar
cuando está en el gobierno o la oposición, es notoriamente difícil de medir a nivel cómo pueden persistir las lealtades familiares o de bloque a pesar de la evidente
transnacional (pero vea Graetz y McAllister, 1987) y merece el tipo de una vulnerabilidad de las organizaciones individuales. Pero esta es necesariamente una
investigación en profundidad que está bastante más allá del alcance de este estudio. línea de investigación más a largo plazo y teóricamente más amplia, y no se puede
También voy a evitar cualquier discusión sobre el impacto de políticas y tratar adecuadamente aquí. En segundo lugar, es necesario recopilar datos
programas específicos, aunque aquí la evidencia de Inglehart de las preferencias sistemáticos, transnacionales y de series de tiempo sobre la organización del
diferenciales, dentro de la izquierda, de los posmaterialistas (ver más arriba) es partido para medir en qué medida, en su caso, se ha producido un aflojamiento
claramente relevante. Más bien, al menos por ahora, deseo concentrarme en el genuino de los lazos organizativos, y en qué medida esto varía. Partidos y entre
factor organizativo como causa de la inestabilidad del partido, y este será el tema países (véase también más abajo). En tercer lugar, y lo más inmediato, es necesario
del resto de este capítulo. desarrollar un conjunto de hipótesis que puedan indicar cómo y por qué el control
organizativo de las partes puede haberse relajado. Esto es a lo que me referiré
Básicamente, lo que estoy proponiendo aquí, y esto viene al núcleo del argumento, ahora.
es que, si bien permanece vinculado a la familia, el bloque o la tendencia general,
el votante ya no puede sentir ningún vínculo especial con ningún partido en POLITICA DE CATCH-ALL Y VULNERABILIDAD DEL PARTIDO
particular dentro de ese bloque. Pueden persistir lealtades más amplias y
posiblemente más abstractas o difusas, de ahí la continuidad en las En 1918, en una conferencia en la Universidad de Munich, Max Weber se dirigió
predisposiciones ideológicas y las alineaciones más amplias, pero el sentido de a la cuestión de la "política como vocación". Su tema fue el nuevo profesionalismo
pertenencia a un partido específico puede disminuir. de la política, y dentro de ese tema hizo especial hincapié en el surgimiento del
moderno partido de masas. Para Weber (1946: 102), el contraste con la
¿Por qué debería ser este el caso? Una razón puede ser simplemente que el vínculo organización política pasada fue profundo:
organizativo entre el partido y el votante se ha erosionado. El partido, en cuanto
organización, se ha vuelto remoto y distante, y a medida que se aflojaron los lazos Las formas más modernas de organización de partidos contrastan marcadamente
organizativos se creó un mercado electoral. Pero debe enfatizarse que este con [el] estado idílico en el que los círculos de notables y, sobre todo, los miembros
mercado electoral putativo no es un mercado completamente abierto. Los votantes del parlamento gobiernan. Estas formas modernas son hijos de la democracia, de
que se ven a sí mismos en la izquierda no votan fácilmente por los partidos que la franquicia de masas, de la necesidad de atraer y organizar a las masas y de
consideran que están a la derecha, o viceversa; y los que tradicionalmente desarrollar la máxima unidad de dirección y la más estricta disciplina.
apoyaban a los partidos de la izquierda de clase, los partidos obreros, no cambian
fácilmente para apoyar a los partidos más burgueses. El mercado tiene límites. El La beca posterior fue para confirmar la omnipresencia de esta transformación y su
espacio no es continuo.4 La elección está restringida en gran medida. Por lo tanto, asociación inevitable con la extensión de los derechos democráticos. La
aquellos que han votado comunistas ahora pueden votar socialista, o viceversa, y participación masiva llegó a significar partidos de masas, y para muchos
aquellos que votaron socialista ahora pueden votar socialista. A la derecha, los observadores, incluido Schattschneider (1942: 1), parecía que la democracia
antiguos liberales pueden votar a los cristianos democráticos, o viceversa, mientras moderna en sí misma era "impensable, salvo en términos de partidos". Una breve
14

lista de verificación de las funciones normalmente asociadas con las partes (por difícil y rápida, y Duverger también enfatizó la noción de un "contagio" desde la
ejemplo, King, 1969) subraya su función esencial: izquierda que podría inducir la expansión de la organización de partidos de masas
en todo el espectro político.
Los partidos estructuran el voto popular, integran y movilizan a la masa de la
ciudadanía; agregar diversos intereses; reclutar líderes para cargos públicos; y Lo que fue aún más importante, sin embargo, fue el impacto que esto tuvo en la
formular políticas públicas. Lo más importante de todo es que, dentro de las estabilización de los electorados masivos: como Sartori (1968: 292) ha
democracias liberales, son los partidos los que organizan el gobierno moderno, de argumentado, 'el factor crítico para alterar la naturaleza de un sistema de partidos
manera que, como señala Wildenmann (1986: 6), "el gobierno del partido es la y lograr su consolidación estructural. Es la aparición del partido de masas. A través
agencia crucial de la legitimación institucional". de la encapsulación de secciones del electorado de masas, y mediante la
inculcación de identidades políticas que demostraron ser sólidas y duraderas, el
Al mismo tiempo, sin embargo, es imposible separar la cuestión del papel de las partido de masas se convirtió en la agencia por medio de la cual se estructuraba el
partes de la de su legitimidad. Los líderes que reclutan los partidos, las políticas comportamiento político y se garantizaba la estabilidad partidista. La elección
que formulan y los gobiernos que tratan de controlar solo pueden ser legitimados política se convirtió en identidad política como resultado de la organización
en la medida en que los mismos partidos estén legitimados; De ahí la relevancia política; De esta manera, se consolidaron los propios sistemas de partidos.
del partido de masas. Por lo que se pueda decir acerca de la profesionalización de
la política que se produjo después de la democracia de masas, fue la base popular El paso crítico fue, por lo tanto, la transición de un partido de cuadros a un partido
de los partidos la que, al final, fue para asegurar su legitimidad. Las partes de masas, de redes de personas con bases afines de base similar a organizaciones
reflejaron la voluntad pública y proporcionaron el vínculo crucial entre la de masas bien organizadas y financiadas popularmente. Estas últimas
ciudadanía y el estado. Lo hicieron como organizaciones de masas, ya que era organizaciones, a través de sus seguidores en masa, cerraron el mercado electoral
como organizaciones de masas que pertenecían a la sociedad de la que emanaban. y estabilizaron los sistemas de partidos modernos. Como Lipset y Rokkan (1967:
En efecto, y sobre todo, el siglo XX ha sido el siglo del partido de masas. 51) han argumentado:

Hay dos aspectos en los que este desarrollo ha sido importante: primero, debido a El estrechamiento del 'mercado de apoyo' provocado por el crecimiento de los
la gran omnipresencia de la organización de partidos de masas en la política partidos de masas. . . Quedan muy pocas aperturas para nuevos movimientos.
democrática moderna; segundo, debido al proceso de estabilización que resultó de Cuando el desafío de los partidos de la clase trabajadora emergente se había
las capacidades organizativas del partido de masas. enfrentado con esfuerzos concertados de lucha contra la movilización a través de
organizaciones de masas a nivel nacional en los frentes liberal y conservador, el
La omnipresencia de la organización de partidos de masas, ya señalada por Weber, margen de maniobra para las nuevas formaciones de partidos era particularmente
se subrayó con fuerza en el estudio comparativo pionero de partidos y sistemas de pequeño; este fue el caso si el umbral de representación era bajo, como en
partidos de Duverger (1954) (véase también Neumann, 1956). Al igual que Weber, Escandinavia, o bastante alto, como en Gran Bretaña.
Duverger relacionó el desarrollo del partido de masas con la extensión de los
derechos democráticos, argumentando que la emancipación masiva había llevado La secuencia del proceso es clara y la lógica convincente. La extensión del sufragio
a la sustitución de las organizaciones basadas en el grupo por las organizaciones incorpora la masa de la ciudadanía al sistema político; los partidos de masas
basadas en sucursales y los partidos de cuadros por los partidos de masas. movilizan e integran a estos nuevos ciudadanos e inculcan un conjunto de
Duverger asoció esta transformación principalmente con la izquierda, identidades políticas duraderas; estas identidades políticas, a su vez, actúan como
argumentando que la necesidad de asegurar los recursos financieros hizo que fuera una fuerza para la estabilización de las alineaciones y, en los términos familiares
particularmente imperativo que los partidos socialistas desarrollaran una de Lipset y Rokkan, para la congelación de los sistemas de partidos. Por lo tanto,
organización de masas. Las partes de la derecha, por otro lado, que contaban con la organización es claramente crucial, ya que fue solo a través de la intervención
el apoyo de patrocinadores y clientes adinerados, todavía podían permitirse una organizativa independiente del partido de masas, un partido que, en muchos casos,
organización más del tipo de cuadros. Sin embargo, esta no fue una distinción "impregnó y envolvió a otras elites políticas" (Daalder 1966: 58; véase también
15

Rokkan 1977) que estas identidades podrían ser falsificados y estos votantes El partido de integración masiva, producto de una época con líneas de clase más
podrían estar en condiciones de servidumbre. Es en este sentido, como subrayó duras y estructuras denominacionales más prominentes, se está transformando en
Sartori (1969: 90), que "un sistema de partidos congelados es simplemente un un partido "popular" para todos. Abandonando los intentos de empadronamiento
sistema de partidos que interviene en el proceso político como un sistema intelectual y moral de las masas, se está volcando más a la escena electoral,
independiente de canalización, impulsado y mantenido por sus propias leyes de tratando de intercambiar la eficacia en profundidad por una audiencia más amplia
inercia". . En resumen, el partido de masas, que ha sido la criatura de la democracia y un éxito electoral más inmediato.
de masas, actuó al mismo tiempo para asegurar la estabilización de la democracia
de masas. Kirchheimer luego continúa con una lista de cinco características del nuevo partido
internacional. Se trata de una "reducción drástica del bagaje ideológico del
Pero mientras que la lógica es convincente, también es contingente. La estabilidad partido"; un 'mayor fortalecimiento de los principales grupos de liderazgo'; una
que resultó de la capacidad de los partidos para atraer a los votantes firmemente a 'degradación del rol del miembro individual del partido'; un 'énfasis en la
sus redes organizativas dependía en gran medida de la inmediatez de sus vínculos clasificación, clientela específica de la clase social o denominación, a favor de
con la sociedad en general. En la medida en que estos vínculos se aflojaran, y en reclutar votantes de la población en general'; y un proceso de 'asegurar el acceso a
la medida en que el partido se volviera más remoto de la vida cotidiana de la una variedad de grupos de interés' (1966: 190). De manera crucial, es solo la
ciudadanía, se erosionarán las condiciones organizativas de dicha estabilidad. Sin primera de estas cinco características la que está explícitamente relacionada con el
duda, los llamamientos a las políticas, el desempeño del gobierno y la atracción de cambio ideológico. En resumen, y por encima de todo, la parte que atrapa a todos
líderes particulares pueden ayudar a asegurar el mantenimiento de la lealtad de los es también un fenómeno organizativo.
votantes, pero, al menos, el aflojamiento de los lazos de la organización implica
una cierta vulnerabilidad. Además, también se especifica claramente la naturaleza de la transformación
organizativa involucrada en el surgimiento de la parte que abarca todos los
Ese sentimiento de vulnerabilidad fue el resultado de la aparición de lo que aspectos. Kirchheimer describe un partido que ha roto sus estrechos vínculos con
Kirchheimer (1966) identificó como el " partido de todos". Si bien Kirchheimer el electorado de masas y se ha vuelto esencialmente alejado de la vida cotidiana
ha demostrado ser uno de los escritores modernos más citados sobre partidos y de los ciudadanos. Esta lejanía se refleja en un cambio del poder interno del partido
sistemas de partidos, también ha estado sujeto a una lectura curiosamente parcial; hacia el liderazgo; un aflojamiento de los vínculos socialmente específicos con
porque, al tomar en cuenta los pronósticos de Kirchheimer sobre el ascenso del secciones del electorado, ya se definan en términos de clase, términos
partido catch-all, la mayoría de los estudiosos han tendido a enfatizar las denominacionales o lo que sea; y una reducción en el papel de los miembros
implicaciones estrictamente ideológicas de su argumento y, por lo tanto, han ordinarios.
descuidado los desarrollos organizacionales posiblemente más cruciales que
estaban en el corazón del original. Tesis (ver, por ejemplo, Wolinetz, 1979; Por lo tanto, el partido general rompe sus vínculos organizativos específicos con
Dittrich, 1983). la sociedad de la que forma parte y comienza a operar a una distancia de su
circunscripción. Pasa de ser una parte 'de abajo hacia arriba' a ser una parte 'de
Al igual que Duverger, Kirchheimer estaba preocupado por el contraste entre dos arriba hacia abajo', y elige competir en el mercado en lugar de intentar restringir
tipos de partido: lo que él denominó el partido de "integración masiva" por un lado, ese mercado. Se basa en el apoyo condicional en lugar de en un sentido de
y el nuevo partido catch-all por el otro. Además, y de nuevo como Duverger, identificación. Busca el respaldo de los votantes en lugar de su encapsulación.
imputó un patrón secuencial a la distinción, argumentando que la edad de los
primeros había pasado, y que los sistemas de Europa occidental se enfrentaban El resultado es un mayor potencial para una votación contingente o incluso
ahora con el aumento más o menos irresistible del partido de todo el mundo prácticamente aleatoria. Por lo tanto, no es casual que los cambios en la
(Kirchheimer, 1966: 184): organización y el estilo del partido que Kirchheimer observó a principios de la
década de los sesenta fueran superados pronto por la desestabilización de los
electorados de los partidos individuales a fines de los sesenta y setenta. Porque,
16

como los partidos tendían cada vez más a operar en un lugar alejado de la sociedad programática y organizativa'. Que la desestabilización electoral que debe
de la que una vez fueron parte, los votantes mismos tendieron a deshacerse de su producirse entonces no es sorprendente.
sentido de pertenencia partidista y, como Rose y McAllister (1986) lo pusieron en
un contexto diferente, lentamente Comenzó a elegir. Estos votantes de libertad Los cambios que se han identificado en el párrafo anterior, por supuesto, se
libre ya no eran movilizados por los partidos y habían dejado de integrarse en los encuentran en gran medida fuera del control de las propias partes. Por lo tanto, el
partidos. Sus horizontes se ampliaron, sus opciones aumentaron y, en general, se hecho de que hayan conducido a una mayor vulnerabilidad de los partidos es algo
volvieron más volátiles. En efecto, a medida que los partidos se volvieron más que las partes no pueden cuestionar pero a la que deben adaptarse. Sin embargo,
remotos, el electorado se hizo más disponible. La base para la persistencia, que se el tipo de cambio organizativo que se anotó anteriormente es otro asunto, ya que
basaba en la intervención y el control de la organización, y que prosperó en la parece haber estado dentro del control del partido. Pero esto seguramente plantea
encapsulación del público en general, se vio así socavada. la pregunta: ya que, en la medida en que dicho cambio organizativo también haya
actuado para alentar la desestabilización electoral, ¿por qué deberían los partidos
CAMBIO ORGANIZACIONAL Y CAMBIO ELECTORAL aflojar sus lazos sociales? Si la vulnerabilidad electoral ha sido al menos la
consecuencia parcial de la adopción de un estilo organizativo global, ¿por qué
Las cambiantes alineaciones electorales que han caracterizado a Europa occidental deberían los partidos haber seguido este camino para empezar?
desde fines de la década de 1960 no pueden explicarse simplemente por referencia
al cambio en el estilo organizativo de los partidos tradicionales, por supuesto. Hay tres factores que son importantes aquí. Primero, están los desarrollos
Claramente hay mucho más que esto. En los últimos años, se han identificado una organizativos e institucionales que, en sí mismos, han facilitado un enfoque más
serie de factores cruciales que conducen a la inestabilidad electoral, y se ha puesto completo o de arriba hacia abajo. Estos incluyen cambios en los modos de
un énfasis particular en el impacto de los cambios en la estructura social y el financiamiento de las partes, lo que ha llevado a una mayor dependencia de las
desenfoque de los límites tradicionales de clase (Dalton et al., 1984b Flanagan y subvenciones estatales frente a las suscripciones de membresía u otras formas
Dalton, 1984) y sobre el impacto de los nuevos sistemas de valores y la populares de financiamiento; el impacto de las nuevas tecnologías y de los
movilización de una nueva división posmaterialista (Inglehart 1977; 1984; 1987). cambios en los medios de comunicación que han permitido a los líderes de los
Además, aunque no esté dispuesto a respaldar las afirmaciones arrolladoras de un partidos atraer directamente a los votantes y, por lo tanto, socavar la necesidad de
"fin de ideología" que caracterizó gran parte de los escritos sobre actitudes redes organizativas; la mayor disponibilidad de nuevas técnicas de marketing, que
políticas en la década de 1960 (ver la encuesta en Waxman, 1968), no se puede ayudan a obviar la necesidad de un enlace de base como medio para obtener
negar que muchos de los grandes problemas que una vez sostuvieron lealtades retroalimentación; y así.
tradicionales ahora se han resuelto más o menos. Se han ganado las luchas de la
clase obrera por los derechos políticos; También se ha aceptado la legitimidad de En segundo lugar, existe el impacto del cambio social en la organización en sí
defender los derechos de la religión organizada, al igual que la legitimidad de los misma (en oposición a su impacto en las preocupaciones, los valores, etc., ver más
derechos de quienes rechazan las creencias religiosas; un estado de bienestar arriba), ya que el desarrollo de un electorado más informado, bien informado y
integral se ha convertido en la norma en la mayoría de las democracias competente, junto con el innegable aumento de la individualización y la
contemporáneas de Europa occidental, y los conflictos sobre derechos de atomización de la sociedad moderna han socavado el sentido de solidaridad
asistencia social que persisten tienden a estar en los márgenes del sistema. Las colectiva que una vez sirvió como requisito previo para el tradicional partido de
grandes luchas han terminado, y como señala Pizzorno (1981: 272), haciendo eco masas. Quizás irónicamente, a veces ha sido el éxito mismo de las partes las que
de Kirchheimer, la situación en la mayoría de las democracias occidentales se ha han actuado para promover esta erosión de la solidaridad colectiva. Como señalan
convertido en una situación en la que no está en juego una identidad política Einhorn y Logue (1988: 180) en el caso de los socialdemócratas en Escandinavia,
irreductible y todas las demandas políticas se vuelven negociables. Los grupos de por ejemplo:
interés que piden políticas específicas son los principales actores en la escena
política mientras que los partidos políticos. . . Tienden a perder su identidad La principal causa de la desmovilización fue el éxito. . . La política de vivienda
socialdemócrata sacó a una buena parte de la clase obrera de los barrios urbanos
17

densamente poblados donde el partido y sus organizaciones habían sido una forma relevantes son ahora gobernantes o potencialmente gobernantes. En el período de
de vida; Esas costumbres no se trasladaron fácilmente a los suburbios. Además, quince años comprendido entre 1970 y 1985, por ejemplo, solo dos partidos de
los mecanismos centralizados del estado de bienestar eliminaron la necesidad de Europa occidental de tamaño considerable permanecieron excluidos del gobierno
solidaridad, que había sido una característica crucial del movimiento obrero. de manera persistente: el Partido Liberal británico, por un lado, que a pesar de su
Anteriormente, la solidaridad había proporcionado la infraestructura de bienestar creciente apoyo electoral sigue siendo un partido muy menor en el nivel
para la clase obrera: sociedades de beneficio sindical que cubrían enfermedades, parlamentario; y el Partido Comunista Italiano por el otro, cuya exclusión del
desempleo, vejez y muerte; cooperativas de vivienda, etc., pero ahora se atenuó la gobierno se ha visto atenuada por períodos sostenidos en el cargo a nivel regional,
necesidad de solidaridad y escolarización. así como por un papel semigubernamental a nivel nacional durante el período del
compromiso histórico en la década de 1970. Con estas excepciones calificadas,
En tercer lugar, también es posible que las dificultades que percibimos al intentar todos los demás partidos europeos de cualquier tamaño electoral razonable han
descubrir las razones de un cambio hacia vínculos organizativos atenuados no sean disfrutado de al menos un período de titularidad durante este período de quince
realmente dificultades, sino que simplemente se deriven de abordar el problema años.
desde el extremo equivocado. En este sentido, el estilo catch-all o top-down del
partido puede ser la norma, mientras que el partido más encapsulante o solidario CAMBIO ORGANIZACIONAL: UNA AGENDA DE INVESTIGACIÓN
puede ser la excepción transitoria. Así, por ejemplo, Pizzorno (1981: 272) ha
planteado la hipótesis de que: Este documento ha tratado de enfatizar el vínculo entre la organización del partido
o los estilos de intervención organizativa y la (des) estabilización electoral. Si bien
Es más probable que los partidos de "integración", las divisiones electorales la existencia de tal vínculo en sí misma parece difícilmente polémica, la lógica
estables y las alternativas claras en el programa de los partidos se encuentren en implícita que la subyace ha cobrado una importancia crucial en virtud de la ola de
periodos de cambios sociales intensos (principalmente ocupacionales y volatilidad electoral que comenzó a romper la mayor parte de Europa occidental
geográficos) y de las consiguientes presiones por parte de nuevas categorías de desde finales de los años sesenta.
intereses para ingresar al sistema político. Si esta hipótesis es cierta, los partidos
fuertes, con programas claramente delineados y membresía integrada, son un Como se señaló anteriormente, hay muchas explicaciones potenciales para esta
fenómeno temporal. Surgen para fortalecer y controlar el acceso de las nuevas reciente volatilidad electoral. El cambio en las predisposiciones puede reflejar los
masas al sistema político y se vuelven redundantes una vez que se logran la entrada intereses de las nuevas generaciones y, por lo tanto, puede constituir una crisis de
y el control. Si son típicos del pluralismo, entonces, son típicos solo de su primera ideología; o puede reflejar cambios en la estructura social y la confusión de las
fase "generativa", cuando se admite que los grandes actores colectivos comparten fronteras sociales tradicionales, y por lo tanto puede constituir una crisis de clase;
el poder en un sistema de representación. o, como he tratado de sugerir en este ensayo, puede reflejar cambios en los modos
de representación y, como tal, puede constituir una crisis de partido. De hecho,
Este argumento también se ve reforzado por una segunda afirmación de Pizzorno bien puede reflejar una coyuntura de los tres elementos, y más.
(1981: 253), que 'en principio, no debería haber necesidad de organización. . . Para
unir a los seguidores de un partido gubernamental’. De acuerdo con este punto de Sin embargo, en la medida en que exista una crisis específica de partido, es
vista, los recursos gubernamentales, o la promesa de tales recursos, ofrecen probable que esto resulte en, y posiblemente también surja, de cambios en la
incentivos a las partes para deshacerse de las restricciones políticas e ideológicas organización del partido y en las formas de vinculación que unen a los partidos
que a menudo no son bienvenidas, lo que es un efecto secundario inevitable del con el electorado de masas. Por lo tanto, una comprensión de estos cambios debe
mantenimiento de una red organizativa activa. En la medida en que los partidos considerarse una prioridad de investigación importante.
obtengan un mayor acceso al gobierno, podríamos esperar que pongan un énfasis
decreciente en la necesidad de organización. La importancia de esta hipótesis se Esto requerirá cuatro líneas distintas de investigación. Primero, debemos ir más
indica fácilmente incluso en el estudio más superficial de la experiencia reciente allá de las clasificaciones necesariamente simples pero ahora más bien crudas de
de Europa occidental, ya que esto demuestra que la mayoría de los partidos la organización del partido que se encuentran en la literatura tradicional. En
18

particular, la distinción de Duverger entre los partidos de cuadros y los partidos de organización solidaria, junto con la movilización de nuevos intereses en la política,
masas ofrece poca ayuda para comprender la diversidad contemporánea, ni sugieren el potencial de un posible freno en este proceso.
contribuye a una explicación del cambio contemporáneo. Lo mismo puede decirse
del enfoque de Kirchheimer que, si bien enfatiza la distancia cada vez mayor del Finalmente, y lo que es más importante, debemos desarrollar y probar una serie de
partido y por lo tanto las condiciones previas para la inestabilidad, no tiene en hipótesis que puedan explicar tanto la diversidad de organizaciones partidarias
cuenta a los partidos que no se desarrollan en una dirección general, y tampoco como el cambio dentro de las organizaciones partidarias. Hay al menos dos
ofrece ninguna explicación real como a por qué algunas partes se vuelven elementos involucrados aquí. Primero, debemos analizar las condiciones
atrapantes y otras no. Dado el surgimiento de los partidos de "nuevas políticas" organizativas / institucionales que podrían facilitar la diversidad y el cambio. Estos
aparentemente solidarios y claramente intencionados; y dada la movilización incluyen cambios en la financiación de las partes; el impacto de las nuevas
política de nuevos intereses reflejada en el surgimiento, aunque sea mínimamente, tecnologías y de los cambios en los medios de comunicación que permiten a los
de nuevos partidos de mujeres, partidos de jubilados, etc., este último aspecto es líderes de los partidos apelar directamente a los votantes y que pueden socavar la
de crucial importancia. De ahí la necesidad de desarrollar una tipología más necesidad de redes organizativas; La disponibilidad de nuevas técnicas de
exhaustiva de la organización de partidos contemporáneos, una tarea en la que este marketing, etc. En segundo lugar, debemos observar las condiciones sociales y
ensayo puede considerarse como un primer paso preliminar. políticas que pueden actuar para fomentar el cambio organizativo. Estos incluyen
el crecimiento de nuevos problemas y preocupaciones que, junto con el
Segundo, necesitamos desarrollar una serie de indicadores duros, rápidos y surgimiento de un electorado más informado y crítico, obliga a las partes a ser más
empíricamente válidos con respecto a la vida interna de los partidos modernos. adaptables y receptivas; una creciente individualización y atomización de la
Necesitamos evaluar el alcance del cambio en el rol del miembro ordinario del sociedad que puede socavar la base de las organizaciones solidarias; la
partido; la medida en que las organizaciones del partido se han vuelto más incorporación de más y más partes en el proceso gubernamental (aunque solo sea
centralizadas; la extensión de los cambios en el lugar del poder interno del partido; por períodos cortos en ciertos casos) lo que puede alentar el aumento de la
el alcance del cambio en la relación entre los líderes de los partidos y otras distancia; el desarrollo de nuevos modos de representación y el atractivo o la
organizaciones, ya sean agencias auxiliares, afiliadas o simplemente grupos de eficacia cada vez mayores del comportamiento político no convencional, y así
interés relacionados; el grado de profesionalización de las burocracias y liderazgos sucesivamente.
partidarios; El alcance de la integración local del partido, y así sucesivamente. En
resumen, necesitamos indicadores del grado real de lejanía organizativa, y En resumen, debemos comprender la naturaleza y la base de la diversidad
debemos poder comparar dichos indicadores en los diferentes tipos de partidos, en organizativa de los partidos y el cambio en la Europa occidental contemporánea.
los diferentes sistemas de partidos y en el tiempo. Debemos ir más allá de las categorías simples y abarcadoras del partido de masas,
del partido general, etc., y buscar una comprensión más refinada de las diferencias
En tercer lugar, sobre la base de dicha evidencia, y particularmente a través de reales que existen tanto dentro de los países como entre ellos. Necesitamos trazar
comparaciones a través del espacio y el tiempo, necesitamos especificar con cierta el grado en que las partes están involucradas en un proceso de adaptación
precisión la relación entre cambio organizativo o adaptación y volatilidad organizacional, y evaluar hasta qué punto dicha adaptación también puede
electoral. ¿Mayor lejanía implica más inestabilidad? Si es así, ¿el proceso de implicar decaimiento. Solo entonces podremos comenzar a definir lo que implica
adaptación del partido lleva realmente a una crisis de partido? ¿El desafío a la la crisis imputada del partido en las democracias occidentales modernas, y solo
política tradicional implica el surgimiento de nuevos tipos de organización de entonces podremos comenzar a comprender la relación entre esta crisis y la
partidos que, a su vez, pueden proporcionar la base para un proceso renovado de desestabilización potencial de los electorados de partidos.
estabilización electoral? A primera vista, y como enfatizó Kirchheimer, la
tendencia en la política moderna parece estar alejándose de los vínculos solidarios
y hacia vínculos más contingentes, y esto en sí mismo implicaría un mayor
potencial de volatilidad. Al mismo tiempo, sin embargo, los nuevos modos de
3
19

El problema del cambio de sistema de partido ecología, que ahora han ganado representación en los parlamentos de Austria,
Bélgica, Finlandia, Alemania, Italia, Suiza y, más recientemente, Suecia. Un
El catálogo del cambio se hace cada vez más extenso. La evidencia comienza en segundo hilo es el aparente declive de la izquierda tradicional de la clase, o al
la periferia periférica de Europa occidental, con el decaimiento gradual del menos, su reequilibrio, luego de la erosión del apoyo a componentes significativos
predominio de Fianna Fail en Irlanda, y con el surgimiento repentino de un nuevo de la izquierda. El crecimiento de la izquierda no socialdemócrata en Dinamarca
partido, los Demócratas Progresistas que, en su primera salida electoral en 1987, y Noruega ofrece un claro ejemplo de esta tendencia. En Francia, por otra parte, el
se convirtieron en el tercer partido más grande. En el sistema. Existe evidencia de reequilibrio ha favorecido a fuerzas más moderadas en la izquierda, ya que el
Gran Bretaña, con la erosión del trabajo a largo plazo y el crecimiento Partido Comunista ha perdido terreno en favor de los socialistas, y también es
concomitante del apoyo de terceros en forma, aunque temporalmente, de la posible que se inicie una realineación centrípeta similar. Italia. Un tercer hilo,
Alianza Liberal / SDP. En Francia, el primer gobierno de izquierda en la historia discernido con quizás más dificultad y disperso menos uniformemente, es el
de la Quinta República fue elegido en 1981 y luego regresó a su cargo en 1988; desafío a los partidos cristianos. La fusión pan-cristiana en los Países Bajos, por
La década de 1980 en Francia también se caracterizó por la continua marginación ejemplo, representó un intento descarado de restaurar algo de credibilidad electoral
de los comunistas y por el resurgimiento de un partido de extrema derecha. Italia a las fortunas que se desvanecen de los tres partidos confesionales constituyentes.
en la década de 1980 fue testigo del nombramiento de los primeros ministros En Francia, no ha surgido una alternativa confesional desde la desaparición del
demócratas no cristianos desde la Segunda Guerra Mundial y, más recientemente, MRP a principios de los años sesenta. En Italia, a pesar de un resurgimiento en
registró un cambio relativamente importante en el apoyo del Partido Comunista a 1987, los demócratas cristianos continúan al mando de una proporción menor de
los socialistas y ecologistas. Los ecólogos también lograron ganar la votos que en cualquier elección de posguerra anterior a 1983, mientras que en
representación parlamentaria en Austria, y se evidenciaron más cambios al Austria, las elecciones de 1986 dejaron al Partido Popular con una proporción de
duplicar el voto de derecha del Partido Liberal en la elección más reciente de 1986. votos menor que en cualquier elección desde 1953. Incluso en Suiza, donde los
En la Alemania occidental, los socialdemócratas siguen encuestando menos del 40 síntomas de cambio son raros en la política de la posguerra, en la década de 1980,
por ciento de La votación, y se encuentran frente al desafío cada vez más vibrante el Partido Popular Demócrata Cristiano obtuvo una parte del voto menor que en
de los Verdes, que ahora comandan casi el 10 por ciento de los escaños en el cualquier elección desde 1939.
Bundestag. En Bélgica, las divisiones lingüísticas en los tres partidos principales
ahora se han solidificado, las rupturas en el Partido Social Cristiano y en los Ni los cambios ni su patrón son totalmente inesperados. Se han producido muchas
Liberales fueron paralelas a la división en el Partido Socialista en 1978. A finales cosas sobre el terreno, por así decirlo, y no se puede esperar que el flujo social y
de los años 70 en los Países Bajos también se produjo un cambio importante, con económico muy evidente en los últimos años en la Europa occidental de posguerra
la fusión de los tres partidos denominacionales tradicionales en el Llamado haya tenido un impacto en la política de masas. Desde principios de la década de
Demócrata Cristiano de base más amplia. En Dinamarca, a pesar de la relativa paz 1960, tanto los sociólogos como los científicos políticos han enfatizado la
que siguió a la elección del "terremoto" de 1973, la última década ha importancia de los cambios en la estructura de clases y los sistemas de valores
experimentado un crecimiento sustancial en el apoyo tanto a los conservadores convencionales de la Europa industrial avanzada, y han ofrecido indicaciones
como al Partido Popular Socialista. El crecimiento conservador también ha sido claras de cómo dichos cambios pueden impactar en los estilos políticos
evidente en Noruega y Finlandia con, en este último caso, el regreso del KOK al prevalecientes. El declive de la clase trabajadora tradicional, el creciente empleo
gobierno en 1987 por primera vez en más de veinte años. En Suecia, la última de cuello blanco y la creciente importancia económica y social de la industria de
década ha sido testigo del continuo desafío al predominio a largo plazo de los servicios se combinan para crear un desafío potencial a los problemas tradicionales
socialdemócratas, que primero perdió el poder en 1976, y que ahora debe enfrentar de la política socialdemócrata. La creciente secularización y una politización más
un nuevo desafío del Partido Verde, que entró por primera vez en el parlamento amplia del género ofrecen una amenaza para las alineaciones confesionales
en 1988. tradicionales. Finalmente, una creciente preocupación por los problemas
ambientales, una creciente desconfianza de la autoridad y la priorización de los
Los patrones también son evidentes; Parece poco lo que es aleatorio. Un hilo que problemas de calidad de vida ofrecen la base para una nueva alineación en la
puede identificarse en los últimos años es el crecimiento de los partidos de la
20

política que, cuando está socialmente diferenciada, parece trazar líneas entre partidos de masas. Esta conclusión fuerte pero considerada también contiene poco
grupos de edad o generaciones, más bien que entre clases o religiones. de lo efímero. Los cambios observados son sustanciales, que socavan y
potencialmente transforman un patrón de alineamientos políticos que ha persistido
Si los cambios en las preocupaciones sustantivas de los votantes desafían los más o menos desde el comienzo de la política democrática de masas en Europa
patrones convencionales de la política de masas, entonces también parecen occidental. No solo estamos hablando de cambio marginal, por lo tanto; Está en
vulnerables a una perspectiva cambiada de la relación entre el individuo y la juego algo mucho más fundamental. El problema es entender lo que realmente
sociedad en general. Las calificaciones educativas más extendidas, un mayor significa.
sentido de competencia individual y la renuencia a tolerar la simple dirección de
la elite se combinan para sugerir un creciente disgusto por las convenciones de las En general, muchos de los cambios en el entorno político de Europa occidental se
organizaciones de partidos de masas. La movilización política, si se produce y agrupan convencionalmente como síntomas de un fenómeno que abarca todo
cuándo ocurre, ahora se refleja más fácilmente en los flujos y reflujos de las llamado cambio de sistema de partidos, un fenómeno sobre el cual se aporta mucha
organizaciones de interés de un solo tema, que parecen ofrecer una salida más evidencia, pero que rara vez se define en un sentido riguroso. De hecho, incluso
significativa y flexible para las demandas de las generaciones más jóvenes que los se puede argumentar que es esta falta de definición lo que permite citar la
relativamente moribundos partidos del pasado. Así, las alternativas políticas multiplicidad de síntomas con tanta ecuanimidad. Por lo tanto, los cambios
tradicionales en cuanto organizaciones son más vulnerables; Los vínculos electorales agregados se consideran indicativos del cambio del sistema de partidos,
afectivos han disminuido, y los patrones de representación política están al igual que los cambios en el equilibrio del apoyo partidista entre los diferentes
cambiando. estratos de la población. Otros síntomas incluyen cambios en las alineaciones de
la coalición, así como cambios en el equilibrio del poder representativo entre las
Hay poca necesidad de citar la literatura que cataloga dicho cambio; las imágenes partes, por una parte, y los grupos de interés, por otra. Finalmente, también se
son omnipresentes, su importancia está subrayada por una amplia gama de considera que los cambios en el sistema de escisión, ya sea como resultado de la
académicos, todos ellos buscan identificar el núcleo de estos procesos de aparición de nuevas escisiones o por la disminución de las antiguas, indican un
transformación y predecir su dirección futura. Un estudio importante, sin embargo, cambio en los sistemas de partidos, con la "retención" de un sistema de escisión
captura el espíritu de esta literatura bastante sucintamente; En un capítulo final de dado que a menudo se toma como un sustituto Indicador del grado de
una importante colección de ensayos publicados en 1984, Russell Dalton y sus atrincheramiento del propio sistema de partidos.
colegas (19846: 451) señalan que:
El rango de síntomas es extenso, y los mencionados anteriormente constituyen un
Los alineamientos electorales se están debilitando, y los sistemas de partidos están catálogo lejos de ser exhaustivo. Por lo tanto, es tentador llegar a la conclusión de
experimentando una mayor fragmentación y volatilidad electoral. Además, la que, al carecer de una definición precisa, el concepto de cambio de sistema de
evidencia sugiere que los cambios en todas estas naciones reflejan más que partidos puede ser (y generalmente se entiende) como algo que, para quienes
oscilaciones a corto plazo en la suerte de los partidos. Esta descomposición de los trabajan en el área, representa un problema. Por lo tanto, este capítulo en particular,
alineamientos electorales a menudo puede atribuirse a los cambios en las bases a cuyo propósito no es proponer una definición rigurosa del cambio del sistema de
largo plazo del apoyo partidista: la identificación del partido y las divisiones partidos que nos permita eludir el atolladero, es simplemente identificar algunos
sociales. Prácticamente en todas partes entre las democracias industrializadas, el de los problemas involucrados en la comprensión del cambio del sistema de
viejo orden está cambiando. partidos, y a través de este enfoque, colocar algunas preguntas clave en la agenda
para el debate futuro y la investigación futura.
Dalton y sus colegas, basándose en los extensos estudios de países en su volumen,
encuentran evidencia de cambios en el debilitamiento de las alineaciones, el CAMBIO DE PARTIDOS VERSUS CAMBIO DE SISTEMA DE PARTIDOS
aumento de la fragmentación y el aumento de la volatilidad. Este cambio se
considera a largo plazo en lugar de a corto plazo, e incluye cambios tanto en el El primer problema que debe indicarse es la distinción entre cambio de partido,
patrón de divisiones sociales como en la orientación hacia organizaciones de por un lado, y cambio de sistema de partido, por el otro, y, con esto, el problema
21

aliado de cuándo precisamente el primero también implica el segundo (ver también generalizado, para hablar sobre cuándo el cambio importa, lo que puede ser
Capítulo 1). Encima). bastante raro.

En muchos sentidos, es el cambio de partido lo que es más difícil de especificar. Además, seguimos con el problema del cambio en los diferentes aspectos del
¿Cuándo podemos hablar de cambio de partido como tal? ¿Debemos restringir la partido en lugar del cambio en el tribunal del partido, y con la dificultad de pasar
definición solo a aquellos casos en los que podemos identificar claramente el de un nivel al otro. Intentemos precisar esto en un ejemplo específico, de los cuales
surgimiento de un nuevo partido, como quizás en el caso del CDA en los Países quizás el mejor es el Partido Laborista británico. Entre 1945 y 1987, por ejemplo,
Bajos o de las fracturas lingüísticas en los tres partidos tradicionales en Bélgica? varios aspectos del Partido Laborista británico se han transformado
¿O podemos hablar de cambio de partido cuando solo algunas de las características sustancialmente. En cuanto a la fuerza electoral, la participación del partido en el
del partido se han transformado? voto disminuyó en más de un tercio, del 48 por ciento a solo el 31 por ciento. El
partido 'dentro del electorado' también ha cambiado, un indicador crudo de lo cual
El problema clave aquí es quizás insuperable, ya que involucra la especificación es que su apoyo entre los trabajadores manuales disminuyó de alrededor del 60
de la "esencia" o "identidad" de un partido político determinado. Estrictamente por ciento en los años inmediatos de posguerra a alrededor del 42 por ciento en
hablando, podemos hablar de cambio solo cuando primero podemos definir qué es 1987.1 En términos ideológicos, a pesar de la revitalización del Abandonado a
lo que ha cambiado. Desafortunadamente, si es inevitable, las partes rara vez se fines de la década de 1970, ahora también es un partido mucho más moderado, con
discuten en tales términos. Más bien, tendemos a enmarcar nuestra discusión de un liderazgo parlamentario que, en términos de perfil social, es cada vez más
un partido tout court en términos de ciertos aspectos o características de ese indistinguible del de sus oponentes conservadores. Por ahora, al menos, también
partido, ya sea la base electoral, el perfil de la política, el rol de gobierno, o lo que se puede hablar de un cambio en el papel de gobierno del partido desde que quedó
sea. También es inevitable que muchos de estos aspectos se encuentren en un fuera de su cargo desde 1979, y después de haber sido desafiado en su papel de
estado de flujo casi permanente. Por lo tanto, la base electoral de un partido mayor oposición por parte de la Alianza Liberal / SDP en las elecciones de 1983
cambiará a medida que la sociedad misma cambie, ya sea como resultado de un y 1987. No solo es el caso de que el Partido Laborista ya no sea un partido de
cambio socioeconómico o un cambio demográfico. Las políticas del partido gobierno "natural", si es que alguna vez fue así, sino también que ya no es el
también estarán sujetas a modificaciones con el tiempo, en respuesta a las gobierno alternativo "natural".
necesidades cambiantes, las demandas cambiantes y las restricciones cambiantes.
También es muy probable que la función de gobierno de los partidos cambie, ya Se puede discutir en detalle el alcance y la importancia de los cambios en estos y
que los propios partidos responden a los cambios en el equilibrio electoral a nuevas otros aspectos de los partidos, así como sobre su posible patrón futuro. Para
oportunidades estratégicas. Como observó Carl Friedrich (1968: 452): 'El nuestros propósitos, sin embargo, el problema es más básico: ¿cómo deben
desarrollo del partido es más dinámico que cualquier otra esfera de la vida política; interpretarse estos cambios? ¿Importan, y significan que los partidos como tal han
No hay descanso final, no hay patrón final. . . Más bien, hay un cambio constante cambiado? ¿Es el Partido Laborista ahora un partido diferente de lo que era en
en una dirección u otra, sin un retorno al punto de partida.' 1945? En resumen, ¿cuáles son los criterios que pueden adoptarse para determinar
si esta parte en particular ha cambiado? El problema es grave, ya que si no existen
Dado que los cambios en aspectos específicos de los partidos son una característica tales criterios, entonces realmente no estamos más cerca de diferenciar el cambio
permanente del panorama político, y dado que el proceso de adaptación de los del Partido Laborista de la continuidad del Partido Laborista. Es decir, hasta que
partidos también es continuo, puede ser tentador concluir que el cambio de partido podamos destilar la esencia de lo que constituye el Partido Laborista británico, el
es tan generalizado que es casi irrelevante. Sin duda, la extensión y el ritmo del núcleo del partido, por así decirlo, debemos restringirnos inevitablemente a una
cambio variarán, y las implicaciones del cambio en diferentes momentos y discusión sobre el cambio en ciertos aspectos del partido en lugar de al cambio en
circunstancias pueden ser muy diferentes. Pero esto no es hablar de cambio como el partido tout corte.
tal; más bien, es para especificar diferentes niveles y tipos de cambio, lo que
requiere un conjunto de criterios alternativos pero igualmente rigurosos. En
resumen, se necesita un salto para hablar sobre el cambio como tal, que es
22

CAMBIO DEL SISTEMA DE PARTIDOS en Noruega podría no implicar un cambio en el sistema de partidos. Por otro lado,
si los Verdes de Alemania conservaran su representación en el Bundestag en un
En este sentido, podemos estar en un terreno más seguro al hablar sobre el cambio momento en que los Demócratas Libres cayeron por debajo del umbral del 5 por
del sistema de partidos, ya que aquí parece posible identificar una esencia de lo ciento, tal cambio podría considerarse trascendental. Claramente entonces, la
que constituye un sistema de partidos dado y, por lo tanto, determinar si ese importancia de la aparición o desaparición de un partido no es simplemente una
sistema ha cambiado. Un sistema de partidos claramente involucra algo más que función de su tamaño, o incluso de su atractivo ideológico; más bien, la pregunta
la suma de sus partes componentes (partes), e incorpora algún elemento de se relaciona con el papel sistémico del partido en particular, y en qué medida su
comprensión del modo de interacción entre estas partes. Sartori (1976: 43-4) presencia o ausencia podría alterar la dirección de la competencia en el sistema o
ofrece la definición más clara: el proceso de formación del gobierno.

El concepto de sistema no tiene sentido, para fines de investigación científica, a Por lo tanto, el cambio en el sistema de partidos podría ocurrir cuando, como
menos que (i) el sistema muestre propiedades que no pertenezcan a una resultado de cambios ideológicos, estratégicos o electorales, haya una
consideración separada de sus elementos componentes y (ii) el sistema resulte de transformación de la dirección de la competencia o de la fórmula gobernante. Si,
las interacciones modeladas de, y consista en ellas, de sus partes componentes, lo por otro lado, el cambio implica simplemente la realineación de las bases sociales
que implica que tales interacciones proporcionan los límites, o al menos el límite, del apoyo de los partidos, o la aparición de un nuevo conjunto de problemas, al
del sistema. . . Las partes hacen un 'sistema', entonces, solo cuando son partes (en tiempo que deja el patrón de competencia esencialmente intacto, esto no se puede
plural); y un sistema de partidos es precisamente el sistema de interacciones que considerar de gran importancia. Al menos en términos del sistema de partidos.
resulta de la competencia entre partidos.
Volvamos, pues, a la cuestión de la clasificación de los sistemas de partidos.
Una vez que se ha establecido la naturaleza de lo que constituye un sistema de Volviendo al enfoque propio de Sartori (1976), por ejemplo, se puede sugerir que
partidos, entonces es posible identificar diferentes tipos de sistemas de partidos y, la aparición / desaparición de una parte conlleva un cambio en el sistema de
por lo tanto, especificar criterios que permitan determinar si un sistema dado ha partidos cuando se modifica el número de partes relevantes en la medida en que
cambiado de un tipo a otro. De alguna manera, esto nos puede llevar a la definición cambia el sistema de partidos en cuestión, por ejemplo, la clase de pluralismo
más simple y clara: el cambio del sistema de parte se produce cuando un sistema limitado a, digamos, la clase de pluralismo extremo. Por otro lado, se puede
de parte se transforma de una clase o tipo de sistema de parte en otra. Sin duda, el argumentar que incluso este nivel de cambio es insuficiente para constituir un
modo de clasificación de los sistemas de partido es bastante controvertido, y es cambio del sistema, a menos que también implique una extensión o abreviatura de
probable que el cambio definido de esta manera sea un fenómeno relativamente la amplitud de la polarización ideológica. Por lo tanto, la desaparición de uno de
infrecuente. Sin embargo, tal enfoque disfruta de las ventajas de criterios estrictos los partidos antisistema relevantes de un sistema de pluralismo polarizado podría
y conclusiones bastante ambiguas. En resumen, ofrece una forma de sortear el considerarse suficiente para erradicar la existencia de oposiciones bilaterales,
atolladero. reducir el nivel de polarización, fomentar el surgimiento de la competencia
centrípeta y transformar así el sistema en uno solo. De pluralismo moderado. A la
Este enfoque también tiene la ventaja de que nos permite relacionar el cambio de inversa, la aparición de un nuevo partido antisistema, como el Frente Nacional
parte con el cambio de sistema de parte; es decir, nos permite evaluar si la Francés, podría considerarse una prueba suficiente de la existencia de oposiciones
aparición o desaparición de una parte, que es el caso más inequívoco de cambio bilaterales y de la máxima polarización ideológica, por lo que posiblemente se
de parte, resulta en un cambio en el sistema de partes. ¿Cuándo es este el caso? cambie la dirección de la competencia y se transforme así el sistema de partidos
¿En qué momento se puede decir que ha surgido un nuevo sistema de partidos? francés. De uno de pluralismo moderado a uno de pluralismo polarizado. En
ningún caso, sin embargo, podríamos atribuir mucha importancia a la aparición o
En un nivel, la respuesta parece ser directa: el cambio en el núcleo de un sistema desaparición de una pequeña parte central.
de partidos es relevante; El cambio en los márgenes no lo es. Por ejemplo, la
sustitución de un partido socialista de izquierda por un nuevo partido de ecología
23

Estos son cambios indiscutiblemente relevantes, y también son fácilmente VOLATILIDAD ELECTORAL Y CAMBIO DE LIMPIEZA
notables y categorizados. Sin embargo, otros casos son más problemáticos. Por
ejemplo, Sartori (1976: 192-201) define un sistema de partido predominante como Como se señaló anteriormente, la literatura contemporánea está repleta de
uno en el que el partido mayor es apoyado constantemente por una mayoría de referencias a la transformación de la política de Europa occidental, referencias que
votantes que gana. Como tal, como él mismo admite (Sartori, 1976: 196), es un con frecuencia confunden las nociones de cambio de partido, por un lado, y el
tipo de sistema de partidos que puede dejar de existir en cualquier momento: la cambio de sistema de partidos, por otro. Más específicamente, el énfasis en el
pérdida de una cierta proporción de votos o escaños es suficiente para transformar cambio electoral, que ha ocupado la mayor parte de la atención académica reciente,
el sistema de partidos en uno. De pluralismo moderado o lo que sea. Aquí, el y que en la mayoría de los casos se refiere a solo un aspecto particular del cambio
cambio puede no parecer trascendental y, de hecho, puede ser el resultado de un de partido, generalmente se ha extendido para implicar el cambio en los sistemas
nivel mínimo de volatilidad electoral. Sin embargo, siguiendo a Sartori, incluso un de partidos en general, y el cambio En particular, en la estructura de escisión.
cambio tan pequeño puede indicar un cambio del sistema de partidos como tal. Lo
mismo es obviamente cierto si los criterios para el cambio están vinculados a la El razonamiento aquí es tanto directo como indirecto. Primero, tomando los
clasificación de los sistemas de partidos de Blondel (1968), que depende casi argumentos directos, se sugiere que el cambio electoral, ya sea a nivel agregado o
exclusivamente de la distribución agregada del apoyo electoral. individual, conduce al cambio del sistema de partidos. Los problemas
involucrados en tal razonamiento ya se han discutido anteriormente, y no necesitan
En resumen, a pesar de la multiplicidad de síntomas citados en la literatura, parece ser ensayados nuevamente. En resumen, he argumentado que, hablando
posible especificar al menos criterios mínimos para una definición de cambio en estrictamente, el cambio electoral debería verse como un cambio en el sistema de
el sistema de partidos de una manera que no sea evidente en el caso del cambio de partidos solo cuando se produce un cambio de un tipo de sistema de partidos a
partido.2 En la medida en que las discusiones del primero están vinculadas a las otro. En algunos casos, como en el sistema de partidos predominante, incluso un
clasificaciones aceptadas, entonces la esencia de un sistema de partido particular cambio electoral muy pequeño puede requerir tal reclasificación. En otros casos,
puede ser destilada, y la pregunta de cambio versus continuidad puede ser sin embargo, el asunto es más complejo, y puede ser solo a través de la aparición
respondida de manera bastante inequívoca. En el caso del cambio de partido, por o desaparición de un partido que, a su vez, alterará la dirección de la competencia,
otro lado, la esencia es esquiva, y es difícil determinar si un partido realmente ha el cambio electoral también puede implicar un cambio en el sistema de partidos.
cambiado, o se ha convertido en un nuevo partido, o lo que sea. Sin duda, en este En otras palabras, la ubicación del cambio electoral es crucial, como lo es el papel
caso también se puede relacionar la cuestión del cambio con las clasificaciones sistémico del partido o partidos afectados (Mair, 1983).
aceptadas. Por lo tanto, siguiendo a Kirchheimer (1966), por ejemplo, se puede
hablar de un partido tout court cambiando de un partido de integración masiva a En segundo lugar, está el argumento indirecto. Aquí, el cambio electoral se ve
un partido de la captura total; o, siguiendo a Duverger (1954), se puede hablar de como un síntoma del cambio en el sistema de división y esto, a su vez, parece
un partido de masas que se convierte en un partido de cuadro; o, siguiendo a implicar una transformación del sistema de partidos: cambio electoral - cambio de
Daalder (1984), se puede hablar de un partido agrario que se convierte en un división = cambio de sistema de partidos. Las dificultades con esta línea de
partido central. Aquí, sin embargo, las clasificaciones en sí mismas son bastante razonamiento son manifiestas. La primera y más evidente dificultad ha sido
ambiguas, ya que las tipologías de las partes no han estado sujetas al rigor asociado resaltada por Gordon Smith (1988: 3), quien aborda el segundo enlace en esta
con la elaboración de las tipologías de los sistemas de partidos, con el resultado de ecuación, y quién cuestiona si las divisiones deberían realmente considerarse de
que los criterios estrictos concernientes a lo que constituye una parte 'catch-all', o relevancia sistémica. Como sugiere, por lo que admite ser una posición 'herética':
un partido "masivo", o un partido "central" no son fáciles de concebir. Las
dificultades persisten y, por lo tanto, inevitablemente, las discusiones sobre el La estructura de división se relaciona con la composición social del apoyo que
cambio de partido continuarán evitando la cuestión del cambio de partido real corresponde a las partes individuales, no al 'sistema', no es si seguimos una
como tal y se centrarán en aquellos procesos de cambio en curso que caracterizan definición basada en la interacción. Las divisiones sociales y los cambios en ellas,
aspectos particulares de los partidos. naturalmente, tienen importantes consecuencias para el sistema en su conjunto,
pero esos efectos se registran a través de otras dimensiones: afectan el número y
24

el tamaño relativo de las partes, el grado / intensidad de la polarización, la claramente variaron significativamente en su impacto en diferentes estados
volatilidad de El sistema de partidos. Este punto de vista es discutible, ya que nacionales.
implica que se debe trazar una línea más clara entre el estudio de los partidos y sus
electores por un lado y los sistemas de partidos por el otro. Pero si no se establece Las otras dos divisiones derivadas de la Revolución Industrial en la Europa
ninguna línea, se hace difícil encontrar límites aceptables en cuanto a lo que se moderna, y las oposiciones cristalizadas entre los antiguos intereses terratenientes
debe poner en discusión. y los nuevos industriales por un lado, y los dueños del capital y la nueva clase
trabajadora por el otro. Estas divisiones también debían tener un efecto profundo
El argumento de Smith, de que el cambio de división no puede en sí mismo en el patrón de la política de masas después de la democratización, pero mientras
implicar un cambio en el sistema de partidos, es interesante y provocativo; dicho que los conflictos que involucran a la economía primaria frente a la secundaria,
esto, sin embargo, también implica inevitablemente abrir otra caja de Pandora que, como los de centro versus periferia e Iglesia versus estado, variaron
por ahora, es mejor que permanezca cerrada. Por lo tanto, para los propósitos de significativamente entre los diferentes estados nación, el conflicto de propietarios
este capítulo, parece más fructífero desafiar esta línea de razonamiento indirecto contra trabajadores fue para demostrar ser 'más uniformemente divisivo' (Lipset y
desde otra perspectiva, y esto es al observar el primer eslabón de la ecuación, que Rokkan, 1967: 21), con movimientos de trabajadores movilizándose en cada una
relaciona el cambio electoral con el cambio de división. de las democracias europeas modernas.

En otras palabras, si, en común con la mayoría de las interpretaciones y con Smith, Este complejo de divisiones, que surgieron en diferentes formas como lo hizo en
aceptamos que el cambio de división implica un cambio en el sistema de partidos, toda Europa, explicaron en gran medida la variación entre los sistemas de partidos
¿es razonable suponer que el cambio electoral implica un cambio de división? Este que se desarrollaron a raíz del sufragio universal y, lo que es más importante,
es ciertamente el supuesto que subyace en gran parte del énfasis contemporáneo establecieron una serie de parámetros que resultaron notablemente duraderos. La
sobre el cambio en los sistemas de partidos de Europa occidental, en el sentido de introducción del sufragio universal de la humanidad a principios del siglo XX
que las recientes olas de volatilidad electoral que han experimentado muchos de demostró ser el catalizador crucial que, por así decirlo, "congela" estas estructuras
los países de Europa occidental se han interpretado explícitamente como una de división en su lugar, institucionalizando un lenguaje político que debía ser más
indicación de la disminución del escote. Sin embargo, la pregunta sigue siendo si o menos inmutable. Por lo tanto, incluso en la década de 1960, cuando Lipset y
esta interpretación es válida. Rokkan estaban escribiendo, las estructuras de escisión eran todavía demasiado
evidentes. Su análisis puede haberse detenido en la década de 1920, pero, como
Prueba de Lipset y Rokkan argumentaron, había pocas razones para continuar más allá de ese punto, ya que
los sistemas de partidos de la década de 1960 reflejan, con pocas pero
El reconocimiento de la importancia de la estructura de división subyacente en la significativas excepciones, las estructuras de división de la década de 1920. . . [L]
política de Europa occidental se deriva principalmente de los esfuerzos pioneros a alternativas del partido, y en muchos casos, las organizaciones del partido son
de Stein Rokkan para trazar los amplios parámetros macrohistóricos del desarrollo más antiguas que las mayorías de los electorados nacionales (Lipset y Rokkan,
político europeo (Lipset y Rokkan, 1967; Rokkan, 1970). Según Rokkan, la 1967: 50).
política de masas en la Europa moderna ha sido estructurada por cuatro grandes
divisiones. Dos de estas divisiones, que fueron las primeras en términos Las razones de tal persistencia o “congelación” son complejas, y ni el ensayo de
cronológicos, se derivaron de las revoluciones nacionales en la Europa moderna, Lipset-Rokkan ni el trabajo posterior de Rokkan encontraron el alcance necesario
cuando las culturas centrales de la construcción de la nación entraron en conflicto para explorar este aspecto más a fondo (aunque véase Sartori, 1969; Alford y
con las culturas de sujeto periféricas, por un lado, y con los privilegios Friedland, 1974; Rokkan, 1977; ver también el Capítulo 1 arriba). Sin embargo,
corporativos de la Iglesia en general. Por otro lado. Las dos divisiones que un elemento crucial del proceso fue la noción de lo que Lipset y Rokkan (1967:
surgieron de este proceso (centro versus periferia / sujeto versus cultura 51) definieron como "el estrechamiento del" mercado de apoyo ", por el cual las
dominante, e Iglesia versus estado) tendrían un profundo efecto en el patrón de la organizaciones partidarias que se desarrollaron en torno a estas divisiones
política de masas a medida que surgía después de la democratización, aunque cruciales se afianzaron a través de la movilización masiva. Tras la extensión de la
25

franquicia y, mediante la incorporación de prácticamente todo el electorado del partido y una disminución en el vínculo popular (Flanagan y Dalton, 1984: 8-
'movilizable', se anticipó la aparición de alineaciones alternativas. 10). Los autores luego sostienen (p. 10) que tal patrón es evidente en el caso de la
división de clases:
Así, el cierre del mercado electoral y la capacidad duradera de las divisiones para
estructurar el comportamiento político dejaron poco espacio para el surgimiento A lo largo de la posguerra, la división partidista dominante en la mayoría de las
de nuevas divisiones o nuevas políticas. Sin duda, no se implicaba una democracias occidentales distinguió entre la clase obrera y los partidos burgueses.
inmutabilidad total. El 'mercado de soporte' puede no haberse reducido Recientemente, sin embargo, ha habido signos crecientes de que esta división de
completamente; ciertas preocupaciones electorales siempre se mantendrían al la clase dominante también puede estar moviéndose hacia el eclipse. . . [L] os
margen, y los problemas que se derivaron de las grandes divisiones sin duda contribuyentes al Cambio Electoral reunieron pruebas convincentes [de la
crecerán y disminuirán con el tiempo. En general, sin embargo, y especialmente encuesta] de que la división tradicional de clase media / clase trabajadora se está
en el largo plazo, la estructura de división mantuvo un profundo impacto en las debilitando.
predisposiciones partidistas, y siguió existiendo un poderoso sesgo a favor de las
alternativas de los partidos que se movilizaron a lo largo de las divisiones de Dalton y sus colegas también ven señales de la aparición de nuevas divisiones
división. Más significativamente, el sufragio universal y la incorporación final de derivadas de una nueva revolución: la revolución postindustrial. Estas nuevas
todos los adultos en el proceso democrático dejaron poco o ningún margen para la divisiones, observables a través de datos de encuestas, desafían a los defensores
movilización de nuevas divisiones, y por lo tanto, en este sentido crucial, los del orden industrial establecido contra quienes apoyan los objetivos de la nueva
parámetros se mantuvieron como lo habían sido en la década de 1920. política; trabajadores manuales contra trabajadores del conocimiento; el sector
público contra el sector privado, y así sucesivamente (Dalton et al, 19846: 455-7).
El énfasis en el cambio electoral en la literatura contemporánea se lee ahora como Aunque admitiendo que 'cualquiera de las nuevas divisiones sociales. . . deben
portador de una revisión sustancial de este punto de vista, ya que parece difícil atravesar muchos obstáculos antes de integrarse en el proceso político, "también
cuadrar la evidencia más reciente de la volatilidad electoral con una teoría que ven señales claras de que 'la estructura de los sistemas de partidos democráticos,
enfatiza la persistencia de las divisiones y la "congelación" del partido. Sistemas congelada durante gran parte de nuestras vidas, está empezando a derretirse'
La evidencia de la encuesta, que apunta tanto a un aflojamiento de los vínculos (Dalton et al, 1984Z>: 457, 460). Sus puntos de vista son repetidos por Inglehart
electorales como a una disminución generalizada de los vínculos afectivos hacia (1984: 26):
los partidos, también parece ir en contra del énfasis en la persistencia.
En un grado considerable, Lipset y Rokkan tuvieron razón al hablar de un
Por lo tanto, por ejemplo, las referencias generalizadas a la escisión disminuyen y 'congelamiento de alineaciones de partidos' que se remonta a una era en la que se
la posible aparición de nuevas divisiones en el trabajo de Dalton y sus colegas establecieron los sistemas modernos, de partidos en masa. Si bien los
(1984a). En un artículo separado derivado del proyecto, por ejemplo, Flanagan y alineamientos de los partidos políticos profundamente arraigados siguen
Dalton (1984: 8) vinculan explícitamente su trabajo a una prueba de la tesis Lipset- configurando el comportamiento electoral en muchos países, ya no reflejan las
Rokkan, vinculando el cambio electoral al declive del escote y desde allí al cambio fuerzas con mayor probabilidad de movilizar a las personas para que se vuelvan
del sistema de partidos en eso, como señalan que "dentro de una década, la políticamente activas.
principal pregunta de investigación ha cambiado de explicar la persistencia de los
sistemas de partidos a explicar su inestabilidad y volatilidad". La utilidad de los Por lo tanto, estos diversos datos sugieren que, si bien la clase y otras divisiones
datos de la encuesta en el análisis de la persistencia de la escisión también se tradicionales conservan un profundo impacto en el comportamiento electoral, su
enfatiza, ya que tales datos pueden aprovechar el "patrón cíclico" crucial inherente impacto se ha debilitado tanto por la edad como por el cambio de las condiciones
al desarrollo de cualquier escisión, por lo que la brecha se polariza fuertemente sociales. Una nueva sociedad, una sociedad postindustrial, está emergiendo en el
cuando se moviliza por primera vez, luego se caracteriza por la convergencia y, capitalismo avanzado que, a su vez, actuará como el presagio de nuevos patrones
finalmente, a medida que se institucionaliza, genera menos compromiso entre el de escisión que eventualmente desplazarán las alineaciones tradicionales.
público en general, lo que resulta en un envejecimiento del patrón de alineación
26

Los argumentos también parecen bastante convincentes. Se basan en datos que Los hallazgos empíricos de Rose y Urwin, que apoyaban la hipótesis nula, no son
ofrecen un nivel de detalle que no está disponible a partir del análisis electoral de interés inmediato aquí. Lo que es relevante, sin embargo, es el vínculo explícito
agregado, representan tendencias comunes a una amplia variedad de países y, en que dibujaron entre la teoría Lipset-Rokkan, por una parte, y la suerte electoral de
general, se desarrollan con inmenso rigor. Dicho esto, también sufren de un los partidos individuales, por otra. Si el apoyo del partido se mantuvo
inmenso inconveniente, y esa es la inevitable restricción del tiempo. El análisis de razonablemente estable, el argumento continuó, entonces la teoría de Lipset y
la encuesta es el resultado de finales de los años sesenta y setenta y, al final, la Rokkan se mantuvo; sin embargo, si el apoyo del partido resultó volátil, la teoría
información que proporciona sobre la base social del apoyo partidista, el patrón de ya no podría considerarse válida. Este vínculo crucial se ha mantenido en la
actitudes afectivas y los vínculos entre los ciudadanos y las organizaciones literatura posterior que analiza los patrones electorales agregados, aunque, en esta
políticas, sigue siendo información contemporánea. Las tendencias pueden ser literatura más reciente, el énfasis está en el cambio más que en la persistencia.
evidentes, pero se pueden rastrear solo a través de un período de tiempo limitado,
y la situación que ahora afecta solo se puede contrastar con la que prevaleció como Así, Wolinetz, por ejemplo, quien estaba principalmente preocupado por probar la
máximo quince o veinte años atrás. Sin duda, las tendencias a largo plazo pueden tesis de Kirchheimer sobre el desarrollo de los partidos generales, también reiteró
imputarse a través de contrastes entre diferentes grupos de edad; pero, en el mejor el vínculo Rose-Urwin entre las fortunas electorales agregadas de los partidos
de los casos, siguen siendo estimaciones y carecemos de datos genuinamente individuales y la teoría de Lipset-Rokkan. Para Wolinetz (1979: 7-8; véase
equivalentes de generaciones anteriores. En resumen, hay un grave problema de también Kirchheimer, 1966), Rose y Urwin llegaron a la "misma conclusión" que
perspectiva. Lipset y Rokkan, aunque, como él señaló, la volatilidad electoral subsiguiente
significaba que, a mediados de 1970, la imagen se había vuelto diferente. Un
La evidencia de datos agregados estudio más reciente realizado por Pedersen (1983) también ha subrayado un
vínculo explícito entre el cambio electoral agregado y la teoría de Lipset-Rokkan.
De ahí la necesidad de recurrir a datos electorales agregados que, aunque son Al comentar sobre la evidencia de una mayor volatilidad electoral y tomar como
menos informativos, ofrecen una perspectiva necesaria a largo plazo. De ahí punto de partida la teoría de Lipset-Rokkan, señala (34-5):
también la necesidad de volver al análisis seminal de Rose y Urwin (1970), que
fue el primer estudio que utilizó datos electorales agregados para probar la teoría Durante la década de 1960, los científicos políticos sostuvieron ampliamente que
de Lipset-Rokkan. los sistemas de partidos europeos eran estructuras inherentemente estables que,
con algunas excepciones, reflejaban las estructuras de división social del pasado.
Rose y Urwin (1970: 287-8) postulan su análisis en el contexto de cuatro teorías . . La historia política reciente, sin embargo, ha producido algunos eventos bastante
distintas de las propiedades dinámicas de los partidos y los sistemas de partidos: inesperados que hacen que sea algo difícil reconciliar la visión teórica y las
los que enfatizan las tendencias evolutivas; los que enfatizan las tendencias realidades empíricas. . . [y que] parecen indicar que, incluso si los sistemas de
seculares; los que enfatizan un equilibrio estático; y aquellos que enfatizan la partidos todavía pueden reflejar las estructuras de división tradicionales en la
constancia de la fuerza del partido, "la hipótesis nula", que asocian con Lipset y sociedad, las excepciones significativas de las que Rokkan y Lipset estaban
Rokkan. Luego continúan elaborando tres hipótesis comprobables con respecto a hablando ya no son pocas, sino que constituyen una parte más grande y creciente
esta 'hipótesis nula': 'es menos probable que los partidos antiguos (es decir, antes de todos los partidos europeos. Sistemas
de 1914) tengan su tendencia de voto a la baja'; "los partidos antiguos tienen menos
probabilidades de que su voto muestre una tendencia significativa"; y 'cuanto más Luego, Pedersen avanza para fundamentar esta posición, informando las
antiguo sea el partido, más firme debe ser su voto'; todo se basa en que 'Lipset y tendencias en un índice resumido de la volatilidad del sistema de partidos para
Rokkan han argumentado que los sistemas de partidos de las naciones occidentales demostrar un patrón general de cambio. Maguire (1983) también confirma estos
tendían a ser "congelados" por divisiones establecidas en el momento de la patrones, que reproduce y actualiza el estudio de Rose-Urwin, una vez que
promulgación del sufragio universal, dado que los partidos ya habían organizado presenta las pruebas en el contexto de la hipótesis de congelación, y concluye a
grandes bloques del electorado' (Rose y Urwin, 1970: 296). partir de los datos más recientes que "está claro que los sistemas de partidos
27

europeos no pueden". Ahora se considerarán como estructuras inherentemente


estables "(Maguire, 1983: 92). Gran parte de la misma conclusión es alcanzada por el extenso análisis de Shamir
(1984) de los patrones de cambio y estabilidad, que es el segundo estudio
Cada uno de estos estudios citados limitó el análisis a las tendencias electorales de importante que va más allá de la perspectiva de posguerra relativamente a corto
la posguerra, y hubo poca ambigüedad en sus hallazgos respectivos: el apoyo del plazo. En este caso, la perspectiva es incluso más larga que la adoptada por Ersson
partido se mantuvo más o menos estable desde finales de los años cuarenta hasta y Lane y, en muchos casos, las tendencias se remontan al siglo XIX. Como indica
finales de los sesenta, confirmando así la hipótesis de congelación, mientras que el título del estudio, la intención explícita de Shamir es probar la hipótesis de
los años setenta Había presenciado un aumento considerable en las fluctuaciones Lipset-Rokkan y, al igual que con Rose y Urwin, Wolinetz, Pedersen, Maguire, y
electorales, desafiando así la hipótesis. Sin embargo, incluso aquí, es evidente que Ersson y Lane, la evidencia aducida se relaciona principalmente con el
sigue habiendo un problema de perspectiva. rendimiento electoral agregado de partidos a lo largo del tiempo. Aunque, como
Ersson y Lane, también se incorporan datos sobre la polarización ideológica,
Las décadas de 1970 y 1980 son claramente diferentes, y en este sentido, los datos Shamir (1984: 39) enfatiza que "la noción de congelación de los sistemas de
agregados son compatibles con las conclusiones que se extraen de los análisis de partidos se ha tomado con mayor frecuencia para referirse a las unidades del
la encuesta; pero el período contemporáneo es diferente solo con respecto a los partido que comprenden el sistema, la estabilidad del apoyo". Para esas partes, y
años cincuenta y sesenta, y es difícil saber qué patrón constituye la norma. Si la las dimensiones de escisión que delinean el sistema’. Según Shamir, dos modelos
volatilidad es la excepción, entonces tal vez podamos concluir que la hipótesis de alternativos pueden derivarse de la teoría de Lipset-Rokkan. El primero de estos
congelación ya no es cierta (pero incluso esto es discutible, como mostraremos implica la ausencia completa de cambio en los sistemas de partidos, lo que, afirma
más adelante). Si, por otro lado, el período de "estado estable" de los años 50 y 60 Shamir, es una expectativa irreal. El segundo modelo, que es más realista, implica
es la excepción, y la volatilidad es la norma, ¿debemos entonces concluir que la la existencia de un equilibrio estable, donde los cambios a corto plazo coexisten
hipótesis de congelación nunca se mantuvo? con la estabilidad a largo plazo, y donde no se produce ningún cambio significativo
que no sea predecible sobre la base de observaciones pasadas. Sin embargo, en el
Lo que se necesitaba, por lo tanto, era evidencia que se remontara a los comienzos caso, los datos no respaldan ninguno de los dos modelos: la mayoría de los
de la política de masas y que, al menos, incorpore datos de la década de 1920, sistemas de partidos no evidencian una mayor estabilidad luego del período en el
cuando supuestamente ocurrió el proceso de liberación. Este es el enfoque más que supuestamente fueron institucionalizados, y por lo tanto, no pueden
significativo adoptado por dos estudios de patrones electorales agregados. En el considerarse como estables y no como congelados. La hipótesis de la congelación.
primero de ellos, Ersson y Lane (1982; ver también Lane y Ersson, 1987: 94-132) . . tiene que ser rechazado '(Shamir, 1984: 70).
evalúan el amplio abanico de tendencias electorales desde principios de la década
de 1920, ubicando nuevamente su análisis en el contexto de Lipset-Rokkan El A primera vista, por lo tanto, esta evidencia empírica acumulada ofrece poco para
argumento y los hallazgos de Rose y Urwin, y nuevamente, como en la literatura sostener la teoría de Lipset-Rokkan. Las tendencias de posguerra en el apoyo
más reciente, encuentran que "la hipótesis ampliamente aceptada de que los partidario agregado sugieren que, incluso si la tesis era válida hasta fines de la
sistemas de partidos de Europa occidental no se caracterizan por ningún cambio o década de 1960 (Rose y Urwin, 1970), la volatilidad de las décadas de 1970 y 1980
estabilidad no está de acuerdo con los datos" (Ersson y Lane, 1982: 93). En este ha socavado su relevancia continua (Wolinetz, 1979; Pedersen, 1983 Maguire,
caso, sin embargo, el lapso de tiempo más prolongado concede a los hallazgos un 1983). Las tendencias agregadas a largo plazo son aún más perjudiciales, ya que
peso significativamente mayor, ya que la evidencia de inestabilidad es evidente indican un patrón prolongado de inestabilidad que se remonta a la década de 1920
durante todo el período desde la década de 1920, con una inestabilidad aún más (Ersson y Lane, 1982) y más allá (Shamir, 1984).
pronunciada durante los años de entreguerras. Por lo tanto, la volatilidad reciente
de la década de 1970 no solo desafía la validez continua de la hipótesis de Lipset- En resumen, las tendencias observadas en el apoyo electoral agregado para los
Rokkan, sino que el análisis a más largo plazo también sugiere que la hipótesis partidos políticos en Europa occidental son incompatibles con la tesis Lipset-
nunca tuvo mucha validez en primer lugar. Los sistemas de partidos nunca han Rokkan. Hay dos posibles implicaciones que pueden extraerse de esta declaración.
sido particularmente estables, y por lo tanto la congelación ha sido exagerada. Primero, la tesis de Lipset-Rokkan es incorrecta; por muy útil que sea, en términos
28

de su contribución a nuestra comprensión de los procesos por los cuales se particulares de competencia no representa en sí misma un escote. Este punto se
estructuraron los sistemas de las partes, su énfasis en la persistencia o la puede aclarar cuando se toma el ejemplo de la competencia entre los partidos
congelación fue esencialmente erróneo. O segundo, las medidas de tendencias socialistas y los partidos comunistas, un conflicto que ha estado presente en
electorales agregadas que se han adoptado en la literatura son indicadores diversos grados a lo largo del siglo XX en Europa. No hace falta decir que aunque
inadecuados de la tesis original y, por lo tanto, no indican un cambio en el sistema este conflicto entre las partes es significativo, ciertamente no representa una
de partidos, al menos en el sentido previsto. división distinta. Si bien los partidos socialistas y comunistas juntos representan
un lado de una línea divisoria de división, que entre los trabajadores y los
Partidos y escotes empleadores, su disputa interna es claramente de un orden diferente. Así, como
señalan Lipset y Rokkan (1967: 48):
Permanezcamos con la segunda alternativa por el momento, sobre todo porque las
implicaciones de la primera parecen bastante drásticas, y observemos las medidas Las condiciones para el desarrollo de partidos distintivos de la clase trabajadora
que han sido adoptadas por los autores citados anteriormente. Todos comparten variaron notablemente de un país a otro dentro de Europa. Estas diferencias
una característica común: si bien estos autores utilizan una variedad de índices surgieron mucho antes de la Primera Guerra Mundial. La Revolución rusa no
diferentes, al final cada uno se basa en medidas de persistencia / cambio en el generó nuevas divisiones, sino que simplemente acentuó las líneas de división
soporte agregado para las partes individuales. Ya sea el índice de fraccionamiento establecidas hace mucho tiempo dentro de la élite de la clase trabajadora.
de Rae (1971) (Wolinetz, Ersson y Lane, Shamir) o las tendencias simples en el
apoyo a partidos; es decir, la regresión del voto de un partido contra el tiempo Poner estos puntos juntos sugiere una distinción importante entre la organización
(Rose y Urwin, Maguire); o medidas de volatilidad o fluctuación (Pedersen, del partido individual, por un lado, y la expresión organizada de la división, por el
Ersson y Lane, Shamir), la unidad de análisis es la organización individual del otro, en que este último es capaz de incorporar más de un partido. En otras
partido.4 Aquí es donde puede estar el problema esencial, ya que hay poco que palabras, no existe una correspondencia unívoca simple entre una organización de
sugiera que la teoría de Lipset-Rokkan puede Estar atado tan explícitamente a las partido individual y la presencia de una división, ya que si bien la relevancia
fortunas de los partidos individuales. De hecho, como Lybeck (1985: 109) enfatiza política de esta última requiere la expresión en alguna forma de organización
claramente, "en realidad no hay nada en la formulación original de Lipset-Rokkan política, tal organización política puede incluir dos o más partidos compitiendo
que indique que creían que la fracción de apoyo electoral que va a un partido por más o menos la misma circunscripción. Así, mientras que las partes
debería ser constante". individuales pueden subir y bajar, las principales "alternativas" pueden persistir.
En Francia, por ejemplo, a pesar de la marcada fragmentación organizativa tanto
Es necesario recordar que la pregunta principal abordada por Lipset y Rokkan en el nivel de articulación del interés como en el nivel de las partes. . . ningún
(1967: 1) no se refería a las partes como tales, sino a "las condiciones para el analista de la política francesa duda mucho acerca de las continuidades
desarrollo de un sistema estable de escisión y oposiciones en la vida política subyacentes del sentimiento y la identificación en la derecha, no menos que en la
nacional", de las cuales Los partidos eran la expresión organizada. En una etapa izquierda del espectro político '(Lipset y Rokkan, 1967: 53).
de su análisis, por ejemplo, hay una referencia reveladora a "los tres casos de
Francia, Alemania e Italia [donde] las continuidades en las alternativas son tan En resumen, la evidencia de persistencia en las primeras décadas de la posguerra
sorprendentes como las interrupciones en sus expresiones organizativas" (Lipset y y de la inestabilidad desde fines de la década de 1960, así como en los años de
Rokkan, 1967: 52-3). La sustancia de esta distinción entre "las alternativas" y "sus entreguerras, apunta a poco más que la persistencia electoral o el cambio a nivel
expresiones organizativas" no es de importancia inmediata aquí; Lo relevante es del partido individual. Por lo tanto, si el partido A gana, el partido B pierde y el
que en primer lugar se hace una distinción. En segundo lugar, y de manera más partido C sigue siendo el mismo, el índice de inestabilidad es el mismo que si el
crucial, Lipset y Rokkan en ninguna parte implican una correspondencia inevitable partido B hubiera ganado, el partido C hubiera perdido y el partido A hubiera
entre el conflicto entre las partes, por una parte, y la representación de una línea permanecido igual, aunque el partido A pudiera organizarse en el mismo 'lado' de
divisoria de escisión, por la otra. Mientras que un escote dará lugar a una división como la parte B, y en el 'lado' opuesto a la parte C (vea también el
organizaciones de partidos que compiten entre sí, la presencia de patrones Capítulo 2 más arriba). Más específicamente, ninguno de los índices de cambio
29

electoral utilizado en la literatura anterior puede distinguir entre los cambios entre Una vez más, dado el énfasis en el cambio electoral en la literatura contemporánea,
los aliados de la división por un lado y entre los oponentes de la división por el nos quedamos con una serie de preguntas clave sin respuesta. ¿En qué punto la
otro. Si un partido comunista cede los votos a un partido socialista, por ejemplo, volatilidad se vuelve importante? ¿Calificamos como niveles significativos de
mientras que el voto de izquierda en general permanece estable, y la Europa volatilidad por encima del 5 por ciento, por encima del 10 por ciento, o solo por
occidental contemporánea está ahora repleta de tales ejemplos, se vería que el encima del 15 por ciento? Dado el punto de Shamir de que la estabilidad electoral
cambio tiene un peso equivalente a una situación en la que tanto los comunistas total es una expectativa irreal, ¿cuáles son los puntos de corte más allá de los cuales
como los comunistas. Los partidos socialistas habían cedido los votos a la derecha. se puede ver que la volatilidad refleja un cambio significativo en el partido (si no
Ambas situaciones reflejarían la inestabilidad electoral, pero está claro que solo en el sistema de partidos)? ¿Deberían establecerse tales puntos de corte en
esta última refleja inestabilidad de "escisión". De ahí la dificultad involucrada en términos absolutos, o deberían ser relativos al país o período individual? Por
traducir la evidencia del cambio electoral en evidencia del cambio de escisión; los último, ¿es necesario distinguir entre elecciones volátiles puntuales y una
dos no tienen por qué coincidir. Por supuesto, como se señaló anteriormente, es secuencia de elecciones volátiles?
también evidente que existen dificultades para traducir la evidencia del cambio de
división en evidencia del cambio del sistema de partidos. El problema de los puntos de corte se vuelve particularmente agudo una vez que
se reconoce que existe un claro sesgo hacia la estabilidad electoral agregada en la
En resumen, el supuesto general que vincula la volatilidad electoral con la historia de la política de masas en Europa occidental. En teoría, el índice Pedersen
inestabilidad sistémica debe estar sujeto a serias calificaciones. En su forma puede variar de 0 (donde no hay un cambio agregado) a 100 (donde todos los
directa, es decir cambio electoral - cambio de sistema de partidos, las partidos existentes pierden todos sus votos y son reemplazados por partidos
calificaciones se derivan del tipo de sistema de partidos en cuestión y de la totalmente nuevos). Sin embargo, en la práctica, una encuesta de niveles de
ubicación del cambio electoral en sí. En su forma indirecta, es decir cambio volatilidad en 303 elecciones en trece países europeos entre 1885 y 1985 muestra
electoral - cambio de escisión - cambio en el sistema de partidos, las calificaciones que el rango real va de 0 a 32 (Alemania en 1920), con una media general de solo
se derivan de ambos conjuntos de vínculos: aquellos entre el cambio de escisión y 8,6. De hecho, como se puede ver en la Tabla 3.1, los niveles de volatilidad tienden
el cambio en el sistema de partidos, ya señalados por Smith (1988); y aquellos a agruparse en valores bastante bajos, con más de dos tercios de los casos
entre el cambio electoral y el cambio de división, que ahora se han discutido en registrando un nivel inferior a 10, y con solo el 11 por ciento registrando un nivel
detalle. Mientras que los diversos índices de cambio electoral agregado pueden superior a 15.
decirnos mucho acerca de la estabilidad / inestabilidad electoral en general,
parecen decirnos poco sobre la persistencia / decadencia de las divisiones. Y esto, Sin embargo, en contra de esto, se puede argumentar que incluso los niveles bajos
seguramente, es la verdadera carga de la hipótesis de congelación. de volatilidad adquieren un grado de significación si reflejan una tendencia
acumulada, en el sentido de que una secuencia de elecciones volátiles incluso bajas
¿CUÁNTO CAMBIO ELECTORAL? puede crear un cambio sustancial en el balance electoral general del sistema. . Una
elección altamente volátil, por otro lado, puede resultar relativamente
Esto no es negar la relevancia de la volatilidad electoral como tal. A pesar de las insignificante si es seguida por una segunda elección altamente volátil que restaura
dificultades involucradas en el tratamiento de la volatilidad como un indicador del el balance electoral partidista anterior.
declive de la división, el cambio electoral agregado, aunque solo sea en ciertas
circunstancias, es probable que tenga al menos alguna influencia en el alcance del En un esfuerzo por probar esta última proposición, la Tabla 3.2 presenta un
cambio en el sistema de partidos. Pero incluso si relajamos los criterios y desglose detallado de las 24 elecciones caracterizado por un nivel de volatilidad
olvidamos por el momento la posible necesidad de restringir las discusiones sobre superior a 17.2 (es decir, más del doble de la media general). El punto más
el cambio del sistema de partidos a aquellos casos en que hay un claro cambio de sorprendente a tener en cuenta sobre estas elecciones es que la mayoría (15 o 62.5
una clase o tipo de sistema de partidos a otro (ver más arriba), queda Problemas por ciento) ocurre en secuencia, y una minoría (9 o 37.5 por ciento) son elecciones
relacionados con el nivel en el que la volatilidad electoral importa. únicas. ¿Cómo interpretamos estos patrones secuenciales?
30

Hay dos explicaciones posibles para tal agrupamiento. Primero, como se sugirió que ver con la magnitud del cambio en el sistema de partidos, y en la medida en
anteriormente, puede ser que realmente estemos presenciando un proceso de que los criterios para especificar instancias de este último puedan aflojarse, es por
restauración, dentro del cual la repentina transformación reflejada en el alto nivel lo tanto alrededor de estos casos excepcionales de flujo electoral sostenido. Podría
de volatilidad en la primera de las elecciones secuenciales se corrige en las comenzar mejor a explorar las dimensiones del cambio del sistema de partidos.
siguientes elecciones volátiles, con Los partidos una vez perdedores recuperan su Sin duda, los casos de tal cambio serán inevitablemente menos frecuentes que los
fuerza electoral. En estas circunstancias, se podría considerar que el sistema de indicados en las Tablas 3.2 y 3.3; A nivel electoral, sin embargo, estos aparecen
partidos recibió un shock repentino, pero sin efectos duraderos.6 Si este fuera el como casos paradigmáticos y, como tales, merecen una mayor atención.
caso, entonces deberíamos esperar un nivel relativamente bajo de volatilidad neta
en las elecciones, lo que pone de relieve la secuencia de Elecciones altamente LAS BIAS ELECTORALES
volátiles. En el caso danés, por ejemplo, anticiparíamos que la volatilidad entre la
última elección antes de 1973 y la primera elección después de 1977 debería ser La fluctuación de los votantes, ya sea a nivel agregado o individual, y sea entre
sustancialmente más baja que en cualquiera de las elecciones intermedias. bloques de partidos o partidos individuales, es solo una de las dimensiones
potencialmente relevantes a lo largo de la cual se puede comenzar a entender el
La segunda y alternativa explicación, sin embargo, es que estamos presenciando cambio del sistema de partidos. Sin embargo, quizás inevitablemente,
un cambio más duradero en el equilibrio partidista, en el cual los partidos que particularmente cuando se aplica a nivel de la parte individual, es también el
experimentan grandes pérdidas (o mayores ganancias) en la primera de la aspecto que más atención ha recibido en la literatura reciente, al descuido de las
secuencia de elecciones encuentran que su erosión (o crecimiento) continúa a evaluaciones de cambio con respecto a otros aspectos, como, por ejemplo, Partido
partir de entonces. En este caso, la volatilidad neta calculada entre el par de ideológico, organizativo o estratégico.
elecciones paréntesis debe ser al menos tan alta como la que caracteriza a las
elecciones intermedias. Este sesgo electoral es ciertamente comprensible. Los resultados electorales se
tabulan fácilmente, los cambios a nivel electoral se comparan fácilmente en el
Estas explicaciones alternativas se prueban a través de los datos en la Tabla 3.3, tiempo y el espacio y, al final, el desempeño electoral es quizás el indicador clave
que informa los niveles de volatilidad en las elecciones paréntesis (tratándolas de la fortaleza del partido. Al mismo tiempo, sin embargo, este sesgo conlleva
como si fueran elecciones consecutivas). La evidencia es bastante inequívoca: en inevitablemente sus propios problemas. En particular, un énfasis en la dimensión
todos los casos (con la posible excepción de Dinamarca), la volatilidad en las electoral sugiere que solo se puede hablar de un partido o un cambio en el sistema
elecciones paréntesis sigue siendo relativamente alta, y en la mayoría de los casos de partidos si se observa un cambio electoral. Y en la medida en que este sea el
supera la de la elección más volátil en la secuencia intermedia. De estos datos se caso, entonces la ausencia de cambio electoral se vuelve interpretable solo en
desprende claramente que estas secuencias de elecciones altamente volátiles términos de estabilidad de partido o sistema de partidos. La posibilidad de que
reflejan cambios duraderos en el equilibrio partidista y que no ofrecen evidencia ocurra un cambio a pesar de la estabilidad electoral es, por lo tanto, ampliamente
real de ningún efecto restaurador. Además, como puede verse en la última columna descontada, como lo es, en gran medida, la noción total de partido o adaptación
de la Tabla, estos períodos también se caracterizan por la erosión o el crecimiento del sistema de partidos.
del apoyo de un número relativamente grande de partidos (de nuevo, el sistema
danés muy fragmentado puede considerarse una posible excepción). Este problema se agudiza cuando se intenta clasificar los sistemas de partidos
como estables o cambiantes. Restringir el enfoque a la dimensión electoral permite
En resumen, está claro que estos grupos de elecciones altamente volátiles indican una categorización particular; ampliar ese enfoque para tener en cuenta las
períodos de realineación electoral fundamental de los sistemas de partidos. dimensiones ideológicas, competitivas u organizativas puede dar resultados
Ninguna de estas secuencias ofrece evidencia real de una restauración del status bastante diferentes. En otras palabras, antes de que podamos determinar cuándo
quo. La aproximación más cercana a esta situación es la de Dinamarca en la década está cambiando el sistema de una parte, es necesario definir los parámetros a lo
de 1970, pero incluso aquí la volatilidad neta en las elecciones paréntesis es casi largo de los cuales se medirá el cambio.
del 20 por ciento. En la medida en que la volatilidad electoral agregada tenga algo
31

Para Kirchheimer, por ejemplo, el cambio en el sistema de partidos claramente análisis de 303 elecciones consecutivas en trece países europeos. 1885 y 1985 (ver
implicaba algo más que un simple cambio electoral agregado. En su ensayo arriba).
clásico, titulado apropiadamente La transformación de los sistemas de partidos de
Europa occidental, Kirchheimer (1966) desarrolló una tesis importante sobre el Sin duda, esta medida general de estabilidad electoral en el caso irlandés ignora
cambio en el sistema de partidos que, a todos los efectos, ignoró efectivamente la un grado considerable de fluctuación intermedia en los años intermedios. No
dimensión electoral. En este caso, la transformación de los sistemas de partidos obstante, al menos a nivel agregado, la impresión de continuidad, o al menos de
implicó un cambio a nivel de ideología, organización y competencia, y si bien ese restauración, es sorprendente, y la inevitable tentación en el caso irlandés es hablar
cambio provocaría inevitablemente una respuesta electoral (ver la interpretación de la estabilidad del sistema de partidos. Sin embargo, como revela una evaluación
del argumento de Kirchheimer en Wolinetz, 1979), tal respuesta no más cercana, tal conclusión es, en muchos sentidos, engañosa. En el nivel de la
necesariamente visible a nivel electoral, o al menos a nivel electoral agregado, organización, por ejemplo, los vínculos entre los partidos y los votantes se han
donde la adaptación podría asegurar el mantenimiento del equilibrio electoral transformado más allá del reconocimiento. Una transformación mayorista similar
agregado dado (Dittrich, 1983). ha ocurrido en el nivel de la ideología, con las preocupaciones sustantivas de las
partes y la naturaleza de sus apelaciones experimentando un cambio total en el mar
De hecho, se podría llegar a sugerir que la estabilidad electoral agregada podría a lo largo de este período de cincuenta años. Finalmente, en términos de la
deberse en gran parte a los procesos de cambio en otras dimensiones, y que la dinámica del sistema de partidos, la situación ahora es totalmente incomparable
capacidad de los partidos para mantener su apoyo electoral se deriva de la con lo que pertenecía anteriormente: los propios partidos son más competitivos en
capacidad de transformar sus recursos, su organización. El estilo y / o su modo de términos de sus estrategias electorales; el electorado está cada vez más dominado
competencia, mientras que el cambio electoral agregado puede resultar de una por votantes que compiten entre los partidos y cuyos vínculos afectivos
incapacidad o falta de voluntad para adaptarse a otras dimensiones. En tales decrecientes los ponen a disposición de virtualmente cada una de las alternativas
circunstancias paradójicas, los sistemas de partidos aparentemente estables en competencia; y, al menos desde principios de la década de 1970, ahora existe
demostrarían ser aquellos caracterizados por partidos más adaptables, mientras una posibilidad real de alternancia en el gobierno. En resumen, el sistema en sí se
que los sistemas de partidos aparentemente cambiantes serían aquellos ha vuelto inmensamente más competitivo (Mair, 1987a: especialmente 221-8).
caracterizados por actores políticos más obstinados.
En el caso de Irlanda, entonces, se puede concluir que ha habido una
El caso irlandés ofrece un ejemplo particularmente útil del proceso mediante el transformación en las estrategias de las partes, así como en las restricciones
cual la adaptación (y el cambio) en una variedad de niveles ha coexistido con un estratégicas del propio sistema. El patrón de competencia también ha cambiado, al
grado sorprendente de continuidad electoral (Mair, 1987a; véase también el igual que los medios por los cuales se moviliza a los votantes. Los partidos
Capítulo 1 más arriba). A pesar de la repentina interrupción causada por el ideológicamente transformados ahora compiten por votantes radicalmente
surgimiento de un nuevo partido, los Demócratas Progresistas, en las elecciones diferentes. Esto seguramente es un cambio sustancial. Sin embargo, al final, estos
de 1987, por ejemplo, los cambios generales en el balance electoral a largo plazo partidos ganan más o menos el mismo nivel de apoyo agregado que lo hicieron
en la República de Irlanda han parecido bastante mínimos. Durante las dos medio siglo antes (o al menos lo hicieron antes de 1987). En efecto, las partes en
elecciones de 1982, por ejemplo, el principal partido de Fianna Fail promedió Irlanda se han visto obligadas a trabajar muy duro para permanecer en el mismo
alrededor del 46 por ciento del voto popular; Medio siglo antes, en 1932, había lugar y preservar el mismo equilibrio. Y dado un proceso de adaptación tan
ganado el 45 por ciento. Fine Gael, el segundo partido, promedió 37% en 1982; en sostenido, ¿no es posible hablar del cambio del sistema de partidos en Irlanda, a
1932, su predecesor, Cumann na nGaedheal, había ganado el 35 por ciento. El pesar de la continuidad electoral a largo plazo?
Partido Laborista, el tercero, promedió el 10 por ciento en 1982; en 1932 ganó el
8 por ciento. En resumen, y teniendo en cuenta otros partidos minoritarios e De manera más general, el ejemplo irlandés sugiere que un énfasis indebido en la
independientes, la volatilidad agregada neta a lo largo de este período de cincuenta dimensión electoral bloquea la consideración de los patrones de cambio que
años fue solo de 8,9, solo ligeramente superior a la media de 8,6 que surge del pueden ofrecer una comprensión mucho más completa de cuándo y cómo cambian
los sistemas de partidos, y cuándo y cómo persisten. En resumen, advierte contra
32

una simple categorización del cambio / persistencia del sistema de partidos que se destacar aquí es que la evidencia de un siglo de política de masas apunta a una
deriva en gran parte, si no únicamente, de las tendencias electorales agregadas. estabilidad electoral bastante extensa, y que los casos de volatilidad "sustancial",
y en particular los casos de alta volatilidad sostenida, son relativamente
PROBLEMAS CLAVE infrecuentes. No obstante, la identificación de tales casos ayuda a especificar
aquellos casos y períodos en los que el cambio del sistema de partidos puede ser
Este capítulo ha tratado de identificar algunos de los problemas clave en la más radical, y donde se puede buscar una comprensión más completa de las
comprensión del cambio en el sistema de partidos, y ha evitado juiciosamente la dimensiones del cambio.
prescripción de criterios estrictos en cuanto a cómo se puede medir dicho cambio.
En otras palabras, y siguiendo el camino de la menor resistencia, la intención ha Finalmente, y con especial referencia al caso irlandés, he discutido algunos de los
sido plantear preguntas en lugar de proporcionar respuestas. problemas asociados con el sesgo electoral y el descuido concomitante de otras
dimensiones del cambio potencialmente más fundamentales. Como lo indica el
Se han identificado cuatro problemas clave. Primero, he enfatizado la necesidad estudio del caso irlandés, tal vez sea paradójico que los procesos de mayor cambio
de distinguir el cambio de partido por un lado y el cambio de sistema de partido en el sistema de partidos puedan ocurrir en aquellos casos que se caracterizan por
por el otro, dos nociones que a menudo se confunden en el contexto de gran parte una relativa estabilidad electoral, mientras que los sistemas más volátiles pueden
de la literatura contemporánea. Al enfatizar esta distinción, también he sugerido ser sintomáticos de la rigidez de los partidos y la obstinación del partido,
que puede resultar más factible establecer criterios para el cambio del sistema de características que, en cierta forma, se pueden leer como evidencia de estabilidad.
partidos que para el cambio de partido ya que, al menos por medio de las
clasificaciones aceptadas de los sistemas de partidos, parece más factible destilar En general, sin embargo, está claro que la comprensión del cambio del sistema de
la esencia o el núcleo de un sistema de partido particular que es el caso de un partidos debe centrarse en aquello que define al sistema en primer lugar: el patrón
partido particular. Una vez que se ha identificado dicho núcleo, es posible decir de interacciones entre las partes. Los desarrollos electorales, el cambio ideológico,
cuándo ha cambiado un sistema determinado. Finalmente, también he sugerido la revitalización organizacional, etc., son todos aspectos importantes del cambio
que, hablando estrictamente, puede ser inapropiado hablar de cambios en el de partido, pero son indicadores apropiados del cambio de sistema de partido solo
sistema de partidos en casos distintos a la transformación de un sistema de partidos cuando también comienzan a influir en el patrón de interacciones que caracterizan
de una clase o tipo a otro. el propio sistema; o, en otras palabras, cuando tienen relevancia sistémica.

En segundo lugar, he discutido algunos de los problemas involucrados al asumir 4


un vínculo entre el cambio electoral y el cambio de división por un lado, y entre Mitos del cambio electoral y la supervivencia de los partidos "antiguos"
el cambio de división y el cambio del sistema de partidos por el otro. Centrándome
especialmente en el vínculo anterior, he sugerido que aunque gran parte de la La contribución de Stein Rokkan a la comprensión contemporánea de la política
evidencia del cambio electoral agregado que se ha aducido para desafiar la europea y el desarrollo político sigue siendo incomparable. En muchos sentidos, y
propuesta de congelación de Lipset-Rokkan nos dice mucho acerca de la particularmente para mi generación, que aprendió ciencia política por primera vez
estabilidad / inestabilidad electoral en general, en general, en sí mismo, nos dice a finales de los años sesenta y principios de los setenta, fue la interpretación de
poco sobre la persistencia o disminución de las divisiones. En la medida en que la Rokkan la que más se ha hecho para enmarcar nuestra comprensión a largo plazo
hipótesis sobre el cambio del sistema de partidos se basa en el supuesto de de cómo se ha configurado nuestro entorno político. Además, a pesar del
disminución de la división, por lo tanto, en estos términos, al menos, el caso no florecimiento de la literatura sobre política europea comparada en los últimos
está aún probado. años, esta es una interpretación que también ha permanecido en gran medida sin
cuestionar. Pocos, si es que los hay, buscarían volver a dibujar los contornos que
En tercer lugar, he discutido algunos de los problemas asociados con la estableció en su mapa geopolítico de Europa, por ejemplo, y pocos, si es que los
interpretación de la volatilidad electoral en sí misma, en particular los relacionados hay, buscarán cuestionar la importancia de las estructuras de escisión que él
con la cuestión de cuándo importa la volatilidad. El punto más importante a
33

identificó como cruciales para el desarrollo y la consolidación. De la política de Primero, hay evidencia de tendencias en la volatilidad electoral agregada, los
masas y de los sistemas de partidos. cambios netos en los votos de una elección a la siguiente. Desde fines de la década
de 1960, se argumenta, los votos han comenzado a cambiar sus preferencias en un
Pero si bien se pudo haber propuesto muy poco para calificar la comprensión de número cada vez mayor. Los electorados y sus sistemas de partidos se han vuelto
Rokkan sobre el origen y el desarrollo temprano de la política de masas en Europa mucho más volátiles y, por lo tanto, también se han vuelto menos congelados. Esto
occidental, hay un gran número de opiniones que buscan sugerir que este enfoque fue enfatizado por primera vez por Pedersen (1979), quien fue uno de los primeros
esencialmente genético ya no es adecuado. A una comprensión de los patrones en la nueva ola de escritura para trazar patrones de volatilidad electoral en la
contemporáneos de la política. Existe, en particular, un gran volumen de literatura Europa de posguerra.
que pretende afirmar que el énfasis específico de Rokkan en la congelación de los
sistemas de partidos fue, en gran medida, erróneo. Si bien los sistemas de partidos, En segundo lugar, existe evidencia de la movilización y el éxito de los nuevos
y los partidos tradicionales que conforman estos sistemas, bien pudieron haberse partidos, lo que sugiere que la política de masas ya no está dominada simplemente
congelado hasta el momento en que Rokkan, junto con Lipset, adelantaron su por los partidos "antiguos", o por partidos más antiguos que sus electorados
famosa propuesta de congelación (Lipset y Rokkan, 1967), lo que tenemos a nacionales. Más bien, se ha visto surgir una gran cantidad de nuevos partidos, que
continuación. Ha habido evidencia de inestabilidad y cambio generalizados. En buscan desafiar y desplazar a sus rivales más antiguos y más tradicionales. Estos
otras palabras, si bien se acepta ampliamente que el trabajo de Rokkan puede nuevos partidos son, además, radicalmente diferentes de los antiguos, tanto en
ayudarnos a comprender el pasado, cada vez se acepta menos que su trabajo, al términos de temas (nuevos partidos políticos) como de estilo organizativo.
menos en este aspecto particular, puede ayudarnos a comprender el presente. Kitschelt (1988) y Poguntke (1987) se encuentran entre los más recientes que
destacan la importancia de este cambio en particular, pero el punto también se
Recordemos la propuesta de congelación: al escribir sobre los patrones políticos enfatiza en toda la literatura contemporánea (véase, por ejemplo, Dalton y
que prevalecían hace más de una generación, Lipset y Rokkan declararon que "los Kuechler, 1990).
sistemas de partidos de la década de 1960 reflejan, con pocas pero significativas
excepciones, las estructuras de escisión de la década de 1920". Además, agregaron En tercer lugar, y más generalmente, existe la evidencia (a menudo imputada) de
que las alternativas de los partidos que luego se disputaban las elecciones, y en la disminución del partido en términos organizativos y representativos, y como un
muchos casos las propias organizaciones del partido, eran "más antiguas que las dispositivo para vincular a los ciudadanos con la toma de decisiones, así como la
mayorías de los electorados nacionales" (Lipset y Rokkan, 1967: 50). En resumen, evidencia de formas nuevas e incipientes de intermediación de intereses. . Se solía
había poco de lo que era nuevo bajo el sol de la política europea. decir que este desafío particular al partido se debía al desarrollo y fortalecimiento
de las estructuras de estilo neocorporatista y los grupos de interés, pero
Bien y bien, dicen muchos de los observadores más recientes. Los sistemas de últimamente este argumento particular ha tendido a disiparse, y se ha puesto un
partidos, así como las alternativas de los partidos de la década de 1960, parecían énfasis más reciente en los "nuevos movimientos sociales ', y así sucesivamente.
congelados en su lugar. Pero esto ya no puede ser visto como el caso. Al observar Sea cual sea el carácter del desafío particular, sin embargo, ya sea que se base en
la política de Europa occidental de hoy, se argumenta que los sistemas de partidos el neo-corporativismo o los nuevos movimientos sociales (y se debe tener en
ya no están congelados, y que muchas de las alternativas de los partidos ya no son cuenta el énfasis compartido en la "novedad"), no es menos perjudicial para el
más antiguas que las mayorías de los electorados nacionales. Se sostiene que la partido. Así, por ejemplo, Lawson y Merkl (1988ft) pueden discutir cuándo las
proposición de Pace Rokkan, el viejo orden ha cambiado desde finales de la década partes fallan, en lugar de si las partes fallan o si las partes fallan. Hay poco margen
de 1960, y ahora hay una nueva política en el extranjero. No es tanto que Rokkan de duda aquí.
estuviera equivocado; más bien, lo que ha sucedido es simplemente que su análisis
ha sido superado por los eventos. Cada uno de estos tres patrones de cambio está más o menos arraigado en las
variedades de cambio electoral, ya sea que se deban a desalojos (el declive del
Hay tres fuentes principales de evidencia que generalmente se citan para justificar partido), a la realineación (al surgimiento de nuevos partidos) o a ambos
esta revisión contemporánea, o incluso el rechazo, de la hipótesis de congelación. (inestabilidad electoral agregada). Sin embargo, en este capítulo sostengo que esta
34

imagen del cambio electoral es en gran medida mítica. Es una imagen popular, e Estos son, por supuesto, los límites teóricos del índice. En la práctica, sin embargo,
incluso una imagen emocionante; Sobre todo, es una nueva imagen, y la novedad aunque los niveles nunca alcanzan los 100, pueden alcanzar alturas sustanciales.
es siempre muy atractiva para nuestra profesión de moda; pero al igual que muchas Entre las 303 elecciones analizadas en el período 1885-1985 en Bartolini y Mair
otras imágenes nuevas, emocionantes y de moda, también carece de fundamento (1990), por ejemplo, el nivel más alto alcanzado fue de 32.1 (Alemania en 1920),
y tiene poca o ninguna relación con los patrones reales de alineaciones electorales mientras que el nivel alcanzado en la elección del "terremoto" danés de 1973 fue
en la Europa contemporánea. En realidad, como argumentaré, la evidencia de 21.2. De hecho, el nivel promedio de volatilidad en Francia en la década de
empírica sugiere que los electorados europeos continúan siendo estables; que las 1950 fue de 22.3. Por lo tanto, aunque el nivel teóricamente máximo nunca se haya
alineaciones continúan relativamente congeladas; Y que los viejos partidos sigan registrado, el rango de valores reales registrados en las elecciones de Europa
sobreviviendo. En otras palabras, argumentaré que gran parte de lo que sostuvieron occidental a veces ha resultado ser sustancial.
Lipset y Rokkan a fines de la década de los sesenta con respecto a la congelación,
el envejecimiento y la estabilidad, aún sigue siendo válido hoy en día. Pero, hay que destacar, estas son las excepciones. Si tomamos en conjunto a
Europa occidental, en un período que incluye concursos muy inactivos y bastante
Por supuesto, esto no implica que se pueda hablar de estancamiento generalizado volátiles, el nivel promedio de volatilidad agregada en el período de 1945 a 1989
en los mercados electorales de Europa occidental, y en algunos casos, incluso a es solo de 8,7; lo que significa que ha habido un cambio neto promedio de menos
nivel agregado, el cambio ha sido radical y abrupto. En general, sin embargo, y al del 9 por ciento de los votos de una elección a otra en la Europa de posguerra. Y
considerar la experiencia de Europa occidental como un todo, el flujo a gran escala esto, a su vez, significa que ha habido una estabilidad agregada neta del 91 por
es excepcional. Además, incluso en países como Dinamarca, los Países Bajos, ciento.
Noruega y Alemania, cuyas experiencias nacionales se han hecho tan grandes en
los diversos libros de evidencia que enfatizan el cambio generalizado, la impresión Lo que es aún más sorprendente, sin embargo, es que este nivel promedio de
de persistencia a menudo sigue siendo mucho más sorprendente que la de la volatilidad es en realidad más bajo que el alcanzado en el período de entreguerras,
discontinuidad. cuando todos están de acuerdo en que los sistemas de partidos se congelaron, y
cuando la volatilidad promedio fue de 9.9 (Bartolini y Mair, 1990: 100). Además,
NIVELES DE VOLATILIDAD ELECTORAL no solo ha habido una disminución de la volatilidad desde la etapa previa a la
guerra hasta la posguerra, sino que también ha habido una disminución durante la
Permítanme comenzar con los niveles agregados de volatilidad electoral, el posguerra. Así, el promedio en el período de la política de "estado estable", de
aumento en el cual, como se señaló, a menudo se cita como evidencia de que los 1945 a 1965, cuando la mayoría de los comentaristas están de acuerdo en que la
sistemas de partidos europeos ya no están congelados. La cuestión aquí es el opinión de Rokkan tenía sentido, era en realidad 9.0. Por otro lado, entre 1966 y
alcance exacto del supuesto aumento de la volatilidad que ha tenido lugar desde 1989, en un período en el que toda la conversación ha sido de inestabilidad, cambio
finales de la década de 1960; es decir, desde el período en que Lipset y Rokkan y descongelamiento de los sistemas, la volatilidad promedio ha sido de 8.5, un
hablaron de sistemas de partidos congelados. nivel que está por debajo del período de estado estable. E incluso más abajo del
nivel medio registrado en el período de entreguerras. De hecho, si se observan las
Según el índice diseñado por Pedersen (1979), quien fue uno de los primeros tres grandes épocas electorales que han ocurrido desde el sufragio universal y la
académicos en llamar nuestra atención sobre la creciente inestabilidad electoral, era de la política de masas: el período de entreguerras, las primeras décadas de la
los niveles de volatilidad electoral pueden variar desde 0, lo que indica que no hay posguerra y luego las décadas más recientes de la posguerra, la volatilidad
cambios, y todos los partidos reciben la misma proporción de votos en una electoral agregada, la inestabilidad electoral agregada, ha mostrado un descenso
elección como la que habían recibido en la elección anterior, a 100, que indica un constante. Esto apenas significa transformación o crisis; apenas significa un
cambio completo y total, cuando todos los partidos existentes son reemplazados descongelamiento.
por partidos completamente nuevos.
También se debe enfatizar que incluso cuando el cambio agregado se produce de
esta manera limitada, no es muy significativo en lo que respecta a los límites de
35

división. Más bien, mirando la evidencia agregada, es evidente que cuando los registran niveles medios de cambio agregado de solo 10, 11 o 12 por ciento, y esto,
votantes cambian, es más probable que cambien entre amigos en lugar de entre se recordará, está en una escala de 0 a 100.
enemigos. Esto es ciertamente cierto en términos de la línea tradicional de división
socialista y burguesa, que es la alineación con la cual la evidencia en Bartolini y A SUPERVIVENCIA DE LOS PARTIDOS "VIEJOS"
Mair (1990) estaba más preocupada. Por lo tanto, cuando los partidos de derecho
pierden votos, entonces lo hacen en beneficio de otros partidos de derecho; y Todo esto, uno podría decir, o al menos los defensores del mito del cambio
cuando los partidos de izquierda pierden votos, tienden a hacerlo en beneficio de electoral podrían decir, no viene al caso. Los cambios agregados de una elección
otros partidos de izquierda: hay poco cambio a través de los límites de división. a otra nos dicen poco: lo que importa es la acumulación de tales cambios y la
dirección en la que van. Por lo tanto, incluso si los agregados de solo el 5 o el 10
El resultado es que los niveles reales de volatilidad agregada entre el bloque por ciento de los votos cambian entre las elecciones, esto pierde el sentido, ya que
socialista y el bloque burgués están aún más silenciados que los de todo el sistema estos cambios de elección a elección pueden construirse en la misma dirección a
de partidos en su conjunto. En el período 1945-89, por ejemplo, y tomando largo plazo, lo que deletrea la erosión gradual de los partidos antiguos y la
nuevamente un índice que va de 0 a 100, la volatilidad media de la escisión cruzada reducción gradual. Surgimiento de nuevas alternativas. Entonces, ¿es este el caso?
ha sido de 2.9, frente a 3.2 en los años de entreguerras. Estos niveles son
sorprendentemente bajos, con un promedio de menos del 3 por ciento de cambio La mejor manera de probar esto es mirar con precisión la fuerza electoral de los
de elección a elección, y una vez más, reflejan una disminución en el nivel medio partidos que ya habían estado participando en las elecciones a principios de la
desde el período en que ocurrió el proceso de congelación. década de 1960 y que todavía están participando en las elecciones; es decir, para
ver aquellos partidos que ya habían entrado en la política en el momento en que
En este caso, sin embargo, se debe admitir que cuando nuevamente dividimos el Lipset y Rokkan llegaron a la conclusión de que los sistemas de los partidos
período de posguerra en dos y contrastamos el período de estado estacionario estaban congelados y que todavía existen. Estos son los "partidos antiguos" e
(1945-65) con el período de supuestas turbulencias y colapso (1966-89), Ver incluyen a muchos de los partidos que Lipset y Rokkan describieron como
signos de creciente inestabilidad. De hecho, la volatilidad del bloque de clase ha entonces, a principios de la década de 1960, más antiguos que la mayoría de los
aumentado desde un nivel promedio de 2.85 en las primeras décadas de la electorados nacionales.5 Entonces, ¿cómo han estado estos partidos antiguos en
posguerra, las décadas congeladas, hasta 2.95 en las últimas décadas de la las elecciones recientes? ¿Han experimentado una disminución sustancial? ¿Han
posguerra, es decir, en la era de la nueva política. Este es un aumento de 0.1, que, perdido a nuevos partidos que ahora son claramente más jóvenes que la mayoría
de hecho, es realmente sorprendente. Vivimos en tiempos interesantes. de los electorados nacionales?

La tercera observación que debe subrayarse es que esta ausencia de cambios La evidencia ciertamente no sugiere esto; o más bien, la evidencia ciertamente no
electorales sustanciales no es, por supuesto, cierta para todos los países; pero sugiere que estas partes hayan experimentado pérdidas sustanciales. Sin duda,
tampoco la evidencia de un cambio marginal es cierta para todos los países. En las estos viejos partidos ahora no obtienen una proporción tan alta de votos como lo
últimas décadas, algunos países se han vuelto más volátiles, en particular hicieron a principios de los años sesenta. Dado que han transcurrido treinta años
Dinamarca, Islandia, los Países Bajos y Noruega, mientras que otros, al menos por desde principios de la década de 1960, esto no es sorprendente. Por otro lado, no
ahora, se han vuelto menos volátiles, especialmente Francia, Alemania, Irlanda e han perdido esa gran parte.
Italia. También está claro que el lugar del cambio electoral ha tendido a cambiar
de los países más grandes a los más pequeños. Sin embargo, el punto principal que A principios de la década de 1960, por ejemplo, estos viejos partidos obtuvieron
debe señalarse es que no ha habido una tendencia en toda Europa hacia la un promedio de poco menos del 95 por ciento de los votos en los catorce países
inestabilidad electoral.4 Más bien, en toda Europa, la imagen es mantener el status europeos que he visto, 6 que van desde aproximadamente el 75 por ciento en
quo en términos electorales. Además, durante lo que podría llamarse el período Francia (donde he tratado a la UDF). Como un partido "completamente nuevo" a
'post-Rokkan', o el supuesto período de descongelación, incluso los países más casi el 100 por ciento en Suecia. En cambio, en las elecciones más recientes, a
'volátiles', como Dinamarca, Islandia, Luxemburgo, los Países Bajos y Noruega, finales de los años ochenta y en 1990 y 1991, estos "partidos antiguos"
36

promediaron el 84 por ciento de los votos, que van desde el 66 por ciento en aumentado en casi un 17 por ciento, y en casi un 21 por ciento si se incluye el caso
Francia al 92 por ciento en Austria (véase el cuadro 4.2 ). Esto supone una pérdida suizo (ver Tabla 4.2). De hecho, en toda Europa, el número de votos ganados por
neta promedio a largo plazo de menos del 11% en treinta años, una pérdida que, los partidos viejos ha disminuido solo en Austria y en Bélgica.
por definición, se habrá cedido a los partidos que entraron en la política por
primera vez en el período posterior a mediados de los años sesenta. Dadas las Este aumento general en el número de votos ganados por los partidos antiguos
vastas transformaciones políticas que se ha dicho que han acosado a la política en también es cierto precisamente en los países que se han citado con mayor
este período, una pérdida general de este pequeño tamaño difícilmente puede frecuencia como la inspiración para el mito del cambio electoral y para la creencia
considerarse como una conmoción en la tierra. De hecho, en algunos países, como de que los acontecimientos ahora han superado la hipótesis de congelación. En las
se evidencia en las elecciones más recientes en Austria, Finlandia y en la parte elecciones de 1990 en Dinamarca, por ejemplo, los partidos "antiguos" obtuvieron
occidental alemana de las elecciones alemanas, estos viejos partidos pacientes 14 por ciento más votos que en 1960; en Alemania, las elecciones de 1990 en la
reunieron más del 90 por ciento de los votos. parte occidental del país también dieron a los viejos partidos un 14 por ciento más
de votos de los que habían ganado en 1961; mientras que en los Países Bajos,
Pero incluso este nivel sorprendentemente alto de resiliencia no es la característica donde hablar de la crisis de los partidos tradicionales es extraordinariamente
más sorprendente de la supervivencia de los antiguos partidos anteriores a finales generalizada, las elecciones de 1989 dieron a los antiguos partidos un 33% más de
de los sesenta. También hay otra tendencia que vale la pena enfatizar y que ha sido votos de los que habían votado en 1963.
demasiado descuidada en los escritos recientes sobre política europea: es decir, en
términos de números absolutos, ha habido una enorme expansión de los En resumen, los electorados en Europa en la década de 1980 en general han
electorados europeos en los últimos treinta años. Años: una expansión que se demostrado ser más estables y más predecibles de lo que eran incluso en el período
deriva en parte de la reducción de la edad de votar, y en parte de la llegada a la en que Rokkan se refirió a la hipótesis de la congelación. Al menos hasta ahora, el
edad política de las generaciones babyboom. En promedio, y excluyendo a Suiza, patrón general muestra más en lugar de menos estabilidad. Además, a pesar de que
donde el electorado se ha más que duplicado desde 1960 como resultado de la su participación en la votación ha caído en un promedio del 11 por ciento en treinta
emancipación de mujeres, el tamaño del electorado europeo promedio ha años, los partidos antiguos, es decir, los que ya existían a principios de la década
aumentado en más de un tercio desde principios de los años sesenta. de 1960, en el momento en que Rokkan estaba desarrollando su análisis, continúan
para ganar la mayor parte del apoyo popular; ahora, de hecho, encuestan a un
En algunos casos, como los Países Bajos, el aumento ha sido del orden del 65 por número sustancialmente mayor de votos de sus electores recientemente ampliados
ciento, y en Irlanda más del 45 por ciento. En otros casos, como Austria o Bélgica, que hace treinta años. A pesar de los mitos generalizados del cambio electoral, es
se ha incrementado en un 17% o 18% más silenciado (ver Tabla 4.1). En todos los por lo tanto la continuidad y la persistencia electorales que ahora emergen como
casos, sin embargo, el aumento ha sido bastante sustancial (véase también Katz, fenómenos mucho más sorprendentes.
Mair et al, 1992). En resumen, hay una gran cantidad de nuevos votantes y, como
hemos visto, los viejos partidos de "pre-descongelación" también están logrando ¿QUÉ SUCEDE LOS MITOS DEL CAMBIO ELECTORAL?
tener una parte razonablemente fuerte de este nuevo electorado.
Dada tal evidencia de continuidad, ¿cómo es que existe una convicción tan
Lo que también es sorprendente es que estos viejos partidos no solo tienen una generalizada de que las alineaciones de los partidos han cambiado y que los
parte razonablemente fuerte del electorado ampliado, sino que, dada esta sistemas de los partidos ya no están congelados? En otras palabras, ¿qué sostiene
expansión, también están votando sustancialmente más votos en términos estos mitos del cambio electoral?
absolutos. Así, en doce de los catorce países que he examinado, e incluso en
aquellos países en los que la proporción de votos ganados por los partidos antiguos Hay tres factores que son relevantes aquí. Primero, y más simplemente, está el
ha disminuido, el número real de votos ganados por los partidos antiguos ha impacto de lo nuevo y el atractivo de lo nuevo. Dado que la novedad es
aumentado. Más precisamente, a pesar de perder un promedio de alrededor del 11 emocionante, también asumimos que es muy importante y, por lo tanto, nos
por ciento de la votación, el número real de votos de los partidos antiguos ha centramos en el hecho de que el 5% de los votantes apoya a los Verdes, mientras
37

que se olvida del hecho más obvio de que el 95% no lo hace. Me parece un tanto moverse de las zonas rurales a las urbanas, y De la agricultura a los servicios y la
irónico que ahora sepamos mucho más acerca de los partidos verdes, por ejemplo, industria, un gran número de votantes, sin embargo, han mantenido sus
y tengamos acceso a muchos más libros y artículos escritos sobre estos partidos preferencias de voto tradicionales. La estructura de clases puede haber cambiado,
verdes, luego lo hacemos, por ejemplo, sobre los partidos socialdemócratas, pero las fronteras políticas han sobrevivido. Sin embargo, cuando leemos gran
aunque estos últimos todavía sondean aproximadamente siete u ocho veces más parte de la literatura sobre la supuesta realineación y desalineación de los
votos que el anterior. La política comparativa puede no ser una profesión muy electorados europeos, y sobre la supuesta decadencia de las divisiones
precisa, pero ciertamente es una moda. tradicionales, en otras palabras, cuando leemos gran parte de la literatura que
queda atrapada en los mitos del cambio electoral, El potencial para tal continuidad
En segundo lugar, y más importante, todavía tendemos a pensar que lo político es se ignora en gran medida. A medida que la clase y otras fronteras sociales cambian,
un reflejo más o menos automático de lo social. Por lo tanto, cuando la sociedad se argumenta, o a menudo se asume simplemente, que las fronteras políticas
cambia, asumimos que la política también cambia automáticamente, y así, cuando también deben cambiar; y, por lo tanto, la posibilidad de que la movilidad
la clase u otras fronteras sociales se vuelven borrosas, asumimos que el cambio individual o estructural no tenga un impacto real en las identificaciones políticas
electoral debe seguir inevitablemente. Nuevas estructuras de clase, nuevos amplias sigue siendo en gran medida desatendida.
patrones sociales y demográficos, por lo tanto, implican inevitablemente nuevas
políticas. El problema aquí es que muchos analistas han asumido con demasiada facilidad
que la propuesta de congelación de Lipset y Rokkan implicaba que más o menos
Pero si bien esto puede ser cierto en lo que respecta a los temas que dividen a las las mismas fuerzas sociales siempre deben apoyar a más o menos los mismos
partes, en cuanto a eso, casi por necesidad, las diferencias importantes de política partidos. Así, un partido que tradicionalmente ganó la mayoría de su apoyo de la
pueden y siempre cambian en línea con los nuevos problemas sociales y las nuevas clase trabajadora debe, si la propuesta de congelación es correcta, también
preocupaciones del gobierno (ver el Capítulo 2 más arriba), tales cambios sociales continuar ganando la mayoría de su apoyo de la clase trabajadora; y de manera
no necesariamente implican el surgimiento de nuevos partidos políticos. De hecho, similar para los partidos que tradicionalmente ganaron la mayor parte de su apoyo
quizás la característica más sorprendente de la supervivencia de los antiguos de los católicos, o de los agricultores, o quien sea. Pero esto, como se ha discutido
partidos de Europa occidental es que esta supervivencia se ha producido en un extensamente en otras partes (Bartolini y Mair, 1990: 212-25), es en realidad una
contexto de cambio social masivo. visión muy estrecha de las divisiones y de su capacidad para estructurar
alineamientos políticos. También es un punto de vista en gran parte erróneo, ya
La experiencia irlandesa, que es la más apropiada para el establecimiento de este que ve las divisiones simplemente como indicadores de la estratificación social, y
capítulo, ofrece un ejemplo de ello. Entre 1961 y 1989, por ejemplo, el porcentaje por lo tanto como fenómenos que deben cambiar a medida que estos estratos
de la fuerza laboral irlandesa dedicada a los servicios aumentó del 39% al 57%, sociales cambian. Es una visión de las divisiones que ignora la importancia de los
mientras que el porcentaje dedicado a la agricultura disminuyó del 37% a solo el valores, las identidades colectivas y los componentes organizativos de la estructura
15% 7. Período, el apoyo electoral agregado para el Partido Laborista (el partido de la división, y que, por lo tanto, empobrece gravemente el concepto de división
de Cenicienta a largo plazo) ha pasado del 12 por ciento al 10 por ciento; el apoyo que Rokkan trató de aplicar en su análisis del crecimiento y la estructuración de la
electoral agregado para Fine Gael (tradicionalmente el segundo partido más política de masas. En Europa occidental de hecho, considerar la estructura de
grande) ha pasado del 32 por ciento al 29 por ciento; y el apoyo agregado para escisión simplemente como otro término para el sistema de estratificación social
Fianna Fail (el partido tradicionalmente dominante) se ha mantenido sin cambios implica que uno solo puede tener sistemas de partidos congelados y estructuras de
en 44 por ciento. Por lo tanto, el cambio social masivo ha sido acompañado por escisión congeladas, en lo que es esencialmente una sociedad congelada Y esto es
niveles pronunciados de estabilidad electoral agregada. claramente insostenible. Hace más de veinte años, en una evaluación laudatoria
temprana de la importancia del análisis de Lipset y Rokkan, Giovanni Sartori
Una posible, y en mi opinión más bien plausible, y de hecho, una explicación (1969) advirtió contra lo que él llamó la sociología de la política y contra un
generalizable de esto es que, a pesar del cambio social masivo, y a pesar de la enfoque que considera a lo político simplemente como un dependiente de lo social.
enorme movilidad estructural, que ha visto a grandes sectores de la población . Es este énfasis continuo en la sociología de la política y el descuido concomitante
38

de una sociología política genuina, rokkana, lo que ahora ayuda a sostener los El argumento de este capítulo es que ambas implicaciones son infundadas. Como
mitos del cambio electoral. se argumentará, el modelo de partido de masas está ligado a una concepción de
democracia (ver también Pomper, 1992) y a un ideal particular, y ahora fechado,
Los partidos siguen importando. Los partidos siguen sobreviviendo. Los viejos de estructura social, ninguno de los cuales es característico de las sociedades
partidos que existían mucho antes de que Rokkan elaborara su propuesta de postindustriales. Además, el modelo de partido de masas implica un proceso lineal
congelación siguen vigentes hoy en día, y, a pesar de los desafíos de los nuevos de desarrollo de partidos que, incluso cuando se elabora para tener en cuenta los
partidos y los nuevos movimientos sociales, la mayoría de ellos aún permanecen desarrollos más recientes (por ejemplo, el partido catch-all de Kirchheimer o el
en posiciones poderosas y dominantes. No han sufrido una erosión electoral partido electoral profesional de Panebianco), sugiere un punto final desde el cual
sustancial. El balance electoral ahora no es sustancialmente diferente del de hace las únicas opciones son la estabilidad o decadencia, y que, como todas las hipótesis
treinta años, y, en general, los electorados no son ahora sustancialmente más del fin de la evolución, es inherentemente sospechosa. En contraste, se puede
volátiles que antes. argumentar que el desarrollo de los partidos en las democracias occidentales ha
reflejado un proceso dialéctico en el que cada nuevo tipo de partido genera una
Siguiendo a Rokkan, las alternativas de partido de la década de 1960 eran más reacción que estimula un mayor desarrollo, lo que lleva a otro nuevo tipo de
antiguas que la mayoría de sus electorados nacionales. Treinta años después, estos partido y otro conjunto de partidos, reacciones, y así sucesivamente. Desde esta
mismos partidos siguen dominando la política de masas en Europa occidental. Hoy perspectiva, el partido de masas es simplemente una etapa en un proceso continuo.
en día, en definitiva, son aún más viejos.
También es importante reconocer que los factores que facilitan esta dialéctica no
se derivan únicamente de los cambios en la sociedad civil, sino también de los
PARTE III cambios en las relaciones entre las partes y el estado. En particular, se puede
Organizaciones de partidos y sistemas de partidos argumentar que ha habido una tendencia en los últimos años hacia una simbiosis
cada vez más estrecha entre los partidos y el estado, y que esto prepara el escenario
5 para el surgimiento de un nuevo tipo de partido, el "partido del cartel". Al igual
Organización del partido, Democracia del partido y la aparición del partido que los tipos de partidos anteriores, el partido del cartel implica una concepción
del cartel (con Richard S. Katz) particular de la democracia; además, también como los tipos de partidos anteriores,
estimula nuevas reacciones y siembra las semillas para una evolución aún mayor.

LOS PARTIDOS MASIVOS Y LOS PARTIDOS ENCOLADOS


Un hilo común que ha pasado por la literatura sobre los partidos políticos,
esencialmente desde la época de Ostrogorski (1902), y que también ha pasado por El énfasis en el partido de masas como modelo implica dos supuestos, uno sobre
la gran variedad de tipologías y análisis (tanto normativos como empíricos) que se el significado esencial y los requisitos institucionales para la democracia, y el otro
han presentado en esa literatura. Ha sido la opinión de que las partes deben sobre los requisitos organizativos para el éxito electoral. Ambos han sido
clasificarse y entenderse en función de su relación con la sociedad civil (véase, por desarrollados principalmente por Duverger (1954), pero también son evidentes en
ejemplo, Duverger, 1954; Neumann, 1956; Panebianco, 1988). Esto ha tenido dos el modelo de democracia británica descrito por Beer (1969: capítulo 3) bajo el
implicaciones. El primero ha sido la tendencia a establecer el modelo de partido sobrenombre de "Democracia socialista", así como en una variedad de
de masas como el estándar contra el cual todo debería ser juzgado (Lawson, 1980, prescripciones para La democracia estadounidense se identifica genéricamente
1988; Sainsbury, 1990). El otro ha sido subestimar la medida en que las diferencias como 'Gobierno del partido responsable' (Ranney, 1962).
entre las partes también pueden entenderse por referencia a sus relaciones con el
estado. En el modelo arquetípico de partidos de masas, las unidades fundamentales de la
vida política son grupos sociales predefinidos y bien definidos, cuya membresía
está vinculada a todos los aspectos de la vida del individuo (Neumann, 1956:
39

especialmente 403). La política trata principalmente sobre la competencia, el predefinidos de la sociedad. En primer lugar, los comienzos de una erosión de las
conflicto y la cooperación de estos grupos, y los partidos políticos son las agencias fronteras sociales tradicionales a fines de los años cincuenta y sesenta implicaron
a través de las cuales estos grupos, y por lo tanto sus miembros, participan en la un debilitamiento de identidades colectivas que antes eran muy distintivas, lo que
política, hacen demandas al estado y, en última instancia, intentan tomar el control hace que sea menos fácil identificar sectores separados del electorado y asumir
del estado. Colocando a sus propios representantes en oficinas clave. Cada uno de intereses compartidos a largo plazo. En segundo lugar, el crecimiento económico
estos grupos tiene un interés, que se articula en el programa de "su" partido. Sin y la importancia creciente del estado del bienestar facilitaron la elaboración de
embargo, este programa no es solo un conjunto de políticas, sino un conjunto programas que ya no eran necesariamente divisivos o partidistas, pero que podían
coherente y lógicamente conectado. Por lo tanto, la unidad y la disciplina del reclamarse para servir los intereses de todos, o casi todos. En tercer lugar, con el
partido no solo son ventajosas en la práctica, sino que también son normativamente desarrollo de los medios de comunicación, los líderes de los partidos comenzaron
legítimas. Esta legitimidad depende, a su vez, de la participación popular directa a disfrutar de una capacidad para atraer al electorado en general, un electorado
en la formulación del programa del partido y, desde una perspectiva organizativa, formado por votantes que estaban aprendiendo a comportarse más como
esto implica la necesidad de una amplia organización de membresía de sucursales consumidores que como participantes activos.
o células con el fin de proporcionar vías para una contribución masiva a los
miembros del partido. Proceso de formulación de políticas, así como para la El resultado fue la formulación de un nuevo modelo de partido y, vinculado a esto,
supremacía del partido extraparlamentario, en particular como se encarna en el una nueva concepción de la democracia, que los observadores a veces, aunque no
congreso del partido. sistemáticamente, identificaron como una "americanización" de la política
europea. Ahora se veía que las elecciones giraban en torno a la elección de líderes
La elección electoral individual se ve limitada por la encapsulación de la masa del en lugar de la elección de políticas o programas, mientras que la formación de esas
electorado en uno de los grupos subculturales que representan los partidos, por lo políticas o programas se convirtió en una prerrogativa de los líderes del partido en
tanto, la política electoral tiene menos que ver con tasas de conversión lugar de la membresía del partido. El control popular y la rendición de cuentas ya
diferenciales que con tasas de movilización diferenciales. Sin embargo, a nivel del no se garantizarían prospectivamente, sobre la base de alternativas claramente
sistema, el modelo de partido socialista / masivo proporciona un posible control definidas, sino retrospectivamente, sobre la base de la experiencia y el registro
popular sobre la política, en el sentido de que los votantes apoyan a uno u otro (por ejemplo, Fiorina, 1981). Ya no se creía que el comportamiento electoral
partido y su programa bien definido, y al partido (o coalición de partidos) con La estuviera moldeado por predisposiciones, pero ahora se basaba en la elección
mayoría de los votos llega a gobernar. Las partes, en este punto de vista, (Rose y McAllister, 1986). La movilización de los votantes ya no se enfatizaba, y
proporcionan el vínculo (no un) esencial entre los ciudadanos y el estado (Lawson, tampoco lo era su conversión, ya que ambos procesos asumían una capacidad para
1988: 36). Esto también implica una concepción particular de la conveniencia engendrar lealtad afectiva; más bien, se creía que los votantes se habían convertido
organizativa. Dado que la competencia electoral es principalmente sobre en actividades de libre circulación y no comprometidas, disponibles para, y
movilización en lugar de conversión, el requisito clave para un partido exitoso es también susceptibles a, cualquiera y todos los partidos en competencia.
aumentar el nivel de compromiso de aquellos que ya están predispuestos a
ofrecerle apoyo, es decir, los miembros de su electorado social "natural". Por lo El problema con este nuevo modelo era que, mientras que la concepción anterior
tanto, por razones tanto de legitimidad como de conveniencia, la expectativa era de los partidos consideraba que su papel era esencial para el funcionamiento de la
que habría un "contagio de la izquierda", por el cual los partidos que representan democracia y, por lo tanto, había tomado como base su supervivencia organizativa,
a otros intereses / segmentos de la sociedad se verían obligados a adoptar las la nueva concepción de los partidos y de la democracia consideraba que su función
características básicas y la estrategia del partido socialista / de masas, modelo, o era tan importante, mas contingente, por lo tanto, aunque la modalidad pudo haber
de lo contrario perecerían (Duverger, 1954: xxvii). Desde esta perspectiva, el cambiado, el partido continuó siendo evaluado principalmente en términos del
partido de masas fue visto como el partido del futuro. vínculo entre el partido y la sociedad civil, y fue precisamente este vínculo el que
fue socavado; De ahí, la voluminosa literatura sobre 'el declive del partido'; y, por
El surgimiento de lo que Kirchheimer (1966) denominó el "partido general" lo tanto, también la variedad de esfuerzos diferentes para explicar por qué las
impugnó severamente esta noción del partido como representante de sectores partes podrían sobrevivir a tal cambio (por ejemplo, Pizzorno, 1981; véase también
40

Finer, 1984). Si, en cambio, se presta atención a los vínculos entre el partido y el coexistentes, estaban muy interpenetrados. Esta era se caracterizó por una
estado, entonces tanto la supervivencia como la evolución de las organizaciones concepción de la política que asumió que había un solo interés nacional cuya
partidarias se vuelven más fácilmente comprensibles. función era encontrar y poner en práctica el gobierno, y, en este contexto, los
partidos políticos que surgieron naturalmente afirmaron ser como lo describió
ETAPAS DEL DESARROLLO DEL PARTIDO Burke: grupos de 'hombres' en busca del interés público, o quizás en búsqueda de
su interés privado, como podría sugerir una lectura menos caritativa de la historia.
Los modelos de partido que se han discutido suponen una clara distinción entre Habría poca necesidad de una organización formal o altamente estructurada en ese
los partidos y el estado. El partido de masas clásico es un partido de la sociedad contexto. Los recursos requeridos para la elección, que a menudo involucraron el
civil, que emana de sectores del electorado, con la intención de entrar en el estado estado local o las conexiones tanto como algo tangible, serían recaudados a nivel
y modificar la política pública en los intereses a largo plazo del distrito electoral local, y aquellos que estaban en posición de hacer demandas al estado no
ante el cual es responsable. El partido catch-all, aunque no emerge como un partido necesitarían intermediarios.
de la sociedad civil, sino como uno que se encuentra entre la sociedad civil y el
estado, también busca influir en el estado desde el exterior, buscando la custodia Por supuesto, la armonía de intereses era más obvia en teoría que en la práctica, y
temporal de la política pública para satisfacer en corto plazo las demandas a plazo más obvia desde la perspectiva de aquellos en la clase dominante que la de aquellos
de sus consumidores pragmáticos.1 En resumen, a pesar de sus relaciones excluidos. De manera similar, las ventajas de organizarse en áreas con grandes
obviamente contrastantes con la sociedad civil, ambas partes se encuentran fuera electorados burgueses y pequeñoburgueses (por ejemplo, el comité de
del estado, que sigue siendo, en principio, un escenario neutral y libre de partidos. Birmingham de Joseph Chamberlain) y de tomar medidas concertadas dentro del
parlamento pronto se hicieron evidentes y viciaron el espíritu antipartidista que
Si bien la suposición de que los partidos políticos están claramente separados del generalmente caracterizó la época. Aun así, en esta concepción, los partidos
estado es bastante convencional y común, sin embargo, ha sido característica solo seguían siendo principalmente del tipo de cuadros o grupos, y esquemáticamente
de períodos particulares de la historia. Del mismo modo que la claridad del límite tendrían que representarse como en la Figura 5.1, en la intersección del estado y
entre el partido y la sociedad civil varía con el tiempo (una distinción clara en el la sociedad civil. Es decir, los partidos eran básicamente comités de aquellas
período del partido general y una fusión en el caso del partido de masas), la personas que constituían conjuntamente el estado y la sociedad civil.
claridad del límite entre el partido y el partido El estado también puede variar. En
lugar de una tricotomía simple y estática (partido, estado, sociedad civil), vemos A medida que avanzaba la industrialización y su correspondiente urbanización,
en cambio un proceso evolutivo, que se extiende aproximadamente desde aumentó el número de personas capaces de cumplir con los requisitos de sufragio
mediados del siglo XIX hasta nuestros días, impulsado por una serie de estímulos del régimen censitario, incluso mientras esos requisitos se estaban relajando.
y respuestas, y que ha movido a ambos, las relaciones y la claridad de los límites Además, las restricciones a la organización de la clase trabajadora se consideraban
entre los partidos, el estado y la sociedad civil. Este proceso puede simplificarse cada vez más incompatibles con el razonamiento liberal del estado burgués y, en
ya que involucra cuatro etapas separadas. cualquier caso, no podían impedir que la clase trabajadora se organizara y tomara
medidas tanto en el ámbito político como en el industrial. En conjunto, estos
La primera de estas cuatro etapas es la del régimen liberal censitario de finales del procesos crearon una separación mucho más clara entre el estado y la porción
siglo XIX y principios del XX, con sus requisitos de sufragio restrictivo y otras ahora más importante políticamente relevante de la sociedad civil, y esta última
limitaciones sobre la actividad política de los menos activos. Si bien la distinción ahora incluye a un gran número de personas que no estaban conectadas
conceptual entre sociedad civil y estado era válida, esto era mucho menos en personalmente con aquellos que administran el estado, y que percibieron el Estado
términos prácticos. A menos que los movimientos movilizaran a los marginados en términos de 'ellos' en lugar de 'nosotros'.
(tanto social como políticamente), las personas que formaban los elementos
políticamente relevantes de la sociedad civil y las personas que ocupaban los El partido de masas, con su membresía organizada, estructuras formales y
puestos de poder en el estado estaban tan estrechamente conectadas por lazos reuniones, etc., es la forma característica de esta segunda etapa en las relaciones
familiares e intereses que incluso cuando los dos grupos no eran simplemente entre partidos, estado y sociedad civil. El partido de masas surgió principalmente
41

entre los elementos de la sociedad civil recientemente activados y, a menudo, civil y el estado en esta concepción de la política serían como se muestra en la
marginados, como parte de su lucha (finalmente exitosa) para obtener una voz y Figura 5.2, con el estado y la sociedad civil claramente separados, y los partidos
finalmente controlar las estructuras gobernantes del estado. Donde el antiguo que sirven como un puente o vínculo entre los dos. No obstante, los partidos
grupo de cuadros se había basado en la calidad de los partidarios, este nuevo permanecieron claramente anclados dentro de la sociedad civil, aunque penetraron
partido se basaba en la cantidad de partidarios, tratando de compensar en muchas en el estado a través de nombramientos de patrocinio al servicio estatal, así como
suscripciones de miembros pequeños por lo que carecía de patrocinio individual a través de la ocupación de la oficina ministerial.
grande; para compensar en números organizados y acción colectiva por lo que
carecía de influencia individual; y para compensar a través de una prensa de Tanto el modelo de democracia de partidos de masas como el partido de masas
partido y otros canales de comunicación relacionados con los partidos por lo que como una forma organizativa presentaron un desafío para los partidos
carecía de acceso a la prensa comercial. establecidos, a los que sus organizaciones, como eran, tenían que responder. Por
un lado, con los electorados en millones, en lugar de en miles, las redes informales
Como los instrumentos de los 'outs' políticos, estos nuevos partidos estaban del partido del grupo eran inadecuadas para sondear, movilizar y organizar a los
naturalmente dominados por aquellos cuya base principal estaba en el partido y no partidarios. Por otro lado, la creciente aceptación del modelo de democracia de
en el gobierno. Debido a que su fuerza reside en la organización formal, este partidos de masas (control popular del gobierno a través de la elección entre los
dominio por lo que luego se llamaría el partido extraparlamentario tendió a partidos unificados) socavó el apoyo, incluso entre su propia base electoral natural,
formalizarse y, por lo tanto, sobrevivió por principio incluso después de que los para los estilos organizativos y gubernamentales más tradicionales practicados por
nuevos partidos lograron ganar primero el voto de sus partidarios y, finalmente, el los partidos establecidos.
poder en el gobierno también. Reflejando su agenda política mucho más activista,
las experiencias de vida de sus partidarios y un espíritu de lucha, estos partidos Dicho esto, una respuesta que claramente no estaba disponible para los líderes de
naturalmente fueron más susceptibles a la idea de cohesión y disciplina de partido los partidos tradicionales fue adoptar la raíz y la rama de los partidos de masas. En
forzada que los partidos del grupo burgués. Más significativamente en este sentido, particular, no pudieron aceptar la idea de que los partidos existen para representar
estos fueron los primeros partidos que declararon explícitamente representar los segmentos bien definidos de la sociedad, porque los segmentos que se les hubieran
intereses de un solo segmento de la sociedad. Como resultado, el trabajo del dejado (agricultores, industriales, etc.) eran, obviamente, minorías permanentes.
representante era menos buscar el interés nacional que actuar como agente de "su" De manera similar, la idea de que la organización extraparlamentaria debería ser
segmento de la sociedad en busca de su propio interés. El partido político fue el dominante no fue atractiva para las personas ya establecidas en el gobierno.
foro en el que se articuló el interés político del grupo social que representaba. Por Además, aunque necesitaban organizar y movilizar a los partidarios electorales,
lo tanto, no solo era práctico y experiencialmente apropiado que el partido fuera no dependían tanto de ellos para obtener recursos materiales; como las partes de
disciplinado, sino que también era normativamente deseable. la clase media y alta, todavía podrían recurrir a grandes contribuciones
individuales; como los partidos en el gobierno, podrían desplegar muchos de los
En estos términos, el ascenso del partido de masas, y en última instancia del recursos del estado para su propio beneficio; como las partes del establecimiento,
sufragio universal, se asoció con una redefinición de lo políticamente apropiado. tenían acceso privilegiado y comprensivo a los canales de comunicación "no
Un sistema oligárquico no solo se hizo democrático por la extensión del sufragio partidistas".
a casi todos los ciudadanos adultos, sino que también hubo un cambio en la
concepción de la relación adecuada entre ciudadanos / votantes, ya sean Como resultado, los líderes de los partidos tradicionales tendieron a establecer
numerosos o no, y el estado. Las elecciones se convirtieron en opciones de organizaciones que parecían partidos de masas en forma (miembros regulares,
delegados en lugar de fideicomisarios, y por lo tanto, en lugar de vehículos por sucursales, un congreso del partido, una prensa del partido), pero que en la práctica
medio de los cuales los electores dieron su consentimiento para ser gobernados a menudo continuaban enfatizando la independencia del partido parlamentario. .
por los electos, se convirtieron en dispositivos en los cuales el gobierno era En lugar de enfatizar el papel del partido parlamentario como agente de la
responsable ante el pueblo. El partido político iba a ser el mecanismo que hiciera organización de masas, enfatizaron el papel de la organización de masas como
todo esto posible. Esquemáticamente, las relaciones entre los partidos, la sociedad partidarios del partido parlamentario. Igualmente significativo, aunque estos
42

partidos reclutaron miembros, no lo hicieron, y en términos prácticos no pudieron, muchas membresías independientes que un individuo puede o no mantener. En
restringir su apelación a clases particulares, sino que tuvieron que hacer lugar de enfatizar la homogeneidad social, el partido acepta miembros donde sea
llamamientos más amplios, tratando de obtener el apoyo de todas las clases, que los encuentre y, además, los recluta sobre la base de acuerdos políticos en
aunque con tasas de éxito que Varió notablemente a través de líneas de clase. En lugar de la identidad social. En lugar de la estrategia electoral defensiva del partido
términos ideológicos, entonces, podrían mantener el compromiso anterior con una de masas, que hizo mayor hincapié en la movilización y retención de una
idea de un solo interés nacional que traspasa los límites seccionales. circunscripción limitada, el partido adopta una estrategia ofensiva, intercambiando
"la efectividad en profundidad por una audiencia más amplia y un éxito electoral
Al mismo tiempo que estos antiguos partidos de la derecha estaban adoptando este más inmediato" (Kirchheimer, 1966: 184). Al hacer esta transición, hay una
nuevo modelo 'catch-all', también surgieron una serie de factores que sirvieron disminución del carácter ideológico y / o político distintivo de los partidos, y, con
para socavar el modelo del partido de masas, tanto como un ideal normativo como el surgimiento de un creciente consenso político, la necesidad y la capacidad de
un imperativo práctico. En muchos aspectos, el modelo de partido de masas se mantener un electorado distintivo se debilita aún más. Además, los cambios en los
convirtió en víctima de su propio éxito. Las "grandes batallas" por los derechos sistemas de comunicación masiva, en particular el auge de la televisión como la
políticos y sociales habían unido a los constituyentes emergentes de los partidos fuente de información política más utilizada, mejoran las condiciones que
de masas de una manera que no se podía mantener una vez que se ganaron estos permiten, o incluso obligan, a los partidos a hacer llamamientos universales
derechos. La necesidad de solidaridad se redujo aún más cuando el estado directamente a los votantes, en lugar de comunicarse principalmente a y a través
comenzó a proporcionar sobre una base universal los servicios de bienestar y de sus partidarios básicos.
educación que antes habían sido responsabilidad del partido y su parentela.
Además, la mejora de las condiciones sociales, el aumento de la movilidad y el Al mismo tiempo, la relación entre las partes y el estado también cambia, lo que
desarrollo de los medios masivos de comunicación sirvieron para reducir el sugiere un nuevo modelo que se ilustra en la Figura 5.3. En este modelo, los
carácter distintivo de la experiencia de las unidades sociales socialmente bien partidos son menos los agentes de la sociedad civil que actúan y penetran en el
definidas (por ejemplo, Einhorn y Logue, 1988). Por lo tanto, los requisitos previos estado, y son más bien como intermediarios entre la sociedad civil y el estado, con
sociales y políticos para el partido de masas comenzaron a erosionarse, sino que, el partido en el gobierno (es decir, el ministerio político) liderando una existencia
una vez que obtuvieron el gusto por el cargo, y especialmente una vez que esencialmente similar a la de Janus. Por un lado, los partidos agregan y presentan
alcanzaron el poder por su cuenta, los líderes parlamentarios de los partidos de demandas de la sociedad civil a la burocracia estatal, mientras que por otro lado
masas originales también comenzaron. Para encontrar el modelo catch-all más son los agentes de esa burocracia en la defensa de las políticas ante el público.
atractivo. Habiendo disfrutado de los frutos de la victoria electoral, que incluía la
capacidad de alterar la política en formas que consideraban deseables o Aunque los partidos de masas también desempeñan estas funciones, sin embargo,
beneficiosas para sus partidarios electorales, estos políticos naturalmente querían se ven alterados fundamentalmente por el aflojamiento de los vínculos entre
seguir ganando, y por eso se interesaron más en ampliar su atractivo electoral más partidos particulares y segmentos particulares de la sociedad, tal como lo implica
allá de su clase original. Más aún, una vez en el cargo, encontraron que se estaban el modelo general. Si bien siguen existiendo diferencias entre los partidos con
forzando nuevos compromisos por las restricciones y demandas del gobierno respecto a su receptividad a los insumos de diferentes grupos, y con respecto a las
práctico, y por la necesidad de trabajar con grupos que se encontraban entre sus políticas que están dispuestos a defender, es decir, si bien todavía hay alguna
opositores electorales. diferencia en qué partido está en el cargo (por ejemplo, Castles, 1982), la mayoría
de los grupos esperan y se espera que puedan trabajar en cooperación con cualquier
Todo esto dio lugar a una tercera etapa de evolución, con los viejos partidos de parte que esté en el poder. Así, por ejemplo, si bien pueden permanecer algunos
masas comenzando a emular la respuesta de los antiguos partidos a su propio vínculos formales entre los sindicatos y los partidos socialdemócratas, los
ascenso, y así, los partidos de la izquierda tradicional y la derecha tradicional sindicatos no solo tratan directamente con los partidos burgueses cuando están en
comenzaron a converger en la captura. –todos los partidos modelo. Si bien esos el poder, sino que también se relacionan con los partidos socialdemócratas cuando
partidos pueden (seguir) teniendo miembros, ya no intentan encapsularlos están en el poder, de la misma manera. A la inversa, los partidos socialdemócratas
seriamente; más bien, la membresía de un partido se convierte en una de las
43

pueden encontrarse defendiendo políticas antisindicales aparentemente necesarias imaginar que los partidos, como muchas empresas comerciales reguladas, [tienen
por circunstancias fuera de su control. éxito] en el uso del poder del estado, para proteger sus propios intereses".

La idea de que los partidos actúan como intermediarios es particularmente Lo más importante es que considerar las Figuras 5.1 a 5.3 como una dinámica en
apropiada para la concepción pluralista de democracia que, no por casualidad, se lugar de como tres instantáneas aisladas sugiere la posibilidad de que el
desarrolló junto con ella (Truman, 1951; Dahl, 1956). Desde este punto de vista, movimiento de los partidos de la sociedad civil hacia el estado pueda continuar
la democracia se basa principalmente en la negociación y el alojamiento de hasta tal punto que los partidos se conviertan efectivamente en parte del propio
intereses organizados independientemente. Las partes forman coaliciones que aparato estatal. . De hecho, se puede afirmar que esta es precisamente la dirección
cambian constantemente entre estos intereses, y es vital para su función como en la que los partidos políticos en las democracias modernas se han estado
facilitadores del compromiso y garantes contra la explotación irrazonable de un dirigiendo durante las últimas dos décadas.
grupo por otro para que cada parte esté abierta a todos los intereses. Las elecciones
son elecciones apropiadas entre equipos de líderes en lugar de concursos entre LAS PARTES Y EL ESTADO
grupos sociales cerrados o ideologías fijas. El viejo partido de masas, como sugirió
Michels (1962), bien pudo haber estado dominado por su liderazgo en lugar de Se puede citar una variedad de desarrollos sociales, culturales, y especialmente
encarnar la verdadera democracia que implicaba su ideología, pero, en esta nueva políticos, que facilitan o incluso alientan este movimiento hacia el anclaje de
concepción de la democracia, la oligarquía del partido se convierte en una virtud partidos dentro del estado. Estos incluyen una disminución general en los niveles
en lugar de un vicio. . Por lo tanto, el modelo general no solo es atractivo desde la de participación y participación en la actividad del partido, con ciudadanos que
perspectiva interesada de los líderes de los partidos, sino que también resulta prefieren invertir sus esfuerzos en otros lugares, y particularmente en grupos
normativamente deseable. donde pueden desempeñar un papel más activo, donde es más probable que estén
en total acuerdo con un Una gama más limitada de preocupaciones, y donde
El modelo de partidos como intermediarios tiene varias implicaciones sienten que pueden hacer una diferencia. La arena local más inmediata se vuelve
potencialmente importantes con respecto a la evolución ulterior de la naturaleza y así más atractiva que la arena nacional remota e inercial, mientras que los grupos
las actividades de los partidos. Primero, la posición de las partes como abiertos de un solo tema se vuelven más atractivos que las organizaciones
intermediarios entre la sociedad civil y el estado sugiere que las propias partes tradicionales y jerárquicas del partido (por ejemplo, Lawson y Merkl, 1988a;
pueden tener intereses que son distintos de los de sus clientes a ambos lados de la Dalton y Kuechler, 1990). Un resultado de esto es que el gran tamaño y el
relación. Además, en efecto pueden extraer una comisión por sus servicios. compromiso de las membresías de los partidos generalmente no han seguido el
Aunque no suele incluirse precisamente en estos términos, el papel asignado a las ritmo del crecimiento en los electorados por un lado, y los costos de la actividad
recompensas personales del cargo en, por ejemplo, el modelo downsiano de de los partidos se están incrementando rápidamente.
política racional (Downs, 1957), corresponde a esta comisión por los servicios
prestados.2 Esta comisión no necesita ser limitada a recompensas materiales para Por lo tanto, las partes se han visto obligadas a buscar sus recursos en otros lugares,
individuos (por ejemplo, oficina y sus requisitos), pero también puede incluir y en este caso su papel como gobernadores y legisladores les facilitó el paso al
pagos a la parte como organización, así como la deferencia a las preferencias de estado. Entre las principales estrategias que podrían seguir fue la provisión y
política, ya sea de la parte o de individuos particulares. En segundo lugar, la regulación de subvenciones estatales a los partidos políticos, que, aunque varían
capacidad de una parte para realizar la función de intermediación depende no solo de país a país, a menudo constituyen uno de los principales recursos financieros y
de su capacidad para apelar al electorado, sino también de su capacidad para materiales con los que los partidos pueden realizar sus actividades en el
manipular el estado. Pero si un partido puede manipular al estado en interés de sus parlamento, y en la sociedad en general (ver Katz y Mair, 1992a, y el Capítulo 6 a
clientes en la sociedad civil, también debería poder manipular al estado en sus continuación).
propios intereses. Así, como Epstein (1986: 171) observó con respecto a su modelo
de "partidos como servicios públicos" de los partidos estadounidenses, es posible El crecimiento en la subvención estatal en las últimas dos décadas, y la promesa
de un mayor crecimiento en los próximos años, ha llegado a representar uno de los
44

cambios más significativos en el entorno en el que actúan las partes. Al mismo reserva de apoyo. Con este nuevo enfoque, por el contrario, ganar o perder puede
tiempo, sin embargo, se debe enfatizar que este cambio ambiental está lejos de ser hacer menos diferencia en los objetivos políticos de un partido debido a la ausencia
exógeno a las partes, en el sentido de que son las partes, en su papel de de grandes batallas políticas, pero puede hacer una gran diferencia en su
gobernadores, quienes son los responsables finales de ambas reglas con respecto supervivencia, ya que los recursos para su sustento ahora vienen Cada vez más del
a las subvenciones estatales. En cuanto a las cantidades de dinero y recursos que estado. Pero se debe enfatizar que los partidos no necesitan competir por la
se ponen a disposición. Además, también es necesario subrayar que, precisamente supervivencia de la misma manera que una vez compitieron para determinar la
porque estas subvenciones a menudo están vinculadas al desempeño o la posición política; mientras que solo puede haber una política a la vez, todas las partes
del partido anterior, ya sea definido en términos de éxito electoral o representación pueden sobrevivir juntas. Es en este sentido que las condiciones se vuelven ideales
parlamentaria, ayudan a garantizar el mantenimiento de los partidos existentes y, para la formación de un cartel, en el que todas las partes comparten recursos, y en
al mismo tiempo, plantean barreras. A la aparición de nuevos grupos. De manera el que todos sobreviven.
similar, las reglas con respecto al acceso a los medios electrónicos, que, a
diferencia de los medios impresos anteriores, están sujetas a un control y / o LA EMERGENCIA DEL PARTIDO DEL CARTEL
regulación estatal sustancial, ofrecen un medio por el cual los que están en el poder
pueden obtener acceso privilegiado, mientras que los que están en el Los márgenes De hecho, las diferencias en la posición material de ganadores y perdedores se han
pueden ser descuidados. Nuevamente, las reglas varían de un país a otro, y en reducido drásticamente. Por un lado, el conjunto de "partidos gobernantes" ya no
algunos casos son claramente menos restrictivas y menos importantes que otras; es tan limitado como lo era antes. A riesgo de una generalización excesiva, casi
sin embargo, la combinación de la importancia de los medios electrónicos como todas las partes importantes ahora pueden considerarse partes gobernantes. Todos
medio de comunicación política, por un lado, y el hecho de que estos medios están tienen acceso a la oficina. Hay, sin duda, una variedad de partidos minoritarios
regulados por el estado y, por lo tanto, por las partes en el estado por el otro, ofrece extremistas que siempre han permanecido en los márgenes del poder, incluidas las
a las partes una Recurso que antes era inconcebible. Partes del Progreso de Dinamarca y Noruega; pero un catálogo completo de tales
excepciones simplemente serviría para enfatizar cómo se excluyen de manera
En resumen, el estado, que es invadido por las partes, y cuyas reglas son persistente a las partes significativas, particularmente si se consideran los
determinadas por las partes, se convierte en una fuente de recursos a través de los gobiernos regionales y otras formas de gobierno subnacional. Por otro lado,
cuales estas partes no solo ayudan a asegurar su propia supervivencia, sino que incluso cuando un partido está excluido del gobierno, o incluso cuando, como en
también pueden mejorar su Capacidad para resistir los desafíos de las alternativas el caso del Partido Laborista británico, un partido languidece durante un largo
recién movilizadas. El estado, en este sentido, se convierte en una estructura período de oposición, esto rara vez implica una denegación de acceso al botín del
institucionalizada de apoyo, que sostiene a los internos y excluye a los externos. Estado, ni al menos una parte de las citas de patrocinio. La mayoría de las veces,
Ya no son simples intermediarios entre la sociedad civil y el estado, ahora las el acceso a los medios no se ve afectado en gran medida por la ausencia del
partes son absorbidas por el estado. Desde que asumí por primera vez el papel de gobierno. El acceso a las subvenciones estatales tampoco se ve afectado; de hecho,
fideicomisarios, y luego de delegados, y luego de nuevo, en el apogeo del partido en algunos sistemas, como Irlanda y el Reino Unido, a los partidos actualmente en
catch-all, de empresarios, los partidos ahora se han convertido en agencias semi- oposición se les otorga un nivel más alto de subvención precisamente porque
estatales. carecen de los recursos inmediatos de los partidos que están actualmente en el
gobierno.
Sin embargo, esta estrategia conlleva riesgos y el principal de ellos es que la parte
depende del acceso continuo a recursos que, en principio, están fuera de su propio Por lo tanto, vemos el surgimiento de un nuevo tipo de partido, el partido del cartel,
control. En particular, existe el peligro de que una parte que está excluida del caracterizado por la interpenetración del partido y el estado, y también por un
gobierno también sea excluida del acceso a los recursos. Con los modelos patrón de colusión entre partidos. En este sentido, tal vez sea más preciso hablar
anteriores de partido, ganar o perder una elección puede hacer una gran diferencia de la aparición de las partes del cartel, ya que este desarrollo depende de la
en los objetivos políticos de un partido, pero poco importa para su supervivencia, colusión y la cooperación entre competidores ostensibles y de acuerdos que, por
ya que los recursos necesarios para el sustento organizativo provienen de su propia necesidad, requieren el consentimiento y la cooperación de todos, o casi todos,
45

participantes relevantes Sin embargo, aunque en un nivel este desarrollo se del surgimiento de partidos del cártel. Además, los partidos contemporáneos no
relaciona con el sistema de partidos en su conjunto, también tiene implicaciones son necesariamente partidos de cartel, como tampoco los partidos de generaciones
importantes para el perfil organizativo de cada parte individual dentro del cártel, anteriores eran partidos de élite total, partidos totalmente masivos o partidos
por lo que es razonable hablar de una parte del cartel en singular. totalmente atrapados. Más bien, todos estos modelos representan tipos polares
convenientemente heurísticos, a los que las partes individuales pueden
Hasta ahora, sin embargo, este proceso se encuentra en una etapa temprana. aproximarse más o menos estrechamente en un momento dado.
Además, dada la naturaleza de las condiciones que facilitan el surgimiento de los
partidos del cartel, también es desigual, siendo más evidente en aquellos países en Entre las características clave de los partidos que han variado con el tiempo están
los que la ayuda estatal y el apoyo para los partidos son más pronunciados, y en las relacionadas con los objetivos de la política y la base de la competencia entre
las oportunidades para el patrocinio del partido, la lottizazione, y el control es el partidos. En el período de dominio del partido de élite, los objetivos políticos y los
más mejorado. Finalmente, también es un proceso que probablemente se desarrolle conflictos giraron en gran medida en torno a la distribución de privilegios, y los
más fácilmente en aquellas culturas políticas marcadas por una tradición de partidos compitieron sobre la base del estado atribuido a sus adherentes. A medida
cooperación y alojamiento entre partidos. A la espera de una investigación más que se desarrollaba el partido de masas, la oposición clave en política comenzó a
cercana y más rigurosa, por lo tanto, se puede sugerir que es probable que el girar en torno a la cuestión de la reforma social (u oposición a la reforma social),
proceso esté más desarrollado en países como Austria, Dinamarca, Alemania, y los partidos compitieron en términos de su capacidad representativa. Con el
Finlandia, Noruega y Suecia, donde la tradición de cooperación interpartidaria se surgimiento del partido catch-all, los objetivos de la política se mantuvieron en
combina con la contemporánea, abundancia de apoyo estatal para las partes, y con gran medida intencionados, pero giraron en torno a cuestiones de mejora social en
un privilegio de parte en relación con los nombramientos de patrocinio, oficinas, lugar de una reforma general, con partidos que compiten menos sobre la base de
etc. A la inversa, es probable que el proceso esté menos desarrollado en un país sus capacidades representativas y más bien sobre la base de su efectividad en la
como el Reino Unido, donde una tradición de políticas adversas se combina con formulación de políticas. Finalmente, con la aparición del partido del cartel, llega
un apoyo estatal relativamente limitado para las organizaciones partidarias, y un período en el que los objetivos de la política, al menos por ahora, se vuelven
donde las posibilidades de patrocinio, aunque aumentan, también siguen siendo más auto-referenciales, y la política se convierte en una profesión en sí misma: una
relativamente limitadas. profesión calificada, sin duda, y una en sí misma. La limitada competencia entre
partidos que se lleva a cabo tiene lugar sobre la base de demandas competitivas
LAS CARACTERÍSTICAS DEL PARTIDO CARTEL para una gestión eficiente y efectiva.

Como se señaló anteriormente, la distinción más obvia entre los diferentes Los patrones de competencia electoral también han diferido. Entre los partidos de
modelos de partido (el partido de élite o cuadro, el partido de masas, el partido élite, la competencia fue efectivamente administrada y controlada. Este patrón fue
general y ahora el partido del cartel) se refiere al contexto social y político radicalmente socavado por la extensión del sufragio y por el surgimiento de
particular dentro del cual emergió cada uno de ellos, y que, por razones de partidos de masas que buscaban obtener la victoria sobre la base de la movilización
conveniencia, pueden identificarse con períodos de tiempo distintivos (ver Tabla popular. El nuevo estilo de competencia electoral se podría ver, si no siempre,
5.1, donde las diversas características de los cuatro modelos de partido se típicamente en los intentos de los partidos de masas de segmentar el electorado en
yuxtaponen entre sí). Al mismo tiempo, sin embargo, esto estaba lejos de ser la una serie de distritos electorales exclusivos, y en lo que Lipset y Rokkan (1967:
única influencia en el desarrollo del partido, ya que ese tipo particular de partido 51) denominan Intenta "estrechar el mercado de soporte". Con el partido general,
a menudo sobrevivía a las circunstancias que habían facilitado su aparición inicial. las estrategias electorales se volvieron más competitivas. Se podía ganar a los
De este modo, los partidos de masas no desplazaron a los partidos de elite para que votantes, y los partidos consideraron que valía la pena intentar ganarlos, incluso si
se presentaran ante los tribunales; más bien, ambos continuaron coexistiendo las bases de esta competencia hubieran dejado de involucrar temas importantes y,
incluso después del advenimiento del sufragio universal, de la misma manera que en cambio, hubieran girado en torno a cuestiones de eficacia de las políticas.
los partidos de masas continuaron incluso después del desarrollo del partido Incluso este patrón, sin embargo, ahora puede decirse que ha sido cuestionado, ya
general, y, más recientemente, los partidos globales continúan existiendo a pesar que, con la aparición de la parte del cartel, la competencia está nuevamente
46

contenida y gestionada. Ciertamente, las partes siguen compitiendo, pero lo hacen reclutados activamente y disfrutan de derechos y privilegios dentro del partido, la
sabiendo que comparten con sus competidores un interés mutuo en la membresía también conlleva deberes y obligaciones sustanciales. El partido catch-
supervivencia organizativa colectiva y, en algunos casos, incluso el incentivo all continúa enfatizando la membresía y otorgando derechos a sus miembros
limitado para competir en realidad ha sido reemplazado por un incentivo positivo dentro de la organización, pero abre sus filas a una gama más amplia de partidarios
para no competir. Quizás en ninguna parte se haya podido ejemplificar mejor esto y ya no requiere el mismo nivel de compromiso. Los líderes ya no son
que el intercambio de patrocinio entre los principales partidos italianos, incluso a principalmente responsables ante los miembros, sino más bien ante el electorado
veces los comunistas, que aparentemente estaban en oposición. Otros ejemplos más amplio. Los miembros en este sentido se parecen más a las animadoras y el
muy obvios incluyen el intercambio de escaños y la rotación de la presidencia del patrón de autoridad es más de arriba hacia abajo que de abajo hacia arriba.
Consejo Federal Suizo entre los cuatro partidos principales; el intercambio de Finalmente, aunque los miembros de una parte del cártel pueden tener incluso más
nombramientos de la alcaldía en los Países Bajos; y el gerrymander de "protección derechos que los de las partes que se engloban, su posición a veces es menos
del titular" en muchas decisiones de reparto del estado estadounidense. privilegiada. La distinción entre miembros y no miembros puede volverse borrosa,
y las partes invitan a todos los simpatizantes, formalmente inscritos o no, a
Este nuevo estilo de competencia electoral también tiene implicaciones para, y en participar en las actividades y decisiones del partido. Aún más importante, cuando
parte es una consecuencia de, cambios en la base de recursos de los partidos y en los miembros ejercen sus derechos, es más probable que lo hagan como individuos
el tipo de trabajo y campaña del partido que se requiere. Los partidos de élite, en lugar de a través de delegados, una práctica que se tipifica más fácilmente en la
como se ha señalado, obtuvieron gran parte de sus recursos, ya sean financieros o selección de candidatos y líderes por votación postal que por reuniones de
de otro tipo, de contactos personales, y prestaron poca atención a la necesidad de selección o congresos del partido. . Esta concepción atomística de la membresía
hacer campaña. Por otra parte, los partidos de masas crearon organizaciones del partido se facilita aún más al permitir que las personas se afilien directamente
altamente intensivas en mano de obra, financiando sus actividades sobre la base al partido central, obviando la necesidad de organizaciones locales y, por lo tanto,
de cuotas de membresía y suscripciones, y desarrollando sus propios canales de también de organizadores locales. De hecho, es posible imaginar un partido que
comunicación independientes. Evidentemente, este fue el caso del partido catch- administra todos sus negocios desde una sola sede central, y que simplemente
all, que, aunque se apoyaba en gran medida en su base de miembros tanto para las subdivide su lista de correo por circunscripción, región o ciudad cuando hay que
finanzas como para el trabajo de campaña, también comenzó a ganar seleccionar determinados conjuntos de candidatos o cuando las políticas
contribuciones de una variedad más amplia de fuentes y comenzó a cambiar hacia subnacionales tienen que ser aprobado.
un capital más amplio, enfoque intensivo para hacer campaña. Estos nuevos
partidos también pusieron menos énfasis en sus propios canales de comunicación El resultado es un liderazgo que puede legitimar su posición tanto dentro como
independientes, y dedicaron un esfuerzo creciente para competir por el acceso a fuera del partido al señalar a una membresía grande y formalmente facultada. Al
redes de comunicación no partidistas, dedicando cada vez más recursos al empleo mismo tiempo, se mejora su autonomía, ya que es menos probable que una
de publicistas profesionales y expertos en medios de comunicación (Panebianco, membresía atomizada proporcione la base para la movilización de desafíos, y dado
1988: especialmente 220-35). Este último patrón ha sido aún más impulsado por que la posición de los activistas locales como intermediarios necesarios se ve
las partes del cártel, cuyas campañas ahora son casi exclusivamente de capital socavada. Por supuesto, los partidos todavía necesitan y desean los titulares de
intensivo, profesional y centralizada, y que dependen cada vez más de sus recursos cargos locales, y esto podría ser problemático para el partido central si abogaran
en las subvenciones y otros beneficios y privilegios que ofrece el estado. por políticas o estrategias que fueran contrarias a las de los líderes nacionales.
Dicho esto, estos líderes locales siempre serán desalentados de intervenir en los
Todo esto también afecta el carácter de la membresía del partido y las relaciones asuntos nacionales por el conocimiento de que el liderazgo nacional, si es
entre los miembros del partido y los líderes del partido. Para el partido de élite, desafiado, puede apelar directamente a los miembros individuales. En lo que
por supuesto, los líderes del partido son los únicos miembros, por lo que estas respecta a los asuntos locales, por otra parte, ambas partes tienen interés en
preguntas no surgen. Con el partido de masas, en contraste, hay una membresía fomentar la autonomía local. Desde el punto de vista de los funcionarios locales,
grande y homogénea que reclama el derecho de controlar a la élite del partido, y una mano relativamente libre siempre es deseable, mientras que desde el lado
en cuyo nombre actúa la élite del partido. Sin embargo, mientras los miembros son central del partido, un partido local autónomo tiene más probabilidades de
47

fomentar la participación y la participación, y es más probable que haga que el votante, y al elegir las elecciones como el canal legítimo para la actividad política,
partido sea atractivo para los miembros potenciales y simpatizantes. Por lo tanto, otros canales potencialmente más efectivos se vuelven menos legítimos. La
se anima a cada lado a que permita al otro una mano libre. El resultado es democracia se convierte en un medio para lograr la estabilidad social en lugar del
stratarchy. cambio social, y las elecciones se convierten en partes "dignas" de la constitución.

LA DEMOCRACIA Y EL PARTIDO DEL CARTEL Dicho de otra manera, la democracia deja de ser vista como un proceso mediante
el cual la sociedad civil impone limitaciones o controles al estado, y se convierte
Así como cada uno de los modelos de organización de partidos (partido de élite, en un servicio proporcionado por el estado para la sociedad civil. El liderazgo
partido de masas, partido general) que lo precedió tenía un modelo asociado de político debe renovarse, y las elecciones proporcionan un ritual pacífico mediante
democracia, así también el aumento del modelo de partido de cartel como un el cual se puede lograr esto. La retroalimentación es necesaria si los gobernantes
fenómeno empírico también se asocia con una revisión de El modelo normativo deben proporcionar un gobierno que sea ampliamente aceptable, y las elecciones
de la democracia. En este modelo revisado, la esencia de la democracia radica en disputadas, que señalan el placer público (o el descontento) con políticas y
la capacidad de los votantes para elegir entre un menú fijo de partidos políticos. resultados, proporcionan esa retroalimentación. Por lo tanto, el estado ofrece
Los partidos son grupos de líderes que compiten por la oportunidad de ocupar elecciones impugnadas. Y dado que las elecciones democráticamente disputadas,
oficinas gubernamentales y de asumir la responsabilidad en la próxima elección al menos como se entiende actualmente, requieren partidos políticos, el estado
para el desempeño del gobierno. En un sentido, esto es simplemente una también proporciona (o garantiza la provisión de) partidos políticos. Al final, por
exageración del partido catch-all, o el modelo liberal elitista de la democracia, y supuesto, son las partes en el poder las que son el estado y las que brindan este
el elemento significativo es lo que falta en esta formulación. La democracia radica servicio y, por lo tanto, es su propia existencia la que garantizan.
en el hecho de que las elites ganen el favor público, en lugar de la participación
pública en la formulación de políticas. Los votantes deben preocuparse por los El reconocimiento de la política partidaria como una carrera a tiempo completo
resultados en lugar de la política, que es el dominio del profesional. Las partes son implica la aceptación, e incluso el estímulo, de una serie de tendencias que las
asociaciones de profesionales, no asociaciones de o para los ciudadanos. concepciones anteriores de la democracia consideraban indeseables. Si bien la
relación de estos con la idea de un cartel de partido, ya sea como condiciones
En otros sentidos, sin embargo, el modelo de democracia de partido de cartel es previas o como posibles consecuencias, es directa, sin embargo, implica una
fundamentalmente diferente. Un aspecto central de los modelos anteriores fue la reorientación fundamental hacia los partidos y las elecciones. Lo más importante
idea de la alternancia en el cargo: no solo había algunos partidos que estaban es que los políticos sienten una necesidad cada vez mayor de reducir los costos de
claramente 'dentro', mientras que otros estaban claramente 'fuera', sino que el la derrota electoral. Este es, por supuesto, un deseo universal, que a menudo ha
temor a ser expulsados del cargo por los votantes también se consideraba como el conducido a la suspensión total de elecciones en países sin normas fuertemente
Gran incentivo para que los políticos respondan a la ciudadanía. En el modelo del establecidas de política electoral. En los países occidentales, donde claramente
cartel, por otra parte, ninguno de los partidos principales está definitivamente esta no es una opción viable, la alternativa es proporcionar subvenciones y apoyo
"fuera". Como resultado, hay un sentido incrementado en el cual la democracia para todos, permitiendo que diferentes coaliciones estén en cargos en diferentes
electoral puede ser vista como un medio por el cual los gobernantes controlan a niveles o en diferentes lugares, etc. Un resultado de esto es la atenuación de la
los gobernados, y no al revés. A medida que los programas de los partidos se competencia. Además, a medida que los políticos persiguen carreras a largo plazo,
vuelven más similares y, en cualquier caso, las campañas se orientan más hacia llegan a considerar a sus oponentes políticos como compañeros profesionales, que
objetivos acordados en lugar de medios contenciosos, hay una reducción en el están motivados por el mismo deseo de seguridad en el empleo y que enfrentan los
grado en que los resultados electorales pueden determinar las acciones del mismos tipos de presiones que ellos mismos, y con quién deben estar los negocios.
gobierno. Además, a medida que la distinción entre los partidos en el cargo y los Continuó a largo plazo. La estabilidad se vuelve más importante que el triunfo, y
que están fuera del cargo se vuelve más borrosa, se reduce el grado en que los la política se convierte en un trabajo más que en una vocación.
votantes pueden castigar a los partidos incluso sobre la base de la insatisfacción
generalizada. Al mismo tiempo, la participación en el proceso electoral implica al
48

DESAFÍOS PARA EL PARTIDO CARTEL condiciones que generaron la parte del cartel, el éxito más reciente del cartel
genera inevitablemente su propia oposición.
Pero si bien los partidos del cartel pueden ser capaces de limitar la competencia
entre ellos, por supuesto, no pueden suprimir la oposición política en general. Este Los nuevos partidos que buscan entrar en el sistema pueden, por supuesto, hacer
es especialmente el caso cuando los partidos, tanto individualmente como en campaña para obtener apoyo sobre la base de una amplia variedad de apelaciones
grupo, se conectan cada vez más estrechamente con el estado; y cuando dejan de ideológicas. Sin embargo, cada vez más, la experiencia sugiere que un grito de
ser canales efectivos de comunicación de la sociedad civil al estado. En lugar de guerra particular que parece común a muchos partidos nuevos, y que parece
que los partidos hagan demandas al estado en nombre de grupos particulares de la particularmente efectivo para movilizar apoyo, es su demanda de "romper el
sociedad civil, estos grupos encuentran que ellos mismos necesitan hacer molde" de la política establecida (ver, por ejemplo, Poguntke, 1994b; Scarrow,
demandas al partido / estado. Por lo tanto, cada vez más, la articulación de la 1994b). En muchos casos, esta demanda es en gran parte retórica, y sus
demanda se convierte en la provincia de las organizaciones de interés. En algunos protagonistas, en particular los que buscan apoyo entre las nuevas clases medias,
casos, por supuesto, y particularmente en lo que concierne a las organizaciones de partidos que van desde los demócratas 66 en los Países Bajos, a los
interés de los grupos más grandes y más establecidos (por ejemplo, sindicatos, socialdemócratas en Gran Bretaña y los demócratas progresistas en Irlanda, a
asociaciones de empleadores), estas han desarrollado relaciones con el estado que menudo demuestran ser más que dispuestos a unirse al establecimiento que una
no son diferentes a las desarrolladas por las partes sí mismos. Este es el fenómeno vez que condenaron inicialmente. Incluso en otros casos, como en muchos de los
que se ha denominado "neo-corporativismo" y, entre otras cosas, implica la partidos verdes, donde la oposición está más arraigada, estas demandas también
concesión de una posición privilegiada y segura a ciertos grupos a cambio de un son capaces de adaptarse y ser cooptadas.
"buen comportamiento". Pero precisamente porque estos grupos establecidos han
sido incorporados al sistema, a menudo se muestran poco dispuestos o incapaces En algunos casos, sin embargo, la protesta aprovecha una desafección más radical.
de expresar algunas demandas, y esto, a su vez, puede llevar al surgimiento de Este es ciertamente el caso de una variedad de nuevos partidos de extrema luz,
organizaciones alternativas, que a menudo son de corta duración y estridentes. como el Vlaams Blok en Bélgica, el Frente Nacional en Francia, la Acción
Como sugiere esto, los mecanismos de autoprotección que las partes del cartel han Nacional en Suiza e incluso posiblemente la Nueva Democracia en Suecia, que
creado tienen sus propias contradicciones internas. En la medida en que los parece decidida a seguir el camino del Progreso. Partidos en la vecina Dinamarca
partidos del cártel limitan la posibilidad de disensión intraorganizacional, y Noruega. Esto también se aplica cada vez más al Partido de la Libertad
minimizan las consecuencias de la competencia dentro del cártel y se protegen de establecido en Austria, pero ahora cada vez más estridente y excluido. Todos estos
las consecuencias de la insatisfacción electoral, impiden que las elecciones partidos parecen propugnar una oposición profundamente antidemocrática y con
realicen incluso la función de retroalimentación mínima que el nuevo modelo de frecuencia xenófoba al consenso que ahora prevalece en la mayoría de las
democracia asigna. Esto solo se fomenta si las organizaciones de mayor interés democracias occidentales, y esto obviamente proporciona una base importante
también han sido incluidas dentro del paraguas autoprotector de los acuerdos para su apoyo. Pero lo que quizás sea más sorprendente es que muchos de estos
neocorporativos. Al mismo tiempo, sin embargo, esto no puede evitar la aparición partidos también parecen estar ganando un gran kilometraje de su supuesta
de desafíos fuera del cartel, aunque podría ser posible colocar barreras en el capacidad para dividir lo que a menudo denominan acuerdos "acogedores" que
camino de las nuevas partes que buscan ingresar al sistema, como, por ejemplo, la existen entre las alternativas políticas establecidas. En efecto, por lo tanto, al
predicción del estado. Subvenciones sobre el desempeño electoral previo o la operar como un cártel, al tratar de asegurar que no haya "ganadores" y
restricción de acceso a boletas. Más importante aún, los intentos de exclusión "perdedores" claros entre las alternativas establecidas, y al explotar su control del
también pueden resultar contraproducentes, ofreciendo a los neófitos excluidos un estado para generar recursos que se pueden compartir entre sí. Las partes del cártel
arma con la cual movilizar el apoyo de los desafectos. Por lo tanto, de manera muy a menudo proporcionan, sin saberlo, precisamente las municiones con las que los
similar a como los partidos de élite crearon las condiciones sociales y políticas nuevos manifestantes de la derecha pueden librar sus guerras con mayor eficacia.
para el surgimiento y el éxito de los partidos de masas, y como los partidos de Estos nuevos manifestantes no representan un desafío para el partido; Su protesta
masas, a su vez, crearon las condiciones para el surgimiento y el éxito de los es, después de todo, organizada por los partidos. Pero sí se ven a sí mismos como
partidos de primera, y a medida que la parte que se ponía de moda condujo a las representantes de un desafío para el partido del cartel, un desafío que bien puede
49

ser alimentado por las acciones de los propios partidos del cartel, y que, en el largo por ejemplo, Dalton et al., 1984Z>; Crewe and Denver, 1985; Bartolini and Mair,
plazo, pueden ayudar a legitimar su protesta. 1990), o en términos de la sociología del apoyo del partido (véase, por ejemplo,
Rose 1974; Franklin et al., 1992). También sabemos cada vez más sobre los
Como se señaló al comienzo de este capítulo, gran parte de la literatura partidos en funciones, tanto en términos de procesos de formación de coaliciones
contemporánea habla de la declinación o el fracaso de las partes, un énfasis que, (por ejemplo, Pridham, 1986; Laver y Schofield, 1990) como en términos del papel
desde esta perspectiva, es en gran medida erróneo. De hecho, hay poca evidencia de los partidos en la formulación de políticas y en el gobierno en general (por
real que sugiera que la edad de los partidos ha disminuido. Por el contrario, ejemplo, Castillos) y Wildenmann, 1986; Katz, 1987; Budge y Keman, 1990;
mientras que en algunos aspectos los partidos son menos poderosos que antes Laver y Budge, 1992). Más recientemente, el análisis comparativo también se ha
(disfrutan, en general, de lealtades partidistas menos intensas, proporciones más dirigido a la cuestión de los partidos como actores estratégicos y como activistas
bajas de adeptos, identidades políticas menos distintivas) en otros aspectos, su (por ejemplo, Bowler y Farrell, 1992; Butler y Ranney, 1992). Y a todo este trabajo
posición se ha fortalecido, no solo como resultado del aumento de recursos que el se puede agregar el volumen de estudios más amplio y cada vez más amplio sobre
estado (las partes en el estado) pone a su disposición (véase también el Capítulo 6 familias de partidos y sistemas de partidos (véase, por ejemplo, la bibliografía
a continuación). Sin duda, si uno toma como modelo el modelo del partido de ahora fechada en Mair, 1990a: 353-60).
masas, como parece hacer gran parte de esta literatura, entonces los partidos de la
corriente principal son quizás menos poderosos que antes; Es decir, son partidos Al mismo tiempo, sin embargo, también hay desequilibrios, con la creciente
de masas menos poderosos. Pero este es un estándar inadecuado, que no tiene en acumulación de conocimientos en algunas áreas que contrastan marcadamente con
cuenta las formas en que las partes pueden adaptarse para asegurar su propia lagunas sorprendentemente evidentes en otras, y desde hace algún tiempo una de
supervivencia, y que ignora las nuevas fortalezas que pueden adquirir en las más obvias de estas lagunas ha sido la fundamentación empírica, estudio de los
compensación por esas debilidades que se han hecho evidentes. Son, en definitiva, partidos como organizaciones (ver Katz y Mair 1992b). Esto no obstante el hecho
diferentes partidos. Hablar del desafío al partido en lugar de su declive o fracaso, de que gran parte del trabajo pionero en el campo de la investigación de partidos,
tal vez sea estar en un terreno más seguro, aunque también sea fundamentalmente por Michels y Ostrogorski en particular, se centró precisamente en esta área, y
erróneo. Porque lo que ahora vemos en las democracias occidentales es menos un también a pesar de algunas discusiones teóricas más recientes que han especulado
desafío para el partido en general, y más bien un desafío, inevitablemente, para los sobre diferentes modelos de partido y partido cambio (p. ej., Panebianco, 1988).
partidos del cartel en particular. Por lo tanto, aunque ahora sabemos mucho sobre los partidos y sus votantes, sobre
los partidos y sus gobiernos, y sobre los partidos y sus competidores, sigue
6 habiendo límites severos para la comprensión comparativa de cómo funcionan
exactamente las organizaciones de partidos, sobre cómo cambian, Y sobre cómo
Legitimidad popular y privilegios públicos: las organizaciones del partido se adaptan.
en la sociedad civil y el estado
NUEVAS PERSPECTIVAS SOBRE EL DESARROLLO DE
El estudio de partidos y sistemas de partidos sigue siendo uno de los subcampos ORGANIZACIONES PARTIDARIAS
más grandes y más activos dentro de la política comparativa (por ejemplo, Janda,
1993). También es un estudio que continúa presentando un panorama Uno de los síntomas más evidentes de este abandono a largo plazo de la
inmensamente variado, que va desde el trabajo que explora la relación de las partes investigación comparativa sobre el desarrollo de organizaciones de partidos es que
con la sociedad en general, a través del trabajo que se relaciona con el papel de los gran parte de la reflexión sobre el tema aún está atrapada dentro de un conjunto de
partidos en el gobierno, hasta el trabajo que, a menudo, es más teórico, nivel, se términos de referencia que se estableció hace casi una generación. Más
ocupa de las interacciones entre las partes y con la dinámica de los sistemas de específicamente, y a pesar del énfasis ocasional en variantes más modernas, gran
partido. Ahora sabemos mucho, por ejemplo, sobre los desarrollos transnacionales parte de este pensamiento sigue basándose en el supuesto del "partido de masas"
en los lazos que unen o no vinculan a los partidos con sus votantes, ya sea que esto como modelo (consulte el Capítulo 5 más arriba). En este punto de vista, las
se exprese en términos de estabilidad y cambio de preferencias electorales (ver, organizaciones del partido se definen principalmente con referencia a sus
50

relaciones con la sociedad civil; la fuerza organizativa del partido se mide También hay otros problemas asociados con este argumento centrado en el partido
principalmente con referencia al tamaño de la membresía y la capacidad del de masas. En primer lugar, gran parte de la especulación sobre la aprobación del
partido para cerrar (a menudo predefinido) los sectores del electorado; y las partido de masas y sobre el declive imputado del partido en general se ha
estructuras de los partidos se entienden y evalúan principalmente en términos de producido sin mucha referencia a la evidencia empírica, en particular debido a la
modos de representación interna y responsabilidad. Por lo tanto, se deduce que la gran dificultad que conlleva la recopilación del tipo de datos que podrían refuerce
atenuación de cualquiera de estos elementos, como ocurre a través del privilegio o incluso desafíe esta tesis (véase, por ejemplo, Bartolini, 1983ft; von Beyme,
de los grupos de liderazgo dentro del partido, la degradación del rol de los 1985; Katz, 1990). En segundo lugar, y pese a las ideas proporcionadas por gran
miembros o el desarrollo de programas dirigidos a los votantes en general en lugar parte del razonamiento más teórico, la forma precisa en que se pueden distinguir
de a la Parte adjunta o incluso clientela incorporada al partido: implica también la los diferentes modelos de organización del partido sigue siendo relativamente
atenuación y el rechazo del partido per se. poco clara. Si bien estos modelos son ciertamente útiles cuando se buscan
generalizaciones a largo plazo sobre el desarrollo organizacional de los partidos,
El problema con esta línea de razonamiento comienza cuando el declive del sin embargo, resultan muy difíciles de tratar de una manera más específica, o como
partido de masas se considera como un decrecimiento del partido de manera más constructos empíricos genuinos (por ejemplo, Sjoblom, 1981; Dittrich, 1983;
general. En este sentido, el partido de masas no solo es el modelo de lo que ha Krouwel, 1993). En tercer lugar, y no menos importante como resultado del legado
sucedido antes, sino que también sigue siendo el modelo casi a perpetuidad, de del modelo de partido de masas, todavía hay una tendencia a evaluar las
modo que los partidos pueden ser indiferentes a la membresía, lo que puede organizaciones del partido en términos de sus relaciones con la sociedad civil. Por
enfatizar el poder de su liderazgo y el que puede desarrollarse. Los procesos de otro lado, los aspectos alternativos de la organización del partido, particularmente
toma de decisiones internas menos conscientemente democráticos son, de alguna aquellos que se relacionan con el partido en el parlamento (cf. Hecksher, 1953:
manera, también partidos en declive. Kirchheimer (1966), por ejemplo, quien fue 149-59; von Beyme, 1983), o con el partido en la oficina central, todavía tienden
uno de los primeros autores en señalar la desaparición del partido de masas, y a serlo ignorado
quien señaló el surgimiento del nuevo partido 'catch-all', lo hizo con pesar, en el
sentido de que un nuevo tipo de partido posiblemente se vuelva "demasiado directo En el contexto del proyecto de investigación más amplio sobre cambio y
para servir como un enlace con los poseedores de poder funcionales de la adaptación en organizaciones de partidos, del cual forma parte el análisis en este
sociedad" (p. 200). Pizzorno (1981), quien también enfatizó el paso del partido de capítulo (ver Katz y Mair, 1992a, 1994), hay dos estrategias principales que se han
masas, y que lo describió como la criatura ahora redundante de un tiempo adoptado para tratar con estos problemas. La primera, y probablemente la más
específico, fue conducido a adelantar una serie de hipótesis que buscaban explicar importante de estas estrategias, tiene como objetivo ir más allá del trabajo clásico
cómo los partidos como tales podrían sobrevivir incluso después. Incluso de Janda (1980) y remediar la escasez de evidencia empírica sobre el desarrollo
Panebianco (1988), quien argumenta que el partido de masas había sido organizativo de los partidos mediante una recopilación sistemática de datos
reemplazado por lo que él llama el "partido electoral profesional", sugiere que esto transnacionales a lo largo del tiempo, todas las organizaciones de partidos
también puede implicar el debilitamiento de la posición del partido "en todos los relevantes en una variedad de democracias occidentales. Además de la
ámbitos" (p. 269). Por lo tanto, se puede ver que el período del partido de masas información sobre la historia electoral y gubernamental de casi ochenta partidos
coincide con "la edad de oro" de los partidos, y desde entonces todo ha sido cuesta en los doce países incluidos en este proyecto, también se recopilaron datos sobre
abajo. De hecho, probablemente fue este sentido de declinación el que desalentó el desarrollo y la estructura de los miembros del partido; en los números y
la investigación empírica en el campo de las organizaciones del partido durante asignación de personal del partido; sobre la distribución interna del poder y la
los últimos veinte años, ya que parecía más útil dedicar sus esfuerzos de organización y funciones de los órganos internos del partido; y sobre la
investigación a esas "organizaciones alternativas emergentes", como los nuevos financiación de las partes, incluida la información sobre la concesión de
movimientos sociales, que se consideraba cada vez más como una amenaza para subvenciones estatales a las partes. Estos datos se han publicado desde entonces
desplazar a los partidos como intermediarios activos entre la ciudadanía y el estado en un manual aparte (Katz y Mair, 1992a).
(véase, por ejemplo, Lawson y Merkl, 1988b).
51

La segunda estrategia implica un intento de alejarse de la concepción del partido la emancipación y la incorporación; en el otro, se efectuó por medio de un cambio
como un actor unitario, y especialmente alejarse de la preocupación casi exclusiva de régimen, un contraste que también ha obligado a que otras diferencias se hagan
por la relación entre los partidos y la sociedad civil, al desagregar las evidentes, más notablemente en términos del gran ritmo y la controlabilidad del
organizaciones del partido en al menos tres elementos o caras diferentes. , cada proceso de democratización en sí. Así, mientras que el proceso de democratización
uno de los cuales interactúa con los demás. La primera de estas caras es el partido que tuvo lugar en la mayoría de los países europeos en los primeros veinte años
en la función pública, es decir, la organización del partido en el gobierno y en el del siglo fue relativamente gradual y administrado, las experiencias más recientes
parlamento. El segundo es el partido en el terreno, es decir, la organización de de democratización en el sur de Europa, y especialmente en la Europa
miembros, y también potencialmente los votantes leales del partido. La tercera poscomunista, han demostrado Rápido y brusco.
cara es el partido en la oficina central, que es organizativamente diferente del
partido en la oficina pública, y que, al menos en el modelo tradicional de partido Pero a pesar de estas diferencias cruciales, sigue existiendo una gran similitud
de masas, organiza y es generalmente representativo del partido en el campo (ver entre ambos procesos: es decir, ambas oleadas de democratización han enfatizado,
Katz y Mair, 1993). si no es necesario, la agencia de los partidos políticos. En la primera ola, y en la
primera parte del siglo, la democratización fue acompañada por el desarrollo y el
Ambas estrategias facilitan la adopción de un enfoque más diferenciado y, al triunfo esencial del partido de masas, que, en términos de Pizzorno, surgió tanto
mismo tiempo, más fundamentado en el estudio del cambio y la adaptación para fortalecer como para controlar el acceso de los nuevos Las masas en el sistema
organizacional del partido. Ambos también permiten una comprensión más político "(Pizzorno, 1981: 272). Estos eran partidos que, necesariamente, estaban
sensible de la cuestión más amplia del declive del partido. La disponibilidad de fuertemente arraigados en la sociedad civil; que hizo hincapié en el compromiso y
datos transnacionales, por ejemplo, no solo nos permite probar si tal disminución la participación; y que al mismo tiempo eran jerárquicas y disciplinadas. Estos
es real o imaginaria, sino que, al distinguir entre las diferentes caras, también nos eran partidos que provenían y pertenecían a la sociedad civil, y que buscaban
permite identificar con más precisión dónde se está produciendo el cambio, y expresar y luego implementar los intereses de sus electores dentro de la política
averiguar si, digamos, el declive en uno de estos elementos tal vez sea pública. También en la ola más reciente de democratización, el papel del partido
contrarrestado por el crecimiento en otros niveles del partido. De hecho, una ha sido central, aunque ahora, más de medio siglo después, hay poco que sugiera
hipótesis central que surge de este proyecto ha sido que en realidad solo el partido que este énfasis en el partido promoverá el surgimiento de partidos de masas como
en el terreno es cada vez menos importante o está en decadencia, mientras que los tales, ya que el los partidos que se están desarrollando tanto en el sur como en el
recursos del partido en la oficina central, y especialmente los del partido en Oficina este de Europa tienden a estar caracterizados por estructuras organizativas
pública, de hecho se han fortalecido. En este sentido, argumentamos que el énfasis flexibles, por membresías pequeñas, si no inexistentes, y por la ausencia de
en el rechazo del partido a la corte puede estar fuera de lugar. vínculos pronunciados con la sociedad civil. Pero a pesar de estar muy lejos de los
estilos y estructuras asociados con el tradicional partido de masas, el papel del
DEMOCRACIAS DE LOS PARTIDOS Y EL PROBLEMA DE LA partido en la construcción de estas nuevas democracias ha resultado ser crucial, y
DECLINACIÓN DE LOS PARTIDOS la importancia de ver al partido incluso en la forma en que se definen estas nuevas
democracias; En situaciones en las que la democratización se debe a un cambio de
Dos grandes olas de democratización han marcado el comienzo y el final de la régimen y no a un proceso de concesión de derechos, vemos que la democracia en
historia política europea del siglo XX. En los primeros veinte años, la sí misma se define no en términos de los derechos de los ciudadanos, sino en
democratización implicó la apertura del proceso político a más y más ciudadanos términos de la existencia de una pluralidad de partidos que compiten unos contra
anteriormente excluidos, y el otorgamiento de la votación a personas sin otros en elecciones libres.
propiedades y al menos a algunas mujeres. Más recientemente, y en los últimos
veinte años, comenzando con las transformaciones en Grecia y Portugal, hemos Por lo tanto, en las democracias modernas, ya sean democracias establecidas hace
sido testigos del colapso generalizado de los regímenes autoritarios y su reemplazo mucho tiempo o democracias de nueva creación, la política tiene que ver con la
por las democracias multipartidistas. Estas dos experiencias distaron mucho de ser política de partidos; Dicho de otra manera, el siglo XX no es solo el siglo de la
idénticas, por supuesto: en un período, la democratización se llevó a cabo mediante democratización y, por tanto, de la democracia, sino también el siglo de la
52

democracia de partidos. Sin embargo, a medida que se acerca el siglo, se ha vuelto


cada vez más claro que muchas de las democracias de partidos de larga data, en Pero aunque puede haber una cierta verdad en estas suposiciones acerca del
particular, comienzan a mostrar síntomas claramente malsanos. A pesar de o, declive de los partidos, sin embargo, es solo una verdad parcial, ya que los partidos
como sugeriré aquí, tal vez incluso debido a la importancia del partido en nuestras son vistos desde una sola perspectiva; Es decir, desde la perspectiva de sus
democracias modernas, la democracia del partido se ha convertido en una forma relaciones con la sociedad civil. Como resultado, estas suposiciones tienden a
de democracia cada vez más problemática. pasar por alto la extraordinaria capacidad de las partes para enfrentar los desafíos
y así asegurar su propia supervivencia (véase también el Capítulo 5 más arriba).
Durante más de una década, un tema importante dentro del discurso tanto Sin embargo, incluso más allá de eso, la suposición de que la relevancia popular
académico como periodístico ha tomado "el declive de los partidos" como una decreciente de los partidos políticos puede llevar a su aprobación de una manera
cuestión de sabiduría convencional. Los partidos son passe, a menudo se bastante problemática también es muy cuestionable. Como sugeriré en este
argumenta, e incluso si se hubiera precipitado a haberlos descartado como capítulo, la dificultad con este último supuesto es que omite la contradicción
resultado del desafío del neo-corporativismo, un fenómeno supuestamente esencial entre un aparente debilitamiento del papel de las partes como agencias
perdurable que parece haber experimentado una desaparición prematura, ahora es representativas, por un lado, y un aparente fortalecimiento de su papel como
El asalto desde el suelo, en forma de cambiar las preferencias de los ciudadanos, funcionarios públicos en el otro. Es, en este sentido, una contradicción entre la
que finalmente se cree que es el catalizador del cambio. Hay dos elementos relevancia (o su ausencia) de las partes y su visibilidad: o, más claramente, entre
relacionados dentro de este nuevo proceso transformador. Por un lado, se la legitimidad (o su ausencia) de las partes, por una parte, y su posición
considera que la ciudadanía se ha fragmentado e individualizado, y las privilegiada, por otra. , y es la existencia de esta contradicción particular la que
preferencias se han "particularizado" (van der Eijk et al, 1992: 406-31) de una puede plantear problemas mucho más graves de lo que implica una simple
manera que es en gran medida un anatema para los instintos agregativos del partido hipótesis de "declinación de partido". Sin embargo, antes de volver a esta pregunta,
político tradicional. Por otro lado, se han abierto canales de representación en primero revisaré brevemente algunas de las pruebas con respecto al papel de las
competencia en forma de nuevos movimientos sociales y "organizaciones partes como agencias representativas, que incluyen la posición de las partes "en el
alternativas" (Lawson y Merkl, 1988a), que a menudo se cree que vinculan a los terreno" y su relevancia como actores "intencionales", y algunos de los evidencia
ciudadanos con el proceso de toma de decisiones de una manera que está a la sobre su posición como funcionarios públicos.
altura. Una vez más eficaz y más satisfactoria.
Partidos en el suelo
Se considera que ambos elementos implican que las partes, al menos como las
conocemos, se están volviendo cada vez más marginadas e ineficaces, con el La evidencia más fácil y citada de la erosión de los partidos en las democracias
resultado de que, con el tiempo, pueden simplemente marchitarse. Esto no es visto europeas modernas se obtiene generalmente desde la perspectiva de los votantes y
como necesariamente problemático. De hecho, si los partidos declinaran y luego ciudadanos comunes, y el síntoma más evidente de este malestar se ve en la ya
finalmente desaparecieran, esto podría incluso ser visto por algunos observadores amplia pero todavía creciente evidencia del desencanto popular, e incluso
como un proceso potencialmente saludable, en el cual una forma de política cada desconfianza de los partidos y de la clase política en general. De hecho, esta
vez más desactualizada, una política al estilo del Parque Jurásico, podría luego ser sensación de desencanto se ha vuelto tan generalizada y endémica que ahora existe
reemplazada por la participación en otra ' Actividades políticas que estarían más una terminología completamente nueva en la que se puede expresar.
cerca de los intereses de los ciudadanos y en las que estos ciudadanos podrían Independientemente de los términos, sin embargo, es una actitud que es más que
desempeñar un papel más directo y responsable. Por lo tanto, tal desarrollo evidente a partir de encuestas de opinión en toda Europa. Se puede ver en Noruega,
implicaría el desarrollo de una ciudadanía más autosuficiente, y esto solo podría por ejemplo, donde casi la mitad de los encuestados en una encuesta en 1989
ser bueno para la democracia. En resumen, se podría considerar que el declive de estuvieron de acuerdo en que los políticos básicamente no sabían de qué estaban
los partidos refleja un cambio inevitable, un cambio que ciertamente no es peor, y hablando; o en Francia, donde más de dos tercios de los encuestados en una
tal vez sea incluso mejor; un cambio, es decir, hacia un estilo de democracia más encuesta en 1991 sintieron que los políticos no estaban muy interesados en sus
sano, más participativo y más autocontrolado. problemas; o en Austria, donde una encuesta realizada en 1989 informó que más
53

de dos tercios de los encuestados estaban de acuerdo con la proposición de que los expansión. En otras palabras, mientras que el número total de miembros a veces
políticos eran esencialmente "corruptos y sobornables"; o en Alemania, donde una puede haber permanecido igual, o incluso aumentado, la proporción relativa de
encuesta de 1991 informó que solo una cuarta parte de los encuestados expresaba membresía / electorado ha disminuido con mayor frecuencia, lo que indica una
confianza en los partidos políticos, y que casi dos tercios creían que los políticos presencia organizacional reducida dentro de la sociedad. De hecho, solo dos de los
se llenaban los bolsillos; o en el Reino Unido, donde una encuesta de 1994 informó once países para los que se dispone de datos comparables, Bélgica y Alemania,
que casi dos tercios de los encuestados consideraban al partido conservador como registraron un aumento en la proporción de electores que mantienen una
"de mala calidad y de mala reputación". membresía del partido (que aumentó del 7.8 por ciento al 9.2 por ciento del
electorado en la región). Bélgica, y del 2,7 por ciento al 4,2 por ciento en el caso
En segundo lugar, y tal vez no sea sorprendente, este tipo de actitudes a veces se de Alemania Occidental), mientras que un tercer país, Francia, ha demostrado una
han traducido en un sentido de aflojamiento del apego al partido o la identificación relación más o menos estable (aunque baja) de membresía / electorado a lo largo
del partido. Debe enfatizarse, sin embargo, que esta tendencia particular está lejos del tiempo. Por el contrario, todos los demás países han registrado un fuerte
de ser universal, y en algunos casos, el sentido de pertenencia del partido entre los descenso en sus niveles relativos de membresía, que van desde la notable caída
votantes no parece haberse erosionado. Sin embargo, hay bastantes países en los danesa desde más del 21 por ciento del electorado a principios de la década de
que es evidente una disminución. En Austria, por ejemplo, quienes informaron que 1960 hasta poco menos del 7 por ciento del electorado a finales Años 80, a la caída
tenían algún sentido de identificación con los partidos políticos, ya sea una más moderada de menos del 1 por ciento en Suecia durante el mismo período.
identificación fuerte o débil, pasaron de aproximadamente el 75 por ciento de los
votantes en 1969 al 59 por ciento en 1990; en Alemania Occidental, una medida Este declive casi universal en la membresía del partido como parte del electorado
similar evidenció una disminución del 82% en 1972 a menos del 75% en 1987, indica claramente que el control relativo de los partidos sobre el electorado se está
mientras que en Irlanda la proporción bajó de poco más del 72% en 1981 a solo el debilitando, y esto, junto con la otra evidencia citada anteriormente, refuerza aún
40% en 1989. En Suecia, los que reportaron un fuerte sentido de identificación del más el sentido de erosión en la posición del parte en el terreno, y por lo tanto un
partido bajaron de 52 de los votantes en 1960 al 27% en 1988, y en el Reino Unido debilitamiento de la capacidad de las partes para actuar como agencias
la proporción de aquellos con un fuerte sentido de identificación con el Partido representativas. Sin embargo, lo que llama la atención es que este sentido de
Laborista o con los Conservadores disminuyó de aproximadamente el 22% en erosión no se puede discernir de manera inmediata en el nivel de participación en
1964 a solo 7 por ciento en 1987 (Katz y Mair, 1992a: 39, 330, 398, 633-4, 789- las elecciones nacionales, aunque, en este contexto particular, los patrones de
90, 846; véase también Mair, 1984, y Schmitt, 1989). participación son difíciles de interpretar. Por un lado, podría ser posible citar las
tendencias a largo plazo en los niveles de participación electoral, con la
El tercer síntoma de este malestar, y el que quizás resulte más preocupante para expectativa de que un debilitamiento de la posición del partido en el terreno se
las partes, se refleja en las tendencias en la membresía del partido (consulte la refleje en una tendencia decreciente a votar. Sin embargo, hay pocas señales de
Tabla 6.1). En un nivel, los cambios aquí pueden no parecer particularmente esto en la realidad: los niveles de participación en las elecciones nacionales siguen
marcados y la sensación de decaimiento no es particularmente pronunciada. Seis siendo razonablemente altos, y precisamente porque el tamaño del electorado ha
de los once países para los que se dispone de datos comparables a partir de la crecido sustancialmente (ver el Capítulo 4 más arriba), el número total de votantes
década de 1960 en adelante, por ejemplo, registran un aumento real en el número también ha aumentado. . De hecho, a pesar de una modesta disminución en los
total de miembros del partido entre principios de la década de 1960 y principios niveles de participación promedio de poco menos del 84 por ciento a poco menos
de la década de 1990 (los países son Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, del 80 por ciento en la mayor parte de Europa occidental entre principios de los
Noruega y Suecia), con solo cinco registrando una disminución en el número total sesenta y principios de los noventa, el número real de votantes en las elecciones
de miembros en el mismo período (Austria, Dinamarca, Italia, los Países Bajos y nacionales aumentó casi un tercio: de unos 140 millones a principios de los años
el Reino Unido) .2 En otro nivel, sin embargo, y más importante, el cambio es sesenta a más de 184 millones a principios de los años noventa. Por lo tanto, estas
bastante marcado, ya que este período también ha sido testigo de un crecimiento cifras ofrecen poca o ninguna evidencia de desencanto o malestar. Por otro lado,
masivo en el tamaño de los electorados europeos, y el principal problema asociado también parece darse el caso de que una pequeña pero creciente proporción de
con los niveles de membresía del partido es que no han seguido el ritmo de esta estos votantes en una variedad de países diferentes ahora está expresando una
54

preferencia por los partidos de "nuevas políticas" de izquierda y derecha, muchos De hecho, un propósito partidista es en sí mismo más difícil de discernir. Todos
de los cuales se movilizan como "partidos antipartidistas" en oposición al orden los partidos "establecidos" en Europa occidental, con una o dos excepciones
establecido (véase también más abajo). Por lo tanto, si bien se puede tomar un voto notables, han estado en el gobierno en un momento u otro en los últimos quince o
mayor para estos partidos para indicar un sentimiento antipartidista en aumento y, veinte años; todos han tenido sus manos en el poder, ya sea exclusivamente o en
por lo tanto, malestar general, también puede resultar en un aumento (o, al menos, concierto con otros; y todos han operado dentro de los límites impuestos por el
no una disminución) en la participación de los votantes, y esto, a su vez, Puede entorno económico internacional posterior a 1973. Enfrentados a crecientes
leerse como evidencia del mantenimiento de la confianza y la legitimidad. Por lo problemas económicos y sociales, muchos de los cuales, en cualquier caso, están
tanto, en este contexto particular, es difícil llegar a conclusiones duras y rápidas fuera del control de los gobiernos nacionales, ninguna de estas partes puede ahora
sobre el posible desencanto con las partes solo de las cifras de participación. afirmar plausiblemente proporcionar una panacea. Además, como Richard Rose
(p. Ej., 1990) ha señalado, dado que gran parte de la formulación de políticas
Los partidos como actores intencionados. contemporáneas es simplemente una formulación de políticas por inercia, en la
que los gobiernos se ponen al margen de los programas que han heredado en gran
Desde una perspectiva, entonces, se puede argumentar que los partidos son cada medida, ninguno de estos partidos podría demostrar su capacidad. Incluso de la
vez más incapaces de involucrar a los votantes y ganar su compromiso afectivo. promesa plausible de algo nuevo y diferente, al menos en un sentido intencional.
Desde otra perspectiva, y especialmente dentro de los límites de la política Dado que algunos de los estudiosos más exigentes en ciencias políticas a
tradicional, se podría argumentar que también son cada vez más incapaces de principios de la década de 1980 encontraron difícil determinar de manera
convencer a los votantes de su relevancia en términos intencionales. Parte del concluyente si los partidos habían hecho una diferencia (ver, por ejemplo, Castles,
problema radica en las circunstancias internacionales cambiantes dentro de las 1982, y Rose, 1984), entonces no sería sorprendente para Encuentra que los
cuales los estados nacionales, y por lo tanto los gobiernos nacionales y las partes votantes ordinarios también podrían haberse desesperado de una intención
que ocupan estos gobiernos, intentan guiar y controlar la formulación de políticas partidista.
nacionales. En un sentido, todas las economías europeas son ahora economías
abiertas, y todas se están convirtiendo en "semi-soberanas" (para la referencia Tampoco es probable que este proceso sea mejorado por la creciente integración
original, véase Katzenstein, 1987), ya que ahora están sujetas a un conjunto de de los estados en la Unión Europea. Muy por el contrario. En primer lugar, a pesar
restricciones y persuasiones que se encuentran bastante Fuera de su propio control de la creciente evidencia de escepticismo popular acerca de los beneficios de una
directo. Por lo tanto, la libertad de maniobra de los estados nacionales y los mayor integración, casi todos los partidos principales en casi todos los países de
gobiernos nacionales está severamente restringida, y el margen para la discreción Europa occidental están más o menos de acuerdo en la necesidad de continuar con
partidista se reduce de manera correspondiente. Esto tiene dos efectos inmediatos el proyecto europeo, con el desafío de este objetivo general, el consenso proviene
sobre la capacidad de los partidos en el gobierno para actuar como agencias principalmente de partidos marginales de izquierda y derecha, o de elementos
representativas. En primer lugar, las respuestas de los gobiernos nacionales a los disidentes dentro de los partidos establecidos. Aquí también, entonces, las
problemas políticos y económicos tienden a estar influenciadas por las presiones diferencias dentro de la corriente principal se han difuminado hasta convertirse en
internacionales y locales, por lo que no siempre pueden responder a las demandas casi inexistentes. En segundo lugar, como se señaló anteriormente, la
domésticas de una manera que satisfaga plenamente los intereses locales de los europeización de la formulación de políticas restringirá aún más la discreción
que dependen. Por su legitimidad y autoridad. En segundo lugar, y quizás más disponible para los gobiernos nacionales y, por lo tanto, para las partes en esos
importante, la creciente complejidad de la economía global conduce a graves gobiernos nacionales, y reducirá aún más su margen de maniobra, acentuando así
problemas para el monitoreo y control del proceso de formulación de políticas y, el aparente declive de su autoridad. Y finalmente, precisamente porque no se ve
por lo tanto, socava la capacidad de acción efectiva y autorizada3. El resultado es que la toma de decisiones dentro de la propia Europa esté mediada por un partido:
que los gobiernos, y por lo tanto los partidos en esos gobiernos, a menudo se las decisiones las toman principalmente los representantes de los gobiernos
encuentran cada vez más incapaces de hacer frente y cada vez más incapaces de nacionales que actúan a puerta cerrada en los diversos consejos de ministros, o los
convencer a los votantes escépticos de los méritos de su propósito partidista. comisionados que evitan formalmente a un representante función, o incluso, y más
marginalmente, por un Parlamento Europeo organizado por grupos parlamentarios
55

que se encuentran a una distancia remota de los partidos organizados a nivel ocasiones, con Volksunie y Rassemblement Walloon; incluso en Suecia, donde
nacional, lo que probablemente socavará aún más la relevancia del partido en desde hace mucho tiempo se ha establecido un marcado patrón de competencia de
términos representativos. dos bloques, el período previo a las elecciones de 1994 fue testigo de una larga
discusión sobre una posible coalición entre los socialdemócratas y los liberales.
La disminución de un propósito partidista y la confusión de las diferencias entre
los partidos tradicionales también se pueden ver en una variedad de otros niveles. Finalmente, es posible agregar a estos factores una variedad de elementos
En primer lugar, y más directamente, se puede ver en la distancia decreciente que diferentes que, en conjunto, sugieren que las partes individuales ahora pueden
separa a estos partidos en términos de izquierda-derecha. En los últimos diez años, encontrar cada vez más difícil mantener una identidad separada. En el pasado, que,
más o menos, por ejemplo, como lo indican dos encuestas de 'expertos' seguramente, podría ser un pasado en gran parte mítico, la imagen dominante del
comparables (ver Tabla 6.2), la brecha que separa al principal partido tradicional partido era la de una comunidad más o menos cerrada. Los partidos, en esta
en el centro-izquierda de la del centro de la vista ha disminuido en once de los supuesta edad de oro, gozaban de identidades muy distintas. Cada uno, en mayor
trece Países europeos para los que se dispone de datos comparables. En algunos o menor medida, tenía su propia circunscripción "natural", ya sea definida en
casos, la creciente proximidad de los oponentes tradicionales es particularmente términos de clase, religión, ocupación o región, cuyo núcleo se identificó con la
marcada, como en Bélgica, por ejemplo, donde la brecha se ha reducido en más parte en cuestión y pertenecía a la parte en cuestión y rara vez, si acaso, lo haría. ,
del 41 por ciento; Austria, donde se ha reducido en casi un 40 por ciento; y el considere votar por una alternativa. Cada parte también controló sus propios
Reino Unido, donde se ha reducido en casi un 35 por ciento. En otros lugares, recursos organizativos, ya sea que se obtuvieran principalmente de partidarios
como en Noruega y Suecia, por ejemplo, la reducción ha sido más moderada. Solo ordinarios, de miembros registrados o de donantes particulares. Cada uno más o
en Dinamarca e Italia (a pesar de la transformación del PCI en el PDS), las menos mantuvo su red de comunicaciones, en la forma de su propia prensa interna
distancias relativas entre los protagonistas tradicionales se han ampliado en los del partido o un periódico "público" comprensivo pero aparentemente autónomo.
últimos diez años (en un 3% y un 11%, respectivamente). Cada uno tenía su propio programa e ideología distintivos que estaban orientados
a las necesidades de su propia circunscripción específica. Y cada uno esperaba, en
Segundo, y más impresionista, la confusión de las diferencias entre los partidos el mejor de los casos, poder formar su propio gobierno o, en el peor, formar una
tradicionales se puede ver en la ampliación gradual del rango de alternativas de la coalición con otro partido o partidos cuyos intereses se aproximaran o, al menos,
coalición, y el desarrollo de un patrón de promiscuidad en la formación de no entraran en conflicto con sus propios intereses.
gobiernos que parece desmentir cualquier sentido de sustantivo y conflictos
interpartidistas duraderos. En Alemania Occidental, por ejemplo, durante los En la política contemporánea, por otro lado, este sentido de separación es cada vez
últimos treinta años, todas las coaliciones bipartidistas posibles entre los tres menos evidente, y la situación ahora se caracteriza con mayor precisión como una
partidos principales han demostrado ser posibles tanto en principio como en la en la que todos estos aspectos se comparten entre los diferentes partidos (véase
práctica; En los Países Bajos, cada uno de los tres partidos principales ya se ha también el Capítulo 5 más arriba). Uno de los factores involucrados aquí se deriva
unido con cada uno de los demás en varias etapas durante los últimos diez años, de los argumentos familiares sobre la erosión de las identidades colectivas dentro
con prácticamente todas las posibles permutaciones y combinaciones de partidos de la sociedad civil: la confusión o incluso la erosión de los límites tradicionales
gobernantes (incluido un gobierno sin el CDA) que llegan al cargo en una etapa u basados en la clase y la religión, los patrones cambiantes de la estratificación social
otra en Italia, los demócratas cristianos anteriormente dominantes demostraron y el surgimiento de un mayor énfasis en Identidades individualistas o
estar dispuestos a trabajar tanto con el PSI como con el PCI (y el PDS); en Irlanda, particularistas: una de las consecuencias es que los partidos pierden un perfil
el Partido Laborista ha tenido una experiencia reciente de unirse a gobiernos tanto electoral distinto y ahora es más probable que compartan el mismo mercado
con Fianna Fail como con Fine Gael, mientras que, más recientemente, incluso electoral (Franklin et al, 1992). Un segundo elemento se relaciona con el cambio
Fine Gael ha demostrado estar dispuesto a enfrentarse a la Izquierda Democrática organizativo de los partidos y la marcada convergencia entre los estilos
como un aliado de la coalición; en Austria, en los últimos diez años, la SPO ha organizativos de los partidos dentro y fuera de las fronteras nacionales, ya sea que
formado gobiernos tanto con la FPO como con la OVP; en Bélgica, los socialistas, se vea en términos de estructuras organizativas tout court, o en términos de las
los liberales y los cristianos han trabajado recientemente entre sí, y también, en técnicas de comunicación política, o en términos de La naturaleza de los recursos
56

organizativos. La mayoría de los partidos principales ahora han abandonado sus LAS PARTES Y EL ESTADO
propios medios de comunicación independientes, por ejemplo, y ahora prefieren
confiar en el espacio y la atención en los medios nacionales compartidos, ya sean De hecho, es precisamente cuando nos dirigimos a las partes en la oficina central
públicos o privados. En la mayoría de los países, los partidos también confían y en la oficina pública que la evidencia más poderosa puede compararse con la
mucho menos en sus propios recursos organizativos distintivos, y se apoyan cada simple tesis del declive del partido. En primer lugar, y lo más obvio, cada vez más
vez más en sus partes de la misma cantidad de recursos que se proporcionan en partidos obtienen acceso a cargos públicos, y en este sentido también obtienen
forma de subvenciones estatales y subsidios públicos. De hecho, existe amplia acceso a más recursos por un lado, y a medios alternativos de legitimación por el
evidencia que sugiere que las distinciones organizativas entre partidos se están otro. Ahora hay muy pocos partidos que están marginados en este sentido. Los
convirtiendo gradualmente en una cosa del pasado y que las experiencias comunistas finlandeses y los socialdemócratas alemanes se unieron a sus primeras
compartidas son ahora cada vez más comunes, no solo como resultado de la coaliciones de posguerra en la década de 1960, y fue también en la década de 1960
necesidad de cumplir con las nuevas leyes de partidos que a menudo han cuando se formó la primera coalición burguesa de posguerra en Noruega. A fines
acompañado a la Introducción de subvenciones públicas (ver también abajo). El de la década de 1970, partidos como el belga Rassemblement Walloon, Volksunie
tercer elemento, como se señaló anteriormente, es que los partidos están cada vez y Front Democratique des Bruxellois Francophones habían sido admitidos al
más limitados por el mismo conjunto de parámetros de políticas y, al menos dentro gobierno por primera vez, al igual que el D66 holandés. La década de 1970
de la corriente principal, se encuentran compartiendo las mismas prioridades también fue testigo de la primera coalición burguesa en Suecia, y la llegada al
políticas, a menudo dentro del contexto de gabinetes de coalición cada vez más poder, después de dieciséis años de oposición, de los partidos Fine Gael y Labor
promiscuos. En este sentido también, como era probable que ya se esté empezando en Irlanda. Para fines de la década de 1980, las filas gobernantes de los partidos
a dar el caso con la aparición del partido general, las diferencias sustantivas europeos se habían ampliado aún más para incluir al entonces Partido de la
programáticas e intencionales se vuelven más difíciles de discernir. Libertad de Austria, al Centro Demócrata de Dinamarca y al Partido Popular
Cristiano, así como al Partido Rural de Finlandia (ver Katz y Mair, 1992a;
Todo esto claramente tiene implicaciones para la capacidad de las partes Woldendorp et al. al, 1993). Además de muchos de los partidos de la "nueva
individuales para mantener una identidad distinta y, por lo tanto, también un política" de la izquierda recientemente movilizados, y prácticamente todos los
propósito distinto. Las diferencias entre los partidos (principales) son menos partidos de la "nueva política" de la extrema derecha, por lo tanto, los únicos
fáciles de discernir, especialmente por los votantes, y los protagonistas ostensibles partidos sustanciales que han permanecido fuera del gobierno a nivel nacional son
a menudo pueden ser agrupados como elementos constitutivos de una clase los británicos. Partido liberal, que a pesar de todo formó un pacto con el gobierno
política más o menos indiferenciada (von Beyme, 1993), ayudando así a hacer obrero minoritario a fines de los años setenta; y el Partido Comunista Italiano, la
vulnerables a estos partidos tradicionales el tipo de asalto al "sistema mayoría de los cuales ahora se ha reconstituido como el Partido Democrático de
antipartidista" que resultó tan efectivo en las recientes campañas norteamericanas la Izquierda (PDS) reformado y cada vez más partidario de la coalición4.
de Ross Perot y Preston Manning, y que a menudo también se refleja en las Gobernar, aunque solo sea de forma esporádica, es ahora una experiencia estándar
políticas europeas contemporáneas (von Beyme, 1993: 195-209; Betz, 1994 : 36- para la mayoría de los partidos, y los recursos que esto trae ahora constituyen un
67). Dicho esto, por muy vulnerables que puedan llegar a ser, ni la confusión de importante medio de sustento.
diferencias ni la disminución del propósito partidista parecerían suficientes en sí
mismas para generar un sentimiento de resentimiento contra los partidos y contra En segundo lugar, como se puede ver en las cifras resumidas que se muestran en
la llamada clase política; de hecho, a lo sumo, es probable que conduzcan solo a la Tabla 6.3, ha habido un crecimiento casi universal en los recursos generales de
la indiferencia y la apatía. A la inversa, el resentimiento puede jugar un papel las distintas partes para las que se dispone de datos comparables. La cantidad de
cuando esta aparente disminución en la relevancia de las partes en el terreno está personal del partido ha aumentado en todas partes, desde el enorme aumento del
acompañada por un crecimiento en el estado, los recursos y los privilegios de las 330 por ciento en Irlanda (y casi el mismo en Alemania) hasta aumentos más
partes en la oficina central y, sobre todo, de las partes en la oficina pública. modestos en Gran Bretaña y los Países Bajos. Al menos en estos términos, los
partidos ahora tienen recursos mucho mayores a su disposición que hace unas dos
décadas, e incluso estas cifras dejan de lado los innumerables recursos de personal
57

adicionales que están disponibles a través de los nombramientos del gobierno y el ¡El estado como intermediario!
empleo contractual de consultores especializados. Los ingresos de las oficinas
centrales del partido también han aumentado casi en todas partes en los últimos Llevado al extremo, cualquier movimiento de este tipo podría requerir que
quince años aproximadamente, aumentando en más del 300 por ciento en el caso modifiquemos la concepción convencional en la que se considera que las partes
alemán, en más del 200 por ciento en el caso de Austria y en más del 100 por son intermediarios entre la sociedad civil y el estado, una concepción que quizás
ciento. El caso irlandés. Solo en Suecia, que registró un declive marginal, y en se haya adaptado mejor a aquellas fases en las que las partes representaron los
Italia, donde las cifras "oficiales" pero ahora admitidas como altamente engañosas intereses de la sociedad civil o simplemente actuó como un intermediario para
revelan un descenso de casi el 25 por ciento, los ingresos de la oficina central en estos intereses. En cambio, al vincularse más estrechamente con el estado, y
realidad disminuyeron en términos reales. especialmente al confiar en el estado para sus recursos, recuerdan una concepción
heurística más útil en la que el propio estado podría ser visto como el intermediario
Por supuesto, ambos aspectos están relacionados, ya que a menudo es el acceso entre los partidos y la ciudadanía. Esta es, sin duda, una concepción extrema y algo
real o potencial a la oficina pública lo que ha mejorado la capacidad de las partes abstracta; Sin embargo, nos ayuda a alejarnos del énfasis cada vez más frustrante
para acumular recursos organizativos, como personal y dinero. En este sentido, el y con frecuencia engañoso en los propios vínculos de las partes con la sociedad
estado, que a menudo es la fuente de estos recursos, se convierte en un medio por civil, y a reconocer la importancia de sus vínculos con el estado. En el caso italiano
el cual las partes pueden ayudar a asegurar su propia persistencia y supervivencia. en particular, por ejemplo, como puede verse en la discusión de Biti y Morlino
De hecho, si hay un solo tema que debe extraerse de la diversidad aparente en los (1994) sobre la partitocrazia, una concepción del estado como intermediario
análisis que se han realizado dentro del proyecto de organización del partido (ver también puede ayudar a iluminar los procesos por los cuales las partes buscan
Katz y Mair, 1994), es que la comprensión del cambio organizativo del partido y sobrevivir.
la adaptación requieren debemos prestar al menos la misma atención, si no más, al
vínculo entre partido y estado que al vínculo entre partidos y sociedad civil. Al Ahora hay pocas dudas sobre cómo el estado, en lugar de la simple sociedad civil,
mismo tiempo, sin embargo, también está claro que es precisamente este vínculo se ha vuelto indiscutiblemente importante para la supervivencia de los partidos
particular el que ha tendido a ser ignorado o subvaluado en evaluaciones previas políticos, tanto en términos de la legitimidad que confiere el cargo público, como
de cambio y estabilidad del partido, que, como se señaló anteriormente, ha tendido en términos de los recursos y capacidades que Son ofrecidos por o regulados por
a centrarse casi exclusivamente en el partido, relaciones con la sociedad civil (ver, el propio estado. Hay varias formas en que esto puede ser ilustrado. En primer
por ejemplo, Lawson, 1988, y Sainsbury, 1990; para una excepción notable, ver lugar, como se señaló anteriormente, ahora hay pocas o ninguna partes que aún
Muller, 1993). mantengan su propio canal de comunicación partidista, ya sea una prensa de
partidos, un sistema de transmisión de partidos, o lo que sea. Más bien, ahora
Lo que también está claro es que es en la última década o dos que la relevancia de dependen casi exclusivamente de una combinación de medios independientes, por
la vinculación con el estado ha tendido a ser particularmente importante. En cierto lo general impresos, por una parte, donde el acceso que se otorga a una parte
sentido, entonces, el estilo cada vez más descendente de la vida organizativa del individual depende de si puede comprar espacio o convencer a los editores; y, por
partido, que se enfatizó en la descripción de Kirchheimer (1966) del partido otro lado, las redes de radiodifusión (televisión y radio) de propiedad pública y / o
general, y especialmente en la descripción de Panebianco (1988) del partido controladas, donde el acceso, que cada vez es más importante, suele estar
electoral-profesional, y que implicaba también se puede decir que una erosión del garantizado por la ley y estrictamente regulado. En lo que respecta a esta última
vínculo entre el partido y la sociedad civil coincidió con un mayor énfasis en el salida, la manera en que las partes presentan su mensaje y la frecuencia relativa
vínculo entre el partido y el estado, y este último ofrece el potencial de compensar con la que puede presentarse depende claramente, en gran parte, de las normas y
al primero (ver el Capítulo 5 más arriba). Por lo tanto, el equilibrio de vínculos ha procedimientos diseñados por el estado.
cambiado, al igual que las propias partes.
La segunda y significativamente más directa forma en que el estado ayuda a
garantizar que la posición de los partidos políticos se puede ver en los recursos de
personal. Como se señaló anteriormente, por ejemplo (consulte la Tabla 6.3), la
58

cantidad de personal que trabaja para los partidos se ha expandido sustancialmente Finlandia, Noruega y Suecia, el total de los subsidios estatales recibidos por las
en las últimas dos décadas, y gran parte de este aumento puede explicarse por el partes superan significativamente sus ingresos totales registrados de otras fuentes.
crecimiento del personal del partido parlamentario que recibe un gran pago, si No En Irlanda, donde los subsidios estatales no existen oficialmente (a excepción de
exclusivamente, de fondos estatales. De hecho, con la excepción de Italia (y quizás la llamada Subvención Oireachtas), las sumas totales recibidas por las partes del
también del Reino Unido, donde las comparaciones a lo largo del tiempo son estado en 1989 en realidad ascendieron a casi la mitad de lo que se recibió como
difíciles de medir), el crecimiento del personal del partido parlamentario siempre resultado de sus propios fondos, esfuerzos de recaudación de fondos. En el caso
ha superado al del personal de la oficina central. En varios casos (por ejemplo, alemán, una vez que se incluyen los subsidios para las distintas fundaciones de los
Austria, Finlandia, Alemania, Noruega, Suecia), el número de miembros del partidos, los subsidios estatales representan una suma que es diez veces mayor que
personal parlamentario ha aumentado de tres a cuatro veces más que en las oficinas la contabilizada por otras fuentes. De hecho, solo en los Países Bajos, el Reino
centrales del partido; En Dinamarca, el aumento del personal parlamentario ha Unido y los Estados Unidos, las fuentes "privadas" de fondos del partido (cuotas
sido diez veces mayor que en el personal de la oficina central, mientras que en de membresía, donaciones de los miembros, etc.) siguen constituyendo una fuente
Irlanda la proporción es de más de doce a uno. de ingresos mayor que la que proviene de la bolsa pública. .

Sin embargo, esto no sugiere que haya habido un cambio generalizado en el Cuarto, gran parte del carácter de la organización y actividad de los partidos
personal del mundo de partidos más "privado" de las oficinas centrales al mundo contemporáneos está cada vez más conformada por las regulaciones estatales,
de partidos más "público" de los parlamentos. Por el contrario, si bien la muchas de las cuales se adoptaron a raíz de la concesión de subvenciones estatales.
proporción entre el personal del partido parlamentario y la oficina central ha Como enfatiza Poguntke (1994a), el caso alemán es quizás el caso paradigmático
aumentado con el tiempo, y mientras que el sesgo parlamentario por lo tanto se de la regulación estatal de la vida del partido, especialmente desde la promulgación
está acentuando, sin embargo, todavía es solo en una minoría de países de la Ley del Partido en 1967, y la regulación de una variedad de principios de la
(Dinamarca, Alemania, Irlanda, los Países Bajos, y los EE. UU.) que el número democracia intra-partidista. En Suecia, como afirman Pierre y Widfeldt (1994), el
total de empleados en las oficinas parlamentarias de los partidos ahora supera a proceso de convergencia organizativa que se ha producido desde la década de 1970
los empleados en las oficinas centrales. Dicho esto, también se debe enfatizar que debe mucho a las nuevas reglas relativas a las subvenciones estatales, mientras que
incluso el crecimiento de la oficina central puede explicarse en parte por la mayor el advenimiento de lo que Koole (1994) denomina "un complejo de partidos
disponibilidad de recursos estatales, en el sentido de que la mayoría de los países parlamentarios". 'En los Países Bajos también se siguió la introducción a los
ahora ofrecen subvenciones públicas directas (y en ocasiones indirectas) para las subsidios estatales, que en este caso se dirigieron a los partidos en el parlamento.
oficinas centrales del partido, un sistema que se introdujo al mismo tiempo En Noruega, las leyes de larga data que ofrecen apoyo financiero estatal para las
(Finlandia, Suecia) o un poco más tarde (Austria, Bélgica, Dinamarca, Alemania, reuniones de nominación que se realizan de una manera particular han alentado a
Noruega) que para las oficinas del partido parlamentario. Además, las partes las partes a adoptar un procedimiento uniforme de selección de candidatos
también pueden beneficiarse en términos de personal de las generosas (Svasand, 1994). En Austria, el principio constitucional del "mandato libre"
disposiciones que a menudo se ponen a disposición de las partes en el gobierno, lo impide efectivamente cualquier intento formal de poner al partido en un cargo
que les permite designar asesores y consultores partidistas para ocupar cargos público bajo el control del partido extraparlamentario (Miiller, 1994). En términos
superiores (temporales) en la burocracia pública. Por lo tanto, en general, gran más generales, la estructura misma de las organizaciones partidarias está
parte de la capacidad organizativa disponible para las partes en términos de determinada, al menos en parte, por la estructura del propio estado, incluso en la
personal se puede rastrear a los recursos que cada vez son más proporcionados, medida en que los cambios en el número de unidades (o sucursales) básicas del
directa o indirectamente, por el estado. partido a veces son simplemente una respuesta a un proceso municipal. Reforma
(como, por ejemplo, en Bélgica y los Países Bajos).
Tercero, y luego de esto, el estado también es cada vez más importante para las
partes en términos financieros absolutos. En Austria y Dinamarca, por ejemplo, la Finalmente, también parece ser el caso de que las partes en cargos públicos han
financiación estatal total para las partes a nivel nacional iguala o iguala los montos estado cada vez más dispuestas a aprovechar los recursos públicos para
que generan de todas las demás fuentes de ingresos en conjunto, mientras que en recompensar a sus partidarios. Si bien la evidencia aquí es necesariamente vaga y,
59

a veces, nebulosa, existe un grado de coherencia que sugiere que el patrocinio del adaptarse, son las partes en su conjunto, o al menos como una mayoría, las que
partido, ejercido a través del estado, se está convirtiendo en un fenómeno cada vez generalmente han ideado y determinado el carácter de estas regulaciones. En este
más frecuente (o al menos notable). La ilustración más obvia es el caso italiano, y sentido, en lugar de pensar en términos de 'el estado' ayudando a las partes, tal vez
la corrupción generalizada del partido que fue descubierta por las investigaciones sea más útil pensar que son las partes las que se ayudan a sí mismas, ya que, al
de mani pulite. Se han citado otras pruebas menos convincentes de patrocinio en trabajar para asegurar su propia supervivencia, se están regulando. , pagándose a
los casos de Austria, Alemania, Finlandia y Bélgica; En Irlanda, se han planteado sí mismos, y ofreciéndose recursos a sí mismos, aunque en nombre del estado.
interrogantes en relación con los favores del gobierno para la industria de la carne
de vacuno, mientras que en Gran Bretaña se ha expresado preocupación por la CAMBIO DE PARTES
naturaleza partidaria de la política de nombramientos del gobierno conservador,
por un lado, y sobre los vínculos entre los conservadores y financieros privados en Por lo tanto, lo que le esté sucediendo a la parte en el terreno, por lo tanto, hay
el otro. En todos estos casos, parecería, el apoyo y / o la membresía de una parte poco que sugiera algún sentido de rechazo de la parte en la oficina pública, y por
posiblemente se traduzca en el recibo de honor público o beneficios financiados lo tanto, también hay poco que sugiera algún sentido de rechazo del partido a la
con fondos públicos. Al mismo tiempo, sin embargo, desde la perspectiva de las corte. Lo que vemos en cambio son partidos cambiantes, en los que el equilibrio
propias partes, esto también es claramente una estrategia arriesgada y entre las diferentes caras está cambiando, y en el que, quizás, también se están
potencialmente costosa, que puede provocar una reacción antipartidista. La volviendo más autónomos entre sí. Este cambio hacia un énfasis en el partido en
evidencia italiana es inequívoca a este respecto, al igual que la evidencia del la función pública y su autonomía también se ve alentado por características
creciente desencanto popular con el estilo de los partidos tradicionales y su sistémicas, como la necesidad de negociar delicados acuerdos de coalición en
Parteibucher en Austria. países como Bélgica (Deschouwer, 1994) y, cada vez más, Suecia (Pierre y
Widfeldt). , 1994). Al mismo tiempo, sin embargo, este cambio en el equilibrio de
La explotación potencial de los recursos estatales para propósitos de patrocinio los recursos internos del partido también plantea dos preguntas importantes:
también destaca un problema más general con la concepción más amplia de la primero, ¿cómo afecta esto la posición de la tercera cara de la organización del
ayuda estatal para las partes. Sin duda, como lo indican los puntos anteriores, el partido, el partido en la oficina central? Segundo, ¿dónde deja esto a la membresía?
estado desempeña un papel importante en la supervivencia del partido, y cada vez
más. Sin embargo, el hecho de que las partes ahora confían más en los canales de El partido en la oficina central.
comunicaciones regulados por el estado; que cada vez más personal de sus
organizaciones en base a las instalaciones ofrecidas a través de la oficina pública; El partido en la oficina central fue crucial para la concepción del partido de masas,
que las subvenciones estatales constituyen una proporción cada vez mayor de los en el sentido de que era visto como la voz o el tutor del partido en el terreno, y
ingresos del partido; esa vida de partido está cada vez más regulada por las leyes como los medios por los cuales el partido en la oficina pública podía ser
estatales; y que el patrocinio del estado puede ofrecer una fuente creciente de responsabilizado ante la misa membresía (ver Katz y Mair, 1993). Más
beneficios selectivos para los partidarios del partido, no debe interpretarse recientemente, sin embargo, aunque la evidencia es difícil de interpretar de manera
simplemente que los partidos han descubierto repentinamente algún tipo de inequívoca, parece que ambas características pueden estar erosionándose. En
alimentación por goteo externa de la que sus organizaciones enfermas pueden primer lugar, hay muchos partidos que ahora revelan una tendencia cada vez
obtener más y más nutrición. En otras palabras, estos diversos desarrollos no deben mayor a que los miembros de los órganos de la oficina central, y en particular los
interpretarse simplemente en términos en los que "el propio estado" se vería como diversos órganos ejecutivos nacionales, estén compuestos por representantes y / o
un factor exógeno que influye en la vida del partido. Por el contrario, miembros ex officio del partido en cargos públicos en lugar de por representantes
independientemente de si estamos tratando con regulaciones estatales, leyes de del partido en el terreno. Estos incluyen muchos partidos liberales (por ejemplo,
partidos o niveles de subvenciones estatales, siempre estamos tratando con en Austria, Bélgica, Dinamarca y Alemania), así como partidos socialdemócratas
decisiones que han sido tomadas por el parlamento y por la clase política y, por lo (por ejemplo, el Partido Laborista de Irlanda) y partidos conservadores (por
tanto, por los propios partidos. . Por lo tanto, si bien cualquiera de las partes puede ejemplo, el Gobierno noruego). La evidencia aquí está lejos de ser consistente en
considerar este contexto regulatorio como un factor exógeno al que debe que los estatutos de otros partidos continúen incluyendo límites estrictos en el
60

número de titulares de cargos públicos que pueden convertirse en miembros de los El rol paradójico de la membresía del partido.
órganos ejecutivos del partido; límites que, en ciertos casos (por ejemplo, el PvdA
holandés, el Partido Popular Socialista Danés y la Coalición Nacional de La segunda pregunta, en cuanto a dónde deja todo esto el partido de membresía, o
Finlandia) se han vuelto más estrictos con el tiempo. En otros casos, por supuesto, el partido en el terreno, es más complejo. A primera vista, un fortalecimiento de la
tales límites se han aliviado, y para muchas partes no existen tales restricciones posición y de los recursos del partido en la oficina pública, y la marginación o
formales. Aun así, sin embargo, a menudo es difícil evaluar los cambios en el mayor autonomía otorgada al partido en la oficina central, parecerían ofrecer poco
alcance real y la influencia de la representación de cargos públicos en los órganos margen para mejorar la posición del partido en el suelo. En este sentido, podríamos
ejecutivos internos. De hecho, en Bélgica, por ejemplo, como sugiere Deschouwer anticipar que los miembros del partido serían marginados, considerados
(1994), la inclusión de representantes del partido en cargos públicos en los innecesarios o incluso ignorados (ver Katz, 1990; para una vista alternativa, ver
ejecutivos nacionales de las partes no debe interpretarse como un signo de la Scarrow, 1994a). Sin embargo, en la práctica, a pesar de la disminución relativa
creciente influencia de los parlamentarios, sino como un medio por medio de El en los niveles de membresía en la mayoría de los países (ver Tabla 6.1), la
partido en la oficina central mantiene el control sobre sus representantes públicos. evidencia sugiere que muchas partes aún consideran que la membresía tiene valor.

En segundo lugar, existe evidencia que sugiere que gran parte del trabajo más En primer lugar, a pesar de la introducción generalizada de subvenciones estatales,
importante del partido en la oficina central está siendo llevado a cabo cada vez las cuotas de membresía y las donaciones siguen constituyendo una importante
más por profesionales y consultores, en lugar de por burócratas de partidos fuente de ingresos para muchas partes, y, como Koole (1994) destaca en el caso
tradicionales o incluso por activistas de partidos. La 'responsabilidad' de dicho de los Países Bajos, esto es particularmente cierto para lo que podría Ser definido
personal parece importar menos que su experiencia y, por lo tanto, cualquier como el 'partido del cuadro moderno'. Sin embargo, incluso más allá de los Países
intento de evaluar el funcionamiento de una oficina central tan profesional en Bajos, donde las subvenciones estatales son relativamente limitadas, los miembros
términos de qué tan bien representa la opinión de la parte sobre el terreno (o también contribuyen sustancialmente a los ingresos de los partidos. En Austria,
incluso la parte) en un cargo público) puede estar fuera de lugar. También en este por ejemplo, las cifras más recientes sugieren que las cuotas de membresía
caso, es la cuestión de aumentar la autonomía de la oficina central lo que parece representan un promedio de alrededor del 27 por ciento de los ingresos de la
ser el más relevante. Dicho esto, este nuevo profesionalismo ciertamente parece oficina principal de la SPO y OVP; en Dinamarca, los ingresos de miembros y
indicar un cambio de una situación en la que gran parte de las actividades de la sucursales representan un promedio de casi el 45 por ciento de los ingresos de la
oficina central se dirigieron hacia la organización y el mantenimiento del partido oficina principal de SD, RV, SF y KRF; en Alemania, el promedio para el SPD y
en el terreno (una preocupación clave en el partido de masas) hacia uno en el que CDU es de casi el 20 por ciento, mientras que en Irlanda, en el caso de Fine Gael,
ahora están cada vez más orientados hacia la movilización de apoyo en el los ingresos de los miembros, las sucursales y las circunscripciones representan un
electorado en general (como en el partido electoral-profesional de Panebianco). 80 por ciento muy alto de los ingresos. Por lo tanto, a pesar de que las cuotas de
Más aún, una vez que se produce este cambio, queda claro que la oficina central membresía a menudo ya no constituyen la fuente principal de los ingresos del
necesariamente se orientará más hacia las opiniones y demandas de los líderes del partido, siguen siendo importantes, y la pérdida de este ingreso casi seguramente
partido y del partido en la oficina pública que a los del partido en el terreno. debilitará a las partes. Solo por esta razón, la membresía parece seguir siendo un
activo. De hecho, al analizar el equilibrio entre los ingresos generados por la
En un escenario, por lo tanto, el partido en la oficina central se vuelve simplemente membresía y el generado a través de subsidios públicos, es particularmente
más autónomo; en un segundo escenario, se vuelve más sujeto al control de la parte interesante observar el caso de Alemania, donde algunas de las reformas de
en la oficina pública; en otro escenario más, a medida que sus recursos se financiamiento público que se están discutiendo actualmente incluyen
transfieren a las oficinas del partido en el parlamento, simplemente queda disposiciones que basarían el nivel del subsidio, en parte por el tamaño de la
marginado. Parece que rara vez hay evidencia de una reafirmación o un membresía del partido, por lo que ofrece a los partidos un incentivo adicional para
fortalecimiento de su posición tradicional como representante o tutor de la parte impulsar su posición en el terreno. Dicho esto, en casos como Noruega y Suecia,
sobre el terreno. donde las subvenciones estatales se encuentran entre las más altas de Europa, y los
partidos como el ADN (en Noruega) y los socialdemócratas y moderados (en
61

Suecia) obtienen solo el 10% de su participación. Los ingresos de la oficina membresía como un medio de movilización electoral, un argumento que también
principal de sus miembros, los costos de mantener la organización de membresía se sustenta en el análisis exhaustivo de Seyd y Whiteley (1992) de membresía del
bien pueden exceder los ingresos que genera. partido laborista británico. De cualquier manera, ya sea como legitimadores o
como activistas activos, la membresía puede continuar constituyendo un recurso
Segundo, como Sundberg (1994) enfatiza extensamente en su discusión del caso importante en el proceso de competencia entre partidos, y por lo tanto no es una
finlandés, y como Mtiller (1994) señala en el caso austriaco, los miembros también sorpresa ver que varios partidos, como en Gran Bretaña e Irlanda, todavía enfatizar
son valiosos para los partidos simplemente como cuerpos cálidos que pueden la necesidad de unidades de membresía. Por todas estas razones, entonces, no
ocupar cargos oficiales dentro del partido en sí, así como en cargos públicos. En parece probable que las partes renuncien voluntariamente a sus miembros o los
el caso finlandés, por ejemplo, se estima que las partes requieren que más de desanimen a participar en la toma de decisiones dentro del partido. Los miembros
55,000 personas sirvan en juntas internas de partidos; que más de 60,000 personas a veces pueden ser una molestia, pero también pueden aportar beneficios tangibles
deben presentarse como candidatos del partido en las elecciones municipales; que e intangibles.
más de 31,000 candidatos deben presentarse a las elecciones del consejo
parroquial; y que más de 300,000 personas ocupan "puestos de confianza" en la Además, como se señaló anteriormente, también parece que muchos partidos están
administración local, incluidos los cargos en las distintas juntas y consejos. Sin tratando de dar más voz a sus miembros en lugar de menos, y que están
duda, la democracia finlandesa, que es una democracia cada vez más organizada, empoderándolos en lugar de marginarlos. Muchos partidos ahora otorgan a sus
puede ser un caso extremo en este sentido. No obstante, incluso a un nivel más miembros ordinarios una voz más importante en la selección de candidatos que en
moderado, este síndrome puede considerarse como de mayor validez y que el pasado; Además, cada vez más partidos parecen estar dispuestos a permitir que
requiere que las partes mantengan una membresía simplemente para influir en la los miembros ordinarios tengan voz en la selección de líderes de partidos. El patrón
toma de decisiones públicas. La conclusión de Sundberg es ciertamente algo curioso que se está desarrollando, por lo tanto, parece ser uno en el que el
generalizable más allá de Finlandia: cuanto más quiera un partido influir en lo que partido en una oficina pública obtiene más poder o más autonomía; en el que el
sucede en la sociedad y sobre el terreno, más necesitará una membresía masiva. partido en la oficina central se está profesionalizando; y en el que, al mismo
Los cuerpos calientes son importantes, y no son realmente sustituibles. tiempo, a través de una democratización mejorada, los miembros ordinarios
mismos, aunque a veces son menos, se les otorga un papel más importante. Este
Tercero, los miembros todavía pueden ser importantes para propósitos patrón ciertamente parece caracterizar los cambios en una variedad de partidos en
organizativos y políticos. Como subrayan Pierre y Widfeldt (1994) en el caso países como Austria, Dinamarca, Alemania, Irlanda y los Países Bajos.
sueco, por ejemplo, las partes continúan confiando en sus niveles de membresía
para mantener al menos la imagen de un partido de masas, y como prueba de que Al mismo tiempo, sin embargo, este patrón también es aparentemente paradójico,
son vistos como canales viables para la representación política. Los miembros en ya que sugiere que tanto el partido en el terreno como el partido en la oficina
este sentido también son legitimadores, y es tal perspectiva que claramente ayuda pública están adquiriendo una importancia creciente. La sabiduría convencional,
a explicar el pensamiento detrás de las reformas propuestas en la financiación por otro lado, sugeriría más un efecto de "balancín", en el que el crecimiento en
pública de los partidos alemanes. De una manera relacionada, los miembros importancia de uno implica necesariamente una disminución en la importancia del
también son útiles porque pueden ayudar a movilizar a los votantes. Esta función otro. Entonces, ¿cómo debemos entender esta aparente paradoja? ¿Cómo pueden
es, sin duda, menos importante de lo que era antes, en el sentido de que las partes los partidos democratizar y al mismo tiempo otorgar más autonomía y poder al
ahora tienen a su disposición técnicas y redes de comunicación alternativas que partido en un cargo público? ¿Cómo pueden seguir estos dos caminos
pueden resultar al menos tan efectivas como cualquier cosa que hagan los aparentemente contradictorios al mismo tiempo?
miembros. Como señala Mtiller (1994) en el caso de la SPO austriaca, por
ejemplo, el liderazgo parece ser cada vez más escéptico sobre el valor de la Una posible respuesta es que los partidos están haciendo una distinción cuidadosa
organización del partido como medio para comunicarse con el electorado en y consciente entre los diferentes elementos dentro del partido en el terreno, en el
general. Por otro lado, sin embargo, también está el caso de los conservadores sentido de que el proceso de democratización intra-partido se extiende a los
noruegos, que recientemente han comenzado a destacar los beneficios de la miembros como individuos en lugar de a lo que podría ser. Llamó al partido
62

organizado en el suelo. En otras palabras, no es el congreso del partido o la élite candidatos sigue siendo competencia exclusiva del partido en la función pública,
de nivel medio o los activistas los que están empoderados, sino los miembros y los candidatos mismos solo pueden seleccionarse desde dentro las filas de los
"ordinarios", que son al mismo tiempo más dóciles y más propensos a respaldar partidos parlamentarios (Webb, 1994; Farrell, 1994). En Bélgica, a pesar de la
las políticas (y candidatos) propuestas por La dirección del partido y por el partido introducción de elecciones directas por parte del PSC, la PRL y el nuevo VLD, y
en cargos públicos. Esta es, de hecho, una de las tendencias más comunes que a pesar de un aumento en el número de elecciones de liderazgo "real", los órganos
vemos hoy en día: los miembros ordinarios, a menudo en casa, y a través de boletas ejecutivos del partido siguen teniendo la voz de decisión más fuerte y efectiva.
postales, están siendo consultados cada vez más por los líderes del partido, y están (Deschouwer, 1994). También en Dinamarca, la elección del presidente del partido
cada vez más involucrados en la legitimación de las elecciones del partido, cargo suele ser más administrada que abierta (Bille, 1994). Además, en otros niveles
público, un proceso que se ve facilitado por el uso creciente de registros dentro de los partidos, la apertura del proceso de selección de candidatos a un
centralizados de miembros del partido. Por otra parte, el partido de membresía más mayor papel de membresía, o incluso a una participación electoral más amplia,
organizado, ya sea representado en el congreso o incluso en la oficina central, como en el caso de las nuevas 'primarias' ocasionales, por ejemplo, todavía puede
como en el caso de los partidos austriacos y los partidos denominacionales ser acompañado, como es el caso en Austria (Miiller, 1994), por la imposición
holandeses, por ejemplo, tiende a ser menos relevante. Por lo tanto, no se trata de efectiva de fuertes controles y una fuerte disciplina en aquellos candidatos que
un simple balancín, en el cual las ganancias de la parte en un cargo público deben logran convertirse en miembros del partido parlamentario. La democratización en
ser compensadas por las pérdidas de la parte en el terreno, o viceversa; más bien, el papel, por lo tanto, puede realmente coexistir con una poderosa influencia de
ambos pueden ser ostensiblemente más importantes, mientras que la capa activista elite en la práctica.
dentro del partido, la capa tradicionalmente más problemática, queda marginada.
Tampoco es necesariamente un problema para el liderazgo del partido, ya que, en Finalmente, como se indicó anteriormente, toda la cuestión de qué cara del partido
contraste con los activistas, estos miembros ordinarios y, a menudo, desagregados se está volviendo más poderosa y cuál menos poderosa puede ser engañosa, ya que
no tienen muchas probabilidades de presentar un desafío serio contra las en realidad podemos estar presenciando un proceso de autonomía mutua y
posiciones adoptadas por el liderazgo (véase, por ejemplo, Zielonka-Goei, 1992). creciente. En el modelo clásico del partido de masas, la relación entre las diferentes
Por supuesto, es difícil precisar cifras precisas sobre esto. Además, como se puede caras era esencialmente jerárquica, con el partido sobre el terreno delegando el
ver en la evidencia de las presiones de los miembros sobre el liderazgo en los casos poder en el congreso del partido y de allí al ejecutivo del partido, y con el congreso
finlandeses y suecos (Sundberg, 1994; Pierre y Widfeldt, 1994), ciertamente no es y el ejecutivo examinando y controlando las actividades del partido, en oficina
un fenómeno universal, e incluso los miembros más pasivos pueden probar pública Incluso en el modelo general, la relación era jerárquica, aunque en flujo
dispuestos a desafiar a sus líderes en temas como los derechos de membresía. Sin inverso, con el partido en la oficina pública emergiendo para dominar el partido
embargo, como parece creer el partido laborista británico, bien podría darse el caso en la oficina central y el congreso del partido, y, al hacerlo, margina efectivamente
de que un partido plenamente democratizado sea más susceptible al control del al partido en el campo. . Pero si bien no se desprende ningún "modelo" de partido
partido en un cargo público que un partido en el que el miembro ordinario (pero único y claro a partir de los análisis citados anteriormente, existe un consenso
no el activista) está efectivamente marginado (Webb, 1994). generalizado de que las relaciones relevantes son ahora más estratégicas que
jerárquicas, y que cada cara del partido es cada vez más autónoma en relación con
En una vena relacionada, también podría argumentarse que el proceso de los demás. Así, por ejemplo, mientras que los aportes locales al partido nacional
democratización intrapartidaria es a menudo sin sentido y / o ilusorio. Así, por en un modelo más jerárquico se centraron en el congreso del partido y, a través de
ejemplo, si bien a los miembros ordinarios se les puede otorgar el derecho de votar eso, en la oficina central del partido, ahora parece cada vez más centrado en la
en el proceso de selección de líderes, a menudo se les ofrece solo una opción selección de candidatos locales que, a su vez, eventualmente constituirá el partido
limitada o restringida. El D66 holandés ahora incluye con su boleta postal en la en un cargo público y diseñará sus propios códigos autónomos de disciplina y
selección de candidatos una lista consultiva con un pedido propuesto por el comité comportamiento. Por supuesto, también puede darse el caso de que la autonomía
nacional del partido (Koole, 1994). Los miembros ordinarios de los partidos mutua se desarrolle hasta el punto en que el partido local se vuelva esencialmente
laboristas británicos e irlandeses ahora tienen un voto directo al elegir entre los despreocupado por cualquier contribución real al partido nacional (y viceversa), y
candidatos que compiten por el líder del partido, pero la nominación inicial de los se dedique principalmente a la política a nivel local.
63

recursos que utilizan las partes en Para asegurar su propia supervivencia y


Todo esto podría sugerir que los partidos europeos se están desviando hacia lo que legitimidad. De hecho, como se sugirió anteriormente, esta mayor dependencia de
podría denominarse un modelo de partido "estadounidense", que, como lo las partes en el estado también se puede interpretar como una mayor dependencia
muestran Katz y Kolodny (1994), está casi totalmente descentralizado y centrado de las partes en sí mismas, ya que son las propias partes las que, a todos los efectos,
en el candidato. Esto claramente sería engañoso; Porque, a pesar de los argumentos son el estado, o al menos, son aquellos que diseñan las reglas y regulaciones
sobre el aparente declive en el "partido" de la sociedad europea, ciertamente no ha promulgadas por el estado, y que inevitablemente privilegian su propia posición.
habido un declive en el "partido" del estado europeo (véase también el Capítulo 1
más arriba). Por el contrario: dada la medida, de hecho, la medida en que las partes El resultado de ambos procesos, al menos a corto plazo, es, por lo tanto, un mayor
organizan los asuntos del estado y la toma de decisiones públicas en las políticas sentido de autosuficiencia del partido, especialmente a nivel de liderazgo. Sin
europeas, en ningún sentido pueden considerarse, como sus homólogos duda, los partidos todavía necesitan sus votantes. En muchos casos, como hemos
estadounidenses, como "buques vacíos". Los partidos estadounidenses importan visto, también necesitan a sus miembros. Sin embargo, cada vez más, a medida
como organizaciones de gobierno, pero dentro de límites muy severos. En Europa, que las diferentes caras del partido se vuelven más autónomas entre sí, y a medida
por el contrario, donde el gobierno moderno sigue siendo un gobierno de partido, que los líderes del partido giran cada vez más hacia el estado en busca de sus
y donde la democracia moderna sigue siendo una democracia de partido, los recursos, la relevancia de los vínculos que se basan en la confianza, la
buques del partido están lejos de estar vacíos. responsabilidad y, sobre todo, la representación tiende a Para erosionarse, tanto
dentro como fuera de las partes. Por lo tanto, aunque los partidos pueden tener más
LAS PARTES Y SUS PRIVILEGIOS privilegios, también se vuelven más remotos, y es esta combinación particular de
desarrollos que bien pueden haber proporcionado la base para el sentimiento
Cuando los nobles tenían un poder real y privilegios, cuando gobernaban y antipartidista cada vez más generalizado que ahora caracteriza a la política de
administraban, sus derechos podían ser a la vez mayores y menos abiertos a los masas en las democracias occidentales. En el terreno, y en términos de su papel
ataques. . . Es cierto que los nobles gozaban de privilegios y derechos injustos que representativo, las partes parecen ser menos relevantes y están perdiendo algunas
pesaban mucho en el plebeyo, pero a cambio de esto mantuvieron el orden, de sus funciones clave. En la oficina pública, por otro lado, y en términos de su
administraron la justicia, se encargaron de la ejecución de las leyes, acudieron al vinculación con el estado, parecen tener más privilegios que nunca. De hecho, si
rescate de los oprimidos y cuidaron los intereses de todos. . Cuanto más pasaban pensamos en algunas de las funciones clásicas del partido (por ejemplo, King,
estas funciones fuera de las manos de la nobleza, más innecesarios aparecían sus 1969: 111-41), se podría concluir que algunas de estas funciones se han visto
privilegios, hasta que al fin su mera existencia parecía un anacronismo sin sentido. socavadas (como la articulación de intereses y la agregación de demandas), y
(Tocqueville, 1966: 60) quizás también la formulación de políticas públicas), otras funciones han adquirido
una mayor importancia y visibilidad (como el reclutamiento de líderes políticos y,
Desde una perspectiva organizativa, al menos, está claro que una concepción del sobre todo, la organización del gobierno).
cambio o adaptación de un partido es mucho más apropiada que la concepción más
bien engañosa del declive del partido. De hecho, las partes están cambiando en dos Pero esto no necesariamente refleja un cambio hacia un nuevo equilibrio o un
aspectos importantes. En primer lugar, las estructuras del partido tienden a tener nuevo equilibrio; por el contrario, sugiere que puede haber una ausencia de
un carácter cada vez más stratarchic, con el partido en el terreno, el partido en la equilibrio y una ausencia de equilibrio, lo que, en un caso extremo, bien podría
oficina pública, y posiblemente incluso el partido en la oficina central, cada uno actuar para socavar la legitimidad del propio gobierno del partido. Para decirlo de
de los cuales hace hincapié en su propia libertad de maniobra. En este sentido, y otra manera, lo que se puede ver aquí, aunque en una forma muy embrionaria y a
de manera significativa, también podemos presenciar la erosión de un sentido de menudo muda, puede ser precisamente el mismo desequilibrio entre la irrelevancia
vinculación incluso dentro del propio partido. En segundo lugar, los partidos, y popular y el privilegio público que fue famoso por Tocqueville como
especialmente la cara del partido en un cargo público, están cada vez más contribuyente a la caída de la nobleza de El antiguo régimen francés, y que se cita
orientados hacia el estado y, en consecuencia, están menos firmemente vinculados al principio de esta sección. Por un lado, las partes como funcionarios públicos,
a la sociedad civil, un proceso que es particularmente evidente en términos de los como los nobles de Tocqueville, son claramente privilegiados; de hecho, con el
64

tiempo, tienden a ser aún más privilegiados. Por otro lado, como se sugirió PARTE IV
anteriormente, ahora parecen carecer de un peso o un propósito representativos Sistemas de partidos y estructuras de competición.
reales, y esto también se ha hecho más evidente con el tiempo. En otras palabras,
su estado ha aumentado mientras que su relevancia popular ha tendido a 7
erosionarse. Mercados electorales y estados estables

Sin embargo, esto no sugiere que los partidos contemporáneos, como los nobles Este capítulo comienza con tres aclaraciones. Primero, los mercados a los que se
de Tocqueville, corran el riesgo de convertirse en "anacronismos sin sentido". Por refiere son mercados electorales y, dentro de estos mercados, el patrón de
el contrario: dada la importancia de los partidos en términos del reclutamiento de competencia con el que está involucrado es la competencia entre partidos. Como
líderes y la organización del gobierno, es casi imposible concebir una política es evidente, los partidos competirán entre sí cuando tengan un mercado para
parlamentaria que pueda realmente evadir el principio de partido. Sin embargo, el competir, es decir, cuando haya votantes en competencia; y el supuesto que
problema existe claramente, independientemente de la importancia del partido subyace a este documento, aunque con cautela, es que el alcance real de la
como un principio organizador en el gobierno y en el estado, Tocqueville fue competencia entre partidos y la competitividad de los partidos, es al menos en
claramente correcto al señalar los peligros involucrados en la combinación parte una función del tamaño relativo del mercado electoral. Por lo tanto, a medida
(mejorada) del privilegio público, por un lado, con la disminución del propósito que el mercado se expande, o a medida que aumenta el número de votantes en la
popular o Relevancia por el otro. competencia, es probable que los partidos sean más competitivos. Por otro lado, a
medida que el mercado se contrae y el número de votantes en la competencia
Es esta combinación particular que, creo, se encuentra en la raíz de los disminuye, es probable que los partidos se vuelvan menos competitivos.
sentimientos de desconfianza política popular que se mencionaron anteriormente
en este capítulo. Este también es probablemente uno de los factores más Sin embargo, esta suposición es protegida y dos calificaciones son necesarias de
importantes detrás del surgimiento, aunque no siempre en una escala importante, inmediato. El primero de ellos es que no se puede suponer que la competitividad
del sentimiento antipartidista y de los partidos antipartidistas (para algunas de los partidos sea enteramente una función del tamaño del mercado electoral. En
discusiones recientes, ver Ignazi, 1992, 1994; Betz, 1994; Poguntke, 19946, y un sistema bipartidista perfectamente equilibrado, por ejemplo, en el que hay muy
Scarrow, 19946), con la evidencia del privilegio público que ayuda a traducir la pocos votantes en competencia, pero donde el cambio de un solo voto puede
indiferencia potencial en un posible resentimiento y, por lo tanto, en una marcar la diferencia entre ser una mayoría y ser una minoría, o entre la victoria y
vulnerabilidad aún mayor. El desencanto con las partes e incluso el resentimiento la derrota, cada uno Es probable que las dos partes resulten extremadamente
contra las partes, por lo tanto, no debe interpretarse simplemente como un síntoma competitivas. Por lo tanto, puede producirse una intensa competencia incluso en
del declive de las partes en el tribunal ', de hecho, las partes debían estar totalmente situaciones de disponibilidad electoral muy restringida. En la Suecia
en decadencia, como funcionarios públicos y agencias representativas, entonces el contemporánea, por ejemplo, el equilibrio entre los bloques socialistas y no
sentido de descontento bien podría evaporarse. Más bien, el problema parece estar socialista se dibuja tan finamente que incluso el relativamente pequeño mercado
en un conjunto de desarrollos contradictorios, en los que las partes son al mismo electoral sueco puede sostener una competencia electoral bastante pronunciada.
tiempo menos capaces pero más visibles, y al mismo tiempo menos relevantes
pero más privilegiadas. La segunda calificación es que no se puede suponer que la competencia es
inevitable en situaciones de mercados electorales a gran escala. En ciertas
circunstancias, si bien un gran número de votantes puede estar compitiendo, puede
haber pocas recompensas, si las hay, asociadas con las ganancias en el apoyo
electoral, y por lo tanto, los partidos pueden no esforzarse mucho para tratar de
ganarse a los votantes que están disponibles. En Suiza, por ejemplo, la fórmula
única por la cual los cuatro partidos principales comparten permanentemente la
oficina del gobierno significa que tiene poco sentido que compitan entre sí por
65

votos adicionales. Por lo tanto, incluso si el mercado electoral suizo se expandiera bastante abierto. En Bélgica, por ejemplo, un mercado relativamente abierto en
significativamente, es poco probable que la competencia de los partidos se vuelva términos de izquierda-derecha coincide con un mercado notablemente cerrado en
más intensa. términos lingüísticos. En Irlanda del Norte, hay pocos votantes, si es que hay
alguno, en competencia en términos del conflicto primario entre el sindicalismo y
En otras palabras, no solo es relevante el tamaño del mercado electoral y el alcance el nacionalismo, aunque la disponibilidad electoral es intensa y la competencia es
de la disponibilidad electoral, sino también el grado en que la competencia en sí intensa dentro de cada uno de los bloques sindicalistas y nacionalistas.
importa. Dicho esto, el énfasis debe estar en calificar el supuesto inicial en lugar
de en su rechazo generalizado, ya que, en igualdad de condiciones, es probable La tercera aclaración es que el tamaño de los mercados en general, y el grado de
que los partidos sean más competitivos cuando haya más votantes en competencia disponibilidad electoral, es en gran medida una función de la fortaleza y la
y cuando el mercado electoral sea más abierto o disponible. . La existencia de un omnipresencia de las identidades políticas colectivas relevantes (Bartolini y Mair,
mercado electoral, por lo tanto, puede verse como una condición necesaria, si no 1990). Dichas identidades colectivas pueden ser atributivas y, a menudo, pueden
suficiente, para que exista una competencia de partidos, de la misma manera que ser anteriores a la aparición de partidos políticos como tales, como es el caso de
D'Alimonte (1989) sostiene que la democracia en sí misma es una condición las identidades lingüísticas, culturales, étnicas o incluso de género y, en menor
necesaria pero no suficiente para ello, siendo la competencia más en general. medida, de las identidades religiosas. En otros casos, estas identidades colectivas
pueden basarse en el estado derivado de las distinciones ocupacionales o de clase,
La segunda aclaración es que cuando los partidos se enfrentan inicialmente a un o lo que sea. En algunas circunstancias, por supuesto, mientras existan tales
mercado electoral, pueden elegir entre dos estrategias no necesariamente identidades, pueden no ser políticamente relevantes (Sartori, 1969) y, por lo tanto,
exclusivas. En primer lugar, pueden intentar restringir o restringir el mercado y, su impacto en los mercados electorales puede ser, en el mejor de los casos,
por lo tanto, participar en estrategias electorales principalmente defensivas, indirecto. En la República de Irlanda, por ejemplo, mientras que la identidad de
movilizando a los seguidores existentes en lugar de intentar ganar nuevos clase es bastante pronunciada, la clase no proporciona un enfoque importante para
partidarios. En segundo lugar, pueden optar simplemente por competir en el las alineaciones electorales. En Gran Bretaña, por otro lado, la clase es realmente
mercado y así participar en estrategias electorales principalmente expansivas, la única identidad colectiva sustancial que es relevante para la política, con
buscando constantemente nuevos votantes y poniendo relativamente poco énfasis identidades religiosas y étnicas / subnacionales que desempeñan un papel
en la movilización de los leales existentes. En la medida en que prevalezca la marginal. Sin embargo, independientemente de las distinciones en cuanto a la
primera opción, el mercado se contraerá progresivamente y la competencia en sí sustancia y el carácter de las identidades colectivas, se puede argumentar que el
misma será controlada. En la última situación, por otra parte, es probable que el grado en que los votantes individuales se integran en un conjunto de identidades
mercado se mantenga bastante abierto y que la competencia sea intensa. políticas colectivas relevantes ayudará a determinar hasta qué punto existe un
mercado electoral. Cuando tales identidades son dominantes y / o pronunciadas,
Dicho esto, también debe reconocerse que solo en circunstancias excepcionales como ha sido tradicionalmente el caso en Austria, por ejemplo, el mercado de
los partidos de un sistema político determinado se enfrentarán a un mercado votos estará fuertemente restringido; cuando tales identidades sean débiles o
electoral único. Cuando la competencia (o la ausencia de competencia) tiene lugar marginales, como en los Estados Unidos, el mercado será relativamente abierto.
en un entorno multidimensional, las partes pueden enfrentar una pluralidad de
mercados, cada uno de los cuales puede ser más o menos abierto, y en cada uno EVOLUCIÓN Y CONTRATOS EN EUROPA OCCIDENTAL
de los cuales pueden desarrollar estrategias definitivas o expansivas (Sani y
Sartori, 1983; Koole y van Praag, 1990). Un partido religioso, por ejemplo, puede A riesgo de cierta exageración, y al costo de una inmensa generalización, la
encontrar que una estrategia defensiva es apropiada en el mercado electoral que historia del desarrollo de los partidos políticos en Europa occidental puede
existe a lo largo de la división religiosa / secular, pero puede optar por una interpretarse como una historia de intentos de restringir el mercado electoral
estrategia expansiva en el mercado que existe a lo largo de la división izquierda / mediante la promoción e inculcación de identidades políticas de masas. Este
derecha. Así, mientras que un mercado o sub-mercado puede volverse bastante proceso fue más claramente visible en el surgimiento de los partidos de integración
estrecho y cerrado, otro mercado dentro del mismo sistema puede permanecer masiva a fines del siglo XIX y principios del siglo XX, durante el período previo
66

e inmediatamente después de la extensión de los derechos de voto a la clase país. Las redes organizativas y el establecimiento de identidades partidistas
trabajadora y los no propietarios. Estos partidos, con sus densas redes duraderas siempre se mantuvieron pobremente desarrolladas en Francia (Bartolini,
organizativas, contrastaban marcadamente con los partidos de "cuadros" más 1981), por ejemplo, y el resultado ha sido que el mercado electoral en general se
elitistas, con orientación electoral, o partidos de representación individual, que ha mantenido notablemente abierto, y las elecciones en Francia se caracterizan por
habían tendido a dominar la política en el período anterior a la democracia de ser particularmente pronunciadas. Niveles de volatilidad electoral. En otros casos,
masas (véase también el Capítulo 5). . Fueron los nuevos partidos de trabajadores, como el de la República de Irlanda, por ejemplo, el proceso fue muy desigual, ya
en particular, los que ofrecieron los ejemplos más sorprendentes de la nueva que se establecieron identidades sólidas en el lado "nacionalista fuerte" de la
estrategia política. Neumann (1956: 404-5; véase también Duverger, 1954; brecha política principal, y con identidades débiles o inexistentes que se
Kirchheimer, 1966) identificó el contraste de manera bastante sucinta y, aunque desarrollaron a nivel nacional. Lado 'nacionalista débil' (Mair, 1987a: 86-9). El
no se expresa en estos términos, sus comentarios también tienen una clara relación resultado aquí es que, si bien ha habido un mercado electoral relativamente
con las diferentes nociones de competencia de partidos y elecciones electorales. restringido en términos de la competencia entre Fianna Fail y todos los demás
partidos, el mercado electoral entre estos otros partidos siempre ha permanecido
El primer ejemplo de un nuevo partido fue presentado por los socialistas bastante abierto.
continentales. Su organización se ha caracterizado en broma por extenderse desde
la cuna hasta la tumba, desde la asociación de cuidado infantil a la sociedad de En resumen, los mercados electorales están más restringidos en ciertos países que
cremación de los ateos; sin embargo, tal descripción articula la diferencia en otros, e incluso dentro de países individuales, ciertos sub-mercados están más
intrínseca del partido liberal de representación, con su principio de "reclutamiento restringidos que otros. Además, dado que el grado relativo de restricción depende,
libre" entre un electorado socialmente no comprometido y flotante. . . El partido al menos en parte, de la profundidad y la omnipresencia de las identidades políticas
[nuevo] puede contar con sus adherentes; Se ha apoderado de una buena parte de colectivas, y dado que el grado en que los partidos son competitivos depende,
su existencia social. también al menos en parte, de la apertura del mercado electoral, luego se deduce
que la competitividad en sí misma puede asociarse con el grado en que la política
El hecho de que los nuevos partidos de integración de masas no ofrecieran un se caracteriza por la presencia o ausencia de identidades colectivas fuertes. En
ejemplo tan llamativo como el proporcionado por los partidos de masas de clase igualdad de condiciones, es probable que las políticas que se caracterizan por la
no fue sorprendente. Los partidos religiosos, ya sean católicos o protestantes, presencia de identidades fuertes sean menos competitivas que aquellas en las que
tenían menos necesidad de desarrollar nuevas redes organizativas autónomas, ya estas identidades fuertes están ausentes. Más precisamente, las políticas que están
que podían alimentarse de las organizaciones existentes de la Iglesia y del sentido tan caracterizadas tenderán a ser más consensuales, al menos en ciertas
ya muy definido de identidad religiosa. Sin embargo, en el caso de los partidos de circunstancias, y lo más obvio es que cuando un solo grupo no goza de una clara
los trabajadores, la circunscripción que buscaban representar era en sí misma mayoría en general.
relativamente nueva, y fue solo en ciertos casos, como en Gran Bretaña para el
examen preliminar, que los nuevos partidos estaban en condiciones de se MERCADOS ELECTORALES Y DEMOCRACIA CONSOCIACIONAL
alimentan de una red organizativa preexistente basada en sindicatos.
Esta no es una conclusión sorprendente. De hecho, refleja la lógica que se
A través de la movilización, la integración y, en términos de Kirchheimer (1966: encuentra detrás de la noción misma de democracia consociacional (Lijphart,
184), a través del "encierro intelectual y moral de las masas", los nuevos partidos 1968, 1977), según la cual las sociedades fuertemente segmentadas (es decir,
de integración de masas ayudaron a construir y consolidar un conjunto de aquellas caracterizadas por identidades muy profundas y mutuamente excluyentes,
identidades políticas colectivas que, a su vez Actuó para reducir la disponibilidad basadas en gran medida en el lenguaje o la religión) desarrollar un orden
electoral. El resultado, más importante, fue una "reducción del mercado de democrático estable mediante la acomodación de la élite y el rechazo del
soporte" y una "congelación" de los sistemas de partidos en Europa occidental comportamiento competitivo; En cambio, si tales sociedades segmentadas se
(Lipset y Rokkan, 1967: 50-1). Sin duda, este proceso de congelación no fue caracterizaran por un comportamiento competitivo, se argumenta que esto podría
generalizado ni en toda Europa, ni siquiera en los electorados individuales de cada
67

provocar el colapso de la propia política o la adopción de medios de control no existente. En el período de entreguerras, por ejemplo, en un momento en que
democráticos. Bélgica, los Países Bajos y Suiza podían considerarse como los casos
paradigmáticos del consociacionalismo, su nivel medio de volatilidad electoral (en
Pero mientras que una variedad de factores han sido vistos como conducentes al 8,4) era solo dos tercios de lo que prevalecía en el país democracias no
desarrollo de soluciones consociacionales o acomodacionistas en sociedades consociacionales de Europa occidental (12.0) .1 Además, si clasificamos las trece
segmentadas, la sociedad debe estar fuertemente segmentada y caracterizada por principales democracias de Europa occidental en los años de entreguerras en
una autoridad de élite sustancial; debe haber un equilibrio múltiple de poder entre términos de sus niveles medios de volatilidad, encontramos que Suiza, los Países
los diferentes segmentos; el país en cuestión debe ser pequeño; debería haber al Bajos y Bélgica ocupan el Las posiciones novena, décima y undécima
menos un cierto grado de lealtad global al sistema en cuestión; y ya debería haber respectivamente, con niveles de volatilidad más bajos registrados solo en Finlandia
una tradición de acomodación de élite (ver Daalder, 1974; Lijphart, 1977: capítulo y Dinamarca.
3): sorprendentemente, se ha puesto poco énfasis en el tema principal de este
capítulo, y esa es la influencia particular ejercida por el Tamaño del propio Un patrón similar prevalece durante las primeras décadas de la posguerra, desde
mercado electoral. De hecho, al tomar este factor particular a bordo, y al reconocer 1945 hasta 1965, cuando las prácticas de asociación también se mantuvieron
que la "atadura" del electorado puede desalentar la competencia y dejar a los sólidas, y cuando Austria podría ser incluida como un cuarto caso paradigmático.
partidos y las élites con pocas opciones, pero para acomodarnos unos a otros, Durante este período, el nivel medio de volatilidad electoral en los cuatro países
podemos dar mucho más sentido a las razones por las que Las élites deberían consociacionales fue de 5,8, frente a un nivel promedio de 8,9 en los restantes
demostrar estar tan "dispuestas" a abandonar las estrategias competitivas. países no asociados. Sin embargo, en términos del orden de clasificación de los
países, Bélgica ocupa un lugar bastante alto en la lista, ocupando el quinto lugar,
Este ha sido uno de los principales elementos abordados por Pappalardo (1981) en con Austria en el séptimo lugar, Holanda en el octavo lugar y con Suiza registrando
sus extensas críticas a los teóricos consociacionales, en los que argumenta que el nivel más bajo de todos los países. Sin embargo, el patrón general en ambos
gran parte de la discusión sobre las condiciones previas de la democracia periodos es innegable. Las tres y luego las cuatro democracias consociacionales se
consociativa ha implicado erróneamente un inmenso voluntarismo por parte de los caracterizan por mercados electorales relativamente restringidos y, por lo tanto,
que se acomodan las elites, lo que también implica que estas mismas élites también desalientan estrategias competitivas expansivas. Aquí, de hecho, las elites parecían
podrían haber "elegido" ser competitivas. Si, por otro lado, aceptamos, como lo tener pocas opciones que cooperar unas con otras.
hace Pappalardo (1981: 367-75), que las restricciones en el mercado electoral
"obligan" más o menos a las elites a renunciar a una estrategia competitiva Sin duda, se podría decir que otras posibilidades menos sabrosas han existido. En
expansiva, la omnipresencia de las identidades es tal que hay pocos votantes en la Irlanda del Norte, por ejemplo, durante el período del régimen de Stormont, la
competencia y, por lo tanto, pocas recompensas que se obtendrán como resultado volatilidad electoral también fue particularmente baja, el mercado electoral se
de la competencia electoral, entonces no es simplemente una cuestión de elección mostró notablemente cerrado y se produjo poca competencia. Entre 1918 y 1970,
de elite o voluntad de élite. Más bien, las élites y las partes se acomodan entre sí por ejemplo, casi el 40 por ciento de los escaños parlamentarios en Irlanda del
porque en realidad no tienen otra opción. La competencia, en efecto, no tiene Norte permanecieron sin oposición (McAllister, 1977: 16), con menos del 20 por
sentido: "la democracia consociacional no es tanto un pacto entre las minorías en ciento de los escaños caracterizados por una competencia nacionalista directa
equilibrio o las minorías sino también un pacto entre las minorías que no quieren contra sindicalista. Este fue un sistema no competitivo por excelencia, en el que,
y no están en posición de cambiar la distribución de poder existente" ( Pappalardo, como es bien sabido, la respuesta de la élite sindicalista dominante fue
1981: 369, énfasis agregado). considerablemente inferior al acomodismo. De hecho, y a diferencia de las
democracias consociacionales, la ausencia de competencia en Irlanda del Norte
La evidencia de la existencia de mercados electorales relativamente restringidos llevó a la exclusión y la tiranía de la mayoría efectiva, lo que eventualmente
en las democracias consociacionales clásicas en Europa occidental ciertamente provocó el colapso del régimen. Pero es aquí donde entran en juego las otras
apoya la idea de que habría habido pocas recompensas en la competencia, y que condiciones previas del consociacionalismo, ya que, a diferencia de Irlanda del
ninguna de las minorías habría estado en posición de cambiar el equilibrio de poder Norte, las democracias consociacionales también se caracterizaron por un
68

equilibrio de poder múltiple, sin que un segmento goce de nada que se acerque al De ahí la búsqueda de Katzenstein de una alternativa, o al menos una explicación
estatus de mayoría abrumadora de los sindicalistas irlandeses del norte. Además, adicional, y de ahí su énfasis principal en el hecho de que estos pequeños estados
también existía un compromiso general con el mantenimiento del sistema en las son particularmente vulnerables a los caprichos de la economía internacional. Es
democracias consociacionales, una característica que, evidentemente, siempre ha esta vulnerabilidad, argumenta, y la necesidad de asegurar la supervivencia
carecido en el Ulster. económica en un entorno comercial potencialmente hostil, lo que obliga a estos
estados más pequeños a adoptar un estilo de política consensual en lugar de
ESTADOS PEQUEÑOS Y ESTADOS GRANDES adversario. El argumento es razonablemente convincente, y Katzenstein construye
un caso sólido y en gran medida plausible a favor de la idea de que la apertura de
No son solo las democracias consociacionales las que son relevantes aquí. La una economía nacional puede tener un impacto importante en los patrones de la
lógica va más allá de esto. En principio, lo que distingue a las democracias política interna. Además, es un argumento que no se basa exclusivamente en esta
consociacionales de las otras políticas de Europa occidental no es la existencia de variable, sino que también incorpora una apreciación de la influencia de ciertas
mercados electorales restringidos como tales. Ni siquiera es el hecho de que esta características institucionales (como las fórmulas electorales proporcionales), así
restricción se derive de la omnipresencia de identidades fuertes, colectivas y como la de los patrones particulares de fragmentación política en estas Estados
políticamente relevantes. Más bien, lo que hace que estos sistemas sean diferentes pequeños homogéneos (como la existencia de un derecho débil y dividido).
es que su segmentación se debe a que son sociedades plurales, y los segmentos o
pilares están definidos principalmente por divisiones lingüísticas o religiosas. En Dicho esto, sugeriría que Katzenstein en realidad ha descuidado otro elemento que
otra parte de Europa occidental, como Almond (1956) destacó originalmente y tiene una importancia igualmente fundamental, y es que los patrones consensuales
como Lijphart (1968) también pareció aceptar, la estabilidad democrática, en estos otros pequeños estados derivan casi tanto del carácter de sus mercados
acomodaticia o no, se asoció con la existencia de culturas políticas no plurales (u electorales como de los patrones acomodacionistas. En las democracias
homogéneas) que, por definición, no podría ser considerada como segmentada. La consociacionales tradicionales. En otras palabras, sugeriría que la ausencia de
lógica del consociacionalismo no podía aplicarse a ninguno de estos otros estilos de políticas competitivas en países como Dinamarca, Noruega y Suecia no
sistemas. Por lo tanto, lo que es más crucial, cualquier comportamiento solo se debe a que han compartido un sentido de vulnerabilidad económica con las
acomodacionista y cualquier práctica que se aproxime más o menos al democracias consociativas; más bien, o además, puede ser porque también han
consociacionalismo que podría observarse en estas culturas políticas homogéneas, compartido un mercado electoral restringido. Más importante aún, se puede
tendría que explicarse por otros factores. argumentar que esta restricción también se deriva de la omnipresencia de
identidades fuertes, colectivas y políticamente relevantes, y de un patrón de
Esta es precisamente la tarea que Katzenstein (1985) se impone en sus justos segmentación efectiva. Sin embargo, en el caso de los países "homogéneos", y a
Estados pequeños en World Markets. Porque, al analizar los patrones de la política diferencia de las democracias consociacionales, esta segmentación obviamente no
industrial en Europa occidental, encuentra que los estados pequeños en general, y se deriva de diferencias en el idioma o la religión; más bien, se basa principalmente
no solo las democracias consociacionales / sociedades plurales, tienden a en la consolidación de las identidades de clase.
desarrollar un estilo de política que es muy distinto del desarrollado en los estados
más grandes, y que se caracteriza por el alojamiento, el compromiso y la Si bien el alcance limitado de este capítulo presente ofrece pocas oportunidades
cooperación entre diferentes élites y diferentes partidos. Pero si bien el grado de para hacer algo más que simplemente afirmar tal posibilidad, la evidencia limitada
segmentación y las tradiciones de consociacionalismo pueden resultar adecuados que existe actualmente ofrece algún apoyo para el argumento. En primer lugar, no
para explicar este patrón en Bélgica, los Países Bajos, Suiza e incluso Austria, son hay duda de que los estados pequeños, incluso cuando no están divididos por el
claramente inapropiados en cualquier explicación de patrones similares que se idioma y la religión, han experimentado un mercado electoral más restringido que
encuentran en los más pequeños y homogéneos. Democracias como Dinamarca, en el caso de los estados grandes. En los años de entreguerras, por ejemplo, fue el
Noruega y Suecia. período que resultó más crucial para sentar las bases de las prácticas consensuales
que desde entonces han demostrado ser tan características de los pequeños estados
(Katzenstein 1985: capítulo 4), el nivel medio de volatilidad electoral en
69

Dinamarca. , Noruega, y Suecia fueron apenas 7.8. En los estados más grandes y condiciones de servidumbre en un conjunto de identidades fuertes. En los casos de
más competitivos de Francia, Alemania y el Reino Unido, por otro lado, el nivel Dinamarca, Noruega y Suecia, sin embargo, y de manera inusual, fue un patrón de
medio de volatilidad electoral fue de 14.1, casi el doble que en los estados segmentación basado en organizaciones de clase e identidades de clase.
escandinavos. De hecho, si se incluyen también las pocas elecciones democráticas
que se celebraron en Italia en este período, el nivel medio en los estados más Como se puede ver en la Tabla 7.2, las cifras aquí son bastante reveladoras. Al
grandes se eleva a 16,8, sustancialmente más del doble que en los países emplear un índice de densidad organizacional de la clase trabajadora que se calcula
escandinavos más pequeños. sumando los niveles de densidad sindical y la proporción de miembros de los
partidos de izquierda de clase (Bartolini y Mair, 1990: 231-8), se puede ver que la
Un contraste similar es evidente en los primeros años de la posguerra; Es decir, en densidad de la clase organizacional Las redes en Dinamarca, Noruega y Suecia
el período 1945-65. En este caso, el nivel medio de volatilidad electoral en los han demostrado ser particularmente pronunciadas, especialmente cuando se las
cuatro estados más grandes fue de 11.5, lo que incluye una cifra notablemente baja compara con las democracias más grandes. En el período de entreguerras, por
de solo 4.6 para el caso británico de entonces apropiadamente Butskellite; sin el ejemplo, estas tres democracias más pequeñas ocuparon las posiciones segunda,
Reino Unido, el nivel medio en Francia, Alemania Occidental e Italia, que fueron tercera y quinta en términos de sus niveles de densidad organizativa, con
los tres electorados más volátiles en Europa occidental en este período, llega a Alemania, el Reino Unido y Francia en las posiciones séptima, novena y última,
13.8. En Dinamarca, Noruega y Suecia, en contraste, el nivel medio fue de solo respectivamente. El contraste es aún más marcado en el período inicial de la
6.2. Estas y las cifras anteriores relativas a las democracias consociacionales se posguerra, con Suecia, Dinamarca y Noruega ocupando las posiciones primera,
resumen en la Tabla 7.1. tercera y cuarta respectivamente, en comparación con el Reino Unido que ocupa
la novena posición, y Alemania y Francia, que ocupan las dos posiciones
Estas cifras crudas agregadas, por lo tanto, sugieren que había menos votantes en inferiores. .
la competencia en los estados escandinavos más pequeños que en las democracias
más grandes de Europa occidental, y por lo tanto indican que, como en las La densidad de las redes organizacionales de clase, por lo tanto, no solo tiende a
democracias consociadas, existía un mercado electoral bastante restringido. En ser mucho más pronunciada en las democracias más pequeñas que en las
igualdad de condiciones, también era probable que los diversos partidos y elites democracias más grandes, sino que también es particularmente pronunciada en las
en estos estados más pequeños hubieran percibido que había relativamente poco más 'homogéneas' de las democracias más pequeñas. Esto sugiere que las
que ganar con la adopción de estrategias competitivas expansivas: ya que había "subculturas" de clase dentro de estos estados más pequeños pueden desempeñar
relativamente pocos votantes disponibles para ganar, Habría tenido poco sentido un papel restrictivo similar en relación con los mercados electorales al
tratar de competir por ellos. Además, y a diferencia de Irlanda del Norte, las desempeñado por las subculturas principalmente lingüísticas y religiosas en las
perspectivas de una victoria total también eran escasas, particularmente en lo que democracias consociacionales (aunque se debe enfatizar que en el caso de Austria
se refería a la competencia socialista-burguesa2, y por lo tanto, una estrategia de y la densidad organizativa de la clase de Suiza también es relativamente
compromiso y consenso habría parecido más atractiva. Por otro lado, en las pronunciada); y esto, a su vez, sugiere que los incentivos basados en segmentos
democracias más grandes, y particularmente en Francia, Alemania e Italia, tanto para el acomodacionismo que han existido en las democracias consociacionales
durante los años de entreguerras como los de la posguerra, la competencia pueden no ser muy diferentes de los que existen en las democracias pequeñas y
intensiva hubiera tenido sentido. En estos casos, había mucho que ganar. más homogéneas. Si bien la fuente de segmentación en las democracias
consociacionales es ciertamente distintiva, ya que se deriva, como lo es, de la
¿Pero cómo se relaciona esto con la cuestión de la segmentación? Sencillamente, religión y el lenguaje y no de la clase, las implicaciones de esa segmentación
estas democracias más pequeñas y más homogéneas no solo se caracterizaban por parecen fácilmente comparables.
un mercado electoral restringido, sino también por uno cuyo cierre parece haberse
derivado, al menos en parte, de la existencia de densas redes organizativas que, de En otras palabras, al igual que la segmentación a lo largo de líneas religiosas y
una manera similar al patrón forjado por el verzuiling lingüístico y / o religioso lingüísticas ha restringido los mercados electorales y desalentado la competencia
(literalmente, 'pillarización') en las democracias consociacionales, los votantes en expansiva en las democracias consociacionales, también la segmentación de clases
70

desalentó las políticas competitivas en las democracias pequeñas más ejemplo, ya que es un país grande que recientemente se ha caracterizado por un
homogéneas. De hecho, la representación de Pappalardo (1981: 369) del mercado electoral bastante restringido y redes organizacionales relativamente
estancamiento electoral que ha demostrado ser tan influyente en las democracias fuertes (tanto en términos de clase como religiosos). Además, a pesar de su
consociativas podría haberse aplicado igualmente a los casos de Dinamarca, tamaño, Italia también parece haberse caracterizado por un cierto grado de
Noruega y Suecia, particularmente en lo que respecta a la competencia socialista- acomodacionismo no competitivo, que se refleja más claramente en la estrategia
burguesa. . Así: de compromiso histórico del Partido Comunista Italiano, así como en los acuerdos
de gobierno de finales de los años setenta. Los casos irlandeses y finlandeses
el movimiento de votos entre los partidos se ve obstaculizado por al menos tres también son particularmente interesantes. Estos son estados pequeños y
factores estrechamente relacionados: los fuertes lazos sociales y organizativos, las económicamente vulnerables que, de manera bastante inusual, también se
creencias incompatibles y los sentimientos de hostilidad y de mutua diferenciación caracterizan por niveles relativamente bajos de densidad organizacional de clase
de las alineaciones subculturales opuestas; la homogeneidad interna de estas (ver Tabla 7.2). Pero también tienen patrones bastante contrastantes de
alineaciones, cuyos miembros raramente, si acaso, están expuestos a presiones disponibilidad electoral. Finlandia, por ejemplo, tiene uno de los niveles medios
transversales y tan poco sensibles a las apelaciones de otros sectores; y, más bajos de volatilidad electoral en Europa occidental, mientras que Irlanda se
finalmente, el alto nivel de identificación del partido, que implica la lealtad a largo encuentra entre los países más volátiles. Aquí también, por lo tanto, sería
plazo de los votantes a sus representantes subculturales. interesante probar en qué medida han prevalecido los patrones diferenciales de las
políticas competitivas.
Algunas observaciones finales y calificaciones son necesarias en este contexto.
Primero, no es mi intención sugerir que los factores enfatizados por Katzenstein, Cuarto, también se debe enfatizar que gran parte de este argumento se deriva de
como la vulnerabilidad económica internacional, las divisiones dentro del derecho patrones dentro de los datos transnacionales tanto en el período de entreguerras
político, etc., desempeñan un papel pequeño o nulo en la explicación del como en el de la posguerra, cuando los mercados electorales tanto en los estados
comportamiento político consensual. Más bien, simplemente estoy sugiriendo que homogéneos como en los consociacionales demostraron ser particularmente
tal explicación descuida el hecho de que la segmentación o el verzuiling también restringidos. Por otro lado, los desarrollos más recientes no solo han sugerido un
pueden derivar de identidades de clase; en otras palabras, el concepto en sí mismo debilitamiento de algunas de las redes organizativas que han sostenido identidades
tiene una aplicación potencialmente mucho más amplia que solo para las sólidas (como en los Países Bajos y Dinamarca, por ejemplo, ver Irwin y van
sociedades plurales, o solo para aquellas divisiones que se basan únicamente en la Holsteyn, 1989; Sundberg, 1987), pero también han indicado una mayor apertura
religión o el idioma (véase también Rokkan, 1977). de los mercados electorales y un aumento de la volatilidad electoral en algunos de
estos países, lo que sugiere, a su vez, que ahora pueden existir mayores incentivos
En segundo lugar, teniendo en cuenta el potencial de segmentación sobre la base para una competencia expansiva.
de alineamientos de clase en particular, estamos en una mejor posición para
comprender no solo el comportamiento consensual en culturas políticas Finalmente, las calificaciones con las que comenzó este capítulo también deben
homogéneas, como Dinamarca, Noruega y Suecia, sino también en el caso tenerse en cuenta. El comportamiento competitivo es más probable en un contexto
austriaco relativamente excepcional (ver Katzenstein, 1985: 181-9) que, como de mercados electorales abiertos y es menos probable en el contexto de mercados
hemos visto en la Tabla 7.2, no es solo un país consociacional, sino también uno electorales cerrados. Pero esto es todo lo que va, y no hay implicación inevitable.
que se caracteriza por un nivel particularmente pronunciado de densidad Las apuestas también son importantes. En Suiza, por ejemplo, no solo es relevante
organizacional de clase. el cierre del mercado electoral, sino también el hecho de que, casi
independientemente de los cambios electorales que se produzcan, es probable que
En tercer lugar, la prueba real de la validez de este argumento, así como la prueba ninguno de los cuatro partidos principales esté excluido de los gobernantes en el
real de las propias explicaciones de Katzenstein, se puede realizar mejor mediante Reino Unido, por el contrario, incluso un mercado electoral muy cerrado puede
un examen más detallado de algunos de los casos que se descuidan en ambos resultar altamente competitivo, ya que incluso pequeños cambios pueden hacer la
análisis. El caso italiano es particularmente interesante a este respecto, por diferencia entre la titularidad gubernamental y la oposición.
71

ALGUNAS IMPLICACIONES PARA LAS NUEVAS DEMOCRACIAS Tercero, precisamente debido a la naturaleza global del poder estatal que existía
EUROPEAS DEL ESTE antes de las revoluciones de 1989, la sociedad civil en Europa del Este ha
permanecido en gran parte subdesarrollada. Esto también mejorará la
Si este argumento se puede resumir sin requisitos ni advertencias, sería el disponibilidad de los nuevos electorados, ya que hay poco en el camino de un
siguiente: la prevalencia de identidades fuertes, colectivas y políticamente conjunto independiente de redes organizacionales que puedan promover y sostener
relevantes tiende a cerrar los mercados electorales; estas identidades, a su vez, identidades colectivas y, por lo tanto, proporcionar canales para la integración
tienden a derivarse de fuertes redes y subculturas organizacionales, ya sea en torno masiva. Los sindicatos independientes siguen siendo en gran parte débiles e
al lenguaje, la religión o la clase, que actúan para aislar a sus seguidores y para incipientes. Con algunas excepciones notables, las organizaciones religiosas,
cimentar las lealtades políticas; en tal situación, las estrategias electorales donde existen, también son débiles y no están desarrolladas. Los partidos de
expansivas competitivas no son recompensadas y, en igualdad de condiciones (y masas, en efecto, todavía no existen. Y si bien las identidades subnacionales son
más particularmente si existe un equilibrio de poder múltiple y lealtades sistémicas más evidentes y generalizadas que en el caso de Europa occidental, es más
generales), la política democrática tenderá a ser más complaciente, más consensual probable que su impacto particular sea más desintegrador que integrador.
E inevitablemente, más estable. Finalmente, este patrón se reforzará si las apuestas
no son demasiado grandes, y si no se considerara que la victoria total da lugar a En resumen, es probable que los nuevos mercados electorales en Europa oriental
un conjunto abrumador de recompensas. estén abiertos y que los electorados estén disponibles, en una medida que es casi
sin paralelo en la historia europea del siglo XX. Y dado que lo que está en juego
Si esto es cierto, entonces no es un buen augurio para la futura estabilización de la es tan alto, y dada la combinación de graves dificultades económicas y mayores
democracia en Europa oriental, al menos en un plazo razonablemente corto (véase expectativas económicas, es probable que el resultado sea una política democrática
también el Capítulo 8 a continuación). En primer lugar, las apuestas en las nuevas extremadamente competitiva que, a su vez, puede obstaculizar la estabilización de
democracias en Europa del Este son grandes, con el estado, en efecto, estando en la democracia en sí misma. De hecho, incluso en el verano de 1990, los signos de
juego. Quienquiera que llegue al poder no solo está en posición de determinar el tal competitividad ya se habían hecho evidentes: los enfrentamientos entre mineros
recurso más crucial, las reglas del juego, sino que también está en posición de y estudiantes en Rumania, y las denuncias de corrupción e intimidación en las
controlar las nuevas burocracias y las nuevas agencias gubernamentales. Dado que primeras elecciones libres del país; las sentadas en Sofía, organizadas en protesta
gran parte empezará de cero, hay pocos legados, si es que hay que acomodarlos. contra la elección del partido comunista reconstituido en Bulgaria; la escisión en
Los partidos, inevitablemente, hará una diferencia. solidaridad en Polonia; la amenaza de ruptura de la coalición de Alemania del Este
mientras los partidos constituyentes tratan de determinar cómo se organizará el
En segundo lugar, y aún más importante, los nuevos mercados electorales en final de las primeras elecciones de Alemania del Este, y así sucesivamente. Los
Europa del Este, como los nuevos mercados, son particularmente abiertos, y los riesgos son altos, los votantes están disponibles y, por lo tanto, la presión para
nuevos electorados están casi totalmente disponibles. En cierto sentido, por adaptarse a los oponentes es efectivamente inexistente. Solo el tiempo dirá si la
supuesto, esta situación no puede considerarse diferente de la que prevaleció en inculcación de identidades partidistas estables será posible y, por lo tanto, si
gran parte del resto de Europa en la primera parte del siglo, cuando se extendió el eventualmente surgirá un orden democrático estable.
sufragio y cuando se produjeron inundaciones de votantes recientemente liberados
y en gran parte disponibles, incorporados a los electorados nacionales, lo que eleva Las pocas lecciones que se pueden encontrar en Europa occidental no son del todo
considerablemente los niveles de volatilidad electoral (Bartolini y Mair, 1990: positivas. En la década de 1970, y en un anticipo de la transformación que ocurrió
147-51). Sin embargo, en el caso de las nuevas democracias de Europa del Este, recientemente en Europa del Este, España, Grecia y Portugal, cada uno realizó una
se debe enfatizar que estos votantes recientemente liberados constituyen transición hacia la democracia. En los tres casos, la estabilización de esa
virtualmente todo el cuerpo del electorado, y pocos habrán ingresado con lealtades democracia ha resultado ser algo problemática y la competencia política ha
partidistas preexistentes. resultado ser intensa. Más recientemente, en Grecia, se requirieron tres elecciones
generales sucesivas para encontrar un gobierno que pudiera comandar una
mayoría. Aquí también, las campañas en sí estaban dominadas por acusaciones de
72

corrupción e intimidación. En España, el sistema de partidos se ha mantenido previsibilidad a las interacciones entre las partes interesadas. Y dado que el
unido solo como resultado del predominio de un solo partido, inicialmente el número de partes involucradas en estos nuevos 'sistemas de partidos' emergentes
UCD, que en el espacio de solo tres años entre 1979 y 1982 fue testigo de que su está lejos de ser estable, y dado que incluso las partes individuales están lejos de
apoyo electoral disminuyó del 35% a solo 7 por ciento, y luego los socialistas. De ser estables, ya sea en términos de tamaño, estructura o incluso nombre, es
hecho, hasta hace poco, y con la excepción de los socialistas y los diversos partidos claramente algo es prematuro pensar en términos de las interacciones entre estas
subnacionales, pero desintegrados, todos los demás "partidos" en España eran en partes como susceptibles a cualquier definición rápida y dura en términos
gran parte solo una coalición flexible y fragmentada de grupos más pequeños, y la sistémicos.
volatilidad electoral sigue siendo notablemente alta. También en Portugal, la
volatilidad ha sido particularmente pronunciada, con pocos partidos fuertemente Sea como fuere, el propósito de este capítulo es identificar las razones principales
definidos y con una estabilidad reciente y posiblemente temporal que se logró solo por las que estos 'sistemas' de partidos post comunistas emergentes pueden verse
como resultado de un giro masivo hacia los socialdemócratas conservadores, cuyo y funcionar de manera diferente a los sistemas de partidos establecidos. En
voto se disparó del 30 por ciento en 1985 a Más del 50 por ciento en 1987. resumen, sugeriré que las diferencias en el proceso de democratización, en el
carácter del electorado y en el contexto de la competencia crean obstáculos
Por lo tanto, estas nuevas democracias del sur de Europa continúan formidables en el camino de la eventual consolidación, y que esto también implica
caracterizándose por mercados electorales muy abiertos, mayor disponibilidad un patrón de competencia de partidos que es probable demostrar ser más
electoral (incluso la densidad organizacional de clase sigue siendo notablemente conflictivo y contradictorio de lo que es el caso dentro de las democracias
baja) y una intensa competencia entre partidos, todo lo cual inevitablemente establecidas (véase también el Capítulo 7 más arriba). Dicho esto, también debo
obstaculiza la estabilización de un orden democrático duradero. Dicho esto, estos enfatizar desde el principio que las razones que enumero y que explico brevemente
países en particular han disfrutado de dos ventajas cruciales que, al menos hasta en el curso de este capítulo son esencialmente hipotéticas. Más precisamente, en
ahora, no parecen estar disponibles para las nuevas democracias más vulnerables lugar de basarse en conclusiones específicas que pudieran derivarse de una
de Europa del Este. En primer lugar, y desde una base más segura, han comenzado observación cercana de los nuevos sistemas del partido post-comunista en la
a disfrutar de un crecimiento económico bastante sustancial y una mayor práctica, en su lugar se construyen sobre la base de una extrapolación, una
prosperidad, particularmente desde mediados de los años ochenta. Y segundo, y extrapolación ex adversa, de la principal caracterización asociada a sistemas
más importante, se han integrado en la Comunidad Europea. En contraste, al establecidos o consolidados. En otras palabras, mi enfoque ha sido identificar el
menos algunas de las nuevas democracias del este de Europa pueden estar pasando tipo de factores que han fomentado la estabilización e institucionalización de los
por un período bastante prolongado de relativa pobreza y aislamiento, que, sumado sistemas de partidos establecidos, y luego ponerlos de cabeza para formular
a los estilos inmensamente competitivos que pueden caracterizar sus mercados hipótesis y especular sobre el tipo de factores que probablemente será ausente de
electorales, puede continuar dejando una pregunta. Marca sobre su capacidad para los nuevos sistemas de partidos emergentes, y de los sistemas de partidos post-
establecer y mantener un orden democrático estable. comunistas en particular.

8 SISTEMAS DE PARTIDO EMERGENTE


¿Qué es diferente acerca de los sistemas del partido post-comunista?
Esto es, para repetir, un ejercicio muy hipotético, destinado principalmente a
El objetivo de este capítulo es explorar algunas reflexiones preliminares sobre las ofrecer cierto margen de discusión y especulación adicional. Dicho esto, también
características específicas de los nuevos sistemas de partidos emergentes y, en es un ejercicio que, en mayor o menor medida, puede aplicarse no solo a las
particular, de los nuevos sistemas de partidos post comunistas. Debo añadir que democracias poscomunistas, sino también a otras democracias post autoritarias en
todo esto está dentro de un contexto específicamente europeo, ya que dudaría Europa, como Alemania e Italia a fines de los años cuarenta y cincuenta. , o
mucho en generalizar estas observaciones a entornos no europeos. Por supuesto, Portugal y España en los años setenta y ochenta. También es potencialmente
la noción de un nuevo sistema de partidos emergente puede ser una contradicción, aplicable a los sistemas de partidos que surgen a raíz de la independencia nacional,
ya que hablar de un sistema de partidos es atribuir cierto grado de estabilidad y como, por ejemplo, Irlanda (y posiblemente también Finlandia) en la década de
73

1920, así como, de hecho, aunque de manera más general, a los sistemas de partidos emergentes en la Europa poscomunista. Es en este último grupo en el que
partidos de Europa occidental en Estados Unidos, a medida que se desarrollaban a me concentraré, prestando especial atención al este de Europa central y, al mismo
raíz de la plena democratización y el sufragio universal en la primera parte de este tiempo, trataré de extraer algunas lecciones de las experiencias de los otros grupos
siglo. Sin duda, cada una de estas situaciones diferirá en ciertos aspectos de sistemas de partidos emergentes (véase también Cotta, 1995; Morlino, 1995;
importantes, y más notablemente en términos de su periodización, las estrategias Pempel, 1990).
diferenciales disponibles para la movilización electoral, la naturaleza variable de
las tareas que enfrentan quienes construyen el nuevo régimen democrático, y en la LA DEMOCRATIZACIÓN POST-COMUNISTA ES DIFERENTE
medida en que a la que ya existía una sociedad civil autónoma y bien desarrollada.
Así, por ejemplo, los partidos y sistemas de partidos que surgieron en un contexto La primera y más obvia diferencia a destacar es que los nuevos sistemas de
en el que ya existía una red de comunicación masiva, y en el que era posible partidos de la Europa poscomunista están surgiendo a raíz de un proceso de
obtener acceso instantáneo a los votantes (como en la Europa poscomunista), democratización que es en sí mismo sui generis. Por ejemplo, y ante el riesgo de
tenderán a para operar bajo un conjunto de circunstancias muy diferente a las que exagerar y generalizar demasiado, se puede argumentar que la Europa
surgieron en períodos anteriores (por ejemplo, Irlanda en la década de 1920, o poscomunista representa lo que realmente es el primer caso de democratización
incluso Alemania o Italia a fines de la década de 1940). Igualmente, los sistemas europea que se produce en ausencia efectiva de una verdadera sociedad civil. Con
de partidos que surgieron en un contexto en el que la sociedad civil estaba en gran pocas excepciones, entre las que se encuentran Solidarity y la Iglesia Católica en
parte desnutrida e incipiente (como, nuevamente, la Europa poscomunista) habrán Polonia, así como las Iglesias Evangélicas en Alemania Oriental, las
enfrentado problemas diferentes y posiblemente mucho mayores que los que organizaciones sociales que existían antes del colapso de los regímenes
surgieron en un contexto en el que ya existían una red razonablemente bien comunistas de larga data gozaban de poca o ninguna autonomía de lo que Michael
desarrollada de organizaciones de interés e identidades colectivas (como en Waller (1994) ha denominado el "monopolio del poder comunista". Tampoco, con
Portugal y España). la excepción de un interés agrario ocasionalmente autónomo, la estructura
económica prevaleciente ofrecía una base para la organización social
En este sentido, y dada la variación potencial que existe en términos de la independiente o los intereses colectivos. Y mientras que la mercantilización, que
naturaleza de la sociedad civil, las estrategias de movilización y los requisitos para a menudo comenzó en forma limitada incluso antes del colapso del régimen
la reestructuración institucional, se pueden concebir al menos cuatro grupos comunista, ofreció la posibilidad de una cristalización eventual de intereses, su
separados de casos europeos en los que nuevos partidos y partidos Surgieron gran aceleración a fines de los años ochenta condujo en el corto plazo a lo que
sistemas y que, siendo diferentes entre sí, también enfrentaron problemas de Judy Batt (1991: 50) se refiere a "un grado sin precedentes de desestructuración
consolidación bastante diferentes. Primero, hay casos clásicos en los que Stein social, volatilidad y fluidez".
Rokkan estaba más preocupado por su modelo de desarrollo, y cuáles fueron los
sistemas de partidos que surgieron, y luego se "congelaron" en su lugar a raíz del En este sentido, la transición en la Europa poscomunista difería notablemente de
"establecimiento de una democracia electoral universal e igualitaria" ( Rokkan, las que habían tenido lugar anteriormente en el sur de Europa, e incluso de aquellas
1970: 75) en la Europa de principios del siglo XX, y que también incluye, casi otras transiciones gestionadas a raíz de la Segunda Guerra Mundial. El poder en
como una categoría separada, los sistemas de partidos, como el de Irlanda, que los regímenes no democráticos puede ser indivisible, pero el alcance del
surgió no solo a raíz de la democratización, sino también en el contexto de La monopolio del poder claramente no tenía precedentes en Europa oriental. De
creación de un nuevo sistema político independiente. En segundo lugar, hubo hecho, el proceso de democratización en sí no tenía precedentes. En la Europa
casos de sistemas de partidos nuevos o revividos, que surgieron en la Europa poscomunista, como ha afirmado Claus Offe (1992: 14), de hecho nos
continental a fines de la década de 1940 luego de largos períodos de gobierno encontramos ante una "triple transición", un proceso que implica no solo la
autoritario, como en Alemania e Italia. En tercer lugar, y quizás más comparable democratización, sino también la mercantilización y la transformación económica
a estos últimos casos, hubo nuevos sistemas de partidos que surgieron de décadas general, así como, bastante a menudo, la propia construcción del estado, al menos
de gobierno autoritario en Portugal y España en los años setenta. Finalmente, y en lo que respecta a la solución de los problemas territoriales. Por lo tanto, estamos
más recientemente, ahora existe la enorme variedad de casos de sistemas de hablando de un recorrido más o menos simultáneo de tres etapas cruciales de un
74

proceso que, como señala Offe, "se dominó durante una secuencia de siglos (desde antes de la aparición de los nuevos sistemas de partidos. En otras palabras, estos
el estado nación al capitalismo y luego a la democracia)" en el Caso de los países nuevos sistemas de partidos no fueron el resultado de un proceso de
europeos 'normales' occidentales. democratización y politización a largo plazo, sino que se crearon después de ese
proceso, ya que los ciudadanos ya habían sido "incorporados", "movilizados" de
Sin embargo, incluso más allá de las tensiones severas impuestas por una manera efectiva. , 'activado' y 'politizado' bajo el anterior régimen no democrático.
transición tan triple, también existe una diferencia fundamental entre lo que Offe
podría denominar el proceso "normal" de democratización europea y el que Y la pregunta interesante que esto plantea es si, en un proceso así revertido,
ocurrió en la Europa poscomunista. Más precisamente, cuando se produjo la también hay un sesgo equivalente hacia la "congelación" de las alternativas. Mi
democratización como resultado de la apropiación y la introducción de la propia inclinación es sugerir que no es probable que exista tal sesgo; o, para decirlo
"democracia electoral universal e igualitaria", como sucedió en la mayoría de los más suavemente, cualquier sesgo que exista será sustancialmente más débil de lo
países de Europa occidental hace casi un siglo, generalmente implicaba poco más que fue el caso en Europa occidental a principios de este siglo. Como señalaron
que la apertura de un sistema político ya existente. Cuando la democratización se Lipset y Rokkan (1967: 54), el proceso de democratización en Europa occidental
produce como resultado del colapso o la derrota de un régimen previamente no tendió a dar lugar a un "alto nivel de movilización organizativa de la mayoría de
democrático, por otra parte, requiere una reestructuración total del sistema. Para los sectores de la comunidad", y fue esto lo que "dejó muy poco margen para una
decirlo de otra manera, y siguiendo a Dahl (1971: 1-16; véase también van Biezen, decisión decisiva" avance de nuevas alternativas de partido’. A lo que se refieren
1995), la democratización en la Europa de principios del siglo XX implicó la aquí, por así decirlo, son los mecanismos del proceso de congelación, y casi no
extensión del derecho a participar en regímenes en los que ya se había aplicado el hay nada equivalente que señalar en la transición post-comunista. Es en este
principio de contestación establecido, mientras que la democratización de los sentido que podemos anticipar que los sistemas de partidos que surgen después de
antiguos regímenes comunistas ha implicado el establecimiento del principio de la democratización, que es la experiencia poscomunista, pueden reflejar una
contestación en regímenes que ya eran participantes. dinámica bastante diferente a las que surgieron durante el proceso de
democratización, que fue la experiencia "normal" de Europa occidental. . En otras
Esto tiene dos implicaciones importantes. Primero, considere el modelo de palabras, lo que vemos en la Europa poscomunista no es un término sino un punto
desarrollo que elaboró Rokkan y que aplicó a las democracias establecidas en de partida, un comienzo. Y eso sin duda hace una diferencia.
Europa occidental: "el término ad quern", escribió, "es el establecimiento de una
democracia electoral universal e igualitaria y el" congelamiento "de las La segunda, y relacionada, implicación de esta puesta en escena se puede exponer
alternativas de los partidos" en la mayoría de los países durante las décadas de más brevemente, y es que los creadores de la constitución en estas nuevas
1920 y 1930, al menos antes de la Segunda Guerra Mundial '(1970: 75). Pero, ¿de democracias ahora se ven obligados a reestructurar el sistema político y establecer
qué precisamente fue este el "final" de? ¿Qué fue precisamente lo que culminó en procedimientos para la competencia en un contexto en el que la política de masas
este punto final 'congelado'? En esencia, como lo elaboró Rokkan (1970: 227) en Ya está establecido. Esta es también una diferencia importante, a la que volveré
otra parte, fue un proceso marcado por cuatro etapas cruciales: '[primero] la más adelante, ya que sugiere que el alcance de la competencia intensa se verá
incorporación formal de estratos y categorías de residentes mantenidos fuera del enormemente mejorado. En este sentido, tal vez, el caso irlandés ofrece uno de los
sistema según los criterios originales; [segundo] la movilización de los ciudadanos paralelos más cercanos de Europa occidental a la experiencia poscomunista, en el
en las elecciones electorales; [tercero] su activación en la participación directa en sentido de que Irlanda tenía un electorado más o menos completamente liberado
la vida pública; [cuarto] la ruptura de los sistemas tradicionales de gobierno local en el momento de obtener la independencia, y por lo tanto ya estaba operando en
a través de la entrada de partidos organizados a nivel nacional en las elecciones un contexto de política de masas cuando se propuso crear nuevas estructuras
municipales, lo que llamamos el proceso de politización '. Y el fin, entonces, el institucionales. También podría señalarse que, en este proceso, Irlanda
término, fue la congelación de los sistemas de partidos que habían surgido durante experimentó un período de pronunciada inestabilidad e intensa competencia
estas cuatro etapas. Pero, ¿qué sucede cuando aplicamos esta lección a los sistemas política, y aquí también podemos encontrar ciertos paralelos sombríos con la
poscomunistas? Aquí el patrón es necesariamente diferente, ya que aquí, aunque experiencia poscomunista.
en una forma algo mutante, estas cuatro etapas en realidad se habían recorrido
75

EL ELECTORADO Y LAS PARTES SON DIFERENTES primeros años de los electorados recientemente democratizados, tienden a ser los
más inestables.
La segunda diferencia importante a tener en cuenta sobre estos nuevos sistemas de
partidos es que se enfrentan a un tipo de electorado muy diferente, un electorado Esto fue en gran parte cierto para Alemania e Italia en los primeros años de la
que, casi por definición, es sustancialmente más abierto y más disponible que los posguerra, por ejemplo, como lo fue para Portugal y España hasta finales de los
de las democracias establecidas. años 80, mientras que una tendencia más generalizada hacia una marcada
inestabilidad también fue caracterizadora de la mayoría de los otros sistemas de
En general, los electorados en las democracias establecidas tienden a ser partidos de Europa occidental, a raíz de la expansión del sufragio y la plena
relativamente cerrados, caracterizándose por la presencia de un conjunto emancipación en la primera parte del siglo (Bartolini y Mair, 1990: 68-95; véase
estructurado de preferencias partidistas y por un alto grado de previsibilidad. De también Morlino, 1995: 317-28). El contraste en los patrones en estos grupos de
hecho, a pesar del énfasis reciente en la literatura sobre la importancia del cambio países recientemente democratizados con los de los sistemas de partidos
y la inestabilidad en los alineamientos electorales (por ejemplo, Franklin, Mackie, establecidos de Europa occidental es ciertamente bastante sorprendente (ver Tabla
Valen et al, 1992), las tendencias a largo plazo continúan indicando un sesgo 8.1). La volatilidad electoral promedio en Europa occidental entre 1960 y 1989,
sorprendente hacia la continuidad y la persistencia dentro del sistemas de partidos por ejemplo, fue de solo 8.4 por ciento, lo que indica que, en términos netos
establecidos (Bartolini y Mair, 1990; véase también el Capítulo 4 más arriba). Los agregados, un promedio de solo uno de doce votos cambió entre diferentes partidos
electorados recientemente democratizados, por otro lado, tienden a ser más en elecciones consecutivas durante este período. En el período de 1918 a 1930, en
abiertos y más disponibles, y por lo tanto también tienden a ser más volátiles e contraste, cuando la mayoría de los sistemas de partidos europeos estaban
inciertos. emergiendo en una democracia plena e igualitaria, la volatilidad promedió el
12,3%, la mitad nuevamente que en las democracias establecidas de la posguerra,
Hay dos razones principales para esto. En primer lugar, los electorados de nueva alcanzando, por cierto, casi el 16%. Centavo en el nuevo caso irlandés
democratización en general, y los electorados poscomunistas en particular, tienen "doblemente". En los nuevos sistemas de partidos emergentes tanto de Alemania
menos probabilidades de ser sostenidos por una fuerte estructura de división, y en como de Italia, la volatilidad también fue alta, con un promedio del 14 por ciento
este sentido tienen menos probabilidades de ser fácilmente estabilizados o en las tres primeras elecciones en cada caso, mientras que en Grecia y España la
congelados. Esto no quiere decir que estos electorados sean completamente volatilidad promedio alcanzó casi el 16 por ciento en las primeras tres elecciones
homogéneos, o que no tengan ninguna diferenciación basada en la estratificación posteriores a la transición. Aunque aquí se debe enfatizar que, con menos del 9%
social, la ocupación, el origen étnico, la religión o lo que sea. Al contrario: en de volatilidad, el caso portugués se mostró inusualmente estable. Sin embargo,
algunos casos, es claro que las divisiones a lo largo de algunas o todas estas líneas incluso estos altos niveles de volatilidad palidecen en comparación con los
son al menos tan importantes como las divisiones equivalentes en las democracias registrados en las primeras elecciones post-comunistas, donde un promedio de casi
establecidas, como lo atestigua la importante investigación reciente de Kitschelt el 25 por ciento de los votos se intercambió entre los partidos en los primeros pares
(1992, 1995), Toka (1993), y otros (por ejemplo, Evans y Whitfield, 1993; Rose y de elecciones en la República Checa, Hungría y Polonia. , y Eslovaquia.
Makkai, 1995; McAllister y White, 1995). Pero mientras que en cualquier
momento en el tiempo podría ser posible identificar divisiones sociales y de actitud En cualquier caso, y este es el segundo y más importante punto, también se puede
que se asocian más o menos claramente con uno o más partidos en las democracias argumentar que las estructuras de división que han demostrado ser tan importantes
poscomunistas, la fluidez de la estructura social por un lado, juntas con la relativa en la estabilización de los sistemas de partidos de Europa occidental son más que
falta de cristalización de identidades en el otro, sugieren que tales fundamentos simples divisiones en los estratos sociales o identidades adscriptivas. Más bien,
son, hasta ahora, poco probables de constituir un patrón estable de alineaciones. también han involucrado la movilización de identidades políticas colectivas y,
Mientras que las estructuras de división actúan para estabilizar los electorados, sobre todo, las redes organizativas, que, combinadas con un fuerte respaldo social,
tienden a hacerlo lentamente, con el resultado de que casi independientemente de han segmentado efectivamente muchos de estos electorados en bloques partidistas
la región o el momento, los primeros años de los sistemas de partidos y los relativamente estables y cerrados. Y esto, a su vez, como nos recuerda Sartori
76

(1969), es al menos en parte el resultado de la intervención independiente de los poscomunista, por otro lado, y esto también podría decirse que para muchos de los
partidos políticos y otras organizaciones. partidos en España, si no en Portugal, parece que se está haciendo, o se ha hecho
poco esfuerzo, para construir organizaciones populares fuertes que puedan , como
No hace falta decir que, en las democracias poscomunistas, tal intervención lo señalaron Lipset y Rokkan (1967: 51), "restringir el mercado de soporte". Y en
partidaria independiente es, por decir lo menos, bastante mínima. En otras tales circunstancias, es muy poco probable que se produzca algún efecto de
palabras, no solo el electorado es diferente, sino que los partidos que "organizan" contagio. En resumen, la ausencia de un desafío (exitoso) de un partido de masas
ese electorado también son diferentes y, en particular, están menos arraigados probablemente favorecerá el mantenimiento continuo de las organizaciones de
dentro de la sociedad civil (ver el valioso análisis de Kopecky, 1995, que trata este partidos elitistas, incluso a medio y largo plazo.
aspecto) en mucho mayor longitud). Hay una serie de elementos involucrados aquí
En primer lugar, muchos de los nuevos partidos son principalmente "creados Por lo tanto, es interesante observar que incluso cuando permitimos la reciente
internamente" (Duverger, 1954), partidos de arriba hacia abajo, que se han disminución relativa en muchos de los países de Europa occidental, la membresía
originado dentro del parlamento o en el nivel de élite, en lugar de haber sido de los partidos en las nuevas democracias todavía se ubica sustancialmente por
creados desde el suelo. Y, como todas las partes, es menos probable, o debajo de los niveles que ahora se están registrando en las democracias
simplemente menos capaz, de establecer una red organizativa sólida a nivel establecidas (véase también Morlino, 1995: 330-8). En Portugal y España, por
masivo. En este sentido, y casi inevitablemente, son partidos que están sesgados ejemplo, los niveles de membresía de los partidos ascienden actualmente a menos
hacia un énfasis en "el partido en la función pública" en lugar de "el partido en el del 5% del electorado, en comparación con un promedio de casi el 10% en las
terreno" (Katz y Mair, 1993). Por supuesto, esto no sería cierto para ninguna de democracias europeas establecidas desde hace mucho tiempo (ver Tabla 8.2). En
las partes 'creadas externamente', que, por definición, comienzan con una la Europa poscomunista, los niveles son aún más reducidos, con un poco más del
organización de masas en el terreno, y que luego utilizan esto como una base desde 3% en Eslovaquia, el 2,5% en Hungría y solo el 1,5% en Polonia. De hecho, la
la cual lanzar y encomendar a una parte en un cargo público. . A primera vista, sin única excepción posible a este patrón, la República Checa, debe su relativamente
embargo, la Europa poscomunista parece ofrecer algunos ejemplos de partidos alta proporción de afiliados del 6,4% en gran parte al legado organizativo del ex
creados externamente, en el sentido de que incluso las excepciones más probables, Partido Comunista marginal, que en 1993 representaba casi dos tercios de los Cifra
como las diversos partidos post-Solidaridad en Polonia, se han vuelto tan total (Kopecky, 1995).
fracturadas y fisioneras que podrían Ahora también es mejor considerarlas
principalmente como manifestaciones parlamentarias. Además, al menos en Por supuesto, se podría argumentar que cualquier comparación de este tipo con las
ciertos casos, como el Fidesz húngaro, por ejemplo, en lo que quizás sea una vana democracias establecidas es injusta, especialmente en el caso de las democracias
esperanza de limitar el alcance del conflicto a través de la "monopolización de las poscomunistas, y que simplemente ha habido muy poco tiempo disponible para
políticas" a nivel de élite, 3 las partes que han surgido a veces han basado ellos que los partidos desarrollen organizaciones de masas en el terreno. . Si las partes
mismos en un rechazo consciente de la participación popular. son diferentes, entonces es solo porque son nuevas y, con el tiempo, es probable
que desarrollen raíces cada vez más fuertes dentro de la sociedad civil. Sin
Sin duda, en las democracias establecidas, muchos de los partidos ahora embargo, a diferencia de esto, se pueden citar los niveles de membresía de Portugal
prominentes también comenzaron dentro del parlamento, y como creaciones y España, que, a pesar de más de dos décadas de democracia, aún se encuentran
"internas". En estos casos, sin embargo, tales partidos rara vez gozaban del control muy por detrás de los de la mayoría de las democracias establecidas. Además,
exclusivo, y generalmente eran desafiados por oponentes creados externamente, a también es claro que si bien una tradición de membresía masiva es difícil de
los que finalmente se adaptaron en un proceso que Duverger (1954) debía definir ignorar, y por lo tanto, mientras la membresía sigue siendo importante para
como el "contagio de la izquierda", que llevó a El eventual predominio en Europa muchos de los partidos tradicionales en las democracias establecidas, los nuevos
occidental del modelo de partido de masas. En otras palabras, existían modelos de partidos pueden encontrar que ganar una membresía grande es más problemático
organización de partidos en competencia, en los que los méritos del modelo de que merece la pena. Por valiosos que sean en algunos aspectos, los miembros
partido de masas pronto se hicieron evidentes de una manera que animó a otros pueden ser una molestia política y administrativa para los líderes del partido (Katz,
tipos de partidos a imitarlo (véase también el Capítulo 5 más arriba). En la Europa 1990; Scarrow, 1994a; Kopecky, 1995; ver también el Capítulo 6 más arriba), y
77

los costos financieros y de campaña de los bajos niveles de membresía pueden para casi cada tres elecciones. El patrón es claramente probable que difiera en las
ahora puede ser fácilmente compensado por el acceso a los medios de nuevas democracias. Como es evidente, los partidos que emergen en la
comunicación, así como por los subsidios estatales, cuyo principio se estableció competencia electoral son, en general, nuevos partidos que, por definición, carecen
rápidamente en casi todos los casos recientes de democratización. La membresía de una posición establecida, estatus y legitimidad dentro del electorado en general.
en masa bien pudo haber sido una prioridad en la construcción de partidos en el Además, y en contraste con la situación en las democracias establecidas, también
pasado; Sin embargo, para los partidos modernos, y estos incluyen los nuevos son, por definición, partidos no institucionalizados, que es poco probable que
partidos que se desarrollan en la Europa poscomunista, su relevancia podría ser hayan adquirido el tipo de identidad que sobresale de su primer liderazgo (véase
cuestionable. Por lo tanto, los incentivos para adquirir una posición fuerte en el también Kopecky, 1995) y que es al mismo tiempo un activo (en el sentido de que
terreno bien podrían estar más marcados por su ausencia que por su presencia en los votantes pueden identificarse con el partido sin importar los cambios en la
muchas de las nuevas democracias. política o el liderazgo) y una responsabilidad (en ese sentido, los esfuerzos para
crear una nueva imagen para un partido establecido a menudo se fundan ante las
En resumen, si podemos concebir las divisiones como derivadas de identidades ideas preconcebidas a largo plazo) y expectativas).
colectivas fuertes y duraderas, que, a su vez, se derivan, al menos en parte, del
anclaje creado por una estructura social estable, por una parte, y la intervención De esto se desprende que es poco probable que muchos de los nuevos partidos en
organizativa de partidos y grupos relacionados por el otro, entonces parece las nuevas democracias estén en posición de ejercer una sanción organizativa real
plausible concluir que, al menos en el mediano plazo, es poco probable que las sobre los posibles disidentes dentro de sus filas, y que pueden hacer poco para
democracias poscomunistas desarrollen fuertes estructuras de división. Y, ceteris desalentar a las élites fraciosas de establecerse por su cuenta. Y precisamente
paribus, esto también significa que es probable que sigan caracterizándose por los debido a que es poco probable que la organización matriz tenga alguna legitimidad
electorados marcadamente abiertos y disponibles, que, además, como atestiguan especial o se pare ante los ojos del electorado, las propias élites arriesgadas no
las cifras de participación, aún no son totalmente participantes. serían conscientes de los grandes costos que implica la ruptura. Por la misma
razón, las fusiones de partidos y las alianzas electorales no parecen conllevar
EL CONTEXTO DE LA COMPETENCIA ES DIFERENTE mucho riesgo, al menos electoralmente, ya que es probable que todavía haya poco
en el camino de una identidad establecida que estaría en peligro de quedar
La tercera diferencia importante entre los sistemas de partidos establecidos, por sumergida. Dado que casi todas las partes son nuevas en la escena, incluso las
una parte, y los nuevos sistemas de partidos post comunistas en particular, por otra, partes más nuevas que resultan de divisiones y fusiones pueden comenzar
implica el contexto de la competencia. Una vez más, hay una serie de factores prácticamente en igualdad de condiciones. Por lo tanto, es probable que el
involucrados. resultado sea un flujo continuo (y posiblemente incluso una fragmentación
continua) en el formato de los nuevos sistemas de partidos emergentes, y esto, a
En primer lugar, y en contraste con la situación en las democracias establecidas, su vez, también es probable que tenga un impacto en el contexto de la competencia.
la clase política emergente en casi cualquier nueva democracia es menos probable Durante las tres primeras elecciones tanto en Portugal como en España, por
que se caracterice por un patrón estable de comportamiento organizacional. En ejemplo, se produjeron al menos veintidós casos de fisión o fusión de partidos, una
otras palabras, es menos probable que las elites políticas estén motivadas por proporción que es aproximadamente diez veces mayor que la registrada en las
lealtades y compromisos organizacionales y, en consecuencia, es más probable democracias establecidas durante los cuarenta años que transcurrió desde
que resuelvan conflictos y/u obtengan beneficios políticos al separar y establecer mediados de la década de 1940 hasta finales de la década de 1980.
partidos separados, o al participar en fusiones a corto plazo y alianzas con otras
partes. Como sabemos, este tipo de división y fusión de partidos es relativamente No solo es probable que las fronteras entre las diferentes partes se crucen y se
poco común en las democracias de Europa occidental; de hecho, una encuesta de rompan por fisión y fusión frecuentes, sino que también es probable que haya una
datos en catorce países y 147 elecciones en la Europa occidental de posguerra marcada distorsión de los límites entre todas estas partes, por una parte, y otras.
reveló solo cincuenta y cinco casos registrados de fisión o fusión entre diferentes Serían agencias representativas en el otro. Nuevamente, esto es, o ciertamente fue,
partidos (Mair, 19906); es decir, un promedio de un solo caso de fisión / fusión poco común en las democracias establecidas, donde, al menos en términos de
78

definición, siempre se ha considerado posible y necesario distinguir el concepto competitivos, el sistema demostró ser relativamente inestable (Francia es un
de partido del de grupo de interés y / o (nuevo) movimiento social. . La precisión ejemplo típico). En la medida en que los factores de escisión resultaron más
con que se define esta distinción varía de un autor a otro; sin embargo, en el fondo, poderosos, por otra parte, el sistema tendía a ser relativamente estable (Suecia es
la definición mínima que se usa tiende a coincidir con, y se expresa mejor, en la un ejemplo típico). De hecho, en Europa occidental, en general, los cambios en el
de Sartori (1976: 64): 'un partido es cualquier grupo político que se presenta en las contexto institucional han sido relativamente infrecuentes, lo que ha permitido que
elecciones y es capaz de ubicarlo en las elecciones, candidatos para cargos los factores de división predominen y contribuyan así a la tendencia a largo plazo
públicos’. Esta es una definición simple, efectiva y de fácil aplicación, que hacia la estabilidad.
distingue a los grupos que pretenden influir en el gobierno desde el exterior, y
aquellos que pretenden, o tienen el potencial, convertirse en parte del gobierno. En cambio, en las nuevas democracias, y especialmente en las democracias
Además, también nos permite distinguir el papel y la función de estas diferentes poscomunistas, el entorno institucional es excepcional e inevitablemente inestable,
organizaciones dentro del sistema político. A primera vista, sin embargo, esto no y los conflictos sobre el establecimiento inicial y la posterior adaptación de las
parece ser una distinción muy útil cuando se aplica a las nuevas democracias, y reglas constitucionales del juego son una de las características más evidentes de
especialmente a las democracias poscomunistas, donde algo tan específico como Proceso de transición democrática y consolidación (ver también abajo). Hay poca
el partido no se separa fácilmente de una amplia gama de asociaciones alternativas. necesidad de detallar este aspecto aquí, ya que es el tema de una extensa literatura.
De este modo, lo que entendemos en muchos otros sentidos como grupos de interés Sin embargo, lo que se puede enfatizar es que el proceso de estructuración
o (nuevos) movimientos sociales también se convierten en competidores para institucional no suele ser algo que se pueda completar rápidamente. Las
cargos públicos; y lo que normalmente podríamos entender como un partido (en constituciones básicas deben escribirse más o menos desde cero, e incluyen
base a su presentación, a través de elecciones, candidatos para cargos públicos) elecciones que son de importancia fundamental para el carácter y el
resulta en muchos otros sentidos del término como un grupo de interés o un funcionamiento del sistema de partidos (por ejemplo, Lijphart, 1991), y esto en sí
(nuevo) movimiento social. Es en este sentido que los límites entre los partidos y mismo es claramente un proceso largo; incluso cuando finalmente se escriben,
otras asociaciones se vuelven borrosos, y es en este sentido que la arena política estas constituciones están sujetas a frecuentes enmiendas, un proceso que tal vez
en el nivel de la élite también es más abierta y, por lo tanto, es más probable que es especialmente evidente en las revisiones regulares de las leyes electorales; y
fluya, lo que complica aún más el contexto de la competencia. . finalmente, incluso cuando hay un acuerdo básico sobre las reglas formales, hay
conflictos persistentes sobre interpretaciones y competencias, como puede verse
El segundo factor importante que es relevante aquí, y que también puede tener un más claramente en las tensiones generalizadas entre las prerrogativas
impacto en el contexto de la competencia y, por lo tanto, promover la presidenciales y parlamentarias que ahora caracterizan a muchas de las
incertidumbre electoral es la fuerte presencia de lo que podría denominarse democracias poscomunistas. Como ha señalado Jan Zielonka (1994: 87) con
"incentivos institucionales a la inestabilidad". En un estudio anterior de los particular referencia a la experiencia rusa reciente, pero también es más o menos
electorados en Europa occidental en el período 1885-1985, se argumentó que gran cierto en toda la región poscomunista:
parte de la variación en la (in) estabilidad electoral en los países y en el tiempo
podría explicarse en gran medida, y más sencillamente, como el resultado de dos todo el marco institucional es... en flujo, causando caos, fricción e ineficiencia.
presiones en conflicto (Bartolini y Mair, 1990: 253-308). Por un lado, como se Las instituciones estatales están asumiendo nuevos roles y prerrogativas en
señaló anteriormente, existía la presión de estabilidad que derivaba de la condiciones de intensa lucha política, rápido cambio social y enorme confusión
resistencia de las estructuras de escisión. Por otro lado, también existió la presión legal. Las reglas básicas de la negociación institucional son constantemente re-
hacia la inestabilidad que se derivó de los cambios en la estructura institucional articuladas y renegociadas. A las instituciones les resulta difícil adquirir el apoyo
dentro de la cual compitieron las partes, así como de los cambios en la estructura público y las habilidades profesionales (por no decir nada de coherencia interna y
del propio sistema de partidos. Estos últimos elementos incluyen características adaptabilidad) que necesitan para enfrentar los complejos desafíos que enfrentan.
tales como cambios en las leyes electorales, cambios en la franquicia, cambios en Al mismo tiempo, a menudo se enfrentan agonizantemente entre ellos por el
los niveles de participación y cambios en el número de partidos. En la medida en prestigio, la autoridad y los procedimientos.
que estos demostraron ser más poderosos que los factores de escisión
79

Y precisamente porque es poco probable que desaparezca esta incertidumbre partidos ha llegado al escenario Sistema de consolidación estructural qua’.
institucional, al menos en el futuro a mediano plazo, también implica que el Claramente, esto no es algo que se aprende fácilmente de novo, y, por lo tanto,
contexto de la competencia continuará siendo incierto. Y esto, a su vez, cuando se tampoco es algo que se pueda ver para caracterizar los "sistemas" de nuevos
suma a la imprevisibilidad en relación con el número de partidos que compiten por partidos emergentes. De hecho, y como se señaló anteriormente, lo que quizás sea
las elecciones en las nuevas democracias (ver más arriba), casi inevitablemente más sorprendente acerca de los nuevos sistemas de partidos, como los que están
promoverá una mayor incertidumbre e inestabilidad. surgiendo actualmente en la Europa poscomunista, es precisamente su falta de
cierre y, por lo tanto, su falta de sistematización, entendida aquí como lo que se
El último factor que es relevante aquí tiene que ver con una característica adicional entiende aquí. Sartori (1976: 43) se refiere al conjunto de "interacciones
que también ha desempeñado un papel crucial en la estabilización de los modeladas" entre las partes. No solo es incierto el formato básico de estos nuevos
electorados en las democracias occidentales establecidas, y que también está sistemas, ya que, como se ha enfatizado, los partidos como organizaciones a
inevitablemente marcada por su ausencia en las nuevas democracias, y es la menudo están bastante estructurados, sino también los modos de competencia y la
existencia de una clara Estructura de la competencia. Aunque esto se considera naturaleza de las alianzas y coaliciones entre partidos.
con mayor detalle en el Capítulo 9 (abajo), vale la pena señalar aquí que hay dos
patrones contrastantes en la estructura de la competencia de partidos que pueden Visto desde esta perspectiva, el proceso a largo plazo mediante el cual los sistemas
distinguirse. Por un lado, una estructura de competencia de partidos puede ser de partidos pueden eventualmente consolidarse también puede verse como un
relativamente cerrada, y por lo tanto altamente predecible, con poco o ningún proceso a largo plazo mediante el cual la estructura de la competencia se vuelve
cambio a lo largo del tiempo en el rango de alternativas de gobierno o en el patrón cada vez más cerrada y predecible, y mediante la cual, como Schattschneider
de alternancia, por ejemplo, y con nuevos partidos que lo encuentran virtualmente. (1960) podría haberlo expresado. , el conflicto eventualmente se 'socializa'. Sin
Imposible romper el umbral del gobierno. Una estructura de competencia tan duda, podría darse el caso de que en el futuro a más largo plazo se desarrolle una
cerrada restringe claramente las preferencias de los votantes, ya que limita la estructura más cerrada y predecible en varias democracias poscomunistas. Pero
elección de las opciones de gobierno de una manera similar a los límites en la esto es, por definición, un proceso relativamente largo, y es solo recientemente,
elección de partidos en sistemas no fragmentados, y al hacerlo también mejora la por ejemplo, que una estructura de competencia razonablemente cerrada se ha
estabilidad del sistema de partidos y, de hecho, ayuda a garantizar que los sistemas hecho evidente en los casos portugueses y españoles ahora más experimentados.
de partidos generen su propio impulso y, por lo tanto, liberen su lugar (consulte
también el Capítulo 1 más arriba). Por otro lado, una estructura de competencia de En resumen, los tres factores (interrelacionados) que actúan para dar forma al
partidos puede ser relativamente abierta y, por lo tanto, bastante impredecible, con contexto de la competencia, y todos los cuales son, o al menos fueron, más o menos
diferentes patrones de alternancia de gobierno, con frecuentes cambios en la característicos de muchos de los sistemas de partidos establecidos, es decir, la
composición de las alternativas de gobierno y con nuevos partidos que obtienen organización estable. Las estructuras, las certezas institucionales y las estructuras
un acceso relativamente fácil al cargo. Este tipo de patrón tiende a caracterizar de competencia relativamente cerradas tienden a estar marcadas por su ausencia
sistemas más fragmentados, especialmente donde no hay un gran partido central en el caso de los nuevos sistemas de partidos emergentes en general, y en el caso
del gobierno, y claramente ayuda a promover la inestabilidad al imponer pocas de los sistemas de partidos post-comunistas en particular. Y es esta ausencia, a su
restricciones a la elección de los votantes. vez, la que probablemente desempeñará un papel tan crucial para alentar y facilitar
la inestabilidad electoral. Como mínimo, está claro que la combinación de una
Lo que es de particular importancia en este contexto particular, sin embargo, es estructura de división débil, un entorno institucional incierto e inestable y una
que el cierre de una estructura de competencia requiere necesariamente el estructura de competencia muy abierta e impredecible no puede mejorar la
desarrollo de normas y convenciones estables en los patrones de competencia y en perspectiva de una rápida consolidación.
los procesos de formación del gobierno. Como tal, también es claramente una
función del tiempo. Como señala Sartori (1994: 37), es solo cuando el electorado
da por sentado un conjunto dado de rutas políticas y alternativas tanto como los
conductores dan por sentado un sistema dado de carreteras, [que] un sistema de
80

EL MODELO DE COMPETENCIA ES DIFERENTE para compartir las apuestas ". A la inversa, a medida que la segmentación se
erosiona y el mercado de votos se abre, somos testigos de "la aparición
Esto, entonces, me lleva a mi última diferencia, y quizás la más importante, que concomitante de una competencia más o menos viva" (p. 375).
sigue casi como conclusión a la anterior: porque no solo el contexto de
competencia es diferente, como hemos visto, sino también el patrón de En otras palabras, es más probable que la competencia sea intensa en situaciones
competencia. Más específicamente, y dado el peso, de los factores identificados en las que cada uno de los protagonistas relevantes pueda esperar razonablemente
anteriormente, es probable que las elites en las democracias nuevas, y en las lograr una victoria. Saber que es probable que seas derrotado, por otro lado, o al
democracias poscomunistas en particular, sean sustancialmente más conflictivas y menos sabiendo que no puedes ganar, es más probable que fomente el
contradictorias de lo que suele ser el caso en las democracias establecidas. En otras compromiso. En este sentido, es la mera previsibilidad de las alineaciones en
palabras, y siguiendo la terminología de Lijphart (1968), es probable que las elites muchos de los sistemas de partidos establecidos lo que tiende a fomentar la
en las democracias poscomunistas, al menos en el mediano plazo, opten por cooperación, y por lo tanto es interesante observar que una política más consensual
estrategias conflictivas en lugar de coalescentes; o, para adaptar la terminología tiende a fomentarse precisamente en aquellos sistemas políticos en los que ambos
más reciente de Lijphart (1984), es probable que la competencia resulte más son fuertes. Las redes organizacionales y / o las divisiones subculturales tienden a
mayoritaria y, por lo tanto, contradictoria que consensual. Hay dos argumentos atar a los votantes en comunidades electorales relativamente cerradas. Como
principales que pueden adelantarse aquí, los cuales se basan en gran medida en el señala Pappalardo (1981: 370), citando a Lehmbruch (1974: 91), es porque "una
tipo de razonamiento ex adverso al que se alude al comienzo de este capítulo. estrategia política de maximización de votos no puede funcionar donde" las
relaciones numéricas de los grupos rivales son bastante inflexibles ", [que] los
En primer lugar, si bien se han desarrollado diversas razones para explicar una grupos son más probables Adoptar un comportamiento adecuado a la política de
tendencia hacia estrategias coalescentes y consensuales dentro de los sistemas alojamiento’.
políticos, incluyendo, por ejemplo, el alcance del pluralismo social en un país
determinado (por ejemplo, Lijphart, 1977) o su grado de La apertura económica y, No hace falta decir que estas condiciones no prevalecen en las democracias
por ende, la vulnerabilidad internacional (por ejemplo, Katzenstein, 1985), uno de poscomunistas. De hecho, si algo, como hemos visto, es precisamente una cultura
los argumentos más convincentes es el que sugiere que la cooperación y la de incertidumbre que prevalece, y es esto lo que tenderá a promover estrategias
adaptación aumentarán en la medida en que los protagonistas operen en más competitivas. La sociedad civil es en sí misma desestructurada y volátil. Los
condiciones de "seguridad política". O, para decirlo de otra manera, quizás más partidos como organizaciones están lejos de institucionalizarse. La pura frecuencia
familiar, es en situaciones de incertidumbre política que es probable que la de fisión y fusión de partidos, junto con los caprichos inducidos por umbrales
competencia sea más intensa. electorales desconocidos por un lado, y la falta de un electorado completamente
movilizado por el otro, significa que ni siquiera está claro quiénes son exactamente
Este, por ejemplo, ha sido uno de los argumentos más importantes para explicar la o pueden ser los más relevantes. El mercado electoral en sí es a la vez maleable y
tendencia a acomodarse en aquellas sociedades segmentadas en las que ningún abierto, y los nuevos partidos emergentes parecen poco dispuestos o incapaces de
grupo posee una mayoría general (Pappalardo, 1981; Mair, 1994; véase también restringirlo, y prefieren confiar en estrategias electorales expansivas. Como lo
el Capítulo 7 más arriba). En lugar de ser la consecuencia de cualquier cosa señala Kitschelt (1992: 9-10), es un proceso que involucra a 'actores políticos
inherente al pluralismo social en sí mismo, por ejemplo, como el temor a lo que emergentes que operan en entornos caracterizados por una incertidumbre extrema
podría ocurrir eran estrategias conflictivas en lugar de consensuales, se considera y una alta interdependencia estratégica. Los actores aún pueden participar en
que la adaptación refleja la conciencia de que no se puede ganar mucho, explorar cuáles son sus intereses y cómo perseguirlos. Este proceso está lleno de
persiguiendo la victoria en situaciones en las que todos los votos ya están más o errores y cambios repentinos. Más específicamente, es un proceso que fomenta el
menos comprometidos. Como dice Pappalardo (1981: 370-1): 'las condiciones de conflicto en lugar del compromiso, y una política de puja en lugar de una política
estabilidad [derivadas] de la segmentación son un incentivo para la cooperación de integración. En términos electorales, al menos, mucho está en juego.
porque una vez que no hay esperanza de ganar solo o de hacer un progreso
significativo a expensas de nadie más, es más fácil adaptarse y llegar a un acuerdo
81

También hay mucho que está en juego en términos sustantivos y estratégicos, por plazo, ayudarán a determinar qué actores políticos tendrán éxito y cuáles
supuesto, y este es el segundo argumento que es relevante aquí. Esto es, después fracasarán. Por lo tanto, hay muchos intereses en juego, particularmente cuando
de todo, una "transición triple", que implica no solo un proceso que no tiene son los propios jugadores quienes, como señala Offe (1992: 17), 'determinan las
precedentes, sino también uno que conlleva una carga de decisión notablemente reglas según las cuales se jugará el juego futuro, y con las cuales se decidirá quién
alta. Más específicamente, dada la gravedad de la situación en la que la política será un compañero de juego Los actores son jueces en su propio caso. Y dado que
pública tiene que determinarse actualmente en la Europa poscomunista, y dado el terminar con la parte perdedora en estas decisiones, o incluso tomar una posición
impacto potencial de las opciones políticas en el entorno social y económico de equivocada, puede resultar muy costoso para las perspectivas a largo plazo de los
los ciudadanos comunes, está claro que lo que está ocurriendo lo que está en juego actores involucrados, este proceso también les ofrece pocos incentivos para
en términos de competencia política entre los partidos es sustancialmente más comprometerse. En otras palabras, lo que está en juego no es solo ganar hoy, sino
importante de lo que suele ser el caso en las democracias establecidas, donde los también ganar mañana y el día siguiente. "Si la caída del poder pone en peligro el
cambios en el gobierno realmente no hacen una gran diferencia, y donde, aparte bienestar y, eventualmente, la vida misma de quien posee el poder", señala Sartori
de los efectos en las fortunas personales inmediatas de En las elites que compiten (1987: 42), "no renunciará al poder". A la inversa, si la seguridad de mantenerse
entre sí, a menudo hay poco para elegir entre la victoria y la derrota. En las bien y vivo depende de "tener poder", entonces se buscará poder ferozmente, a
democracias poscomunistas contemporáneas, todavía queda mucho por jugar. Y toda costa y con cualquier medio. Dicho de otra manera, el modo pacífico de la
esto, a su vez, puede significar que hay pocos incentivos reales para perseguir una política supone que los intereses de la política no son demasiado altos”. En el caso
estrategia de adaptación. poscomunista, sin embargo, como es evidente, hay mucho en juego; Todavía hay
mucho por lo que jugar.
Si, como sugiere Schattschneider (1960: 66), "la definición de las alternativas es
el instrumento supremo del poder", entonces está claro que la lucha por el poder Como he sugerido, la inestabilidad potencial a nivel del electorado y en el contexto
probablemente sea mucho más intensa en situaciones en las que, como está claro de la competencia ya genera una combinación incierta y volátil que, incluso en sí
En el caso de la Europa poscomunista, estas alternativas aún no se han definido. misma, parece exacerbar el potencial de conflicto entre las diferentes élites. Si
Este nuevo escenario político es, por lo tanto, uno que se ha dejado abierto a un luego agregamos a esa mezcla el hecho de que, en esta triple transición, estas elites
patrón político más connictual y competitivo, y uno que bien podría generar una están jugando a niveles muy altos, tanto de manera sustantiva como estratégica,
renuencia a aceptar la legitimidad de las posiciones adoptadas por los opositores. entonces es difícil evitar la conclusión de que estos nuevos sistemas emergentes
también serán significativamente más competitivos que Es el caso de los sistemas
Pero también hay mucho más involucrado aquí que las preguntas de política de partidos establecidos. De hecho, en lo que respecta a los últimos sistemas, lo
sustantivas. Desde el comienzo de la transición del gobierno comunista, las elites más sorprendente es el proceso a largo plazo mediante el cual la consolidación y
políticas en Europa del Este han estado involucradas en lo que podría describirse la institucionalización han tendido a erosionar la competitividad (Bartolini y Mair,
en términos algo sofisticados como "constitución de constitución" o "construcción 1990; véase también el Capítulo 5). ). El peligro, entonces, es la inestabilidad y la
de sistema", y lo que en realidad es el establecimiento, desde Rasguño, de las incertidumbre que fomentan la competencia y el conflicto, lo que, a su vez,
reglas del juego político. Estas reglas incluyen preguntas sobre cómo las partes fomenta una inestabilidad aún mayor. Y esto se traduce en una imagen muy
deben ser tratadas por la ley y por el estado; cómo se organiza el sistema electoral; diferente a la de muchas de las democracias establecidas, donde la estabilidad y la
cómo se distribuirán los poderes legislativos y ejecutivos entre las diferentes previsibilidad han tendido a fomentar el compromiso y la acomodación, y donde
instituciones; cómo se deben especificar los poderes y la posición del jefe de el compromiso y la acomodación, a su vez, han tendido a promover una estabilidad
estado; cómo debe definirse el papel del tribunal constitucional y la constitución aún mayor, si no la complacencia.
misma; cómo se debe tratar el legado del pasado, y especialmente las personas
sobrevivientes que participaron en la creación de ese legado, y así sucesivamente. Terminaré brevemente. Pocos negarían el carácter inherentemente inestable de los
nuevos sistemas de partidos en la Europa poscomunista. Es, además, un patrón de
Estos son temas profundamente importantes e involucran decisiones inestabilidad que también se ha repetido en ocasiones anteriores, aunque menos
profundamente importantes. Son estas reglas del juego las que, a corto y largo dramáticamente, en otros sistemas de partidos europeos emergentes, donde la
82

incertidumbre y los conflictos de intereses también a veces fomentan un fuerte competencia en una política determinada, y al menos tener en cuenta la forma en
sentido de competitividad. Sin embargo, la pregunta clave que queda es si estas que estas partes interactúan entre sí, siempre ha sido posible obtener una
adiciones más recientes al mundo de los sistemas multipartidistas competitivos, perspectiva razonablemente valiosa de la Formas en que estas políticas difieren
como sus predecesores, también tenderán a establecerse con el tiempo y si también unas de otras. Por otro lado, siguiendo un imperativo más normativo, a menudo
se consolidarán. también ha resultado tentador rastrear el origen de los problemas de legitimidad y
estabilidad de los regímenes hasta el carácter de sus sistemas de partidos. Por
Por un lado, podemos señalar las experiencias anteriores de democratización en ambas razones, una comprensión de la naturaleza y el carácter del sistema de
Europa y sugerir que la consolidación es simplemente una cuestión de tiempo y partidos de un país siempre han recibido prioridad en el análisis comparativo
experiencia. Al igual que Alemania e Italia en las décadas de la posguerra, y transnacional, incluso si los criterios por los cuales se comparan los sistemas de
Portugal y España en los últimos veinte años, las democracias poscomunistas partidos a menudo han sido objeto de debate.
también se asimilarán al patrón establecido por las democracias establecidas. Por
otro lado, sin embargo, el carácter particularmente subdesarrollado de la sociedad Este capítulo comienza con una revisión de los principales enfoques existentes
civil en la Europa poscomunista, la persistencia de la clase política y la gran para la clasificación de los sistemas de partidos, señalando tanto sus límites como
intensidad de la competencia política, todos sugieren que los diversos obstáculos sus posibilidades cuando se aplican dentro del análisis comparativo. Luego, en la
que se interponen en el camino hacia La consolidación comunista es segunda sección, se subraya la importancia de comprender la estructura de la
significativamente más pronunciada que en cualquiera de estos grupos anteriores competencia en cualquier sistema de partidos dado, ya que, de muchas maneras,
de políticas democratizadoras, y esto es lo que es claramente preocupante. toda la noción de un sistema de partidos se centra en el supuesto de que existe una
estructura estable de la competencia. Se puede considerar que las estructuras de
Como ha sido subrayado una y otra vez por varios analistas destacados, entre ellos competencia son cerradas (y predecibles) o abiertas (e impredecibles),
Przeworski, Valenzuela, Di Palma, y Schmitter y O'Donnell, la probabilidad de dependiendo de los patrones de alternancia en el gobierno, el grado de innovación
una consolidación exitosa de la democracia depende en gran medida de la voluntad o persistencia en los procesos de formación del gobierno y la variedad de partidos
de los protagonistas para alentar una Cultura de compromiso y alojamiento. Los que acceden a gobierno. El énfasis en la tercera sección está en la necesidad de
ganadores no deben llevarse todo. Al mismo tiempo, sin embargo, como he tratado distinguir entre los procesos de cambio electoral por un lado, y los cambios en los
de enfatizar en este capítulo, la tensión impuesta por la triple transición en la sistemas de partidos y las estructuras de competencia por el otro, una distinción
Europa poscomunista, el hecho de que hay mucho por jugar y el hecho de que los que también nos permite concebir situaciones en las que el cambio electoral Es la
diversos electorados, Al igual que los sistemas políticos en sí mismos, están consecuencia más que la causa del cambio del sistema de partidos.
esencialmente disponibles, es probable que todos se combinen para desalentar
cualquier enfoque tan abierto. El problema es evidente: 'Por un lado', señala ENFOQUES PARA LA CLASIFICACIÓN DE LOS SISTEMAS DE PARTIDO:
Jasiewicz (1995: 455), 'existe una urgente necesidad de establecer y reforzar UNA REVISIÓN
instituciones y procesos democráticos, inmunes, tanto como sea posible, a los
intereses y preferencias particularistas de los Participantes (grupos o individuos) El criterio más convencional y frecuentemente adoptado para clasificar los
involucrados. Por otro lado, nada más que estos mismos intereses y preferencias sistemas de partidos es también el más simple: el número de partidos en
motiva a los actores a buscar y promover soluciones institucionales [y políticas, competencia. Por otra parte, la distinción convencional involucrada aquí también
PM] específicas’. ha resultado ser muy sencilla: entre un sistema bipartidista por un lado y un sistema
multipartidista (es decir, más de dos) por el otro (ver Duverger, 1954). Tampoco
9 fue solo una categorización casual; por el contrario, se creía que aprovechaba una
Sistemas de partidos y estructuras de competición. distinción más fundamental entre democracias más o menos estables y
consensuales, que eran aquellas normalmente asociadas con el tipo de dos partidos,
La clasificación y categorización de los sistemas de partidos es ya un arte en oposición a democracias más o menos inestables y conflictivas, que eran las
establecido hace mucho tiempo. Por un lado, al anotar el número de partes en asociadas con el tipo multipartidista. Por lo tanto, se asumió que los sistemas
83

bipartidistas, que típicamente eran característicos del Reino Unido y los Estados otro modo estaba sobrecargada. El intento contemporáneo de Stein Rokkan (1968)
Unidos, y que invariablemente involucraban al gobierno de un solo partido, de clasificar los sistemas de partidos de las democracias europeas más pequeñas
aumentaban la responsabilidad, la alternancia en el gobierno y la competencia también hizo poco más que desagregar la categoría multipartidista, en este caso
moderada y centralizada. Por otro lado, los sistemas multipartidistas, que teniendo en cuenta la probabilidad de mayorías de un solo partido (similar al
generalmente requerían administraciones de coalición y que eran característicos partido dominante de Blondel) y el Grado en que hubo una fragmentación de los
de países como Francia o Italia, impidieron que los votantes obtuvieran una voz puntos fuertes del partido minoritario. Utilizando estos criterios, Rokkan
directa en la formación de gobiernos, no necesariamente facilitaron la alternancia desarrolló una distinción triple que involucraba un sistema de tipo 'británico-
en el gobierno, y algunas veces Favorecidas confrontaciones extremistas, alemán', en el cual el sistema estaba dominado por la competencia entre dos
ideológicas entre partidos políticos de base estrecha. Y aunque esta simple partidos principales, con un tercero, un partido menor también en disputa; un
asociación de los tipos de sistemas de partidos y la estabilidad y eficacia política sistema de tipo 'escandinavo' en el que un gran partido enfrentaba regularmente
fueron luego cuestionadas por la investigación de las experiencias de algunas de una alianza más o menos formalizada entre tres o cuatro partidos más pequeños; y
las democracias europeas más pequeñas, que se jactaron tanto de una multiplicidad un sistema multipartidista 'par' en el que la competencia estaba dominada por tres
de partidos como de un fuerte compromiso con el gobierno consensual (por o más partidos de tamaño equivalente.
ejemplo, Daalder, 1983). y lo que llevó a algunos observadores tempranos a tratar
de elaborar una distinción entre los sistemas multipartidistas "operativos" (por Por lo tanto, con la notable excepción de Dahl, estas clasificaciones tempranas han
ejemplo, los Países Bajos o Suecia) y los sistemas multipartidistas "no permanecido estrechamente vinculadas al énfasis en el número de partidos, aunque
funcionales" o "inmovilistas" (por ejemplo, Italia), la categorización central de los a veces se complementa con la atención a los pesos electorales relativos de los
partidos bipartidistas. Sin embargo, ver su multipartidismo ha continuado partidos involucrados. En este sentido, también pueden relacionarse con la
obteniendo un gran apoyo dentro de la literatura sobre política comparada. importancia otorgada a los números de los partidos, o al 'formato' del sistema de
partidos, en la tipología más completa que más tarde fue desarrollada por Sartori
Esta simple distinción está, por supuesto, lejos de ser el único enfoque posible, y (1976: 117-323; para versiones anteriores de este tipología, ver Sartori 1966,
desde Duverger se han realizado varios intentos para desarrollar criterios más 1970). Pero aunque el enfoque de Sartori enfatizó la relevancia de los números de
sensibles y discriminatorios (ver Tabla 9.1) .3 En la conclusión de su clásico los partidos, también fue mucho más allá de esto al incluir un segundo criterio
volumen de Oposiciones, para por ejemplo, Robert Dahl (1966) trató de alejarse principal que anteriormente se había ignorado en gran medida, es decir, la
de una preocupación casi exclusiva simplemente con el número de partes, y distancia ideológica que separa a los partidos en el sistema. La tipología de Sartori,
construyó una clasificación alternativa basada en la estrategia competitiva que se refería explícitamente a las interacciones entre las partes en cualquier
adoptada por las partes opuestas, distinguiendo entre estrategias competitivas, sistema dado, lo que Sartori denomina los "mecánicos" del sistema, y que por lo
cooperativas y coalescentes, y distinguiendo aún más entre la oposición en la arena tanto se refería explícitamente a los patrones diferenciales de competencia, se basó
electoral y la oposición en la arena parlamentaria (véase también Laver, 1989). en la combinación de estos dos criterios. Por lo tanto, los sistemas de partidos
Esto llevó a Dahl a elaborar una tipología cuádruple, distinguiendo entre sistemas podrían clasificarse según el número de partidos en el sistema, en el cual existía
estrictamente competitivos, sistemas cooperativo-competitivos, sistemas una distinción entre formatos con dos partidos, aquellos con hasta cinco partidos
competitivos coalescentes y sistemas estrictamente coalescentes. Poco después, en (pluralismo limitado) y aquellos con unos seis partidos o más (extremo)
lo que resultó ser un estudio muy influyente, Jean Blondel (1968) desarrolló una pluralismo); y de acuerdo con la distancia ideológica que separa a los partidos
tipología que tenía en cuenta no solo el número de partidos en competencia, sino extremos en el sistema, que sería pequeño ('moderado') o grande ('polarizado'). Sin
también su tamaño relativo (y, en un refinamiento posterior, su lugar), en el embargo, los dos criterios no fueron totalmente independientes, ya que Sartori
espectro ideológico '), distinguiendo cuatro tipos: sistemas bipartidistas, sistemas también argumentó que el formato del sistema, es decir, el número de partes,
bipartidistas, sistemas multipartidistas con un partido dominante y sistemas contenía predisposiciones mecánicas (es decir, podría afectar el grado de
multipartidistas sin un partido dominante. Sin embargo, en la práctica, este nuevo polarización) de manera tal que el pluralismo extremo podría conducir a la
enfoque no hizo mucho más que mejorar la distinción tradicional de dos partidas polarización. La combinación de ambos criterios produjo tres tipos principales de
frente a las partidas multipartitas, al desagregar la categoría multipartita que de sistema de partidos: sistemas bipartidistas, caracterizados por un formato
84

evidentemente limitado y una pequeña distancia ideológica (por ejemplo, el Reino sistema de dos partidos presidencial coexiste con un sistema de dos partidos del
Unido); Pluralismo moderado, caracterizado por un pluralismo limitado y una Congreso separado, o incluso con cincuenta. Sistemas bipartitos, cada uno
distancia ideológica relativamente pequeña (por ejemplo, Dinamarca); y, que era funcionando por separado en cada uno de los cincuenta estados (por ejemplo, Katz
el más importante para la tipología, el pluralismo polarizado, caracterizado por un y Kolodny, 1994). Nueva Zelanda, que también ofreció un ejemplo clásico de
pluralismo extremo y una gran distancia ideológica (por ejemplo, Italia en los años sistema bipartidista, actualmente está experimentando una fuerte presión hacia la
sesenta y setenta y Chile antes del golpe de 1973). Además, Sartori también fragmentación, que probablemente se acentuará aún más con la reciente adopción
permitió la existencia de un "sistema de partidos predominantes", un sistema en el de una fórmula electoral proporcional. El Reino Unido, que también siempre fue
que un partido en particular, como, sobre todo, el Congreso en la India o los visto como el caso primordial de un sistema bipartidista, actualmente, aunque
Demócratas Liberales en Japón, consistentemente (es decir, durante al menos quizás temporalmente, cumple con las condiciones de Sartori para un sistema de
cuatro legislaturas) ganaron una mayoría ganadora de escaños parlamentarios. partido predominante. Contra esto, por supuesto, podría argumentarse que varios
sistemas latinoamericanos, y particularmente Costa Rica y Venezuela, se están
Hay una serie de razones por las cuales la tipología de Sartori puede considerarse moviendo más estrechamente hacia un modelo bipartidista, que podría restaurar la
como la más importante de las que se describen brevemente aquí. En primer lugar, relevancia de la categoría en su conjunto.
es la más completa de todas las tipologías disponibles, tanto en términos de la
atención con la que se desarrolla como en la forma en que se aplica a los casos En el otro extremo, y particularmente debido al reciente declive y / o eclipse de
empíricos. En segundo lugar, a pesar de la continua apelación de la simple los partidos comunistas tradicionales, también se ha vuelto difícil encontrar un
distinción bipartidista / multipartidista, posteriormente se ha empleado en una ejemplo inequívoco de pluralismo polarizado. Los criterios de Sartori para este
variedad de sofisticados estudios nacionales y transnacionales, lo que permite último sistema se habían elaborado con mucho cuidado (1976: 131-73), pero
comprender mejor el funcionamiento de los sistemas de partidos, que es dependían de manera crucial de que existía una "difusión máxima de la opinión
simplemente incomparablemente mejor que la desarrollada por cualquiera de las [ideológica] '(p. 135), oposiciones bilaterales (p. 134) y por lo tanto,
tipologías alternativas (por ejemplo, Bartolini, 1984; Bille, 1990). En tercer lugar, necesariamente así, al existir un partido antisistema relevante (es decir, un partido
como se señaló, está explícitamente preocupado por los patrones de competencia que "socava la legitimidad del régimen al que se opone" (p. 133)) en cada extremo
y por las interacciones entre las partes, y en este sentido está más directamente del espectro político. De esto se deduce que, si cualquiera de estas alternativas
relacionado con el funcionamiento del propio sistema de partidos. Finalmente, antisistema se vuelve irrelevante o desaparece, se producirá una inevitable
subraya la influencia ejercida por las propiedades sistémicas, y por el sistema de atenuación de la difusión de la opinión y, por lo tanto, una reducción en el grado
partidos, sobre el comportamiento electoral y los resultados electorales. A de polarización, lo que obligará al caso a salir de la categoría. Este es ciertamente
diferencia de cualquiera de las otras tipologías, por lo tanto, permite que el sistema el caso ahora en Francia, por ejemplo, donde el partido antisistema de la izquierda,
de partidos funcione como una variable independiente, restringiendo o incluso el Partido Comunista (PCF), fue debilitado lo suficiente como para ser admitido
dirigiendo las preferencias electorales. Este último aspecto es particularmente en la oficina del gobierno en 1981; y en Italia, donde el Partido Comunista (PCI)
importante en este contexto, y volveré sobre él en una etapa posterior. se dividió en el Partido Democrático de la Izquierda (PDS) inequívocamente
moderado y la alternativa más pequeña, más radical, pero sin duda contra el
Al mismo tiempo, sin embargo, y unos veinte años después de la publicación del sistema de la Refundación Comunista (RC). Además, con la llegada de la Alianza
volumen seminal de Sartori, se pueden plantear preguntas sobre la utilidad Nacional-Movimiento Social (AN-MSI) a la oficina en el gobierno de Berlusconi
continua y la capacidad discriminatoria de la tipología, sobre todo por lo que ahora en 1994, también se puede ver que Italia ha abandonado su alternativa anti-sistema
es un posible hacinamiento en el "pluralismo moderado". Categoría y un vaciado de la derecha. Esto no sugiere que las oposiciones antisistema hayan dejado de
virtual de los tipos alternativos. Por ejemplo, y esta crítica también se puede existir en todas partes; por el contrario, a pesar del eclipse de los partidos
nivelar contra la clasificación tradicional de Duverger, ahora es relativamente antisistema tradicionales de la variedad comunista y fascista, varios sistemas de
difícil encontrar un ejemplo inequívoco de un sistema bipartidista real. Los partidos europeos se enfrentan ahora al surgimiento de nuevos partidos,
Estados Unidos, que a menudo se cita como un modelo de dos partidos clásico, particularmente a la derecha, que bien podrían considerarse anti- sistema de
podría describirse mejor como un sistema de "cuatro partidos", en el que un orientación, como el Frente Nacional en Francia, el Vlaams Blok en Bélgica y
85

posiblemente también el Partido Liberal ahora transformado en Austria (Betz, relevantes aquí. Primero, está la cuestión del patrón de alternancia prevaleciente
1994; Ignazi, 1992, 1994; Mudde, 1995). Pero incluso si estos partidos reflejan en el gobierno en cualquier sistema de partidos, y la medida en que esto es total,
una opinión extrema en el lado derecho del espectro político, tienden a no ser parcial o incluso inexistente. En segundo lugar, está la cuestión de la estabilidad o
contrarrestados por un extremo antisistema equivalente en la izquierda, y por lo la coherencia de las alternativas de gobierno, y la medida en que. Las fórmulas
tanto, por definición, los polos ya no están 'Dos polos separados' (Sartori, 1976: innovadoras que se adoptan. Finalmente, existe la simple pregunta de quién
135). En resumen, si los sistemas bipartidistas en un sentido estricto son difíciles gobierna, y hasta qué punto el acceso al gobierno está abierto a una amplia gama
de encontrar, y si los ejemplos de pluralismo polarizado también son escasos en el de partidos diversos o se limita a un subconjunto más pequeño de partidos.
terreno, entonces, la mayoría de los sistemas tienden a agruparse en la categoría Veamos ahora cada uno de estos factores a su vez.
de pluralismo moderado, 5 que claramente reduce El poder discriminador de la
tipología. Alternancia en el gobierno

SISTEMAS DE PARTIDOS Y LA COMPETENCIA PARA EL GOBIERNO Hay tres patrones de alternancia concebibles que pueden considerarse aquí. El
primer y más obvio patrón podría denominarse alternancia al por mayor, en la cual
Dicho esto, el enfoque de Sartori sigue siendo particularmente útil e importante ya un conjunto de titulares está totalmente desplazado por una oposición anterior. En
que, a diferencia de los enfoques alternativos, ayuda a centrar la atención otras palabras, todos los partidos en el gobierno en el momento t son destituidos y
directamente en lo que quizás sea el aspecto más importante de los sistemas de reemplazados en el momento t + 1 por un nuevo gobierno formado por un partido
partidos, y en lo que distingue más claramente entre los diferentes sistemas de o coalición de partidos que anteriormente estaban en oposición. El caso británico
partidos, y eso es la estructura de la competencia entre partidos, y especialmente ofrece el ejemplo más obvio de tal alternancia al por mayor, con un gobierno
la competencia por el gobierno. Para estar seguros, podría argumentarse que esta laborista de un solo partido que es reemplazado por un gobierno conservador de
es, de hecho, la variable central que subyace a cada una de las otras clasificaciones un solo partido, o viceversa. Un patrón similar ha sido evidente en Nueva Zelanda,
establecidas de los sistemas de partidos. La distinción clásica de Duverger (1954) con la alternancia entre el Partido Laborista y los partidos Nacionales. Pero
entre sistemas bipartidistas y sistemas multipartidistas, por ejemplo, se basa mientras que el modelo clásico de dos partes ofrece los ejemplos más evidentes de
aparentemente en el número de partidos en competencia, pero también puede verse alternancia al por mayor, el patrón también se puede ver en sistemas más
como sistemas diferenciadores en los que dos partidos principales compiten entre fragmentados. En Noruega, por ejemplo, la alternancia al por mayor se ha
sí por la cuestión de los cuales formará un gobierno (partido único) de aquellos en producido regularmente sobre la base de los cambios entre un gobierno laborista
los que el gobierno usualmente involucra algún tipo de coalición cambiante. En de un solo partido, por una parte, y una coalición burguesa multipartidista, por
una vena similar, la distinción de Rokkan (1968) entre el tipo británico-alemán ('1 otra, que refleja un patrón de competencia similar al que se desarrolló en Costa
vs. 1 + 1'), el tipo escandinavo ('1 vs. 3-4') y el tipo multipartito par ('1 vs 1 vs. 1 Rica. En los años sesenta y setenta. Más inusualmente, la experiencia francesa
+ 2-3 '), aunque aparentemente' puramente numérico ', es realmente un intento de reciente ha sido testigo de una alternancia generalizada entre coaliciones que
aprovechar los diferentes patrones de formación de coaliciones. Pero si bien compiten entre sí, con los socialistas y varios aliados de izquierda, incluido el
alguna noción de la competencia por el gobierno bien podría haber informado estas Partido Comunista, alternando con una coalición de los gaullistas (RPR) y el
clasificaciones anteriores, ciertamente no enfrentaron el problema directamente. centro-derecha (UDF). Sin embargo, este último caso es bastante excepcional, ya
De hecho, entre los enfoques alternativos, son solo las distinciones de Dahl (1966) que incluso en sistemas fragmentados, como fue el caso durante largos períodos
las que se acercan a abordar la cuestión de la formación del gobierno como una de tiempo en Irlanda, Noruega y Suecia, y como fue también el caso en Japón en
característica clave de definición, aunque esta es secundaria a la cuestión más 1993, la alternancia al por mayor generalmente ha involucrado a Al menos una
central de identificar diferencias en las estrategias de los partidos en diferentes alternativa de un solo partido.
arenas competitivas.
El segundo patrón, que es más común en los sistemas fragmentados, es una
Partiendo de Sartori, entonces, ¿cómo pueden entenderse los patrones alternancia parcial, en la cual un gobierno nuevo incumbente incluye al menos un
diferenciales en la competencia por el gobierno? Tres factores relacionados son partido que también formó parte del gobierno anterior. Alemania proporciona el
86

ejemplo más obvio aquí, ya que todos los gobiernos que han ocupado el cargo innovadoras, es decir, si el partido o combinación de partidos ha gobernado antes
desde 1969 han incluido al pequeño Partido Liberal (FDP) como un socio menor en ese formato particular (ver también Franklin y Mackie, 1983). En el caso
de la coalición, con el papel de socio principal alternando esporádicamente entre británico, por ejemplo, la familiaridad lo es todo, y no se ha experimentado
los socialdemócratas (SPD) y los demócratas cristianos (CDU-CSU). El sistema ninguna nueva fórmula de gobierno desde la amplia coalición que ocupó el cargo
holandés también se aproxima a este patrón, con los demócratas cristianos (CDA) durante la Segunda Guerra Mundial. Las fórmulas también eran familiares y, por
y, antes de 1977, el Partido Popular Católico (KVP), que tiende a persistir en el lo tanto, muy predecibles durante un largo período en el caso de Irlanda, ya que
cargo, aunque con socios de coalición alternados.6 De hecho, el mayor contraste los gobiernos están formados por Fianna Fail, por un lado, o una coalición de todos
entre los alemanes y los patrones holandeses de alternancia es simplemente que, los partidos restantes, por otro, así como en Alemania, que no ha experimentado
en el caso holandés, ha tendido a ser el mayor partido que se ha mantenido en el ninguna fórmula nueva desde la llegada al poder por primera vez de la coalición
gobierno, mientras que en general es el socio más pequeño del caso alemán. socialdemócrata-liberal en 1969. Sin embargo, a pesar del caso alemán, en los
Patrones similares perdurables de alternancia parcial, aunque sin implicar tal sistemas de alternancia parcial existe el mayor alcance para la innovación. En
continuidad a largo plazo pronunciada de un socio particular en el cargo, se pueden Italia, por ejemplo, a pesar del predominio a largo plazo de los demócratas
ver en Bélgica, Finlandia y Luxemburgo. Sin embargo, el ejemplo más cristianos, ha habido frecuentes experimentos con nuevas alianzas de coalición.
sorprendente de alternancia parcial fue el provisto por el caso italiano durante la En los Países Bajos, a pesar de la continuidad en el cargo del Partido Católico y,
mayor parte del período de posguerra, con los demócratas cristianos (DC) más tarde, de los Demócratas Cristianos, la innovación también ha sido
ocupando el cargo continuamente desde 1946 hasta 1994, ocasionalmente como particularmente marcada, con combinaciones diferentes y novedosas de partidos
un gobierno minoritario de partido único, y más a menudo como socio principal que se suceden entre sí con notable frecuencia. Es importante señalar aquí que, si
en una coalición variable multipartidista. En este sentido, el caso italiano también bien las fórmulas innovadoras están obviamente involucradas cuando la parte o
se aproxima al de los Países Bajos, y la diferencia principal es que, antes de 1977, partes involucradas nunca han ocupado cargos anteriormente, también se puede
y pese a su tamaño, el KVP central estaba más a menudo que no en una minoría considerar que ocurren incluso cuando las partes han gobernado antes pero nunca
general dentro de la coalición gobernante, como también lo era el caso con el CDA en esa alianza en particular. En el caso de Irlanda, por ejemplo, la primera
en 1981-2. coalición entre Fianna Fail y Labor, que asumió el cargo en 1993, puede definirse
como innovadora, aunque cada una de las partes involucradas ya haya tenido una
El tercer patrón también limita estrechamente con la experiencia italiana y está larga experiencia de gobierno; de manera similar, los gobiernos de partido único
marcado por una ausencia total de alternancia, o por una no-moderación, en la cual del Partido Popular (OVP) y de los socialdemócratas (SPO) en Austria (que
el mismo partido permanece en control exclusivo del gobierno durante un período asumieron el cargo por primera vez en 1966 y 1970 respectivamente) pueden ser
prolongado de tiempo, no siendo desplazado total ni parcialmente. Suiza ofrece el tratados como innovadores, a pesar del hecho de que ambos partidos habían
ejemplo más claro de no alternancia en el tiempo, con el mismo cargo de coalición gobernado anteriormente juntos en coalición.
de cuatro partidos desde 1959. Un patrón similar de no alternancia también
caracteriza claramente lo que Sartori definió como sistemas de partidos ¡Qué partidos gobiernan!
predominantes, como en el caso de Japón desde Japón. 1955 a 1993, con los
demócratas liberales ocupando el cargo casi constantemente solo durante este El tercer factor involucrado aquí se refiere a la gama de partidos que obtienen
período de cuarenta años; en India, donde el partido del Congreso ocupó un cargo acceso al gobierno. Aunque no se puede esperar que todos los partidos posibles
continuo hasta su primera derrota en 1977; y en México, donde el Partido ganen una parte del cargo, incluso con una alternancia frecuente, los sistemas de
Revolucionario (PRI) ha ocupado la posición dominante desde los años veinte. partidos pueden, sin embargo, distinguirse en términos del grado en que el acceso
al cargo está muy disperso o limitado. En otras palabras, los sistemas de partidos
Innovación y familiaridad. pueden distinguirse en términos de si todas las partes relevantes eventualmente
cruzan el umbral del gobierno, como ocurre más o menos en los Países Bajos, por
Los sistemas de partidos difieren no solo en sus patrones de alternancia, sino ejemplo, o si el gobierno sigue siendo el privilegio de solo un subconjunto limitado
también en el grado en que las fórmulas de gobierno alternativas son familiares o de partidos. , como fue el caso en la posguerra italiana. Conocer el rango de partes
87

con acceso a la oficina, por lo tanto, nos permite distinguir entre estos últimos alternancia general, por una ausencia total de fórmulas innovadoras y por la
casos, que de otra manera tienden a coincidir en términos de los otros dos criterios presencia de solo dos partidos gobernantes y gobernables. Por otro lado, la
mencionados anteriormente. Es decir, aunque tanto los Países Bajos como Italia estructura de la competencia de los partidos puede resultar relativamente abierta
son similares en el sentido de su patrón de alternancia parcial, en términos de la y, por lo tanto, bastante impredecible, con diferentes patrones de alternancia, con
longevidad en el cargo de un partido central del centro, y en términos de su recurso frecuentes cambios en la composición de las alternativas de gobierno y con nuevos
a fórmulas innovadoras, sin embargo, son sorprendentemente diferentes cuando se partidos que obtienen un acceso relativamente fácil a los cargos. El patrón
trata de la variedad de partes que tienen acceso a un cargo, con partes particulares holandés de posguerra se acerca bastante a esta forma, ya que los nuevos partidos
que son excluidas de forma persistente en el caso italiano y prácticamente sin se han incorporado de manera relativamente fácil en el gobierno (como los
partes sustanciales excluidas en el caso de los Países Bajos. socialistas demócratas 70 en 1971 y los dos demócratas 66 y los radicales (PPR)
en 1973) y en esa fórmula innovadora han sido Adoptado en casi la mitad de los
Esta distinción también puede estar relacionada con lo que Sartori define como nuevos gobiernos formados desde 1951.
pluralismo polarizado, que, como se señaló anteriormente, requería la presencia
de partidos contra el sistema en cada extremo del espectro político, que se definen Sin embargo, donde el sistema holandés se desvía de un patrón totalmente abierto
en parte como aquellos que estaban fuera de competencia por gobierno, lo que es en la presencia a largo plazo en el gobierno del Partido Católico y, más tarde,
obliga a los gobiernos a formarse a lo largo del centro. Aquí también, la en los demócratas cristianos, y en el hecho de que la alternancia siempre ha sido
preocupación es si ciertas partes están excluidas como socios inaceptables en el parcial. En este sentido, y al menos antes de 1994, cuando se formó el primer
cargo. Sin embargo, donde este criterio difiere del que se usa en la definición de gobierno "secular", siempre hubo un cierto elemento de previsibilidad, y en este
pluralismo polarizado, es que la cuestión de si o no esas partes son genuinamente sentido, la estructura de la competencia estaba al menos parcialmente cerrada.
y objetivamente "antisistema", que siempre ha sido un punto de discusión en las Dinamarca en el período de posguerra también se acerca bastante a un patrón
interpretaciones y críticas de El modelo de Sartori, se vuelve irrelevante. Más bien, abierto, ya que tiene experiencias tanto de alternancia parcial como general, ha
lo que importa es si hay partes que son tratadas, en la práctica, como "forasteros", adoptado con frecuencia fórmulas innovadoras (en el caso de casi un tercio de
y que son consideradas por las otras partes en el sistema como aliados inaceptables. todos los gobiernos de posguerra) y también ha demostrado ser relativamente
En este sentido, el antisistema, como la belleza, está en los ojos del espectador. Es abierto a nuevos partidos, como en 1982, cuando los Centro Demócratas y el
difícil, por ejemplo, determinar si el Partido Danés del Progreso es realmente Partido Popular Cristiano fueron admitidos por primera vez al gobierno. Por otro
antisistema; por otro lado, es relativamente fácil ver que este partido ha sido lado, incluso Dinamarca puede verse como parcialmente cerrada y algo predecible
considerado por sus aliados potenciales como un forastero y, hasta ahora, siempre como resultado de la persistente exclusión del cargo del Partido del Progreso y del
ha languidecido en oposición (a diferencia de, digamos, el Partido Comunista, más Partido Popular Socialista.
aparentemente "antisistema" en Francia).
Estos ejemplos también subrayan hasta qué punto el desarrollo de una estructura
¡Estructuras de competición de partidos, cerradas o abiertas! cerrada de competencia se debe en gran parte a las estrategias de los partidos
establecidos y, en particular, a su falta de voluntad para experimentar con fórmulas
La combinación de estos tres criterios produce una distinción bastante amplia entre innovadoras y su renuencia a admitir nuevos partidos en el gobierno (Franklin y
dos patrones contrastantes en la estructura de la competencia de partidos (ver Mackie, 1983). En algunos casos, por supuesto, las partes pueden sentirse
Tabla 9.2). Por un lado, la estructura de la competencia de partidos puede ser realmente limitadas a este respecto, en el sentido de que cualquier nueva opción
relativamente cerrada y, por lo tanto, altamente predecible, con poco o ningún de gobierno podría requerir el puente de lo que se cree que son divisiones
cambio en el tiempo en el rango de alternativas de gobierno o en el patrón de ineluctables en política y / o ideología. Por lo tanto, la estructura de la competencia
alternancia, y con nuevos partidos y / o "forasteros" A los partidos les resulta puede ser muy predecible y, por lo tanto, cerrada, como resultado de las distancias
prácticamente imposible romper el umbral del gobierno. Los casos de Gran que separan a las partes relevantes a lo largo de una variedad de diferentes
Bretaña y Nueva Zelanda han proporcionado quizás los mejores ejemplos de dimensiones de la competencia. Tales argumentos bien podrían haber sido
sistemas cerrados, cada uno de los cuales se caracteriza persistentemente por la utilizados por los líderes demócratas cristianos en Italia, por ejemplo, para
88

justificar la persistente exclusión del Partido Comunista de su cargo, y podrían ser Capítulo 8 más arriba), una característica que también continúa caracterizando
igualmente citados por varios líderes de partidos diferentes en Dinamarca para incluso a muchos de los sistemas de partidos más antiguos de América Latina.
justificar la Exclusión persistente del Partido del Progreso. Visto desde esta perspectiva, el proceso a largo plazo mediante el cual los sistemas
de partidos pueden eventualmente consolidarse también puede verse como un
En otros casos, sin embargo, es obvio que el mantenimiento de patrones de proceso a largo plazo mediante el cual la estructura de la competencia se vuelve
competencia familiares y cerrados simplemente constituye una estrategia de cada vez más cerrada y predecible. Por lo tanto, mientras una estructura más
autoconservación por parte de los partidos establecidos.7 En Irlanda, por ejemplo, cerrada y predecible podría desarrollarse en varias democracias poscomunistas en
el rechazo a largo plazo de los dominantes El partido Fianna Fail ni siquiera la próxima década, esto implicará, por definición, un proceso relativamente largo.
consideró ingresar en una coalición, una negativa que contribuyó sustancialmente Tal proceso de consolidación estructural a largo plazo podría verse ahora como
al cierre de la competencia en Irlanda (ver más abajo), estaba claramente diseñada fructífero en los sistemas español y portugués democratizados recientemente, así
para mantener su estatus como el único partido capaz de ofrecer un gobierno de como en algunos de los sistemas latinoamericanos, y quizás los ejemplos más
un solo partido, y por lo tanto estaba destinado Mantener su credibilidad electoral. notables se vean en la deriva. hacia el doble partidismo en Costa Rica y Venezuela
Se puede observar una sensación similar de autoconservación que caracteriza la (McDonald y Ruhl, 1989); en esta última región, sin embargo, como en los Estados
renuencia a largo plazo de los dos principales partidos británicos de considerar las Unidos, la combinación frecuente de un sistema de gobierno presidencial por un
posibilidades de coalición con el partido liberal más pequeño, aunque el lado, y la presencia de partidos en gran parte indisciplinados (por ejemplo,
Laborismo se acercó notablemente a una opción tan innovadora durante El Pacto Mainwaring y Shugart, 1994) por el otro, sugiere que aún queda un sesgo
Lib-Lab a finales de los años setenta. Sin duda, existen límites reales en la significativo contra el desarrollo de estructuras cerradas de competencia, al menos
capacidad y disposición de las partes establecidas para mantener una estructura en el ámbito electoral legislativo.8 En pocas palabras, el grado de cierre varía, y
cerrada de competencia. Pueden surgir nuevos partidos que deben ser asumidos, va desde una serie de situaciones en las que es menos pronunciado, como en los
los líderes de los partidos en particular pueden tener sus propias agendas y nuevos sistemas de partidos emergentes. , a aquellos en los que es más
prioridades, pueden desarrollarse crisis externas que obliguen a la adopción de pronunciado, como en aquellos sistemas establecidos en los que hay poca o
nuevas estrategias, y así sucesivamente; Sin embargo, cualquier explicación del ninguna innovación en los procesos de formación del gobierno, y en los que los
grado de cierre de una estructura de competencia dada debe necesariamente centrar nuevos partidos rara vez rompen el umbral gobernante.
su atención en las estrategias de las propias partes.
SISTEMAS DE PARTIDOS Y RESULTADOS ELECTORALES
Las estructuras cerradas de la competencia son claramente características de los
sistemas bipartidistas tradicionales y, por supuesto, de los sistemas que han La noción de cierre o apertura de la estructura de la competencia también es
experimentado una verdadera ausencia de alternancia en el tiempo, como Japón, importante porque nos permite alejarnos inmediatamente de la idea convencional
el régimen de Stormont en Irlanda del Norte, México, Singapur o Suiza. . A la de que el cambio de sistema de partidos es en gran parte, si no exclusivamente,
inversa, la apertura y la falta de previsibilidad tienden a caracterizar sistemas más una función de, o incluso un sinónimo de cambio (ver también el Capítulo 3
fragmentados que experimentan una alternancia parcial, especialmente cuando no arriba). En otras palabras, permite una concepción del cambio en el sistema de
hay un gran grupo central de gobierno. Además, dado que el cierre necesariamente partidos que puede deberse a factores distintos al simple flujo en las preferencias
requiere el desarrollo de normas y convenciones estables en los patrones de de los votantes. Porque aunque la estabilidad y el cambio del sistema de partidos
competencia y en los procesos de formación del gobierno, también es claramente por un lado, y la estabilidad y el cambio electoral por el otro, ciertamente pueden
una función del tiempo y, lo que es más importante, no es algo que pueda estar relacionados, sin embargo, están lejos de ser mutuamente equivalentes. Las
caracterizarse nuevamente. 'sistemas' de partidos emergentes. alineaciones electorales podrían cambiar, por ejemplo, incluso de una manera
bastante dramática, sin necesariamente afectar significativamente la estructura de
De hecho, lo más sorprendente de los nuevos sistemas de partidos, como los que la competencia y, por lo tanto, sin alterar necesariamente el carácter del propio
están surgiendo actualmente en la Europa poscomunista, por ejemplo, es sistema de partidos. A la inversa, la estructura de la competencia partidaria y, por
precisamente su falta de cierre y, por lo tanto, su falta de sistematización (véase el
89

lo tanto, la naturaleza del propio sistema de partidos podrían transformarse antes, experimenta alternancia mayorista y parcial en el gobierno de manera
repentinamente, incluso sin ningún flujo electoral previo significativo. regular. Además, una vez, y aún mantiene ahora, una estructura de competencia
relativamente abierta y por lo tanto un sistema de partidos relativamente sin
En Dinamarca, por ejemplo, las elecciones de 1973 fueron testigos de uno de los restricciones. Al menos en estos términos, parece que 1973 no ha hecho ninguna
cambios electorales más importantes que se hayan producido en la Europa de diferencia significativa (en la situación danesa, véase Pedersen, 1987, 1988, y
posguerra, lo que dio como resultado una duplicación inmediata del número de Bille, 1990).
partidos representados en el parlamento. Antes de 1973, cinco partidos habían
estado representados en el Folketing danés, y en conjunto representaban alrededor El caso italiano en 1994 también podría ofrecer un ejemplo útil, aunque todavía
del 93% del total de votos. Como resultado de las elecciones de 1973, cinco nuevos no se sabe si realmente se está llevando a cabo una verdadera transformación del
partidos obtuvieron representación, y el total de votos obtenidos por los partidos sistema de partidos (ver especialmente el análisis de Bartolini y D'Alimonte,
anteriormente representados cayó a menos del 65 por ciento. Este fue un cambio 1995). A primera vista, no existe otro sistema de partidos occidentales establecido
masivo según cualquier norma, y dado que los nuevos entrantes al parlamento que haya experimentado un cambio tan profundo. A nivel electoral, por ejemplo,
incluían tanto al Partido Comunista de larga data como al Partido de Progreso de después de décadas de relativa estabilidad, el concurso de 1994 dio como resultado
derecha recién formado, también dio como resultado un aumento importante en el un nivel de volatilidad de alrededor del 37,2%, que no solo es la cifra más alta
nivel de polarización. registrada en la historia italiana, sino que, lo que es aún más sorprendente, es
sustancialmente mayor entre 1885 y 1989.10 En términos de formato, el sistema
En la práctica, sin embargo, es ciertamente posible cuestionar si este cambio tuvo también se ha transformado totalmente, con el surgimiento de nuevos partidos y la
algún impacto sistémico real en Dinamarca. Para estar seguros, se tuvo que formar reconstitución de partidos establecidos, lo que lleva a una situación en la que
un nuevo gobierno, que, de hecho, era un gobierno liberal minoritario y de un solo prácticamente ninguno de los partidos actualmente representados en el nuevo
partido, el primero en asumir el cargo desde 1945. Por otra parte, este gobierno parlamento de 1994 estuvieron representados con el mismo nombre o en la misma
innovador fue luego sucedido por un socialdemócrata. Gobierno minoritario, que forma que en 1987. Finalmente, también se puede argumentar que también ha
era precisamente la misma forma de gobierno que había ocupado el cargo antes de habido un cambio importante en el nivel de polarización, como resultado de la
la elección del terremoto de 1973, y finalmente por una coalición centreright, que transformación del Partido Comunista en el Partido Democrático de la Izquierda
estaba compuesta de manera diferente pero por lo demás esencialmente similar a por un lado y, por otro lado, la transformación del Movimiento Social (MSI) en la
las otras coaliciones de centro derecha que habían gobernado Dinamarca A Alianza Nacional (AN) y su incorporación al gobierno, que, al menos en el sentido
principios de los años cincuenta y finales de los sesenta. Sin duda, el aumento de del término de Sartori, deja a Italia ahora sin un partido "antisistema" relevante.
la fragmentación y el mayor grado de polarización dificultaron el gobierno después
de 1973, antes de la breve coalición de cuatro partidos que asumió el poder en Estos son ciertamente cambios profundos. Sin embargo, la pregunta más relevante
enero de 1993, ningún gobierno posterior a 1973 había obtenido el estatus de es si estos cambios tendrán algún impacto a largo plazo en la estructura de la
mayoría en el parlamento (aunque tal un estado también había sido bastante competencia. La estructura de la competencia en el "viejo" sistema de partidos era
excepcional incluso antes de 1973); los gobiernos tendían a colapsarse con más ciertamente clara. Los gobiernos se formaron fuera del centro, fueron dominados
frecuencia que antes; ahora había un mayor recurso a las elecciones, aunque esto por los demócratas cristianos e involucraron el cambio de alianzas con alternancia
no era raro antes de 1973; y finalmente, como se señaló anteriormente, los nuevos parcial en el centro-izquierda y centro-derecha, excluyendo tanto a la extrema
partidos eventualmente tuvieron que ser acomodados en el gobierno, aunque al izquierda (PCI) como a la extrema derecha (MSI). Cualquier cambio fundamental
Partido del Progreso aún no se le ha otorgado este privilegio particular. Pero la en este patrón, por lo tanto, ahora requeriría que los gobiernos se formen casi
pregunta sigue siendo si este cambio masivo en las preferencias electorales ha exclusivamente desde la izquierda o desde la derecha (creando el potencial de
tenido algún efecto real en la estructura de la competencia de los partidos y en el alternancia al por mayor), requeriría la incorporación (o desaparición) de los
propio sistema de partidos. Dinamarca es ahora, pero siempre ha sido, bastante extremos, y, en este nuevo bipolar. Mundo, requeriría la marginación de la
innovadora en términos de fórmulas de gobierno; es ahora, y siempre ha sido, posición independiente del centro.
razonablemente abierto a nuevos partidos que llegan al gobierno; y ahora, como
90

Con la formación del gobierno de derecha de Berlusconi en 1994, ciertamente tan evidentemente regional, también pueden indicar un cambio potencialmente
parecía posible que surgiera tal patrón. Sin embargo, tal vez, irónicamente, pronto duradero en las alineaciones electorales. Este es un cambio sustancial por
quedó claro que la nueva alianza sería incapaz de mantener su coherencia o su cualquier norma.
mayoría, y que cualquier consolidación de su posición requeriría la aprobación y
la incorporación del centro ahora reducido, representado por El sucesor del DC, el Al mismo tiempo, sin embargo, también hay una continuidad sorprendente, en el
Partido Popular (PPI). Al mismo tiempo, el PPI en sí estaba dividido, siendo sentido de que el Partido Liberal, el opositor tradicional de los conservadores y
particularmente reacio a compartir el poder con los sucesores de la antigua extrema una alternativa a ellos, ahora está de vuelta en el gobierno con una mayoría
derecha, la Alianza Nacional, y con algunas secciones que preferían incorporar, o poderosa, y por lo tanto al menos por ahora, y En cuanto a los patrones de
aliarse con, el nuevo centro-izquierda, como se representa. Por el Partido alternancia, el grado de innovación y el grado de acceso al gobierno de los nuevos
Demócrata de la Izquierda. A partir de ahora, por supuesto, es demasiado pronto partidos, Canadá permanece como lo ha sido durante décadas. En un nivel, el
para sugerir qué patrones o alineamientos futuros podrían surgir, y en este sentido sistema ciertamente ha cambiado: los liberales ahora se enfrentan a dos partidos
la estructura de la competencia podría considerarse bastante abierta e principales de la oposición en lugar de solo a uno, y ahora ha surgido una división
impredecible, lo que, al menos a corto plazo, representa Un cambio fundamental. regional en el escenario federal de una manera que daña claramente las
Además, si el centro se divide en "izquierda" y "derecha", como parece ser el perspectivas de Canadá de mantener su familiar estilo británico. Patrón de
patrón actual, podría desarrollarse una estructura bipolar completamente nueva, y alternancia mayorista en el futuro. Sin embargo, y al igual que en el caso italiano,
esto ciertamente transformaría el sistema de partidos italiano. Pero si un centro es precisamente porque este potencial de cambio aún está por darse cuenta de que,
independiente se reconstituye, y si es capaz de sacar el máximo provecho de su hasta el momento, es imposible hablar de cualquier transformación fundamental
posición central, jugando izquierda contra derecha de una manera que le permita en la estructura de la competencia.
construir una alianza amplia en todo el centro, entonces, a pesar de los diferentes
actores y por sus diferentes ponderaciones en el sistema, bien podría recrear más Finalmente, y para un ejemplo completamente diferente, podemos recurrir al caso
o menos la misma estructura de competencia que había prevalecido antes de la irlandés (Mair, 1987a, 1993). Al carecer de una estructura de escisión fuerte, y
década de 1990 (Bartolini y D'Alimonte, 1995). Como en Dinamarca, por lo tanto, caracterizada por una continuidad institucional bastante marcada, el sistema de
pero más notablemente, los cambios masivos en el nivel del electorado y en el partidos se había estabilizado en gran parte por una estructura de competencia muy
formato del sistema de partidos podrían terminar en un sistema de partidos que rígida, en la que los gobiernos que tomaron el poder durante la mayor parte del
refleje más continuidad que cambio. La posibilidad ciertamente existe. período de posguerra fueron formados por Fianna Fail en el país, por un lado, o
por una coalición a veces abigarrada de los opositores de Fianna Fail
Los signos de interrogación también se ciernen sobre el alcance real del cambio (principalmente Fine Gael y el Partido Laborista) por el otro. De hecho, en el
en el sistema de partidos canadiense, a pesar del terremoto electoral de 1993. En período más reciente, estas alternativas también se reemplazaron entre sí en el
este caso, como en Italia, el nivel de volatilidad se elevó a un máximo sin cargo con una regularidad notable, con cada elección de 1973 a 1987 que resultó
precedentes del 42 por ciento, casi cinco veces más que el de El nivel promedio en una alternancia general en el cargo. Esta estructura duradera de la competencia
de volatilidad registrado en las décadas de 1970 y 1980. Las consecuencias tuvo dos efectos principales. En primer lugar, proporcionó a Fianna Fail uno de
también fueron de gran alcance, ya que el poderoso partido conservador se redujo los fundamentos principales para su apelación, en el sentido de que el partido
a solo el 16% de los votos (su participación más baja desde 1949) y, lo que es más obtuvo una gran ventaja electoral del hecho de que era el único partido que tenía
sorprendente, a solo dos escaños (frente a 169 en la elección anterior). ). Además, el potencial de proporcionar un gobierno de un solo partido, y para esta razón, por
dos partidos nuevos, el Partido de la Reforma y Bloc Quebecois, obtuvieron una ejemplo, evitó deliberadamente y muy públicamente la idea de unirse con
representación sustancial en el parlamento, los primeros partidos fuera de la cualquier otra parte, prefiriendo oponerse en aquellas ocasiones en que no podía
corriente principal lo hicieron desde la desaparición efectiva del Crédito Social a comandar a una mayoría trabajadora. En segundo lugar, esta estructura de
mediados de la década de 1970 (para análisis de los acontecimientos recientes en competencia ayudó a evitar que Labor, el tercero en el sistema, movilizara
el Canadá) sistema de partidos, ver Bakvis, 1988, 1991; Carty, 1994 y Maclvor, cualquier estrategia independiente y que pudiera realinearse. De hecho, el partido
1995). Además, precisamente porque estos dos nuevos partidos tienen un carácter estuvo casi perpetuamente limitado por la elección de languidecer en oposición o,
91

independientemente de los problemas de política involucrados, unirse con Fine quedan interrogantes sobre si se podría desarrollar un nuevo tipo de sistema de
Gael como socio menor en una coalición que no es Fianna Fail. Ninguna otra partidos (Canadá e Italia). Y lo más importante aquí es que cada una de estas
opción estaba disponible. instancias, por lo tanto, subraya la necesidad de separar la noción de estabilidad /
cambio del sistema de partidos, por una parte, y la estabilidad / cambio electoral,
En 1989, sin embargo, todo esto cambió, cuando, por una variedad de razones, por otra.
incluida la ambición a corto plazo de su líder del partido en ese momento, Fianna
Fail realizó una volte-face y decidió formar parte de la coalición con un ala de Sin embargo, no solo eso, sino lo que puede ser más interesante acerca de la
derecha recientemente formada. Partido liberal, los demócratas progresistas separación de estos dos procesos y el reconocimiento de que el cambio en los
(Laver y Arkins, 1990). Cuatro años después, tras el colapso de ese primer sistemas de partidos puede deberse a factores distintos al cambio electoral, factores
experimento, el partido formó una nueva coalición, esta vez con el Partido como los cambios en el comportamiento de la elite, en la estrategia de los partidos.
Laborista. El resultado de ambas decisiones fue una transformación efectiva del En los patrones de competencia, o lo que sea, es que también brinda la oportunidad
sistema de partidos, con la coalición de Fianna Fail con los Demócratas de revertir la cadena de influencia convencional, y de probar hasta qué punto la
Progresistas socavando efectivamente los cimientos sobre los cuales se había estabilidad (o cambio) del sistema de partidos puede llevar a la estabilidad (o
estructurado el sistema de partidos de posguerra, y con su coalición con el cambio) electoral, en lugar de simplemente al revés.
Laborismo, más o menos destruyendo esos viejos fundamentos en su totalidad.
Antes de 1989, el sistema de partidos irlandés se había estructurado en torno a un Las alineaciones electorales están, por supuesto, estabilizadas por una variedad de
patrón bipolar de competencia: Fianna Fail frente al resto. Al ingresar a la factores, de los cuales la estructura de escisión es quizás la más importante (Lipset
coalición con un partido nuevo y aparentemente 'no alineado', Fianna Fail había y Rokkan, 1967; Bartolini y Mair, 1990). Al mismo tiempo, sin embargo, la
dañado la integridad del primero de esos dos polos. Más tarde, al entrar en la estabilización a largo plazo de los electorados no debe considerarse simplemente
coalición con uno de sus oponentes tradicionales, con uno de "el resto", forzó el como una función de los lazos que unen a grupos sociales distintos (católicos,
colapso del segundo polo. En definitiva, no quedaba nada del antiguo orden. trabajadores, agricultores, etc.) con partidos o bloques de partidos. Sin duda, la
estructura social ha demostrado ser un importante elemento estabilizador,
Pero lo que quizás sea la característica más sorprendente de esta transformación especialmente en países con fuertes divisiones o subculturas sociales, como Italia,
fue el hecho de que, al menos inicialmente, y en contraste con los casos de los Países Bajos y Suecia. Pero si la estructura social fuera el único agente de
Dinamarca, Italia y Canadá, ocurrió en un contexto de cambio electoral congelación, ciertamente habríamos presenciado un cambio mucho mayor en los
relativamente mínimo. El nivel de volatilidad en las elecciones de 1989 fue de solo alineamientos electorales europeos en los años 70 y 80 de lo que realmente ha sido
7.8 por ciento, que estuvo por debajo del promedio de posguerra en Irlanda (Mair, el caso. El hecho es que muchos de los viejos partidos tradicionales en Europa
1993: 164), y la mayor parte de esto se debió a la fuerte caída en el apoyo a los siguen vivos y pateando a pesar del debilitamiento generalizado de las identidades
demócratas progresistas desde su primer salida exitosa en 1987. En otras partes religiosas y de clase, y a pesar de los procesos de individualización a largo plazo
del sistema, y entre los partidos establecidos, el apoyo al Trabajo aumentó de 6.4% (ver el Capítulo 4 más arriba).
a 9.5%, el apoyo a Fine Gael aumentó de 27.1% a 29.3% y el apoyo a Fianna Fail
se mantuvo precisamente al 44,1 por ciento. Continuidades electorales De hecho, hay una variedad de factores involucrados aquí, y los sistemas de
sustanciales, por lo tanto, acompañaron lo que claramente se convertiría en una partidos y alineaciones electorales también están congelados por las limitaciones
transformación fundamental del sistema de partidos. impuestas por estructuras institucionales como el sistema electoral y por los
esfuerzos organizativos de los propios partidos (Bartolini y Mair, 1990). Sin
Lo que vemos aquí, entonces, es una instancia en la que un cambio electoral embargo, lo más relevante en este contexto es que un agente de 'congelamiento'
sustancial no parece haber conducido a un cambio significativo en el sistema de adicional puede ser las restricciones impuestas por la estructura de la competencia
partidos (Dinamarca); una instancia en la que ha habido un cambio importante en de los partidos y por su relación con los procesos de formación del gobierno. 11
el cambio del sistema de partidos a pesar de la estabilidad electoral previa Como se señaló anteriormente (Capítulo 8), La estructura cerrada de la
(Irlanda); y dos casos en los que, a pesar del flujo electoral extraordinario, aún competencia limita claramente las preferencias de los votantes, ya que limita la
92

elección de las opciones de gobierno de una manera similar a los límites en la actuar para estabilizar las alineaciones electorales. En este sentido, los votantes no
elección de los partidos en sistemas no fragmentados. Por lo tanto, una estructura están simplemente expresando preferencias por partidos individuales; más bien,
cerrada de competencia también mejora claramente la estabilidad del sistema de aunque no siempre en el mismo grado en diferentes sistemas de partidos, y esto en
partidos y, de hecho, ayuda a garantizar que los sistemas de partidos generen su sí mismo es una fuente importante de varianza transnacional (e interinstitucional),
propio impulso y, por lo tanto, se paralicen. En resumen, la estabilización de los también están expresando preferencias por los gobiernos potenciales. Y de la
sistemas de partidos es, al menos en parte, una función de la consolidación de una misma manera que un cambio en el rango de partidos en oferta puede actuar para
estructura de competencia dada. socavar las preferencias establecidas, 12 también lo puede hacer un cambio en el
rango de opciones de gobierno, y por lo tanto un cambio en la estructura de la
Lo que esto también implica, por supuesto, y quizás lo más interesante, es que un competencia, actuar para socavar el establecimiento establecido. Preferencias y
cambio en esa estructura puede actuar para desestabilizar el sistema de partidos. promover la inestabilidad.
En Italia, por ejemplo, la "legitimación" del Partido Democrático de la Izquierda
estableció, por lo menos parcialmente, la base de un cambio generalizado en las Se podría ver que un proceso de este tipo se está desarrollando en muchos de los
preferencias electorales en 1992 y 1994, que socavó los términos de referencia por sistemas de partidos establecidos en Europa occidental, ya que la evidencia sugiere
los cuales la competencia del partido italiano había sido Estructurado desde finales que ahora estamos presenciando un cambio importante en los patrones
de los años cuarenta. Los votantes italianos, así como los propios partidos tradicionales de formación de gobiernos. Hay dos tendencias que son relevantes
italianos, durante mucho tiempo se vieron limitados por la creencia de que no había aquí, cada una de las cuales sugiere que las estructuras de competencia cerradas
alternativa a un gobierno dominado por la democracia cristiana. Y una vez que tal anteriormente podrían comenzar a abrirse y, por lo tanto, podrían promover una
alternativa finalmente emergió a través de la transformación del inaceptable mayor incertidumbre electoral en el futuro. En primer lugar, como se señaló en
Partido Comunista en el altamente aceptable Partido Democrático de la Izquierda, otra parte de este volumen, las últimas dos décadas han visto la apertura del
se eliminó este ancla en particular, y los votantes comenzaron a cambiar en un gobierno a una gama cada vez más amplia de partidos políticos, con casi todos los
número relativamente grande, lo que finalmente llevó a la virtual desaparición de partidos establecidos y sustanciales en Europa occidental ganando al menos un
El partido demócrata cristiano una vez dominante. También en Irlanda, después período en el gobierno, y con el resultado de que gobernar, aunque solo sea
de décadas en las que no hubo cambios importantes en el balance electoral del esporádicamente, es ahora una experiencia estándar para la mayoría de los
sistema de partidos, la base de estabilidad a largo plazo finalmente se vio socavada partidos. En segundo lugar, una impresión relacionada con los desarrollos a nivel
en 1989 cuando el partido dominante, Fianna Fail, decidió por primera vez Entrar de gobierno sugiere que los sistemas de partidos se caracterizan cada vez más por
en una coalición con otro partido. Antes de eso, como se señaló anteriormente, la una ampliación gradual del rango de alternativas de coalición, creando la
competencia partidaria se había estructurado en torno a la oposición entre Fianna impresión de una creciente promiscuidad en el proceso de formación de
Fail en un lado y todos los partidos más pequeños en el otro, y esto había coaliciones, que, a su vez, es También es probable que tenga impacto sobre las
restringido severamente y estabilizado las preferencias de los votantes. A partir de estructuras de competencia dentro de los sistemas de partidos.
1989, sin embargo, cuando se eliminaron estas restricciones, el potencial de
cambio aumentó considerablemente, y por lo tanto, mientras que el nivel de Si estas tendencias continúan, entonces es ciertamente posible que podamos
volatilidad anterior a la primera coalición de Fianna Fail fue relativamente mudo, presenciar la progresiva destrucción de los patrones tradicionales de la
la elección subsiguiente fue testigo de un aumento importante en la volatilidad que competencia partidaria, con patrones que antes eran cerrados y que cada vez dan
resultó en una duplicación del voto laborista al nivel más alto jamás registrado: el más paso a un estilo que es a la vez más abierto y menos predecible, un desarrollo
resultado, sencillamente, de la eliminación de lo que hasta ese momento había sido que ya se ha desarrollado. Aparecer en la década de 1990 tanto en Irlanda como
la restricción más poderosa para la movilidad electoral. en Italia. Es probable que el resultado sea la eliminación de una restricción
importante en la elección de los votantes, y el potencial, al menos, de una
Esta es quizás una manera indirecta de decir que la estructura de la competencia, desestabilización significativa de las alineaciones electorales establecidas. Por
y la estructura de la competencia para el gobierno en particular, puede imponer supuesto, aún quedan otras restricciones a la movilidad electoral, que incluyen
una restricción importante en la elección de los votantes y, por lo tanto, puede tanto la inercia institucional como la propia estructura de división; pero si este
93

anclaje en particular comienza a cambiar, y si las estructuras de competencia


comienzan a abrirse, entonces ciertamente aumentará el alcance de la
incertidumbre.