Anda di halaman 1dari 17

Marzo

9
Lección

10

 Obreros Evangélicos, pág. 56


“Sin argumentos elaborados ni sutiles teorías, declaró Juan su
mensaje. Sorprendente y severa, aunque llena de esperanza, se
oía su voz en el desierto: ‘Arrepentíos, que el reino de los cielos se
ha acercado.’ Conmovió al pueblo con nuevo y extraño poder. Toda
la nación fué sacudida. Multitudes acudieron al desierto”
(Obreros Evangélicos, pág. 56).
1
En esos días se presentó Juan el
1
Bautista predicando en el desierto de
Judea. (3:2) Decía: ¡Arrepentíos, que el
reino de los cielos se ha acercado!
(10:6) Id más bien a las ovejas perdidas

de Israel. (10:7) Y proclamad que el


reino de los cielos está cerca.
Solo una obra como la que hizo Juan,
debe llevarse a cabo en estos últimos
días. El Señor está dando mensajes a
su pueblo, a través de los
instrumentos que ha elegido, y debía
haber prestado atención a las
admoniciones y advertencias
enviadas. El mensaje que precedió al
ministerio público de Cristo fue,
arrepentíos, publicanos y pecadores;
arrepentíos, fariseos y saduceos;
‘Porque el reino de los cielos se ha
acercado’... Como pueblo que cree en
EL MENSAJE

la pronta aparición de Cristo,


tenemos un mensaje definitivo que
llevar: ‘Prepárate para encontrarte
con tu Dios.

Mateo 3:1, 2; 10:6, 7; The Southern Work, 21 de marzo 1905


2
Desde entonces empezó Jesús a predicar:
2 Arrepentíos, que el reino de los cielos está cerca.
Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a
Galilea predicando el evangelio del reino de Dios.
(15) Decía: El tiempo se ha cumplido, el reino de

Dios está cerca. ¡Arrepentíos, y creed al evangelio!.


Fue primeramente en Judea donde se proclamó la
llegada del reino y se llamó al arrepentimiento....
“Allí prosiguió su obra algunos meses antes de
predicar el Sermón del Monte. El mensaje que
había proclamado por toda esa región: ‘El reino de
los cielos se ha acercado’, había llamado la
atención de todas las clases y dado aún mayor
pábulo a sus esperanzas ambiciosas. La fama del
nuevo Maestro había superado los confines de
Palestina y, a pesar de la actitud asumida por la
jerarquía, se había difundido mucho el sentimiento
de que tal vez fuera el Libertador que habían
esperado. Grandes multitudes seguían los pasos de
Jesús y el entusiasmo popular era grande.
Algunos de esos discípulos se habían vinculado con
EL MENSAJE

Cristo al principio de su ministerio, y los doce vivían


casi todos asociados entre sí como miembros de la
familia de Jesús. No obstante, engañados también
por las enseñanzas de los rabinos, esperaban, como
todo el pueblo, un reino terrenal.
Mateo 4:17, Marcos 1:14, 15; El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 9
3
Decía: ¿A qué es semejante el reino de Dios?
3 3 parábola lo describiremos? (31) Es como
¿Con qué
el grano de mostaza, que cuando se siembra, es
la más pequeña de las semillas de la tierra.
Entre la multitud que escuchaba las enseñanzas
de Cristo había muchos fariseos. Estos notaron
desdeñosamente cuán pocos de sus oyentes lo
reconocían como el Mesías. Y discutían entre sí
cómo este modesto maestro podría exaltar a
Israel al dominio universal. Sin riquezas, poder u
honor, ¿cómo había de establecer el nuevo
reino? Cristo leyó sus pensamientos y les
contestó.
NATURALEZA DEL REINO DE DIOS

¿A qué haremos semejante el reino de Dios? ¿O


con qué parábola le compararemos?’ Entre los
gobiernos terrenales no había nada que pudiera
servir para establecer una semejanza. Ninguna
sociedad civil podía proporcionarle un símbolo.
‘Es como el grano de mostaza—dijo él—, que
cuando se siembra en tierra, es la más pequeña
de todas las simientes que hay en la tierra; mas
después de sembrado, sube y se hace la mayor
de todas las legumbres, y echa grandes ramas,
de tal manera que las aves del cielo pueden
morar bajo su sombra.
Marcos 4:30, 31; Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 54
4
Entonces Jesús les dijo: Los
4 reyes de las naciones se
enseñorean de ellas, y los que
sobre ellas tienen autoridad
se hacen llamar bienhechores.
(26) Pero vosotros no sois así.

Antes el mayor entre vosotros,


sea como el más joven; y el
que dirige, como el que
sirve.... (29) Yo, pues, os asigno
un reino, como mi Padre me lo
asignó a mí.
Precisamente antes de dejar a
NATURALEZA DEL REINO DE DIOS

sus discípulos, Cristo explicó


claramente una vez más la
naturaleza de su reino. Les
recordó las cosas que les
había dicho anteriormente
respecto a ese reino. Declaró
que no era su propósito
establecer en este mundo un
reino temporal. No estaba
destinado a reinar como
monarca terrenal en el trono
de David.
Lucas 22:25, 26, 29; Los Hechos de los Apóstoles, pág. 24
5
Pero si yo echo los demonios por el
5 Espíritu de Dios, entonces
ciertamente el reino de Dios ha
llegado a vosotros.
Pero si por el dedo de Dios, yo echo
los demonios, entonces el reino de
Dios ha llegado a vosotros.
Cuando estaba por aparecer el
Mesías prometido, éste fué el
mensaje del precursor de Cristo:
Arrepentíos, publicanos y
pecadores; arrepentíos, fariseos y
saduceos, ‘que el reino de los cielos
se ha acercado.
El reino de Dios no se revela por
apariencias que atraigan la atención.
Se manifiesta por la calma
proveniente de su palabra, por la
EL REINO PRESENTE

operación interna del Espíritu


Santo, por la comunión del alma
con Aquel que es su vida. La mayor
manifestación de su potencia se
produce cuando en la naturaleza
humana se cultiva la perfección del
carácter de Cristo.

Mateo 12:28, Lucas 11:20; Profetas y Reyes, pág. 528, Testimonios para la Iglesia, tomo 7, pág. 139
6
La ley y los profetas fueron proclamados
6 hasta Juan. Desde entonces se predica la
buena nueva del reino de Dios, y todos
se esfuerzan por entrar en él.
Desde los días de Juan el Bautista hasta
ahora, el reino de los cielos sufre
violencia, y los esforzados se apoderan
de él.
Ni dirán: ‘Aquí está, o allí’, porque el
reino de Dios está entre vosotros ya.
El reino de Dios principia en el corazón.
No busquéis aquí o allí manifestaciones
de poder terrenal que señalen su
comienzo.
Os pregunto: ¿Está el reino de Dios
dentro de vosotros? El pueblo de Dios ha
de componerse de hombres que estén
EL REINO PRESENTE

siempre listos, siempre a las órdenes de


Jesucristo. Ya ha llegado el tiempo en
que en un momento podremos estar
pisando tierra firme y en el siguiente la
tierra estará moviéndose debajo de
nuestros pies. Ocurrirán terremotos
donde menos se los espera.

Lucas 16:16, Mateo 11:12, Lucas 17:21; El Deseado de Todas las Gentes, pág. 467,
Testimonios para Ministros, pág. 421
7
Venga tu reino. Sea hecha tu voluntad en
7 la tierra, como en el cielo. (8:11) Os digo
que vendrán muchos del oriente y del
occidente, y se sentarán con Abrahán,
Isaac y Jacob en el reino de los cielos.
Porque os digo que no la comeré más,
hasta que se cumpla en el reino de Dios.
“¿No habían proclamado poco antes por
doquiera: ‘El reino de los cielos se ha
acercado?’ ¿No había prometido Cristo
mismo que muchos se sentarían con
Abrahán, Isaac y Jacob en el reino de
Dios? ¿No había prometido a cuantos lo
EL GLORIOSO REINO ES FUTURO

habían dejado todo por su causa cien


veces tanto en esta vida y una parte en
su reino? ¿Y no había hecho a los doce la
promesa especial de que ocuparían
puestos de alto honor en su reino, a
saber que se sentarían en tronos para
juzgar a las doce tribus de Israel?
Acababa de decir que debían cumplirse
todas las cosas escritas en los profetas
concernientes a él. ¿Y no habían
predicho los profetas la gloria del reino
del Mesías?

Mateo 6:10; 8:11, Lucas 22:16; El Deseado de Todas las Gentes, pág. 501
“El mensaje que precedió el ministerio del Hijo de Dios fue:
Arrepentíos, publicanos; arrepentíos, fariseos y saduceos;
‘porque el reino de los cielos se ha acercado’ Mateo 3:2. Nuestro
mensaje no debe ser de ‘paz y seguridad’ 1 Tesalonicenses 5:3.
Como pueblo que cree en el pronto regreso de Cristo, tenemos
una obra que realizar, y un mensaje que proclamar: ‘Prepárate
para venir al encuentro de tu Dios’ Amós 4:12. Debemos elevar
las normas y predicar el mensaje del tercer ángel: los
ESTUDIO ADICIONAL

mandamientos de Dios y la fe de Jesús” (Mensajes Selectos,


tomo 2, pág. 171).