Anda di halaman 1dari 4

Características del producto o servicio a realizar en el objeto de proyecto

Producto

Cuando comercializamos un producto en la empresa debemos saber cuáles

son las características que lo definen. Son características de un producto las

particularidades de este que forman parte de la oferta. Ya se trate de características

reales o percibidas por el consumidor.

En primer lugar, deben de tenerse en cuenta los componentes del producto,

los requerimientos a cumplir de la normativa vigente, y, en su caso, los que dicten

las costumbres sociales o religiosas.

La presentación, con sus distintas adaptaciones de tamaño, color, estilo…

Juega un papel muy importante en la percepción que el consumidor tiene de un

determinado producto. A veces el color del producto se usa para reforzar las

características de la marca en cuestión.

Las características funcionales están relacionadas con los usos del producto

y los métodos de operación. En este sentido, nuevas posibilidades de uso pueden

expandir la potencialidad de un producto. A veces, los distintos usos pueden

percibirse en el comercio internacional, observando la utilización de los mismos en

distintas zonas geográficas o países.

Las características, como los atributos del producto, pueden también

clasificarse en físicas funcionales y psicológicas. Y se distinguen de los atributos,

porque una modificación en una característica produce un cambio en el producto,


pero no un producto diferente, o que sea susceptible de comercialización

independiente. Además, las características de un producto pueden ser generales o

técnicas.

a) Características generales de un producto

Se trata del conjunto de aspectos que se incorporan al producto y que tienen

por objeto cubrir las exigencias del consumidor. Las características pueden ser

tangibles e intangibles según que puedan o no percibirse por los sentidos.

1. Dentro de las características tangibles están:

• El núcleo,

• El precio,

• El diseño,

• El envase,

• El etiquetado.

2. Dentro de las características intangibles puede hablarse de:

• La calidad, que se define en función de la comparación de las características

básicas del producto con los estándares y/o los productos de la competencia.

• Las marcas o signos distintivos, que permiten identificar el producto y

distinguirlo de los idénticos o similares de la competencia.


• La imagen corporativa, que constituye el reflejo de la información recibida

sobre el producto en la mente del consumidor.

• Los servicios, constituyen también valores añadidos al producto y permiten

diferenciarlo de otros.

b) Características técnicas de un producto

Cuando se habla de características técnicas se hace referencia a la forma en

que aparecen en las características reflejadas en una ficha técnica de producto, y

que, en la mayoría de los casos, no son completamente entendidas por el

consumidor medio.

Servicio

Se trata de la descripción de los elementos esenciales de aquellos servicios

que forman parte integrante del paquete ofertado al vender un producto concreto.

Hablamos de reparaciones, piezas, personal especializado.

Estas características se enfrentan, además, en el caso de que el producto se

comercialice a nivel global, con variaciones de uso. Y, por tanto, a la necesidad de

variar también los servicios ofertados.

En definitiva, las características de un producto son los elementos o

particularidades del mismo que lo definen, y, por tanto, permiten distinguirlo de otros

productos. Por ello, resultan esenciales a la hora de realizar la labor primordial para
enajenar un producto, es decir, lograr que los consumidores lo vean de un modo

distinto, ya se compare con productos del mismo género o sustitutivos.