Anda di halaman 1dari 2

Disertación

Introducción (Buenas voy a hablar sobre el capítulo IV “La diversidad es riqueza,


desafío y misterio” del libro Déficit atencional de niños y adoleces, de Amanda
céspedes
El desarrollo cognitivo, emocional y social, sabemos que es el resultado de la
evolución; el ADN del genoma está al servicio del cambio y la adaptación.
Además de esta porción de ADN existen los genes de transcripción, los cuales
carecen de información específica pero siempre están dispuestos a los desafíos
provenientes del ambiente,
También abemos que la pauta de maduración cognitiva, emocional y social no se
cumple en todos los niños, de hecho estadísticamente 3 de cada 4 niños y niñas en
sus primero 20 años muestran un patrón neuroma durativo dentro de lo esperado.
Aquellos niños y niñas que han tenido la fortuna de desarrollarse en un ambiente
favorable, deberían responder de manera correcta a los desafíos cognitivos y sociales
propios del crecer, para llegar a ser adultos integralmente sanos.
También tenemos aquellos individuos que muestran una pauta madurativa particular
que se caracteriza por una adquisición temprana y sólida de las conquistas cognitivas
y sociales; Suelen ser aquellos que durante toda su escolaridad se destacan en las
distintas áreas del desarrollo social, cognitivo, emocional, intelectual, etc.
Son genes polimórficos que contienen variaciones de una secuencia de ADN en un
determinado punto, el resultado va a ser un fenotipo distinto, es decir la existencia de
estos genes polimórficos debería ser considerada la fuente de la diversidad y del
cambio. Todos los genes o alelos que codifican un organismo se denominan genotipo,
mientras que el fenotipo es la expresión observable de dicha codificación.
Factores
El ambiente puede actuar como un motor que da un ilimitado impulso de desarrollo al
cerebro infantil o como un factor que lo daña inevitablemente. Algunos de los factores
que lo conforman son medianamente estables como la geografía, mientras que otros
como el factor humano van cambiando a lo largo del tiempo. Cuando hay cambios
profundos que perduran a través de los años, producen un cambio en los genes, por lo
tanto dan origen a estructuras y funciones nuevas.
Un modo de ejemplo, antes de los años 70 el 70% de los niños en edad pre escolar
eran procesadores verbales secuenciales de la información, pero en el último siglo la
situación ha cambiado, la mayoría de los niños en edad pre escolar procesan la
información a través del modo viso espacial simultaneo; todo gracias al cambio de una
sociedad ambiental altamente tecnológica.
Habitualmente se piensa que la vulnerabilidad en el desarrollo integral infantil se
asocia a la pobreza y es más frecuente en países con un bajo desarrollo, y es verdad,
pero es una ecuación compleja, pues los niños que crecen en hogares ricos, con
acceso a bienes de consumo, a una óptima alimentación y a amplias oportunidades de
enriquecimiento intelectual, son vulnerados igualmente, pues hay numerosos factores
que pueden actuar de modo adverso, como el sedentarismo y su secuela inevitable, la
obesidad infantil. Además esta la sobreprotección que contra la natural curiosidad de
exploratoria infantil y la capacidad de autodeterminación poniendo énfasis en lo
material en vez de lo afectivo, transformando en un culto al consumo expresado en
materialismo, sobrealimentación y demasiada a menudo soledad afectiva.
Conclusión
Los factores adversos ambientales son nocivos para todos pero más tóxicos en
aquellos con un desarrollo distinto, es verdad que la sociedad está diseñada para el
promedio, los objetos son para gente diestra, las escuelas configuradas para niños
que siguen el patrón esperado cognitivo, social y conductual.
Los niños con pautas de desarrollo distinto al promedio son sensibles al estrés
excesivo y por desgracia el ambiente propicio para ellos es un ambiente
emocionalmente seguro; que es difícil de construir y mantener, pues exige de los
adultos compromiso y sabiduría, algo muy escaso en la gente.