Anda di halaman 1dari 6
1/6 JUZGADO DE LO PENAL N°3. DE BARCELONA PA 192/15-A SENTENCIA N° 258/15 En Barcelona, a3 de junio de 2015. Vistos por mi, ANNA MARIN ROMANCE, Magistrada Juez Sustituta del Juzgado de lo Penal n° 3 de Barcelona, en juicio oral y publico, los presentes autos de Procedimiento Abreviado, al margen referenciados, seguidos por ocho delitos contra la Hacienda Publica del art. 305 CP contra EMILIO CUATRECASAS FIGUERAS, con DNI XXXXX, mayor de edad, sin antecedentes penales, en situacion de libertad provisional por la presente causa y cuyos demas datos y circunstancias personales obran en autos; representado por el Procurador de los Tribunales Sr. Ignacio LOPEC CHOCARRO y bajo la direccién letrada del Sr. Luis Jordana DE POZAS GONZALBEZ. Ejercen la acusacion particular la Agencia Estatal de la Administracion Tributaria, defendida y representada por el Abogado del Estado, y el Departament d'Economia i Finances de la Generalitat de Catalunya representado por el Procurador de los Tribunales Sr. Jestis SANZ LOPEZ y bajo la direccién letrada de la Letrada de la Generalitat. Ejerce la acusacién publica el Ministerio Fiscal en el ejercicio de sus funciones por ley asignadas, constando los siguientes ANTECEDENTES DE HECHO IERO.- Los presentes autos de Procedimiento Abreviado dimanan de las Diligencias Previas n° 5404/2011 del Juzgado de Instruccién n° 32 de Barcelona incoadas en virtud de de querella criminal interpuesta por el Ministerio Fiscal. SEGUNDO.- EI dia 3 de junio del afio en curso se celebro la vista del juicio oral con la asistencia del Ministerio Fiscal, de las acusaciones particulares, del acusado y de su letrado defensor. TERCERO.- Antes de iniciarse la practica de la prueba, el Ministerio Fiscal, las acusaciones particulares y la defensa del acusado, con la conformidad de éste, solicitaron se dictase sentencia de conformidad con el escrito de acusacién, en el que se calificaron los hechos de autos como constitutivos de ocho delitos contra la Hacienda Publica del art. 305 CP, siendo autor el acusado, concurriendo en el mismo la circunstancia atenuante de reparacién del dafio como muy cualificada del art. 21.5° CP y 66.1.2° CP y respecto de todos los delitos, y solicitando se le impusiera por cada uno de los delitos la pena de 3 meses de prision, con 2/6 inhabilitacion especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y multa, por el global de todos ellos, de 1.522.828,11 euros, con una responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de 150 dias, asi como la pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones 0 ayudas publicas y del derecho de gozar de beneficios 0 incentivos fiscales 0 de la Seguridad Social por un periodo de 1 afio por cada uno de los delitos, y al pago de las costas procesales, con expresa inclusion de las devengadas por las acusaciones particulares personadas. Todas las partes, excepto la Abogacia del Estado, mostraron también su conformidad con el hecho que cada una de las 8 penas de 3 meses de prision, con inhabilitacion especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, sean sustituidas por otras tantas penas de 6 meses de multa con una cuota diaria de 30 euros, lo que asciende a un total de 43.200 euros, de conformidad con el art. 88 CP, debiendo cumplir en caso de impago las penas de Prision inicialmente impuestas. Dado el oportuno traslado de tal peticién a la Abogacia del Estado, manifest no oponerse. CUARTO.- Acto seguido se anticipé el fallo de la presente sentencia y manifestando jas partes su intencion de no recurrir, por lo que se declaré la firmeza del mismo. QUINTO.- En Ia tramitacion y celebracion del presente juicio se han observado las prescripciones legales exigidas al efecto. HECHOS PROBADOS Por la conformidad del acusado, se declara probado que el acusado EMILIO CUATRECASAS FIGUERAS, con DNI XXXXXX, mayor de edad y sin antecedentes penales, era en los afios 2006, 2007 y 2008, accionista y Administrador de la sociedad EMESA S.L. siéndolo también en la actualidad. La referida sociedad pertenece al acusado si bien no de manera directa, sino a través de dos sociedades intermedias. Asi, el capital social del EMESA pertenece por entero a BC PROPERTY (sociedad de nacionalidad Suiza) y ésta, a su vez, pertenece a UNION CB S.L., de nacionalidad espafiola, que era propiedad de la familia CUATRECASAS (el acusado, su entonces esposa y -en un minimo porcentaje-, las tres hijas comunes), y ello hasta el 27 de julio de 2007, fecha en que cristalizaron los acuerdos econdémicos consecuencia del divorcio de los cényuges, pasando las acciones de UNION CB por entero a la titularidad del acusado. Dicha situacién era conocida por la Administracion tributaria a raiz de las propias declaraciones que periédicamente presentaban tanto la persona fisica como las sociedades. El acusado dispuso que EMESA, S.L. dividiera su actividad, a los efectos que aqui nos ocupan, del modo siguiente: a) Por un lado se encargaba de la explotacién de los activos afectos a su genuina actividad econémica (la sociedad era duefia de diferentes inmuebles que explotaba en régimen de arrendamiento a terceras personas e igualmente poseia acciones y participaciones en diversas mercantiles que le remitian sus respectivos dividendos), faceta en la que la sociedad responde al perfil de genuina sociedad mercantil. b) Por otro, el acusado utiliz6 la sociedad para incluir en su activo bienes de uso y disfrute exclusivamente personal y familiar (concreto aspecto donde se detectan las operaciones que a continuacién se refieren 3/6 y que constituyen el objeto de la presente causa). Es asi que el acusado Emilio CUATRECASAS, al objeto de eludir la debida tributacién de los diferentes impuestos desarrollo en los periodos y con los importes a los que luego se aludira, una sucesion de negocios simulados, aparentando que dichos activos de su uso personal y familiar se hallaban afectos a una actividad econémica de tal manera que, por medio de contratos de arrendamiento, tanto las diferentes viviendas utilizadas por la familia, el barco de recreo, el mobiliario, vehiculos automéviles y en definitiva gastos propios del consumo personal y familiar, se conceptuaron como gastos vinculados a una actividad empresarial, consiguiendo con ello su deduccién en la contabilidad de la sociedad, con el correspondiente ahorro fiscal y en perjuicio de la Hacienda Publica. Los bienes objeto de tales contratos son los siguientes a) La vivienda sita en la C/ de Barcelona que constituy6 el hogar familiar del acusado hasta su separacion conyugal, fue adquirida por EMESA, gozando aquel y su familia de posesion en calidad de inquilinos. b) La que fuera segunda vivienda del matrimonio sita en ...... (Vall d’Aran), igualmente se hallaba bajo la titularidad de EMESA y alquilada por el acusado y su familia. c) La vivienda sita en ..... de esta ciudad, mas 5 plazas de garaje y trastero, adquirida por EMESA y que, acto seguido alquilé al acusado, constituyendo dicho inmueble su vivienda tras su separacion. @) Igualmente EMESA adquirié para ser alquilada por el acusado una finca en (Baix Emporda) a modo de segunda residencia (terreno, edificacion y mobiliario). e) La embarcacién de recreo de nombre *......" y los dos amarres en el Puerto de Matar6 también fueron adquiridos por EMESA y alquilados al acusado. f) Varios vehiculos automdviles fueron adquiridos por EMESA y alquilados al acusado, utilizandose algunos de ellos por personal de la tripulacion del barco o familiares. Los anteriores alquileres comprendian los gastos por adquisicién de mobiliario, electrodomésticos, decoracién, consumos y mantenimiento en general, incluyendo el personal de servicio y la tripulacion de la embarcacion Por mas que la AEAT pudiera conocer los contratos y no se haya ocultado su existencia, la vehiculizacion de todas esas operaciones arrendaticias a través de la sociedad de la que era titular el acusado privaba a las mismas de un adecuado sentido economico, al carecer tales operaciones de la necesaria rentabilidad (objeto principal de toda sociedad mercantil), constituyendo asi una apariencia juridica cuya Unica finalidad resultaba la indebida disminuci6n de la carga fiscal que correspondia al acusado. La debida tributacion de los hechos anteriormente referidos determina las siguientes consecuencias: