Anda di halaman 1dari 7

TRABAJO DE INVESTIGACIÓN

DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO I

PROFESORA: KAREN BENÍTEZ


CARRERA: DERECHO
TURNO: SÁBADO

AUTORES: LUIS RAMÍREZ / BLANCA ROJAS


DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO I
La Reforma, al romper la unidad religiosa, y la aparición de sentimientos nacionales en muchos
países, abriendo el camino a la institución estatal como institución dotada de soberanía, es decir,
de poder no sujeto a ningún otro poder, acabaron con la construcción del imperio, y con el
Papado como fuerza espiritual y política.

En relación con la teoría del Estado, tres nombres merecen ser retenidos: Nicolás Maquiavelo,
Juan Bodino y Thomas Hobbes.

1. EL EQUILIBRIO POLÍTICO EN SU PRIMERA FASE

El siglo XVII fue testigo de la aparición y consolidación de un nuevo orden internacional en


Europa. Las guerras fueron una constante del que ha sido denominado Siglo de hierro. La cruel
Guerra de los Treinta Años (1618-1648) y, ligada a la anterior, la Guerra Franco-Española que
culminó en 1659 son buen ejemplo de ello.

La Paz de Westfalia de 1648 puso fin a la Guerra de los Treinta Años. Este tratado significó el
triunfo de una “Europa horizontal”, basada en monarquías independientes y en la búsqueda del
equilibrio diplomático y militar, y la derrota de la idea de una “Europa vertical” , en la que los
reinos estarían subordinados al Emperador y al Papa.

Más que esto, La Paz de Westfalia supuso el fin de la hegemonía de los Habsburgo (Austrias) en
sus dos ramas, la de Madrid y la de Viena, en Europa.

El reinado Felipe III (1598-1621) fue un reinado pacífico. Agotada España y sus enemigos tras
las continuas guerras del siglo anterior, se paralizaron los conflictos con Francia, Inglaterra y los
rebeldes holandeses, con los que se firmó la Tregua de los Doce Años.

Con Felipe IV (1621-1665) y su valido, el Conde-Duque de Olivares, España volvió a implicarse


en los grandes conflictos europeos. La monarquía española participó en la Guerra de los Treinta
Años (1618-1648), apoyando a los Habsburgo de Viena (Emperador del Imperio Germánico) y a
los príncipes católicos alemanes. El fin de la Tregua de los Doce Años (1609-1621) añadió un
nuevo frente al conflicto.

El conflicto se inició con victorias de los Habsburgo, como la toma de Breda a los holandeses y
las victorias de Nordlingen y la Montaña Blanca en el conflicto germánico. Pronto cambió el
signo del conflicto y las derrotas se repitieron, como en Rocroi ante Francia, mientras que
franceses e ingleses atacaban las posesiones americanas. La impotencia de los Habsburgo llevó
finalmente al Tratado de Westfalia (1648) por el que se ponía fin a la Guerra de los Treinta Años
y en el que España reconoció la independencia de Holanda.

La Paz de Westfalia no marcó el fin de las hostilidades. La guerra continuó hasta 1659 contra
Francia. Finalmente en la Paz de los Pirineos (1659), Felipe IV aceptó importantes cesiones
territoriales, Rosellón y Cerdaña, Artois… en beneficio de la Francia de Luis XIII.

La débil monarquía de Carlos II (1665-1700) fue incapaz de frenar al expansionismo francés de


Luis XIV, España cedió diversos territorios europeos en las Paces de Nimega, Aquisgrán y
Ryswick. Su muerte sin descendencia provocó la Guerra de Sucesión (1701-1713) al trono
español en la que al conflicto interno se superpondrá un conflicto europeo general. La Paz de
Utrecht en 1713 significó el fin del imperio español en Europa.
2. LA PAZ DE WESTFALIA.

Los Tratados de Westfalia (1648), suscritos por la mayor parte de las potencias europeas, ponen
término a la Guerra de los Treinta Años. Se trata de acuerdos que en un principio tuvieron un
carácter más político que jurídico, y que constituyeron el punto de partida hacia un nuevo
sistema político y jurídico internacional.

Los Tratados de Westfalia sirvieron para el desarrollo del derecho internacional público, y
constituyen la base de la sociedad internacional moderna, integrada por múltiples estados que
disponen del atributo de soberanía y se reconocen como jurídicamente iguales.

Durante el siglo XVII la política de los estados fomenta la práctica de reunir congresos
internacionales. El derecho de los tratados adquiere un nuevo impulso renovador, negociándose
en congresos, aunque todavía no se concluyan acuerdos multilaterales. También se cobran
importancia elementos jurídicos tales como el dogma de la santidad de los acuerdos y el de la
inviolabilidad de los tratados (pacta sunt servanda), aunque se admite la cláusula rebus sic
stantibus.

3. EL EQUILIBRIO POLÍTICO EN SU SEGUNDA FASE

TRATADOS DE UTRECHT.

El Tratado de Utrecht, también conocido como Paz de Utrecht o Tratados de Utrecht y Rastatt,
es una serie de tratados multilaterales firmados por los países beligerantes en la Guerra de
Sucesión Española entre los años 1712 y 1714 en esas ciudades de los Países Bajos y Alemania,
respectivamente. Se consideran el fin de la guerra, aunque simultánea y posteriormente a su
firma continuaron las hostilidades (por ejemplo, en España). En este tratado, Europa cambió su
mapa político.

Tras unas conversaciones preparatorias en Londres entre Francia y Gran Bretaña, el congreso se
abrió en la ciudad holandesa de Utrecht en enero de 1712. Los resultados fueron los siguientes:

Armisticio de Francia y España con Gran Bretaña (agosto de 1712), seguido de los tratados de
paz entre Gran Bretaña y Francia (abril de 1713) y entre Gran Bretaña y España (julio de 1713).

Firma de tratados entre Francia y las Provincias Unidas, Brandeburgo, Portugal y el ducado de
Saboya (julio de 1713).

Firma de tratados entre España y el ducado de Saboya (julio de 1713), las Provincias Unidas
(julio de 1714) y Portugal (febrero de 1715).

Firma de convenios comerciales entre Gran Bretaña y España (marzo y diciembre de 1714,
diciembre de 1715 y mayo de 1716).

4. REVOLUCIÓN FRANCESA.

La Revolución francesa fue un conflicto social y político, con diversos periodos de violencia,
que convulsionó Francia y, por extensión de sus implicaciones, a otras numerosas naciones de
Europa que enfrentaban a partidarios y opositores del sistema denominado del Antiguo Régimen.
Se inició con la autoproclamación del Tercer Estado como Asamblea Nacional en 1789 y
finalizó con el golpe de estado de Napoleón Bonaparte en 1799.
Se redactó en 1793 una nueva Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano, y una
nueva constitución de tipo democrático que reconocía el sufragio universal. El Comité de
Salvacion Pública cayó bajo el mando de Maximilien Robespierre y los jacobinos desataron lo
que se denominó el Reinado del Terror (1793-1794). No menos de 10.000 personas fueron
guillotinadas ante acusaciones de actividades contrarrevolucionarias. La menor sospecha de
dichas actividades podía hacer recaer sobre una persona acusaciones que eventualmente la
llevarían a la guillotina. El cálculo total de víctimas varía, pero se cree que pudieron ser hasta
40.000 los que fueron víctimas del Terror

En 1794, Robespierre procedió a ejecutar a ultra-radicales y a jacobinos moderados. Su


popularidad, sin embargo, comenzó a erosionarse. El 27 de julio de 1794, ocurrió otra revuelta
popular contra Robespierre, apoyada por los moderados que veían peligroso el trayecto de la
Revolución, cada vez más exaltada. El pueblo, por otro lado, se rebela contra la condición
burguesa de Robespierre que revolucionario antes, ahora persigue a Verlet, Leclerc y Roux. Los
miembros de la Convención lograron convencer al "pantano", y derrocar y ejecutar a Robespierre
junto con otros líderes del Comité de Salvacion Pública. La Convención aprobó una nueva
Constitución el 17 de agosto de 1795, ratificada el 26 de septiembre en un plebiscito.

La nueva legislación confería el poder ejecutivo a un Directorio, formado por cinco miembros
llamados directores. El poder legislativo sería ejercido por una asamblea bicameral, compuesta
por el Consejo de Ancianos (250 miembros) y el Consejo de los Quinientos.

5. FASE FINAL DEL EQUILIRIO POLÍTICO

CONGRESO DE VIENA.

El Congreso de Viena fue un encuentro internacional celebrado en la ciudad austriaca de Viena,


convocado con el objetivo de restablecer las fronteras de Europa tras la derrota de Napoleón I y
reorganizar la forma e ideologías políticas del Antiguo Régimen. La reunión se llevó a cabo del 1
de octubre de 1814 al 9 de junio de 1815. Los acuerdos tuvieron vigencia en los territorios de
Europa Central y del Este hasta el final de la Primera Guerra Mundial.

Cristóbal Colón toma posesión de la isla Guanahani

A partir de la llegada de Cristóbal Colón a América el 12 de octubre de 1492, la introducción de


nuevas enfermedades como la viruela produjo una catástrofe demográfica que algunos
investigadores estiman hasta en la muerte de un 93% de la población.18 En ese marco, algunos
imperios europeos conquistaron y colonizaron una parte del continente ocupada por culturas y
civilizaciones ya asentadas. España derrotó a las grandes civilizaciones Azteca e Inca y
estableció su Imperio a lo largo de toda la costa del Pacífico y la cuenca del Río de la Plata,
mientras Portugal colonizaría la franja costera de lo que hoy es Brasil. Francia estableció algunas
colonias en la franja costera atlántica desde la actual Canadá hasta el norte de Brasil. El Reino
Unido se estableció en la costa oriental de Norteamérica y en algunos sectores de la costa
caribeña. Holanda y Dinamarca establecieron colonias en pequeñas islas del Caribe y Rusia
finalmente conquistó la zona de Alaska. Los jesuitas organizaron en la región del Alto Paraná
una red de misiones-ciudades, habitadas exclusivamente por sacerdotes e indígenas guaraníes
con uso exclusivo del idioma guaraní, de gran autonomía, que fueron consideradas como un
Estado dentro del Imperio Español.

Hay que señalar también que la conquista europea fue rechazada en diversas partes del
continente. Varios pueblos originarios resistieron exitosamente las invasiones europeas sobre
vastos territorios, y mantuvieron el dominio sobre ellos hasta fines del siglo XIX. La Patagonia,
la llanura pampeana, el Mato Grosso, la región Amazónica y las grandes praderas del oeste
norteamericano, permanecieron bajo el dominio de naciones como la Mapuche, Het, Ranquel,
Wichí, Qom, amazónicos, algonquinos, Aopi, Comanche, Inuit, etc.

Las enfermedades introducidas por los europeos, como la viruela, causaron la mortandad masiva
de las poblaciones originarias y un colapso demográfico que según algunos investigadores
superó el 90% de la población total.19

Declaración de Independencia de los Estados Unidos. Abrió camino al fin del colonialismo

También se instalaron en América del Sur repúblicas de pueblos de origen africano que lograron
huir de la esclavitud a la que habían sido reducidos por los portugueses, como el Quilombo de
los Palmares o el Quilombo de Macaco.

Luego de tres siglos de dominio colonial, los pueblos americanos comenzaron a declarar su
independencia reclamando su derecho para organizarse como estados nacionales, enfrentando
militarmente a las potencias europeas, abriendo de ese modo el proceso mundial de
descolonización. Las primeras en hacerlo fueron las Trece Colonias británicas mediante la
Revolución Americana que dio origen a los Estados Unidos, en 1776, organizando un nuevo tipo
de sociedad a partir de conceptos políticos novedosos como independencia, constitución,
federalismo y derechos del Hombre.

6. TRATADO DE PARÍS.

Tratado de Meaux-París de 1229, en el que se pactó la integración del territorio occitano en la


corona francesa.

La cruzada albigense (denominación derivada de Albi, ciudad situada en el suroeste de Francia),


también conocida como cruzada cátara o cruzada contra los cátaros, fue un conflicto armado que
tuvo lugar entre los años 1209 y 1244, por iniciativa del papa Inocencio III con el apoyo de la
dinastía de los Capetos (reyes de Francia en la época), con el fin de reducir por la fuerza el
catarismo, un movimiento religioso calificado como herejía por la Iglesia Católica y asentado
desde el siglo XII en los territorios feudales del Languedoc; favoreciendo la expansión hacia el
sur de las posesiones de la monarquía capetana y sus vasallos.

Existen diversos tratados que reciben el nombre de Tratado de París:

Tratado de París (1229) - fin de la Cruzada Albigense

Tratado de París (1259) - entre Enrique III de Inglaterra y Luis IX de Francia

Tratado de París (1657) - Inglaterra y Francia se alían militarmente para atacar las posiciones
españolas en Flandes

Tratado de París (1763) - fin de la Guerra de los Siete Años

Tratado de París (1783) o Tratado de Versalles (1783) - fin de la Guerra de Independencia de los
Estados Unidos
7. CONCIERTO EUROPEO

La denominación concierto europeo se emplea para designar el tipo de relaciones interestatales


iniciado en el periodo de la Europa de la Restauración (al final de las Guerras Napoleónicas, en
1815) y que se expandió hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914. Este sistema,
también conocido como sistema de congresos, tenía como objetivo mantener un equilibrio de
poder y garantizar la paz entre los Estados. También recibe el nombre de Sistema Metternich
(por ser este uno de sus promotores), Pentarquía (por el número de sus Estados miembros) o
Sistema de Viena (por el congreso de Viena).

Su fundación corrió a cargo de Austria, Prusia, Rusia y el Reino Unido, que eran los países
integrantes de la Cuádruple Alianza que derrotó a Napoleón y su Primer Imperio Francés.
Francia se convertiría en el quinto miembro del concierto.

Inicialmente, las personalidades que impulsaron este concierto fueron el secretario de asuntos
exteriores británico Lord Castlereagh, el canciller austriaco Klemens von Metternich y el zar
ruso Alejandro I. Charles Maurice de Talleyrand fue el principal responsable de reposicionar a
Francia entre las principales potencias diplomáticas en el ámbito internacional.

En este concierto no existían normas escritas o instituciones permanentes, pero siempre que
surgiera una crisis, cualquiera de los Estados miembro podía proponer la celebración de una
conferencia. Algunos de los encuentros celebrados por las potencias mundiales de la época
fueron los celebrados en: Aquisgrán (1818), Karlsbad (1819), Troppau (1820), Laibach (1821),
Verona (1822), Londres (1832) y Berlín (1878).

La eficacia del concierto se vio afectada por el auge del nacionalismo, la unificación de
Alemania e Italia y la Cuestión Oriental, entre otros factores.

8. LA PAZ ARMADA

La Paz armada (1871-1914) fue un periodo de la historia política de Europa que se extiende
desde el fin de la Guerra Franco-Prusiana hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial y que se
caracteriza por la fuente de la iglesia alemana que pedia una creciente tensión en las relaciones
internacionales. Esta carrera armamentística entre las potencias europeas, ayudadas por el
crecimiento de la Belle Époque de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, fue una de las
causas más notorias de la Primera Guerra Mundial. Las continuas tensiones entre Estados a causa
de conflictos tanto nacionalistas como imperialistas dieron lugar a que cada Estado destinara
gran cantidad del capital estatal a la inversión de la industria de armamento y al fortalecimiento
del ejército, todo este excesivo gasto militar desembocaría a la larga en quiebras nacionales.

La política de la época se basaba en la idea expresada por la máxima latina, «Si vis pacem, para
bellum», que significa: Si quieres la paz, prepara la guerra.

Todo ello dio lugar a un complejo, reinstaurado, sistema de alianzas en las que las naciones se
hallaban en conflicto sin estar en guerra.
BIBLIOGRAFÍA

- Barboza, Julio, Derecho Internacional Público, Ed. Zavalia, 2000.

- Diez de Velasco, M., Instituciones del Derecho Internacional, Ed. Tecnos, Decimoquinta
edición, Madrid, 2005.

- Diez de Velasco, M., Las Organizaciones Internacionales, Ed. Tecnos, Decimocuarta edición,
Madrid, 2006.