Anda di halaman 1dari 9

Dra.

Bibiana Alegrini -> Viernes -> Mineria y Petroleo

Codigo de Mineria 8 de Diciembre de 1886 de Rodriguez, entro en vigencia el 1 de Mayo de 1887. Tuvo pocas
modificaciones en 1917 con la ley 10.273 que reemplazo el amparo por pueble por el canon y las inversiones, su otra
modificación fue la del art 40 de la CN del 49,el 40 transformaba todos los bienes que producen energía por ejemplo
caída de agua o vientos en bienes del dominio del Estado Nacional y los declaraba bienes inembargables e ine(..) y
otra de las reformas fue la del decreto 456 durante la presidencia de Menem, fue un reordenamiento del código,
antes primero se explotaba y después exploración, el 456 reordeno eso.

CATEGORIAS DE MINA Y MINERALES:

1) Minas de las que el suelo es un accesorio: pertenecen exclusivamente al Estado Nacional, Provincial o Municipal
y nadie puede explotar si no en virtud de concesión legal otorgada por autoridad competente. No le pertenecen
al dueño del suelo. El principal es el suelo y el accesorio es la mina. Contienen los minerales mas importantes ->
son los mas caros por su escases (oro, plata, cobre, estaño, cin ,litio ,potasio, piedras preciosas, vapores
endógenos, la hulla, hambrecita)

ARTICULO 1945 CCyC.- Extensión. El dominio de una cosa comprende los objetos que forman un todo con ella o son sus
accesorios.
El dominio de una cosa inmueble se extiende al subsuelo y al espacio aéreo, en la medida en que su aprovechamiento sea
posible, excepto lo dispuesto por normas especiales.
ARTICULO 2518 CC .- La propiedad del suelo se extiende a toda su profundidad, y al espacio aéreo sobre el suelo en líneas
perpendiculares. Comprende todos los objetos que se encuentran bajo el suelo, como los tesoros y las minas, salvo las
modificaciones dispuestas por las leyes especiales sobre ambos objetos. El propietario es dueño exclusivo del espacio aéreo;
puede extender en él sus construcciones, aunque quiten al vecino la luz, las vistas u otras ventajas; y puede también demandar la
demolición de las obras del vecino que a cualquiera altura avancen sobre ese espacio.
2) Minas que tienen un doble régimen:
a) Minas que se conceden preferentemente al dueño del suelo.
b) Minas que por las condiciones de su yacimiento se destinan al aprovechamiento común.
3) Minas que pertenecen exclusivamente al propietario del suelo y que nadie puede explotar sin su
consentimiento salvo motivos de utilidad publica

PROCEDIMIENTOS DE MINERIA:

1) Procedimiento de Exploración: Pueden pedir el derecho de exploración o cateo cualquier persona humana o
jurídica, si se trata de PH necesita capacidad de administración .Pues bien toda PH o PJ puede solicitar este
permiso, como todo acto administrativo dara inicio con una solicitud que va a tener que contener determinados
datos: Consignar nombre y apellido del solicitante, domicilio real, zona de ubicación de la exploración y eso se
determina mediante el catastro minero, consignar el propietario superficiario, también consignar una
declaración jurada de inexistencias de prohibiciones (no mas de 20 permisos o no mas de 400 unidades de
medida por persona y por provincia). El peticionante abonara en forma provisoria un canon. Si nos falta algun
dato se intima a que se complete, pero esto no impide que no se lleve a cabo, una vez procesada la solicitud el
tramite inicia su curso. Esta solicitud se le presenta a la autoridad competente es decir, el escribano de minas.
Este se fija si esa zona que esta solicitando el interesado esta libre (procede a otorgar el permiso) u ocupada (se
rechaza). Luego hay un periodo en donde se hace una publicación y el hecho de otorgar el permiso de publicación
se publica por dos veces en 10 dias en un periódico de la zona y en la cartelera de la escribanía. Y acto seguido el
permisionario va a comenzar con la exploración en la zona determinada en la solicitud previa notificación al
propietario superficial, este no se puede oponer por la utilidad publica (privilegio que tiene toda aquella persona
que esta realizando una actividad minera) aunque posee limitaciones.

Art. 25. – Toda persona física o jurídica puede solicitar de la autoridad permisos exclusivos para explorar un área determinada,
por el tiempo y en la extensión que señala la ley.
Los titulares de permisos de exploración tendrán el derecho exclusivo a obtener concesiones de explotación dentro de las áreas
correspondientes a los permisos.
Para obtener el permiso se presentará una solicitud que consigne las coordenadas de los vértices del área solicitada y que
exprese el objeto de esa exploración, el nombre y domicilio del solicitante y del propietario del terreno.
La solicitud contendrá también el programa mínimo de trabajos a realizar, con una estimación de las inversiones que proyecta
efectuar e indicación de los elementos y equipos a utilizar.
Incluirá también una declaración jurada sobre la inexistencia de las prohibiciones resultantes de los Artículos 29 segundo
párrafo y 30 quinto párrafo, cuya falsedad se penará con una multa igual a la del Artículo 26 y la consiguiente pérdida de todos
los derechos, que se hubiesen peticionado u obtenido, los que en su caso serán inscriptos como vacantes. Cualquier dato
complementario que requiera la autoridad minera no suspenderá la graficación de la solicitud, salvo que la información resulte
esencial para la determinación del área pedida, y deberá ser contestado en el plazo improrrogable de QUINCE (15) días
posteriores al requerimiento, bajo apercibimiento de tenerse por desistido el trámite. La falta de presentación oportuna de esta
información originará, sin necesidad de acto alguno de la autoridad minera, la caducidad del permiso, quedando
automáticamente liberada la zona.
El peticionante abonará en forma provisional, el canon de exploración correspondiente a las unidades de medida solicitadas, el
que se hará efectivo simultáneamente con la presentación de la solicitud y será reintegrado totalmente al interesado en caso
de ser denegado el permiso, o en forma proporcional, si accediera a una superficie menor. Dicho reintegro deberá efectivizarse
dentro del plazo de DIEZ (10) días de la resolución que dicte la autoridad minera denegando parcial o totalmente el permiso
solicitado. La falta de pago del canon determinará, el rechazo de la solicitud por la autoridad minera, sin dar lugar a recurso
alguno.
Los lados de los permisos de exploración que se soliciten deberán tener necesariamente la orientación Norte-Sur y Este-Oeste
.
Podemos pasar de un procedimiento a otro, pero en líneas generales es este orden, hoy en dia con los adelantos
científicos es mas sencillo saber donde hay minerales y donde no
2) Procedimiento de Explotación: La persona humana necesita capacidad de disposición (modifican
sustancialmente el patrimonio) y administración (actos y gastos cotidianos).

. .. . . .. .. .. . . . . . . . . . . . . . . . . . .

10 de agosto de 2018

Art. 9° – El Estado no puede explotar ni disponer de las minas, sino en los casos expresados en la presente ley.
Art. 10. – Sin perjuicio del dominio originario del Estado reconocido por el Artículo 7, la propiedad particular de las
minas se establece por la concesión legal.
Art. 3° – Corresponden a la primera categoría:
a) Las sustancias metalíferas siguientes: oro, plata, platino, mercurio, cobre, hierro, plomo, estaño, zinc, níquel,
cobalto, bismuto, manganeso, antimonio, wolfram, aluminio, berilio, vanadio, cadmio, tantalio, molibdeno, litio y
potasio;
b) Los combustibles: hulla, lignito, antracita e hidrocarburos sólidos;
c) El arsénico, cuarzo, feldespato, mica, fluorita, fosfatos calizos, azufre, boratos y wollastonita
d) Las piedras preciosas.
e) Los vapores endógenos.

PETROLEO: No se mencionan los hidrocarburos fluidos (petróleo) porque el código entro en vigencia el 1 de mayo de
1887 y el petróleo fue descubierto en 1907 oficialmente por eso no esta en la redacción original del código.
Si se descubriere un mineral que no este contemplado en el código se regula mediante una ley emanada del órgano
competente es decir, el congreso. Hubo tanta presión de países extranjeros que hicieron que no se nombrara dentro
del código, desde el momento del descubrimiento la regulación de toda la actividad petrolera fue mediante decretos
que iba regulando la exploración y explotación del petróleo.
Dese 1907 hasta 1936 en que se sanciona la primera ley que regula toda la actividad petrolera ley 12.161.

Art. 4° – Corresponden a la segunda categoría:


a) Las arenas metalíferas y piedras preciosas que se encuentran en el lecho de los ríos, aguas corrientes y los placeres.
b) Los desmontes, relaves y escoriales de explotaciones anteriores, mientras las minas permanecen sin amparo y los
relaves y escoriales de los establecimientos de beneficio abandonados o abiertos, en tanto no los recobre su dueño.
c) Los salitres, salinas y turberas.
d) Los metales no comprendidos en la primera categoría.

e) Las tierras piritosas y aluminosas, abrasivos, ocres, resinas, esteatitas, baritina, caparrosas, grafito, caolín, sales
alcalinas o alcalino terrosas, amianto, bentonita, zeolitas o minerales permutantes o permutíticos.

Aprovechamiento común: queda de explotaciones anteriores

Art. 5° – Componen la tercera categoría las producciones minerales de naturaleza pétrea o terrosa, y en general
todas las que sirven para materiales de construcción y ornamento, cuyo conjunto forma las cantera.

PROPIEDAD DE LAS MINAS:

ARTICULO 236.- Bienes del dominio privado del Estado. Pertenecen al Estado nacional, provincial o municipal, sin
perjuicio de lo dispuesto en leyes especiales:
a) los inmuebles que carecen de dueño;
b) las minas de oro, plata, cobre, piedras preciosas, sustancias fósiles y toda otra de interés similar, según lo normado
por el Código de Minería;
c) los lagos no navegables que carecen de dueño;
d) las cosas muebles de dueño desconocido que no sean abandonadas, excepto los tesoros;
e) los bienes adquiridos por el Estado nacional, provincial o municipal por cualquier título.

En los casos se trata de un cateador ilegal (no tiene permiso). En el caso del art 26 el cateador comenzó a realizar
tareas de exploración en un predio libre de cualquier otro permiso, en ese caso si el cateador ilegal descubre el
descubrimiento le pertenece. En el caso del art 28 se trata de un cateador ilegal que comienza las tareas de
exploración donde ya hay un permiso preexistente, este descubrimiento le va a pertenecer al que tenga el permiso
de exploración dentro del predio.
Art. 26. – El permiso es indispensable para hacer cualquier trabajo de exploración.
El explorador que no ha tenido el consentimiento del propietario del suelo ni el permiso de la autoridad, pagará a
más de los daños y perjuicios ocasionados, una multa a favor de aquél cuyo monto será de DIEZ (10) a CIEN (100)
veces el canon de exploración correspondiente a UNA (1) unidad de medida, según la naturaleza del caso.
La multa no podrá cobrarse pasados TREINTA (30) días desde la publicación del registro de la manifestación de
descubrimiento que hubiere efectuado el explorador.

Art. 28. – Desde el día de la presentación de la solicitud corresponderá al explorador el descubrimiento que, sin su
previo consentimiento, hiciere un tercero dentro del terreno que se adjudique el permiso.

Art. 27. – Presentada la solicitud y anotada en el registro de exploraciones, que deberá llevar el escribano de minas,
se notificará al propietario, y se mandará a publicar al efecto, de que dentro de VEINTE (20) días, comparezcan todos
los que con algún derecho se creyeren, a deducirlo.
No encontrándose el propietario en el lugar de su residencia, o tratándose de propietario incierto, la publicación será
citación suficiente. La autoridad minera determinará el procedimiento para realizar la notificación personal a los
propietarios en los distritos en que la propiedad se encuentre en extremo parcelada.
La publicación se hará insertando la solicitud con su proveído por DOS (2) veces en el plazo de DIEZ (10) días en un
periódico si lo hubiere; y en todo caso, fijándose en las puertas del oficio del escribano.
Los VEINTE (20) días a que se refiere el párrafo primero, correrán inmediatamente después de los DIEZ días (10) de la
publicación.
No resultando oposición en el término señalado, o decidida breve y sumariamente si la hubiese, se otorgará
inmediatamente el permiso y se procederá a determinar su situación.
Practicadas las diligencias se inscribirán en el correspondiente registro.

Una vez que vencen los días de la publicación cualquier persona que se creyere con derecho a deducir oposición
puede presentarse dentro de los 20 días de vencido el plazo de publicación.
Si alguien deduce oposición (por ej alguien que tenga un permiso preexistente)

Art. 29. – La unidad de medida de los permisos de exploración es de QUINIENTAS (500) hectáreas.
Los permisos constarán de hasta VEINTE (20) unidades. No podrán otorgarse a la misma persona, a sus socios, ni por
interpósita persona, más de VEINTE (20) permisos ni más de CUATROCIENTAS (400) unidades por provincia.
Tratándose de permisos simultáneos colindantes, el permisionario podrá escoger a cuáles de estos permisos se
imputarán las liberaciones previstas en el Artículo 30.

Las personas que pueden solicitar permiso de exploración puede solicitar como minimo 1 permiso (tiene un minimo
de 1 unidad de medida = 500 hectáreas = 500 manzanas. Y un máximo de 20 unidades de medida = 10.000 hectareas)
y como máximo 20 permisos (20 unidades de medidas o 400 unidades de medida x persona y provincia).
Art. 30. – Cuando el permiso de exploración conste de UNA (1) unidad de medida, su duración será de CIENTO
CINCUENTA (150) días. Por cada unidad de medida que aumente, el permiso se extenderá CINCUENTA (50) días
más.
Al cumplirse TRESCIENTOS (300) días del término, se desafectará una extensión equivalente a la mitad de la
superficie que exceda de CUATRO (4) unidades de medida. Al cumplirse SETECIENTOS (700) días se desafectará una
extensión equivalente a la mitad de la superficie remanente de la reducción anterior, excluidas también las CUATRO
(4) unidades. A tal efecto, el titular del permiso, deberá presentar su petición de liberación del área antes del
cumplimiento del plazo respectivo, indicando las coordenadas de cada vértice del área que mantiene. La falta de
presentación oportuna de la solicitud determinará que la autoridad minera, a pedido de la autoridad de catastro
minero, proceda como indica el párrafo precedente, liberando las zonas a su criterio, y aplique al titular del permiso
una multa igual al canon abonado.
El término del permiso comenzará a correr TREINTA (30) días después de aquel en que se haya otorgado. Dentro de
ese plazo deberán quedar instalados los trabajos de exploración, descritos en el programa a que se refiere el Artículo
25.
No podrá diferirse la época de la instalación ni suspenderse los trabajos de exploración después de emprendidos, sino
por causa justificada y con aprobación de la autoridad minera.
No se otorgarán a una misma persona, ni a sus socios, ni por interpósita persona, permisos sucesivos sobre una
misma zona o parte de ella, debiendo mediar entre la publicación de la caducidad de uno y la solicitud de otro un
plazo no menor de UN (1) año. Dentro de los NOVENTA (90) días de vencido el permiso, la autoridad minera podrá
exigir la presentación de la información y de la documentación técnica obtenida en el curso de las investigaciones,
bajo pena de una multa igual al doble del canon abonado.

El carácter de exploración es temporal y limitado.
1 unidad de medida tiene un plazo de 150 dias, por cada unidad que se suma 50 dias mas,
Cuando se cumplan 300 dias del termino se prosedera a desafectar una superficie equivalente a la mitad que exceda
las 4 unidades de medida. Se libera cualquier unidad que la persona con el permiso quiera. Si tengo 8, la mitad es 4 y
desafecto 2.

Termino perido de 30 dias desde el otorgamiento del permiso en adelante

Ejemplo del 1 de agosto al 31, empieza a correr el periodo de 150 luego de estos
LIMITACIONES AL DERECHO DE CATEO: Son validas para exploración y explotación. Limitaciones para sitios privados
(art 33) y públicos (art 36). Podría ser que a pedido del interesado la autoridad previa citación del interesado y un
informe de un perito para el caso de los lugares privados y de un ingeniero para los lugares públicos permitiera la
actividad minera aun en esas zonas que tienen limitación. El único lugar donde no se puede realizar ninguna actividad
minera dentro de una mina ya concedida.

Art. 33. – Ni el permiso para explorar ni la concesión de una mina dan derecho a ocupar la superficie con trabajos y
construcciones mineras sin el formal consentimiento del propietario:
1 - En el recinto de todo edificio y en el de los sitios murados.
2- En los jardines, huertos y viñedos, murados o sólidamente empalizados; y no estando así, la prohibición se limitará
a un espacio de DIEZ MIL (10.000) metros cuadrados en los jardines, y de VEINTICINCO MIL (25.000) en los huertos y
viñedos.
3- A menor distancia de CUARENTA (40) metros de las casas, y de CINCO (5) a DIEZ (10) metros, de los demás
edificios.
Cuando las casas sean de corta extensión y poco costo, la zona de protección se limitará a DIEZ (10) metros, que
pueden extenderse hasta QUINCE (15).
4- A una distancia menor de TREINTA (30) metros de los acueductos, canales, vías férreas, abrevaderos y vertientes
….
Art. 36. – No pueden emprenderse trabajos mineros en el recinto de los cementerios, calles y sitios públicos; ni a
menor distancia de CINCUENTA (50) metros de los edificios, caminos de hierro, carreteros, acueductos y ríos públicos.
Pero la autoridad acordará el permiso para penetrar ese radio, cuando previo el informe de un ingeniero y los
comprobantes que los interesados presentaren, resulte que no hay inconveniente, o que, habiéndolo, puede
salvarse.

HECHOS QUE DAN LUGARES A LA CONCESION:


1) Descubrimiento: Hallazgo. Una vez que descubrimos hay obligación de denunciar el mineral descubierto. El
descubridor se va a presentar ante la autoridad minera con un escrito (se abre un expediente) en doble ejemplar
en el que se indicara nombre y apellido del descubridor, su domicilio, si fuese una sociedad nombre y apellido de
los socios, nombre de la misma, se acompaña muestra del mineral, se va a indicar el punto del descubrimiento y
se va a determinar una superficie no superior al doble de la máxima concesión permitida del mineral del cual se
trate. No hay máxima extensión para la concesión, esta parte del artículo es ambigua. La autoridad minera
(escribano de minas) le pondrá cargo y va a ver si esa superficie que se determino en la solicitud ya está ocupada
(el tiempo de concesión es ilimitado a diferencia que el otro). Si esta zona está ocupada se niega el permiso, pero
si está ocupada solamente en parte, el escribano dejara constancia en la solicitud y el interesado tendrá que
notificarse firmando nuevamente la solicitud y tendrá que contestar si en realidad está interesado en la porción
que queda de ese terreno que está parcialmente ocupado. Si no está ocupado el escribano va a autorizar la
exploración previo registro de la solicitud en los libros de protocolo del escribano, este va a ordenar la
publicación 3 veces en 15 días en un periódico de la zona y en la cartelera de la escribanía, en este caso nadie
puede oponerse. Acto seguido del registro y publicación se comienza a realizar la explotación.
El articulo 67 y 75 estan en contradicción, el correcto es el art 67 se pueden tomar pertenencias contiguas o
separadas. Lo de hasta 3 pertenencias (equivalente a la unidad de medida en la explotación) no es asi.
Si la explotación se realiza en el subsuelo, la pertenencia se realiza ahí pero queda delimitada en la superficie,
donde se instala el minero.
Art. 45. – Hay descubrimiento cuando, mediante una exploración autorizada o a consecuencia de un accidente cualquiera, se
encuentra un criadero antes no registrado.
Art. 46. – El descubridor presentará un escrito ante la autoridad minera haciendo la manifestación del hallazgo y
acompañando muestra del mineral.
El escrito, del que se presentarán DOS (2) ejemplares, contendrá el nombre, estado y domicilio del descubridor, el nombre
y el domicilio de sus compañeros, si los tuviere, y el nombre que ha de llevar la mina.
Contendrá también el escrito, en la forma que determina el Artículo 19, el punto del descubrimiento que será el mismo de
extracción de la muestra.
Se expresará, también el nombre y mineral de las minas colindantes y a quién pertenece el terreno, si al Estado, al municipio
o a los particulares.
En este último caso, se declarará el nombre y domicilio de sus dueños.
El descubridor, al formular la manifestación de descubrimiento, deberá indicar, en la misma forma que determina el Artículo
19, una superficie no superior al doble de la máxima extensión posible de la concesión de explotación, dentro de la cual
deberá efectuar los trabajos de reconocimiento del criadero y quedar circunscriptas las pertenencias mineras a mensurar. El
área determinada deberá tener la forma de un cuadrado o aquella que resulte de la preexistencia de otros derechos mineros
o accidentes del terreno y dentro de la cual deberá quedar incluido el punto del descubrimiento. Dicha área quedará
indisponible hasta que se opere la aprobación de la mensura.
Art. 67. – El descubridor tendrá derecho a tomar en el criadero de su elección TRES (3) pertenencias contiguas o separadas
por espacios correspondientes a UNA (1) o más pertenencias.
Art. 75. – Las pertenencias, aunque contengan más de una unidad de medida, deben formar un solo cuerpo sin la
interposición de otras minas o espacios vacantes que las dividan.
Esta disposición tiene lugar aun en el caso de que el terreno que debe ocupar la concesión, no baste a completar la extensión
correspondiente a la pertenencia.
Art. 72. – La extensión del terreno dentro de cuyos límites puede el minero explotar su concesión, se llama pertenencia.
Art. 73. – El terreno correspondiente a cada pertenencia se determina en la superficie por líneas rectas, y en profundidad
por planos verticales indicados por esas líneas.
Las pertenencias constarán de TRESCIENTOS (300) metros de longitud horizontal y de DOSCIENTOS (200) de latitud, la que
puede extenderse hasta TRESCIENTOS (300), según la inclinación del criadero.
Art. 76. – La pertenencia de minas de hierro constará de seiscientos (600) metros de longitud y de CUATROCIENTOS (400)
metros de latitud, la que puede extenderse hasta SEISCIENTOS (600) metros, según la inclinación del criadero.
La de carbón y demás combustibles, de NOVECIENTOS (900) metros de longitud por SEISCIENTOS (600) metros de latitud, la
que puede extenderse hasta NOVECIENTOS (900) metros.
La pertenencia de yacimientos de tipo diseminado de primera categoría, cuando la mineralización se halle uniformemente
distribuida y permita la explotación a gran escala por métodos no selectivos, constará de CIEN (100) hectáreas.
Las de borato y litio constarán también de CIEN (100) hectáreas.
En el caso del primer párrafo, el canon anual por pertenencia será TRES (3) veces el de una pertenencia ordinaria de la misma
categoría; en el del segundo, SEIS (6) veces, y en el del tercero y cuarto, DIEZ (10) veces.
El descubrimiento puede ser de dos formas:
a. Resultante de un proceso de exploración:
b. Resultante de un accidente:
2) Minas:
a. Caducadas: *Porque no se pago el canon *Porque no se realizaron las inversiones que establece la ley. Antes
de 1917 la propiedad de la mina se sostenía mediante el pueble (esto significaba tener operarios en la mina).
A partir de la ley 10273 la propiedad de la mina se sostiene mediante el pago anual de un canon y por la
integración de las inversiones tal como lo indica la ley.
Concesión del derecho administrativo (ej peaje) no es lo mismo que concesión del derecho minero (el minero
adquiere la propiedad de la mina previo el tramite, esta propiedad es similar a la propiedad civil, con la
diferencia que el minero es recién a partir de la concesión antes de esto no hay ningún minero ni ninguna
mina). Para mantener esta propiedad se tiene que pagar el canon, si este no se paga por un periodo de un
año o no integra las inversiones en la forma que indica la ley o bien a estas les da un destino distinto al que
indica la ley o no presenta la declaración jurada anual (donde dice que inversiones estuvo realizando) o
cuando falsea datos en la declaración jurada, la mina caduca y vuelve al dominio del Estado y si vuelve a este
dominio el Estado puede volver a entregarla en concesión
b. Vacantes: Vuelve al dominio del Estado y este puede entregarla en concesión.
c. Abandonadas: puede estar en explotación y su propietario decide no trabajarla mas, hay un procedimiento
para el abandono porque hay que tomar medidas para el cierre de las minas.
3) Ampliación : Es agregar otra pertenencia de igual forma y dimensiones, no es agrandarla. Si tengo una de
300x200 agrego otra de 300x200, y ambas forman una sola mina de 600x400. Las condiciones son:
a) El terreno donde se pretende agregar la nueva pertenencia este vacante (libre de otra explotación)
b) El minero tiene que estar llegando a 40 metros del limite de la pertenencia, ya sea latitud o longitud.
El procedimiento para agregar una pertenencia es igual que la solicitud para pedir una pertenencia, es decir con el
permiso para la ampliación, con la operación de mensura, publicación, etc. Va a quedar un solo cuerpo, ya no va a a
haber doble mina.
4) Mejora : Es el cambio de perímetro de la pertenencia. Por ejemplo se abandonan 30 metros porque se van a
pedir otros 30 metros. Después de esta mejora mide lo mismo, solamente el pedazo que ya no se usa se
reemplaza por otro donde sigue la veta. No tiene que haber otra mina en la zona. La forma para pedir la mejora
es la misma que para la pertenencia

5) Demasía: Es el espacio sobrante entre dos o mas pertenencias, este puede ser por la longitud o latitud. Cuando
es por la longitud le corresponde a cada uno el 50% del espacio. Cuando es por la latitud le corresponde al minero
que se esta internando con sus valores en ese espacio vacante, si los dos están llegando al espacio vacante ahí si
es el 50% para cada uno. En este caso los linderos si se pueden mover tanto en la ampliación, mejora y demasía.
Solo para este caso entre pertenencia y pertenencia hubiese 150 metros, ya sea latitud o longitud no se puede
tomar demasía, si no que se va a tener que pedir una nueva pertenencia, es decir una ampliación.

6) Socavón: Es una especie de galería o túnel (no decir en el examen), se realiza para transportar los minerales que
se escavan, para poder facilitar la explotación, para el transporte de herramientas, y principalmente para
trabajar. Tiene una diferencia, si o si debe tener orificio de entrada y de salida en la superficie. Hay dos tipos o
situaciones:
A. Comienza en mi pertenencia y termina en terreno franco o viceversa (libre de permiso de explotación, no
exploración) . en este caso se debe pedir autorización al escribano de minas, se solicita el permiso para
construir el socavón
B. Comienza en mi pertenencia, pasa y sale por la pertenencia del colindante

El propietario de entrada y salida del socavón puede oponerse por diversos motivos, se resuelve por audiencia ante la
autoridad minera correspondiente y de la demostración de que no haya peligro en la superficie con informe de
peritos, si hay un tipo de peligro se ordena la modificación de los planes para la construcción del socavon. Si el
opositor se sigue oponiendo, el minero debe brindar una garantía por los posibles perjuicios que pueda sufrir.

.................. ................................ ................................ .............


17 de Agosto

DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL DESCUBRIDOR:


1) Realizar dentro de los 100 días de registro una serie de trabajos que se llaman “Labor Legal” : conjunto de
trabajos que tienen por finalidad poner de manifiesto la dirección, la inclinación y grueso del criadero (sinónimo
de veta, corrida de minerales) . se debe escavar una lunea de 10 metros hacia el subsuelo. Se extiende 100 dias, y
si no 50 dias mas dando un total de 250 dias. Se dan 100 dias extras mas pero en otro sitio
Art. 67. – El descubridor tendrá derecho a tomar en el criadero de su elección TRES (3) pertenencias contiguas o separadas por
espacios correspondientes a UNA (1) o más pertenencias.
Art. 68. – Dentro del plazo de CIEN (100) días contados desde el día siguiente al del registro, el descubridor tendrá hecha una
labor que ponga de manifiesto el criadero, de manera que pueda reconocerse su dirección, inclinación y grueso, y comprobarse
la existencia y clase del mineral descubierto.
La labor tendrá DIEZ (10) metros de extensión y se abrirá sobre el cuerpo del criadero, siguiendo su inclinación o variándola si
fuere conveniente.
Pero no es necesario trabajar los DIEZ (10) metros, cuando en la labor ejecutada puede reconocerse satisfactoriamente las
circunstancias expresadas.
Cuando las pertenencias fueren contiguas, bastará una sola labor legal, con tal que cualquier medio idóneo permita presumir,
con base científica suficiente, la continuidad del yacimiento en todas ellas.
Art. 69. – Comprobada la existencia de un obstáculo que no era posible superar dentro de los plazos fijados para hacer la labor
legal, la autoridad podrá prorrogarlo hasta CIEN (100) días más.
Art. 70. – Si efectuada la labor legal, resultare que no puede reconocerse convenientemente las condiciones del criadero, o que
el descubridor quiere situar mejor sus minas, se concederá una prórroga de CINCUENTA (50) días para la continuación del
trabajo, o de CIEN (100) días para abrir una nueva labor sobre otro punto del criadero.
Art. 71. – Si TREINTA (30) días después de vencidos los plazos concedidos por los Artículos 68, 69 y 70, el descubridor no hubiese
solicitado la mensura, la autoridad procederá a darla de oficio a cargo del interesado, situando a todas las minas pedidas en la
corrida del criadero.
Los derechos del descubridor serán declarados caducos y la mina o minas pedidas por él serán registradas en calidad de vacantes.

OPERACIÓN DE MENSURA O DEMARCACION:. La mensura se debe solicitar ante la autoridad minera, también con
una solicitud y en la misma indicar el rumbo del criadero, el recorrido, punto de partida, y esa solicitud tendrá que ser
publicada por tres veces en 15 dias, esa solicitud de mensura tendremos que notificarla en primer lugar al propietario
superficial y en segundo lugar a los propietarios de las minas colindantes (las que están alrededor). Esto se debe
hacer porque se van a determinar los limites y en esto podemos estar afectando los derechos de los mismos
(limitaciones al derecho de cateo). Estas personas tienen un plazo de 15 días para oponerse contados a partir del dia
de la notificación o a partir del último día de la publicación. La solicitud hara el interesa o un representante. En la
primer publicación se pueden oponer, cuando ya tenemos fecha y hora se vuelve a notificar a todos los que tienen un
interés en esa operación de mensura (prop, superficial y colindantes), y se publica nuevamente 3 veces por 15 dias. el
dia y la hora que determine la autoridad se van a presentar algunos funcionarios del Estado que son:
1) Juez del mineral 4) A falta de un ingeniero una 6) Propietarios o representes de
2) Escribano de mina zona, un perito agrimensor minas colindantes
3) Un ingeniero 5) Propietario superficiario

Art. 81. – Se procede a la mensura y demarcación de las pertenencias en virtud de petición escrita presentada por el registrador
o por otra persona interesada.
La petición y su proveído se publicarán en la forma prescripta en el Artículo 53.
Art. 82. – En la petición de mensura se expresará la aplicación, distribución y puntos de partida de las líneas de longitud y latitud,
de manera que pueda conocerse la situación de la pertenencia y del terreno que debe ocupar.

No se pueden oponer pero pueden interponer alguna objeción los propietarios superficiarios o de las minas
colindantes

Realización de la operación: El ingeniero comienza a marcar los puntos sobre los cuales van a ir colocados los
linderos (tienen que ser sólidos, bien perceptibles y duraderos). El juez puede o no estar presente, este preside la
operación, el que tiene que estar presente es el escribano. Una vez que marco los puntos va a trazar las líneas que
van a delimitar la longitud y la latitud. El escribano va a elaborar un acta de todo lo que sucede en la operación y se la
da a firmar a todos los presentes. Esa acta si estaba presente el juez no hay ningún problema, como esta el acta se
firma y se lleva al registro, si este juez no estaba presente el escribano deberá remitir el acta al juez que la ordeno, si
el juez lo observa el escribano deberá convertirla. Si el juez no tiene nada que objetar, este aprueba la operación de
mensura. Una vez que el acta esta en condiciones el escribano la lleva al registro para su pertinente inscripción. Y esa
acta una vez inscripta en el registro de la propiedad minera, si no esta inscripta no tiene validez ante terceros. Una
vez que se inscribió el escribano recibe copia de parte del RPM, y esa copia debidamente inscripta es el título de
propiedad de la mina para el minero. La concesión legal que establece el código de minería termina convirtiendo al
minero en propietario con las minas atribuciones de la propiedad civi, va a ser propietario todo el tiempo que quiera,
si quiere venderla la puede vender. Antes de 1917 la propiedad minera se mantenía por el pueble, es decir, operarios
trabajando, después de este año y con la ley 2073 para mantener la propiedad minera tiene dos condiciones que
impone el amparo minero para que este siga siendo propietario:

1) Pago del canon: se establece por ley, una vez por año se determina el monto a pagar por cada pertenencia y
cada mineral, el minero lo puede pagar de una sola vez en el año o en dos cuotas al 30 de junio y 31 de
diciembre, el monto de canon anual aumenta a $400 anual por pertenencia. Se le paga al Estado. Si el minero no
paga el canon y las inversiones la mina caduca, vacante y vuelve al dominio del Estado
2) Inversiones: Este código establece que el minero debe realizarlas. Hay que integrarlas de acuerdo a lo que
establece la ley

Impugnación de operación de mensura: Pueden ser tres causas

1) Error pericial: el ingeniero se equivoco y todo mal las medidas, el juez ordeno mal, etc.
2) Dolo o fraude: el ingeniero se equivoco con intención. Si el escribano actuó de mala fe hay que hacer un juicio de
redaducion por falsedad.
3) Violación manifiesta de la ley: los intervinientes actuaron como quisieron y no siguieron las indicaciones de la
ley.

Solo la legitimación activa (el que tiene derecho de ejercer la acción) solamente la tiene el propietario de la mina
colindante que se vio afectado en sus derechos.

Linderos: dentro de los 20 días de realizada la operación de mensura el minero tendrá colocados los linderos en la
superficie. Una vez colocados estos son irremovibles excepto los casos establecidos en el código de minería o bien
como resultado de alguna sentencia judicial .Con respecto a estos pueden ocurrir dos situaciones En ambos casos el
minero deberá solicitar permiso a la autoridad:
a) Que los mismos desaparezcan: tiene que volver el b) Que se deterioren: el minero puede proceder a su
ingeniero reparación
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. .. . . … .. . . . … . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. .
31 de Agosto
RESPONSABILIDAD MINERA: la responsabilidad del minero siempre es objetiva (responde independientemente la
intención del sujeto sino el resultado del hecho dañoso, importa el resultado). Responde por todo hecho dañoso
ocurrido en la superficie.
Excepción:
1. Cuando el propietario superficiario comienza construcciones en la superficie en dirección a los trabajos mineros
una vez otorgada la concesión.
2. El propietario superficiario que comienza las construcciones luego de otorgada la concesión y no da aviso ni al
propietario de la mina, ni a la autoridad
3. Cuando el propietario superficiario retoma trabajos en la superficie suspendidos un año antes de otorgada la
concesión
4. El peligro ya era preexistente.
Plazo para iniciar la acción por daños en la superficie: de 6 meses.
En los mismo 4 casos el superficial si produce daño al minero o a la mina debe indemnizarlo.

Propiedad de la superficie y del suelo, es distinta, porque el propietario del suelo es propietario del subsuelo y para
arriba, salvo las disposiciones del código de minería, donde el propietario del subsuelo es el estado.

Servidumbres mineras: ¿Qué sucede con el propietario superficiario durante los trabajos de exploración y
explotación? -> tanto quien explora como explota va a ocupar la superficie, el explorador pasado el plazo se va, el
explotador adquiere la propiedad del subsuelo, pero todas las cosas las tiene que colocar en la superficie, el
propietario superficiario debe soportarlo, pero siempre se debe constituir un contrato de servidumbre entre el
propietario superficial y el explorador o el minero.
La servidumbre: es un derecho real perpetuo o temporario sobre un inmueble ajeno en virtud del cual se puede usar
ese inmueble ajeno o bien impedir que su propietario ejerza algunos de sus derechos de propiedad o bien ejercer
algún derecho de disposición sobre ese inmueble ajeno. (superficie) y el superficiario cobra un dinero.
Precio: se estipula teniendo en cuenta:
 El precio de plaza para la locación de esa superficie
 los daños y perjuicios que sufre el superficiario al no poder disponer de la superficie.
Expropiación minera: o adquisición del suelo. -> para esto se necesita una ley previa que determine la utilidad
pública, el código de minería ya la tiene declarada, entonces no se necesita expropiación, porque si necesita la
superficie le va a permitir exigir la venta de esa superficie. La utilidad pública se presume dentro del perímetro de la
concesión, esa presunción es juris et de jure (no admite prueba en contrario). Dentro de la pertenencia tengo la
utilidad pública, fuera de la pertenencia la presunción es juristamtum (admite prueba en contrario), por lo tanto, solo
puede exigir la venta de la superficie el concesionario de una mina, lo que esté fuera de la pertenencia no lo puede
exigir porque no es de utilidad pública.
El propietario superficiario puede exigir la compra de esa superficie por parte del minero, tiene que demostrar la
inutilidad de la superficie en esas condiciones.
2 contratos mineros:
1. contrato de avio: es un contrato por el cual una persona llamada el aviador se obliga a suministrar a otra aviado
(minero) todo lo que necesite ya sea efectos (cosas), capital, u obras para que el aviado pueda llevar adelante la
explotación de la mina se formaliza por instrumento público (escribano) o por instrumento privado para darle
fecha cierta se sella y se hace oponible a terceros, en este contrato en particular además del sellado hay que
hacer la publicación, hay una parte que suministró todo lo necesario para explotar la mina, si el minero debe
pagar lo va a hacer mediante un precio en efectivo o puede pactar con el aviador pagarle con determinado
porcentaje del producido de la mina. O puede hacerlo parte de la misma mina como socio porque las minas son
indivisibles. El aviador es un acreedor privilegiado porque contribuye a que la misma produzca en el caso que
viera que el minero no está llevando en óptimas condiciones la explotación puede nombrar interventor. Este
termina por el cumplimiento del objeto, el modo irregular es la recisión (ambas partes) o resolución (una de las
partes no cumple).
2. compañías de minas: no se ve.