Anda di halaman 1dari 1

SIGAMOS DIA A DIA EL EJEMPLO DE QUIENES DIERON EL PRIMER PASO

PARA CONSTRUIR NUESTRO PAÍS CON ESFUERZO Y EMPUJE.

Un nuevo aniversario de los hechos revolucionarios de Mayo nos convoca con el


fin de hacer una semblanza de protagonistas, acciones y objetivos.

Algunos mirarán fríamente aquellos acontecimientos como un pasado de ideales,


carentes de vigencia, exteriorizando un homenaje formal y nada más que ritual,
hasta tal punto que nuestra bandera podrá ser la gran ausente en la mayoría de los
edificios y casas particulares en esta fecha.

Pero los propósitos y anhelos albergados por los padres de la patria nunca deben
dejar de estar presentes, y más hoy, en la que nuestra sociedad está sumida en sus
contradicciones e incertidumbres.

Como Pueblo, hemos recorrido un largo camino. Luchando, conseguimos la


libertad, la independencia, tratando de formar el estado argentino.

Entonces debemos reafirmar en la sociedad argentina los valores rectores que


deben guiar nuestras conductas, y que no son otros que la unión y la solidaridad,
pudiendo de esta manera superar el individualismo absoluto que lesiona la
dignidad de los hombres y conspira contra el ideario de Nación que debemos
poseer como ciudadanos, debidamente cohesionados a la luz de una común
identidad de destino y país.

Hoy , vivimos en democracia y gozamos de esa independencia que los patriotas de


1810 consiguieron, nuestra adhesión a la democracia, debe ser un estilo de vida, y
lo lograremos con el compromiso cotidiano en la búsqueda del bienestar general,
siendo fiscales rigurosos de aquellos que a través del uso del poder se valen del
mismo para burlar la voluntad y mandato del pueblo.

Debemos tener siempre, a la educación y a la cultura como instrumentos idóneos


y eficaces, para lograr ciudadanos pensantes, críticos y protagonistas.

Si bien aún hay mucho por hacer, hay algo de lo que sí goza todos los argentinos:
del uso de la libertad y de saber que formamos parte de este país del que estamos
todos orgullosos.

Está en cada uno de nosotros seguir luchando para que nuestra vida se desarrolle
adecuadamente haciendo honor a los criollos de 1810.

Si los pueblos no se ilustran…


Si no se vulgarizan sus derechos…
Si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que se le debe…
Nuevas ilusiones se sucederán a las antiguas…
Y después de vacilar por algún tiempo ante mil incertidumbres…
Será tal vez nuestra suerte…
Mudar de tiranos sin destruir la tiranía (Mariano Moreno)