Anda di halaman 1dari 2

RESUMEN DE ARTICULO CIENTIFICO “FAMILIA, SUICIDIO Y DUELO”

EDWARD ZULETA ALONSO


DOCENTE TEXTOS Y DISCURSOS

ANA DANIELA BURBANO MOSQUERA


PROGRAMA DE DESARROLLO FAMILIAR

UNIVERSIDAD DE CALDAS

Manizales, Caldas 27 de Febrero de 2019.


Familia, suicidio y duelo

Para iniciar, se puede decir que la muerte en la familia es un fenómeno natural. No obstante,
cuando la muerte es subsecuente a un acto suicida puede generar alteraciones en la estructura
y organización familiar, por la gran complejidad que implica la elaboración del duelo, ya que
este se torna más traumático, más doloroso y más desequilibrante a nivel psicológico.

Las conclusiones sobre la relación del suicidio y la elaboración del duelo familiar que más
adelante se conocerán, nacen a partir de la revisión narrativa de casos de familias Españolas
que han vivido esta situación, de la experiencia de profesionales coautores y de
recomendaciones de guías nacionales e internacionales.

Durante este proceso analítico y de revisión, surgieron grandes aportes de profesionales


implicados en estos casos, quienes llegaron al acuerdo de que: El impacto del suicidio en los
familiares y el duelo que experimentan, es más intenso y difícil, que el de una muerte natural.
Kawano (2011), García (2012), Tal Young et al (2012).

Las familias Españolas que ya han experimentado el duelo a causa del acto suicida de un
familiar, fueron las principales participes dentro de esta revisión narrativa reducida,
circunscrita y restringida, que tenía como objetivo establecer la relación del suicidio y la
producción del duelo en la familia, mediante la indagación de diversos casos sobre
elaboración del duelo en terapia familiar.

Ahora bien, la reacción emocional y física que se produce tras el fallecimiento de un ser
querido puede tornarse por una parte de manera natural, sin mayores inconvenientes por cada
miembro de la familia y nuevamente rehacer el sistema familiar. En contraste con lo anterior,
en casos consecuentes de suicidio el punto de inflexión que se genera en la familia es
demasiado complejo, y trae consigo implicaciones biológicas, psicológicas y espirituales más
difíciles de asumir.

Tras esta revisión narrativa, podemos inferir que, el suicidio no es un fenómeno común.
Aunque viene presentándose a lo largo de la historia humana, no deja de traer consigo un
rastro de dolores y sufrimientos que irrumpe de manera funcional en la vida familiar.