Anda di halaman 1dari 10

ANÁLISIS DE CASO

El caso a presentar corresponde a un niño, SS de 12 años de edad,


estudiante de 6to grado de educación básica, proveniente de una familia
desintegrada. Actualmente convive en un hogar integrado conformado por su
madre biológica y su pareja legalmente constituida. SS es el mayor de tres
hermanos, de los cuales la segunda (6 años) es de los mismos padres biológicos,
y su hermano menor (1 año) es de su madre biológica.

SS desde su nacimiento hasta los 3 años vivió en el hogar de sus abuelos


maternos junto a sus padres biológicos. Debido a que ambos padres trabajaban
durante la semana, el niño comenzó a convivir mayor parte del tiempo con sus
abuelos, quienes estaban atravesando una situación difícil en su matrimonio, que
derivó en un divorcio traumático, usando como medio de resolución de los
conflictos existentes entre ellos la violencia verbal y física, donde prevalecían los
gritos, insultos y lanzamientos de utensilios de cocina (ollas y cucharas), entre los
mismos, acciones que SS presenció directamente.

Al momento de cumplir los 3 años, SS se mudó a un nuevo hogar, en el que


vivía solamente con sus padres biológicos. A la edad de 6 años llegó un nuevo
integrante a su familia, VS (hermana) y, para ese periodo sus padres deciden
divorciarse, como consecuencia de una infidelidad que igual que en casa de sus
abuelos conllevó a vivencias de violencia verbal (gritos, insultos, etc.), por lo que
figuras de autoridad y emocionalmente significativas (padres y abuelos) en la vida
de SS habían mostrado con sus verbalizaciones y conductas, la agresión como
mecanismo para dirimir conflictos. Finalmente tras el divorcio entre sus padres, SS
comienza a vivir en un hogar integrado ahora por su madre, la nueva pareja de
esta formada legalmente y su hermana menor, y se integra otro miembro en la
familia JL (hermano), hijo de su madre biológica y su pareja.

Como consecuencia del contacto directo con la realidad violenta de sus


abuelos, a partir de ese momento el niño (2 años) comenzó a presentar conductas
de aislamiento y pasividad (taparse los oídos, esconderse, moverse a otra área de
la casa alejada del sitio de la disputa) hacia estímulos que relacionaba como
situaciones de amenaza hacia él y su entorno, especialmente cuando se trataba
de sonidos altos como música, gritos e inclusive el sonido que se producía entre
una olla y una cuchara; también, manifestó problemas en el desarrollo del habla,
comunicándose inicialmente únicamente con balbuceos y palabras monosílabas,
hasta sus 4 años, que luego de atención psicológica, logró hablar con mayor
fluidez y repertorio de palabras, a pesar que en ocasiones en la actualidad aún
balbucea, pronuncia algunos vocablos inapropiadamente y presenta algunas
veces tartamudez. De igual forma las conductas de pasividad y aislamiento
persistían después de los 6 años cuando ya vivía con sus padres.

En otro sentido, presentó déficit en el desarrollo normal de la interacción


social y la comunicación con sus iguales, con un repertorio restringido de
actividades e intereses. En este mismo período de tiempo, SS fue cambiado
múltiples veces de colegio debido a ser víctima de acoso escolar (bullying) que le
causaban sus pares por su conducta (tímida, de poco contacto con otros) y por
sus problemas con el habla.

Respecto a lo vivido anteriormente en su hogar, SS se mostraba en un


principio como un niño pasivo, sin embargo, en torno a los problemas en su
escolaridad, empezó a comportarse de una manera disruptiva, manifestando
conductas agresivas (como insultos, gritos, golpes) a situaciones por él percibidas
como amenazas y como herramienta para la resolución de sus problemas. En la
actualidad, la conducta agresiva hacia situaciones que SS considera de riesgo
para él, persisten.

Aspectos Doxográficos
1. Estructura de personalidad

SS muestra ciertas conductas en su entorno escolar disruptivas con


agresividad (como insultos, gritos, golpes y desobediencia), como forma de
resolución de problemas y de autodefensa. En su ámbito familiar es habitual que
se comporte como un niño tranquilo, callado y cariñoso; este comunica percibirlo
como un lugar de protección y paz. Manifiesta dificultades para establecer una
interacción social armónica, rica en calidad y cantidad, prefiriendo en todo caso
tratar con sus primos de la misma edad, por lo que la comunicación y expresión
con sus compañeros de clases no es cómoda, ni satisfactoria para él, reforzado
por otra parte con la presencia en algunas ocasiones de tartamudez con
pronunciación de algunos vocablos inapropiadamente.

2. Dinámica

SS en un inició se mostraba pasivo y aislado como medio adaptativo de


protección y distracción de la realidad violenta que presenciaba, así como, en
torno a aquello que consideraba perjudicial para él. Sin embargo, al encontrarse
en situaciones de amenaza en su escolaridad y en búsqueda de adaptarse al
medio ambiente comienza a manifestar conductas agresivas en forma de
autodefensa, las cuales traían como respuesta que el acoso proveniente de sus
pares disminuyese.

La efectividad de las respuestas agresivas en torno a las conductas de


acoso y agresión por parte de sus compañeros escolares en el cese de las
mismas, lo ha motivado a continuar utilizando dichas reacciones para el manejo
del problema que le causa malestar e intranquilidad.

3. Determinantes

La conducta de pasividad, aislamiento y huida que presentó SS los


primeros años de vida hacia estímulos que relacionaba con situaciones de
amenaza en su entorno fueron respuesta a las constantes interacciones violentas
físicas y verbales que presenció en su hogar, primeramente entre sus abuelos
maternos y luego entre sus padres biológicos; estos, mostraron con sus
verbalizaciones y conductas, a la agresión como mecanismo para resolver
conflictos. Sin embargo, al manifestar dichas conductas de evitación, continuar
con problemas del habla e interacción social trajo como consecuencia cambios
múltiples de colegio debido al acoso escolar por parte de sus compañeros. La falta
de estrategias verbales para afrontar las situaciones difíciles, lo condujeron a
utilizar la agresión como manera de respuesta a un problema y de autodefensa, la
cual se reforzó ya que logra conseguir respeto y protección aplicando dicha
conducta.

4. Desarrollo

En primera instancia la conducta pasiva y de aislamiento que presentaba


SS hasta los 6 años, la aprendió por medio de condicionamiento clásico, como
respuesta para salvaguardase de las situaciones violentas vividas en sus primeros
años. A saber:

CONDICIONAMIENTO CLÁSICO

Estímulo incondicionado = Respuesta incondicionada

Estímulo neutro + Estímulo incondicionado = Respuesta incondicionada

Estímulo condicionado = Respuesta condicionada

Estímulo incondicionado Interacción violentas físicas y verbales

Respuesta incondicionada Miedo

Estímulo neutro Sonidos altos/ golpes

Estímulo condicionado Sonidos altos/golpes


Respuesta condicionada Miedo y conductas pasivas y
aislamiento (taparse los oídos,
esconderse, huir de la situación)

A los 6 años tornó a presentar conductas agresivas (como insultos, gritos,


golpes y desobediencia), las cuales fueron aprendidas mediante condicionamiento
operante, estas fueron respuesta a situaciones de agresión hacía él. Una conducta
de evitación con un castigo positivo (acoso escolar) implicó que se eliminara dicha
conducta, la cual produjo una conducta agresiva que fue reforzada gracias al
respeto recibido (reforzador positivo) y cese del acoso escolar (reforzador
negativo) luego de aplicarla.

Conducta de evitación ((taparse los oídos, esconderse, huir de la situación) +


Castigo positivo (acoso escolar) = eliminar la conducta.

Conducta agresiva + reforzador positivo y negativo (respeto y cese del acoso =


aumenta y persiste la conducta.)

5. Psicopatología

La pasividad está asociada al miedo, como respuesta ante este; se


caracteriza por inactividad e incapacidad para tomar frente a alguna
circunstancia, SS en sus primeros años de vida fue un niño pasivo y
aislado… esta fue su manera de manejar y defenderse de una realidad no
placentera para este. La agresividad puede expresarse como rabietas,
agresión física como: atacar a otros niños, discusiones excesivas, formas
de desafío; y además, comportarse en forma enojada y resentida.
Posiblemente encuentre conflictos sociales frecuentes y situaciones de
disciplina en la escuela. Asimismo, SS muestra estas conductas, las cuales
no le permiten adaptarse adecuadamente a su entorno. La conducta
socialmente adaptada es aquella que utiliza la asertividad, con la
comunicación y expresión verbal para la resolución de un conflicto o
problema.
6. Terapia

Se diseñará un plan terapéutico basado en la teoría conductual operante:

1. Plantear el problema en términos conductuales, incluyendo las respuestas


inadecuadas y en las situaciones en las que éstas ocurren. Como: Golpes,
insultos de parte de SS hacia sus compañeros de escuela

2. Identificar los objetivos conductuales, especificando las conductas que


deben incrementarse, reducirse o reforzarse cuando se producen en la
situación apropiada e identificar también el nivel de desempeño aceptable.

A. Disminuir los golpes, gritos e insultos por parte de SS para con sus
compañeros

B. Aumentar la actitud colaboracionista con sus compañeros.

C. Verbalizar las situaciones que le produzcan malestar y comunicarlas a una


figura de autoridad.

3. Especificar las condiciones bajo las cuales se introducirá el tratamiento.

Por medio del moldeamiento, que es el proceso por el cual se refuerzan las
aproximaciones sucesivas a una meta conducta determinada, donde se le
expresará primeramente al niño la manera adecuada de manejar situaciones de
amenaza y la resolución de problemas. Explicándole que cuando ocurran
situaciones que le produzcan malestar, es decir, situaciones de acoso hacia él;
actúe de una manera tranquila, es decir, sin devolver a los acosadores dicha
agresión, ni en insultos, gritos, ni golpes, yendo directamente a exponer lo
sucedido al profesor/a con detalles.

Para lograr un seguimiento del aprendizaje, del desarrollo de dicha


conducta y sus respuestas; se implementará el sistema de economía de fichas, el
cual consiste en la supresión de obtener reforzamiento positivo durante un período
de tiempo y fomenta el cumplimiento de la conducta esperada, ya que, de esta
manera se recibirán reforzamientos positivos, asimismo de no cumplir lo esperado
recibirá una penalización (castigo positivo).

Dicho proceso de moldeamiento tendrá un período de tiempo fijo,


implementado en 4 semanas y cada una tendrá su meta definida. La primera
semana tendrá como meta: obtener 5 fichas en total, es decir, una ficha por día; a
su vez la acumulación de estas logrará obtener el reforzamiento positivo
correspondiente a la semana, de esta, será la posibilidad de jugar videojuegos. La
semana numero dos tendrá como meta: 10 fichas en total, es decir, dos fichas por
día; la acumulación de estas logrará obtener el reforzamiento, el cual será ir a
casa de sus primos con los que tiene gran relación, aunado a poder jugar
videojuegos. La tercera semana tendrá como meta: obtener 15 fichas a la semana,
es decir, tres fichas al día y como reforzamiento: McDonald’s, así como también,
los reforzadores anteriormente mencionados. Respecto a la cuarta semana: 20
fichas en total, es decir, cuatro al día, donde el reforzador será comprar un nuevo
videojuego con los demás reforzadores ya ganados. Se debe especificar que de
no lograr la meta esperada en alguna de las semanas, esta programación de la
misma deberá ser repetida hasta cumplir el objetivo, incluyendo la penalización
(castigo negativo) el cual convendría a no permitir el uso de la televisión durante
dos días.

Los reforzadores son de tipo razón fijo, ya que, serán aplicados con la
obtención de una ficha por conducta, que, en acumulación derivará en alcanzar un
premio. Son de intervalo fijo, ya que, este se empleará en cuatro semanas y un
reforzador a la semana. Se utilizarán reforzadores de estilo material, como:
comida, videojuegos; social: casa de los primos; verbal: ya que se felicitará al niño
cada vez que reciba una ficha.

Los castigos serán aplicados de la siguiente manera: Cuando SS no


obtenga al menos la ficha por día esperada de la semana transcurrida no recibirá
el reforzamiento positivo (premio) al final de la misma, y a su vez ya que se deberá
repetir por otra semana el mismo procedimiento, se le penalizará (castigo
negativo) al no permitir el uso de la televisión durante dos días. Por otra parte se
aplicará la sobrecorreción restitutiva, que es la administración de consecuencias
que se relacionan con la conducta inapropiada a la que siguen, es decir, el sujeto
deja su entorno en un estado mucho mejor al que tenía antes de la conducta; se
aplicará de manera que cada falta en la que incurra por día, aun habiendo ganado
una ficha, deberá pedir disculpas al compañero/s al cual afecto.

Ejemplo: Fichas: Caritas Felices

Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes


No grito

No insulto

No golpeo

Le cuento a
mi profesor/a

Meta Privileg
ios
Cinco caritas Uso de
a la semana videoju
(una carita al egos
día)
Diez caritas a Visitar a
la semana los
(dos caritas familiar
al día) es
Quince Una
caritas a la compra
semana (tres en
caritas al día) McDon
ald’s
Veinte caritas Una
a la semana compra
(cuatro de un
caritas al día) nuevo
videoju
ego
Conducta Penaliz
acione
s
Golpes, Deberá
gritos e disculp
insultos arse
con el o
los
compañ
eros
con los
que
present
ó
dichas
conduct
as
No cumplir no
con los obtendr
requisitos á al
concordados finalizar
para obtener dicha
la carita semana
correspondie el
nte reforza
dor
No cumplir No
con ningún podrá
requisito ver
durante la televisió
semana n por
dos
días

4. Revisar los resultados comparando los índices de respuesta actuales con


las medidas de la línea de base para determinar la eficacia de las
intervenciones. Así se pueden introducir cambios cuando sea necesario y el
tratamiento puede finalizar cuando se logren los objetivos conductuales.
Además, se aplicará en paralelo, una terapia conductual dentro aula de clases,
con el objetivo de disminuir el acoso escolar (bullying) en este, dicha terapia se
llevará a cabo en un tiempo aproximado de 5 meses se basará en la teoría
conductual operante:

1. Se identificaran las conductas las cuales han de incrementarse, reducirse o


reforzarse que sean indicadores de violencia y acoso escolar, así como
también se identificará el nivel de desempeño aceptable

● Disminuir los gritos, insultos y comentarios despectivos entre los


compañeros de clases

● Aumentar la colaboración y la comunicación entre los compañeros del


aula de clases al momento de solucionar problemas

2. Especificar las condiciones bajo las cuales se introducirá el tratamiento ´

La técnica a utilizar será de moldeamiento, a través de esta se podrá aplicar


los reforzadores y castigos apropiados de acuerdo a la conducta observada,
diviendo los objetivos en partes, donde inicialmente se buscará disminuir las
conductas agresivas, es decir, los gritos, insultos y comentarios despectivos entre
los compañeros. Principalmente se les comentará la importancia del valor de la
amistad y como cuidarse entre ellos mismos, luego de esto se les explicará que si
alguno de sus compañeros les pega deben manifestarlo a la maestra o alguna
persona de autoridad.