Anda di halaman 1dari 4

 

Lima, cuatro de marzo del dos mil ocho. 

LA SALA CIVIL PERMANENTE DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, con los acompañados; vista 
la causa dos mil cuatrocientos noventa y cinco – dos mil siete, en audiencia pública el día de la 
fecha y producida la votación, con arreglo a ley, de conformidad con el Dictamen Fiscal 
Supremo de fojas dieciocho del cuadernillo de casación, se emite la siguiente sentencia:  

1. MATERIA DEL RECURSO:  

Es materia de autos el recurso de casación interpuesto a fojas trescientos veintiocho por la 
demandante María de Lourdes Vigil Rodríguez, contra la sentencia de vista de fojas trescientos 
diecinueve, su fecha veintidós de diciembre del dos mil seis, que confirmando la sentencia 
apelada de fecha dieciocho de agosto del dos mil seis, en cuanto declara fundada en parte la 
demanda, la revoca en cuanto al porcentaje de los alimentos, estableciéndolo en veintisiete 
por ciento del total de los ingresos, que por todo concepto percibe el demandado. 

2. FUNDAMENTOS POR LOS CUALES SE HA DECLARADO PROCEDENTE EL RECURSO:  

Esta Sala ha declarado procedente el recurso mediante resolución a fojas quince del 
cuadernillo de casación, de fecha quince de junio del dos mil siete, por la causal prevista en el 
inciso 3° del artículo 386 del Código Procesal Civil, relativa a la contravención de las normas 
que garantizan el derecho a un debido proceso, denunciando que la sentencia de vista ha sido 
emitida de manera  incoherente e incongruente, ya que establece que el demandado es 
abogado libre, cuando en el proceso se ha determinado que es trabajador de la empresa 
Edpyme Crear Tacna; por otro lado, se ha sostenido que el Fiscal opina que la pensión de 
alimentos debe ser fijada sólo por el monto de doscientos nuevos soles, cuando aparece de 
autos que el señor fiscal considera que se incremente la pensión; en consecuencia, existe una 
inadecuada motivación. 

3. CONSIDERANDO:  

PRIMERO: La motivación de las resoluciones judiciales constituye un principio y derecho de la 
función jurisdiccional, consagrado en el inciso 5° del artículo 139 de la Constitución Política, 
norma constitucional que ha sido recogida en el artículo 12 de la Ley Orgánica del Poder 
Judicial, inciso 6° del artículo 50 e inciso 3° del artículo 122 del Código Procesal Civil, cuya 
contravención origina la nulidad de la resolución, conforme lo disponen las dos últimas normas 
adjetivas señaladas. 

SEGUNDO: La motivación es esencial en los fallos, ya que los justiciables deben saber las 
razones  por las cuales se ampara o desestima una demanda, ya que a través de su aplicación 
efectiva se llega a una recta impartición de justicia, evitándose con ello arbitrariedades y 
permitiendo a las partes ejercer adecuadamente su derecho de impugnación, planteando al 
superior jerárquico las razones jurídicas que sean capaces de poner de manifiesto los errores 
que puede haber cometido el juzgador.  

TERCERO: La verificación de una debida motivación sólo es posible si la sentencia hace 
referencia a la manera en que debe inferirse de la ley la solución judicial y si se exponen las 
consideraciones que fundamentan las subsunciones del hecho, bajo las disposiciones legales 
que aplica (Augusto M. Morello. “La casación. Un modelo intermedio eficiente”. 2ª edición 
actualizada. Librería Editorial Platense. Buenos Aires 2000. Página 151). Ello, indudablemente 
sólo es posible en la medida en que la sentencia contenga la necesaria fundamentación de los 
hechos debidamente acreditados, que subsumidos en el supuesto hipotético que prevé la 
norma jurídica, resulta posible establecer los efectos jurídicos que deriven de la verificación 
del supuesto hipotético en la realidad. 

CUARTO: Se debe tener en cuenta además, que el respeto al principio de la debida 
fundamentación de las resoluciones judiciales se encuentra concatenado con el respeto al 
principio de congruencia, siendo que éste supone el límite del contenido de una resolución 
judicial, debiendo ésta ser dictada de acuerdo con el senti do y alcances de las peticiones 
formuladas por las partes, principio recogido en el artículo VII del Título Preliminar, así como 
en el inciso 3° del artículo 122 del Código Procesal Civil, por lo que su contravención implica la 
nulidad de la decisión, conforme a lo expuesto en el citado artículo 122. 

QUINTO: Según lo expuesto, una de las manifestaciones de la transgresión al principio de la 
congruencia lo constituye lo que en doctrina se conoce como “extrapetita”, figura que tiene 
varias manifestaciones, siendo una de ellas cuando se otorga lo pedido pero por “causa 
petendi” diferente a la invocada, por lo que el Juez al momento de resolver debe atenerse a 
los hechos de la demanda y de su contestación, que hayan sido alegados y probados; por lo 
que de producirse una transgresión al principio de la congruencia, originará la nulidad de la 
resolución judicial, según la base jurídica indicada en el considerando anterior. 

SEXTO: En ese sentido, se deberá realizar un análisis de los fundamentos de la contestación de 
la demanda, a fin de determinarse si se está frente a una sentencia incursa en un supuesto de  
“extra petita”; conforme se aprecia de fojas ciento treinta y seis, al no haberse contestado 
válidamente la demanda, el demandado fue declarado en rebeldía, en ese contexto, la 
demanda fue declarada fundada en parte, ordenando al demandado el pago de una pensión 
de alimentos mensual, por un monto equivalente al treinta y dos por ciento del total de sus 
ingresos que por todo concepto recibe, habiéndose acreditado que el demandado cuenta con 
posibilidades económicas (boleta de pago de fojas setenta y dos y liquidación de distribución 
de utilidades de fojas cuarenta y tres del cuaderno de asignación anticipada), habiéndose 
acreditado su condición de trabajador de la empresa Edypyme Crear Tacna. Al ser la sentencia 
desfavorable al demandado, éste interpuso recurso de apelación a fojas doscientos noventa y 
tres, señalando (pretensión impugnatoria) que no es el único obligado al pago de los 
alimentos, de manera que la pensión debió ser fijada en veinte por ciento, lo que traducido en 
dinero ascendería a cuatrocientos nuevos soles, a lo que añade la existencia de carga familiar, 
refiriéndose a sus ancianos padres; que, en ese sentido, el único punto que fue señalado como 
controvertido fue determinar la capacidad económica del demandado, en atención a las 
consideraciones que expuso. 

SÉTIMO: Conforme se aprecia de lo expuesto, no constituye una circunstancia alegada por el 
demandado, el hecho que éste tenga un ingreso mínimo debido a que ejerce la actividad de 
abogado en forma libre, según lo ha declarado la sentencia recurrida (a fin de sustentar una 
reducción en la condena impuesta); por tanto, se ha transgredido el principio de congruencia, 
pues, el Colegiado ha introducido hechos que no han sido alegados por las partes, incurriendo 
así en causal de nulidad de la de vista, conforme al artículo VII del Título Preliminar, inciso 6° 
del artículo 50  e inciso 3° del artículo 122 del Código Procesal Civil, incurriendo también en 
una deficiencia en la motivación de la sentencia, presentando una motivación aparente, para 
pretender modificar el porcentaje de equivalencia de la pensión de alimentos establecida en la 
primera instancia, en base a fundamentos no alegados por las partes, incurriéndose así en el 
supuesto de nulidad procesal señalado en el considerando primero de esta decisión suprema. 

OCTAVO: Adicionalmente, y atendiendo al argumento de la recurrente referido a lo opinado 
por el Fiscal Superior, se observa que en la sentencia recurrida, la Sala Civil señaló que el Fiscal 
era de la opinión que se pasara una pensión de alimentos de doscientos nuevos soles, sin 
embargo es de observarse del dictamen de fojas  trescientos uno que en ninguna parte de 
éste, el Fiscal Superior opina que se establezca una pensión de doscientos nuevos soles, de 
manera que el sustento de la sentencia recurrida no se atiende al mérito de lo actuado en el 
proceso, contraviniéndose así lo dispuesto en el numeral 3 del artículo 122 del Código Procesal 
Civil. 

4. DECISION: Por las consideraciones expuestas y estando a la facultad conferida por el 
numeral 2.1 del inciso 2° del artículo 396 del Código Procesal Civil; Declararon: 

FUNDADO el recurso de casación de fojas trescientos veintiocho, interpuesto por la 
demandante María de Lourdes Vigil Rodríguez; en consecuencia, NULA la resolución de vista 
de fojas trescientos diecinueve, su fecha veintidós de diciembre del dos mil seis, expedida por 
la Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Tacna.  

ORDENARON el reenvío de los autos a la Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Tacna a 
fin que expida nueva resolución con arreglo a ley.    

DISPUSIERON la publicación de esta resolución en el Diario  Oficial “El Peruano”, bajo  
responsabilidad; en los seguidos por María de Lourdes Vigil Rodríguez con Miguel Ángel Pinto 
Liendo, sobre alimentos; intervino como Vocal Ponente el Señor Miranda Canales; y los 
devolvieron.‐ 

SS. 

SÁNCHEZ‐PALACIOS PAIVA 

CAROAJULCA BUSTAMANTE 

MANSILLA NOVELLA 
MIRANDA CANALES 

VALERIANO BAQUEDANO 

.ag 

  

  

  

  

 PAGE    

 PAGE   2  

SENTENCIA 

CAS. N° 2495‐2007 

TACNA