Anda di halaman 1dari 3

Células del sistema nervioso.

Carlos Antonio Rodríguez Aguirre


00000136158

Bases biológicas del comportamiento

Francisco Flores Wilson

11/09/2014 Cd. Obregón, Sonora.


El sistema nervioso es el encargado de controlar la conducta mediante y gracias a
las miles de millones de células que componen a este sistema. Está dividido
principalmente en dos secciones: El sistema nervioso central que está
conformado por el cerebro y la médula espinal; y el sistema nervioso periférico
que se localiza en el exterior del cráneo y la columna vertebral y comprende los
nervios y algunos órganos sensoriales.
El sistema nervioso está conformado por dos tipos de células: neuronas y
células de apoyo.

1. Las neuronas (células nerviosas) se encargan de procesar la información del


sistema nervioso y a través de la recopilación de datos, controlan los
movimientos musculares.
Éstas están constituidas de 4 estructuras o regiones: Soma, contiene el
núcleo y la maquinaria de los procesos vitales de la célula; las dendritas, que
son las encargadas de ser las receptoras de mensajes cuando las células
conversan entre sí por medio de la sinapsis (unión de botones terminales de
la célula emisora con una parte de la membrana somática de la célula
receptora); el axón, que es el tubo por el cual se transporta información del
cuerpo celular a botones terminales; y los botones terminales, que segregan
neurotransmisores (sustancia química encargada de excitar las células
receptoras y determina si esta célula enviará un mensaje a través del axón)
cuando un potencial de acción llega a éstos.

. Las células más importantes del sistema nervioso son las neuronas
sensoriales y neuronas motoras.
Las neuronas sensoriales son aquellas que se encargan de interpretar
y detectar la información derivada del medio ambiente en forma de luz, ondas
sonoras, olores, etc. Las neuronas motoras son las que se encargan de
producir movimiento. Entre estas neuronas están las demás neuronas que se
encargan de la percepción, aprendizaje, memoria, toma de decisiones y el
control de conductas complejas.
2. Las células de apoyo son las encargadas de ayudar y respaldar a las
neuronas para que éstas trabajen de manera eficiente. Su importancia es muy
alta, ya que las neuronas, a diferencia de otras células en nuestro cuerpo, no
se pueden reemplazar. Y las células de apoyo son las que protegen a las
neuronas y las apoyan, desarrollando un papel fundamental para nuestra
existencia.
Las más importantes son las glías, que se encargan de mantener unido
el sistema nervioso central; y las células de Schwann desarrollan mielina para
el sistema nervioso periférico, que funciona como un aislante para el axón.

La barrera hematoencefálica es la barrera que existe entre la sangre y el líquido


que rodea las células del cerebro. No todas las sustancias pueden cruzar esta
barrera. De la misma manera, algunas sustancias no pueden salir de nuestro
organismo porque no pueden cruzar esta barrera.