Anda di halaman 1dari 10

ANALISIS DIMENSIONAL Y SEMEJANZA HIDRAULICA

PRESENTADO A:

MIGUEL FRANCISCO PITRE REDONDO

UNIVERSIDAD DE LA GUAJIRA
FACULTAD DE INGENIERIA
PROGRAMA DE INGENIERIA AMBIENTAL
RIOHACHA, LA GUAJIRA
2018- I

INTRODUCCIÓN
La teoría matemática y los resultados experimentales han desarrollado soluciones
prácticas de muchos problemas hidráulicos. En la actualidad, numerosas
estructuras hidráulicas se proyectan y construyen sólo
después de haber efectuado un amplio estudio sobre
modelos.
La aplicación del análisis dimensional y de la semejanza hidráulica
permite al ingeniero organizar y simplificar las experiencias así como el análisis de
los resultados obtenidos.
Además muchas estructuras hidráulicas son construidas sólo después que han
sido estudiadas en modelos; en el modelo se reproducen naturalmente las
características reales del prototipo.
El análisis dimensional es un método que permite reducir el número y complejidad
de las variables que describen un fenómeno físico.

ANALISIS DIMENSIONAL
El análisis dimensional trata de las relaciones matemáticas,
de las dimensiones de las magnitudes físicas y constituye
una herramienta muy útil de la moderna mecánica de los
fluidos. El análisis dimensional trata de deducir la forma que tendría la
fórmula de un proceso cinemático o dinámico cuando se sabe qué cantidades
físicas intervienen en el proceso y en el cual se deben hallar experimentalmente
algunos coeficientes.
Teniendo en cuenta esto y suponiendo una forma general, se deben hallar algunos
exponentes, quedando algunos coeficientes por determinar en la ecuación.
Ejemplo: Determinar una expresión para la fuerza centrífuga, sabiendo que
intervienen las siguientes magnitudes: masa velocidad y radio

∴ = Fc k ma v b r c (k= parámetro adimensional)


Con base en esto, se establecen las ecuaciones dimensionales:
M L T −2 = M a Lb T −b Lc
Igualando exponentes que correspondan a unas mismas bases, se tiene:

Para M: 1 = a
Para L: 1 = b + c
Para T: - 2= −b ∴ b =2, a = 1 y c = −1

1 2 −1
∴ Fc = k m v r
2
k mv
Fc =
r

El método de análisis dimensional no sólo permite encontrar relaciones entre


variables, sino que es una herramienta muy útil de análisis que permite reducir el
número de parámetros necesarios para representar un fenómeno físico. Por
ejemplo, la fuerza de arrastre F debida al oleaje sobre el casco de un barco
depende de la velocidad del navío v; de la longitud del casco Lo; de la densidad
del fluido, ρ y de la aceleración de la gravedad g.
F = (vf, Lo ρ, g)
VENTAJAS DEL ANALISIS DIMENSIONAL

 La primera es un enorme ahorro de tiempo y dinero

 Un segundo aspecto favorable del análisis dimensional consiste en que nos


ayuda a pensar y planificar un experimento o teoría.

 Una tercera ventaja del análisis dimensional es que proporciona las leyes
de escala que pueden convertir los datos obtenidos sobre un pequeño
modelo en información para el diseño de un prototipo grande.
SEMEJANZA HIDRAULICA
Se refiere a métodos que se han desarrollado para poder predecir mediante un
modelo a escala, generalmente reducido, el comportamiento de una estructura
hidráulica que se denomina prototipo. ”En hidráulica, el término modelo
corresponde a un sistema que simula un objeto real llamado prototipo”. Así, el
fenómeno que en definitiva se desea estudiar ocurre en el prototipo y su
reproducción se realiza en el modelo. Hay muchos factores en un proceso
hidráulico que no pueden calcularse por medios matemáticos y sólo pueden
analizarse prácticamente, de allí la necesidad de experimentar con estructuras
reducidas, donde se pueden variar los factores y con base en esto diseñar la
estructura real. Se utilizan en muchos casos: transiciones en canales, entradas en
ellos, obras de salida, aliviaderos de exceso, obras de defensa en ríos, puertos,
propagación de oleajes, acción de oleajes sobre embarcaciones, erosión,
sedimentación de cauces, control de avenidas, obras de toma, cárcamos de
bombeo, conducción de agua a presión, maquinaria hidráulica (bombas y
turbinas), determinación de coeficientes de descarga en orificios y vertederos, etc.
Principios de similitud
La similitud entre modelo y prototipo puede tomar tres formas diferentes, a saber:
a) similitud geométrica.
b) similitud cinemática.
c) similitud dinámica.
a) similitud geométrica:
Implica semejanza de forma y se obtiene cuando existen las mismas relaciones
entre las longitudes homólogas de modelo y prototipo.
b) similitud cinemática:
Implica semejanza de movimiento y se obtiene si las líneas de corriente de
partículas homólogas son geométricamente semejantes y si existen relaciones
iguales para las velocidades de partículas homólogas.
c) similitud dinámica:
Implica semejanza de fuerzas y se obtiene si existe similitud geométrica y
cinemática y si las relaciones de las fuerzas que actúan sobre partículas
homólogas son iguales. Sin embargo, a veces se hacen modelos distorsionados,
recurriéndose a do escalas, una horizontal y otra vertical.
Ejemplo:
Un modelo de venturímetro tiene dimensiones lineales 1/5 de las del prototipo. el
prototipo trabaja con agua a 20ºC y el modelo con agua a 100º C, para un
diámetro de garganta de 6,0 m y una velocidad en ella de 0,6 m seg en el
prototipo, ¿qué caudal será necesario disponer en el modelo? predominan las
fuerzas de viscosidad.
TEOREMA π DE BUCKINGHAM
Cuando el número de variables o cantidades físicas son cuatro o más, el Teorema
Pi de Buckingham constituye una excelente herramienta, mediante la cual pueden
agruparse estas cantidades en un número menor de grupos adimensionales
significativos, a partir de los cuales puede establecerse una ecuación. Los grupos
adimensionales se llaman grupos o números Pi. Sí en el fenómeno físico en
cuestión intervienen n cantidades físicas q, de las cuales k son dimensiones
fundamentales (por ejemplo fuerza, longitud y tiempo, o bien masa, longitud y
tiempo) y otra q tales como velocidad, densidad, viscosidad, presión, área, etc.
entonces, matemáticamente:

f1 (q1,q2,q3,.........qn) = 0
Ecuación que puede reemplazarse por la relación:
φ [ π 1 , π 2 , π 3 ....... π n−k ]=0
Donde cualquier número π no depende más que de (k +1) cantidades físicas q
y cada uno de los números π son funciones monómicas independientes,
adimensionalmente, de las magnitudes q.
PROCEDIMIENTO:
Se escriben las n cantidades físicas q que intervienen en el problema particular,
anotando sus magnitudes fundamentales y el número k de magnitudes
fundamentales. Existirán (n − k) números π .
2. Seleccionar k de estas cantidades físicas, sin que haya ninguna sin
dimensiones, ni dos que tengan las mismas dimensiones. Todas las magnitudes
fundamentales deben incluirse colectivamente en las cantidades físicas
seleccionadas.
3. El primer grupo π puede expresarse como el producto de las cantidades físicas
escogidas, elevadas cada una a un exponente desconocido y una de las otras
cantidades físicas elevadas a una potencia conocida (normalmente se toma igual
a 1).
4. mantener las cantidades físicas escogidas en 2. Como variables repetidas y
escoger una de las restantes variables para establecer el nuevo número π .
Repetir el procedimiento para obtener los sucesivos números π .
5. en cada uno de los grupos π determinar los exponentes desconocidos mediante
el análisis dimensional.
EJEMPLO:
El caudal Q a través de un tubo capilar horizontal depende de la caída de
∆p
presión por unidad de longitud ; del diámetro d , del tubo y de la viscosidad
l
dinámica μ . Encontrar la forma general de la ecuación.
TEORIA DE LOS MODELOS
Consideremos algún fenómeno físico que está ocurriendo a dos escalas
distintas. Podría ser, por ejemplo, el vuelo de un F-15 y el vuelo de un avión a
control remoto. Aunque en un caso estamos hablando de un caza que puede
alcanzar grandes altitudes y sobrepasar la velocidad del sonido y un avión a
control remoto es prácticamente un juguete, cabe preguntarse si hay algo en
común en el vuelo de ambos y, en caso de haberlo, si estudiamos el
comportamiento de uno, ¿podemos inferir cómo se comportará el otro? La teoría
de modelos nos da las pautas para este análisis y nos dice cuándo podemos
extrapolar nuestros resultados de experiencias realizadas a distintas escalas. Otro
ejemplo, más nuestro alcance, corresponde al flujo en canales. Imagino que más
de una vez se han preguntado acerca de la validez de los resultados obtenidos en
el laboratorio cuando los aplicamos a un cauce natural. En el período comprendido
entre los últimos años de la década de 1970 y la primera mitad de la década de
1990, en el Laboratorio de Hidráulica “Francisco Javier Domínguez” se estudió
intensivamente la socavación alrededor de pilas de puentes. Los experimentos se
realizaban en un canal de un poco más de 1 m de ancho y las socavaciones
medidas eran del orden de los 10 cm. ¿Cómo podemos “creerle” a los resultados
así obtenidos, con caudales de alrededor 10 l/s, y extrapolarlos a cauces
naturales, a veces con varios cientos de metros de ancho, caudales de decenas o
centenas de metros cúbicos por segundo y las socavaciones pueden ser de varios
metros? La respuesta radica en la validez de la teoría de modelos. Esta teoría se
apoya fuertemente en el análisis dimensional, ya que son las cantidades
adimensionales las que se preservan en modelo y prototipo.

CONCLUSION
Con el desarrollo del presente trabajo podemos concluir
acerca del análisis dimensional que su técnica permite
predecir con bastante confiabilidad las variables que están
correlacionadas en un fenómeno físico, que además aplica a resolver problemas
de la mecánica del sólido. La aplicación del análisis dimensional y de la semejanza
hidráulica permite al ingeniero organizar y simplificar las experiencias así como el
análisis de los resultados obtenidos.