Anda di halaman 1dari 60

Un modelo dinámico de oferta y demanda

agregadas1
Este sencillo modelo, que no incorpora la regla de Taylor para describir shocks de
política monetaria2, permitirá analizar, por ejemplo, fluctuaciones macroeconómicas del
producto, de la verdadera inflación, y de la inflación esperada ante diversos shocks
económicos (shocks de política fiscal, shocks de oferta, y shocks de política monetaria).
En esta sección vamos a analizar este modelo lineal desde una perspectiva dinámica,
bajo el supuesto de que las expectativas de la inflación se forman bajo un esquema de
expectativas adaptativas, y en un marco de una economía cerrada. Para ello, utilizando
Matlab, se efectúa una simulación numérica de tres casos en los que el punto de
equilibrio estacionario del sistema de ecuaciones diferenciales que describe el
comportamiento dinámico del modelo es (una espiral, un nodo impropio, o un centro)
estable. Finalmente, para los dos primeros casos, se realiza el análisis de perturbaciones
externas no anticipadas (variaciones permanentes en el gasto público o en la tasa
impositiva exógena, cambios en el producto potencial debido a shocks tecnológicos
exógenos, y variaciones en la tasa de crecimiento de la oferta monetaria).
Supuestos del modelo:
1. Economía cerrada. Se supone que las exportaciones netas son nulas.
2. Mercado real o de bienes y servicios: este mercado viene descrito por las siguientes
ecuaciones:
D t  Ct  I t  G

O t  Yt (1)
D  O
 t t

La primera ecuación de (1) nos dice que la demanda agregada de bienes y servicios,
“ D t ”, es igual al gasto real, que viene dado por la suma del gasto en consumo,
“ C t ”, el gasto en inversión, “ I t ”, y el gasto público, “ G ”, que se considera
exógenamente dado. La segunda ecuación nos dice que la oferta agregada de bienes
y servicios, “ O t ”, no es más que la renta real (producción agregada de bienes y
servicios), “ Yt ”. La tercera ecuación de (1) no es más que la condición de
equilibrio dinámico en el mercado de bienes y servicios. Sustituyendo la primera y
la segunda ecuación en la tercera se obtiene que:
Yt  Ct  It  G (2)
La ecuación (2), la condición de equilibrio dinámico en el mercado de bienes y
servicios, nos dice que, en cada instante, la renta real deberá ser igual al gasto real.
Si suponemos que el consumo es una fracción de la renta disponible (suponemos
que las transferencias gubernamentales son nulas), Yt  Tt , tenemos que:
Ct  c0  cYt  Tt , c0  0, 0  c  1 (3)
Donde “c” es la propensión marginal a consumir, c 0 es el consumo autónomo o de
subsistencia, y “ Tt ” son los impuestos.

1
Este modelo se basa en Shone (2002) y (2003).
2
Mankiw (2005) analiza una versión dinámica, en tiempo discreto, de un modelo de oferta y demanda
agregadas en el que incorpora la regla de Taylor.
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Supondremos que los impuestos, Tt , son una función lineal de la renta. Esto es:

Tt  Yt , 0    1 (4)

Donde “τ” es la tasa marginal impositiva dada exógenamente.

Sustituyendo (4) en (3) resulta:

Ct  c0  cYt  Yt   c0  c1  Yt (5)

Por otro lado, de (2) tenemos que:

I t  Yt  Ct  G (6)

Sumando y restando los impuestos a la expresión (6) tenemos que:

  
I t  Yt  Tt   Tt  G  Ct  Yt  Tt  Ct   Tt  G  Sprivado
t 
 Spúblico
t  St (7)

Sustituyendo (4) y (5) en (7) resulta que:

It  Yt  Yt  c0  c1  Yt   Yt  G

It  1  c1  Yt   c0  Yt  G

It  s1  Yt   c0  Yt  G


privado público
St
 St
    
It  s1  Yt   c0  Yt  G   St , 0  s  1  c  1 (8)

Dónde: Sprivado
t es el ahorro privado, que viene dado por la diferencia entre la renta
disponible y el consumo, Spúblico
t es el ahorro público, que viene dado por la
diferencia entre los impuestos y el gasto público, y “s” es la propensión marginal al
ahorro. La ecuación (8) no es más que una versión equivalente de la ecuación (2).
Dicha ecuación nos dice que en una economía cerrada, en cada instante, el
equilibrio dinámico quedará garantizado siempre que la inversión real, I t , iguale al
ahorro, St .

Por otro lado, supondremos que la función de inversión depende lineal e


inversamente de la tasa de interés real, “ rt  it  et ”, tal como sigue:

 
It  I0   i t  et ; I0  0   0 (9)

Donde i t es la tasa de interés nominal, et es la inflación esperada, “µ” mide la


respuesta de la inversión a la tasa de interés (cuando la tasa de interés es elevada el
crédito será caro, y en consecuencia la inversión será relativamente baja), e I 0 es la
inversión autónoma (independiente de la renta y de la tasa de interés).

74
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Finalmente, la curva IS se obtendrá sustituyendo (9) en (8):

 
I0   it  et  s1  Yt  0   c0  Yt  G

 I  c  G   c  1  c 
IS : i t   0 0    Yt  et (10)
     

3. Mercado de dinero: este mercado viene descrito por las siguientes ecuaciones:

Ldt  eYt  i t ,   0    0
 o
Lt  Mt Pt (11)
 d
Lt  Lt
o

Dónde Yt es la producción real de bienes nacionales. i t representa la tasa de


interés nominal. Mt es el stock nominal de dinero. Pt es el índice de precios
expresado en unidades monetarias unidades reales de consumo . M t Pt es el stock
real de dinero expresado en unidades reales de consumo . Sustituyendo la primera y
la segunda ecuación en la tercera se obtiene que:
Mt
eYt  i t  (12)
Pt

Aplicando logaritmos neperianos a (12) resulta:

M 
 
ln eYt  i t  ln  t   ln Mt  ln Pt  Yt  i t  ln Mt   ln Pt  (13)
 Pt 

Si hacemos:

mt  ln Mt  14
Entonces, la tasa de crecimiento instantáneo del stock nominal de dinero será:


mt 
Mt
15
Mt

Asimismo, si hacemos:

pt  ln Pt  16
Entonces la tasa de crecimiento instantáneo del índice de precios (la tasa de
inflación) nacional será:


t  p t 
Pt
17
Pt

75
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Reemplazando (14), y (16) en (13) se tiene que el mercado de dinero viene


caracterizado por una típica curva LM:

Yt  i t  mt  pt

 m  pt 
LM : i t   Yt  t 18
 

4. Demanda Agregada (DA): Igualando (10) y (18) obtendremos la demanda


agregada, que representa el equilibrio simultáneo en el mercado de dinero y en el
mercado de bienes y servicios:
1 0 2 0 3 0
 b    b    b  
     
      e
I c G     m  p    
Yt   0 0   t
      t t
1  c1     
 1  c1     1  c1    
        

DA : Yt  b1  b2 mt  pt   b3et 19


5. Oferta Agregada (OA): La curva de oferta agregada en este modelo la obtendremos
al combinar una curva de Phillips aumentada por las expectativas inflacionarias
(curva que relaciona a la inflación con el desempleo y con la inflación esperada)
con la ley de Okun. A saber:

Curva de Phillips aumentada: t  et  1Ut  Un ; 1  0 20


Esta curva representa la respuesta de la tasa efectiva de inflación, t , a la tasa de
inflación esperada, et , y a la diferencia entre la tasa de desempleo, U t , y la tasa
natural de desempleo3, Un .

Ley de Okun: Ut  Un  2 Yt  Yn ; 2  0 21


Dónde Yn es el nivel de producción natural (producto potencial). Yn es el nivel de
producción asociado a Un .

Sustituyendo (21) en (20) obtenemos finalmente la oferta agregada:


t  et  12 Yt  Yn 

OA : t  et  Yt  Yn ;   12  0 22


La oferta agregada representa la relación de Phillips de corto plazo a partir de la
cual se obtiene la verdadera inflación (la tasa efectiva de inflación). En el
(equilibrio de) largo plazo se tiene que   e y Y  Yn , independientemente del
nivel de p t , por lo que la curva de oferta agregada de largo plazo será vertical en
Yn (en el plano  t  Yt ).

3
La tasa de desempleo natural es aquella tasa de desempleo con la que la tasa efectiva de inflación es
 
igual a la esperada t  et .

76
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

6. Expectativas de la inflación: Se asume que las expectativas sobre la inflación se


forman bajo un esquema de expectativas adaptativas. Esto es:

 
e
t   t  et ; 0 23
La ecuación (23) nos dice que los agentes económicos revisan sus expectativas
e
hacia arriba, t  0, cuando en algún instante del tiempo la tasa de inflación
excede la tasa esperada, t  et , y viceversa.

Resolución del modelo:

El modelo completo viene dado por las ecuaciones (19), (22) y (23). No obstante,
vamos a reducirlo a un sistema de dos ecuaciones con dos incógnitas (las variables
endógenas de referencia: la producción real y la inflación esperada) tal como sigue:

Derivando (19) respecto del tiempo tenemos:

  
  e
Yt  b2  mt  pt   b3 t 24
 
Sustituyendo (17) en (24) tenemos que:

 
  e
Y t  b 2  m t   t   b3  t 25
 
De (22) se obtiene:

t  et  Yt  Yn  26


Reemplazando (26) en (23) resulta:
e
t   Yt  Yn  27
Sustituyendo (22) y (27) en (25) se obtiene:

 
Yt  b2 mt  et  Yt  Yn   b3 Yt  Yn 
 
 
Y t  b3  b 2 Yt  b 2 et  b 2 mt  b3  b 2 Yn 28
En consecuencia, el sistema reducido de ecuaciones diferenciales que define el
comportamiento dinámico de este modelo, expresado en forma matricial, viene dado por
las ecuaciones (27) y (28):

Y
 b   b   b  Y    
 e   3
t 2 2

t
  b2 mt  Yn b3  b2 
 e
0   t  
(29)
 t     Yn 
         
  
A X 
 b
X

77
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Análisis cualitativo
Ahora vamos a realizar el análisis de estabilidad. Para ello vamos a determinar lo
siguiente:

trA  b3  b2 

 A  b2  0 30

  trA   4 A  b3  b2   4b2
2 2

Dado que A  0, entonces queda garantizada la existencia del punto de equilibrio del
sistema (30), que calcularemos a través de:

Y 1

 e  A b
 

 Y  Yn 
 e      31
  m t 

Evaluando en el equilibrio la ecuación (22) y sustituyendo en la expresión resultante la


primera ecuación de (31) se tiene que:

  e  Y  Yn   e  Yn  Yn     e 32


Sustituyendo (32) en (31) resulta:

 Y  Yn  Yn 
 e        33
     m t 

Por tanto, por (33), en el equilibrio estacionario, la producción real viene dada por el
nivel natural del producto y la inflación verdadera coincide con la tasa de crecimiento
instantánea del stock nominal de dinero.

De acuerdo a los signos asumidos de todos los parámetros del modelo, en este modelo
podemos encontrar tres casos (que surgen al asumir el signo del discriminante) en los
que el sistema sea estable [siempre que trA  0 ]. Los casos en cuestión son:

trA  b3  b 2   0  b3  b 2



Caso 1: Espiral:  A  b 2  0 34

  trA   4 A  b3  b 2   4b 2  0
2 2

El polinomio característico viene dado por:

p  A  I  2  trA   A  0 35

78
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Dado que:

  0          36
Por tanto:

 trA   trA    trA  i  trA 


1      i    i


2 2 2 2 2 37
 trA   trA    trA  i  trA 
2      i    i
 2 2 2 2 2
Dónde:
 trA b3  b 2 
  2  2
0

   4b 2  b3  b 2 
2

     0 38
 2 2 2
 2  2  A  b 2  0


En este caso, dado que la parte real de los autovalores es negativa,   0, entonces
tenemos que el punto de equilibrio del sistema dinámico es una espiral estable
(convergente).

El autovector v1 asociado a 1    i se calculará a partir de:

v1

b3  b2     i   b2  a  0
  39
     i  b 0
De la segunda ecuación del sistema (39) se tiene que:

a
  i b 40

La ecuación (40) también se puede obtener a partir de la primera ecuación del sistema
(39), pero esto no lo vamos a demostrar aquí.

Haciendo b   tenemos que:


 b   b  4b2  b3  b2  
2

     i   3 2
 i
v1     2 2  41
    
  
 
El autovector v 2 asociado a 2    i será el conjugado de v1 , esto es:
 b   b  4b2  b3  b2  
2

   i  3 2
 i
v2    2 2  42
    
  

79
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Ahora, para entender los mecanismos de transferencia del modelo, vamos a bosquejar el
retrato de fase del mismo, determinando las ceroclinas a partir del sistema de ecuaciones
diferenciales (29). Esto es:

  

       t  Yn b 3  b 2   0
e
Y b b Y b b m
43
t 3 2 t 2 t 2
 e
t   Y  Y   0
 t n


De donde la ceroclina Y t  0, viene dada por:

b3  b 2   Y b   b 2 
et  Yt  mt  n 3
b2 b2

De (19), sustituyendo b2 y b 3 en la expresión anterior resulta:


et  1Yt  m t  1Yn 44
e
Mientras que la ceroclina t  0, viene dada por:

Yt  Yn 45

Ahora vamos a determinar gráficamente las condiciones de equilibrio dinámicas. En



primer lugar, vamos a graficar la ceroclina Yt  0. De (44), por los supuestos adoptados,
se puede apreciar que dicha ceroclina es una recta que tiene pendiente negativa e igual a
 1 y que cortará al eje de la inflación esperada (eje vertical en el plano de fase
 
et  Yt ) en m t    1Yn  0 siempre que mt  0. Además, si estando en un punto de la

ceroclina Yt  0 como el punto A, la tasa de inflación esperada aumenta y el nivel de
renta real (producto agregado) permanece constante, pasando a un punto encima de la

ceroclina Yt  0 tal como el punto B. Entonces, al reemplazar las coordenadas del punto
B en la primera ecuación del sistema (43), al haber aumentado el valor de la tasa de
inflación esperada, se verifica que en un punto encima de dicha ceroclina, tal como el

punto B, Yt  0. Por tanto, conforme transcurra el tiempo, el valor de la renta real

(producto agregado) irá disminuyendo. En consecuencia, encima de la ceroclina Y t  0,
tal como se aprecia en la figura 1, las líneas de fuerza dinámicas serán horizontales y en
sentido de derecha a izquierda. Al lado opuesto de dicha ceroclina las líneas de fuerza
dinámicas serán horizontales y en sentido de izquierda a derecha ya que en dicha región

del plano de fase se verifica que Yt  0.

80
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

et

 et B B 
Yt  0
A
et A

 
Yt  0 Yt  0

Yt
YA  YB
Figura 1: Equilibrio dinámico parcial para el nivel de renta real
e
A continuación vamos a graficar la ceroclina t  0. De (45), por los supuestos
adoptados, se aprecia que esta ceroclina es una línea recta vertical que corta al eje de la
producción real en Yn . Además, de la primera ecuación del sistema (43), para valores
e
de Yt  Yn , a la derecha de la recta vertical, que se aprecia en la figura 2, t  0. En
consecuencia, conforme transcurra el tiempo el valor de la tasa esperada de inflación irá
aumentando, lo cual es representado por flechas verticales orientadas hacia arriba. A la
e
izquierda de dicha recta t  0, por lo que conforme transcurra el tiempo el valor de la
tasa esperada de inflación irá disminuyendo, lo cual es representado con flechas
verticales orientadas hacia abajo.
et e
t  0

e e
t  0 t  0

Yt
Y  Yn

Figura 2: Equilibrio dinámico parcial para la tasa de inflación esperada

81
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Superponiendo las ceroclinas de la renta real y de la tasa de inflación esperada, y


bosquejando algunas sendas de fase en el plano de fase se obtiene la figura 3. Como
puede apreciarse en este modelo dinámico, el retrato de fase es una espiral convergente
hacia el punto de equilibrio E.


et 
Yt  0 et  0

e E

e0 I

Y  Yn Y0 Yt

Figura 3: Retrato de fase de la economía

Suponiendo que el estado inicial de la economía se sitúa en el punto I del plano de fase,
de acuerdo a las líneas de fuerza dinámicas, la economía evolucionará a lo largo de la
senda de fase (espiral) y convergerá en el largo plazo al punto de equilibrio estacionario
E. En el corto y mediano plazos, tanto la producción real como la tasa de inflación
esperada tendrán un comportamiento oscilante y convergente alrededor de sus valores
de equilibrio estacionarios.

82
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Análisis cuantitativo
El comportamiento de la renta (producción agregada) y de la tasa de inflación esperada
vienen dados por:
   
 
   
  
 Yt  Y   b3 b2  
   4b  b   b 2  
 t
h cos  t 
e  e
  2 3 2
 e
2
    1  2 
 t     
  
 
  
 
 
   4b 2  b3  b 2   
2

 h 2sen
  
t 46
 2
 
 
 

Dónde:
  
 h1  k1  v1  k 2  v 2
    47
 h 2  k1  v1  k 2  v 2 i
Reemplazando (41) y (42) en (47) resulta:

  k1  k 2   k1  k 2 i


 h1   
  k1  k 2  

  k1  k 2   k1  k 2 i 48
h 2   
  k1  k 2 i 


Si suponemos que el estado inicial, t  0, de la economía viene dado por Y0 , e0 ,  
reemplazando dichas condiciones iniciales en el sistema dado por (46), se tiene que:
 Y  Y
h1   e0 e  49
0   
Igualando (49) con la primera ecuación de (48) se tiene:

 e0   e
 1
k  k 

2

 50
 
Y0  Y    e0   e 
k1  k 2 i  

83
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Reemplazando (50) en la segunda ecuación de (48) resulta:


 Y0  Y    2   2 e0   e  
 
   
h2    51
 Y0  Y    e0   e   
  

Sustituyendo la tercera expresión de (38) en (51) resulta:


 Y0  Y   b 2 e0   e 
 
   
h2    52
 Y0  Y    0  
e e
 

  

Reemplazando las dos primeras expresiones de (38) en (52) tenemos:

 b 3  b 2 Y0  Y   2b 2 e0   e  


 
  4b 2  b 3  b 2  
2

h2    53
 2Y0  Y   b 3  b 2  e0   e  
 
 4b 2  b 3  b 2  
2

Sustituyendo (49) y (53) en (46) tenemos que:

   
Y  Y cos  4b 2  b 3  b 2 
 b3  b 2   2

Yt  Y  e

 2
t
 t  
 0   2  
   
 b   b Y  Y   2b  e   e

3 2 0 2 0  sen  4b 2  b 3   b 2 
2  
 t  54
     
4b 2  b 3  b 2  2
2
    

  2  
 e0  e cos   4b2  b3  b2  t  
  b 3   b 2  

 
 t
   e
e e  2 
   
55 
t
 2
   
 2Y  Y   b   b  e  e
 0 3 2 0  sen   4b2  b3  b2 
2  
 t 
     
4b2  b3  b2  2
2
    

Dónde Y y e vienen dados por (33), mientras que b2 y b 3 vienen dadas por (19).

84
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Sustituyendo (54) y (55) en (22) se obtiene la evolución a lo largo del tiempo de la


verdadera inflación.

En la figura 4 se puede apreciar el comportamiento de la renta real a lo largo del tiempo.


Se aprecia que el comportamiento de la renta es oscilante y convergente hacia su valor
de equilibrio estacionario.

Yt

Y0

Yn

Figura 4: Comportamiento de la renta real a lo largo del tiempo

En la figura 5 se puede apreciar el comportamiento de la tasa de inflación esperada a lo


largo del tiempo. Se aprecia que el comportamiento de la tasa de inflación es oscilante y
convergente hacia su valor de equilibrio estacionario.

et

e

e0

Figura 5: Comportamiento de la tasa de inflación esperada a lo largo del tiempo

85
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Shock de política monetaria expansiva: Efectos de un aumento de la tasa de


crecimiento instantánea del stock nominal de dinero
Si estando la economía en el punto de equilibrio estacionario E0 (ver figura 6), se
produce un incremento en la tasa de crecimiento instantánea del stock nominal de
dinero, ceteris paribus, entonces la única ceroclina que se verá afectada será la ceroclina
 e 
Y t  0, ya que la ceroclina  t  0, no depende de m t . De (44), se aprecia que al aumentar
 
m t , entonces la intersección de la ceroclina Y t  0 con el eje vertical se hará más positiva

(ya que por los supuestos adoptados, en este caso, m t  0 ). Por tanto, debido al
 
incremento en m t , la ceroclina Y t  0 se desplazará hacia arriba sin modificar su
e
pendiente y la ceroclina  t  0 no se moverá. En consecuencia, el nuevo punto de
equilibrio estacionario que alcanzará la economía en el largo plazo será el punto E1 de la
figura 6.

Efectos de largo plazo:

Por otro lado, en la figura 6 se aprecia que tras el incremento de la tasa de crecimiento
instantánea del stock nominal de dinero (ceteris paribus), en el largo plazo, se provocará
un incremento en la tasa de inflación esperada y la renta real (producto agregado)
permanecerá invariable en su nivel natural. En consecuencia, en el largo plazo, la
perturbación monetaria producirá un mayor nivel de inflación esperada y no tendrá
efectos sobre la renta real (producto agregado).

et 
et  0

 
Yt  0  m0 
 

B
1e
E1

E0
0e 
 
Yt  0  m1 
 
Y  Yn Yt

Figura 6: Retrato de fase de la economía tras shock de política monetaria expansiva

86
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

De manera análoga, podemos verificar lo anterior determinando las derivadas estático


comparativas de las componentes del nuevo equilibrio estacionario, E1, respecto a un
incremento en la tasa de crecimiento instantáneo del stock nominal de dinero, ceteris

paribus. Derivando (33) respecto de m t , se tiene que:

 

 Y  m   0   0 56
t

 e   1   0 
   m t     

Efectos de corto y mediano plazo:

En la figura 6 se aprecia que, tras el incremento de la tasa instantánea del stock nominal
de dinero, la economía, partiendo del punto E0, convergerá en el largo plazo al punto E1
siguiendo una trayectoria en forma de espiral. Asimismo, en la figura 6 se puede
apreciar que, en el corto y mediano plazos, trayecto que va desde el punto E0 al punto
E1, tanto la renta real (producto agregado) como la tasa de instantánea de la inflación
esperada convergen a sus respectivos valores de equilibrio de largo plazo de manera
oscilatoria. Además, tras el incremento de la tasa instantánea del stock nominal de
dinero, entre el punto E0 y el punto E1, se observa que hay una sobrerreacción
(overshooting4) tanto de la tasa de inflación esperada (Punto B) como de la renta real
(punto A) respecto a sus valores de equilibrio de largo plazo.

Shock de oferta negativo: Efectos de una disminución de la renta real natural

Si estando la economía en el punto de equilibrio estacionario E0 (ver figura 7), se


produce un decremento en la renta real natural, ceteris paribus, entonces las ceroclinas
 e
Y t  0, y t  0 se verán afectadas. De (44), se aprecia que al disminuir Yn , entonces la

intersección de la ceroclina Y t  0 con el eje vertical disminuirá (aunque por los
supuestos adoptados en este caso seguirá siendo positiva). Por tanto, debido al

decremento en Yn , la ceroclina Y t  0 se desplazará hacia abajo (hacia la izquierda) sin
modificar su pendiente. Asimismo, de (45) se aprecia que al disminuir Yn , la ceroclina
e
t  0 se moverá hacia la izquierda. En consecuencia, el nuevo punto de equilibrio
estacionario que alcanzará la economía en el largo plazo será el punto E1 de la figura 7.

Efectos de largo plazo:

En la figura 7 se puede apreciar que tras el decremento de la renta real natural (producto
potencial) ceteris paribus, en el largo plazo, se provocará un decremento en la renta real
(producto agregado) y la tasa de inflación esperada permanecerá igual al valor que ésta
tenía antes del shock de oferta negativo. En consecuencia, en el largo plazo, el shock de
oferta negativo producirá un producto agregado por debajo del producto potencial y no
tendrá efecto sobre la inflación esperada.

4
Se dice que una variable endógena exhibe desbordamiento (overshooting) en respuesta a un cambio
exógeno no anticipado (shock) si su movimiento en el corto plazo excede el cambio en su valor de largo
plazo.

87
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

et
 

et  0 Yn0
 
 A
Yt  0 Yn1

E1 E0
1e  0e

 

 

et  0 Yn1 Yt  0 Yn0

Yt
Y1  Yn1 Y0  Yn0

Figura 7: Retrato de fase de la economía tras shock de oferta negativo


Efectos de corto y mediano plazo:

En la figura 7 se aprecia que, tras el decremento de la renta real natural (producto


potencial), la economía, partiendo del punto E0, convergerá en el largo plazo al punto E1
siguiendo una trayectoria en forma de espiral. Asimismo, en la figura 7 se puede
apreciar que, en el corto y mediano plazos, trayecto que va desde el punto E0 al punto
E1, tanto la renta real (producto agregado) como la tasa de instantánea de la inflación
esperada convergen a sus respectivos valores de equilibrio de largo plazo de manera
oscilatoria. Además, tras el shock de oferta negativo, entre el punto E0 y el punto E1, se
observa que hay una sobrerreacción (overshooting) tanto de la tasa de inflación esperada
(Punto A) como de la renta real (punto B) respecto a sus valores de equilibrio de largo
plazo.
Shock de política fiscal: Efectos de una disminución de la tasa marginal impositiva
y un incremento del gasto público simultáneos

Si estando la economía en el punto de equilibrio estacionario E0 (ver figura 8), se


produce un decremento en la tasa marginal impositiva y simultáneamente se incrementa
 e
el gasto público, ceteris paribus, entonces por (44) y (45), las ceroclinas Y t  0, y t  0
no se verán afectadas.

88
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Efectos de largo plazo:


 e
Dado que las ceroclinas Y t  0, y  t  0 no se ven afectadas por el shock de política
fiscal, en consecuencia, el punto de equilibrio de la economía seguirá siendo el mismo
que había antes del shock de política fiscal, esto es: E0 = E1, tal como se aprecia en la
figura 8.

Efectos de corto y mediano plazo:

En el instante, t 0 , que se produce el shock de política fiscal, la inflación esperada


permanecerá invariable y la renta real se incrementará a Yt0  Yn . La renta real se
incrementará tras el shock de política fiscal ya que por (19), al subir permanentemente
G, y al caer permanentemente , en t 0 , los parámetros b1 , b 2 , y b3 se incrementarán.
En consecuencia, tras el shock de política fiscal la economía se encontrará en
desequilibrio en el punto I de la figura 8. En esta figura se aprecia que, tras el shock de
política fiscal, la economía, partiendo del punto I, convergerá en el largo plazo al punto
E1 siguiendo una trayectoria en forma de espiral. Asimismo, en la figura 8 se puede
apreciar que, en el corto y mediano plazos, trayecto que va desde el punto I al punto E1,
tanto la renta real (producto agregado) como la tasa de instantánea de la inflación
esperada convergen a sus respectivos valores de equilibrio de largo plazo de manera
oscilatoria.


 e
t
Yt  0 et  0

E 0  E1
1e  0e I
Yt
Y  Yn Yt0

Figura 8: Retrato de fase de la economía tras shock de política fiscal

89
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Simulación Numérica:
A continuación, se presentan los resultados obtenidos en la simulación numérica del
caso I, efectuada en Matlab, con determinados valores para los parámetros del modelo,
tales que satisfagan los supuestos adoptados. Dichos valores se encuentran resumidos en
la tabla I.
Parámetros Valores
θ 0,05
γ 0,05
µ 0,1
c 0,8
c0 5
 0,8
 1,5
I0 10
Tabla I: Valores de los parámetros simulados
En la tabla II se muestran los valores de las variables exógenas en el instante inicial.
Estos valores se han elegido de forma arbitraria.
Variables exógenas Valores

m0 0,05
Yn 1
τ 0,3
G 5
Tabla II: Valores iniciales de las variables exógenas
Para estos valores de los parámetros del modelo y de las variables exógenas en el
instante inicial, el sistema (29) resulta:


A  
b


Y   2,741  3,704 Y  2,926

  et    e   
t
I
 t   1,2

0   t    1,2 
 
Las ceroclinas del sistema (I) vienen dadas por:

Y t  0   t  0,74Yt  0,79
e

 e II
 t  0  Y  Y  1
 t n

Asimismo, por (31), el punto de equilibrio del sistema vendrá dado por:
 Y  Yn  Yn   1 
 e           III
     mt  0,05
Mientras que por (34), tenemos que:
trA  2,741  0

 A  4,444  0 IV
  10,266  0

90
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

x ' = - 2.740740741 x - 3.7037037037037 y + 2.925925926


En la figurayI' se muestra
= 1.2 x - 1.2 el retrato de fase y las ceroclinas del sistema dado por (I).

0.1 Yt' = 0

0.09

0.08

0.07
Inflación Esperada

0.06
E
0.05

0.04

0.03

0.02
et '  0
0.01

0
0.8 0.85 0.9 0.95 1 1.05 1.1 1.15 1.2
Renta Real

Figura I: Retrato de fase del sistema


En las figuras II y III se muestran respectivamente el diagrama de fase y la evolución en
el tiempo de la verdadera inflación, de la inflación esperada, y de la renta real para el
las siguientes condiciones iniciales: Y0 , 0   1,5;0,01.
x ' = - 2.740740741 x - 3.703703704 y + 2.925925926 e
sistema (I) con
y ' = 1.2 x - 1.2

0.18
Yt ' = 0 et '  0
0.16

0.14

0.12
Inflación Esperada

0.1

0.08

0.06
E
0.04

0.02
I
0
0.6 0.8 1 1.2 1.4 1.6
Renta Real

Figura II: Diagrama de fase del sistema  m0  0,05 


 

91
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Sustituyendo los parámetros, las condiciones iniciales y los valores de equilibrio


estacionario en (54) y (55) obtenemos la evolución a lo largo del tiempo de la renta real
y de la tasa de inflación esperada del sistema (I).

Yt  1  e
1,37t
0,5 cos1,602t   0,335sen1,602t 
 (V)

t  0,05  e
e 1,37t
0,34sen1,602t   0,04 cos 1,602t 

1.5

1.4

1.3 Yt
Yt

1.2

1.1

0.9

0 5 10 15 20 25 30
t
0.45
Inflación Esperada
0.4 Verdadera Inflación

0.35

0.3

0.25

0.2

0.15

0.1

0.05

0
0 5 10 15 20 25 30
t
Figura III: Evolución temporal de la renta real (producción agregada), de la
inflación esperada y de la verdadera inflación

92
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Sustituyendo   0,8; Yn  1, y (V) en (22), obtenemos la evolución a lo largo del


tiempo de la verdadera inflación (su evolución temporal se muestra en la figura III).

t  0,05  e1,37t 0,36 cos1,602t   0,072sen 1,602t  VI

Simulación del Shock de política monetaria expansiva: Tomando como punto de


partida el punto de equilibrio estacionario dado por (III), si ahora incrementamos la tasa
de crecimiento instantánea del stock nominal de dinero, ceteris paribus, pasando de
 
m0  0,05 a m1  0,09, el sistema (29) resulta:

 A   
b


Y
  2,741  3,704 Y  3,074
  et    e   
t
VII
 t   1,2

0   t    1,2 
 

Las ceroclinas del sistema (VII) vienen dadas por:


Yt  0  t  0,74Yt  0,83
e

 e VIII
t  0  Y  Y  1
 t n

Asimismo, por (33), el punto de equilibrio del sistema (VIII) vendrá dado por:

Yn   1 
E1        IX
m1  0,09

Mientras que los valores dados por (IV) se mantienen invariables ante el incremento de
la tasa de crecimiento instantánea del stock nominal de dinero.

En la figura IV se muestra el diagrama de fase del sistema (VII) tras el incremento en la


tasa de crecimiento instantánea del stock nominal de dinero, teniendo como punto de
partida el punto de equilibrio estacionario antes de incrementar dicha tasa, esto es:
 Yn   1 
E0       .
m0   0,05

93
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA
x ' = - 2.740740741 x - 3.703703704 y + 3.074074074
y ' = 1.2 x - 1.2
0.12
   et '  0
Yt '  0  m0 
 
0.11

0.1

E1
Inflación Esperada

0.09

0.08

0.07

0.06

0.05
  
E0 Yt '  0  m1 
 
0.04
0.7 0.75 0.8 0.85 0.9 0.95 1 1.05 1.1 1.15 1.2
Renta Real

Figura IV: Diagrama de fase del sistema  m1  0,09 


 


Sustituyendo los parámetros (con m1  0,09 ), E0 y E1 en (54) y (55) obtenemos la
evolución a lo largo del tiempo de la renta real y de la tasa de inflación esperada del
sistema (VII).

Yt  1  0,092e1,37t sen1,602t 



 (X)

t  0,09  e
e 1,37 t
0,034sen1,602t   0,04 cos 1,602t 
Sustituyendo   0,8; Yn  1, y (X) en (22), obtenemos la evolución a lo largo del
tiempo de la verdadera inflación.

t  0,09  e1,37t 0,039sen 1,602t   0,04 cos1,602t  XI


En la figura V se aprecia la evolución temporal del sistema (VII) junto con la verdadera
inflación, dada por (VI), tras el incremento de la tasa de crecimiento instantánea del
stock nominal de dinero, teniendo como punto inicial a E0  1;0,05.

94
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

1.1

1.08
Yt
1.06

1.04

1.02
Yt

0.98

0.96

0.94

0.92

0.9
0 5 10 15 20 25 30
t
0.12
Inflación Esperada
Verdadera Inflación
0.1

0.08

0.06

0.04

0.02

0
0 5 10 15 20 25 30
t
Figura V: Evolución temporal de la renta real, de la inflación esperada y de la
verdadera inflación tras el shock de política monetaria expansiva

95
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Simulación del Shock de oferta negativo: Tomando como punto de inicio el punto de
equilibrio dado por (III), si ahora disminuimos la renta real natural (producto potencial),
ceteris paribus, pasando de Yn0  1 a Yn1  0,5, el sistema (29) resulta:

 A   b

Y
  2,741  3,704 Y  1,556
  et     e   
t
XII
  t   1,2

0   t    0,6 
 
Las ceroclinas del sistema (XII) vienen dadas por:

Y t  0  t  0,74Yt  0,162
e

 e XIII
t  0  Y  Y  0,5
 t n

Asimismo, por (33), el punto de equilibrio del sistema vendrá dado por:
 Yn1   0,5 
E1        XIV 
m 0  0,05
Mientras que los valores dados por (IV) se mantienen invariables ante el decremento de
la renta real natural (producto potencial).
En la figura VI se muestra el diagrama de fase del sistema (XIII) tras el decremento de
la renta real natural (producto potencial), teniendo como punto de partida el punto de
equilibrio estacionario antes de disminuir el producto potencial, esto es:
 
 2.740740741 . x - 3.703703704 y + 1.555555556
E 0   Yn0 ; mxy0 '' ==-1.2
1;0x,05
  - 0.6

0.2
 
Yt '  0 Yn1  
et ' 0 Yn1  
Yt '  0 Yn0  
et ' 0 Yn0

0.18

0.16

0.14
Inflación Esperada

0.12

0.1

0.08

0.06
E1 E0
0.04

0.02

0 0.2 0.4 0.6 0.8 1 1.2 1.4


Renta Real
Figura VI: Diagrama de fase del sistema tras shock de oferta negativo

96
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Sustituyendo los parámetros (con Yn1  0,5 ), E0 y E1 en (54) y (55) obtenemos la


evolución en el tiempo de la renta real y de la inflación esperada del sistema (XIII).

Yt  0,5  e
1,37t
0,5 cos1,602t   0,428sen1,602t 
 XV

t  0,05  e
e 1,37t
0,375sen1,602t 
Sustituyendo   0,8; Yn  0,5, y (XV) en (22), obtenemos la verdadera inflación.
t  0,05  e1,37t 0,0324sen 1,602t   0,4cos1,602t  XVI 
En la figura VII se aprecia la evolución temporal del sistema (XIII) junto con la
verdadera inflación, dada por (XVI), tras el decremento de la renta real natural, teniendo
como punto inicial a E0  1;0,05.

0.9

0.8 Yt

0.7
Yt

0.6

0.5

0.4

0 5 10 15 20 25 30
t
0.5
Inflación Esperada
0.45 Verdadera Inflación

0.4

0.35

0.3

0.25

0.2

0.15

0.1

0.05

0 5 10 15 20 25 30
t
Figura VII: Evolución temporal de la renta real, de la inflación esperada y de la
verdadera inflación tras el shock de oferta negativo

97
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Simulación del Shock de política fiscal: Tomando como punto de partida el punto de
equilibrio estacionario dado por (III), si ahora disminuimos la tasa marginal impositiva,
pasando de 0  0,3 a 1  0,2 y simultáneamente aumentamos el gasto público, de
G0  5 a G1  6 , ceteris paribus, el sistema (29) resulta:

 A   
b


Y
  3,217  4,348 Y  3,435
  et    e   
t
XVII 
  t   1,2 0   t    1,2 

 
Las ceroclinas del sistema (XVII) vienen dadas por:


Y t  0  t  0,74Yt  0,79
e

 e XVIII
t  0  Y  Y  1
 t n

Asimismo, por (33), el punto de equilibrio del sistema (XVIII) vendrá dado por:

 Yn   1 
E1         E 0 XIX
m0  0,05

Mientras que los valores dados por (34), tras el shock de política fiscal, ahora serán:

trA  3,217  0

 A  5,217  0 XX
  10,518  0

Para hallar el valor de la renta real tras el shock de política fiscal, Yt 0 , vamos a utilizar
la ecuación (19). Primeramente, vamos a despejar de (19) los saldos reales (en términos
logarítmicos), teniendo presente que antes del shock de política fiscal (que se da en el
instante t 0 ) la economía se encuentra en equilibrio, esto es:

   

Y  b1  b 2 mt0  p t0  b3 e  Yn  b1  b 2 mt 0  p t 0  b3 m0 

Y  b  b m0
m t0  p t0  n 1 3 XXI 
b2

En el instante t 0 en el que se produce el shock de política fiscal, la inflación esperada



permanecerá invariable, e  m0  0,05; y el valor de la renta real Yt0  Yn , ya que al
subir permanentemente G, y al caer permanentemente , los parámetros b1 , b 2 , y b3
se incrementarán y sus nuevos valores los denotaremos por b I , b II , y b III . Entonces, de
(19), en t 0 , tendremos:

 

Yt 0  b I  b II m t 0  p t 0  b III m0 XXII 

98
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Sustituyendo (XXII) en (XXI) tenemos que:

 

 Yn  b1  b3 m0  
Yt 0  b I  b II 
 b2  III 0 XXIII
 b m
 

Utilizando los parámetros y variables exógenas de las tablas I y II, hallamos b1 , b 2 , y b3


antes del shock de política fiscal. Empleando los valores de las tablas I y II con 1  0,2

y G1  6 , determinamos b I , b II , y b III . Reemplazando b1 , b 2 , b3 , b I , b II , b III , y m0 en
(XXIII) se obtiene Yt0  3,348.

En la figura VIII se muestra el diagrama de fase del sistema (XVII) tras el shock de
Yt 0   3,348
política fiscal, teniendo como punto de partida el punto:
x ' = - 3.217391304 x - 4.347826087 y + 3.434782609
I    .
y ' = 1.2 x - 1.2 
 
m 0   0,05 

Yt '  0 et '  0

0.6

0.5
Inflación Esperada

0.4

0.3

0.2

0.1

E0 = E1 I

0
0 0.5 1 1.5 2 2.5 3 3.5
Renta Real

Figura VIII: Diagrama de fase del sistema tras shock de política fiscal

Sustituyendo los parámetros (con 1  0,2 y G1  6 ), y E1 en (54) y (55) obtenemos la


evolución en el tiempo de la renta real y de la inflación esperada del sistema (XVII).


Yt  1  e
1, 609t
2,348 cos1,622t   2,3298sen1,622t 
 XXIV

t  0,05  e
e 1, 609t
1,737sen1,622t 

99
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Reemplazando   0,8; Yn  1, y (XXIV) en (22), obtenemos la verdadera inflación.


t  0,05  e1,609t 1,878cos1,622t   0,126sen 1,622t  XXV
En la figura IX se aprecia la evolución temporal del sistema (XVII) junto con la
verdadera inflación, dada por (XXV), tras el shock de política fiscal, teniendo como
punto inicial a I  3,348;0,05.

3.5

2.5
Yt

2
Yt

1.5

0.5

0 5 10 15 20 25 30
t
2
Inflación Esperada
1.8 Verdadera Inflación

1.6

1.4

1.2

0.8

0.6

0.4

0.2

0 5 10 15 20 25 30
t
Figura IX: Evolución temporal de la renta real, de la inflación esperada y de la
verdadera inflación tras el shock de política fiscal

100
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Análisis cualitativo

trA  b3  b2   0  b3  b2



Caso 2: Nodo Impropio:  A  b2  0 57

  trA   4 A  b3  b2   4b2  0
2 2

Teniendo en cuenta que   0 y que A  0, entonces resulta que:

trA 2 0 trA 2   0

trA    0  trA    0 58

0  trA    trA 59


Asimismo, multiplicando por menos uno a (58) se obtiene que:

trA     0  trA    2      0  trA    0 60

En este caso, teniendo en cuenta (59) y (60), los autovalores de la matriz “A” serán:

 trA   b3  b 2   b3  b 2   4b 2


2
1   0
 2 2

 2  trA    b3  b 2   b3  b 2   4b 2  0 61
2

 2 2


 2  1  0

Por tanto, en este caso, debido a que ambos autovalores son negativos, y a los signos del
discriminante, de la traza y del determinante de la matriz A, tenemos que el punto de
equilibrio del sistema dinámico es un nodo impropio estable (convergente).

El autovector v1 asociado a 1 se calculará a partir de:

v1

b3  b2   1  b2  a  0
  62
   1  b 0

b3  b2   1 a  bb2  0  b  b3  b2   1  a 63


b2

La ecuación (63) también se obtiene a partir de la segunda ecuación del sistema (62),
pero esto no lo vamos a demostrar aquí.

101
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Haciendo a  b2 tenemos que:

  b2 
v1    64
b3  b2   1 

Reemplazando 1 , dado por (61), en (64) se obtiene:

 b2 
    b2 
v1  
b   b2   b3  b2   4b2   2 
2 65
 3
 2 

De manera análoga, el autovector asociado a  2 será:

  b2 
v2    66
b 3  b 2    2 

Reemplazando 2 , dado por (61), en (66) se obtiene:

 b2 
   b 2 
v 2   b   b   b 3  b 2 2  4b 2     67
 3 2
  1 
 2 

Para este caso, las expresiones (44) y (45) de las ceroclinas correspondientes al caso 1
siguen siendo válidas, al igual que las líneas de fuerza dinámicas que se bosquejaron en
las figuras 1 y 2. No obstante, superponiendo las ceroclinas del nivel de renta real y de
la tasa de inflación esperada, y bosquejando algunas sendas de fase en el plano de fase
se obtiene la figura 9, correspondiente a un nodo impropio estable. Como puede
apreciarse en este modelo dinámico, las trayectorias de fase son tangentes a la línea de

acción del autovector V1. Para comprobar esto vamos a considerar la solución general
   
Xt  XE  k1e t V1  k 2e t V2 donde 1 y 2 son autovalores reales, distintos y negativos, y
1 2

 
sus autovectores asociados son V1 y V2 . Ya que 2  1  0, cuando t   se verificará

que e1t  e 2 t . Por tanto, cuando t   la solución tenderá a alinearse con k1e t V1, esto
1

  
es, en el largo plazo tendremos que Xt  XE  k1e t V1. Pero, dado que cuando t  ,
1

resulta que e 1t  0 y e 2t  0, entonces se tiene que en el largo plazo X t  X E


independientemente de los valores de k1 y k 2 . Por tanto, en el largo plazo, las sendas de
fase se aproximarán al punto de equilibrio tangencialmente a la línea de acción del

autovector V1.

102
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA


De particular interés es el hecho que si el punto inicial se encuentra justo sobre V1 ,

entonces k2  0 y el sistema se mueve a lo largo de la línea de acción del autovector V1
y se aproxima al punto de equilibrio conforme transcurre el tiempo. De forma similar, si

el punto inicial se encuentra justo sobre V2 , entonces k1  0 y el sistema se mueve a lo

largo de la línea de acción de V2 , aproximándose al punto de equilibrio en el límite. Por
tanto, el punto de equilibrio es un nodo impropio asintóticamente estable.

et  e
Yt  0 t  0

I
e0


E v2
e


v1

Y0 Y  Yn Yt

Figura 9: Retrato de fase de la economía

Suponiendo que el estado inicial de la economía se sitúa en el punto I de la figura 9, de


acuerdo a las líneas de fuerza dinámicas, la economía evolucionará a lo largo de la
senda de fase celeste y convergerá en el largo plazo al punto de equilibrio estacionario
E. Asimismo, en la figura 9 se puede apreciar que en el corto y mediano plazos, trayecto
que va desde el punto I al punto E, la tasa de inflación esperada disminuye
monótonamente y la renta real crece de forma monótona hasta alcanzar sus respectivos
valores de equilibrio de largo plazo.

103
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Análisis cuantitativo

El comportamiento de la renta (producto agregado) y de la tasa de inflación esperada


vienen dados por:
   
Xt XE V1
V2

Yt   Y  b 2  b 2 
 
 e    e  1  
k e 1t
 k 2 e 2t
  68
 t    2  1 

De donde:

 Yt  Y k1b2e1t  k 2 b2e2t
 e t  t
69
t    k1 2e 1  k 21e 2
e

Si suponemos que el estado inicial, t  0, de la economía viene dado por Y0 , e0 ,  


reemplazando dichas condiciones iniciales en el sistema dado por (69), se tiene que:



1 Y  Y0   b2 e0  e  
 Y0  Y k1b2  k 2 b2  1
k
b2  2  1 
 e   70
0    k1 2  k 21 
e
 2 Y  Y0   b2 e0  e  
k 2  b2 1   2 

Reemplazando (70) en (69) se tiene que:

Yt  Y  

 1 Y  Y0   b 2  e0   e e 1t

  2 Y  Y0   b 2 e0   e

e 71 
2t
 
  2  1    1   2  

et  e   1

  Y  Y0   b2 e0  e  e 1t 
  Y  Y0   b2 e0  e
 2
 e 722t
 
b2  2  1  b2 1   2 
2 1
   

Dónde Y y e vienen dados por (33), mientras que 1 y  2 vienen dados por (61).

Sustituyendo (71) y (72) en (22) se obtiene la evolución a lo largo del tiempo de la


verdadera inflación.

En la figura 10 se pueden apreciar los plausibles comportamientos de la renta real


(producto agregado) a lo largo del tiempo. Se aprecia que el comportamiento de la renta
real (producto agregado) converge hacia su valor de equilibrio estacionario
independientemente de su valor inicial.

104
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Yt

Figura 10: Comportamiento de la renta real (producto agregado) en el tiempo

En la figura 11 se pueden apreciar algunos posibles comportamientos de la tasa de la


inflación esperada a lo largo del tiempo. Se aprecia que el comportamiento de la
inflación esperada es convergente hacia su valor de equilibrio estacionario
independientemente de su valor inicial.

et

e

Figura 11: Comportamiento de la tasa de inflación esperada a lo largo del tiempo

Shock de política monetaria contractiva: Efectos de un decremento de la tasa de


crecimiento instantánea del stock nominal de dinero

Si estando la economía en el punto de equilibrio estacionario E0 (ver figura 12), se


produce un decremento en la tasa de crecimiento instantánea del stock nominal de
dinero, céteris paribus, entonces la única ceroclina que se verá afectada será la ceroclina
 e 
Y t  0, ya que la ceroclina  t  0, no depende de m t . De (44), se aprecia que al disminuir
 
mt , entonces el valor de la intersección de la ceroclina Y t  0 con el eje vertical se hará
 
más pequeña. Por tanto, debido a la disminución en mt , la ceroclina Y t  0 se desplazará
e
hacia abajo (hacia la izquierda) sin modificar su pendiente y la ceroclina  t  0 no se
moverá. En consecuencia, el nuevo punto de equilibrio estacionario que alcanzará la
economía en el largo plazo será el punto E1 de la figura 12.

105
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Efectos de largo plazo:


Por otro lado, en la figura 12 se aprecia que la disminución de la tasa de crecimiento
instantánea del stock nominal de dinero (ceteris paribus), en el largo plazo, provocará
una caída en la tasa de inflación esperada mientras que la renta real volverá a alcanzar
su nivel natural. En consecuencia, en el largo plazo, la perturbación monetaria
contractiva, producirá una menor tasa de inflación esperada pero no alterará a la renta
real de su nivel natural.

et

E0
0E

1E E1

  
Yt  0  m0 
 

  
Yt  0  m1 
 
e
t  0
Yn Yt
Figura 12: Retrato de fase de la economía tras política monetaria contractiva
Efectos de corto y mediano plazo:
En la figura 12 se aprecia que, tras la política monetaria contractiva, la economía,
partiendo del punto E0, convergerá en el largo plazo al punto E1 siguiendo la trayectoria
de color azul. Asimismo, en dicha figura se puede apreciar que en el corto y mediano
plazos, trayecto que va desde el punto E0 al punto E1, tanto la renta real (producto
agregado) como la tasa de inflación esperada convergen a sus respectivos valores de
equilibrio de largo plazo. Además, en este caso, tras el decremento en la tasa de
crecimiento instantánea del stock nominal de dinero, entre el punto E0 y el punto E1, se
observa el fenómeno de overshooting en la renta real respecto de su valor de equilibrio
de largo plazo.

106
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Shock de oferta negativo: Efectos de una disminución de la renta real natural

Si estando la economía en el punto de equilibrio estacionario E0 (ver figura 13), se


produce un decremento en la renta real natural, ceteris paribus, entonces las ceroclinas
 e
Y t  0, y t  0 se verán afectadas. De (44), se aprecia que al disminuir Yn , entonces la

intersección de la ceroclina Y t  0 con el eje vertical disminuirá (aunque por los
supuestos adoptados en este caso seguirá siendo positiva). Por tanto, debido al

decremento en Yn , la ceroclina Y t  0 se desplazará hacia abajo (hacia la izquierda) sin
modificar su pendiente. Asimismo, de (45) se aprecia que al disminuir Yn , la ceroclina
e
t  0 se moverá hacia la izquierda. En consecuencia, el nuevo punto de equilibrio
estacionario que alcanzará la economía en el largo plazo será el punto E1 de la figura 13.

et

 
e
 

t  0 Yn1 Yt  0 Yn0
A

1E  0E
E1 E0

   
 e
Y t  0 Yn1 t  0 Yn0
Yt
Yn1 Yn0

Figura 13: Retrato de fase de la economía tras shock de oferta negativo

Efectos de largo plazo:

En la figura 13 se puede apreciar que tras el decremento de la renta real natural


(producto potencial) ceteris paribus, en el largo plazo, se provocará un decremento en la
renta real (producto agregado) y la tasa de inflación esperada permanecerá igual al valor
que ésta tenía antes del shock de oferta negativo. En consecuencia, en el largo plazo, el
shock de oferta negativo producirá un producto agregado por debajo del producto
potencial y no tendrá efecto sobre la inflación esperada.

107
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Efectos de corto y mediano plazo:

En la figura 13 se aprecia que, tras el decremento de la renta real natural (producto


potencial), la economía, partiendo del punto E0, convergerá en el largo plazo al punto E1
siguiendo una trayectoria en forma de espiral. Asimismo, en la figura 13 se puede
apreciar que, en el corto y mediano plazos, trayecto que va desde el punto E0 al punto
E1, tanto la renta real (producto agregado) como la tasa de instantánea de la inflación
esperada convergen a sus respectivos valores de equilibrio de largo plazo de manera
oscilatoria. Además, tras el shock de oferta negativo, entre el punto E0 y el punto E1, se
observa que hay una sobrerreacción (overshooting) tanto de la tasa de inflación esperada
(Punto A) como de la renta real (punto B) respecto a sus valores de equilibrio de largo
plazo.

Shock de política fiscal: Efectos de una disminución de la tasa marginal impositiva


y un incremento del gasto público simultáneos

Si estando la economía en el punto de equilibrio estacionario E0 (ver figura 14), se


produce un decremento en la tasa marginal impositiva y simultáneamente se incrementa
 e
el gasto público, ceteris paribus, entonces por (44) y (45), las ceroclinas Y t  0, y t  0
no se verán afectadas.

Efectos de largo plazo:


 e
Dado que las ceroclinas Y t  0, y  t  0 no se ven afectadas por el shock de política
fiscal, en consecuencia, el punto de equilibrio de la economía seguirá siendo el mismo
que había antes de dicho shock, esto es: E0 = E1, tal como se aprecia en la figura 14.

Efectos de corto y mediano plazo:

En el instante, t 0 , que se produce el shock de política fiscal, la inflación esperada


permanecerá invariable y la renta real se incrementará a Yt0  Yn . La renta real se
incrementará tras el shock de política fiscal ya que por (19), al subir permanentemente
G, y al caer permanentemente , en t 0 , los parámetros b1 , b 2 , y b3 se incrementarán.
En consecuencia, tras el shock de política fiscal la economía se encontrará en
desequilibrio en el punto I de la figura 14. En esta figura se aprecia que, tras el shock de
política fiscal, en el corto y mediano plazos, trayecto que va desde el punto I al punto
E1, tanto la renta real (producto agregado) como la tasa de instantánea de la inflación
esperada convergen a sus respectivos valores de equilibrio de largo plazo. Además, tras
el shock de política fiscal, entre el punto E0 y el punto E1, se observa que hay una
sobrerreacción (overshooting) tanto de la tasa de inflación esperada (Punto A) como de
la renta real (punto B) respecto a sus valores de equilibrio de largo plazo.

108
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

et
A

B 
et  0

E 0  E1
1e  0e I

Yt  0
Yt
Y  Yn Yt0

Figura 14: Retrato de fase de la economía tras shock de política fiscal

109
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Simulación Numérica:
A continuación, se presentan los resultados obtenidos en la simulación numérica del
caso II, efectuada en Matlab, con determinados valores para los parámetros del modelo,
tales que satisfagan todos los supuestos adoptados. Dichos valores se encuentran
resumidos en la tabla III.

Parámetros Valores
θ 0,05
γ 0,05
µ 0,1
c 0,8
c0 10
 5
 1
I0 10

Tabla III: Valores de los parámetros simulados

En la tabla IV se muestran los valores de las variables exógenas en el instante inicial.


Estos valores se han elegido de forma arbitraria.

Variables exógenas Valores



m0 0,09
Yn 1
τ 0,3
G 5

Tabla IV: Valores iniciales de las variables exógenas


Para estos valores de los parámetros del modelo y de las variables exógenas en el
instante inicial, el sistema (29) resulta:


A    
b


Y   17,593  3,704 Y  17,926

  et    e   
t
XXVI 
 t   5 0   t    5 

 
Las ceroclinas del sistema (XXVI) vienen dadas por:


Y t  0  t  4,75Yt  4,84
e

 e XXVII 
t  0  Y  Y  1
 t n

Asimismo, por (33), el punto de equilibrio del sistema vendrá dado por:

 Yn   1 
E   XXVIII 
m0  0,09

110
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Mientras que por (57), tenemos que:

trA  17,592  0

 A  18,519  0 XXIX 
  235,425  0

En la figura X se muestra el retrato de fase, los autovectores y las ceroclinas


correspondientes al sistemax dado
x ' = - 17.59259259 por (XXVI).
- 3.703703704 y + 17.92592593
y'=5x-5

0.2
Yt '  0 et '  0

0.18

0.16

0.14
Inflación Esperada

0.12

0.1
E
0.08
V2

0.06
V1

0.04

0.02

0
0.96 0.97 0.98 0.99 1 1.01 1.02 1.03 1.04
Renta Real

Figura X: Retrato de fase del sistema

En la figura XI se muestra el diagrama de fase de la renta real (producto agregado) y la


tasa de inflación esperada del sistema (XXVI) con las siguientes condiciones iniciales:


x0  Y0 , e0  0,98;0,11. 

111
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA
x ' = - 17.59259259 x - 3.703703704 y + 17.92592593
y'=5x-5
0.2
Yt '  0 et '  0
0.18

0.16

0.14
Inflación Esperada

0.12

0.1 
X0
E
0.08

0.06

0.04

0.02

0
0.96 0.97 0.98 0.99 1 1.01 1.02 1.03 1.04
Renta Real

 
Figura XI: Diagrama de fase del sistema  m0  0,09 
 

Sustituyendo los parámetros, las condiciones iniciales y los valores de equilibrio


estacionario en (71) y (72) obtenemos la evolución a lo largo del tiempo de la renta real
y de la tasa de inflación esperada del sistema (XXVI).


Yt  1  0,00336 e
1,125t
 0,0166e 16, 468t
 (XXX)

t  0,09  0,0149e
e 1,125t
 0,0051e 16, 468t

Sustituyendo   5; Yn  1, y (XXX) en (22), obtenemos la evolución a lo largo del


tiempo de la verdadera inflación.

t  0,09  0,00019e1,125t  0,078e16,468t XXXI 


La evolución temporal de la renta real, de la verdadera inflación, y de la inflación
esperada se muestran en la figura XII con las siguientes condiciones iniciales:


x0  Y0 , e0  0,98;0,11. 

112
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

0.995
Yt

0.99
Yt

0.985

0.98

0 5 10 15 20 25 30
t
0.12
Inflación Esperada
Verdadera Inflación
0.1

0.08

0.06

0.04

0.02

0
0 5 10 15 20 25 30
t

Figura XII: Evolución temporal de la renta real, de la verdadera inflación y de la


inflación esperada

113
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Simulación del shock de política monetaria contractiva: Tomando como punto de


partida el punto de equilibrio estacionario dado por (XXVIII), si ahora disminuimos la
tasa de crecimiento instantánea del stock nominal de dinero, ceteris paribus, pasando de
 
m 0  0,09 a m1  0,04 el sistema (29) resulta:


A    
b


Y   17,593  3,704 Y  17,741

  et    e   
t
XXXII 
 t   5

0   t    5 
 

Las ceroclinas del sistema (XXXII) vienen dadas por:


Y t  0  t  4,75Yt  4,79
e

 e XXXIII
t  0  Y  Y  1
 t n

Asimismo, por (31), el punto de equilibrio del sistema vendrá dado por:

Yn   1 
E1        XXXIV
m1  0,04

Mientras que los valores dados por (XXIX) se mantienen invariables ante el decremento
de la tasa de crecimiento instantánea del stock nominal de dinero.

En la figura XIII se muestra el diagrama de fase del sistema (XXXII) tras el decremento
en la tasa de crecimiento instantánea del stock nominal de dinero, teniendo como punto
de partida el punto de equilibrio estacionario antes de disminuir dicha tasa, esto es:
Y   1 
E 0   e0    .
 0   0,09

114
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA
x ' = - 17.59259259 x - 3.703703704 y + 17.74074074
y'=5x-5

et '  0
0.1

E0
0.09

0.08

0.07
Inflaci'on Esperada

0.06

0.05

0.04 E1

0.03

0.02

0.01
     
Yt '  0  m1  Yt '  0  m0 
0    

0.98 0.985 0.99 0.995 1 1.005 1.01 1.015 1.02


Renta Real

 
Figura XIII: Diagrama de fase del sistema  m1  0,04 
 


Sustituyendo los parámetros (con m1  0,04 ), E0 y E1 en (71) y (72) obtenemos la
evolución a lo largo del tiempo de la renta real y de la tasa de inflación esperada del
sistema (XXXII).


Yt  1  0,0121e
1,125t
 0,0121e 16, 468t
 (XXXV)

t  0,04  0,0537e
e 1,125t
 0,0037e 16, 468t

Sustituyendo   5; Yn  1, y (XXXV) en (22), obtenemos la evolución a lo largo del


tiempo de la verdadera inflación.

t  0,04  0,0067e1,125t  0,0567e16,468t XXXVI 


En la figura XIV se aprecia la evolución temporal del sistema (XXXII) junto con la
verdadera inflación, dada por (XXXVI), tras la disminución de la tasa de crecimiento
del stock nominal de dinero, ceteris paribus, teniendo como punto inicial a
E0  1; 0,09.

115
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

0.998

0.996
Yt

Yt

0.994

0.992

0.99
0 5 10 15 20 25 30
t
0.1
Inflación Esperada
Verdadera Inflación
0.09

0.08

0.07

0.06

0.05

0.04

0.03
0 5 10 15 20 25 30
t

Figura XIV: Evolución temporal de la renta real, de la verdadera inflación, y de la


inflación esperada tras la política monetaria contractiva

116
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Simulación del Shock de oferta negativo: Tomando como punto de inicio el punto de
equilibrio dado por (XXVIII), si ahora disminuimos la renta real natural (producto
potencial), ceteris paribus, pasando de Yn0  1 a Yn1  0,5, el sistema (29) resulta:

 A   b

Y
  17,593  3,704 Y   9,13 
  et     e   
t
XXXVII 
 t   5

0   t   2,5
 
Las ceroclinas del sistema (XXXVII) vienen dadas por:

Y t  0   t  4,75Yt  2,465
e

 e XXXVIII 
 t  0  Y  Y  0,5
 t n

Asimismo, por (33), el punto de equilibrio del sistema vendrá dado por:
 Yn1  0,09
E1        XXXIX 
m 0   0,5 
Mientras que los valores dados por (XXIX) se mantienen invariables ante el decremento
de la renta real natural (producto potencial).
En la figura XV se muestra el diagrama de fase del sistema (XXXVII) tras el
decremento de la renta real natural (producto potencial), teniendo como punto de partida
el punto de equilibrio estacionario antes de disminuir el producto potencial, esto es:
 

E 0   Yn0 ; mxy0 ''==-517.59259259
09.
1x;0- ,2.5 x - 3.703703704 y + 9.12962963
 

0.25
 
et ' 0 Yn1  
Yt '  0 Yn0

0.2
Inflación Esperada

0.15

0.1
E0
E1

0.05

 
Yt '  0 Yn1  
et ' 0 Yn0
0

0.4 0.5 0.6 0.7 0.8 0.9 1


Renta Real
Figura XV: Diagrama de fase del sistema tras shock de oferta negativo

117
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Sustituyendo los parámetros (con Yn1  0,5 ), E0 y E1 en (71) y (72) obtenemos la


evolución en el tiempo de la renta real y de la inflación esperada del sistema (XXXVII).

Yt  0,5  0,037e
1,125t
 0,537e16, 468t
 e XL

 t  0 ,05  0,163e 1,125t
 0,163e 16, 468t

Sustituyendo   5; Yn  0,5, y (XL) en (22), obtenemos la verdadera inflación.


t  0,05  0,02e1,125t  2,52e16,468t XLI
En la figura XVI se aprecia la evolución temporal del sistema (XXXVII) junto con la
verdadera inflación, dada por (XLI), tras el decremento de la renta real natural, teniendo
como punto inicial a E 0  1;0,09.

0.9

0.8
Yt
Yt

0.7

0.6

0.5

0 5 10 15 20 25 30
t
2.5 Inflación Esperada
Verdadera Inflación

1.5

0.5

0
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
t
Figura XVI: Evolución temporal de la renta real, de la verdadera inflación, y de la
inflación esperada tras el shock de oferta negativo

118
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Simulación del shock de política fiscal: Tomando como punto de partida el punto de
equilibrio estacionario dado por (III), si ahora disminuimos la tasa marginal impositiva,
pasando de 0  0,3 a 1  0,25 y simultáneamente aumentamos el gasto público, de
G0  5 a G1  5,25 , ceteris paribus, el sistema (29) resulta:

A  b

Y
  19  4 Y  19,36
  et     e   
t
XLII 
 t   5 0   t    5 

 
Las ceroclinas del sistema (XLII) vienen dadas por:


Y t  0  t  4,75Yt  4,84
e

 e XLIII 
t  0  Y  Y  1
 t n

Asimismo, por (33), el punto de equilibrio del sistema (XLII) vendrá dado por:

 Yn   1 
E1         E0 XLIV
m0  0,09

Mientras que los valores dados por (57), tras el shock de política fiscal, ahora serán:

trA  19  0

 A  20  0 XLV 
  281  0

En el instante t 0 en el que se produce el shock de política fiscal, la inflación esperada



permanecerá invariable, e  m0  0,09; y el valor de la renta real Yt0  Yn , ya que al
subir permanentemente G, y al caer permanentemente , los parámetros b1 , b 2 , y b3
se incrementarán y sus nuevos valores los denotaremos por b I , b II , y b III . Utilizando los
parámetros y variables exógenas de las tablas III y IV, hallamos b1 , b 2 , y b3 antes del
shock de política fiscal. Empleando los valores de las tablas III y IV con 1  0,25 y

G1  5,25 , determinamos b I , b II , y b III . Reemplazando b1 , b 2 , b3 , b I , b II , b III , y m0 en
(XXIII) se obtiene Yt0  4,82.

En la figura XVII se muestra el diagrama de fase del sistema (XLII) tras el shock de
Yt 0   4,82
política fiscal, teniendo como punto de partida el punto: I       .
 
m 0  0,09

119
CIRO BAZÁN
x ' = - 19 x - 4 y + 19.36 TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA
y'=5x-5

0.9

0.8
et '  0
0.7
Inflación Esperada

0.6

0.5

0.4

0.3

0.2

0.1
E0 = E1 I

0 Yt '  0

0.5 1 1.5 2 2.5 3 3.5 4 4.5 5


Renta Real

Figura XVII: Diagrama de fase del sistema tras shock de política fiscal

Sustituyendo los parámetros (con 1  0,25 y G1  5,25 ), y E1 en (71) y (72) obtenemos


la evolución en el tiempo de la renta real y de la inflación esperada del sistema (XLII).


Yt  1  0,255 e
1,118t
 4,075e17,882t
 XLVI 

t  0,09  1,139e
e 1,118t
 1,139e17,882t

Reemplazando   5; Yn  1, y (XLVI) en (22), obtenemos la verdadera inflación.


t  0,09  0,135e1,118t  19,235e17,882t XLVII
En la figura XVIII se aprecia la evolución temporal del sistema (XLII) junto con la
verdadera inflación, dada por (XLVII), tras el shock de política fiscal, teniendo como
punto inicial a I  4,82;0,09.

120
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

4.5

3.5

3 Yt
Yt

2.5

1.5

0.5
0 5 10 15 20 25 30
t
20
Inflación Esperada
18 Verdadera Inflación

16

14

12

10

0
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
t

Figura XVIII: Evolución temporal de la renta real, de la inflación esperada y de la


verdadera inflación tras el shock de política fiscal

121
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Análisis cualitativo

trA  b3  b 2   0  b3  b 2    1



Caso3: Centro  A  b 2  0 73

  trA   4 A  4b 2  0
2

De acuerdo a (37), los autovalores o raíces características son:

 trA   trA 
1    i    i  i


2 2 2 74
 trA   trA  i  trA 
 2     i    i  i
 2 2 2 2
Dónde:

 trA
  0
 2
 75
   
   b 2  0
2 2

En este caso, dado que la parte real de los autovalores es nula,   0, entonces tenemos
que el punto de equilibrio del sistema dinámico es un centro marginalmente estable.

El autovector v1 asociado a 1  i se calculará sustituyendo la primera condición de
(73) y   0 en (41), de donde:

  i   b 2 i
v1       76
   

 
El autovector v 2 asociado a 2  i será el conjugado de v1 , esto es:

  i  b 2 i
v2      77
     

Reemplazando la primera condición de (73) y   0 en (43) obtenemos las ceroclinas


del sistema:

  e

t  0 : b2  mt   t   0   t  mt
e
 Y
   (78)
 e
t  0 : Yt  Yn  0  Yt  Yn

122
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA


A continuación vamos a graficar la ceroclina Yt  0 en el plano de fase et  Yt . De la
primera ecuación de (78), se aprecia que esta ceroclina es una línea recta con pendiente
nula, mientras que el valor del intercepto con el eje vertical (eje de la inflación
 
esperada) será igual a mt  0. Además, si estando en un punto de la ceroclina Yt  0
como el punto A de la figura 15, la inflación esperada aumenta y el nivel de renta

permanece constante, pasando a un punto encima de la ceroclina Yt  0 tal como el
punto B. Entonces, al reemplazar las coordenadas del punto B en la primera ecuación
del sistema (78), al haber aumentado el valor de la inflación esperada, se verifica que en
 
un punto encima de la ceroclina Y t  0, tal como el punto B, Yt  0. Por tanto,
conforme transcurra el tiempo, el valor de la renta irá disminuyendo. En consecuencia,

encima de la ceroclina Y t  0, tal como se aprecia en la figura 15, las líneas de fuerza
dinámicas serán horizontales y en sentido de derecha a izquierda. Por debajo de dicha
ceroclina las líneas de fuerza dinámicas serán horizontales y en sentido de izquierda a

derecha ya que en dicha región del plano de fase se verifica que Yt  0.

et
eB B
 A 
e  mt Yt  0

Yt
YA  YB
Figura 15: Equilibrio dinámico parcial para el nivel de renta real

e
Por otro lado, de la segunda ecuación de (78), se puede apreciar que la ceroclina t  0,
en el plano de fase et  Yt , es una recta vertical que corta al eje de la renta real en Yn .
Además, de la segunda ecuación del sistema (78), para valores de Yt  Yn , a la derecha
e
de la recta vertical, que se aprecia en la figura 16, t  0. En consecuencia, conforme
transcurra el tiempo el valor de la inflación esperada irá aumentando, lo cual es
representado por flechas verticales orientadas hacia arriba. A la izquierda de dicha recta
e
t  0, por lo que conforme transcurra el tiempo el valor de la inflación esperada irá
disminuyendo, lo cual es representado con flechas verticales orientadas hacia abajo.

123
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

e
et t  0

Yt
Yn
Figura 16: Equilibrio dinámico parcial para el nivel de renta agregada

Superponiendo las ceroclinas de la renta real y de la inflación esperada, y bosquejando


algunas sendas de fase en el plano de fase et  Yt , se obtiene la figura 17. Como puede
apreciarse en este modelo dinámico, el punto de equilibrio es un centro (elipse)
marginalmente estable.
e
et t  0
C

B 
D E
e Yt  0
e0 I
F
Yt
Yn Y0
Figura 17: Retrato de fase de la economía

Suponiendo que el estado inicial de la economía se sitúa en el punto I de la figura 17, de


acuerdo a las líneas de fuerza dinámicas, la economía evolucionará a lo largo de la
senda de fase (elipse) y se mantendrá girando por siempre alrededor del punto de
equilibrio estacionario E, siempre que no haya ningún shock aleatorio. Además, en la
figura 17 se observa que en el trayecto que va desde del punto I al punto B, la economía
presenta un periodo en el que la renta real y la inflación esperada aumentan, entre el
punto B y el punto C la inflación esperada y la renta real disminuye, entre el punto C y
el punto D la renta real la inflación esperada disminuyen, entre el punto D y el punto F
la renta real aumenta y la inflación esperada disminuye. A partir de determinado
instante del tiempo, este ciclo económico se repetirá perpetuamente, siempre que no
haya ningún shock aleatorio.

124
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Análisis cuantitativo

El comportamiento de la renta real y de la tasa de inflación esperada vienen dados por:

 Yt  Y    

    

 
   
 e e   h1 cos b 2 t   h 2sen b 2 t  79
 t    







Dónde:
  
 h1  k1  v1  k 2  v 2
    80
 h 2  k1  v1  k 2  v 2 i
Reemplazando (76) y (77) en (80) resulta:

   b 2 k1  k 2 i


 h1   
  k1  k 2  

  b 2 k1  k 2  81
h 2   
  k1  k 2 i 




Si suponemos que el estado inicial, t  0, de la economía viene dado por Y0 , e0 , 
reemplazando dichas condiciones iniciales en el sistema dado por (79), se tiene que:
  Y0  Y 
h1   e e 82
0   
Igualando (82) con la primera ecuación de (81) se tiene:
 e0   e
 1
k  k 

2

 83
k  k i  Y0  Y
 1 2 b 2

Reemplazando (83) en la segunda ecuación de (81) resulta:


  b 2 e0   e


   
h2    84
 b 2 Y0  Y  
 
 b2 

125
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Sustituyendo (82) y (84) en (79) tenemos que:


Yt  Y  Y0  Ycos b 2 t  
b 2 e0  e   
sen b 2 t  85


b 2 Y0  Y 
  
et   e  e0   e cos 
b 2 t 
b2

sen b 2 t  86

Dónde Y y e vienen dados por (33), mientras que b2 viene dada por (19).

Sustituyendo (85) y (86) en (22) se obtiene la evolución a lo largo del tiempo de la


verdadera inflación.

En la figura 18 se puede apreciar el comportamiento de la renta real a lo largo del


tiempo. Se aprecia que el comportamiento de la renta es oscilante (de amplitud
constante: Ay) alrededor de Yn .

Yt

Y0
Yn

Figura 18: Comportamiento de la renta real a lo largo del tiempo

En la figura 19 se puede apreciar el comportamiento de la inflación esperada a lo largo


del tiempo. Se aprecia que el comportamiento de la inflación esperada es oscilante (de
amplitud constante: Ap) alrededor de e .

et

e
e0

Figura 19: Comportamiento de la tasa de inflación esperada a lo largo del tiempo

126
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Simulación Numérica:
A continuación, se presentan los resultados obtenidos en la simulación numérica del
caso III, efectuada en Matlab, con determinados valores para los parámetros del modelo,
tales que satisfagan los supuestos adoptados. Dichos valores se encuentran resumidos en
la tabla V.
Parámetros Valores
θ 0,05
γ 0,5
µ 0,1
c 0,8
c0 5
 0,8
 2
I0 10
Tabla V: Valores de los parámetros simulados
En la tabla VI se muestran los valores de las variables exógenas en el instante inicial.
Estos valores se han elegido de forma arbitraria.
Variables exógenas Valores

m0 0,09
Yn 1
τ 0,3
G 5
Tabla VI: Valores iniciales de las variables exógenas
Para estos valores de los parámetros del modelo y de las variables exógenas en el
instante inicial, el sistema (29) resulta:


A 
 b

Y   0  0,444 Y  0,04

  et     e   
t
XLVIII 
 t  1,6

0   t   1,6
 
Las ceroclinas del sistema (XLVIII) vienen dadas por:

Y t  0  t  0,09
e

 e XLVII 
t  0  Y  Y  1
 t n

Asimismo, por (33), el punto de equilibrio del sistema vendrá dado por:
 Y  Yn  Yn   1 
 e           L
     mt  0,09
Mientras que por (73), tenemos que:
trA  0

 A  0,711  0 LI 
  2,844  0

127
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA
x ' = - 0.4444444444 y + 0.04
y ' = 1.6 x - 1.6
En la figura XIX se muestra el retrato de fase y las ceroclinas del sistema (XLVIII).
et '  0
0.5

0.4

0.3

0.2
Inflación Esperada

0.1
E Yt '  0

-0.1

-0.2

-0.3

0.8 0.85 0.9 0.95 1 1.05 1.1 1.15 1.2


Renta Real
Figura XIX: Retrato de fase del sistema
En las figuras XX y XXI se muestran respectivamente el diagrama de fase y la
evolución enx'= el- tiempo de lay verdadera
0.4444444444 + 0.04 inflación, de la inflación esperada, y de la renta
real para el sistema (XLVIII) con las siguientes condiciones iniciales: Y0 , e0   0,9;0,3.
y ' = 1.6 x - 1.6

et '  0
0.5

0.4

Y ,  
0
e
0
0.3

0.2
Inflación Esperada

0.1
E Yt '  0

-0.1

-0.2

-0.3

0.8 0.85 0.9 0.95 1 1.05 1.1 1.15 1.2


Renta Real
Figura XX: Diagrama de fase del sistema

128
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Sustituyendo los parámetros, las condiciones iniciales y los valores de equilibrio


estacionario en (85) y (86) obtenemos la evolución a lo largo del tiempo de la renta real
y de la tasa de inflación esperada del sistema (XLVIII).
Yt  1  0,1cos0,843t   0,111sen0,843t 
 e (LII)
t  0,09  0,21cos0,843t   0,19sen0,843t 

1.15

1.1

1.05
Yt

0.95

0.9

0.85
Yt

0 5 10 15 20 25 30
t

0.3

0.2

0.1

-0.1

-0.2
Inflación Esperada
Verdadera Inflación
0 5 10 15 20 25 30
t
Figura XXI: Evolución temporal de la renta real (producción agregada), de la
inflación esperada y de la verdadera inflación

129
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Sustituyendo   0,8; Yn  1, y (LII) en (22), obtenemos la evolución a lo largo del


tiempo de la verdadera inflación (su evolución temporal se muestra en la figura XXI).

t  0,09  0,13 cos0,843t   0,278sen0,843t  LIII


Conclusiones:

En este documento se ha analizado la estabilidad de una versión dinámica lineal de un


modelo de oferta y demanda agregadas. Hemos simulado tres casos (espiral, nodo
impropio, y centro), utilizando valores adecuados de los parámetros, en los que las
variables endógenas del modelo en cuestión convergen a un punto de equilibrio
estacionario (de forma cíclica o monótona según sea el caso), tanto para el caso de
espiral como para el caso de nodo impropio. Sin embargo, para el caso de un centro
marginalmente estable, las variables endógenas se mantienen oscilando alrededor de su
valor de equilibrio estacionario (sin alejarse ni acercarse a él). Asimismo, se ha
analizado para los casos de espiral y nodo impropio el efecto de una perturbación
externa no anticipada (shocks de política monetaria, de política fiscal, y de oferta),
encontrándose que el modelo resulta dinámicamente estable (esto es, luego que el
modelo ha sido alejado de su situación de equilibrio estacionario por la perturbación,
éste retorna a un nuevo punto de equilibrio). Finalmente, resaltar que el modelo podría
presentar un comportamiento dinámicamente inestable para valores de los parámetros
que no cumplan las condiciones de estabilidad establecidas en los tres casos aquí
analizados.

130
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

Bibliografía

Bazán, C. (2014): “Sistemas Dinámicos en Economía”. Primera Edición. Publicaciones


Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo (USAT).

Mankiw, G. (2005): “Macroeconomics”, Worth Publishers. Seventh Edition.

Shone, R. (2002): “Economic Dynamics: Phase Diagrams and Their Economic


Application”, Cambridge University Press. Second Edition.

Shone, R. (2003): “An Introduction to Economic Dynamics”, Cambridge University


Press. First Edition (Virtual Publication).

131
CIRO BAZÁN TÓPICOS EN MACROECONOMÍA DINÁMICA

132