Anda di halaman 1dari 2

DESNUTRICIÓN EN GUATEMALA

Guatemala es un país de ingresos medios rico en recursos naturales. Sin embargo, las
cifras macroeconómicas esconden una realidad que mina las posibilidades de desarrollo
del país: las desigualdades sociales y económicas son extremas y condenan a gran parte
de la infancia del país a una vida limitada por los efectos de la malnutrición.

El aumento de la desnutrición crónica en niños y niñas menores de 5 años es


particularmente alarmante en Guatemala. En la población escolar se encuentran
porcentajes más altos en niños y niñas de origen indígena y en aquellos que habitan en
áreas rurales. Guatemala es actualmente es sexto país del mundo con peores índices de
malnutrición infantil.

En algunas regiones de la Guatemala rural, donde la mayor parte de la población es de


origen maya, los índices de malnutrición infantil alcanzan el 80%. Una dieta basada casi
exclusivamente en tortillas de maíz causa unos daños con efectos permanentes en los
niños y niñas.

Datos demoledores

El Gobierno de Guatemala está considerando la posibilidad de declarar el "Estado de


calamidad", debido al empeoramiento en la situación de seguridad nutricional y
alimentaria en el este del país.

 Los datos de desnutrición más alarmantes provienen de la región semiárida del este
de Guatemala, donde hay una escasez recurrente de lluvias, el terreno es poco fértil y
las familias cultivan en terrenos de montaña.
 Hay 300.000 hogares en la región, lo que supone un 18,7% de la población del país.
 Se ha perdido cerca del 50% de las cosechas de maíz y alubias.
 Los casos de desnutrición severa han aumentado en julio, especialmente en la
provincia de Jalapa.
 La escasez de ingresos de las familias, la falta de recursos, la baja productividad
agrícola, el aumento del desempleo y el incremento del precio de los combustibles y
alimentos han contribuido a empeorar la situación.
TIPOS DE DESNUTRICIÓN EN GUATEMALA

Uno de los principales problemas del área rural guatemalteca es la desnutricion, por lo
que es de suma importancia conocer cuáles son las implicaciones de esta problemática.
Asimismo, es importante saber también cuáles son las posibles soluciones, con la
finalidad que podamos ver la luz al final del camino y comprender que es posible resolver
esta situación en Guatemala. Existen diferentes tipos de desnutrición, desnutrición aguda
y crónica. Es importante saber diferenciarlas pues la solución a dicha problemática
dependerá del tipo de desnutrición diagnosticada.

*Desnutrición aguda: en Guatemala afecta al 1.1% de niños menores de 5 años y es


causada por la falta del consumo de alimentos en un período de tiempo determinado
(hambre estacional), que conlleva a una rápida pérdida de peso. En el país se dan casos
de desnutrición aguda por falta de acceso a los alimentos, especialmente en el corredor
seco. Es necesario responder a estos casos inmediatamente por medio del consumo de
alimentos altamente nutritivos y el tratamiento de alimentos terapéuticos.

*Desnutrición crónica: la problemática se debe a la falta de micronutrientes durante el


período de 9 meses de gestación y los 24 primeros meses de vida del niño, teniendo gran
impacto en el desarrollo cerebral de los infantes, ya que se producen alteraciones
metabólicas y estructurales irreversibles. El efecto físico más evidente son niños con peso
y talla menor a la que debería alcanzar su cuerpo a esta edad, asimismo se tiende a
padecer con mayor frecuencia enfermedades gastrointestinales y respiratorias. El
resultado en el cerebro es uno de menor tamaño y peso, con menos conexiones
neuronales que afectan el desarrollo visual, auditivo, de lenguaje y motor; perjudicando
las capacidades de aprendizaje, comportamiento y habilidad de regular emociones. En
Guatemala el 49.8% de los niños menores de 5 años sufren de desnutrición crónica, lo
cual causa un desempeño académico limitado y por lo tanto el desarrollo del capital
humano se trunque; sumando a la situación lo que por mucho tiempo se han debatido del
ciclo perverso de pobreza.