Anda di halaman 1dari 1

F.

MARTÍN PINEDO AUBIÁN - Casos Prácticos

Caso Práctico 9 – Tronco Seco

Federico Cachay es un recién casado que en vísperas de cumplir su primer aniversario


de bodas quiere sorprender a su esposa comprando un nuevo juego de dormitorio
puesto que el que poseen a la fecha se encuentra en estado deplorable debido a la mala
calidad de su madera. Por ello desea adquirir un flamante juego de dormitorio de
excelente calidad.

Es así que llega a la mueblería El Tronco Seco S.A.C., conocido y reputado


establecimiento local, en donde lo atiende un vendedor de nombre Julito Pajares, quien
le muestra todos los juegos de dormitorio en exhibición. Federico Cachay se interesa en
un juego de dormitorio compuesto por una cama grande de dos plazas, una cómoda
con espejo, dos veladores y un baúl cuyas líneas, fortaleza y acabados son de su agrado.
El costo de dicho juego de dormitorio es de 2,000 Nuevos Soles, los mismos que pueden
ser abonados con una inicial de 600 Nuevos Soles y el saldo de 1,400 Nuevos Soles se
cancelará en 7 letras de cambio de 200 Nuevos Soles cada una, sin intereses.

El vendedor Julito Pajares le dice que se le puede mandar hacer el mismo juego de
dormitorio en madera cedro, de mejor calidad, para lo cual debería esperar un plazo de
10 días para la entrega en su domicilio, sin recargo adicional. Ante esta tentadora oferta,
Federico Cachay acepta las condiciones planteadas y decide suscribir el contrato
respectivo, abonar el monto correspondiente a la inicial, suscribir las letras de cambio y
esperar los 10 días, fecha coincidente con su aniversario de bodas. Lo que no sabía era
que este empleado tenía la costumbre de apropiarse del dinero y no reportar las ventas.

Vencido el plazo, Federico Cachay se comunica telefónicamente con la mueblería para


saber el momento en que estarán haciendo entrega de los muebles. La secretaria que lo
atiende le comunica que no hay ningún pedido a su nombre y por lo tanto no hay
mueble que entregar. Sorprendido, pide hablar con el vendedor Julito Pajares,
señalándosele que ésta ha sido despedido hace tres días por “problemas internos”. Pide
hablar con el Gerente de la tienda, y le señalan que no volverá hasta dentro de diez días
porque se encuentra en la selva comprando maderas para el establecimiento. Decide
esperar el retorno del Gerente y, como es de suponer, su aniversario de bodas lo festeja
sin el juego de dormitorio ofrecido.

Transcurrido el plazo acude a la tienda acompañado de dos primos, y al no encontrar al


Gerente de la tienda, motivado por el consejo de su primo decide llevarse por la fuerza
el juego de dormitorio que estaba en exhibición. Al llegar a su domicilio verifica que los
muebles son de madera tornillo, de inferior calidad y que cuesta la mitad que la madera
ofrecida. Para colmo de males, al día siguiente le llega una carta notarial de la mueblería
El Tronco Seco por la que le señalan que al tener el juego de dormitorio en su poder la
empresa considera cumplida su obligación y le recuerda que debe comenzar a cumplir
con el pago de las letras. Por ello, decide invitar a conciliar al Gerente de la mueblería El
Tronco Seco a fin de resolver el contrato, dejar sin efecto las letras y que se le devuelva
el monto correspondiente a la inicial entregada.

© M. Pinedo A., 2001