Anda di halaman 1dari 3

La teoría Kantiana: analogía entre el deber y la buena voluntad

Presentado por: Derian Reyes

Los seres humanos en el diario vivir se encuentran inmersos en una serie de situaciones o
problemáticas ante las cuales deben tomar decisiones de cómo actuar, es decir, evaluar la
situación y determinar la acción que tomaran ante la misma. El filósofo prusiano de
la Ilustración Immanuel Kant, trata de lograr el estudio de la moralidad en su máxima
expresión tomando como eje central la buena voluntad. En este ensayo se hablará sobre
distintos conceptos entre los cuales están el imperativo categórico e hipotético, la buena
voluntad, el deber y la libertad.

Dicho autor presenta la buena voluntad como libre de condiciones, esto la diferencia de los
demás bienes. Todo dependerá del uso que se le otorgo a las posesiones, la acción que se
realice con ellos definirá si son buenos o malos. Un ejemplo de esto es la fuerza física, puede
utilizarse para ayudar a los demás y construir cosas, sin embargo, en las personas equivocas
la fuerza física puede acabar con la vida de los demás. En fin, la buena voluntad no se
encuentra condicionada por nada ni por nadie, porque la buena voluntad se define como la
intención de hacer el bien y tiene nada que ver con el resultado, sino que se enfoca en la
buena acción.

Si vemos una persona ahogándose con algún alimento debemos ayudarlo porque es un deber,
ya que ese individuo pertenece a la raza humana y por eso tenemos la obligación de ayudarle
independientemente de conocer la persona o no. Al momento de tomar la decisión de ayudar
a los debemos hacerlo sin esperar nada a cambio porque si es en espera de algo la acción
dejaría de ser moral.

Kant presenta el imperativo que se divide en categórico e hipotético. El primero se define


como una ley universal “actúa de tal modo como si tu máxima fuese universal”, es decir, en
el momento que actuamos de forma incorrecta ya sea robar, engañar una pareja o mentir
debemos estar preparados para recibir la misma acción de los demás. En el momento de hacer
algo lo estamos habilitando o dando permiso a los demás de hacerlo.
El imperativo hipotético se enfoca en los deseos de la persona, se encarga de proporcionar
las reglas en el momento en que se desarrolla una inclinación por algo, un ejemplo de esto sí
quiero jugar basquetbol voy a la cancha, esta situación solo se da cuando quiero jugar.

Un elemento que presenta el autor es la libertad y la define como: “Capacidad de los seres
racionales para determinarse a obrar según leyes de otra índole que las naturales, esto es,
según leyes que son dadas por su propia razón; libertad equivale a autonomía de la voluntad”.
Es tener el libre albedrío para actuar sin que nuestras acciones se vean influencias, por la
sociedad, es decir, amigos, familiares y demás.

En conclusión, debemos actuar de forma desinteresada al momento de ayudar a las demás


personas porque precisamente en eso se enfoca la buena voluntad, en actuar sin esperar nada
a cambio. Debemos tomar en cuenta nuestro deber con y para la sociedad y tratar de unificarlo
con nuestras acciones y enfocarnos en que dichas acciones sean morales de acuerdo a nuestra
responsabilidad.
Bibliografía
Olleta, J. E. (28 de Septiembre de 2004). e-torredebabel. Obtenido de e-torredebabel:
https://www.e-torredebabel.com/Historia-de-la-
filosofia/Filosofiamedievalymoderna/Kant/Kant-Libertad.htm