Anda di halaman 1dari 2

 Sentencia No.

T-578/92
Los servicios públicos "domiciliarios" son aquellos que se prestan a través del sistema
de redes físicas o humanas con puntos terminales en las viviendas o sitios de trabajo
de los usuarios y cumplen la finalidad específica de satisfacer las necesidades
esenciales de las personas. El servicio público es el género y el servicio público
domiciliario es especie de aquél. Y en segundo lugar se concluye que el acueducto es
un servicio público domiciliario. Así pues, la conexión de redes de acueducto y
alcantarillado en un predio que lo habilite para ser ocupado posteriormente por las
personas, no cumple con el requisito relacionado con la satisfacción inmediata de las
necesidades, ya que si bien se trata de un servicio público domiciliario (servicio de
agua), su limitación o el incumplimiento en la prestación del servicio por el Estado, los
particulares o las comunidades organizadas no constituye vulneración o amenaza de
un derecho constitucional fundamental por no encontrarse vinculada directamente la
persona, el ser humano, sino la persona jurídica que contrató.
 Sentencia C-150/03
Al margen de las controversias doctrinarias sobre el paso de un ‘Estado interventor’ a
un ‘Estado regulador’, es claro que el Constituyente de 1991 concibió la regulación en
general y la regulación de los servicios públicos en particular, como un tipo de
intervención estatal en la economía al cual le dedicó un capítulo especial de la
Constitución, el Capítulo 5 del Título XII ‘Del régimen económico y de la hacienda
pública

 C-150 de 2003.
No se puede suspender el servicio público de acueducto cuando se afectan personas en
estado de debilidad manifiesta
 Sentencia T-424/13
-Improcedencia cuando el actor ha hecho uso de una vía ilegal para obtener el
suministro de agua potable
 Sentencia SU.1010/08
Las empresas de servicios públicos domiciliarios no tienen facultad para imponer
sanciones de tipo pecuniario a los usuarios, por cuanto el legislador no las ha
legitimado para ello. En este sentido, la imposición de cobros a ese título ha
comportado una vulneración del derecho al debido proceso de los usuarios y
suscriptores, por desconocer los principios de reserva de ley, legalidad y tipicidad, en
cuanto las conductas, las sanciones y el procedimiento que informan el ejercicio de la
potestad sancionadora y la regulación de los servicios públicos domiciliarios, debían
estar contenidos en la ley.
Sentencia C-060/05
Las empresas prestadoras de servicios públicos domiciliarios pueden ser de carácter
público o de carácter privado. La actividad fundamental de dichas empresas, radica
en la prestación de los servicios públicos de carácter domiciliario. Pues bien, dicha
prestación a la luz de lo establecido en el Art. 365 Constitucional debe ser Eficiente.
La prestación aludida, no implica que se realice de manera directa por el propio
Estado. Es decir, la prestación de estos servicios puede ser efectuada por comunidades
organizadas o por particulares o por el mismo Estado. No obstante, en cualquiera de
los dos casos se exige que esta se desarrolle de manera eficiente. Entendiendo por tal
la capacidad que tiene el Estado directa o indirectamente para que, a través de los
servicios públicos domiciliarios, se consiga el efecto determinado por la Constitución,
el cual consistente en la protección y garantía de los derechos fundamentales
constitucionales.

 Sentencia T-281/12
La existencia de una vía especial para la resolución de los conflictos que pueden surgir
entre las empresas prestadoras de servicios públicos domiciliarios y los suscriptores
potenciales, los suscriptores o los usuarios. (…) no obsta para reiterar lo afirmado por
esta Corporación en el sentido de que los servicios públicos domiciliarios son
susceptibles de protección por vía de tutela en aquellas circunstancias en las cuales se
afecte de manera evidente derechos y principios constitucionales fundamentales, como
la dignidad humana, la vida, la igualdad, los derechos de los disminuidos, la
educación, la seguridad personal, etc.

 Sentencia T-198/16
La Ley 142 de 1994 regula las condiciones, competencias y responsabilidades en
relación con la prestación de los servicios públicos domiciliarios, principalmente, en lo
que tiene que ver con las obligaciones que tienen las personas jurídicas y naturales en
el aseguramiento de los fines establecidos en la Constitución y en la prestación
eficiente de los servicios públicos domiciliarios. Esta ley contempla como responsables
de dicha prestación: (i) al Estado y a los municipios, (ii) a las empresas prestadoras de
los servicios públicos y (iii) a los urbanizadores. El Estado es el primer responsable de
la prestación de los servicios públicos, ya sea en forma directa o indirecta, mediante
comunidades organizadas o particulares. No obstante, conserva su facultad de
regulación, control y vigilancia en la prestación de los mismos.